You are on page 1of 17

1

TEMA 44
LA PROSA MEDIEVAL. LA ESCUELA DE TRADUCTORES DE TOLEDO.
ALFONSO X EL SABIO Y DON JUAN MANUEL
ÍNDICE:
1. ORÍGENES DE LA PROSA MEDIEVAL
1.1 Primeras manifestaciones de la prosa
1.2 Prosa romance en los siglos XII y XIII, hasta Alfonso X
2. ALFONSO X EL SABIO.
2.1. El monarca.
2.2. Obra jurídica: las “Partidas”
2.3. Obra histórica.
2.4. Tratados científicos. Obras de recreo.
3. LA ESCUELA DE TRADUCTORES DE TOLEDO
4. LA PROSA EN EL XIV
4.1. Don Juan Manuel.
4.1.1. Vida.
4.1.2. Carácter, estilo y significación de su obra.
4.1.3. Las obras principales.

1. ORÍGENES DE LA PROSA MEDIEVAL
1.1. PRIMERAS MANIFESTACIONES DE LA PROSA
La poesía como género literario, épica o lírica, precede a la aparición de una
prosa romance, más o menos literaria (incluso las formas dramáticas, con una
vocación artística a pesar de su función más doctrinal y práctica, son anteriores a las
primeras manifestaciones en prosa castellana). El latín postergaba y contenía la
utilización del romance, jerga bárbara, en las obras en prosa destinadas a un público
minoritario que sabía y podía leerlas en latín. Esto supone un esplendor de la prosa
latina, aun tratándose de un latín corrompido y en decadencia, pero siempre superior
en posibilidades al lenguaje coloquial romance, en proceso de formación y ebullición
en el habla coloquial, carente, por tanto, de una estructura sintáctica, un léxico y un
sistema para ser utilizado como vehículo literario de obras “serias”.
Encontramos un gran número de obras históricas y cronicones en la lengua
clásica, significativos no sólo por el valor informativo, sino sobre todo por su
importancia como fuentes para producciones posteriores. Ejemplos de obras del s.
XII son, entre otras, Cronica Najerense, Historia Roderici o Historia Compostelana;
del s.XIII (época en la que comienza la producción en romance, conviviendo con la
latina) encontramos Chronicon Mundi, del obispo de Tuy (el tudense), De rebus
hispaniae, de Rodrigo Ximénez de Rada, arzobispo de Toledo (el toledano). También
del XIII vemos otra obra, de impar valor para conocer la concepción geográfica del

a modo de simple referencia. claro está. Hay una continuidad de diplomas. como ya decíamos. y vienen siendo consideradas como la primera manifestación escrita de prosa en romance. persas. la reproducción de oraciones de uso cotidiano. . sobre los mismos documentos latinos. palabras en romance. a la que nos referimos a grandes rasgos. y que en las Emilianeses. para expresar toda clase de relaciones. Esta literatura en latín. en parte. En los documentos notariales en latín de todas las áreas peninsulares se van introduciendo. X con las traducciones catalanas de Barcelona y Ripoll. no se redujo a la historia y la geografía. D. etc. y como testimonio del proceso de puesta a punto de unas estructuras lingüísticas para la prosa literaria del XIII (Díez Borque). Por de pronto nos enseña que ya a comienzos de la segunda mitad del XII existía la costumbre de redactar en romance algunos documentos notariales de asuntos referentes a particulares. en realidad. Pero piénsese que esta labor de traductores le venía a Alfonso de más lejanos tiempos: el s. anotaciones circunstanciales. etc. del que nacerá el castellano literario. hindúes. y se trata de la Infeudación del Castillo de Alcózar en el obispado de Osma (Soria). Merecen nuestra atención las Glosas Emilianenses y las Glosas Silenses. aunque no tienen ninguna pretensión literaria. Certificar la no existencia de una prosa romance hasta el XIII no significa. traducidas al latín de los originales árabes. y hacen referencia a otra forma de mezclar el romance en los textos latinos. Es cierto que a los documentos notariales les falta un léxico rico en términos abstractos y una sintaxis.. filosóficas. Toledo con su escuela de traductores y eruditos pondrá a disposición de Europa un nutrido grupo de obras científicas. sino que alcanzó mucha mayor amplitud. Alonso las calificó como primer vagido de la lengua. griegos. La lengua va elevando su nivel de cohesión y regularización.. que en este siglo surgieran de la noche a la mañana unas estructuras sintácticas capaces de convertirse en vehículo literario. anotaciones a una homilía y a un penitencial latino. Aunque debemos señalar que la lengua aparece utilizada con plena conciencia en estas Glosas. La traducción al castellano sería labor de la siguiente centuria. y que. bajo las directrices de Alfonso X. o incluso están redactados totalmente en romance. Creemos que el primer documento conservado escrito por completo en romance pertenece al año 1156. junto a la traducción de pasajes dudosos. sólo en las Gl. aunque en este plano estén las creaciones más originales. sobre todo gracias a las traducciones que comenzarán a generalizarse por el impulso del arzobispo de Toledo. aunque. se da también.2 mundo de la Edad Media y acercarnos al mundo simbólico de los bestiarios y lapidarios (Semejança del mundo). se anotaba la traducción vulgar de ciertos vocablos dudosos. presentan mayor trabazón sintáctica. suficientemente variada. En ocasiones. va sometiéndose a una gimnasia interna que posibilitará. Pero el valor es meramente filológico. que introducen palabras del léxico romance en el entramado latino. fueros. junto con el ejercicio de las traducciones. de mediados del X. Raimundo (1126-1152). pues las Silenses presentan solamente palabras aisladas. Emilianenses pueda hablarse de frases completas. Las primeras manifestaciones de la prosa escrita no fueron estrictamente literarias. desde tiempos muy tempranos. a estas explicaciones se les denominaba glosas. pero mediante un proceso gradual se producirá un encuentro entre la lengua literaria (latín) y la lengua coloquial hablada por el pueblo (romance). documentos de compra-venta. la eclosión de la prosa literaria en el XIII. muchas veces por desconocimiento de las correspondientes latinas o por presión inconsciente de la lengua que se hablaba en familia.

