You are on page 1of 11

PSICOLOGIA Y METAPSICOLOGIA

Definir la naturaleza del yo lleva muy lejos.
El YO en la teoría de Freud y en la técnica psicoanalítica. La noción del YO fue
elaborada al correr de los siglos tanto por aquellos a los que llaman filósofos, como por
la conciencia común.
La noción freudiana del YO, puede compararse con la Revolución Copernicana
Las nuevas perspectivas abiertas por Freud estaban llamadas a abolir las precedentes.
Algo se produjo en términos teóricos, y reapareció una noción de yo absolutamente
distinta de la que implica el equilibrio del conjunto de la teoría de Freud. Puesto que
teoría y práctica no son separables, la relación analítica, la dirección de la práctica,
vieron cambiar su orientación.
El hombre contemporáneo cultiva cierta idea de sí mismo, idea que se sitúa en un nivel
semi-ingenuo, semi-elaborado. Su creencia de estar constituido de tal o cual modo
participa de un registro de nociones difusas, culturalmente admitidas.
Alexandre Koyré en su conferencia de anoche, acerca de la función del diálogo
platónico, precisamente a partir del Menón, puede insertarse sin artificio en la cadena de
la enseñanza que aquí se va desarrollando. Las conferencias de los martes, llamadas con
justicia extra-ordinarias, tienen la función de permitir que cada uno de ustedes cristalice
las interrogaciones suspendidas en las fronteras de lo que desarrollamos en este
seminario.
Pronuncié, destaqué, transformando las ecuaciones menonianas, lo que podemos llamar
la función de la verdad en estado naciente. El saber al cual se anuda la verdad debe estar
dotado de una inercia propia, que le hace perder algo de la virtud a partir de la cual
comenzó a depositarse como tal, ya que muestra una evidente propensión a desconocer
su sentido propio. No hay sitio donde esta degradación sea más evidente que en el
psicoanálisis.
Esta ambigüedad del saber y la verdad se ve desde el origen (tomando a Platón como
origen) en sentido en que se habla de origen de las coordenadas.
¿Quién es Sócrates? Sócrates es quien inaugura en la subjetividad humana el estilo del
que brotó la noción de un saber vinculado a determinadas exigencias de coherencia,
saber previo a todo progreso ulterior de la ciencia en cuanto experimental; tendremos
que definir el significado de esa suerte de autonomía que adquirió la ciencia con el
registro experimental. Sócrates advierte que en lo tocante a lo más precioso, la areté, la
excelencia del ser humano, no es la ciencia la que podrá transmitir las vías que a ella
conducen. Ya ahí se produce un descentramiento; a partir de esta virtud se abre campo al
saber, pero esta virtud misma, en cuanto transmisión, su tradición, su formación, queda
fuera del campo.
¿Qué pasó después de Sócrates? La noción del YO vio la luz.
Nunca puso estar ahí desde siempre. Pensamos en el origen del lenguaje: imaginamos
que hubo un momento en que, sobre esta tierra, se tuvo que empezar a hablar.
Admitimos, que hubo una emergencia. Lo nuevo que surge parece extenderse siempre
en la perpetuidad, indefinidamente, más acá de sí mismo.
Nos parece que Sócrates y sus interlocutores debían poseer, como nosotros, una noción
implícita de esta función central; que el yo debía ejercer en ellos una función análoga a
la que ocupa en nuestras reflexiones teóricas, pero también en la aprehensión
espontánea que tenemos de nuestros pensamientos, tendencias, deseos, lo que es nuestro
y de lo que no es nuestro, de lo que admitimos como expresiones de nuestra
personalidad.

