You are on page 1of 12

ENSAYO

PSICOLOGIA COMUNITARIA DE ESTADOS UNIDOS, EUROPA Y AMERICA
LATINA

PSICOLOGÍA COMUNITARIA EN ESTADOS UNIDOS
Institucionalmente el origen del movimiento comunitario en psicología data de
febrero de 1963, cuando el presidente John F. Kennedy demanda ante el congreso
norteamericano un “nuevo y atrevido enfoque” para resolver los problemas de
salud mental instando a la aprobación de la legislación que creaba los “Centros de
Salud Mental Comunitaria”. Esta demanda de un nuevo enfoque con su rol
implícito, se cristaliza en la llamada “conferencia de Boston” en 1965 (Bennet,
Anderson y otros 1966). En esta conferencia nuevas concepciones sobre la
naturaleza de la enfermedad mental, la influencia de factores ambientales sobre la
conducta, y la importancia de involucrar a la comunidad en los programas de
tratamiento fueron resaltadas por los participantes (Iscoe, Bloom y Spielberger,
1977).
La conferencia de Boston se constituyó en un ejercicio de imaginación sobre los
posibles papeles que podría desempeñar el nuevo psicólogo y las estrategias
académicas para crear ese rol. Se partía de la formación básica del psicólogo
clínico y se buscaba ampliar sus horizontes para que se volviese generalista. Para
ello tendría que formarse en áreas tales como teoría del sistema social, la
organización de la comunidad, la planeación de la ciudad, la bioestadística, los
métodos de consulta, la ecología humana y la epidemiología, la investigación
evaluativo, la intervención en crisis y la prevención. Con ello se suponía que el
psicólogo comunitario estaría capacitado para verse envuelto en los procesos de
la comunidad y a la vez conceptualizar sobre dichos procesos. De esta forma el
nuevo rol del psicólogo el de un “conceptualizador participante” (Bennet,
Anderson, Cooper, Hazlo, Klein y Rosenblum, 1966,). Igualmente se enfatizó la
importancia de que el nuevo profesional llegase a trabajar conjuntamente con
otros profesionales relacionados con la comunidad.
Spielberger e Iscoe en 1970 , consideran que en un período relativamente corto
han surgido multitud de nuevos papeles para los psicólogos de la comunidad,
destacando tres de ellos: La consulta en salud mental, la conceptualización
participante y el servir de agentes de cambio social.
En el papel de consultor de la comunidad, el psicólogo es principalmente un medio
para asistir a los “cuidadores” de la comunidad (Caplan, 1964 ), que son asimismo

Diseñador de programas de intervención y cambio social. El proceso en esta etapa se denominó como de “Amplificación cultural” (Rappaport. Este papel convierte al psicólogo en agente de cambio social al integrar la preparación recibida con los conocimientos producidos por la evaluación del problema para presentar a la comunidad un programa de acción al utilizar los recursos de la propia comunidad lleve al cambio social. pero que tienen poca preparación en salud mental. La evaluación es prerrequisito básico para la intervención social planificada.profesionales en posición de asistir a los miembros de la comunidad en la lidia con diversas situaciones tensas. 1991 ). es decir cuanto toma medidas directas para resolver un problema que ha identificado. Dentro de los diferentes roles que podrían ser desempeñados por el psicólogo comunitario que se derivan de ese proceso de construcción norteamericano se encuentran: 1. comunidades. sin asumir ninguna responsabilidad por la implementación del plan resultante. Evaluador de necesidades y programas. el psicólogo de la comunidad vuelve al papel de consultor de la salud mental y de esta manera ayuda a formular los programas para hacerle frente. Un análisis apropiado de un sistema social debe dar a conocer: 1) El problema o necesidad. El papel de conceptualizador participante requiere del profesional de la salud mental que “ayude a los líderes de la comunidad a analizar y esclarecer los problemas de la salud mental en términos de las variables del sistema social. El papel de agente de cambio social lo realiza el psicólogo de la comunidad cuando intenta modificar un sistema social. Es el punto de partida para la solución de problemas. y 4) los recursos del sistema. 2) los factores implicados en su generación y mantenimiento. 3. y la responsabilidad social de los interventores. organizaciones e instituciones. La consulta es una relación triádica en que el consultor entra en contacto personal y limitado con una persona o sistema (consultante) para resolver los problemas de un tercero. 