Estas obras vistas hasta aquí son significativas por lo que suponen de intento primero de hacer historia en lengua romance. apólogos y obras históricas. desde la Biblia y los emperadores romanos hasta Alfonso VIII en Castilla y Ramiro el Monje en Aragón). en la medida en que se puede hablar de ciencia en la Edad Media.2 PROSA ROMANCE EN LOS SIGLOS XII Y XIII. Mataron los podestades en Huesca. años después. aunque los estudios realizados demuestran que es posterior) es la obra más importante producida durante el reinado de Fernando III. Claro que la labor fundamental corresponde a la época de Alfonso X. tema de tan amplios resultados y consecuencias para la prosa narrativa. pero ya con su padre se ponen en marcha un sistema de actuaciones que madurarán después. ya de comienzos del XIII. sino en los de traducciones de la Biblia.3 1. colecciones de exempla y manuales de confesores y predicadores con una vertiente. va siendo utilizado junto al latín. aunque todavía sin igualdad de derecho. hebrea y latino-eclesiástica. Pero. en los tratados doctrinales y morales. era MCLXXIII. y no sólo por los terrenos de la historia. con mayor complicación narrativa.. como puente hacia Europa. además. y mayor importancia por su posterior influencia (se trata de un listado de reyes. y no presentan una estructura narrativa. o quizá ya en los comienzos del reinado de su hijo. . formada por la literatura gnómica. pero no de la Vulgata. pues por su sintaxis compleja está mucho más cerca de las obras de mediados del XIII. HASTA ALFONSO X En dialecto navarro-aragonés tenemos la obra más antigua de entre las conservadas hasta hoy. En este ambiente va a comenzar su andadura la prosa literaria castellana.. Literariamente es muy escaso su interés. de modo que las traducciones al romance vienen a ser el ejercicio primero y fundamental del nuevo espíritu. sino de un texto hebreo del XII. pues de ella proceden gran parte de los materiales. era MCLXII. pues no hay que olvidar que se trata de una especie de guía de peregrinos. De finales del XII nos ha llegado también un resumen de la Historia Roderici y los Anales toledanos primeros. y Toledo vendrá a ser el punto de confluencia de las culturas orientales. muy desarrollada. en estos tanteos se va forjando la lengua alfonsí. junto a las crónicas latinas que ya hemos considerado. y si bien su lengua apenas entra en los márgenes de la lengua literaria por su falta de originalidad y limitaciones. La Fazienda de Ultramar (fechada en la segunda mitad del XII. incorpora muy circunstancialmente elementos procedentes de la antigüedad clásica. lo que le añade mayor interés a la obra. todavía muy cerca de la estructura expositiva de los anales: “Passaron los moçarabes a Marruecos ambidos. El único interés es que se alude al rey Artús. a la que acompaña también una protección de la cultura (aunque no con el celo de su hijo). El reinado de Fernando III (1217-1252) marca un momento brillante en la reconquista castellana.” De comienzos del XIII es el Liber Regum en navarro-aragonés. Es una traducción en lengua romance de la Biblia. A las traducciones del Antiguo Testamento se suman descripciones geográficas de Tierra Santa. En este proceso de maduración la cultura árabe tiene una misión de primerísima importancia.. sino la correspondiente al tipo de anales. El romance. que quizá sean los más fecundos.. con pretensiones científicas. Se trata de un grupo de breves narraciones históricas al final del Fuero General de Navarra (último tercio del XII).

A esta época pertenecen los Anales Toledanos segundos (compuesto por un mudéjar entre 1244 y 1250). otras formas son. la sucesión de relatos para prorrogar una pena de muerte. tuvieron amplia difusión. Este último. con una clara intención doctrinal y aleccionadora en las explicaciones que da el cristiano. La literatura gnómica deriva fundamentalmente de áreas orientales. la Disputa entre un cristiano y un judío (principios del XIII): presenta la discusión. El recurso estructural para ensamblar las sentencias es la ficción novelesca del viaje de un rey persa a la India para buscar la sabiduría (es uno de los procedimientos más usuales usados en la Edad Media. indios. En primer lugar. dentro de la didáctica eclesiástica con comentarios sobre el decálogo y consejos prácticos sobre cómo ha de procederse en la confesión: preguntas que hay que hacer. con posterior versión al castellano: Díez Borque). de poco interés literario. sino los manuales de confesores y predicadores y la discusión en forma de debate. pero que solamente nos ha dejado una muestra en prosa primitiva. inspirada en el Libro de las Sentencias de Abulwafá Mobaxir ben Fátic. pero sin llegar todavía a la imposibilidad de reconciliación (limpieza de sangre. Como manual de auxilio a confesores tenemos los Diez mandamientos. aunque fuera del área lingüística castellana. . destaca el Bonium o Bocados de oro. existiendo aquí ya un visible avance. penitencia que se ha de imponer. aun de tratarse de prosa legislativa. durante esta época. Fuero de León romanceado (1250). funcional y sin ninguna pretensión artística. Las sentenciae. Fuero General de Navarra (1250). en forma próxima al debate. Entre los catecismos político-morales. y es muy poca la influencia de la Biblia en esta literatura. en el campo jurídico destacaremos el Forum Judicum (traducción del latín). latinos y árabes con alguna biografía intercalada. o la relación de cuentos para entretener un viaje). Literatura didáctico-doctrinal Dentro de este grupo incluimos no sólo la literatura gnómica. El autor es un fraile navarro que compuso su obra en el primer tercio del XIII. aunque el texto parece pertenecer al reinado siguiente. es decir. La obra está compuesta por un conjunto de sentencias de filósofos griegos.4 (Aunque está por demostrar. y particularmente del árabe. Hablamos de los Fueros de Aragón (1247). dichos de hombres famosos que condensaban en forma muy resumida la sabiduría. de dos personas de distinta religión. La parte teológica es extraordinariamente pobre. pero sí recibe un fuerte impulso en esta época. y que se manifiestan en ataques al pueblo hebreo. por ejemplo. mandada por San Fernando. también utilizada con función ejemplificadora. Por último. es el más importante por lo que hay en él de puesta a punto de los procedimientos de narración. dando así contundencia y autoridad a los razonamientos de sus sermones. coleccionadas en libro. La recolección de sentenciae no es una innovación de la Edad Media. es posible que la compilación y redacción primeras se hicieran en latín. abundantes en la época de Fernando III y de su hijo. por lo que el autor acude a burlas muy simples para encubrir su ignorancia. etc. y fueron de importante ayuda para los predicadores. en años posteriores). la utilización del maestro para responder a las preguntas del discípulo. Mucho más importantes son los fueros que aparecen en los últimos años del reinado de Fernando III. de tan amplios rendimientos en poesía.

