You are on page 1of 4

La capacidad de juicio moral como la capacidad de tomar decisiones y hacer

juicios que sean morales (osea basados en principios internos) y de actuar de
acuerdo a estos juicios. (Kohlberg, 1964, p.425).
La capacidad de juicio moral forma parte de la capacidad especial del hombre
de poder organizar su vida de manera intencional. En lugar de actuar de forma
desmedida (reacciones, impulsos) los hombres son capaces de anticipar con el
pensamiento su actuación real intencionada, y de desarrollar un esquema de
actuación fundamentado.
La respuesta a tales dilemas es libre, y Kohlberg construye su teoría basándose
en las diferentes respuestas. Él dice que los individuos desde la niñez hasta la
madurez pasan por seis etapas del desarrollo moral, y la evolución a través de
estas etapas sigue siempre el mismo orden, de menor a mayor, de manera que
una vez alcanzada una etapa más alta ya no se retrocede. Estas etapas son las
mismas para todos los seres humanos, independientemente de la cultura, el
país o la época histórica a la que pertenezcan. Los conceptos morales se
forman a través de las relaciones sociales.
Las etapas 1 y 2 corresponden al nivel preconvencional. Aquí el sujeto no toma
en cuenta su sociedad, ni entiende las convenciones. Todo es físico y las reglas
se perciben como algo externo. La motivación moral más importante es evitar
el castigo.
NIVEL 1. PRECONVENCIONAL Los actos son “buenos” o “malos” para el niño en
base a sus consecuencias materiales o las recompensas o castigos que le
reportan. El niño es receptivo a las normas culturales y a las etiquetas de
bueno y malo, justo o injusto, pero interpreta estas etiquetas en función bien
sea de las consecuencias físicas o hedonistas de la acción (castigo,
recompensa, intercambio de favores) o en función del poder físico de aquellos
que emiten las normas y las etiquetas. Estadio 1. La mente del niño “juzga”
en base a los castigos y la obediencia. Las consecuencias físicas de la acción
determinan su bondad o maldad, con independencia del significado o valor de
tales consecuencias. La evitación del castigo y la deferencia incuestionable
hacia el poder se valoran por sí mismas y no en función del respeto a un orden
moral subyacente apoyado en el castigo y en la autoridad. Estadio 2.
Aparecen las nociones de “lo correcto”, “lo equitativo” pero se aplican en el
plano material. La reciprocidad consiste en “tanto me das, tanto te doy”. La
acción justa es la que satisface instrumentalmente las necesidades del yo y,
ocasionalmente las de los otros. Las relaciones humanas se consideran de un
modo similar a las propias del mercado. La reciprocidad es un asunto de “tú me
rascas la espalda y yo te rasco la tuya”, no de lealtad, gratitud o justicia.

mostrar respeto por la autoridad y mantener el orden social dado porque es valioso en sí mismo. Se identifica con estas normas. por primera vez. En este nivel hay los estadios siguientes: Estadio 3. La actitud no es solamente de conformidad con las expectativas personales y el orden social. Hay una gran conformidad con las imágenes estereotipadas en relación con el comportamiento mayoritario o “natural”. Las etapas 5 y 6 pertenecen al nivel postconvencional. En este nivel se llega a la verdadera moralidad. Aquí el sujeto es capaz de dar razones para aceptar o rechazar las leyes de la propia sociedad. se considera que el mantenimiento de las expectativas de la familia. NIVEL 3. sino de lealtad hacia él. Y por último.buena chica”. NIVEL 2. Las leyes que comprometen los derechos humanos . el control de la conducta es interno ahora. Estadio 5. por lo que no debe transgredirse a menos que haya un motivo que lo exija. Aquí el sujeto respeta las normas de su sociedad porque son convenciones útiles para conservar el orden social. apoyo y justificación activos del orden y de identificación con las personas o el grupo que en él participan. Las personas piensan en términos racionales. Por otro lado. no por temor al castigo sino por la creencia de que la ley mantiene el orden social. POSTCONVENCIONAL Los juicios se basan en principios abstractos más personales que no están necesariamente definidos por las normas sociales. tiene importancia. la persona reconoce la posibilidad de un conflicto entre dos patrones aceptados socialmente y trata de decidir entre ellos. por primera vez. El sujeto juzga las normas de su sociedad desde una perspectiva universal. La orientación de concordancia interpersonal de “buen chico . La conducta empieza a ser valorada por sus intenciones. el grupo o la nación del individuo es algo valioso en sí mismo.Las etapas 3 y 4 corresponden al nivel convencional. Estadio 4. Frecuentemente se juzga el comportamiento en virtud de la intención. de mantenimiento. Se trata de la etapa de la "orientación del contrato social". Uno gana la aprobación siendo “agradable”. En este nivel. escoge las reglas y cree que son válidas para todos los seres racionales. El buen comportamiento es aquel que complace y ayuda a los otros y recibe su aprobación. tanto en los patrones observados como en el razonamiento acerca de lo correcto y lo incorrecto. En ella se toma en consideración la voluntad de la sociedad reflejada en la ley: lo correcto es la obediencia a la norma. los juicios están basados en lo abstracto y por principios personales que no necesariamente están definidos por las leyes de la sociedad. valoran la voluntad de la mayoría y el bienestar de la sociedad. La buena conducta es la que agrada a los otros o les proporciona ayuda siendo así aprobada. “Tiene buena intención" es algo que. CONVENCIONAL La actitud global de la persona es de conformidad a las expectativas y al orden social. El comportamiento justo consiste en cumplir con el deber propio.

Además. como los Diez Mandamientos. la obediencia a la ley se sigue considerando mejor para la sociedad a largo plazo. Sin embargo. éstos son principios universales de justicia. de su propia conciencia. el imperativo categórico). se basan en normas abstractas de justicia y respeto por todos los seres humanos que trascienden cualquier ley o contrato social. Existe una conciencia clara del relativismo de los valores y las opiniones personales y se da la importancia correspondiente a las normas procedimentales como medio para alcanzar el consenso.o la dignidad son consideradas injustas y merecen desafío. Estadio 6. Es donde el individuo define el bien y el mal basado en principios éticos elegidos por él mismo. Estos principios son abstractos y éticos (la regla de oro. En esencia. La ética universal. Y actúa de acuerdo a normas interiorizadas y actuará mal si se va en contra de estos principios. no son normas morales concretas. . reciprocidad e igualdad de los derechos humanos y de respeto por la dignidad de los seres humanos como individuos.