You are on page 1of 66

INVESTIGACIÓN BIBLIOGRÁFICA II PARCIAL

TEMA:
DISEÑO DEL SISTEMA DE AGUAS LLUVIAS:
Sumideros, canalones, bajantes, colectores, cajas de registro,
cunetas. Intensidad y tiempo de lluvia. Clases y pendientes de
cubiertas. Materiales.
NOMBRE:
DOMÉNICA PADILLA ZULOAGA
MATERIA:
INSTALACIONES SANITARIAS “A”
FACULTAD DE ARQUITECTURA Y DISEÑO

Doménica Padilla – Instalaciones Sanitarias “A”

2

Doménica Padilla – Instalaciones Sanitarias “A”

Índice
Introducción

5

1.

5

2.

3.

4.

5.

Agua y sostenibilidad
1.1 Estrategias para el uso racional del agua

5

1.2 Beneficios de la captación de agua pluvial

6

1.3 Balance de agua para consumo doméstico

7

Diseño del sistema de aguas lluvias

8

2.1 Elementos del sistema de aguas lluvias
2.1.1 Sumideros.
2.1.1.1 Elementos de los sumideros.
2.1.1.2 Tipos de sumideros.
2.1.2 Canalones
2.1.3 Bajantes
2.1.4 Colectores
2.1.4.1 Tipos de colectores.
2.1.5 Cajas de registro
2.1.6 Cunetas
2.1.6.1 Ubicación.
2.1.6.2 Tipologías.

8
8
9
10
13
14
14
14
16
17
17
18

Intensidad y tiempo de lluvia

23

3.1 Clima de Guayaquil

24

3.2 Lluvia ácida

26

3.3 Precipitación efectiva

29

Cubiertas

31

4.1 Componentes de las cubiertas

32

4.2 Requisitos para las cubiertas
4.2.1 Resistencia a diversas condiciones climáticas
4.2.2 Durabilidad
4.2.3 Evacuación del agua
4.2.4 Aislación térmica
4.2.5 Resistencia a las deformaciones térmicas
4.2.6 Aislación acústica
4.2.7 Mantenimiento, reparación y sustitución

36
36
36
36
36
36
36
37

4.3 Tipos de cubiertas
4.3.1 Cubiertas inclinadas
4.3.1.1 Clasificación de las cubiertas inclinadas:
4.3.1.2 Tipos según el soporte.
4.3.1.3 Elementos de las cubiertas inclinadas.
4.3.2 Cubierta plana
4.3.2.1 Elementos de la cubierta plana
4.3.2.2 Tipos según su comportamiento higrométrico
4.3.2.3 Tipos según su acabado.

37
37
38
40
41
41
41
42
44

Materiales

51

3

Doménica Padilla – Instalaciones Sanitarias “A”

6.

5.1 Condiciones generales de los materiales

51

5.2 PVC

51

5.3 Gres vitrificado

52

5.4 Aluminio

53

5.5 Cobre

54

5.6 Tuberías de temple rígido

55

5.7 Concreto

55

Urbanización Los Vergeles
6.1 Soluciones
6.1.1 Microcuenca de retención artificial.
6.1.2 Zanjas biológicas.
6.1.3 Adecuación de viviendas.

57
58
58
59
59

Tabla de Figuras

61

Referencias

64

4

Doménica Padilla – Instalaciones Sanitarias “A”

Introducción
La siguiente investigación bibliográfica tiene como objetivo explicar el diseño para un
sistema recolector de aguas lluvias, es decir, los elementos que lo componen, su
funcionamiento y su aplicación. Además, se redactará sobre la situación actual de Guayaquil
respecto a la intensidad y tiempo de lluvia para llegar a conocer si es factible o no
implementar este tipo de sistemas en las edificaciones, ya sean públicas o privadas. Como
punto final de la presente, se tratará sobre el tema de las constantes inundaciones que sufre la
urbanización Los Vergeles en época de lluvias en nuestra ciudad.

1. Agua y sostenibilidad
El agua siempre ha sido y siempre será uno de los recursos naturales renovables más
importantes para el desarrollo de la humanidad. Cómo ya expliqué en mi investigación
anterior, el agua es la esencia de toda la vida en el planeta pues donde no hay agua la vida no
es posible.
El agua de lluvia es el componente más importante del ciclo hidrológico ya que un
milímetro de lluvia equivale a un litro por metro cuadrado, ésta relación nos indica el enorme
potencial que el hombre podría sacar de este recurso natural para su desarrollo integral y
sostenible. La utilización del agua de lluvia no provoca conflictos a nivel de comunidad,
representa tecnologías de bajas inversiones, no genera problemas de contaminación y está al
alcance de todos. (IICA, 1998)

1.1 Estrategias para el uso racional del agua
El agua, por tratarse de un recurso limitado, debe ser preservada en cualquier
circunstancia de suministro. Por lo tanto, el concepto de uso racional, optimizado y
responsable del agua debe prevalecer siempre, aunque existan aportes abundantes del mismo.
Se han observado muchos problemas en cuanto al mal uso y manejo del agua, lo cual
agrava su escasez, la pobreza, las enfermedades y la dependencia. Es por este motivo que, “el
uso racional, optimizado y responsable del agua debe incluir las siguientes estrategias o
acciones:
 Utilización del volumen mínimo necesario para satisfacer las diferentes necesidades,
sin desperdicio.
5

Doménica Padilla – Instalaciones Sanitarias “A”

 Desarrollo de sistemas productivos con especies de plantas y animales que necesitan
menos agua o presentan mayor eficiencia en su utilización (más productos, servicios o
beneficios con mayor valor agregado por volumen de agua consumido).
 Observar una escala de prioridad de uso (consumo humano, consumo animal de
producción, riego de plantas de autoconsumo, riego de plantas de producción
comercial y otros usos) y priorizar actividades de beneficio colectivo, más que de
beneficio individual.
 Uso múltiple del agua: utilizar el mismo volumen de agua para obtener beneficios con
dos o más actividades.
 Evitar la contaminación en su utilización y entregar el agua residual con igual o mejor
calidad que el agua recibida.
 Prevención y control de excedentes hídricos que causan daños a los sistemas
productivos y a la vida, como la erosión hídrica y las inundaciones.
 Captación y aprovechamiento del agua disponible en los volúmenes que satisfagan las
necesidades, posibilitando que los excedentes estén disponibles para otros usuarios.
 Compartir el agua disponible.
 Respetar la legislación que regula el uso del agua en cada provincia, país o región.
La captación y el aprovechamiento de la lluvia representan solo una de las estrategias en
el uso racional del agua. Para lograr éxito en cualquier acción o proyecto, es necesario
considerar diversos aspectos, como educación, concientización y capacitación de los
usuarios, que permitan desarrollar en la comunidad la cultura del uso eficiente del agua.”
(FAO, 2013)

1.2 Beneficios de la captación de agua pluvial
La captación de agua de lluvia tiene muchos beneficios que serán descritos a
continuación:
 El agua de lluvia es gratis, la única inversión que se debe realizar es en la captación y
el tratamiento.
 Ahorro económico en cuentas de agua.
 El agua de lluvia está libre de sodio.
 Su uso se puede destinar para el riego de plantas de los hogares, que usualmente son
las que más consumen agua.
 El agua de lluvia provee una fuente de agua cuando el nivel de caudal es mínimo en
los ríos o lagunas en ciertas épocas del año, o cuando hay escasez del agua
subterránea y provoca que la dotación se reduzca fuertemente.