y añade. a su vez. El Libro de Calila e Dimna (1251) fue mandado traducir por el todavía infante Alfonso del árabe al castellano. Del conjunto. que fueron reunidas por un médico persa y traducidas. Del árabe serán traducidas. después al árabe en el año 730.. la primera colección que se compiló en nuestra nación. la liebre y los elefantes. salvo alguna excepción.. El Libro de los doce sabios o Tratado de la nobleza y lealtad es una muestra primera. obra ya del XV. En este libro un grupo de sabios instruyen a un joven rey sobre sus deberes y cuál ha de ser su forma de actuar en orden a la justicia. también. Guarda estrecha relación. una colección de sentencias y máximas morales y políticas. en la obra de don Juan Manuel e incluso en el Vergel de príncipes. El título procede precisamente del primero de los ejemplos incluidos. al castellano. aunque no se puede negar tampoco la influencia de una obra latina. Se trata de una colección de fábulas indias que proceden en gran parte del Panchatantra. penetrando plenamente en el Renacimiento. hebreo. que aparece en los Castigos e Documentos por el rey Sancho IV. extraordinariamente rico. aunque sea de origen árabe.). Hay una literatura didáctico-doctrinal con mucha mayor presencia de la narración que. la fidelidad. de forma condensada.. no se suelen atribuir las máximas a filósofos concretos. El Libro de los cien capítulos (aunque sólo tiene 50) es. El cuento de mayor complicación narrativa y más amplio desarrollo argumental es el de “El ratón cambiado en niña”. En este sentido. sino que su justificación es su utilidad práctica como ejemplo. nos interesa mucho más porque lo narrativo cuenta ya con un desarrollo amplio. Pero en nuestra versión hay omisiones con respecto al original. a otras lenguas (siríaco. para recalcar la sabiduría cristiana antes que la moral cristiana. La utilización del exemplo como método adoctrinante supone que las normas morales pretendidas quedan comprobadas en la práctica.. Como es habitual en este tipo de obras. De todas las fábulas y . Una utilidad inmediata de estas colecciones de exempla era proporcionar material a los predicadores que no podían reunir por sí solos tantos casos para ilustrar y apoyar sus sermones. el piojo y la pulga. aunque no tenga todavía valor autónomo. podrían destacarse las del monje que vertió la manteca (precedente del tema de “las lechera”). con protagonistas animales. La principal novedad es la incorporación de algún apólogo (fábula). aunque muy simple y rudimentario. y entre ellas. la sabiduría acerca de la vida. de los tratados para la educación de príncipes que se prodigarán en épocas posteriores. griego.5 En la línea de la obra anterior hay que inscribir el Poridat de poridades (“secreto de los secretos”). utilizando el caso concreto como valor universal. con la modalidad europea del speculum principis. materiales nuevos que no figuran en éste. para la formación de reyes. está compuesto por diversas fábulas que relatan distintos personajes (el rey y el filósofo) para apoyar sus opiniones morales. en latín fue Disciplina Clericalis (realizada por un judío converso en el XII).. El resto de la obra. y muy sugestiva por ello. En esta obra es Aristóteles quien aconseja a Alejandro Magno (debemos tener presente el papel difusor que tuvo la cultura árabe del pensamiento de Aristóteles. desde un punto de vista literario. pero también es un manual práctico de actuación para toda persona en general. Secretum secretorum). a su vez. El ejemplo se enmarca dentro de un cuadro narrativo. también una colección de normas morales y proverbios de procedencia árabe. la rana metamorfoseada. del que se obtiene una lección moral y en la que se da..

y se hizo importante por su capacidad para interpretar los sueños. Por dos caminos llegó a Europa esta colección: a través de la versión castellana y por medio de la historia de los Diez Visires. está La Doncella Teodor. Entre éstas destacamos el Dolophatos. van mostrando los engaños y malas artes de las mujeres. e inician una larga tradición que se cobrará buenas piezas en nuestra literatura. la Scala Coeli (s. por lo que su padre lo condena a muerte. (De esta obra conservamos dos manuscritos que traducen el texto árabe. con amplio desarrollo de elementos narrativos. don entregado por Dios). uno en letra de finales del XIV y otro en letra del XV y. pues fue mandado traducir por el infante don Fabrique. que se intercala en Las mil y una noches. y en casi todas las lenguas europeas. basada en la sagacidad. contando la verdad. que determinará la condena de la madrastra a morir quemada. en la astucia y en saber contenerse a tiempo. tras los tanteos y primeras manifestaciones que se han producido hasta este momento de esplendor. malaya. obtendrán un auténtico impulso que va a conducirlas hacia formas de madurez. por lo que están muy próximos a las colecciones de fabliaux francesas. además. persa. El Sendébar o Libro de los engannos e los asayamientos de las mujeres pertenece ya a la época de Alfonso X. aunque quizá se sumen elementos de tradición bíblica: la falsa acusación de la madrastra tiene semejanzas con el relato bíblico de la mujer de Putifar y su relación con José (el hijo de Jacob. El procedimiento estructural está muy próximo al utilizado en Las mil y una noches. que discuten con la acusadora. abandonado por sus hermanos y recogidos por mercaderes. La versión más antigua que se conserva es la española de 1253. Todas las formas y estructuras prosísticas consideradas hasta aquí van a desembocar en la época de Alfonso X el Sabio y. aunque se supone que hubo una versión anterior. traducida de un original árabe perdido. en 1253. Hay versiones en árabe. la madrastra acusa al príncipe de haber querido seducirla. Esto nos va a permitir hablar de puestas a punto de la prosa literaria. pero varían los ejemplos en las diversas colecciones. Su contenido en la versión castellana lo resumimos: Un horóscopo anuncia grandes desgracias a un príncipe si habla antes de cumplirse un determinado plazo. compuesta al parecer en la primera mitad del XIII. La estructura de la obra se apoya en un método de preguntas y respuestas. que lo llevaron a Egipto. XV). versión catalana en versos de nueve sílabas. Entretanto. hermano del rey Sabio. A caballo entre la literatura gnómica y la literatura didáctica. bajo su dirección. . contamos con otro manuscrito que traduce la versión hebrea del XIII). Llegado el octavo día se cumple el plazo del horóscopo y el príncipe puede hablar. Posterior al Sendebar aparecen varias obras que continúan la primera versión castellana.. turca. Los cuentos que narran los sabios son marcadamente misóginos.6 ejemplos se desprende más una moral civil y práctica que religiosa.. El cuadro narrativo en que se van incrustando los cuentos se mantiene bastante fijo en las distintas versiones. durante los cuales siete sabios. Se prorroga el cumplimiento de la sentencia siete días.