2. reconocidos y propios de la tradición y formación del psicólogo frente a otros profesionales. A partir de Caplan . Analista de sistemas sociales. Una vez que el problema se ha definido. al ser calificado de “participante-conceptualizador” en tanto que pasa a ser un promotor de la acción social. Es el rol más practicado en Salud Mental. a la vez que continúa siendo un profesional o un científico. Consultor de salud mental y desarrollo organizacional. 1991 ). Es uno de los roles comunitarios mejor perfilados. Según este autor esta característica le permite percibir la realidad más objetivamente y sentirse libre de las convenciones y expectativas sociales del grupo (Sánchez. El analista social deberá ser capaz de ve los problemas desde el punto de vista de los afectados y tener capacidad de cuestionamiento cultural en cuanto a su análisis y generar soluciones innovadoras distintas a las establecidas o “institucionales” (Sánchez. El rol del psicólogo se hace doble. 1997 ). Grupos. Sobre ella descansa la legitimación de la teoría y praxis comunitaria. 4. 3) los procesos de mantenimiento y reproducción del sistema así como los de cambio y dinamización.

Mediación y Relaciones Humanas. etc. catalización y facilitación del cambio social. educación. 6. Michael Foucault hace una revisión a las relaciones existentes entre el poder y el saber. Allport) o la formulación sintética de salud mental positiva de Jahoda. 1991 ). por oposición al “universal”. 1991). y plantea el tema de la función política del intelectual. El concepto no ha sido apenas trabajado o desarrollado con excepción de los aportes de la PsicologíaHumanista (Maslow.(1970) se admiten tres variantes según se centre en el cliente (tercero). Desarrollo de recursos humanos. por desempeñarse en un sector determinado. contemporáneamente al surgimiento de la psicología de los Estados Unidos se dio un movimiento similar. 1977 ) señala al psicólogo comunitario como un agente de cambio social que se implica conjuntamente con los sujetos que solicitan la intervención. salud. El papel de activador o agente facilitado r del cambio y experimentación social. En el contexto del discurso de Foucault. etc. apoyo y autoayuda. a la vez que da el protagonismo de la acción a los sujetos demandantes. roles. Se propone el desarrollo de potencialidades o recursos existentes en personas y grupos. valores. en puestos precisos donde lo sitúan sus condiciones de . conjuntamente con el de analista social fue uno de los roles asignados al psicólogo comunitario por la conferencia fundacional de Boston (Bennet. PSICOLOGÍA COMUNITARIA EN EUROPA En el contexto europeo. La organización y dinamización comunitaria. y grupos de crecimiento y sensibilización (Sánchez. dentro de la cual se incluye al psicólogo. con la diferencia que allí se consideró a los problemas como de orden político y ético que cuestionaron profundamente la sociedad del momento. La función básica es mediar entre los intereses o partes de un sistema u organización o entre una comunidad y la administración pública o los detentadores de recursos y servicios. intereses. Rogers. 7. Implica innovación y experimentación social. Desarrollo personal y poblacional a través de la terapia. La condición para que esta función sea apropiada (y la estrategia que defina eficaz) es que el problema o conflicto (de poder. Como rol se diferencia del de terapeuta y de supervisor. explicitando las asunciones implícitas o agendas subyacentes. 1991 ). Rappaport. con los que comparte rasgos comunes (Sánchez. 1965. 5. se cuestiona la concepción marxista de las superestructuras y las infraestructuras ideológicas y políticas y se replantea la función política del intelectual y el técnico en el manejo de la relación saber/poder. Es así como a partir del análisis que se hace sobre el poder que se distribuye por todo el tejido social. (Sánchez. Este rol tiene un carácter más educativoformativo que técnico.) esté originado por deficiencias relacionales y de comunicación (a nivel de grupos o subsistemas sociales. al psicólogo le corresponde la categoría de “intelectual específico”. consultante o programa. estilos. no necesariamente individuos) pudiendo por tanto ser abordado y resuelto facilitando la relación y comunicación entre ellos. Negociación.

