You are on page 1of 12

TRABAJO PRÁCTICO DE

CRIMINOLOGÍA

Cátedra:Tavosnanzka
Comisión:0020
Alumna: Soaje Pinto,
Milagros
DNI: 34.001.603

Fecha de entrega: 10/04/14 Introducción: En el presente trabajo busco abordar los principales fundamentos de las corrientes criminológicas que son cuestionadoras del Poder. en la década del 60´y 70´. Una vez establecidas las bases. Entendiéndose como cuestionadoras del Poder a aquellas que según Zaffaroni. será interesante poder analizar la película “Ciudad de Dios”. la asociación diferencial. derribando así la postura tradicional no cuestionadora del Poder. Para realizar dicho análisis me basé en tres Escuelas: El abolicionismo. misma época donde surgieron las escuelas cuestionadoras del Poder. El punto de partida estará signado por al construcción de cada una de las Escuelas como también de las circunstancias socio-culturales en las que se gestaron y los pensadores que las compusieron. y con ello ponen de manifiesto el funcionamiento selectivo del sistema penal y en definitiva la conexión íntima con el Poder. Es fundamental tener en cuenta que todas estas escuelas formaron parte del cambio de paradigma de la criminología. La escuela de Chicago: En particular la asociación diferencial y por último la Criminología Crítica. a la luz de cada una de estas Escuelas. extienden su ámbito al sistema penal. . teniendo en cuenta que la película se desarrolla en una favela de la ciudad de Rio de Janeiro.

1996 . Entendían que en los procesos penales se dejaba de lado a la víctima.1 En este clima nació una nueva criminología que renegaba del estudio causal de la conducta criminal y la sustituía con afirmaciones ideológicas. Osvaldo Tieghi. hacía posible el delito y la extinción del propio sistema penal.Desarrollo: Para el autor Osvaldo Ghersi en el libro “Tratado de Criminología”. Dichos acontecimiento se originaron en la década del 60` y 70` donde se desataron toda clase de tragedias e infortunios: La guerra de Vietnam. por nombrar solo algunos. y la presencia de hippies y drogadictos. Para buscar la tranquilidad y la calma los líderes plantearon un cambio. pero hacían legítima la intervención del estado. Sostenían además que la intervención del sistema penal. impaciencia. no se interesaban por mantener una política criminal sino. Se trata de un conjunto de corrientes criminológicas opuestas a las tendencias tradicionales interesadas fundamentalmente en explicar la criminalidad como fenómeno más individual que social y en propiciar una política criminal conservadora del sistema. para que proteja el bien jurídico. temor y duda. 1996 2 Criminología. terminaba por empeorar los conflictos suscitados. un anarquismo jurídico – penal que buscó acabar con las instituciones democráticas y por consiguiente un sistema. propagación de la guerrilla en América Latina. 2 El Abolicionismo: Las personas que conformaban dicha corriente. rebeliones políticas en establecimientos penitenciarios de todo el mundo. en ser una alternativa a la política criminal. Alfonso Reyes Echandia. los acontecimientos socioculturales fueron los detonantes del nacimiento de un nuevo paradigma criminológico. el escándalo de “watergate”. Sumándole a esto el hecho de 1 Tratado de Criminolgía. ya que partiendo del mismo no se lograba ninguna solución que no sea punitiva. la contracultura de la droga. que entendían. Estos episodios trajeron acarreados desesperación. sobre todo marxistas. los asesinatos de Kennedy y del Che Guevara.

