VIBRACIONES DE

MEMBRANAS DEL
CUERPO HUMANO
CIENCIAS FÍSICAS EN
EL CUERPO HUMANO
(II PARTE)

Dedicado a mi hermana Belén, que descanse allí donde quiera que esté.

Reservados todos los derechos. No se permite la reproducción total o parcial
de esta obra, ni su incorporación a un sistema informático, ni su transmisión
en cualquier forma o por cualquier medio (electrónico, mecánico, fotocopia,
grabación u otros) sin autorización previa y por escrito de los titulares del
copyright. La infracción de dichos derechos puede constituir un delito contra
la propiedad intelectual.

© Pedro Hugo García Peláez, 2015

Prólogo

El mar se puede considerar como una membrana, que cubre toda la parte de
nuestro planeta que no está ocuado por la tierra, sobre ella actúa la fuerza de
la gravedad que le hace moverse con un movimiento periódico que produce
el oleaje.
Sobre la tierra pasa igual pero al no tener ésta las características de una
membrana permanece inmóvil.
La atmósfera nos envuelve y su vibración periódica produce los cambios de
tiempo, incluso los átomos vibran.
El estudio de los modos normales de una membrana empieza por el estudio
de una cuerda anclada en dos puntos, fue Pitágoras el primero que lo estudió
al comprobar que una cuerda golpeada en diferentes puntos producía un
sonido agradable.
Galileo descubrió los parámetro que influían en la vibración de una cuerda.
Lo más sorpredente es que las membranas que recubren diferentes órganos
de nuestro cuerpo también vibran, el corazón es uno de esos órganos y vibra
con el periodo propio de su modo normal o fundamental.
Lejos de meternos en parámetros médicos es curioso como vamos a concluir
que el corazón vibra con un periodo que parece que depende directamente
de la forma y características de la membrana que la recubre.
Incluso a pesar de parecer presuntuoso podría ser que el universo estuviera
recubierto de una membrana que vibrara.

Nosotros nos vamos a centrar en los modos normales de una membrana
circular y rectangular que son las partes de nuestro cuerpo que se pueden
asemejar a un tambor. El corazón late, nuestros pulmones se inchan y relajan,
nuestro estómago se expande y si consideramos todo nuestro cuerpo como
una tabla tridimensional éste tirita con el frío.
Nuestro objetivo es como hacer mover estas partes de nuestro cuerpo para
que se muevan en sus modos normales, los modos normales se producen
cuando todos los puntos de ese cuerpo tienen la misma frecuencia de
oscilación.
Los modos normales en música son los armónicos, por ejemplo el modo
fundamental de un tambor es cuando golpeamos en el centro, si el golpe está
situado en un extremo el modo normal es diferente y tiene un periodo mayor
que el primer modo normal, al ser el movimiento de la membrana en sí más
complejo que si golpeamos en el centro y sólo sube y baja, entonces la
deformación de la membrana sigue parámetros de deformación más
sencillos.
Yo te voy a dar las herramientas para que puedas hallar el periodo de
vibración de diferentes órganos internos de tu cuerpo, normalmente de
simetría circular para que coincidan con su modo normal, principalmente será
el primer modo normal que es el más simple pero tambien el que hay que
mover más rápido.
Podemos considerar nuestro estómago como una membrana de forma
circular, el primer modo normal sería cuando lo empujamos por el centro y
vuelve a retraerse hasta su posición inicial.
El periodo o tiempo que tenemos que hallar es el que trancurre desde que
está en su posición inicial se expande y vuelve a estar en su posición inicial, ya
os adelante que el corazón y los pulmones actuan de una forma similar.