los intereses. encontró tres tipos de interacción que producen tres formas de conceptualización diferentes: 1. o sea produce comunicación. . El trabajo a nivel institucional con comunidades implica interacciones con otros profesionales y colegas. las demandas sociales. los cuales transforman la organización. los técnicos de la salud mental activan toda la red de relaciones que estructuran el sistema de acción institucional y dinamizan las competencias. De esta manera se encuentran implicados y movilizados los sujetos sociales como actores del cambio: los pacientes. La conceptualización es empirista. ocupa un lugar de poder dentro de las instituciones y en su relación con las personas con quienes trabaja implementa un cierto régimen de producción de las verdades a partir de las cuales interviene como profesional. las relaciones y las reglas del propio juego. Se plantea así una nueva concepción del rol del profesional: Los actores principales del proceso de desinstitucionalización son ante todo los técnicos que trabajan en el interior de la institución. los políticos. los poderes. por lo general sus interacciones con la comunidad están definidas y mediadas por políticas y programas oficiales. psicólogos. pero de una especificidad que está ligada a las funciones generales del dispositivo de la verdad en una sociedad como la nuestra. El trabajo a nivel de base con las comunidades donde se da una interacción directa entre el psicólogo y diversos sectores de la comunidad. adquiere una gran experiencia y sus conceptos se refieren al contexto de la cultura popular y sus representaciones de la realidad. El psicólogo como técnico o intelectual específico. Aquí el psicólogo recibe demandas directas de la comunidad y desarrolla un compromiso social frente a los problemas reales de la misma. enfermeros. Este modo de practicar la desinstitucionalización suscita y multiplica las relacione. Sobre esta base también los pacientes se vuelven actores y la relación terapéutica se transforma en un recurso de poder que es utilizado también para reclamar su responsabilidad y poderes a otros actores institucionales cercanos y lejanos de los administradores locales responsables de la salud mental. los técnicos de las estructuras sanitarias. en el contexto de un cuerpo social donde el poder está diversamente distribuido. no pueden sino advenir juntos (Rottelli y otros 1986. Aquí el nivel de conceptualización es más elaborado aunque haya poca aplicación de enfoques psicológicos en la interpretación de la realidad comunitaria. 2. En otras palabras. “El intelectual ocupa una posición específica. Funciona o lucha a nivel general de este régimen de la verdad tan esencial a las estructuras y el funcionamiento de nuestra sociedad” (Foucault). etc. etc.) PSICOLOGÍA COMUNITARIA EN AMERICA LATINA A partir de las investigaciones realizadas por el autor.trabajo. los sujetos políticos institucionales y no institucionales. desarrollista sobre la base de representaciones institucionales de la realidad. ejercitando activamente su rol terapéutico como psiquiatras. ya que el cambio de las estructuras y el cambio de los sujetos y de su cultura. etc. solidaridad y conflictos.