olvidando ala sociedad. Aún peor es ver que quienes van a las cárceles son siempre los mismos: los débiles o desprotegidos. Tenían como finalidad acabar con el Sistema Penal. y se trabaja luego para perfeccionarlos. a la burocracia que termina imponiendo penas. Para este autor era menester luchar contra aquellos límites que separaban “lo igual” de “lo otro”. sea la violencia policial. por considerarlo reproductor de criminalidad. Además ataca no solo al sistema vigente. las sociedades construyen sistemas abstractos para darse seguridad. por considerarlo carente de coherencia. esto se debía a que los abogados se encargaban de traducir el lenguaje de quienes debían impartir justicia. Un claro ejemplo sobre esta teoría sería la mujer que decide abortar y que debe esconderse para hacerlo y realizar estas acciones en situaciones de mayor riesgo. Es por ello que buscaban aplicar una justicia participativa. quien afirmaba como necesario el abolir todo los límites que expresen las relaciones de poder. . reapoderarse de sus propios problemas.que la forma de proceder. Criticaban duramente el sistema carcelario. Por lo tanto entiende que el sistema penal no tiene otra función mas que hacer daño. Según él manifestaba. es preciso analizar tres pensadores que sostienen firmemente las bases de esta Escuela: Louk Hulsman: Este autor establece que. Sin embargo. pero a partir de estratégicas que sean eficaces. que habían sido tomados por el Estado. ya que según éstos es el precio que debe pagar por realizar un acto condenatorio. Este grupo de pensadores Realizó una dura crítica al Sistema Penal. donde ya no se tienen en cuenta las reglas y los principios que habían sido creados para proteger a la sociedad sino también. Por lo tanto este sistema al avanzar va perdiendo la cuota de humanidad con la que fue pensado. donde la compensación pueda ocupar el lugar que tiene la pena. Los abolicionistas se basaron en ideas de Foucault. Sólo intervendrían los tribunales como consecuencia de no arribar a un acuerdo las partes. Los abolicionistas buscaban darle la posibilidad a los involucrados de. Un punto importante que marcaba Foucault era el hecho de que al intervenir profesionales en el proceso penal. Pero para poder arribar a un grado de profundización mayor. generando violencia y desigualdad. Por otro lado el Sistema Penal proponía una forma simplista del hombre desapoderándolo del contenido verdaderamente importante que embarga la convivencia misma de los hombres. buscaban reemplazar al concepto de “delito” por el de “situación problemática”. no se escuchaban las personas que estaban implicadas en el propio conflicto. Ello se derivaba del hecho de que el castigo impide que se pueda manejar razonablemente algún castigo.

4 Escuela de chicago: A partir del siglo XX se desarrolló en estados Unidos un nuevo paradigma en la investigación criminológica. la el desprecio de la persona. El punto más fuerte de esta teoría se basa no en la construcción de opciones que reemplacen las cárceles. entendía que apuntaban a la excesiva e ingenua confianza en la víctima. Carlos Alberto Elbert. Carlos Alberto Elbert. y sus consecuencias en las penas. las medidas alternativas forman parte de la fase de transformación del derecho penal por el que habría que pasar antes de abolirlo totalmente. es decir. 2001 . Afirma que es evidente que es la ley la que crea al criminal.La alternativa para este autor sería la aplicación de reglas civiles como la indemnización. al focalizarse en las razones que causaban el hecho de que en un barrio determinado se cometieran más delitos que en 3 Manual de Criminología. sin caer en el autoritarismo para su solución. Nils Christie: Considera a la prisión como un sufrimiento sin sentido e intencional. aumentando así. En este sentido. de la libertad condicional y en general mediante la ejecución de la pena detentiva en régimen de semi libertad y la apertura de ala cárcel hacia la sociedad. sino en buscar alternativas para la resolución de conflictos entre las relaciones humanas. mediante la aplicación de la suspensión condicional. Otra crítica dirigida a esta corriente. pues el derecho penal mismo puede ser un instrumento de reducción y de control dela violencia punitiva”. Como también es importante que este nuevo sistema esté a la altura de las circunstancias y pueda competir con el sistema existente. y explicaban que al hombre no se lo puede desproveer de pasiones ni considerar que los conflictos que tiene no guardan relación con la sociedad en que le toca vivir ni con las circunstancias que lo rodean. 2001 4 Manual de Criminología. ellos aceptan que a dicho objetivo pueden acercarse gradualmente mediante la extensión de las mencionadas medidas alternativas. la pérdida de la personalidad y la sociabilidad. Muchos opinaban que se trataba de una idealización del hombre. Thomas Mathiesen: Realiza su análisis sobre bases marxistas. quien afirma “A pesar de que la mayor parte de los criminólogos críticos están de acuerdo en abolir la cárcel. Estas alternativas deben construirse a partir de bases contradictorias a las del antiguo sistema.3 Entre las críticas que se realizaron a los Abolicionistas se encuentra la de Mauricio Martinez. Advierte el irreparable gravamen que sufren los prisioneros como. se concentra más en las relaciones de clase en sociedades desiguales.