6

Doménica Padilla – Instalaciones Sanitarias “A”

 El recolectar y almacenar agua de lluvia cerca del edificio o casa que la va a
consumir, elimina la necesidad de sistemas de distribución que son más costosos y
complejos.
 Se puede aplicar inmediatamente a aquellas comunidades urbanas que no cuentan con
redes de agua potable.
 Es una solución sustentable ya que no impacta al subsuelo ni a los ríos y sus
ecosistemas. (Adler, Carmona, & Bojalil, 2008)

1.3 Balance de agua para consumo doméstico
El volumen de agua para uso doméstico es la cantidad total de agua que se consume para
atender las necesidades de las personas que habitan en la vivienda durante un determinado
período de tiempo, ya sea diario, semanal, mensual o anual. En la figura 1 se indica una
aproximación de los litros consumidos por persona y día, pero debemos tomar en cuenta que
varían en función de los hábitos de cada persona y el estado de los equipos.

Figura 1: Estimación del consumo de agua por habitante. Obtenido de: http://ecolisima.com

En Guayaquil se estima que el consumo de agua por habitante es de 166
litros/habitante/día. En la figura 2 presento una gráfica del consumo mensual de agua a nivel
provincial en el Ecuador. Con esto nos podemos dar cuenta que la provincia de Los Ríos tiene
un consumo de agua mucho mayor, lo que nos lleva a pensar que tienen más desperdicios de
la misma.

7

Doménica Padilla – Instalaciones Sanitarias “A”

Figura 2: Consumo mensual de agua en m³ a nivel provincia en el año 2012. Obtenido de: http://ecuadorencifras.gob.ec

Debido al alto consumo de agua en nuestro país, sería recomendable empezar a
recolectar las aguas lluvias para su reutilización. El área de captación más común y más
recomendable para el uso doméstico es el techo de las viviendas. No se recomienda utilizar
terrenos no revestidos para captar agua de lluvia que será destinada para fines domésticos,
debido a la baja calidad y porque está expuesta a contaminación.

2. Diseño del sistema de aguas lluvias
El agua proveniente de las precipitaciones resulta una solución ante los escases de agua
que existe hoy en día, la contaminación de los ríos y los elevados costos para obtener agua
potable. Es indispensable entender que el agua lluvia si puede ser reutilizada, pero se necesita
de un buen diseño arquitectónico basado en investigaciones previas sobre las diferentes
alternativas que se tienen hoy en día gracias a las nuevas tecnologías.

2.1 Elementos del sistema de aguas lluvias
Las instalaciones de recolección de aguas lluvias consisten básicamente en la
canalización del agua de la cubierta. El estudio de la precipitación nos permite llegar a las
medidas más adecuadas para un depósito de aguas pluviales que nos garantice una reserva de
agua destinada a los diferentes usos que se le dará para su posterior utilización. Una buena
instalación de recogida de agua debe ser sencilla y requerir el mínimo mantenimiento para
que el costo sea lo más accesible posible.
2.1.1 Sumideros.
Los sumideros son estructuras encargadas de recolectar la escorrentía producida en la
superficie de las áreas de drenaje y conducirla al sistema de tuberías de alcantarillado dentro
de unas condiciones seguras tanto para los vehículos como para los peatones. La existencia
8

Doménica Padilla – Instalaciones Sanitarias “A”

de los sumideros permite controlar el nivel máximo de flujo en las zonas urbanas evitando
que luego se presenten problemas de inundaciones en las propiedades públicas y privadas.
La capacidad hidráulica de los sumideros depende sobretodo de su geometría, pero
también de las características de flujo que existe en la cuneta. Por otro lado, una inadecuada
capacidad de captación, o ubicarlo erróneamente puede provocar inundaciones y pérdidas
económicas.
La limpieza de los sumideros se debe realizar con un equipo adecuado. Se debe limpiar
completamente tanto la sección transversal como el trayecto desde la estructura del sumidero
hasta el pozo de inspección o la red, si así se requiere. (Centro de investigaciones en
acueductos y alcantarillados, 2009)

Figura 3: Limpieza de sumideros. Obtenida de: http://es.scribd.com/doc/49107325/06-Sumideros-en-Alcantarilladosde-Aguas-Lluvias#scribd

2.1.1.1 Elementos de los sumideros.
2.1.1.1.1 Rejilla.

Es el elemento superior de la estructura de captación. Su función es permitir el paso del
agua de escorrentía superficial al sumidero e impedir que pasen elementos sólidos al sistema
de alcantarillado.

9

Doménica Padilla – Instalaciones Sanitarias “A”

Figura 4: Rejillas metálicas para sumideros de diferentes longitudes. Obtenido de: http://talleresmontiel.blogspot.com

2.1.1.1.2 Marco para rejilla.

Es un elemento rectangular cuya función es evitar que el pavimento y la rejilla se
adhieran.

Figura 5: Marco para rejilla y rejilla. Obtenido de: http://bibliocad.com

2.1.1.2 Tipos de sumideros.

Los sumideros se han clasificado principalmente en 4 tipos, esta clasificación se basa en
la forma de la estructura de captación.
2.1.1.2.1 Sumideros de ventana.

La estructura de captación consiste en una abertura en la acera a manera de ventana
lateral que permite la captación del agua que fluye por la cuneta. Su ventaja principal es que,
10

Doménica Padilla – Instalaciones Sanitarias “A”

por su ubicación, no interfiere con el tránsito vehicular al estar metida bajo la acera. Por otro
lado, su desventaja radica en que pueden captar fácilmente sedimentos y desperdicios. Esto se
puede solucionar y mitigar con la aplicación de unas rejillas adecuadas en la ventana.
La eficiencia hidráulica de este sistema puede verse disminuido si no existe una
depresión en la cuneta o si el sumidero se encuentra en cunetas con pendientes muy
pronunciadas. La longitud mínima es de 1,5 metros, y la depresión debe tener un ancho de
entre 0,3 a 0,6 metros con una pendiente hasta de 8%. Es sistema no se debería emplear en
calles con pendientes mayores a 3%.

Figura 6: Sumidero tipo ventana con depresión. Obtenido de: http://www.hidrasoftware.com/tipos-de-sumideros-parala-captacion-de-agua-de-lluvia-disponibles-en-dren-urba/

2.1.1.2.2 Sumideros de rejilla en cuneta.

Estas estructuras de captación consisten en una serie de cajas donde penetran las aguas de
escorrentía, cubiertas con una rejilla. Es preferible que las barras estén en sentido paralelo al
flujo del agua. También se pueden colocar en sentido diagonal para favorecer a los ciclistas y
evitar accidentes.
Este tipo de sumidero tiene como ventaja que tiene una gran capacidad de captación en
zonas con pendientes muy pronunciadas, pero su desventaja es que se pueden quedar
desperdicios lo que reduciría el área útil de la rejilla.