Es necesario ganar espacios de acción social en la medida que las condiciones históricas lo permitan. El proceso de cambio social le está exigiendo al psicólogo una postura diferente respecto de su trabajo por lo que debe reconceptualizar su rol y sumergirse en el proceso histórico que está viviendo. A través de la identificación de diversos criterios comunes. Sin embargo el autor plantea que los marcos conceptuales hacen desaparecer la especificidad de los problemas comunitarios al no tener en cuenta la dimensión cultural e histórica de los mismos. Debe promover la transformación institucional para que estas estén al servicio de la dinámica de la comunidad y evitar que la comunidad sea utilizada en función de la imposición de los intereses y políticas institucionales que no responden a sus necesidades. El psicólogo comunitario deber tener en cuenta los puntos de vista de otras disciplinas y trabajar conjuntamente con estas para así abarcar de una manera integral los aspectos relacionados con la problemática comunitaria. estableciendo con las comunidades una relación indirecta y a distancia. . 6. 2. que es lo que les da su significado. Aquí el psicólogo trabaja en la elaboración de proyectos y programas comunitarios y de investigación. 4. 3. Ubicación del psicólogo como un agente de cambio social y como un facilitador de procesos que apoyen la autogestión de la comunidad en la solución de sus problemas.3. Se da una estrecha relación con instituciones legitimadoras que permiten que se amplíen u compartan universos simbólicos a partir de la interacción con otros psicólogos lo que al parecer conlleva el fortalecimiento del ejercicio del rol profesional. El trabajo interdisciplinario con proyección sobre la comunidad implica interacciones entre diversos profesionales. ni a sus valores culturales. que esté basado en procesos activos de participación comunitaria y que permita superar la concepción y el modelo del trabajo clínico. 5. Observar la problemática del individuo y el grupo dentro del contexto real de su situación social. 7. Se destaca el trabajo interinstitucional que a veces afecta el contexto nacional e internacional. promoviendo la realización efectiva de las políticas de participación social vigente en el momento. El desempeño de un trabajo netamente grupal. El psicólogo comunitario debe ser un mediador entre las demandas de la institución y las necesidades y problemas reales de la comunidad. el autor presenta los siguientes elementos que hacen posible la definición del rol del psicólogo comunitario: 1. teniendo en cuenta la múltiple determinación de su problemática. Aquí se realiza una conceptualización desde teorías formales y abstractas sobre la realidad. El psicólogo comunitario debe asumir el nivel de investigación sobre la realidad comunitaria y colocar esta al servicio de los intereses de la comunidad.

el cual era un marco estrecho que no satisfacia las necesidades de atencion psicologica que requeria el hombre de esta epoca. 1977). se respetan diferencias individuales. la guerra en contra de la pobreza y los arrestos y demostraciones de los estudiantes universitarios como acontecimientos separados pero relacionados entre si. esto requiere. 1985). que produjeron la disposicion y hasta entusiasmo de los psicologos por ampliar sus ideas acerca de lo que es posible que puedan realizar las profesiones de asistencia para promover el cambio social. Cada comunidad tiene derecho a mantener sus propios valores. y se considera que no existen personas de culturas inferiores y cada una de ellas tiene derecho a recibir una porción justa de los recursos de la sociedad PSICOLOGÍA COMUNITARIA DE ESTADOS UNIDOS EN LA ACTUALIDAD En Estados Unidos su aparicion en la decada de los 60. por consiguiente. y Aportarle a la Psicologia un nuevo modelo que le hiciera romper con los .Los estudios sobre el stress 3. . ya que estos aspectos son necesarios para una sociedad de la diversidad y no de la conformidad. su propio estilo y a controlar sus propias instituciones. Las autoras mencionan que debe convertirse en un agente de la comunidad local. Antecedentes Entre los antecedentes cientificos mas importantes en el surgimiento de esta corriente se encuentran: 1.tecnico. el poder y el control sobre sus propias vidas.Para finalizar.El movimiento de salud comunitaria Los antecedentes socio. Fue una epoca donde se desarrollaron fuertemente los movimientos de los derechos civicos.La Psicologia Clinica 2. Con estas premisas es que surge la Psicologia Comunitaria con los siguientes objetivos: a Tratar de sacar a la Psicologia de la crisis teorica y metodologica en que la hablan sumido tendencias anteriores. (De la Torre. (Rappaport. las crisis urbanas. inmerso en un mundo de cambios constantes.politicos son las distintas manifestaciones del activismo social que caracteriza a los Estados Unidos en la decada de los 60. que trabaje para proporcionar a las personas socialmente marginales los recursos. se presenta la breve síntesis que hace Lara y Ocampo frente al rol del psicólogo comunitario. tanto en el orden social como en el cientifico . La importancia de este hecho cientifico es que la Psicologia Comunitaria abre el camino para un vuelco teorico y metodologico al enfoque de atencion individualista que existia. la ideologia separatista de los negros.