no es sin embargo tan sencillo como les parece a estos dentistas. Las elaboraciones del sujeto en cuestión de ningún modo son situables sobre un eje donde. como de un mito que debe ser sometido a una estricta crítica científica. Los hombres siempre creyeron que la Tierra era una especie de planicie infinita. como los dentistas. se confundirían cada vez más con la inteligencia. luego soy es absolutamente fundamental en lo tocante a la nueva subjetividad. en la época en que Freud comienza a expresarse. En relación con esta concepción. pensaban que había cosas que estaban abajo.La clase de personas que definiremos. El sujeto no es su inteligencia. la perfección del individuo. no desde ese eje que podemos captar cuando lo consideramos como función en un individuo. El progreso del pensamiento se desvió de la idea de que el yo fuese sustancia. Si es verdad en efecto. Freud irrumpe una perspectiva que revoluciona el estudio del a subjetividad y muestra. Si no sabemos exactamente lo que un contemporáneo de Sócrates podía pensar acerca de su yo. el otro? ¿Su semejante. . que la conciencia es transparente a sí misma. están muy seguros del orden del mundo porque piensan que el señor Descartes expuso en el “Discurso del Método” las leyes y los procesos de la razón clara. es excéntrico. de una vez por todas. La aprehensión de un objeto por la conciencia no le entrega al mismo tiempo sus propiedades. desde la perspectiva de la comunicación. digamos en el centro. el yo es precisamente lo más desconocido por el campo del yo. Metáfora tópica: el sujeto está descentrado con respecto al individuo. y que el resto del mundo se edificaba encima. su prójimo. Su pienso. El inconsciente escapa por completo al círculo de certidumbres mediante las cuales el hombre se reconoce como yo. Yo es otro. con un cierto número de intereses concebidos sobre la areté individual. con Kant e incluso con los psicofísicos. Dialéctica en el que el yo (je) es distinto del yo. toda su conducta habla desde otra parte. Probablemente no se trataba de algo hecho como el yo. a una crítica de dicha función. en la funcionalización freudiana. a medida que fueran más elevadas. No le es dado en forma diferente a un objeto. Es fuera de este campo donde existe algo que posee todo el derecho a expresarse por yo (je). y no parece que Sócrates lo ponga en duda. así y todo había algo que tenía que estar en el centro. Es otra cosa y no un organismo que se adapta. una palangana? Todo eso. su ideal del yo (je). [Yo es otro] 2 Otro: no se babeen con este término. la excelencia. De qué modos es posible situar la conciencia. Pero en fin. el hecho de haberlo llamado inconsciente lo arrastra a verdaderas contradicciones. el descubrimiento freudiano tiene exactamente el mismo sentido de descentramiento que aporta el descubrimiento de Copérnico. que el sujeto no se confunde con el individuo. por notación convencional. Las consideraciones de los filósofos nos llevaron a una noción del yo cada vez más puramente formal y. En Freud. Es otra cosa. Elaboración filosófica=conciencia. y se aprehende como tal. cuanto más avanza en su obra. Ellos consideraron con el mayor recelo la función del yo. El pensamiento se embarcó en el intento de considerarla como puro espejismo. con Locke. Lo que en análisis viene a formularse. Freud. para decirlo todo. en definitiva. no está sobre el mismo eje. son otros. insituable. está obligado a partir de la idea de que lo que pertenece al orden del yo también pertenece al orden de la conciencia. y para quien sabe oirla. Para calificar el descubrimiento de Freud hemos usado el término revolución copernicana. y debe confesar que ella es. menos consigue situar la conciencia. Esto aparece complicado. ¿Qué se quiere decir con eso. resulta evidente que el yo (je) no por ello le es transparente.

