You are on page 1of 201

Introducción

Una caldera es un intercambiador


• Clasificación de las calderas por su aplicación
de calor en el que la energía se
aporta generalmente por un
• Clasificación de las calderas por su diseño
proceso de combustión, o
también por el calor contenido en
• Últimos avances tecnológicos en las calderas
un gas que circula a través de ella.
En ambos casos, el calor
aportado se transmite a un fluído,
que se vaporiza o no, y se
transporta a un consumidor, en el
que se cede esa energía.

Se prescindirá de las calderas


eléctricas, en las que la energía
se aporta mediante medios
eléctricos, debido a su baja
incidencia actual en instalaciones de tipo industrial.Para facilitar la identificación de los diferentes
tipos de calderas, se procederá a clasificarlas por sus características más peculiares.
Clasificación de las calderas por su aplicación
Teniendo en cuenta su aplicación, las calderas se clasifican en los siguientes grupos esenciales:

• Para usos domésticos

• Para generación de energía en plantas termoeléctricas

• Para plantas de cogeneración

• Para aplicaciones marinas en barcos

• Para generación de energía en plantas terrestres

Sus características particulares en cada uno de estos grupos, son las siguientes:
• Calderas para usos domésticos: • Calderas para plantas de cogeneración:

Se utilizan para la calefacción doméstica, bien Utilizan los gases calientes del escape de turbinas
individual, o comunitaria de pequeño tamaño. de gas, o de motores de explosión para que,
circulando a través de ellas, cedan su calor para
Son de pequeñas potencias, y no se consideran
generar un fluído térmico que se transporta hasta
dentro de la presente descripción.
un consumidor, donde cede su energía, que como
• Calderas de generación de energía para el caso anterior puede ser vapor sobrecalentado.
plantas termoeléctricas:
Son calderas llamadas de recuperación,
Se utilizan para la generación de vapor generalmente de grandes potencias .
sobrecalentado a altas presiones, como fluído
motriz de grupos turboalternadores, para generar
energía eléctrica.

Son de grandes potencias, y tampoco se van a


considerar dentro del objetivo de la presente
descripción.
• Calderas para aplicaciones marinas en barcos: - Generación de vapor, para aplicaciones
directas en procesos de producción. (Fig. 1)
Se instalan en los barcos como generadores de
su vapor motriz. En algunas aplicaciones puntuales, el
vapor generado a alta presión es
La presente descripción se ocupa solo de las
sobrecalentado y primeramente se le
calderas terrestres, pero, es evidente, que, las
utiliza para producir energía eléctrica
calderas marinas no difieren sensiblemente de las
propia accionando un grupo
terrestres, si bien, se instalan hoy día en barcos
turboalternador y utilizando el vapor de
en muy pocas ocasiones.
contrapresión a su salida para las
• Calderas para generación de energía en aplicaciones directas en los procesos de
plantas industriales: producción. (Fig. 2).

Generan energía para consumo interior propio de - Generación de agua sobrecalentada para
una fábrica. Su instalación es estática y calefacción industrial de sus propias naves
evidentemente terrestre y sus aplicaciones y para aplicaciones directas en procesos de
especificas son, fundamentalmente, las producción (Fig. 3).
siguientes:
1. Depósito nodriza de fuel-oil 7. Depósito recuperador de purga continua de
2. Caldera de vapor calderas
3. Economizador gases de combustión 8. Depósito de almacenamiento agua tratada
4. Depósito de almacenamiento agua 9. Cambiadores tratamiento de agua
alimentación calderas 10. Depósito almacenamiento salmuera
5. Desgasificador térmico agua alimentación 12. Depósito almacenamiento ácido
calderas
6. Cambiador térmico de placas para recuperación
del calor de purga

Fig. 1: Esquema de principio de una central de generación de vapor saturado


Fig. 2: Esquema de principio de una central de generación de energía
eléctrica con vapor a contrapresión para el proceso
1. Caldera de agua sobrecalentada 6. Depósito expansión nitrógeno
2. Equipo doble de combustión 7. Depósito alimentación
3. Bombas red a consumidores 8. Bomba alimentación
4. Bomba circulación a.c.s. calderas 9. Equipo de preparación de
5. Evacuación gases combustión combustible

Fig.3: Esquema de principio de una central de generación de agua sobrecalentada

La presente descripción se referirá exclusivamente a estas calderas para generación de energía en


plantas industriales de mediana potencia, sin generación de energía eléctrica para consumo propio.
Clasificación de las calderas por su diseño
Teniendo en cuenta el diseño, las calderas para generación en plantas industriales, se clasifican en dos
grandes grupos

• Pirotubulares, o de tubos de humos.

• Acuotubulares, o de tubos de agua.


Calderas pirotubulares, o de tubos de humo.

Fig. 5: Calderas pirotubulares de tres pasos, con uno y dos hogares ondulados (sección longitudinal).
Se caracterizan porque la llama de la combustión Las calderas para generar fluído térmico, son
se forma dentro de cada hogar cilíndrico de la similares a las de generación de agua
caldera, pasando los humos generados por el sobrecalentada, pero más simples en su
interior de los tubos de los pasos siguientes construcción. Tienen escasa demanda, por lo que
(normalmente dos), para ser conducidos a la se excluyen de la presente descripción.
chimenea de evacuación. De ello, su otro nombre
Para la selección de compra de las calderas
de calderas de tubos de humo.
pirotubulares, se deberá tener en cuenta el
En estas calderas, tanto los hogares, como los estricto cumplimiento de las siguientes
tubos de humo, están en el interior de la virola, y características esenciales:
completamente rodeados de agua. De ello, su otro
– Que los hogares interiores, en los que se
nombre, poco usual, de calderas de hogar interior.
forma la llama sean ondulados en toda su
Para generar vapor, se regula el nivel medio del longitud. Esta ondulación refuerza de
agua en su interior, de forma que varíe dentro de manera importante estos tubos de hogar,
una banda prevista, sirviendo su cámara superior y permite su imprescindible dilatación,
de separador del vapor generado, desde donde que es diferente que la del resto de la
sale al consumo por la tubuladura de salida. caldera (Fig. 5)

Para generar agua sobrecalentada, la caldera está


completamente inundada, siendo iguales los
conductos de entrada y salida de agua.
– Que tenga tres pasos de humos, el primero – Que no tengan cierres de estanqueidad de
a través de los hogares, y los restantes a gran tamaño en la cámara de agua, ya que
través de los tubos de humo (Fig. 5). provocan frecuentes fugas, difíciles de
Lascalderas que se fabrican con dos reparar, y de mantenimiento muy
pasos, el del hogar y, solamente uno, a complicado.
través de los tubos de humo, tienen el
rendimiento más bajo, y envejecen más
rápido por estar sometidas a una mayor
carga térmica.

– Que tengan dos hogares (un quemador


en cada hogar) a partir de una
determinada potencia, normalmente, de 20
t/h de vapor en adelante, para no producir
cargas térmicas elevadas, que originen un
envejecimiento prematuro de la caldera
(Fig. 5)
Calderas acuotubulares, o de tubos de agua
Se caracterizan porque la llama de los
quemadores se forma dentro de un recinto
formado por paredes tubulares en todo su
entorno, que configuran la llamada cámara de
combustión, pasando los humos generados por
el interior de los pasos siguientes, cuyos
sucesivos recintos están también formados por
paredes tubulares en su mayoría.

La cualidad que diferencia a estas calderas es,


que todos los tubos que integran su cuerpo, están
llenos de agua o, al menos, llenos de mezcla agua-
vapor en los tubos hervidores, en los que se
transforma parte de agua en vapor cuando
generan vapor como fluído final de consumo.

Estas calderas pueden generar indistintamente,


vapor, o agua sobrecalentada (Fig. 6 y 7)
Fig.6: Caldera acuotubular para generación de
agua sobrecalentada (sección transversal)
Fig.7: Caldera acuotubular para generación de vapor (sección transversal)
Cuando se destinan a la generación de vapor Cuando las calderas se destinan a la generación
disponen de un calderín superior y, normalmente, de agua sobrecalentada no disponen de
de otro inferior. El calderin superior trabaja calderines, o la distribución de agua a los tubos
como separador del vapor generado y el inferior, de las paredes se realiza por medio de colectores
cuando existe, como distribuidor del agua a través (Fig. 8 y 9)
de los tubos hervidores. También disponen de un
paquete tubular de precalentamiento del agua de
alimentación, llamado genéricamente
economizador, que se puede instalar fuera del
cuerpo de caldera en calderas de mediana
potencia, o dentro de éste en calderas de gran
potencia. En estas calderas el flujo por los tubos
hervidores se realiza mediante circulación natural
(Fig. 7)

En las calderas de mediana potencia es opcional


la previsión de un sobrecalentador del vapor
generado; en las calderas de gran potencia,
siempre se prevé este sobrecalentador.
Fig.8: Esquema de flujo de una caldera de
generación de agua sobrecalentada
Fig.9: Secciones de una caldera de generación de agua sobrecalentada
En las calderas acuotubulares la circulación del – Que el cuerpo externo y los recintos
agua por su interior es forzada por medio de las interiores, salvo en sus caminos de
bombas de circulación. circulación de los humos, sean
completamente estancos, para que la
En las calderas de generación de vapor se regula
combustión se efectúe a sobrepresión
el nivel medio de agua en el calderín superior, de
(presurizada).
forma que varíe dentro de una banda prevista,
sirviendo la cámara superior de separador del – Que el cuerpo sea completamente
vapor generado, desde donde sale al consumo autoportante, es decir, que no se precisen
por la tubuladura de salida. (Fig. 7) estructuras adicionales para la estabilidad
del cuerpo de caldera.
Para la selección de compra de estas calderas
acuatubulares, se deberá tener en cuenta el
estricto cumplimiento de las siguientes
características esenciales:
Últimos avances tecnológicos en las calderas
En el campo tecnológico del diseño mecánico de las calderas que se están tratando, no cabe mencionar
avances que puedan considerarse importantes. Es un equipo sobradamente experimentado en sus
aspectos esenciales, como son:

• Materiales

• Circulación interna de fluídos

• Equipamientos auxiliares

Donde hay sensibles diferencias en el producto final, es en la calidad de la ejecución, cuya banda de
aplicación varía sensiblemente entre cubrir estrictamente los mínimos exigidos por las normas y
reglamentos, o marcarse como objetivo la fabricación de un producto que esté bien construido, sea
fiable y, por añadidura, duradero. Una caldera construida con estas últimas premisas podrá mantenerse
en servicio fácilmente mas de 25 años. Otra, diseñada con los anteriores mínimos de calidad, durará
escasamente ocho o diez años, a costa de un mantenimiento penoso para el usuario y un sin fin de
averías continuas.
Es aconsejable para los futuros usuarios de calderas que tengan muy en cuenta que un ahorro en la
inversión de compra inicial, representará en la inmensa mayoría de los casos un gasto posterior, muy
superior, en reparaciones y amortizaciones.

El campo en el que se han producido avances tecnológicos importantes es en los sistemas de telegestión,
con utilización de apoyos informáticos, para la regulación y optimización del funcionamiento de las
calderas (Un ejemplo típico se refleja en las Fig. 10 y 11)

Fig.10:Esquema típico de un sistema


de telegestión, para una
central térmica industrial
Fig.11: Puesto central de control de una caldera térmica industrial, con sistema de telegestión

La telegestión, aplicada a las salas de calderas, se puede definir como el modo de aprovechar y desarrollar
la posibilidad de adquirir información, transmitirla y tratarla con toda la rapidez, fiabilidad e inteligencia
necesarias.

Estas funciones se pueden clasificar en tres fases:

• Adquisición de datos

• Transmisión de las informaciones

• Tratamiento de la información
Primera función: adquisición de datos

Para obtener los datos en la primera fase del exteriores, temperaturas de salida y de
proceso. se utilizan los captadores que retorno de agua, temperatura de humos, etc.
constituyen los órganos sensoriales del sistema.
También se puede efectuar otras
Estos captadores pueden, bien detectar un estado,
mediciones: medición del porcentaje de CO2
bien efectuar una medición, o incluso realizar un
en los humos, del caudal de extracción de
recuento.
aire de una ventilación, del estado
• Detección de un estado higrométrico en un recinto, etc.

Se trata de captadores muy sencillos que • Realización de un recuento


transmiten una información del tipo 0-1, todo
Se puede contar la energía calorífica
o nada. Generalmente concerniente a la
consumida, los grados-día unificados (según
marcha o parada de bombas y también son
la evolución de las condiciones climáticas),
corrientemente utilizados para transmitir
el tiempo de funcionamiento de una
alarmas.
máquina, un caudal, etc.
• Realización de una medición

Las medidas más frecuentes utilizadas son


de temperaturas interiores de locales,
Segunda función; transmisión de las informaciones
En la segunda fase del proceso, las informaciones ella misma puede decidir la parada
son emitidas por la unidad local, llamada todavía momentánea de una función sin transmitir
puesto secundario. la información al puesto central.

Se ofrece dos posibilidades: En esta elección opcional, se deciden en que


cuantía es necesario transmitir las
– Si la unidad local tiene la función de
informaciones al ordenador central, siendo
transmisor se envía, generalmente, por
a su cargo interpretarlas y tratarlas, o por el
medio de la red telefónica, todas las
contrario tratarlas localmente y hacerle llegar
informaciones procedentes del conjunto de
solo las alarmas e informaciones generales
salas de calderas.
referentes a la gestión de la energía.
– También se puede hacer, opcionalmente, que
Hay que hacer notar que esta segunda alternativa
esta unidad local también se conciba con
conlleva una multiplicación de los
inteligencia importante, con el fin de que ella
microprocesadores y, en consecuencia, una cierta
misma pueda tratar un cierto número de
elevación de los costes de inversión; pero
informaciones, es decir, comportarse de
presenta innegablemente ventajas substanciales
manera autónoma.
a nivel de explotación.
Por ejemplo, en épocas intermedias y por la
recepción de la información de un captador,
Tercera función: tratamiento de la información
Las informaciones se descifran antes de ser Los datos estudiados no conllevan una
tratadas. Esto último es extremadamente variado acción directa, sino que son analizados con
y depende de la programación hecha con vista a una futura elección.
anterioridad.
Por ejemplo, el cálculo del rendimiento -día
Pueden distinguirse dos tipos de tratamiento que a día- de la sala de calderas y enviar personal
son distintos en su propia esencia: un tratamiento al lugar respectivo para realizar una
activo y un tratamiento de análisis. inspección y una acción, pudiendo consistir
ésta última, bien en una regulación a causa
– El tratamiento activo consiste en un cálculo
de una desviación, o bien en la sustitución
o comparación de datos que comporta una
de un órgano defectuoso
acción directa: una alarma o un
accionamiento. Por ejemplo, la información Este tratamiento de análisis puede contener,
de una temperatura inferior demasiado baja también, toda la gestión de los fluídos
y de una parada de los quemadores (seguida de los consumos) que pueden
ocasionará una alarma y la llamada terminar en una verdadera contabilidad
automática al personal de servicio. analítica.

– El tratamiento de análisis es la razón misma


de la unidad o puesto central.
Los equipos esenciales típicos de un sistema de telegestión, son los siguientes (Fig. 12)

Fig.12: Sistema de telegestión instalado para la central industrial de la Fig.11


Unidad central y periféricos
• Ordenador con memoria suficiente RAM, y lectoras de minidisquete

Monitor de alta resolución

Teclado

• Impresora bidireccional
Subestaciones (por unidad)
Subestación modular con los siguientes elementos:

• Modulo de alimentación

• Modulo microprocesador con memorias EPROM y RAM de capacidad adecuada.

• Tarjeta INTERRUPT

• Tarjeta INTERFACE

• Tarjetas de entradas digitales

• Tarjetas de salidas digitales

• Tarjetas de entradas analógicas

• Tarjetas de entradas por impulso

Es evidente que un objeto esencial de los sistemas de telegestión es la optimización en el funcionamiento


de las calderas. Para este fin, un elemento que se puede incorporar al equipamiento de la caldera, es el
analizador continuo del contenido de oxígeno en los humos procedentes de la combustión(Fig. 13 y 14).
Fig.13: Sonda para medición continua de oxígeno Fig.14: Panel de un analizador continuo de
en los humos de salida de una caldera humos con microprocesador

La sonda tiene en su extremo un elemento de óxido de circonio, que realiza la medición de los gases de
combustión. Esta sonda se instala en el conducto de salida de humos de la caldera y trasmite las
señales al analizador continuo. Esta señal es también posible enviarla el sistema de regulación de
quemadores, que la procesa y es capaz de optimizar con ella la combustión.
Introducción
• Equipos de combustión
Son aquellos que complementan
las calderas permitiendo su • Sistema de alimentación de agua
correcto funcionamiento.
Normalmente se instalan en una • Recuperadores del calor de los humos
zona próxima a las calderas y, con
frecuencia, dentro de una sala
que se denomina central térmica
o sala de calderas.
Equipos de combustión
Son el conjunto de elementos necesarios para generar la llama en el interior del hogar de las calderas
de forma regulada y segura.

Como es sabido, el proceso de la combustión que genera la llama, es la reacción exotérmica de los
combustibles utilizados con el oxigeno del aire atmosférico.

A continuación, se describirán los elementos esenciales que forman parte de los equipos de combustión.