.estrechos marcos del individualismo. a partir de su capacidad de generar acciones colectivas. la familia. No centrarse solo en la atencion de los conflictos. la cual puede tener diferentes alternativas. Valorar como hecho importante que los programas de accion comunitaria tienen que definirse por las necesidades especificas de esa comunidad. por lo que se persigue lograr su ajuste partiendo del respeto a su diferencia cultural. No se puede olvidar que tambien existieron objetivos de tipo politico de utilizar la Psicologia como un arma mediatizadora de explosiones y conflictos sociales. el centro laboral. quien facilita los cambios en el grupo. sino dirigirse hacia la prevencion de enfermedades. religion. Considerar el papel activo de los seres humanos en la solucion de sus problemas de salud. El anlisis de los factores sociales para toda atencion de salud. Crear el rol de enlace.Partian del hecho de que es necesario encaminar la atencion de salud hacia las comunidades donde viven determinados grupos humanos que se diferencian del resto de la poblacion norteamericana por poseer una cultura diferente. lider o agente multiplicador y cuya tarea es provocar en la comunidad los necesarios cambios en la estructura social que posibiliten el reajuste emocional de los grupos. la escuela. etc. Desechar los enfoques individualistas en la atencion de salud. A esta recien nacida Psicologia Comunitaria se le designa principalmente a brindar atencion psicoligica a los grupos humanos desajustados por ser diferentes dada su etnia. desplegandose hacia las comunidades. sin necesidad de que mejoren los recursos materiales. Pese a estos aspectos negativos se puede decir que tambien tuvo aciertos importantes como son: Ir hacia un enfoque integral de toda enfermedad. cultura o posicion social al resto de la sociedad (Rappaport. 1977) . En su propuesta teorica se observan criterios clasistas y discriminatorios que tergiversan el verdadero caracter cientifico de esta corriente. sino a traves de la reorganizacion de los servicios. Crea las bases de un cuerpo teorico tan necesario para el desarrollo de toda . a traves de la intervencion social. pero partiendo del criterio de que estas personas no pueden recibir pasivamente las soluciones. sino que tienen que convertirse en individuos activos para resolver sus problemas. elaboradas o seleccionadas por una persona que ejerce la funcion de enlace. El enfasis de tratar a la comunidad sobre la base de las relaciones interpersonales de sus miembros. . debido a su composicion etnica y posicion social y que por estas razones son individuos desajustados emocionalmente con respecto a la sociedad en que viven. la iglesia.

