El estado de la Blogosfera Boliviana y otros apuntes

Miguel Esquirol Ríos

Introducción Buenos días. Quiero agradecer antes que nada a los organizadores por este evento, a mundoalreves a creática, a Sebastián, por haber reunido a esta pequeña muestra de lo que es la blogósfera boliviana. También es un gusto verlos a todos ustedes que antes eran solo nicks, solo textos. A pesar de eso siento que los conozco más que gente con la que coincido todos los días. Me llamo Miguel Esquirol, soy el Fortastero y también manejo Blogs Bolivia junto a Gustavo Siles que no pudo estar hoy aquí pero que nos acompañará siguiendo de cerca las reacciones en la red. También vinieron nuestras dos nuevas colaboradoras: Alejandra Estrada y Mariana Ruiz y como desde hace poco en Blogs Bolivia tenemos bloggers invitados, lanzamos hoy la propuesta para que un día participen en Blogs Bolivia todos los que hoy están presentes. Es emocionante ver tanta gente que se dedica a lo mismo que uno, con cariño y pasión, en esta actividad que hoy nos ha reunido. Pensar que hace pocos años éramos cuatro gatos muertos de frío por la falta de gente con quien avanzar y hoy somos muchos más y nos abrigamos con la presencia de los otros, aunque sólo sea digital. Así reunidos es más fácil recordar que lo que hacemos es importante que tiene un significado. Algo que a veces uno se olvida escribiendo desde la soledad de la computadora y frente a la brillante pantalla. Me invitaron a hablar hoy sobre el Estado de la Blogosfera Boliviana y podría resumir todo diciendo que estamos muy bien. Que somos muchos y que cada vez somos más. Podría traer numeritos y gráficos enumerar listas inacabables pero también podría ponerles un valium en sus refrescos y acabar de una vez con todo. Además estoy seguro que hay gente que está hablando de eso y publicando en sus respectivos blogs textos mucho más interesantes y mejor investigados sobre este mismo tema. Es así que quisiera cambiar un poco la dirección de esta respuesta y en lugar de hablar de lo bien que lo estamos haciendo, de lo interesantes

que son nuestros posts y de lo guapos que somos, quisiera ampliar el espectro de la blogósfera, darle un poco la vuelta para que, si lo logro, podamos verla con ojos un poco diferentes.

Cartas y Blogs ¿Qué es la blogosfera boliviana?: Cientos sino miles de personas conectadas entre si, que a un tiempo somos escritores y lectores, nuevas comunidades surgidas de las aun nuevas tecnologías que poco a poco van dándole una nueva faceta al país, y más aun, a una región sin fronteras, donde no importa la situación geográfica, la raza, la cultura y algún día ni el idioma. Nos encontramos ahora, y este evento con tantos participantes es un claro ejemplo, en uno de los fenómenos de vanguardia más interesantes y con mayor potencialidad. Pero aunque se trate de un fenómeno que los medios de comunicación bautizan cada semana de nuevo y original, descubriendo además bastante tarde a este espacio que ya conocemos y en el que vivimos desde hace varios años, no tenemos que creernos tan independientes de nuestro pasado que no podamos ser herederos de otras épocas, y aprender de nuestros mayores como un pequeño anticipo de aquello que podemos llegar a ser. Es cierto que el fenómeno de los blogs tiene apenas diez años de vida y las tecnologías que lo permitieron quizás unos pocos años más, pero viviendo en una época de correo electrónico, de google y wikipedia a veces nos cuesta darnos cuenta que antes de nosotros ya existía un universo entero. Latinoamérica fue creada no sólo con guerras y libertadores de amplias patillas. Fue creada principalmente por periódicos, novelas y cartas. Los primeros no sólo informaron a los países en formación de lo que estaba ocurriendo en rincones alejados de sus territorios, sino que al hacer llegar sus ejemplares de negros tipos móviles a esos mismos territorios fueron creando las fronteras y la forma del país y al colocar el nombre del país recién inventando en sus titulares iban permitiendo que los lectores se fueran identificando con este. Las novelas normalmente publicadas como folletines de los periódicos y ambientadas en el propio país, iban creando lo que ahora se estudia como "romance nacional" generando un verdadero sentimiento de nación que con los años solo se intensificaría. Lo que pasó con las cartas manuscritas es incluso más interesante para el caso que nos reúne hoy, pero para hablar de eso me voy un momento a la Francia ilustrada. En el siglo XVIII la ilustración francesa