aunque precisamente por esto.7 2.ALFONSO X EL SABIO 2. 6ª edición. y aunque llegó a ser emperador de Alemania no consiguió lo que realmente se propuso. dificultando aún más una tarea por sí sola bastante compleja. y tomó Cádiz. ésta quedó plenamente establecida. que tenía una lengua viva: el romance). Algarve y Gascuña. sistematizar y traducir toda la ciencia conocida de su tiempo. Política y culturalmente se caracteriza por una gran ambición que le lleva a intentar grandes “hazañas”. Su falta de autoridad provocó la rebelión de su hijo Sancho IV. y cristianos. Sigue la costumbre de que en las versiones de lenguas orientales trabajen en equipo judíos. lo más frecuente es que la obra quede en romance. como ya se hacían en tiempos del arzobispo Raimundo. y representantes de las diversas culturas de la época. Cartagena y Niebla. Pero luego fracasó sucesivamente en su intento de conquistar Navarra. Al enfrentarse con una 1 Historia de la lengua española.1. a la grafía. que las trasladaban al latín. siguiendo la secularización de la cultura que se venía sucediendo en toda Europa. Nos estamos refiriendo. Con estos sabios. Siendo infante intervino al lado de su padre. estimada entonces como una manifestación literaria de importancia menor. Como observa R. La atención personal del monarca en la producción tan variada de textos. relatos épicos y diversiones juglarescas. y cuando murió sólo le obedecía la ciudad de Sevilla. pero se seguía escribiendo en latín (como lengua culta). aunque como político sus intentos se verán frustrados. Alfonso X representa una de las cimas culturales más elevadas de la Edad Media europea. Alfonso X determinó como lengua didáctica el idioma vulgar.2. realizó la tarea de reunir. es el creador de la prosa castellana. árabes y cristianos) no debe inducirnos a pensar en una producción uniforme. a medida que avanzaba la Reconquista el romance parecía sustituir al latín (también como consecuencia de la necesidad de la unidad lingüística que exige todo pueblo. que hacían una traducción oral al romance. ya que tan sólo bajo la dirección y el impulso de este rey adquiere la prosa la categoría de idioma nacional. El monarca. En torno a la figura del monarca se congregaron estudiosos destacados en las distintas disciplinas. y realizada por colaboradores tan diversos (judíos.. por tanto. Sin embargo existía una radical dualidad: para la prosa se hablaba en romance. Su papel. en la historia de las letras españolas es excepcional. en cambio. y en cuyo nombre conquistó el reino de Murcia. y reinó hasta 1284. y la trascripción de los sonidos españoles sigue las normas fijadas por los escritos alfonsíes hasta el siglo XVI. La lengua romance había sido utilizada desde sus comienzos para la poesía. Lapesa1. . esto explica que haya notables diferencias entre algunas partes de su obra. Alfonso X sucedió en el trono de Castilla a su padre Fernando III el Santo en 1252. influido también por sus colaboradores hebreos. Importancia y carácter de su obra. propias para las canciones del pueblo. 2. Al principio de su reinado reconquistó plazas perdidas. cuando se producen los grandes cambios fonéticos. por ejemplo. sin su posterior versión al latín. Sin embargo. En cuanto al idioma. Sin embargo hay que reconocer que el monarca se enfrentó con problemas diversos.

donde expone los deberes y derechos de los gobernantes. las leyes se encontraban en los Fueros particulares de cada población o en las generales de un reino). Las Partidas se refieren a las materias siguientes: 1. frecuentemente cita el vocablo latino o griego y la definición en castellano. 5. con los siguientes propósitos: . en 1251. En suma. echa mano para una adecuada adaptación en la traducción incluso a expresiones juglarescas. sino su inspirador.Dar los medios a sus súbditos para que conociesen el derecho y la razón. comenzó su tarea en Sevilla. ayudado por una comisión de juristas. como el latín o el árabe. Las Partidas o Libro de las Leyes constituyen el código más importante de toda la Edad Media (antes. emplearlo como término conocido.Llevar a cabo la gran recopilación y reforma política deseada por S. grand. formando derivados sobre palabras ya existentes. 2. una vez presentado. Se precisaba una frase más amplia y variada que la usual hasta entonces.. De esta manera se utilizan partículas desconocidas o poco usadas anteriormente. 7. . se necesitaba expresar en castellano conceptos que hasta entonces sólo habían aparecido en lenguas más elaboradas. debido a la necesidad de un amplio léxico por parte de la variedad de temas que abonaban los escritos. Según afirma el mismo rey.8 prosa en la que no sólo era importante “qué decir”. Obra jurídica. “Que fabla del humano ayuntamiento matrimonial e del parentesco que ha entre los homes”. Ésta se alarga y. pero a él debidas. Por otra parte. comoquier que. 3. 4. de ahí que casi todas sus innovaciones tuvieran arraigo). No fue realizador directo de todas las obras que se acogen a su nombre. “Las Partidas”. “Al estado eclesiástico e christiana religión”. Cuando tiene que utilizar un término nuevo. Alfonso X explota las posibilidades del castellano. para después. redondo a que llamaban en latín teatro”. Sobre “los emperadores. . Fernando. Sobre las “acusaciones e manfechos que fazen los homes e de las penas e escarmientos que han por ellos”. 2. como para que. siquier. evidentemente.Ayudar a los juristas y a los monarcas que reinasen después. Introduce abundantes cultismos (aunque siempre cuida que sean comprendidos por los lectores. otras veces. . “ficieron los príncipes de Roma un corral. sino que se intentaba el cuidado del “cómo decir”. 6. representa un vastísimo conjunto de normas para regular las más diversas acciones humanas y las relaciones entre sí de los individuos y de las clases. al fin y al cabo. necesita conjunciones especiales para expresar la relación entre las distintas oraciones. había que prestar gran atención al léxico y la sintaxis. a veces las voces castellanas las obtenía por evolución popular.. “De la justicia y su administración”.3. reyes e otros grandes señores de la tierra”. Una de las grandes labores que hizo el rey Sabio fue la de enriquecer el lenguaje. Sobre los “empréstitos e compras e cambios e todos los otros pleitos e posturas que fazen los homes entre sí”. Sobre los testamentos y herencias. código canónico sobre las obligaciones de los clérigos.