Por ende.otro.- . El objeto de estudio es el área de mayor delincuencia. Algunos autores de esta época concluyeron en que los barrios con ciertas características (como ser. Sobre la base de investigaciones en comunidades. 5 Es importante rescatar que la sociología norteamericana sostenía que los delitos de generaban y predisponían si el medio tenía una problemática social negativa. donde pudo analizar como se habían desenvuelto los procesos sobre delitos de “Cuello Blanco” (Sutherland definió a estos delitos como aquellos cometidos por una persona de respetabilidad y status social alto. La asociación diferencial se basó en personas que si bien estaban alejadas del cumplimiento de la norma. Carlos Alberto Elbert. aquellas personas con menos recursos. la pobreza. trajo como consecuencia la formación de subculturas. se trataba de teorías ambientalistas o de la desorganización urbana. Los sociólogos que la conformaban tenían gran experiencia práctica en el campo social. tendían a identificarse valorando positivamente su incumplimiento. por ejemplo mujeres de bajos recursos con escasa estadística delictiva. ya que había un alejamiento de quienes ven a la violación 5 Manual Básico de Criminología. donde se desarrollaron subculturas sin tocar ni mezclarse con la cultura dominante. ¿Pero cuál era el motivo por el que no recibían condenación alguna? Esto se debía a que gran parte de los delitos que se cometían o no tenían sanción penal o las penas eran pura y exclusivamente pecuniarias. se encontraban más expuestos a delinquir que aquellos que estaban integrados. etc. 2001. Sin embargo existían determinadas situaciones donde no era aplicable. Esta asociación predisponía a quienes violaban la ley. registraban un bajo índice de sentencias condenatorias específicamente criminales por conductas como evasión impositiva.UU. Lo justificaron debido a que estos barrios se encontrarían socialmente desorganizados e incapacitados de realizar su función de control social ante actos desviados. Robert Park y Ernest Burguess desarrollaron una sociología conocida por el nombre de “Ecología Social” o “Sociología Urbana” . la falta de recursos. Fueron en barrios marginados. o sea con la sociedad norteamericana. De dichos enfoques parte Edwin Sutherland y su idea de “Asociación Diferencial”: Este sociólogo se encargó de investigar que pasaba con los delitos cometidos por las setenta mayores corporaciones de Estados Unidos en los cincuenta años precedentes. El resultado fue alarmante: casi todas las empresas incurrían en actividades ilícitas y si bien eran reincidentes. etc) eran más proclives a producir una mayor delincuencia. de la que se valían para obtener respuestas a los distintos problemas sociales que se gestaban en la sociedad. Esta teoría encontró gran eficacia en documentos pertenecientes a los registros de Justicia. La Escuela de Chicago fue famosa por el desarrollo de enfoques llamados funcionalistas o teorías socio estructurales del comportamiento desvaído. La inmigración hacia los EE. actividades monopólicas. en el curso de su ocupación).