• Combustibles

• Tipos de quemadores

• Bombas de combustibles líquidos

• Estaciones de regulación de gas de combustión

• Ventiladores de aire de combustión

• Medios auxiliares

• Sistemas de regulación de la carga


Combustibles:
A Continuación, se citan los de uso más importante:

– Líquidos, cuyas características son:

• Gasóleo clase C: • Fuelóleo pesado nº2:

Densidad, a 15ºC: < 0,9 kg/l Viscosidad, a 50ºC: máx. 50 ºE

Viscosidad cinemática, a 40ºC 7 mm2/s Azufre, en peso: máx. 3,5 %

Azufre, en peso: 0,2 % Poder calorífico inferior min. 9.400 kcal/kg

Poder calorífico inferior: min. 9.700 kcal/kg

• Fuelóleo pesado nº 1:

Viscosidad, a 100ºC: 25 mm2/s

Azufre, en peso: máx. 2,7 % (1) (1) cuando el contenido en azufre de esta calidad
no supere el 1% en peso se denominará
Poder calorífico inferior: min 9.600 kcal/kg «Fuelóleo número 1 BIA»
– Gaseosos, cuyas características son:

• Gas natural de ENAGAS:

Composición: MetanoCH4 96,6%

EtanoC2H6 3,2 %

NitrógenoN2 0,2 %

Poder calorífico superior: 9.900 a 10.900 kcal/m³N

Poder calorífico inferior: 8.900 a 9.800 kcal/m³N

Indice de WOBBE: 11.520 a 13.860 kcal/m³N

Peso molecular,a 0ºC y 760 mm Hg: 15 a 16 g/mol

Peso especifico: 0,7 a 0,9 kg/mol


Tipos de quemadores
Los quemadores aplicables a las calderas de instalaciones industriales, se pueden clasificar en los
siguientes grupos esenciales, teniendo en cuenta la forma de tratar el combustible para configurar la
llama:

• De pulverización mecánica, o por presión

• De pulverización asistida, o por inyección de fluido auxiliar

• Rotativos, de pulverización centrífuga

• De flujo paralelo, con mezcla por turbulencia


DE PULVERIZACIÓN MECÁNICA, O POR PRESIÓN Para que realice la pulverización, es
imprescindible que el combustible entre a la caña
En estos quemadores, se queman combustibles
con una presión que oscilará entre 16 y 20 bar,
líquidos, fundamentalmente, gasóleo o fuelóleo.
según el fabricante y el tipo de combustible.
Estos llegan por el interior de la caña a su extremo,
ya en el interior de la cámara de combustión, en Para el uso de combustibles ligeros, gasóleo y
donde se encuentran instalados los mecanismos de similares, no será necesario precalentarlo, porque
pulverización. (Fig. 15) ya tienen una viscosidad adecuada a la
temperatura ambiente. En el caso de los
combustibles pesados, fuelóleo en sus
variedades, se precisa una viscosidad de unos
1. Tuerca soldada 2ºE a la entrada a la caña, por lo que se tendrán
2. Distribuidor que precalentar, normalmente en dos niveles:
3. Atomizador
• En el primer nivel: a unos 40ºC, según
4. Tuerca de bloqueo
tipo del fuelóleo, para que sea bombeable.
5. Pastilla
6. Tubo del quemador • En el segundo nivel: a unos 120ºC,
según el tipo de fuelóleo, para que alcance
los 2ºE que, aproximadamente, se requieren
para su pulverización.
Fig.15: Cabeza del quemador para pulverización
mecánica
DE PULVERIZACIÓN ASISTIDA, O POR INYECCIÓN Cuando el vapor se genera en la caldera a una presión
DE FLUIDO AUXILIAR
inferior a 7 bar, se emplea aire comprimido como
En estos quemadores, se queman también fluído auxiliar de pulverización asistida.
combustibles liquidos pero, exclusivamente,
Siempre que sea posible, es preferible la utilización
pesados, como fuelóleo números 1, ó 2.
del vapor como fluído auxiliar, por las siguientes
La diferencia con los quemadores de pulverización ventajas:
mecánica es que, a través de la caña, se conduce un
• Aporta calor al
fluído auxiliar que se inyecta en su
combustible,
cabeza y emulsiona el combustible,
favoreciendo el
formando una mezcla que se
proceso de
pulveriza más fácilmente, a una
combustión y de
presión, generalmente algo más
limpieza de la caña.
baja que en el caso de pulverización
mecánica. • No se requiere la
instalación auxiliar de
Preferiblemente, se inyecta vapor
producción de aire
saturado a una presión de 8 a 12
comprimido, que no
bar, que se deriva del
siempre está
generado,reduciéndole y
disponible en la
regulándole a la presión requerida
central.
antes de inyectarlo al quemador
(Fig. 16). Fig.16: Cabeza de quemador para pulverización asistida
ROTATIVOS, DE PULVERIZACIÓN CENTRÍFUGA

En estos quemadores se queman combustibles Para el uso de combustibles ligeros con este tipo
líquidos, indistintamente, ligeros (gasóleo), o de quemador, tampoco es necesario
pesados (fuelóleo). precalentarlos, sin embargo con combustibles
pesados, fuelóleo en sus variedades, se precisa
La pulverización se logra por la fuerza centrifuga
un precalentamiento entre 60 y 80ºC, dependiendo
que se comunica al combustible por medio de un
de sus calidades.
elemento rotativo interno.
Es evidente que, al tener elementos móviles en
El elemento rotativo suele ser una copa, que gira
interior, estos quemadores rotativos requieren un
a gran velocidad, distribuye el combustible y lo
mantenimiento más cuidadoso que los de
lanza perimetralmente hacia delante en forma de
pulverización mecánica, si bien son menos
tronco de cono (Fig.17).
propensos al ensuciamiento.
10. Motor quemador 20. Polea quemador
11. Correas quemador 21. Cojinete quemador
12. Polea meter quemador 22. Tapa cojinete
13. Junta 23. Ventilador
14. Timón aire 24. Caja ventilador
15. Anillo int. refractario 25. Palomilla aire primario
16. Tubo separación placa 26. Placa frontal
17. anillo refractario 27. Boquilla
18. Tubo alimentación 28. Copa
19. Eje quemador 29. Refractario

Fig. 17: Esquema rotativo de combustibles líquidos


DE FLUJO PARALELO, CON
MEZCLA POR TURBULENCIA

En estos quemadores se queman


combustibles gaseosos como el
gas natural.

El principio fundamental de
diseño y funcionamiento de estos
quemadores, es el siguiente
(Fig.18).

La cabeza de combustión se
compone, esencialmente, de un
dispositivo con aletas, llamado
roseta (1), dispuesto en un 1. Roseta de palas curvilíneas 6. Virola perforada de equilibrado
director de aire cilíndrico (2). 2. Director de aire cilíndrico estático
3. Núcleo de fijación de llama 7. Virola móvil de equilibrado
4. Cono deflector 8. Lanzas para gas (equipos en la
5. Jacket-tube central versión gas o mixta F.O./gas)

Fig. 18: Quemador de gas de flujo paralelo


El aire comburente, que llega
paralelamente al eje del
quemador, se pone
parcialmente en rotación por la
acción de la roseta. Esta última,
no ocupa toda la sección del
conducto de aire; el espacio
anular permite conservar una
parte de la vena de aire en
movimiento axial. Esta 1. Elementos abatibles del quemador
combinación de un flujo axial y 2. Cuerpo del quemador
de un flujo rotacional compone 3. Aletas móviles
un chorro de torbellino, que 4. Anillo refractario
provoca la mezcla en el gas. 5. Lanza con caña de entrada de fuel-oil

Cuando se combinan los 6. Copa giratoria

quemadores que se acaban de 7. Tobera de turbulencia del aire

describir para quemar, 8. Toberas de reparto del gas

simultáneamente o por 9. Ventilador de aire de pulverización

separado, más de un 10. Aletas del aire de pulverización

combustible se emplean los 11. Conexión de fotocélulas con mirilla

quemadores mixtos (Fig.19). Fig.19: Quemador rotativo para combustibles mixtos


Bombas de combustibles líquidos
Para hacer circular los combustibles líquidos, entre los depósitos de almacenamiento y los quemadores,
es necesario utilizar bombas que lo impulsen a través de las correspondientes tuberías.

Se deberán usar, preferentemente, bombas de impulsión del fluído por medio de engranajes (Fig.20)
que ofrecen las siguientes ventajas, respecto de las centrifugas:

– Son más robustas

– Son más estables y trabajan de modo más


uniforme.

– El propio combustible, al ser un producto


petrolífero, actúa como lubricante de los
engranajes, siendo su vida útil más larga.

Fig.20: Bomba de engranajes (esquema)


Caja del prensaestopas. Es sencilla y profunda,
Eje ampliamente calculado elimina sometida únicamente a aspiración, con lo que se
toda posibilidad de flexión. reduce al mínimo el goteo.

Canales que aseguran libre


circulación del líquido a través
de los cojinetes.

Engranajes Chevron de módulo especial, sin empuje


Rodamientos de rodillos o bolas, según las axial ni pérdida de líquido, gran superficie de
condiciones se servicio, doble hilera, de gran contacto, resultan de alto rendimiento y larga
capacidad de carga, asegura larga duración y duración.
alto rendimiento aún con líquidos de trasiego
de caracteristicas no lubricantes.
Fig.20: Bomba de engranajes (sección)
Estaciones de regulación de gas de combustión
Toda instalación para combustión de gas está • Un circuito de aire comprimido, limpio,
constituida generalmente por: desengrasado y seco, a una presión de 3 a
6 bar, destinado a la alimentación de los
– Una estación principal de filtrado, de
aparatos de regulación y seguridad.
regulación y medida (ERM), instalada por la
compañía distribuidora y que suministra el – Un conjunto de elementos de regulación y
gas al utilizador a una presión de 3 a 5 bar. control, que mantienen el gas en condiciones
óptimas, para una buena combustión.
– Una estación reguladora secundaria,
alimentada por la estación anterior, que – Un conjunto de aparatos de seguridad, que
regula la presión del gas, en general entre protegen la instalación contra las anomalías
0,3 y 1,25 bar. de funcionamiento y regulación.

– Una red de tuberías, comprendiendo: – En su caso, un quemador para


mantenimiento de una llama piloto, o
• Un circuito de gas que une, de una parte,
encendido, por cada equipo de combustión.
la estación principal con la estación
El encendido de estos quemadores se hace
secundaria y, de otra, la estación
eléctricamente.
secundaria con los equipos de combustión.
– Uno o varios equipos principales, que Se pueden emplear diferentes tipos de
consumirán el gas mediante un proceso de reguladores:
combustión.
• Automotores (51), que utilizan el propio gas
La estación reguladora secundaria, comprende de la instalación como fluído motor.
principalmente (Fig.21):
• Comandos (52), que son accionados por
– Un filtro (3), colocado a la llegada del gas y aire comprimido como fluído auxiliar.
constituido por una cesta metálica de malla
En las instalaciones importantes, es frecuente
fina, situada en un cuerpo fácilmente
montar dos reguladores, manteniendo uno en
desmontable para su limpieza.
reserva.
– En las instalaciones de marcha continua, se
colocan dos filtros en paralelo con valvulería
de seccionamiento, que permite la limpieza
de la cesta sin parar la instalación.

– Un regulador (5), que tiene como misión,


mantener en el circuito hacia los equipos de
combustión una presión constante,
aproximadamente de 1 bar efectivo
1. Válvula electroneumática de
seccionamiento automático
2. Válvulas de seccionamiento de los
filtros
3. Filtros de cesta con malla
4. Vlavulas de seccionamiento de los
reguladores
5. Regulador de presión automotor,
utiliza el gas como fluido motor
6. Manómetro
7. Manostato de exceso de presión
de gas
8. Manostato de falta de presión de
gas
9. Válvula de seccionamiento y by-
pass del regulador
10. Llave de seccionamiento del
manómetro

Fig.21: Estación reguladora secundaria de gas


Ventiladores de aire de combustión

Son los elementos destinados a enviar el aire Estos ventiladores se deberán prever e instalar,
comburente al cajón, común o individual, en el siempre, con los siguientes criterios:
que están alojados los quemadores.
– El accionamiento del motor eléctrico al eje
En las instalaciones industriales el ventilador del ventilador será por correas y poleas. De
siempre se instala separadamente del quemador este modo, se podrán realizar ajustes
y, preferentemente, se aloja en un foso situado posteriores en el caudal impulsado, variando
en el frente de la caldera, para amortiguar ruidos la velocidad de rotación, mediante la
(el ventilador es el elemento más ruidoso de una instalación de otros juegos de poleas y
central industrial), y para emplear menos espacio. correas, lo que no permite una transmisión
Es frecuente equipar estos ventiladores con directa.
silenciadores acoplados al oído de aspiración,
– Entre el ventilador y elementos de impulsión
para reducir el nivel sonoro que producen.
al quemador, o el cajón de aire, se deberán
Tanto las calderas pirotubulares, como las instalar juntas flexibles, para amortiguar las
acuotubulares realizan la combustión a vibraciones y absorber las dilataciones de
sobrepresión, es decir, tienen los hogares y la caldera.
demás compartimentos estancos, y trabajan a
sobrepresión interior.
Medios auxiliares
Además de las bombas y ventiladores, existen otros elementos que complementan los equipos
de combustión, permitiendo su correcto funcionamiento y vigilancia, diferentes según sea el
combustible que utiliza el quemador.

• Quemador para combustibles líquidos

• Quemador para combustibles gaseosos


1) En el quemador para combustibles líquidos (El esquema de principio típico para fuelóleo se refleja
en la Fig.22):

1. Ventilador 13. Grupo moto-bomba fuelóleo


2. Flexible 14. Filtro de fuelóleol
3. Quemador 15. Válvula de paso fuelóleo
4. Enlace tambor 16. Válvula de paso gas
5. Válvula magnética de paso de fuel-oil 17. Manómetro de 0,6 bar
6. Válvula cierre rápido fuel-oil 18. Manoreductor
7. Manómetro 6 kg/cm2 19. Válvula de paso gas de encendido
8. Válvula cuantitativa 20. Válvula reguladora de presión
9. Termómetro 21. Manómetro
10. Válvula cuello largo regulación presión circuito 22. Válvula magnética encendido
11. Válvula cierre rápido fuelóleo 23. Botella de gas
12. Válvula seguridad fuelóleo 24. Presostato aire secundario
Fig.22: Esquema típico para equipo de combustión de combustibles líquidos
Elementos esenciales que comprende: • Dos válvulas manuales de cierre rápido
(5), a la entrada de combustible a
– La valvulería y elementos de control, que
quemadores.
para una instalación de marcha continua
suele ser: • Dos válvulas de derrame (10), para
mantenimiento de la presión en el circuito
• Cuatro válvulas (15), para aislamiento de
de combustible a los quemadores.
bombas y filtros de alimentación de
combustible. – Elementos de seguridad sobre aire de
combustión y el fuelóleo:
• Cuatro válvulas (11), para seccionamiento
de los circuitos de impulsión y retorno de • Un presostato (24), en el conducto de aire
combustible. entre el ventilador y quemador para
detectar baja presión.
• Dos válvulas cuantitativas (8), para regular
el caudal de impulsión/retorno de • Un presostato y un termostato en el
combustible. colector de impulsión de las bombas (13),
para detectar baja presión y baja
• Dos válvulas manuales de cierre rápido
temperatura del combustible
(6), a la entrada de combustible a
respectivamente
quemadores
El ejemplo de la Fig.22, corresponde a – Elementos de seguridad sobre quemadores:
unos equipos de combustión con dos
Los quemadores tienen las siguientes
quemadores rotativos, con
seguridades, además de las ya mencionadas
precalentamiento previo fuelóleo.
anteriormente:
Todos los elementos anteriormente
• Presostato de alta presión en caldera.
enumerados están unidos entre sí por
tuberías de acero, y pueden constituir un • Célula de vigilancia de llama.
cuadro monobloc.

– Circuito de aire comprimido:

Sí existen válvulas neumáticas en los


circuitos, el aire comprimido para su
alimentación deberá ser desengrasado y
seco, por ello, se suele aportar por un grupo
moto-compresor, manteniendo la presión,
aproximadamente de 6 bar efectivos.
2) En quemadores para combustibles gaseosos (El esquema de principio típico para gas natural se
refleja en la Fig.21):

1. Válvula electroneumática de
seccionamiento automático
2. Válvulas de seccionamiento de los
filtros
3. Filtros de cesta con malla
4. Válvulas de seccionamiento de los
reguladores
5. Regulador de presión automotor,
utiliza el gas como fluido motor
6. Manómetro
7. Manostato de exceso de presión de
gas
8. Manostato de falta de presión de gas
9. Válvula de seccionamiento y by-pass
del regulador
10. Llave de seccionamiento del
manómetro

Fig.21: Estación reguladora secundaria de gas


Elementos esenciales que comprenden: – Elementos de seguridad sobre la presión del
gas:
– La valvulería y elementos de control, que
para una instalación de marcha continua • Un manostato (7), con su llave de
incluye normalmente: seccionamiento (10), para el exceso de
presión.
• Cuatro válvulas (2), de aislamiento de los
filtros. • Un manostato (8), con su llave de
seccionamiento (10), para la falta de
• Tres válvulas (4) y (9), para
presión.
seccionamiento y bypass en el caso del
regulador automotor. La válvula para • Una válvula neumática (1), colocada a la
bypass se suele tener precintada para llegada del gas a la estación secundaria
evitar una falsa maniobra. que asegura el cierre inmediato por falta
o exceso de presión al actuar el manostato
• Cuatro válvulas (4) y (9), para
correspondiente sobre la válvula piloto
seccionamiento y bypass en el caso de
electromagnética de alimentación de aire
regulador comandado.
a la válvula principal.
• Un manómetro (6), con su llave de
seccionamiento (10), en el circuito
regulado.
El conjunto de la válvula electro-neumática En las instalaciones para grandes potencias,
principal (1) se elige de manera que la falta de equipadas con una buena regulación automática
aire comprimido, o la falta de corriente eléctrica, del consumo de gas, se puede prescindir de esta
cierre la válvula. estación reguladora secundaria.

Todos los elementos anteriormente enumerados Los elementos esenciales de la rampa de gas en
están unidos entre sí por tuberías de acero y el frente de caldera, son las siguientes ( Fig.23):
pueden constituir un cuadro monobloc.
1. Colector principal de gas
2. Colector llegada de gas a rampa de equipos de
combustión
3. Vávula manual para seccto. general del gas
4. Válvula manual para seccto. de rampa
5. Válvula neumática de seccto. automático de rampa
6. Válvulas electromagnéticas para piloto de las
válvulas neumáticas
7. Válvula neumática de puesta a la atmósfera
8. Válvula reguladora progresiva de la presión
9. Válvulas manuales para seccto. de equipos de
combustión
10. Manguera flexible llegada gas a rampa
11. Equipos de cimbustión
12. Manostato de falta y exceso de presión de gas
en rampa
13. Manómetros con llave de seccto.
14. Quemadores auxiliares de encendido
15. Válvulas electromagnéticas seccto. de
quemadores auxiliares
16. Válvulas manuales para seccto. de quemadores
auxiliares
17. Válvula manual en circuito de quemadores
auxiliares
18. Válvulas neumáticas para seccto. de equipos de
combustión
19. Filtros de gas
20. Mangueras flexibles llegada gas a quemadores
auxiliares
21. Válvula manual de purga de aire

Fig.23: Rampa de gas típica


Considerando el caso clásico, para una - Un colector (2), de llegada de gas a la
información general, de una estación de rampa de fachada de cada hogar.
regulación secundaria alimentando a dos
- Una válvula (4) manual, para
equipos de combustión para hogar y a varios
seccionamiento de la rampa de fachada.
hogares, situados todos en la misma nave,
se pueden distinguir los siguientes circuitos - Un filtro (19), de cesta metálica, de malla
con los correspondientes elementos: fina, para cada rampa de fachada.

