You are on page 1of 7

Capítulo I: Capacidad reguladora del Estado: déficit y estrategias.

I. a Atomización de las políticas públicas del Estado de bienestar.
En la Argentina a partir de 1945, el intento de garantizar el acceso universal a bienes públicos,
como la educación, la salud y la vivienda fue una característica fundamental del Estado de
Bienestar, profundizándose a partir de 1950. Se le cedía al Estado la responsabilidad de garantizar
el acceso a estos bienes públicos. Las políticas públicas del estado de bienestar al ser consideradas
fundamentales para el desarrollo humano fueron interpretadas como vitales y se debían mantener
lejos del azar del ámbito privado.
En la década de los 80, con las primeras aproximaciones de lo que fueron las políticas económicas
neoliberales, las políticas de acceso a los bienes públicos se fueron deteriorando. Por consiguiente
los sectores medios de la población se fueron desplazando hacia las soluciones que ofrecía el libre
mercado en respuesta a las demandas de diferenciación de las políticas masificadas implícita en los
modelos universalistas.
Por otro lado este nuevo y reducido sector público resulto ineficaz y en otro caso incapaz de llegar
a los sectores más carenciados, siendo estos los más perjudicados de este viraje en las medidas
tomadas por el nuevo orden económico impuesto por leyes mundiales que pregonaban la retracción
del estado y el libre albedrío del mercado.
Las transformaciones de las políticas públicas no sufrieron el mismo cambio en todas las áreas. En
el caso de educación y salud se removieron las bases de sustentación de sus componentes
universales, siendo brazos ejecutores los recortes presupuestarios y la carencia de un proyecto
global en la materia. Dando como resultado un fuerte avance de los sectores privados sobre los
segmentos más rentables de la población y el directo abandono de sectores más pobres, aumentado
la brecha social de desigualdad y marginalidad. Como lo informa el Centro Interdisciplinario para el
Estudio de Políticas Públicas:
(…)Las referencias anteriores permiten extraer las siguientes conclusiones: 1) el nivel
del gasto público social (GPS) de Argentina está muy por debajo de otros países; 2)
más allá de ciertas variaciones coyunturales, los indicadores agregados del GPS no
muestran cambios de tendencia en cuanto a la asignación de recursos a las
finalidades sociales; 3) la rigidez de la prioridad macroeconómica del gasto social
tiene lugar en un contexto de ampliación de las desigualdades sociales y aumento de
la pobreza; 4) pese al discurso oficial, las transformaciones en el gasto social no
beneficiaron a los sectores pobres porque son apartados de los seguros sociales,
continúan participando del pago de impuestos indirectos sobre los consumos, al
tiempo que los recursos afectados a las políticas asistenciales siguen siendo bajos.
(…)1
1 LO VUOLO, R., BARREIRO, A., PAUTASSI,L. y RODRIGUEZ,C. (1999) “La
pobreza...de la política contra la pobreza” Buenos aires. Editorial Miño y Dávila.