11

Doménica Padilla – Instalaciones Sanitarias “A”

Figura 7: Sumidero de rejilla en cuneta. Obtenido de: http://www.hidrasoftware.com/tipos-de-sumideros-para-lacaptacion-de-agua-de-lluvia-disponibles-en-dren-urba/

2.1.1.2.3 Sumideros combinados o mixtos.

Este tipo de sumidero es una combinación de los dos tipos anteriormente mencionados,
su fin es tomar las mejores cualidades de ambos para mejorar su eficiencia. Su uso es
recomendable en sitios donde inicialmente es mejor utilizar un sumidero de ventana pero la
eficiencia de captación obtenida es mejor al 70% por lo que se opta por agregar una rejilla.

Figura 8: Sumidero combinado o mixto. Obtenido de: delineantesaldia.blogspot.com

2.1.1.1.4 Sumideros transversales.

Este tipo de sumideros consisten en cajas transversales a la vía y a todo el ancho de la
misma, cubierta con rejillas. Su mayor desventaja es que se daña frecuentemente por el peso
de los vehículos que pasan por encima de la misma y también que capta muchos desperdicios
que reducen el área de captación de flujo.

12

Doménica Padilla – Instalaciones Sanitarias “A”

Se utiliza cuando se requiere captar una gran cantidad de flujo antes de que se permita el
paso vehicular por la calle que está ubicada.

Figura 9: Sumidero transversal. Obtenido de: http://es.scribd.com/doc/49107325/06-Sumideros-en-Alcantarilladosde-Aguas-Lluvias#scribd

2.1.2 Canalones
“El canalón está destinado a recoger y canalizar las aguas pluviales vertidas sobre
superficies y cubiertas inclinadas de las edificaciones. Estos elementos deben recorrer todo el
perímetro de la edificación protegido por cubiertas inclinadas provocando la evacuación, a
través de unas bajantes, de las aguas recogidas en los diversos tramos del canalón hasta su
conexión con la red.” (Soriano & Pancorbo, 2012)

Figura 10: Canalón instalado en una cubierta. Obtenido de: http://cambiodebajantesmadrid.com

Es importante tomar en cuenta algunas consideraciones al momento de implementar este
sistema:
13

Doménica Padilla – Instalaciones Sanitarias “A”

 Procurar que resulten accesibles para la persona que realice inspecciones y
reparaciones al canalón.
 Es conveniente cubrirlas con un tejido que permita el ingreso de agua pero no de
sólidos como hojas o nidos.
 Incorporarlas a la estética de la edificación.
 Debe tener una pendiente moderada para que en el fondo del canalón no se acumule
tierra.
2.1.3 Bajantes
Las bajantes son un sistema de tuberías verticales que canalizan el agua que recogió el
canalón hasta la parte más baja del edificio. Es recomendable colocar unas rejillas en la
conexión del canalón con la bajante para que sirva como filtro de objetos y evitar algún
posible bloqueo en los conductos.

Figura 11: Bajante en una vivienda. Obtenida de: http://www.morgral.com

2.1.4 Colectores
La función de un colector es conducir las aguas procedentes de las lluvias a una
alcantarilla de aguas pluviales o al depósito donde se la quiera almacenar para su posterior
reutilización.
2.1.4.1 Tipos de colectores.

Se pueden clasificar atendiendo la procedencia de las aguas que se van a evacuar o en
función del procedimiento de evacuación.

14

Doménica Padilla – Instalaciones Sanitarias “A”

2.1.4.1.1. Unitarios.

Se denomina sistemas unitarios cuando las aguas residuales y pluviales se transportan en
un mismo conducto. Este sistema es el más utilizado por motivos económicos y de
mantenimiento, pues las aguas pluviales tienen un efecto de auto-limpieza importante ya que
arrastran gran parte de la suciedad acumulada en las alcantarillas.
Por otro lado, existe el inconveniente de que las plantas de tratamiento de aguas
residuales no pueden asumir los caudales de aguas pluviales por lo que se necesita prever un
sistema de separación de las aguas pluviales antes de que lleguen a la planta de tratamiento
mediante aliviaderos. Estos aliviaderos funcionan a partir de un determinado coeficiente de
dilución y al mismo tiempo el vertido de los aliviaderos es contaminante. (Vegas, 2013)

Figura 12: Red unitaria en vivienda. Obtenido de: http://blogplastics.com/redes-unitarias-o-redes-separativas-en-elsaneamiento/

2.1.4.1.2 Separativas.

Se denomina sistema separativo cuando las aguas residuales y pluviales se transportan en
conductos diferentes e independientes.

Figura 13: Red separativa en vivienda. Obtenido de: http://blogplastics.com/redes-unitarias-o-redes-separativas-enel-saneamiento/

15

Doménica Padilla – Instalaciones Sanitarias “A”

Tiene como ventajas que el régimen de depuración es más regular ya que no se altera por
las lluvias, no hay vertidos de aguas contaminadas al no mezclarse las aguas residuales con la
pluviales; sus desventajas o inconvenientes son principalmente en lo económico pues el coste
de inversión inicial es mayor, el mantenimiento de red también es más caro y si no se limpia
adecuadamente el efecto corona1 es muy intenso. (Vegas, 2013)
2.1.5 Cajas de registro
“Para poder efectuar la limpieza y mantenimiento de la red de aguas lluvias, se ubicarán,
ya sea en los patios o en el interior de las edificaciones, nichos enterrados de mampostería de
hormigón, con su respectiva tapa, a los que llamaremos cajas de registro.
Estas cajas deben estar colocadas a más o menos 50 cm de las pareces perimetrales,
siguiendo las siguientes normas:
 Se dispondrán en los pies de los bajantes, en la desembocadura de los tirantes, o



al comienzo de cada colector.
La distancia máxima entre dos cajas no podrá ser superior a 6 metros.
Se construirán cajas de registro en cada cambio de dirección.
Se edificará una caja en los nudos de encuentro de dos o más colectores.
La acometida a la caja se hará siempre mínimo a 90 grados, o en su defecto,
evitando el contra flujo, para ayudar así a un mejor desalojo.” (Cortés, 2012)

Figura 14: Ubicación de cajas de registro en vivienda. Obtenido de: Cortés, R. (2012). Dibujo Arquitectónico
Avanzado

1 Efecto corona: Corrosión por la acción del sulfhídrico. (Vegas, 2013)
16

Doménica Padilla – Instalaciones Sanitarias “A”

La caja de registro debe tener una tapa para facilitar las tareas de mantenimiento y de
control. El material de ésta tapa debe ser opaco para evitar que la luz del sol entre en la caja y
crezca vegetación en su interior.