– Circuito de gas: - Un colector de acero con salida para los


dos equipos de combustión y,
Partiendo de la estación secundaria se
opcionalmente, para los dos quemadores
encuentra:
de encendido (14).
- Un colector principal (1), constituído por
- Un tramo de tubería en acero para purga
una tubería de acero montada con bridas
de la rampa de fachada, que termina fuera
soldadas y juntas de Klingerit.
de la nave con una válvula manual (21),
- Una válvula (3) manual, para de seccionamiento.
seccionamiento , montada sobre el
- Una válvula manual (21), de
colector principal. Esta válvula se suele
seccionamiento.
situar fuera de la nave, permitiendo el
cierre en caso de accidente grave. - Una válvula reguladora (8), progresiva, de
la presión del gas.
- Dos manómetros (13), con llaves de - Alimentar las válvulas neumáticas de
seccionamiento, antes y después de la seguridad.
válvula reguladora.
- Refrigerar las células de control de llama.
- Una manguera flexible (10), para unión del
- Alimentar el regulador de presión, sino es
colector de llegada con el de los equipos
del tipo automotor.
de combustión.
El consumo de aire comprimido es pequeño,
- Dos válvulas (9) manuales, para
aproximadamente 1,5 m³/h, por rampa de
seccionamiento de los equipos de
gas, y destinado para el funcionamiento del
combustión.
regulador de presión.
– Circuito de aire comprimido:
Las válvulas neumáticas de seguridad solo
El aire comprimido debe ser desengrasado, utilizan el aire comprimido para maniobra de
seco y limpio, por ello, se suele aprovechar la apertura o cierre, es decir, el consumo es
por un grupo moto-compresor, manteniendo prácticamente nulo.
la presión, aproximadamente, de 6 bar
Todos los combustibles gaseosos pueden
efectivos.
formar con el aire una mezcla detonante, por
Se debe montar en cada rampa de gas la lo que se deben proyectar las instalaciones
tubería necesaria para: con las protecciones siguientes:
– Seccionamiento de la llegada de gas: La mayoría de las veces estas maniobras de
cierre son ordenadas automáticamente por
Es importante que, enseguida de la aparición los aparatos de seguridad, pudiéndose
de una anomalía de funcionamiento, sea distinguir dos tipos de instalaciones, en
puesto en acción el elemento de seguridad función del número de equipos de
que corta la llegada de gas a la rampa de combustión por hogar, que condicionan la
gas del hogar, o a alguno de los equipos de necesidad de algunos elementos:
combustión, dependiendo de la naturaleza
de la anomalía. - Si el hogar solamente tiene instalado un
equipo:
- El disparo de uno de los manostatos de
presión de gas o la detección de falta de Los manostatos de gas, el detector de falta
aire de combustión debe producir el cierre de aire y la célula de vigilancia de la llama,
de la llegada de gas a la rampa de gas del actúan sobre el sistema de cierre situado
hogar. en el conducto de llegada de gas a la
rampa. Es decir, el exceso o falta de
- La acción de una célula fotoeléctrica, que presión de gas, la falta de aire o la
controla la llama del equipo sobre el que extinción de llama, provocan el cierre
está instalada debe provocar el cierre inmediato del paso de gas al equipo.
inmediato de la llegada de gas al equipo
de combustión correspondiente.
- Si el hogar tiene instalados más de un – Maniobras en rampa de gas con dos equipos
equipo: de combustión (Fig.23).

Los manostatos de gas y el detector de - Para asegurar un cierre seguro de la


falta de aire actúan sobre el sistema de llegada del gas y evitar cualquier riesgo
cierre situado en el conducto de llegada de entrada al hogar se emplean los
de gas a la rampa. siguientes elementos:

La célula de vigilancia de la llama de cada • Una válvula neumática (5), con su


uno de los equipos de combustión, actúa electroválvula piloto (6), montada sobre
sobre el sistema de cierre situado en el el colector de llegada a la rampa de gas.
conducto de llegada de gas al equipo
• Una válvula neumática (7), con su
correspondiente.
electroválvula piloto (6), montada al
En general se puede decir que la acción de final del colector, para comunicación a
los manostatos de gas y del detector de aire la atmósfera por fuera de la nave.
de combustión obligan al cierre de la llegada
• Una válvula neumática (18), con su
de gas a todos los equiposy que la acción
electroválvula piloto (6), para cada
de alguna célula fotoeléctrica obliga al cierre
quemador, montada sobre el colector
de la llegada de gas al equipo
de llegada al equipo.
correspondiente.
1. Colector principal de gas
2. Colector llegada de gas a rampa de equipos de
combustión
3. Vávula manual para seccto. general del gas
4. Válvula manual para seccto. de rampa
5. Válvula neumática de seccto. automático de rampa
6. Válvulas electromagnéticas para piloto de las
válvulas neumáticas
7. Válvula neumática de puesta a la atmósfera
8. Válvula reguladora progresiva de la presión
9. Válvulas manuales para seccto. de equipos de
combustión
10. Manguera flexible llegada gas a rampa
11. Equipos de cimbustión
12. Manostato de falta y exceso de presión de gas
en rampa
13. Manómetros con llave de seccto.
14. Quemadores auxiliares de encendido
15. Válvulas electromagnéticas seccto. de
quemadores auxiliares
16. Válvulas manuales para seccto. de quemadores
auxiliares
17. Válvula manual en circuito de quemadores
auxiliares
18. Válvulas neumáticas para seccto. de equipos de
combustión
19. Filtros de gas
20. Mangueras flexibles llegada gas a quemadores
auxiliares
21. Válvula manual de purga de aire

Fig.23: Rampa de gas típica


El mando automático y tipo de estas • La falta de corriente eléctrica, o una
válvulas debe ser de tal forma que el cierre suspensión del suministro de aire
de las válvulas de corte de gas obligue a comprimido, debe entrañar
la apertura de la válvula de puesta a la inmediatamente la detención de la
atmósfera. llegada de gas a la rampa de gas. Esto
implica la instalación de una
Cualesquiera que sean las condiciones
alimentación eléctrica independiente,
particulares adoptadas para las
por batería de acumuladores, y de un
seguridades es necesario respetar de una
depósito de aire comprimido de
forma absoluta las condiciones
seguridad.
siguientes:
- Para consumos de gas muy importantes,
• La desaparición o variación de las
las válvulas electroneumáticas se
condiciones particulares normales
sustituyen por válvulas con servomotor
previstas para el funcionamiento debe
eléctrico, o neumático.
obligar de una manera irreversible al
cierre de todas las válvulas de corte.
Es importante, para la seguridad de una − Aparición de inquemados en el gas de
instalación, que el funcionamiento de los combustión.
equipos de combustión esté colocado bajo
− Extinción imprevista de la combustión,
control permanente de aparatos de alarma y
continuando la entrada de gas sin quemar
seguridad de corte, que puedan evitar las
en el hogar.
condiciones favorables a la formación de la
mezcla explosiva.

Independientemente de las falsas maniobras


de encendido, que la estricta aplicación de
las normas y una instrucción conveniente al
personal suelen evitar, el peligro puede
aparecer durante el funcionamiento a
régimen normal de la instalación por una de
las siguientes causas:
APARICIÓN DE INQUEMADOS

La aparición de inquemados en el gas de b) En el caso de marcha mixta (gas-combustible


combustión puede ser controlada líquido), la insuficiencia de aire de
permanentemente por un aparato analizador. combustión es inmediatamente detectada
por la aparición de humos en la chimenea
Este aparto no es, general, absolutamente
producidos por la combustión incompleta
obligatorio, si tienen en cuenta las siguientes
del combustible líquido.
advertencias:

a) El exceso de aire de combustión admitido


en marcha industrial, debe ser sensiblemente
superior al exceso de aire mínimo
determinado durante el periodo de pruebas,
para así evitar los inquemados.
EXTINCIÓN DE LA COMBUSTIÓN • Un manostato detectando el exceso de
presión de gas.
Los peligros derivados de la extinción imprevista
de la llama son relativamente fáciles de prevenir, • Un detector de falta de aire comburente.
pues la extinción es debida, en la casi totalidad
de los casos a que, por una causa fortuíta, la • Un dispositivo detectando extinción de la
proporción de aire/gas a la salida del quemador llama.
sobrepasa los límites de inflamabilidad.
Todos estos aparatos actúan sobre las válvulas
El origen del desajuste puede ser: de seccionamiento de la llegada de gas a la rampa
de gas, y/o a cada uno de los equipos.
• Una falta de gas.
– Manostatos de baja y alta presión de gas:
• Un exceso de gas.
Los dos manostatos pueden ser sustituidos
• Una falta de aire comburente. por uno solo, de doble contacto controlado,
después de la válvula reguladora progresiva,
• Una maniobra defectuosa.
a las condiciones de falta o exceso de
Los aparatos clásicos para evitar estos riesgos presión del gas a la llegada a la rampa de
suelen ser: fachada.

• Un manostato detectando la baja presión de


gas.
– Detector de falta de caudal de aire Los dispositivos usados para la detección
comburente: de llama en los equipos industriales de
combustión son:
Se puede utilizar un contacto eléctrico,
dispuesto sobre el contactor del mando del - El electrodo de ionización.
motor del ventilador, que permite controlar
- La célula fotoeléctrica.
el funcionamiento o parada del motor.

Se puede, igualmente, emplear un manostato


sensible a las bajas presiones del aire,
cuando el ventilador funciona a caudal
mínimo para el menor consumo del equipo
de combustión.

– Detector de extinción de llama:

Aunque los manostatos de seguridad antes


descritos detectan como última
consecuencia la falta de llama, se
recomienda, con carácter de necesidad,
prevenir esta falta de llama que se puede
producir sin razón aparente.
a) Electrodo de ionización (Fig. A)

El principio de este dispositivo es una • El deterioro rápido de los electrodos,


ampliación, de una parte, de la conductividad obligando a sustituciones sistemáticas y
de la superficie ionizada de la llama y, de otra frecuentes.
parte, del restablecimiento de corriente
alternativa entre dos electrodos, que son • La imposibilidad de usarlo en una
respectivamente la llama y la masa metálica combustión mixta, pues la llama del
del equipo. combustible líquido (principalmente
fuelóleo) provoca el engrase del electrodo.
El control de llama por este sistema es positivo
y seguro, aunque pueden presentarse los
inconvenientes siguientes:
1. Cuerpo tubular
2. Electrodo de ionización
3. Electrodo de encendido
4. Tubo de llegeda de gas
5. Cuerpo
6. Carter
7. Faldon
8. Director
9. Deflector
10. Piloto
11. Interruptor
12. Tobera de gas
13. Junta
14. Soporte
15. Transformador de encendido
16. Relé de detección de llama

Fig. A: Electrodo de ionización


b) Célula de control de llama (Fig. B)

Es el único dispositivo admisible para la Es fácil controlar con precisión la llama de cada
combustión de gas, gas y fuelóleo o solo uno de los equipos de combustión instalados
fuelóleo. en el hogar y conservar entre cada célula una
muy buena selectividad de la detección.
Es, sin embargo recomendable, que las células
que se utilicen sean sensibles a los rayos La célula asignada a cada equipo no ve los
ultravioletas, pues en el comienzo de la llama bordes o la cola de la llama del equipo contiguo.
hay abundancia de estas radiaciones
(cualquiera que sea la calidad del combustible:
gas, fuelóleo, etc.).

Las células «UV» disponibles en el mercado


permiten detectar los rayos ultravioletas de
muy pequeña intensidad, si bien, es preciso
orientar el detector casi paralelamente el eje
del equipo de combustión y regular la
sensibilidad del objeto electrónicamente, o por
un diafragma.
1. Dispositivo de mando con botón de puesta en
marcha del quemador
2. Transformador de encendido
3. Cámara de compresión con clapeta de aire a cierre
automático
4. Tapa de la carcasa
5. Cárter del quemador
6. Caña del pulverizador
7. Tubo de llama
8. Cabeza de combustión con electrodos de encendido
9. Regulación de la presión de aire lado combustión
10b. Servomotor para la regulación del caudal de aire
11. Vigilancia de la llama
12. Conector del quemador
13. Bomba de gasóleo
14. Motor
15. Tubos flexibles

Fig. B: Célula de vigilancia de llama


Sistemas de regulación de la carga
La regulación de la carga de las calderas posiciona las válvulas de combustible. El
industriales se realiza dependiendo de los dos fabricante del sistema de combustión tiene
tipos esenciales de energía que producen: establecida una curva de combustión en la
que, para cada porcentaje de carga, le
– Generando vapor
corresponde una posición de las válvulas de
– Generando agua sobrecalentada. combustible y, a su vez, a cada posición de
las válvulas de combustible, le corresponde
1) Generando vapor: una posición de las clapetas de regulación del
aire de combustión a los quemadores.
La señal primaria de gobierno es el valor de
Obteniéndose en cada punto de esta curva el
la presión efectiva del propio vapor generado,
coeficiente de exceso de aire, y un contenido
que se toma a la salida de la caldera (a la salida
de CO 2 , en los humos. Las válvulas de
del sobrecalentador, cuando dispone de él),
combustible y las clapetas del aire de
por medio de un transmisor (Fig.24), que a
combustión van variando su posición, en
través del correspondiente convertidor la
función de la variación del valor de la presión
transforma en señal de salida de 4 a 20 mA
del vapor o, lo que es lo mismo, de la demanda
que llega al regulador principal del sistema
de carga de la caldera.
(Ejemplo en Fig.25). Este regulador compara
la señal recibida con su valor de consigna y
1. Brida de conexión al proceso
2. Cuerpo de la célula de medida
3. Membrana
4. Junta anular
5. Sensor capacitivo de Silicio para presión
6. Convertidor A/D
7. EEPROM en la célula de medida
8. EEPROM en la electrónica
9. Microprocesador
10. Convertidor D/A Ia Señal de salida
11. Módulo de comunicación, (sólo en la versión
Pe Presión de entrada
programable)
12. Indicador analógico Uh Tensión de alimentación
13. Indicador digital (ambos opcionales)

Fig.24: Diagrama de función de transmisor de presión

Fig.25: Regulador de la alimentación


de agua a caldera
La banda de regulación de la carga tendrá como - Regulación todo/nada:
valor máximo, el 100% de la carga (MCR), y
como valor inferior, la carga que corresponde En la que los quemadores se encienden y
del mínimo técnico del sistema. apagan al descender o sobrepasar un
determinado valor de consigna.
2) Generando agua sobrecalentada:
- Regulación a escalones (normalmente dos):
La señal primaria de gobierno, en este caso,
es el valor de la temperatura de impulsión del En la que los quemadores se encienden a
agua sobrecalentada que se toma a su salida carga mínima, o se sitúan a carga máxima,
de la caldera por medio de un transmisor, que en función de la demanda en el consumidor.
a través del correspondiente convertidor, la
Ambos sistemas de escalones están en desuso y
convierte en señal de salida de 4 a 20 mA que
completamente desaconsejados en las calderas
llega al regulador principal continuando el
industriales, ya que perjudican su rendimiento
proceso como en el caso anterior de las
térmico cuando el objetivo actual es justamente
calderas generadoras de vapor.
el contrario, es decir, optimizar estos
Los casos genéricos descritos anteriormente rendimientos, habida cuenta de alto precio de los
son los que corresponden a un sistema de combustibles y de su evidente incidencia en la
regulación modulante o continua, sin amortización de las inversiones.
escalones. Existe la posibilidad de equipar los
sistemas de regulación de carga con criterios
menos exigentes, a saber:
Sistema de alimentación de agua
Existen dos conceptos completamente distintos para los sistemas de alimentación de agua a las calderas
industriales, dependiendo de los dos tipos esenciales de energía que producen:

– Generando vapor.

– Generando agua sobrecalentada.

En ambos casos se tendrá en cuenta el contenido del Articulo 20, de la ITC-MIE-AP1, del Reglamento de
Aparatos a Presión, que presenta el cumplimiento de la NORMA UNE 9-075, sobre las calidades del
agua de alimentación, o aportación a las calderas (TABLAS 3,4 y 5, de la NORMA UNE 9-075, de octubre
1992, que se adjuntan).

Deberá entenderse que las prescripciones de la mencionada NORMA UNE 9-075, representan los valores
nominales a mantener según la reglamentación, pero que el usuario deberá respetar escrupulosamente
los valores limites que prescriba en su caso el fabricante de la caldera, que serán normalmente más
exigentes.
Tabla 3: Agua de alimentación en calderas pirotubulares

1) En el caso de alta concentración de materias orgánicas no oxidables con Mn O 2 K y


si oxidables con Cr O3 K2 se consultará a un especialista.
Tabla 4: Agua en el interior de las calderas pirotubulares

1) Las concentraciones de Si O2 en el agua de la caldera guardarán la relación:

Si O2 (mg/l) / m (m mol/l) <12,5

En aquellos casos en que existe un sobrecalentador, se limitará a 100mg/l para p<1,96MPa, 20


bar y a 75mg/l para presiones superiores.
Tabla 5: Agua en el interior de las calderas acuotubulares

1) Los valores reales hasta este límite dependerán de la salinidad del agua de alimentación y de la calidad del
vapor deseado.
2) Los valores reales serán directamente proporcionales a los valores de salinidad del agua dentro de la caldera.
3) Estos valores se ajustarán en función de la calidad del vapor requerido.
- En las calderas que generan vapor, el caudal de alimentación de agua será la suma de caudal de
vapor generado, más los caudales de purgas que se realicen.

En estas calderas, parte del agua de su interior se convierte en vapor, y la parte que no se
vaporiza va aumentando el contenido de sales, que no arrastra el vapor generado, elevando
consecutivamente su concentración. Las purgas se realizan para mantener esa concentración
de sales dentro de valores admisibles.

- En las calderas que generan agua sobrecalentada, normalmente, no se consume esa agua
sobrecalentada en los procesos, por lo que, únicamente habrá que reponer el agua perdida en
eventuales fugas y purgas.

Evidentemente, el caudal de agua de aportación en estas calderas es mucho menor que en las
calderas que generan vapor, y la concentración del agua sobrecalentada en el interior de los
circuitos y de la propia caldera no varía apenas.

