INDICE 1738.

indd 3 2/20/10 1:18 AM
CISA Co mu ni ca ción e In for ma ción, SA de CV
Con se jo de Ad mi nis tra ción: Pre si den te, Ju lio Sche rer Gar cía; Vi ce pre si den te, Vi cen te Le ñe ro;
Te so re ro, En ri que Ma za


DI REC TOR: Ra fael Ro drí guez Cas ta ñe da
SUB DI REC TOR DE IN FOR MA CIÓN: Salvador Corro
SUB DI REC TORA DE COMERCIALIZACIÓN: María Scherer Ibarra
SUB DI REC TOR DE ADMINISTRACIÓN: Humberto Herrero
SUB DI REC TOR DE FINANZAS: Alejandro Rivera
ASIS TEN TE DE LA DI REC CIÓN: Ma ría de los Án ge les Mo ra les; ayudante, Marlon Mejía
ASIS TEN TE DE LA SUBDI REC CIÓN DE INFORMACIÓN: Gra cie la Ze pe da
COORDINADORA DE FINANZAS DE RE DAC CIÓN: Be a triz Gon zá lez
EDI CIÓN Y CORRECCIÓN: Alejandro Pérez, coordinador; Gerardo Albarrán de Alba; Cuauhtémoc Arista, Tomás Domínguez,
Ser gio Lo ya, Enrique de Jesús Martínez
REPORTEROS: Carlos Acosta, Mi guel Ca bil do, Jorge Carrasco, Jesusa Cervantes, Patricia Dávila, Gloria Leticia Díaz,
Álvaro Delgado, José Gil Olmos, Ale jan dro Gu tié rrez, José Daniel Lizárraga, Ra úl Mon ge, Ricardo Ravelo, Ro dri go Ve ra,
Rosalia Vergara, Jenaro Villamil
CO RRES PON SA LES: Campeche, Rosa Santana; Co li ma: Pe dro Za mo ra; Chiapas, Isaín Mandujano; Gua na jua to: Ve ró ni ca
Es pi nosa; Jalisco, Fe li pe Co bián; Michoacán, Francisco Castellanos; Nuevo León, Luciano Campos, Arturo Rodríguez;
Tabasco: Ar man do Guz mán; Tamaulipas, Ma. Gabriela Hernández
IN TER NA CIO NAL: Ho me ro Cam pa, coordinador; Corres pon sa les: Buenos Aires: Santiago Igartúa; Madrid: Alejandro
Gutiérrez; Pa rís: An ne Ma rie Mer gier; Washington: J. Jesús Esquivel
CULTU RA: Ar man do Pon ce, edi tor; Ju dith Ama dor Tello, Ja vier Be tan court, Blan ca Gon zá lez Ro sas, Estela Leñero Franco,
Isa bel Le ñe ro, Ro sa rio Man za nos, Jor ge Mun guía Es pi tia, Jo sé Emi lio Pa che co, Al ber to Pa re des, Eduardo Soto Millán, Ra quel
Ti bol, Flo ren ce Tous saint, Rafael Vargas, Co lum ba Vér tiz de la Fuente, Niza Rivera Medina; cultura@proceso.com.mx
ES PECTÁCU LOS: Ro ber to Pon ce, co or di na dor. espectaculos@proceso.com.mx
DEPORTES: Alejandro Caballero, Coordinador; Raúl Ochoa, Beatriz Pereyra
FO TO GRAFÍA: Marco Antonio Cruz, Coordinador; Fotógrafos: Ger mán Can se co, Miguel Dimayuga, Ben ja mín Flo res,
Oc ta vio Gó mez, Eduardo Miranda; ar chi vo histórico, Fran cis co Da niel; asistente, Au ro ra Tre jo; auxiliar, Violeta Melo
AU XI LIAR DE RE DAC CIÓN: Á ngel Sán chez
AYU DAN TE DE RE DAC CIÓN: Da mián Ve ga
ANÁLI SIS: Co la bo ra do res: John Ackerman, Ariel Dorf man, Sabina Berman, Jesús Cantú,De ni se Dres ser, Miguel Ángel Gra-
nados Chapa, Marta Lamas,Pa blo La ta pí Sa rre, Car los Mon si váis, Car los Mon te ma yor, Rafael Segovia, Ja vier Si ci lia, En ri que
Se mo, Er nes to Vi lla nue va, Jorge Volpi; car to nis tas: Gallut, Helguera, Hernández, Na ran jo, Ro cha
CENTRO DE DOCUMENTACIÓN: Ro ge lio Flo res, co or di na dor; Juan Car los Bal ta zar, Li dia Gar cía, Leoncio Rosales
CO RREC CIÓN TIPOGRÁFICA: Jor ge Gon zá lez Ra mí rez, co or di na dor; Se ra fín Dí az, Ser gio Da niel Gon zá lez, Pa tri cia Po sa das
DI SE ÑO: Ale jan dro Val dés Ku ri, co or di na dor; Fer nan do Cis ne ros Larios, An to nio Foui lloux Dá vi la, Ma nuel Foui lloux Ana ya,
Ernesto García Parra
COMERCIALIZACIÓN
PU BLI CI DAD: Ana María Cortés, administradora de ventas; Eva Ánge les, Ru bén Báez
eje cu ti vos de cuen ta. Tel. 5636-2077 / 2091 / 2062
VEN TAS y MERCADOTECNIA: Margarita Carreón, gerente Tel. 56 36 20 63. Lucero García, Norma Velázquez. Circulación:
Mauricio Ramírez, Christian Arcos, Gisela Mares. Tel. 5636-2064. Pascual Acuña, Fernando Polo, Andrés Velázquez. Suscrip-
ciones: Cristina Sandoval Tel. 5636-2080. Delfina Cervantes, Luis Coletor, Ulises de León.
ATENCIÓN A SUSCRIPTORES (Reparto): Lenin Reyes Tel. 5636-2065. Julio Aguilar, Jonathan García.
ADMINISTRACIÓN
RECURSOS HUMANOS: Luz María Pineda, coordinadora
SIS TE MAS: Jor ge Suá rez, gerente; Eduardo Alfaro, Betzabé Estrada, Javier Venegas
AL MA CÉN y PRO VE E DURÍA: Mer ce des Gue rra, co or di na do ra; Ro ge lio Val di via
MANTENIMIENTO: Miguel Olvera, Victor Ramírez
FINANZAS
CON TA BI LI DAD: Ma ría Con cep ción Al va ra do, Rosa Ma. García, Edgar Hernández, Fe li pe Suá rez, Ra quel Tre jo Ta pia
COBRANZAS: Sandra Changpo, jefa; Raúl Cruz
OFI CI NAS GE NE RA LES: Re dac ción: Fre sas 13; Ad mi nis tra ción: Fre sas 7. Co lo nia Del Va lle, Mé xi co, DF. CP: 03100
CON MU TA DOR GE NE RAL: Ka ri na Ure ña; 5636-2000
FAX: 5636-2019, Dirección; 5636-2055, Subdirección de Información; 5636-2086, 5636-2028, Redacción.
AÑO 33, No. 1738, 21 DE FEBRERO DE 2010
IM PRE SIÓN: Impresora Transcontinental de México; Durazno 1, Col. San José de las Peritas 16010 México DF.
DIS TRI BU CIÓN: D.F. y Zona Metropolitana: Unión de Expendedores y Voceadores de Periódicos de México, A.C;
Resto de la República y Locales Cerrados: Publicaciones Citem, S.A. de C.V., 5366-0000, Voceadores Puebla, Pue.: Jorge G.
López Morán; Tel. 467-4880
se ma na rio de in for ma ción y aná li sis
agen cia pro ce so de in for ma ción
Circulación certificada por el Instituto Verificador de Medios
Registro No. 105 / 19
EDITOR: Marco Antonio Cruz; Dirección: www.procesofoto.com.mx
Correo electrónico:rednacional@procesofoto.com.mx; Ventas y contrataciones: 5636-2016 y 5636-2017
Cer ti fi ca do de li ci tud de tí tu lo No. 1885 y li ci tud de con te ni do No. 1132, ex pe di dos por la Co mi sión Ca li fi ca do ra de
Pu bli ca cio nes de Re vis tas Ilus tra das el 8 de sep tiem bre de 1976. Proceso es una Reserva para uso exclusivo otorgada
por la Dirección de Reservas del Instituto Nacional del Derecho de Autor en favor de Comunicación e Información, S.A.
de C.V., bajo el Número 04-2000-112911074700-102
Re gis tro del S.P.M. CR-DFJ-003-99 / Número ISSN: 1665-9309
EDI TO R EN JEFE: Raúl Monge; Editores: Miguel Ángel Vázquez, Jorge Pérez, Manuel Robles; asis ten te: Ma ría Ele na Ahe do;
Tels.: 5636-2087, Fax: 5636-2006
EDITOR: Alejandro Caballero; Correo electrónico: acaballero@proceso.com.mx; Tel. 5636-2010
Soporte técnico: Jorge Suárez y Jorge García; Tel. 5636-2106
COORDINADOR: Alejandro Caballero; procesoradio@proceso.com.mx; Tel. 5636-2010
Sus crip cio nes DF y zona Metropolitana: Un año, $1,100.
00
; 6 me ses, $660.
00
; Guadalajara, Monterrey y Puebla: Un año,
$1,200.
00
; 6 meses, $720.
00
. Ejem pla res atra sa dos: $40.
00
. Ser vi cios in for ma ti vos y fo to grá fi cos: AP, No ti mex, Reu ters.
Pro hi bi da la re pro duc ción par cial o to tal de cual quier ca pí tu lo, fo to gra fía o in for ma ción pu bli ca dos sin au to ri za ción ex pre sa
de Co mu ni ca ción e In for ma ción, S.A. de C.V., ti tu lar de to dos los de re chos.
agen cia de fotografía
21 de febrero de 2010 • No. 1738
Índice
Foto Portada: Agencia Reforma
REPORTE ESPECIAL /ESTADO DE MÉXICO
6 Una historia de amor… y espionaje
/Juan Veledíaz
NARCOTRÁFICO
14 Entre el miedo y la desconfianza
/Marcela Turati
20 El Chapo en la mira… de la DEA
/Ricardo Ravelo
POLÍTICA /PAN
26 Calderón avaló el cambalache
/Jesusa Cervantes
30 ¿Qué más han negociado? /Álvaro Delgado
JUSTICIA
34 El último combate /Juan Pablo Proal
INTERNACIONAL /BRASIL-MÉXICO
38 Los retos, los miedos... /Carlos Acosta Córdova
14
INDICE 1738.indd 4 2/20/10 1:18 AM
INTERNACIONAL /MEDIO AMBIENTE
44 Siembra de problemas /Marco Appel
POR MI MADRE, BOHEMIOS
ANÁLISIS
50 Interés Público
/Miguel Ángel Granados Chapa
51 Último paso /Naranjo
52 Cinismo político y grandeza ciudadana
/Javier Sicilia
53 Un país que se diluye /Axel Didriksson
54 El presidente que no sabe /Sabina Berman
55 Respuestas y acciones elementales /Jesús Cantú
56 Haití: de la asistencia a la reconstrucción
/Olga Pellicer
CULTURA
58 Desconcierto por Gabriel Orozco /Rafael Vargas
64 Pide la ONU reincorporar la filosofía
/Judith Amador Tello
48
66 Páginas de crítica
Arte: Programa Bancomer-MACG Arte Actual
/Blanca González Rosas
Teatro: Zona de olvido /Estela Leñero Franco
Cine: Familia tortuga /Javier Betancourt
Televisión: Operomanía /Florence Toussaint
ESPECTÁCULOS
70 Las melodías mexicanas en el sax de Paryna
/Columba Vértiz de la Fuente
DEPORTES
72 Cuauhtémoc: El fenómeno /Raúl Ochoa
75 Lo que se pudo evitar /Beatriz Pereyra
78 Palabra de Lector
82 Mono Sapiens /La Guerra de Independencia
/Helguera y Hernández
3
4
44
72
58
INDICE 1738.indd 5 2/20/10 1:18 AM
Juan Veledíaz
L
a llamada fue alrededor
del mediodía y no tardó
más de un minuto. Del otro
lado del auricular una voz
anónima denunció que
afuera de las instalaciones
del Centro de Investiga-
ción y Seguridad Nacional
(Cisen) uno de los emplea-
dos había “entregado do-
cumentos de manera sos-
pechosa” a un individuo que no trabajaba
ahí. Se trataba de un agente especializado
en el manejo de “información reservada y
datos sensibles”, que aquel 4 de agosto de
2008 fue sorprendido “mientras volteaba
nervioso a varios lados para ver quién lo
observaba”.
Desde ese momento, Alejandro Ro-
dríguez Rosas, jefe de departamento en la
Subdirección de Investigación Metropoli-
tana del Cisen, encargado de partidos y or-
ganizaciones políticas, quedó sujeto a vigi-
lancia especial.
En los días siguientes se reportó que se
“apreciaron actitudes” que corroboraron la
denuncia: el funcionario facilitaba docu-
mentos a un grupo de exempleados del Cen-
tro que compraban información no sólo al
Cisen, sino a personas con acceso a datos
restringidos que laboraban en dependen-
cias como la Policía Federal, la Procuradu-
ría General de la República, la Secretaría de
Hacienda, el Instituto Federal Electoral y
hasta bancos y empresas telefónicas.
Este es el inicio de lo que habría de con-
vertirse en una investigación especial, pues
se enfocó a un grupo de exfuncionarios del
Cisen que trabajaron durante dos décadas en
los órganos de inteligencia civil hasta fina-
les del sexenio de Vicente Fox y que, más
tarde, durante 2007 y 2008, fueron “recluta-
dos” para efectuar tareas de espionaje con-
tra los principales actores políticos de cara a
la elección presidencial de 2012.
Entre los sujetos espiados por este gru-
po había gobernadores, legisladores y secre-
tarios de Estado, así como presidentes mu-
nicipales, tanto perredistas como panistas y
priistas. Pero en la lista resalta la ausencia de
un personaje: Enrique Peña Nieto.
Una investigación ministerial de la Pro-
curaduría General de la República consig-
nada al Juzgado 18 de Distrito, con sede
en el Reclusorio Norte, recopiló evidencias
que apuntaban al gobierno del Estado de
México como presunto responsable de las
citadas actividades de espionaje, pero el hi-
lo de la madeja no se siguió, según se des-
prende de documentos judiciales cuya co-
pia tiene Proceso.
Días antes de la elección federal de ju-
lio de 2009, salieron a la luz datos acerca de
los espiados; meses después, en noviem-
bre, se difundieron también detalles, reco-
pilados de manera ilegal, en torno a la vida
privada de algunos políticos.
La red
La tarde del 9 de septiembre de 2008,
Alejandro Rodríguez Rosas llegó al restau-
rante El Portón de la plaza comercial San
Jerónimo. Buscó una mesa y pidió un café.
Mientras esperaba hizo un par de llamadas
con su teléfono celular. Minutos más tarde
llegó un hombre al que saludó de manera
amigable. Ambos platicaron poco más de
media hora. Antes de despedirse intercam-
biaron unos sobres amarillos tipo nómina.
En uno había documentos; dinero en efec-
tivo en el otro. Quienes los vigilaban al-
canzaron a escuchar que el funcionario del
Cisen decía: “Muy bien, jefe Dena”.
Días más tarde, Rodríguez salió de su
oficina en su vehículo y tomó Periférico
rumbo al norte de la ciudad. Nunca se dio
cuenta de que lo seguían. Se estacionó en
la calle Antonio Cárdenas, a las afueras de
una casona en Lomas de Huizachal, por el
rumbo del campo militar. Media hora des-
pués salió acompañado del mismo hombre
con el que fue visto en el restaurante. Am-
bos llevaban unos fólderes cuando abor-
daron una camioneta Lincoln que apenas
avanzó una cuadra, hasta la calle Felipe
Ángeles. Entraron a una casa y al poco rato
Rodríguez salió solo, abordó su vehículo y
regresó al Cisen.
En otra ocasión, por la noche, el fun-
cionario abandonó su trabajo acompañado
de Enrique Zaldívar González, jefe del de-
partamento de Servicios Técnicos. Los dos
se dirigieron a la calle Lago Ginebra, por el
rumbo de la Torre de Pemex, donde entra-
ron a las oficinas de la empresa Seguridad
Privada Inteligente Proveedora de Solucio-
nes Activas, S.A.
Eso era lo que los agentes comisiona-
dos al seguimiento esperaban descubrir.
Así que, a finales de septiembre, visitaron
las instalaciones de la compañía haciéndo-
se pasar como clientes interesados en con-
tratar sus servicios. Ahí los recibió Luis
6 1738 / 21 de febrero de 2010
Espionaje.indd 6 2/20/10 12:59 AM
Esta historia guarda una curiosa similitud con el escándalo Watergate,
que obligó a Richard Nixon a renunciar a la presidencia de Estados
Unidos, a mediados en 1974: un grupo de exempleados de servicios de
inteligencia gubernamentales son llevados a juicio tras haberse des-
cubierto que realizaban actividades de espionaje político. El contexto:
la contienda rumbo a 2012. Detenidos el año pasado, fisgoneaban en
las vidas públicas e íntimas de alcaldes, legisladores, gobernadores, se-
cretarios de Estado…, pero con una inquietante excepción: evitaron
husmear en la vida de Enrique Peña Nieto, el priista que ansía la silla
presidencial. Esta era la versión de la PGR. Pero es otra la que sostie-
nen los espías –todos exagentes del Cisen– encarcelados. Aseguran que
actuaron “por órdenes de Los Pinos” y que sí espiaron al gobernador
mexiquense, e incluso a su prometida, la actriz Angélica Rivera.
El gobernador y “La Gaviota”
REPORTE ESPECI AL / ESTADO DE MÉXI CO
Eduardo Miranda
Espionaje.indd 7 2/20/10 12:59 AM
Miguel Dena Escalera, un individuo que se
presentó como director y que resultó ser el
mismo con quien días antes habían visto a
Rodríguez Rosas.
Comenzaron por preguntar acerca de
los costos de la investigación de personas.
Dena comentó que “había ciertas investi-
gaciones que resultaban caras”, ya que por
lo regular se operaba en ellas con “anuen-
cia de la autoridad”. Así, el costo variaba en
función del número de personas a investi-
gar y el cargo que ocuparan, además de que
se precisaba contactar con gente que les
vendiera “información 100% fidedigna”.
A la reunión se sumó Guillermo Lago
Montes, a quien Dena presentó como uno
de los directivos de la empresa. Uno de los
agentes preguntó cómo se podía obtener in-
formación confiable sobre un gobernador.
Dena respondió que en esos casos tenían
que buscar a sus contactos en la Secretaría
de Gobernación: ese tipo de datos se obte-
nían a través del Cisen. Charlaron un poco
más y se despidieron.
Ya afuera de las oficinas, los agentes es-
tacionaron su vehículo en una calle cerca-
na y montaron guardia. Observaron que al
anochecer Dena salió acompañado de La-
go Montes y que ambos se dirigieron al
mismo restaurante de San Jerónimo, donde
ya lo esperaba Rodríguez Rosas acompa-
ñado de Zaldívar González. Los cuatro sos-
tuvieron una prolongada reunión. Al final,
intercambiaron sobres amarillos, unos con
documentos y otros con dinero en efectivo.
El búnker
En mayo de 2008, Luis Miguel Dena
Escalera buscaba urgentemente una casa
para rentar en un lugar tranquilo, fuera del
bullicio y tráfco citadino; no quería que
se notara que serían ofcinas. Encontró un
inmueble de dos plantas con jardín en la
parte trasera, en una calle cerrada: Alberto
Cárdenas, del Huizachal, zona residencial
habitada sobre todo por militares retira-
dos. Ante los dueños de la casa se presentó
como director de una compañía de segu-
ridad privada. El espacio le pareció ideal
para sus “ejecutivos”: era amplio y tenía un
cuarto de dos niveles en la parte posterior,
junto al jardín, que podría servir de estudio
para su novia, una pintora.
Los propietarios del inmueble notaron
que Dena portaba varios teléfonos celula-
res en el cinturón y que conducía un vehícu-
lo muy lujoso. Él no se tomó la molestia de
revisar las condiciones del contrato. Lo que
quería era instalarse a la brevedad.
Al paso de los días, en lo que se forma-
lizaban los detalles del contrato de arren-
damiento, Dena comenzó a alardear de que
conocía a funcionarios “muy importantes”
en el Estado de México y pidió a los due-
ños del inmueble que le hicieran los recibos
a nombre de la empresa de Lago Ginebra.
Meses después, cuando la casa fue asegu-
rada por la PGR, urgió a los propietarios a
cambiar los comprobantes por otros a nom-
bre de Servicios de Inteligencia Industrial
y Comercial FEVI, otra empresa “fachada”
dedicada a espiar y de la que, a diferencia
de la anterior, no aparece acta constitutiva.
A sus 43 años de edad, Luis Miguel De-
na Escalera era un hombre de complexión
robusta, cabello lacio y de trato cordial que
decía vivir en Cancún, Quintana Roo. Su
empresa tenía oficinas ahí, al igual que en
Querétaro, Aguascalientes y Zacatecas,
donde nació. Comenzó su carrera en el ser-
vicio público en 1986 en el Instituto Nacio-
nal de Migración.
En marzo de 1994 ingresó al Cisen co-
mo delegado en Chiapas, pocos meses des-
pués del levantamiento zapatista. De ahí
ascendió a director de Investigación del or-
ganismo en la Ciudad de México, por lo
que acordaba con el director general, Jor-
ge Tello Peón, quien a la postre se converti-
ría en asesor de seguridad de Felipe Calde-
rón. Poco después fue nombrado delegado
en la capital, y más adelante tuvo el mismo
cargo en el Estado de México.
En su ficha judicial quedó registrado
que trabajó en el Cisen hasta el 15 de no-
viembre de 2005 y que después entró a
la Secretaría de Seguridad Pública como
coordinador de Inteligencia para la Pre-
vención de la Policía Federal Preventi-
va, cargo al que renunció el 31 de julio de
2006, después de que versiones periodísti-
cas lo vincularan con el narcotráfico.
Algunos meses antes de que Dena ren-
tara el inmueble, uno de sus socios, Yosef
Shevah Porat –mayor del ejército israelí es-
pecialista en artes marciales y tácticas an-
titerroristas– había arrendado una casa en
Felipe Ángeles, una calle contigua. Este
hombre permanecía en el país en calidad de
“no migrante” y apareció en registros como
“visitante con actividades lucrativas”. Hu-
yó cuando se descubrió que apoyaba a De-
na en labores de espionaje.
La casa del Huizachal fue cateada,
a raíz de lo cual se encontró una creden-
cial de elector con la foto de Dena Escale-
ra a nombre de Antonio Ricardo Caballero
Charón. También se halló equipo sofistica-
do para realizar grabaciones de audio y vi-
deo oculto en anteojos, corbatas y carteras,
así como aparatos inalámbricos capaces
de grabar audio a través de paredes, pisos,
puertas y techos. Junto a la documentación
que lo acreditaba como “perito en aspectos
técnicos y en medidas de seguridad electró-
nica de la información” aparecieron unos
formatos de diploma vacíos, los cuales te-
nían “antefirmas de diversos funcionarios
del Estado de México”.
El equipamiento de la casa de la calle An-
tonio Cárdenas con tecnología de punta pa-
ra espiar se realizó durante julio de 2008. El
encargado de ello fue Zaldívar González, es-
pecialista del Cisen. De acuerdo con el tes-
timonio judicial de uno de los técnicos que
participó en dicho equipamiento, los siste-
mas informáticos tenían una página web con
los mismos datos e información que usaban
en el Cisen, y “clonaron” el software donde se
resguardaban los “panoramas informativos”,
las “agenda de riesgos”, el “panorama nacio-
nal”, los “ciclos de inteligencia” y la “guía pa-
ra realizar entrevistas en materia de inteligen-
cia”, así como la “guía para utilizar la técnica
de sonsacamiento en materia de inteligen-
cia”, entre otros aspectos.
Los panoramas, las notas informativas y
las sinopsis de Estado o de personas las reali-
zaban con información de radio, televisión,
internet, diarios y revistas, pero también pri-
vilegiaron “fuentes cerradas o confidencia-
les de acceso restringido” y la “intercepción
de comunicaciones privadas”.
Junto a Dena, encabezaron la estructura
de espionaje varios de sus viejos conocidos
del Cisen, como Guillermo Lago Montes,
un exempleado de Gobernación que labo-
ró en distintas áreas de inteligencia de no-
viembre de 1980 a abril de 1993 y que, tras
renunciar a la dependencia, se dedicó a brin-
dar “consultorías privadas”, por las que lle-
gó a cobrar hasta 150 mil pesos al mes.
En dicha estructura también figuraban
Miguel Ángel Solís Hernández, exagente
enfocado al estudio “sociopolítico de la in-
formación”; Alfredo Ávila Uribe, empleado
de Gobernación de enero de 1986 a septiem-
bre de 1993, especialista en “subversión” y
temas “delictivos”; José Tagle Balderas,
agente del Cisen de 1993 a 2006, donde pla-
neaba estrategias de investigación.
Estos dos últimos sujetos, según el ex-
pediente judicial citado y cuya copia tiene
Proceso, trabajaron en la coordinación de
Inteligencia de la Policía Federal Preventi-
va hasta 2007. A todos ellos se sumó Ale-
jandro Rodríguez Rosas, quien desde 1991
era empleado activo del Cisen, donde fue
subordinado de Dena entre 2005 y 2006.
Él renunció “voluntariamente” al Centro el
pasado 15 de febrero de 2009, poco antes
de ser detenido.
Además de sus “ejecutivos”, Dena
contrató a un grupo de “analistas”. Una
de ellas, Adriana Morales Rodríguez, de-
jó un testimonio judicial. Reveló que a la
información recopilada tenía que dársele
un formato con puntos a desarrollar, como
“sinopsis, vínculos, relaciones afectivas,
información general, fortalezas, debilida-
des o vulnerabilidades, y la trayectoria pro-
fesional del indagado”. También, dijo, los
analistas anexaban datos “confidenciales”,
como domicilio, enemistades, lugares que
8 1738 / 21 de febrero de 2010
REPORTE ESPECI AL / ESTADO DE MÉXI CO
Espionaje.indd 8 2/20/10 12:59 AM
Las órdenes venían “de Los Pinos”
Jorge Carrasco Araizaga
A
cusados de montar una vasta red
de espionaje cuya organización y
financiamiento, de acuerdo con
datos de la PGR, podría implicar
al gobierno del Estado de México,
exfuncionarios de los servicios de
inteligencia que estuvieron en ella responsa-
bilizaron en cambio a la Presidencia de la Re-
pública de las actividades de seguimiento de
decenas de personajes públicos desde el ini-
cio de la administración de Felipe Calderón.
Dos de los principales acusados, Luis Mi-
guel Dena Escalera y Alejandro Arturo Rodrí-
guez Rosas, aseguraron que la Oficina de la
Presidencia fue el origen del espionaje que se
realizaba desde domicilios del Distrito Federal
y del Estado de México.
“Jamás actuamos solos. Lo que hicimos se
nos ordenó desde Los Pinos y se operó con
el apoyo del Centro de Investigación y Segu-
ridad Nacional” (Cisen), manifestaron los es-
pías que trabajaron más de una década para
el Cisen y la Policía Federal Preventiva (PFP).
En agosto pasado, cuando la Procuraduría
General de la República (PGR) buscaba apre-
henderlos junto con otros 11 coacusados, am-
bos exagentes se acercaron a Proceso para
responder a las imputaciones que semanas
antes había filtrado la dependencia a cargo
de Eduardo Medina Mora.
Dena Escalera y Rodríguez Rosas intenta-
ron entonces desmontar las acusaciones de la
PGR en su contra como los principales respon-
sables del espionaje descubierto a partir de la
denuncia penal que presentó, el 13 de junio
de 2008, el senador del PRI Manlio Fabio Bel-
trones, quien fue sólo uno de las decenas de
personajes públicos espiados.
Cuando se disponían a ofrecer pruebas de
sus señalamientos, a finales del año pasado,
los exagentes fueron capturados. Sometidos
a proceso judicial, se encuentran detenidos en
el Reclusorio Norte de la Ciudad de México.
Poco antes de ser aprehendidos, en diver-
sas conversaciones telefónicas con este me-
dio dieron su versión sobre las actividades que
desarrollaban y la manera en que operaban.
Aseguraron que el objetivo fue crear una es-
tructura de espionaje fuera de los servicios de
inteligencia para que pudiera desempeñarse
con más facilidad y sin riesgo político.
Alejandro Arturo Rodríguez Rosas, quien
laboró con Dena Escalera en el Cisen y en la
Coordinación de Inteligencia de la PFP, ex-
plicó: “Un grupo de personas que habíamos
trabajado en servicios de inteligencia fuimos
organizados para hacer estas actividades.
Las órdenes las recibíamos de la Oficina de
la Presidencia”.
Durante el supuesto reclutamiento, la Ofi-
cina de la Presidencia estaba a cargo de Juan
Camilo Mouriño, quien en enero de 2008 fue
designado por Calderón como titular de la Se-
cretaría de Gobernación, a la que está adscrito
el Cisen, cuyo director desde el inicio del sexe-
nio es Guillermo Valdés Castellanos.
De acuerdo con la propia PGR, en noviem-
bre de ese año –cuando Mouriño murió en la
Ciudad de México– el grupo seguía espiando,
a pesar de que habían pasado cinco meses
desde la denuncia de Beltrones, quien fungía
como presidente de la Junta de Coordinación
Política del Senado.
Rodríguez refirió que el grupo siguió es-
piando aún después de la muerte del secre-
tario de Gobernación y puntualizó que el
contacto con Mouriño era a través de Yolanda
Esparza, “quien era la secretaria de todas sus
confianzas”.
(Yolanda Esparza López fue la secretaria
de Mouriño en el Grupo Energético del Sures-
te, en Campeche. Después se convirtió en su
secretaria particular. Cumplió esa función en
la Cámara de Diputados, la Presidencia de la
República y la Secretaría de Gobernación. A la
muerte de Mouriño, pasó al Instituto Mexica-
no del Seguro Social, con el actual titular de la
Secretaría de Comunicaciones y Transportes,
Juan Molinar Horcasitas. En el IMSS, Esparza
López trabajó hasta el año pasado en la secre-
taría particular de la Unidad de Vinculación.)
Rodríguez insistió: “Tan teníamos el respal-
do de la Presidencia y del Cisen, que los equi-
pos con los que operamos tenían número de
inventario de la Dirección General” del Centro
de Investigación y Seguridad Nacional.
Mencionó los nombres de más de 50
personas a las que espiaron “por órdenes de
la Presidencia”. Según su dicho, se trató de
políticos oficialistas y opositores, miembros
del gabinete, funcionarios de organismos au-
tónomos, abogados, ejecutivos, periodistas…
Reveló que el escándalo desatado en fe-
brero de 2009 contra el entonces secretario
de Comunicaciones y Transportes y actual
presidente de la Comisión Nacional Bancaria
y de Valores, Luis Téllez, fue resultado de las
grabaciones hechas por ese equipo de espías
gubernamentales.
De acuerdo con Rodríguez, además de Té-
llez y los integrantes de la Comisión Federal de
Telecomunicaciones (Cofetel), para ese caso
también fueron espiados el abogado Juan Ve-
lásquez y el director jurídico de Televisa, Javier
Tejado Dondé.
J
u
a
n

V
e
l
e
d
í
a
z
El centro de espionaje

1738 / 21 de febrero de 2010 9
Espionaje.indd 9 2/20/10 12:59 AM
Aseguró que como resultado de su espio-
naje, contaban con “numerosos expedientes”
y copiosa documentación almacenada en
cintas magnéticas, grabaciones digitales y vi-
deos. Disponían también de fotografías y nú-
meros de cuentas bancarias de los espiados.
Téllez no fue el único miembro del gabi-
nete sometido al espionaje presuntamente or-
denado desde la Presidencia. Rodríguez dijo
que la misma suerte corrieron el secretario del
Trabajo, Javier Lozano; el entonces director
del IMSS y sucesor de Téllez en la Secretaría
de Comunicaciones y Transportes, Juan Mo-
linar Horcasitas, al igual que otro personaje
que se desempeñaba como subsecretario de
Asuntos Jurídicos y Derechos Humanos de la
Secretaría de Gobernación, Miguel Alessio Ro-
bles, hoy consejero jurídico de la Presidencia.
Según el exespía, se dio asimismo segui-
miento a personal de Los Pinos. Mencionó el
caso del propio secretario particular de Calde-
rón en ese momento y actual presidente del
PAN, el diputado César Nava. Su antecesor en
el partido, Germán Martínez, también estuvo
en la lista.
Otros panistas que citó fueron los senado-
res Santiago Creel Miranda, Federico Döring
y Fernando Elizondo –quien fue secretario de
Energía con Vicente Fox–, así como el actual
gobernador de Sonora, el exsenador Guiller-
mo Padrés. Rodríguez destacó entre los es-
piados al entonces litigante Fernando Gómez
Mont, hoy secretario de Gobernación.
Las líneas telefónicas del Centro Fox, en
Guanajuato, también fueron intervenidas,
como las de otro personaje cercano al expre-
sidente, Guillermo Velasco Arzac.
A decir del acusado, aliados electorales de
Calderón tampoco se salvaron, en particular
Elba Esther Gordillo, su hija Mónica Arriola y
el diputado del Partido Nueva Alianza Jorge
Kahwagi. Lo mismo pasó con los consejeros
del Instituto Federal Electoral (IFE).
En el caso del PRI, además de Beltrones
los exespías gubernamentales aseguraron
haber dado seguimiento a las actividades de
la presidenta del partido, Beatriz Paredes; del
hoy exgobernador de Sonora Eduardo Bours,
y del aún gobernador del Estado de México,
Enrique Peña Nieto.
La inclusión del gobernante mexiquense
contrasta con la versión de la PGR, según la
cual el espionaje se originó en el Estado de
México, aunque la misma dependencia ha fil-
trado la información de que la actriz Angélica
Rivera, La Gaviota, pareja sentimental de Peña
Nieto, también fue espiada.
Desde luego, dijeron los exagentes, en su
lista estaban el “presidente legítimo”, Andrés
Manuel López Obrador; el jefe de Gobierno
del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, y el presi-
dente del PRD, Jesús Ortega.
Especial atención dedicaron a los colabo-
radores más cercanos de López Obrador: José
Agustín Ortiz Pinchetti, Octavio Romero y el
diputado perredista Alejandro Encinas. Los
tres formaron parte del gabinete de López
Obrador en el Gobierno del Distrito Federal.
Otro de los espiados fue el ahora diputado del
PT Gerardo Fernández Noroña.
Por lo que respecta al gobierno de Marce-
lo Ebrard, siguieron los pasos del procurador
general de Justicia del DF, Miguel Mancera, y
del secretario de Seguridad Pública, Manuel
Mondragón.
Fuera de partidos, gobierno y Congreso,
aseguraron que intervinieron igualmente las
comunicaciones de quien fue jefe de la Oficina
de la Presidencia en el gobierno de Carlos Sa-
linas, José Córdoba Montoya, y del exprocu-
rador Ignacio Morales Lechuga, notario de los
empresarios Carlos Ahumada y Zhenli Ye Gon.
Por lo que se refiere a los periodistas espia-
dos, mencionaron los nombres del conductor
de Televisa Joaquín López Dóriga; del director
de El Universal, Jorge Zepeda Patterson; del di-
rector de la revista electrónica Reporte Índigo,
Ramón Alberto Garza; de la editora de la sec-
ción de Estados de La Jornada, Mireya Cuéllar,
y de Alfonso Millares, a la sazón directivo de la
agencia Notimex.
Requeridos para dar pruebas de sus ase-
veraciones, los acusados proporcionaron
a Proceso los números telefónicos de una
veintena de las personas sometidas a espio-
naje. Los teléfonos, en efecto, pertenecen a
los señalados.
Las acusaciones
Según Luis Miguel Dena Escalera y Alejandro
Arturo Rodríguez Rosas, ellos se escondie-
ron en diversos estados del país, y preten-
dían entregarse a la Procuraduría de Justicia
del Distrito Federal luego de dar a conocer
públicamente parte de sus investigaciones
cuando, a finales de noviembre de 2009, el
Segundo Tribunal Unitario de Procesos Pe-
nales Federales ordenó abrir el proceso penal
en su contra.
Junto con Dena Escalera y Rodríguez Ro-
sas, el magistrado Ricardo Paredes Calderón
dictó auto de formal prisión contra Teresita
Flores Dena –sobrina del exfuncionario del
Cisen–, Guillermo Lago Montes y José Tagle
Balderas, ambos exempleados del centro de
investigación dependiente de la Secretaría de
Gobernación. Tagle Balderas trabajó además
en la PFP con Dena Escalera.
Todos están acusados de asociación de-
lictuosa, y a cuatro de ellos –con excepción
de Rodríguez– se les fincó además el cargo
de intervención de comunicaciones privadas.
Dena y Lago son procesados asimismo por
cohecho, y Rodríguez, por copiado de infor-
mación propiedad del Estado, en particular
del Cisen.
En total, de acuerdo con la PGR, en esa red
participaban por lo menos 13 personas, varios
de ellos exfuncionarios del Cisen, de la PFP y
de la Secretaría de Hacienda. Entre los acu-
sados se halla igualmente el comercializador
israelí de armas y equipo de espionaje Yosef
Shevah Porat, Sharon.
La versión que ha sugerido la PGR desde
que, el 2 de julio del año pasado –en vísperas
de las elecciones federales intermedias–, el pe-
riódico Reforma publicó parte del expedien-
te, es que Dena Escalera y Rodríguez Rosas
integraron una red de espionaje que podría
implicar al gobierno del Estado de México y
que estaba dirigida contra políticos priistas,
particularmente “contra aquellos que son an-
tagonistas del gobernador Enrique Peña”.
El diario informó que el 6 de noviembre
de 2008 –dos días después de la muerte de
Mouriño– la PGR cateó dos domicilios en el
municipio de Naucalpan, Estado de México,
donde se procesaba la información obtenida
mediante espionaje, al igual que un domicilio
en la colonia Popo, en el Distrito Federal.
La PGR indicó que los acusados usaban
como fachada la empresa Seguridad Privada
Inteligente Proveedora de Soluciones Activas,
que obtuvo su permiso de operación en 2007
de la Secretaría de Seguridad Pública, encabe-
zada por Genaro García Luna.
Manifestó que también se valían de la
empresa Servicios de Inteligencia Industrial y
Comercial FEVI, y dijo que en una de las insta-
laciones encontró equipos de lanzagranadas,
al parecer vendidos por Sharon, quien escapó
del país con un pasaporte falso, según la pro-
pia dependencia.
En julio de 2009, Medina Mora declaró
que la PGR había incautado en dos “casas de
seguridad” de Naucalpan computadoras que
tenían más de 200 mil páginas de información
sobre las personas espiadas.
En posteriores filtraciones, la PGR ha señala-
do que, además de los priistas, fueron espiados
miembros del gobierno de Felipe Calderón;
entre ellos, el propio Mouriño y quien fungía
como secretario de Desarrollo Social, Ernesto
Cordero, actual secretario de Hacienda.
Refirió que en la misma situación estuvie-
ron el subsecretario de Planeación Energética
y Desarrollo Tecnológico de la Secretaría de
Energía, Jordy Herrera, ahora director de Pe-
mex Gas y Petroquímica, y el expresidente del
PAN Manuel Espino.
En el caso del PRI, aparte de Beltrones, la
PGR enlistó al senador Francisco Labastida y
a los gobernadores Mario Marín, de Puebla;
Fidel Herrera, de Veracruz, y Humberto Mo-
reira, de Coahuila.
La PGR sostiene que antes de la denuncia
de Beltrones ya había integrado una averigua-
ción previa en la Unidad Especializada en Inves-
tigación de Delitos Cometidos por Servidores
Públicos y Contra la Administración de Justicia,
con el número 83/UEIDCSPCAJ/2008.
A esa averiguación sumó la 97/UEIDCSP-
CAJ/2008, abierta por la acción judicial del
senador priista, quien interpuso la demanda
“contra quien resulte responsable”.
Según la PGR, ambas averiguaciones
apuntan al Estado de México. ●
10 1738 / 21 de febrero de 2010
Espionaje.indd 10 2/20/10 12:59 AM
frecuentan en su vida pública, situación pa-
trimonial (bienes y cuentas bancarias), tra-
yectoria laboral, vulnerabilidades profe-
sionales y personales, vínculos políticos,
teléfonos celulares y fijos.
Con esta información, los “ejecutivos”
obtenían las llamadas “sábanas” o “edredo-
nes”, que eran los listados de números y lla-
madas entrantes y salientes, útiles para ob-
tener lo “relevante”, es decir, información
que alimentaba un programa de cómpu-
to que permitía establecer gráficamente la
“red de vínculos” de los espiados.
Los “panoramas” se elaboraban me-
diante intervenciones telefónicas que les
permitían a los espías acceder a aspectos de
la vida privada. A estos archivos de audio
les llamaban “canciones”, y la “lista de ar-
tistas” incluía a personajes como Fidel He-
rrera Beltrán, el gobernador priista de Ve-
racruz; Marcelo Ebrard, jefe de Gobierno
del Distrito Federal; Beatriz Paredes, presi-
denta Nacional del PRI; Germán Martínez
Cázares, a la sazón dirigente nacional del
PAN; el legislador panista Santiago Creel,
el priista Manlio Fabio Beltrones y el pe-
rredista Carlos Navarrete, además del ex-
candidato presidencial de la coalición Por
el Bien de Todos, Andrés Manuel López
Obrador; Leonel Godoy, gobernador de
Michoacán, y el perredista Alejandro Enci-
nas, entre otros, de cuyos casos dio cuenta la
prensa en julio y noviembre pasados.
“Huellas” mexiquenses
“Hay que esperar a que (el caso) se enfríe
un poco”. Eso es lo que, según los defen-
sores de uno de los afectados por el asegu-
ramiento del inmueble de la calle Antonio
Cárdenas, les dijo un funcionario de la
PGR cuando se presentaron a reclamar la
devolución de la casa. Habían pasado va-
rios meses desde que exigieron a la depen-
dencia responder por qué había sido asegu-
rado el lugar.
La PGR no quiso obedecer al juez de
distrito que ordenó en su sentencia de am-
paro dar detalles sobre la investigación, di-
ce uno de los litigantes.
La actitud de la dependencia también
extrañó al juzgado donde se consignó el ca-
so, no sólo por las implicaciones políticas de
los delitos por los que se dictó formal prisión
a Dena y a 11 coacusados (una sobrina su-
ya entre ellos, Teresita de Jesús Flores De-
na, copropietaria en una de las empresas),
sino porque quedaron sin concluir varias lí-
neas de investigación que podrían llevar a la
identificación de quienes financiaron cada
bloque de espionaje, valuado cada uno entre
350 mil y 450 mil pesos.
En uno de los cateos a las cuatro casas
que se aseguraron como parte de las inda-
gatorias se encontró un “contrato de pres-
taciones de servicios entre Laura Elena Or-
tiz Chapa y Seguridad Privada Inteligente
Proveedora de Soluciones Activas, S.A.”.
Estaba junto a un engargolado con la leyen-
da “Centro de Información y Seguridad,
CISET, agosto de 2008”, un órgano autó-
nomo del gobierno estatal. En otro inmue-
ble se localizó el “seguimiento” telefónico
hecho a la actriz Angélica Rivera, prometi-
da del gobernador mexiquense, y una serie
de “encuestas” sobre el mandatario.
En el domicilio del exempleado del Ci-
sen Guillermo Lago Montes, localizado en
la calle Luis Cabrera, las autoridades en-
contraron grabaciones de las llamadas te-
lefónicas hechas por la misma actriz junto
con otros audios y documentos relativos a
ella. En otro de los domicilios cateados en
la colonia Popo hallaron reportes sobre los
“avances en la transcripción de audios de
Gaviota”. En varias ocasiones, según el ex-
pediente, la señora había señalado que sa-
bía que sus conversaciones eran espiadas. 
En lo que atañe a Dena Escalera, en
su computadora personal se encontró una
serie de trabajos de su autoría para el go-
bierno del Estado de México. Uno de ellos
se titula Sectores de información para la
Agenda de Riesgos del Estado de México,
con los apartados: “Ejecutivo, Legislativo,
Judicial, Político, Laboral, Empresarial,
Campo, Educativo, Cultos, Popular, Se-
guridad Pública, Subversión, Contrainteli-
gencia, Medios de comunicación”.
En el rubro de Contrainteligencia, rea-
lizó un seguimiento especial a las “activi-
dades de inteligencia” del Cisen, la Secre-
taría de la Defensa Nacional, la PGR, la
Secretaría de Seguridad Pública federal y
“organismos extranjeros”.
Cuando el pasado 21 de enero la PGR
efectuó una diligencia para devolver el in-
mueble de la calle Antonio Cárdenas a sus
propietarios, los agentes federales tuvieron
que llegar con una mudanza para llevarse
el mobiliario y los equipos, y contrataron
una grúa para sacar una camioneta Lincoln
asegurada.
A la basura no le hicieron caso. En al-
gunos botes aparecieron documentos que
detallan cómo Dena y sus “ejecutivos” se
preparaban para darle seguimiento a las
elecciones de 2012. Alguien anotó en una
hoja amarilla, fechada en septiembre de
2008, que tenían previsto un estudio de la
última jornada electoral mexiquense para
ubicar tendencias y solicitar información al
IFAI sobre sus “objetivos”.