aún titubeantes. en la comunidad: trabajadores sociales. En concreto. junto con algunas iniciativas privadas. asistentes sociales y voluntarios. la Constitución de 1978. León y Martínez en 1987. ayuntamientos y diputaciones crearon gabinetes psicopedagógicos. caracter activo de los individuos. justamente. Sin embargo. educadores de calle. Un hito en el ámbito de la Psicología comunitaria en España es la publicación de los primeros manuales relacionados específicamente con la disciplina. intervencion y enlace. En estos centros surgieron equipos en muchos casos interdisciplinares. una característica fundamental de la disciplina en España con relación a los países anglosajones y otros países europeos. propiciaron el que un gran número de profesionales se encontrara trabajando. por los ochenta. Ésta es. los que ya en la década de los noventa se convertirán en el escenario más frecuente de las intervenciones comunitarias. las transformaciones políticas que tienen lugar en España en los años setenta contribuyen en gran medida a su desarrollo. la descentralización del poder central hacia las comunidades autónomas y la puesta en marcha de ampliaciones importantes en la cobertura de prestación de los Servicios Sociales. que por los primeros años ochenta estaba dando todavía sus primeros pasos. que intentaron. de forma progresiva serán los servicios sociales comunitarios. animadores socioculturales. por cuanto se proponia superar el caracter individualista y clasista de toda la Psicologia anterior. al que siguieron . en el ámbito de la Psicología social. dar una orientación comunitaria a su trabajo. fundamentalmente. El enfoque comunitario llega a America Latina como el paradigma ideal par solucionar los conflictos individuales y sociales.ciencia. en mayor o menor medida. planteando conceptos esenciales que se han mantenido en el tiempo como son: comunidad. el primero de estos libros es el de Intervención Psicosocial de Barriga. No hay que olvidar que la creación de estos centros se anticipó a la existencia de una formación académica en Psicología comunitaria en las universidades españolas. ampliando su campo de accion a las capas sociales mas oprimidas y no animaba a los psicologos el deseo de ser utilizados como agentes desideologizadores y de control social. convirtiéndose rápidamente en referentes obligados en los ámbitos académico y profesional. se ha visto propiciado por los cambios sociales y políticos que se producen en este país. que tiene lugar a finales de la década de los ochenta y principios de la de los noventa. centros de salud mental y servicios sociales comunitarios. incluyendo los gabinetes psicopedagógicos. Durante los años ochenta. psicólogos. en los que su nacimiento y desarrollo tiene lugar en los departamentos de personalidad y clínica. ya por los años setenta y. al igual que comentábamos en los apartados previos respecto del contexto anglosajón y el latinoamericano. LA PSICOLOGIA COMUNITARIA DE EUROPA EN LA ACTUALIDAD El desarrollo de la Psicología comunitaria en España es bastante reciente y. incluyendo Italia y Portugal. Así. En concreto.

pese a la existencia de características capaces de sugerir la identidad de una nueva disciplina. de Sánchez (en 1991 publicará una nueva edición revisada y ampliada). En estas fechas también ven la luz los resultados del 12Gonzalo Musitu Capítulo I Surgimiento y desarrollo de la PCencuentro celebrado en Valencia en 1989 para analizar el estado de la disciplina (Musitu. En los años siguientes. como son el apoyo social. Era difícil identificar en ese período. Bases conceptuales y métodos de intervención. destacamos áreas para su futuro desarrollo. ciertos acontecimientos han contribuido en gran medida al importante desarrollo de esta disciplina en nuestro país. la evaluación de programas. Este trabajo parte de una extensa revisión de literatura. Esta dificultad permanece en la actualidad. por ejemplo. que respondieran a los valores. 1985). presentamos y analizamos de manera crítica una serie de controversias en la disciplina. Así. las intervenciones en el ámbito familiar. los grupos de autoayuda. Por último. los libros publicados en nuestro país aumentan considerablemente en número y en especialización. la estructura socioprofesional que ha permitido y sustentado su surgimiento y las intervenciones que surgen desde los mismos. Es pertinente aclarar que en ésta incluimos todo trabajo ubicado por sus autores/as al interior de la . en tanto existe un cuestionamiento en torno al surgimiento de un nuevo paradigma que sea capaz de regir a la Psicología Comunitaria en nuestro contexto. etc. Programas y experiencias de Musitu (1193) y sus colaboradores.Psicología Comunitaria de Martín. comienzan a editarse también libros centrados en aspectos más específicos. En segundo lugar. Berjano y Bueno. objetivos y preocupaciones que la caracterizaban y que guiaban su práctica. Chacón y Martínez en 1988 y Psicología Comunitaria. Hacia un modelo de servicios sociales de acción comunitaria de Bueno (1991) e Intervención Psicosocial. la presencia de marcos conceptuales específicos desarrollados desde la Psicología Comunitaria. junto con los libros relacionados con aspectos conceptuales y descripción de modelos teóricos generales. A continuación. y discutimos estrategias concretas para facilitar dicho proceso. PSICOLOGÍA COMUNITARIA EN AMERICA LATINA EN LA ACTUALIDAD La Psicología Comunitariá en América Latina se caracterizó en sus inicios por un crecimiento vertiginoso (Serrano-García y Alvarez. del mismo año. 1990) así como algunos libros en los que se incluye la descripción de programas y experiencias prácticas como. Nuestro primer objetivo en este trabajo es describir el estado actual de los marcos conceptuales de la Psicología Comunitaria en América Latina. Programas de prevención e intervención comunitaria de Sánchez (1993). analizaremos algunos de ellos a partir de los siguientes puntos: la presencia de la disciplina Psicología comunitaria en la mayor parte de las universidades y la consolidación de líneas y equipos de investigación. La situación actual de la Psicología comunitaria en europa En los últimos años.

