You are on page 1of 2

ASPECTOS CULTURALES DE LA SOCIEDAD CAPITALISTA

Conciencia de Clase y Falsa Conciencia.
Tanto la burguesía como el proletariado se caracterizan por la falsa conciencia. La burguesía nunca podrá
trasformar su falsa conciencia en una autentica conciencia de clase; el proletariado tiene este privilegio, constituye el
modelo para una sociedad futura donde no exista la propiedad.

La conciencia, según el marxismo, debe ser un reflejo de la sociedad que exprese las condiciones reales de su
estructura económica, y por consiguiente, la situación real inhumana de dominio y opresión. Toda conciencia que
interprete esta situación como adecuada es una conciencia que es falsa a la realidad. La verdadera conciencia; la del
proletariado, percibe su situación real de conciencia alineada por la estructura social, pero al ser también conciencia de
clase, posee una voluntad de cambio y se convierte en sujeto de la transformación de la realidad social, mientras que la
falsa conciencia es una opinión ideológica que no se corresponde con la situación real de quien la posee, o con la clase
social a la que pertenece.

Por ejemplo, es la adopción de la ideología burguesa por un trabajador asalariado. Esto también puede expresarse
diciendo que ese trabajador carece de conciencia de clase, ya que adopta una visión del mundo que no concuerda con
sus inmtereses individuales y de clase, sino con los intereses de clase de la burguesía.

Según la filosofía marxista, en la sociedad capitalista la explotación es un dato objetivo. Sin embargo, no siempre
los trabajadores tienen conciencia de dicha explotación, por lo que con frecuencia es necesaria una actividad de
propaganda y de concienciación de la clase trabajadora. La conciencia de clase consiste precisamente en este darse
cuenta por parte del trabajador de la existencia de la alienación económica, política, social y religiosa en la que vive en
la sociedad capitalista. En esta concienciación de la clase trabajadora es muy importante la aportación de la filosofía ya
que ésta desenmascara las explicaciones que los propios capitalistas dan para justificar la sociedad capitalista,
mostrando, por ejemplo el carácter social –no natural– de la propiedad privada, o la esencial dimensión que tiene la vida
productiva para la autorrealización, o la esencia y mecanismo de la alienación económica. La conciencia de clase es
requisito indispensable para la revolución y la liberación de la explotación del hombre por el hombre.
Luchas de Clases
Las previsiones de Marx no eran tanto que los trabajadores unidos vencerían violentamente en su lucha contra los
empresarios, sino que esa forma de trabajar y de vivir, siempre pendientes de la obtención de capital, generaría un
mundo en sí mismo violento, en el que los trabajadores tendrían que saber moverse en el seno de una violencia
endémica de la vida social. Y esto era así porque los que se ponían al servicio de la producción de capital en el fondo
generaban a su alrededor la más profunda irracionalidad, el más profundo caos: producían cada vez más cosas para un
disfrute cada vez menor. Esta es la teoría de Marx según la cual el mundo capitalista está condenado a la crisis
permanente.

La transformación de la sociedad precisa de una acción revolucionaria que suprima la clases sociales. la injusticia y el sufrimiento.. Si entendemos por cambio social no tanto la movilidad social de un individuo de una clase a otra sino el cambio de las instituciones. recuperando su humanidad perdida. podremos eliminar la opresión de un grupo sobre otro si eliminamos la propiedad privada. descanse en algo más básico aún que la propiedad privada. y en gran medida independiente de las voluntades y conciencias de los individuos particulares. el capitalismo cava su propia tumba). Poco a poco. sin embargo es más afín a su pensamiento la tesis de que el paso a una sociedad nueva se ha de hacer merced al esfuerzo revolucionario del proletariado. Para Marx el motor de la historia es consecuencia del enfrentamiento entre clases opuestas. pues es consecuencia de la sociedad misma y del desarrollo técnico y económico alcanzado en cada momento histórico y gracias al cual las distintas sociedades resuelven el problema de la supervivencia. eliminadas las causas sociales. el de demostrar al hombre que puede y debe alterar la estructura social imperante bajo el capitalismo. Cada modo de producción da lugar a sistemas de dominio propios. mediante la cual "el potencial humano pudiera expresarse adecuadamente. Aquí es donde para Marx residía la clave de todo el asunto. a clases sociales peculiares. por liberarse de la condición de explotación en la que vive. y en el afán de la clase oprimida por romper el yugo de la opresión. sino también realizar acciones concretas en la lucha del hombre por su "emancipación". en definitiva el cambio que observamos en la historia. sistemas políticos. . Marx fue optimista y consideró que el enfrentamiento entre clases sociales antagónicas no era un destino absolutamente inevitable de la humanidad.. la crisis social se iría convirtiendo en crisis política. toda su teoría está articulada con este fin último.Si las previsiones y los análisis de Marx eran acertados. leyes.. los obreros deberían organizarse en un partido. Y ello precisamente como consecuencia de la praxis revolucionaria. resultaba muy evidente que la única salida para los trabajadores era su decisión de luchar por eliminar la propiedad privada de las máquinas. el materialismo histórico propuesto por Marx presenta una interpretación característica. Esta idea es sinónimo también de que no solamente se debe "filosofar" sobre el tan necesario cambio social. El modo de producción capitalista ha dado lugar a las clases sociales antagónicas de la burguesía y el proletariado. sino a resolver las necesidades de toda la población mundial. Marx no defiende esta concepción pesimista y considera que. antes bien. Cambio Social El cambio social de Marx es la revolución. Una vez que tuvieran plena conciencia de que constituían una misma clase. No solo tendrían un interés común: tendrían una unidad de acción. por satisfacer su interés. Hay que insistir en que esta valoración es optimista pues cabe pensar que la opresión de un grupo sobre otro. no al mercado. y llegar a desarrollarse plenamente. De hecho. los distintos acontecimientos históricos. descansan en último término en el afán de la clase dominante por perpetuar su dominio. Este enfrentamiento es inevitable. de la actividad de cara a la transformación del sistema político: dado que todas las situaciones de dominio tienen como fundamento último la existencia de la propiedad privada. primero en una clase y luego en un partido. Los distintos movimientos sociales. Luego deberían dirigir la producción. Los trabajadores dejarían de adoptar una actitud pasiva para pasar a unirse en una firme voluntad de lucha. eliminaremos el sufrimiento de la humanidad. La primera medida de este cambio de actitud sería la organización de los trabajadores. o que tal vez acompañará al hombre hasta el fin de la humanidad. que en función de sus propias leyes. El ser humano debe transformar su naturaleza (que le fue robada con el advenimiento del régimen imperante). el enfrentamiento entre la clase explotada y la clase explotadora (clases que adquieren diferentes rasgos en cada época histórica: esclavos-amos. En este punto las ideas de Marx no son claras: en algunos textos se subraya el carácter inevitable del fin del capitalismo (se dice por ejemplo. Sin embargo. proletario-burgués). y para ello debe utilizar la "praxis". siervo-señor. la cual constituye una "postura intelectual crítica que contribuya a la realización de la acción necesaria para revolucionar la sociedad" 10. creyó que el propio hombre puede hacerse dueño de su destino y eliminar este antagonismo.