Esto explica el diferente estado de elaboración en que quedaron los materiales históricos conservados. Sin embargo. Obras históricas. una meta ideal hacia la que debe encaminarse la legislación y la sociedad. así como los borradores preliminares de la “Estoria”. como “Veinte Reyes”. es la utilización que en ella se hace de los cantares de gesta. Las fuentes de la Crónica General son muy variadas. por lo que Las Partidas constituye el más variado y vivo cuadro del medioevo.9 El monarca tiende a postular por las posturas moderadas (ej: habla sobre la LIBERTAD que tienen que tener judíos y musulmanes. pero la edición definitiva fue publicada por M. que hace eco de la idealización patriótica). Junto a las normas y disposiciones legales una multitud de aspectos cotidianos están minuciosamente anotados en cada una de las partes de la obra. Esta edición se basa en dos códices regios. y de Bernardo del Carpio. La “Crónica General” y la “Grande e General Estoria”. muchos de los cuales fueron prosificados por estimarlos de positivo valor histórico. destacando la influencia. el proceso compilatorio no se llevó a cabo de una manera regular. las leyendas de los Infantes de Lara. que fueron aprovechados por un ordenador anónimo que trató de componer una historia rellenando los huecos existentes (en el s. A) La Crónica General es la primera de esta especie en nuestra historiografía. Séneca y S. de la escuela de Bolonia. Esta ambiciosa y universal amplitud de miras intensifica el amor nacional. ya que la subida al trono de Sancho IV significaría una paralización de los talleres alfonsíes de los que quedarían algunos vestigios de la Estoria. y los siguientes historiadores anónimos se limitaron a reescribir las partes compuestas. pero el texto presenta complicadísimos problemas. con el nombre de “Primera Crónica General de España”. En esta segunda mitad de la Crónica –en la edición de M. Catalán. Una de las mayores originalidades es la dirección unificadora y universalista (de prácticas y normas jurídicas) inspirada en el pensamiento clásico (Derecho Romano y Justiniano. Según D. sino también geógrafos y viajeros de la antigüedad clásica. denominados E1 y E2 (E1: manuscrito del propio rey: desde primeros pobladores peninsulares hasta los árabes / E2: compuesto durante Sancho IV: va desde los árabes hasta Fernando III). Pidal en 1906. Un aspecto muy importante de la Crónica en su segunda parte (E2). ya que se muestran los sentimientos del historiador ante las glorias o tragedias de la patria (particularmente famoso es el “elogio de España”. la “Manuelina” y la de “Castilla”. según Diego Catalán. entre los que destaca los del Cid. Isidoro). Incluso se sirve de fuentes árabes y mitológicas. el Cantar de Zamora. Debemos exceptuar de esta desvalorización otras redacciones de la “Crónica” que siguieron fielmente el modelo de Alfonso el Sabio. XIV). esta edición no puede identificarse con la “Estoria de España” de Alfonso el Sabio. en cierto modo. sino que los historiadores alfonsíes dejaban para una posterior revisión aquellos pasajes en que era más difícil armonizar las fuentes y estructurar un relato aceptable. entre otras. Procedentes del taller alfonsí se conocen alrededor de un centenar de “Crónicas Generales” (representan porciones más o menos extensas de lo que hubo/pudo ser de la Estoria de España concebida por el rey). La . así como ideas de Aristóteles. 2. Constituye. ya que no sólo se aprovecharán historiadores nacionales.4. Pidal– se pierde el sentido universalista de la primera y se acentúan los aspectos particulares. en cuanto a religión y actividades sociales y mercantiles).

según Solalinde. B) Alfonso el Sabio se entregó por completo a la composición de la Grande e General Estoria. . Son una colección de 420 composiciones. las Metamorfosis. . Encierra fragmentos de temas jurídicos y didácticos (como lo referente al trivium y el quatrivium. y ofrecen gran variedad de metros.Libros de açedrex. pero que no alcanzó sino hasta el Nuevo Testamento. Alfonso el Sabio dio importancia a los juegos que servían para entretener a la gente en su tiempo libre. por el carácter universal hacia el que Alfonso el Sabio se inclinaba. Probablemente fueron escritas para ser cantadas con música ya existente. única obra personal del rey. a las que se le atribuyen virtudes mágicas.El Lapidario trata de las propiedades de las piedras preciosas. tienen mayor importancia las de tema religioso. Otro libro de conocimientos astrológicos es el Libro de las cruces. es una obra de gran amplitud. entre ellas. Esta tendencia nos conduce a la amplificación por fidelidad a la trascripción. Ayudado por los aparatos construidos por los sabios. frecuentemente ajenas al asunto. es Plinio su autor preferido). obra que mandó redactar a la vista de los originales árabes. destacando las “Cantigas de Santa María”. Por último. aunque la mayoría tienen la forma de zéjel árabe. Son de distintos tipos: desde las puramente líricas hasta las narrativas. reside en la extensa y detallada selección de las fuentes. Es una mezcla de ciencia y superstición. la principal es la Biblia). A pesar de haber quedado interrumpida.5. encontramos dentro de su producción las de tipo científico. Tratados científicos. afirma Lida de Malkiel. trató de modernizar los conocimientos de las fuentes originales.Las Tablas Alfonsíes son el resultado de miles de observaciones realizadas en el observatorio que el rey hizo construir. preferida a la anterior. y no por retoricismo. dados e tablas. Obras de recreo. escritas en gallego. y cuando no hay fuentes donde acudir. Fue el autor de las Cantigas.El Setenario es un libro de miscelánea. Además de las obras tratadas anteriormente. . Consisten en una recopilación de las doctrinas de Ptolomeo. en la que se trata de sistematizar los movimientos de los astros y de las constelaciones. las siete artes medievales). en cambio. dividida en seis partes. y la más importante de la Edad Media. y adecuado a todas las edades.10 Crónica gana. y se beneficia del avance experimentado por la prosa después del ingente esfuerzo del rey Sabio. El valor de la obra. Se conserva en varios códices. Trata de todos los pueblos de la Antigüedad (en la medida en que las fuentes lo permitían. . La Grande e General Estoria es una historia universal que comienza con la creación del mundo. en agilidad narrativa.Los Libros del Saber de Astronomía. 2. y a la que trata de interpretar (esto explica la importancia que le da a Ovidio y a su creación. . se adorna el relato con un cúmulo de pormenores imaginarios o digresiones didácticas. que considera como la “Biblia de los gentiles”. en cuanto a obra histórica se refiere. Otorga el autor especial importancia a la mitología. también pertenece al rey Sabio. Aunque cultivó también los temas profanos. formadas por las siguientes: . idioma que prefirió el monarca por su musicalidad. aunque no forma parte específica del tema. haremos una breve referencia a su obra lírica que. Después de Ovidio. a la que considera como una “historia desfigurada”.

