Reflexión sobre la Práctica

Fecha: 22/06/2015
Practicante: Guañaco Evelin

Saber que esta era la última práctica le dio un toque especial al día… no solo porque se me
terminaban los viajes, las idas y vueltas con los planes, correcciones y nervios, sino porque
también converse mucho con los chic@s y aprendí a conocerlos, quererlos y ayudarlos de
acuerdo a sus necesidades. En fin… cuando entré a la clase me sorprendí de cuanto
cambia el clímax del aula el intercambiar los roles…ya no éramos nosotras quienes
estaríamos al frente y propondríamos nuevos contenidos con ellos; este día serían ellos
mismos quienes deberían compartir lo aprendido con sus compañeros y nosotras… Fue
muy lindo ver las estrategias que utilizaron para facilitar la propuesta oral: confeccionaron
Powerpoint con efectos 3D, imágenes, y ¡hasta videos! Muy didáctico para ellos y
nosotros… me pareció muy interesante ver como median entre ellos como compañeros, y
con el contenido a través de la tecnología… así como me pareció genial que estén
habituados a que en la escuela se usen estas herramientas (Power point, Netbooks, cañón
y proyector). Las exposiciones orales estuvieran muy buenas, muy bien preparadas… sólo
dos grupos no se prepararon; sin embargo, uno de ellos se animó a pasar igual, ya que con
la ayuda de Maira armaron rápidamente un Power point y realizaron una breve exposición
sobre el mal de Chagas. El último grupo, quien expuso sobre la importancia de hongos
estuvo excelente, ya que no sólo expusieron su tema como equipo, porque todos
defendieron muy bien su tema, sino que también dialogaron con nosotras y sus
compañeros, quienes les hicieron preguntas y se las respondieron sin nuestra ayuda; hasta
integraron nuevos conocimientos sobre la influencia de los hongos en nuestra vida (como
su utilización en algunos medicamentos, comidas –aparte de la típica levadura-, etc). Para
finalizar cada exposición, me pareció importante saber su opinión sobre los temas, sobre
qué fue lo que aprendieron y lo que más les gustó o interesó… todos dieron una
respuesta, y en general admitieron que ya no tienen una visión negativa, como suelen
generar las bacterias y hongos, esta visión de asco, (o como dijo una de las chicas sobre
bacterias que solo las asociaba con basura; y otra que veía los hongos en el campo y en
vez de acercarse, se alejaba porque le generaban asco); ahora valoran esta biodiversidad
tan maravillosa que nos rodea; y eso me generó una gran satisfacción, porque ese fue
nuestro objetivo principal desde que planificamos estas clases…Más que sepan toda la
estructura de estos organismos, más vital es que reconozcan que son seres vivos como
nosotros y que también cumplen funciones importantes para el ecosistema y hasta para
nosotros mismos, así que valió la pena el esfuerzo.
Otro aspecto que me sorprendió fue como se respetaron entre ellos, ya que casi nadie se
rio cuando sus compañeros se olvidaban ni tampoco conversaron mientras sus

compañeros exponían. Fue algo muy impresionante para mí: un buen espíritu de
compañeros fue lo que se manifestó, al igual que cuando les aplaudían al finalizar.
Después de que todos expusieron y recibieron sus devoluciones positivas de nuestra
parte, dedicamos unos minutos para agradecerles tanto a ellos como a María Laura el
espacio que nos brindaron para aprender de ellos, así como ellos de nosotros; fue una
experiencia muy rica de aprendizajes recíprocos. Luego, muchos recordaron algunas
actividades, uno de ellos a quien felicitamos mucho, yo en especial, porque entregó todos
las actividades que yo propuse, me advirtió: “¡Vuelve a traer la araña y yo la mato,
eh??!”...así es que nos reímos mucho; seguidamente MaríaLaura nos felicitó; también les
comentó a los chicos de nuestra preocupación y esfuerzo, y nos aseguró que ya
estábamos listas como profes. Finalmente,habló como todos le dicen “el más estudioso y
al que nunca retan” de la clase, Alex, quien tímidamente levanto la mano y dijo lo
siguiente (creo que no me lo voy a olvidar nunca): “Yo quiero felicitarlas mucho, y estoy
seguro de que se van a recibir muy bien como profes…le pusieron mucha pila a estas
clases, y por les digo que sigan así, poniéndole toda la voluntad y pilas al trabajo que se
nota que les encanta…que van a ser re buenas profes y están listas para
recibirse”…Después de eso y de hacernos prometernos que cuando nos recibamos y
tengamos el diploma los vamos a ir a ver y que no nos vamos a olvidar de ellos (dijeron:
Porque fuimos los primeros) …tocó el timbre (¡el timbre final!) y se acercaron la gran
mayoría y nos despidieron con besos y abrazos.
No pude siquiera haber imaginado este ‘final’, que después de tantas dudas
incertidumbres,miedos, risas, llantos, rabias, íbamos a recibir tanto ánimo de parte de los
chicos para seguir adelante e iba a sentir una gran satisfacción. Sin duda, esta práctica
será una parte inolvidable de mi recorrido como docente.