Pág 171

fueron sancionadas por el Congreso en 1989 como parte del acuerdo que derivó en el traspaso anticipado del gobierno de Raúl Alfonsín a Carlos Menem. siendo el área de salud donde se cristalizó la regulación que ejerce la mano invisible del libre mercado. Luis A. La estabilidad económica es preponderante a la hora de poner en marcha los planes de contención para las áreas más vulnerables. Haciendo más vulnerables a los sectores carenciados que atravesaron duras y complejas situaciones de marginalidad. A principios de la década del 90 el nuevo sistema económico llevó a la retracción del estado de áreas de asistencia social dando como resultado la discontinuidad de los programas y atentando contra la eficiencia de los mismos. Argentina no tiene la tradición de ejecutar planes masivos de políticas públicas de atención a la pobreza. Si se acepta esa fecha como punto de partida.. Quevedo y Ariana Vacchieri: “(…) Las primeras medidas de reforma del Estado en Argentina. Ariana. tomadas como estrategia de salida de los intensos y prolongados fenómenos de hiperinflación que el país soportó en 1989/90 y acompañadas por una Ley de Emergencia Económica. (1997): Los modelos políticos comunicativos del sida y el cólera en argentina 1991-1993. . L. Se genera de este modo el surgimiento de un nuevo sector de la población de alta vulnerabilidad. Puede pensarse.A diferencia de otros países de América latina.”2 Luego de la crisis del Estado de bienestar y el advenimiento de las medidas económicas y políticas del neoliberalismo. Buenos Aires: Espacio Editorial. y VACCIERI. fue profundizada. podemos contabilizar una década desde la puesta en marcha de las primeras medidas de adecuación de las instituciones políticas y económicas a la grave situación de crisis que afectó al país a lo largo de los ‘80. sin embargo. comienza a delegar funciones en el ámbito privado e incluso en medios de comunicación. como lo explican Mónica Petracci. cuando el éxito del Plan de Convertibilidad consiguió estabilizar la moneda y ganar el apoyo de inversores locales y externos para la reconversión económica del país. las enfermedades epidémicas no lograron ser efectivamente erradicadas debido a esta fractura en la planificación a largo plazo que buscaba evitar el resurgimiento de este tipo de enfermedades. M. Un aparato estatal erosionado en su patrimonio y su capacidad de gestión. complejizando la solución permanente a problemas sociales. Por ejemplo. OPS-CLACSO. b Reformas de segunda generación: Vigilancia Epidemiológica y descentralización hospitalaria Ante este nuevo sistema político económico que fue desarrollándose en la de cada del 90. QUEVEDO. I. hasta la emergencia de una nueva situación de crisis generalizada en los últimos meses de 2001(…). el sistema de salud se vio ante la necesidad de desarrollar mecanismos sistemáticos de recolección de 2 PETRACCI. que el efecto de tales medidas sólo puede evaluarse adecuadamente a partir de marzo de 1991. la brecha social entre los que cuentan con las necesidades básicas cubierta y los que no.

sensibilidad. Sin embargo no han sido utilizadas y mucho menos coordinadas. las que inicialmente se fundaron en el riesgo de las enfermedades infectocontagiosas para el conjunto de la comunidad. Según el trabajo de Doctor Salvador Mazza se pueden atribuir siete puntos de la vigilancia epistemológica: simplicidad. (2007): “Fundamentos de Salud Pública”. aprobado por la Ley 12. “la incumbencia nacional” de Farr. la ley argentina 15. movió el avance hacia el registro de morbilidad iniciado por William Farr. y OJEA O. 2007. así como también sobre determinantes de la enfermedad. MSAS 394/94) actualizo las instancias y los 3 BARRAGÁN H. aunque con cierta falta de coordinación.206 en Argentina)”. Se trata de información sobre enfermedades transmisibles y no transmisibles. Las fuentes de donde obtener la morbilidad de una población son numerosas toda vez que buena parte de los fenómenos que afectan la salud se registran en documentos y certificados médicos. 1924. MOISO A.3 Referido a la vigilancia epidemiológica. en el siglo XIX. La obra clásica de Swaroop (ya en 1964) enumera liminalmente catorce fuentes posibles (Swaroop. flexibilidad. MESTRORINO M. permanente y sistemática de datos. bajo el virreinato de Vértiz.A. como por ejemplo el Código Sanitario Panamericano (La Habana. aceptabilidad y representatividad. aplicada en la política sanitaria colonial por el Protomédico Miguel Gorman. Según lo expuesto el Médico investigador Santiago Luis Barragan: “(…) Según puede apreciarse en la doctrina de Johann Peter Frank en el imperio austro-húngaro a fines del siglo XVIII. El ordenamiento de las notificaciones se fundó así en normas internacionales.información surgiendo así el concepto de Vigilancia Epidemiológica. de la ocurrencia y distribución de los sucesos de salud-enfermedad para su oportuno análisis en cuanto a determinantes. La Plata: Edulp. 