18

EL MUNDO / LA CRÓNICA DE LEÓN, SÁBADO 16 DE JUNIO DE 2007

LEÓN

LA ENTREVISTA DE LA SEMANA..

M
P.— ¿Por qué aceptó encabezar la lista del PP al Ayuntamiento de León sabiendo que era difícil conseguir la Alcaldía? R.— Acepté por responsabilidad, en primer lugar. Es cierto que cuando me lo planteó el partido en Madrid, las encuestas nos eran desfavorables. También es cierto que aquellas mismas encuestas decían que si no encabezaba yo las perspectivas electorales para el PP eran muy complicadas. Fue una decisión complicada. Pero se me pidió un esfuerzo personal en aras a intentar ganar las elecciones y lo acepté con toda la ilusión del mundo. Puedo asegurar que desde el día siguiente a aceptar aquello, aun conociendo encuestas complicadas, tuve la ilusión de ganar las elecciones hasta el último día. P.— ¿Por qué no se fue por la puerta grande cuando pudo? R.— Yo no me marché por ninguna puerta. Y cuando me marche me marcharé por la puerta grande. Yo tengo la conciencia tranquila. Creo que he hecho una gestión limpia. Intelectualmente y personalmente, honrada. Creo que he trabajado por esta ciudad como nadie puede discutir y gracias a ello esta ciudad se ha transformado y se ha mejorado muchísimo. No tengo ningún tipo de resentimiento, ni considero

LA ÚLTIMA ENTREVISTA COMO ALCALDE. El durante 12 años regidor del Ayuntamiento de León dice afrontar su nueva etapa, en la que, pese a lo anunciado, se mantendrá al frente de la oposición, con tranquilidad y, «extrañamente, sin ningún tipo de

tristeza». Asegura que ha garantizado al que desde hoy será investido como alcalde, el socialista Francisco Fernández, que «no vamos a crispar la vida municipal». Amilivia opina que el pacto de gobierno PSOE-UPL va a ser estable.

ARIO AMILIVIA / Alcalde de León en funciones

«Hay personas dentro de mi partido que llevan tiempo trabajando para que todo salga mal»
Por DANIEL ÁLVAREZ. Fotos SECUNDINO PÉREZ
lista de integración. No tengo ninguna queja del comportamiento de Isabel Carrasco en relación a mi candidatura. Decía Confucio que los caballeros, cuando algo va mal, se echan la culpa a sí mismos y los hombres ordinarios, entre comillas, echan la culpa a los demás. Yo no soy partidario de echar la culpa a nadie. Nosotros hemos participado en unas elecciones municipales donde, objetivamente, tenemos que decir que el PP ha perdido las municipales en León capital, ha perdido las municipales en la provincia, ha perdido las autonómicas por primera vez en 20 años... Hemos mantenido porcentajes de votos muy similares a hace cuatro años, todos, pero hemos perdido todos las elecciones. Arrastramos una situación en la que también hemos perdido las últimas generales y las europeas. El PP lo que tiene que hacer ahora es un ejercicio de responsabilidad solidaria y me atrevería a decir que un tanto crítica, entre todos. Pero no se puede atribuir ningún tipo de especial responsabilidad, porque aquí, más o menos, lo que ha ocurrido es homogéneo, y como es homogéneo lo que hay que hacer es analizar lo que ha ocurrido en la provincia y sobre eso tengo las ideas bastante claras. P.— ¿Qué está ocurriendo? R.— Lo que está ocurriendo es que, efectiva-

«Mi partido no tenía que consultarme para ofrecer la Alcaldía de León a la UPL, porque soy el primero en aceptar que hay una estructura por encima de mí»

«UPL puede encontrarse con que gobierna en León con quien no gobierna la Diputación, ni Castilla y León ni, a lo mejor, España tras las generales»

que haya nada negativo. Nosotros en estas elecciones hemos tenido, básicamente, los mismos resultados que hace cuatro años. Si hace cuatro años teníamos 38,50% en estas hemos tenido el 37,55% de los votos. Hemos perdido 95 centésimas con el aparato del Estado, con todo el PSOE volcado en León intentando ganar estas elecciones municipales. Aún así hemos mantenido un resultado totalmente digno. Distinto es lo que ha ocurrido con el traspaso de votos de la UPL en favor del PSOE, que son los que han invertido los resultados electorales de otros comicios. Hemos mantenido un resultado perfectamente digno para que nadie tenga que estar ahora aquí sacando las cosas de quicio. P.— ¿Qué papel jugó la presidenta provincial del PP, Isabel Carrasco, en la decisión de presentarse? R.— Yo distinguiría dos etapas. En la primera etapa hubo reticencias, como es público, a que yo fuera candidato. A partir del momento en el que yo fui designado candidato. Isabel Carrasco ha sido leal conmigo y pactamos una

mente, aquí hay el llamado efecto Zapatero. Ha habido una apuesta del Gobierno central, real o virtual, pero que se ha trasladado a un grupo de electores que creen que hoy es el momento de dar su confianza al PSOE. La mejor expresión de todo ello son la aplicación de los datos en las distintas elecciones. ¿Cómo hay 3.773 señores en León capital que con una papeleta votan al PSOE en las municipales y con otra votan a la UPL en las autonómicas? Es decir, el PSOE, con el llamado efecto Zapatero, está limando los votos de la UPL. Y el PP, que ha sido un partido que ha hecho muchísimo por León, que ha invertido, que ha transformado la provincia con autovías, autopistas, suelo industrial, previsiones ferroviarias... sin embargo, hoy no está siendo capaz de trasladarlo a muchos ciudadanos. A mi juicio, el llamado efecto Zapatero es fundamentalmente un efecto virtual. P.— ¿Durante la campaña electoral, se ha sentido arropado por todo el PP o siente que alguien le ha traicionado? R.— En la presidenta o el secretario del par-