Figura 15: Caja de registro de acero galvanizado ubicada en jardín. Obtenida de: http://www.zinco-cubiertasecologicas.es/guias_tecnicas/guias/Canaletas_rejillas_para_cubiertas.pdf

2.1.6 Cunetas
Se define como cunetas a las zonas longitudinales que se ubican en el extremo de la
calzada y que discurre paralela a la misma, su misión es recibir y canalizar las aguas pluviales
para luego ser evacuadas.
Además de esta función principal, las cunetas también tienen otras funciones que ayudan
a optimizar el funcionamiento de la infraestructura vial, como son:
 Control del nivel freático.
 Evacuación de las aguas infiltradas tanto en el firme como en el terreno circundante.
Las cunetas pueden construirse de diferentes materiales en función de la velocidad de
circulación del agua en su seno, cuya magnitud depende de la inclinación que tenga la cuneta.
Una velocidad superior a la tolerable del material ocasionaría arrastres y erosiones del
mismo, reduciendo la funcionalidad de la cuneta. Por lo tanto, para bajas velocidad no es
necesario colocar ningún tipo de revestimiento, pero si éste supera los 4,5 m/s es necesario
revestir las paredes de hormigón. (Bañón, 2015)
2.1.6.1 Ubicación.

Como ya mencioné anteriormente, las cunetas se colocan generalmente en los laterales
de la calzada, aunque también funcionan colocándolas en la forma siguiente:

17

Doménica Padilla – Instalaciones Sanitarias “A”

2.1.6.1.1 Cunetas de coronación de desmonte.

Estas se colocan en la parte más alta del desmonte para evitar erosiones y arrastres de
materiales que conforman un talud, también sirven para aliviar parte del caudal que debería
recoger la cuneta principal, interceptando la escorrentía de las laderas circundantes.
2.1.6.1.2 Cuneta de coronación de terraplén.

Al igual que las anteriores, evitan que el agua recogida por la calzada penetre en el talud,
lo que podría ocasionar arrastres e incluso desmoronamiento parcial del terraplén. Su tamaño
es menor porque solo deben evacuar el agua recogida en el firme.
2.1.6.1.3 Cuneta de pie de terraplén.

Su misión es recoger las aguas que caen sobre el talud del terraplén y sobre el terreno
circundante, sobre todo si su pendiente vierte hacia el propio relleno, ya que podría llegar a
erosionar gravemente la base del mismo.

Figura 16: Ubicación de los distintos sistemas de recogida de aguas pluviales. Obtenido de: http://sirio.ua.es

2.1.6.2 Tipologías.

“Existen diferentes tipos de secciones empleadas en la construcción de cunetas. Si bien
es cierto que existen algunas secciones hidráulicamente mejores que otras, no es éste el único
cometido que debe procurar la geometría de una cuneta. Sus parámetros de diseño son los
siguientes:
 Sección hidráulica apropiada para la evacuación del caudal máximo previsto.
 Garantizar la seguridad de los vehículos que accidentalmente abandonen la vía y
penetren en la cuneta. A este efecto, deben evitarse secciones con pendientes
18

Doménica Padilla – Instalaciones Sanitarias “A”

abruptas y puntos angulosos, ya que pueden provocar el vuelco de un vehículo. Si
no puede garantizarse este aspecto, deben protegerse mediante barreras de
contención.
 Durabilidad de la infraestructura, empleando materiales adecuados y procurando
una cuidada ejecución, de forma que se mantenga operativa con los mínimos
costes de mantenimiento y reparación.
 Simplicidad geometría, de forma que su ejecución sea rápida, barata y eficaz.
Actualmente, se emplean dos tipos de secciones: las triangulares y las trapeciales. Las
aristas vivas de dichas secciones deberán suavizarse con acuerdos de al menos 1,50 m. de
radio por los motivos ya mencionados de seguridad vial. También deben mencionarse las
secciones reducidas de una anchura estricta, empleadas en carreteras de montaña.” (Bañón,
2015)

19

Doménica Padilla – Instalaciones Sanitarias “A”

Figura 17: Tipología de cunetas. Obtenido de: http://sirio.ua.es

20

Doménica Padilla – Instalaciones Sanitarias “A”

2.1.6.2.1 Cunetas verdes.

Las cunetas verdes son depresiones con vegetación, largas y poco profundas, con una
ligera pendiente longitudinal. El agua de escorrentía fluye de forma lenta debido a la
interacción que genera con las plantas y el suelo, esto permite que las partículas arrastradas y
los contaminantes precipiten y sedimentes. El agua entonces puede infiltrarse en el suelo para
así satisfacer las necesidades de las plantas, el único requerimiento es que el suelo debe estar
bien drenado. (SuD, 2015)

Figura 18: Proyecto de cunetas verdes visto en perspectiva. Obtenido de: http://drenajeurbanosostenible.org

Figura 19: Esquema y dimensiones aproximadas de una cuneta verde seca. Obtenido de: http://drenajeurbanosostenible.org

21

Doménica Padilla – Instalaciones Sanitarias “A”

2.1.6.2.1.1 Mantenimiento de las cunetas verdes.

El mantenimiento y las inspecciones regulares son muy importantes para que las cunetas
verdes funcionen muy bien a lo largo de toda su vida útil. Es necesario implementar, en el
diseño inicial, accesos a todas las áreas de la cuneta que necesiten de mantenimiento. (SuD,
2015)
Tomar en cuenta lo siguiente:
 El riego es necesario durante la primera fase de la planta, es decir durante su periodo
de establecimiento para evitar la erosión de las mismas.
 El control de la erosión de las cunetas verdes debe ser bastante minucioso durante al
menos los primeros 75 días.
 Una vez establecida la cuneta verde, se debe inspeccionar anualmente para corregir
los daños que se hayan podido producir en la vegetación, las erosiones y las
deposiciones de sedimentos.
 Si se ha perdido vegetación se tiene que volver a la plantar la superficie deteriorada.
 Se debe podar la hierba regularmente, manteniendo una altura de entre 10 a 15
centímetros.
 La cámara de pretratamiento inicial debe ser inspeccionada anualmente para revisar si
existen obstrucciones por acumulación de sedimentos.
 La acumulación de sedimentos ha de ser retirada cuando exceda aproximadamente el
25% del volumen de calidad del agua o la capacidad del canal.

Figura 20: Mantenimiento de cunetas verdes. Obtenido de: http://drenajeurbanosostenible.org

22

Doménica Padilla – Instalaciones Sanitarias “A”

3. Intensidad y tiempo de lluvia
El agua existe en la Tierra en tres estados: sólido, líquido y gas. Los océanos, ríos, nubes
y lluvia están en constante cambio: el agua de la superficie se evapora, el agua de las nubes
precipita, la lluvia se filtra por la tierra, etc. Sin embargo, la cantidad total de agua en el
planeta no cambia.
La circulación y la conservación de agua en la Tierra se llaman ciclo hidrológico o ciclo
del agua y en el siguiente gráfico se explica cómo trabaja:

Figura 21: Ciclo del agua. Obtenida de: http://www.explora.cl/descubre/articulos-de-ciencia/naturalezaarticulos/agua-articulos/1690-descubre-articulos-de-ciencia-naturaleza-agua

Cuando se habla sobre la intensidad de lluvia, se refiere a la altura de la precipitación que
es expresada en milímetros para un intervalo dado, la intensidad de lluvia generalmente se
calcula por varios intervalos y diferentes periodos.