220 .465 vigente promueve la notificación obligatoria de casos comprobados o sospechosos de enfermedades infectocontagiosas o trasmisibles. El intento de un registro sistemático es propio de la definición de políticas de Salud Pública y es utilizado como estrategia ante las epidemias desde fines del siglo XVIII. La coordinación de tales fuentes daría un panorama más preciso de la morbilidad. Una de esas fuentes es la notificación de enfermedades establecidas por leyes. Provee conocimientos e información para la detección temprana de amenazas a la salud poblacional que emerge de la identificación de: cambios en la ocurrencia de las enfermedades (fundamentalmente con situaciones de epidemias).. valor predictivo. El procesamiento de las tablas de mortalidad en Inglaterra. conformación de conglomerados (grupos de riesgo aun sin situación epidémica) y cambios en las características del proceso (presentación. 1969).L.. tendencias y otras informaciones útiles para su aplicación práctica en el campo de la Salud Pública y su debida sistematización en la observancia y la comparación. La normativa de 1994 (res. Pág. gravedad. oportunidad.(…) La nómina de enfermedades de notificación obligatoria fue ampliándose hacia las enfermedades no transmisibles.A. Contempla el proceso de salud-enfermedad como permanentemente cambiante y dinámico. La Vigilancia se refiere a la recolección y observación.). etc.

El concepto de “riesgo” dio como resultado mecanismos descentralizados de procesamiento de la notificación de enfermedades facilitados por las nuevas tecnologías. diarreas virales y centros de referencia para enfermedades diarreicas”. dengue. El SINAVE recibe información sobre salud. Enfermedad de Chagas. requerida en los certificados de defunción. Las entidades de notificación específica son: “hantavirosis. y allí reside su primer limitación: la oportunidad y precisión del diagnóstico. meningitis. Que se organizan en tres niveles de acción: el nivel Local. Tuberculosis. Este programa ha realizado su tarea con irregular efectividad a pesar de haber sido apuntalado con El Proyecto VIGI+A. enfermedades respiratorias a través de unidades centinelas. Uno de estos mecanismos es el Sistema de Información Geográfica en Epidemiología. parálisis fláccida aguda. El diagnóstico epidemiológico tiene por objetivo la intervención y el ajuste del sistema de Atención Médica en vistas a cubrir las necesidades reales y variantes de una población en materia de salud. paludismo. brotes de Enfermedades Transmitidas por Alimentos. e Infección por VIH-SIDA. consolidación. Lepra. y otro subsistema Específico que corresponde al registro de entidades particulares que informan las enfermedades emergidas. rabia. La segunda limitación es que el número de casos notificados siempre es menor al de los realmente incidentes y aún diagnosticados. Las actividades del SINAVE son recolección y notificación de casos. con variación según el “estigma” de la enfermedad y su “gravedad”. Un Subsistema General que recauda los datos de todas las enfermedades de notificación obligatoria en forma semanal. cólera. pero también de otros factores ambientales que influyen sobre la población del país y la organiza según dos categorías. sarampión. donde llegan las notificaciones de los diagnósticos médicos. hepatitis. Estas actividades se desarrollan en forma diferente según el nivel jurisdiccional. El SINAVE es un programa nacional dependiente del Ministerio de Salud de la Nación y por ende su injerencia es a nivel nacional. La forma de notificación de estas entidades específicas varía según el caso. La notificación no tiene la misma fuerza que la definición de la causa de la muerte. y supervisión y evaluación del sistema. el nivel Provincial y el nivel Nacional: Figura nº1: Cuadro de flujo de la información para la vigilancia epistemológica . También se reciben los datos sobre Fiebre Hemorrágica Argentina. formulación de recomendaciones. infecciones hospitalarias. tétanos neonatal. procesamiento y análisis de los datos. auspiciado por Ministerio de Salud de la Nación y otros organismos internacionales. las actas de defunción y la causa de la muerte. difusión de la información.procedimientos de notificación que se ordenan en el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica (SINAVE).