Unidad1
Vibracion de una cuerda
Una cuerda vibra con un movimiento armónico una vez que es golpeada por
ejemplo al golpearla con un martillo como sería en un piano.
La ecuación del periodo es:
Aunque la fórmula pueda parecer compleja en realidad es muy sencilla y los

parámetros que necesitamos son:

UNIDAD 2
Las vibraciones de una membrana rectangular.
La ecuación del periodo de una membrana simple es extremadamente simple,
como vimos en la cuerda, eso es lo primero que me llamo la atención, aunque
el método de resolución de la ecuación es relativamente difícil y un poco
laborioso.
Y sus modos normales son idénticos al de un cuerda, aunque ahora hay que
tener en cuenta dos parámetros al ser un ente físico bidimensional, y que
podemos asemejar a en ente físico formado por infinitas cuerdas.
Pero lo que más me impacto es que los órganos humanos vibraban con el
periodo fundamental o sea n=1 propio de una membrana de esas
caracteristicas.
Dicho sea de otra manera los organos humanos vibraban con el periodo
propio de un tambor de esas medidas y esa elasticidad.
Los modos normales se hallan teniendo en cuenta los números enteros,
fenómeno igual a la superposición de ondas donde estas eran periódicas si la
relación entre ambas era un número natural y no un real, quien quiera
profundizar en este tema deberá leer algo sobre superposición de ondas,
aunque lo haya incluído aquí, en principio va a ser innecesario para nuestro
desarrollo.
Los número naturales son los números de contar. N=1,2,3,4
Todo este galimatías condujo al físico Francés Fourier a desarrollar el análisis
de fourier.
Y mientras alguién no demuestre lo contrario la combinación de senos y
cosenos en los que se puede descomponer la ecuación de vibraciones de una
membrana sería infinito, al ser los número naturales en principio infinitos.
Hay diferentes fórmulas dependiendo de las necesidades del estudio de una
membrana, como la ecuación de posición de los puntos de una membrana.
Pero yo me voy a restringir en el estudio de la periocidad de la vibración de
una membrana, periocidad consiste en cuanto tiempo vuelve a estar un punto
de la membrana en su misma posición después de haber sido deformada por
alguna fuerza exterior a ella.

Vuelvo a repetir que la solución es extremadamente fácil, aunque pueda
parecer lo contrario y es:

Lo curioso es que el cuerpo humano en su conjunto se puede considerar
recubierto por una membrana tridimensional de forma cuadrada, y lo que es
más importante si consideramos la parte de adelante o de atrás, la podemos
asemejar a una membrana rectangular fija, la verdad es que sus contornos de
fijación son un poco difusos y tampoco es una membrana totalmente
cuadrada, aunque si es muy parecida si nos limitamos al tronco humano.
Ya os adelante que la membrana que recubre al corazón es de medios
segundo o sea una media de 120 látidos por minuto.
Y que el periodo de vibración que recubre los pulmones es aproximadamente
de un 1 segundo, o sea que esa membrana nos sugiere respirar una vez por
segundo, y lo que es mas sorprendente, estos periodos se aproximan a 1
segundo que en la unidad fundamental de tiempo en el sistema internacional
de medidas.
La piel vibra cuando tenemos frío o incluso cuando tenemos sentimientos y
se produce eso que comúnmente llamamos ponerse la piel de gallina.
Ahora voy a diseccionar la fórmula anteriormente expuesta para hallar
nuestro propio periodo de vibración de nuestra propia piel, como si fuera la
piel que recubre un tambor, en este caso una membrana de forma
cuadrangular, más adelante usaré las membranas circulares para hallar el
periodo de vibración de dichas membranas ya que voy a asemejar el corazón,
los pulmones y el estómago como órganos recubiertos por membranas.
Quiero incidir que esto no tiene nada que ver con el periodo de los latidos de
un corazón en el área de la medicina ya que eso sería un tema de medicina.
Nosotros estamos interesados en como vibran diferentes membranas con
contornos delimitados, de hecho se puede considerar que todo está
recubierto por una membrana como la atmósfera rodea a nuestro planeta.
Los periodos que vamos a hallar son infinitos como números naturales se
suponen que hay y lo que es muy curioso es que estos periodos aumentan
cuanto mayores sean los números naturales, o sea cuanto más complejos
sean los modos normales, no es lo mismo el modo normal llamado
fundamental cuando n=1 que el modo normal n=134.666 ya que éste es más
complejo en su movimiento.

UNIDAD 3

Vibraciones de un membrana circular.