Para uno de sus representantes. Carlos Alberto elbert. Como Consecuencia. Si bien Durkheim lo utilizó en contraposición del concepto “solidaridad orgánica” . sino también porque se transforma en un requisito laboral a la hora de ocupar un determinado puesto de trabajo. Merton partió del concepto “anomia” creado por Durkheim. Dicho autor sostuvo que no había una carencia de normas sino uno que los delincuentes poseían normas propias. aunque podían tener un punto de coincidencia con ella. al dejar al descubierto como se daba la justicia penal sin analizar primeramente su propia estructura y su propio funcionamiento. Estas subculturas fueron definidas como un sistema social con valores propios que se enfrentaba a la cultura predominante. no sólo porque es enseñada y estimulada. que el derecho penal perdía su carácter de moral social igualitaria. la operatoria ilícita de las actividades económicas se aprende. que los bienes jurídicos tutelados no eran necesariamente los más importantes. Carlos Alberto Elbert. Merton aseguraba que dentro de este quiebre se encuentran las causas de las conductas desviadas. En síntesis: Las causas de la desviación no se encuentran en factores bioantropológico y naturales ni en situaciones patológicas de la estructura. ya que había quedado demostrado que la sociedad no funcionaba consensual ni igualitariamente. Se gesta así la realización de de conductas generales poco éticas en un determinado ámbito. 2001 7 Manual Básico de Criminología. De este enfoque ambientalista también partieron las teorías subculturales. la diferencia entre criminales y no criminales radicaba en el grado de de exposición a una subcultura criminal. 7 Para Sellin la anomia es la ausencia o la hipertrofia conflictiva de normas jurídicas genera criminalidad. porque la ley no alcanzaba a todos los sectores por igual y que por ende la conducta delincuente radicaba en la forma de estructurar y actuar el derecho. 2001 . y por eso se producía un derrumbe de las normas y una carencia de las mismas. Merton comprendió dentro de este concepto el quiebre de la estructura que se producía entre la asimetría entre las normas y objetivos culturales y las capacidades de las personas para actuar de acuerdo con aquellas y alcanzar sus propósitos. Cohen. y por ello debían interpretarlos con parámetro normativos diferentes a los del resto de la sociedad.como disfuncional y una aproximación a aquellos que la ven como algo positivo. La desviación es un fenómeno normal de cualquier estructura social y sólo 6 Manual Básico de Criminología. Este autor veía que la estructura social muchas veces tendía a obtaculizar las metas sociales que se proponían alcanzar los individuos. 6 Para Elbert esta nueva teoría comenzó a cambiar las bases de la criminología. que los individuos busquen alcanzar sus metas por fuera de la estructura establecida. beneficiando asi. La irrupción sociológica hizo blanco en el punto más sensitivo de toda explicación criminológica anterior.

Creía posible el triunfo del socialismo. En esa línea. el cambio y la superación de las condiciones de vida curarían las neurosis sociales. el fenómeno de la desviación se torna negativo para la existencia y desarrollo de la estructura social. que fue quien elaboró la teoría crítica. 1996 . surgiendo la llamada “criminología crítica” o “criminología radical”. contra los que no se podían enfrentar y debían someterse para preservarse y protegerse. y expresaba como imperiosa la necesidad de cambio social. Sin embargo se mantuvieron a prudencial distancia de otros institutos preservando asi a sus miembros de una excesiva exposición política. Tuvo gran relación con la criminología crítica la Escuela de Frankfurt. Fromm señaló que para los dominados de la sociedad. 9Así. Entre los trabajos de Horkheimer se destacaban consideraciones sobre el rol de la teoría marxista. Su meta principal fue luchar contra cualquier forma de metafísica y entendía que una ciencia que no prestase 8 Criminología. y los problemas de identidad de los burgueses de izquierda. reconocidos y fuertes. Alfonso Reyes Echandía. sucedió que diversos autores comenzaron a revisitar aquellas doctrinas de corte marxista. contrarios a los valores que se imponían en la sociedad. con el objeto de esbozar concepciones de un orden social más pluralista. en especial en materia penal.cuando se han sobrepasado ciertos límites. En este proceso la economía marcaba el destino de los hombres. especialmente entre los integrantes de las distintas clases. Osvaldo Tieghi. es entonces cuando surge el fenómeno de la “anomía”. 1996 9 Tratado de criminología.8 La criminología Crítica: Comenzó a gestarse a partir de los agitados años setenta en países capitalistas desarrollados. sin que haya logrado todavía afirmarse uno nuevo. Esta escuela estaba conformada por un grupo den guerra con el mundo burgués en la década del 20´y del 30´. desempeñar a las clases sociales un papel muy secundario. con las primeras críticas al sistema de control establecido por un orden social cuestionado. Por lo tanto. A partir del psicoanálisis encontró que existían una serie de relaciones libidinosas en el ámbito social. las concepciones criminológicas positivistas empezaron a ser rechazadas por esta nueva corriente que percibía dichas posturas más bien como instrumento de legitimación del orden legal y social constituido. al vivenciar a los dominadores sociales como los poderosos. Sus representantes más notables fueron: Erich Fromm y Max Horkheimer. se repetía una situación infantil. caso en el cual puede surgir un estado de desorganización en el que todo el sistema de reglas de conducta pierde valor. como la decepción por la injusticia social y el contraste entre riqueza y pobreza.