A continuación se tratan los diversos componentes del sistema de alimentación:

• Tratamiento de agua

• Depósito de alimentación y desgasificador

• Bombas de alimentación

• Sistemas de regulación
Tratamiento de agua
El tratamiento de agua de alimentación, o En las TABLAS 1 y 2, adjuntas, se relacionan
reposición, tendrá como misión el acondicionar respectivamente de manera resumida las
las aguas brutas disponibles en cada caso para impurezas más importantes de las aguas brutas
que cumplan las prescripciones de los fabricantes disponibles y los respectivos tratamientos para
de calderas. El tratamiento a prever no podrá ser transformarlas en aguas de alimentación o
por tanto siempre el mismo, si no que dependerá reposición de calderas.
de las características de las aguas brutas.
Tabla 1

IMPUREZA FORMULA FORMA EFECTOS


Dióxido de carbono CO2 Gas disuelto. Corrosión y bajo pH, si la alcalinidad es
baja.
Sulfuro de hidrogeno SH2 Gas disuelto. Corrosión.
Oxigeno O2 Gas disuelto Corrosión.
Turbiedad o materias - Sólidos no disueltos Depósitos en tuberías, aparatos, calderas.
en suspensión
Color y materia - Sólidos disueltos o no Ensuciamiento y espumas.
orgánica disueltos
Aceite - Coloidal Depósitos y espumas.
Dureza Ca+ -, MG++ Sólidos disueltos. Incrustaciones.
Alcalinidad CO3H- Sólidos disueltos Espumas, arrastres, desprendimiento de CO 2
fragilidad cáustica.
CO3=. OH-
Sulfatos SO4= Sólidos disueltos Aumento salinidad. Con Ca++ forma
incrustiones muy duras.
Cloruros Cl- Sólidos disueltos Aumenta salinidad y corrosividad.
Sílice SiO2 Sólido disuelto. A Incrustaciones. Depósitos sobre turbina
veces colidal
Hierro, manganeso Fe, Mn Sólido disuelto Depósitos en tuberías y caldera.
Sólidos disueltos - Sólidos disueltos En alta concentración, forman espumas y
depósitos en turbina.
IMPUREZA
TRATAMIENTO RESIDUO NORMAL
Tabla 2
Dióxido de carbono Aireación (por tiro de aire). 5-10 ppm.
Desgasificador a vacío 2-5 ppm.
Desgasificador térmica 0-2 ppm.
Sulfuro de hidrógeno Aireación. 0-1 ppm.
Coagulación con sales de hierro. 0-0.5 ppm.
Cloración. 0 ppm.
Oxigeno Desgasificación a vacío 0-0,3 ppm.
Desgasificación térmica 0-0,007 ppm.
Turbiedad Filtración con o sin coagulante 0-1 ppm.
Coagulación en clarificador. 5-10 ppm.
Coagulación en clarificador más filtración. 0-1 ppm.
Color, materia Coagulación, cloración y filtración Color 5-10 ppm.
orgánica Filtración en carbón activo. Variable

Aceite (coloidal). Coagulación en clarificador y filtración Variable


Filtración con pre-floc (aceite < 50 ppm.). 0,5-1 ppm.
Dureza Ablandamiento con suavizadores. 0-2 ppm. CaCO3
Ablandamiento con cal, frío o caliente. Variable
Ablandamiento con cal y suavizadores (proceso caliente). 0-2 ppm. CaCO3
Ablandamiento, ciclo H débil Variable
Desmineralización. 0-2 ppm. CaCO3
Variable
Alcalinidad Descarbonotación con cal en frío 35 ppm. CaCO3
Descarbonotación con cal en caliente. 20 ppm. CaCO3
Alcalinidad Descarbonotación ciclo H débil 20-30 ppm. CaCO3
Descarbonotación ciclo Cl ¯ 5-15 ppm. CaCO3
Desmineralización 0-5 ppm. CaCO3
Sulfatos Desmineralización 0-5 ppm. CaCO3
Precipitación con bario en clarificador 25 ppm, CaCO3
Desulfatación ciclo Cl ¯ 0-5 ppm. CaCO3
Cloruros Desmineralización 0-5 ppm. CaCO3

Nitratos Desmineralización 0-1 ppm. CaCO3

Sílice Tratamiento con cal en caliente. 2 ppm. Si O2


Desmineralización 0.02-1 ppm. Si O2
Hierro Aireación y filtración (poco hierro). 0,1-03 ppm.
Aireación, clarificación y filtración (mucho hierro). 0,1-03 ppm.
Depósito de alimentación y desgasificador
Una variedad de tratamiento del agua de Existen dos tipos esenciales de desgasificador
alimentación de calderas es la desgasificación térmico:
térmica. Por ser un tratamiento especifico común
– Desgasificador en cascada (Fig.26):
a la alimentación de calderas industriales, es
merecedor de describirlo por separado. En los que el agua tratada cae a través de
unas bandejas, a contracorriente a través del
La desgasificación térmica se basa en el
vapor de calentamiento, desprendiéndose
fenómeno físico por el que la solubilidad de un
los gases hacia la cúpula del desgasificador,
gas disuelto en agua (que no haya reaccionado
saliendo a la atmósfera junto con los gases
químicamente con él) disminuye al aumentar la
incondensables.
temperatura de ese agua, de manera que, tiende
a anularse cuando se alcanza la temperatura de
saturación correspondiente a la presión existente
Eso quiere decir que, a medida que vamos
calentando el agua en el desgasificador se irán
desprendiendo los gases disueltos, de manera
que se habrá eliminado la práctica totalidad al
alcanzar la temperatura de saturación a la presión
de servicio.
1. Desgasificador en cascada
2. Depósito de alimentación
3. Válvula motorizada
4. Válvula reductora de presión
5. Filtro
6. Válvula de seguridad
7. Indicador de nivel
8. Interruptores de nivel
9. Válvula de venteo
10. Manovacuómetro
11. Termómetro
12. Diafragma de salida de vahos
13. Válvula de retención
14. Válvula de vaciado
15. Refrigerador de muestras
16. Desagüe

Fig. 26: Esquema típico de desgasificador en cascada


– Desgasificador por
pulverización
(Fig.27):

En los que el agua


tratada entra
pulverizada, a
contracorriente a
través del vapor de
calentamiento,
desprendiéndose
los gases disueltos
y operando del
mismo modo que en
el desgasificador en
cascada.
1. Desgasificador por pulverización 9. Válvula de venteo
2. Depósito de alimentación 10. Manovacuómetro
3. Válvula motorizada 11. Termómetro
4. Válvula reductora de presión 12. Diafragma de salida de vahos
Fig.27: Esquema típico de 5. Filtro 13. Válvula de retención
6. Válvula de seguridad 14. Válvula de vaciado
desgasificador por 7. Indicador de nivel 15. Refrigerador de muestras
pulverización 8. Interruptores de nivel 16. Tobera de pulverización
17. Desagüe
Bombas de alimentación de agua

El agua así desgasificada, se acumula en la parte Según el Reglamento de Aparatos a Presión, las
inferior del desgasificador, en el depósito de calderas industriales provistas de quemadores de
almacenamiento del agua de alimentación. combustibles líquidos, o gaseosos, deben estar
equipadas como mínimo con un sistema de
Se aconseja que el tamaño del depósito de bomba de alimentación.
alimentación sea tal, que la capacidad útil
acumulada permita una hora de funcionamiento El tipo de bombas generalmente utilizado en las
de la caldera como mínimo sin reponer agua instalaciones de calderas industriales es la
tratada, como reserva en caso de averías del centrífuga, de varias etapas (Fig.28), con una
sistema de tratamiento. curva Q-H (caudal-altura manometrica), que no
sea plana (Fig.29), y con el punto de diseño
cercano al rendimiento máximo.
Fig.28: Bomba Centrífuga de cuatro etapas (sección longitudinal)
Habrá que prestar especial atención a que el
NPSHR requerido de la bomba, sea mayor que
NPSH D disponible de la instalación,
incrementando, este último, en las pérdidas de
carga de su aspiración para evitar cavitaciones.

HPSHR > NPSHD + S pérdidas de carga de su


aspiración.

El material del cuerpo de las bombas puede ser


de GG-25 para las de alimentación y reposición
de agua a la caldera o al sistema, siempre que la
temperatura del agua bombeada no exceda los
110ºC. Para la circulación de agua sobrecalentada
con temperaturas mayores de 120ºC este material
será GGG-25 como mínimo.

Fig.29: Curva característica típica de bomba centrífuga


Sistemas de regulación
En las calderas de generación de vapor los
sistemas tradicionales de regulación de la
alimentación pueden ser de dos tipos:

– Todo/Nada

– Continua

En las calderas industriales de vapor no


se utiliza el sistema de regulación Todo/ 1. Depósito de almacenamiento de agua de alimentación
Nada, por lo que se tratará, exclusivamente, el 2. Válvula de seccionamiento
3. Filtro de cesta
sistema de regulación continua. 4. Válvula de retención
5. Grupo motobomba
El sistema típico de alimentación y reposición se 6. Válvula de seccionamiento y by-pass
7. Válvula de regulación motorizada
representa para los siguientes casos, y 8. Válvula de retención
comprende: 9. Válvula de seccionamiento
10. Transmisión de nivel
11. Caldera pirotubular de vapor
1) Para una caldera pirotubular de generación de 12. Caldera acuotubular de vapor
vapor (Fig.30): 13. Caldera acuotubular de agua sobrecalentada
14. Depósito de expansión

Fig.30: Sistema de alimentación de agua-Caldera pirotubular de vapor


- Un depósito de almacenamiento de agua de - Una válvula de seccionamiento (8), y otra de
alimentación (1), con desgasificador. retención (9), a la entrada a la caldera.

- Un juego de válvulas de seccionamiento (2), - Un transmisor de nivel (10), instalado en la


del grupo motobomba. caldera.

- Un filtro (3), y una válvula de retención (4), - Una caldera pirotubular (11), de vapor.
por cada grupo motobomba.

- Un grupo motobomba (5).

- Un juego de válvulas de seccionamiento y


bypass (6), de la estación de regulación de
nivel.

- Una válvula reguladora de nivel (7), que


puede ser motorizada, o de accionamiento
neumático.
2) Para una caldera acuotubular de vapor (Fig.31):

- Un juego de equipos (1) a (9), como


en el caso anterior.

- Un transmisor de nivel (10),


instalado en el calderín superior de
la caldera.

- Una caldera acuotubular (12), de


vapor.

1. Depósito de almacenamiento de agua de alimentación


2. Válvula de seccionamiento
3. Filtro de cesta
4. Válvula de retención
5. Grupo motobomba
6. Válvula de seccionamiento y by-pass
7. Válvula de regulación motorizada
8. Válvula de retención
9. Válvula de seccionamiento
10. Transmisión de nivel
11. Caldera pirotubular de vapor
Fig.31: Sistema de alimentación de agua-Caldera 12. Caldera acuotubular de vapor
13. Caldera acuotubular de agua sobrecalentada
acuotubular de vapor 14. Depósito de expansión
3) Para una caldera acuotubular de generación de
agua sobrecalentada (Fig.32):

1. Depósito de almacenamiento de agua de


alimentación
2. Válvula de seccionamiento
3. Filtro de cesta
4. Válvula de retención
5. Grupo motobomba
6. Válvula de seccionamiento y by-pass
7. Válvula de regulación motorizada
8. Válvula de retención
9. Válvula de seccionamiento
10. Transmisión de nivel
11. Caldera pirotubular de vapor
12. Caldera acuotubular de vapor
13.Caldera acuotubular de agua
sobrecalentada
14. Depósito de expansión

Fig.32: Sistema de reposición de agua-Caldera acuotubular de agua sobrecalentada


- Un depósito de almacenamiento de agua de - Un depósito de expansión (14), que absorbe
alimentación (1). las variaciones de volumen del agua
sobrecalentada en función de su
- Un juego de equipos (2) a (5), como en el
temperatura.
caso anterior.
En este caso, no se prevé la válvula de regulación
- Una válvula de seccionamiento (9), a la
continua de nivel (7), como en las calderas de
entrada al depósito de expansión.
vapor. Como ya se indicó anteriormente, en el
- Un transmisor de nivel (10), instalado en el apartado Sistemas de Alimentación de Agua, en
depósito de expansión. las instalaciones con caldera de agua
sobrecalentada solamente se precisa la
- Una caldera acuotubular (13), de agua aportación de agua equivalente a las eventuales
sobrecalentada. fugas de los circuitos. El depósito de expansión
se deberá dimensionar para que su volumen útil
Esta caldera podría ser también una
pueda absorber la dilatación total del agua entre
pirotubular inundada de agua
su nivel mínimo establecido (agua a temperatura
sobrecalentada .
ambiente) y el máximo previsto (agua a la
temperatura resultante en el depósito de
expansión, a máxima carga de la caldera).
Será, solamente, cuando el nivel real Nivel en la caldera:
establecido se sitúe por debajo del
mínimo nominal previsto en el Midiendo el valor real Primer punto
depósito de expansión, cuando se
pondrá en servicio la motobomba Caudal del agua de alimentación:
para restituir el agua que falta y
Mide el caudal instalado en el tramo Segundo Punto
pararse al restablecerse el nivel
mínimo nominal. de impulsión de la bomba.

Los esquemas representados en las Caudal de vapor generado:


Fig.30 y 31, correspondientes a
sistemas de regulación a un punto, Mide el caudal instantáneo a la Tercer punto
el valor del nivel medio será el salida de la caldera
registrado en el transmisor de nivel
Este sistema de regulación corrige la orden del transmisor de
(10), instalado en la caldera.
nivel sobre la válvula reguladora, teniendo en cuenta las
En sistemas más completos, en tendencias instantáneas de demanda del consumidor, y de
función de las necesidades de caudal que se bombea, e incidiendo sobre la acción de apertura
producción, la regulación de la o cierre de la propia válvula reguladora.
alimentación se puede prever a dos
El usuario debe decidir, o hacerse asesorar en su caso, en
e, incluso, a tres puntos, o variables,
función de sus necesidades particulares de producción.
a saber:
Recuperadores del calor de los humos
Los humos que se generan en la combustión atraviesan las distintas partes de la caldera cediendo su
calor y reduciendo su temperatura hasta evacuarse al exterior por la chimenea.

Se diferencian dos conceptos que, teniendo el mismo objetivo, se conciben con diseño distinto:

– Economizadores.

– Recuperadores del calor de los humos.

En ambos casos, se persigue la reducción de la temperatura de los humos, dentro de limites admisibles,
para que cedan su calor a un fluído. Son por tanto, intercambiadores de calor, generalmente formados
por paquetes tubulares, pero con las siguientes diferencias esenciales:

– Economizadores (Fig. D):

• En ellos se produce siempre el precalentamiento del agua de alimentación en las calderas que
generan vapor antes de entrar al calderín superior (Fig.7). En las calderas de agua sobrecalentada
se produce el precalentamiento del agua de retorno antes de distribución a la cámara de
combustión. (Fig.6,8 y 9).
Fig. D: Sección de una caldera con economizador.
• Van generalmente incorporadas al cuerpo de caldera, excepto en algunas calderas de vapor de
dos calderines en las que se instala separadamente (Fig.7).

– Recuperadores del calor de los humos (Fig. C):

Fig. C: Caldera de agua sobrecalentada con recuperador de calor de los humos.


• En ellos se produce el calentamiento, con los humos, de un fluído que pueden ser ajeno, o no, a
la propia caldera.

• Se instala como complemento de una caldera aunque ésta ya disponga de economizador.

• Casos típicos de recuperadores de calor de los humos son los que se instalan a su salida de las
calderas pirotubulares (que por su diseño no incorporan economizador), calentando fluídos del
proceso, aire de combustión, etc.

– Limitaciones:

Evidentemente, no será posible reducir la temperatura de los humos hasta el valor que queramos.
Existen los siguientes limites técnicos en el diseño de los recuperadores del calor de los humos:

• Los humos procedentes de los combustibles líquidos derivados del petróleo (gasóleo y fuelóleo)
tienen azufre entre sus componentes. En la combustión, que es una reacción exotérmica, este
azufre se une al oxígeno del aire comburente formado anhídrido sulfuroso que es inestable y
reacciona fácilmente con el vapor de agua, también procedente de la combustión, formándose
ácido sulfúrico según el siguiente esquema simplificado:

CNH2N+2+S+02=CO2+SO3+H2O+O2=CO2+H2O+S04H2

El punto de rocío del anhídrido sulfúrico, corresponde a una temperatura de, aproximadamente,
130ºC, por lo que no se podrá poner en contacto los humos con ninguna superficie a temperatura
igual, o inferior, a ella. Si lo hace, se condensa y forma ácido sulfúrico que corroe rápidamente
todos los elementos metálicos.

• La otra limitación procede de la propia situación térmica, a saber:

Los recuperadores son intercambiadores de calor, en los que el fluído a calentar circula por el
interior de un haz tubular, por cuyo exterior circulan los humos a contracorriente.

Las diferencias de temperaturas entre los humos y el fluído no podrán ser muy pequeñas
(alrededor de los 30 a 40ºC, como mínimo) para que la construcción sea viable y rentable. Por
ejemplo, si tenemos que la temperatura de los humos varía de 200ºC (salida caldera), a 110ºC
(salida recuperador), las temperaturas del fluído a calentar tendrán como limitación 80ºC (entrada
recuperador), y 170ºC (salida recuperador), respectivamente.

– Conclusiones:

• La pérdida de rendimiento mayor en cualquier caldera se produce por el calor que se evacua
con los humos, del 5 al 15%, según los casos.

• Cualquier sistema de recuperación del calor de los humos representará, por tanto, una sensible
mejora en el rendimiento y una economía en el gasto de combustibles.

• La mejora de rendimiento que se produce por la instalación de un receptor del calor de los
humos oscila, normalmente y según los casos, entre el 1% y el 5% aproximadamente.
Ejemplo práctico:
Caldera de generación de agua sobrecalentada:
• Potencia máxima al 100% de carga: N= 10.000.000 kcal/h

• Temperatura de entrada/salida del agua: t1/t2 = 140/180ºC

• Temperatura de salida de los humos: tH1 = 250ºC

• Rendimiento térmico de la caldera: η1 = 90%

• Consumo de fueloil, en estas condiciones: GFO = 1.145 kg/h

• Poder calorífico inferior del fueloil: Hi = 9.700 kcal/kg

Se instala un recuperador de calor de los humos con una batería de tubos, por lo que circula el agua
sobrecalentada de la caldera, obteniéndose los siguientes valores:
• Temperatura de entrada/salida de los humos: tH1/tH2 = 250/18

• Calor recuperado de los humos: NR = 357.240 kcal/h

• Temperatura de entrada/salida del agua

sobrecalentada a través del recuperador: tA0/tA1 = 138,53/140ºC

• Nuevo rendimiento térmico de la caldera:

10.000.000 + 357.240
η2 = X 100 = 93,25 %
9.700 . 1.145

Hemos mejorado el rendimiento térmico, del 90 al 93,25 %


• Introducción

• Optimización del mantenimiento

• Programas de mantenimiento
Introducción
Hace relativamente pocos años, hasta aproximadamente la década de los 80, el precio de los
combustibles estaba en niveles realmente bajos y, de manera similar, el porcentaje del coste de
la mano de obra tenía proporcionalmente menor incidencia en los presupuestos del personal
propio de plantilla de las empresas.