1738 / 21 de febrero de 2010 11
REPORTE ESPECI AL / ESTADO DE MÉXI CO
Espionaje.indd 11 2/20/10 12:59 AM
Ricardo Ravelo
L
a mañana del 20 de agosto de 2008,
Noé Sánchez Avendaño comenzó a
recibir varias llamadas telefónicas en
su celular por parte de sus socios Jo-
sué Alexis Aguilar Trujillo, El Kiko, así
como de Silverio Romero Varela, El
Chino. Los tres eran miembros de una ban-
da dedicada al narcomenudeo afincada en 15
municipios del Estado de México y que opera
con la presunta protección de la Secretaría de
Gobierno, la Policía Estatal, la delegación de la
PGR y Los Zetas.
Sánchez Avendaño trabajaba como técni-
co radiólogo en un hospital de Toluca, la capi-
tal mexiquense, pero el dinero fácil pronto lo
deslumbró. Entonces decidió meterse al narco.
Sus conexiones llegaron muy alto, tanto
que, antes de ser asesinado, administraba
15 tienditas, se ligó a Los Zetas y, de acuerdo
con su declaración ministerial, rendida co-
mo testigo protegido de la PGR (expediente
PGR/SIEDO/UEIDCS/280/08), el gobernador
mexiquense, Enrique Peña Nieto, permitió el
posicionamiento del cártel de La Familia en
toda la entidad y ordenó echar a Los Zetas del
territorio mexiquense, lo que derivó en dispu-
tas y muertes, según refirió.
Aquella mañana, Sánchez Avendaño se
acicalaba para salir a realizar sus actividades
de costumbre. El teléfono sonaba y sonaba,
hasta que por fin contestó. Del otro lado del
auricular una voz era insistente:
–Queremos verte, Noé. Tenemos un dine-
ro para ti y una información que darte.
–¿Qué información? –preguntó a sus ami-
gos un tanto abismado.
–No te podemos decir por teléfono. Nos
Funcionarios y policías
en las narcorredes de la entidad
urge verte. Nos vemos a las siete de la noche
en La Marquesa…
–Está bien. Ahí nos vemos.
Semanas antes de su muerte, Noé Sánchez
había acudido a la Subprocuraduría de Investi-
gación Especializada en Delincuencia Organi-
zada (SIEDO) para denunciar el secuestro de su
hermano Mizraím Jonathan, de 28 años, quien
supuestamente fue plagiado por miembros de
la organización delictiva La Familia michoaca-
na, quienes comenzaban a “limpiar” la plaza
de Zetas y a coludirse con las autoridades mexi-
quenses para sentar sus reales en la entidad, lo
que más tarde lograron.
Con base en la denuncia interpuesta por
Noé Sánchez, la SIEDO integró la averigua-
ción previa PGR/SIEDO/UEIDCS/208/09, en
la que el denunciante reconoció que tanto él
como su hermano se dedicaban al narcome-
nudeo, por lo que la PGR determinó retenerlo.
Luego se acogió al programa de testigos pro-
tegidos bajo el argumento de que “ya estaba
harto de estar metido en ese negocio”.
Así fue como la PGR tuvo conocimiento
de que el entonces delegado de la institución,
José Manzur Ocaña –oficialmente declarado
prófugo de la justicia –protegía una red dedi-
cada a la venta de droga que operaba en 15
demarcaciones del estado de México con el
apoyo de las policías estatal y federal.
A través de la averiguación previa PGR/SIE-
DO/UEIDCS/280/08, la PGR también conoció
los pormenores de los vínculos que comenza-
ban a tejer miembros de la organización delic-
tiva La familia michoacana tanto con Manzur
como con agentes estatales y miembros de
la escolta del actual secretario de Gobierno,
Humberto Benítez Treviño, cuyo entorno se
ha visto envuelto en sospechas por las presun-
tas complicidades de su personal de confianza
con el narcotráfico (Proceso 1664).
Las declaraciones del testigo protegido
Noé Sánchez ante la SIEDO pronto comen-
zaron a cobrar forma en la realidad: el 11 de
junio de 2008, por ejemplo, fue asesinado
Braulio Hernández, quien se desempeñaba
como escolta de Cuitláhuac Ortiz –exdirector
de la Policía Ministerial y exescolta de Benítez
Treviño –quien también fue ejecutado por su
presunta relación con el tráfico de drogas.
Según las investigaciones de este caso, a
Cuitláhuac Ortiz lo ejecutó el policía Manuel
Magaña García, El Gris, quien dependía del
comandante Javier García Carrasco, éste se-
ñalado como uno de los múltiples filtros de
información al servicio de La Familia.
Junto al cadáver de Braulio Hernández
apareció un mensaje de La familia en el que se
atribuían la ejecución de Hernández y lanza-
ban una amenaza al gobierno de Peña Nieto
que rezaba: Con la familia no se juega, vayan
preparando el traje con el que se van a morir”.
En la averiguación previa PGR/SIEDO/UEI-
DCS/280/08, integrada a raíz del plagio de
Mizraím Jonathan, hermano de Noé, se co-
noció el rompecabezas del narcotráfico que
actualmente opera en el Estado de México.
Noé Sánchez Avendaño dijo, por ejemplo,
que él se dedicaba al cobro del dinero que se
obtenía por la venta de droga y que lo entre-
gaba a un agente federal de nombre Arturo
Clímaco, presunto enlace entre Manzur Oca-
ña y esta red de narcotráfico.
Expuso, además, que cuando él trabajaba
(para el narco) recibía protección de policías
estatales y federales; de la delegación de la
PGR y de Los Zetas, quienes hasta 2008 domi-
naban el estado.
Actualmente, la tarea que realizaba Noé
Sánchez la efectúa su exsocio y presunto ho-
micida, Josué Alexis Aguilar Trujillo, El kiko,
quien opera para el cártel de La Familia. Este
personaje fue uno de los que citó a Sánchez
en La Marquesa aquel 20 de agosto de 2008.
La SIEDO también tiene informes –cuyas
copias pudo obtener Proceso –de los prin-
cipales vendedores de droga que operan en
la ciudad de Toluca con protección oficial, así
como de los expendios donde se comercia
con psicotrópicos: cocaína, crack, cristal, he-
roína y mariguana.
Dichos informes señalan, por ejemplo,
que uno de los “puchadores” (vendedores de
coca) se llama Eric Tapia Aldana y se le conoce
en el mundo del hampa como El Kualis. Según
su ficha, tiene su domicilio en Islas del Padre
715, esquina con Lago Caimanero.
Otro es Leonardo Muciño Camacho, Ma-
rioni, quien opera junto con otro sujeto que
en el informe es referido como El Cone. Según
el reporte que recibió la SIEDO, estos presun-
tos narcotraficantes tienen antecedentes por
homicidio y están libres, pues a menudo se les
ve a bordo de un carro Tsuru con placas GZM
3524 del estado de Guerrero.
También utilizan un Mustang negro (ame-
ricano) y un Sable gris con placas LZH 6059
y LXU 9318, respectivamente, del estado de
México. Todos ellos trabajan, de acuerdo con
el reporte recibido en SIEDO, para El Kiko, quien
“es el proveedor de droga de todas las narco-
tienditas” y tiene como socios a dos de sus her-
manos, quienes en el documento son mencio-
nados como El Chagui y Jovany, sus alias.
“El Kiko”, en “La Fam
ilia”
12 1738 / 21 de febrero de 2010
Espionaje.indd 12 2/20/10 12:59 AM
Sobre las llamadas narcotienditas, una de
ellas opera tanto de día como de noche en
el barrio de la Veracruz, el cual se ubica en la
vialidad Adolfo López Mateos 405; otra está
en la carretera Toluca-Tenango, “en la esquina
con la desviación a Colimada. Otra funciona
en la vialidad Alfredo del Mazo sin número, a
un lado del bar “JS”, en Toluca.
Para Noé Sánchez Flores, padre del testigo
Noé, fue sorprendente la prosperidad de su
hijo. “Vestía muy bien y siempre traía carros
diferentes, pero nunca me imaginé que estu-
viera relacionado con el narcotráfico”, dijo.
–¿A qué se dedicaban sus hijos Noé y Miz-
raím? –se le pregunta en entrevista con este
semanario.
–El mayor, Noé, era técnico radiólogo del
hospital San Juan, en Toluca, y el otro se de-
dicaba al comercio, vendía ropa en tianguis.
Añade: “A mi esposa y a mí siempre nos llamó
la atención su rápida prosperidad, pero nos decía
que trabajaba para un licenciado cuyo nombre
no conocimos sino hasta tiempo después.
–¿Quién era el licenciado? –se le inquiere.
–Era José Manzur, el delegado de la PGR
en el Estado de México.
Tiempo después, el cártel de La Familia
entró en pugna con Los Zetas –primeros en
afincarse en la plaza –hasta que aparentemen-
te fueron desplazados.
En su calidad de testigo protegido, el pro-
pio Noé Sánchez Avendaño reconoció dedi-
carse al tráfico de drogas y a la administración
de varias tienditas localizadas, según dijo en
su declaración, en los municipios de Toluca,
San Mateo Atenco, Metepec, Lerma, San
Mateo Oxtotitlán, Tuhuitlán, Amecameca,
Cuautitlán, Ixcali, entre otras demarcaciones.
También declaró ante la SIEDO que las
propias autoridades estatales permitieron la
entrada de La Familia michoacana a la enti-
dad, quienes se enconaron con Los Zetas y
finalmente terminaron dominando la plaza a
base de violencia, secuestros y muertes.
Precisamente a esas pugnas el propio Noé
Sánchez atribuyó el secuestro de su herma-
no Mizraím Jonathan Sánchez, quien fue “le-
vantado” por agentes estatales al servicio del
cártel de La Familia el 25 de junio de 2008,
cuando comía en una tortería.
Después del secuestro de Mizraím fueron
detenidos varios agentes federales y estatales
implicados en el plagio. Uno de ellos, Gabriel
García Carrasco, El Chícharo, declaró ante la
SIEDO que tanto él como otros policías se-
cuestraron al hermano de Noé Sánchez y “lo
entregamos vivo a La Familia michoacana”.
En una carta fechada el 8 de septiembre de
2008, que fue enviada a la SIEDO, Rubén Sán-
chez Flores y María de la Luz Avendaño –padres
de Noé y de Jonathan Sánchez –afirman que se
enteraron del secuestro de su hijo Jonathan el
25 de junio de 2008, y responsabilizan del pla-
gio a los miembros del cártel de La Familia y a
la policía del Estado de México, pues aseguran
que está coludida con el narcotráfico.
Y añaden: No omitimos señalar que desde
esa fecha comenzaron a amenazarnos vía telefó-
nica y a exigirnos diferentes cantidades de dinero
para la devolución de mi hijo Mizraím, hasta un
millón de dólares, por lo que negociamos el pago
de seiscientos mil pesos a los señores Pedro Gue-
vara y Felipe “N”, quienes al parecer son elemen-
tos activos de la Agencia Federal de Investigación
o de la Policía Ministerial (del Estado de México).
El pago, dice la misiva, se hizo a las per-
sonas referidas a través de Noé Sánchez, sin
embargo, no fue devuelto nuestro hijo Mizraím
y tanto a nosotros como a mi hijo (Noé) nos
decían que ya lo habían matado, confundiéndo-
nos y haciéndonos vivir con miedo y temor, pues
nos repetían que seguíamos nosotros si no pa-
gábamos otros cuatrocientos veinte mil pesos…
Y nos hablaban de nuestras nueras y nuestros
nietos, contando con mucha información sobre
nosotros, por lo que decidimos llevar a cabo otra
negociación para que liberaran a nuestro hijo.
De esa nueva negociación dan cuenta más
de 30 grabaciones entre los padres de Mizraím,
el hijo mayor –Noé –y los plagiarios, entre quie-
nes aparece la voz de un personaje llamado René
Calderón López, Enero, miembro de La Familia, a
quien las autoridades del Estado de México su-
puestamente detuvieron el 2 de febrero último,
pero los padres de Noé Sánchez afirman que “la
persona que fue presentada como Enero no es la
que secuestró a su hijo Jonathan”.
Después de concluir las negociaciones, los
padres de Jonathan dicen en su carta que acor-
daron con los secuestradores realizar un pago
de 420 mil pesos adicionales, los cuales fueron
llevados por Noé en un sobre. Como ya habían
hablado con la policía, al momento de la en-
trega fueron detenidos varios miembros de la
banda, por lo que se agudizó aún más el suplicio
que vivía la familia.
Narran en su carta: Por tales razones nos
vimos obligados a salirnos y a abandonar nues-
tras pertenencias y nuestros inmuebles que tene-
mos en la ciudad de Toluca, llegando a hoteles y
finalizando en una casa amueblada conseguida
en renta para poder vivir y economizar gastos,
ubicada en Cuernavaca, Morelos, lo cual fue
mermando nuestros pocos ingresos, pues desde
entonces nos hemos ocupado de los dependien-
tes de mis hijos en virtud de que toda la familia
ha sido amenazada de muerte.
Cita con la muerte
La tarde cayó aquel 28 de agosto de 2008.
Noé Sánchez Avendaño se preparaba para su
cita con sus socios Josué Alexis Aguilar Truji-
llo, El Kiko, y Silverio Romero Varela. Antes de la
cita, Sánchez Avendaño acudió a la SIEDO para
que autorizaran a César Noé Nava y Luis Enrique
Ramírez –dos agentes de la AFI que eran sus
escoltas –el traslado hacia La Marquesa, lo que
ocurrió cerca del mediodía.
Al llegar al restaurante, Noé Sánchez fue
recibido a balazos. Tanto él como sus dos
escoltas fueron masacrados presuntamente
por Aguilar Trujillo y Romero Varela, pues de
acuerdo con sus familiares “las autoridades
del Estado de México no le perdonaron que
haya delatado toda la red de narcotráfico que
protege el gobernador Peña Nieto”.
Para investigar estos hechos, la SIEDO
integró la averiguación PGR/SIEDO/UEI-
DCS/280/08. A poco más de un año de estos
hechos, los crímenes tanto de los afis como
del testigo protegido Noé Sánchez siguen im-
punes, lo mismo que la red de narcomenudeo
que, según denunció Sánchez, es protegida
por el gobierno estatal.
Antes de ser asesinado, y en su calidad de
testigo protegido, Noé Sánchez escribió una
carta que pretendía enviar a la empresa Te-
levisa. El texto, cuya copia está en poder de
Proceso, dice:
Noticieros Televisa: Siendo originarios del
Estado de México nos dirigimos respetuosamen-
te a ustedes para denunciar la problemática del
narcotráfico en la entidad antes mencionada…
Somos un grupo de personas las cuales nuestros
hijos han caído en las promesas (de) gente den-
tro del gabinete del señor gobernador Enrique
Peña Nieto (que) tienen nexos con el narcome-
nudeo y además reclutan (a) jóvenes que por la
ansiedad de ganar dinero fácil caen en esa red
que ellos controlan y dirigen…
…Quienes no se someten o aceptan pagar
renta o protección policiaca, llámese ministerial,
municipal o federal (AFI, PFP, PGR) ahora han co-
ludido sus actividades delictivas uniéndose a otra
organización criminal llamada La Familia michoa-
cana, quienes se encargan de torturar, secuestrar,
matar y amenazar a los demás jóvenes reclutados
que desobedecen a este grupo delictivo.
Hacemos mención de algunos nombres de
ellos: José Manzur Ocaña (exdelegado de la PGR
en el Estado de México), Humberto Benítez Tre-
viño, Pedro Guevara, Faustino Piña, comandante
Huerta, comandante Ingaes… Todos ellos son algu-
nos de los que controlan y brindan protección a los
narcomenudistas y distribuidores en las localidades
de Metepec, Zinancatepec, San Mateo Atenco, Ca-
limaya, Lerma, Ixtapan de la Sal y Tenango. ●
Manzur Ocaña. Señalado
M
a
r
i
o

V
á
z
q
u
e
z

d
e

l
a

T
o
r
r
e

1738 / 21 de febrero de 2010 13
REPORTE ESPECI AL / ESTADO DE MÉXI CO
Espionaje.indd 13 2/20/10 1:00 AM
C
IUDAD JUÁREZ, CHIH.- La ca-
lle con no más de 20 casas del
Infonavit tiene una inusual cus-
todia: una patrulla de la Policía
Municipal con cuatro oficiales
armados que vigilan tres casas
abandonadas con orificios en las paredes;
otra unidad, en la esquina, con policías es-
tatales a bordo, y un contingente de agen-
tes federales que hacen rondines nocturnos.
En los últimos días, la calle la ocupan
también los niños y las niñas de esta colo-
nia, la Salvárcar, que abandonan su encie-
rro voluntario después de que vieron a sus
hermanos mayores y a sus vecinos masa-
crados en una casa, que comienzan a salir
y se reúnen bajo un toldo azul para jugar
lotería y pintar arcoiris y corazones, mien-
tras los supervisan psicólogos de la Secre-
taría de Seguridad Pública federal (SSP) y
de la procuraduría estatal.
Doña Lola Torres ve la escena y co-
menta: Ora sí, después del “circo” que el
sábado 30 de enero armaron los sicarios,
que mataron a los 15 muchachos del barrio
que se divertían en una fiesta, y ya cuando
todos llevan el duelo en el alma, la Salvár-
car dejó de ser invisible para el gobierno.
“A la calle Villas del Portal, rebautiza-
da como ‘La Calle de la Muerte’, le van a
‘traer luz’ y están por construirle una ca-
seta de vigilancia. Están haciendo muchas
promesas… a ver si cumplen. Si se hubie-
ran coordinado desde antes y no nos tuvie-
Tras la matanza de 15 jóvenes en la colonia Salvárcar,
en Ciudad Juárez, Chihuahua, los gobiernos federal,
estatal y municipal finalmente reaccionaron. Sin em-
bargo, los juarenses, en particular los familiares de los
caídos, se quejan porque entrevén en ese despliegue
de recursos una maniobra electorera. E insisten: “No
queremos saber nada de partidos políticos”.
Marcela Turati
ran tan abandonados, no tendríamos esta
tristeza”, dice la mujer de 80 años.
Y tras una pausa, agrega: “Lo que da
coraje es que los partidos políticos se echen
la culpa y nos digan: ‘¿Ya ven lo que pasó?
Es por votar por el PRI’; ‘¿Ya ven?, los que
culparon a los muchachos de delincuentes
son los del PAN’. Ésos, mejor que ni se me-
tan aquí, que hagan pico de cera. Porque a
los políticos la gente les tiene rencor”.
Detrás de ella, en la pared de la tienda de
abarrotes donde está recargada, se leen unos
avisos: “Sábado: grupos de autoayuda para
jóvenes y padres de familia” y “atención psi-
cológica, asesoría legal y primeros auxilios,
gratis”. En las calles aledañas hay graffitis
contra el gobierno. Y en los postes de toda
la ciudad cuelgan pendones con los rostros
de los candidatos y precandidatos del PRI,
el PAN y el PT a la gubernatura del estado.
Dicen los malpensados que la matanza
en Salvárcar no corrió la misma suerte que
las ocurridas anteriormente en otras ciu-
dades del estado. Desde 2008, dice, Juá-
rez es considerada la ciudad más peligrosa
del mundo, y convocó ya al presidente pa-
nista Felipe Calderón, así como al gober-
nador José Reyes Baeza y al alcalde José
Reyes Ferriz, priistas ambos, porque este
año es electoral.
“La gente dice que el gobernador tenía
en la mano unas encuestas y por eso vino,
y también comenta que Felipe Calderón sa-
bía que a Chihuahua la tenía perdida y que
por eso vino. A mí, de escuchar eso me da
miedo, porque si esto es electorero y luego
se van y nos vuelven a dejar solos, será ho-
rrible”, comenta un médico especialista en
trasplantes que pide omitir su nombre por la
ola de secuestros que vive su gremio. Sabe
de la narcomanta en la que se anunció que un
doctor por semana sería secuestrado.
El diputado del PRD Victor Quintana
opina que la matanza de 15 estudiantes el
30 de enero fue “la gota que derramó el va-
so”. No cabe duda, dice, que los asesina-
dos eran jóvenes intachables; explica que,
por ser una ciudad grande, Juárez tiene me-
dios comunicación y rentabilidad política.
Ese hecho sangriento, agrega, aglutinó a los
colectivos y organizaciones sociales que ya
se habían organizado en asesinatos anterio-
res y que estaban prácticamente listos para
salir a protestar.
Lo cierto es que, a raíz de la matanza
de Salvárcar, Ciudad Juárez volvió a ser
visible. Desde 2008, los vecinos se que-
jaban de la violencia y exigían un replan-
teamiento de la estrategia federal de segu-
ridad, en la que participan 10 mil policías
federales y militares, pero sus reclamos no
eran atendidos. Ahora sí.
Incluso ya vinieron a esta ciudad del te-
rror donde llueven balas a escuchar la rea-
lidad de voz de los juarenses el presidente
de la República y su gabinete para ofrecer
millonarios planes sociales y económicos;
también el gobernador Reyes Baeza y su
Entre
el miedo
y la desconfianza
14 1738 / 21 de febrero de 2010
Juarez.indd 14 2/20/10 1:02 AM
gabinete, así como diputados y políticos lo-
cales, jueces y magistrados interesados en
saber qué pasa.
◆ ◆ ◆
“Indudablemente la emergencia social en
Ciudad Juárez se está intentando partidi-
zar. Felipe Calderón, cuando se entera de
la matanza, anuncia inversiones millona-
rias antes de venir, y comienza a trabajar
los planes con el gobierno municipal, sal-
tándose al estatal, lo que provocó la ira del
gobernador del estado”, sostiene el dipu-
tado perredista.
Y expone: “(Calderón) anunció 3 mil
millones de pesos para Juárez, que iban a
desequilibrar la balanza en tiempos elec-
torales, y por eso el gobernador respondió
con la iniciativa de trasladar los poderes (de
Chihuahua, la capital, a Juárez) para recu-
perar la maniobra. Si gobernaba desde Juá-
rez (Reyes Baeza), iba a verse más. Por eso
voté contra el traslado de poderes, porque
veía su intención político-electoral”.
Sin embargo, desde antes de la ma-
tanza de los jóvenes que se divertían en la
fiesta de un vecino, el tema de la inseguri-
dad que se vive en Juárez ya había suscita-
do reclamos entre los partidos.
El 15 de enero, después de que el em-
bajador de Estados Unidos, Carlos Pascual,
se reunió con las organizaciones sociales
para revisar propuestas de intervención so-
cial para la ciudad, el vocero del gobierno
estatal en Juárez, Manuel del Castillo, di-
jo a los reporteros que el gobernador esta-
ba preocupado.
¿La razón? En esa reunión sólo estu-
vieron presentes organizaciones de un so-
lo signo partidista; además, según el fun-
cionario, los recursos que llegarían a la
entidad para paliar la emergencia podrían
desviarse a las campañas electorales. No
pasó mucho tiempo para que los diarios
y los noticiarios locales comenzaran a re-
producir esa advertencia.
Tras la ejecución de los 15 adolescentes,
Reyes Baeza anunció el traslado de poderes
a Juárez, y criticó al presidente Calderón por
su omisión. El secretario de Gobernación,
Fernando Gómez Mont, le respondió que
no aceptaba, incluso le dijo que Chihuahua
estaba copado por la delincuencia. Sin em-
bargo, en su encuentro del lunes 1, Gómez
Mont y Reyes Baeza convinieron en no poli-
tizar la ayuda. Pero la pelea sigue.
Y aun cuando los diputados del PAN y
del PRD objetaron el traslado del Legisla-
tivo, accedieron enviar una comisión. To-
davía ahora siguen recriminándose. La
presidenta del Congreso estatal, María
Ávila Serna, incluso criticó a los legisla-
dores que impidieron el traslado de la sede
a Juárez: “Ellos saben por qué lo hicieron,
pero en su conciencia lo llevarán y serán
los juarenses quienes en su momento se
los reclamen”, dijo.
En tanto, los diputados del PAN, en
voz de su coordinador, Fernando Álvarez,
anunciaron que turnarán sus tiempos de
trabajo semanalmente para viajar a Juárez
para estar más cerca y solidarizarse con
ellos. La semana pasada, el dirigente esta-
tal del PAN, Cruz Pérez Cuéllar, se incon-
formó porque los diputados del PAN no
fueron convocados a las mesas de trabajo
ciudadano del plan Todos Somos Juárez.
El miércoles 17, al diputado Quinta-
na se le negó el acceso a la reunión con el
presidente Calderón en la cual se presenta-
ron las conclusiones de las mesas de traba-
jo. Y él, a su vez, criticó la presencia de la
esposa del mandatario, Margarita Zavala,
responsable del DIF, en las mesas sociales
sobre infancia.
El diputado del PAN Hiram Apolo Con-
treras acusó al PRI de congelar tres inicia-
tivas contra el narcotráfico: “Si al goberna-
dor le interesa tanto esta ciudad, le digo que
ya liberen las iniciativas que están deteni-
das en el Congreso del estado, entre ellas la
Ley de Coordinación Fiscal. Si tanto le in-
teresa Juárez, que le invierta una cantidad
similar a la que le va a invertir el gobierno
federal (cerca de 5 mil millones de pesos)”.
El colmo de la partidización de la in-
seguridad ocurrió el martes 16. Ese día
un grupo de universitarios denunció en el
Congreso el asesinato, en la Facultad de
Derecho, de su compañero Carlos Arman-
do Flores. Un diputado del PRI subió a la
tribuna y culpó a la policía de la ciudad de
Chihuahua, gobernada por el panista Ál-
varo Madero Muñoz, de haber “facilitado”
el crimen por su tardanza en acudir al lu-
gar donde cayó el estudiante.
En esa sesión parlamentaria, un dipu-
tado panista contraatacó y responsabilizó
de la violencia a la procuradora de Justicia
del estado, Patricia González. Y mientras el
alegato entre diputados arreciaba, los jóve-
nes sostenían sus mantas y cartulinas en las
que se podían leer frases alusivas a sus re-
clamos de justicia y paz, informó al día si-
guiente El Diario de Ciudad de Juárez.
El gobernador no cesa de pedir que se
evite la politización y los “manoseos” al
programa de rescate de Juárez. Al arrancar
las mesas de trabajo Todos Somos Juárez,
Reyes Baeza dijo: “El llamado que hago es
a dejar de lado visiones grupales, sectarias,
partidistas, dejar de lado cualquier mez-
quindad política para dedicarnos todos jun-
tos a trabajar por Juárez, más allá de la co-
yuntura electoral que vivimos”.
Y expuso ante el presidente Calderón:
“No es tiempo de estarnos imputando cul-
pas ni buscar al original responsable de es-
te problema”, incluso dijo que en las me-
jores familias, como entre los gobiernos,
hay desacuerdos.
El presidente le respondió: “Es muy
importante que hagamos un esfuerzo y
que nos comprometamos a trabajar juntos
y que sepamos diferenciar y hacer a un la-

1738 / 21 de febrero de 2010

15
NARCOTRÁFI CO
Juarez.indd 15 2/20/10 1:02 AM
do las diferencias político-partidistas, así
sean legítimas, que tenemos. Juárez no
puede esperar más una visión desarticula-
da y diferenciada”.
◆ ◆ ◆
Ciudad Juárez es una veta de votos impor-
tante para el PRI y el PAN que, por tradi-
ción, siempre se la han disputado. Es una
referencia histórica para el PAN.
Antes de que la violencia se exacerba-
ra, el municipio juarense era considerado
la quinta economía del país. Hoy, esta lo-
calidad es la más importante del estado y
la frontera binacional más importante del
mundo; aquí reside 40% de los votantes
chihuahuenses y se ubica el distrito fe-
deral electoral más panista de la entidad;
hasta hace unos años era el municipio que
más votos proveía al PAN a nivel federal.
“Hay que recordar que Ciudad Juá-
rez tiene una historia de lucha democráti-
ca desde los años cincuenta. En 1956, don
Luis H. Álvarez peleó la gubernatura con-
tra Teófilo Borunda, y el PAN se quejó de
fraude electoral por el robo de la alcaldía a
Alfonso Arronte Domínguez. Fue la prime-
ra vez que hubo una controversia electoral;
en 1983, Juárez y Chihuahua fueron las pri-
meras alcaldías en las que triunfó el PAN,
relata el presidente de la Comisión Electo-
ral Municipal panista, Rubén Trejo Ortega.
Entrevistado en una librería-cafetería,
el dirigente cuenta también que en 1986 el
PAN lanzó a Francisco Barrio Terrazas co-
mo candidato a la gubernatura. El día de las
elecciones, dice, los priistas llenaron las ur-
nas antes de que la gente empezara a votar.
“(Ese fraude) generó un movimiento
de resistencia civil que fue simbólico en
Juárez por la toma de los puentes interna-
cionales. Y es evidente que ese movimien-
to contra un régimen cerrado y antidemo-
crático, que tuvo trascendencia nacional e
internacional, sentó las bases para reco-
nocer la primera gubernatura del PAN en
1989, en Baja California; fue la primera
que ganó la oposición”.
El jueves 18, día en que la reportera en-
trevistó a Trejo Ortega, los reporteros in-
formaron sobre el encuentro Todos Somos
Juárez, en el que el presidente Calderón, el
gobernador Reyes Baeza y el alcalde Re-
yes Ferriz escucharon las propuestas pre-
sentadas por los ciudadanos y los funcio-
narios. El Diario de Juárez cabeceó así su
nota principal: Deja Calderón más prome-
sas… y dudas.
El tema de las promesas de Calderón
incomoda a panistas, como el expresidente
del Comité Municipal, Ramón Aguilar Ar-
mendáriz, quien considera el plan de res-
cate a Juárez como una trampa para el pre-
sidente Calderón: “Antes, hubo matanzas
en Creel, en la comunidad de LeBarón y
en otras más. Y aun cuando mostraban la
situación de inseguridad, Reyes Baeza fue
muy hábil para evitar que su gobierno paga-
ra un costo político elevado”.
C
IUDAD JUÁREZ, CHIH.- Después de su
intervención en el encuentro Todos So-
mos Juárez, Hugo Almada, el acadé-
mico local encargado de expresar ante
Felipe Calderón y su gabinete el rechazo social
a su estrategia policiaco-militar de combate al
narco y las propuestas ciudadanas en esa ma-
teria, se sintió entre esperanzado y temeroso.
Esperanzado, porque percibió que, en
ese evento del miércoles 17, por primera vez
el presidente tomó nota de la opinión de los
juarenses sobre su operativo que ha tenido
un “alto costo ciudadano”; temeroso, por-
que entendió que el secretario de Seguri-
dad Pública, Genaro García Luna, persiste en
mantener el “despliegue territorial” de uni-
formados armados que ha sido rechazado
por la ciudadanía.
El temor de Almada era compartido por los
comerciantes, médicos, empresarios, ciudada-
nos y sus colegas de la Mesa de Seguridad con-
vocados por Calderón después de la matan-
za, el 30 de enero pasado, de 15 jóvenes en la
colonia Salvárcar, para adicionar propuestas al
plan de reconstrucción de la ciudad.
El lunes 15, dos días antes del acto don-
de Almada y sus compañeros expusieron sus
conclusiones al presidente, se reunieron con
García Luna, quien les presentó como pro-
puesta de acción la misma fórmula del Ope-
rativo Conjunto Chihuahua, que se viene
aplicando desde 2008 en Juárez y que en vez
de contener la violencia la ha disparado.
Ese día, García Luna anunció que a la ciu-
dad, ya de por sí militarizada, llegarían 2 mil
¡Juárez no resiste más!
Marcela Turati
estaba asustada porque en la ciudad es se-
cuestrado un médico por semana…
García Luna la citó en el lobby después
del encuentro y le dijo:
–Páseme los nombres de los afectados
para poder investigar.
–No puedo… Hay mucho miedo, tengo
que preguntarles a las familias...
–¿Cómo podemos investigar si no hacen
las denuncia?
–Primero presente una banda de secues-
tradores, dé una señal –contestó la doctora,
quien desconfía de la efectividad del grupo
antisecuestros y, como los demás juarenses,
ya dejó de utilizar las líneas 066 y 089 para
pedir ayuda.
Regaños al por mayor
García Luna no fue el primer funcionario fe-
deral regañado en Juárez. Una semana antes,
la actriz y activista Perla de la Rosa encaró al
secretario de Gobernación, Fernando Gómez
Mont, cuando llegó a la ciudad en represen-
tación del presidente, dos días después de
la matanza de los 15 estudiantes. De la Rosa
expuso: “Usted no viene aquí a regañarnos,
viene en calidad de regañado”.
Luego vendría el regaño de la señora Luz
María Dávila, mamá de dos de los jóvenes
ejecutados, al presidente de la República, a
quien el jueves 11 le dijo que no era bienve-
nido en Juárez. Su reclamo fue transmitido en
vivo por televisión. En esa misma conferen-
cia los juarenses increparon al procurador ge-
neral de la República, Arturo Chávez Chávez,
por haber dejado cinco meses vacante la dele-
gación estatal de su dependencia.
Una vez que escuchó el malestar de una
sociedad que lo percibe como el presidente
que empeoró la crisis de seguridad –desde el
arribo de 10 mil policías y soldados para com-
600 nuevos policías, de los cuales 400 se de-
dicarán a investigar el secuestro y la extorsión.
También dijo que la estrategia será revisar los
giros negros y detener autos sin placas, que
en esta frontera suman entre 50 y 70 mil, para
verificar si a bordo viajan sicarios.
Sin embargo, los asistentes al encuen-
tro le informaron que un decreto de la fede-
ración impide legalizar ese tipo de autos, lo
que contribuye a la aumentar la inseguridad.
Almada, exasperado, le dijo a García Lu-
na: “Después de todos los interrogatorios
que ha realizado el Ejército de muy diversas
maneras, ¿ustedes no tienen información su-
ficiente para operar, señor secretario? Tene-
mos que plantearle con claridad y con toda
la fuerza necesaria que el operativo fracasó y
no tiene posibilidades de éxito. ¡Ciudad Juá-
rez no resiste más!”.
Asimismo, un líder de licoreros también
advirtió al visitante sobre la corrupción de
sus policías y le entregó los números de las
placas de las patrullas de la Policía Federal
que extorsionan a los comerciantes.
Y dos días después de la reunión con
García Luna, ante Calderón, la doctora Leti-
cia Chavarría, del Comité Médico Ciudada-
no, de plano prefirió denunciar ante el presi-
dente el secuestro de varios colegas suyos. La
doctora interrumpió la presentación del plan
Todos Somos Juárez:
“Todos los planes son excelentes, pero si
no resolvemos lo urgente, las extorsiones, los
secuestros, no vamos a lograr nada porque
seguimos en el terror”. Le dijo también que
16 1738 / 21 de febrero de 2010
Juarez.indd 16 2/20/10 1:02 AM
batir a los cárteles de la droga, la ciudad pasó
de 300 asesinatos al año a 2 mil 700–, Calde-
rón instruyó a sus secretarios para que se reu-
nieran con los ciudadanos, organizados por
mesas de trabajo, y escucharan sus propuestas.
Pero, en la Mesa de Seguridad, García
Luna dejó mala impresión: “No han agarra-
do a ningún lavador de dinero”, le dijo el
doctor Arturo Valenzuela, en representación
de su gremio; “los policías de inteligencia ni
se ven ni se sienten; aunque los familiares de
los muertos señalen a los culpables, las auto-
ridades no hacen caso; nos entregó una pro-
puesta de más de lo mismo”, soltó Miguel
Galindo, presidente de la Central de Abastos.
Días después, ya en la reunión del miér-
coles 17 con Calderón, Almada planteó que
la causa central del problema es la corrup-
ción de las policías, que urgen 200 policías
de investigación porque la procuraduría es-
tatal está colapsada, que se requiere un man-
do civil único al frente del operativo que
tenga respeto por los derechos humanos, el
restablecimiento del estado de derecho y ac-
ciones contra los lavadores de dinero y diri-
gentes de los cárteles.
“Veo un riesgo en la posición de la SSP,
porque el secretario claramente trató de eva-
dir la reflexión y ver propuestas puntuales.
La sensación es que viene más de lo mismo,
aunque en el evento de hoy observamos una
comprensión diferente del presidente, un
acuse de recibo, lo que es esperanzador”, ex-
presó Almada al salir del encuentro.
En la reunión se hicieron notorias las peleas
al interior del gabinete. Además, llamó la aten-
ción que la comisionada de la Secretaría de
Gobernación, Laura Carrera, se sentara al fon-
do del salón, y que sus interlocutores, los de la
Mesa de Derechos Humanos, quienes manifes-
taban las posturas más críticas por los excesos
cometidos por el Ejército y la policía, fueran ex-
cluidos del encuentro. Durante 2009, Carrera
fue el enlace entre la federación y los juarenses,
y armó con el alcalde José Reyes Ferriz el llama-
do Plan de Intervención por Juárez.
Uno de los funcionarios asistentes dijo a
Proceso que el Gabinete Social de Presiden-
cia pasó a la Sedesol la coordinación del plan
diseñado por Gobernación para Juárez, y
que en la rebatinga entre las dos dependen-
cias fue cancelado.
Lo que ofreció el presidente fueron peda-
zos del Programa de Intervención prometido
que, entre otros aspectos, contenía el mode-
lo aplicado en la ciudad colombiana de Me-
dellín para construir centros comunitarios de
justicia y seguridad en las zonas más pobres.
El tema de la impartición de justicia –empe-
zando por el de los 15 jóvenes, la exigencia
primera de varios colectivos ciudadanos pa-
ra sentarse a dialogar en las mesas– quedó
fuera.
El procurador Arturo Chávez Chávez fue
emplazado por el presidente para que desig-
nara al delegado de la PGR en Chihuahua. El
funcionario tuvo que admitir ante los perio-
distas que desconocía la oferta que al inicio
del operativo se había hecho para equipar la
ciudad con 200 ministerios públicos. Las otras
mesas también tuvieron sus complicaciones.
Varios de sus participantes, entre ellos el
activista José Luis Flores, se quejaron de que
el esquema de trabajo fue dividido por pro-
gramas sociales o dependencias y que con
esa mecánica corre el riesgo de que la oferta
gubernamental sea de pura pedacería y no
aborde integralmente los problemas.
La promesa gubernamental de dotar de
cobertura universal en salud a todos los jua-
renses y afiliar a 300 mil personas al Seguro
Popular generó dudas entre la comunidad
médica que consideró logísticamente im-
posible atender a tantos nuevos derechoha-
bientes si no se construyen nuevos hospitales.
Además de que, por la ola delictiva, en esta
urbe escasean los médicos.
“Lo que se trajo sí ayuda a la ciudad, pe-
ro se hizo sin conocimiento de la realidad.
¿Dónde vamos a atender a 270 mil personas
más en el Seguro Popular, si el Hospital Ge-
neral tiene 160 camas y ya está saturado, si el
Hospital de la Mujer tiene 30, si desde hace
18 años se construye un hospital Infantil que
no se ha terminado?”, manifestó el doctor
Felipe Fornelli Lafon, coordinador de directo-
res del municipio.
Por lo pronto, Calderón se comprome-
tió a mostrar los primeros resultados en 10 y
100 días. ●
Dice que la matanza de los 15 jóve-
nes en Salvárcar trascendió las fronteras,
lo que obligó al gobernador a actuar. “De
manera absurda, trató de instalar poderes
en esta ciudad, y como ahora se ve arrin-
conado dice que no hay que politizar. ¡Es
absurdo!, porque no asume su responsabi-
lidad como jefe del gobierno del estado.
“Ha sido muy hábil para contener su
costo político y para desacreditar lo que
venga del gobierno federal y pasarle el cos-
to político. Esto de Todos Somos Juárez me
parece una escenografía montada por el go-
bernador para sentar al gobierno federal y, si
en 100 días no da resultado, pasarle los cos-
tos al gobierno federal y al PAN. (La de Re-
yes Baeza) es una estrategia para golpear al
presidente, porque él es quien va a pagar los
platos rotos si en 100 días no da resultados”.
Proceso intentó buscar al secretario del
ayuntamiento, el priista Guillermo Dowell
para conocer su opinión. El funcionario no
respondió a la llamada.
O
c
t
a
v
i
o

G
ó
m
e
z
La visita de la vergüenza

1738 / 21 de febrero de 2010

17
NARCOTRÁFI CO
Juarez.indd 17 2/20/10 1:02 AM
L
a información y la reflexión sobre el
creciente poder del narcotráfico en
México se impone en las agendas polí-
ticas –secretas o públicas– y en las con-
versaciones cotidianas. Por eso los medios de
comunicación lo han convertido, inevitable-
mente, en su principal eje temático.
No se trata de una maniobra perversa:
implica seguir la ruta del dinero, la escala del
poder, el entramado de complicidades y de
la impunidad. Este hilo negro lleva práctica-
mente a todas las zonas oscuras de nuestra
sociedad: desde el tráfico de influencias, el
financiamiento ilegal de campañas y la co-
rrupción policiaca y militar, hasta los ajustes
de cuentas y el lavado de dinero.
El libro El México narco (editorial Planeta,
Temas de Hoy) es un intento de darle forma
al grueso caudal informativo generado des-
de hace décadas, pero sobre todo desde que
el presidente Felipe Calderón decidió darle
preeminencia al enfoque militarista de la lu-
cha contra el narcotráfico. Por eso este mate-
rial, que originalmente fue publicado en las
ediciones especiales 24 y 25, publicadas en
2009 con el mismo título, se editó de forma
que conservara su impulso periodístico.
Bajo la coordinación del director de Pro-
ceso, Rafael Rodríguez Castañeda, los re-
porteros de este semanario averiguaron los
antecedentes históricos, la situación actual y
la magnitud de los cárteles en cada región y
estado, e incluso en las ciudades más dispu-
tadas por ellos, como es el caso de Ciudad
Juárez, martirizada por el narco y por la des-
controlada intervención militar.
El libro abre con una revisión de la histo-
ria reciente, a cargo de Ricardo Ravelo, pa-
ra ubicar los tiempos y los lugares de origen
de las bandas que se enriquecieron y evolu-
cionaron en organización hasta convertirse
Geografía del terror
gos y como víctimas, según la
ocasión. Los únicos que siem-
pre son víctimas de esa vio-
lencia son la sociedad civil y
sus derechos.
El coordinador del volu-
men describe así el clima so-
cial que se ha ignorado olím-
picamente en la estrategia
contra el narco: “... dema-
siada violencia, demasiados
muertos, demasiada sangre,
demasiados descabezados,
demasiados torturados...
Pero con decenas de miles
de soldados y de policías en
las calles, con decenas de mi-
les de sicarios dispuestos a matar o a morir,
con millones de familias en la pobreza ex-
trema, con millones y millones de jóvenes
en la desesperanza, hoy en México nada es
demasiado”.
Tampoco los capos tienen medida. De
los militares que corrompieron y de aque-
llos que se integraron a sus bandas, apren-
dieron a utilizar granadas, bazucas y ame-
tralladoras de grueso calibre. Pero también
están atacando a la sociedad con propagan-
da y desinformación –que suelen ir ensam-
bladas–, además de su más poderosa arma,
que es el silencio.
Los cárteles quisieran acallar a los medios
para que grite el miedo, y en estados como
Nuevo León, Chihuahua y Tamaulipas esto
les sale barato, ya que algunas obcecadas ac-
ciones y omisiones gubernamentales intensi-
fican el poder intimidatorio del silencio, que
destruye fortalezas sociales, como la defensa
de los derechos civiles, al tiempo que otorga
facilidades al crimen y a la corrupción.
Por eso El México narco se publica tam-
bién como un homenaje a los 56 periodis-
tas que, según la organización internacional
Reporteros Sin Fronteras, han sido muertos
por el crimen organizado en lo que va de la
década. (CAJ) ●
en los temibles cárteles
de Tijuana, de Juárez y de
Sinaloa, que se consoli-
daron con sus estructu-
ras paramilitares y se pro-
curaron la protección de
la policía, el Ejército y las
autoridades locales.
A partir de ahí, por es-
tados y en orden alfabéti-
co, cada reportero hace la cró-
nica de las confrontaciones, las alianzas y
los crímenes que poco a poco se extendieron
por ciudades, pueblos y rancherías, desde las
áreas cultivables hasta los destinos turísticos.
En este aspecto, el libro es distinto de
otros que cuentan historias entresacadas del
submundo de la delincuencia organizada.
Se trata de un trabajo periodístico en el que
muchas de esas historias, en sí mismas dra-
máticas, se muestran en su contexto social y
político, lo cual las hace todavía más preocu-
pantes porque se revelan como expresiones,
terribles pero no únicas, del altísimo grado
de violencia y degradación que postra al país.
Información documentada, más allá del
interés partidista de sesgar las versiones o
del afán oficial de negarla. Hablan los he-
chos, estruendosos como disparos. Aunque
ninguna evidencia puede evitar que los jefes
policiacos o militares, o el propio presiden-
te, digan después de leer datos como estos:
Sigamos con el programa...
En El México narco se cuentan los oríge-
nes de las organizaciones que hoy tienen al
país en jaque, la trayectoria de los principa-
les cabecillas, sus principales batallas y sus
más sonados crímenes. Por otro lado, o del
mismo lado, se indagan las acciones de las
autoridades y las llamadas fuerzas del orden,
coprotagonistas de esta guerra como verdu-
En Salvárcar, las mamás de los jóvenes
acribillados insisten en que no quieren sa-
ber nada de los partidos políticos. Se que-
jan porque, dicen, sólo han recibido visitas
y promesas: del presidente, del gobernador,
del alcalde juarense y, el jueves 18, a las 10
de la mañana, de los secretarios de Segu-
ridad Pública federal, estatal y municipal,
quienes se pusieron a sus órdenes.
Una de ellas, Maricruz Camargo, mamá
de José Luis, un estudiante de 19 años, sos-
tiene: “Aquí a los partidos ni los queremos,
y ni se han aparecido. Ya les dijimos que no
queremos que utilicen a nuestros hijos pa-
ra sus campañas. Se lo dijimos a Calderón”.
Pese a ello, las camionetas de las policías
municipal, estatal y federal siguen estaciona-
das frente a su casa, en las esquinas y a lo lar-
go de la llamada Calle de la Muerte.
R
i
c
a
r
d
o

R
u
i
z

/

P
r
o
c
e
s
o
f
o
t
o
“Diálogo” en Juárez
18 1738 / 21 de febrero de 2010
NARCOTRÁFI CO
Juarez.indd 18 2/20/10 1:02 AM
Juarez.indd 19 2/20/10 1:02 AM
E
l entorno criminal de Joaquín El
Chapo Guzmán, jefe del cártel de
Sinaloa, está en crisis: nueve años
después de su fuga del penal de
Puente Grande, Jalisco, enfrenta
denuncias, detenciones, decomi-
sos cuantiosos y un seguimiento
constante de sus actividades. La informa-
ción proviene de las agencias de inteligencia
de Estados Unidos, las cuales parecen tender
un cerco que, por lo pronto, encendió los re-
flectores en Colombia, el principal país pro-
veedor de droga de los cárteles mexicanos.
Tan pronto se fugó de Puente Grande
la tarde del 19 de enero de 2001, El Chapo
se refugió con los hermanos Beltrán Ley-
va (hoy sus acérrimos rivales) y recibió el
respaldo de Ismael El Mayo Zambada.
Meses después fraguó uno de sus pla-
nes más ambiciosos con miras a la con-
solidación de su proyecto narco-empresa-
rial, aunque para lograrlo tuvo que romper
sus viejos vínculos con el cártel de Juárez
y con Vicente Carrillo Fuentes, jefe de esa
organización con sede en Ciudad Juárez,
Chihuahua.
Según una carta firmada por un lu-
garteniente de los hermanos Beltrán Ley-
va (enviada a la Presidencia de la Repú-
blica en octubre de 2004 e integrada a la
El Chapo
En México se pasea con total libertad, e incluso pública-
mente, pero las autoridades de Estados Unidos lo siguen
en varios países. A la inacción de México para lograr la
captura de El Chapo Guzmán se antepone el trabajo de
inteligencia de la DEA, que ha permitido desmantelar
laboratorios de droga y capturar a varios de sus opera-
dores en México y Colombia.
Ricardo Ravelo
ría de Seguridad Pública federal sostienen
que no lo han dejado de perseguir.
No obstante, él se pasea públicamente,
y desde finales del sexenio de Vicente Fox
existen referencias públicas de que suele acu-
dir a restaurantes de lujo en Jalisco, Sinaloa,
Coahuila y Chihuahua. Cuando eso ocurre,
los comensales son despojados de sus celu-
lares para evitar que den aviso a la policía.
A mediados de 2006, las cámaras del
sistema de seguridad de la ciudad de Duran-
go lo detectaron cuando conducía una cua-
trimoto. Según el parte informativo de las
autoridades municipales, vestía ropa depor-
tiva. En esa ocasión se inició una persecu-
ción supuestamente para detenerlo, pero el
capo se perdió entre el caos automovilístico.
A finales de ese año, El Chapo se esta-
bleció en La Angostura, una localidad del
municipio Canelas, Durango, donde el 20
de noviembre se enamoró de Emma Coro-
nel Aispuro, una joven de 18 años oriunda
de esa comunidad, con la que terminó casán-
dose el 2 de julio de 2007 en una ceremonia
que no pasó inadvertida para los lugareños.
El 2 de septiembre de ese año (edición
No. 1609), Proceso informó sobre el en-
lace. La fiesta se realizó en una ranchería
de La Angostura, a la que se llega sólo por
caminos accidentados. En ese convivio,
averiguación previa PGR/SIEDO/UEI-
DCS/013/2005), El Chapo convocó a una
reunión en Monterrey, Nuevo León, a sus
socios Ismael Zambada García, El Mayo;
Juan José Esparragoza Moreno, El Azul, y
Arturo Beltrán Leyva, El Barbas.
El motivo del encuentro, indica la car-
ta, era “planear el crimen de Rodolfo Ca-
rrillo Fuentes”. El propósito: culpar a Los
Zetas para “terminar con la hegemonía
que la familia Carrillo Fuentes tenía sobre
este cártel u organización”.
Guzmán Loera pretendía también ex-
terminar a Los Zetas y declararle la guerra
al cártel de Tijuana.
En septiembre de 2004 fue ejecutado
Rodolfo Carrillo, El Niño de Oro; se em-
prendieron fuertes acometidas contra Los
Zetas y, de acuerdo con fuentes de inteli-
gencia consultadas, El Chapo ofreció in-
formación “clave” a las autoridades fe-
derales para detener a Benjamín Arellano
Félix y, de esta manera, “descabezar” al
grupo criminal más temible de la época.
Desde que se fugó, en enero de 2001,
el capo no sólo ha consolidado al cártel de
Sinaloa, su organización, como la más bo-
yante del país, sino que no se le ha podido
detener a pesar de que la Procuraduría Ge-
neral de la República (PGR) y la Secreta-
de la DEA
en la mira...
20 1738 / 21 de febrero de 2010
Chapo.indd 20 2/20/10 1:01 AM
además de autoridades locales, acudieron
exfuncionarios del gobierno de Sinaloa,
tierra natal de Guzmán Loera.
Meses antes, el 6 de enero, para hala-
gar a su novia, el capo prácticamente se
apropió de la cabecera municipal durante
todo un día para ofrecer un baile en honor
a Emma en la plaza municipal. Unas 200
motonetas con asientos para dos personas
llegaron a Canelas para la ocasión. Eran
conducidas por hombres con vestimenta y
pasamontañas negros, con metralletas col-
gadas al hombro y pistolas de grueso cali-
bre en los cinturones. Poco a poco se dis-
tribuyeron en las 10 entradas del pueblo,
incluyendo las de herradura (a caballo). Se
apostaron en todas las calles.
Luego arribaron a la pista de aterrizaje,
en avionetas de cinco plazas, los integran-
tes del grupo musical Los Canelos de Du-
rango, con la misión de amenizar el bai-
le. Pero también iban armados: presumían
sus pistolas con cachas de oro.
Por la tarde llegaron seis avionetas de
ala fija. El Chapo bajó de una de ellas.
Después de él, de la misma aeronave des-
cendió su brazo derecho, Nacho Coronel,
originario de Canelas. De otras tres avio-
netas bajaron hombres vestidos con uni-
forme verde, semejante al de los militares;
portaban chalecos y radios fijos en el pe-
cho. El operativo fue más ostentoso que
los que se ven en las giras presidenciales.
Las imágenes de El Chapo obtenidas
durante su paseo en cuatrimoto permitie-
ron a la PGR conocer su nuevo rostro tras
una cirugía plástica: le recortaron las me-
jillas, le estiraron la piel y le desaparecie-
ron las arrugas de los párpados.
Los reflectores sobre el llamado “capo
del sexenio” se encendieron a raíz de su in-
clusión en la lista de las mayores riquezas
del mundo publicada en marzo de 2009 por
la revista Forbes, que ubicó al narcotrafican-
te mexicano en el lugar 701, con una fortuna
estimada en mil millones de dólares.
No es la primera vez que Forbes men-
ciona en sus listas a un capo de las drogas:
en 1989 dedicó unas líneas a Pablo Esco-
bar Gaviria, cabeza del cártel de Medellín.
Ahora, Joaquín Guzmán Loera apareció en-
tre otros magnates mexicanos, como Carlos
Slim, dueño de Grupo Carso, y Emilio Az-
cárraga Jean, heredero de Televisa.
La difusión en torno de la fortuna del je-
fe del cártel de Sinaloa tuvo fuerte impacto
en México. Expertos en materia de seguri-
dad nacional y narcotráfico, entre ellos Ed-
gardo Buscaglia, investigador del Instituto
Tecnológico Autónomo de México (ITAM),
interpretaron la publicación de Forbes co-
mo “un golpe mediático”, pero sobre todo
como un mensaje “muy claro” de las agen-
cias de inteligencia de Estados Unidos al
presidente Felipe Calderón: “debe empren-
der una investigación seria contra el cártel
de Sinaloa y desmantelar la red de testafe-
rros que están detrás del capital que mue-
ve este grupo criminal. Los estadunidenses
quieren que se canalicen las investigaciones
patrimoniales en ambos lados de la fronte-
ra” (Proceso 1689).
Desde entonces, el entorno de Guzmán
Loera se ha sacudido en México y en Cen-
tro y Sudamérica, donde mantiene una só-
lida presencia mediante sus redes finan-
cieras y las que se encargan del trasiego de
droga desde Colombia.
En abril de 2009, un mes después de
la publicación de Forbes, Héctor Gonzá-
lez Martínez, arzobispo de Durango, pren-
dió otro reflector en torno de El Chapo.
Sin vacilar, reveló que el capo vive en Du-
rango, “más adelante de Guanaceví”.
Los reporteros habían pedido la opinión
de González Martínez sobre la inseguridad
en los municipios duranguenses de Cuen-
camé y Guadalupe Victoria. Respondió:
“Sí. No sólo (hay inseguridad) en esos
pueblos, sino (en) todos los pueblos de la
franja que va desde San Andrés del Teúl, en
Calchihuites, Súchil, Vicente Guerrero, Villa
Unión, Ramón Corona, Cuauhtémoc, Allen-
de, Guadalupe Victoria… En toda esa franja.
“Y también otro grupo que anda por el
norte, en San Bernardo, Santa María del
Oro, Guanaceví. Ahí están asentados de
plano. Más delante de Guanaceví, por ahí
está El Chapo, por ahí vive, pero, bueno,
todos lo sabemos, menos la autoridad.”
Al día siguiente, ningún periódico lo-
cal publicó las declaraciones del arzobis-
po y los diarios nacionales no circularon
en el estado de Durango. Después de eso,
González Martínez simplemente no quiso
hablar más del tema.
Reveses
El capo sinaloense es objeto de persecu-
ción dentro y fuera de México. En marzo
de 2008, autoridades de Guatemala –uno
de sus principales refugios antes de su cap-
tura, en 1993– lo responsabilizaron de un
enfrentamiento en el que murieron varios
kaibiles y miembros del grupo armado Los
Zetas, sus rivales, cuyos cuerpos fueron en-
contrados completamente calcinados.
En la lista de 11 fallecidos se quiso
incluir a El Chapo. Al menos Geovanny
Castro, jefe de la Fiscalía Antidrogas de
Guatemala, declaró que no lo descartaban.
La PGR envió sus huellas a Guatemala
para que fueran cotejadas con los cadáve-
res. Días después, el entonces procurador
Eduardo Medina Mora dijo: “No tenemos
ninguna información, por lo que resulta
B
e
n
j
a
m
í
n

