DIMENSIÓN ECLESIAL DE LA VIDA ESPIRITUAL (I): DIMENSIÓN

LITÚRGICA.
INTRODUCCIÓN.
Partimos desde la dimensión eclesial donde la Iglesia se convierte en el lugar del
encuentro del cristiano con Cristo, porque mediante el bautismo, es hecho miembro de
su Cuerpo Místico.
Juan Pablo nos enseña: “Para que los hombres puedan realizar este encuentro con
Cristo, Dios ha querido su Iglesia”.
La Iglesia con el fin para que todo hombre pueda encontrar a Cristo, de modo que Cristo
pueda recorrer con cada uno el camino en la vida.
La Iglesia es el lugar de la comunión con el Espíritu Santo. San Irineo dice: “Donde está
la Iglesia ahí se encuentra el Espíritu de Dios, y donde está el Espíritu de Dios ahí está
la Iglesia y toda la gracia”.
San Agustín también nos enseña: “que el espíritu Santo es como el alma de Iglesia”. El
Espíritu Santo obra en la Iglesia, lo mismo que el alma en todos los miembros de un
único cuerpo.
Por consiguiente, la vida espiritual tiene, necesariamente, una dimensión eclesial, ya
que en la Iglesia los fieles pueden entrar en comunión con la vida trinitaria.
Lo que estudiaremos y profundizaremos a continuación es la dimensión litúrgica de la
vida espiritual, para introducir al cristiano a su verdadera pertenencia a la iglesia, desde
el punto de vista de santificación.

1.LITURGIA Y VIDA ESPIRITUAL
.En el siglo XX, San Pio X, habla acerca de la relación litúrgica y de la vida espiritual
“Para adquirir la santidad, es necesario que el cristiano tenga una participación activa,
en los santos misterios y en la pública y solemne oración de la Iglesia”.
El concilio Vaticano II, por medio del documento conciliar es el primero en presentar, la
naturaleza de la liturgia en una perspectiva netamente teológica, que nos introduce por
medio de los sacramentos a una espiritualidad “La santa madre Iglesia desea
ardientemente que se lleve a todos los fieles a aquella participación plena, consciente y
activa en las celebraciones litúrgicas que exige la naturaleza de la Liturgia misma y a
la cual tiene derecho y obligación, en virtud del bautismo, el pueblo cristiano. Al
reformar y fomentar la sagrada Liturgia hay que tener muy en cuenta esta plena y
activa participación de todo el pueblo, porque es la fuente primaria y necesaria de
donde han de beber los fieles el espíritu verdaderamente cristiano, y por lo mismo, los

sea porque toda la actividad de la Iglesia tiende hacia la comunión de vida con Cristo. Por lo tanto al liturgia es. sobre todo de la Eucaristía. Desde esta perspectiva se puede afirmar que la espiritualidad cristiana es una espiritualidad bautismal. realizada por Cristo una vez para siempre”. se puede acontecer como manifestación eficaz del misterio de Cristo. Dios habla a su pueblo. la celebración litúrgica se actualiza y se manifiesta y podemos entrar en contacto con el misterio parcial de Cristo. muerto y resucitado por nuestra salvación “La Liturgia. la Liturgia es la cumbre a la cual tiende la actividad de la Iglesia y al mismo tiempo la fuente de donde mana toda su fuerza” SC 10. Y el pueblo responde a Dios con el canto y la oración” SC 33. mana hacia nosotros la gracia como de su fuente y se obtiene con la máxima eficacia aquella santificación de los hombres en Cristo y aquella glorificación de Dios. Evocando una imagen usada por el Papa Juan XXIII. la Liturgia es como la fuente del pueblo a la que cada generación va a sacar el agua siempre fresca y vivificante. la ascendente y descendente (la iniciativa de Dios y la respuesta humana de santificación y culto) “Aunque la sagrada Liturgia sea principalmente culto de la divina Majestad. al identificación con Cristo. dialógico entre Dios y la comunidad reunida. sobre todo en los sacramentos. también la cima de la vida espiritual. existe un doble movimiento interno. se comunica de modo real y objetivo. En efecto. en la liturgia. Y es también su culmen. sea porque en la Liturgia es donde la Iglesia manifiesta y comunica a los fieles la obra de la salvación. que brota del costado de Jesús crucificado. Solamente en la liturgia. El concilio nos menciona que “No obstante. los fieles reciben abundantemente el agua de la gracia. a la cual las demás obras de la Iglesia tienden como a su fin” SC 10. . por medio de una educación adecuada” SC 14. ya que el bautismo es el momento inicial de la comunión con Cristo y su espíritu. En la liturgia se da un acontecimiento dinámico. San Juan pablo II también nos menciona en su carta Apostólica Quintus Annus 22 “La liturgia no agota toda la actividad de la Iglesia. sino que es ciertamente su fuente y su culmen. Cristo sigue anunciando el Evangelio. contiene también una gran instrucción para el pueblo fiel. lleva el cumplimento de su vida el misterio pascual. porque además de iniciarnos en el camino de Cristo por medio del bautismo. Toda vida espiritual cristiana surge de la acción litúrgica.pastores de almas deben aspirar a ella con diligencia en toda su actuación pastoral. Es su fuente porque.