estaba alimentada por una agitada comunicación epistolar que llegaría a llamarse "La república de las cartas". En lugar de las intimas y personales cartas a las que estamos acostumbrados a imaginar, esta "Republica" era una comunicación masiva de cartas donde estas no sólo conectaban a individuos particulares, sino que se extendían entre decenas de escritores y lectores que las recibían y también respondían, copiaban, transcribían, añadiendo periódicos y otras publicaciones y repartiendo varios ejemplares de las mismas en extensos grupos de amigos. La cartas distribuidas entre científicos y literatos llegaron a convertirse con los años en publicaciones científicas y Journals académicos, mientras que las cartas entre políticos y activistas generaron a su alrededor los primeros partidos políticos. En Latinoamérica el fenómeno era muy similar al francés pero dada la abundancia de información que circulaba en el continente y los fallos en un primitivo servicio de correos, así como enfrentamientos violentos en diferentes puntos del continente, intercepción de correspondencia, espionaje y un largo etcétera esta compleja red de comunicaciones poseía, y ahora cito, "un alto margen de redundancia y un constante uso de glosas. Las cartas se copian tres, cuatro, diez veces, para tentar diversas vías que aseguren su arribo, y sin embargo son interceptadas, comentadas, contradichas y acompañadas de nuevas cartas y nuevos documentos." Todo el fenómeno epistolar se convierte entonces en una pre-tecnológica red de comunicaciones con nodos y redes paralelas que en ocasiones se conectan. Los nodos, los puntos de distribución, eran personalidades que servían de punto de contacto y comunicación entre grupos de lectores y escritores de cartas. Por ejemplo con la múltiple y diversa correspondencia que recibía Simón Bolivar de todos los países por los que pasó lo convertían en un faro que señala los pulsos del continente en fundación. Otros individuos iban más allá y se dedicaban a copiar, añadir y remitir información entre sus diferentes contactos convirtiéndose en unos verdaderos focos de recepción y emisión de información como podemos encontrar a Andrés Bello que incluso desde su residencia en Londres mantenía una asidua comunicación con un amplio grupo de personas cumpliendo la función de repetidor de información añadiendo a sus propias redes a nuevos individuos y manteniendo así un flujo constante de información. Pero al mismo tiempo que estas redes de comunicación podían extenderse por amplios territorios también surgían redes paralelas entre grupos de personas que a pesar de escribir en un mismo momento y lugar, no se comunicaban salvo con excepciones notables. Las redes, formadas alrededor de uno o varios

individuos, podían coexistir separados por temas de interés o por grupos sociales. Grupos de políticos conformarían una red, como la que se crea alrededor de Bolivar, Bello o Vidaurre, mientras otras comunidades enteras que se mantenían aparate surgían alrededor de, por ejemplo, mujeres pensadoras como Manuela Saenz, Mariquita Sánchez o Carmen Arriagada. El crecimiento casi orgánico de estas redes estaba aferrada a individuos particulares que de una manera muy similar al periodismo naciente, permitía que los múltiples lectores, o destinatarios de las cartas se conviertan en secciones de una amplia red de comunicación en la cual no todos sus miembros se conocían entre si. Sobre Manuela Sanez se dice que: "Su proceso de imaginar la nación tenía sus raíces en conocidos, aunque se extendiera a compatriotas con los cuales nunca se había reunido. A pesar de esto, la construcción de la nación queda íntimamente relacionada con comunidades de amigos. Y es importante destacar esta frase de "comunidades de amigos" ya que esta descripción es la más apropiada a las redes de comunicación manuscrita de la época. Cito ahora a otro autor sobre este tema: "Los filósofos (en el caso francés) aumentaron cada vez más, y de formas más creativas, el uso de las cartas para construir un puente entre círculos privados y aquellos que se actuaban en la arena pública ... No simplemente escribían cartas, sino que empleaban y desplegaban un género epistolar; ellos transformaron las cartas y la correspondencia en una variedad de medios de comunicación. Es en aquel momento que todos estos espacios, diarios, novelas y cartas junto con los cafés, tertulias y salones y otras formas en la que los individuos particulares interaccionaban, nacería lo que Habermass llamó la "esfera pública", un espacio de la vida social donde grupos de individuos privados empezaban a formar un cuerpo público. En un inicio, para que se generara una esfera pública, como prescribe la teoría, era necesario de la asamblea de individuos, ya sean reunidos en un café o salón, o como lectores de un periódico. Cuando ninguno de estos elementos era posible por causa de las distancias o la tecnología (una imprenta era un codiciado y raro bien) las cartas extendieron sus brazos comunicantes como una red acercando a los individuos incluso de provincias alejadas, en el extranjero o la guerra. Es así que gracias a esta especie de esfera pública virtual nacida por las cartas en la que las discusiones y comunicaciones no estaban aferradas al territorio, la correspondencia permitía que individuos