F
l
o
r
e
s

1738 / 21 de febrero de 2010

21
NARCOTRÁFI CO
Chapo.indd 21 2/20/10 1:01 AM
una especulación solamente, de que ha-
ya un líder relevante de las organizaciones
del narcotráfico mexicano detenido o fa-
llecido en esos hechos”.
Uno de los mayores golpes contra la
infraestructura del cártel de Sinaloa fue
asestado por el Ejército en agosto pasado,
gracias a información de la Drug Enfor-
cement Administration (DEA), la agencia
antidrogas estadunidense, que le sigue los
pasos desde enero de 2001.
En la comunidad El Rodeo, municipio
de Tamazula (a unos 330 kilómetros de la
capital de Durango), los militares asegura-
ron el laboratorio de drogas sintéticas más
importante de América Latina.
El inmenso laboratorio fue llamado
“Ciudad Cristal”. No es para menos: el com-
plejo contaba con 22 módulos distribuidos
en 240 hectáreas, cinco laboratorios, áreas
de hospedaje, cascadas artificiales, aeropis-
ta, tres plantas de luz, sistemas de drenaje y
agua potable.
Disponían de 10 antenas de Sky, tres de
red satelital, 18 vehículos de todo tipo y dos
excavadoras, bodegas, lavanderías, cocinas
y área de enfermería. También se encontra-
ron 164 tambos de 200 litros con acetona,
tolueno, sosa cáustica y otros precursores
químicos; tanques de gas y oxígeno, así co-
mo 10 toneladas de mariguana, 20 kilos de
cocaína pura, 12 armas largas, 500 cartu-
chos, 20 mil dólares en efectivo y equipo de
radiocomunicación..
Los militares hallaron asimismo catálo-
gos de prostitutas con tarifas de hasta 22 mil
dólares. En el lugar trabajaban alrededor de
120 personas, entre vigilantes, laboratoris-
tas, cocineros y personal de enfermería, pe-
ro no hubo detenidos: cuando el Ejército se
acercaba, todos pudieron escapar.
La más reciente andanada contra El Cha-
po ocurrió en Colombia, de la mano del go-
bierno estadunidense: el pasado lunes 8, la
Policía Nacional detuvo a 21 presuntos nar-
cotraficantes, incluida una mujer, considera-
da como el enlace entre los cárteles colom-
bianos y el capo mexicano. Según el general
Óscar Naranjo, jefe de la Policía Nacional
colombiana, el rastreo de las células del cár-
tel de Sinaloa se inició hace dos años como
parte de la Operación Fronteras.
La red financiera
Si bien las autoridades mexicanas y estadu-
nidenses no han podido cuantificar las ga-
nancias reales de los cárteles mexicanos,
W
ASHINGTON.- El gobierno de Ba-
rack Obama decidió suspender
su apoyo al aspecto militar de la
lucha contra el narcotráfico em-
prendida por Felipe Calderón, para dirigirlo
al fortalecimiento de las instituciones y de
la sociedad civil.
De acuerdo con la “nueva etapa” de la
Iniciativa Mérida, que dieron a conocer la
Casa Blanca y el Departamento de Estado,
el nuevo enfoque del gobierno de Obama
en la cooperación antidrogas con México
se basa en la promesa que Calderón le hizo
a Washington, de restringir paulatinamente
la participación del Ejército en la lucha con-
tra el narcotráfico y el crimen organizado.
“El pedido presupuestal para financiar
la Iniciativa Mérida en el año fiscal 2011 se
enfoca a la capacitación, entrenamiento
y cooperación de una manera que va más
hacia la institucionalidad y menos al equi-
pamiento militar”, dice en entrevista con
Proceso Dan Restrepo, asesor del presi-
dente Obama para Asuntos del Hemisferio
Occidental en el Consejo de Seguridad Na-
cional de la Casa Blanca.
“Lo que estamos haciendo es revisar lo
que se ha hecho con (la Iniciativa) Mérida,
obviamente concentrándonos en lo que es-
tá funcionando y en lo que se puede mejo-
rar”, explica.
El martes 2, el presidente de Estados
Unidos solicitó al Congreso 310 millones
de dólares para el financiamiento del pro-
grama de cooperación. Dichos recursos
forman parte del proyecto presupuestal co-
rrespondiente al año fiscal 2011, que se ini-
cia el próximo 1 de octubre.
Desde que ganó las elecciones presi-
denciales en noviembre de 2008, Obama
se comprometió a respaldar durante su pri-
mer año de gobierno la Iniciativa Mérida,
acuerdo establecido durante la presidencia
de George W. Bush y que tiene una dura-
ción de tres años. Obama aclaró que, trans-
currido ese lapso, le haría ajustes.
La Casa Blanca y el Departamento de Es-
tado sostienen que ahora no sólo se pondrá
Reduce Obama el apoyo militar
J. Jesús Esquivel
un alto al respaldo en materia militar, sino que
se prevé la posibilidad, aunque mínima, de
cambiarle el nombre al acuerdo bilateral por
el de Más Allá de Mérida o Mérida 2.0.
Restrepo asegura que la intención de la
Casa Blanca es, básicamente, revisar los tres
años de aplicación de la Iniciativa Mérida,
que se cumplen en este año fiscal, para de-
terminar qué funciona bien y qué hace falta
arreglar. “Ambos gobiernos están decididos
a mejorar la cooperación para la lucha contra
el trafico de drogas y el crimen organizado”,
subraya el asesor.
Menos militares, más instituciones
“Este es un buen momento para revisar lo
que hemos logrado con la Iniciativa Méri-
da. Es hora de hacerle ajustes, y es un buen
momento porque están iniciando la segun-
da mitad del sexenio de Calderón y el traba-
jo de un nuevo gobierno federal en Estados
Unidos”, dice en entrevista un funcionario
del Departamento de Estado que pidió no
ser citado por su nombre. De hecho, en la
dependencia a cargo de Hillary Clinton lla-
man “ajuste de la Iniciativa Mérida” a la pro-
puesta que Obama le planteó al Capitolio.
Después de casi tres años fiscales de co-
operación en los términos de la administra-
ción Bush (2008, 2009 y 2010), el gobierno
B
e
n
j
a
m
í
n

F
l
o
r
e
s
Sicarios de “El Chapo”. Golpes menores
22 1738 / 21 de febrero de 2010
Chapo.indd 22 2/20/10 1:01 AM
estadunidense reevaluó la decisión de dotar
al Ejército Mexicano de equipo militar (heli-
cópteros y aviones) y a la Secretaría de Ha-
cienda de escáneres para colocarlos en los
puestos aduanales.
Obama determinó suspender ese tipo de
respaldo al gobierno de Calderón, y canalizar
más recursos al entrenamiento de policías fe-
derales, estatales y municipales, así como al
fortalecimiento de las instituciones guberna-
mentales y civiles. Éste será el destino de los
310 millones de dólares que aún deben ser
aprobados por el Senado y la Cámara de Re-
presentantes.
El ajuste busca que, con un mejor adies-
tramiento, las policías federal y estatales in-
crementarán su capacidad operativa, lo que
permitirá desmilitarizar el combate contra
el narcotráfico.
La nueva etapa de cooperación incluye
planes concretos de entrenamiento para el
personal de la Secretaría de Seguridad Pú-
blica, Aduanas, la Procuraduría General de
la República y otras dependencias mexica-
nas involucradas en la reforma judicial que se
gesta en el país.
El objetivo del ajuste a la cooperación es
ayudar al gobierno de México a fortalecer
sus instituciones democráticas, a fin de que
se adapten a nuevos programas de control
de confianza, evaluación del trabajo, moni-
toreo de labores y lucha contra la corrupción
en las instancias policiacas.
En el Departamento de Estado se consi-
dera que con sus corporaciones policiacas
mejor capacitadas, el gobierno mexicano
obtendrá un mejor desempeño en su lucha
contra el crimen organizado, especialmente
ante los cárteles de las drogas.
–¿El ajuste a la iniciativa se debe a que
Washington considera que no ha funciona-
do la militarización de la lucha contra el nar-
cotráfico emprendida por Calderón? ¿Es atri-
buible a las denuncias contra elementos del
Ejército por graves violaciones a los derechos
humanos? ¿Estados Unidos está preocupado
por la penetración del narco en las institucio-
nes mexicanas? –se le pregunta al funciona-
rio del Departamento de Estado.
–Quienes piensen que el ajuste se reali-
zó por esas causas, está equivocado. La nue-
va etapa de la Iniciativa Mérida no demues-
tra una falta de confianza de Estados Unidos
A
P

p
h
o
t
o

/

R
o
n

E
d
m
o
n
d
s
Restrepo. “Revisión”

1738 / 21 de febrero de 2010

23
NARCOTRÁFI CO
Chapo.indd 23 2/20/10 1:01 AM
sí han identificado parte de la estructura fi-
nanciera que sirve a los intereses del narco-
tráfico a través de presuntas operaciones de
lavado de dinero. Desde el 2000, el Departa-
mento del Tesoro de Estados Unidos ha emi-
tido varias alertas e incluido en su lista de
sospechosos a 121 empresas y poco más mil
personas que, según sus informes, radican
en México y tienen vínculos con el narco.
El gobierno mexicano ha sostenido rei-
teradamente que esos informes carecen de
veracidad y que no existen evidencias en
contra de las empresas que las autoridades
estadunidenses catalogan como “fachadas
para el lavado de dinero del narcotráfico”
mediante la importación, exportación, con-
sultoría, compra-venta de divisas, servicios,
minería y transporte, y mediante los giros
farmacéuticos, inmobiliario y alimentario.
Entre esas empresas destaca Nueva In-
dustria de Ganaderos de Culiacán, S.A. de
C.V., propiedad de Ismael El Mayo Zamba-
da, el principal socio de El Chapo Guzmán.
Actualmente esas firmas son promociona-
das por el gobierno federal, y en el sexenio
de Vicente Fox recibieron apoyo de la Se-
cretaría de Economía a través del Programa
de Fondo de Pequeñas y Medianas Empre-
sas (Pymes).
Datos consultados en la PGR sostienen
que, de las 121 empresas “boletinadas” en
2008 por la Oficina de Control de Bienes
Extranjeros (OFAC) del Departamento del
Tesoro estadunidense, 48 pertenecen al cár-
en el Ejército Mexicano, y tampoco es falta
de apoyo a la estrategia de México en la lu-
cha contra las organizaciones del tráfico de
drogas.
Cuestión de confianza
El gobierno de Obama no podrá evitar que
el Congreso le imponga una serie de condi-
ciones para autorizar el fondo de 310 millo-
nes de dólares. Esta es una prerrogativa del
Capitolio, pero la Casa Blanca y el Departa-
mento de Estado prevén que los requisitos
sean los mismos de años anteriores.
Sin embargo, la entrega inmediata de
15% de la suma solicitada sólo se realizará si
la secretaria Clinton entrega al Congreso una
certificación de que el Ejército Mexicano no
ha cometido “graves” ni “sistematizadas”
violaciones a los derechos humanos con el
pretexto de la lucha contra el narcotráfico.
“En el Congreso hay respaldo para ayu-
dar a México porque saben que es muy se-
rio el problema del narcotráfico”, agrega el
funcionario del Departamento de Estado,
por eso considera que no existe inconve-
niente para que los legisladores aprueben el
apoyo solicitado o una cantidad mayor.
Informa que aún no se desglosa la asig-
nación de los recursos, pero adelanta que
es primordial implantar una nueva estrate-
gia para que la población de México ten-
ga confianza en sus autoridades; otorgarles
incentivos económicos a las comunidades
más afectadas por el narcotráfico y, sobre
todo, garantizar la transparencia de las la-
bores gubernamentales.
La fuente agrega que Obama está cons-
ciente de que están aumentado las cifras
del tráfico de drogas, así como los asesina-
tos relacionados con el narcotráfico.
Afirma que el gobierno estadunidense
no está pensando en un proyecto de una
década o en un programa de largo plazo en
términos presupuestales. Lo que Washing-
ton busca es que continúe la cooperación y
sociedad con el gobierno mexicano, aun en
el caso de que aumenten o disminuyan los
presupuestos en Estados Unidos para acuer-
dos como la Iniciativa Mérida.
“El gobierno de México sabe que en
nosotros tiene a un aliado consistente”,
puntualiza.
Al preguntarle al asesor Restrepo si su
país ha puesto sus expectativas en que el
gobierno de México eventualmente desista
de la intervención del Ejército en el comba-
te al narcotráfico, responde:
“Creo que ese es el objetivo del gobier-
no mexicano, porque para sostener esta es-
trategia en el largo plazo, es importante uti-
lizar mecanismos policiacos y judiciales.” ●
Establo Puerto Rico, S.A. de C.V.; Jamaro
Constructores S.A. de C.V.; Multiservicios
Jeviz, S.A. de C.V.; Estancia Infantil Niño
Feliz S.C.; Rosario Niebla Cardosa, A. en P.,
y Nueva Industria Ganadera de Culiacán.
La misma dependencia estadunidense
identificó a la mexicana Margarita Cáza-
res Salazar, La Emperatriz, como una de
las piezas del cártel de Sinaloa dedicada al
lavado de dinero. Más tarde, la PGR tuvo
que hacer lo propio.
Con su poderío e influencia, Guzmán
Loera vulneró los sistemas financieros
mexicanos y estadunidenses por medio de
una intrincada red de operaciones en casas
de cambio e instituciones bancarias, que le
permitió comprar 13 aviones para el tráfi-
co de cocaína entre Colombia, Venezuela,
Centroamérica, México y Estados Unidos.
Luego de que el Departamento del Te-
soro acreditó tales operaciones, a media-
dos de 2007 la PGR integró el expediente
PGR/SIEDO/UEIORP/FAM/119/2007; en
éste quedó registro de que los aviones fue-
ron comprados a través de la Casa de Cam-
bio Puebla mediante la triangulación de
operaciones en las que participaron más de
70 particulares y empresas que realizaron
transferencias por 12 millones 951 mil 785
dólares a 14 compañías de Estados Unidos
dedicadas a la adquisición y aseguramien-
to de aeronaves.
Según la averiguación de la PGR, el ar-
tífice de las triangulaciones fue Pedro Al-
fonso Alatorre Damy, El Piri, también co-
nocido como Pedro Barraza Urtusuástegui
o Pedro Alatriste Dávalos, quien estuvo pre-
so en 1998 por lavado de dinero tras ser cap-
turado como parte de la Operación Milenio.
Esta acción puso al descubierto al cártel que
manejaban Armando y Luis Valencia.
Tras recuperar su libertad, El Piri se
involucró con las operaciones financieras
del cártel de Sinaloa.
tel de Tijuana, 34 a la familia Arriola Már-
quez (afincados en Chihuahua y socios del
cártel de Juárez) y 25 más están relaciona-
das con El Mayo Zambada y familiares.
Desde 2007, Estados Unidos sigue los
nexos financieros de Ismael Zambada Gar-
cía, el principal socio de Joaquín Guzmán
Loera. Ese año, tras una investigación de 20
meses realizada junto con la DEA, el De-
partamento del Tesoro relacionó a seis em-
presas de Zambada con el lavado de dinero:
M
a
r
í
a

A
n
t
o
n
i
e
t
a

L
e
d
u
c

/

P
r
o
c
e
s
o
f
o
t
o
Recompensas. Una opción
24 1738 / 21 de febrero de 2010
NARCOTRÁFI CO
Chapo.indd 24 2/20/10 1:01 AM
Chapo.indd 25 2/20/10 1:01 AM
26 1738 / 21 de febrero de 2010
E
l 20 de octubre de 2009, cuan-
do estaba en curso la discusión
del aumento a los impuestos en
la Cámara de Diputados, el se-
cretario de Gobernación, Fer-
nando Gómez Mont, convocó a
una reunión en sus oficinas para
afianzar los acuerdos con el PAN y el PRI.
Asistieron los presidentes del PAN,
César Nava, y del PRI, Beatriz Paredes,
así como los gobernadores de Oaxaca,
Ulises Ruiz, y del Estado de México, En-
rique Peña Nieto, en cuya agenda estaba la
discusión sobre la propuesta de evitar las
alianzas electorales.
Después de que Gómez Mont ofreció
que el PAN no se aliaría con otras fuerzas
políticas en varios estados, tomó el teléfo-
no y dialogó brevemente con Felipe Cal-
derón. Le dijo:
–Presidente, estamos hablando el tema
de las alianzas y del paquete fiscal. ¿Se ra-
tifica el compromiso?
Enseguida colgó y les confió a los pre-
sentes: “Tienen ustedes la palabra del pre-
sidente, y si no se cumple me comprometo
a renunciar”.
La reunión fue descrita con detalles por
Jesusa Cervantes
avaló
Felipe Calderón conocía
desde el principio las nego-
ciaciones de su secretario
de Gobernación, Fernando
Gómez Mont, con los di-
rigentes del PRI y del PAN
para aprobar la reforma
fiscal. Según operadores de
Ulises Ruiz, el presidente in-
cluso autorizó que el PAN se
comprometiera a no hacer
alianzas electorales en los
estados a cambio de que el
PRI apoyara el incremento
del IVA. El incumplimiento
de este acuerdo por el diri-
gente panista César Nava
provocó que se revelara el
acuerdo.
el cambalache
Calderón
un operador del mandatario oaxaqueño.
Esta fuente estuvo al tanto de la negocia-
ción que condujo Gómez Mont, quien ase-
gura que Calderón no se enteró del pacto
hasta enero, a diferencia de Nava, que lo
conocía desde antes.
A decir de operadores de Ulises Ruiz
en la Cámara de Diputados, como el le-
gislador oaxaqueño Elpidio Concha, Cal-
derón también estuvo enterado desde el
principio del pacto que estableció su se-
cretario de Gobernación con los dirigentes
del PRI y del PAN. “¡Por supuesto que lo
sabía, hombre!”, afirma Concha.
Concluido el encuentro entre Gómez
Mont, los dirigentes partidistas y los go-
bernadores, Ruiz se comunicó por telé-
fono celular con el mismo operador que
proporcionó los detalles de la reunión, pa-
ra darle instrucciones de que impulsara el
acuerdo sobre el aumento a los impuestos:
Recuerda que el gobernador oaxaqueño
le dijo: “Vamos con el IVA, acabo de nego-
ciar este tema de que no habrá alianzas del
PAN en el estado, así es que opera por el sí
al IVA”. Dice que, aún incrédulo, le advir-
tió: “No te van a cumplir, Ulises”, pero éste
insistió: “Sí, vamos a darles el beneficio de
la duda. Tú empuja por el IVA”.
Para entonces la mayoría de los 237
legisladores priistas había rechazado pú-
blicamente el incremento al impuesto, pe-
ro ese mismo día, después de seis horas
de discusión interna, la fracción accedió.
Incluso votaron a favor los legisladores
de Oaxaca que en 2004, desde la misma
curul, se negaron a avalar el IVA propues-
to por el entonces presidente Vicente Fox.
Una de las estrategias del PRI para no
responsabilizarse del aumento al IVA, y
con ello terminar de convencer al resto de
los legisladores, fue solicitarle al gobierno
federal un oficio fechado un día antes –el
19 de octubre–, en el que el subsecretario
de la Secretaría de Hacienda y Crédito Pú-
blico, José Antonio Meade Kuribeña, ante
la negativa generalizada de un nuevo im-
puesto de 2%, propusiera la alternativa de
incrementar el IVA de 15 a 16%.
Traicionados
El diputado Jorge Carlos Ramírez Ma-
rín señala que las discusiones sobre las
alianzas y el paquete económico sólo se
“vincularon” al llegar a la Secretaría de
Gobernación.
–¿El tema de las “no alianzas” tuvo
que ver con la aprobación del paquete
económico? –se le plantea directamente.
–Creo que no. Corrieron en vías parale-
las. Yo lo definiría de esta manera: nosotros
Octavio Gómez
Política Alianza-Pri 1738.indd 26 2/20/10 1:05 AM

1738 / 21 de febrero de 2010 27
POLÍ TI CA / PAN
(los diputados priistas) no tenemos ningu-
na promesa que reclamarle al secretario de
Gobernación. Creo que de alguna manera
se habrán vinculado al llegar Gobernación a
intervenir en la discusión del paquete econó-
mico para reforzar los esfuerzos de Hacien-
da, como además está obligada por ley.
“Pero no tenemos ninguna constancia
de que haya habido un ‘dame 1% más de
IVA y te voy a dar el que no haya ninguna
alianza en ningún lugar’. Creo que ade-
más Gómez Mont no tenía ni facultades ni
posibilidades para ofrecer eso… y el PRI
no es ingenuo.
Entrevistado en el impasse de las ne-
gociaciones entre los diputados priistas y
el gobierno federal para impedir la apro-
bación de una controversia contra el go-
bierno federal por abrir los contratos de
riesgo de Pemex a la iniciativa privada y
trasnacionales petroleras, Ramírez Marín
enfatiza que Gómez Mont, Francisco Ro-
jas (líder de la fracción priista) y Beatriz
Paredes han dado versiones disímbolas.
“Son diferentes actores de una misma
obra y están muy marcados según de qué
lado de la obra están participando. Gómez
Mont dice que hubo una negociación, pe-
ro también sostiene: ‘lo hice a espaldas
del presidente’. Yo me pregunto qué se-
cretario de Gobernación puede hacer un
acuerdo de esa naturaleza a espaldas del
presidente. ¡No le creemos!”
Además, dice que si bien Francisco
Rojas aceptó que “hablamos y empujamos
en dos sentidos, nosotros por el lado de la
equidad electoral y ellos por la necesidad
fiscal y deficiencia estructural de la eco-
nomía, nunca dijo: ‘Pactamos el 1% y me
das cero alianzas’.
“Lo mismo dijo Beatriz (Paredes), que
por cierto sí podría hablar y acordar ese tipo
de cosas con el secretario de Gobernación
como presidenta del partido. Confluyeron
(los temas de ‘no alianzas’ y del paquete
fiscal) en la Secretaría de Gobernación, en
una conversación, en un tema. Pero de ahí
a que… pues es muy diferente a confluir en
un acuerdo, porque estaríamos hablando de
un intercambio, de ‘tú me das no alianzas
y yo te doy el 1% de IVA’. Eso nunca se
estableció en esos términos, eso es indigno
y no hubo ni ha habido ninguna condición
de indignidad en nuestra relación con la
Secretaría de Gobernación.”
Ramírez Marín sostiene que Gober-
nación debe establecer acuerdos, y los ha
habido con la dirigencia partidista, “pero
no con la bancada del PRI” en la Cámara
de Diputados.
Así fue. Beatriz Paredes reconoció ha-
ber pactado con Gómez Mont que el PAN
no haría alianzas electorales en entidades
como Oaxaca y el Estado de México.
Enrique Peña, el gobernador mexi-
quense, confirmó: “Fue un acuerdo ge-
neral tomado... que se tomó entre los
E
l gobierno de Felipe Calderón y el
Partido Acción Nacional (PAN) acti-
varon, en una estrategia conjunta,
varios mecanismos para censurar y
tratar de someter al diputado federal Ma-
nuel Clouthier Carrillo por denunciar que
la “guerra” contra el crimen organizado no
ha llegado a Sinaloa, cuyo cártel, encabe-
zado por Joaquín El Chapo Guzmán, no ha
sido combatido.
A la carta que el secretario de Gober-
nación, Fernando Gómez Mont, envió al
“Estimado Manuel” Clouthier para des-
mentirlo –cuya copia hizo llegar al semana-
rio Proceso, donde el 14 de febrero se pu-
blicó la entrevista con el hijo de Maquío–,
siguió la decisión de la coordinación del
grupo parlamentario del PAN en la Cámara
de Diputados, el jueves 18, de exigir al
legislador sinaloense retractarse o solicitar
licencia y dejar su curul al suplente.
Y el presidente del PAN, César Nava,
también diputado federal, cerró la pinza la
noche de ese mismo día: “El Comité Ejecu-
tivo Nacional desautoriza expresamente las
manifestaciones vertidas por el dipu tado
Manuel Clouthier. No reflejan en modo
alguno el sentir ni la posición de Acción
Nacional, y conducen a la confusión y a
la mala interpretación de las acciones del
gobierno”.
Nava, quien rehuyó precisar si sabía
del pacto entre Gómez Mont y la cúpula
del PRI para aumentar los impuestos a
cambio de que el PAN no se aliara con
la izquierda –como reconoció haber ne-
gociado el secretario de Gobernación–,
censuró a Clouthier por sus declaraciones
a Proceso sobre la protección guber-
namental hacia la “narcopolítica” de
Sinaloa.
Y advirtió: “No permitiremos que estas
aseveraciones tiendan un velo de confu-
sión entre la población, ni mucho menos
que se presten a intereses perversos o a
agendas distintas a aquéllas de los que
buscamos precisamente el restablecimien-
to de la seguridad pública y del orden
público en el país, de la mano con el presi-
dente Calderón”.
Sin embargo, ante el embate que
comenzó con el emplazamiento del vi-
cecoordinador de la diputación del PAN,
Julio Castellanos –michoacano como
Calderón y Nava–, para que el hijo de
Maquío solicite licencia o se retracte,
Clouthier ratificó ante el resto de los
medios de comunicación lo que había
declarado a Proceso: que el gobierno de
Calderón no combate al narco en Sinaloa
ni hace nada contra la “camarilla mafio-
sa” que lo gobierna. (Álvaro Delgado) ●
partidos y, bueno, hoy vemos después de
pasar el tiempo… pareciera que hubo una
omisión, que hubo un olvido a este pro-
pósito de mantener fidelidad y lealtad a
las condiciones partidarias, y que hoy se
observan distintas alianzas”.
Paredes argumentó que “el gobier-
no no podía pedirle al PRI alianzas para
cuestiones legislativas y cuestiones de de-
sarrollo, y por otro lado ignorar al PRI y
distorsionar la competencia electoral”.
Posteriormente consideró que la re-
nuncia de Gómez Mont a su militancia
panista tras revelar el pacto “ha generado
mucha confusión”, por lo que pidió al diri-
gente nacional del PAN, César Nava, “ex-
plicar los alcances de los acuerdos”.
Ramírez Marín retoma el comentario.
Dice que “eso es lo que genera la confu-
sión” del PRI sobre quién está dialogando
y acerca de la validez de su interlocutor en
Gobernación, sobre todo cuando Gómez
Mont sostiene que el presidente no se en-
tera de sus acuerdos.
–¿Qué otros acuerdos existen que us-
tedes teman que no les cumplan?
–Creo que el tema, más que el no
cumplimiento, es la validez de las nego-
ciaciones. Es decir, ¿con quién estamos
hablando? Si el secretario de Gobernación
dice: ‘es que yo no le informo al presi-
dente de la República’, entonces vuelvo a
preguntar: ¿con quién estamos hablando?
Porque el chiste es que las cosas le lleguen
al presidente.
–¿Y las revelaciones que se han hecho
sobre este pacto no hacen ver a los políti-
cos como cínicos?
–Hacen que los políticos se vean inefi-
cientes. Si efectivamente hiciste un pacto
y no pudiste hacer que se cumpla, eres un
ine ficiente. Si efectivamente hiciste un pac-
to y no tuvo una repercusión positiva en lo
que estabas buscando, eres un ineficiente.
Entrevistado por separado, el dipu-
tado oaxaqueño Elpidio Concha insiste en
que Calderón siempre estuvo enterado del
acuerdo contra las alianzas, pero también
Clouthier,
otra banderilla
Política Alianza-Pri 1738.indd 27 2/20/10 1:05 AM
28 1738 / 21 de febrero de 2010
señala que los legisladores no formaron
parte de la negociación ni mucho menos
ésta fue una condición para que apoyaran
el aumento al IVA.
“En esa negociación de la ‘no alianza’
nosotros, como diputados, no estuvimos
presentes. En ese acuerdo sólo participa-
ron los dirigentes nacionales de los par-
tidos. Desconocemos en qué términos se
dio ese acuerdito que tanto problema está
dando a todos.”
–¿Felipe Calderón sabía de ese acuerdo?
–Por supuesto que si el secretario de Go-
bernación toma un acuerdo, no lo va a hacer
a espaldas del presidente. Que no nos venga
(Gómez Mont) a dar atole con el dedo: la
población no le va a creer y nosotros ya pa-
samos por la preparatoria. Un secretario que
no le diga o no le comente al presidente...
¡Por supuesto que lo sabía, hombre!
“Además, el PAN sabe que puede perder
o ganar mucho; entonces, el asunto es hacer-
se tontitos con los acuerdos, que nosotros
los diputados no vimos, con el secretario de
Gobernación. Por otro lado, el mismo presi-
dente (Calderón) le está diciendo a Nava que
juegue otro papel. ¡Eso no se vale!”
El acuerdo de las “no alianzas” se
realizó durante la discusión del paquete
económico, el 20 de octubre de 2009. No
obstante que se aprobó el aumento de im-
puestos, el PAN continuó afianzando su
Señor director:
Le solicito reproducir en las páginas de Proceso la
siguiente carta, dirigida el pasado 17 de febrero al
diputado federal Manuel Jesús Clouthier Carrillo.
Estimado Manuel: En relación a sus declara-
ciones publicadas en una revista y dos diarios de
circulación nacional, me permito manifestarle lo
siguiente:
–El gobierno federal combate con determina-
ción al crimen organizado en el estado de Sinaloa.
De hecho, ante el aumento en la actividad crimi-
nal en el estado (particularmente en el número de
homicidios), el gobierno federal puso en marcha
el Operativo Conjunto Culiacán-Navolato desde
el 13 de mayo de 2008, en el que fuerzas federa-
les, a petición de las autoridades locales, fueron
desplegadas en la entidad, para diseñar, acordar,
ejecutar y evaluar acciones y estrategias en plena
coordinación con las autoridades de Sinaloa.
–El gobierno federal rechaza categóricamente
cualquier afirmación que insinúa que se haya ac-
tuado de manera “desigual” o “desproporcionada”
favoreciendo a alguna organización delictiva por
encima del resto. Más aún, es absolutamente falso
que, a lo largo de los primeros tres años de la pre-
sente administración, el gobierno federal haya de-
jado de actuar de manera decidida en Sinaloa para
desarticular las redes financieras, logísticas, operati-
vas y de protección institucional en el estado.
–Todas las organizaciones delictivas han sido
atacadas en sus estructuras de manera proporcional
a su tamaño. Los resultados obtenidos a partir de
las acciones en contra del crimen organizado son
proporcionales en relación al tamaño de los cárteles
y no en relación a la desigualdad o desproporciona-
lidad de la estrategia: Del 1 de diciembre de 2006
al 4 de febrero de 2010, se ha detenido a casi 72
mil delincuentes por delitos contra la salud:
–27% pertenecen a la organización criminal
del Golfo-Zetas.
–24% pertenecen al cártel del Pacífico.
–17% pertenecen al cártel de los Carrillo
Fuentes.
–14% pertenecen al cártel de los Beltrán Leyva.
–13% pertenecen al cártel de los Arellano
Félix.
–5% pertenecen a otras organizaciones, inclu-
yendo a La Familia y al cártel Valencia-Milenio.
–En específico, durante la presente admi-
nistración se logró la detención de importantes
líderes del cártel del Pacífico, entre los que se
incluyen:
–Jesús Reynaldo Zambada García, alias El Rey
Zambada.
–Vicente Zambada Niebla, alias El Vicentillo.
–Óscar Orlando Nava Valencia, alias El Lobo.
–Alfredo Beltrán Leyva, alias El Mochomo (al
momento de su captura pertenecía al cártel del
Pacífico).
–Eduardo García Simental, alias El Teo.
–José Manuel García Simental, alias El Chiquilín.
–Raydel López Uriarte, alias El Muletas.
–Asimismo, se ha detenido a 15 operadores
financieros, entre los que destacan Sandra Ávila
Beltrán, alias La Reina del Pacífico, y Dimas Díaz Ra-
mos, alias El Dimas, así como a seis lugartenientes,
246 sicarios, 30 funcionarios coludidos y 16 mil
715 colaboradores y distribuidores al menudeo.
–Por tanto, resulta no sólo falso, sino tam-
bién sumamente irresponsable y moralmente
condenable que se sugiera que desde el poder se
promueva un modelo de vida política en Sinaloa
ligado a la corrupción y al crimen organizado.
Dicha afirmación merece la absoluta condena por
parte del gobierno federal, que ha enfocado sus
esfuerzos de manera coordinada con las autorida-
des estatales para combatir al crimen organizado
en la entidad.
Como se ha manifestado en diversas ocasiones,
no es con descalificaciones como se enfrenta al cri-
men organizado. En la lucha por hacer de México un
país más seguro, las acusaciones falsas e infundadas
en nada contribuyen a un esfuerzo colectivo como
nación, que merece y necesita del compromiso de
todos los mexicanos.
Atentamente
LICENCIADO FERNANDO FRANCISCO GÓMEZ MONT URUETA
Secretario de Gobernación
alianza con el PRD en Oaxaca y anunció
la próxima en Durango.
Por eso, al arrancar el segundo periodo
ordinario de sesiones de la Cámara de Dipu-
tados, el 1 de febrero, el legislador Rubén
Moreira –que no se cuenta entre los ope-
radores políticos pero es hermano del go-
bernador de Coahuila, Humberto Moreira
Valdés– fue designado para fijar la posición
política del PRI y enviarle un mensaje a Fe-
lipe Calderón por no cumplir sus compromi-
sos, adquiridos a través de Gómez Mont.
Moreira dijo en la tribuna: “El jefe del
Ejecutivo debe saber que estafar es sabo-
tear deliberadamente los acuerdos. Estafar
es la preeminencia de la intolerancia, es de-
jar el papel que al gobernante le otorga la
Constitución para convertirse en un simple
vocero partidista, abandonando su respon-
sabilidad como jefe del Estado mexicano”.
Los acuerdos tropiezan... y siguen
A pesar de que Felipe Calderón y Gómez
Mont no cumplieron su palabra, los acuer-
dos entre el PRI y el PAN continúan, por
lo menos en la Cámara de Diputados. La
primera prueba fue que el coordinador
priista Francisco Rojas rompió el compro-
miso de acompañar al Partido del Trabajo
en la presentación de la tercera controver-
sia constitucional contra el Poder Ejecu-
tivo por permitir, el pasado 6 de enero, la
participación de la iniciativa privada en la
extracción de hidrocarburos mediante los
contratos incentivados, y por entregarle
bloques o áreas de explotación.
A pesar de que los asesores jurídicos
de la fracción priista elaboraron junto con
el PT el documento de la controversia, el
jueves 18 el PRI reculó y se alió con el PAN
para que ni siquiera se debatiera al respec-
to. Esto sucedió tras un acuerdo con la Se-
cretaría de Energía, y a fin de desactivar la
protesta del PT, que tomó la tribuna durante
seis horas para exigir la discusión del tema.
Esto no significa que no haya descon-
tento en algunos priistas. Durante una
reunión interna de la fracción, el coordi-
nador Francisco Rojas fue cuestionado
por el diputado sinaloense Miguel Ángel
García Granados:
“Primero danos una explicación de
cómo estuvo eso de las no alianzas a cam-
bio del paquete económico y cómo es que
en la controversia contra Pemex te vas a
echar para atrás.”
Rojas no respondió a lo primero. En el
segundo caso pidió un voto de confianza,
pues aseguró que Pemex hará las modifica-
ciones necesarias para no permitir los con-
tratos incentivados. El diputado replicó: “Ya
está bueno de acuerditos con estos cuates
que nunca cumplen nada. Que se siga con
la controversia. Hay que ser una verdadera
oposición para que entiendan que, cuando se
acuerda algo, se cumple”. ●
De Gómez Mont a Clouthier
POLÍ TI CA / PAN
Política Alianza-Pri 1738.indd 28 2/20/10 1:05 AM

1738 / 21 de febrero de 2010 29
Política Alianza-Pri 1738.indd 29 2/20/10 1:05 AM
30 1738 / 21 de febrero de 2010
E
l senador Ricardo García Cer-
vantes no vacila: dice que la
cúpula del Partido Acción Na-
cional (PAN), en el que milita
desde hace 32 años, ha impuesto
un pragmatismo extremo, capaz
de signar el pacto “absoluta-
mente aberrante” de aprobar aumentos de
impuestos a cambio de cancelar alianzas
electorales, pero también ha incubado la
sospecha sobre el alcance de otros arreglos.
Porque este acuerdo, aclara, no fue sólo
responsabilidad del secretario de Goberna-
ción, Fernando Gómez Mont, sino también
del presidente del PAN, César Nava, y de
los coordinadores parlamentarios en la Cá-
mara de Diputados, Josefina Vázquez Mo-
ta, y en el Senado, Gustavo Madero.
“¡No me digan que Josefina y Madero
no tienen vela en el entierro! Por supuesto
que la tienen frente al secretario de Go-
bernación, que yo no sé de dónde saca que
Álvaro Delgado
¿Qué más han
Para el senador panista
Ricardo García Cervantes,
el acuerdo del secretario
de Gobernación con el PRI
para evitar las alianzas
electorales del PAN es una
muestra de que su partido
está copado por políticos de
un pragmatismo aberrante.
En entrevista, admite que, al
margen de las consideracio-
nes éticas y de principios, el
carácter cupular del pacto
lo lleva a preguntarse si
otras importantes legisla-
ciones, como la Ley Federal
de Telecomunicaciones y
la de Seguridad Nacional,
también son materia de
esos o de otros acuerdos se-
cretos. “A ver: ¿qué más han
negociado?”.
negociado?
E
d
u
a
r
d
o

M
i
r
a
n
d
a
Política Alianza-Pri 1738.indd 30 2/20/10 1:05 AM
sí puede comprometer todo el accionar de
una institución política como Acción Na-
cional, a la cual él conoce.”
El legislador dice que el diferendo por
el pacto con la cúpula del Partido Revolu-
cionario Institucional (PRI), supuestamen-
te al margen de Felipe Calderón, “ahora
queda entre el presidente del partido y sus
coordinadores parlamentarios”.
–¿Cree usted que Calderón no lo sabía?
–Mire: a creer, en la religión. Aquí
ciertamente hay una palabra del secretario
de Gobernación. Me quedo con los dichos
del secretario, y el secretario dice que no.
–¿Y de quién es la responsabilidad
política?
–Lo más importante de la relación del
secretario y del presidente de la República
es su nivel de confianza. Yo no especulo.
Veo que el presidente Calderón tiene con-
fianza en el licenciado Gómez Mont, lo
hace público, y lo demás es lo de menos.
–Como parlamentario, ¿tiene confian-
za en la palabra del secretario de Gober-
nación que se comprometió a algo y no lo
cumplió?
–No, en lo que ya no empiezo a tener
mucha confianza es en la coordinación,
porque ahí estaba comprometiendo tam-
bién nuestros votos, nuestra propia ética
personal, nuestra propia responsabilidad
frente a nuestro cargo, que es una respon-
sabilidad de conciencia
Sobre este pacto, que define como “una
devaluación o una autodenigración de los
cuerpos colegiados”, a García Cervantes
le surgen dudas como miembro del grupo
parlamentario del PAN: “Si yo estoy fuera
de las consideraciones éticas, estratégicas
y tácticas que involucran mi responsabili-
dad personal, yo lo primero que digo es: ‘A
ver... ¿y qué más han negociado?’”.
Plantea: “¿(Se negoció) esa concesión
que se da para no cobrar derechos al nuevo
tramo del espectro radioeléctrico y que ya
se sabía quiénes, y ahora se ve la concentra-
ción de ese espectro y la concentración del
poder en la comunicación y en la economía
de un grupo como Televisa con estos privi-
legios? ¿Fue parte del negocio, fue parte de
la negociación? ¿O por qué está parada y no
sale una serie de piezas legislativas urgen-
tes para el país, como la Ley de Seguridad
Nacional, que podría darle un marco jurídi-
co (si se quiere cuestionable, pero cuando
menos que se discuta) a la participación de
las Fuerzas Armadas en la lucha contra el
crimen organizado y el narcotráfico? ¿Son
también parte de las negociaciones?
–¿Lo son?
–Yo creo que sí lo son ahora. ¿Por
qué? Porque ahora se negocia una cosa
por la otra.
El legislador afirma que este compor-
tamiento ya incubó la sospecha entre los
legisladores del PAN: “Ha traído la des-
confianza en todo tipo de negociación el
hecho de que cupularmente se haga sin
informar a quienes luego tenemos que ser
idiotas útiles acompañando el proceso,
negociaciones que se salen de los cánones
de la ética política y de la práctica política
como tal”.
El estilo Gamboa-Kamel
Actual vicepresidente del Senado, pre-
sidente de la Cámara de Diputados en la
LVIII Legislatura –en carácter de tal invis-
tió a Vicente Fox con la banda presiden-
cial–, exsubsecretario de Gobernación y
miembro del Comité Ejecutivo Nacional
(CEN) del PAN desde 1990, García Cer-
vantes se niega a ser un “político práctico”
y por eso reprueba el pacto que hizo renun-
ciar a Gómez Mont a su militancia en el
PAN.
“Nada tiene que ver una negociación
de carácter legislativo con un compromiso
de conducción de un partido político”, cri-
POLÍ TI CA / PAN
Política Alianza-Pri 1738.indd 31 2/20/10 1:05 AM
32 1738 / 21 de febrero de 2010
tica el legislador. “Por eso vemos el aleja-
miento que tienen ahora la sociedad y los
electores con los partidos, que siempre ha
estado, pero ahora están a flor de piel las
razones”.
Aclara que no es vergonzoso crear
mayorías parlamentarias, ni siquiera para
aumentar impuestos, como ocurrió cuan-
do los legisladores del PRI y los del PAN
aprobaron elevar el IVA, el ISR y las ga-
solinas. “Ese no es el tema. El tema es: ¿a
cambio de qué? Eso es lo que a mí me pa-
rece absolutamente aberrante”.
Aunque se ha impuesto la práctica de
vincular una legislación con otra, como
condicionar la fiscal a la política, al menos
en este tema se da en el terreno legislativo.
“Pero ahora ya hay negociación legislati-
va por otros intereses”, censura.
Y pone como ejemplo la conversa-
ción difundida en septiembre de 2006
entre el senador Emilio Gamboa Patrón y
el empresario Kamel Nacif, en la que el
legislador le informa que se aprobará una
reforma legal sobre el hipódromo:
–¿Cómo lo ves? (pregunta Gamboa).
–No, no la chingues (se opone Nacif).
–Entonces lo que tú digas, cabrón, lo
que tú digas, por ahí vamos cabrón.
–No, dale pa’ tras, papá.
–Pues entonces va pa’ tras, esa chin-
gadera no pasa en el Senado, ¿eh?
–¡A huevo!
García Cervantes compara este episo-
dio con el arreglo de Gómez Mont y el PAN
con el PRI: “Eso era reprobable porque se
estaba sacando una negociación del ámbito
legislativo para un interés económico. Bue-
no, ¡pues esto es exactamente igual!”.
Explica: “Es sacar una negociación del
ámbito legislativo hacia el ámbito electoral,
y el ciudadano se da cuenta de que la mez-
quindad, la ruindad en la política, ya llegó,
porque se ancló en el cálculo electoral. ¡Só-
lo si me da rentabilidad, si tengo utilidad
o ganancia electoral, hago o dejo de hacer!
¡Eso es absolutamente decepcionante!
Diego, el maestro
García Cervantes se define como practi-
cante de la negociación, “pero no en este
tipo de arreglos”, como el que signó Gó-
mez Mont, quien se alejó de la militancia
en el PAN en 1996, a partir de que sus
compañeros de partido manifestaron su
molestia porque él era también asesor de
Ernesto Zedillo y socio de Rubén Valdés
Abascal, asesor de Carlos Salinas.
“No niego que en Acción Nacional
empieza a gestarse un estado de ánimo
de inconformidad en contra de Fernando
–confirmó García Cervantes en agosto de
ese año, cuando era coordinador de la ban-
cada–. Genera parque para el detractor y
le arrima piedras al enemigo.”
Gómez Mont calificó las “falsedades,
medias verdades e inexactitudes” como
“una manera torpe y cobarde de hacer
política”, y se mantuvo alejado del PAN
hasta que, en 2008, Germán Martínez,
entonces presidente del PAN, lo llamó a
colaborar con él en el Comité Ejecutivo
Nacional, y luego, a la muerte de Juan
Camilo Mouriño, asumió la Secretaría de
Gobernación.
Controvertido como su mentor, Diego
Fernández de Cevallos, Gómez Mont ha
sido criticado más bien en voz baja por
los panistas, salvo Manuel Espino, expre-
sidente del PAN, y Juan José Rodríguez
Prats, quien, en entrevista, censura el pac-
to con el PRI.
“Es mi amigo Gómez Mont, pero se
entrometió en la vida del PAN. Somos
un partido político, uno; y dos, si a estas
alturas estamos creyendo en la palabra
del PRI, entonces no tenemos remedio”,
dice el exdiputado, quien censura la po-
sición del funcionario sobre las alianzas,
tal como lo hizo también Fernández de
Cevallos. “Siento que Diego ya arrió sus
banderas de panista”.
–De plano.
–De plano. Ir al informe de gobierno de
Enrique Peña Nieto es una traición. Peña
Nieto es el candidato de la ultraderecha,
detrás de él están los intereses más nefastos
y sucios del país. ¡Cómo puede ir!
Cuenta que el año pasado, después de
que supo que asistió al cuarto informe de
gobierno del gobernador del Estado de
México, habló por última vez con Fer-
nández de Cevallos: “Le dije que tenga
autoestima: ‘Qué desgracia que tu lema de
un México sin mentiras sea una mentira’”.
–¿Qué le respondió?
–Nada. Se quedó callado.
A su vez, García Cervantes lamenta
que el pragmatismo en el PAN se exhiba al
no tener candidatos propios, sino expriis-
tas que no significan, como ha ocurrido en
procesos anteriores, un cambio real. Aho-
ra postula en Puebla a Rafael Moreno Va-
lle, en Oaxaca a Gabino Cué y en Veracruz
a Miguel Ángel Yunes.
“Los actuales empoderados de mi partido
hablan de que los principios y la doctrina no
ganan elecciones. Yo creo que sí. Pero si no lo
creen, por eso estamos perdiendo.”
Añade: “Yo nada más veo ambiciones
y procesos de invasión del poder económi-
co sobre el poder político, de la colusión
del poder económico y del poder político
para intereses de grupo, y veo a una socie-
dad cada vez más decepcionada de lo que
ahora llaman la política real”.
Pragmatismo estéril
El senador aclara, sin embargo, que tam-
poco es correcto censurar a rajatablas
las alianzas, sobre todo en estados como
Oaxaca e Hidalgo, “que tienen los más al-
tos índices de pobreza, de marginación y de
cinismo político en su máxima expresión”.
En esas dos entidades está de acuer-
do con las alianzas, pero no en Durango
ni en Puebla, aunque asume la decisión
de la mayoría. Algo distinto, contrasta, es
cuando se signa un pacto como el que se
hizo con el PRI para aumentar impuestos
a cambio de que el PAN no se alíe con la
izquierda.
–¿Deshonra este pacto al PAN y a su
gobierno?
–Tampoco lo llevemos a esos extre-
mos de deshonra, porque estas son con-
ductas personales, y tampoco se puede
llevar de la actitud personal a la deshonra
institucional.
La responsabilidad, dice, cae en el ám-
bito de las personas concretas y puntuales,
con nombre y apellido, con trayectoria y
con ubicación concreta, sus responsabili-
dades, como ya lo hizo Gómez Mont con
la renuncia al PAN.
“Queda en el ámbito personal de Nava
y de los coordinadores parlamentarios, y
en la de todos los que de alguna manera
creen que es posible negociar piezas legis-
lativas con actitudes o por conductas insti-
tucionales que toma un órgano distinto. El
que me enseñe la factura del partido que
tome las decisiones, porque ni siquiera el
dueño mayoritario de las Chivas puede ex-
plotar el nombre de las Chivas.”
–La factura la tiene Calderón, que
ejerce control en el PAN.
–Sí, pero la diferencia entre la factu-
ra unipersonal es que poco importaría el
sentimiento de los empleados. Este es un
empoderamiento, una capacidad de de-
cidir, pero que ha generado el desánimo,
que ha generado la desilusión, la irritación
y la división al interior del partido. No de
ahora, desde tiempo atrás.
García Cervantes insiste: “Estas prác-
ticas de hacer política cupular, que llaman
civilizatorias, sin tomar en cuenta la deli-
beración de órganos colegiados ni muchí-
simo menos los sentimientos, el estado de
ánimo de las bases y de los militantes, da
como resultado todo esto”.
Convencido de que la política se debe
subordinar a la ética, el senador dice que
es posible corregir el rumbo: “Tampoco
puedo hacer de un episodio destino. Esta-
mos en presencia de una perversidad de la
política al tratar de llevar una negociación
de carácter legislativo a un comportamien-
to electoral. Eso está reprobado. Punto. El
PAN tiene un capital político y una reser-
va moral que lo puede sacar adelante con
toda tranquilidad”.
–¿Ha pensado renunciar al PAN?
–Como pensado, sí.
–¿Y qué lo ha hecho desistir?
–Esos pensamientos están en el ámbi-
to personal. Pero, además, no se me ade-
lante. Ya lo veremos… ●
POLÍ TI CA / PAN
Política Alianza-Pri 1738.indd 32 2/20/10 1:05 AM