23

Doménica Padilla – Instalaciones Sanitarias “A”

Estos datos son de mucha importancia porque las lluvias que tienen altas intensidades en
cortos periodos de tiempo presentan una mayor actividad erosiva en los suelos e incrementan
los volúmenes escurridos. (IICA, 1998)
Para un proyecto de recolección de aguas lluvias, ya sea de un sistema sencillo o de una
cuenca hidrológica, es necesario evaluar la intensidad de precipitación.

3.1 Clima de Guayaquil
El clima en la ciudad de Guayaquil, y en la costa en general, está influenciado además de
los sistemas atmosféricos por las condiciones térmicas del océano pacífico circundante. La
estación de lluvias en la costa se inicia entre diciembre y enero y finaliza entre abril y mayo.
Los niveles de precipitación varían año a año, oscilando entre estaciones muy secas a
estaciones muy húmedas que se deben especialmente a las manifestaciones de los eventos
ENSO 2 y a la influencia estacional de los sistemas atmosféricos. (Nieto, 2007)

Figura 22: Precipitación anual de Guayaquil en el año 2014. Obtenido de: http://www.inocar.mil.ec/

Figura 23: Precipitación diaria de Guayaquil en el mes de Julio del 2015. Obtenido de: http://www.inocar.mil.ec/

2 ENSO: Se refiere al Fenómeno El Niño Southern Oscilation, que es un generador potencial de desastres. (Zevallos, 2004)
24

Doménica Padilla – Instalaciones Sanitarias “A”

En época de lluvia en Guayaquil existen muchos problemas por las inundaciones que
éstas causan. Esto se debe a que Guayaquil está rodeado de 12 ramales, aproximadamente,
del Estero Salado. Otro factor que se debe tomar en cuenta, es el clima cambiante que vive
hoy en día el planeta; esto produce una subida de niveles del mar que complican y bajan el
rendimiento de los caudales de descarga pues la marea alta, al coincidir con lluvias máximas,
afecta la ciudad.
Me atrevo a decir que otro problema, muy aparte de los mencionados anteriormente, es
que en Guayaquil no existen o son muy pocos los sistemas de recolección de aguas lluvias
para almacenarla y reutilizarla posteriormente lo cual provoca que haya demasiada agua en
las vías públicas y que el alcantarillado se sobrellene. Otro problema común, que se presenta
con más frecuencia en los domicilios, es la existencia de conexiones de agua lluvia que han
sido derivadas hacia los desagües de aguas servidas o que el mismo usuario levante la tapa
del desagüe para evacuar el agua de lluvia; esta mala práctica provoca gravísimos problemas
en el sistema.

Figura 24: Inundación en sector de Guayaquil. Obtenida de: http://radioespectaculo.com/noticias

25

Doménica Padilla – Instalaciones Sanitarias “A”

3.2 Lluvia ácida
“El concepto de lluvia ácida engloba cualquier forma de precipitación que presente
elevadas concentraciones de ácido sulfúrico y nítrico. También puede mostrarse en forma de
nieve, niebla y partículas de material seco que se posan sobre la Tierra.
Cuando el ser humano quema combustibles fósiles, libera dióxido de azufre y óxidos de
nitrógeno a la atmósfera. Estos gases químicos reaccionan con el agua, el oxígeno y otras
sustancias para formar soluciones diluidas de ácido nítrico y sulfúrico. Los vientos propagan
estas soluciones acídicas en la atmósfera a través de cientos de kilómetros. Cuando la lluvia
ácida alcanza la Tierra, fluye a través de la superficie mezclada con el agua residual y entra
en los acuíferos y suelos de cultivo.” (Woodfall, 2015)

Figura 25: Diagrama explicativo de la lluvia ácida. Obtenido de: http://www.porquecomoydonde.net/

Las consecuencias de la lluvia ácida son las siguientes:
 Eleva el nivel de ácido en los acuíferos, lo que incrementa la toxicidad de las aguas
para los niveles acuáticos.
 Afecta a todas las especies, a pesar de que algunas la toleran mejor que otras, en un
ecosistema interconectado todas acaban siendo afectadas a través de la cadena
alimenticia.
26

Doménica Padilla – Instalaciones Sanitarias “A”

 Contaminación de selvas y bosques, especialmente los que se ubican en altitudes
mayores.
 Los efectos de la lluvia ácida en combinación de otros agentes agresivos para el
medioambiente, reduce la resistencia de los árboles y plantas a las bajas temperaturas,
la acción de insectos y las enfermedades.

Figura 26: Consecuencias de la lluvia ácida en las especies marinas. Obtenido de:
http://problemasambientalesenhonduras.blogspot.com

Figura 27: Consecuencia de la lluvia ácida en bosques. Obtenido de:
http://problemasambientalesenhonduras.blogspot.com

La única forma de luchar contra la lluvia ácida es reducir las emisiones de los
contaminantes que la originan; esto significa disminuir el consumo de combustibles fósiles.
El hombre también puede prevenir la lluvia ácida mediante el ahorro de energía, pues
mientras menos electricidad se consume, menos químicos emitirán las centrales. Otra opción
27

Doménica Padilla – Instalaciones Sanitarias “A”

es utilizar menos los vehículos automotrices y optar por usar transportes públicos, bicicletas y
caminar siempre que sea posible, para así reducir las emisiones nocivas que provocan los
autos y motos.
En la figura 28 se muestran los principales países productores de emisiones de dióxido
de azufre y los principales países reductores de emisiones de dióxido de azufre.

Figura 28: Países donde se genera la lluvia ácida y países generadores de químicos que la provocan. Obtenido de:
Seager, J. (1995). Atlas del estado medioambiental

28

Doménica Padilla – Instalaciones Sanitarias “A”

3.3 Precipitación efectiva
“Se llama precipitación efectiva la lluvia que es útil o utilizable por quedar el agua
almacenada en el suelo, dentro de la zona radicular de las plantas, en niveles de energía de
retención que las raíces puedan absorberla (agua disponible).” (IICA, 1998)
Si la cantidad de lluvia es muy pequeña, puede ocurrir que no sea aprovechada porque
toda o una parte de ella queda en la superficie de la vegetación y luego pasa a evaporarse. Si
llega al suelo y este se encuentra muy seco, el agua puede quedar retenida con alta energía y
no estará disponible para las raíces. Por el otro lado, si la cantidad de lluvia es muy grande o
cae con demasiada intensidad, especialmente en los suelos que se encuentran desprotegidos,
una parte de ella no se infiltra ni almacena en el suelo lo que produciría un volumen sobrante
o escorrentía superficial, este excedente debe ser conducido de forma conveniente fuera del
campo o también puede ser almacenado en estructuras de contención para evitar que
produzca daños. Otra consecuencia que se puede dar es que el suelo quede saturado y parte
del agua infiltrada salga de la zona radical por percolación3 o escorrentía subsuperficial.
Uno de los métodos más precisos para estimar la precipitación efectiva, sobretodo en
proyectos de agricultura, es el método del balance diario de la humedad del suelo aunque
comúnmente no se dispone de los datos suficientes para aplicarlo. Por otro lado, el método de
SCS-USDA4, estimando la lluvia efectiva anual promedio también resultó muy aproximado
cuando se trató de un suelo bien drenado, aunque no resultó aproximado cuando se comparó
con un suelo mal drenado; tampoco resultó aproximado para valores anuales de lluvias con
periodos de retorno mayores que el promedio. Pero es un método muy utilizado porque los
datos que requiere están más disponibles.
Para tener una mejor idea de que se trata esto, en la figura 29 presento unas tablas de
estimación de lluvia efectiva; refiriéndose P50 a la excedencia del 50% del promedio de
precipitación:

