Iusnaturalismo

El Iusnaturalismo (del latín ius, “derecho”, y natura, “naturaleza”) es una
corriente de la filosofía del derecho que afirma que al menos una parte de las
normas convencionales de derecho y la moral están asentadas en principios
universales e inmutables.
Es producto de una larga evolución histórica que sufre distintos procesos y que
pasa de la idea de un derecho derivado de la divinidad, a la de un derecho
deducido de la naturaleza humana cuyos postulados o principios pueden
obtenerse por métodos racionales.
La corriente iusnaturalista en cierra en su seno la existencia de una gran
cantidad de escuelas: Tomista, Escuela de derecho natural racionalista,
neotomismo, Marxisismo humanismo etc.
La polémica diferencia entre Iusnaturalismo y iuspositivismo se centra sobre el
método para definir el derecho, esto es, si el concepto de derecho debe de estar
determinado según criterios valorativos, o bien, de conformidad de propiedades
fácticas o descriptivas.
Características:











Es de carácter natural.
Es universal.
Son facultades y poderes innatos al hombre que tienen por el solo
hecho de serlo.
Son inmutables por su procedencia y absolutamente acordes con la
idea de lo justo.
No pueden ser considerables como jurídicos.
Discrepan acerca del origen o fundamento de los principios morales y
de justicia.
Se contrapone a la doctrina del positivismo.
Se pronuncia por una definición valorativa del derecho.
Tiene un aspecto racional vinculado a la divinidad.
Es objetiva.
Tiene carácter metafísico y afirma fundamentalmente la naturaleza
jurídica de los derechos humanos.
Afirma la supremacía y preexistencia del derecho natural sobre el
derecho positivo.

Juan Jacobo Rousseau por su parte. su primitiva personalidad y degenera en un derecho romano bárbaro. Del latín nacen. desvinculado de consideraciones teológicas. de guerra. las lenguas romances. En tanto que sobre Francia cae la barbarie. del modo análogo. reconociendo a los individuos la titularidad de derechos inalienables. El estado y naturaleza de los hombres es vivir guiados por la razón. IUSNATURALISMO DE LA EDAD MODERNA A finales del siglo pasado. y sobre todo después de la segunda guerra mundial a experimentado un renacimiento espectacular. el derecho romano va perdiendo. refugiándose sobre los monacales los restos de la vida intelectual. fundamentando un pacto de cesión a la autoridad de todos los derechos individuales en beneficio de la paz y el hombre. el deseo de buscar un sistema de valores a que aferrarse se encuentra en muchos otros países e influye también en las ultimas corrientes de la filosofa jurídica norteamericana. Hugo Grocio será el primer representante de la escuela de derecho racionalista. Grocio entiende que el hombre no es solo un ser racional. . Únicamente queda un país en que no se pierde por entero el contacto con el derecho romano del corpus iuris civilis: ITALIA. en estos países. En el decreto de Graciano iusnaturale es definido en sentido netamente cristiano como “ aquello que se contiene en la ley(los mandamientos) y en el evangelio”. delinea un estado de naturaleza caracterizado por la bondad natural del hombre que le permite vivir preservando su libertad. Sobre todo en Alemania a raíz del régimen NAZI y de su derrota. Es realmente en Alemania donde el nuevo Iusnaturalismo ha tenido mas auge. Tomas Hobbes define el estado de naturaleza como un estado de inseguridad. El iusnaturalismo moderno va a hacer el carácter estrictamente racional. en Italia mantiénense fructíferas las tradiciones de la cultura secular. y tendrá una importante evolución desde su primera obra. y la asunción de una perspectiva subjetiva al derecho natural. lo que le lleva a explicar el origen de la sociedad civil.Internacionalidad del Iusnaturalismo El derecho romano conservado en el occidente y estudiado por Savigny en su brillante “historia” atraviesa el mismo proceso de asimilación de la lengua latina. sino un ser social. En el siglo actual. disponiendo de derechos innatos. por transfusión de elementos germánicos. el Iusnaturalismo paresia muerto y enterrado para las corrientes dominantes del pensamiento jurídico. en la que hace depender la justicia de las normas de la voluntad divina hasta que mas adelante expone que existiría derecho natural aun en el supuesto de que Dios no existiera.