Carlos Albert Elbert. Un punto de la película que así lo graficaría sería el momento en que persiguen a los tres que asaltaron el hotel. ni representaba el pensamiento de una estructura social establecida. 10 En busca de las penas pérdidas. 2001 . Las teorías que se unifican bajo este rótulo no encuentran ni responden a un patrón unitario. tomado como la herramienta interpretativa de la sociedad. Lo que une a los distintos autores es el punto de referencia marxista. y las circunstancias. un aparato de poder mediante el cual las clases poderosas subyugan a los débiles. no tenía un carácter cerrado ni ortodoxo. El marxismo afirmaba que el crimen era una patología social o un producto propio de la ideología capitalista. Pero los abolicionistas sin embargo.1998 11 Manual básico de Criminología. Aplicación: A partir de la película “Ciudad de Dios” es interesante establecer como cada postura abordaría los hechos que se muestran a lo largo del film. en ámbitos que no son propicios para crecer.11 Para estos el conflicto nacía a partir de la disputa de poder entre las clases. Esta visión sostendría que la visión del sistema penal es simplista. para los marxistas. conformando herramientas de control a la medida de sus intereses. que no habían tenido participación en el asalto. deslegitimación y dogmática jurídico penal. sin posibilidades claras de salir adelante. el orden social capitalista es. al no encontrarlos comienzan a ejercer violencia contra personas inocentes. como lo son el crecer rodeado de violencia. se focalizarían en la complejidad de los hechos. por lo que no se lo puede encasillar como culpable. También es importante resaltar que es el propio sistema el que les brinda la posibilidad de obtener armas de fuego. Más que nada poder analizar el “¿Por qué?”de los hechos y bajo que perspectiva solucionarlos. Eugenio Zffaroni. eliminando su facor criminológico fundamental: el propio sistema capitalista. a partir de un modelo socialista.atención a las necesidades y miserias de la mayoría no tendría interés práctico. Siempre la respuesta está de la mano de la violencia y no de la solución del problema. que terminaría con la opresión y el problema del crimen. Entendían que el orden de los factores productivos cambiaba el esquema y las jerarquías sociales. éstos fundamentarían que la intervención del Sistema Penal no haría más que agravar los conflictos. Era preciso cambiar esta relación generando justicia en la sociedad.10 Si bien la Escuela Crítica retomó aspectos de la teoría marxista para explicar la sociedad. porque quien mata es culpable y quien muere inocente. Partiendo del abolicionismo. Elbert comenta en su libro “Manual Básico de Criminología” que.