1738 / 21 de febrero de 2010 33
Política Alianza-Pri 1738.indd 33 2/20/10 1:05 AM
combate
Ocho meses se cumplieron ya del asesinato de La
Parkita y Espectrito II –los hermanos Alberto y Ale-
jandro Pérez Jiménez–, y el juicio que se sigue a las
prostitutas acusadas de los homicidios todavía no
termina. Si bien está claro que ambos luchadores
rompieron su juramento de no beber alcohol y, pre-
sas fáciles, cayeron en manos de La Tía y de La Gor-
da, sus familiares y amigos se resisten a creer que el
móvil del crimen haya sido el robo. El objetivo era
matarlos, dicen. Vidas marcadas por la pobreza y los
abusos de los empresarios de la lucha libre, las de
los gemelos Alberto y Alejandro se insertan de prin-
cipio a fin, cuando no en la ironía, en la tragedia.
Primera caída: ¿Qué diablos pasó?
C
uando Estela se enteró de que
salió en las noticias lo que hi-
zo con María de los Ángeles, la
llamó y le dijo: “¡Vámonos. No
podemos quedarnos aquí! Tú y
yo somos una sola persona: tú
me ayudas, yo te ayudo”.
Horas antes de que el escándalo se di-
fundiera por televisión, el luchador inde-
pendiente Pequeño Halloween mandó un
mensaje al celular de Alberto Pérez Jimé-
nez, La Parkita. Le recordó que debía en-
viarle por correo electrónico fotografías de
sus acrobacias y llaves para una gira próxi-
ma a El Salvador. No obtuvo respuesta.
Mario Pérez Jiménez, Espectrito I, sa-
bía que su hermano Alberto estaba a punto
de firmar con Telcel un contrato publicita-
Juan Pablo Proal
F
o
t
o
s
:

A
l
e
j
a
n
d
r
o

S
a
l
d
í
v
a
r
El último
“La Parkita”
“E
s
p
e
c
trito
II”
34
1738 / 21 de febrero de 2010
Luchadores.indd 34 2/20/10 1:11 AM
rio; que organizaba funciones de caridad
para niños con cáncer; que tenía contacto
con el Teletón y que en unos meses saldría
a la venta su tercer disco de música norte-
ña. Pero, sobre todo, estaba consciente de
algo que su familia daba como un hecho:
sus hermanos, los gemelos Alberto y Ale-
jandro, “estaban jurados” para no ingerir
bebidas alcohólicas.
La Parkita se separó de Jessica a causa
de su alcoholismo, pero quería recuperar
su amor. Un día antes de morir le mandó
un mensaje al celular: “Dios es más gran-
de. Yo hoy creo en Él. Y yo te amo. Es la
lucha más difícil de mi vida y lucharé has-
ta que Dios me diga si gané o perdí, pero
no me voy vacío porque hay un trofeo más
lindo que la vida me dio en ti”.
Según algunos conocidos de La Parki-
ta, el domingo 29 de junio de 2009 parti-
cipó en una función auspiciada por el par-
tido Convergencia en Naucalpan, Estado
de México, donde ganó 500 pesos. La tar-
de de ese día visitó a su exsuegra y le dejó
300 pesos; se quedó con 200 y abordó un
taxi para ir al hotel San Simón, en la co-
lonia Obrera, donde se hospedaba con su
hermano gemelo Alejandro, Espectrito II.
En los últimos meses los gemelos, de
por sí inseparables desde la infancia, traba-
jaban, viajaban y dormían juntos. Ambos
estaban separados de sus mujeres y querían
recuperarlas. De ahí el juramento.
Varios de sus amigos se resisten a creer
que consumieran drogas. Sin embargo, el
Servicio Médico Forense reveló que en-
contró rastros de cocaína en la sangre de
La Parkita y alcohol en tercer grado en Es-
pectrito II.
Segunda caída: Rudas vs. técnicos
Los viernes y los sábados Estela González
Calva, La Tía, se dirigía a la Plaza de Gari-
baldi en busca de clientes. Ejercía la prosti-
tución entre mariachis y borrachos. Sí, a pe-
sar de sus 65 años. ¿Su horario de trabajo?
De nueve de la noche a tres de la mañana.
En su declaración ministerial –consul-
tada por Proceso–, describió su manera de
trabajar: se sentaba en las jardineras de la
plaza en espera de que un cliente se anima-
ra a pasar un rato con ella. Por cada servicio
cobraba 300 pesos por adelantado. Reveló
que esta actividad le redituaba alrededor de
3 mil pesos mensuales.
Por su parte, María de los Ángeles Sán-
chez Rueda, La Gorda, aseguró que cono-
ció a La Tía cuatro o cinco meses antes de
la tragedia. Se enteró de que esta mujer no
sólo vivía de la prostitución, sino también
de asaltar a sus clientes. ¿El método? Colo-
caba gotas oftalmológicas en sus bebidas,
los dormía y les robaba la cartera. Los tes-
timonios de ambas coinciden: sólo trabaja-
ban viernes y sábados de nueve de la noche
a tres de la mañana.
De acuerdo con la Procuraduría Ge-
neral de Justicia del Distrito Federal
(PGJDF), después de llegar al hotel donde
se hospedaba La Parkita aceptó la invita-
ción de su hermano Alejandro para tomar
unas cervezas en Garibaldi.
Un alto funcionario de la dependencia
comentó a este semanario que, ya borra-
chos, los “miniluchadores” no dejaban de
pedirle al mezclador de música del bar La
Nueva Revancha, donde supuestamente
bebieron, que los presentara con los parro-
quianos como estrellas de la lucha libre.
En ese lugar, decorado con muebles co-
lor naranja fluorescente, el olor de los sudo-
res se mezcla con los aromas de los perfu-
mes de las bailarinas que ahí trabajan. Los
clientes deben cubrir el consumo mínimo
de 150 pesos para que alguna de ellas los
acompañe un rato en su mesa. Uno de los
cadeneros del antro comentó al reportero
que el personal tiene prohibido hablar del
caso de los luchadores. Adentro, dos mu-
jeres aseguraron que La Tía y La Gorda no
eran conocidas en la zona.
Tampoco formaban parte de la banda
de Las Goteras, desarticulada en 2007 y
liderada, según la propia PGJDF, por Da-
maris Hernández Mejía. Operaban en ba-
res y restaurantes de la Ciudad de México.
◆ ◆ ◆
La madrugada del 30 de junio, borrachos
y sin dinero, los luchadores coquetearon
en la vía pública con La Tía y La Gorda,
a quienes persuadieron de que tuvieran re-
laciones sexuales con ellos sin anticipo de
por medio. Esta es la versión de La Tía, mas
no de La Gorda, quien refiere algo distin-
to: que La Tía le pidió al botellero El Burro
que invitara una copa a sus “amigos chapa-
rritos”, para luego llevarlos al hotel.
Alejandro y Alberto fueron hijos de
María Jiménez Bautista, una madre solte-
ra de Ciudad Nezahualcóyotl. En la escuela
eran peleoneros y se distinguían por su pa-
sión por el futbol. Sólo terminaron la pri-
maria y, como la mayoría de sus hermanos,
en la adolescencia tuvieron que ayudar a su
madre en un tianguis vendiendo fruta.
En la casa no había televisión, por lo
que la familia no podía ver las peleas de
lucha libre, sobre todo las de Mario Espec-
trito I, el hermano mayor, quien alentó a
los gemelos a que practicaran ese deporte.
A finales de los ochenta, el Consejo Mun-
dial de Lucha Libre (CMLL) lanzó un pro-
yecto para desplazar a los luchadores enanos
y sustituirlos por gladiadores “pequeños”, cu-
ya estatura no rebasara los 1.55 metros. Mario
formó parte de este plan y en 1988 debutó co-
mo Espectrito I, al lado de Mascarita Sagra-
da. Cuatro años después, Alejandro y Alberto
se iniciaron en el ensogado como Los Geme-
los Diablo en el CMLL.
Corría 1992 y el empresario Antonio
Peña creó la compañía AAA, cuyo propó-
sito era competir con el CMLL. Numero-
sos luchadores se cambiaron a aquélla, en-
tre ellos Espectrito II y La Parkita.
Para Mascarita Sagrada trabajar con
AAA fue “una pesadilla”. No había pre-
sentaciones para los luchadores pequeños;
solamente los gladiadores de renombre te-
nían agenda y el resto parecía no tener ca-
bida en la promotora.
Pequeño Halloween sufrió por la desor-
ganización de AAA. Vino desde Tijuana al
Distrito Federal porque la firma se había in-
teresado en él. Cuando se cumplió la pri-
mera quincena, en vez de recibir su paga le
dijeron que no había dinero y que no ten-
dría presentaciones para ese día ni para las
próximas semanas. Abrumado, se encontró
en los vestidores con La Parkita y le contó
su problema. Éste sacó un billete de 100 pe-
sos, lo puso en sus manos, partió a la mitad
una torta que llevaba en su mochila y le re-
galó dos boletos del Metro.
Fue en medio de la crisis de la AAA
que La Parkita creó y consolidó su per-
sonaje. Mientras tanto, Espectrito II hizo
una pausa en su carrera. Viajó a Estados
Unidos, donde se encontró con su medio
hermano Juan Noriega Jiménez para tra-
bajar en la cocina de una pizzería.
Sin dudarlo, Espectrito I, el mayor de los
hermanos Pérez Jiménez, reconoce que La
Parkita era el líder de los tres. Precisa que él
estaba al tanto de las presentaciones y se en-
cargaba de los contactos con empresas, te-
levisoras y otros medios de comunicación.
“Era muy simpático, muy buen papá.
En mi casa jugábamos a las luchas porque
él me enseñaba”, dice su hija Kari Lizete
Pérez Mosqueda, de 10 años, quien se sa-
be a la perfección la canción Súper héroe,
parte del repertorio de su padre.
A ritmo de cumbia, la canción dice:
“Quisiera convertirme en súper héroe /pa-
ra ayudar a todos los demás /tener mucha
estatura y ser muy fuerte /hacer que triun-
fe el bien sobre el mal”.
La niña recuerda que a su papá le gus-
taban mucho las películas infantiles, y que
hasta lloraba en las partes más emotivas de
los largometrajes de Disney.
A su regreso de Estados Unidos, Espec-
trito II ya no se separó de La Parkita, con
quien hizo una sólida mancuerna. En el en-
cordado, Alejandro se caracterizaba por su
estilo versátil y espontáneo. Tenía gran ve-
locidad para aplicar las llaves, pero su sello
distintivo consistía en imitar los movimien-
tos de sus adversarios. De esta manera los
desconcertaba y podía vencerlos.
¿Cuánto ganaban? Jessica calcula que
recibían en promedio 15 mil pesos al mes.
El lado altruista de La Parkita es recrea-
do por su compañera. Cuenta que, en una
ocasión, un niño con cáncer le pidió dinero,
a lo que él no solamente accedió, sino que
organizó funciones de lucha cuyas ganan-
cias se destinaron al tratamiento del niño.
JUSTI CI A
Luchadores.indd 35 2/18/10 10:40 PM
El año pasado, comenta Jessica, La
Parkita tuvo problemas con la justicia. Per-
maneció cuatro meses y medio en el Reclu-
sorio Norte acusado de clonación de tarjeta,
pero recuperó su libertad por falta de prue-
bas. Su detención ocurrió en un restauran-
te de la Ciudad de México, cuando el lucha-
dor intentó pagar la cuenta con un plástico
que, se dijo, era falsificado.
Tercera caída: hotel de quinta
Espectrito II y La Parkita pasaron su última
noche en una de las habitaciones del hotel
Moderno, ubicado en las inmediaciones de
la zona roja de Garibaldi. El precio de cada
cuarto varía de acuerdo con los servicios. Un
cuarto sin baño cuesta 80 pesos y con baño
90. El establecimiento tiene un olor pene-
trante a cloro, sustancia que al parecer no ha
tocado los pisos ni los recovecos de las pare-
des, atiborradas de mugre y telarañas.
Allí, en una misma habitación quedaron
muertos Espectrito II y La Parkita. Al día
siguiente, sus rostros aparecieron en la tele-
visión. De acuerdo con la versión difundi-
da por la PGJDF, ambos fueron asesinados
por dos prostitutas, quienes les suministra-
ron una dosis letal de gotas of-
talmológicas que les ocasionó
un paro respiratorio.
Cuando se dio a conocer
el hecho, Mascarita Sagrada
quería saber cuáles de todos los
Espectritos y Parkitas habían
muerto. El problema: al menos
seis luchadores usan el nombre
de Parkita y dos más el de Es-
pectrito debido al vacío legal
que existe en cuanto a la pro-
piedad de los personajes. Se-
manas después de los hechos,
antes de cada combate Espec-
trito I aclaraba al público que
el muerto era su hermano.
En su versión, La Tía re-
fiere: “ellos nos comenza-
ron a agredir verbalmente
diciéndonos pinches pu-
tas baratas”. Pero La Gorda
niega que haya existido esa
agresión. Más aún, en su de-
claración responsabiliza a
su compañera de los homi-
cidios. Y refiere que La Tía
se puso de acuerdo con la re-
cepcionista del hotel para evitar el
pago de la habitación, puesto que los clien-
tes no traían dinero.
Afirma que La Tía bajó por unas cerve-
zas, colocó las gotas oftalmológicas en las
latas de Tecate y se las dio de beber a los lu-
chadores, con la intención de robarles sus te-
léfonos celulares, pues carecían de efectivo.
“Lo que me extraña es cómo fueron a
caer con este tipo de mujeres tan mayores.
Una cosa es ser urgido y otra cosa es ser
súper urgido”, dice, extrañado, Jorge Her-
nández, el barman de Las Chelas Locas,
donde los gemelos acostumbraban ir a to-
mar antes de “jurarse”.
“Es ilógico por la edad de las señoras
y el lugar que visitaron. Nunca asistían a
Garibaldi. Iban a cantinas, centros noctur-
nos y discotecas, no voy a negarlo, pero
nunca ahí”, enfatiza Jessica.
Familiares de los luchadores sostienen
que las dos prostitutas sólo buscaban asesi-
nar a sus hermanos. “No querían robarles,
puesto que no traían dinero. Tampoco se-
cuestrarlos, ni siquiera amedrentarlos. No,
el móvil era asesinarlos”, dicen convencidos
Argumentan que todo es muy confuso.
“No sabemos por qué razón acabaron be-
biendo en Garibaldi con prostitutas de tan
avanzada edad que no acostumbraban traba-
jar en domingo. Cómo los asaltaron si ya no
traían dinero. ¿Por qué esa muerte trágica?”.
El video del hotel Moderno también
queda en entredicho: una de las empleadas
manipuló la grabación del momento en el
que llegan las dos prostitutas acompaña-
das de los hermanos. Según la PGJDF, la
misma trabajadora cambió el horario de la
llegada, para que no se viera que ella plati-
có con las prostitutas.
Botelleros, prostitutas y empleados del
hotel Moderno fueron citados a declarar en
el proceso que se les sigue a Estela González
Calva y a María de los Ángeles por homici-
dio culposo, delito que amerita entre 20 y 50
años de cárcel. Ambas permanecen deteni-
das en el penal de Santa Martha Acatitla. El
juicio aún no termina.
El día del sepelio, numerosos amigos,
seguidores e incluso beneficiarios del al-
truismo de los gladiadores les dieron el úl-
timo adiós. En el ambiente, dice Espectrito
I, se mantenía la misma enigmática pregun-
ta: “¿Cómo ocurrió?”.
A
l
e
j
a
n
d
r
o

S
a
l
d
í
v
a
r

/

P
r
o
c
e
s
o
f
o
t
o
El videorreportaje sobre el asesinato de Es-
pectrito II y La Parkita lo podrá usted con-
sultar a partir de este domingo 21 en
proceso.com.mx
D
a
v
i
d

D
e
o
l
a
r
t
e

/

P
r
o
c
e
s
o
f
o
t
o
“La Tía”. Hundida
El adiós
36 1738 / 21 de febrero de 2010
Luchadores.indd 36 2/18/10 10:40 PM
Luchadores.indd 37 2/18/10 10:40 PM
Los
retos,
los miedos...
Carlos Acosta Córdova
P
or fin, Brasil y México, las
economías uno y dos de Amé-
rica Latina, están dispuestos a
dejar atrás décadas de distan-
ciamiento económico y co-
mercial y, aun, de rivalidad
diplomática y política.
Más allá del momento económico, so-
cial e internacional que vive cada uno de
los dos países, existe consenso en sus go-
biernos de que ya no hay razón para seguir
postergando la firma de un Tratado de Libre
Comercio bilateral, que le daría a cada país
la fuerza comercial y económica equipara-
ble, por ejemplo, a la de potencias econó-
micas europeas como Francia o Inglaterra.
Porque si se suma el Producto Inter-
no Bruto (PIB) de cada país –1.1 billo-
nes de dólares el de México, 1.6 billones el
de Brasil–, la economía conjunta compite
con el valor de cada una de esas economías
europeas.
Inclusive, si se mide el PIB en relación
con su paridad de poder adquisitivo –que
da una idea más real del nivel de vida de un
país, pues toma en cuenta las variaciones de
precios–, resulta que las economías de Bra-
sil y México, juntas, alcanzan un valor de
poco más de 3.5 billones de dólares, cifra
no muy distante de los 3.7 billones de Ale-
mania, que es la cuarta economía del mun-
do. Ambas son la octava y la decimoterce-
ra economía a nivel mundial, según el FMI,
y la décima y la decimotercera, de acuerdo
con el Banco Mundial.
Además de esa posible fuerza eco-
nómica, otra buena razón que aducen los
gobiernos de ambos países es el recono-
cimiento de que han desaprovechado el
mercado que cada uno ofrece al otro. Tan
sólo en términos de población, para na-
da es desdeñable el mercado potencial de
consumidores que se ofrecen uno y otro.
Brasil rebasa los 193 millones de habitan-
tes; México, los 107 millones.
La suma, algo más de 300 millones de
personas, es un mercado formidable que ha
sido aprovechada, sólo de manera indivi-
dual, por trasnacionales de uno y otro país.
Por ejemplo, las mexicanas Telmex y
América Móvil, de Carlos Slim, han po-
dido hacer grandes negocios en Brasil, in-
clusive en áreas donde están vetadas en
México, como la televisión por cable. La
Empresa Brasileira de Telecomunicaçoes,
S.A. (la emblemática Embratel), no es,
ahora, más que la subsidiaria más impor-
A
P

p
h
o
t
o

/

E
r
a
l
d
o

P
e
r
e
s
38
1738 / 21 de febrero de 2010
Brasil.indd 38 2/18/10 10:39 PM
Una vez superadas las rivalidades y los recelos diplo-
máticos, y si el miedo de los productores mexicanos a
sus contrapartes brasileñas no acaba por imponerse,
los presidentes Felipe Calderón y Luiz Inácio Lula da
Silva anunciarán esta semana el inicio formal de las
negociaciones para la firma de un Tratado de Libre Co-
mercio entre Brasil y México, las economías uno y dos
de América Latina, respectivamente. El temor que ello
concita en algunos sectores productivos mexicanos –el
agropecuario en particular– no es gratuito: les preocu-
pa no solamente la histórica incapacidad del gobierno
de México para encauzar acuerdos de este tipo de ma-
nera realmente favorable al país, sino también la alta
competitividad brasileña en el sector...
tante de Telmex fuera de México.
Por medio de ella, Telmex ofrece servi-
cios de larga distancia nacional e interna-
cional, transmisión de voz, datos, televisión
e internet, entre otros servicios. Y a través
de la brasileña Star One, la telefónica mexi-
cana ofrece servicios satelitales a su clien-
tela, y ella misma se beneficia del adelanto
tecnológico que le provee Embratel, pues
ésta tiene capacidad para colocar en el es-
pacio, a través de Star One –ya lo ha he-
cho–, satélites artificiales que les permiten
garantizar la continuidad de sus servicios.
Y a través de Claro, la operadora de te-
lefonía móvil más importante del subconti-
nente –opera en 14 naciones–, América Mó-
vil (Telcel), propietaria de 100% de aquélla,
concentra una tercera parte de los servicios
telefónicos móviles en todo Brasil.
Otras empresas mexicanas con fuer-
te presencia allá son Bimbo, de la fami-
lia Servitje, y Grupo Elektra, de Ricardo
Salinas Pliego. Bimbo ha tenido una pre-
sencia creciente y consistente; una de sus
últimas adquisiciones fue la de Plus Vita,
una de las panificadoras más importantes
de Brasil, que compró al 100%; ya había
comprado 75% de Nutrella Alimentos y el
total de Panificio Laura.
A su vez, Elektra tiene presencia re-
ciente, pero empuja con todo: tiene planea-
do establecer, en los próximos cuatro años,
unas mil 500 tiendas, además de que ya tie-
ne varias sucursales de Banco Azteca. Pe-
ro no se queda ahí: entre sus proyectos de
inversión se hallan los biocombustibles,
montadoras automotrices y fábricas de mo-
tos y muebles, de acuerdo con información
proporcionada por la Unidad de Inteligen-
cia de Negocios de Promexico.
Menos espectaculares, pero con fuerte
presencia allá, también están las empresas
Softtek (sistemas, tecnologías de la infor-
mación), Coca Cola Femsa, Dako y Mabe
(electrodomésticos), Grupo Posadas (hote-
lería, turismo) y Mexichem (petroquímica).
De parte de Brasil, igual, son poderosas
trasnacionales las que más han aprovecha-
do las ventajas de la relación con México.
Es el caso muy reciente, sólo por citar un
ejemplo, de Braskem, la principal petroquí-
mica brasileña que, asociada, con empresas
mexicanas, construirá un complejo petro-
químico en Coatzacoalcos con una magna
inversión inicial de más de 2 mil 500 millo-
nes de dólares.
Pero más allá de los datos macro, que
muestran cómo se han desaprovechado las
potencialidades de uno y otro país, el caso
es que a ambos les urge formalizar un trata-
do de libre comercio que supere los múlti-
ples programas y acuerdos comerciales que
ya tienen firmados, pero que son más bien
magros en alcances y resultados.
Y cada quien tiene sus razones para
acelerar los pasos en pos del libre comer-
cio. Aun cuando México tiene tratados
comerciales con más de 30 países, sigue
adoleciendo de una abrumadora depen-
dencia respecto de la economía de Esta-
dos Unidos.
De hecho, una de las grandes lecciones
de la reciente crisis económica internacio-
nal para México fue la total vulnerabilidad
de su economía, producto de esa extrema
dependencia de Estados Unidos, que se
expresa en que más de 80% de nuestro co-
mercio internacional es precisamente con
ese país.
Por ello, desplomada la economía esta-
dunidense y abatida su demanda por pro-
ductos mexicanos, la economía nacional se
quedó colgada de la brocha.
Si la crisis internacional le significó
a Estados Unidos una caída de su PIB de
2.4%, para México fue la debacle: una caí-
da de 7% en la actividad económica para
todo 2009 (de -11% en el segundo trimes-
tre) y un desempleo abierto que llegó a ser,
en el momento más grave de la crisis, de 3
millones de personas en el total desampa-
ro; 5 millones con ocupaciones que no dan
ni para comer, y 12 millones de personas
en la informalidad, con salarios ínfimos,
de baja calidad, sin seguridad social ni

1738 / 21 de febrero de 2010

39
I NTERNACI ONAL / BRASI L-MÉXI CO
Brasil.indd 39 2/18/10 10:39 PM
nos temen perder el mercado de Estados Uni-
dos. Durante largo tiempo, precisa, muchos
de ellos se acostumbraron a la comodidad de
poderle vender su producción a esta potencia.
Sin embargo, advierte, eso es cosa del pasado,
pues ahora los mercados emergentes, como
los del BRIC, están ganando ese terreno.
Y agrega: “México tiene la necesidad de
abrir nuevas alianzas; no debería quedarse co-
mo rehén de algunos mercados”. Pone como
ejemplo los acuerdos establecidos en los no-
venta con Argentina para el desarrollo de la
ganadería y la exportación de carne. “Me pre-
guntaban cómo dejaba entrar a los argenti-
nos. Al final ganamos todos, los argentinos y
los brasileños, porque aprendimos y nos desa-
rrollamos. México debe entender que la reci-
procidad es algo verdadero y que si hacemos
un acuerdo estaremos importando de ellos ce-
bada, cortes de pollo y otros productos para
complementar nuestras industrias avícolas”.
Reticencias
Mientras que en México existen reservas
acerca de las tarifas de importación arance-
larias, no arancelarias y aduanales impuestas
por Brasil, los sectores del aluminio y farma-
céutico de este país exigen que se les incluya
en la tarifa cero –en la actualidad pagan 8%–
para entrar a México con sus productos y
competir con Canadá y Estados Unidos.
Durante las reuniones efectuadas en sep-
tiembre y octubre pasados –luego de la visita
de Calderón al país sudamericano– para ne-
gociar un acuerdo de libre comercio, el se-
cretario de Comercio Exterior, Welber Barral,
prestación económica alguna. Datos nun-
ca vistos en la historia reciente de México.
Voluntad política
Brasil, con una economía pujante, diversi-
ficada –tiene suscritos más de 150 acuer-
dos comerciales– y ávida por expandirse,
que sorteó felizmente la crisis económi-
ca internacional –de apenas 0.7% se esti-
ma la caída en su PIB en 2009, pero anun-
cia un crecimiento superior a 5% para este
año–, aparece sin duda como una oportu-
nidad para México.
Y México lo es, también, para Brasil.
Aunque le ha ido bien con la diversifica-
ción de sus mercados –25% de sus exporta-
ciones van a la Unión Europea; 15% a Es-
tados Unidos, un tanto igual a China y 10%
a su vecina Argentina–, no quiere desdeñar
más los 3 mil kilómetros de frontera entre
Estados Unidos y México, que hacen, jun-
to con Canadá, el mercado comercial más
grande del mundo, al que tendría acceso
con un TLC con México.
Pero, sobre todo, no quiere obviar más
De rivales a “socios”
Pablo Giuliano
S
AO PAULO.- La escuela de samba Vira-
douro paseó su esplendor en el desfile
del carnaval realizado en el sambódro-
mo de Río de Janeiro la madrugada
del 15 de febrero, con un homenaje a Méxi-
co que incluyó representaciones de Diego
Rivera, Frida Kahlo, Emiliano Zapata, Hernán
Cortés, la Virgen de Guadalupe y otras figuras
de la iconografía nacional.
En la era de la globalización, las afini-
dades entre México y Brasil van más allá
de las fiestas del carnaval. Prueba de ello es
que sus presidentes, Luiz Inácio Lula da Sil-
va y Felipe Calderón Hinojosa, han impul-
sado negociaciones para el establecimien-
to de un acuerdo de libre comercio entre
sus países. El propósito: estimular el inter-
cambio entre las dos mayores economías
de Latinoamérica.
Hasta ahora, el comercio bilateral entre
estos gigantes latinoamericanos es muy re-
ducido. En 2008 ascendió a 7 mil 400 mi-
llones de dólares, con balanza favorable a
Brasil por 4 mil 281 millones de dólares.
La participación brasileña en el merca-
do mexicano exterior es de 1.7% del total
de las importaciones mexicanas, y las ven-
tas mexicanas representan apenas 1.8% en
las importaciones brasileñas. En contraste,
las operaciones comerciales entre Argenti-
na y Brasil equivalen a unos 30 mil millones
de dólares cada año.
Como parte del grupo BRIC –que inclu-
ye a Rusia, India y China–, Brasil busca nuevos
socios para sus empresas. Desde que se inició
el gobierno de Lula, este país se lanzó de lle-
no a un periodo de internacionalización con
recursos aportados por el Banco Nacional de
Desarrollo Económico y Social (BNDES).
Para el gobierno brasileño, comenta a
Proceso un portavoz del Ministerio de De-
sarrollo, Industria y Comercio Exterior, el
desafío es crear las condiciones favorables
para que se establezca un acuerdo de libre
comercio con México. Las economías de
ambos países suman 70% del PIB de Amé-
rica Latina, y en conjunto cuentan con 50%
de la población latinoamericana.
Durante los últimos años, precisa, el
empuje de Brasil lo llevó a convertirse en el
primer exportador mundial de carne de po-
llo. Con Estados Unidos en crisis, Brasil ve
una oportunidad dorada para ganar el mer-
cado mexicano, su principal competidor
como potencia en la región.
El exministro de Agricultura y actual pre-
sidente de la Asociación Brasileña de Produc-
tores y Exportadores de Pollo (ABEF), Fran-
cisco Turra, dice al corresponsal que ante la
nueva coyuntura los empresarios mexica-
el potencial de negocios que ofrecen más
de 107 millones de consumidores mexica-
nos, a los que podría llegar sin los altos cos-
tos ni la gravosa logística que le significa
comerciar con países europeos y asiáticos.
La razones económicas, pues, están
dadas. La voluntad política, parece que
también. Desde agosto del año pasado, los
presidentes de los dos países anunciaron el
compromiso de iniciar consultas internas
para ver la posibilidad de ampliar sensi-
blemente el comercio entre los dos países
A
P

p
h
o
t
o

/

A
n
d
r
e

P
e
n
n
e
r
Brasil. Potencia agroindustrial
40 1738 / 21 de febrero de 2010
Brasil.indd 40 2/18/10 10:39 PM
y, de lograrse los consensos necesarios,
apostar a un Tratado de Libre Comercio.
La necesidad de éste parte de una lógi-
ca impecable, que ya han expresado públi-
camente los presidentes Lula y Calderón,
así como algunos sectores empresaria-
les de uno y otro país, y que es el absurdo
abandono de las potencialidades que cada
uno ofrece al otro.
Y los datos duros lo confirman así.
Por ejemplo, entre enero y noviembre de
2009 –el dato más actual de la Secretaría
de Economía–, México hizo exportacio-
nes por 206 mil 682 millones de dólares. A
Estados Unidos y Canadá fueron 174 mil
millones, es decir, 84.2%, mientras que a
Brasil se destinaron mercancías con valor
de 2 mil 206 millones… ¡1% del total!
Con las importaciones, igual. En ese
mismo periodo, México importó bienes y
servicios por 211 mil 200 millones de dó-
lares. De Estados Unidos y Canadá lle-
garon mercancías por 108 mil millones,
51%. De Brasil, en cambio, se importa-
ron mercancías por 3 mil 178 millones de
dólares, un minúsculo 1.5%.
y el director regional de la cancillería, Paulo
Franca, principales negociadores brasileños,
escucharon los planteamientos de empresa-
rios mexicanos. Éstos, sobre todo de los sec-
tores de siderurgia, industria de alimentos y
agricultura, no se encuentran convencidos
de las bondades del pacto comercial y han
manifestado sus reservas.
Por el lado brasileño, el ministro de Desa-
rrollo Agrario, Guilherme Cassel, puntualizó
que ante una eventual apertura de mercado
a los mexicanos, el gobierno deberá imponer
protecciones para la agricultura de autocon-
sumo. A su vez, representantes de la industria
petroquímica insistieron en que no puede ha-
ber una apertura indiscriminada y deben pre-
valecer algunas medidas proteccionistas.
Para la firma de un acuerdo comercial
con México, el gobierno de Lula pretende
establecer tres canastas de productos, con
cronogramas diferentes de eliminación de
tarifas y protección para productos sensibles
que cada país determine.
Actualmente, el comercio bilateral se rige
por los Acuerdos de Complementación Eco-
nómica 53 (ACE 53) –que incluye unos 800
productos sin tarifas– y por el ACE 55, del área
automotriz, principal resorte de los negocios
bilaterales.
Si los mexicanos ven a Brasil como una
amenaza en la agroindustria, desde la Aso-
ciación de Comercio Exterior de Brasil (AEB)
se asegura que México trata de manera dis-
criminatoria a los países que no pertenecen
al Tratado de Libre Comercio de América del
Norte (TLCAN).
“El acuerdo servirá para crear condicio-
nes equitativas de competencia en relación
con los países desarrollados que tienen ac-
ceso privilegiado al mercado mexicano, co-
mo los integrantes del TLCAN, la Unión Eu-
ropea, Japón e Israel”, asegura el director
de la AEB y experto en negociaciones co-
merciales internacionales, Mauro Laviola.
Sostiene que la negociación de un
acuerdo comercial que cuente con mecanis-
mos institucionales de solución inmediata
de controversias eliminará las preocupacio-
nes mexicanas sobre restricciones no tarifa-
rias y morosidad en la aduana brasileña.
El especialista considera que México
obtendría grandes beneficios al estable-
cer un tratado de libre comercio con el país
más poderoso del Mercado Común del
Sur. “México ya compite con Brasil en los
demás países del Mercosur, ya que tiene
acuerdos de liberación de tarifas con Uru-
guay y Argentina. Pero un acuerdo mayor
entre México y Brasil ciertamente podrá
afectar el acceso de los socios del Mercosur
al mercado brasileño”, apunta.
En 2010 Brasil prevé un crecimiento de
5.5% en su economía. Al igual que China
apuntala su recuperación luego de la crisis
mundial y le ofrece a México la oportunidad
de ya no depender por completo del TLCAN.
“Sería México el único país de fuera del Mer-
cosur que disfrutaría del trato preferencial en
el mercado brasileño”, plantea el experto. ●
De parte de Brasil, lo mismo. De las
exportaciones totales que realizó en 2008
–datos del Fondo Monetario Internacional
y la Secretaría de Economía–, y que suma-
ron 226 mil 764 millones de dólares, sólo
1.4% tuvo como destino a México.
Y a México le compró, en ese año,
apenas 1% de sus importaciones totales,
que sumaron ese año casi 227 mil millo-
nes de dólares.
Todo ello a pesar de que el comercio
mutuo ha crecido sensiblemente en las últi-
mas dos décadas. En 1990 el comercio bila-
teral sumó apenas 527 millones 395 mil dó-
lares; en 2000, los dos países se compraron
y se vendieron bienes y servicios por un to-
tal de casi 2 mil 500 millones. Para 2008, el
valor total del comercio entre ambos fue de
poco más de 8 mil 562 millones de dólares.
Es decir, de 1990 a 2000 el comercio
mutuo creció 372%, y entre 2000 y 2008,
243%. Ninguna relación comercial de
México con otro país ha incrementado a ese
ritmo. El problema es que es sobre montos
muy reducidos.
Igualmente, pese a ese ritmo de inter-
cambio comercial, es muy escasa la presen-
cia de empresas locales en uno y otro país.
La inversión en uno y otro, aunque creciente,
realmente no pinta dentro del total de inver-
sión extranjera directa que recibe cada uno.
El hecho puede ilustrarse de otra mane-
ra: en México están registradas poco menos
de 350 empresas con capital brasileño…
nada frente a las 22 mil empresas de origen
estadunidense que hay en el país, que tie-
nen invertidos 122 mil millones de dólares
–54% del total de la IED en México–, equi-
valentes a 12% del PIB nacional.
Así, entonces, hay de sobra espacio y
razones para una relación comercial más
intensa entre los dos países. El problema
son las resistencias y los miedos de los
productores mexicanos, que ven a un Bra-
sil embalado y avasallante.
Aunque parte de ese miedo es que un
TLC con Brasil les implica salir de la mo-
dorra y la comodidad de sólo comerciar con
quien está al otro lado de la frontera, lo cier-
to es que el país de Lula ciertamente es una
potencia económica que nos ha ido dejan-
do rezagados en el concierto internacional.
AP photo / Eraldo Peres
Petrobras. Autosuficiencia energética

1738 / 21 de febrero de 2010

41
I NTERNACI ONAL / BRASI L-MÉXI CO
Brasil.indd 41 2/18/10 10:39 PM
Y los más preocupados por la eventual
firma de un TLC son los productores agro-
pecuarios mexicanos. El Consejo Nacio-
nal Agropecuario (CNA), cuyas empresas
generan 70% de la producción de Méxi-
co en este rubro, es un hervidero: todos
los subsectores que la integran están avo-
cados a elaborar estudios y monografías,
producto por producto, sobre los posibles
impactos de un TLC con Brasil.
El CNA no ha expresado públicamen-
te una posición respecto del tema –porque
aún no la tiene definida–, aunque interna-
mente, y así se lo han hecho saber en pri-
vado a funcionarios del gobierno federal,
manifestarán su rechazo a ese TLC. Su ar-
gumento: que primero se eficienten y reen-
caminen los múltiples acuerdos y tratados
comerciales que ha firmado México.
En realidad, es el miedo a los brasile-
ños lo que invade a los productores agro-
pecuarios del país. Aunque ese miedo no
es gratuito.
Datos del Grupo Consultor de Merca-
dos Agrícolas, que dirige Juan Carlos Ana-
ya, una de las firmas de análisis y consulto-
ría nacionales más importantes en materia
agropecuaria –con servicios desde hace 14
años para dependencias gubernamentales y
empresas del ramo– dan cuenta del poderío
de los productores brasileños.
Por ejemplo, en el caso del maíz, Bra-
sil es el tercer productor y el segundo expor-
tador en el mundo. En cambio, México es
el cuarto productor y segundo importador
mundial. En números: Brasil genera 6.4%
de la producción total de maíz en el mundo y
vende 10.6% de las ventas totales. En cam-
bio, México produce 2.7% del total mundial,
Divisiones en la “Cumbre de la Unidad”
Homero Campa
E
l gobierno de Felipe Calderón la bauti-
zó como la “Cumbre de la Unidad”.
A ella asisten prácticamente todos
los presidentes de América Latina y
del Caribe con un propósito explícito: crear
un nuevo organismo regional que –sin Esta-
dos Unidos ni Canadá– pueda resolver pro-
blemas políticos y económicos de los paí-
ses latinoamericanos y, a la vez, posicionar
a éstos como un bloque ante la comunidad
internacional.
De acuerdo con los documentos prepa-
ratorios de la “Cumbre de la Unidad” –que
se llevará a cabo del 21 al 23 de febrero, en
Cancún–, este nuevo organismo surgirá de
la fusión gradual de dos instancias regiona-
les: el Grupo de Río y la Cumbre de América
Latina y el Caribe sobre Integración y Desa-
rrollo (Calc). El primero es un mecanismo de
concertación y diálogo políticos. Fue creado
en diciembre de 1986 y lo integran 24 paí-
ses. México, país fundador, ocupa la secre-
taría pro témpore desde 2008 y en Cancún
la entregará a Chile. La segunda instancia
nació en diciembre de 2008 en San Salva-
dor de Bahía, Brasil, lo forman 33 países y su
objetivo es impulsar los procesos de integra-
ción y cooperación económica entre las na-
ciones del subcontinente.
Pero la “Cumbre de la Unidad” ocurre
en un contexto en el que impera la división
de los países latinoamericanos: los gobiernos
de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de
Nuestra América (Alba) –particularmente los
de Hugo Chávez de Venezuela y Rafael Co-
rrea de Ecuador– mantienen constantes dife-
rendos con el de Álvaro Uribe, de Colombia,
al que acusan de “títere del Imperio” esta-
dunidense; mandatarios de derecha –como
el recién electo Sebastian Piñera, de Chile– o
de izquierda moderada –como Alan García
de Perú– toman distancia respecto del “po-
pulismo bolivariano” de Chávez y lo acusan
de antidemocrático y de querer desestabili-
zar la región; el gobierno uruguayo de Taba-
ré Vázquez y el argentino de Cristina Fernán-
dez mantienen su diferendo en torno de la
construcción de una empresa papelera en la
frontera entre ambos países; el gobierno de
Bachelet hereda a su sucesor, Piñera, el con-
flicto irresuelto con Bolivia de la salida al mar
de este país; etcétera.
Un ejemplo ilustrativo de las posiciones
encontradas en el subcontinente: mien-
tras los integrantes del Alba se niegan a re-
conocer al gobierno de Porfirio Lobo en
Honduras porque, afirman, es producto
de un golpe de Estado; otras naciones –co-
mo Panamá y Colombia–, ya lo reconocen
abiertamente; y otras más –como México
y Brasil– esperan que cumpla las condicio-
nes impuestas por la comunidad interame-
ricana.
Son tales las diferencias que los gobier-
nos no se ponen de acuerdo en el nombre
del nuevo organismo regional, cuya gesta-
ción será anunciada en Cancún: México pro-
pone que se llame Unión de América Latina y
el Caribe; Paraguay también coincide en que
se llame Unión, pero Latinoamericana y del
Caribe; Brasil se opone debido a que ello se
puede confundir con el de la Unión de Na-
ciones de América del Sur (Unasur), cuyo na-
cimiento auspició, y puso sobre la mesa el
nombre de Comunidad de América Latina y
El Caribe; otros se decantan por Asociación
de Estados de América Latina y del Caribe.
“El nombre es lo de menos. Me atrevo a
A
P

p
h
o
t
o

/

A
n
d
r
e

P
e
n
n
e
r
Salvador de Bahía, diciembre de 2008. La cita previa
42
1738 / 21 de febrero de 2010
Brasil.indd 42 2/18/10 10:39 PM
pero debe comprar 11.2% de todo el maíz
que se vende en el mundo.
En el caso del café, Brasil es el prin-
cipal productor y exportador del mundo;
mientras que México apenas exporta par-
te de su producción. En el actual ciclo de
mercado, aquel país produjo casi 44 millo-
nes de toneladas de café; México, unas 4.5
millones de toneladas.
También en el caso del azúcar, Brasil
es el más grande productor y exportador,
mientras que México no es autosuficiente.
Brasil produjo casi 36 millones de tonela-
das y México poco más de cinco millones
de toneladas.
Otras fortalezas brasileñas inhiben al
empresariado mexicano. Brasil es autosufi-
ciente en petróleo y el mayor productor de
etanol. Nuevos megayacimientos de crudo
y una política energética que permite una
participación activa de empresas privadas,
nacionales y extranjeras, están por conver-
tir al país en una potencia petrolera, cuando
hace 10 años importaban crudo.
Es tal el desempeño económico y finan-
ciero de Brasil que en el mundo se festeja un
hecho insólito: ya no sólo no le pide presta-
do al Fondo Monetario Internacional, sino
que ahora Brasil le presta a ese organismo.
Y aunque tiene muchos problemas irre-
sueltos, similares a los de México –desigual-
dad social, insuficiencia educativa, burocra-
cia excesiva, corrupción, violencia y narco–,
goza de una muy superior imagen interna-
cional, que ha convertido al país en el anfi-
trión de próximos Juegos Olímpicos y Copa
Mundial de Futbol.
Pero aun lidiando con ello, México po-
dría tener en Brasil una tabla de salvación.
decir que es una minucia frente a lo impor-
tante de la Cumbre: la convergencia de las
agendas del Grupo de Río y de la Calc para,
en una misma sesión, abordar los temas re-
gionales que nos son comunes”, dice Salva-
dor Beltrán del Río, subsecretario para Amé-
rica Latina y del Caribe de la Secretaría de
Relaciones Exteriores.
En entrevista con Proceso, sostiene que
los latinoamericanos “nos pondremos de
acuerdo” sobre los tiempos y el ritmo que
permita crear este nuevo organismo. Afirma
que existe consenso de que éste es “un paso
necesario” tanto para resolver problemas en
la región como para asumir posiciones co-
munes ante otros foros internacionales, co-
mo Naciones Unidas y la Unión Europea, en
temas como el cambio climático, el crimen
organizado y el desarrollo económico.
Rechaza que exista el temor de que si
este proyecto fracasa, se pierda el meca-
nismo del Grupo de Río que desde hace 24
años ha impulsado –con altibajos– el diá-
logo y la concertación política entre la ma-
yoría de las naciones de la región. Sostiene
que el nuevo organismo integrará la expe-
riencia y los métodos de trabajo del Grupo
de Río: un mecanismo flexible de consulta
y toma de decisiones, cuya creación no está
asentada en un tratado internacional ni tie-
ne burocracia ni impone cuotas económicas
a sus integrantes.
A Beltrán del Río se le expone una preo-
cupación expresada en corto por represen-
tantes de varios países: que los países del
Alba se apoderen del nuevo organismo y lo
conduzcan en función de sus intereses. Uno
de ellos: la confrontación con Estados Uni-
dos, el supuesto amigo, socio y aliado del
gobierno de México.
–¿Cómo se eliminará o reducirá ese ries-
go? –se le pregunta.
–Esta instancia regional va a trabajar con
base en el consenso de sus países miembros.
Eso reduce los riesgos (…)
Rechaza que este nuevo organismo du-
plique las funciones de la Organización de
Estados Americanos (OEA) –la cual tam-
bién tiene entre sus objetivos el diálogo y la
concertación política de los países de la re-
gión– o que incluso intente desplazarla ante
la debilidad que ésta mostró para restituir al
presidente hondureño Manuel Zelaya tras el
golpe de Estado que sufrió en junio pasado.
Pone un ejemplo sobre cómo “evitar la
duplicidad de esfuerzos” con la OEA: apro-
vechar los mecanismos subregionales para
avanzar en la integración del subcontinen-
te. Así, dice, se puede conectar el Proyecto
Mesoamérica (impulsado por México) con
el de Integración de la Infraestructura Re-
gional Sudamericana (IRSA) para crear una
red de producción y distribución eléctri-
ca desde México hasta Chile; o se pueden
coor dinar los esfuerzos de los países del área
para apoyar a Haití en la etapa de recons-
trucción (tema que está en la agenda de la
cita de Cancún); o se pueden fijar posicio-
nes comunes ante la próxima cumbre sobre
cambio climático que a finales de este año
también se llevará a cabo en Cancún; o….
–A propósito de la OEA y Honduras,
¿considera que este organismo fracasó para
restituir el orden constitucional en ese país?.
–La OEA hizo lo que estaba dentro de
sus posibilidades. No podía ir más allá de la
sanción que impuso (al gobierno golpista):
suspenderlo como país miembro. Fuera de
eso no podía hacer más, aunque esa nación
reciente todavía la cancelación temporal de
varios créditos internacionales.
Beltrán del Río comenta que el ca-
so Honduras abrió un debate dentro de la
OEA. “Hay quienes sostienen que este or-
ganismo debe tener mayores facultades pa-
ra que pueda implementar medidas coer-
citivas y así hacer valer sus decisiones. Esto
se debe abordar en el marco de su próxima
asamblea”, dice.
Recuerda que el presidente hondureño
Porfirio Lobo no fue invitado a la Cumbre
de Cancún debido a que la OEA aún no le-
vanta las sanciones contra ese país. Rechaza
la versión de que los presidentes de las na-
ciones del Alba amenazaron con no asistir a
Cancún si Lobo era invitado.
Explica que México no ha roto relacio-
nes con el Estado Hondureño, pero aún no
reconoce al gobierno de Lobo. Expone que
dicho reconocimiento depende de la deci-
sión que tome la OEA respecto de la rein-
corporación de Honduras, así como de que
Lobo cumpla las condiciones de este orga-
nismo continental.
Enumera estas condiciones: que excan-
didatos presidenciales que compitieron con
Lobo en las pasadas elecciones de noviembre
se incorporen a su gabinete; que se establez-
ca una Comisión de Verdad, pues hasta el
momento sólo se ha formado un grupo que
trabaja en la integración de dicha Comisión;
que una Ley de Amnistía –ya aprobada por el
congreso hondureño– se publique en la ga-
ceta oficial de ese país…
El reportero comenta al subsecretario la
tesis de los intelectuales Jorge Castañeda y
Héctor Aguilar Camín, expuesta en el ensayo
Un futuro para México, en el sentido de que el
país se enfrenta al dilema de dónde quiere es-
tar: en América Latina –donde están su cora-
zón, su idioma y una cultura afín– o en Amé-
rica del Norte –donde están su “cartera”, su
cabeza y la undécima parte de su población.
“Ese es un falso dilema”, ataja Beltrán
del Río. Y dice que México se encuentra en
ambos ámbitos. Más, sostiene que “la posi-
ción del gobierno de Calderón es clara: ser
la puerta de entrada de Estados Unidos ha-
cia América Latina, un puente entre ambas
regiones…”
–Ese tipo de posición molesta mucho a
los sudamericanos. Dicen que no necesitan
a México como “puente” de Estados Uni-
dos… –acota el reportero.
–Como nosotros tampoco necesitamos
hacer a un lado nuestra pertenencia con Amé-
rica Latina y el Caribe para avanzar en nuestra
relación bilateral con Estados Unidos…
–Se plantearía así: ¿Por qué necesitamos
mostrarnos vociferantes latinoamericanistas
cuando en realidad estamos enchufados a
Estados Unidos? Pareciera que con este tipo
de cumbres jugamos a esconder nuestra de-
pendencia de Estados Unidos.
–No se trata de eso, sino de reconocer
nuestra pertenencia a esta región latinoa-
mericana y caribeña sin necesidad de con-
frontarnos con Estados Unidos o con cual-
quier otro país, como España, o instancia
internacional, como la OEA… ●

