You are on page 1of 2

Universidad del Valle.

Historia Oral 05 de Marzo de 2015.
“La Función social de la Historia”, capítulos, “El Redescubrimiento de la narrativa
Oral y su impacto en la reconstrucción del pasado”, “Memoria e Historia”, Enrique
Florescano.
Los iniciadores de la historia no sabían leer ni escribir, para este entonces no era importante
ni indispensable como se considera hoy en día la escritura, la forma de perpetuar hábitos y
pensamientos era por medio de la oralidad, a través de la memoria viva, la cual se mantenía
viva gracias a que las generaciones que reiteraban se forjaban recuerdos que se
acumulaban en la memoria colectiva, lo cual lograba que tal memoria no muriera, esto se
hacía por medio de los lenguajes oral y visual, estos eran el medio por el cual se aprendían
costumbres y saberes que se repetían.
En la oralidad se privilegiaba lo humano, las historias de acción humana, hay una
continuidad entre el pasado y el presente no se encuentra separado como lo es hoy en día,
cada narración es una recreación original este es un factor importante que tiene la oralidad,
la misma que no gusta del análisis, en la oralidad no se busca la exactitud ni verificar si es
cierto o si es falso, se cree en la anciana o anciano sabio, su conocimiento no se cuestiona,
se aprende de él o ella, mientras se respeta y admira.
Con la implantación de la escritura, la invención y posterior propagación de la imprenta, se
estandarizó el conocimiento y como lo menciona el autor, surgió una dominación de lo
escrito sobre lo oral, la escritura se convirtió en un instrumento de poder, desde entonces la
oralidad ha sido considerada como atrasada y carente de veracidad, por medio de la cual es
imposible llegar a la “verdad”.
A pesar de todo lo mencionado ha habido gente y como lo menciona el autor hombres
extraordinarios, que además de reconocer la existencia de verdaderos registros históricos
volcaron su talento en la recuperación de lenguas y la cultura de los pueblos americanos y
nos legaron una relación acuciosa de sus maneras de pensar, sus creencias religiosas, sus
ideas sobre la composición del cosmos, sus costumbres, sus relatos históricos y sus formas
de vida1, gracias a estos ha habido un afán de recuperar esa oralidad que se había perdido,
ese afán por volver a los relatos, a la transmisión de conocimientos por medio de la
oralidad, dan muestra de esto diferentes obras que se han realizado entorno a esto, pero es
importante tener en cuenta que por más buenas intenciones que se tenga igual tales obras
están de forma escrita y con esto pierden el carácter oral.
La historia tiene una función social, dotar a las personas de una identidad y de un sentido
1 La Función Social de la Historia, p, 178.

colectivo, es nuestro deber recordar, para transmitir el pasado, dice Florescano que es un
deber que tenemos como sociedad y aún más como historiadores. Personalmente considero
que se debe respetar al otro en su diferencia, si bien es cierto que en la actualidad en la
sociedad en que vivimos no es precisamente regida por la oralidad, igual hay que valorar
los esfuerzos que se hacen por conocer y volver a los relatos del pasado, creo que como
historiadores debemos valorar la historia oral y no perderla, en cambio tratar de revivirla,
quizá charlando con nuestros mayores, a los cuales no escuchamos muchas veces creyendo
que no tienen mucho que decir, gracias a que permanecemos cerrados, debido quizá a egos
académicos, forjados por la historia escrita, creo que precisamente de ahí radica el respeto
en escuchar al otro, porque siempre tendrá algo interesante por contar.