Marín. enriqueciendo y ampliando sus parámetros. SerranoGarcía. que remite a elementos de la estructura socio-profesional sobre la cual se erige y sostiene la disciplina. La información hasta ahora presentada. México. Cuba. 1987. 1990). fuerzas históricas. entendemos que en los incluidos conseguimos lecturas sólo de algún programa. Esto se observa tanto en su contenido. Considerando las diferencias particulares de nuestros países. Marín. están más concentrados en sus respectivos países que los del post-grado. Marín. normas profesionales y el surgimiento de programas académicos y organizaciones profesionales (Kuhn. la perspectiva comunitaria se ha integrado a cursos dentro de programas del pregrado en Brasil. Tovar. 199 1. 1972). Krause. 1987. En esta sección trabajaremos específicamente con información referente a este último aspecto que incluye los siguientes elementos: aspectos sociopolíticos. Silva y Undurraga. 1991) y (c) lograr la . Montero. Dadas las dificultades en la producción y difusión de información pertinente. 1988. Metas y valores Los intentos de desarrollo de la Psicología Comunitaria en nuestros países están guiados por metas similares que es necesario esbozar prioritariamente. 1990. Entendemos que esta variedad es positiva y que aporta flexibilidad y apertura al interior de la disciplina. cabe mencionar que no presentamos una visión de la totalidad de la Psicología Comunitaria en América Latina. Fuentes. Además de la posibilidad de haber excluido países. (b) ampliar el nivel de análisis e intervención de la Psicología desde una perspectiva interdisciplinaria (Ferullo. Colombia. 1991. cabe cuestionarse en qué niveles de desarrollo se encuentra cada uno de ellos y en qué medida este proceso se ha generalizado. y en algunos casos sólo de un período de tiempo particular. obtuvimos lecturas de sólo nueve países. si bien son más numerosos. Es pertinente aclarar que los programas del pregrado. intervención o autor/a específico. República Dominicana y Puerto Rico (Garita y Vargas. que en este caso «representa» a su país. En la actualidad. 1988). 1990. López y Rivera-Medina. como en la estructura socioprofesional que la sostiene. Costa Rica. Serrano-García. 1991. Perú y Puerto Rico y existen programas post-grado en Argentina. Colombia. Kennedy y Campbell. Somos de opinión que el nombre que toma la disciplina en diferentes países depende de los orígenes particulares que le motivaron. Estado actual de la disciplina El desarrollo de la Psicología Comunitaria ha sido particularmente evidente durante los pasados diez años. sugiere un proceso acelerado de crecimiento que ubica a la Psicología Comunitaria en nuestros ámbitos en un período de fortalecimiento y consolidación. Programas Académicos De igual manera ha incrementado la incursión de la Psicología Comunitaria en el ámbito académico. de las intervenciones que gesta o de la interacción de estos factores.Psicología Comunitaria. Por otro lado. sf. 1989. No intentamos por consiguiente presentar una definición de la Psicología Comunitaria. 1987. Veamos. de la postura teórica que predomina. López y RiveraMedina. Sorín y Tovar. Costa Rica. México. Perú. Brasil. Estas incluyen: (a) facilitar el cambio social a través de la concientización y participación de todas las personas involucradas (Barba y Moch.