3 Percolación: Una parte del agua que se encuentra en la superficie de la tierra se infiltra hacia las
capas subterráneas formando ríos subterráneos que circulan hacia el mar.
4 SCS-USDA: Servicio de Conservación de Suelos del Departamento de Agricultura de los Estados
Unidos.
29

Doménica Padilla – Instalaciones Sanitarias “A”

Figura 29: Estimación de la lluvia efectiva mensual con base en el promedio de lluvia (P50) y la
evapotranspiración, para una lámina de 75 mm de agua retenida en el suelo (SCS-USDA) Obtenida de: IICA.
(1998). Sistemas de captación de agua de lluvia para uso doméstico en América Latina y El Caribe

Cuando se dispone de plantas con raíces profundas y de diferentes tipos de suelo y, por lo
tanto, otra altura de lámina de agua retenida por el suelo, se pueden corregir los valores de
lluvia efectiva que se obtuvieron en la figura 29, utilizando una relación también del SCSUSDA. En la figura 30, se presentan los valores por los cuales hay que multiplicar el valor de
la lluvia efectiva obtenida por medio de la figura 29, según la lámina de agua que se tenga.

Figura 30: Factor de corrección de la lluvia efectiva estimada en la figura 29, según diferentes láminas de agua.
Obtenida de: IICA. (1998). Sistemas de captación de agua de lluvia para uso doméstico en América Latina y El Caribe

30

Doménica Padilla – Instalaciones Sanitarias “A”

Por ejemplo, en un mes cuya precipitación promedio sea de 100 mm y la
evapotranspiración de 125 mm, según la figura 29, la lluvia efectiva estimada seria de 72
mm. Si la lámina de agua retenida en la zona de raíces es de 55 mm, el valor se debe corregir
con el cuadro de la figura 30 y este factor de corrección es de 0,947. En este caso, se tendrían
72 mm x 0,947 = 68,2 mm de precipitación efectiva.
Por lo tanto, la precipitación efectiva se estima no solamente en función de los valores de
precipitación, sino también de la evapotranspiración, de la profundidad de raíces de cultivo y
características hídricas del suelo (estas dos últimas representadas por la lámina de agua que el
suelo puede retener). El valor de la precipitación efectiva no puede ser mayor que la
evapotranspiración. Si hubiere el caso en que se estima un valor mayor, tendría que
cambiarse por el valor de la evapotranspiración. (IICA, 1998)

4. Cubiertas
Las cubiertas son módulos utilizados para resguardar la parte superior de la edificación.
Tiene como objetivo principal impedir el paso de los agentes ambientales, sobretodo de las
precipitaciones y el soleamiento directo.

Figura 31: La cubierta como una envolvente protectora. Obtenido de: A. Juárez (2006). Generalidades de las
cubiertas

También debemos considerar a las cubiertas como un elemento estructural que soporta su
peso propio y las sobrecargas que actúan sobre el mismo, ya sea por el viento, la nieve, las
vibraciones de la calle, sismos, etc. Trasladando estos esfuerzos a todos los elementos
resistentes del edificio.
31

Doménica Padilla – Instalaciones Sanitarias “A”

Se denominan cubiertas a aquellos cerramientos superiores que se encuentran en
contacto con el aire y cuya inclinación es inferior a 60 con respecto a la horizontal.

Figura 32: Ángulos admitidos para las cubiertas. Obtenido de: A. Juárez (2006). Generalidades de las cubiertas

La exigencia básica de la CTE nos ayudará posteriormente a evitar la presencia
inadecuada del agua de lluvia o de la humedad en el interior del edificio.

Figura 33: Solape y estanqueidad de agua en las cubiertas según su inclinación. Obtenido de: A. Juárez (2006).
Generalidades de las cubiertas

4.1 Componentes de las cubiertas
Según el Código Técnico de la Edificación o CTE, una cubierta debe estar compuesta por
lo siguiente para su correcto funcionamiento:
 Sistema de formación de pendientes.
 Barrera contra el vapor por debajo del aislante térmico.
32

Doménica Padilla – Instalaciones Sanitarias “A”

 Una capa separadora bajo el aislante térmico.
 Aislante térmico.
 Una capa separadora bajo la capa de impermeabilización cuando se deba evitar el
contacto entre materiales químicamente incompatibles.
 Una capa separadora entre la capa de protección y la capa de impermeabilización.
 Una capa separadora entre la capa de protección y el aislante térmico.
 Una capa de protección cuando la cubierta sea plana, salvo que la capa de
impermeabilización sea auto protegida.
 Un tejado, cuando la cubierta sea inclinada, salvo que la capa de impermeabilización
sea auto protegida.
 Un sistema de evacuación de aguas, que puede constar de canalones, sumideros y
rebosaderos.
A continuación presentaré una serie de imágenes con las diferentes opciones, de acuerdo a
los materiales, que se tienen al momento de construir una cubierta:

Figura 34: Construcción multicapa. Estructura laminar. Obtenido de: A. Juárez (2006). Generalidades de las
cubiertas

33

Doménica Padilla – Instalaciones Sanitarias “A”

34

Doménica Padilla – Instalaciones Sanitarias “A”

Figura 35: Estructura de cubierta empleando grava. Obtenido de: A. Juárez (2006). Generalidades de las cubiertas

Figura 36: Estructura de una cubierta invertida empleando grava. Obtenido de: A. Juárez (2006). Generalidades de
las cubiertas

35

Doménica Padilla – Instalaciones Sanitarias “A”

Figura 37: Estructura de una losa de cubierta invertida. Obtenido de: A. Juárez (2006). Generalidades de las
cubiertas

Figura 38: Estructura de una cubierta de hormigón invertida con junta abierta. Obtenido de: A. Juárez (2006).
Generalidades de las cubiertas.

