You are on page 1of 1

MITO o CREENCIAS del VIH SIDA

"El VIH puede transmitirse a través de un beso, o cuando se está en contacto con las lágrimas de una persona que
vive con VIH".
Estas NO son una vía de transmisión del VIH dado que la saliva y las lágrimas no constituyen un vehículo de transmisión del
virus. Para la transmisión del VIH se requiere de contacto directo con los flujos sanguíneos de ambas personas. La
información científica del mundo, a la fecha, no tiene registros de que alguna persona haya adquirido el virus por estas vías.
"Una persona puede adquirir el VIH al estar en contacto con el sudor de alguien que vive con el virus".
Al igual que en el caso anterior, el sudor NO es una vía de transmisión del VIH. Es importante recordar además que para que
el virus pueda ingresar al organismo requiere de una "puerta de entrada" al torrente sanguíneo, como por ejemplo las
mucosas al interior del cuerpo, o una herida abierta sangrando profusamente en contacto con fluidos corporales con alta
concentración de VIH. El sudor que secretan las palmas de la mano tampoco constituye riesgo.
"El VIH puede contagiarse por medio del contacto físico (saludos, abrazos, caricias) con una persona que vive con
VIH".
NO, el VIH no es un virus o enfermedad contagiosa, es un virus o enfermedad transmisible, es decir, la vía de transmisión de
una persona a otra NO es aérea, (por medio de tos, estornudo o contacto de la piel), sino que se transmite de una persona a
otra, a través de una acción voluntaria específica (excepto las violaciones sexuales). Sólo hay tres vías de transmisión,
explicadas más arriba, y en Chile el 94.1 % de las personas que viven con VIH lo han adquirido a través de relaciones
sexuales desprotegidas, sin uso del condón.
"El VIH puede transmitirse al compartir útiles de aseo personal como toallas, cepillo de dientes, máquina de afeitar
de hoja o eléctrica, cortaúñas, peineta, desodorante, lápiz labial".
Los utensilios NO son una vía de transmisión. Como se ha señalado anteriormente el VIH no tiene la capacidad de sobrevivir
al medio ambiente; por lo tanto, los diversos utensilios de aseo no constituyen un ambiente propicio para que el VIH viva y
sea adquirido por otra persona. Es en realidad por motivos de higiene, que se sugiere que éstos sean de uso personal.
"La manipulación de alimentos por parte de una persona que vive con VIH, es de alto riesgo"
Una de las particularidades del VIH es que este virus muere al estar en contacto con el aire perdiendo la posibilidad de
transmisión. Si una persona viviendo con VIH (PVVIH) sufriera algún corte, el virus presente en la sangre muere al estar en
contacto con el aire.
"Comer de la misma manzana, sandwich u otro alimento que previamente ha sido mordido por una persona
viviendo con VIH es una forma de adquirir el VIH".
El único fluido que queda en estos alimentos es la saliva, la cual NO es un fluido con la capacidad de transmitir el VIH.
"Si toco sangre, vómitos o excremento de una persona con VIH inmediatamente adquiriré el virus".
Si una persona estuviera en contacto directo con estos fluidos o deposiciones en ningún caso corre riesgo de adquirir el VIH
puesto que, por una parte, no son sustancias transmisoras del virus y, por otra parte, la piel sin heridas profundas es
absolutamente impermeable al virus.
"Si una persona muere de SIDA, su ataúd debe ser sellado para evitar la transmisión del virus".
NO. El VIH solo subsiste al interior de una persona viva, no existiendo proceso alguno de salida o transmisión por medio de
un líquido o gas. Tampoco sus ropas o pertenencias son objetos en el cual el VIH pueda subsistir.
MITOS O CREENCIAS ERRÓNEAS SOBRE LA ADQUISICIÓN DEL VIH
Si bien la información acerca de la naturaleza del VIH y particularmente de las vías de transmisión constituye una acción
central de las instituciones y organizaciones que trabajan en la temática de Prevención, es posible observar que dicha
información además de ser invisibilidad en los medios de comunicación, se encuentra abordada de manera insuficiente en
los programas curriculares del Ministerio de Educación, más aun considerando de que no existe un tratamiento adecuado de
la sexualidad en colegios, liceos o instituciones de educación superior. Esto tiene como consecuencia, la existencia y manejo,
por parte de la comunidad, de información errónea, obsoleta y antigua en la cual se asocia el VIH y el SIDA a transmisión
instantánea a través de actividades cotidianas, la muerte y grupos específicos como fuente de transmisión, todos ellos
conceptos erróneos pero que se transforman en la base para la discriminación y estigmatización hacia las personas que
viven con VIH.
A continuación, presentamos algunos de estos mitos o creencias en torno a la forma en que el VIH se podría adquirir,
buscando clarificar la imposibilidad de transmisión en el caso de que ello corresponda