La obra metapsicológicas. sino que es engañoso. dudamos. . una crisis concreta.dios engañoso. la reintegración de aquello de lo que había rechazo. superyó y ello?. en este tazón viene a verterse la verdad freudiana. la tradición de los moralistas. que permanece toda ella en la perspectiva. Es un hecho que esto funcionó cada vez menos. que se fue debilitando con el correr del tiempo. En una palabra. Lo escandolos en la Rochefoucauld no es que considere el amor propio como el fundamento de todos los comportamientos humanos. la libido. Cuando se aborda la noción del yo. con sus interpretaciones fulgurantes y las explicaciones de nunca acabar. de Nietzsche. que se llaman yo. ectopía. Lo que irrumpe en ese momento. lo cual nos resulta también perceptible cuando leemos las observaciones de Freud. de algún modo. según la cual e l comportamiento humano está como tal. 3 ¿A qué hemos llegado a hoy? A una cacofonía teórica. Pero ¿qué es el instinto sexual? ¿Qué es la libido? ¿Qué es el proceso primario?. con ruido atronador. los sujetos se curaban de forma más o menos milagrosa. Lo que Freud introdujo a partir de 1920 son las nociones suplementarias entonces necesarias para mantener el principio del descentramiento del sujeto. no es posible dejar de concluir al mismo tiempo que en alguna parte hay error. y sin sufrir por ello ninguna despersonalización. entrampado. En la época de las primeras revelaciones analíticas. pero la verdad está en otra parte. En este hueco. En muchas circunstancias. Es evidente que todos tendemos a creer que nosotros somos nosotros. el nuevo yo (JE). Esta tradición culmina en La genealogía de la moral. La metapsicología freudiana no comienza en 1920. Están ustedes entrampados. se advierte que hay un estrecho lazo entre esa crisis de la técnica que había que superar y la fabricación de estas nuevas nociones. denominadas tópicas. Observen con atención que no estamos tan seguros como parece. con el que se tenía que dialogar. negativa. muy precisas. En la experiencia iniciada tras su descubrimiento se produjo un viraje. y es esto lo que nos frustra a la vez de nuestro placer inmediato y de las satisfacciones que podríamos extraer de nuestra superioridad con respecto a dicho placer. Y si se lee con atención lo que escribió a partir de 1920.Descartes. a una impresionante revolución de posición. Está enteramente presente al principio. al cabo de cierto tiempo se negó a responder. Esta crisis se muestra claramente expresada en los testigos históricos de los años 1910 a 1920. Y Freud nos dice dónde. Esta concepción se inscribe en una tradición paralela a la de los filósofos. a fin de cuentas. no cabe duda. inauténtico. es el instinto sexual. Hay un hedonismo propio del ego. Fue precisamente en 1920 cuando Freud decidió introducir sus nuevas nociones metapsicológicas. El Dios engañoso es.

si no se plantea que el yo es una construcción imaginaria. (PUNTO 3) No hay forma alguna de aprehender cosa alguna de la dialéctica analítica. ¿Qué clase de loco es este? Un loco que se mantiene a distancia de su locura. no en su totalidad. algo que es integrativo. Habla de un espejo viviente. Concibe como resultado de la cura de la neurosis obsesiva. Esto no esta mal. nada de lo que el obsesivo cuenta tiene la menor relación con lo que vive. Este dice que hay una necesidad de mantener intactas las facultades de observación del Yo. Un loco es aquel que se adhiere a ese imaginario. y por eso tiene un YO. sino en su abertura. Lo cual no significa que basta con que tengamos ese yo imaginario para ser hombres. ESQUEMA LAMBDA: S es el sujeto. de otro autor. sino fuese imaginario. También podemos ser esa cosa intermedia llamado loco. No hace falta tener un buen psicoanalista. Se ve en a. espontaneas.INTRODUCCION DEL GRAN OTRO (PUNTO 2) Lacan habla sobre un artículo que versa sobre la cura-tipo. no el sujeto en su totalidad. al contrario. esto no sucede nunca. pero el autor lo querría viviente. No es ahí donde el se ve. Para que l cura no produzca una paranoia bien consistente no es necesario extremarlo demasiado. el sujeto analítico. es decir. Nada le quita al yo que sea imaginario. Se propone como meta del análisis redondear al Yo. puro y simplemente. Un loco paranoico. fragmentarios. basta con creer firmemente en el psicoanálisis. todo el mundo se queda con eso. No tiene ninguna posibilidad de hacerlo. No hay ningún sujeto total. presuntamente amenazadoras. Aquí se trata del sujeto. La cuestión de la paranoia post-analitica esta muy lejos de ser mítica. El autor sitúa todo el progreso del análisis en la relación imaginaria del sujeto con su discurso más primitivo. a la derecha. . un loco. porque la psicosis. Es el conformismo verbal. no seriamos hombres. según el autor. Este no sabe lo que dice. estaría ahí detrás. sus etapas pregenitales. Pero al querer preservar al sujeto de sus locuras. y a las que se puede llamar. Si supiera lo que dice estaría abajo. ni siquiera al final del análisis. una paranoia. el lenguaje social lo que da sostén a su precario equilibrio. Según el autor. ¿Dónde esta lo esencial del análisis? ¿Consiste el análisis en la realización imaginaria del sujeto? El yo y el sujeto son confundidos y se hace del yo una realidad. darle la forma esférica que habrá integrado definitivamente todos sus estados disgregados. la desintegración imaginaria del yo. y no hay manera de salir de ahí. El autor no puede presentarnos un obsesivo al que hubiese vuelto verdaderamente loco. consigue hacerlo caer no muy lejos de ahí. de la mayor perturbación imaginaria posible. Hay paranoias que se pueden calificar de post-analiticas. Se habla de un espejo. Puede creer que el es ese YO. Si el obsesivo resiste es. que es el analista. sus pulsiones parciales.