Serrano-García. 1985). Se menciona además que este cambio debe generar relaciones de poder horizontales y un sentido de solidaridad. 1987. 1991. Por último. López y Rivera-Medina. 1991. y la necesidad de desbancar el rol de experto/a en que se ha ubicado generalmente el/la psicólogo. sf. y de la teoría y la práctica (Banchs. Granada. López y Riera-Medina. 1990). 1980. 1989. 1991. y con estados de desarrollo disciplinario tan variado? . de la Torre Calviño. desprofesionalizando su actividad (Banchs. Wiesenfeld y Cronick. Las diferencias pueden deberse al marco teórico del cual parte el/la autor. Serrano-García. a su contexto social o a sus valores individuales. 1991. Marín. encontramos el compromiso con los sectores menos favorecidos de la sociedad (Barba y Moch. El interés en ampliar el nivel de intervención está basado en la necesidad de entender al ser humano desde una visión de totalidad y dentro de su ubicación socio-histórica (Barba y Moch. Montero. Una segunda guía valorativa es la creencia de que las comunidades tienen los recursos o potencialidades para identificar sus necesidades y problemas y para resolverlos (Barba y Moch. liberación o emancipación humana (Banchs. Son identificables también. 1991). Saforcada. Saforcada. Maurer y Sawaia. Silva y Undurraga. Serrano-García. la participación comunitaria es un concepto central. Tovar. 1990. Barba y Moch. 1987) o como una forma de contrarrestar los factores internos generados por el subdesarrollo y la dependencia (Maurer y Sawaia. 1984. Tovar. 1990). 1990. Krause. López y Rivera-Medina. sf. No podemos continuar sin preguntarnos ¿Coincidimos con estas metas? ¿Son ellas el resultado de un momento histórico particular y deben por lo tanto reconsiderarse? ¿Podrían los valores expuestos generar metas diferentes? ¿Está el compromiso de psicólogos y psicólogas comunitarias atado a esas metas y valores? ¿A qué se debe el consenso abrumador en cuanto a metas y valores en países aparentemente tan disímiles. independientemente de la definición de cambio. Esto requiere que el trabajo rebase las explicaciones psicológicas de los fenómenos y que las intervenciones incluyan su ambiente. Krause.integración del conocimiento científico y el conocimiento popular. Krause. como un proceso de autogestión que da paso a la autodeterminación. Examinemos cada una de estas metas con mayor detenimiento. 1991. 19%. 1990. sf. Maurer y Sawaía. responsabilidad y pertenencia del individuo a la comunidad (Marín. 1990). 1991. Sánchez. No se concibe la posibilidad de alcanzar las metas mencionadas sin que las personas involucradas participen en alguno o todos los procesos de la intervención-investigación. 1990. 1988. 1988. 1987. 1987) y con la solución de los problemas socioeconómicos que les aquejan (Marín. Granada. En primer lugar. unos valores comunes que subyacen a estas metas. 1991). López y Rivera-Medina. los valores que subyacen el tercer objetivo son el respeto por el conocimiento y la cultura popular. 1991. El cambio social al que se refiere la primera meta es definido como una mejoría en las condiciones o la calidad de vida de las personas (Ferullo. 1991. Montero. Newbrough. En todos los casos. Barba y Moch. 1989. Serrano-García. 1990. Silva y Undurraga. 1990. 1991. Silva y Undurraga. 1990. Roldán y Kornblit. 1989). 1991).