en particular si se hacen por mandato de la Sede Apostólica. con el fin de que el hombre de Dios esté bien dispuesto. meditación y estudio de la Sagrada Escritura. Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar. según un proceso individual y se realiza en el individuo. y la fe con que el hombre reconoce y acepta esta llamada. con tal que sean conformes a las leyes y a las normas de la Iglesia. .14-17). en cierto modo deriven de ella y a ella conduzcan al pueblo. para corregir y para educar en la justicia.Podemos darnos cuenta que la vida espiritual del cristiano es esencialmente litúrgica. movido por su gran amor y mora con ellos. a). pero siendo fuente la liturgia y sobre todo gozando de una primacía cualitativa “Se recomiendan encarecidamente los ejercicios piadosos del pueblo cristiano. n. 1 Dei Verbum. Ahora bien. además de la liturgia. para argumentar. ciertamente. porque se nutre primordialmente de la liturgia. importancia de la Palabra de Dios para la vida espiritual. SC 13 2. la oración mental. como son las prácticas de piedad. está muy por encima de ellos”. de modo que vayan de acuerdo con la sagrada Liturgia. preparado para toda obra buena ( 2 Tm 3. La tradición patrística ha seguido la recomendación paulina. Gozan también de una dignidad especial las prácticas religiosas de las Iglesias particulares que se celebran por mandato de los Obispos. Esto no significa que no existan otros medios de santificación. El Concilio Vaticano II exhorta a la meditación de la Sagrada Escritura para poder apreciar sus riquezas. a tenor de las costumbres o de los libros legítimamente aprobados. es preciso que estos mismos ejercicios se organicen teniendo en cuenta los tiempos litúrgicos. La santificación se produce. Dios ha entrado en relación con el ser humano por medio de su Palabra. La vida espiritual debe construirse sobre la base de la Palabra de Dios y la fe: la Palabra con que Dios llama al hombre a sì. por su naturaleza. que la mayor parte de sus enseñanzas teológicas deriva directamente de la lectura. que las meditan en su corazón”2. n. que es su revelación personal: “Dios invisible habla a los hombres como amigos. ya que la liturgia. 2 Ibid. rosario. PALABRA DE DIOS Y VIDA ESPIRITUAL. 8. diciendo: “la ignorancia de la Sagrada Escrituras es ignorancia de Cristo”. San Jerónimo exhorta al estudio de la Biblia. ya que la comprensión de las palabras reveladas crece “por la contemplación y el estudio de los creyentes. para invitarlos a la comunicación consigo y recibirlos en su compañía”1. 2.

26). Viva: porque en la liturgia. ilumina a cada fiel y le hace entender cómo puede llevar a la práctica en su vida concreta la Palabra de Dios. fuente pura y perenne de la vida espiritual”3 b). Vivificante: cuando la Palabra resuena en la acción litúrgica. alimento del alma. 21. Dios habla a su pueblo. Los cristianos debemos buscar en la Biblia el alimento de nuestra vida espiritual. 7. sino la religión de la Palabra de Dios. Cristo sigue anunciando el Evangelio. apoyo y vigor de la Iglesia y fortaleza de la fe para sus hijos. En la liturgia de la Palabra también se cumplen. n. el Espíritu Santo está presente en la liturgia de la Palabra: “el Paráclito. n. el Espíritu Santo quien indica a la iglesia cómo vivir el Evangelio en las circunstancias distintas de cada época de la historia humana. el Concilio Vaticano II enseña que Cristo “está presente en su palabra. ya que la Palabra de Dios en la Escritura no solamente anuncia y recuerda sino que también actúa. os guiará hacia toda verdad” (Jn 16. En síntesis.. de alguna manera. lo que dice la Escritura acontece para nosotros de modo sacramental en el “hoy” de la liturgia. . 24. La proclamación litúrgica de la Palabra de Dios. el Espíritu de la verdad. pero no la utilizamos como si se tratase de una letra muerta. la fe cristiana no es una religión de libro. 5 Ibid. “en la celebración litúrgica. cuando se lee en la iglesia la Sagrada Escritura.“La eficacia que radica en la palabra de Dios. sino del Verbo encarnado y vivo. escuchada y meditada en la acción litúrgica. el Espíritu Santo que el Padre enviará en mi nombre. Pues el Espíritu Santo con sus mociones. en verdad.13) Es. Él les enseñará todo y les recordará todas las cosas que les he dicho” (Jn 14. pues. En efecto. No podemos olvidar que la Biblia es la Palabra de Dios escrita en la Iglesia y para la Iglesia. n. estas palabras de Jesús: “Cuando venga Aquel. la importancia de la Sagrada Escritura es muy grande”5 La Palabra de Dios proclamada en la asamblea litúrgica se hace viva y vivificante. 3 Ibid. de escrita pasa a ser hablada. que es. es El que habla” 4 y también que. no de un verbo escrito y mudo. pues. 4 Sacrosanctum Concilium.