como una proyección por el analista de objetos precisos. Esto se puede pensar pero el testimonio de aquello que caracteriza a la intersubjetividad. sino también ilusoria. que son los que no conocemos. Esa forma del otro posee la mayor relación con su yo. Este seria el ideal del análisis. Se quiere reunir lo que vivió en el estadio pregenital. El sujeto esta separado de los Otros. Este sería el plano del espejo. los verdaderos. por reflexión. sus pulsiones parciales. que hay relaciones auténticamente intersubjetivas. que reúna a un sujeto con otro sujeto. pero esto es lo que hay que intentar obtener siempre del sujeto en análisis. el otro. que no es solo imaginaria. verdaderos Otros. A ellos apunta cada vez que pronuncia una verdadera palabra. realizarse. este ausente. Pero se ve. integrarse. allí donde en principio. Se ve del otro lado. Cuando el sujeto habla con sus semejantes lo hace en el lenguaje común. pero siempre alcanza a'. El sujeto reconcentra su propio yo imaginario bajo la forma del yo del analista. a''. Si este fin es perseguido de manera directa si se toma por guía lo imaginario y lo pregenital. Es la relación última del sujeto con otro . y no sabe lo que es. Si se forman analistas es para que haya sujetos tales que en ellos el yo. como para impedirnos radicalmente comprenderlo.El análisis también nos enseña que el yo es una forma fundamental para la constitución de los objetos. Se las ve en a'. El sujeto no sabe lo que dice. aquellos a quienes les habla. de manera imperfecta. No los alcanzo jamas. se llega a este tipo de análisis donde la consumación de los objetos parciales se lleva a cabo por intermedio de la imagen del otro. etc. pues desde luego es virtual. Se quiere permitir a este yo cobrar fuerzas. Apunto siempre a los verdaderos sujetos. El lenguaje sirve tanto para fundarnos en el Otro. este yo no resulta simplemente imaginario. un sujeto plenamente realizado. a causa de la índole fundamentalmente inacabada de la imagen especular. Ve la forma del otro especular a aquel que por razones estructurales se lo llama su semejante. y solo encuentro las sombras. de aquella en la cual se desconoce. el semejante. nos dice que no. fragmentantes. por el muro del lenguaje. Se aspira a que el sujeto conglomere todas las formas fragmentadas. Nos dirigimos de hecho a mas A1. La suposición básica del analista es la de creer que hay otros sujetos aparte de ellos. del otro lado del muro del lenguaje. porque la intervención hablada del analista se concibe como un encuentro de YO a Yo. y se lo escribe a'. Ellos están del otro lado del muro del lenguaje. verdaderos sujetos. es decir que el sujeto puede. El yo. porque son nombrados como tales en un sistema organizado. todos estos imaginarios son objetos. Sobre este hecho se insiste hace un tiempo en la técnica analítica. En la medida en que el sujeto los pone en relación con su propia imagen. sus miembros esparcidos. también son aquellos con quienes se identifica. El análisis debe apuntar al paso de una verdadera palabra. Lo que hay que procurar es que el sujeto pase de una realidad psíquica a una realidad verdadera. Nunca hay un sujeto sin yo. que es el del Muro del Lenguaje. Lo imaginario cobra su falsa realidad a partir del orden definido por el MURO DEL LENGUAJE. a''. etc. Y de esto se trata en la experiencia analítica. que toma a los yo imaginarios por cosas reales. Por otra parte. A2.