Las anomalías que surgían en la explotación de las instalaciones industriales se corregían


mediante las necesarias reparaciones con el personal propio sin prestar excesiva atención a los
rendimientos.

Al cambiar esta situación, primero, con la rápida subida en los precios de los combustibles y
segundo con la elevación de los salarios, se vio la necesidad de adecuar los criterios de
optimización y prevención de las actividades de mantenimiento y se aprueba en 1980 el Reglamento
de Instalaciones de Calefacción, Climatización y Agua Caliente Sanitaria, como comienzo oficial
por parte de la Administración a contemplar medidas encaminadas a racionalizar estas actividades.
Deben distinguirse dos conceptos que define el Reglamento como actividades diferentes, a saber:

– Mantenimiento: conjunto de operaciones para asegurar el funcionamiento de una instalación


de manera constante con el mejor rendimiento energético posible, conservando
permanentemente la seguridad en el servicio y la defensa del medio ambiente.

– Conservación: Conjunto de operaciones mínimas a realizar sobre un equipo, normalmente


recomendadas por el fabricante del mismo con el fin de conseguir un funcionamiento adecuado.

La actividad que más se ha realizado, generalmente, ha sido la de alcanzar los parámetros técnicos
prescritos por los fabricantes, es decir, la conservación. Pero puede suceder que una instalación
esté muy bien conservada, pero que no regule bien y alcance rendimientos deficientes, con lo que
estos malos resultados, en el caso de un buen diseño sin defectos, son achacables a un mal
mantenimiento.
Optimización del mantenimiento
El mantenimiento propiamente dicho puede ser: pauta de actuación, encaminada a optimizar las
actividades de mantenimiento y conservación en
– Preventivo:
las calderas para generación de energía en
Cuando se pretende una anticipación a plantas industriales:
eventuales desviaciones, anteponiendo los
1) Reducción de las pérdidas de calor:
medios y realizando las inspecciones
necesarias. Revisar y, en su caso, corregir:

– Correctivo: - Defectos en el aislamiento térmico.

Cuando como resultado de las - Fugas por bridas, prensas de válvulas, etc.
inspecciones, o detección de averías, se
- Funcionamiento correcto del sistema de
modifican desviaciones sistemáticas, o se
recuperación de condensados.
corrijan defectos detectados en los
equipos. 2) Mejora del rendimiento y del funcionamiento:

A continuación se van a resumir una serie de Revisar y, en su caso, corregir:


recomendaciones prácticas que indican una
- Funcionamiento correcto de las calderas, • Chimeneas: Extraer periódicamente los
comprobando, especialmente, los siguientes hollines depositados generalmente en su
parámetros: base, que pueden obstruir parcialmente
la salida de humos, influyendo
• Hollín: Se producen en combustiones
negativamente en el tiro y, por tanto, en la
incompletas. Ajustar quemadores, y
combustión. Además, el hollín puede
mantener limpieza.
acumular una importante cantidad de agua
• Estanqueidad: Pueden producirse de lluvia que con los residuos de azufre
entradas parásitas de aire, o fugas de forman ácido sulfúrico que corroe las
humos (atención al CO). Detectar y partes metálicas.
corregir.
• Condensaciones en los humos: Impedir
• Ventilación: Una entrada insuficiente de que las temperaturas de entrada de los
aire exterior puede empobrecer el fluidos a los economizadores o
contenido de oxígeno en el aire recuperadores de calor descienda por
comburente, y disminuir la eficiencia de debajo del punto de rocío del anhídrido
la combustión. Mantener los huecos, o sulfuroso/sulfúrico de los humos (aprox.
rejillas de entrada libres y limpios. 130ºC), para impedir su condensación y
formación de ácido sulfúrico.
• Incrustaciones en las superficies de pulverización mecánica, o asistida, o por
intercambio de calor: Verificar centrifugación.
sistemáticamente la buena calidad del
• Seguir meticulosamente las instrucciones
agua de alimentación y, sobre todo, del
del fabricante para situar exactamente los
agua de caldera. Las incrustaciones en
elementos en su posición correcta,
estas superficies dificultan la transmisión
manteniendo las distancias prescritas. De
de calor a través de ellas disminuyendo
no ser así, se provocan encendidos
sensiblemente el rendimiento. Puede
defectuosos, combustiones incompletas
llegar incluso, a formarse una capa tan
y, como consecuencia, descenso del
gruesa, que impida la refrigeración de los
rendimiento.
tubos o, lo que es peor, del hogar
ondulado en las calderas pirotubulares, - Regulación y control de los sistemas:
originando su rotura o aplastamiento. Comprobar su bien funcionamiento,
especialmente en lo concerniente a:
- Funcionamiento correcto de los
quemadores, prestando especial atención a • Caudales, temperaturas y presiones de los
los siguientes aspectos: combustibles.

• Comprobar que la pulverización se realiza • Caudales, temperaturas y presiones del


correctamente con los combustibles agua de alimentación.
líquidos. Verificar y limpiar
sistemáticamente las cabezas de
• Caudales, temperaturas y presiones del Es evidente que la eventual complejidad de una
vapor, o del agua sobrecalentada que instalación aconsejará aumentar en consecuencia
genera la caldera. la relación de actividades de mantenimiento y
conservación que se acaba de expresar,
• Valores de consigna y bandas de
adecuándolas cada explotador a sus propias
actuación de los distintos sistemas.
necesidades.
• Actuación correcta de la protecciones y
elementos de seguridad mecánicos y
eléctricos.

• Revisión y comprobación de función de


cuadros eléctricos.
Programas de mantenimiento
En Julio de 1980 se aprobó el Reglamento de – Empresas de mantenimineto:
Instalaciones de Calefacción, Climatización y
• Calificación empresarial y regulación del
Agua Caliente Sanitaria, que se completa y
sector.
desarrolla en Julio de 1981 con la aprobación de
la Instrucciones Técnicas Complementarias, más • Carnets de mantenedor.
conocidas como IT.IC.
• Exigencias mínimas y profesionalidad.
Los objetivos fundamentales que pretende
alcanzar este reglamento, en sus IT.IC, se pueden – El mantenimiento, y su incidencia:
resumir del siguiente modo:
• En seguridad y calidad en el servicio.
- Generales:
• En mejoras del rendimiento.
• Definición de las operaciones mínimas de
• En alargar la vida útil de las instalaciones.
mantenimiento y de su frecuencia, según
IT.IC.22. El mencionado Reglamento prescribe la
obligación de realizar el mantenimiento de las
• Libros de mantenimiento.
instalaciones, según los siguientes grupos de
• Necesidades del control por la potencias:
Administración.
1) Potencias inferiores a 100 kW:
Los programas de mantenimiento a prever, se
- Revisiones periódicas por Técnico deberán establecer en función de las exigencias
competente, sin exigencia de carnet mínimas del Reglamento, de la potencia de las
profesional. instalaciones, y del criterio del propio explotador.
Estos programas se plasman en Fichas, o Gamas
- Revisiones anuales por Empresa de de mantenimiento, que son los guiones sobre los
mantenimiento o Técnico con carnet que se fijan las distintas actuaciones, su
profesional de mantenedor, que extenderá periodicidad, y se deja constancia de los
el correspondiente certificado. resultados obtenidos.

2) Potencias entre 100 y 1.000 kW: Como ejemplo orientativo se adjuntan los
siguientes «Listados de operaciones de
- Revisiones periódicas realizadas por
mantenimiento»:
Empresa de mantenimiento, debidamente
calificada, que se responsabiliza, o por - Ficha nº 1: CALDERAS DE VAPOR/AGUA
Técnico en posesión del carnet SOBRECALENTADA
profesional de mantenedor.
- Ficha nº 2: EQUIPOS DE COMBUSTIÓN/
3) Potencias superiores a 1.000 kW: GASÓLEO Y FUELÓLEO

- Necesidades de una Dirección Técnica de - Ficha nº 3: EQUIPOS DE COMBUSTIÓN/GAS


mantenimiento, con un nivel mínimo de NATURAL
Técnico de grado medio, que se
responsabiliza de la correcta realización.
Ficha nº 1: CALDERAS DE VAPOR/AGUA SOBRECALENTADA

NUM. DESCRIPCIÓN INTERVALO

1ª Control de purga de caldera. 1M

2ª Control de condiciones de combustión y rendimiento de la caldera. 3M

3ª Anotación del pH del agua de caldera. 3M

4ª Contraste y ajuste de regulación de tiro 6M

5ª Contraste y ajuste de los termostatos de mando y seguridad. 1M

6ª Contraste y ajuste de los presotatos de mando y seguridad. 1M

7ª Control de equipos de depuración de humos, si procede. 3M

8ª Verificación y ajuste en caldera de vapor de los automatismos de nivel. 1M


NUM. DESCRIPCIÓN INTERVALO

9ª Comprobación haces tubulares de caldera, refractarios y juntas de puerta. 1A

10ª Limpieza y verificación filtro bomba quemador. 6M

11ª Limpieza y verificación de electrodos. 6M

12ª Limpieza y verificación boquillas de pulverización y válvulas solenoides. 6M

13ª Limpieza y verificación de mirilla. 6M

14ª Limpieza y verificación de platos deflectores. 6M

15ª Limpieza y verificación célula fotoeléctrica. 6M

16ª Verificación de programador de encendido. 1A

17ª Verificación de seguridad y enclavamiento quemadores 6M

18ª Verificación de la regualción de presión de combustible. 1M


NUM. DESCRIPCIÓN INTERVALO

19ª Contraste y ajuste de termómetros y manómetros. 6M

20ª Limpieza de residuos sólidos de los depuradores de humos, si procede. 1A

21ª Comprobación del circuito de gases de la caldera. 1M

22ª Inspección del aislamiento de la caldera. 1A

23ª Limpieza de chimenea y conductos de comprobación y tarado válvula seguridad. 1A

24ª Comprobación y tarado válvula seguridad. 1A

25ª Control de la prueba hidráulica de la caldera. 1A

Leyenda:

A= Años Q= Quincenas D= Días

M= Meses S= Semanas H= Horas


Ficha nº 2: EQUIPOS DE COMBUSTIÓN/GASOIL Y FUELOIL

NUM. DESCRIPCIÓN INTERVALO

1ª Contraste y ajuste de regulación de tiro. 6M

2ª Contraste y ajuste de los termostatos de mando y seguridad. 1A

3ª Contraste y ajuste de los presostatos de mando y seguridad. 1A

4ª Control equipos de depuración de humos, si procede. 1A

5ª Comprobación haces tubulares de la caldera, refractarios y juntas de puerta. 1A

6ª Limpieza y verificación filtro bomba quemador. 6M

7ª Limpieza y verificación de electrodos. 6M

8ª Limpieza y verificación boquillas de pulverización y válvulas solenoides. 6M


NUM. DESCRIPCIÓN INTERVALO

9ª Limpieza y verificación de mirilla. 1A

10ª Limpieza y verificación platos deflectores. 1A

11ª Limpieza y verificación célula fotoeléctrica. 1A

12ª Verificación de programador y transformador de encendido. 6M

13ª Verificación de seguridades y enclavamiento quemadores. 6M

14ª Verificación de la regulación de presión de combustibles. 3M

15ª Contraste y ajuste de termómetros y manómetros. 6M

16ª Limpieza de residuos sólidos de los depuradores de húmos, si procede. 1A

17ª Comprobación del circuito de gases de caldera. 1M

18ª Inspección del aislamiento de la caldera. 1A


NUM. DESCRIPCIÓN INTERVALO

19ª Verificar inexistencia de fugas. 6M

20ª Verificar funcionamiento automatismos. 6M

21ª Verificar funcionamiento cambio secuencia 6M

22ª Comprobar estado rodamientos del ventilador. 6M

23ª Anotar consumo eléctrico motor del quemador. 1M

24ª Comprobar estado general, oxidaciones, antivibratorios, etc. 1A

Leyenda:

A= Años Q= Quincenas D= Días

M= Meses S= Semanas H= Horas


Ficha nº 3: EQUIPOS DE COMBUSTIÓN/GAS NATURAL

NUM. DESCRIPCIÓN INTERVALO

1ª Analisis de combustión 52S

2ª Comprobación de ausencia de fugas en la rampa de regualción. 12S

3ª Comprobación de haces tubulares de caldera, refractarios y juntas de puertas. 52S

4ª Comprobación de la actuación de los termostatos de maniobra y seguridad. 12S

5ª Comprobación de la actuación del pirostato. 4S

6ª Comprobación manometrica de presión gas. 4S

7ª Comprobación temperatura de utilización del agua de la caldera. 2S

8ª Limpieza de residuos solidos en caldera y cajon de humos. 52S


NUM. DESCRIPCIÓN INTERVALO

9ª Limpieza y verificación de celula fotoeléctrica. 24S

10ª Limpieza y verificación de electrodos. 24S

11ª Limpieza y verificación de la mirilla. 24S

12ª Purgado con la caldera parada. 4S

13ª Verificación de estanqueidad de válvula en la rampa. 24S

14ª Verificación de los termostatos de maniobra y seguridad. 12S

Leyenda:

A= Años Q= Quincenas D= Días

M= Meses S= Semanas H= Horas


Introducción
• Calderas
A continuación, se van a indicar
las hojas de cálculo, o fórmulas • Equipos de combustión
aplicables al balance térmico y
dimensionamiento de los equipos • Bombas de alimentación de agua
esenciales de una central
industrial de generación de
energía.
Calderas
Sin duda, el aspecto más importante para el explotador, es la determinación del
rendimiento térmico. Su valoración, se puede determinar por dos métodos.

– Método directo

– Método indirecto
Determinación del rendimiento por el método directo

Se obtiene de establecer el balance térmico:

Para calderas de vapor: G.Hi.h=Qv.(iV-iA) kcal/h

Para calderas de agua sobrecalentada: G.H .h=QA.(i –i ) kcal/h


i A2 A1

• Caudal teórico de combustible quemado:

- Gasóleo, o fuelóleo: G kg/h

- Gas natural: G m³ N/h

• Poder calorífico inferior del combustible:

Gasóleol, o fuelóleo: H kcal/kg


i

Gas Natural: H kcal/m³N


i

• Caudal de vapor generado QV kg/h

• Entalpía del vapor generado iV kcal/kg


• Entalpía del agua de alimentación: iA kcal/kg

• Caudal de agua sobrecalentada gerenrada: QA kcal/h

• Entalpía del agua sobrecalentada /suspensión: iA2 kcal/kg

• Entalpía del agua sobrecalentada /retorno: iA1 kcal/kg

• Rendimiento térmico de la caldera: η -

De donde:

• Para calderas de vapor

Los valores Q V , Q A, G, se miden con los


QV . (iV-iA) correspondientes caudalímetros.
η= 100 (%)
G . Hi Los valores i V, i A, i , i , se deducen de las
A1 A2
presiones y temperaturas que indican los
QA . (iA2-iA2)
correspondientes instrumentos.
η= . 100 (%)
G . Hi
El valor H , es conocido para los combustibles
i
utilizados gasóleo, fuelóleo, o gas natural.
Determinación del rendimiento por el método indirecto

Para ello, será necesario determinar la suma de todas las pérdidas que se originan en la caldera, a
saber:

- Pérdidas por los humos evacuados por la chimenea.

- Pérdidas por inquemados (combustión incompleta).

- Pérdidas por purgas

- Pérdidas por radiación.

1) Pérdidas por los humos evacuados por la chimenea:

Se valoran mediante la formula:

(100 - g) . v H. cm. (tH –ta)


qh= . 100 (%)
Hi
Siendo:

• Parte del combustible inquemado: g %

• Caudal de humos que genera la unidad

de combustible:

- Para gasóleo, o fuelóleo: vH m³N/kg

- Para gas natural: vH m³N/m³N

• Calor específico medio de los humos,

entre tH y ta: c kcal/m³NºC


m

• Temperatura de salida de los humos

de la caldera: tH ºC

• Temperatura ambiente: ta ºC
2) Pérdidas por inquemados (combustión incompleta):

Están valorados por el porcentaje g, indicado en el punto 1), anterior q =g %


i

Lo facilita el fabricante del quemador, y su valor es muy pequeño, del orden del 0,1 al 0,3% con las
técnicas actuales.

3) Pérdidas por purgas:

Se valoran mediante la fórmula:

Q p . (iP2 – i A1)
q p= . 100 (%)
G. Hi
Siendo:

• Caudal medio de purgas durante el periodo

de pruebas: Qp kg/h

• Entalpía de las purgas a la presión y

temperatura de salida: i p2 kcal/kg

• Entalpía del agua de alimentación: i kcal/kg


A1
• Caudal teórico de combustible quemado:

- Para gasóleo, o fuelóleo: G kg/h

- Para gas natural: G m³N/h

• Poder calorífico inferior del combustible:

- Para gasóleo, o fuelóleo: H kcal/kg


i

- Para gas natural: H kcal/m³ N


i

Estas pérdidas son prácticamente nulas en las calderas que generan agua sobrecalentada, y en las
calderas que generan vapor son muy pequeñas, dependiendo su valor de la calidad del agua de
alimentación y, sobre todo, del tratamiento previsto en la instalación, pero se pueden anular mientras
se realizan las pruebas de rendimiento, no realizando purgas en ese periodo.

4) Pérdidas por radiación: qR (%)

Son las que se produce por la pérdida de calor a través de la superficie exterior del recubrimiento del
aislamiento térmico de la caldera. Con una buena ejecución, se puede reducir a valores muy bajos,
que, en nigún caso, deberán sobrepasar el 0,5%.
CONCLUSIONES:

El valor del rendimiento, determinado por el metodo indirecto, será pues:

η = 100 - (qH + qi + qp + qR)(%)

Y como se ha visto, gi, qp, y qR son realmente muy pequeñas, frente a qH, las pérdidas por los humos que
salen por la chimenea, que representa, con mucho, la perdida más importante las cálderas; del orden
del 5 al 15%, según los casos.

Por otra parte, la determinación de los valores precisos de q i, vH, y cm, puede ofrecer dificultades al
explotador.