36

Doménica Padilla – Instalaciones Sanitarias “A”

4.2 Requisitos para las cubiertas
4.2.1 Resistencia a diversas condiciones climáticas
Esta resistencia va a depender del espesor del material de recubrimiento y de la pendiente
que tenga la cubierta. En cuanto al espesor del recubrimiento, mientras más grueso sea el
material, mayor será su resistencia pero debemos recordar que esto también significa un
incremento de peso; por eso se deben escoger materiales que no solo sean resistentes, sino
también livianos.
Por otro lado, cuando el acabado se realiza con piezas muy pequeñas hará que el número
de juntas sea mayor; dado a esto se tendrá que aplicar una pendiente con un buen ángulo para
que evitar que entre agua de lluvia y la misma desagüe correctamente.
4.2.2 Durabilidad
Debido a que los techos son los espacios que se deterioran con mayor rapidez, se exige
que los materiales utilizados no se alteren por el movimiento estructural, o por efectos de
presión y succión de los vientos o por contracción o dilatación frente a diferencias de
temperatura ambiente.
4.2.3 Evacuación del agua
Como ya mencioné anteriormente, el agua lluvia debe ser escurrida con las debidas
pendientes y reconducidas fuera del edificio a través de los conductos de evacuación pluvial.
4.2.4 Aislación térmica
Para garantizar que el interior del edificio sea confortable, se deben emplear elementos
aislantes para regular su temperatura. Esta aislación térmica también impide las pérdidas de
calor por radiación y colabora manteniendo la temperatura interior, disminuyendo así los
gastos de energía que ocupan tanto los aires acondicionados como la calefacción en caso de
lugares fríos.
4.2.5 Resistencia a las deformaciones térmicas
Las deformaciones térmicas se deben a los movimientos bruscos de temperatura que se
dan en el intervalo de la noche al día. Es necesario recordar que las estructuras de las
cubiertas también sufren movimientos de dilatación y retracción.
4.2.6 Aislación acústica
Si elegimos correctamente los materiales para la cubierta, estos pueden ayudar a atenuar
los ruidos que se crean en el exterior. De cualquier forma, estos ruidos se pueden mitigar
37

Doménica Padilla – Instalaciones Sanitarias “A”

empleando losas de hormigón del espesor adecuado, colocando techos falsos o colocando
doble vidrio cuando se tenga una claraboya.
4.2.7 Mantenimiento, reparación y sustitución
Como todo material, las cubiertas también tienen un tiempo de vida útil, y por ello se les
debe dar mantenimiento para alargar este tiempo y tengan una mayor duración.
Se debe tener en cuenta la posibilidad de ejecutar una cubierta que sea accesible para
poder darles el debido mantenimiento, ya sea de limpieza o de sustitución de algún elemento
deteriorado. Es de imaginarse que, después de un largo periodo de tiempo, va a llegar un
punto en que la cubierta necesite ser sustituida porque no está cumpliendo debidamente su
función.

4.3 Tipos de cubiertas
Las cubiertas se pueden clasificar ya sea por su grado de pendiente, caídas de agua y su
materialidad. La figura 39 nos indica que cuando se tiene una pendiente de entre 1 y 15 se
considera una cubierta plana y cuando la pendiente está entre 15 y 60 ya se trata de una
cubierta inclinada.

Figura 39: Tipo de cubierta según el grado de pendiente. Obtenido de: A. Juárez (2006). Generalidades de las
cubiertas.

4.3.1 Cubiertas inclinadas
La cubierta inclinada es una solución constructiva que se basa en una pendiente,
integrada por distintos planos inclinados que favorecen a escurrir y eliminar el agua de lluvia.
La definición geométrica es importante ya que la superficie e inclinación de los paños
condiciona la cantidad y velocidad en que el agua será evacuada.
38

Doménica Padilla – Instalaciones Sanitarias “A”

Figura 40: Crematorio de Skove del arquitecto Erik Gunnar. Obtenido de: http://www.tectonica.es/

4.3.1.1 Clasificación de las cubiertas inclinadas:

 Caída de un agua.

Figura 41: Cubierta de 1 agua. Obtenida de: http://digibug.ugr.es/

 Caída de dos aguas (simétrica o asimétrica)

Figura 42: Cubierta de 2 aguas. Obtenida de: http://digibug.ugr.es/

39

Doménica Padilla – Instalaciones Sanitarias “A”

 Mansarda

Figura 43: Cubierta mansarda. Obtenido de: http://digibug.ugr.es/

 Holandesa

Figura 44: Cubierta holandesa. Obtenida de: http://digibug.ugr.es/

 Caída de 4 aguas (de caballete o de pabellón)

Figura 45: Cubierta de 4 aguas. Obtenida de: http://digibug.ugr.es/

 Poliédricas (de más de 4 faldones)

Figura 46: Cubiertas poliédricas. Obtenido de: http://digibug.ugr.es/

40

Doménica Padilla – Instalaciones Sanitarias “A”

4.3.1.2 Tipos según el soporte.

 Soporte de entramado y teja curva

Figura 47: Detalle constructivo del soporte de entramado y teja curva. Obtenido de: https://portal.uah.es

 Soporte con tabiques palomeros

Figura 48: Detalle constructivo del soporte con tabiques palomeros. Obtenido de: https://portal.uah.es

 Plaquetas

Figura 49: Detalle constructivo cubierta con plaquetas. Obtenido de: https://portal.uah.es

 Plancha metálica engatillada

Figura 50: Detalle constructivo cubierta con plancha metálica engatillada. Obtenido de: https://portal.uah.es

41

Doménica Padilla – Instalaciones Sanitarias “A”

4.3.1.3 Elementos de las cubiertas inclinadas.

Los elementos principales constitutivos de las cubiertas son los faldones, los cuales son
unos elementos planos.
Los encuentros entre los faldones pueden ser:
 Cumbrera: Encuentro superior de dos faldones con pendientes contrapuestas.
 Limatesa: Encuentro convexo. Es el que divide las aguas.
 Limahoya: Encuentro cóncavo. Es el encargado de recoger las aguas.

Figura 51. Elementos de las cubiertas inclinadas. Obtenido de: https://portal.uah.es

4.3.2 Cubierta plana
Las cubiertas se consideran planas cuando no sobrepasan los 5 de inclinación, y las
cubiertas que tienen entre >5 y 15 se consideran cubiertas con poca pendiente pero dado a
que el acabado es igual al de una cubierta plana, entra en la misma clasificación.
4.3.2.1 Elementos de la cubierta plana
De acuerdo al proceso de construcción, se pueden diferenciar los siguientes elementos:

 Estructura de soporte: Puede ser un forjado o una estructura de elementos lineales
(pares y correas).
 Faldón: Constituido con mortero de pendiente (ligero) o un tablero (cerámico, chapa
tipo deck).
 Impermeabilización y aislamiento
 Protección del impermeabilizante: El tipo del material depende de la posición del
aislamiento y de si es transitable o no.
 Drenaje: Conjunto de sumideros, canalones, bajantes, etc. Que canalizan el agua al
exterior.
42

Doménica Padilla – Instalaciones Sanitarias “A”

Figura 52: Elementos de una cubierta plana. Obtenido de: https://portal.uah.es

4.3.2.2 Tipos según su comportamiento higrométrico
Cubierta ventilada a la catalana.

Este tipo de cubierta se utiliza mayormente en lugares que tienen climas cálidos y con
veranos muy calurosos.
Está cubierta por una cámara de aire para crear corrientes que atenúan las altas
temperaturas de la parte superior de la cubierta. No se necesita una barrera de vapor porque la
cámara misma impide la condensación. La capa de protección se compone de dos capas
contrapeadas de plaqueta cerámica fijadas con mortero de cemento.
Posee una pendiente muy baja, entre el 1% y el 3% por lo que también puede ser
utilizada como terraza. El mayor inconveniente es el alto coste de construcción, por lo que
usualmente este tipo de cubierta se emplea sobre un pavimento flotante como sustitutivo.