con mismos intereses y preocupaciones tengan "discusiones e intercambio entre iguales" pasando sutilmente de lo privado a lo público, y de esto a la opinión pública ya que la información no sólo quedaba encerrada en redes epistolares sino que servía de contacto con otras formas de comunicación. Cito nuevamente: "La vibrante red epistolar era una calle de dos vías, con lectores que respondían a los escritores, y se convertían ellos mismos en escritores de panfletos y columnas que emergían en la prensa periódica que en ocasiones era solo una extensión institucional de la red epistolar". Además entre los temas tratados en las cartas, si descontamos comunicaciones familiares y administrativas, resultan de tal variedad e interés como los propios temas que se encuentran en los periódicos de la época. Entre las cartas publicadas, en un ejemplo con el que he trabajado, las de Manuel Lorenzo de Vidaurre, político peruano, oidor de la Audiencia de Cuzco y presidente de la Suprema Corte de la República, es posible leer discusiones sobre el tratamiento de esclavos, la inquisición, la ley natural, la autoridad del hombre sobre la mujer, la prostitución del honor, la superstición y los excesos en la guerra, y un largo etcétera que abarcaba todos los puntos de interés de tal autor. Las cartas, entonces, no eran únicamente instrumentos de información, sino que se convertían en plataformas de discusión y análisis, muy similar por otra parte a la de los salones literarios. Otro de los beneficios de las cartas era el del acceso. En los tempranos periódicos y salones de lectura el acceso a estos era en ocasiones y para determinados grupos sociales difícil sino imposible. La creación de una red epistolar en cambio no estaba reglada o controlada por ningún individuo o grupo y cualquiera podía iniciarla. A pesar de que la escritura y el valor del envío en muchas ocasiones se convertían en limitantes, en general se trataba de un medio de más fácil acceso por ejemplo para mujeres y otros grupos aislados de los medios oficiales que de esta manera podían generar su propio espacio. La comunicación epistolar fue un fenómeno amplio y complejo que jugó un papel importante en la construcción de la identidad del continente. No llegó a remplazar en ningún momento a otras formas, quizás más importantes y masivas de comunicación, pero fue un aliado imposible de olvidar en las batallas de la independencia y todas las luchas políticas que le continuaron. Si lo que he dicho hasta ahora tiene algún sentido quizás se han dado cuenta como muchos de los fenómenos que ocurrieron cuando Bolivia y el continente entero se iba formando es muy similar a lo que actualmente está ocurriendo en la blogósfera. Destaco algunos de los puntos más interesantes:

Las creación de comunidades alrededor de individuos, de temáticas y de intereses. Ejemplos de estas comunidades son muy diversas, siendo Blogs Bolivia una de las muchas que cuenta la blogosfera boliviana.

El doble proceso de escritura y lectura de los involucrados. Aunque existen muchos lectores de blogs, aquellos que comienzan solo leyendo en muchas oportunidades se convertirán en productores de contenidos.

La ampliación de comunidades a otros individuos sin que todos los miembros de esta comunidad se tengan que conocer entre si. Recién hoy muchos nombres se hacen reales, y seguro después de hoy no sólo se creerán amistades, sino nuevos lectores e incluso nuevos bloggers.