sino con todos esos Otros que son sus verdaderos garantes. despojándolo así de sus cualidades. donde no sabe lo que dice. También se produce la unión ciencia-técnica. APUNTES DE CLASE Curación: implica la realización del sujeto por una palabra que viene de otra parte. como seres parlantes. la física galileana. Esto remite al concepto de hiancia. A esta alienación. lo marca. El sujeto por el lado del yo habla. hace sentido del otro. Las letras de las formulas se presentan así como pseudosignificantes o significantes puros (por ser sin sujeto y por ser significantes sin . en su seminario II. 2) la ciencia moderna es la ciencia galileana. y que asuma progresivamente las relaciones de transferencia en el lugar en que esta. Sujeto analítico: No es n sujeto en su totalidad.verdadero. operando una reducción del material. atraviesa al sujeto. la física matematizada. Estaba en estado de espera. Aquello que una fórmula toma. En este sentido Galileo afirmaba que “la naturaleza está escrito en caracteres geométricos”. es un sujeto en su abertura. La ciencia reduce así la realidad a fórmulas para ver las relaciones. entonces. que define el punto terminal del análisis. lo que pasa. con la condición de que el yo del analista tenga a bien no estar ahí. Y el ya no es el mismo sujeto que antes. funciona así. En este sentido es que Lacan. La ciencia galileana combina empiricidad y matematización. dice que la ciencias a través de las fórmulas hizo callar a los planetas. Plantea leyes universales y necesarias. no sabe lo que dice. “les cerró el pico”. se habla de la ciencia formalizada. Es decir. Se trata de que el sujeto descubra a que otro se dirige aun sin saberlo. El sujeto no esta donde se ve. no va más allá de esa significación. puesta en fórmulas. Lacan dice que el sujeto como sujeto parlante se relaciona lo simbólico con lo imaginario pero no el objeto con lo real. Esto es ideal. y que no ha reconocido. con la condición de que el analista sea un espejo vacío. es a la que estamos condenados. pasa entre el yo del sujeto y los otros. a la ciencia le interesa la verdad formalizada. implicando la suposición de una lógica regular en la naturaleza. es lo que es. 3) se matimatiza el objeto. no con el YO del analista. a los significantes del otro. Si se realiza. con el Otro que da la respuesta que no se espera. se platean tres cuestiones básicas: 1) hay un corte entre la episteme antigua y la ciencia moderna (corte mayor). Palabra: Que viene de otra parte. porque no sabe lo que es. de la física matematizada. era un sujeto no marcado. Su objeto es el universo. identificación al campo del otro. es una ciencia literalizada (lo empírico es literalizable. siguiendo a Alexandre Koyré. Si se habla de ciencia moderna. puede escribirse en caracteres geométricos). y al hablar. es porque antes no estaba realizado. y donde en un principio no sabia que estaba. hasta que se demuestre lo contrario. Se daría como un abrochamiento sgdo-ste. Esto es por una alienación. Para Koyré. El análisis consiste en hacerle tomar conciencia de sus relaciones. Durante todo el tiempo del análisis. y que lo atraviesa. Las formulas tienen por función fijar un sentido en un lenguaje muy simple sin apelar a calificativos. La ciencia moderna parte de elementos contingentes para llegar a leyes y elementos necesarios.

