ALVAR NUÑEZ CABEZA DE VACA Cierto día de 1536, cuatro españoles del bando de Nuño de Guzmán cabalgaban por

un paraje desierto situado a treinta leguas de Culiacán cuando divisaron en el horizonte a un grupo de trece individuos semidesnudos y con un aspecto de indígenas. En previsión de que fueran enemigos, los españoles alistaron sus armas, pero su perturbación se convirtió en asombro al acercárceles un hombre de barba y cabello muy crecido que se dejó caer al suelo de rodillas y exclamó "¡Hermanos españoles ! ¡Alabado sea el señor!" Aquel ser extraño se llamaba Alvar Núñez Cabeza de Vaca. Once de sus acompañantes eran indios amigos y el duodécimo era un esclavo negro de nombre Estebanico. Cabeza de Vaca y Estebanico –junto con otro dos españoles que quedaron rezagados en el camino y que poco después se les unirián– terminaban así un viaje a pie por los desiertos de Texas, las montañas y los abismos de la sierra de Chihuahua y los ásperos valles del norte de Sinaloa, o sea un recorrido de océano a océano atravesando tierras agrestes que ningún cristiano había pisado jamás. La odisea se habia iniciado nueve años antes, cuando zarparon de Sanlúcar de Barrameda, España, en una expedición para explorar Florida, la tierra donde los mitos ubicaban la fuente de la eterna juventud. Alvar Núñez Cabeza de Vaca era el segundo jefe de expedición, el capitán era Pánfilo de Narváez, el subalterno de Diego Velázquez que en 1520 había atacado a Cortés en Veracruz. En 1528 los expedicionarios llegaron a la bahía de Tampa Florida. Narváez y Alvar Núñez Cabeza de Vaca, al frente de 300 hombres, se internaron en la península y allí anduvieron más de dos meses sufriendo de hambre y ataques de los indios. Al regresar a la costa encontraron que los barcos habían desaparecido pues sus compañeros, creyéndolos muertos, retornaron a Cuba. Por la imprecisión de los datos geográficos de que disponía, Narváez creyó encontrarse cerca de Pánuco y decidió ir hacia allá. Para esto ordenó la construcción de cinco grandes lanchones de troncos de árbol. Terminados los trabajos se puso proa al oeste. Las enfermedades, el hambre y los accidentes causaron la muerte de docenas de expedicionarios. Para colmo se desato un temporal terrible y los lanchones zozobraron. Alvar Núñez Cabeza de Vaca y otros quince individuos consiguieron llegar a tierra; los demás, Narváez inclusive desaparecieron en el mar. Los náufragos ganaron la costa en las cercanías de Galveston, Texas, en tierras miserables donde la escasez de alimento provocó casos de canivalismo entre ellos. Con eso y las enfermedades, el grupo de supervivientes se redujo hasta que sólo quedaron Alvar Núñez Cabeza de Vaca y los tres hombres que llegaron a Culiacán en su compañía. En Galveston, Alvar Núñez Cabeza de Vaca se había ganado la buena voluntad de los indígenas haciéndose pasar por curandero; efectivamente realizó varias curaciones milagrosas y los indígenas le cobraron tal efecto que se negaron a dejarlo partir. Sólo pasados seis años se le presentó la ocasión de huir con sus compañeros. Enfilaron al oeste, todavía con la esperanza de llegar a Pánuco, "Ibamos desnudos... El sol y el aire nos hicieron grandes llagas en el pecho y las espaldas... y al igual que las serpientes, mudábamos de piel dos

veces al año", escribió Alvar Núñez Cabeza de Vaca. Estebanico marchaba al frente, hablando de los maravillosos poderes curativos de su amo para que los indígenas que encontraron a su paso les dieran alimentos y respetaran sus vidas. A medida que avanzaban conocieron sus tribus un poco más prósperas, cuyos guerreros vestían ropas de piel de animales y se adornaban con turquesas. Después de cruzar la sierra de Chihuahua encontraron un indio que llevaba colgada al cuello, como adorno, la hebilla metálica de un cinturón español. Este y otros indígenas los condujeron finalmente hasta las cercanías de Culiacán. Referencia: Revista Contenido ¡Extra! México de carne y hueso. Historia Esencial de México. Tomo 2. La nueva España y la Insurgencia. Junio 2003. ISSN-0188-7130. Armando Ayala Anguiano. Recopilador: Manuel Vega Velázquez (mvegav@msn.com) ¿Más información? http://es.wikipedia.org/wiki/%C3%81lvar_N%C3%BA%C3%B1ez_Cabeza_de_Vaca ¿Desean leer el libro Naufragio? Aquí lo encuentran: http://www.e-libro.net/E-libro-viejo/gratis/naufragios.pdf Las dos ligas anteriores fueron aportadas por Mikel Fitzpatrick (http://rowan-tree.blogspot.com/) Estudio filológico: http://www.um.es/tonosdigital/znum7/estudios/bfuncion.htm