1738 / 21 de febrero de 2010

43
I NTERNACI ONAL / BRASI L-MÉXI CO
Brasil.indd 43 2/18/10 10:39 PM
Siembra
de problemas
A contracorriente de la Unión Europea, México autorizó la experi-
mentación con cultivos de maíz transgénico que, de acuerdo con va-
rios estudios, representan un riesgo al medio ambiente, así como una
amenaza a la salud humana y animal. Monsanto, Dow AgroSciences
y Pioneer son las trasnacionales que realizan esos experimentos en
el país, con el aval de la Sagarpa y la Semarnat.
Marco Appel
E
d
u
a
r
d
o

M
i
r
a
n
d
a
Cultivos experimentales en México. Amenaza transgénica
Europa.indd 44 2/18/10 10:39 PM
B
RUSELAS.- El pasado 19 de oc-
tubre, los 27 ministros de Agri-
cultura de la Unión Europea
(UE) confirmaron su rechazo al
cultivo de los maíces transgéni-
cos  tipo MON 88017 y MON
89034 –de la firma estadunidense Monsan-
to–, los mismos que sí aprobó el gobierno
de Felipe Calderón para su siembra experi-
mental en México.
Los ministros europeos  incluso des-
cartaron, ese mismo día, emitir una auto-
rización  común que permitiera  la impor-
tación, a  todo el territorio de la  UE, de
tales tipos de maíz genéticamente modifi-
cados, que serían utilizados para elaborar
comida y como alimento para animales.
La razón: el potencial riesgo de efectos
indeseables tanto al medio ambiente como
a la salud humana y animal.
Antes, el 22 de julio de 2009, en el Co-
mité Permanente de la Cadena Alimenti-
cia y de la Salud Animal de la UE –que
vigila la calidad de cualquier tipo de ali-
mento–, sólo 14 de los 27 Estados miem-
bros votaron a favor de su importación.
España es el único país de los 27 que
integran la Unión Europea (UE) donde es-
tá autorizada la comercialización a gran
escala del maíz transgénico, según un in-
forme de Greenpeace International.
La empresa suiza Syngenta fue la pri-
mera en obtener el permiso de venta en
1998, y luego la estadunidense Monsanto,
que actualmente comercializa en ese país
50 variedades distintas de maíz OGM tipo
MON 810.
Tanto el cultivo de maíz transgénico co-
mo su comercialización están prohibidos
en  Austria, Francia, Grecia, Hungría, Ale-
mania y Luxemburgo, que invocaron una
cláusula de salvaguarda que les permite sus-
pender la autorización que la Comisión Eu-
ropea otorgó al comercio de OGM (organis-
mos genéticamente modificados) en 1998. 
El primer gesto político  –que mues-
tra la preocupación que  existe  en la re-
gión  frente a  los OGM– ocurrió el 2 de
marzo de 2009, cuando los gobiernos na-
cionales de la UE rechazaron el intento de
la Comisión Europea de obligar a Grecia
y Hungría a levantar las restricciones al
maíz transgénico de Monsanto.
Pocos días después, el 14 de abril, Ale-
mania prohibió su cultivo. Ese día, la mi-
nistra de Agricultura y Protección de los
Consumidores, Ilse Aigner, argumentó
que había “razón justificada” para con-
cluir que ese tipo de maíz “representa un
peligro al medio ambiente”.
En Francia, desde el 12 de enero de 2008
la Alta Autoridad sobre OGM inició el pro-
cedimiento de suspensión del mismo trans-
génico MON 810 a causa de la “aparición de
nuevos elementos científicos” que indicaban
“un riesgo a la salud y al medio ambiente”.
Actualmente, el gobierno austriaco es-
tá exigiendo a la Comisión Europea que le
permita a cada país autorizar o no el culti-
vo de OGM. Más aún, el gobierno de Vie-
na pide que la UE abandone la legislación
común sobre OGM, que entró en vigor en
abril de 2004 y que aprueba el uso comer-
cial de transgénicos.
 Estudios
 
El instituto estadunidense The Organic Cen-
ter publicó en noviembre pasado  un infor-
me  donde explica que  el uso de pesticidas
disminuyó durante las primeras tres cose-
chas comerciales de semillas transgénicas
de maíz, algodón y soya en Estados Unidos:
1.3% en 1996 y 2.3% en 1997 y 1998.
Sin embargo, en los años posteriores
esa disminución desapareció, y en 2007 el
uso de pesticidas había aumentado 20% y
al año siguiente 27%, debido a la apari-
ción de maleza resistente al glisofato.
El reporte indica que “la extendida
adopción de semillas de maíz, algodón y
soya resistentes al glisofato ha incremen-
tado de manera vasta el uso del herbicida a
base de ese componente químico”.
Ante tal situación, añade el reporte,
los agricultores estadunidenses comenza-
ron a utilizar herbicidas suplementarios y
más tóxicos, como el paraquat, que es ex-
tremadamente venenoso para el ser huma-
no, o el 2,4-D, uno de los componentes
del Agente Naranja utilizado por el ejérci-
to estadunidense en la guerra de Vietnam.
Además incrementaron la frecuencia y los
niveles con que aplicaban tales pesticidas.
The Organic Center considera que
“ese creciente abuso de herbicidas anti-
guos y altamente peligrosos es inevitable
en el futuro inmediato”, lo que “profundi-
zará marcadamente los daños en el medio
ambiente y a la salud pública”.
Respecto de la salud humana y animal,
el pasado 11 de diciembre el Comité de In-
vestigaciones y de Información sobre la
Ingeniería Genética (un organismo inde-
pendiente con sede en Francia)  presentó
los resultados de un experimento que rea-
lizó con  ratones que consumieron tres de
los más conocidos maíces transgénicos de
Monsanto: NK 603 (autorizado en Méxi-
co), MON 810 y MON 863; fueron eviden-
tes los efectos en hígado y riñones, los prin-
cipales órganos que reaccionan durante una
intoxicación alimentaria química, subraya
el estudio. Otros efectos involucran el cora-
zón, las glándulas suprarrenales, el bazo y
los glóbulos sanguíneos.
El comité  concluyó  que sus experi-
mentos “sugieren” que esas variedades de
maíz genéticamente modificado “inducen
a un estado de toxicidad hepato-renal”.
Cada una de esas variedades contiene
distintos residuos de pesticidas: glisofato
y AMPA en NK 603, Cry1Ab modificado
en el MON 810 y Cry3 Bb1 modificado en
MON 863. Según el comité, tales sustan-
cias “nunca han sido parte integral de la
dieta humana, por lo que las consecuen-
cias a la salud de los que los consumen,
especialmente en largos periodos, son ac-
tualmente desconocidas”.
El 29 de enero pasado, AgroBio Méxi-
co, el organismo que representa a las em-
presas de biotecnología como Monsanto,
afirmó en un comunicado que dicho estu-
dio “carecía de sustento científico”.
Sin embargo, otro estudio realizado
por el propio Ministerio de Salud del go-
bierno austriaco, divulgado en octubre de
2008, ya había encontrado los mismos da-
ños en los ratones de otro experimento, y
no sólo en los riñones, también halló pro-
blemas en su sistema de reproducción. Y
recomendó “realizar futuros estudios para
determinar el impacto de los ingredientes
de los OGM en el organismo”.
En México, a pesar de todas las adver-
tencias, el secretario de Agricultura, Al-
berto Cárdenas, declaró el 11 de marzo
pasado a la agencia de noticias AP que el
gobierno federal  planea comercializar el
maíz transgénico en 2011 o, a más tardar,
O
c
t
a
v
i
o

G
ó
m
e
z
Greenpeace. Clausura simbólica de la Sagarpa

1738 / 21 de febrero de 2010

45
I NTERNACI ONAL / MEDI O AMBI ENTE
Europa.indd 45 2/18/10 10:39 PM
en 2012, aunque no ha especificado qué ti-
po de semilla estará a la venta.
En la misma nota, Cárdenas  afirmó
que “en ninguna parte del mundo se ha de-
mostrado que un OGM le haga daño a las
personas”. Y fue más lejos: “A nadie le ha
salido nada raro en su cuerpo por consu-
mir productos con OGM”.
Opacidad
El 18 de marzo de 2005 fue publicada en
el Diario Oficial de la Federación la Ley
de Bioseguridad de Organismos Genética-
mente  Modificados, y el 19 de marzo de
2008 el reglamento de dicha ley, modifi-
cada el 6 de marzo pasado para permitir
el uso experimental del maíz transgénico.
La Secretaría de Agricultura, Ganade-
ría, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación
(Sagarpa) y la Secretaría de Medio Ambien-
te y Recursos Naturales  (Semarnat) anun-
ciaron el pasado 15 de octubre, en un comu-
nicado, las primeras dos autorizaciones para
sembrar maíz OGM, aunque no menciona-
ron las empresas beneficiadas,  los estados
en donde se sembraría ni las variedades.
En otro comunicado, fechado el 21 de
octubre, la Sagarpa y la Semarnat indicaron
que, hasta esa fecha, ya habían otorgado 15
permisos, de un total de 35 solicitudes.
Nueve de esos 15 permisos fueron pa-
ra  la empresa Monsanto Comercial.  Sus
cultivos, decía el comunicado,  se  ubi-
can en los campos del Instituto de Inves-
tigaciones Forestal, Agrícola y Pecuario
(INIFAP-Noroeste), ubicados en el muni-
cipio de Cajeme, Sonora; tres más en los
municipios de Ahome, Guasave y Navola-
to, en Sinaloa, y los tres últimos en los mu-
nicipios de Valle Hermoso, Matamoros y
Río Bravo, en Tamaulipas.
La misma fuente añadía que otra em-
presa estadunidense, Dow AgroSciences/
PHI México, obtuvo los seis permisos res-
tantes. Sus campos experimentales  están
localizados en el Valle del Yaqui y Huata-
bampo, en Sonora, y tres más en Los Mo-
chis, Angostura y Navolato, en Sinaloa.
Tampoco en ese comunicado se men-
cionaron las variedades  de maíz transgé-
nico autorizadas. Fue  la propia Monsan-
to, en un comunicado divulgado el 22 de
octubre por su oficina matriz en Saint Lo-
uis, Mi ssouri, Estados Unidos, la que pre-
cisó: “Los ensayos de campo en Sonora de
las tecnologías de maíz NK 603 de Mon-
santo (nombre comercial: Roundup Ready
Corn 2), MON 89034 x NK 603 (Yield-
Gard Vt PRO y Roundup Ready corn 2) y
MON 89034 x MON 88017 (Genuity VT
Triple PRO) se llevarán a cabo por investi-
gadores locales”.
La trasnacional agregó que  sus ensa-
yos comenzarían a finales de octubre pa-
sado y que en mayo próximo tiene planea-
do  entregar a las autoridades mexicanas
los resultados de la primera etapa de ex-
perimentación.
Una nota de la agencia francesa AFP, del
29 de octubre, indicó que entre las beneficia-
das  hay  otra firma estadunidense: Pionner,
del grupo DuPont. Días antes, el 19 de octu-
bre, los ministros europeos habían prohibido
el cultivo de una variedad de maíz transgéni-
co de Pioneer, la 59122 x NK 603.
Un artículo del sitio en internet Ima-
gen Agropecuaria, publicado el lunes 18
de enero, asegura que ya son 24 los permi-
sos concedidos por las autoridades.
Contaminación 
La Sagarpa y la Semarnat afirmaron el 15
de octubre que las siembras de maíz gené-
ticamente modificado “se mantienen en la
fase de experimento y se harán en terrenos
controlados y totalmente aislados de otro
tipo de cultivos”. En un comunicado ase-
guraron que “en los estados donde se au-
torizaron las siembras experimentales no
hay presencia de maíces criollos”.
Sin embargo, los investigadores de
la sección mexicana de Greenpeace han ad-
vertido que la siembra experimental tendrá
lugar en los estados de Chihuahua, Sono-
ra, Sinaloa, Coahuila y Tamaulipas, don-
de se pueden encontrar 31 de las 59 razas
de maíz existentes en México.
 En el comunicado del 21 de
octubre, el subsecretario de Ges-
tión para la Protección Ambien-
tal de la Semarnat, Mauricio
Limón Aguirre, mencionó las
medidas de bioseguridad que la
ley establece con el propósito de
que el maíz transgénico no con-
tamine al tradicional: “la imple-
mentación de mallas ciclónicas
para evitar el fácil acceso a  las
pequeñas parcelas donde se lle-
varán a cabo los experimentos;
guardar una distancia mínima
de por lo menos 500 metros res-
pecto de otros cultivos; (y) mar-
car un aislamiento temporal
después de un mes para evitar flujo genéti-
co a un maíz convencional”.
La experiencia internacional mues-
tra que esto es insuficiente: un  reporte de
Greenpeace International, con sede en Ams-
terdam, documenta los casos de 10 agricul-
tores españoles cuyos sembradíos de maíz
orgánico han sido contaminados por trans-
génicos, aun aplicando las mismas técnicas
que anunció la Semarnat.
El reporte Testimonios de la contami-
nación: la coexistencia con organismos
genéticamente modificados sigue siendo
imposible, que Greenpeace International
presentó a la Comisión Europea el mismo
día que el gobierno mexicano otorgó los
primeros permisos, menciona los casos de
los  campesinos Félix Ballarín y Mariano
Jiménez, ambos con sembradíos en la co-
munidad de Aragón.
En 2004, las cosechas de Ballarín y
Jiménez fueron contaminadas por dife-
rentes variedades de maíz transgénico de
Monsanto, por lo que en 2007 dejaron de
plantar maíz orgánico.
“Me di por vencido”, declaró Balla-
rín, quién cultivaba 7.7 hectáreas de maíz
rojo, casi extinto en la región. “El maíz or-
gánico está desapareciendo de Aragón, a
pesar de que nuestra región tiene un enor-
me potencial de miles de hectáreas para
cultivarlo”, lamentó.
En cuanto a los campos de Jiménez,
Greenpeace International subraya que los
sembradíos de maíz transgénico que con-
taminaron su cosecha estaban “al menos
a medio kilómetro de distancia”. Jiménez
reprochó que “las autoridades nos dicen
que basta una separación de algunas dece-
nas de metros para que no haya esa clase
de problemas. Pues se equivocan”.
Además,  él sembró su maíz  semanas
después de que lo hicieran aquellos ve-
cinos con plantíos transgénicos, lo que le
implicó un riesgo adicional: como  la se-
milla dispone de menos tiempo para cre-
cer, la producción de la cosecha disminu-
ye hasta 30%, es decir, entre 2 mil y 3 mil
kilogramos menos por cada hectárea.
Por otro lado, contrario a los argumen-
tos que manejan la industria de los OGM
y el gobierno mexicano, el maíz orgáni-
co (“biológico” o “natural”) puede ser más
rentable que el transgénico: en 2007, un
kilogramo del maíz orgánico se vendía a
36 centavos de euro en el mercado espa-
ñol, mientras que el OGM costaba 22 cen-
tavos (39% menos), según el reporte de
Greenpeace International.
El precio español del maíz orgánico po-
día ascender incluso a 39 centavos de euro,
43.6% superior al del maíz con OGM.
De acuerdo con la misma fuente, a fina-
les de 2007 el kilogramo de maíz orgánico
cultivado en Francia, y exportado a Espa-
ña, costaba 50 centavos de euro: 127% más
que el maíz transgénico español.
F
e
r
n
a
n
d
o

G
u
t
i
é
r
r
e
z

J
u
á
r
e
z

Voces de alerta
46 1738 / 21 de febrero de 2010
I NTERNACI ONAL / MEDI O AMBI ENTE
Europa.indd 46 2/18/10 10:40 PM
Europa.indd 47 2/18/10 10:40 PM
48 1737 / 14 de febrero de 2010
PARA DESPOSAR NUESTRO OPTIMISMO
Nota de la Redacción (en tiempos de crisis política pueden decirle
La R): Cuando hay paz el cielo relampaguea de gusto. Y esto suce-
de ahora en México, la paz del Progreso y la felicidad por el Buen
Gobierno. Esta sección se dedica ahora al elogio de la paz, este bien
que pocos países tienen tan sabrosamente condimentado como el
nuestro.
LO IMPORTANTE NO ES PERDER SINO SEGUIR HACIÉNDOLO
ENTRE TODOS. HAZ TUYOS LOS FRACASOS, ESO ES SER
ORGULLOSAMENTE MEXICANO
La R: Como nunca, este ha sido el sexenio de la Autoayuda pro-
movida desde los más altos poderes. Un ejemplo: Felipe Calderón
Hinojosa, presidente de la República, durante un encuentro con
habitantes en Ciudad Juárez (versión estenográfica, 11 de febrero de
2010): “Comparto totalmente la idea de espacios públicos. Yo decía
a la gente, cuando arrancamos este programa, lo importante no es
si ponemos una cancha de futbol, con pasto sintético, que puede ser
muy bonita y puede ser muy útil, si le gusta a los chavos. No va a ser
una cancha de básquet que se arregla, no es la cancha de beisbol.
Lo importante es que la gente se apropie del espacio… Hay espacio
público rescatado cuando se hace que la comunidad que está ahí se
lo apropie, cuando las mamás o los papás se responsabilizan de que
los chavos jueguen un torneo cada día. Cuando las propias mamás
salgan a dar la vuelta, cuanto tengan un tiempito para hacer ejerci-
cio, que además es fundamental para la salud”.
La R: De modo inevitable surge el recuerdo de una promoción fe-
deral: “Cuando todo mexicano sepa leer y escribir, México será más
grande, más próspero y más feliz”. El Ejecutivo no sólo avizora las
desventajas de una cancha deportiva vacía, que es algo así como un
espacio público privatizado por la soledad, sino que anticipa, consejo
mediante, el día en que las madres le den la bienvenida en las can-
chas al árbitro que también lo es de la Nación.
DEL CÓDIGO CIVIL DEL “AI’ MUERE”
La R: En un segundo encuentro con los habitantes de Ciudad Juárez,
muy seleccionados y rigurosamente vigilados, Calderón echó por la
borda la bronca (crónica de Mayolo López, Reforma, 18 de febrero
de 2010): “La verdad es que yo en mis tiempos también era muy
bravo, esto hay que decirlo: entonces uno encuentra en la vida las
compensaciones que necesita. Vamos a dejarlo así”.
La R: Así que, juarenses, búsquense un oficio muy elevado para que
les digan las compensaciones.
LO QUE NO SE INFORMA Y LOS SAPOS QUE SE TRAGAN
El 16 de febrero de 2010 el secretario de Gobernación Fernando
Gómez Mont, señaló (notas de Fabiola Martínez, La Jornada, 17 de
febrero de 2010 y de Roberto Zamarripa, Reforma, 16 de febrero de
2010): “Mis responsabilidades como funcionario demandan discre-
ción para preservar la funcionalidad del gobierno y la estabilidad del
régimen. Mi estrategia para negociar con el PRI la Ley de Ingresos
fue una decisión personal de la cual no le informé previamente al
presidente Felipe Calderón. Está en la lógica de un secretario de Esta-
do tomar decisiones, porque la lealtad que se le debe pedir a un fun-
cionario es servir al gobierno y al Presidente, y no le tiene que tener
de todo informado… Lo que sí tengo que dejar a salvo al presidente
de la República de las decisiones que yo haya tomado, porque las
hice bajo mis estrictas responsabilidades, y en honor a la verdad, él
(Calderón) fue informado ex post, después de un periodo en el que
él salió de viaje y yo me operé... No hay simulación en mi renuncia al
PAN. Si así fuera, trago sapos para preservar mi espacio”.
La R: Lo dijo muy bien un poeta: “Todo comentario en este caso eludo”.
ASÍ QUE NO FUE SUSTANTIVO EL TEMA DE LA ALIANZA EN LO
OSCURITO PARA QUE EL FISCO REVERVERE EN LAS ELECCIONES
DE OAXACA Y EL EDOMEX
La R: Beatriz Paredes Rangel, presidenta nacional del PRI, explica que
sí pactó con Gómez Mont (entrevista con Joaquín López Dóriga, Ra-
dio Fórmula, 17 febrero de 2010): “Se pidió que se precisara cuál era
el comportamiento del partido en el gobierno. El gobierno no podía
pedirle al PRI alianzas para cuestiones legislativas y cuestiones de de-
sarrollo y, por otro lado, ignorar al PRI y distorsionar la competencia
electoral. Pero en el eje del planteamiento y el análisis del paquete
fiscal no fue sustantivo ese tema”.
La R: De seguir así de explícitos le vamos a traspasar la sección a los
declarantes.
EL TIEMPO QUE TE QUEDE LIBRE Y SI TE ES POSIBLE NEGÓCIALO
AL PRI
La R: Francisco Rojas, coordinador de la fracción del PRI en la Cámara
de Diputados, admite que sí se negoció el paquete fiscal para evitar
alianzas (entrevista Enrique Méndez y Roberto Garduño, La Jorna-
da, 17 de febrero de 2010): “Negociamos con el gobierno federal
la aprobación del paquete hacendario –que incluyó un aumento al
16% del IVA y a 30% del ISR– y tapar el supuesto boquete fiscal de
2009 y 2010, a cambio de evitar una alianza del PAN con el PRD y de
48 1738 / 21 de febrero de 2010
Por mi madre 1738.indd 48 2/18/10 10:41 PM
asegurar condiciones electorales equitativas. El PRI empujó la nego-
ciación para asegurar que la equidad en las elecciones de julio próxi-
mo se pudiera dar y también vimos el interés del país, y coincidimos
ambos y así es.
–¿No es desleal, sucio, trabajar de esa manera? ¿Poner los intere-
ses políticos sobre las finanzas del país? –se le preguntó al legislador.
–No lo veo como usted dice. En el tiempo y en el país hay evi-
dentemente cuestiones que tienen que irse resolviendo sobre la
marcha y casi todas en paralelo. Porque así es la vida del país, una
consecuencia tras otra, un hecho tras otro. Y en este caso coincidie-
ron la elaboración, la discusión y el análisis del paquete económico, y
las intenciones de que se formularan o no alianzas políticas para las
elecciones”.
La R: ¿Qué más decir? Así es la vida del país, una consecuencia tras
otra, un hecho tras otro, una reflexión tras otra, un estadista tras otro.
EL TRIO LOS DIAMANTES: LENIN, CHURCHILL, ORTEGA
La R: Módicas y modestas declaraciones de Jesús Ortega, líder caris-
mático del PRD (nota de Álvaro Delgado, Proceso 1737): “No se debe
convertir una alianza electoral en un asunto de ética política. Lenin,
el político más ortodoxo y más vertical, estaba en Suiza y le interesaba
llegar rápido a Rusia y quería terminar con la guerra contra Alemania,
a la que le interesaban también. ¿Y quién le prestó a Lenin el tren
para irse a Rusia para que encabezara la revolución contra la guerra?
Los alemanes. ¿Eso es falta de ética? ¡Eso es táctico! En la Segunda
Guerra Mundial, Winston Churchill, que era un anticomunista feroz de
toda la vida, para detener el fascismo alemán, ¿no hizo alianza con los
comunistas? ¿No le hizo Churchill un homenaje al Parlamento inglés al
Ejército Rojo? ¡No se deben convertir asuntos tácticos en éticos! ¡No se
deben convertir en asuntos de principios! ¡Es un grave error que frus-
trará avances políticos como los que necesitamos!”.
LA PIERNA IZQUIERDA ES DESDE LUEGO LA DEL PRD
La R: Jesús Ortega refrenda su sabiduría (La Jornada, 29 de enero):
“Así como para cruzar una calle no se necesitan principios sino dos
piernas, tampoco se requieren para buscar oportunidades de gobier-
no con los panistas. No estamos haciendo alianzas estratégicas con
el PAN, sino apoyando ¡frentes insurgentes opositores! Llegar a un
arreglo con Acción Nacional en contra de estos señores de horca y
cuchillo constituye una lucha progresista”.
La R: Es de suponer que lo no requerido son los principios y la vía públi-
ca, sólo la flexibilidad de las dos piernas para cruzar la calle de rodillas.
PARA PROTEGER NUESTRO OPTIMISMO
La R: Quintín López, vocero de la arquidiócesis de Xalapa, al salir en
defensa del sacerdote Rafael Muñiz López, acusado de distribución
y acopio de pornografía infantil (nota de Lev García, Reforma, 18 de
febrero de 2010): “El padre está con lo de las firmas, descansando, y
poco a poco se va a reincorporar, tal vez en unos días, a sus activida-
des… ¿Protegido por qué? Si fue el Distrito Federal quien llevó las
acusaciones y luego el proceso, el federal fue quien le dio libertad, el
gobierno del estado no intervino para nada ni fue de su fuero”.
Nota II: Édgar Elías Azar, presidente del Tribunal Superior de Justicia del
DF, al justificar la resolución del juez Paul Martin, quien liberó al sacerdote
Muñiz López, señalando que las fotos no eran de niños ni menores (en-
trevista con Carmen Aristegui, MVS Noticias, 17 de febrero de 2010): “A
veces vemos a personas de 30 años que parecen de la mitad de esa edad”.
“NO SOMOS HOMOFÓBICOS PORQUE NO NOS GUSTA LA
GENTE DE NUESTRO MISMO SEXO. ¿ESO QUIERE DECIR
“HOMOFÓBICO”, VERDAD?”
La R: Emilio González, gober piadoso de Jalisco, se ufana de que su en-
tidad fue la primera en meter una controversia constitucional ante las
reformas capitalinas que permiten los matrimonios entre personas del
mismo sexo (nota de La Jornada, 18 de febrero de 2010): “Por ejemplo,
que puedan los dos (miembros del matrimonio homosexual) sumar
sus sueldos para solicitar un crédito ante el Infonavit, siendo esto una
figura que no existe en el Código Civil de Jalisco, crea una duda. Es
ahí donde el gobierno del estado presenta ante la Corte una solicitud
para que decida qué es lo que se tiene que hacer en estos casos especí-
ficos. O sea, sí afecta las cosas cotidianas aquí en nuestro estado”.
La R: El consejero jurídico del gobierno de Morelos, Manuel Carvajal
Díaz (nota de Martín Sánchez, El Sol de Cuernavaca, 17 de febrero
de 2010) no se abstiene de la querella: “La propia legislación familiar
del estado excluye cualquier pretensión de unión matrimonial que
no sea entre un hombre y una mujer, así como también rechaza ex-
presamente la posibilidad de que en un matrimonio no pueda darse
la procreación”.
La R: El gobernador de Aguascalientes Luis Armando Reynoso Femat
no deja de exhibir su lucidez y su rigor científico (Nota de Mauricio
Navarro, La Jornada de Aguascalientes, 18 de febrero de 2010): “No-
sotros no le vemos sentido (a la unión de parejas del mismo sexo),
yo creo que buscamos ser congruentes con la naturaleza humana, se
creó al hombre y a la mujer, no se crearon diferentes sexos o sexos
intermedios”.
QUÉ BONITO ES VIVIR EN 1906, CUANDO NADIE MOLESTABA
CON DERECHOS LABORALES, A EXCEPCIÓN DE UNOS
REVOLTOSOS DE LA MINA DE CANANEA, QUE ASÍ LES FUE
La R: Javier Lozano, secretario del Trabajo y Previsión Social, es
defensor apasionado de la ley (nota de Patricia Muñoz Ríos, La
Jornada, 17 de febrero de 2010): “Nadie, ningún particular, llá-
mese sindicato u organización, puede impedir que reabra opera-
ciones la mina de Cananea. Los dueños de esa empresa pueden
iniciar operaciones de inmediato, si así lo deciden. Luego de la
resolución del segundo tribunal colegiado en materia de trabajo,
que negó el amparo directo solicitado por el sindicato nacional
minero contra el laudo de la Junta Federal de Conciliación y Arbi-
traje, quedaron total y definitivamente terminadas las relaciones
laborales individuales y colectivas entre los mineros de Cananea.
Lo que procede es que como la mina es un bien del dominio pú-
blico de la nación, concesionado a un particular, (Grupo México)
éste tiene el derecho y la obligación de explotar, hacer producir
y beneficiarse de esa mina, cuyos trabajos estaban suspendidos
por fuerza mayor. La huelga queda sin efecto, por lo que el titular
de la concesión puede volver a arrancar actividades en su mina.
Ningún particular puede impedir que eso ocurra. Es totalmente
inapropiado que los trabajadores digan que no van a entregar
esta mina, cuando es una resolución judicial de un tribunal que
confirma la validez de lo actuado por la JFCA, por lo que quienes
quieren auspiciar un movimiento al margen de la ley son los res-
ponsables de lo que pueda pasar ahí. Los trabajadores ya hicieron
suficiente daño a la industria minera, al mercado del cobre y al
municipio por una huelga sin razón.”
Disculpas por los comentarios que ya no hicieron falta: CM y JV.
1738 / 21 de febrero de 2010 49
Por mi madre 1738.indd 49 2/18/10 10:41 PM
50 1738 / 21 de febrero de 2010
Cinismo político y grandeza ciudadana
ANÁLI SI S
J A V I E R S I C I L I A
Es 12 de febrero. El canal televisivo
Milenio muestra una imagen de la visita
que, después de sus desacertadas declara-
ciones en Tokio, Calderón hizo a Ciudad
Juárez para pedir perdón a los padres de
familia de los muchachos asesinados y ha-
blar de un replanteamiento de su política
de guerra contra el narcotráfico. Afuera
del Centro de Convenciones, donde se
realiza la reunión, una multitud ciudada-
na, contenida a golpes de tolete, grita in-
dignada. Gómez Mont, por órdenes del
presidente, sale del Centro de Convencio-
nes para hablar con ella. Entre los gritos
de “¡Asesino, asesino!”, el secretario de
Gobernación, siguiendo el viejo adagio
priista de que la política “es el arte de tra-
gar mierda sin hacer gestos”, permanece
impávido. Habla con uno, con otro. Pero
la multitud continúa coreando el mismo
grito que concentra su indignación.
Desesperado, rodeado, al igual que los
narcos, de “guaruras”, Gómez Mont se di-
rige a su camioneta. Repentinamente, una
voz femenina – continuación de la de una
madre de dos hijos asesinados que, dentro
del Centro de Convenciones, acercándose
al presidente, le espetó que no le estre-
chaba la mano ni le daba la bienvenida–,
grita: “¡Si no puedes, renuncia!”. En ese
momento, el secretario –como un signo
ominoso y contradictorio de las campañas
gubernamentales contra la obesidad– pier-
de, por fin, la compostura y se vuelve en
busca de aquella voz. Si la palabra “ase-
sino” no lo toca –Gómez Mont no conoce
los pecados de omisión–, la exigencia de
su renuncia, que quizá le recuerde que un
día antes, por motivos oscuros, renunció a
su militancia panista, lo descompone. La
mierda, con la que en su carrera política
se ha alimentado, comienza a provocar-
le agruras. Impotente, volviéndose hacia
la portezuela de su camioneta, exclama:
“¡Qué diálogo es este?”, y se va.
Gómez Mont, hijo de una clase que
ha hecho de la vida política un negocio y
una forma legal de la impunidad, olvidaba
dos cosas: 1) que el grito de aquella mujer
era y continúa siendo un recordatorio de
lo que unos años atrás, cuando Calderón
metía al país en esta guerra absurda, había
dicho el señor Martí, cuyo hijo asesina-
do preludiaba lo que ahora, para nuestra
desgracia, se ha multiplicado de manera
exponencial; 2) que aquella gente no se
había reunido en las afueras del Centro de
Convenciones a dialogar, sino a exigir lo
que una ciudadanía está obligada a exigir
a sus gobernantes cuando la traicionan.
El gesto de Gómez Mont –que el canal
Milenio capturó–, su azorada indignación
ante los reclamos de una ciudadanía hu-
millada, concentra el cinismo de nuestra
clase política. Mientras ésta se enmascara
bajo spots triunfalistas y se molesta por-
que nadie habla bien de México; mientras
hace acuerdos para mantener el poder
–alianzas innaturales y negociaciones a
espaldas de la ciudadanía–; mientras, en
nombre de esas abstracciones llamadas
Estado y Mercado, somete a la clase tra-
bajadora a impuestos absurdos y exenta de
ellos a los grandes consorcios y a la Bolsa
–México es el único país que no ha tasado
con impuestos el dinero improductivo de
la especulación–; mientras crea una gue-
rra contra el narcotráfico y deja intocado
el dinero que lava; mientras encarcela y
trata como delincuentes a luchadores so-
ciales, y cierra los ojos frente a los crimi-
nales de cuello blanco y las atrocidades de
gobernantes indignos –como el pederasta
Marín o el asesino Ulises Ruiz–; mientras
corrompe al Ejército en una guerra que día
con día, a pesar del triunfalismo presiden-
cial, se pierde, la ciudadanía debe ver a
sus hijos asesinados, debe vivir con mie-
do, debe hacer cola en busca de empleos
mal remunerados, debe trabajar –como
en la era del capitalismo salvaje– para la
simple reproducción, debe levantarse ca-
da día con el espectáculo atroz de cuerpos
mutilados.
Durante tres años, los ciudadanos he-
mos tenido que soportar eso, y para ad-
vertirnos que continuará, Gómez Mont se
indigna ante la exigencia de que renuncie,
y el presidente insiste en que reforzará
la violencia. Sus abstracciones: la guerra
como método para construir un mundo
mejor, sus esperanzas en las “bondades”
Análisis.indd 50 2/18/10 10:38 PM

1738 / 21 de febrero de 2010 51
Naranjo
Último paso
del cual hizo pagar las consecuencias al
secretario de Bucareli.
Confirmado en su cargo, Gómez
Mont escribió apenas el miércoles 17
la carta a Clouthier llena de rotundos
reproches e información que buscaba
contradecir al diputado. A pesar del ca-
rácter abierto y público de la declara-
ción del hijo de Maquío, Gómez Mont
prefirió responder en privado, pues su
oficina no presentó la carta en formato
oficial, dentro de un comunicado.
Clouthier, en cambio, siguió su tác-
tica de gritar sus inconformidades. Dio
una entrevista el jueves 18 a Adriana
Pérez Cañedo. Dijo estar “helado” y
“tristísimo” ante la respuesta de Gó-
mez Mont, a quien señaló como defen-
sor de oficio del gobierno de Culiacán,
que había preferido guardar silencio.
En su respuesta, el secretario rechazó
que el gobierno federal se abstuviera
de combatir al narcotráfico en Sinaloa.
Aportó nombres y cifras de detenidos
que avalan su afirmación. Y concluyó
con una tontería: “no es con descali-
ficaciones como se combate el narco-
tráfico” (pues no, y nadie lo pretende).
Y contraacusó diciendo que “las acu-
saciones falsas e infundadas en nada
contribuyen a un esfuerzo colectivo
como nación, que merece y necesita el
compromiso de todos los mexicanos”.
Ese último párrafo inquietó a Clo-
uthier: “me está dando la razón… me
está diciendo que Sinaloa es intocable.
Desde el momento en que él se con-
vierte en defensor de oficio del go-
bierno estatal pues, caramba, digo yo:
ahora sí me cargó el carajo”. ●
Análisis.indd 51 2/20/10 12:55 AM
52 1738 / 21 de febrero de 2010
Cinismo político y grandeza ciudadana
J A V I E R S I C I L I A
Es 12 de febrero. El canal televisivo
Milenio muestra una imagen de la visita
que, después de sus desacertadas declara-
ciones en Tokio, Calderón hizo a Ciudad
Juárez para pedir perdón a los padres de
familia de los muchachos asesinados y ha-
blar de un replanteamiento de su política
de guerra contra el narcotráfico. Afuera
del Centro de Convenciones, donde se
realiza la reunión, una multitud ciudada-
na, contenida a golpes de tolete, grita in-
dignada. Gómez Mont, por órdenes del
presidente, sale del Centro de Convencio-
nes para hablar con ella. Entre los gritos
de “¡Asesino, asesino!”, el secretario de
Gobernación, siguiendo el viejo adagio
priista de que la política “es el arte de tra-
gar mierda sin hacer gestos”, permanece
impávido. Habla con uno, con otro. Pero
la multitud continúa coreando el mismo
grito que concentra su indignación.
Desesperado, rodeado, al igual que los
narcos, de “guaruras”, Gómez Mont se di-
rige a su camioneta. Repentinamente, una
voz femenina – continuación de la de una
madre de dos hijos asesinados que, dentro
del Centro de Convenciones, acercándose
al presidente, le espetó que no le estre-
chaba la mano ni le daba la bienvenida–,
grita: “¡Si no puedes, renuncia!”. En ese
momento, el secretario –como un signo
ominoso y contradictorio de las campañas
gubernamentales contra la obesidad– pier-
de, por fin, la compostura y se vuelve en
busca de aquella voz. Si la palabra “ase-
sino” no lo toca –Gómez Mont no conoce
los pecados de omisión–, la exigencia de
su renuncia, que quizá le recuerde que un
día antes, por motivos oscuros, renunció a
su militancia panista, lo descompone. La
mierda, con la que en su carrera política
se ha alimentado, comienza a provocar-
le agruras. Impotente, volviéndose hacia
la portezuela de su camioneta, exclama:
“¡Qué diálogo es este?”, y se va.
Gómez Mont, hijo de una clase que
ha hecho de la vida política un negocio y
una forma legal de la impunidad, olvidaba
dos cosas: 1) que el grito de aquella mujer
era y continúa siendo un recordatorio de
lo que unos años atrás, cuando Calderón
metía al país en esta guerra absurda, había
dicho el señor Martí, cuyo hijo asesina-
do preludiaba lo que ahora, para nuestra
desgracia, se ha multiplicado de manera
exponencial; 2) que aquella gente no se
había reunido en las afueras del Centro de
Convenciones a dialogar, sino a exigir lo
que una ciudadanía está obligada a exigir
a sus gobernantes cuando la traicionan.
El gesto de Gómez Mont –que el
canal Milenio capturó–, su azorada in-
dignación ante los reclamos de una ciu-
dadanía humillada, concentra el cinismo
de nuestra clase política. Mientras ésta
se enmascara bajo spots triunfalistas y
se molesta porque nadie habla bien de
México; mientras hace acuerdos para
mantener el poder –alianzas innaturales
y negociaciones a espaldas de la ciuda-
danía–; mientras, en nombre de esas abs-
tracciones llamadas Estado y Mercado,
somete a la clase trabajadora a impuestos
absurdos y exenta de ellos a los grandes
consorcios y a la Bolsa –México es el
único país que no ha tasado con impues-
tos el dinero improductivo de la especu-
lación–; mientras crea una guerra contra
el narcotráfico y deja intocado el dinero
que lava; mientras encarcela y trata co-
mo delincuentes a luchadores sociales,
y cierra los ojos frente a los criminales
de cuello blanco y las atrocidades de go-
bernantes indignos –como el pederasta
Marín o el asesino Ulises Ruiz–; mien-
tras corrompe al Ejército en una guerra
que día con día, a pesar del triunfalismo
presidencial, se pierde, la ciudadanía de-
be ver a sus hijos asesinados, debe vivir
con miedo, debe hacer cola en busca de
empleos mal remunerados, debe trabajar
–como en la era del capitalismo salvaje–
para la simple reproducción, debe levan-
tarse cada día con el espectáculo atroz de
cuerpos mutilados.
Durante tres años, los ciudadanos he-
mos tenido que soportar eso, y para ad-
vertirnos que continuará, Gómez Mont
se indigna ante la exigencia de que re-
nuncie, y el presidente insiste en que re-
forzará la violencia. Sus abstracciones:
la guerra como método para construir
un mundo mejor, sus esperanzas en las
“bondades” del mercado y el poder, va-
len más que los muchachos asesinados y
que el llanto sin consuelo de unos padres
que jamás verán crecer a sus hijos por-
que Gómez Mont, Calderón, el Ejército,
los partidos y los representantes de las
Cámaras han decidido que sus abstrac-
ciones y sus luchas por el poder son más
importantes que los hombres, las mujeres
y los niños de este país.
Por menos que eso, en países que sa-
ben lo que la democracia significa, las re-
nuncias no habrían dejado de sucederse.
Por desgracia, el cinismo es el método de
la política mexicana y, paradójicamente,
del crimen: quienes creen en el poder,
cualquiera que sea su justificación, cons-
truyen y autorizan el terror. Pero habrá
siempre una ciudadanía –como la que se
reunió en Ciudad Juárez– que se opon-
drá a la imbecilidad de esos cínicos en-
fundados en trajes de marca y, dándoles
la espalda, gritándoles que hace tiempo
dejaron de representarnos, construirá len-
tamente el proyecto y el lenguaje político
que nos arrancaron.
Además opino que hay que respetar
los Acuerdos de San Andrés, liberar a to-
dos los zapatistas presos, derruir el Cost-
co-CM del Casino de la Selva, esclarecer
los crímenes de las asesinadas de Juárez,
sacar a la Minera San Xavier del Cerro de
San Pedro, liberar a los presos de Atenco y
de la APPO, y hacer que Ulises Ruiz salga
de Oaxaca. ●
ANÁLI SI S
Análisis.indd 52 2/20/10 12:55 AM