Un procedimiento muy aproximado consiste en la utilización del Diagrama representado en la Fig.33,


que se adjunta, en el que, con los valores facilmente conocidos, o medibles de:

- Porcentaje de CO2 en los humos: %

- Poder calorífico del combustible Hi kcal/kg

- Temperatura de los humos, a la salida de la caldera: tH ºC

Se puede obtener directamente el valor de :

η = aprox. (100 - qH) %


Pérdidas por los humos qH

Fig.33: Pédidas de calor


por los evacuados
para combustibles
líquidos y
gaseosos.
Pérdidas de calor por los humos qH
Equipos de combustión
Para la valoración los parámetros esenciales que intervienen en la combustión de una caldera, se
adjuntan los siguiente documentos:

1) Caudales de aire de combustión:

Su valor se obtiene de los Diagramas adjuntos, siendo:

- Caudal especifico necesario de aire de combustión por unidad de combustible:

• Para gasóleo y fuelóleo (Fig.34): vA m³N/kg

• Para gas natural (Fig.35): vA m³/m³N

- Caudal teórico de combustible quemado:

• Para gasóleo o fuelóleo: G kg/h

• Para gas natural: G m³N/h

De donde se obtiene el volumen teórico total de aíre de combustión V 0

V = vA . G kg/h ÷ m³ N/h
0
2) Caudal de humos generados en la combustión:

Su valor se obtiene de los Diagramas adjuntos, siendo:

- Caudal específico de humos generados por unidad de combustible quemado:

• Para gasoil y fueloil (Fig.34): vH m³N/kg

• Para gas natural (Fig.36): vH m³N/m³N

De donde se obtiene el volumen teórico total de humos generados:

VH = vH . G m³ N/h

3) Dimensionado del ventilador de aire de combustión:

La potencia nominal absorbida se determina por la fórmula:

k. Vo . ΣP
Na = kW
3.600 . 102 . η v
Siendo:

- Caudal total nominal de aire V0 m³/h

- Coeficiente de mayoración de V0= k -

- Rendimiento total del ventilador= ηV -

- Suma de las pérdidas totales de carga

a vencer por el ventilador: ∑ P mm C.A.

En donde: ∑ P = P1 + P2

• Pérdidas de carga en el quemador al

paso del aire de combustión V0: P1 mm C.A.

• Pérdidas de carga en la caldera al

paso de los humos VH . k: P2 mm C.A.


Fig.34: Caudal de aire y de humos
para combustibles líquidos .
Fig.35: Caudal de aire para combustibles gaseosos Fig.36: Caudal de humos para combustibles gaseosos
(gas natural). (gas natural).
Bombas de alimentación de agua
El dimensionado de las bombas de alimentación de agua se obtiene mediante la aplicación de las
siguientes fórmulas:

1) Potencia absorbida:

QA . Hm
Na = .γ kW
102 . η m

Siendo:

- Caudal de agua bombeada: QA m³/s

- Altura manométrica de la bomba: Hm m

- Rendimiento manométrico de la bomba: ηm %

- Peso específico: γ kg/m³


Siendo:

Hm = He + Hg + ∑H

- Presión estática de sistema (Fig.37): He m

P2 – P1
He = m
γ P2 y P1 kg/m²

- Altura geodésica (Fig.37): Hg m

- Suma de todas las pérdidas de carga por

razonamiento entre P2 y P1 (Fig.37): ∑H m

Fig.37: Bombas de alimentación de agua.


Ejemplos prácticos
A continuación se van a exponer diversos casos prácticos de mejoras en calderas con el fin de
aumentar su eficiencia.

En ellos solo se estudia la cuantificación del ahorro de energía que se produce, por lo que se
requiere además, el análisis del coste de implantación de dichas mejoras con el fin de estudiar la
rentabilidad de la acción.
Ejemplo 1. Ahorro de energía mediante reducción del caudal de
purga
Se tiene una caldera de vapor de las siguientes características:

producción 20.000 kg/h (vapor saturado)

presión de trabajo 12 kg/cm2

retorno de condensados 15.000 kg/h

salinidad agua aportación 750 mg/l

De acuerdo con la norma UNE-9075 la salinidad total máxima en el agua de la caldera dependerá del
tipo de ésta, por lo que se analizarán ambos casos:

TIPO DE CALDERA SALINIDAD TOTAL mg/l ; ppm

PIROTUBULAR (vaporización media) <= 6.000

ACUOTUBULAR (circulación natural) 3.500


a) caldera pirotubular

la purga continua necesaria para mantener la salinidad dentro del valor que fija la norma es

( 20.000 − 15.000) × 750


= 714 kg / h
6.000 − 750

si consideramos la instalación de un sistema de tratamiento de agua que reduzca los niveles de


salinidad a 300 ppm, el caudal de purga que se tendría sería de

(20.000 − 15.000) × 300


= 263 kg / h
6.000 − 300

al no contar la instalación con un sistema de recuperación del calor de purgas, la reducción de las
perdidas por purgas sería de

( 714 − 263) kg / h × 749 kJ / kg = 358.094 kJ / h ⇒ 99kW

considerando un funcionamiento de la caldera de 7.000h/a utilizando gasóleo (PCI= 40.100 kJ/kg) y


que tiene un rendimiento de 0,85, el ahorro de combustible resulta

358.094
× 7.000 = 73540
. kg / a de gasóleo equivalentes a 87.550 litros/a
0,85 × 40100
.
b) caldera acuotubular

Para este caso la purga continua resultaría del orden de

(20.000 − 15.000) × 750


= 1364
. kg / h
.
3500 − 750

considerando el mismo equipo de tratamiento de agua hasta conseguir una salinidad de 300 ppm, la
purga se reduciría a

(20.000 − 15.000) × 300


= 469 kg / h
.
3500 − 300

la reducción de pérdidas por purgas sería entonces de

(1364
. − 469) kg / h × 749 kJ / kg = 710.630 kJ / h ⇒ 197,4kW

bajo las mismas hipótesis del apartado a) el ahorro de combustible sería de

710.630
× 7.000 = 145.941 kg / a de gasóleo equivalentes a 173.740 litros/a
0,85 × 40100
.
Ejemplo 2. Recuperación del calor de purga

Se considerará la caldera del EJEMPLO 1 apartado b) cuyos datos eran:

producción 20.000 kg/h (vapor saturado)

presión de trabajo 12 kg/cm2

retorno de condensados 15.000 kg/h

caudal de purga 469 kg/h

entalpía purga 794 kJ/kg

se plantea la instalación de un sistema de recuperación del calor de purga mediante la producción de


vapor de flash a 2 kg/cm2 y un intercambiador de calor para verter la purga a 30 ºC. los valores de la
entalpía del líquido y vapor saturado a 2 kg/cm2 utilizados son 501,6 kJ/kg y 2.698,6 kJ/kg respectivamente

El vapor de flash producido será

(794 − 501,6)
469 × = 62,4 kg / h
(2.698,6 − 501,6)
luego se verterán como purga líquida 469-62,4 =406,6 kg/h que a 30 ºC representan 14,1 kW equivalentes
a 99.142 kWh/a frente a la situación anterior en la que se vertían 103,4 kW equivalentes a 724.084 kWh/a

Para aprovechar el calor de purgas mediante el intercambiador, se considerará que el agua de alimentación
(5.000 + 469) kg/h entra a 20 ºC, consiguiéndose elevar su temperatura hasta 26,7 º C obtenida del siguiente
balance térmico

(5.000 + 469) kg / h × (t f − 20)º C × 4,18kJ / kg º C = 406,6 kg / h × (120 − 30)º C × 4,18kJ / kg º C


Ejemplo 3. Instalación de un regulador de tiro
Se tiene una caldera de vapor de tiro aspirado que consume gasóleo y trabaja con una fuerte depresión
en el hogar lo que produce entradas de aire no controladas. Las condiciones de funcionamiento de la
caldera son:

% O2 12%

%CO2 6%

temperatura de salida de gases 200 ºC

Se ha considerado la posibilidad de instalar un regulador de tiro que modifique las condiciones de


trabajo a:

% O2 5%

%CO2 12%

considerándose que la temperatura de salida de gases se va a mantener constante

Para realizar los cálculos de forma aproximada se va utilizar el diagrama de la Figura 38 de pérdidas por
humos para combustibles líquidos y gaseosos, aunque también se pueden realizar utilizando otros
diagramas, tablas y datos ampliamente publicados en manuales de ahorro y eficiencia energética en
calderas.
Fig. 38
En el diagrama introduciendo los datos de operación antes de la instalación del regulador de tiro se
obtiene el punto A definido a partir de un valor del PCI de 10.200 kcal/kg y el % de CO2. Se tiene un índice
de exceso de aire ligeramente superior a 2,2.

Entrando con el valor del PCI se alcanza en vertical la curva de temperatura de salida de gases y trazando
la horizontal hasta la línea de λ=2,2 se alcanza en vertical el punto B donde se obtiene que las pérdidas
por calor sensible de los humos está ligeramente por encima del 15%.

Volviendo a realizar los mismos pasos introduciendo los valores obtenidos con el regulador de tiro, se
obtiene el punto C con un índice de exceso de aire de 1,2 , que permite alcanzar el punto D obteniéndose
unas pérdidas por calor sensible de humos del 8,6%.

Si se supone que el resto de las pérdidas de la caldera suponen un 4 % la instalación de un regulador de


tiro ha mejorado el rendimiento de la caldera, pasando de un 81% a un 87, 4%.
Ejemplo 4. Instalación de un economizador
Se dispone de una caldera que ha sido transformada a gas natural, obteniéndose los siguientes datos
de funcionamiento:

% CO2 de gases de escape 9%

exceso de aire 1,4

temperatura salida gases 250 ºC

consumo de gas natural 60 Nm3/h

A partir del diagrama de la Figura 38 se obtendrían las pérdidas por calor sensible de los gases de
escape de forma análoga al EJEMPLO 3, comprobándose que las pérdidas ascienden al 12,5%.

Tomando como valor de la densidad del gas natural 0,83 kg/Nm3 , el consumo másico de gas sería de
49,8 kg/h.

Para el cálculo del caudal de gases de escape se considerará que en la combustión estequiométrica del
gas natural se requieren 16 kg de aire por cada kg de gas, luego con un índice de exceso de aire de 1,4
teniendo un caudal de aire de combustión de 22,4 kg por kg de gas, resultando un caudal de gases de
escape de
49,8kg / h × 22,4kg a / kg g + 49,8 kg / h = 1165
. ,32 kg / h
Con el fin de mejorar el rendimiento de la caldera se prevé instalar un economizador para aprovechar la
energía de los gases de escape y precalentar el agua de alimentación a la caldera. Los gases de escape
reducirán su temperatura de los 250 ºC a 140 ºC.

La energía aprovechada será de (cp =1,0032 kJ/kg ºC):

1h
. ,32 kg / h × 1,0032 kJ / kg º C × (250 − 140)º C ×
1165 = 35,72 kW
3.600 s

lo que representa un ahorro de combustible de:

35,72 kW
≈ 5,5 %
1h
49,8 kg / h × 46.836 kJ / kg ×
3.600 s

Este resultado también se obtendría a partir del diagrama de la Figura 38 en donde se obtiene que las
pérdidas por calor sensible han sido reducidas hasta el 7%
Introducción
La metrología, como ciencia encargada del estudio de los sistemas de pesas y medidas, pese a tener una
gran importancia desde el punto de vista del intercambio técnico, científico, cultural y económico, no ha
conseguido hasta época muy reciente la unificación de los sistemas en uno único. En la antigüedad
existieron, prácticamente, tantos sistemas como tribus, basados, generalmente, en medidas antropológicas
(codo, braza, pie, palmo, pulgada, etc.) que variaban de un lugar a otro. El primer sistema adaptado por los
países civilizados fue, posiblemente, el cronométrico, que todavía mantiene su absurda base duodecimal-
sexagesimal frente a todas las tendencias decimalizadoras. Hacia 1670 el abate Monton propugnó la
implantación de un sistema métrico decimal que, posteriormente, fue establecido por la academia Francesa
de Ciencias y, más tarde, en el resto de países. Al princípio del siglo XIX comenzó a establecerse el actual
sistema de medidas eléctrico; inicialmente se utilizó como base el sistema cegesimal o CGS (centímetro,
gramo, segundo) que, posteriormente, fue desplazado por el MKS (metro, kilogramo, segundo), propuesto
por Georgi en 1901. En 1935 la Comisión Electrotécnica Internacional adoptó un sistema de unidades
eléctricas ajustado al MKS, y en 1950 se tomó como unidad fundamental el amperio, quedando como
MKSA (metro, kilogramo, segundo, amperio). La X conferencia General de Pesos y Medidas adoptó en
1954 dicho sistema con el nombre de «sistema internacional de medidas» y en forma abreviada «SI».

En el Boletin Oficial del Estado nº 67, del 19 de marzo de 1985, se emitió la Ley 3/1985, del 18 de Marzo
METROLOGIA, por la que se adoptaba, a nivel nacional, la obligación de utilizar en España el sistema
Internacional de Unidades de Pesos y Medidas «SI», antes mencionado.
Unidades básicas del SI
La seis unidades básicas, son las siguientes: 2p y 5d del átomo de cripton 86 excitado en el
vacio.
1. Magnitud física: longitud
2. Magnitud física: masa
Unidad: el metro
Unidad: kilogramo
Símbolo: m
Símbolo: kg
El tamaño del metro se tomó del largo de un
péndulo que marcaba los segundos (Chr Su antigua definición era el peso de un cubo
Huygens, 1664). Esta medida resultó ser un de agua de un dm³ a una temperatura de 273,15
0,7% menor que el metro actual. En 1790, K(=0ºC). La actual se define como la masa del
Talleyrand definió el metro como la 10 prototipo de platino, sancionado por la
millonésima parte del cuadrante del meridiano conferencia General de Pesos y Medidas de
que pasaba por París, medida entre Dunkerque 1889, y que se halla depositado en el pabellón
y Barcelona. A partir de 1960, tiene valor legal de Breteuil, en Sevrés (París) y que difiere
la siguiente definición: un metro equivale a aproximadamente en un 2,8 · 10-³% del peso
1.650.463,73 longitudes de onda de la radiación del cubo de agua. Esta pequeña diferencia se
correspondiene a la transición entre los niveles da como experimental por la posibilidad
existente de perfeccionar los métodos de Unidad: el amperio
medición.
Símbolo: A
3. Magnitud física: tiempo
Una de las más antiguas definiciones es la de
Unidad: segundo la corriente produce un cm³ de gas detonante
en un minuto. En 1881 se dio el nombre de
Símbolo: s
amperio a la intesidad de una corriente
Un segundo se define com 1/31.556.925,9747 constante que mantenida en dos conductores
del año trópico para el cero de Enero de 1990, paralelos, rectilíneos, de longitud infinita,
a las 12 horas de tiempo de las efemérides, o sección circular despreciable y situados a un
como 1/86.400 parte de una día medio solar. metro de distancia uno del otro, en el vacío,
Segundo atómico se define como la duración produce entre ambos una fuerza de 0,2 · 106
de 9.192.631.770 períodos de la radiación Newtons por metro de longitud.
correspondiente a la transición entre los dos
Mas tarde, la corriente de un amperio se definió
niveles hiperfinos del estado fundamental del
como la corriente que durante un segundo
átomo de cesio 133.
separa de una solución de nitrato de plata, 1,118
4. Magnitud física: intensidad de corriente mg de plata.
eléctrica
5. Magnitud física: temperatura Unidad: candela

Unidad: Kelvin Símbolo: cd

Símbolo: K (¡NO ºK!) Definición: Intensidad luminosa, en una


dirección determinada, de una abertura
Fue el Ingles Sir Willian Thomson, Lord Kelvin
perpendicular a esa dirección que tenga una
de Largs (1824-1907) quien expresó la
superficie de 1/60 cm² y radie como un radiador
temperatura absoluta = -273,15ºC.
perfecto (cuerpo negro) a la temperatura de
Definición: un Kelvin es la 1/273,16 parte de la solidificación del platino.
temperatura absoluta del punto triple del agua
1 cd=1lm/sr, siendo un lm (lumen) el flujo
( punto triple = las distintas fases de una materia
luminoso emitido en un esteroradian por una
que se dan en un mismo peso, en el agua:
fuente puntual uniforme situada en el vértice
0,01ºC.)
de un ángulo y que posea una intensidad
Nota: Para su uso práctico (por ejemplo, 1 K luminosa de una candela.
de diferencia de temperatura del agua = 1ºC)
Para aclarar conceptos, se establece en la tabla
se permite los datos en grados Celsius (ºC).
siguiente la comparación entre el sistema CGS
6. Magnitud física: Intensidad luminosa (sistema centímetro, gramo, segundo) y el MKS
(sistema metro, kilogramo y segundo),el cual es
idéntico al sistema SI.
Sistema MKS Sistema CGS

Longitud = m cm

Peso = kg g

Tiempo = S s

Velocidad = m/s cm/s

Aceleración = m/s² cm/s²

Fuerza = kgm/s² gcm/s² = dina

Trabajo = kgm²/s² gcm²/s² = ergio

Potencia = kgm²/s³ gcm²/s³=ergio/s

1 kilopondio = 1 Newton x 9,81

1 kp = 9,81 N
Junto con las unidades fundamentales del sistema Para fuerza: Newton (N), en vez de kilopondio
SI, se conservan otras derivadas como:
1 Pa = 1 N/m²=1 Jm = 1 kg/s²m
V (voltio), W (Watio), O (Ohmio), S(Siemens),
1 W = 1 Nm/s=1 J/s= 1 kgm²/s³
H(Henrio) y F(Faradio).
En la TABLA 3, adjunta, se recoje las conversiones
Como unidades que cambian, se encuentran:
de las unidades esenciales básicas y derivadas
Para calor y trabajo: Julio (J), en vez de caloría. del SI.

Para flujo magnético: Weber (W), en vez de


Maxwell.

Para inducción magnética: Tesla (T), en vez de


Gauss.

Para intesidad de campo magnético: Amperio


(A/m), en vez de Oersted.

Para presión: Pascal (Pa), en vez de Torr.