Lacan dirá que el inconciente no es del orden del ser. El sujeto entra en un mundo donde existen significantes. todavía en un estado de impotencia e incoordinación motriz anticipa imaginariamente la aprehensión y dominio de su unidad corporal. El sujeto es en el momento en que emerge. El sujeto se plantea como efecto de la relación significante: por la oposición significante emergerá el sujeto. con la excepción de algunas especies particularmente desarrolladas. no es una individualidad empírica. si no de lo no-realizado.significado). Esta fascinación es interpretada por Lacan como la identificación del niño con su imagen. lo que permitiría una “unificación imaginaria” Dos procesos. de júbilo o de éxtasis. deben converger para que se produzca el estadio del espejo: * La suficiente maduración de las áreas del cerebro especializadas en la percepción y procesamiento de la información visual y * Que exista un semejante que le sirva de estímulo. Pero necesita ser escuchado. la que encuentra allí por primera vez reflejada de manera completa. es la marca de algo que falta. no se refiere a la persona en sí. sujeto del inconciente. ni tampoco es el yo (moi). El sujeto es efecto del discurso: hay sujeto cuando aparece. Estos fragmentos no aparecen estructurados o relacionados entre sí. sujeto escindido. El estadio del espejo El fenómeno es fácilmente observable y se puede describir así: Cuando un niño se reconoce por primera vez en el espejo. al que se alude en la segunda condición. observa por primera vez la totalidad. como mínimo. celebra la aparición de su imagen con un gesto de alegría. Sin embargo. por lo que han sido percibidos como objetos parciales hasta la experiencia del espejo. Ella no sólo será el modelo visual y háptico en el cual se identifique corporalmente el niño o la niña (según el caso). Propone una falta en ser: el sujeto no es nada más que el nombre del sujeto. El significante preexiste al sujeto. Habla de sujeto deseante. denominándoselo también sujeto evanescente (pulsación temporal). Hasta reconocerse en el espejo. el niño no ha visto nunca su cara. Lacan así se apoyará en esta para dar una de sus principales definiciones del significante: “el significante en cuanto tal no significa nada” (seminario III). En relación a esto. en este aspecto aquí existe algo del tipo imprinting. . ni su cuerpo completo. En vez de ver sólo partes de su cuerpo. El semejante. cuando no aparece. y el sujeto tendrá que ubicarse allí. cuando “ataca la cadena”. Por lo tanto. hay primero primacía del significante. es decir. por ejemplo. El proceso que se pone en marcha aquí es el de la identificación con la imagen del semejante como forma total. ni después. y puede ser pensado en torno al significante: un significante representa a un sujeto para otro significante. el inconciente es en acto. es que el reconocimiento de la propia imagen especular ocurre con ayuda de y en relación a un otro semejante. lo que por sobre todo resalta Lacan. ni antes. aquel Otro. Así «el niño. es en principio la madre (o quien cumpla la función materna). sino sólo miembros parciales. Sujeto: Cuando Lacan habla de sujeto. no constituyen una unidad. Las investigaciones antropológicas y psicológicas experimentales de los años 1970 y '80 habían demostrado que recocerse en el espejo era una característica específicamente humana: La prueba del espejo demostraba que a la mayoría de los animales no les llama en absoluto la atención su imagen en el espejo. ni del no-ser. sino que además la madre será configuradora de la imago corporal al "modelar" al niño (o la niña) con sus caricias y con sus expresiones verbales.

de un cuerpo propio (al que identificará con "su" yo). porque aquello que reconoce no es él. El regocijo experimentado al observar su imagen es también un primer momento de sentimiento de placer con su cuerpo. no está en su cuerpo. . Como para que tal haya ocurrido ha sido menester el estímulo externo desde un semejante. sobre todo. Esta es una razón para que Lacan más adelante distinga entre dos formas del yo: je y moi. Lacan deduce de allí que. Así el estadio del espejo revela la configuración del yo del sujeto. desengaño. inicialmente. Estos dos aspectos del yo no quedan. no resultan suficientes para la subjetivación. Engaño. sino que justamente sólo una imagen de él. Se reconoce y se desconoce casi al mismo tiempo. sin embargo sólo quedarán delimitados de manera clara en una fase más tardía de su obra. Lacan deduce luego que se requiere un tercero. engañosa y que al mismo tiempo lo confronta con la propia enajenación. La completitud que observa es sólo un engaño. en principio. Aquello que el niño ve está fuera de sí. con la implicación de la madre o la función materna. que no le pertenece. enajenación y escisión del yo Lacan observa que el gran júbilo que el niño experimenta al reconocerse es sin embargo sólo efímero. Es la función paterna la que permitirá mantener la noción de unidad corporal del sujeto y luego el desarrollo psíquico que deviene a partir de esta primera percepción de unidad. Una imagen separada. sin la directa asistencia de la madre. todo yo es un Otro. una ilusión de sujeto completo que no es más que una imagen. El estadio del espejo implica por ello una experiencia de división o escisión del sujeto. y.Al ocurrir el estadio del espejo el infante deja de angustiarse de sumo grado ante la ausencia de la madre. pasando a poder regocijarse percibiéndose reflejado. Una figura imaginaria de no fragmentación. dotado de unidad corporal. sino en el espejo. Empero el estadio del espejo por sí sólo.