1738 / 21 de febrero de 2010 53
En el proceso de vaciamien-
to, de ausencia de sentido en
las perspectivas de largo plazo,
el país parece como los ríos de
agua sucia que causan pérdidas
irreparables, humanas y mate-
riales, pero sobre todo de ge-
neraciones enteras de jóvenes
que ya no tienen confianza en
la educación y viven a la deriva.
Es este el peor signo de la
actual ingobernabilidad, pues
la pérdida progresiva de las
funciones del aparato del Es-
tado y del sistema escolar se
traduce en los inenarrables epi-
sodios de violencia y degrada-
ción que ocurren. La violencia
generalizada que hace posible
la actual ingobernabilidad es
directa pero también indirecta.
Así, además de manifestarse
hasta en el asesinato de jóve-
nes departiendo alrededor de
sus logros escolares o grupales,
se expresa en la falta de políti-
cas de gobierno para prevenir
y solucionar lo más elemental
de la seguridad de todos desde
alguna racionalidad, o en el hecho de
que, cuando esas políticas se empren-
den, siempre llegan tarde o se dirigen
en contra de la libertad (por ejemplo,
contra la sexualidad de cada quien),
aduciendo juicios morales o religiosos.
Y todo ello, en un ambiente de dema-
gogia y corrupción política.
En el fondo lo que se expresa es una
violencia indirecta generalizada contra
el sentido de la educación que forma o
debiera formar para la defensa de los
derechos humanos y la integridad emo-
cional, cultural e intelectual.
La escuela mexicana está golpeada
por la violencia que se deriva de esta
pérdida de sentido de las políticas de
AX E L DI D R I K S S O N
Un país que se diluye
gobierno. Hay hostigamiento verbal y
hasta golpes en las aulas, mientras que
los excluidos del sistema educativo no
encuentran ninguna otra perspectiva que
la ilegalidad o el crimen organizado:
Con sus errores gramaticales, todas las
“narcomantas” ponen de manifiesto di-
cha exclusión educativa.
Es una descomposición que a estas
alturas abruma, sobre todo cuando se
la ve desde la perspectiva de los educa-
dores. Uno de ellos, Fernando Reimers,
como si se refiriera a México, señala:
“Cuando la escuela, los educadores y la
sociedad no actúan decididamente pa-
ra romper el ciclo de reproducción de la
pobreza; cuando aceptan como inevita-
ble, como un hecho natural, que
aquellos estudiantes que han
nacido en las comunidades de
menores recursos tendrán por
ello significativamente menos
oportunidades de desarrollar
su talento, es ésta aceptación
cómplice de una forma de vio-
lencia indirecta. Otro aspecto
de esta violencia lo constituye
la utilización de los recursos
que la sociedad asigna a la edu-
cación para fines distintos que
el de promover el aprendizaje
de los estudiantes. Cuando los
sindicatos de maestros se ha-
cen cómplices o promueven el
bajo desempeño profesional de
los profesores, o cuando los ad-
ministradores públicos abusan
para fines personales de la con-
fianza que el Estado les asigna,
son éstas formas de violencia
indirecta contra aquellos en la
sociedad que tienen menos voz
para resistirla”. (Organización
de Estados Iberoamericanos,
OEI, Metas Educativas 2011,
página 135, 2009.)
En otras palabras, se incrementa la
desconfianza hacia quienes tienen a su
cargo el manejo de las políticas educa-
tivas cuando no saben adónde dirigir los
recursos para la educación, o cuando, al
aplicarlos, procuran obtener beneficios
para sí mismos o para alguien en particu-
lar, de modo que su gestión tiene resulta-
dos políticos exitosos para ellos, pero no
para mejorar la calidad y la cobertura del
sistema educativo.
En suma, mientras los jóvenes no
tienen ninguna otra salida que la pobreza
y la ignorancia, pues la educación que
reciben –cuando la reciben– se les escu-
rre como el agua entre los dedos, el país
también se nos diluye. ●
Análisis.indd 53 2/20/10 12:55 AM
54 1738 / 21 de febrero de 2010
El presidente muestra su rostro contra-
riado cuando en Juárez una mujer proleta-
ria le advierte: No, no es usted bienvenido
acá. Cuando le aclara: Estuvo usted mal
informado, mis hijos asesinados eran es-
tudiantes. Cuando le explica: Acá su Ejér-
cito no ha hecho nada.
Celebramos el valor civil de la mujer.
Pero no debemos de ninguna forma cele-
brar el rostro contrariado del presidente
del país. Es raro, es inquietante, es un muy
pésimo augurio para todos su contrariedad.
¿Por qué su contrariedad, si en Juárez
todos y cada uno de los ciudadanos sabían
todo esto desde hace años? ¿Por qué, si
afuera lo supimos bien pronto los que nos
interesamos por Juárez, y lo publicamos
en medios nacionales, y los juarenses lo
declararon a la BBC, a la CNN y al New
York Times, y es consabido en todo el país
y el extranjero?
Sí, el Ejército fue a Juárez a pasear-
se. A revisar si los automovilistas usaban
cinturones de seguridad. A requisar casas
para llevarse tarros de mermelada y bolsas
de pan Bimbo. Cuando se avisaba de un
operativo del narco, los soldados huían en
sus camiones verdes, como huía la pobla-
ción común.
Y lentamente extralimitaron su poder
sobre los civiles. Hincharon su prepo-
tencia. Un transporte militar machucó la
pierna de una niña y no se responsabilizó
nadie. Tres soldados robaron una casa, y
nadie los amonestó. Pronto los agravios
castrenses se volvieron un azote diario,
un azote añadido al del crimen organizado
para los juarenses. Pero cuando los sol-
dados avistaban un convoy de narcos, se
trepaban otra vez a sus camiones verdes y
escapaban.
Otra vez hay que preguntarlo: ¿de ver-
dad, no lo sabía el presidente? Y hay que
preguntar algo peor: ¿qué más no sabe el
presidente?
S A B I N A B E R M A N
El presidente que no sabe
Porque en esta guerra que vivimos, pare-
ce ser que el comandante en jefe del Ejército
Mexicano, es decir, el presidente, no sabe
lo mismo que los ciudadanos. ¿No sabe por
ejemplo que en Juárez, como en el resto del
país, “las policías están en las nóminas del
narco”? Son palabras del fundador y primer
titular de la Secretaría de Seguridad Pública,
Alejandro Gertz Manero.
¿Y no sabe tampoco el presidente que
los delitos más recurrentes y nocivos que
nos aquejan a los mexicanos son el robo
y el secuestro? ¿Que lo que rompe nues-
tra convivencia diaria es el miedo? ¿Que
las calles se han vuelto el terror de las
mujeres y los hombres, especialmente las
quincenas, cuando llevan sus sueldos a sus
casas? ¿No sabe que somos, para nuestro
inmenso infortunio, el país con mayor ín-
dice de secuestros en el planeta? ¿Y no sa-
be lo más atroz, que en cada secuestro hay
involucrado por lo menos un policía, y a
menudo más de cinco?
Tan es consabido por todos esto, que
el robo y el secuestro son los delitos más
comunes y más devastadores para la po-
blación, y que policías suelen intervenir
en ellos, que el narco ha hecho su oferta
para un pacto social. Ellos, y no los poli-
cías, controlarían a los rateros y a los se-
cuestradores, dentro y fuera de sus filas, a
cambio de poder trasladar su droga por el
territorio nacional.
El presidente tiene que saber de esta
oferta, como lo sabemos todos. Arturo
Beltrán Leyva la dejó escrita en cartones
sobre los cadáveres de secuestradores
que ajustició. El jefe de La Familia de
Michoacán lanzó la oferta en una llama-
da telefónica al noticiario matutino de la
televisora local. Las mantas de Los Zetas
reiteran la tentadora oferta cada mes.
Y el presidente tiene que saber tam-
bién que la droga para la población de a
pie no es una angustia urgente. Tiene que
saberlo porque tiene el último informe de
su Secretaría de Salud, fechado en 2009:
sólo el 5.6% de los mexicanos consumen
una droga proscrita, y sólo 500 mil de
ellos padecen de una adicción. Es decir, de
cada 200 mexicanos solamente uno vive
la tortura de la adicción a la droga.
Y mientras tanto, como si el presiden-
te no lo supiera, la propaganda oficial nos
reitera que los triunfos de esta guerra son
el asesinato de un capo o requisamiento de
equis toneladas de mariguana.
Esto es lo alarmante de esta guerra: que
no es una guerra, que son dos guerras. Una,
la que definimos y vivimos los ciudadanos;
otra, la que define y vive el presidente.
En nuestra guerra, los ciudadanos tene-
mos como enemigos a los ladrones y los se-
cuestradores, que irrumpen periódicamente
en nuestras vidas para destrozar el bienes-
tar que armamos cada día con más trabajo y
con más temor. Los policías y el Ejército no
son de ninguna manera nuestros aliados, y
a menudo, enmascarados, son los mismos
que nos roban y nos secuestran. Y la droga
no es ni remotamente el diablo.
En cambio, en la guerra del presidente
la droga es verídicamente el diablo, y los
capos, los enemigos a vencer. Las policías
infiltradas y el Ejército son los instrumen-
tos, imperfectos pero irreemplazables, para
combatir. Y la población es el paisaje don-
de suceden las confrontaciones: un bosque
de seres humanos donde a veces algunos
troncos caen abatidos por la metralla.
En el fondo de las palabras dolorosas y
airadas de Luz María Dávila al presidente
en Juárez estaba el señalamiento de este
malentendido. Su guerra no es la mía, pre-
sidente. Sus enemigos no son los míos, y a
su fuerza pública le tengo pavor.
Y en el rostro contrariado del presi-
dente estaba el no saberlo. O el no querer
saberlo del todo y asumir la consecuencia:
redefinir su guerra. ●
ANÁLI SI S
Análisis.indd 54 2/20/10 12:55 AM

1738 / 21 de febrero de 2010 55

Q
uiero agradecerles, en pri-
mer lugar, la oportunidad de poder pla-
ticar, de poder escucharnos, de poder
entendernos, que me parece ha sido
uno de los faltantes que nos impedían
a todos poder avanzar… La única ma-
nera de vencer una problemática tan
compleja… es contar con una sociedad
fuerte, una sociedad participativa, que
nos exija a las autoridades, que denun-
cie a las autoridades y, por supuesto,
que supervise lo que hagamos las auto-
ridades”, expresó el presidente Felipe
Calderón, el miércoles 17 en Ciudad
Juárez.
Sin embargo, las respuestas y las
acciones ordenadas no corresponden a
esas palabras. En la reunión del jueves
11, los integrantes de la mesa de traba-
jo de Derechos Humanos entregaron al
presidente documentos para demostrar
la violación de los derechos humanos
por parte de los militares, en al menos
mil casos. Además, exigieron la salida
del Ejército, el restablecimiento del es-
tado de derecho y que se investiguen
las desapariciones de varios juarenses.
Hugo Almada, quien formó parte
de esa mesa, planteó en una entrevista
con El Diario de Juárez: “Lo que él di-
ce es que el operativo no generó la vio-
lencia, sino que vino a responder a una
violencia que ya estaba; pero lo que sí
es cierto es que después de la Opera-
ción, en lugar de reducirse, la violencia
se ha incrementado muchísimo más”.
En su discurso de ese día, Calderón
puso en duda algunas de esas asevera-
ciones y, como la ha hecho de manera
reiterada, salió en defensa del Ejército
y los militares: “… todos esos casos
deben investigarse. Que seguramente
haya habido abusos, no lo dudo, pero
también no estamos dispuestos a tole-
rar o a cubrir un abuso. Pero también
sinceramente creo que mil casos, mil
casos en Juárez de desapariciones for-
zadas del Ejército, yo sí quisiera, yo sí
quisiera que se documentaran. Y ade-
más que lo hiciéramos público y que
J E S Ú S C A N T Ú
Respuestas y acciones elementales
presentáramos las pruebas no sólo ante
los Ministerios Públicos, porque sé que
hay desconfianza, sino ante la propia so-
ciedad, porque así como no se vale que
haya abuso de nadie, de ninguna autori-
dad, tampoco se vale denostar a solda-
dos mexicanos que están arriesgando su
vida por otros ciudadanos”.
El miércoles 17, los integrantes de la
mesa de trabajo de Derechos Humanos
no fueron invitados a la reunión con el
presidente. Aunque en un primer mo-
mento se les negó el acceso, los deja-
ron entrar ya avanzado el evento. En su
primera intervención Calderón volvió a
reiterar su estribillo: “… lo que motivó
la presencia del gobierno federal y de
las fuerzas federales en Juárez, el súbito,
notable e inaceptable incremento de la
violencia y la criminalidad en esta ciu-
dad que hizo que las fuerzas federales
vinieran aquí, no tanto al revés;  es decir,
la violencia no surge, no surge porque
vienen las fuerzas federales. Las fuerzas
federales vienen por un fenómeno de
violencia inaceptable…”.
Nadie duda de las palabras del pre-
sidente, pero él no menciona, en ningún
momento, que la violencia se incre-
mentó a partir de que el Ejército llegó
a Ciudad Juárez. Se niega a reconocer
que los operativos militares no sólo no
disminuyeron la criminalidad, sino que
han exacerbado la inseguridad. Este he-
cho obliga no únicamente a ampliar la
estrategia y recurrir a una más integral,
sino a revisar críticamente la que se está
aplicando en estos momentos. Y eso es
lo que todavía no acepta.
Llaman la atención estas palabras
del presidente: “Para mí, por ejemplo,
fue muy revelador encontrar que en di-
versas propuestas que estuvimos anali-
zando ahí en el gabinete del Ejecutivo
había diagnósticos y propuestas hechas
por la sociedad juarense desde hace, no
sólo años, sino décadas. Estudios formu-
lados, por ejemplo, por la universidad
que venían, como alguien dijo aquí, en
la mesa, diagnosticando una problemá-
tica que ahora, finalmente, estalló so-
cialmente. Una problemática que está
asociada, precisamente, a la evolución y
al comportamiento demográfico de Ciu-
dad Juárez…”.
De lo anterior se desprende que ni él
ni su gente se habían tomado la moles-
tia de revisar lo que se había hecho en
la localidad; que las soluciones se pre-
tenden imponer desde el centro, a miles
de kilómetros de distancia de donde se
encuentra el problema. Pero resulta aún
más sorprendente que después de esa re-
velación continué impasible su marcha.
Hasta el miércoles 17, las autorida-
des estatales y federales se han limitado
a anunciar la realización de obras públi-
cas, el control del parque vehicular y la
realización de trabajos para el adecua-
do funcionamiento de los teléfonos de
emergencia. Estas acciones, salvo por el
presupuesto involucrado, son más pro-
pias de una presidencia municipal, que
de la Presidencia de la República.
Como bien señala la activista comu-
nitaria y también académica de la Uni-
versidad Autónoma de Ciudad Juárez,
Teresa Almada: “Me parece que hay te-
mas que todavía no se aterrizan; creo que
es fundamental la atención a la adoles-
cencia y a la juventud en situación críti-
ca, a los adolescentes en pandillas, a los
jóvenes fuera del sistema escolar. Eso
que todavía no se ve, y no se ve porque
no hay instituciones para ellos”.
Así, a pesar de dos visitas presiden-
ciales, la presencia de 11 secretarios de
Estado y de tres representantes perso-
nales del mismo presidente, las decenas
de horas de reuniones de trabajo y un largo
etcétera, la respuesta que hoy se conoce es
muy elemental. Y lo fundamental, que es la
implementación de una estrategia inte-
gral de combate a la inseguridad, la cual
pasa por una revisión crítica de lo que se
hace actualmente, aparece únicamente
en frases aisladas de los discursos pre-
sidenciales. Obviamente, esto no contri-
buye en nada a la solución del problema
de la inseguridad. ●
Análisis.indd 55 2/20/10 12:56 AM
56 1738 / 21 de febrero de 2010
La corriente de solidaridad hacia Haití ha
sido intensa, correspondiente a la magnitud
de la tragedia. Los organismos internaciona-
les, los gobiernos, las ONG, los grupos de vo-
luntarios, han mostrado la decisión de brindar
ayuda a ese país tan castigado por sus caren-
cias ancestrales y por los desastres naturales.
La acción de la ONU para promover rá-
pidamente la ayuda humanitaria a través de
la UNICEF, el Programa Mundial de Alimen-
tos, la Organización Mundial de la Salud,
entre otros, ha sido notable. También sobresa-
liente, la eficiencia del Fondo de Emergencia
en Casos de Desastres, que antes de cumplir-
se 24 horas del terremoto ya había moviliza-
do 10 millones de dólares provenientes de
fuentes diversas de los sectores público y pri-
vado, y otro tanto un día después.
En Haití han desembarcado todo tipo de
voluntarios, Médicos sin Fronteras, los To-
pos mexicanos, que tanto aprendieron sobre
cómo recuperar víctimas de los escombros
después del terremoto de México en 1985.
También llegaron los cascos azules y los
marines estadunidenses, así como cientos de
barcos y aeronaves cargados de alimentos,
medicinas, equipos, especialistas y una gran
buena voluntad.
La ayuda no se ha canalizado según nor-
mas y mecanismos ya existentes. Ha llegado
de manera caótica, quedando en ocasiones
congelada, en barcos o aeronaves que no pue-
den descargar; paralizada, porque no dejan a
los voluntarios operar; en medio del descon-
cierto, porque no se sabe quién otorga los
permisos para aterrizar; encaminada, en oca-
siones, hacia lo más urgente, y en otras,
a tareas que podían esperar.
Haití ha obligado al mundo a to-
mar conciencia de la ausencia de
marcos normativos y manuales de or-
ganización que hagan más eficiente,
predecible y transparente la coopera-
ción internacional en casos de desastre.
Al no existir una convención uni-
versal para organizar y normar la ayuda,
ésta ocurre amplia pero descoordinada-
mente. Va dejando abiertos problemas
operativos, jurídicos y políticos que han
sido y serán muy difíciles de resolver.
Algunos ejemplos ilustran el punto. No
existe una entidad internacional, inte-
grada por expertos, que proceda a hacer
OL G A P E L L I C E R
Haití: de la asistencia a la reconstrucción
un diagnóstico de las necesidades prioritarias
y de la capacidad del Estado afectado para re-
cibir y distribuir ayuda. De existir ese meca-
nismo, se hubiera podido ser más selectivo y
eficiente en la ayuda que se ha enviado.
Desde otra perspectiva, tampoco existen
normas sobre la situación jurídica de los nume-
rosos contingentes que entran al territorio hai-
tiano a brindar ayuda, hacer reportajes, rescatar
víctimas, pero también a secuestrar niños.
La omisión más notable son las dispo-
siciones sobre la temporalidad y naturaleza
de contingentes armados, como es el caso de
la ayuda provista por Estados Unidos, que
envía 10 mil marines que contribuyen, entre
otras cosas, al mantenimiento del orden o
al funcionamiento de las vías de comunica-
ción. ¿Por cuánto tiempo? ¿Cuál es el acuer-
do que rige los objetivos y la temporalidad
de su permanencia en Haití?
Hace más de 10 años, cuando los huraca-
nes que devastaron Centroamérica ocupaban
la atención de la opinión pública internacio-
nal, se discutió en el debate general de la
Asamblea General de la ONU, por la repre-
sentante de México, la urgencia de “contar
con inventarios actualizados de los recursos
disponibles para auxiliar en casos de desastre
y con manuales que nos orienten en el mane-
jo efectivo de la cooperación internacional”.
Esa preocupación no ha cristalizado. La res-
puesta sigue siendo caótica.
La cooperación con Haití llegará a una
encrucijada difícil cuando pase de la asis-
tencia humanitaria a un programa de re-
construcción de largo aliento, que coloque
esa reconstrucción en el centro de la coope-
ración internacional de la próxima década.
Esto último es, al menos, la intención de di-
versos países de América Latina, como los
miembros de Unasur que así lo expresaron
en la reciente reunión celebrada en Ecuador,
y tal como seguramente se expresará en la
llamada Cumbre de la Unidad que se desa-
rrolla en estos días en Cancún.
A diferencia de la espontaneidad con que
ocurre la fase de asistencia humanitaria, la
meta de reconstruir o, mejor aún, de construir
un Estado viable en Haití, es una empresa que
requiere de objetivos muy claros, responsabi-
lidades muy definidas y sistemas bien estable-
cidos de transparencia y rendición de cuentas.
No existe una experiencia histórica de recons-
trucción, fijación e implementación de políti-
cas, así como de sistemas de evaluación, en
un Estado donde las instituciones del gobier-
no están casi totalmente colapsadas. Los di-
plomáticos de diversas partes del mundo se
apresuran a señalar la urgencia de respetar la
soberanía de Haití y realizar la cooperación
de la mano con sus funcionarios guberna-
mentales. La pregunta es hasta dónde eso es
posible bajo circunstancias de debilidad o
casi inexistencia de instituciones claves, por
ejemplo el banco central.
La cooperación con Haití requiere de
formas imaginativas que permitan operar
en condiciones de lo que se llama un Estado
fallido. Exige, al menos, encarar con clari-
dad tres problemas: el primero, determinar
cuál será la instancia encargada de coordinar
todo el proyecto y cuáles serán los actores
que participen en él. El segundo, defi-
nir el programa de trabajo, que deberá
abordar, simultáneamente, problemas
de consolidación de instituciones na-
cionales para el ejercicio democrático
del gobierno, con proyectos de desa-
rrollo económico, educativo y cultural.
El tercero, identificar las condiciones
requeridas para tener éxito desde di-
versos puntos de vista: el económico,
el político y el financiero.
Haití, con su ubicación geográfi-
ca estratégica, la solidaridad que ha
levantado e incluso sus dimensiones,
puede ser un ejemplo de la posibilidad
de ser viable, o no, mediante la coope-
ración internacional. ●
ANÁLI SI S
Análisis.indd 56 2/20/10 12:56 AM
Análisis.indd 57 2/20/10 12:56 AM
58 1738 / 21 de febrero de 2010
E
n las últimas semanas del
año pasado y las primeras de
éste, el Museo de Arte Mo-
derno de Nueva York (MO-
MA), atestado por el turis-
mo de la temporada, parecía
una tienda departamental en remate más
que un centro cultural.
La mayoría de sus visitantes se apiña-
ba para ver lo que podía de Tim Burton, la
enorme exposición homónima del célebre
Rafael Vargas
Gabriel Orozco
Desconcierto por
cineasta estadunidense, quien durante su re-
traída adolescencia comenzó a dibujar como
una manera de entablar comunicación con el
mundo y ahora fascina a millones de perso-
nas con sus singulares creaciones.
Una fracción nada desdeñable, mien-
tras tanto, recorría los espacios de Gabriel
Orozco, una retrospectiva, muestra de 20
años de trabajo.
1
Desde que se dirige a las escaleras que lle-
van a las salas de exhibición, el visitante
puede atisbar, colgada en el atrio del se-
gundo piso del museo, Mobile Matrix, la
impresionante osamenta de ballena que
Orozco extrajo de las arenas de Baja Ca-
lifornia Sur e intervino para convertirla en
una suerte de blasón de la biblioteca Vas-
concelos, en Buenavista.
Lo primero que se evidencia es que los
museógrafos del MOMA tienen más ex-
periencia y talento que quienes instalaron
esa obra en la llamada “megabiblioteca”,
en cuya vastedad luce tan poco que sue-
le borrarse de la atención de los usuarios.
En el MOMA luce mucho mejor gra-
L
i
a

M
a
l
l
a
r
d
Cult A 1738.indd 58 2/20/10 12:57 AM

1738 / 21 de febrero de 2010 59
CULTURA
En una semana más concluirá la exposición retrospec-
tiva de Gabriel Orozco en el museo de Manhattan, cu-
yas puertas se han abierto a muy pocos creadores mexi-
canos en los últimos 30 años. En este recorrido se to-
can los principales temas del arte contemporáneo y su
relación con el mercado y la calidad, y se plantean pre-
guntas en torno de la discutida obra del artista plástico
mexicano más promocionado y vendido en el extranje-
ro, y que en abril cumplirá 48 años.
cias a su acotación en el espacio, al ángu-
lo en que se decidió colocarla, a la esplén-
dida iluminación que recibe, a los variados
puntos de observación que los diversos ni-
veles del museo permiten –cosas que tam-
bién se podrían haber hecho en el edificio
de la biblioteca y que se pueden replantear
a su regreso.
Mobile Matrix es, sin duda, el centro
de atención de esta muestra neoyorquina.
Es inevitable pensar en la corresponden-
cia que se establece con la réplica de otra
ballena que cuelga de un techo de cristal
en el lado oeste de Central Park: la emble-
mática ballena azul del museo de Histo-
ria Natural.
A unos cuantos pasos de Mobile Ma-
trix, en la galería de Impresos y Libros Ilus-
trados, se encuentra otra de las piezas cen-
trales de la muestra: Invariantes del árbol
del samurai, una obra que explora la capa-
cidad exponencial de combinaciones de los
elementos de una pintura, según sus cam-
bios de posición y de color. Con el apoyo de
un programa computacional, la pieza pro-
duce 672 permutaciones, de las cuales se
exhiben 460 impresas en París y que ahora
forman parte de la colección del MOMA.
Si el número de espectadores es in-
dicativo del interés que un trabajo gene-
ra, Invariantes... es más interesante como
concepción que como concreción: en su-
cesivas visitas la galería luce casi vacía,
mientras que afuera de ella los espectado-
res no dejan de fotografiar los restos plas-
tificados del cetáceo.
Ante los destellos de tantas cámaras,
es inevitable preguntarse qué es lo que to-
das esas personas esperan conservar, y si
en verdad aprecian a través de su lente una
obra de Gabriel Orozco –los centenares de
líneas y círculos trazados con grafito por
las 200 personas que colaboraron con él
en esa tarea– o si más bien los seduce la
colosal armazón del enorme animal mari-
no que, como en un sueño, parece volar en
mitad de un recinto cerrado.
Claro que Gabriel Orozco no se plan-
tearía esas distinciones, pues desde su pers-
pectiva estética –la del arte conceptual– no
es necesario que un artista produzca mate-
rialmente un objeto para que sea de su au-
toría. En el caso de ese majestuoso esquele-
to, aun si no lo hubiese intervenido, el solo
hecho de situarlo en otro espacio le habría
bastado para darle un significado nuevo y
de esa manera hacerlo suyo.
Cualquier cosa con la que Orozco se
tope en el curso de sus caminatas o de sus
viajes por el mundo puede convertirse en
parte de su creación artística, incluso a tra-
vés de su intervención accidental.
En el extremo, su obra busca poner el
acento en la importancia que tiene la mira-
da del artista, en la experiencia del artista
como factor decisivo para encontrar y se-
ñalar la obra de arte. Incluso objetos que
habitualmente se consideran deleznables
pueden convertirse en piezas artísticas.
Eso percibe el espectador a través de
los objetos y fotografías desplegados en el
tercer piso del MOMA, en el que se ex-
hiben piezas como Caja de zapatos va-
cía (1993) (literalmente, una caja de zapa-
tos vacía) y Piedra que cede (1992), una
gran bola de plastilina del mismo peso que
Orozco, a la que éste hizo rodar por las ca-
lles de Nueva York para que se adhirieran
a ella polvo y todo tipo de desperdicios,
como una metáfora de todas las cosas que
una persona incorpora por el solo hecho de
caminar por la calle.
¿Qué pensaría de todo esto ese otro
Orozco, José Clemente, cuyo Bombarde-
ro y tanque de guerra pintado en seis pa-
neles para el MOMA entre junio y julio
de 1940 se yergue precisamente al pie de
las escaleras eléctricas que conducen a ese
tercer piso?
No le gustaba perderse en elucubracio-
nes. Cuando le preguntaron por el signi-
ficado de esa magnífica obra, de evidente
contenido político, contestó que no tenía
ninguno: “Simplemente pinto la vida de
hoy, lo que ocurre en el presente. Eso es lo
que es el arte moderno”.
2
No es fácil apreciar el trabajo de Gabriel
Orozco sin un mínimo marco de referen-
cia que permita advertir y comprender los
planteamientos en que está basado. El es-
pectador debe poseer por lo menos algu-
nas nociones básicas sobre las ideas que
han alimentado el mundo del arte en los
últimos 50 años. Y si se tiene en cuenta
que ni siquiera los conceptos fundamenta-
les del dadaísmo y el surrealismo son ple-
namente dominados por las personas que
La ballena desde arriba
Cult A 1738.indd 59 2/20/10 12:57 AM
60 1738 / 21 de febrero de 2010
acuden a los museos, se entenderá el des-
concierto y aun el disgusto con que suele
contemplarse el quehacer de muchos artis-
tas plásticos de hoy.
En el tercer piso del MOMA, muchos
de los espectadores que desfilan ante los
objetos y fotografías de Gabriel Orozco
fruncen el ceño o bien bromean y ríen. La
mayoría de los visitantes desfila de prisa
ante los objetos presentados en la mesa y
alrededor de piezas que la crítica conside-
ra capitales, como La DS (o “la diosa”, por
el sonido que esas letras tienen al ser pro-
nunciadas en francés, idéntico a la palabra
déesse), un Citroën DS, ícono de la indus-
tria automotriz francesa, que Orozco hi-
zo cortar longitudinalmente en tres partes
para retirar la sección central y soldar las
restantes, creando un falso vehículo uni-
personal, parecido a los prototipos futuris-
tas que los salones automovilísticos solían
presentar en los años cincuenta.
Para comprender cuál es la propuesta
estética contenida en el objeto realizado
por Orozco y por qué se le atribuye tanta
importancia, hay que recordar el texto es-
crito por Roland Barthes en 1957 a propó-
sito de ese modelo:
“Creo que los coches hoy en día son
casi el equivalente exacto de las grandes
catedrales góticas: es decir, la creación su-
prema de una era, concebida con pasión
por artistas anónimos, y consumida en
imagen y no en uso por la totalidad de la
población que se la apropia como un obje-
to puramente mágico.
“Es obvio que el nuevo Citroën ha caí-
do del cielo tal y como aparece a prime-
ra vista como un objeto superlativo... El
DS tiene todas las características de uno
York Times le dedicó la página principal de
su sección de Arte con un titular elocuen-
te por sí mismo: “A Whale of a Return to
MOMA” (“Un regreso mastodóntico al
MOMA”). Para explicar mejor estas pala-
bras debe señalarse que la primera mues-
tra de Orozco en el MOMA, en 1993, fue
más bien modesta, por decisión del pro-
pio artista, que eligió usar espacios mar-
ginales del museo, e incluso adyacentes a
él. Su repercusión crítica, no obstante, fue
muy amplia.
Es obvio que en Nueva York el públi-
co y el espacio para el arte conceptual –al
igual que el mercado y la crítica– son mu-
cho más amplios que en nuestro país, y por
ello la carrera de Orozco se ha desarrolla-
do en gran medida en esa metrópoli.
En diciembre de 2001, Peter Schjel-
dahl, destacado poeta de los años setenta,
hoy dedicado exclusivamente a la crítica de
artes plásticas para la revista The New Yor-
ker, escribió una elogiosa reseña acerca de la
muestra Fear Not (No teman), título colma-
do de sentido en una ciudad que unos meses
antes había sido golpeada brutalmente.
En ese texto se indica que Orozco for-
ma parte del grupo de artistas cuyas obras
son difundidas y comercializadas por una
de las más poderosas e influyentes galeris-
tas neoyorquinas, Marian Goodman, cuya
galería se encuentra en la calle 57, a unas
cuantas cuadras del MOMA.
Quien llamó la atención de Goodman
hacia la obra de Orozco fue Benjamin H.
D. Buchloh, gran amigo de Goodman y
promotor de artistas asociados a ella, co-
mo Gerhard Richter, uno de los más desta-
cados artistas alemanes de hoy.
Buchloh, quien se ha convertido en el
principal estudioso de la obra de Orozco,
es uno de los editores de la notable Octo-
ber, una revista trimestral fundada en 1976,
especializada en crítica y teoría del arte
contemporáneo, con buena circulación en
Estados Unidos y en Europa. Él es el pro-
motor del número especial que esa publica-
ción le ha dedicado a Orozco con motivo de
su actual exposición en el MOMA, así co-
mo el autor del principal ensayo incluido en
el catálogo de la misma exhibición.
Los nexos entre Goodman y Buchloh
han producido suspicacias, por lo me-
de esos objetos de otro universo que han
aportado carburante a la neomanía del si-
glo XVIII y de los de nuestra propia cien-
cia-ficción: la diosa es, en primer lugar, un
nuevo Nautilus.”
La oportunidad de mirar esta mues-
tra en medio de tantas personas que pare-
cen apuradas y distraídas induce cuestio-
namientos que quizá no surgirían en otras
circunstancias: ¿Es el destino del arte con-
temporáneo ser visto por multitudes, ad-
quirido sólo por un puñado, y realmente
contemplado y disfrutado por muy pocos?
¿Es condición indispensable leer para ver?
Y, ¿quiénes son los que quieren llevarse
una de estas piezas a su casa?
La relación entre el dinero y el arte
contemporáneo es extraña y ocurre casi
en secreto. Pero se sabe que cada año, en
el mercado del arte formado por Europa
y Estados Unidos, se mueven entre 5 y 10
mil millones de dólares. La mayoría de
los coleccionistas no visita las galerías y
adquiere obras no por convicción y gus-
to propios, sino por recomendación de in-
termediarios. Por ende, el que un millo-
nario patrocine a un artista comprando
sus obras no implica que haya identifica-
ción y cercanía entre ellos. Difícil encon-
trar hoy a un coleccionista como Am-
broise Vollard –quien, por cierto, murió
atropellado por un auto hace poco más de
70 años.
Así, el arte se ve confinado a un es-
trecho circuito. Casi siempre los mismos
que lo negocian son quienes lo celebran.
3
Gabriel Orozco es un artista más apre-
ciado en Nueva York que en México.
El 13 de diciembre de 2009 The New
“Caja de zapatos vacía”
“Piedra que cede”
Cult A 1738.indd 60 2/20/10 12:57 AM
CULTURA

1738 / 21 de febrero de 2010 61
nos en el desaparecido crítico franco-
mexicano Olivier Debroise, quien en
un artículo publicado en el diario Re-
forma el 2 de octubre de 2000 señaló:
“Habrá que dilucidar, asimismo, por
qué un teórico como Benjamin Buchloh in-
virtió tanto en defensa y promoción de Ga-
briel Orozco, justo en el momento en que su
revista, October, entraba en una grave crisis
ideológica que implicó un casi completo re-
pliegue de sus integrantes originales.”
Buchloh, en efecto, ha escrito extensa-
mente sobre Orozco en varias ocasiones,
y ha sostenido largas entrevistas con él en
pos de las claves conceptuales de su obra.
Cuando se leen sus ensayos y, espe-
cialmente, esas conversaciones, se tiene la
impresión de que gran parte de la rique-
za conceptual que se atribuye a la obra de
Orozco se debe más al crítico que al artis-
ta. Éste entrega una pieza, y el otro lee en
ella una infinidad de signos.
Buchloh sabe –lo dice en el curso de
una de esas conversaciones– que su inter-
pretación puede ser excesiva, hasta lindar
con la paranoia, y naturalmente deja la úl-
tima palabra sobre el sentido de su trabajo
al artista, que con frecuencia, y en abierto
contraste, parece no haber elaborado más
que unas cuantas vagas ideas al respecto.
Tras la lectura de sus diversas entre-
vistas con interlocutores estadunidenses
y europeos, de su “Conferencia”, pronun-
ciada el 30 de enero de 2001 en el museo
Tamayo, y de escuchar sus palabras en di-
versas videograbaciones a las que es po-
sible acceder en la red electrónica, se tie-
ne la impresión de que Orozco no cuenta
todavía con una poética bien estructurada,
de que no sustenta su obra en una raciona-
lidad, como se diría en términos de la crí-
tica especializada.
Muchas de las cosas que dice –que se
aburre con facilidad de ciertas técnicas y
formatos, que prefiere volver a comenzar
desde cero, que más que un espacio le in-
teresa generar un tiempo para el arte– se
antojan balbucientes
Es verdad que nada obliga a un artis-
ta a proponer una poética que, en última
instancia, estaría expresada en cada una de
sus obras, pero cuando Gabriel Orozco pa-
sa de los objetos a las palabras, su pensa-
miento parece tan errático como el estado
del arte actual.
Por ejemplo, una de las afirmaciones
que ha hecho es que le interesa decepcionar
al público. Transcribo lo que acerca de ello
él ha escrito en sus cuadernos de trabajo:
El arte verdaderamente nuevo tiende a
ser decepcionante. Sobre todo para el pú-
blico que ya tiene una idea de cómo debe-
ría ser el arte. Porque el arte nuevo destru-
ye al público. Lo hace entrar en crisis por
el simple hecho de que no puede haber pú-
blico para un arte que antes no existía. Con
la aparición de un arte desconocido, el pú-
blico tradicional desaparece. El nuevo arte
destruye al público como masa creyente y
lo convierte en individuos. El artista es el
primero en transformarse y con él un pú-
blico aparece. Público que ya existía pe-
ro que estaba en crisis, dejando de ser una
masa de acuerdo y convirtiéndose en indi-
viduos en desacuerdo ante una nueva rea-
lidad artística.
Acaso corrija esta impresión la lectura
completa de sus cuadernos de trabajo, cu-
ya próxima publicación es anunciada por
Ediciones ERA.
4
También hay que señalar que no todas las
voces de la crítica neoyorquina son apro-
batorias. Hay quienes, como Jerry Sal-
tz, crítico de artes plásticas del semana-
rio New York y uno de los más leídos y
comentados en Estados Unidos celebran
parte de la obra de Orozco, pero no dejan
de cuestionar la calidad de la retrospecti-
va ofrecida por el MOMA. Es interesante
citar la reseña que Saltz escribió el pasa-
do 27 de diciembre:
Después de crear un espacio estético
de enorme influencia para sí y para otros,
Orozco se ha instalado en algo semejan-
te a una autosatisfecha complacencia.
Es aquí donde comenzamos a ver al mal
Orozco, quien, en vez de continuar pro-
duciendo ese tipo de conexiones místi-
cas (Saltz se refiere a la instalación que
Orozco hizo con tapas de yogurt en la
galería de Marian Goodman en 1994),
optó por ser deliberadamente ingenio-
so, por hacer parrafadas líricas y escultu-
ras de buen gusto. La mayoría de sus pin-
turas parecen dibujos de heráldica hechos
con alta tecnología o protectores para pan-
tallas de computadora. Muestran círculos
dorado, rojos, blancos y azules. Son artifi-
ciales, poco imaginativas, banales y caren-
tes de riesgo. Al igual que una gran parte
de su trabajo posterior. Dan la sensación
de celibacía estética y castidad intelec-
tual. Orozco ha dicho que, con sus pintu-
ras, quiere “decepcionar”. Lo consigue, y
en esta exposición se siente que la energía
se desvanece.
5
Hasta finales de los años sesenta –como ha
escrito Schjeldahl–, los artistas plásticos
de vanguardia tenían un prestigio ético ba-
sado en la contravención de los valores es-
tablecidos. Hoy, en medio del aislamiento
y la falta de solidaridad que éste produ-
“La DS”
“Caballos corriendo infinitamente”
Cult A 1738.indd 61 2/20/10 12:57 AM
62 1738 / 21 de febrero de 2010
CULTURA
ce, buena parte de ellos ha optado por una
conducta apolítica, y por buscar su plata-
forma social en la fama. Ése parecería ser
el caso de Orozco.
De otra manera, resulta difícil enten-
der que se haya vinculado a un proyecto
como el de la megabiblioteca foxista.
Quien sabe, como él, que el significado
de una obra de arte cambia simplemente a
causa de la proximidad con otra, no puede
haber ignorado lo que significaría trabajar
para gente que jamás mostró el menor res-
peto a la cultura. No es raro que ello le haya
valido muchas animadversiones.
Hizo explícita su posición ante ello
en una entrevista realizada con la es-
critora Carmen Boullosa para la revis-
ta Bomb.
Orozco le señaló a Boullosa que su
Mobile Matrix había sido ligeramente ata-
cada en los periódicos, “porque nos en-
contramos en un momento crítico, durante
un año electoral muy enfebrecido, y todo
proyecto es percibido como una jugada
política pero, aunque tengo una posición
política, no soy un político, y para mí las
elecciones y los presidentes son solamen-
te daños colaterales”.
6
Pablo Soler Frost dice en el prólogo a la
reunión de Textos sobre la obra de Gabriel
Orozco que en México se le regatean méri-
tos a este artista. Y que lo que debería cau-
sar admiración provoca envidia.
La envidia es tan patética como lo es
la admiración incondicional del éxito, que
suele medirse en términos económicos.
No es raro, cuando se habla de las
obras de Gabriel Orozco, que se toque el
tema de sus elevados precios. Si se cues-
tiona su calidad, se argumenta que un di-
bujo suyo vale miles de dólares. O, si se
le elogia, como en el mencionado artículo
del New York Times, se indica que vive en
un departamento de ocho y medio millo-
nes de dólares, al lado de la modelo brasi-
leña Gisèle Bundchen.
Más que envidia, el éxito de Gabriel
Orozco provoca una gran curiosidad:
¿Qué clase de artista es y qué nos entre-
ga su obra?
Las cuatro tapas transparentes de en-
vases de yogurt suizo fijadas a otras tantas
paredes blancas en la galería Goodman,
¿de veras son, como ha escrito Saltz, una
maravilla? ¿Por qué? ¿Cómo? ¿Por qué
trastocan nuestra percepción del espacio?
¿Por qué –como señala Saltz– cuestionan
esa especie de templo que es la galería de
arte? ¿Por qué son un desafío –como lo fue
alguna vez el arte pobre– contra la codicia
y la especulación que imperan en el mer-
cado de la plástica?
Pero, sobre todo, lo que importa pre-
guntarse es: ¿Existe verdaderamente en su
trabajo poesía suficiente para abrirnos los
ojos y hacernos ver la incesante novedad
del mundo?
Cada quien debe responder. No im-
porta si Caballos corriendo infinitamen-
te, sobre un tablero de ajedrez, remiten o
no a Duchamp. La obra en sí misma no es
más que una pieza ingeniosa. Y muchas de
las cosas que plantea Orozco en su obra
no son, para un lector de poesía, más que
pálidas reiteraciones de cosas dichas hace
mucho tiempo.
Lo que se espera del arte es que agu-
ce la conciencia y los sentidos. Por eso di-
vierte descubrir entre los créditos de los
patrocinadores que esta muestra en el MO-
MA cuenta con el patrocinio de Televisa.
Así como es absurdo atacar a Orozco
por la notoriedad que ha alcanzado, tam-
bién lo es caer en el extremo opuesto y tra-
tarlo como baluarte patrio. Ello sólo con-
viene a quienes forman parte del aparato
gobernante (sea por poder político o por di-
nero) y quieren medrar con el trabajo de un
artista, “enorgullecerse” de algo que ellos
mismos no entienden ni quieren entender.
Hoy día, en que la calidad no es necesa-
riamente el basamento real del renombre,
conviene cuidarse del éxito y de los lame-
nombres, como los llamó Elías Canetti.
Orozco es un artista apreciable pero,
aunque la palabra oro esté contenida en su
nombre, no es, como quisieran sus mar-
chands, el rey Midas –sin duda también
para fortuna suya.
“Bombardero y tanque”, de José Clemente Orozco (MOMA)
Cult A 1738.indd 62 2/20/10 12:57 AM
Cult A 1738.indd 63 2/20/10 12:57 AM
64 1738 / 21 de febrero de 2010 1738 / 2
C
omo parte de su lucha
por lograr que la Secreta-
ría de Educación Pública
(SEP) cumpla el acuerdo
488, con el cual se com-
prometió a no desapa-
recer de la enseñanza media superior las
materias de lógica, ética, estética e intro-
ducción a la filosofía, el Observatorio Fi-
losófico de México (OFM) se reunió con
Vernor Muñoz Villalobos, relator especial
para el derecho a la educación de la Orga-
nización de las Naciones Unidas (ONU).
Coordinado por el filósofo Gabriel
Vargas Lozano, investigador de la Univer-
sidad Autónoma Metropolitana-Iztapa-
lapa, el Observatorio se ha propuesto di-
fundir a través de foros, mesas redondas,
simposios y otros espacios de discusión la
importancia de la filosofía, las humanida-
des y las ciencias sociales en la formación
integral de los jóvenes.
En ese contexto, organizó junto con
otras instancias, entre ellas la Universi-
dad Nacional Autónoma de México, el
Gobierno del Distrito Federal, el Institu-
to Politécnico Nacional e Ixtli Asociación
Mexicana de Profesores de Filosofía de
Educación Media Superior, A.C., el Se-
gundo Coloquio Interinstitucional sobre la
Enseñanza de la Filosofía en el Nivel Me-
dio Superior La enseñanza de la filosofía
de cara a las reformas institucionales, que
se realizó del 17 al 19 de febrero en la Ca-
sa Universitaria del Libro.
Ahí se recordó que como parte de la
Reforma Integral de la Educación Media
Superior (RIEMS), emprendida por el go-
bierno actual mediante los acuerdos 442,
444 y 447, se pretendió eliminar la en-
señanza de las materias mencionadas. El
proyecto se detuvo por la movilización de
diferentes asociaciones de filosofía.
Sin embargo, a nueve meses de haber
asumido el cargo de secretario de Educa-
ción Pública, Alonso Lujambio hizo su
primer cambio al nombrar, el pasado 11
de enero, a Miguel Ángel Martínez Espi-
nosa (hasta entonces secretario de Educa-
ción del gobierno de Jalisco) como subse-
cretario de Educación Media Superior en
sustitución de Miguel Székely Pardo.
El viernes 5, el OFM se reu nió con
Martínez Espinosa y le expuso que pe-
se al acuerdo 488, publicado en el Diario
Oficial de la Federación el 23 de junio de
2009, no se estaban incorporando las dis-
ciplinas filosóficas como enseñanza obli-
gatoria en los sistemas dependientes de la
subsecretaría, entre ellos preparatorias de
universidades estatales, El Colegio de Ba-
chilleres y el Colegio Nacional de Educa-
ción Profesional Técnica (Conalep) en los
que, a decir del Observatorio, se han supri-
mido por completo.
El nuevo subsecretario, exregidor del
ayuntamiento de Guadalajara y exdirector
de Investigaciones Jurídicas del Congreso
del estado de Jalisco, respondió que “a su
juicio” la SEP no tiene capacidad jurídica
para hacer cumplir los acuerdos.
Todo ello es narrado también en el do-
cumento que el OFM entregó al relator de
la ONU, quien realizó una visita oficial a
México entre el 8 y el 18 de febrero. En
ese lapso, el relator recorrió distintas ciu-
dades, entre ellas la Ciudad de México,
Tapachula, Oxchuc, San Cristóbal de las
Casas, Monterrey y Tijuana. Se reunió con
más de mil personas, como maestros, es-
tudiantes, padres, madres de familia y lí-
deres, y acudió a distintas instituciones de
enseñanza, como la UNAM y el IPN.
El relator se comprometió a rendir un
informe detallado de esa visita en junio
próximo, pero adelantó, en una rueda de
prensa realizada el pasado jueves 18 de fe-
brero en Casa Lamm, en la colonia Roma,
algunas observaciones, entre ellas la “sim-
biosis atípica” entre la SEP y el Sindicato
Nacional de Trabajadores de la Educación
(SNTE) que “revela una subordinación
recíproca de funciones... que agrega una
gran complejidad al panorama educativo”.
Se reunió con Lujambio, pero no logró ser
recibido por la lideresa del SNTE, Elba
Esther Gordillo.
Tras señalar algunos de los problemas de
la educación en México, entre ellos la fal-
ta de presupuesto, que debiera ser de 8% del
PIB, la atención desigual en zonas urbanas y
rurales, la alta tasa de analfabetismo que lle-
ga casi a 50% de la población en zonas rura-
les, el número “inestimable” de analfabetas
funcionales y la existencia de 34 millones de
personas mayores de 15 años en rezago edu-
cativo, el relator y profesor de derechos hu-
manos en el Instituto de Estudios Latinoa-
mericanos de la Universidad Nacional de
Costa Rica coincidió con el OFM en su apre-
ciación respecto de la educación actual:
Que se ha subordinado a las deman-
das del mercado laboral y no responde a
los principios establecidos en materia de
derechos humanos ni a los fines estable-
cidos en la Constitución Política de dig-
nificar la vida de los ciudadanos en todos
los sentidos.
Muñoz Villalobos se pronunció por
fortalecer la currícula educativa con fines
de integralidad y destacó la necesidad de
incluir la enseñanza de materias filosófi-
cas, no sólo desde la educación media su-
perior, sino desde la secundaria misma.
En el documento que le entregó el Ob-
servatorio, se destaca el desinterés de la
SEP por hacer cumplir el acuerdo y se
aclara que “sí tiene competencia jurídica”
para hacer cumplir el acuerdo.
Papel rector
Al inaugurar el Coloquio Interinstitucio-
nal sobre la Enseñanza de la Filosofía, Au-
sencio Pérez Olvera, presidente de la aso-
Judith Amador Tello
La Secretaría de Educación Pública se declara incapaz
de cumplir el acuerdo por el cual la filosofía, según el
Diario Oficial, debía reintegrarse a los programas de
enseñanza preparatoria. Por ello, el Observatorio Filo-
sófico de México se entrevistó con el relator de Nacio-
nes Unidas, quien no fue recibido por la lideresa de los
maestros, Elba Esther Gordillo.
La reunión académica
Cult 2 1738.indd 64 2/20/10 12:57 AM

1738 / 21 de febrero de 2010 65 de febrero
CULTURA
ciación Ixtli, explicó que con la RIEMS
la mayoría de subsistemas de bachillerato
han modificado la enseñanza de la filoso-
fía “para convertirla en tan solo una ‘com-
petencia’ que puede ser abordada de ma-
nera transversal”.
Esto es que se le puede impartir desde
otras asignaturas, como sociología, cómpu-
to, matemáticas o inglés, o “en el mejor de
los casos” por una asignatura llamada “cons-
trucción de la ciudadanía”, cuyo nombre per-
mite que no sean filósofos quienes impartan
sino abogados, politólogos, sociólogos, físi-
cos, ingenieros, matemáticos, o “todo aquel
profesor que por su filiación sindical se le de-
be cumplir con una carga horaria”.
Y cuestionó la argumentación de la
SEP en el sentido de que no tiene faculta-
des jurídicas para hacer cumplir el acuer-
do 488. Pregunta cómo es que las tuvo para
eliminar la formación filosófica del bachi-
llerato y no las tiene para reincorporarla:
“¿Desde cuándo la SEP firma acuer-
dos secretariales que no tienen un sustento
jurídico y constitucional?”
Pérez Olvera solicitó asimismo al se-
cretario Lujambio hacer cumplir el acuer-
do y pidió a las cámaras de Diputados y
Senadores se ocupen de las demandas de
la comunidad filosófica y discutan la re-
forma educativa que, a decir suyo, tiene su
origen en las indicaciones de la Organiza-
ción para la Cooperación y el Desarrollo
Económico, el Fondo Monetario Interna-
cional y el Banco Mundial.
Durante la mesa de discusión “La
defensa y reivindicación de la filoso-
fía. El papel del Observatorio Filosófi-
co de México”, María del Carmen Trueba
Atienza, del Departamento de Filosofía de
la UAM-Iztapalapa, denunció que hay una
clara intención de no cumplir el acuerdo.
Expuso que a pesar de lograr la rein-
corporación de las humanidades a la en-
señanza media, la literatura no se tras-
ladó a ese campo y se mantiene en el de
la comunicación, junto con el inglés y la
computación:
“Es un indicio de que no hay una vo-
luntad política firme para llevar a cabo la
reforma integral en los términos en que
la SEP se comprometió a hacerlo. Como
ha comentado Gabriel Vargas, en realidad
nunca se justificó el porqué se excluye-
ron las humanidades y la filosofía. Supo-
nemos que es por un modelo de desarro-
llo que considera un lastre la enseñanza
humanística, no valora las humanidades,
considera que se debe preparar a los jóve-
nes para ingresar a un mercado de trabajo
con una serie de competencias que los ha-
biliten para ser productivos en un mundo
competitivo global.”
Con ello, continuó, dejan de lado las
discusiones de los últimos años en mate-
ria de desarrollo, que consideran aspec-
tos relacionados con la calidad de vida y
el desarrollo humano en términos filosófi-
cos, expuestas por teóricos como Amartya
Sen, premio Nobel de Economía en 1998,
A
l
e
j
a
n
d
r
o