Otra de las reformas de segunda generación fue la transferencia de hospitales nacionales a las jurisdicciones provinciales. cuestión que dio como resultados aspectos positivos y negativos dependiendo de la . esta estrategia de descentralización no puede ser entendida como un hecho aislado. La transferencia de establecimientos hospitalarios nacionales a las jurisdicciones provinciales y promoción de la figura de los Hospitales Públicos de Autogestión (HPA) no fueron características de los noventa. Aunque se debe señalar que lo que en realidad sucedió fue que esta gestión volvió a entrar en la agenda en 1992 debido a las disputas entre la Nación y las provincias por el reparto de los recursos tributarios recaudados por el Estado Nacional. el SINAVE utiliza la red de internet para socializar los manuales de protocolos a la hora de recabar información a nivel nacional y para promover y ejecutar estrategias de comunicación social a la hora de la prevención. La iniciativa se relaciona con las decisiones a nivel nacional en un contexto de crisis de las finanzas públicas por un lado y por el otro con el fuerte apoyo que se les dio a estas iniciativas (en particular a los HPA) desde los organismos internacionales de crédito.Fuente: el manual de normas y procedimientos de Vigilancia y Control de Enfermedades de Notificación Obligatoria del SINAVE En el ámbito de difusión. sino que reconocen antecedentes en etapas pasadas. sino en el contexto de la redefinición de las relaciones financieras entre Nación y provincias que se plantearon con el régimen de Coparticipación Federal de impuestos. representando una mayor carga presupuestaria para las administraciones provinciales y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. En la década de los 90 se culminó con un proceso que se había iniciado en 1962 y vuelto a impulsar en 1978 que constituyó un desplazamiento de las responsabilidades administrativas desde el nivel nacional a las provincias y a la Ciudad de Buenos Aires. Las trasferencias se efectuaron con un gradualismo suficiente para que el subsistema público fuera adaptándose. siendo que al eficacia de esta descentralización dependió exclusivamente del margen de reacción de las políticas y economías locales. En este sentido. La culminación de este proceso no implicó cambios sustantivos en cuanto a mejoras en la calidad de atención o apertura a la participación comunitaria.

(…)”4 Se debe considerar que la presencia o ausencia de un proyecto provincial explícito de descentralización respecto de los establecimientos hospitalarios en cada jurisdicción. Para el Estado nacional. c El espacio público político.redefinición de las jurisdicciones. de la cual quedan excluidos aquellos intercambios simbólicos que los individuos efectúan en privado. en el marco de una reforma del sistema de salud en su conjunto. Tres factores debieron trabajarse para lograr un óptimo resultado del proyecto: fortalecimiento de la población beneficiaria. la propuesta de brindar un mayor margen de autonomía de los hospitales bajo la figura de HPA se planteó nuevamente en la agenda de la política social desde dos perspectivas diferentes. aunque la frontera entre ellos es. el fortalecimiento de los mecanismos administrativos. en el contexto de déficit provincial. REPETTO. Fabian “Descentralización de la salud pública en los noventa: Una reforma a mitad de camino” . en los casos en que no se inscribió en el marco de un proyecto provincial de descentralización. Se puede afirmar que la descentralización de la salud pública en los ´90 estuvo inducida por la crisis de financiamiento del nivel nacional pero también provincial y que generó resultados heterogéneos según la eficiencia con que constaba cada región. Para los Estados provinciales. es decir.Elaborado por el Centro de Estudios para el Desarrollo Institucional . y por ende en las políticas comunicaciones. que no acceden a los medios de comunicación social. que incluía la reconversión de las obras sociales y su desregulación. En aquellos casos donde había una estrategia descentralizadora previa. en un contexto de difícil autonomía económica. por demás. el fortalecimiento de la gestión clínica. Buenos Aires: Mimeo. el régimen de Hospital Público de Autogestión no promovió cambios sustantivos en la administración de los hospitales.Fundación Gobierno y Sociedad y Fundación Grupo Sophia. inestable (…)” 5 4 Coord. . De este modo. En el espacio público es donde confluyen diferentes actores que son determinantes para el quehacer cotidiano de las políticas sociales. El espacio público es definido pro Heriberto Muraro como: “(…)La porción del conjunto de intercambios de mensajes existentes en una comunidad en un momento determinado. Los HPA pasaron a ser una importante posibilidad de recaudación. la provincia podía impulsar el proyecto de Nación. Así lo explica el centro de estudio para el desarrollo institucional: “(…) A principios de los noventa. Heriberto (1995): Analizando escenarios políticos: una introducción al tema. Un escenario público puede ser político o no político. o no se producen en lugares tales como una plaza o un local de libre ingreso. I. el tema de la autogestión entra en la agenda pública por su vinculación con la posibilidad de brindar una fuente alternativa de recursos. Documento 55 5MURARO. fue un factor determinante para el desarrollo de los HPA.