La obra de Alfonso X el Sabio no se produce en el vacío. limitándola en el tiempo y en el espacio. que visitó Córdoba. Más que de una escuela debería hablarse de un movimiento de versiones al latín.11 La intención de las Cantigas es demostrar la eficacia de la devoción a la Virgen. Disciplina clericalis. y estudió en Ripio y Vic. que siempre ayuda a sus siervos. 3. es decir. de manera más o menos directa. León. ya en la época del rey Sabio. Tenía. hubo otros centros de traducciones en el reino de Aragón y en ciudades como Tarragona. Otro nombre importante entre los precursores es el de Mosé Sefardí. LA PROSA EN EL SIGLO XIV Las obras en prosa de este periodo son muy superiores en número a las conservadas de épocas anteriores. 4. La labor de la escuela toledana continuó hasta bien entrado el siglo XIII y enlaza. o al menos paralela. etc. dirigida a la clase aristocrática. a la llamada escuela de traductores de Toledo. de tono grave. Dentro de esta tradición el arzobispo don Raimundo estimuló la formación en Toledo de una escuela de traductores. judío aragonés convertido al catolicismo con el nombre de Pedro Alfonso. cuyos intermediarios cerca del monarca castellano fueron principalmente algunos colaboradores judíos. a la de Alfonso X el Sabio. reinterpretada y enriquecida por autores musulmanes. la prosa antecedentes muy precisos. traducida antes al árabe.. LA ESCUELA DE TRADUCTORES DE TOLEDO. y que Federico II había llevado a cabo en Sicilia una labor análoga. traductor de Averroes al latín y luego de los Salmos al castellano. Procedía éste del florecimiento de la cultura árabe en los siglos anteriores. fuente de la difusión en España y Europa de muchos relatos orientales y antecedente de la literatura narrativa con fines didáctico-morales. La continuidad pudiera estar representada por algunas figuras como la de Hernán el Alemán. La variedad de géneros muestra ya una diversificación y una pluralidad de direcciones que hacen referencia a nuevas posibilidades de expansión de la obra literaria. sino en un ambiente culto de cierta densidad en el que se funden las corrientes occidentales (latinoeclesiásticas) y el fuerte influjo oriental. El primero y más importante fue el de una larga tradición de versiones al latín de obras científicas y algunas literarias. a nuevas exigencias del público. el cual compiló en latín su famosa colección de apólogos. Entre los iniciadores de las traducciones científicas se cita ya en el siglo X a Gerberto de Aurillac –más tarde papa Silvestre II—. judíos o conversos. Entre todos destacó como iniciador Domingo Gonzalvo. La ciudad se convirtió en un centro importante de transmisión de la cultura oriental y el saber antiguo al occidente. pues. con los comienzos de las traducciones alfonsinas al romance. una de las pocas figuras castellanas cuyo pensamiento tuvo irradiación fuera de España en el medioevo. aunque siga dominando una literatura doctrinal y moralizadora. A esta aristocracia . que así pudo conocer la obra de muchos autores griegos. pero letrada y cortesana. Y aunque es común el adscribir esta labor. debe recordarse que si bien es allí donde el movimiento adquirió mayor ímpetu. centro entonces del saber musulmán y judío. en la que colaboraron en diferentes momentos estudiosos de muy diversas naciones y procedencias junto a los españoles: cristianos. Segovia.

Libro Infinido (muy al gusto de la tradición didáctica de la época). en defensa de la Asunción en cuerpo y alma de la Virgen al Paraíso. a la utilización del papel en lugar del pergamino o vitela (que abarata considerablemente el precio de los libros) y. para entregarse al reposo y al cuidado de su obra. en el predominio de lo narrativo y con el comienzo de su autonomía literaria (v. XIV heredero de un entusiasmo y momento de maduración de un proceso iniciado un siglo antes. con abundantes elementos fantásticos mucho más próximos a la mitificación y deformación del Romancero que a la contención y mayor rigor histórico del “Poema de Mío Cid”. al aumento del público lector (aunque éste siguiera siendo reducido). consecuente con un proceso de secularización dado a nivel europeo. Se discute la atribución a D. Fernando. ni en lo cultural. que refleja muy bien la literatura. figuras clave de la producción en prosa durante este siglo. El reinado de Fernando VI (1295-1312) no constituye. Es en el reinado de Alfonso XI (1310-1350) donde se inscribe una de las dos figuras más relevantes de la época: don Juan Manuel. ni en lo político.: desarrollo de los libros de aventuras. desempeñó desde muy joven importantes cargos políticos. Libro de las armas (de carácter autobiográfico). Juan Manuel o el Canciller de Ayala.12 pertenecen autores como D. . Durante los reinados de Fernando IV y Alfonso XI intervino activamente en las luchas nobiliarias. 4. más pragmática y con una reducción del idealismo religioso. Otras obras menores son: Libro de la Caza. Su reinado fue luctuoso y catastrófico. que ya no sienten la necesidad de apoyarse ni justificarse en la historia). gr. La lengua avanza. aunque su Libro de los Cantares o de las Cantigas no ha llegado hasta nosotros. entre otras cosas. con un cambio de visión de la vida. DON JUAN MANUEL (1282-1348) Vida Sobrino del rey Sabio y nieto de S. Representa un punto culminante de la prosa del XIV. y un Tractado religioso. Juan Manuel de la Crónica Cumplida. que no es sino una continuación y amplificación de la “Primera Crónica General” de Alfonso X. De la producción en prosa solamente podemos reseñar dos obras históricas: Crónica particular de San Fernando. sobre todo. estructura y géneros se refinan con una nueva vocación estética.1. gracias a Alfonso X y sus colaboradores. y se ha perdido además otro libro suyo titulado De las reglas como se debe trovar. y Crónica de Castilla o del Campeador. a la dignificación de la prosa en romance. pero también fue poeta. Siendo de avanzada edad se retiró al Monasterio de Peñafiel (que él mismo había fundado). No obstante. ni en lo literario en particular un periodo relevante. y las obras se hacen más literarias: estilo. la Crónica Abreviada (resumen de la Primera Crónica General). Debemos pensar que ésta es la época en la que Boccaccio escribe el Decamerón y Chaucer sus Cuentos de Canterbury. tomando partido según las conveniencias del momento y los intereses de su casa. Este aumento de la producción prosística se debe. Lo que hace al s. pero con una multiplicidad de divisiones que son un buen testimonio de este renacer de la prosa en el XIV. Este cambio de perfiles está en íntima conexión con el progreso y desarrollo de la burguesía. las distintas obras escritas en este periodo se inscribirán en los grandes grupos de categorías del siglo anterior.