Estos tres sacramentos determinan de manera decisivas. como escribe San Pablo: “¿no saben que cuantos hemos sido bautizados en Cristo Jesús hemos sido bautizados para unirnos a su muerte? Pues fuimos sepultados juntamente con El mediante el bautismo para unirnos a su muerte. así como Cristo fue resucitado de entre los muertos por la gloria del Padre. Existe un vínculo muy estrecho entre Palabra y sacramento. 2-4) b) La Confirmación La iniciación cristiana no está completa con el bautismo. siguiendo sus impulsos. el perfil Cristo céntrico de nuestra vida espiritual. porque no basta morir al pecado y renacer a una vida nueva: hay que recorrer mucho camino hasta llegar a la santidad. que consiste en la gracia y las virtudes. como presente entre nosotros y en nosotros. la forma de nuestra santificación. y el fin último de nuestra santificación.27) y por otro lado porque en la Iglesia el misterio no es solamente anunciado: se anuncia como actual. b) Estilo sacramental de la vida del cristiano.3. En la confirmación se nos da la plenitud del Espíritu Santo. para que. el bautismo. para que actuemos siempre bajo su dirección. . así también nosotros caminemos en una vida nueva” (Rm 6. Los sacramentos de la iniciación cristiana: “Mediante los sacramentos de la iniciación cristiana. ESTILOS SACRAMENTAL DE LA EXISTENCIA CRISTIANA: LA CONFIGURACION CON CRISTO A TRAVES DE LOS SACRAMENTOS. que es la vida eterna. a) El nexo entre Palabra y sacramento. Como dice Santo Tomas de Aquino: “el sacramento propiamente hablando se ordena a significar nuestra santificación donde hay tres aspectos: la causa de nuestra santificación. Por tanto el sacramento es signo conmemorativo de la pasión de Cristo”. que es la pasión de Cristo. ya que Cristo esta en nosotros y es la esperanza de la gloria (colosenses 1. se ponen los fundamentos de toda la vida cristiana” (CEC 1212). a) El Bautismo: En este sacramento significa la Muerte y Resurrección de Cristo y de nosotros con Cristo. ya que nos confirma en la fe y perfecciona las virtudes y los dones que hemos recibido en el bautismo. la confirmación y la eucaristía. Los sacramentos son un único organismo vital que define el perfil Cristo céntrico de nuestra vida espiritual por el cual nos configuramos con Cristo.