deseado o no. como organismo fundamental a la hora de la planificación de estrategias de control de epidemias. fluctúan dos actores primordiales a la hora de las definiciones: los medios de comunicación y la opinión pública. En lo que refiere a las políticas públicas sanitarias se creó el SINAVE. se comenzó una constante dialéctica entre las políticas públicas sanitarias. Al respecto el historiador Paul Slack sostiene que las epidemias suscitan debates particularmente amplios en la historia de las ideas porque ellas refuerzan. el espacio público y las epidemias. la Iglesia. Como consecuencia de los resultados que este organismo fue generando. el escenario publico toma un viraje.Ante la implementación de campañas publicitarias de prevención de enfermedades epidémicas. el terreno es lo suficiente amplio para investigar sobre los alcances de las políticas comunicaciones debido a una gran cantidades de factores susceptibles.(…)” En ese ámbito dinámico operan al menos dos partes activas que llevan a cabo un juego estratégico basado en realizar declaraciones y provocar acontecimientos políticos destinado a debilitar al antagonista. Se considera conveniente la caracterización de los mismos en el recorte temporal de nuestra investigación. Siguiendo el mismo autor definido de la siguiente manera: “(…)un "lugar" del espacio público determinado por un tema conflictivo. . Es por ello que las acciones políticas en el ámbito público utilizan a los medios de comunicación como aliados elementales para lograr objetivos. fueron atomizándose en las décadas posteriores debido a los virajes económicos y políticos del país. En la coyuntura de variados actores como. asociaciones profesionales y distintos tipos de organizaciones no gubernamentales. que remite a intereses contrapuestos que pugnan entre sí por imponer al conjunto de la sociedad una acción estatal y. una normativa específica. lobbies empresarios. movimientos sociales. Así como también supone un debate entre discursos competitivos destinados a legitimar la acción y la normativa propuesta por cada parte. trajo aparejadas reformas como lo fue el caso de la descentralización hospitalaria que tuvo impactos ambiguos en la población. corporaciones estatales. analizaremos el grado científico que se le imprime a los programas de campañas publicitarias y su consecuente aplicación en el campo de trabajo. sindicatos. sociales y políticas como las actitudes y supuestos de los médicos. Las fuertes y activas políticas públicas de Estado que se diseñaron y ejecutaron durante las dos primeras presidencias de J. La nueva coyuntura que se dio a partir de la década del 90´. y más aun en el caso del cólera que es de alta trasmisión. hacia lo político. ya sea atacándolo o por vía de la negociación. correlativamente. En lo que refiere a las enfermedades epidémicas. Además. partidos políticos. Los medios de comunicación son un aliado estratégico a la hora de evitar la propagación de epidemias. Perón. D. ponen a prueba y socavan tanto las concepciones religiosas.