y. que es lo único en que consiste la razón formal del error y del pecado. a saber: facultad de conocer que hay en mi. si me engaño. con tal de que se tome la palabra error en su significación propia. pues. el mal en vez del bien. sino que concibo solamente las ideas de las cosas que puedo afirmar o negar. no se contiene dentro de los mismos límites. que es el de dar a mi entendimiento un conocimiento claro y evidente de todas aquellas cosas. es porque la potencia que Dios me ha dado de discernir lo verdadero de lo falso no es infinita en mí. Mirándome más de cerca y considerando cuáles son mis errores. como de suyo es indiferente. que por sí solos demuestran que hay en mí imperección. Y ya me parece que descubro un camino que nos llevará de esta contemplación del Dios verdadero. que es mantenerme firme en la resolución de no dar nunca mi juicio sobre cosas cuya verdad no conozca claramente. y la facultad de elegir. no necesito una facultad que Dios me diera particularmente para ello. al conocimiento de las otras cosas del Universo. en quien se hallan encerrados todos los tesoros de la ciencia y de la sabiduría. que no pienso que el espíritu humano pueda conocer cosa alguna con la mayor evidencia y certeza. En lo que toca a la privación. se extravía con mucha facilidad y elige lo falso en vez de lo verdadero. osea. como tal. sino sólo negación. Querer burlar es un signo de debilidad o malicia. porque no es una cosa o un ser. Puedo por medio de una meditación atenta y reiterada. por lo cual no puede estar en Dios. mi libre albedrío. hasta el punto . la privación que constituye la forma del error. en todos los momentos de mi vida. y no es posible que en esto me engañe. Sin duda. No nos sentimos constreñidos por ninguna fuerza exterior. no necesita ningún concurso de Dios. imprimirlo hondamente en la memoria. sino un defecto. Dios quiere siempre lo mejor. Es imposible que me engañe Dios nunca. El error. encuentro que dependen del concurso de dos causas. no es nada real y derivado de Dios. sino que se extiende también a las cosas que no comprendo. en cambio. La facultad infinita pertenece a la naturaleza divina. Hay en mí cierta facultad de discernir lo verdadero de lo falso. Si bien Dios no me ha dado la perfección de no errar. Sólo la voluntad o libertad del albedrío la siento en mí tan grande que no concibo idea de otra más amplia y extensa: de suerte que es ella principalmente la que me hace saber que estoy hecho a imagen y semejanza de Dios. El error es la privación de conocimiento. por todo lo cual sucede que me engaño y peco. puesto que es parte de la universalidad de los seres. para errar. puede decirse que no se encuentra nunca en él error alguno. siendo mucho más amplia y extensa que el entendimiento. Pues por el entendimiento no afirmo ni niego cosa alguna. puesto que en el engaño y en el fraude hay una especie de imperfección. y si es referida a Dios como causa. esto es. ha dejado en mi poder del otro medio. En este mal uso del libre albedrío está. que sin duda he recibido de Dios. ¿De donde vienen mis errores? Nacen de la voluntad. que todo cuanto concibo. derivando estas conclusiones de que la idea de Dios está en mi o también de que yo soy o existo. sino que.MEDITACIÓN CUARTA De lo verdadero y lo falso Dios existe y que mi existencia depende de él enteramente. lo concibo como es debido. mi entendimiento y mi voluntad. Y considerándolo precisamente así. y por lo tanto que. no debe llamarse privación.

