Carlos Eduardo Carías Salán

201503750

01/08/2015
Sección: C+

Cristalería Utilizada en el
Laboratorio
Cristalería de Laboratorio:
Se denomina cristalería de laboratorio, al conjunto de objetos utilizados para la
realización de diferentes procedimientos químicos, que independientemente de
su forma y tamaño están constituidos solamente por vidrio.
Componentes del Vidrio:
El vidrio se fabrica mediante la fusión de arena sílice con sales de sosa o
potasa a una temperatura de 1, 0000c. El producto fundido, en ese estado
líquido, se vierte en diversos moldes de acuerdo a los objetos que se requieran
producir, debido a la propiedad de no cristalizarse cuando se enfría. Quedando
como un cuerpo sólido, generalmente transparente. Para la fabricación
apropiada de la cristalería de laboratorio la cual requiere del empleo de otros
componentes como el borosilicato de sodio y el aluminio, cuya aleación le
confiere una alta resistencia mecánica, térmica y química.

Clasificación
La cristalería de laboratorio de clasifica de la siguiente manera:
Cristalería de almacenaje: incluye todas las unidades destinadas a contener
o almacenar productos químicos. En esta categoría se agrupan los frascos de
Erlenmeyer y Kitasoto, los frascos para reactivos y los vasos precipitado
(beakers y Koplin; las placas de petri, los tubos de ensayo en todos sus
tamaños y variantes; láminas portaobjetos, embudos y morteros.
Cristalería de medición:
Volumétrica: Incluye la gran mayoría de las pipetas, las probetas, los matraces
aforados y las copas graduadas, así como las cámaras de conteos celulares.
Todos estos instrumentos están calibrados a una temperatura de 20º C, lo que
quiere decir que los volúmenes de líquido medidos a esta temperatura tiene
una exactitud confiable, si el enrase se efectúa de manera correcta, es decir,
con el ojo del operador formando plano horizontal con la señal del aforo y
haciendo coincidir con éste la parte inferior del menisco, si la solución es

incolora; si se trata de soluciones coloreadas, entonces debe hacerse el enrase
por encima del menisco. A medida que la temperatura se aleja de 20º C, la
medida se hace más inexacta.
No volumétricos: Este grupo incluye a los instrumentos de vidrio que revelan
magnitudes que no expresan volumen. Ese es el caso de las pipetas de toma y
de Westergreen.

Características de los diferentes tipos de Cristalería:
General de trabajo
Erlenmeyer: Los erlenmeyer son recipientes de forma cónica y fondo plano, que
se caracteriza por tener un diámetro 3 ó 5 veces mayor en su porción inferior
con respecto a su porción superior. Aunque los erlenmeyer pueden emplearse
para la preparación de diferentes reactivos, esta cristalería está diseñada
específicamente para la preparación de compuestos que requieran ser
sometidos a la acción del calor, debido a que su forma cónica, hace que los
vapores se condensen en el cuello, lo que propicia que no afecte
significativamente el volumen de la preparación.
Kitasatos: Los frascos de Kitasatos, son similares a los erlenmeyer con la
diferencia de que en el cuello tiene insertado un pequeño tubo corto en
dirección horizontal abierto en su porción distal siendo las paredes de vidrio
más gruesas, para soportar las diferencias de presiones externas e internas
provocadas por las técnicas de filtración al vacío para los que básicamente son
empleados.
Frascos para reactivos: Los frascos para reactivos son de diferentes tipos y
pueden contener de acuerdo a su tamaño entre 25 ml y 1 litro. Con ambas
variantes se consigue el cierre hermético del frasco. Esta cristalería puede ser
incolora o ámbar para la protección de reactivos fotosensibles.
Frascos de fondo plano Se utilizan para la preparación de determinadas
disoluciones, fabricándose de diferentes tamaños, debiendo ser
termorresistentes por si se requiere someterlos a la acción del calor.
Frascos goteros: De acuerdo con su capacidad, pueden contener entre 25 y 100
ml. Estos frascos poseen una tapa de vidrio esmerilado provista de una ranura
perpendicular, que cuando se rota la tapa y se hace coincidir con la ranura en
el cuello del frasco, el contenido goteará si se inclina el frasco adecuadamente.
Otros modelos consisten en frascos provistos de un gotero con tapón de
caucho, similar a los empleados en los frascos de medicamentos, en tanto que
otro están diseñados para que comiencen a gotear si el frasco es invertido.