junto al dolor por nuestros pecados y al deseo interior de purificación”. Esta es la finalidad de los dos sacramentos: Penitencia y la Eucaristía fue puesto en relieve por Juan Pablo II: “No solamente la penitencia conduce a la Eucaristía. El modo de configurarse con Cristo en el sacramento de la Penitencia es “Un encuentro más personal del hombre con Cristo crucificado que perdona. incluso en sus propios miembros. en efecto el bautismo significa la vida nueva en Cristo en cuanto muerte al viejo Adán. La Eucaristía significa la plena unión con Cristo lo cual presupone la muerte total del viejo Adán y la plena docilidad al Espíritu Santo. por medio del ministro de la Reconciliación. con la fuerza del Espíritu Santo.c) La Eucaristía. (Redemptor Hominis). sino que también recibimos al mismo resucitado. sino que también la Eucaristía conduce a la penitencia. Enseña Juan Pablo II: “La Eucaristía es el sacramento en que se expresa más cabalmente nuestro nuevo ser. Así nos damos cuenta quién es el que recibimos en la Comunión eucarística. nace en nosotros. muerte que no es posible sino recibimos la vida nueva de la gracia conseguida por cristo. médico de nuestras almas quiso que su Iglesia continuase. La relación existente entre la El Señor Jesucristo. el nuevo Adán. Los sacramentos de curación a) Sacramento de la penitencia Está estrechamente relacionado con los sacramentos de la iniciación cristiana el bautismo y la confirmación. al pecado. Él es el verdadero pan de vida que cambia a quien lo recibe transformándolo en Cristo. La confirmación significa directamente esta vida nueva lo cual implica morir a la vida del viejo Adán para ser guiados por el espíritu del nuevo Adán. En definitiva los tres sacramentos tienen como punto de referencia en misterio pascual de Cristo. en el que Cristo mismo certifica en el Espíritu Santo a nuestro espíritu que cada uno de nosotros tiene acceso a los frutos de la filial reconciliación con Dios”. d) Relación mutua entre los sacramentos de la iniciación cristiana Significa la misma vida de Cristo con un carácter progresivo. La Eucaristía es el más perfecto de los sacramentos porque en ella no solo participamos de la muerte. su obra de curación y de salvación. . sepultura y resurrección de Cristo. Cristo. Cristo mismo se hace alimento para nuestras almas.

Y en Sacrosanctum Concilium n. El fundamento teológico que permite hablar de la Eucaristía como fuente y raíz de la vida cristiana. el enfermo recibe la fuerza necesaria para unirse más profundamente a la Pasión de Cristo. CENTRO Y RAÌZ DE LA VIDA ESPIRITUAL Para hablar de la importancia trascendental que la Eucaristía tiene en la vida espiritual. Nos detendremos ahora en la segunda acepción. El vocablo `raíz` tiene un profundo contenido ontológico: se denomina uno de los órganos fundamentales de las plantas superiores. sobre todo de la Eucaristía. En definitiva. fuente y cumbre de toda la vida cristiana. raíz de la vida espiritual. Este sacramento se dirige específicamente a santificar la enfermedad grave. se denomina `el realismo eucarístico` que se refiere a la presencia real de Jesús bajo las especies consagradas y a la potencia salvífica actual de la Eucaristía. si esta es la voluntad de Dios. el enfermo recibe la fuerza y el don de unirse más íntimamente a la Pasión de Cristo”.b) Sacramento de la Unción de los enfermos Con la gracia de este sacramento. este sacramento hace participar anticipadamente al cristiano en la victoria definitiva de Cristo sobre el pecado y la muerte. Aquí nos detendremos únicamente en la frase `centro y raíz`. esta palabra se usa metafóricamente para indicar una realidad que es condición de vida y crecimiento de otra realidad. 11 enseña: `Los fieles… participando del sacrificio eucarístico.-LA EUCARISTIA. . pero con vistas a su curación. Así. son un ejemplo de la figura retórica llamada endíadis por la cual se expresa un solo concepto por medio de dos nombres coordinados. 1364: `Cuando la Iglesia celebra la Eucaristía. a) La Eucaristía. Por la gracia de este sacramento. “La unión a la Pasión de Cristo. el Concilio aplica a la Eucaristía la frase `centro y raíz` análoga a `fuente y cumbre`. 10 leemos: `De la liturgia. o sea la redención. 4. En otro lugar. según enseña el Catecismo de la Iglesia Católica n. Lumen Gentium n. que habitualmente penetra en la tierra para absorber el agua y las sustancias minerales para la subsistencia de las mismas. Ambas expresiones son semejantes. Por consiguiente. mana hacia nosotros la gracia como de su fuente`. ofrecen a Dios la victima divina y se ofrecen a sì mismos juntamente con ella`. como su causa u origen. el Concilio Vaticano II utiliza la frase: `fuente y cumbre de la vida cristiana`. a la real comunicación de la vida de Cristo a su Iglesia y al cristiano.

