You are on page 1of 1

Principales influencias de platón.

Los pitagóricos: iniciada por Pitágoras, la
realidad fundamental en base a los nº, influyeron teorías sobre el dualismo o
separación entre alma, cuerpo y transmigración del alma. Heráclito y
Parménides: platón hará una síntesis entre estos 2 pensadores al plantear que
todo cambia en el mundo sensible (material) y todo permanece en el mundo
inteligible (de las ideas). Sócrates: intelectualismo moral (saber =virtud, o
conocimiento=bien) su propia idea del bien, y su universalismo. Protagonista de
la mayor parte de sus diálogos, su maestro.
El cuerpo y el alma: el ser humano para platón. El ser humano compuesto
de 2 realidades muy distintas cuerpo y alma, concepción del hombre dualista
formado por 2 realidades. El cuerpo: material, mortal y corruptible (se corrompe)
vamos envejeciendo, el cuerpo se estropea. Con el estamos en el mundo
sensible. Nuestro cuerpo un estorbo para el alma, el cuerpo arrastra con sus
pasiones, una cárcel para el alma. El alma: es inmaterial e inmortal, no es algo
físico (no puede verse, tocarse, pesarse) es inmortal, encarcelada y prisionera en
el cuerpo. Se divide en 3 partes o tendencias: racional, irascible y
concupisable. Con estas 3 realizamos las 3 actividades razonar, tener fortaleza o
valor y tener prudencia o templanza (abandono deseos).

Principales influencias de platón. Los pitagóricos: iniciada por Pitágoras, la
realidad fundamental en base a los nº, influyeron teorías sobre el dualismo o
separación entre alma, cuerpo y transmigración del alma. Heráclito y
Parménides: platón hará una síntesis entre estos 2 pensadores al plantear que
todo cambia en el mundo sensible (material) y todo permanece en el mundo
inteligible (de las ideas). Sócrates: intelectualismo moral (saber =virtud, o
conocimiento=bien) su propia idea del bien, y su universalismo. Protagonista de
la mayor parte de sus diálogos, su maestro.
El cuerpo y el alma: el ser humano para platón. El ser humano compuesto
de 2 realidades muy distintas cuerpo y alma, concepción del hombre dualista
formado por 2 realidades. El cuerpo: material, mortal y corruptible (se corrompe)
vamos envejeciendo, el cuerpo se estropea. Con el estamos en el mundo
sensible. Nuestro cuerpo un estorbo para el alma, el cuerpo arrastra con sus
pasiones, una cárcel para el alma. El alma: es inmaterial e inmortal, no es algo
físico (no puede verse, tocarse, pesarse) es inmortal, encarcelada y prisionera en
el cuerpo. Se divide en 3 partes o tendencias: racional, irascible y
concupisable. Con estas 3 realizamos las 3 actividades razonar, tener fortaleza o
valor y tener prudencia o templanza (abandono deseos).