Vaso de Koplin: Estos vasos se caracterizan por ser cuadrados con paredes
rectangulares. Algunos están diseñados para ser utilizados en posición vertical
y otros de forma horizontal, pero todos tienen, en dos de sus paredes inferiores
que quedan frente a frente, 4 ó más salientes de vidrio de 1mm de grosor
alineados a todo lo largo con una separación de 2 mm entre sí, lo que posibilita
la insertación de varias láminas portaobjetos, de manera que quedan
separados. Estos vasos están provistos de tapas de vidrio y se utilizan para fijar
preparaciones sobre láminas portaobjetos y/o colorearlas.
Tubos de ensayo: Todos son cilíndricos, aunque la forma de sus extremos varía
en función de su empleo. Los utilizados comúnmente en análisis cualitativos y
cuantitativos tiene el fondo ligeramente cóncavos. Los tubos ordinarios y los
empleados para cultivo, mayormente utilizados en los laboratorios de
microbiología, son los de 12 x 75, 13 x 100, 15 x 125 y 16 x 150 mm,
correspondiendo el primer valor al diámetro y el segundo a la longitud.
Vidrio reloj: Es un tipo de cristalería circular y cóncava de aspecto
transparentes, similar a las utilizadas para cubrir las esferas de algunos relojes
despertadores. Se utilizan regularmente para efectuar pesadas de productos
sólidos con excepción de aquellos que sean higroscópicos que absorben la
humedad del aire o volátiles.
Placas de “Petry” Están constituidas por una caja circular de vidrio de 11 ó más
cm de diámetro con el fondo plano pudiendo o no estar tabicado con un borde
de 1 cm de altura en todo su perímetro. La placa se completa con una tapa
igualmente de vidrio con un diseño similar al de la caja, pero, ligeramente
superior en diámetro. Cuando las dos partes se ensamblan, la superficie
interior de la tapa queda descansando sobre el borde de la caja.
Embudos: Los embudos presentan la porción superior cónica y la posterior en
forma de un tubo cilíndrico y delgado cortado oblicuamente en su extremo
terminal, pudiendo tener una longitud, menor , igual o mayor que la porción
cónica, cuya capacidad oscila entre 30 ml y 5 litros, teniendo las paredes
internas, según el modelo, estriadas o lisas. Se emplean para traspasar
líquidos.
Pipetas Son tubos de vidrio rectos, de longitud y grosor variable que se
caracterizan por tener el extremo inferior ligeramente cónico. Se fabrican
diferentes tipos, que han sido diseñados para diversos procederes de
laboratorio, siendo utilizada básicamente para medir y/o transferir volúmenes
exactos de líquidos. Este tipo de pipeta tiene impreso en la parte superior un
número que equivale a su capacidad volumétrica y a todo lo largo una escala
graduada en ml, que indica numéricamente los espacios en que se divide el
volumen total. Cada espacio a su vez se divide en 10 líneas equidistantes que
corresponden a las subdivisiones volumétricas.

Probetas: Las probetas son recipientes cilíndricos y alargados de vidrio, de
diámetro y tamaño variable, en correspondencia con su capacidad volumétrica.
Están provistas de una base de fondo plano que posibilita que puedan ser
colocadas en posición vertical sobre una superficie nivelada. En el borde del
orificio, que se haya en la parte superior, presentan un pico, para facilitar
verter el líquido que contiene sin que se produzcan derramamientos.
Beaker Los Beaker son recipientes transparentes e incoloros que presentan una
forma cilíndrica teniendo una longitud de casi el doble de su diámetro. Al igual
que las pipetas tienen un pico en el borde la boca que propicia que se pueda
verter el líquido que contiene sin que se produzca derramamiento. Al igual que
otras cristalerías de medición, tienen rotulado, el número que indica su
capacidad volumétrica, la temperatura de trabajo (200C) pudiendo tener o no
una escala graduada en ml, al igual que las probetas y las pipetas.
Matraces Las matraces son frascos de vidrio incoloros y transparentes que
tienen una porción superior en forma de un fino tubo cilíndrico y alargado, la
inferior piriforme con el fondo plano, lo que permite colocarlos en posición
vertical. Algunos están provistos de tapa de vidrio esmerilado. Al igual que
otros tipos de cristalería de medición, tienen grabado el número que indica su
capacidad volumétrica, la temperatura de trabajo (200C) y una línea alrededor
del cuello que indica la marca de aforo. Se emplean para preparar disoluciones
donde se requiere exactitud.