afirman que el cristiano debe ofrecerse a sí mismo como un sacrificio espiritual. centro de la vida espiritual. ¿cómo no continuar luego el resto de la jornada con el pensamiento en el Señor. del pueblo o grey por Él escogido y convocado.hace memoria de la Pascua de Cristo y esta se hace presente: el sacrificio que Cristo ofreció de una vez para siempre en la cruz permanece actual`. En ésta línea. Precisamente porque la Eucaristía como raíz vivifica el núcleo más profundo del ser cristiano. comunicándole la plenitud de la vida divina. para santificarlo y atraerlo hacia sí. afirma san Josèmarìa Escrivá: `Hemos de amar la Santa Misa que debe ser el centro de nuestro día. Si vivimos bien la Misa. se señala que ella debe ser el punto de referencia de los pensamientos. santa. según la doctrina católica. En definitiva. el sacrificio eucarístico es el acto culminante de la historia de la salvación. que es el único que nos pide el que nos ha dado todo`. Para captar más profundamente las implicaciones del realismo eucarístico hay que analizar el pensamiento protestante (calvinista). si se niega la comunicación actual de gracia entonces la Eucaristía es sólo acción de gracias hecha por el hombre con sus solas fuerzas. en íntima unión con la entrega de Cristo en la Eucaristía. deseos. que sintetizamos con las siguientes afirmaciones: 1) La economía salvífica cristiana se reduce a una economía de sola esperanza 2) La Eucaristía es un rito donde se recuerda la obra de Cristo. no tiene lugar la actual comunicación de la gracia. donde Cristo se hace presente en medio de su Iglesia. Cuando se aplica a la Eucaristía la palabra `centro`. Con la palabra `centro` se indica el punto de referencia por la que giran las demás cosas. En cambio. 3) Por tanto. Ésta doctrina se encuentra ya en los Padres de la Iglesia. grato a Dios. y no se ha manifestado como razonable obsequio. poniendo a disposición de Dios todo su ser y su obrar. b) La Eucaristía. con la comezón de no apartarnos de su presencia. San Gregorio Nacianceno afirma: `Nadie es digno del gran Dios. . en unión con el Sacrificio de Cristo. del gran sacrificio y del gran pontífice. es un memorial vacío de presente. afectos y acciones del cristiano. si antes no se ha ofrecido a sí mismo a Dios como hostia viva. y no ha ofrecido a Dios un sacrificio de alabanza y un espíritu contrito. para trabajar como Él trabajaba y amar como Él amaba? `. todo cristiano está invitado a ejercer su sacerdocio común ofreciendo a Dios un culto espiritual mediante la entrega de la propia vida.

la dignidad en las imágenes y las formas: a cuya disposición y servicio deben estar las genuinas y nobles artes. cosa que puede servir para estimular y encender la fe y la piedad del pueblo cristiano. la piedad y en general desdice de la santidad del lugar. El canto gregoriano. que. Obediencia a las disposiciones de la Iglesia: sean sus primeros esfuerzos que todos. se les deben incluso abrir las puertas de nuestros templos.ENCICLICA SOBRE LA LITURGIA: MEDIATOR DEI. ni por su esplendor. El canto gregoriano: obsérvense escrupulosamente las fijas y claras normas promulgadas ya por esta Sede Apostólica. fruto de la adaptación a los materiales de su confección. aparezca limpio y en consonancia con su fin. siendo herencia recibida de antigua tradición. ya que pueden contribuir a elevar más en alto los corazones y a nutrir una sincera devoción. Vigilancia contra los errores: es necesario que estén alertas. que tratan de ofender más de una vez el decoro. que es el culto a la divina majestad. La música moderna: si no tiene ningún sabor profano. Por otra parte nos sentimos precisados a tener que reprobar y condenar ciertas imágenes y formas introducidas por algunos. Pio XII. llevada a cabo con la debida dignidad. Debemos brillar estas tres virtudes de Pio X: La santidad: del todo opuesta a novedades de sabor mundano. tan cuidadosamente tutelada durante siglos. aunque no llame la atención ni por su riqueza. todo en cuanto pertenezca a los edificios sagrados. para sembrar la cizaña en medio del . no deben despreciarse ni prohibirse en general por meros prejuicios. ni desdicen de la santidad del lugar o de la acción sagrada. El arte sagrado y su digno servicio al culto: las imágenes y las formas modernas. a fin de que no se introduzca el enemigo en el campo del Señor. cumplan las normas que los libros litúrgicos han determinado en cuanto a la práctica externa del culto público. El canto religioso popular: esmérense en promover el canto popular religioso y su cumplimiento ejecución. el espíritu universalista: sin contravenir en nada las legítimas costumbres y usos regionales patentice la unidad ecuménico de la Iglesia. Iluminar y dirigir la mente y el espíritu de los artistas a los que se confié hoy el encargo de restaurar o reconstruir tantos templos. Les exhortamos venerables hermanos que promuevan las iniciativas que ponen al alcance del pueblo un conocimiento más profundo de la sagrada Liturgia. El celo por la casa de Dios: recomendar el decoro que debe reinar en los sagrados templos y altares. de suerte que pueda más adecuadamente y fácilmente participar en los ritos divinos con la disposición propia de todo cristiano.

. Evitar que no se difundan las aberraciones de los creen y enseñan falsamente sobre Cristo.trigo.