S
a
l
d
í
v
a
r
y Martha Nussbaum, compiladores del li-
bro La calidad de vida:
“Este modelo de desarrollo compren-
de las capacidades humanas básicas, entre
ellas las del razonamiento práctico –que es
vital– y que la SEP estaría lesionando gra-
vemente si no garantiza un espacio a las
disciplinas filosóficas.”
Y advirtió:
“Si realmente queremos formar ciuda-
danos conscientes, responsables, toleran-
tes, autónomos, y propiciar un mundo que
evite la exclusión y la marginación, tene-
mos que formar a las personas y desarro-
llar sus capacidades de argumentación, y
sus valores. Valores de democracia, igual-
dad, libertad, pluralismo y tolerancia.”
La especialista lamentó el poco inte-
rés de la ciudadanía en la discusión de es-
te tema, sobre todo porque le afecta direc-
tamente, ya sea como estudiantes o como
padres de familia responsables de la educa-
ción de sus hijos. Pero sobre todo, deploró
la visión “tecnocrática de desarrollo”, que
está tratando de imponer estos modelos
educativos aun en contra de recomenda-
ciones de instancias como la Organización
de las Naciones Unidas para la Educación
la Ciencia y la cultura (UNESCO).
Instó entonces a estar alertas ante la
posición de la SEP que es “poco clara y
bastante inconsistente”, alegando la de-
fensa de un sistema educativo diverso:
“Estamos de acuerdo: El sistema edu-
cativo es diverso y debe atender diferen-
tes necesidades y contextos regionales y
diversos intereses profesionales, lo consi-
deramos muy razonable y pertinente. Pero
es inconsistente que el subsecretario, el li-
cenciado Martínez, cite el articulo 3 de la
Constitución, donde se marca que la for-
mación debe ser de todas las capacidades
humanas, y después alegue que no está
dentro de las competencias de la SEP obli-
gar a los subsistemas a hacer cumplir los
acuerdos e imponer materias filosóficas.”
Pone en relieve:
“Se trata de que el Estado cumpla su
papel rector. Y el papel rector del Estado
en materia de educación lo debe desem-
peñar la SEP. Y este papel exige el reco-
nocimiento pleno del lugar de las humani-
dades y de la filosofía, en particular, para
el desarrollo de las capacidades huma-
nas básicas; capacidad del razonamiento
crítico, conciencia de los valores ciuda-
danos, apreciación del arte y de la natu-
raleza, y respeto a las personas y a los de-
rechos humanos.
“Una cultura ciudadana que prescinda
de la filosofía sería una educación unilate-
ral que sólo atienda las necesidades prag-
máticas y que esta capacitando solamente
a técnicos. Pero un buen técnico también
necesita saber pensar, tomar decisiones in-
teligentes e informadas y debe ser un buen
ciudadano.”
Pide la ONU
reincorporar la filosofía
Cult 2 1738.indd 65 2/20/10 12:57 AM
66 1738 / 21 de febrero de 2010
E
l Cuarteto Virreinal del compositor
michoacano Miguel Bernal Jiménez
sirvió de plato fuerte en el debut
de una orquesta de cámara que,
tiempo después, habría de llamarse Alauda
Ensemble. Como platillos de contorno para
esa noche septembrina de 1996 transcurri-
da en la embajada de Finlandia de la Ciudad
de México, se ofrecieron obras del barroco
italiano y, tal como la etiqueta prescribe, el
menú musical concluyó con un postre que
consistió en tangos finlandeses.
1
Aplausos entusiastas bordaron el asom-
bro. ¿Era cierto que en esa república es-
Arte
Programa Bancomer-
MACG Arte Actual
BLANCA GONZÁLEZ ROSAS
E
n un estado deprimente
se encuentra actualmente
el Museo de Arte Carrillo
Gil (MACG) de la Ciudad de
México. Sin visitantes, con una
pésima muestra de jóvenes crea-
dores y sin exponer la espléndi-
da colección de arte moderno
mexicano del doctor Carrillo Gil,
el recinto delata una fuerte crisis
que incide en la gestión museís-
tica, la educación artística y la
creación emergente.
Dirigido por Itala Schmelz
desde mayo de 2007, el museo
se ha caracterizado por una se-
lección arbitraria de exposicio-
nes que no obedece al “perfil”
diversificado que señala el mu-
seo en su página web: albergar
la colección permanente –que
cuenta con obras relevantes de
José Clemente Orozco, Gerszo y
Siqueiros–, y mantener el museo
como un “sitio dedicado a la
investigación y experimentación
para artistas jóvenes”. De las 17
muestras realizadas de diciem-
bre de 2007 a la fecha, sólo tres
abordaron la colección perma-
nente y, en lo que se refiere a
los jóvenes mexicanos que han
expuesto en el museo, ninguno
puede considerarse experimen-
tal ya que, o bien, pertenecen al
establo de galerías establecidas
o están legitimados por diferen-
tes instituciones.
En este contexto, el “Pro-
grama Bancomer MACG, Ar-
te Actual” pudo haber sido un
proyecto interesante. Patrocina-
do por la Fundación Bancomer
y organizado por el MACG, el
programa está diseñado como
un apoyo formativo –a través de
asesorías– y financiero para la
producción. Iniciado en 2008 y
realizado durante un año y me-
Samuel Máynez Champion
colaboración
candinava se bailara el tango?,
inquirieron los mexicanos. ¿Quién
era Bernal Jiménez?, preguntaron
los europeos. ¿Por qué su obra,
a pesar de su valor, era descono-
cida? La pertinacia del recuerdo
impone el relato. Vaya éste como
homenaje a la memoria de don José Ig-
nacio Miguel Julián Bernal Jiménez (febrero
16, 1910- julio 26, 1956) en el primer cen-
tenario de su natalicio.
Arduos meses de estudio habían prece-
dido la invitación para que el grupo men-
cionado ofreciera una muestra de su queha-
cer. Un público culto daría su beneplácito
para que los jóvenes músicos iniciaran su
actividad profesional. De ahí la relevancia
del programa. Corelli y Vivaldi asentaban los
ánimos y los tangos finlandeses congracia-
ban voluntades, empero, la obra que podía
evidenciar las flaquezas del ensemble era el
cuarteto del maestro moreliano. Incómo-
das sus tonalidades y complicados muchos
de sus ritmos. No bastaba su inspiración en
temas populares para evitar que la inmadu-
rez artística se pusiera de manifiesto. En mi
calidad de director del grupo aventuré una
alocución que debía fungir de paracaídas.
Comencé diciendo que, a diferencia de
Finlandia, México daba a sus músicos un
trato de ciudadanos de tercera. Para el mú-
sico muerto se erigen monumentos, pe-
ro para el músico vivo hay incomprensión
y una interminable carrera de obstáculos.
Bernal Jiménez no fue la excepción, al con-
trario, sufrió en carne propia boicots urdi-
dos por el autócrata con poder en turno,
2
y
su persona junto a su obra fueron tachadas
de reaccionarias por aquel sector oficialista
de la música mexicana que enarbolaba los
postulados revolucionarios. Bernal pagó con
creces su devoción religiosa, sin embargo
sus méritos abundaron por donde quiera
que se les mirara.
Fue un alumno extraordinario que lo-
gró la proeza de cursar tres carreras simul-
táneas
3
en la Pontificia Scuola Superiore di
Musica Sacra de Roma, a la que llegó a los
18 años de edad merced a un apoyo econó-
mico conferido por algunos curas de More-
lia que reconocieron su capacidad. Antes de
zarpar hacia Europa, Miguel aprendió latín
atemporal
Una
Bernal Jiménez
El museo. Descuido
Notas Cultas 1738.indd 66 2/20/10 1:03 AM

1738 / 21 de febrero de 2010 67
e historia eclesiástica en un seminario, amén
de haber encausado sus dotes musicales a
través del órgano, instrumento inseparable
de la liturgia. Su existencia en Italia alternó
estrecheces con el deleite sensorial que pro-
ducen sus tesoros artísticos. Tuvo que tocar
las músicas del cine mudo y comer raciones
magras, pero jamás dejó de encomendar-
se a la virgen María para que sus penurias
tuvieran eco en la vida eterna y lo transfor-
maran en el hombre piadoso que estaba
destinado a ser.
En un arrebato de admiración, recurrí
a un paralelismo obligado, diciendo que
Bernal había sido una suerte de Bach mexi-
cano, pues ambos consagraron su música
para la honra exclusiva de Dios y el legítimo
goce del espíritu. Justamente los dos fueron
padres prolíficos, Bach dejó una prole de 20
hijos y Bernal de 11, y se les reconoció co-
mo insuperables improvisadores al órgano.
Mencioné que el paralelismo podía exten-
derse hacia el magisterio: Bach como maes-
tro de la escuela de Santo Tomás en Leipzig
y Bernal como catedrático del Conservato-
rio de las Rosas de Morelia, y, al final de su
vida, en la Universidad de Loyola en Nueva
Orleans, Estados Unidos. Asimismo, ambos
abrevaron sin reticencia en el pasado, man-
teniéndose al margen de las modas musi-
cales de su tiempo: Bach llevó a su cenit el
legado de la escuela organística de los siglos
XVI y XVII del norte de Europa, y Bernal fue
el primer mexicano en ocuparse del rescate
de la música del virreinato.
A su regreso a México, don Miguel se
enfrascó en una actividad frenética que in-
cluyó la fundación de los Niños Cantores
de Morelia, la reorganización del conserva-
torio citado, la creación de la revista Schola
Cantorum, para la que escribió más de 170
artículos, y una labor creativa que desembo-
có en un corpus de alrededor de 245 com-
posiciones. En aras de la formación del niño,
escribió muchas obras aptas para despertar
su amor por la música
4
y logró que viniera
desde Europa el eminente Romano Picutti,
5

para dirigir, con un sueldo superior incluso
al suyo, a la agrupación de infantes cantores
de su ciudad natal. Con la certidumbre de
que en su propia patria la manutención de
su familia era casi una entelequia, emigró
a Estados Unidos. Ahí se reconoció amplia-
mente su talento, aunque se le sometió a un
ritmo de trabajo que, a la postre, se tradujo
en un infarto masivo que truncó su vida en
el momento de mayor plenitud. Un Himno
para los bosques fue su testamento.
Antes de iniciar la ejecución del cuarte-
to, proporcioné los antecedentes necesarios:
su estreno tuvo lugar en 1939 en el Palacio
de las Bellas Artes y su esquema formal obe-
deció a los cánones clásicos del siglo XVIII,
pero Bernal lo aprovechó para incorporar
temas populares ya en boga desde la Co-
lonia. “A la víbora, víbora de la mar”, “Na-
ranja dulce, limón partido” y el jarabe “Pica,
pica, pica perica” fueron sus cimientos me-
lódicos. Manuel M. Ponce fue el dedicatario.
Para sorpresa nuestra, las dificultades de
la obra se superaron con decoro y la reac-
ción de los finlandeses fue conmovedora.
Varios de ellos se ofrecieron para colabo-
rar en cualquier menester que tuviera inci-
dencia en la difusión de la obra del ilustre
maestro. Otros aseveraron que por haber
compuesto algo en alabanza a los bosques,
Bernal habría recibido una condecoración
del gobierno de Finlandia. En resumidas
cuentas, se congratulaban con nosotros por
abogar por esa música nacida de un áni-
mo noble y se me invitaba, como titular del
grupo, para futuros conciertos en la emba-
jada. Querían escuchar más música de don
Miguel y conocer más de su persona.
De regresó a casa, me fue imposible
conciliar el sueño y, presa de una extraña
ansiedad, me dirigí a un archivo muerto con
papeles viejos de familia que llevaba lustros
de estar guardado. Presentí que habría de
encontrar informaciones valiosas. Al azar,
tomé entre las manos un objeto que resul-
tó ser la Revista Musical de México que editó
Ponce en 1919. Hurgando en su contenido,
se deslizó de las amarillentas páginas una
fotografía dedicada a mi abuelo, con cuyas
palabras se me iluminó el semblante pa-
ra siempre: Para el profesor Samuel Máynez
agradeciendo su colaboración. Miguel Bernal
Jiménez. 1941.
6

1 Se sugiere la audición de los tangos Kotkan
Rüusu, de Timo Makinen (1919-) y Satumaa,
de Unto Mononen (1930-1968) en la inter-
pretación del Alauda Ensemble. Ambos disponi-
bles en la versión electrónica del semanario.
2 Por citar sólo un ejemplo, Bernal ganó por con-
curso que sus Tres Cartas de México se tocaran,
y Carlos Chávez, director de la Sinfónica de
México, ordenó que la obra no se ensayara sino
que se leyera a primera vista frente al público.
(Media vuelta al corazón, de Ma. Cristina
Macouzet de Bernal. Ed, Bruguera, 1984.) Se
sugiere su audición.
3 Bernal obtuvo los diplomas de organista, com-
positor y de maestro en canto gregoriano.
4 Se sugiere la audición de sus pequeñas piezas
corales Juguetes.
5 A la sazón director de los Niños Cantores de
Viena.
6 La fotografía fue dedicada a Samuel Máynez
Prince (1886-1965) por su participación en el
estreno de la ópera Tata Vasco.
dio, los resultados que presentan
los 10 beneficiados distan mu-
cho de poderse considerar como
propuestas experimentales.
Centrados en estéticas
postconceptuales que poco tie-
nen de innovación o emergen-
cia, los proyectos evidencian el
severo colonialismo artístico que
priva actualmente en el esce-
nario mexicano. Carentes de
riesgo y con temáticas que con-
vierten circunstancias sociales
conflictivas en productos-espec-
táculos artísticos, las propuestas
refuerzan la falta de identidad y
rumbo que caracteriza actual-
mente al museo.
Emplazado en una caótica
museografía que en varios casos
dificulta relacionar a los auto-
res con sus obras, el Programa
Bancomer-MACG presenta, en-
tre otros, fotografías urbanas de
apropiación conceptual de Pablo
López Luz, proyectos tecnoló-
gico-documentales de Claudia
López Terroso y Diego Berrue-
cos, dibujos conceptuales de
Sergio Gutiérrez, nueva escultura
de Diego Pérez, documentos de
una intervención urbana de Mar-
cela Armas, y una ambientación
geométrica de Omar Barquet.
Destacable en el conjunto
por la reflexión que genera, se
encuentra el proyecto de José
Antonio Vega, quien, al igual
que lo hizo en 2008 en la Sala
de Arte Público Siqueiros (Pro-
ceso 1671), aborda el valor de
intercambio entre el dinero del
artista y el tiempo-trabajo de
personas en situación de cárcel.
Una propuesta ambivalente que
señala tanto la depresión creati-
va como la carencia de contacto
artístico-social.
En conclusión, un apoyo –el
de la Fundación Bancomer– inte-
resante y tan mal utilizado, como
el acervo del doctor Carrillo Gil. ●
Teatro
“Zona de olvido”
ESTELA LEÑERO FRANCO
¿
Qué pasa cuando hemos
perdido la memoria y que-
remos recordar? ¿Tenemos
un pasado o alguien nos lo im-
pone? ¿Es real o es inventado?
¿Y cuando esos recuerdos nos
incriminan?
La nueva obra de Leonor Az-
cárate, Zona de olvido, compleja
en su planteamiento, parte de
estas interrogantes teniendo co-
mo telón de fondo la represión
durante la guerra sucia de los
setenta. Al haber sido premiada
en el certamen internacional de
Letras del Bicentenario Sor Jua-
na Inés de la Cruz, el gobierno
del Estado de México la editó, y
el libro será presentado el próxi-
mo viernes 26 a las 18 horas en
la XXXI Feria Internacional del
Libro en el Palacio de Minería.
Cinco personajes conviven en
un espacio en blanco –como el
instante donde sentimos que he-
mos olvidamos todo–. Es un hos-
Notas Cultas 1738.indd 67 2/20/10 1:03 AM
68 1738 / 21 de febrero de 2010 68 1738 / 21 de febrero de 2010
pital, un refugio, un lugar aislado,
donde los pacientes comparten
ese mal. Poco se sabe de cada
uno, pues la autora nos los va
develando poco a poco a través
de la interrelación entre ellos, sus
sueños, sus recuerdos o lo que
suponen que son “sus” recuer-
dos. Uno, El Rolo, por ejemplo,
imagina, cree, está seguro que
es el chofer de Lady Di. A otro lo
vamos descubriendo como un
militar y torturador de la guerra
sucia. El protagonista, un escri-
tor, asume que lo visita su esposa,
pues ella dice que es su esposa
quien está buscando vengarse,
¿de quién? El espectador se con-
vierte en el investigador de la his-
toria. Es el que ata los hilos, hace
deducciones y va descubriendo
verdades a medias. Se mueve en
arenas movedizas; duda si lo que
ve es real o una construcción de
la realidad. El blanco impera y lo
único que está impregnado de
color son las escenas oníricas, los
sueños, las alucinaciones.
Si bien el punto de partida
de Leonor Azcárate para escribir
esta obra fue la denuncia de la
guerra sucia: un llamado contra
el olvido, éste lo convierte en
el subtexto compartido de los
personajes, los cuales la fueron
llevando, con su autorización o
porque se le “revelaron”, a pro-
fundizar en el tema de la identi-
dad: ¿Soy lo que soy?, ¿soy mi
pasado?, ¿dejo de ser al faltar-
me mis recuerdos? Y lo que re-
cuerdo, ¿es realmente mío?, ¿es
verdad? ¿Cuál es mi verdad?
Es interesante observar có-
mo el espectador nunca está
por encima de los personajes.
La autora logra penetrar en ca-
da uno de ellos y mostrarnos su
realidad desde sus perspectivas.
No hay un ojo sabelotodo que
nos conduce, y el universo plan-
teado se enriquece al manejar el
plano personal y el político.
Leonor Azcárate, cuyo últi-
mo montaje fue La reina del fa-
do, presentado en el foro Rodol-
fo Usigli, obra concierto, como
le llama ella, ahora nos sorpren-
de con Zona de olvido: ambicio-
sa, eminentemente teatral, in-
teligente y llena de aristas, que
por el momento puede disfru-
tarse en su lectura y que cerrará
su ciclo cuando adquiera cuerpo
y alma en el escenario. ●
Mauricio Rábago Palafox
E
l género operístico nace en Florencia,
Italia, a principios del siglo XVII, y rápida-
mente se extiende a las principales ciuda-
des italianas, Francia, Austria e Inglaterra.
En los tres primeros países se da un auténtico mo-
vimiento operístico en el que cada creador busca
superar a sus oponentes, y con el tiempo aparecen
verdaderas obras maestras del género que siguen
representándose sólo por sus enormes méritos.
Crear ópera fue el sueño dorado de todo com-
positor. La ópera, si ha de ser memorable, debe te-
ner amén de una música estupenda (solos orques-
tales, coros, arias, dúos, etcétera) un muy buen
libreto: debe ser una obra teatral que mantenga al
público interesado, al borde de sus butacas, pues la
ópera es dramaturgia, con la peculiaridad de que
los actores en vez de hablar cantan.
Miguel Bernal Jiménez (1910-1956), excelen-
te compositor michoacano, murió muy joven: 46
años. Fue el máximo exponente del nacionalis-
mo sacro, incursionó tímidamente en la ópera, de
hecho su única obra en este género es Tata Vasco
(1941), con libreto de Manuel Muñoz. Realmen-
te no es una ópera, sino un “drama sinfónico en
cinco escenas”. Esta interesante obra se presentó
una vez más el 11 y 14 de febrero en el Teatro de
La Ciudad y repetirá en noviembre en el Festival de
Música de Morelia. La producción fue de la Ópe-
ra de Bellas Artes. Encomiable que en México se
escenifiquen óperas nacionales, porque esta obra
tiene no pocos méritos, aunque sería una verdad
de Perogrullo decir que no es del nivel de las obras
inmortales del género.
El director concertador fue el maestro Fer-
nando Lozano, quien expresó para Proceso:
“El libreto de esta ópera es muy malito, pero
la música interesantísima; llega a momentos de
muy alta factura compositiva. No me explico có-
mo le hizo Bernal para estrenar esta complicadí-
sima obra en Pátzcuaro en 1941, donde el autor
dirigió la función.”
La actual puesta en escena contó con el vestua-
rio y escenografía del escultor mexicano Sebastián,
con su colorido estilo basado en figuras geométricas
abstractas. La dirección escénica y coreografía fue
de David Attie, y la iluminación de Jesús Hernández.
Ellos tres supieron dotar a la producción de Tata
Vasco de un interés visual sin el cual la pieza hubiera
caído en una monotonía pavorosa.
Coreografías pobres y gazapos inexplicables en
el vestuario y maquillaje: ya de por sí resulta aluci-
nante ver al célebre misionero franciscano Vasco de
Quiroga con un hábito monacal azul clarito y ra-
bón, de brinca charcos, pero verlo al igual que los
demás supuestos franciscanos sin tonsura (la típica
calva que por regla usaban) va más allá de lo que
el público está dispuesto a tolerar, sobre todo tra-
tándose de un humanista notable que supo gran-
jearse a los indígenas, quienes le apodaban cari-
ñosamente Tata Vasco. Quien le dio vida fue Jesús
Suaste, uno de los más solventes cantantes mexica-
nos, “el barítono de los pianísimos de oro”, quien
cantó de maravilla.
La soprano Violeta Dávalos realizó un impe-
cable trabajo actoral y canoro al interpretar a
Coyuva, la princesa purépecha de cabellos cas-
taños. El tenor José Luis Eleazar cantó la parte de
Ticáteme, el esposo de Coyuva.
“¡Qué difícil papel!, está mal escrito –comentó
Eleazar–, demasiados agudos sin sentido, que no
destacan, muy cansada obra; Bernal escribe como
si lo hiciera para un tenor de coro de niños. Es todo
un reto cantar esta obra y al final ni te luces. Tata
Vasco podría ser la gran ópera mexicana si algún
experto la revisa, reescribe algunas líneas de canto,
corta partes que no vienen al caso y deja otras que
son bellísimas. Esta obra la escribió Bernal Jiménez
con mucha premura, y se nota un trabajo no muy
bien pulido.”
Excelente la participación del Coro de Niños
Schola Cantorum de México, y sus solistas, así como
la del Coro y la Orquesta del Teatro de Bellas Artes.
La sonoridad de ésta tapaba a ratos las voces de los
solistas, y no por culpa del maestro Fernando Lo-
zano, sino por la falta de oficio operático del autor,
buen orquestador sin duda pues basta oír su Con-
certino para órgano y orquesta, pero la orquestación
para acompañar cantantes solistas es un trabajo de
filigrana que de no hacerse con extremado cuidado
puede dar al traste con el trabajo de los cantantes.
Entusiasmo y profesionalismo de los demás
solistas. El teatro medio lleno, ¡qué pena! ●
La ópera
“Tata Vasco”
La ópera de Bernal Jiménez
Notas Cultas 1738.indd 68 2/20/10 1:03 AM

1738 / 21 de febrero de 2010 69
Cine
“Familia tortuga”
JAVIER BETANCOURT
C
on el hueco que deja la
anulación súbita, maja-
dera, imperdonable por
parte de Cinemex del Festival
Internacional de Cine de la
Ciudad de México (Ficco), la
cartelera queda casi por com-
pleto a merced del cine chatarra
de Hollywood enganchando al
público mexicano, quizá para
siempre, a la llamada carrera de
los Oscar (que ahora duplica sus
carriles).
El golpe mortal a lo que fue
el ambicioso proyecto de Paula
Astorga –formar un público que
apreciara mucho cine de calidad
de todas las tendencias a nivel
internacional– ocurre bajo un
gobierno que parece detestar la
cultura; siendo realistas, ahora
sorprende que el festival ha-
ya logrado sobrevivir por cinco
años consecutivos.
Viene a cuenta el tema del
Ficco porque acaba de salir
a la venta el DVD de Familia
tortuga (México, 2006), es-
trenada en dicho festival en
2007; todo un hallazgo pa-
ra mí este trabajo terminal de
Rubén Imaz Castro, egresado
del Centro de Capacitación
Cinematográfica, premiado y
aplaudido en varios festivales
internacionales antes de ser
exhibido fugazmente en la car-
telera comercial mexicana, sin
restarle mérito al apoyo de la
Cineteca Nacional.
La familia formada por José
(Dagoberto Gama) y sus dos
hijos adolescentes, Omar (José
Ángel Bichir) y Ana (Luisa Par-
do), junto con el tío Manuel
(Manuel Plata), cohabita la mis-
ma casa sin comunicar, nomás
llegar y encerrarse en su propio
cuarto; apenas el tío Manuel,
quien cocina para todos y lim-
pia la casa, circula por la deso-
lada galaxia abriendo puertas
e indagando en el mundo de
cada uno, es también Manuel
quien erige un pequeño altar
para conmemorar el aniversario
de su hermana, la gran ausen-
te, madre de los chicos y espo-
sa de José.
En la entrevista al director
en los extras del DVD, Rubén
Imaz explica la metáfora que or-
ganiza la estructura y el sentido
de su ópera prima. La incapa-
cidad de comunicar lleva a los
miembros de esta familia, una
mexicana de tantas, a encerrar-
se en el caparazón de su mundo
interior, cada uno se esconde
como tortuga; físicamente la
casa funciona como un enorme
caparazón; pero la familia, a pe-
sar de sus taras, es un resguar-
do, resiste como una tortuga.
Durante 24 horas, la cáma-
ra digital al hombro escudriña
la angustia y el desasosiego que
cada quien esconde. Omar fren-
te al tema de la orientación
sexual, en medio de futbol y
machismo paterno; el refu-
gio imposible de Ana en las
drogas y la relación amoro-
sa; la desesperación de Jo-
sé por resolver su situación
económica; o la extraña
conexión de Manuel y sus
tortugas con la casa como
entidad viva.
Rubén Imaz, que se
descubre estupendo direc-
tor de actores, realiza esta
cinta de personajes que se
expresan desde el alma,
que se mueven en una
Ciudad de México autén-
tica pero jamás filmada
de una manera tan fluida,
sin tremendismo ni ritmo
cardiaco. ●
Televisión
“Operomanía”
FLORENCE TOUSSAINT
L
a manía de la ópera llegó
a la televisión. Primero TV
UNAM puso al aire una
serie cuyo título es precisamente
Operomanía. La conducen dos
grandes conocedores de dicho
arte: Eduardo Lizalde y Ernesto
de la Peña. Ambos comentan
y dan pormenores de la obra
seleccionada para ese día. Se
transmiten sólo fragmentos, los
más representativos, a juicio de
los realizadores del programa.
Se busca una grabación de
buena calidad, aunque no sea
reciente, y se van intercalando
los trozos con las explicaciones.
Lizalde sabe mucho de músi-
ca y nos ofrece una amplia ga-
ma de reflexiones y datos sobre
lo escuchado. De la Peña es un
erudito, conoce los orígenes lite-
rarios de las óperas, sus transfor-
maciones, las distintas versiones.
Y también habla de la manera en
que piezas de la literatura o de la
tradición fueron adaptadas para
una pieza musical.
Los dos se desempeñan
con soltura frente a las cáma-
ras, saben improvisar y lo hacen
de memoria, ya que no tienen
apuntador ni telepromter enfren-
te. Comparten con su audiencia
el saber acumulado, producto
de un largo cultivo de sus men-
tes. Aunque es claro que hay
preparación previa, la presencia
y conversación frente a la cáma-
ra es totalmente natural.
Los videos, sobre todo en
lo que respecta a la imagen, no
siempre son de excelente cali-
dad, aunque algunos pueden
disfrutarse gracias a las explica-
ciones que obtenemos de los
dos expertos.
Operomanía es un programa
destinado a un público interesa-
do en el género y con la necesi-
dad de aprender cosas nuevas.
Es atractivo tanto por los co-
nocimientos que se adquieren
como por la escenografía en la
cual se sitúan los conductores.
La manía de la ópera se
instaló también en Canal 22.
Acaba de difundir los prolegó-
menos de un reality show que
tendrá por tema central el canto
operístico. Apenas tenemos los
primeros anuncios; se tratará de
un concurso dirigido a los jó-
venes en busca de talentos, de
voces destacadas. El concurso
se espera concurrido, sobre to-
do por los premios que llegarán
más allá de 2 millones de pesos.
Se buscarán aficionados a este
arte, de todos los inscritos serán
seleccionados 22 que pasarán a
la fase del reality y competirán
entre sí para conseguir un sitio
entre los cinco finalistas y sólo
habrá un ganador. Dichos con-
cursantes serán alojados y man-
tenidos por la emisora televisiva
en la Ciudad de México.
Jorge Volpi ha estado apos-
tando por una audiencia de
jóvenes para la señal de Canal
22, y ha optado por formatos
novedosos que puedan atraer a
dicho público, tal es el caso de
un reality show culto. Veremos si
hay éxito con esta Operomanía
o si ya la música popular y la co-
mercial han acaparado el gusto
de las nuevas generaciones de
manera rotunda. ●
Surgida en el FICCO
Notas Cultas 1738.indd 69 2/20/10 1:03 AM
70 1738 / 21 de febrero de 2010
E
l mismo Leo Paryna se
considera como el úni-
co solista de saxofón en
México, pero aclara que
en el país “hay grandes”
ejecutantes de dicho ins-
trumento musical, in-
ventado a mediados de 1840 por el belga
Adolphe Sax.
La nula existencia de más solistas
saxofonistas en el país lo atribuye a que
“no es fácil grabar un disco”, por ello, di-
ce, existen muchos músicos del saxo que
crean proyectos, “pero son para sí mis-
mos, son trabajos muy, muy personales”.
Resalta que “es un plus” ser el único
solista en la nación del también conocido
como saxófono, “y un reto”.
Argentino de nacimiento y mexicano
por elección desde hace 10 años, Paryna
lanza su segundo disco titulado México, sax
& chill out, en el que rememora temas clá-
sicos populares: Bésame mucho, de Con-
suelo Velázquez; Solamente una vez, de
Agustín Lara; Ella, de José Alfredo Jimé-
nez; Sabor a mí, de Álvaro Carrillo; Con-
tigo aprendí, de Armando Manzanero; La
barca, de Roberto Cantoral; No me plati-
ques más, de Vicente Garrido; Sin ti, de Pe-
pe Guízar; Lo pasado, pasado, de Juan Ga-
briel, y Mujeres divinas, de Martín Urieta.
Para el creador, nacido en Buenos Ai-
res el 22 de enero de 1980, es complicado
colocar en el mercado un CD bajo el con-
cepto de chill out (relajarse):
“Por desgracia, la gente no está acos-
tumbrada a comprar un disco instrumental;
por otro lado, se da uno cuenta de que vie-
ne el estadunidense Kenny Gee, La leyen-
Columba Vértiz de la Fuente
Las melodías mexicanas en
Vino a estudiar a Méxi-
co desde Argentina, bus-
cando horizontes más
amplios, y hoy es el úni-
co solista nacional del
saxofón. En su segundo
disco, que acaba de lan-
zar, México, sax & chill
out, rinde homenaje a
los temas clásicos popu-
lares como Bésame mu-
cho, Contigo aprendí y
Lo pasado, pasado.
da del saxo, y llena el Auditorio Nacional
y teatros, en fin, al público le gusta. Lo que
pasa es que faltan más foros para tocar, fal-
ta exposición, y eso trato de cambiarlo. Le
brindo a las personas un material distinto y
accesible, cuesta 119 pesos, que contiene la
historia de México, no sólo por la música,
sino porque algunos autores de estas can-
ciones me dedican unas palabras.
“Este disco se está vendiendo muy
bien en este momento de crisis, lo cual me
pone muy contento. Las personas se están
acercando a un producto hecho en México
de sax con un concepto moderno.”
Además, considera al nuevo álbum co-
mo un homenaje a México.
Paryna, cuyos padres son artistas (el
pianista Mario Paryna y la cantante Gra-
ciela Zabaleta), incursionó en la música
desde muy pequeño. El saxofón lo descu-
brió a los nueve años y a los 13 empezó a
tocar en vivo.
Cursó la carrera de saxofonista en la
escuela Carlos Morel de Bellas Artes. Es-
cogió ese instrumento por su sonido, pre-
sencia, elegancia y sensualidad.
Como Argentina es un mercado muy
chico, vino a México a desarrollarse.
Hacia 2007, hizo su primer compacto
con 10 canciones inéditas, en el cual destacan
las percusiones y las guitarras, la combina-
ción de ritmos flamencos, bossa-nova y las
propuestas lounge y latinas. Se llama Paryna.
De este disco surgió el sencillo Da haus bit,
el cual alcanzó el cuarto lugar de ventas en la
categoría World Music de Mixup.
Las fusiones
En México, sax & chill out, Paryna tam-
bién ofrece fusiones con el sax, las guita-
rras, piano y tonalidades electrónicas. In-
cluye ritmos de tango y bossa-nova, entre
otros géneros.
Recuerda que las primeras canciones
que tocó en público cuando tenía 13 años
el sax de Paryna
Paryna. Tributo
Show 1738.indd 70 2/20/10 12:59 AM
ESPECTÁCULOS