La íntima conexión de los blogs entre lo privado y lo público. Dos fenómenos que aun puede pasar inadvertido en Bolivia pero cada año se verá con más fuerza.

El fenómeno de los blogs es muy similar al de la república de las cartas, pero no sólo debemos quedarnos en lo anecdótico sino que ahora es posible utilizar lo aprendido con aquel que ya nos queda antiguo para actualizarlo y aplicarlo a la blogósfera boliviana, este novedoso espacio que se está formando en el corazón del país, quizás cuando más ayuda necesita para imaginarlo. Las cartas que formaban un puente entre lo privado y lo público crean un espacio al que Habermass le daba mucha importancia ya que la esfera pública permite un balance e interacción con el gobierno para que el público individual pueda articularse y participar en las decisiones. Siguiendo con ese teórico, existen varios elementos fundamentales que reconoce para una esfera pública sea saludable. Entre las características que más nos interesan ahora están: la transformación de una porción de individuos privados reunidos, la libertad de acceso a este cuerpo público, el entorno político que facilite libertad de expresión y reunión y algún tipo de sistema de comunicación que permita el contacto entre ellos. Finalmente para que el cuerpo público se convierta en esfera pública también es necesario, y cito, "una cualidad de discurso y una cantidad de participación". Los medios de comunicación y otros espacios que un día fueron el corazón de la esfera pública, están hoy en día plagados de grupos de poder, regidos por lo económico, por influencias de diferentes partidos políticos, y finalmente por un extrañamiento general de la sociedad lo que hace casi imposible que el

individuo pueda tener acceso. Los blogs, por otro lado, son el inicio de un nuevo espacio rico en posibilidades. Aquí, y pongo por ejemplo nuevamente esta sala llena, un grupo grande de individuos privados están reunidos, virtualmente reunidos, formando de esta manera un cuerpo público. El Internet como fenómeno tecnológico además permite una libertad de acceso a este, una libertad aun coartada por la economía y el analfabetismo barreras que hay que superar, pero a pesar de eso se trata del espacio ideal que facilita la libertad de expresión y de reunión. Sobre el sistema de comunicación es importante destacar no sólo los blogs individuales sino proyectos más grandes como las páginas de actualidad.com.bo, los programas de televisión de mundoalreves y el mismo blogsbolivia junto a eventos como este y otros beers and blogs, buscadores y comunidades de blogs como technorati, que permiten que exista una comunicación dentro de los mismos blogs, estructurando comunidades y logrando que estos no se mantengan independientes y solitarios y se generen nuevos contactos y discusiones. Sobre el último tema, el de "una cualidad de discurso y una cantidad de participación" de la que hablaba Habermas quizás es necesario hacer un pequeño aparatado. Para la "cualidad de discurso" nos enfrentamos cada día a una imposible marea de blogs de temáticas muy diferentes y con calidades diversas. No es necesario que todos los blogs sean excelentes pero reconocer aquellos que plantean propuestas válidas, interesantes e inteligentes, así como compartir estas entre amigos y contactos, es un importante proyecto personal de trabajo constante. De la misma manera la mejora de la calidad general de los blogs, desde la misma ortografía y gramática, así como el aprendizaje de las nuevas tecnologías a disposición son proyectos importantes que ayudarán a la mejora de la calidad general. Para el segundo punto, la cantidad de participación no sólo es medida en el número de blogs o de visitas, sino que es necesario que estas (ambos, escritores y autores) se vayan extendiendo en espacios diferentes (culturales, economicos, sociales) lo que permitirá nuevos espacios de discusión, diferentes ideas y opiniones. Aunque estas resulten contrarias y polémicas se desarrollarán al fin en un espacio razonable de discusión. Es importante por eso la importancia de acceso de otros círculos que por su presencia política, económica o social se presentan en espacios de difícil o imposible acceso. Y no hablo únicamente de regiones sin internet o de alto analfabetismo, sino también de la presencia en el mundo de los blogs de

miembros no tradicionales y participantes de espacios públicos como políticos, empresarios, periodistas o economistas.

