You are on page 1of 2

Monición de Entronización de la Imagen de Jesús Buen

Pastor
Hoy al hacer procesión tras la imagen de Jesús Buen Pastor, que va a ser
entronizada en la entrada del Seminario; hemos realizado un signo y a la vez
establecido un símbolo para cuantos vengan a esta Casa de Formación, esta
imagen ha de recordarnos las auténticas razones por las que seguimos a Jesús
aspirando a servirlo a Él y a nuestros hermanos, la procesión como signo de
seguimiento del Único Pastor y la Imagen en sí como símbolo de lo que esta
Casa quiere ofrecer y nuestro lema declara: <<Pastores según el Corazón de
Cristo>>.
Esta entronización será un recuerdo perenne de Jesús <<el Buen Pastor>>, el
noble Pastor modelo porque está dispuesto a morir, a dar su vida para proteger
a sus ovejas; que reclama de sus seguidores ser auténticos pastores en Él y
como Él, no siendo asalariados, esto es proteger al rebaño en la hora del
peligro y estar dispuesto a sufrir por él hasta la muerte.
Esta entronización al aire libre, nos expone al pastor que ha de sufrir, en este
caso las inclemencias del tiempo como señal de aquel pastor que fue
<<traspasado>>, de aquel que sufre la muerte, pero no es en vano su morir,
tiene como finalidad la unidad <<del rebaño>>: conviene que muera uno sólo
por el pueblo… Jn 11,50-52.
Al contemplar esta imagen cada vez que se entre o se salga del Seminario
entenderemos la exhortación del apóstol Pedro en donde se presenta la imagen
de un pastor según el corazón de Cristo, en oposición al asalariado, esta nos
dice: <<que apacentemos la grey de Dios que se nos ha encomendado,
vigilándola no forzadamente, sino voluntariamente, según Dios; no por
mezquino afán de ganancia, sino de corazón; no tiranizando a los que nos toca
cuidar, sino siendo modelos de la grey>> I Pe 5,2-3. En definitiva nos indicará
que el don de la vida consiste para el pastor en enfrentarse con el lobo y aún
dejarse devorar por él, en lugar de huir como lo hace aquel que ofrece sus
servicios en cambio de dinero.
Hoy, simbólicamente al igual que cuando Jesús en la fiesta de la Dedicación del
Templo habló sobre su identidad de Pastor y la de sus ovejas, al entronizar esta
imagen presentamos la identidad de Jesús como nuestro Mesías, el Hijo del
Padre; nuestro Modelo, Él es <<el Enviado>>.
Esta imagen igualmente nos será un constante cuestionamiento ¿soy yo de las
ovejas de Jesús que oyen su voz y me dejo moldear por su Palabra o le rechazo
como los judíos que se negaban a creerle y no aceptaban su revelación y por
tanto no son parte de su rebaño?
Así pues, esta imagen será para cuantos vengan aquí buscando hacer la
voluntad de Dios en sus vidas un grito silencioso del deber ser ovejas que
escuchen y sigan a Jesús; es señal de la identidad del Hijo que por su
<<consagración>> por Dios mismo es nuestro <<Buen Pastor>>, es el Pastor
querido por YAVÉ para su pueblo, el Pastor que encarna a YAVÉ mismo.

así esta imagen nos habla de la materialidad que tomó Dios para enseñarnos que en nosotros es en dónde se quiere seguir encarnando para continuar salvando a los hombres. . Pidamos a Dios que por la bendición y entronización de esta imagen por parte de Monseñor José Domingo nos permita ser Pastores según el Corazón de Cristo.36: <<a aquel a quien el Padre ha santificado y enviado al mundo…>> De modo que nos reconozcamos en Jesús el Mesías como Él: enviados y también en su sacerdocio esto es santificados y consagrados en atención a un servicio que se realiza en la encarnación del Verbo.Esta imagen también indicará a cuantos la veamos el proyecto que venimos buscando alcanzar aquí. proyecto que podemos leer en el Evangelio según Juan cuando dice en el Capítulo 10.