giros sintácticos de sabor oriental. como dijimos al principio. La variedad de asuntos que trató lo obligaron a usar un abundantísimo vocabulario y a formar frases. Buenos Aires. señalado por Lida de Malkiel 3. y lo usó. Giménez Soler2 afirma que la prosa de don Juan Manuel ya no es la del tiempo de su tío. No obstante.. sus obras capitales quedan reducidas a tres: el Libro del Caballero et del Escudero. uno de los magnates de Aragón al que había enviado parte del Conde Lucanor. Don Juan Manuel es el primer escritor castellano preocupado por la posteridad y por la conservación y transmisión de sus escritos (en el prólogo del Conde Lucanor dice que sabe que en los libros hay errores (en las copias realizadas de sus escritos). por influencia de don Jaime de Xérica. 1932. por el contrario. y aunque no llega a ser la del siglo de oro. y mostrar su obra como un producto original. de quien se muestra directo discípulo. Recomienda frecuentemente sus propios libros e ilustra sus ejemplos con su propia experiencia. algunos de esos restos son. Pero la claridad de estilo es el objetivo fundamental de nuestro autor. frente a lo que era práctica tan común en la época. Estudios de Literatura Española y Comparada. En numerosos lugares de sus libros puede advertirse que se atormentaba por el concepto que tuviesen los demás sobre los rasgos de su prosa. enhebrándolos en un juego conceptista de vocablos (parece adelantar la corriente literaria del XVII). y don Juan Manuel. paradojas de la vida.13 Aparte de éstas. pero comunicándole la nobleza de su estilo (el mismo orgullo que siente por su obra lo siente por la lengua suya.. está en el punto medio de las dos. Carácter. aprendió el castellano de boca de gentes ignorantes. para cuya formación carecía de modelos. que hallaban siempre la frase adecuada. antes de responsabilizarle de esto. Lo que tenemos es gracias a copias de otras procedencias. y su insistencia en justificarlo. prefiere. y al que propone como modelo. 1966. en la que escribe). El nuevo estilo consistió en utilizar una serie de refranes y proverbios. por ej.. modificó su estilo temporalmente. estilo y significación de su obra. y advierte al lector que si encuentran fallos. el Libro de los Estados y el Conde Lucanor o Libro de Patronio. pero. pero no todas se han conservado. hasta los temas más abstractos e intemporales 2 3 Don Juan Manuel. Es constante el afán por perfeccionar sus trabajos literarios. ya que pueden ser de los copistas las erratas). pero el experimento duró poco: al llegar al cuarto libro de la obra tornó a su primer y personal estilo. el contenido de sus obras o incluso su condición de escritor. no desdeñó ese hablar. De aquí las frecuentes alusiones que hace a su propio estilo. repetición de la copulativa “et”. fruto de su experiencia y no de sus lecturas. pero que conocían el nombre de las cosas. La orgullosa conciencia que tiene nuestro autor de su personalidad como escritor se pone de relieve en un aspecto más. que formaban si era preciso neologismos. . ofrecerse a sí mismo como modelo. Paralelo al cuidado de sus escritos está el afán por disponer de un estilo propio (también es él el primero en buscar un estilo literario personal). Claridad y parquedad de palabras. reiterada utilización del verbo “decir”. como autoridad y como fuente. A pesar de su rango. a pesar de su nobleza. de las que no quiere usar sino las necesarias. que vayan al original. Posee aún reminiscencias de su tío Alfonso X. Don Juan Manuel huye siempre de autorizarse con libros ajenos o con ejemplos y enseñanzas de la Antigüedad. Biografía y estudio crítico. los manuscritos fueron destruidos por un incendio en el monasterio. Zaragoza.

sobre cualquier otro aspecto. el autor se introduce constantemente en el plano de la ficción. y esto se refleja también en muchos aspectos literarios. la constante presencia del yo (la repetida apelación a su propia experiencia). defendidas por A. el elemento didáctico-moral. Y para evitar que el público se retraiga si le ofrece simplemente una escueta lección moral. no como mero entretenimiento. fundamentalmente inspirado en la religión cristiana y en los conceptos tradicionales de la Edad Media. único aspecto que puede establecer la necesaria diferenciación. y en la obra de don Juan Manuel encontramos. La diferencia con la literatura árabe se ve en que ésta posee una estructura evanescente. en la forma de un libro de cuentos. Diego Marín. la estructura en nuestro autor se simplifica. por el saber es el omne apartado de todas las animalias. tan abundantes en la tradición árabe. Con ello.14 busca el modo de relacionarlos consigo mismo o al menos con gentes de su familia o trato. Castro y Diego Marín. resaltando más el efecto dramático que el imaginativo o lírico. En el prólogo del Libro de los Castigos afirma: “La mejor cosa que omne puede aver es el saber. tales como: 1. por esto teme que se le tome por un juglar callejero. no obstante. debemos destacar dos posturas. fundiendo su magisterio personal con el valor de su original creación artística. No encontramos motivos eróticos. 5. Sobre esto. él “se ve forzado” a utilizar formas de narración amenas. una sobria y bien construida organización de historias y temas. 2.. De la literatura oriental es la técnica de encerrar un conjunto de apólogos dentro de un marco general. sin embargo.. A. 3. El convencimiento de que puede servirse a Dios en cualquier estado. de ahí su cuidado en puntualizar que escribe obra didáctica y doctrinal. y sus enseñanzas llegaran a todos. 4. hace uso del idioma vulgar. con sus despliegues de fantasía. En la obra de don Juan Manuel predomina. Esta finalidad didáctica la vemos claramente con el Conde Lucanor. 2. Las obras principales . su alternancia de prosa y verso. También debe a esta literatura el ilustrar las reglas morales por medio de cuentos y ejemplos. en cuyo prólogo el autor matiza que tomó estas formas para que así pudiera ser leído por toda clase de lectores. Castro afirma el orientalismo del autor en su actitud de espíritu. señala el lado cristiano-occidental del autor: 1. y que la vida ascética y contemplativa no es superior a la vida activa en el mundo. El sentido pragmático del saber... omitiendo la inserción de demasiados cuentos subalternos. Para conseguir su propósito.”. Aspecto básico de la personalidad del autor es el influjo oriental que acoge en su obra.