Tabla 3

Unidad física
Fuerza (mecánica)

Unidad SI: N (Newton)


J/m (Julio/m)

Unidad antigua: kp (kilopondio)


dina

1N = 1 J/m = 1 kgm/s2 = 0,102 kp = 10 5 dina


1 J/m = 1N = 1 kgm/s2 = 0,102 kp = 10 5 dina
1 kgm/s2 = 1N = 1 J/m = 0,102 kp = 10 5 dina
1 kp = 9,81 N = 9,81 J/m = 9,81 kgm/s2 = 0,981 10 6 dina
1 dina = 10 -5 N = 10 -5 J/m = 9,81 kgm/s2 = 1,02 10 -6 kp
Tabla 3 (continuación)

Unidad física
Presión

Unidad SI: Pa (Pascal)


Bar

Unidad antigua: at= kp/cm2 = 10 mWS


Torr = mmHG
atm

1 Pa = 1N/m2 = 10 –5 bar

1 Pa = 10 -5 bar = 10,2 10 -4 at = 9,87 10 -4 atm = 7,5 10 -3 Torr


1 bar = 10 5 Pa = 1,02 at = 0,987 atm = 750 Torr
1 at = 98,1 10 3 Pa = 0,981 bar = 0,968 atm = 736 Torr
1 atm = 101,3 10 3 Pa = 1,013 bar = 1,033 at = 760 Torr
1 Torr = 133,3 Pa = 1,333 10 -3 bar = 1,359 10 -3 at = 1,316 10 -3 atm
Tabla 3 (continuación)

Unidad física
Trabajo

Unidad SI: J (Julio)


Nm (Newton metro)

Unidad SI: Ws (Watio segundo)


(anterior) kWh (kilowatio hora)

Unidad antigua: kcal (kilocaloría) = cal 103

1 Ws = 1J = 1Nm = 107 erg

1 Ws = 278 10-9 kWh = 1 Nm = 1J = 0,102 kpm = 0,239 cal


1 kWh = 3,6 106 Ws = 3,6 106 Nm = 3,6 10 6 J = 367 103 kpm = 860 kcal
1 Nm = 1 Ws = 278 10-9 kWh = 1J = 0,102 kpm = 0,239 cal
1J = 1 Ws = 278 10-9 kWh = 1 Nm = 0,102 kpm = 0,239 cal
1 kpm = 9,81 Ws = 2,72 10-6 kWh = 9,81 Nm = 9,81 J = 2,34 cal
1 kcal = 4,19 103 Ws = 1,16 10-3 kWh = 4,19 103 J = 4,19 103 J = 427 kpm
Tabla 3 (continuación)

Unidad física
Potencia

Unidad SI: J/s (Julio/segundo)


Nm(s (Newton metro/segundo

Unidad SI: W (Watio)


(anterior) kW (kilowatio)

Unidad antigua: kcal/s (kilocaloría/s) = cal/s 103


kcal/h (kilocaloría/hora) = cal/h 103
kpm/s (kilopondio metro(seg)
CV (caballo vapor)

1W= 1J/s = 1 Nm/s

1W = 10-3 kW = 0,102 kpm/s = 1,36 10-3 CV = 860 cal/h = 0,239 cal/s


1 kW = 103 W = 102 kpm/s = 1,36 CV = 860 103 cal/h = 239 cal/s
1 kpm/s = 9,81 W = 9,81 10-3 kW = 13,3 10-3 CV = 8,43 103 cal/h = 0,34 cal/s
1 CV = 736 W = 0,736 kW = 75 kpm/s = 632 103 cal/h = 176 cal/s
1 kcal/h = 1,16 W = 1,16 10-3 kW = 119 103 CV = 1,58 10-3 CV = 277,8 10-3 cal/s
1 cal/s = 4,19 W = 4,19 10-3 kW = 0,427 kpm/s = 5,69 10-3 CV = 3,6 kcal/h
A continuación se va a relacionar la normativa más importante, aplicable a las calderas
de generación de energía en plantas industriales, mencionadas en los capítulos
anteriores.

Normativa española aplicable

Normativa extranjera aplicable


Normativa Española
Para Instalación de recipientes a presión:

• REGLAMENTO DE RECIPIENTES A PRESIÓN.

D 2443/1969, 16 Agosto

• REGLAMENTO DE APARATOS A PRESIÓN.

RD 1244/1979, 4 Abril

RD 1504/1990, 23 Noviembre

• IT.IC-MIE-AP1 a AP 17, en su caso.

EDICIÓN 1985 y separatas posteriores

Para instalación y uso de combustibles:

• REGLAMENTO SOBRE INSTALACIONES DE USOS INDUSTRIALES.

Nº7/Junio 1985, de CAMPSA


• REGLAMENTO DE SEGURIDAD DE REFINERIAS DE PETROLEO Y PARQUES DE
ALMACENAMIENTO DE PRODUCTOS PETROLIFEROS.

D 3143/1975, 31 de Octubre

• REGLAMENTO DE INSTALACIONES PETROLIFERAS.

RD 2085/1994, 20 Octubre

• REGLAMENTO GENERAL DEL SERVICIO PUBLICO DE GASES COMBUSTIBLES.

D 2913/1973, 26 de Octubre

D 3484/1983, 14 Diciembre

• LEY DE PROTECCIÓN DEL AMBIENTE ATMOSFERICO.

Ley 38/1972, 22 Diciembre

• DESARROLLO DE LA LEY DE PROTECCIÓN DEL AMBIENTE ATMOSFERICO.

D 833/1975, 8 Febrero

• NORMAS DE UNE, en su caso.


Normativa extranjera
Se va a enumerar, exclusivamente, normativa reconocida internacionalmente.

Normativa Suiza:

• ASOCIACIÓN SUIZA DE PROPIETARIOS DE CALDERAS (SVDB).

Normativa alemana:

• REGLAMENTACIÓN TÉCNICA PARA CALDERAS (TRD).

Normativa de USA:

• ASME BOILER AND PRESSURE VESSEL CODE/SECCIÓN VIII – PRESSURE VESSELS.


Creado por la Ley 7/1996, como Organismo que desarrolla, unifica, e integra a
nivel territorial y de forma efectiva todas las políticas aprobadas e
instrumentadas en las distintas áreas energéticas, el Ente Público regional de
la Energía de Castilla y León (EREN) orienta sus actuaciones al fomento del
ahorro energético y la utilización racional de las fuentes energéticas, con el
especial aprovechamiento de las energías renovables.

El EREN desarrolla su actividad llevando a cabo tareas dirigidas a:

• gestionar y controlar los consumos de energía;

• actuar sobre la demanda;

• controlar los comportamientos energéticos, y

• promover las inversiones necesarias.


Dirigidos a promover dos grandes políticas, el desarrollo regional y la
protección del medio ambiente, los objetivos generales fijados para el EREN
son:

• Asegurar un aprovisionamiento energético duradero y económicamente


aceptable.

• Diversificar las fuentes de aprovisionamiento energético.

• Utilizar en la mayor medida posible las energías locales y renovables.

• Plantear una política de eficacia energética.

• Reducir las emisiones contaminantes preservando el medio ambiente.


Como instrumento de racionalización de la energía en Castilla y León y
abarcando amplios y variados aspectos del sector energético, las funciones
atribuidas al EREN son:

• el fomento y desarrollo de programas para la mejora del ahorro y la


eficiencia energética.

• la elaboración de programas de racionalización del uso de energía.

• el impulso a la implantación de las energías renovables a escala


local.

• el fomento con la participación de otras entidades públicas y


privadas, la investigación y desarrollo de tecnologías energéticas
y medioambientales.
• la elaboración de estudios y recomendaciones de aplicación de
tecnologías energéticas en los diferentes sectores económicos.

• el asesoramiento en materia de energía a la Junta de Castilla y León


y otras entidades públicas regionales.

• la coordinación de programas y proyectos energéticos.

• la organización de programas de reciclaje profesional en


colaboración con Universidades y otros Centros de la región.

• el establecimiento de relaciones de cooperación con otras


instituciones públicas y privadas, y promover la participación de
empresas de la región.
Para el desarrollo de sus funciones y la consecución se sus objetivos, el
EREN cuenta con dos grandes órganos de dependencia funcional:

• El CONSEJO DE ADMINISTRACIÓN, órgano de representación, de


dirección y de control del Ente.

• El CONSEJO ASESOR, órgano de carácter consultivo y de debate


en el que están representados todos los agentes sociales y
económicos del sector energético de la región, asesora sobre las
líneas de actuación del Ente, realizando un seguimiento de sus
actividades.

• El DIRECTOR, a quien corresponde la dirección de las actividades


del Ente, administrativa y de personal.
El Gobierno Regional ha dotado al EREN para que permita asegurar la
realización de un programa de planificación energética; servir de apoyo para
la toma de decisiones en el campo de la energía, con la ejecución de estudios
de planificación y programación energética; promover programas energéticos
con incidencia económica y evaluar sus impactos económicos, sociales y
ecológicos; y servir, si fuese necesario, de agente para la ejecución de políticas
de diversificación energética y energías renovables, desarrollando para ello
actuaciones que se enmarcan dentro de los siguientes áreas:
Planificación energética
Tras haber revisado y actualizado el Plan Energético Regional de Castilla y
León 1995-2000 (PERCYL 2000) que establece las líneas de actuación a seguir
por la política energética regional, el EREN procede a desarrollar actuaciones
concretas en los aspectos más relevantes que contempla:

1.- El Programa de Ahorro, Sustitución, Cogeneración y Energías


Renovables (PASCER), para el fomento del ahorro y la eficacia
energética.

2.- La mejora de las condiciones medioambientales.

3.- El aumento gradual de la tasa de autoabastecimiento mediante la


utilización de energías renovables.
Ahorro y eficiencia energética
Elaboración y desarrollo de un PLAN DE AHORRO Y EFICIENCIA ENERGÉTICA
para su implantación en Castilla y León que establece medidas y acciones
tendentes al control y reducción de la intensidad energética, lo que se traduce
en una reducción del consumo sin renunciar a una mejor calidad de vida.

El Plan de Ahorro y Eficiencia Energética plantea las actuaciones de este


Ente en materia de Ahorro y Eficiencia Energética mediante:

a) servicios de asistencia técnica;

b) inversiones directas;

c) promoción y difusión;

d) formación y actuaciones institucionales.


A su vez, estas actividades se incluyen dentro de programas específicos
dirigidos tanto al sector industrial como al sector residencial, servicios y
transporte:

a) Ahorro: auditorías energéticas, optimización eléctrica de instalaciones,


tarificación eléctrica, mediciones energéticas, ahorro energético en
la gestión del agua, recursos y lodos, telegestión, mediciones
energéticas, alumbrado público, etc.

b) Diversificación: redes locales de sustitución de gas natural, nuevas


tecnologías del gas, estudio de viabilidad de planta biodiesel,
realización de planta de producción biodiesel, etc.

c) Cogeneración: participación en UTEs, seguimiento de empresas


Régimen Especial, auditorías plantas de cogeneración existentes, etc.
d) Promoción: difusión de mejores prácticas, artículos en revistas
especializadas, publicaciones técnicas, difusión de actuaciones, de
resultados, acontecimientos y días señalados en materia energética.

e) Formación: Masters, cursos específicos, conferencias, jornadas y


seminarios, actuaciones docentes en colegios y universidades, etc.

f) Actuaciones Institucionales: informes sobre propuestas de normativa,


seguimiento y control de subvenciones, apoyo técnico a la Dirección
general, propuesta y elaboración de instrucciones, revisiones del
PERCYL y PASCER.
Gestión de programas y cooperación
El Ente Regional de la Energía asesora, gestiona y participa en programas
energéticos regionales, nacionales y de la Unión Europea verificando aquellos
proyectos que refuercen y contribuyan al desarrollo económico de la región.

En el ÁMBITO REGIONAL, el EREN lleva a cabo el control y seguimiento de las


Subvenciones de la Junta de Castilla y León en materia de energía, informando
de las distintas líneas de ayuda, asesorando y verificando el cumplimiento de
las condiciones para el otorgamiento de subvenciones y ayudas regionales a
proyectos a desarrollar en Castilla y León que contribuyan a reforzar la base
económica de la región mediante la mejora del abastecimiento energético local,
la creación de empleo y el acceso a un nivel tecnológico más elevado, apoyando
con ello el desarrollo de Castilla y León en materia de ahorro energético y
energías renovables.
Entre los PROGRAMAS NACIONALES, el EREN realiza el seguimiento y gestión
de las solicitudes de proyectos presentados en Castilla y León para acogerse
al Plan de Ahorro y Eficiencia Energética (PAEE-98) del Ministerio de Industria
y Energía, para el uso racional de la energía como sustitución de fuentes
energéticas en los Sectores Transporte, Edificación y Servicios, y Energías
Renovables.

En materia de PROGRAMAS ENERGÉTICOS EUROPEOS, el EREN participa


en aquellas propuestas que impliquen un interés para Castilla y León y estén
en consonancia con las líneas de actuación regionales, para cuya financiación
se presentan proyectos junto con otras regiones españolas y de la Unión
Europea, y entidades y empresas de Castilla y León, dentro de las distintas
iniciativas y programas en materia de energía, permitiéndoles con ello la
realización de acciones innovadoras y la transferencia de experiencias a nivel
europeo, lo que siempre conlleva el óptimo resultado de los proyectos.
Para el desarrollo de sus actuaciones, el EREN COOPERA Y COLABORA de
manera estrecha con otras instituciones y organizaciones internacionales,
nacionales, regionales y locales que desarrollan actividades en materia de
energías renovables y de ahorro energético, estableciendo en algunos casos
convenios de colaboración para una materialización más eficaz de sus
acciones.
Asesoramiento
Como entidad asesora en materia de energía, el EREN elabora informes de
carácter administrativo y de carácter técnico y participa en grupos de trabajo
que se forman en aquellas áreas del sector de la energía en que puede ser
necesaria la opinión del EREN. Desarrolla labores de asesoramiento y elabora
estudios energéticos y de viabilidad que atiendan las necesidades de la
Administración Pública, Empresas y Usuarios de la Región sobre asuntos
relacionados con planificación y programación energética, uso racional de
la energía y energías renovables.
Energías renovables
En una región como Castilla y León con una gran riqueza en recursos
aplicables a las energías renovables, el Ente Regional de la Energía de Castilla
y León contribuye con sus actividades al diseño de un nuevo mapa energético
en el que estas energías jueguen un papel más importante, superando el 11%
de energía primaria que generan en la actualidad, dada su importancia por
su capacidad de producir actividades económicas, favoreciendo la creación
de empleo y con ello el desarrollo socio-económico regional.

Actuaciones en las diversas áreas técnicas:

• En el área de la Energía Minihidráulica, ampliamente desarrollada en


Castilla y León, el EREN estudia proyectos para la construcción de
centrales nuevas así como la automatización y rehabilitación de
centrales antiguas.
• En el campo de la Biomasa se realizan entre otros, proyectos de
calefacción centralizada, así como innovadores proyectos de
aprovechamiento energético de cultivos y biomasa forestal.

• Dentro del sector de la Energía Eólica y al comenzar a considerarse


Castilla y León como una región con adecuados potenciales
susceptibles de ser utilizados energéticamente para la producción de
energía eléctrica, se prevé un importante aumento en el número de
solicitudes de parques eólicos que supondrán una importante potencia
instalada y una gran inversión que tendrá un fuerte impacto a nivel
local, actuando el EREN como instrumento técnico de evaluación de
estos proyectos en el marco de la nueva normativa regional para la
tramitación administrativa de los proyectos eólicos.
• En el área de la Energía Solar Térmica y de la Energía Solar Fotovoltaica
y dada la evolución de su utilización durante los últimos años, traducida
en un gran aumento de su superficie de captación, se prevé una gran
expansión en la que el EREN actúa, en algunos casos como promotor,
realizando en la gran parte de los casos las acciones divulgativas y de
demostración necesarias para la promoción de estas energías solares
como medio de suministro de energía eléctrica, por lo que suponen
de innovación.
Investigación y desarrollo
El Ente Regional de la Energía de Castilla y León ha establecido como objetivo
en esta materia contribuir desde su posición como entidad regional gestora
en materia de energía al mejor funcionamiento del sistema de I+D,
emprendiendo acciones de investigación en el ámbito energético, potenciando
la colaboración entre las empresas y el sistema público de investigación y
desarrollo de tecnologías, emprendiendo actuaciones para la potenciación
de centros tecnológicos ya existentes en la región, y especialización en materia
energética de alguno de éstos, y dirigiendo sus actuaciones a la asistencia a
las empresas del sector y el fomento de las transferencias tecnológicas que
aumentará la competitividad de éstas.
Divulgación y formación
En el marco de sus funciones como entidad que ”divulga y fomenta la
importancia del ahorro energético y del mayor aprovechamiento de las fuentes
de energía renovables en todos los sectores de la población”, son numerosas
las actuaciones que el Ente Público Regional de la Energía de Castilla y León
emprende en este área, organizando programas de asesoramiento y formación
y cursos de reciclaje profesional sobre diversas cuestiones energéticas.

Entre estas actividades destacan la realización de cursos de formación, de


carácter innovador y de actualidad, aquellos dirigidos a implantar técnicas
alternativas de utilización de la energía que tratan temas como la
Cogeneración, la Energía y Medio Ambiente: Energías Renovables, el Uso
eficáz de la energía en el hogar, la optimización y tarifación eléctrica,
certificación energética en edificios, etc. Con el mismo objetivo se realizan
Jornadas y Seminarios en diversos puntos de la región.
El EREN también participa en aquellas ferias regionales, nacionales e
internacionales que tengan una connotación energética, divulgando sus
funciones y actuaciones, las principales líneas de la política energética regional
y las más innovadoras tecnologías energéticas.

El EREN elabora y edita numerosas publicaciones para divulgar el ahorro y la


eficiencia energética y el aprovechamiento de los recursos energéticos
renovables en Castilla y León, destacando la revisión y actualización del libro
“Las Energías Renovables en Castilla y León”, como instrumento guía de la
situación de estas energías en la región y de promoción de su
aprovechamiento, y la publicación de carácter trimestral “Boletines de
Estadísticas Energéticas en Castilla y León”, documento de consulta, útil y
práctico dirigido a un amplio colectivo de ciudadanos, que contiene datos
sobre producción y consumo de todas las energías en la región.

Con el mismo fin se desarrollan programas y campañas de asesoramiento de


gran difusión para orientar a los usuarios sobre el uso racional de la energía.
Promoción de inversiones
Tanto el Ahorro Energético y la Diversificación , áreas en los que se emprenden
ya proyectos capaces de disminuir la demanda de energía final e incrementar
la utilización de combustibles alternativos, como el área de las Energías
Renovables son líneas prioritarias de inversión del EREN, que se plantea
como principal objetivo llevar a cabo proyectos que consigan contribuir a la
diversificación energética, consolidar el tejido industrial y tecnológico
nacional y minimizar el impacto ambiental.

