You are on page 1of 2

La Función de la Historia. Primera Parte.

Por: Luis Arturo Sosa Barrón1
“Papá, explícame para qué sirve la historia”
Marc Bloch, Introducción a la Historia
Es común escuchar –y en ocasiones efectuar- comentarios con tendencias peyorativas
cuando un amigo, familiar o conocido dice lo siguiente: “Quiero estudiar historia”, “Me
gusta la historia”, “Quiero aprender historia”. Normalmente se le suele decir: “¿Para qué
estudias eso?”, “¿De qué te servirá estudiar historia?”, “¿Acaso quieres morirte de
hambre?”. Pero dejando de lado las trivialidades del sueldo, es importante saber para
qué sirve estudiar y comprender el pasado, puesto que el hombre suele caracterizarse
por la búsqueda de lo pragmático, y más aún en esta ajetreada era que vivimos.
Para los que formamos parte del gremio de Clío 2 nos bastaría con responder que […]
incluso si hubiera que considerar a la historia incapaz de otros servicios, por lo menos
podría decirse en su favor que distrae.3 Sí bien la afirmación de un historiador de la talla
de Marc Bloch cabe como correcta, porque normalmente los que estudiamos historia
nos acercamos con la devoción del amante de lo que estudia, para la gente no
especializada podría parecer poco práctico ese saber, por lo cual haré una breve
reflexión al respecto.
Desde la época clásica occidental, los griegos y romanos vivían rodeados por la
reflexión hacia la historia, pues los primeros además de ser los grandes maestros de la
incipiente disciplina de aquel entonces, veían en el discurso una explicación a los
acontecimientos que se desarrollaban. Sirva de ejemplo al denominado padre de la
historia Heródoto, quien en sus Nueve Libros de la Historia4 busca dar una explicación
a las Guerras Médicas5. Se puede ver que para los griegos la historia tenía la función de
explicar el desenvolvimiento de los acontecimientos del presente. Esta tendencia seguirá
reflejada en la historiografía romana, la cual innovará en el campo, debido a que ya no
1 Luis Arturo Sosa es Hidrocálido de nacimiento y corazón, lector empedernido, poeta por
afición, amante de los gatos. Le gusta tanto la historia como la filosofía y el arte. Espera algún
día se un historiador reconocido.
2 Según la mitología griega, Clío es la musa de la historia y la poesía heroica. Esta efigie suele
usarse en el gremio de la historia para referirse a la disciplina misma.
3 Bloch Marc, Introducción a la Historia, México, Fondo de Cultura Económica, Segunda
Reimpresión, 2012, Breviarios N° 64, p. 12.
4 Heródoto, Los Nueve Libros de la Historia, México, Porrúa, 2011, Colección Sepan Cuantos
N° 176, 532 pp.
5 Las Guerras Médica fueron una serie de conflictos entre el Imperio Aqueménida-Persa y las
Ciudades-Estados del mundo Helénico (Griego) que se desarrollaron entre el 499 a.c. hasta el
439 a.c.

lo cual será en mi siguiente intervención. las cuales son. pasando por la Modernidad temprana hasta nuestros días. se tratará de apelar a ella para aprender y no repetir los errores del pasado. es común escuchar a la gente decir: “quien no conoce su historia está condenada a repetirla”. Ahora conocemos para que me sirve estudiar y conocer la historia.sólo se va a recurrir a la historia para dar una explicación. . sino que además. en primer lugar.6 Hasta aquí podemos vislumbrar dos respuestas a la pregunta “¿Pata que sirve la historia?”. en segundo lugar y dejando de lado la idea de que la historia se repite – puesto que esta aseveración se presta para otra reflexión más profunda. pero ¿De qué me sirve que sólo yo conozca esto?”. si bien habrá quién al respecto reflexionará: “Bueno entiendo ahora como se han desarrollado las cosas y conozco el porqué de las mismas. 6 La idea de la Historia como gran maestra de la vida seguirá presente a través de la Edad Media. me sirve para explicar cómo se han desarrollado los acontecimientos del pasado y así entender la realidad en la que me desenvuelvo. con lo cual tendremos que explicar la función social de la historia.me sirve para aprender. Esta última idea permanecerá tan arraigada en el pensamiento occidental. pero. que incluso en nuestros días.