Pero regresando al tema de las cartas hemos visto cómo estas sirvieron como contactos entre grupos de amigos alejados, sirvieron para desarrollar la ciencia y la política de todo un continente e incluso lograron imaginar países donde antes eran territorios en guerra y virreinatos españoles. De la misma manera la función de los blogs es muy diversa pero sin salirse de sus propios temas, intereses particulares y comunidades cerradas, puede cumplir esas mismas funciones, y si podemos lograr que este espacio que estamos creando, aprovechando lo aprendido en otras épocas y otros momentos, imagine una Bolivia como nosotros la deseamos el trabajo que hacemos cada día actualizando nuestro blog, revisando nuestro lector de feeds y comentando en un blog recién descubierto, será un trabajo que ha valido la pena.

Retos Esto me sirve para conectar con algunos retos a los que los blogs bolivianos nos tendremos que enfrentar en los meses y años venideros que por falta de tiempo paso a enumerar brevemente: Los precios y calidad de los distribuidores de Internet. Siendo los blogs un sistema que cuenta como herramienta principal un acceso a internet, la velocidad, calidad y precios actuales dejan mucho que desear porque las distribuidoras de Internet todavía creen que se enfrentan a un público que no conoce el medio y que puede ser fácilmente estafado. Bolivia es un país con un nivel de analfabetismo muy alto, y si además medimos el nivel de analfabetismo tecnológico nos enfrentamos a números imposibles. Corregir este problema tiene que ser una de las misiones principales si es que queremos que algún día tengan voz y presencia en la red aquellos que más la necesitan. Bolivia además es un país pobre. El costo que significa una computadora está demasiado lejos para un importante porcentaje de la población. Salas de computadoras para colegios y cibercafés son las dos mejores opciones que tenemos para arreglar esto, pero no hay que olvidarnos de otros proyectos como los de software libre, de computadores de bajo costo, redes en comunidades alejadas y un largo etcétera.

Actualmente los blogs tienen contadas aplicaciones pero con una gran potencialidad para ser usadas en otros espacios. Campos como la educación, la pequeña empresa y la participación ciudadana son entre las nuevas utilidades en las que se pueden emplearlos. La red actualmente es muy amplia y las comunidades de usuarios en general están desconectados entre si. Es importante el encuentro de espacios comunes de grupos sociales aparentemente separados como comunidades universitarias, las de migrantes, así como de otras comunidades virtuales de bolivianos de las que pocos sabemos (foros, salas de chat, espacios como flickr, facebook o myspaces). Creación de espacios noticiosos no tradicionales que sean independientes de los medios de comunicación y que utilicen la fuerza de los blogs que existen ahora para quitar intermediarios y acercarnos un poco más a la verdad. Así como la creación de espacios de creación literaria, musical, cinematográfica, fotográfica y artistica alejados de los circuitos tradicionales pero que al mismo tiempo lleguen al público general. Lo que me alegra mucho es que la mayor parte de estos problemas no los he visto yo sino que son preocupaciones constantes en la red y que muchos de ellos ya están siendo pensados y trabajados por diferentes grupos e individuos, cada uno enfrentado a los problemas específicos de cada espacio pero trabajando con ganas y muy buenas ideas. Hay muchos proyectos de los que seguramente escucharemos más el día de hoy pero me gustaría nombrar aquí algunos. Globalvoices y su sistema de noticias, sus becas para eventos como este e investigaciones, y sus proyectos para incentivar el uso de Internet en zonas sin acceso. Mundoalreves con su gran diversidad de proyectos que permite el acceso a los blogs de un público mucho más amplio. Creática, Corbes y grupos de software libre con un enfoque tecnológico a los problemas que aquí hemos planteado. Espacios como actualidad boliviana con su red nerviosa entre los temas que más interesan a la red. Firefox Bolivia, una comunidad que apoya el uso del navegador firefox. OLPC, el proyecto que quiere proveer a niños con computadoras baratas. Propuestas como el reto blogeril entre los dibujantes de comics, las ediciones cartoneras de Yerbamala cartonera, y espacios como este que conecta el mundo real con el virtual haciéndonos recuerdo cuantos somos y todas las cosas que podemos hacer. Además de estos hay muchos más que estoy seguro irán apareciendo. Pero hoy no digo nada más y me pongo a escuchar ya que el día de hoy estamos llenos de ideas, de buenas intenciones y con muchas ganas de ver hacia el futuro.