En el marco de sus funciones, el Ente puede promover o participar en


sociedades mercantiles y entidades sin ánimo de lucro para la realización de
proyectos energéticos, e impulsar líneas de financiación para los mismos”.
Por ello, en el área de las energías renovables ha comenzado la promoción y
en algunos casos participación en la explotación de proyectos para su
aprovechamiento que conllevan una destacada capacidad de replicabilidad
y que sirven como medio de demostrar la viabilidad técnica y económica de
estas energías.
Edificio E. Empresariales, Planta baja
Parque de San Francisco, 11
Tlfno.: (987) 84 93 93 - Fax.: (987) 84 93 90
E-mail: eren.cyl@dvnet.es
24004 León
b) Célula de control de llama (Fig. B)

Es el único dispositivo admisible para la Es fácil controlar con precisión la llama de cada
combustión de gas, gas y fuelóleo o solo uno de los equipos de combustión instalados
fuelóleo. en el hogar y conservar entre cada célula una
muy buena selectividad de la detección.
Es, sin embargo recomendable, que las células
que se utilicen sean sensibles a los rayos La célula asignada a cada equipo no ve los
ultravioletas, pues en el comienzo de la llama bordes o la cola de la llama del equipo contiguo.
hay abundancia de estas radiaciones
(cualquiera que sea la calidad del combustible:
gas, fuelóleo, etc.).

Las células «UV» disponibles en el mercado


permiten detectar los rayos ultravioletas de
muy pequeña intensidad, si bien, es preciso
orientar el detector casi paralelamente el eje
del equipo de combustión y regular la
sensibilidad del objeto electrónicamente, o por
un diafragma.
1. Dispositivo de mando con botón de puesta en
marcha del quemador
2. Transformador de encendido
3. Cámara de compresión con clapeta de aire a cierre
automático
4. Tapa de la carcasa
5. Cárter del quemador
6. Caña del pulverizador
7. Tubo de llama
8. Cabeza de combustión con electrodos de encendido
9. Regulación de la presión de aire lado combustión
10b. Servomotor para la regulación del caudal de aire
11. Vigilancia de la llama
12. Conector del quemador
13. Bomba de gasóleo
14. Motor
15. Tubos flexibles

Fig. B: Célula de vigilancia de llama


Sistema de alimentación de agua
Existen dos conceptos completamente distintos para los sistemas de alimentación de agua a las calderas
industriales, dependiendo de los dos tipos esenciales de energía que producen:

– Generando vapor.

– Generando agua sobrecalentada.

En ambos casos se tendrá en cuenta el contenido del Articulo 20, de la ITC-MIE-AP1, del Reglamento de
Aparatos a Presión, que presenta el cumplimiento de la NORMA UNE 9-075, sobre las calidades del
agua de alimentación, o aportación a las calderas (TABLAS 3,4 y 5, de la NORMA UNE 9-075, de octubre
1992, que se adjuntan).

Deberá entenderse que las prescripciones de la mencionada NORMA UNE 9-075, representan los valores
nominales a mantener según la reglamentación, pero que el usuario deberá respetar escrupulosamente
los valores limites que prescriba en su caso el fabricante de la caldera, que serán normalmente más
exigentes.
Tabla 3: Agua de alimentación en calderas pirotubulares

1) En el caso de alta concentración de materias orgánicas no oxidables con Mn O 2 K y


si oxidables con Cr O3 K2 se consultará a un especialista.
Tabla 4: Agua en el interior de las calderas pirotubulares

1) Las concentraciones de Si O2 en el agua de la caldera guardarán la relación:

Si O2 (mg/l) / m (m mol/l) <12,5

En aquellos casos en que existe un sobrecalentador, se limitará a 100mg/l para p<1,96MPa, 20


bar y a 75mg/l para presiones superiores.
Tabla 5: Agua en el interior de las calderas acuotubulares

1) Los valores reales hasta este límite dependerán de la salinidad del agua de alimentación y de la calidad del
vapor deseado.
2) Los valores reales serán directamente proporcionales a los valores de salinidad del agua dentro de la caldera.
3) Estos valores se ajustarán en función de la calidad del vapor requerido.
- En las calderas que generan vapor, el caudal de alimentación de agua será la suma de caudal de
vapor generado, más los caudales de purgas que se realicen.

En estas calderas, parte del agua de su interior se convierte en vapor, y la parte que no se
vaporiza va aumentando el contenido de sales, que no arrastra el vapor generado, elevando
consecutivamente su concentración. Las purgas se realizan para mantener esa concentración
de sales dentro de valores admisibles.

- En las calderas que generan agua sobrecalentada, normalmente, no se consume esa agua
sobrecalentada en los procesos, por lo que, únicamente habrá que reponer el agua perdida en
eventuales fugas y purgas.

Evidentemente, el caudal de agua de aportación en estas calderas es mucho menor que en las
calderas que generan vapor, y la concentración del agua sobrecalentada en el interior de los
circuitos y de la propia caldera no varía apenas.

A continuación se tratan los diversos componentes del sistema de alimentación:

• Tratamiento de agua

• Depósito de alimentación y desgasificador

• Bombas de alimentación

• Sistemas de regulación
Tratamiento de agua
El tratamiento de agua de alimentación, o En las TABLAS 1 y 2, adjuntas, se relacionan
reposición, tendrá como misión el acondicionar respectivamente de manera resumida las
las aguas brutas disponibles en cada caso para impurezas más importantes de las aguas brutas
que cumplan las prescripciones de los fabricantes disponibles y los respectivos tratamientos para
de calderas. El tratamiento a prever no podrá ser transformarlas en aguas de alimentación o
por tanto siempre el mismo, si no que dependerá reposición de calderas.
de las características de las aguas brutas.
Tabla 1

IMPUREZA FORMULA FORMA EFECTOS


Dióxido de carbono CO2 Gas disuelto. Corrosión y bajo pH, si la alcalinidad es
baja.
Sulfuro de hidrogeno SH2 Gas disuelto. Corrosión.
Oxigeno O2 Gas disuelto Corrosión.
Turbiedad o materias - Sólidos no disueltos Depósitos en tuberías, aparatos, calderas.
en suspensión
Color y materia - Sólidos disueltos o no Ensuciamiento y espumas.
orgánica disueltos
Aceite - Coloidal Depósitos y espumas.
Dureza Ca+ -, MG++ Sólidos disueltos. Incrustaciones.
Alcalinidad CO3H- Sólidos disueltos Espumas, arrastres, desprendimiento de CO 2
fragilidad cáustica.
CO3=. OH-
Sulfatos SO4= Sólidos disueltos Aumento salinidad. Con Ca++ forma
incrustiones muy duras.
Cloruros Cl- Sólidos disueltos Aumenta salinidad y corrosividad.
Sílice SiO2 Sólido disuelto. A Incrustaciones. Depósitos sobre turbina
veces colidal
Hierro, manganeso Fe, Mn Sólido disuelto Depósitos en tuberías y caldera.
Sólidos disueltos - Sólidos disueltos En alta concentración, forman espumas y
depósitos en turbina.
IMPUREZA
TRATAMIENTO RESIDUO NORMAL
Tabla 2
Dióxido de carbono Aireación (por tiro de aire). 5-10 ppm.
Desgasificador a vacío 2-5 ppm.
Desgasificador térmica 0-2 ppm.
Sulfuro de hidrógeno Aireación. 0-1 ppm.
Coagulación con sales de hierro. 0-0.5 ppm.
Cloración. 0 ppm.
Oxigeno Desgasificación a vacío 0-0,3 ppm.
Desgasificación térmica 0-0,007 ppm.
Turbiedad Filtración con o sin coagulante 0-1 ppm.
Coagulación en clarificador. 5-10 ppm.
Coagulación en clarificador más filtración. 0-1 ppm.
Color, materia Coagulación, cloración y filtración Color 5-10 ppm.
orgánica Filtración en carbón activo. Variable

Aceite (coloidal). Coagulación en clarificador y filtración Variable


Filtración con pre-floc (aceite < 50 ppm.). 0,5-1 ppm.
Dureza Ablandamiento con suavizadores. 0-2 ppm. CaCO3
Ablandamiento con cal, frío o caliente. Variable
Ablandamiento con cal y suavizadores (proceso caliente). 0-2 ppm. CaCO3
Ablandamiento, ciclo H débil Variable
Desmineralización. 0-2 ppm. CaCO3
Variable
Alcalinidad Descarbonotación con cal en frío 35 ppm. CaCO3
Descarbonotación con cal en caliente. 20 ppm. CaCO3
Alcalinidad Descarbonotación ciclo H débil 20-30 ppm. CaCO3
Descarbonotación ciclo Cl ¯ 5-15 ppm. CaCO3
Desmineralización 0-5 ppm. CaCO3
Sulfatos Desmineralización 0-5 ppm. CaCO3
Precipitación con bario en clarificador 25 ppm, CaCO3
Desulfatación ciclo Cl ¯ 0-5 ppm. CaCO3
Cloruros Desmineralización 0-5 ppm. CaCO3

Nitratos Desmineralización 0-1 ppm. CaCO3

Sílice Tratamiento con cal en caliente. 2 ppm. Si O2


Desmineralización 0.02-1 ppm. Si O2
Hierro Aireación y filtración (poco hierro). 0,1-03 ppm.
Aireación, clarificación y filtración (mucho hierro). 0,1-03 ppm.
Depósito de alimentación y desgasificador
Una variedad de tratamiento del agua de Existen dos tipos esenciales de desgasificador
alimentación de calderas es la desgasificación térmico:
térmica. Por ser un tratamiento especifico común
– Desgasificador en cascada (Fig.26):
a la alimentación de calderas industriales, es
merecedor de describirlo por separado. En los que el agua tratada cae a través de
unas bandejas, a contracorriente a través del
La desgasificación térmica se basa en el
vapor de calentamiento, desprendiéndose
fenómeno físico por el que la solubilidad de un
los gases hacia la cúpula del desgasificador,
gas disuelto en agua (que no haya reaccionado
saliendo a la atmósfera junto con los gases
químicamente con él) disminuye al aumentar la
incondensables.
temperatura de ese agua, de manera que, tiende
a anularse cuando se alcanza la temperatura de
saturación correspondiente a la presión existente
Eso quiere decir que, a medida que vamos
calentando el agua en el desgasificador se irán
desprendiendo los gases disueltos, de manera
que se habrá eliminado la práctica totalidad al
alcanzar la temperatura de saturación a la presión
de servicio.
1. Desgasificador en cascada
2. Depósito de alimentación
3. Válvula motorizada
4. Válvula reductora de presión
5. Filtro
6. Válvula de seguridad
7. Indicador de nivel
8. Interruptores de nivel
9. Válvula de venteo
10. Manovacuómetro
11. Termómetro
12. Diafragma de salida de vahos
13. Válvula de retención
14. Válvula de vaciado
15. Refrigerador de muestras
16. Desagüe

Fig. 26: Esquema típico de desgasificador en cascada


– Desgasificador por
pulverización
(Fig.27):

En los que el agua


tratada entra
pulverizada, a
contracorriente a
través del vapor de
calentamiento,
desprendiéndose
los gases disueltos
y operando del
mismo modo que en
el desgasificador en
cascada.
1. Desgasificador por pulverización 9. Válvula de venteo
2. Depósito de alimentación 10. Manovacuómetro
3. Válvula motorizada 11. Termómetro
4. Válvula reductora de presión 12. Diafragma de salida de vahos
Fig.27: Esquema típico de 5. Filtro 13. Válvula de retención
6. Válvula de seguridad 14. Válvula de vaciado
desgasificador por 7. Indicador de nivel 15. Refrigerador de muestras
pulverización 8. Interruptores de nivel 16. Tobera de pulverización
17. Desagüe
Bombas de alimentación de agua

El agua así desgasificada, se acumula en la parte Según el Reglamento de Aparatos a Presión, las
inferior del desgasificador, en el depósito de calderas industriales provistas de quemadores de
almacenamiento del agua de alimentación. combustibles líquidos, o gaseosos, deben estar
equipadas como mínimo con un sistema de
Se aconseja que el tamaño del depósito de bomba de alimentación.
alimentación sea tal, que la capacidad útil
acumulada permita una hora de funcionamiento El tipo de bombas generalmente utilizado en las
de la caldera como mínimo sin reponer agua instalaciones de calderas industriales es la
tratada, como reserva en caso de averías del centrífuga, de varias etapas (Fig.28), con una
sistema de tratamiento. curva Q-H (caudal-altura manometrica), que no
sea plana (Fig.29), y con el punto de diseño
cercano al rendimiento máximo.
Fig.28: Bomba Centrífuga de cuatro etapas (sección longitudinal)
Habrá que prestar especial atención a que el
NPSHR requerido de la bomba, sea mayor que
NPSH D disponible de la instalación,
incrementando, este último, en las pérdidas de
carga de su aspiración para evitar cavitaciones.

HPSHR > NPSHD + S pérdidas de carga de su


aspiración.

El material del cuerpo de las bombas puede ser


de GG-25 para las de alimentación y reposición
de agua a la caldera o al sistema, siempre que la
temperatura del agua bombeada no exceda los
110ºC. Para la circulación de agua sobrecalentada
con temperaturas mayores de 120ºC este material
será GGG-25 como mínimo.

Fig.29: Curva característica típica de bomba centrífuga


Sistemas de regulación
En las calderas de generación de vapor los
sistemas tradicionales de regulación de la
alimentación pueden ser de dos tipos:

– Todo/Nada

– Continua

En las calderas industriales de vapor no


se utiliza el sistema de regulación Todo/ 1. Depósito de almacenamiento de agua de alimentación
Nada, por lo que se tratará, exclusivamente, el 2. Válvula de seccionamiento
3. Filtro de cesta
sistema de regulación continua. 4. Válvula de retención
5. Grupo motobomba
El sistema típico de alimentación y reposición se 6. Válvula de seccionamiento y by-pass
7. Válvula de regulación motorizada
representa para los siguientes casos, y 8. Válvula de retención
comprende: 9. Válvula de seccionamiento
10. Transmisión de nivel
11. Caldera pirotubular de vapor
1) Para una caldera pirotubular de generación de 12. Caldera acuotubular de vapor
vapor (Fig.30): 13. Caldera acuotubular de agua sobrecalentada
14. Depósito de expansión

Fig.30: Sistema de alimentación de agua-Caldera pirotubular de vapor


- Un depósito de almacenamiento de agua de - Una válvula de seccionamiento (8), y otra de
alimentación (1), con desgasificador. retención (9), a la entrada a la caldera.

- Un juego de válvulas de seccionamiento (2), - Un transmisor de nivel (10), instalado en la


del grupo motobomba. caldera.

- Un filtro (3), y una válvula de retención (4), - Una caldera pirotubular (11), de vapor.
por cada grupo motobomba.

- Un grupo motobomba (5).

- Un juego de válvulas de seccionamiento y


bypass (6), de la estación de regulación de
nivel.

- Una válvula reguladora de nivel (7), que


puede ser motorizada, o de accionamiento
neumático.
2) Para una caldera acuotubular de vapor (Fig.31):

- Un juego de equipos (1) a (9), como


en el caso anterior.

- Un transmisor de nivel (10),


instalado en el calderín superior de
la caldera.

- Una caldera acuotubular (12), de


vapor.

1. Depósito de almacenamiento de agua de alimentación


2. Válvula de seccionamiento
3. Filtro de cesta
4. Válvula de retención
5. Grupo motobomba
6. Válvula de seccionamiento y by-pass
7. Válvula de regulación motorizada
8. Válvula de retención
9. Válvula de seccionamiento
10. Transmisión de nivel
11. Caldera pirotubular de vapor
Fig.31: Sistema de alimentación de agua-Caldera 12. Caldera acuotubular de vapor
13. Caldera acuotubular de agua sobrecalentada
acuotubular de vapor 14. Depósito de expansión
3) Para una caldera acuotubular de generación de
agua sobrecalentada (Fig.32):

1. Depósito de almacenamiento de agua de


alimentación
2. Válvula de seccionamiento
3. Filtro de cesta
4. Válvula de retención
5. Grupo motobomba
6. Válvula de seccionamiento y by-pass
7. Válvula de regulación motorizada
8. Válvula de retención
9. Válvula de seccionamiento
10. Transmisión de nivel
11. Caldera pirotubular de vapor
12. Caldera acuotubular de vapor
13.Caldera acuotubular de agua
sobrecalentada
14. Depósito de expansión

Fig.32: Sistema de reposición de agua-Caldera acuotubular de agua sobrecalentada


- Un depósito de almacenamiento de agua de - Un depósito de expansión (14), que absorbe
alimentación (1). las variaciones de volumen del agua
sobrecalentada en función de su
- Un juego de equipos (2) a (5), como en el
temperatura.
caso anterior.
En este caso, no se prevé la válvula de regulación
- Una válvula de seccionamiento (9), a la
continua de nivel (7), como en las calderas de
entrada al depósito de expansión.
vapor. Como ya se indicó anteriormente, en el
- Un transmisor de nivel (10), instalado en el apartado Sistemas de Alimentación de Agua, en
depósito de expansión. las instalaciones con caldera de agua
sobrecalentada solamente se precisa la
- Una caldera acuotubular (13), de agua aportación de agua equivalente a las eventuales
sobrecalentada. fugas de los circuitos. El depósito de expansión
se deberá dimensionar para que su volumen útil
Esta caldera podría ser también una
pueda absorber la dilatación total del agua entre
pirotubular inundada de agua
su nivel mínimo establecido (agua a temperatura
sobrecalentada .
ambiente) y el máximo previsto (agua a la
temperatura resultante en el depósito de
expansión, a máxima carga de la caldera).
Será, solamente, cuando el nivel real Nivel en la caldera:
establecido se sitúe por debajo del
mínimo nominal previsto en el Midiendo el valor real Primer punto
depósito de expansión, cuando se
pondrá en servicio la motobomba Caudal del agua de alimentación:
para restituir el agua que falta y
Mide el caudal instalado en el tramo Segundo Punto
pararse al restablecerse el nivel
mínimo nominal. de impulsión de la bomba.

Los esquemas representados en las Caudal de vapor generado:


Fig.30 y 31, correspondientes a
sistemas de regulación a un punto, Mide el caudal instantáneo a la Tercer punto
el valor del nivel medio será el salida de la caldera
registrado en el transmisor de nivel
Este sistema de regulación corrige la orden del transmisor de
(10), instalado en la caldera.
nivel sobre la válvula reguladora, teniendo en cuenta las
En sistemas más completos, en tendencias instantáneas de demanda del consumidor, y de
función de las necesidades de caudal que se bombea, e incidiendo sobre la acción de apertura
producción, la regulación de la o cierre de la propia válvula reguladora.
alimentación se puede prever a dos
El usuario debe decidir, o hacerse asesorar en su
e, incluso, a tres puntos, o variables,
caso, en función de sus necesidades particulares
a saber:
de producción.