ya que tienen sus propias normas. Si tomamos el vínculo de Ze Pequeño con su hermano. los grupos de jóvenes delincuentes serían un ejemplo de subcultura. existe una lucha de poderes muy fuerte. En la práctica puede demostrarlo con Ze Pequeño cuando una vez que adquirió poder no sólo no es juzgado sino que es respetado por la propia policía. esta lucha por el poder es lo que genera e incrementa el conflicto en la sociedad. para Christie la cárcel terminaría siendo un lugar que ocasione un mal mucho mayor y por ello se deberían establecer otro tipo de alternativas. sino también de aquellos que conforman su entorno. Es la opresión de los más fuertes sobre los más débiles. Sobre todo para Sutherland la ley no era igual para todos y la posición de poder de los grupos sociales era decisiva para que progresaran y esto se reflejaba en cómo eran sancionados. Si bien en “Ciudad de Dios” se trata de una misma clase social. y son jóvenes que se asocian con aquellos que están más cerca de la violación de las normas. Si bien para Hulsman la máquina de control debe ocuparse sólo de los delincuentes que son verdaderamente peligrosos. Por último para reflexionar desde el marco de la criminología Crítica habría que darle trascendencia al concepto de “lucha de clases”. Desde ese momento todo adquiere dimensiones desproporcionadas.La solución a los conflictos entre los que viven en la favela se daría a través de la compensación por el daño causado. El poder va evolucionando. Ellos establecerían que esta conducta se repite en Ze Pequeño porque hay una identificación y aproximación a aquellos que ven el incumplimiento como algo positivo. Conclusión: . Para la asociación diferencial resultaría muy interesante. comienza con los robos. En la película se puede establecer que son ciertos grupos los que tienen un grado de exposición mayor a una subcultura criminal mientras que existen otros como Buscapé que no tienen esa exposición. hasta que se descubre que con el tráfico de drogas se puede obtener más dinero. Para evitar este conflicto y lograr la igualdad social sería necesario un estado socialista. como los que realizan crímenes. él termina repitiendo las mismas conductas no sólo que su hermano. viéndolo desde el punto de vista de las teorías subculturales. Por otro lado. El poder está en manos de aquel que utiliza como un medio la violencia para garantizarse el éxito y la supervivencia.

Mi crítica es a un Poder que frente al crecimiento de un suburbio. que alberga familias sin vivienda. inherentes a cada individuo. por su bienestar y su paz. Pero dista de cumplir esa función. en la medida en que sólo afecten a este grupo de personas q están relegados del sistema y a los que se los busca que permanezcan fuera. Es por esto y por tanto más que comparto plenamente a aquella criminología cuestionadora del Poder. en la medida en que no afecten a ninguna persona que forme parte del sistema. Porque sin esa crítica seguiríamos beneficiando a una desigualdad ya no económica sino también en los derechos fundamentales. sino que son ellos quienes las generan y promueven. se hace presente en la implicancia y complicidad que albergan la venta de armas y la corrupción. Esta ciudad conformada por individuos que quedaron fuera del sistema por falta de oportunidades (“Quien no tiene donde ir. el narcotráfico y la violencia. permite que se convierta en una ciudad marginal. carece de políticas públicas y en la mayoría de los casos. ya que la vida parecería no tener valor. que permite el crimen. no sólo no cumplen con sus funciones. Mostrando claramente que el Sistema Penal y más específicamente sus fuerzas de seguridad. Este poder sin embargo. donde rijan sus propias leyes y acabe por convertirse en impenetrable para aquellos que no viven allí. Este poder tiene la obligación de velar por la vida de cada uno de sus habitantes. acaba en la Ciudad de Dios”). sin una socialización en el trabajo. . frente a los crímenes y agresiones que se reciben. Se trata de un poder que actúa con indiferencia.

Zaffaroni. Carlos Alberto Elbert. (1970). Zaffaroni. Buenos Aires. deslegitimación y dogmática jurídico penal. Bogotá. (1996). Buenos Aires. Editorial Temis. Moras Mun. “Criminología Latinoamericana”. aproximación desde un margen”. Eugenio R. Beiderman. Editorial Pannedille. Buenos Aires. Editorial Temis. “Criminología. .”Buenos Aires. (1998)“En busca de las penas pérdidas. Eugenio R. Neuman. Argibay Molina. Editorial Universidad.Bibliografía:      Alfonso Reyes Echandía (1996). “Problemas actuales de la Criminología Argentina”. “Criminología”. Irurzun.