1738 / 21 de febrero de 2010 71
L
a película Contracorriente (2005), de Rafael Gutiérrez y Elisa Salinas, y adapta-
ción de Vicente Leñero de la novela Mujer alabastrina, del chihuahuense Víctor
Bartolí, “trata de recordarle al público y a las autoridades que Ciudad Juárez es
una urbe donde la gente hace todo lo posible por subsistir y no merece un tra-
tamiento como el que le están dando de ciudad del crimen”.
A dos días del estreno (Corazón Films la lanzó el viernes 19 con 80 copias), Gutié-
rrez platica a este semanario que los habitantes de Ciudad Juárez no son los autores de
lo que pasa, “es producto de una inseguridad completa”. Rememora:
“Así le pasó a Reynosa, Tamaulipas, en su tiempo, y a Culiacán, Sinaloa, en su tiem-
po, en fin, y el gobierno es incapaz de responder ante eso. Es decir, Juárez es paraíso de
criminales porque la autoridad no existe.
“En Contracorriente se ve que si la autoridad no existe, el machismo es imperante y
las mujeres no tienen para dónde hacerse. Pero ellas viven allí y muy probablemente su
destino sea ser muertas de Juárez.”
El largometraje trata sobre tres mujeres jóvenes de clase popular que viven, sufren
y se divierten en Ciudad Juárez y sus inmediaciones. Ellas son Chuya, Cata y La Güera.
Chicas semejantes entre sí por su origen y su condición, aunque cada una tiene
su entorno propio, su familia, su personalidad, las tres pertenecen al universo de las
“Muertas de Juárez”, pero la tragedia de éstas ape-
nas las roza.
Los papeles principales son interpretados por
Dolores Heredia, Silvia Navarro y Ana Claudia Talan-
cón. También actúan Sergio Basáñez, Rafael Inclán,
Ofelia Medina, Héctor Suárez y Héctor Suárez Go-
mis, entre otros.
El realizador Rafael Gutiérrez explica que Barto-
lí escribió la novela en 1985 e hizo una edición de
autor en 1998, y la conoció, igual que Salinas, has-
ta 2002:
“Cuando el autor escribió la historia, no estaban
las ‘Muertas de Juárez’, pero sí era muy fuerte lo de
las maquiladoras. Leñero actualizó todo. Es una no-
vela muy larga y sólo tomó la parte más interesante,
y la hizo guión y decidió incluir las ‘Muertas de Juá-
rez’, pero no es lo central.”
Espera que Contracorriente ponga a discusión a
las muertas para defender a las vivas:
“Debería ser la manera en que esta sociedad
respondiera diciendo: ‘Así viven y no queremos
que se mueran’.”
–Se destaca en varios medios que su película es
comercial.
–Creo que sí tiene un corte comercial, no lo oculta, pero
también contiene un sentido profundo y un conocimiento profundo. Obviamente nos
interesa que la gente la vea. Los actores, porque es un elenco enorme, no se involucra-
ron porque era un guión comercial, sino porque era un buen guión.
“Además, traemos el estigma de que venimos de televisión y hacemos telenovela,
y no tenemos nada que ver con el cine. Pero vean la película para que observen que el
melodrama no es nada más telenovela.”
Informa que el estreno de Contracorriente se retrasó porque la distribuidora ante-
rior, Decine, la quería sacar con 15 copias, “y no hicimos todo este esfuerzo para que la
gente no la viera, para que pasara en tres salas, y nos metimos en un pleito que se re-
solvió en diciembre pasado”. ●
fueron: Contigo aprendí, La barca y Bé-
same mucho.
Hace poco, en un café, con el composi-
tor Felipe Gil y Carlos Muñoz, su produc-
tor, surgió la idea de efectuar un homenaje
“a los grandes compositores” mexicanos
y el resultado es México, sax & chill out:
“Lo más difícil fue seleccionar las le-
tras, ya que podríamos hacer un disco de
cada compositor. Elegimos unas cuantas
composiciones que han marcado la histo-
ria musical del país.”
–¿Cómo le incluye a cada pieza su es-
tilo y los arreglos electrónicos?
–Me gusta lo que es el house (un esti-
lo de música electrónica que se originó en
Chicago, Estados Unidos, a finales de los se-
tenta y principio de los ochenta en las disco-
tecas afroamericanas y latinas) y la música
clásica, flamenca y bossa-nova, y básica-
mente fue grabar estas melodías, y ya, las
cuales son increíbles porque si las interpre-
tas en cualquier otro ritmo van a quedar bien.
“Por ejemplo, hay canciones que son ba-
ladas románticas o boleros, y mi intención
era sacar ese estilo clásico del bolero y po-
nerle sonidos más actuales, lo que es la mú-
sica lounge. A todas las composiciones me
gusta ponerles congas y un poco de pailas,
además de ponerle sintetizadores, música
moderna. Todas las introducciones son con
guitarra clásica, en todas hay partes de per-
cusiones, claro, se escucha un sabor único.”
–¿Es complicado interpretar canciones
populares clásicas con el saxo?
–El sax es un instrumento maravilloso,
porque es muy parecido a la voz humana,
para usar un sax en este estilo de música se
debe tener mucho sentimiento, mucha pa-
sión. Traté de hacer la misma entonación
como si uno la estuviera cantando, es decir,
cuando se escuchan las melodías automáti-
camente se puede cantar arriba del saxofón,
porque el saxo no tiene ninguna variación
de lo que es la voz cantante. No desfiguro
la esencia porque son temas clásicos. En la
parte de los solos, es una inspiración mía.
–¿Qué tanto se presta el sax para fusio-
nes con la nueva tecnología?
–La tecnología ha avanzado mucho.
Por computadora sí se puede igualar un
sonido de una guitarra, trompeta, en fin,
pero, ¿qué pasa con el sentimiento?, ¿qué
pasa con la expresión? El sax es uno de los
instrumentos más versátiles, se puede escu-
char en un tango, una obra clásica, jazz, pop
o rock, y embona bien. Por eso me gustan
las fusiones.
Le preocupa la crisis económica que
padece el mundo, y cree que la sencillez
de una canción y el sentimiento “te pue-
de llenar de alegría y alejarte un poco de
todas las malas situaciones que vivimos”.
Y despeja en voz alta:
“La música no va a desaparecer, siem-
pre estará allí, sólo que los artistas tene-
mos que ver más el lado artístico.”
Columba Vértiz de la Fuente
“Contracorriente”,
sobre las vivas de Juárez
Show 1738.indd 71 2/20/10 12:59 AM
Impredecible, Cuauhtémoc Blanco decidió jugar con
el Veracruz en la división de ascenso y generó una
revuelta. Peleado con los reporteros, hosco con sus
rivales, rebelde con los árbitros, solidario con sus
compañeros, el delantero de la Selección nacional
llena estadios, sube las audiencias de los noticiarios
deportivos locales, despierta el interés de patrocina-
dores, vuelve negocio la playera 10 de los Tiburones
y, mientras espera el Mundial, hace sus pininos como
conductor de televisión y guarda la promesa del pre-
sidente del Veracruz de, en unos años, hacerlo debu-
tar como entrenador.
Raúl Ochoa
V
ERACRUZ, VER.-
Relampaguean las lu-
ces frente al rígido sem-
blante de Cuauhtémoc
Blanco apenas se aso-
ma a la cancha del es-
tadio Luis Pirata Fuen-
te. Inicia la sesión de calentamiento previa al
arranque del juego.
Es viernes 12 de febrero. En una esce-
na futbolera pocas veces vista, se acercan
al ídolo, sigilosos, jugadores y directivos
del equipo adversario, Alacranes de Du-
rango. Le piden tomarse una foto, le ex-
tienden una playera, un papel para el au-
tógrafo. El Temo, impredecible, reacciona
con molestia y rechaza las peticiones.
Mexsport / Saúl Ramírez
El
Deportes 1738.indd 72 2/20/10 12:58 AM
tiempos en el país, y cerca de disputar su
tercera Copa del Mundo, Cuauhtémoc jue-
ga aquí con su esplendor, su excentricidad,
su talento, sus clásicos berrinches, sus pa-
ses como trazos a mano y su celebridad.
Decidió jugar aquí, pero puso sus con-
diciones: Es quizá el único futbolista en el
mundo al que se le permite ausentarse has-
ta tres días de la semana de los entrena-
mientos. Entre otras razones, porque los
lunes por la noche conduce el programa de
televisión La hora de Cuauhtémoc para la
cadena Foxsports.
El presidente y copropietario del equi-
po, Raúl Quintana, justifica a Proceso las
ausencias del ídolo. Dice que, en el con-
trato que finaliza el 31 de diciembre, así
lo estipula:
“Cuando trajimos a Cuauhtémoc, su
representante (José Manuel Sanz) nos
avisó que no iba a poder entrenar los lu-
nes porque debutará con su programa en
televisión: ‘Cuando jueguen los viernes,
tiene sábado y domingo (libres) y no va
a regresar hasta el lunes en la noche’. Ese
fue un compromiso que firmamos el re-
presentante y la directiva. Las condicio-
nes están establecidas así, no es que haya
sido algo nuevo.”
Quintana precisa que durante esos
días el delantero se ejercita con un prepa-
rador físico pagado por él mismo, “y en-
trena como si estuviera aquí; lo puede ha-
cer en su casa o donde quiera”.
El “fenómeno Cuauhtémoc” o “el efec-
to Cuauhtémoc” –como lo distinguen en el
puerto– no sólo se manifiesta en el estadio
Luis Pirata Fuente, donde los aficionados
han regresado a las gradas. Quintana afir-
ma que a partir de la llegada del vetera-
no delantero también se abarrotan los esta-
dios en otros estados de la República. Los
patrocinadores también se incrementaron,
por lo que calcula que a finales de año se
habrán vendido unas 20 mil playeras ofi-
ciales con el número 10 del ídolo de la afi-
ción veracruzana, cuya prenda tiene un va-
lor comercial de 900 pesos.
Raúl Quintana, quien posee las accio-
nes del club a partes iguales con su socio
Marcos Fastlich –suegro de Emilio Az-
cárraga Jean–, es el directivo que a princi-
pios de año hizo públicas sus intenciones
de cobrar un porcentaje al equipo rival que
quisiera recibir en su plaza a Cuauhtémoc.
Hoy lo admite: “Me faltó cabildeo
con los presidentes de los equipos antes
de lanzar el proyecto. En eso, la verdad
me equivoqué, antes de lanzarlo debí pla-
ticar con ellos. La propuesta estuvo muy
dividida el día que la anunciamos. En Es-
tados Unidos se hace, y hay equipos de
beisbol y de futbol americano que acep-
tan dividir la taquilla. Hablé con siete pre-
sidentes, y aceptaron.
“Lo único que nos pedían, por ejem-
plo, el de La Piedad, era que Cuauhtémoc
hiciera labor social: ‘El dinero es lo de
menos, nos interesa la obra social que po-
damos hacer’. Por su parte, Cuauhtémoc
estaba, y está decidido a asistir a un hos-
pital, a una escuela, en plazas como La
Piedad… Yo iba directo a lo que quería: a
cobrar. No me equivoco”, dice Quintana.
–¿Cuánto pretendía cobrar por la pre-
sencia de Cuauhtémoc?
–Estábamos poniendo la diferencia de
lo que nos cuesta viajar en una línea aé-
rea con respecto a un charter. No puedo
precisar el monto porque hay veces que
te cuesta 60 mil pesos, 100 mil, y en oca-
siones 150 mil. Es una nueva cultura, y no
es Quintana. Es un proceso para el futu-
ro. Si mañana el León se trae a Beckham
y me dice: ‘¿Me puedes ayudar?’. Por su-
puesto que estaría de acuerdo. Si mañana
me traigo a Beckham o a Figo voy a lle-
nar los estadios. Pero nada como Cuauhté-
moc, ¡Ehhh!
“Él es ídolo aquí y en Estados Uni-
dos. Te garantizo que cuando vayamos a
Oklahoma, el 31 de marzo, a un partido,
se llenará el estadio: 20 mil personas con
el equipo que sea. Lo que quieren es ver
a Blanco, tomarse fotos con él y pedirle
autógrafos.”
Para Quintana todo parece un sueño:
“Cuauhtémoc es un fenómeno. Es algo
increíble e impresionante: en el estadio
de Hermosillo metían 700 personas, y
con Blanco ingresaron 18 mil; el estadio
de Tijuana sólo se había llenado una vez,
durante la final, pero con la presencia de
Cuauhtémoc se llenó al 100%. Fuimos
a San Diego, California, nada más para
hacer un interescuadras en una prepara-
toria, y llegaron cerca de 6 mil fans de
Cuauhtémoc”.
El directivo prosigue: “Es un ídolo na-
cional. En Hermosillo, 80% de los aficio-
nados eran seguidores de Cuauhtémoc.
Tanto, que cuando metimos gol la gente
nos aplaudió. Lo queremos mucho. En lo
personal nos ha ayudado mucho para es-
te proyecto, ha conjuntado el equipo. Ha-
bía un poco de nerviosismo cuando vino,
porque es un ídolo, y todos los futbolistas
están muy motivados”.
Cuando salimos de Hermosillo –rela-
ta– se juntaron cerca de 800 personas al-
rededor del autobús. No dejaron que se
moviera hasta que Cuauhtémoc se acercó
al parabrisas y le tomaron fotos. Se quedó
tres minutos, y después nos fuimos.
Una sólida amistad
Entre el directivo del equipo jarocho y el
jugador germinó una amistad desde que
Quintana coincidió con Blanco luego de
su designación como presidente del Amé-
rica en 1998.
El líder de la Selección nacional que
participará dentro de cuatro meses en el
Mundial de Sudáfrica decidió mantener-
se activo jugando en la división de ascen-
so y provocó una revuelta con su decisión
de jugar en el Veracruz: donde juega hay
lleno; los noticiarios deportivos mejora-
ron sus audiencias, los anunciantes com-
piten por los espacios, las playeras del
Veracruz, en especial las del rebelde ju-
gador, se venden por miles, surgen espon-
táneos imitadores de su joroba, la imagen
del delantero aparece en posters, promo-
cionales, estampados.
El fenómeno Cuauhtémoc, el nego-
cio llamado Cuauhtémoc, se instaló en el
puerto.
Llegó en diciembre pasado, converti-
do en la espectacular noticia de la directi-
va que anhela regresar al equipo a la máxi-
ma categoría. Raúl Quintana, uno de los
dueños del equipo, ganó la disputa a varios
clubes de la Primera División simplemente
porque al examericanista así le latió.
A sus 37 años, Cuauhtémoc aceptó un
segundo desafío en los Tiburones Rojos.
El primero fue en el torneo Apertura 2004,
cuando bajo su liderazgo Veracruz alcanzó
el superliderato y los cuartos de final, lue-
go de que América lo marginara.
Ahora Blanco asoma como la estrella
solitaria de este circuito. Hay una parte de
él que no lo abandona, la del jugador que
reclama, que gesticula, que lanza impro-
perios, que se queja del acoso de sus riva-
les, que desafía al árbitro. Pero hay otro
perfil de Cuauhtémoc, poco conocido,
que ha dejado ver por estas tierras.
Al fin capitán de la escuadra, en la
cancha se toma en serio el liderazgo. Si
algún jugador termina mal una jugada,
no hay regaño, al contrario, lo anima, lo
aconseja. Sólo llama la atención cuando
uno de sus compañeros reclama alguna
decisión arbitral.
Otra más: El jueves 11, en la víspera
del juego contra Alacranes, tomó las casa-
cas de entrenamiento y eligió a los compa-
ñeros que formarían su equipo.
Imposible para Blanco pasar inadver-
tido. Cada uno de sus gestos, de cada una
sus palabras trascienden en los diarios lo-
cales con los que, para variar, ya se peleó:
El martes 9 dijo a los reporteros: “Uste-
des, para mí, en realidad, no existen. Así
se los digo, de frente”.
También les exigió: “Ya dejen de es-
tar molestando a Joaquín (Del Olmo), a
los jugadores. Les están metiendo mucha
presión y la gente se involucra mucho en
ustedes...”.
Un toque singular
Considerado uno de los más talentosos y
controvertidos futbolistas de los últimos
1738 / 21 de febrero de 2010 73
DEPORTES
Deportes 1738.indd 73 2/20/10 12:58 AM
Relata: “Nunca perdí la relación. El
día que se quedó en España hablaba con él
cuando lo fracturaron, pero lo más impor-
tante es que se unió a nuestro proyecto, cre-
yó en nosotros, y le gusta Veracruz. Gracias
a eso, en agosto pasado, cuando le hablé pa-
ra preguntarle: ¿Te vienes con nosotros? Él
me dijo: ‘Presi, a morir. Me encanta Vera-
cruz porque es una afición de primera”’.
Fue por esos días cuando Quintana
anunció a la prensa que Veracruz se ha-
ría de los servicios de Blanco, no obstante
que equipos como el Querétaro ya esta-
ban apalabrados con el delantero. “Pero
le gustó más nuestra propuesta cuando le
dije: ‘Mira, Cuau, tú vas a tener un pro-
yecto acá a largo plazo. Sabemos que te
vas a retirar en el América, queremos que
nos ayudes a ascender y en tres años vuel-
vas como entrenador del Veracruz, que
aquí hagas tu debut’”.
Más allá de sus días de descanso y
contra lo que se pudiera pensar, Cuauhté-
moc Blanco no goza de privilegios ni de
tratos especiales. En el vestidor cuenta
con un compartimiento similar al del res-
to del plantel. Y él mismo le dice a Quin-
tana: “Si tenemos que viajar en camión,
no te preocupes, mi presi. Si dormimos
en un hotel de segunda, no hay problema
conmigo. Yo jalo parejo”.
Quintana cuenta: “Él baja con el gru-
po y si le toca un cuarto malo ahí se
queda. No es de los que reclaman. Es im-
presionante su humildad y su calidad hu-
mana. Si de pronto está comiéndose un
sándwich y llega alguien con su hijo a
pedirle una foto en el aeropuerto o en el
restaurante, se quita el sándwich y se to-
ma la foto”.
Ocurre también cuando aparece en lu-
gares públicos. Por ejemplo, a la hora de
tomar los alimentos el cuerpo técnico fija
un horario, pero el delantero siempre llega
con retraso debido al trajín de los autógra-
fos y las tomas fotográficas. Lo mismo su-
cede cuando sube al autobús: Sus compa-
ñeros y el cuerpo técnico deben esperar a
que termine de repartir autógrafos.
En Estados Unidos, mientras jugaba
para el Chicago Fire, disponía de un ele-
mento de seguridad. Y ahora la directiva
del Veracruz se plantea la posibilidad de
asignarle una persona que proteja su in-
tegridad física.
Se ha vuelto costumbre que al prin-
cipio de cada partido los jugadores del
equipo contrario lo busquen para la foto-
grafía o el intercambio de playera.
Con 18 años de trayectoria, Blanco se
levantó de una gravísima lesión ocasiona-
da por el trinitario Ancil Elcock, que lo tuvo
al filo del retiro, previo al Mundial de 2002;
también se sobrepuso a la decisión del téc-
nico Ricardo La Volpe, quien no lo convocó
para el Mundial de Alemania 2006.
Nacido el 17 de enero de 1973 en el
barrio de Tlatilco, en el Distrito Federal,
Cuahutémoc creció en el barrio de Tepito.
Desde su debut profesional –2 de diciem-
bre de 1992– con el América (1992-97),
ha jugado también para el Necaxa (1997-
98), América (1998-2000), Real Vallado-
lid, de España (2000-02), América (2002-
04), Veracruz (2004), América (2005-07),
Chicago Fire (2007-09, con una breve
participación en Santos, en 2008) y Vera-
cruz, a partir de diciembre de 2009.
Asimismo, fue campeón de goleo en
el torneo Invierno 98, con 16 goles, y con
125 anotaciones es el segundo mejor reali-
zador del América, sólo superado por Luiz
Roberto Alves Zague, con 336. Condujo a
la Selección nacional al Mundial Corea/
Japón 2002 en los momentos más caóticos
y ahora lo hará en el de Sudáfrica 2010.
Reportero y comentarista de la XEU
de Veracruz, Ubaldo Enríquez no ocul-
ta la admiración por el ídolo: “Precedido
por el tema de la Selección Mexicana nos
llegó el mejor jugador a Veracruz, y se
ha convertido en un fenómeno: las entra-
das han mejorado, las tiendas deportivas
han incrementado la venta de los unifor-
mes del Veracruz, sobre todo las camise-
tas de Cuauhtémoc; los medios de comu-
nicación también se han visto favorecidos
porque los anunciantes quieren participar
en esa vorágine, en ese boom mediático”.
Enríquez se explaya: “Los programas
de radio han subido de rating y se han
elevado en cuestión de patrocinios, igual
que los medios impresos, incluso la te-
levisión local de Veracruz ha subido en
cuestión de comercialización. El fenóme-
no Cuauhtémoc o el efecto Cuauhtémoc,
como le llamamos en Veracruz, ha sido
muy importante para el equipo en la parte
económica, en la parte del show. Lamen-
tablemente no ha sido así en lo futbolís-
tico. Esta liga es muy limitada, con juga-
dores que evidentemente no están a su ni-
vel, y cuando quieren asociarse con él no
les alcanza. Es normal, están en una li-
ga con un límite de calidad adecuado pa-
ra ellos”.
A Cuauhtémoc lo esperan en el túnel
jugadores del equipo rival. Algunos del
cuerpo técnico lucen ya en las playeras
la rúbrica del delantero, quien lleva dos
pequeños bolsos y la chamarra sujetada a
la cintura. Y mientras intenta encontrar la
salida, es abordado por un reportero del
área de televisión de la mismísima FIFA,
quien suplica:
“Cuauhtémoc, he venido desde Lon-
dres, a pedido de la FIFA, especialmente
para hacerte una entrevista.”
Blanco apenas lo escucha, fija la mi-
rada a su interlocutor y vuelve hacia su
camino sin pronunciar siquiera una sola
palabra. ●
L
a ignorancia e irresponsabi-
lidad con que se conducen
muchas personas involucra-
das en el boxeo –directivos
de organismos, promotores,
réferis, médicos y maneja-
dores– las ha convertido en cómplices de la
desgracia y testigos que se sientan en pri-
mera fila a contemplar la muerte de jóve-
nes pugilistas inexpertos que, empujados
por la necesidad económica, aceptan pe-
lear incluso en la peores condiciones.
Así lo denuncia en entrevista con este
semanario el doctor Enrique López, quien
atendió en el ring al pugilista Geobani El
Gavilancito Díaz y se encargó de su aten-
ción hasta antes de que fuera sometido a una
craneotomía. El médico narra lo sucedido la
noche del 21 de noviembre pasado cuando
el boxeador chiapaneco estuvo al borde de
la muerte después de ser noqueado por Ra-
món Niño de Oro Ayala, un rival que lo su-
peraba en peso, talla y experiencia.
Hasta ahora, Díaz no habla, no camina,
se alimenta por sonda y usa pañal desecha-
ble como consecuencia de una hemorragia
y un edema cerebral (Proceso 1737). Des-
esperado por la indefensión en que se en-
cuentran los boxeadores, el doctor López
asegura que el pugilista pudo haber muerto
sobre el ring, ahogado con su propia san-
gre, mientras los tres médicos presentes
discutían, sin ponerse de acuerdo, la mane-
ra de atenderlo.
“Tuve una bronca con el doctor del Con-
sejo Mundial de Boxeo (José Luis Ibarra)
porque lo tenía acostado. Le dije: ‘se está
ahogando con su propia sangre’. Y él me
respondió: ‘No, aquí mando yo’. Lo aspiré
para que no se ahogara. Para que no se mu-
riera en ese momento lo volteé y salió un
coágulo por la boca. Se pudo haber muerto
ahí en la misma arena a los 5 o 10 minutos
por un edema cerebral, hemorragia subarac-
noidea, hemorragia cerebral o una hiperten-
sión intracraneana”, cuenta el médico.
Después de haber recibido la atención
médica, El Gavilancito reaccionó. Se pu-
so de pie. Brincaba y sacudía los brazos y
Beatriz Pereyra
Fotos tomadas del video transmitido por TDN
74 1738 / 21 de febrero de 2010
DEPORTES
Deportes 1738.indd 74 2/20/10 12:58 AM
Lo que se pudo
El drama del boxeador chiapaneco Geobani Díaz se
pudo haber evitado, concluye el médico de ULQJVLGH
Enrique López, presente el día en que dejaron invá-
lido al pugilista, y señala a los responsables: des-
de los dirigentes del boxeo hasta los entrenadores,
pasando por los promotores, los árbitros y los doc-
tores. López narra a Proceso a lo que se enfrentó
cuando noquearon al joven de 20 años, los obstácu-
los que venció, las decisiones que tuvo que tomar y
lo atormentado que se siente ante el estado de salud
de Geobani. "Si no me vuelven a llamar para una pe-
lea no me importa. Lo que quiero es que no vuelva a
pasar una desgracia así".
go sepamos qué vamos a hacer, quién va a
atender al boxeador, a dónde hay que tras-
ladarlo para que todo fluya rápido. Antes
de ese día, nunca había visto tanta urgen-
cia por atender a un boxeador.”
Desamparo
Desde hace más de siete años, Enrique Ló-
pez ha trabajado como médico de ringsi-
de. Casi siempre lo hace en las funciones
que se realizan en San Cristóbal de las Ca-
sas, pero también en las que se disputan
campeonatos mundiales sancionados por
el CMB.
Aquel 21 de noviembre fue invitado a
participar en la función Palenque de Cam-
peones, cuya pelea estelar la protagonizaron
Édgar Sosa y el filipino Rodel Mayol. La
razón: no pudo asistir el doctor que trabaja
en las veladas boxísticas que se realizan en
Tuxtla Gutiérrez. A sabiendas de que en las
funciones no hay con qué atender a los pe-
leadores, López preparó su maletín con las
medicinas que consideró necesarias.
“Me encargué de llevar los medica-
mentos porque sabía lo que podía pasar.
Aquí en Chiapas a las funciones de box a
veces mandan odontólogos, psicólogos, o
al amigo o al primo de alguien. Si yo no
hubiera llevado los medicamentes, nadie
tiene ni una pastilla; es decir, no hay una
cultura médica para atender a los pugilis-
tas. Me da tristeza decirlo, pero así es.
“Ese día teníamos que estar preparados.
Nunca creyeron que era tan grave el asunto
ni que iba a pasar esto. Los promotores de-
ben proporcionar los medicamentos y decir-
nos a qué hospital acudiremos. Ignoro por
qué no contratan un seguro médico”, expli-
ca el doctor López. Añade que el presiden-
te de la Comisión de Box de Tuxtla Gutié-
rrez, Neftalí Castillo, se rehusó a reembol-
sarle los 5 mil pesos que cuestan las medici-
nas que usó, porque “no hay dinero”.
La atención para Geobani fue un ver-
dadero calvario, asegura el doctor López y
añade que gracias a sus compañeros urgen-
ciólogos del Hospital Regional el boxea-
dor fue intubado y estabilizado. Luego lo
llevaron a un laboratorio privado para ha-
la cabeza, en tanto que uno de los doctores
quería subirlo a la camilla; otro insistía en
que se bajara por sus propios medios y el
tercero sólo miraba.
“Casi me sacan de la arena por decirles
que debíamos inmovilizarlo, bajarlo en ca-
milla y trasladarlo. Pedí la camilla y el doc-
tor me decía que no. Esperé al boxeador
abajo y lo obligué a subir a la camilla, pero
se volvió a bajar. Estos muchachos entrenan
tanto que a pesar de las condiciones en que
estaba, tenía un reflejo por bajarse del ring
y se puso a brincar. Estuvo mal que dejára-
mos que hiciera eso”, dice el doctor López.
En el vestidor lo auscultó. Le tomó la
presión y le aplicó dosis de Manitol, Dexa-
metasona y Furosemida para controlar la
presión intracraneana y la hinchazón del
cerebro. Luego, mientras el doctor López
se dirigía a atender a otro boxeador, un pa-
ramédico le avisó que Geobani Díaz había
caído en paro cardiorrespiratorio.
Aquella noche, cuenta López, había una
ambulancia extra en el palenque de la Feria
de Tuxtla Gutiérrez. La que fue contratada
por la promotora Boxeo de Gala ya no estaba
cuando Díaz fue lesionado, porque trasladó
al hospital al excampeón del Consejo Mun-
dial de Boxeo (CMB) Édgar Sosa, quien su-
frió una fractura en el pómulo izquierdo.
“Esa ambulancia –asegura el médico–
se encontraba ahí porque yo la pedí. Pudi-
mos trasladar al Gavilán y en el trayecto al
hospital le dio un infarto. Ahí mismo lo es-
tabilizamos. No me estoy haciendo el hé-
roe, pero tengo una sensación de impoten-
cia por tanto muchachito que tiene deseos
de ser campeón; tanto joven que no sabe a
lo que se sube. Por lo menos debería ha-
ber un acuerdo para que en cuanto pase al-
evitar
1738 / 21 de febrero de 2010 75
Deportes 1738.indd 75 2/20/10 12:58 AM
cerle una tomografía. Dice que para pagar
el estudio tuvo que dejar su teléfono celu-
lar en prenda.
Con los resultados en la mano traslada-
ron al Gavilancito al Hospital Militar, en
donde le practicaron una craneotomía des-
compresiva. El cirujano quitó del lado iz-
quierdo un pedazo de cráneo de aproxima-
damente 10 centímetros.
“El doctor Fausto García (director de
la promotora Boxeo de Gala) y José Sulai-
mán (presidente del CMB) me llaman para
preguntar sobre la evolución del paciente.
Ya no tengo nada que ver en el asunto y no
quiero que me sigan hablando. Me piden
que haga un reporte, e incluso que no hable
más de la cuenta.
“El comisionado en turno es juez y par-
te; lo mismo cobra las entradas que da los
resultados. Acepté esta entrevista porque
no quiero que vuelva a pasar lo mismo.
Después de decir esto a lo mejor ya ni me
van a llamar, pero no me importa, mientras
mi conciencia esté tranquila”, sentencia.
El doctor López denuncia que en el
boxeo no existe una cultura de la preven-
ción para evitar que los pugilistas queden
en condiciones tan lamentables que no pue-
dan ni siquiera valerse por sí mismos, o que
pierdan la vida.
Reconoce que debieron haber parado la
pelea entre el Gavilancito y el Niño de Oro,
desde que el primero comenzó a sangrar de
forma profusa por la nariz; sin embargo, ni
el réferi Jesús Arias ni los tres médicos que
estaban presentes lo hicieron.
“Además del golpe (el izquierdazo que
Ayala le propinó) y la caída (se golpeó bru-
talmente contra la lona cuando cayó des-
madejado), los daños fueron causados por
una fractura de nariz. Ésta se fue hacia
adentro de la cara y los huesos le provo-
caron una lesión cerebral. Desde el inicio
del cuarto round hubo un golpe que ocasio-
nó un sangrado nasal incontrolable. En ese
momento debimos parar la pelea, pero no
lo hicimos”, lamenta.
El doctor López comenta que el réferi
puertorriqueño Roberto Ramírez Jr., quien
estuvo en la pelea Sosa-Mayol, lo mandó
llamar para decirle: “Yo soy el único que
manda aquí, soy el único que va a parar la
pelea”. Añade que cuando cayó noqueado
el Gavilancito, todavía se dio el lujo de re-
gañar a los médicos por haber invadido el
cuadrilátero sin su permiso. “Dijo que no
debimos haber subido, que en su peleas no
volviéramos a subirnos al ring”.
–¿La máxima autoridad en el ring debe-
ría ser un médico capacitado que le diga al
réferi cuándo hay que detener un combate?
–se le pregunta al doctor López.
–Todos deberíamos tener esa capaci-
dad. Ahí está el caso de Sosa que fue vícti-
ma de un médico y de un réferi que no ven.
Desde el momento en que Mayol le dio el
cabezazo, Sosa se dolió; incluso movió la
cabeza, pero lo revisó el doctor (José Luis
Ibarra) y lo dejó seguir. Yo vi cuando le die-
ron el golpe que le fracturó el pómulo iz-
quierdo y le hice una señal al réferi. No me
hizo caso, continuó la pelea y el peleador
terminó en el quirófano.
“No podemos decir que todos tenemos
errores y somos humanos, porque hay erro-
res que marcan la vida y la suerte de un
boxeador. Sin embargo, sólo nos sentamos
y vemos.”
Costosa negligencia
En el programa Noche de Puños que trans-
mitió el canal TDN (filial de Televisa) el
pasado 15 de enero, el conductor Eduar-
do Camarena presentó imágenes del cuarto
round de la pelea Ayala-Díaz. En el audio
se escuchó cómo el experimentado exréferi
Octavio Meyrán cuestionaba el trabajo de
Jesús Arias.
Justo cuando Meyrán comentaba que el
réferi estaba muy lejos de la acción y que
debería acercarse “para evitar un golpe que
pudiera lastimarlo (a Díaz)”, llegó el fatí-
dico gancho de izquierda. El doctor Alfon-
so Morales apuntó: “Excelente apreciación
de Octavio Meyrán. Fue impactante el gol-
pe que antecede al derribe. Lo que estabas
diciendo, Octavio, más sabe el diablo por
viejo que por diablo”.
“Ese golpe se pudo haber evitado si el
réferi hubiera estado al pendiente de lo que
estaba sucediendo con los boxeadores. En
ese tipo de situaciones es primero el boxea-
dor. Hay que notar que por lo lejano que es-
taba de la acción, el réferi no tuvo la opor-
tunidad de evitarle ese daño innecesario al
boxeador”, enfatizó Meyrán.
Después de la derrota por nocaut técnico
que en apenas dos rounds sufrió Édgar So-
sa por el artero cabezazo que le asestó Rodel
Mayol, el CMB nombró al mexicano “cam-
peón mundial emérito” y le dio el privilegio
de disputar el título mundial en la división
de su elección, una vez que se recupere de
la triple fractura que sufrió en el pómulo iz-
quierdo. Esta lesión lo tendrá lejos de los en-
cordados entre seis y nueve meses.
En su encuentro con periodistas de la
fuente, el presidente del CMB, José Sulai-
mán excusó tanto al réferi Ramírez como al
doctor Ibarra y exaltó el valor de Sosa para
seguir boxeando a pesar de la lesión.
“La triple fractura de Édgar Sosa me
ha preocupado muchísimo; sólo él y unos
cuantos peleadores continuarían en la bata-
lla. Hubo un tremendo cabezazo, Sosa cayó
a la lona, el réferi lo levantó y lo llevó con
el doctor y éste lo autorizó a seguir”, se jac-
tó Sulaimán cinco días después de la pelea.
Algunos reporteros le dijeron que el ré-
feri no tenía por qué haber levantado de la
lona a Sosa, quien se retorcía de dolor, y
cuestionaron la decisión del doctor Ibarra
de dejarlo seguir en lugar de parar el com-
bate porque el boxeador se veía en malas
condiciones.
“Tengo que respetar la opinión de mis
oficiales. Si hay alguna sanción lo tratare-
mos en privado. Como les repito, tengo du-
das sobre si el cabezazo fue intencional. El
cabezazo sí existió y fue fatal, todos nos di-
mos cuenta, concluyó Sulaimán.
–¿Por qué cerrar los ojos ante algo que
todos vieron? –insistió un periodista.
–No los cierro. No me echen encima a
México.
“Habría que homologar los criterios pa-
ra intervenir y parar una pelea porque si no,
va a seguir habiendo muertos. Es un mila-
gro que Gavilán no se haya muerto, pero
va a quedar con secuelas”, advierte Enri-
que López.
En su afán por ayudar, el doctor López
habló con el comisionado Neftalí Gordi-
llo sobre la necesidad de crear una estrate-
gia para ofrecer atención médica a los pu-
gilistas. Le explicó que es necesario contar
con un equipo multidisciplinario que inclu-
ya un neurocirujano, un anestesiólogo y un
traumatólogo. También le explicó que con
15 mil pesos por función quedaría garanti-
zado el cuidado médico de los boxeadores.
“Me dijo: ‘te hablo’. Sigo esperando la lla-
mada”, se queja el doctor.
“El enojo que tengo es porque pasó eso y
siguen haciendo peleas sin las medidas ni los
médicos adecuados. Un traumatólogo no sabe
cuándo parar una pelea, debe haber un experto
que lo decida. El box es una especialidad pun-
to y aparte; aunque seas neurocirujano si no sa-
bes de box no te sirve de nada. Tienes que co-
nocer este deporte para que sepas en qué mo-
mento debe detenerse una pelea; para que se-
pas si un peleador puede subir o no al ring. No
quiero hablar de otras negligencias que han pa-
sado, como que una boxeadora peleó embara-
zada (Anahí Centella)”.
El doctor Enrique López, quien ha traba-
jado en más de 450 peleas nacionales e inter-
nacionales, dice que desde hace cinco años
ha ido a tomar cursos y se ha certificado en
la Asociación Americana de Profesionales
de Ringside (AAPRP, por sus siglas en in-
glés). Desde 1997, este organismo capacita
a los médicos que trabajan en funciones de
box para que sepan cómo atender cualquier
contingencia, sobre todo si hay lesiones por
traumatismo. Hasta ahora, afirma, es el único
mexicano que ha tomado esos cursos.
“Vienen más peleas a Tuxtla Gutiérrez.
¡Que Dios bendiga al Canelo Álvarez! (pe-
leará el próximo 6 de marzo). Yo no me voy
a estar prestando ni quiero andar corriendo
porque hay personas que no quieren hacer lo
que les toca. Los boxeadores merecen todo
mi respeto; ellos están tratando de ganarse
un lugar en la vida porque vienen de un es-
trato socioeconómico muy castigado.”
76 1738 / 21 de febrero de 2010
DEPORTES
Deportes 1738.indd 76 2/20/10 12:58 AM
Deportes 1738.indd 77 2/20/10 12:58 AM
78 1738 / 21 de febrero de 2010
Más sobre Ética en duda
Del doctor Rodolfo Ondarza
Señor director:
Sobre la carta publicada en la sección Palabra
de Lector de Proceso 1737 bajo la firma del
doctor Julio Muñoz, como un intento de ré-
plica a la nota Ética en duda, firmada por la
reportera Rosalía Vergara en Proceso 1735,
permítame comentar lo siguiente.
El suscrito, doctor Rodolfo Ondarza
Rovira, declaró a su reportera, como otros de
sus entrevistados, que en la época en que el
doctor Julio Sotelo Morales ocupó la Dirección
General del Instituto Nacional de Neurología
y Neurocirugía Manuel Velasco Suárez (INNN)
se realizó cirugía experimental sin el consen-
timiento de cien pacientes afectados por hi-
drocefalia y sin un protocolo aprobado por un
comité de ética.
En defensa de Julio Sotelo –a quien dice
conocer– y de Adolfo Martínez Palomo –con
quien afirma tener “una relación amistosa”–,
Julio Muñoz se refiere a una tecnología que
nada tiene que ver con la referida en la nota,
trata de mostrar una supuesta ignorancia de
la periodista y, para rematar, pretende atribuir
nuestras declaraciones a una “venganza a la
mexicana” por haber sido cesados.
Para empezar, Julio Muñoz se refiere a un
sistema de derivación ventrículo peritoneal
diseñado por Julio Everardo Sotelo Morales
que nada tiene que ver con las válvulas apro-
badas internacionalmente para el tratamiento
de la hidrocefalia. Y respecto a ese diseño
de Julio Sotelo, que se aplicó experimental
e ilegalmente en pacientes del instituto, la
Auditoría Superior de la Federación concluyó
que el mismo instituto “…no acreditó haber
realizado las gestiones para que la Secretaría
de Salud autorizara el uso del catéter Tygon
en el sistema de derivación, en los términos
que señala el artículo 102 de la Ley General
de Salud”.
Se trata de un sistema derivativo que
los propios pares internacionales de Sotelo
Morales han señalado como similar a los em-
pleados en los años 50, y cuya implantación
se ha relacionado con complicaciones y daños
neurológicos permanentes en pacientes, al
punto de que se han interpuesto denuncias
ante el Ministerio Público en contra de Sotelo
Morales.
acudir ante la Cámara de Diputados para pre-
sentar denuncias en torno al manejo irregular
de recursos públicos. Sin embargo, no se ha
sentenciado a los responsables de los despidos
injustificados y de la difamación en que incurrie-
ron las autoridades.
Por otra parte, la directiva del INNN inter-
puso en 2008 denuncias penales –que aún no
tienen sentencia– contra 19 trabajadores del
instituto ante el MP del Reclusorio Sur (AP/PGR/
DF/SZS-IX/907/08 y VI/729/08), pese a que los
trabajadores sólo hicieron uso de sus derechos
de asociación y de expresión sindical, por lo
que a la fecha están en grave riesgo su trabajo
y su libertad.
Por lo que toca a los pacientes con los
cuales se experimentó sin su consentimiento,
varios diputados han defendido sus derechos,
y entre ellos se encuentran Ricardo Cantú,
Antonio Ortega Martínez, Fernando Mayán y
Daniel Dehesa, así como el senador Alejandro
González Yáñez, quienes han denunciado las
irregularidades en la gestión de Sotelo Morales.
Sin embargo, después de varios años de lucha,
no se han determinado responsabilidades.
México se halla sumido en una profunda
crisis, no sólo económica, sino también de prin-
cipios y de valores, que se refleja en el ámbito
de la medicina y de la ciencia. Es muy grave
que personas que pertenecen a la élite del co-
nocimiento en México privilegien la amistad y
no las evidencias, y que un científico no emplee
una metodología adecuada antes de emitir una
opinión. Peor aún cuando en sus manos está la
vida humana.
Asimismo, quiero recordar que el periodis-
mo es una de las profesiones de mayor riesgo
en México, y que esos mismos riesgos son com-
partidos por aquellos que reclaman justicia, fin
a la impunidad y respeto a los derechos huma-
nos. Nuestro país merece algo mucho mejor, y
que aquéllos que han tenido la fortuna de reci-
bir una preparación educativa superior y dispo-
nen del conocimiento, hagan algo al respecto
en beneficio de la nación. (Carta resumida.)
Atentamente
DOCTOR RODOLFO ONDARZA ROVIRA
Neurocirujano,
conferencista en bioética
Lo anterior es del conocimiento de las
más altas autoridades de la Secretaría de Salud,
de la Secretaría de la Función Pública y de la
Presidencia de la República. Es entonces lamen-
table que se pretenda desinformar a la población
mediante una vana cortina de humo, en lugar de
defender los más fundamentales derechos a la
vida y a la salud.
Cerca de 500 trabajadores del INNN han
manifestado su descontento con estas y otras
irregularidades en dicho instituto, y dos traba-
jadores realizaron una huelga de hambre. Los
resultados, como lo menciona Julio Muñoz, han
sido efectivamente despidos, pero injustificados;
en mi caso, mediante la argumentación, por par-
te de Sotelo Morales, de una “recomendación”
de la CNDH, aunque esta misma institución ha
reconocido que esa recomendación no existió y,
en consecuencia, fue una nueva falsedad.
Otra forma de represión contra quienes
advertimos tales irregularidades ha sido la
demanda por “daño moral” en un juicio civil
(expediente 671/2007) entablado por Sotelo
Morales contra diversos especialistas del INNN.
La resolución judicial dejó a salvo el derecho de
A LOS LECTORES
1. Toda carta dirigida al semanario Proceso
deberá contener nombre y firma de su au-
tor, una identificación fotocopiada o esca-
neada (de preferencia credencial de elector,
por ambos lados), dirección y, en su caso,
teléfono o correo electrónico. Si el remitente
sólo desea publicar su nombre, lo indicará;
de lo contrario, el resto de sus datos tam-
bién podrían ser difundidos.
2. Ninguna carta tendrá una extensión
mayor de dos cuartillas, es decir, no más de
56 líneas de 65 caracteres cada una.
3. La correspondencia no incluirá docu-
mentos probatorios de lo denunciado; se
publicará conforme a su turno de llegada,
y podrá ser enviada por correo, entregada
personalmente, transmitida por fax (56-36-
20-55) o dirigida a sloya@proceso.com.mx
4. La sección Palabra de Lector cierra los
miércoles de cada semana.
Palabra de lector 1738.indd 78 2/20/10 1:04 AM

1738 / 21 de febrero de 2010 79
PALABRA DE LECTOR
Del gobierno de Veracruz
Señor director:
Me refiero al reportaje de Jorge Carrasco
Araizaga intitulado Veracruz, bajo control de “La
Compañía”, que aparece publicado en el número
1736 de Proceso, páginas 18 a 20.
Como usted y los distinguidos lectores de
su prestigiada revista se pueden percatar, en di-
cho texto se exponen afirmaciones de “fuentes”
anónimas, sin prueba alguna que las sustente, e
inclusive se aclara por qué la Procuraduría General
de la República, autoridad federal competente, las
desestimó al considerar que sus motivaciones son
de índole político y que, por lo tanto, carecen de
fundamento legal.
Al respecto, permítame reproducir textualmen-
te lo que dice el mismo reportaje en la página 18:
“Los señalamientos contra las autoridades de
Veracruz, sin embargo, fueron desestimados por
Del pediatra Francisco González
Señor director:
A raíz de que en Palabra de Lector de Proceso
1735 apareció una carta firmada por mi hija,
Jimena González-Durán Fuentes-Galindo, titu-
lada Acerca de la homofobia, permítame pedir
en la presente al secretario de Salud, José Ángel
Córdova Villalobos, que asesore a su presidente
para opinar sobre cuestiones que tienen que ver
con la salud mental de los mexicanos.
Además de referirse a un artículo de Marta
Lamas, a otro de Denise Dresser y a una carta
que, en Proceso 1733, se publicó bajo el título
Exfuncionario de Calderón le recuerda su compro-
miso contra la homofobia, mi hija señala que el
suscrito, en su calidad de pediatra, le enseñó que
“los daños que se causan a los niños adoptados
por homosexuales no son por la orientación
sexual de éstos, sino por la homofobia social y las
dificultades que la misma genera”.
Y es que, en efecto, ha habido muchas vidas
dañadas y perdidas a causa del estigma social aso-
ciado con la homofobia, a pesar de que en 1993
la American Academy of Pediatrics Committe on
Adolescence reconoció que los gays y lesbianas
tienen necesidades especiales y proporcionó pau-
tas a los médicos para ayudarlos a conseguir una
etapa adulta sana y productiva.
Antes aún, en 1973, debido a la falta de evi-
dencia de que la homosexualidad implicara un mal
funcionamiento, la American Psychiatric Association
la aceptó como parte del espectro de la sexualidad
humana. Pese a ello, los adolescentes homosexuales
han seguido siendo estigmatizados, sufren un con-
siderable estrés y se calcula que hasta 30% de los
chicos adolescentes gays intentan suicidarse.
Esto porque, para empezar, la reacción pater-
Contra la homofobia
na inicial a la revelación de la homosexualidad de
un adolescente es negativa, y las familias donde
esto ocurre suelen necesitar la ayuda de médicos y
psicólogos para adaptarse a dicho fenómeno, que
es extremadamente complejo, pues el sexo cro-
mosómico y la orientación, el rol, la conducta y la
identidad sexuales son aspectos interrelacionados.
Conforme a investigaciones recientes, que
incluyen estudios anatómicos y de gemelos y han
encontrado explicaciones biológicas de la orienta-
ción sexual, ésta no se escoge, sino que está bien
establecida antes de la pubertad.
Aunque los adolescentes gays y lesbianas
son normales, muchos de ellos se enfrentan a un
profundo aislamiento temiendo el rechazo de sus
familias y amigos, de modo que gran parte de su
energía la gastan en “vivir una mentira” que crea
un muro entre ellos y las personas a las que respe-
tan y quieren.
Por eso los jóvenes gays y lesbianas –muchos
de los cuales anhelan tener hijos y criar familias
sanas– no pueden aceptar los conceptos morales y
religiosos que, como producto de una fe personal,
por respetable que sea, pretenden condenarlos y
negarles una vida digna.
Solicito, pues, que los gobernantes de un país
laico como el nuestro basen sus decisiones en la
información científica procurando la verdad, la
justicia y la igualdad, como se ha hecho en otros
países, ante este fenómeno. (Carta resumida.)
Atentamente
FRANCISCO GONZÁLEZ DURÁN DE LEÓN
Médico Pediatra-Cirujano Pediatra Certificado
glezduran@yahoo.com.mx
la Subprocuraduría de Investigación Especializada
en Delincuencia Organizada (SIEDO), según la
cual la PGR ‘no se mete en política’.”
Agradeceré a usted publicar está aclaración
con el fin de que los lectores de Proceso dispon-
gan de mayores elementos para formar su distin-
guida opinión.
Atentamente
LICENCIADO ARMANDO QUINTERO MATEOS
Vocero de Medios Nacionales
del Gobierno del Estado de Veracruz

Dice que la reforma al artículo
40 refuerza nuestra identidad
Señor director:
Le agradeceré publicar las siguientes reflexiones
sobre la reciente aprobación de la reforma al
artículo 40 de la Constitución para definir que la
República Mexicana, además de ser representati-
va, democrática y federal, es laica.
Esta explicitación es, sin duda, un acierto, y
reforzará, sin duda, nuestra identidad, aunque
algunas personas, sobre todo en el clero, creen
que puede traer limitaciones en el ejercicio de la
libertad religiosa y resucitar cierto anticlericalismo
o “jacobinismo”. Creo conveniente, sin embargo,
hacer algunas precisiones.
–Es un hecho que en los países en donde pre-
domina el catolicismo (México, España, Centro y
Sudamérica, Italia), éste ha pretendido mantener
una serie de privilegios y, por tal motivo, es espe-
cialmente sensible a todo aquello que parece li-
mitarlo. De ahí que exista todavía cierto síndrome
de persecución. Me permito citar, a este respecto,
a un teólogo: “Todo eso produce la impresión de
una Iglesia quejumbrosa, pesimista y gruñona,
que habla más del pecado que de la esperanza”.
(Juan Masiá, Tertulias de Bioética, página 30,
Editorial Sal Terrae, Santander, 2005.)
Es preciso que por parte del Estado haya
también un clima de respeto a las creencias de los
ciudadanos, siempre y cuando no vayan en contra
del bienestar del país y de los derechos humanos.
Por esto se tiene que superar el jacobinismo y el
anticlericalismo de épocas pasadas. Sinceramente
no creo que éste sea el espíritu de los legisladores
que aprobaron la adición de la palabra “laica”
al artículo 40 constitucional. Lo que sí creo ne-
cesario, como lo señala Bernardo Barranco, es
“desclericalizar el debate sobre la laicidad” (La
Jornada, 12 de febrero de 2010) y, por qué no
decirlo también, se requiere poner un freno a las
injerencias indebidas de algunos jerarcas a los
hechos cuestionados de algunos gobernantes
para favorecer indebidamente a la Iglesia católica,
especialmente. El caso del gobernador de Jalisco
es un lamentable ejemplo de lo anterior.
Es importante tomar en cuenta que el tema
de la laicidad tiene su sustento en la misma doc-
trina oficial de la Iglesia. Baste, al respecto, citar al
Vaticano II al hablar de la autonomía y de la consis-
tencia de las realidades humanas y terrenas: “Si por
autonomía de la realidad terrena se quiere decir
que las cosas creadas y la sociedad misma gozan
de propias leyes y valores, que el hombre ha de
descubrir, emplear y orientar paulatinamente, es
absolutamente legítima esta exigencia” (GS, 26).
La política, por tanto, tiene su autonomía y
las Iglesias no tienen que intervenir indebidamen-
te en las decisiones de los gobernantes, lo cual
no impide que se busque y se cuestione cuando
dicha política no vaya en beneficio del hombre,
de la mujer, de la sociedad. En sí misma, la polí-
tica tiene su propia consistencia y su autonomía,
como la tienen las ciencias, las artes, la ética.
La laicidad mexicana es un valor que se ha de
defender a toda costa para que no se impongan
posturas retrógradas, como implantar la enseñanza
religiosa y los símbolos religiosos en escuelas oficiales.
Un notable teólogo, cuestionando ciertas
posturas eclesiales sobre la laicidad, termina así
un reciente artículo: “Vamos a quedarnos con la
laicidad a secas, que si se acepta y se respeta de-
Palabra de lector 1738.indd 79 2/20/10 1:04 AM
80 1738 / 21 de febrero de 2010
PALABRA DE LECTOR
bidamente, con ella tenemos bastante. Y con ella
viviremos en paz y en armonía”. (José M. Castillo.)
Ojalá que todos, políticos y gente de Iglesia, en-
tiendan y apliquen este principio de un México libre
donde todos, sin agresividad ni violencia, podemos
ejercer nuestros legítimos derechos. (Carta resumida.)

Atentamente
JOSÉ LUIS RAZO OCHOA
Exigen nombrar un nuevo titular
de la JLCA de Zihuatanejo
Señor director:
Le agradeceremos publicar en Palabra de Lector
los detalles de nuestra inconformidad por el he-
cho de que el gobernador de Guerrero ha incurri-
do en omisiones e irregularidades en relación con
el nombramiento del titular de la Junta Local de
Conciliación y Arbitraje (JLCA) de Zihuatanejo.
El 9 de octubre de 2009, la Junta Local de
Conciliación y Arbitraje de Zihuatanejo quedó sin
titular, debido a lo cual, y con fundamento en el
artículo 613 de la Ley Federal del Trabajo, quedó
como encargada de despacho la secretaria ge-
neral de la misma institución, licenciada Adelina
Mondragón Martínez.
A la fecha, la licenciada Mondragón sigue al
frente de la Junta, sin que el gobernador Zeferino
Torreblanca Galindo haya designado al nuevo
presidente, como es su obligación de acuerdo con
el artículo 623 de la Ley Federal del Trabajo.
Esa omisión, que se ha prolongado durante
cuatro meses, además de violar también el artícu-
lo 17 constitucional, relativo a la administración
de justicia pronta y expedita, ha repercutido en el
trámite de los juicios laborales, pues la licenciada
Mondragón se ha negado a ejecutar los laudos
argumentando en medios de comunicación,
ante diversos actores e inclusive frente al director
del Trabajo del estado, que la Subsecretaría del
Trabajo y Previsión Social le ha prohibido hacerlo.
A consecuencia de lo anterior, el 18 de enero
de 2010 se dirigieron diversos escritos al gober-
nador, con 26 firmantes entre actores de juicios y
litigantes, y otros tres en febrero, con 111 firmas,
solicitándole destituir a la licenciada Mondragón
por las irregularidades señaladas y nombrar al
titular definitivo de dicha institución.
En tales escritos se manifestó al jefe del
Ejecutivo estatal que, de manera indebida, la
licenciada Mondragón ha retardado juicios la-
borales y procedimientos de huelga, actos que,
conforme al artículo 645 de la Ley Federal del
Trabajo, son causas especiales de destitución.
No obstante, y en violación del artículo 646 de
la Ley Federal del Trabajo, el gobernador Zeferino
Torreblanca no ha atendido nuestras demandas.
La solicitud de publicar esta carta se sustenta
en la posibilidad de que el gobernador del estado
no conozca lo que está ocurriendo en la Junta
Local de Conciliación y Arbitraje de Zihuatanejo,
debido a que la subsecretaria del Trabajo y
Previsión Social de la entidad, Martina Martínez
Fierro, puede haber ocultado dicha información
al mandatario, a quien, por medio de este escrito,
le pedimos su más pronta intervención. (Carta
resumida.)
Atentamente
LICENCIADOS DAVID TORRES RODRÍGUEZ
Y MANFREDO AMABLE VEGA
“Ilegalmente preso”, acusa a personal
de la PGR de abuso de autoridad
Señor director:
Privado de mi libertad desde 2007 en la
Penitenciaria Central del Estado de Oaxaca, acu-
sado injustamente de peculado por la Comisión
Nacional Forestal (Conafor), donde era subge-
rente administrativo en la Gerencia Regional V
Pacífico Sur, estados de Oaxaca-Guerrero, me
permito denunciar la conducta deshonesta, ilegal
y falta de ética profesional de cuatro servidores
públicos federales.
Se trata del delegado, el subdelegado y
los titulares de la Segunda y Cuarta Agencia
Investigadoras de la Delegación de la PGR en
Oaxaca, quienes han obstaculizado cinco denun-
cias que presenté y quienes, en forma inverosímil,
en una de ellas me pusieron dolosamente como
denunciado, cuando soy el denunciante.
Durante los últimos dos años y medio estuve
enviando escritos al respecto al procurador ge-
neral de la República, pero no fue sino hasta que
tomó posesión de ese cargo el licenciado Arturo
Chávez Chávez cuando el visitador general empe-
zó a atender mis reclamos.
Así ocurrió ante la acusación que presenté el
1 de octubre de 2009 y que fue canalizada a la
Dirección General de Visitaduría de la PGR para
la práctica de la evaluación técnico-jurídica, que
estuvo a cargo del licenciado Gustavo A. Mora
Rodríguez.
Una vez concluido ese procedimiento,
se me informó –oficio DQSOTJ/70/2010, del
pasado 28 de enero– que, efectivamente, de-
tectaron deficiencias en el trabajo del personal
de la Delegación de la PGR y que se estaba
instruyendo al titular de la Agencia Segunda
Investigadora tomar las medidas pertinentes
para subsanar las anomalías.
Todo empezó cuando personal de la Unidad
de Asuntos Jurídicos de la Conafor, los licencia-
dos Avelino Bravo Cacho, Leoveldina Márquez
Márquez y Pedro Aarón León Hernández, presenta-
ron en forma ilegal una denuncia penal en mi con-
tra por el delito de peculado, que actualmente se
encuentra a cargo del Juzgado Cuarto de Distrito.
En una maniobra ilegal, abrieron la averigua-
ción previa PGR/OAX/OAX/11/003/2009, y aun
cuando demostré con pruebas que no era respon-
sable de la irregularidad que se me atribuye y que
Palabra de lector 1738.indd 80 2/20/10 1:04 AM

1738 / 21 de febrero de 2010 81
no puedo ser juzgado dos veces por el mismo
delito, continúo privado de mi libertad.
El titular del Juzgado Primero de Distrito
en el estado de Oaxaca se percató de todas las
irregularidades cometidas y en dos ocasiones ha
devuelto la averiguación previa por falta de for-
malidad en la misma.
Sin embargo, es tal el compromiso que tienen
los servidores públicos de la Delegación de la PGR
en el estado de Oaxaca con el personal de la Unidad
de Asuntos Jurídicos de la Conafor, que éstos preten-
den consignar la averiguación por tercera vez.
Frente a estos hechos ilegales solicito la
intervención del procurador general de la
República, licenciado Arturo Chávez Chávez,
quien hasta ahora se ha conducido con “lega-
lidad, imparcialidad y transparencia”, para que
no permita que se cometa esta ilegalidad por
parte del personal de la Delegación de la PGR en
Oaxaca, en un ejercicio indebido del servicio pú-
blico y con abuso de autoridad. (Carta resumida.)
Atentamente
CONTADOR PÚBLICO MARIO ALBERTO HERRERA RAMÍREZ
De Carlos Medina Ángel
Señor director:
Le solicito publicar esta carta en relación con
la réplica que el representante de la OEA en
México, Óscar Maúrtua de Romaña, difundió
en la página 80 de Proceso 1736 para ma-
nifestarse en contra del reportaje que, en el
número 1734 de nuestro mejor semanario,
apareció bajo el título Otro fracaso de la OEA.
Señor Maúrtua: No deja de asombrarme
la defensa que usted hace del papelón que
jugó la OEA en Honduras. Es posible que por
su estancia en México usted haya aprendido
de los grandes maestros de la simulación que
tenemos y piense que, como parece que les
creemos a ellos, también vamos a creer lo que
usted nos cuenta.
En el Continente Americano, la OEA jue-
ga el mismo papel que tiene la ONU a nivel
mundial. Ambos son instrumentos del
imperio de las barras y las
estrellas para imponer a los
demás países lo que a él le
conviene.
Sobran los ejemplos de
golpes de Estado en los que
EU ha estado detrás, y el de
Honduras no fue la excepción.
Al respecto, fue clarísimo el
doble discurso de los “grin-
gos”: por un lado aparentaban
condenar el golpe, pero por
el otro lo sostenían. Bastaba el
retiro del apoyo estadunidense
para que Micheletti cayera, pero EU lo man-
tuvo cínicamente y la OEA jugó el papel de
comparsa.
Dice usted en su carta: “Con el comienzo
de un nuevo gobierno el 27 de enero, la OEA
espera que bajo el mando del presidente Lobo
Sosa el retorno de Honduras a la convivencia de-
mocrática se dé con la mayor celeridad posible”.
Yo le pregunto: ¿Cómo será esta conviven-
cia democrática con un presidente que nace de
un golpe de Estado y que es impuesto también
por los poderes fácticos de aquel país?
Dice usted también: “…el presiden-
te, Porfirio Lobo Sosa, antes de asumir su
alta investidura, firmó el 20 de enero el
Acuerdo para la Reconciliación Nacional
y el Fortalecimiento de la Democracia en
Honduras…”. Bla, bla, bla.
Sobre esto, cuestiono: ¿Qué compromiso
se espera de un señor que cínicamente acepta
contender en unas elecciones desiguales y
convocadas por un régimen de facto? ¿De cuál
democracia habla usted? ¿La que le conviene
al imperio para el que la OEA trabaja y con el
que, por desgracia, compartimos fronteras?
Hay muchas formas de “tapar el sol con un
dedo”, pero esta que usted ha emprendido no
es la mejor, se lo aseguro. ¿Qué me cuenta us-
ted del golpe de Estado en Chile y de los largos
años de terror en ese país hermano; del terrible
y prolongado bloqueo a Cuba; del hostiga-
miento constante a Venezuela y a Bolivia, y de
otros golpes de Estado en los cuales, si usted
está medianamente informado, sabrá que ma-
nos imperiales estuvieron presentes?
¿Usted cree que EU se hubiera quedado
con los brazos cruzados en la desigual guerra
de las Malvinas si el país ocupan-
te no hubiera sido Inglaterra?
¿Qué hubiera ocurrido si el ocu-
pante fuera Rusia, o cualquier
otro país que no compartiera los
intereses del imperio? ¿Y la OEA
dónde estuvo entonces, y dón-
de está ahora con los problemas
actuales en donde hay inter-
vención estadunidense velada
o abierta?
Se entiende que alguien
que forma parte de la OEA y
que vive de ese organismo no
pueda aceptar lo referido en el
texto periodístico en cuestión, pero a su vez
usted debiera comprender que en este país de
simuladores también hay mucha gente que
tiene memoria histórica y que, por estar me-
dianamente informada, no acepta discursos
cuya construcción es retórica pura.
No se equivoque. En México, aun con
todos sus problemas y las corruptelas de nues-
tros políticos, muchos estamos atentos a lo
que ocurre en el continente, pero sobre todo
en nuestra desangrada América Latina, a cuya
desgracia contribuyen, por intereses mezqui-
nos, muchos de sus hijos. (Carta resumida.)
Atentamente
MÉDICO CIRUJANO CARLOS MEDINA ÁNGEL
Una respuesta para el representante de la OEA
Privan de derechos y secuestran
a un profesor de la UJAT
Señor director:
Permítame denunciar públicamente graves ano-
malías que se han producido dentro de la División
Académica de Ciencias Básicas de la Universidad
Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT), a raíz de
que la rectora Candita Victoria Gil Jiménez, quien
cumple ya su segundo periodo en el puesto, se ha
visto rodeada de una pandilla que toma decisio-
nes contra la base trabajadora.
Aunque soy un profesor universitario con
más de 20 años de servicio, vi truncado mi pro-
pósito de terminar una maestría en Ingeniería
y Protección Ambiental porque el responsable
de la última asignatura, el doctor Randy Adams
Howard Schroeder, recibió órdenes de la rectoría
y del sindicato de profesores para interrumpirla de
una manera prácticamente delictiva.
Posteriormente, en 2002, el director de la
División Académica de Ciencias Agropecuarias,
Jorge Arturo Díaz González, me despidió injustifica-
damente por órdenes de Jorge Abdo Francis, exrec-
tor de la UJAT, y del exsecretario general del mismo
sindicato, Jesús Manuel Hernández Domínguez.
Frente a esta acción, el 13 de diciembre
de ese año interpuse una demanda laboral
(expediente 2089/02) ante la Junta Local de
Conciliación y Arbitraje de Tabasco, y fui reinsta-
lado el 10 de agosto de 2004 por no encontrarse
elementos que justificaran el despido. Sin embar-
go, dicha demanda sigue en pie porque se niegan
a pagarme sueldos caídos y prestaciones, además
de pretender acortar mi antigüedad ilegalmente.
Al inconformarme por todas estas arbitra-
riedades que atentan contra mis derechos como
trabajador académico, fui secuestrado durante
varias horas en el área de la Dirección de la
División Académica de Ciencias Básicas (DACB),
a la que pertenezco desde hace cerca de seis
años. Entre las autoridades directas involucradas
en dicho secuestro están: el abogado general de
la UJAT, César Manuel López Tosca; el notario
público Leonardo de Jesús Salas Poisot; el direc-
tor de la DACB, Carlos Rogelio Beltrán Moha; el
coordinador de Docencia, Jorge Enrique Valle
Can; el coordinador de Investigación y Posgrado,
Enrique Pecero Covarrubias, y el coordinador
Administrativo, Hugo del Ángel Delgado.
En el Ministerio Público de Cunduacán,
Tabasco, interpuse una demanda por secuestro
que se halla en curso (expediente C-II-575/2009).
Mientras tanto, responsabilizo a todos los invo-
lucrados, a las autoridades de la UJAT y al propio
sindicato de profesores por lo que pueda pasarnos
a mí y a mi familia. (Carta resumida.)
Atentamente
JOSÉ ALFREDO RUIZ NÁJERA
Profesor de la División Académica
de Ciencias Básicas de la UJAT
Cárdenas, Tabasco
jarn24@hotmail.com, jarn26@yahoo.com.mx,
alfredo.ruiz@dacb.ujat.mx
Palabra de lector 1738.indd 81 2/20/10 1:04 AM
Palabra de lector 1738.indd 82 2/20/10 1:04 AM

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful