You are on page 1of 8

LA TOLERANCIA COMO SUBSIDIO

José DE ARMAS DÍAZ

.

C u a n d o se m e propuso hacerme cargo nada menos q u e d e la
moderación de un foro, l o primero que se m e v i n o a l a mente f u e
la confesión que el gran maestro D o n o s o Cortés h i z o en cierta
ocasión al Conde Raczynski: «Soy harto r í g i d o y dogmático pata
convenir y o a nadie y para que nadie me convenga a mí. Sé muy
bien la necesidad imperiosa q u e todos sienten d e transigir, d e bordear, d e ceder, para vencer obstáculos; pero y o desprecio t o d o esto
corno otro desprecia la virtud»

(1).

Es frase que podría repetir ahora a ustedes si y o n o supiera
que todos los que asistimos a estas maravillosas jornadas d e estudio
y reflexión convenimos e n todo. de manera' dogmática

e incluso

rígida. Por ello precisamente n o me f u e difícil aceptar esta pequeña responsabilidad, y por ello precisamente os p i d o el subsidio de
vuestra tolerancia para conmigo] y, que, por supuesto, me moderéis
si en a l g o soy, indebidamente, menos tolerante que ustedes.
D i c e el diccionario que tolerar es «Sufrir, soportar, llevar con
paciencia. / /

Disimular o permitir algunas .cosas sin consentirlas

expresamente». Es evidente, pues, que para tolerar ' a l g o :es necesario no compartirlo. N o compartir u n a cosa es, en cierto modo, negarla. C u a n d o se niega algo es d e suponer que se afirma l o contrario. D e ahí que la tolerancia tenga siempre un carácter dialéctico
de pasiva omisión; de sentido negativo. Por lo tanto, mientras más
y más profundas afirmaciones se posean, más expuesto se está a ser
intolerante..

.

. .

..

(1) Carta ¡de 10 de diciembre de 1851. Obras -.completas; t. II, página 953, ed. B. A. G , Madrid, 1970.
114}

Lo que jamás ha querido decir que. Escuela de Estudios Hispano-Americanos. citando no se puede obtener él bien que se desea» y reproduce el siguiente ejemplo de Jean Ousset. . liberalismo y tolerancia». el esfuerzo indivi- dual:» (2). ya que «nadie soporta un bien. Se puede establecer. Eri este caso el hombre es feliz. (3) Michel Creuzet: «Libertad. falta aquello que constituye el verdadero merecimiento: la lucha. incluso en ese caso. la verdad el justo límite entre caridad y tolerancia. Así.. Es la tolerancia un mal. ese gran brasileño estudiado por nuestro Elias de Tejada— puede el hom- bre proceder en sociedad: de conformidad con sus convicciones o de conformidad con sus conveniencias.. como regla. Michel Creuzet deduce que el hecho de tolerar supone tener claro el concepto del mal y del bien.. lógicamente. Y. Es la caridad un bien. expresadas quizás en un lenguaje de laico idealismo. pero se soporta el mal. aquel que nunca sacrifica sus convicciones a las conveniencias es un hombre perfecto. La caridad es virtud que regula nuestra relación con el prójimo. 1953 (pág. a menos que no se halle en su estado normal. pero no tiene\ gran mérito. No se comprende que pueda proceder de otro modo. puede subrayarlas cualquier católico consecuente. Estas verdades sobre el bien ético de la naturaleza humana.JOSE DE ARMAS DIAZ «De dos modas —decía Raimundo de Parias Brito. La verdad es el límite de todo bien y dé todo mal. e incluso la voluntad de desear este último. La tolerancia es una actitud que tiene al prójimo por objeto. pues. 120). Es. que explica el hecho de cierta tolerancia como mal menor: «. pág. que el grado de moralidad está en razón inversa del sacrificio de las convicciones a las conveniencias. el amputado pueda considerar un bien tener una pierna de menos» (3). afirma que la tole- rancia en sí es un mal. Ed. 1198 Verbo. A veces sucede que nuestras convicciones coinciden con nuestras conveniencias. en 181-182. pues. En efecto. 167. el hecho de cortar una pierna gangrenada permite sanar al enfermo. (2)' Francisco Elias de Tejada: Las doctrinas políticas de Raimundo de Parias Brito. Sevilla..

todas las cosas que aquéllos hagan o afirmen 7 al mismísimo diablo si así lo desearan. tuviera que trascender el ámbito personal para invadir. Por eso. 1199 . En las Cortes Constituyentes de la II República Española. . d que reniega de sus doctrinas. como buenas. no significa. «. haciendo uso de su proverbial santa intransigencia.(4) (5) Encíclica M/t Brenmender Sorge (14 de marzo de 1937). Es por todo ello precisamente que cuando nos enfrentamos al mundo combatiendo errores intolerables. ante un cínico reproche de esta calaña. Discurso de la sesión de 10 de febrero de 1933.. que son primordides de la vida y de la civilización contemporáneas (5)... cualquiera que sea su forma o disfraz. porque quien no la sintiera. con respeto y afecto. admitiendo. no tuvo demora en contestar a le» laicistas: «Todo hombre sin- cero y consciente no puede menos de profesar la intolerancia doctrind. el que más tarde sería mi gran obispo Pildain. El primero y más obvio don amoroso d mundo es servirle la verdad toda entera. a hacer valer y a defender con valentía la verdad\ y aplicarla a la realidad que os rodea. ni en manera alguna puede significar renuncia a proclamar.LA TOLERANCIA COMO SUBSIDIO Así precisa Pío XI en una de sus más discutidas encíclicas.}. de igud modo que la Iglesia. seria un farsante.. unas veces la aviesa desvergüenza 7 otras veces la ignorancia de nuestros contrincantes —¡tantas veces sedicentes hermanos en la fe!—. d que no comparle los principios socidistas. desenmascarar y refutar el error. la primera palabra que nos opone como argumento contrario es la caridad. vosotros. sino un delito en lo tocante d verdadero bienestar de vuestro pueblo y de vuestra patria» (4). pero eso no se opone a que unos y otros nos tratemos con cortesía. lo excomulga de su seno (en 1933. le expulsáis del partido. este amor inteligente y misericordioso para con los descarriados y para con los mismos que os ultrajan. La renuncia a esto sería no solamente una traición a Dios y a vuestra santa vocación. Como si el amor inteligente 7 misericordioso que ciertamente debemos al mayor de nuestros enemigos.

de odiar a la democracia.. al. por.• . rf7 . " El hombre como persona.. creemos que. hay que de^ar en su error.JOSE DE ARMAS DIAZ Forther in re. Ed. . que en uña poco numerosa reunión social se hablaba con cierto desparpajo heterodoxo sobre el llamado amor libre. En una frase lapidaria nos lo dice San Agustín: «matar d error y amar d que yerra». la Ciudad de Dios— que. . a cualquier mal. pertrechados. $in dejar.. ..la.paciencia infinita hacia cualquier prójimo. al comunismo. .Y. dé ninguna: manera machacar el corazón de aquel hombre. al comunista. frente. amar al demócrata. 194)1 f • íátid : ' " - " de .. Hubo que..: haciéndonos un nudo en la lengua para no faltar a la caridad. a imagen y semejanza de la Ley de Dios. ejemplo. «Quede píen. iliberal. al machismo feminista y a la imbecilidad. . suaviter in modo (sustandalmente fuerte.. ' Santo Tomás de Aquino. de esta manera tenemos que. v( _. Recordaba. El Estado como «persona colectiva». claro —dice Voñ Hildebrand en su. precioso libro «El Caballo de Troya en. pero suave en la forma) era la divisa de Pío IX• Un momento antes de reunimos aquí me decía uno de los presentes que en multitud de ocasiones hemos de callar nuestro testimonio. Madrid^i£?4 (pág. cuando fot una confusa noción dé caridad o por debilidad de corazón o por benevolencia superficie. eí pensador libre por excelencia de todos los teólogos que en el mundo han sido —y digo esto por (6) Dietrich voh Hildebrand: El caballo de Troya en la Ciudad Dios. feminista y al imbécil. a. ¿Quién de nosotros no ha vivido momentos similares? Son situaciones violentas. . al criminal. . situaciones de tolerancia límite que nos propicia-constantemente el desquiciado mundo que vivimos. j¡l crimen. de caridad y . No se podía. por ejemplo.. .. guardar un solemne silencio porque.. imagen y semejanza de Dios. . vagaba en el ambieüté la aterrada y húmeda mirada del sexagenario padre de un homosexual. a la homosexualidad. y no tenemos ya interés en su bien ¡objetivo» (6).. Fax. a la persona que yerra: enionceshemosdejado de tomarle en serio como persona. al liberalismo. podemos y debemos. al invertido.

que su labor no tropiece con Ja consecuente intolerancia de un pueblo que aún no ha perdido del todo los valores patrios. desde una perspectiva coñstítudonalmente atea. • • ' - Tal es el caso. poique quiénes detentan el poder están legalizando muy mal el bien y muy bien el mal. 19. . pora. como. bieza tolerantista. no impedir el ! error para promover un bien mayor» (8). encadenar su pensamiento y callar su voz—. que el triunfo en la lucha "contra la ti. ni quiere que los males se hagan. pretenden inútilmente. más aún. Tal deber ha de estar subordinado a más altas y más generales normas. En último caso es más probable el triunfo en lá lucha contrá el error abierto y declarado. Discurso de 6 de diciembre de 195^. ser la última norma de acción. por tanto. sino quiere permitir que l&s haya.tolerantista.primero. muestran como el mejor camino.que avergonzándose de vestir su hábitio e imbuidos de la corriente mundana.. nos advierte al respecto: «También en estp la ley humana debe proponerse imitar a Dios. 1.LA TOLERANCIA COMO SUBSIDIO distinguirlo de los . y í r' . ^ T 1 1. pero siempre disimulando. * * . secular y marxista. de promover él mal. ludia contra latiebiézg. Y Pío XII precisa: «El deber de réprimir las desviaciones morales y religiosas fio pitedie. ni quiere que no se hagan.. por ejemplo. . entre los cuales desde siempre figura. la. " ^ .* Suma Teológica.V V Tibieza tolerantista he dicho por no dedr intención gubernamental desenfrenada. t Esa es hoy por hoy nuestra lucha. desde dentro mismo de la desafortunada Orden de Predio cadores. (7) (8) . que al perthifir que haya males en el mundo. I& fe en .la Verdad. " ' . . de la tolerancia «activa» y consciente que con respecto a la democracia practicamos muchos de los que odiamos el mal democrático : abstenernos de participar en su sucio juego (aunque ello propicie la circunstancial ventaja del eñemigó) para socavar sus principios y hacer fracasar sus postulados. : 1182 . q. que en algunas circunstancias permiten. . el . lo cual es bueno» (7).

Encíclica Pacen in Terrrs. de prójimo a prójimo. le ayuden a conseguirla» (10). por el contrario. que podemos y debemos reprobarlo con aquellas. y con las hermandades de comarcas la región. mna vez más proféticas.. Su fundón. la bondad responsable de todo Estado. es más bien favorecer. el Estado. y 3.8 Porque de prójimo a prójimo y de prójimo en prójimo debe construirse la sociedad y el Estado para que las partes formen un todo orgánico.¡OSE DE ARMAS DIAZ He de confesar que deliberadamente hasta aquí he querido considerar «la tolerancia como subsidio» en un sentido horizontal. de la mejor manera posible d bien de la comunidad. Y ahora él. Y Juan XXIII nos precisa cómo debe concebirse el bien común: «SI bien común debe procurarse por tales vias y medios que no sólo no pongan obstáculos a la sdvación eterna del hombre. el último que llega. que es la persona colectiva más extensa. Pero ese no es hoy el Estado. precisamente en cuanto que observan y desarrollan su carácter particular y naturd:» (9). . quiere crear los anillos anteriores sin (9) (10) J202 Discurso de 5 de agosto de 1950. no por estúpido e insumiso prurito de originalidad. de los 'miembros que.8 Por no repetir machaconamente lo que otras personas más autorizadas que yo nos han enseñado a lo largo de estos tres días. 59. ayudar. Nos dice Pío XII: «¿Cuál es la verdadera nación de Estado sino la de un organismo moral fundado en él orden moral del mundo? El Estado no es una omnipresencia opresora de toda legítima autonomía. habíamos de fijarnos en nuestro caso concreto y suponer. promover la íntima coalición. que por punto generd fue Estado. Al Estado antes le precedió la familia. 2. el Munidpio. tiene derecho a crear y a dispensar la persondidad a las demás personas colectivas? . sino. en el sentido de una unidad más dta. cooperan. palabras de Vázquez de Mella: «¿En virtud de qué derecho.. su magnifica fundón. utópica y falsamente...a Porque está claro que para observar la tolerancia en función del principio de subsidiariedad con alguna consecuencia práctica (como aquí se pretende). respetando su subordinación a los fines del Estado. El Estado es tan distinto. la cooperación activa. sino por tres razones: 1.

Es la cúpula y la techumbre social. claro es que. si los muros y cimientos no preexistieran. no precisamente porque nos regalen los oídos con éstos y otros piropos faciIones que ciertamente nos enorgullecen. 10. y dónde comienza la toleranda como suiddio de nuestro ser óntológico. la cúpula y la techumbre estarían en el aire» (11). Claro está que mientras obramos en pro de un Reino que no es de este mundo (12). La dificultad nuestra es saber dónde empieza y termina la toleranda como subsidio del bien que como católicos hemos aceptado. sino porque cuesta mucho ser intransigente sin dejar tras (11) Discurso en el Parlamento de 27 de febrero de 1908. 303). con todo. La dificultad está en saber con qué materiales edificaremos la dudad católica. intransigentes. 1203 . Ed. que no es es precisamente para la paz (13). hemos de empuñar la espada. ¡Enorgullecemos de ello!» (14). * • * «Una mano sua faciebal opus. et altera tenebat gladium». sacar la verdad del gabinete de trabajo y llevarla a un mundo que tiene por virtudes teologales el fanatismo. 18. 36. no es eso tampoco lo más difídl. Madrid. Pero. Una vez estudiadas las delimitaciones generales entre una y otra tolerancias. 1961 (pág. (14) Citado por Jean Ousset en Para que El reine. retrógrados. (12) Jn. el determinismo materialista y lafilantropíamal entendida. y por virtudes cardinales la imprudencia. la ínjustida. Y es muy duro. (13) Mt. reza la máxima del varón virtuoso que se dispone a luchar como1 soldado del reino social de Cristo. la blandenguería y la destemplanza. Es muy duro para quien no esté dispuesto a afrontar a la vuelta de cada esquina el reto profético de San Pío X: «Seréis llamados papistas. el mayor inconveniente está en levantarse del reclinatorio. Speiro. pero dice que él tiene derecho a hacer los muros y los cimientos del edificio cuando.LA TOLERANCIA COMO SUBSIDIO los cuales él no existiría. clericales. y cuándo tenemos que emvainar la espada de nuestro celo. 24.

que ha dg venir a juzgar a vivos y muertos. 4. amenaza. . / Parecé cómo si el apóstol en esta carta quisiera decirnos. sino que. sin más: Posiéete de los Dones del Espíritu Santo. insiste a tiempo y a destiempo. por su Manifestación y por su Reino: Proclama la Palabra. Tür en cambio. exhorta con toda paciencia y doctrina. pórtate en todo con prudencia. practica y predica todas las virtudies. (15. 1-5. dé la tolerancia no te preocupes. realiza la función de evangelizar. soporta los sufrimientos. Sin embargo. arrastrados por sus propias pasiones. Porque vendrá un tiempo en qué los hombres no soportarán la doctrina sana. que va implícita y se te dará por añadidura. reprende.fOSE DE ARAüHFDlAZ • < de sí lo que debemos dé evitar con todos los medios lícitos: la reacción encarnizada eü contra de la Verdad. se harán con un montón de maestros por él prurito de oír novedades. apartarán sus oídos de la verdad y se volverán a las fábulas. desempeña a la perfección tu ministerio» (15 ). las palabras de San Pablo no admiten duda: «TV conjura en presencia de Dios y de Cristo Jesús. 1204 II Tira.