esta obra representa una sociedad. hijo del rey pagano Morován. El autor afirma que se propuso escribir su libro “en una manera que llaman en Castilla fabliella”. el paraíso. y es quizá su trabajo el que muestra de modo más fiel el espíritu del hombre que pasa de la Alta Edad Media a la baja. cada uno con una visión propia). en forma de relato o cuento que sirva como soporte a la materia doctrinal (sin embargo. las consideraciones didácticas se sobreponen al elemento novelesco. tomando el esquema común a todas la naciones de Occidente. que debe ocultarle a su pupilo las cosas desagradables de la vida.15 1. que había dejado la caballería para convertirse en ermitaño. a favor del Cristianismo. 2. XIV (junto con otros personajes de la época. presidido por el ideal caballeresco y el sentimiento religioso. los planetas. que explica los misterios de su religión y la doctrina sobre cada uno de los estados sociales. y el joven asiste respetuosamente a su entierro. queda preferentemente absorbido por los problemas inmediatos del mundo. naturalmente. En una forma mucho más amplia que en otros libros suyos. Pero en cierta ocasión se encuentran con un entierro. Pero el propósito doctrinal del original se torna en la versión de nuestro autor en un tratado práctico de gobierno que. y es que exponga una y otra vez sabios conceptos de tolerancia.. Fue de los hombres . y el discípulo le hace todo tipo de preguntas al maestro.. acude a su ayo cristiano Julio. pero desconociendo las leyes de la caballería recurre a dicho anciano que le instruye. muere luego. acerca del fin para el que Dios creó los ángeles. por el maestro Turín. y obligación de justificar con obras su rango. Punto esencial es el estudio de los estamentos o grupos sociales básicos de la sociedad medieval (oradores. pero de nobles cualidades. es decir. es una especie de enciclopedia de los conocimientos de su tiempo sobre filosofía. Por último. En la obra de don Juan Manuel se estudian problemas en torno a las tres religiones que el autor resuelve. Debemos destacar algo que provoca sorpresa. El encuentro de Johás con el difunto es una versión cristiana de la leyenda de Buda (incorporada ya a la Edad Media en el Barlaam y Josafat). como el Arcipreste de Hita o el Canciller de Ayala. de dignidad. de humanidad. Libro de los Estados Aquí se equilibran bastante más los elementos novelescos y didácticos. la del s. que todavía aquí no es importante). sentido del deber. Un rey ha convocado a unas Cortes a las que acude el escudero. pero se diferencia bastante de su modelo. El anciano. teología y ciencias naturales. las piedras. a la vez que es una interesante pintura de las costumbres de aquella sociedad. El libro. sin saber qué responder. sobre todo la muerte. pero añadiendo las peculiaridades existentes en la España cristiana. de los que traza un extenso y animado cuadro. con su diferente estado jurídico y su sistema de privilegios. y acaba por convertir al Cristianismo a los tres personajes. el infierno. en éste desarrolla las ideas fundamentales sobre la estructura de la sociedad de su tiempo. Libro del Caballero et del Escudero Trata de diversos problemas del arte de la caballería en forma de consejos que da un anciano caballero a un escudero joven de humilde condición. En él se cuenta la educación de Johás. defensores y labradores) organizados en escala jerárquica. además. aunque acoge la preocupación por el destino del alma. éste.

relatos evangélicos. Éste le contesta con un apólogo o ejemplo. El Conde Lucanor o Libro de Patronio Es. la obra más importante y popular de don Juan Manuel. No toma un texto latino. todas sus obras son personalísimas y subjetivas. de Cervantes. “faciendas” y estados. que lo resume. al cabo del cual añade una moraleja. dista mucho de ser un mero coleccionista refundidor de obras ajenas: él sabe recrear y dar una nueva dimensión a cada asunto. Hay un aspecto de particular interés en esta obra: la gran porción de elementos autobiográficos que recoge. por el acento inconfundible de su estilo y de su intencionada y fina ironía.. Por último. sin contar con los temas de su invención.. 4 Op. 3. árabe o francés y lo transporta al castellano por puro juego... no canaliza hacia su obra sino aquellos temas que le afectan o le preocupan íntimamente. . y a múltiples cuestiones de orden material. glosado en una décima de Calderón en La vida es sueño. Es una colección de 50 apólogos en los que se dan consejos para muy diversos problemas: unos que atañen a la salvación de las almas. Por ejemplo. el autor se personifica en el Conde Lucanor). sobre todo. y origen del famoso cuento de la lechera. el de los burladores que tejieron el paño mágico.. sino tan sólo cuando responde a problemas. y deban tomarse como datos biográficos. Y tan diversas como sus especies son sus fuentes: fábulas clásicas. libros árabes u orientales. vistiéndolo de observaciones particulares. Pero. cit. Rasgos y detalles de su propia minerva. es decir. y otros de las honras. en forma más o menos transformada. todas giran alrededor de él mismo y son incomprensibles sin un conocimiento de su vida. el del hombre que era tan pobre que sólo comía altramuces. El “biografismo” al que aludimos es de índole moral.16 formados en la nobleza del espíritu de un pasado que mantenía vivo. el “del mancebo que casó con una mujer muy fuerte e muy brava”. el apólogo deja de ser una utilitaria fábula moral y se convierte en un vivo cuadro de humanidad y de gracia literaria. en forma de dístico. Con él. Cada cuento consiste en un problema que plantea el Conde Lucanor a su ayo Patronio.. tomado a su vez del Calila e Dimna. o los recogidos de fuente oral. Sin embargo. convierte en suyo cada asunto que toma. el de doña Truhana. No debe entenderse con esto que los hechos que frecuentemente atribuye a otros personajes o a sí mismo posean realidad histórica. relatos fantásticos y heroicos. a ella debe su fama. de Shakespeare. constituye el tema de La fierecilla domada. Los cuentos son de tipo muy vario: hay fábulas esópicas y orientales. tantas veces aprovechado por los fabulistas posteriores. parábolas y cuentos satíricos. alegorías. temores de conciencia y no pocas veces también al deseo de aclarar o justificar su propia conducta (más claramente que en ninguna otra obra. Según Giménez Soler 4. crónicas. imitado en El retablo de las maravillas. con mucho. no pocos cuentos de este libro han pasado a la literatura posterior. preocupaciones. para él aún estaba vigente el espíritu caballeresco. aunque sentía ya que la Castilla de su tiempo no poseía aquella honra que mantuvieron con gestas heroicas sus antepasados.

1972. Ariel. DEL.17 BIBLIOGRAFÍA - ALBORG. Gredos. Madrid. Literatura románica de la Edad media. 1983. A. DEYERMOND.. Historia de la literatura española. Á. Introducción a la literatura medieval española. I. Barcelona. Ariel. 1979.. . F. A.L. Barcelona. Historia de la literatura española. Gredos. vol. La Edad Media. RÍO. Historia de la literatura española. VÁRVARO. 1973. D. I. Barcelona. Madrid... LÓPEZ ESTRADA. 1982. Bruguera. J.