esto es. Todo lo que es verdadero es algo. Mi esencia consiste sólo en ser en algo que piensa. en ser en una sustancia cuya esencia o naturaleza toda es pensar.de no dejar nunca de recordarlo. que acudan a mi mente otras razones que me harían cambiar fácilmente de opinión. debo considerar sus ideas. Mi alma es enteramente distinta de mi cuerpo. sin duda. y. MEDITACIÓN QUINTA: De la esencia de las cosas materiales. Sin Dios no sería posible ningun conocimiento verdadero. No estoy . Es imposible separar de la esencia de Dios su existencia. pero sería inútil para mí esta facultad y no podría yo hacer uso de ella. y otra vez de la existencia de Dios. Sólo las cosas que concibo clara y distintamente tienen fuerza bastante a persuadirme por completo. Y ver así si podré conocer nada cierto tocante a las cosas materiales. Sin juzgar más que de aquellas cosas que el entendimiento representa claras y distintas. sino también sobre los internos. MEDITACIÓN SEXTA De la existencia de las cosas materiales y de la distinción real entre el alma y el cuerpo del hombre. de suerte que. porque toda concepción clara y distinta es. es decir. no ha permitido que pueda haber falsedad en mis opiniones. cuya verdad se manifiesta con tanta evidencia. y no sólo sobre los externos. siendo la verdad y el ser una misma cosa. cuando lo necesite. sin darme al mismo tiempo alguna facultad para corregirla. Dios garante del conocimiento fundante de la ciencia. no puede suceder que me equivoque. todo lo que conozco clara y distintamente es verdadero. y debe necesariamente ser obra de Dios. No se puede dudar que hay una facultad de sentir. me persuado fácilmente de que la existencia puede separarse de la esencia de Dios y. no me parece que aprendo nada nuevo. y muchas veces me acuerdo de haber juzgado verdadera una cosa cuando ya he cesado de considerar las razones que me obligaron a juzgarla así. y ver cuáles son distintas y cuáles confusas. de recibir y reconocer las ideas de las cosas sensibles. Diferencia entre la imaginación y la pura intelección o concepción. durante ese tiempo. sino sólo opiniones vagas e inconstantes. Se necesita una particular contención del espíritu para imaginar. por lo tanto. Imagino distintamente esa cantidad que los filósofos llaman vulgarmente cantidad continua. por lo tanto. que cuando comienzo a descubrirlas. He encontrado erróneos los juicios fundados sobre los sentidos externos. Dios no puede engañarnos. por lo cual puede ocurrir. La certeza y verdad de toda ciencia dependen únicamente del conocimiento del verdadero Dios. figuras. no puede provenir de la nada. y así nunca poseería una creencia verdadera y cierta. Dios es una idea en mi espíritu. Examinar si hay tales cosas existentes fuera de mi. sino que más bien recuerdo lo que ya sabía. de que es posible concebir a Dios como no siendo actualmente. en cuanto que se hallan en mi pensamiento. no podía yo saber nada con perfección. antes de conocerle. o extensión de longitud. y esa contención muestra la diferencia entre imaginación e intelección. adquiriendo así la costumbre de no errar. la cual no es necesaria para concebir o entender. si no hubiera en mi alguna facultad activa capaz de formar y producir ideas. y por lo tanto. latitud y profundidad. algo. También llego a conocer una infinidad de números. Examinar sobre los atributos de dios y mi propia naturaleza. No puedo tener el espíritu continuamente atento a una misma cosa. quien siendo sumamente perfecto. la de mi espíritu. si no supiese que hay un Dios. movimientos. pudiendo ser y existir sin el cuerpo. Distinguir entre la existencia y la esencia. no puede ser causa de error.

por su naturaleza. . es enteramente indivisible. Naturaleza en sentido más comprimido cuando digo que la naturaleza que cuando la llamo el conjunto o complejo de todas las cosas que Dios me ha dado. Hay diferencia entre el espíritu y el cuerpo. La máquina del cuerpo humano. pero esto no levanta la dificultad. sino tan estrechamente unido y mezclado con él que formo como un solo todo con mi cuerpo. siendo la naturaleza del hombre finita. La causa del engaño es que la naturaleza de los enfermos está corrompida. el cuerpo.metido en mi cuerpo como un piloto en su navío. puesto que. de lo cual no hay motivo para extrañarse. Mi naturaleza no conoce entera y universalmente las cosas todas. su conocimiento ha de tener una perfección limitada. porque un hombre enfermo es una criatura de Dios. como una obra de Dios.