43

Doménica Padilla – Instalaciones Sanitarias “A”

Figura 53: Ejemplo de un detalle constructivo de una cubierta plana ventilada a la catalana. Obtenido de:
http://www.uginox.com/

Figura 54: Terraza a la catalana. Obtenido de: http://www.mmn-arquitectos.com/

Cubierta a la andaluz

Este tipo de cubiertas también son conocidas como cubiertas calientes o no ventiladas. Se
trata de una solución de cubierta en la cual sus distintas partes o capas están dispuestas en
forma continua, es decir, entre la capa de impermeabilización y la de aislamiento no existe
ninguna cámara de aire.
Esta solución se ha ido extendiendo y se ha convertido en una solución habitual sin
importar el clima en el que se vaya a localizar la edificación. Cuando se emplea en zonas
cálidas es importante escoger bien los materiales de aislamiento para evitar el paso del calor
hacia el interior de la vivienda.
44

Doménica Padilla – Instalaciones Sanitarias “A”

En la figura 55 se pueden observar las distintas capas que están superpuestas,
colocándose por regla general el aislamiento por debajo de la impermeabilización. Además,
las diferentes partes o capas están dispuestas en forma continua sin dejar espacio para una
cámara de aire.

Figura 55: Colocación de las capas de una cubierta caliente. Obtenido de: http://www.construmatica.com/

Figura 56: Ejemplo de un detalle de una terraza a la andaluz. Obtenido de: http://www.uginox.com/

4.3.2.3 Tipos según su acabado.
Cubierta transitable.

Las cubiertas transitables son aquellas que están compuestas por una capa de protección
que permite el tránsito peatonal o rodado sobre la misma y este espacio puede ser tanto
público como privado.
Este tipo de cubierta se puede encontrar fácilmente con una disposición convencional. En
ellas el solado fijo se dispone sobre una capa de nivelación que puede ser mortero, lecho de
arena, etc. La capa de impermeabilización debe quedar protegida mediante dos capas
separadoras. Para las cubiertas convencionales, las capas de separación serán antipunzonantes
si la capa de impermeabilización tiene una resistencia a la carga estática menor o igual a
45

Doménica Padilla – Instalaciones Sanitarias “A”

15kg. Como base de la solución debe haber un soporte resistente, ya sea este un forjado
unidireccional, reticular o una losa.

Figura 57: Capas de una cubierta transitable convencional. Obtenido de: http://www.isover.es/

Figura 58: Casa Foriscot-Llorca del arquitecto Alfredo Payá. Obtenido de: http://www.via-arquitectura.net/

Cubierta no transitable.

Cuando se opta por economizar, se puede realizar una cubierta plana no transitable. Ésta
cubierta no cuenta con una capa protectora como el tipo anterior. Un material usado para
realizar este tipo de cubiertas es la grava ya que no es apta para la circulación de las personas.
El objetivo de la grava es proteger la capa aislante ya que actúa como lastre e impide que el
viento succione la lana mineral y deteriore la estructura.

46

Doménica Padilla – Instalaciones Sanitarias “A”

Figura 59: Ejemplo de las capas de una cubierta no transitable convencional. Obtenido de: http://www.isover.es/

La figura 60 es otro ejemplo de una cubierta plana no transitable, es similar al de la
figura 59 en cuanto a la capa de protección, impermeabilizante y aislante termino. Mientras
que en este caso solo se coloca una chapa grecada como base de la estructura

Figura 60: Ejemplo 2 de las capas de una cubierta no transitable convencional. Obtenido de: http://www.isover.es/

Figura 61: Campus San Juan. Cubierta no transitable. Obtenido de: http://campus-sanjuan.com/

47

Doménica Padilla – Instalaciones Sanitarias “A”

Cubierta ajardinada.

Se llama cubierta ajardinada a aquella cuya capa exterior de cobertura la ocupa un
sustrato de pequeño espesor que alberga especies vegetales de poco o nulo mantenimiento.
Las ventajas de este sistema es que retienen el polvo y sustancias contaminantes, sirve
para proteger cubierta contra la radiación solar por lo que prolonga su tiempo de vida útil,
aumenta la capacidad de enfriamiento por la evaporación que se crea, hay un incremento del
espacio útil y mejora el aislamento y estabilidad térmica en el interior de la edificación.
Además, ayuda a mitigar el ruido exterior, retiene el agua, nos ayuda a ahorrar la energía y
mejora el paisaje urbano de la ciudad. (Urbanarbolismo, 2015)
Existen varios tipos de sistemas para este tipo de cubiertas:
Sistema fitum.

Este es el sistema más básico, sencillo y económico de ejecutar para obtener una cubierta
vegetal. Posee una pequeña capacidad de retención de agua mediante una membrana de
HDPT que se combina con la utilización de un sustrato que tiene una alta capacidad de
absorción.

Figura 62: Detalle de una cubierta vegetal tipo fitum. Obtenido de: http://www.urbanarbolismo.es/

La vegetación que se recomienda para este sistema es de tipo extensivo: variedades de
crasas o sedums para obtener una cubierta que necesite muy poco mantenimiento. Para otras
especies como aromáticas o cespitosas se recomienda, dependiendo del clima, la utilización
de riego por goteo.
Como características técnicas nos encontramos con:




Una pendiente de entre 1 – 5%
Capacidad de almacenamiento de agua: 3l/m²
Peso en saturación para 10cm de sustrato: 150kg/m²
Espesor de sustrato: 10 – 15 cm
Resistencia a compresión: 150kN/m²
48

Doménica Padilla – Instalaciones Sanitarias “A”

 Capacidad de flujo en plano: 600l/min/m
Para su mantenimiento se recomienda que haya una retirada anual de especies no
deseadas y regarlas constantemente si se emplean gramíneas, plantas aromáticas y cespitosas.
(Urbanarbolismo, 2015)

Figura 63: Cubierta vegetal basada en el sistema fitum. Obtenido de: http://www.urbanarbolismo.es/

Sistema baobat.
“El sistema baobat consta de una serie de bandejas de polipropileno que almacenan una gran cantidad
de agua que asciende progresivamente por capilaridad del sustrato. Su capacidad de retención de agua
es de 18l/m² y permite realizar cubiertas ajardinadas de bajo mantenimiento y sin riego con distintos
tipos de sustratos específicos para cada sección de vegetación.” (Urbanarbolismo, 2015)

Figura 64: Detalle de una cubierta vegetal tipo baobat. Obtenido de: http://www.urbanarbolismo.es/

La vegetación recomendada es de tipo extensivo: variedades de crasas o sedums
obteniendo como resultado una cubierta de bajo mantenimiento. Para otras especies como
cespitosas se recomienda, dependiendo del clima, la utilización de riego por goteo.
Sus características técnicas son:
49

Doménica Padilla – Instalaciones Sanitarias “A”






Pentiente: 0 – 15%
Capacidad de almacenamiento de agua: 18l/m²
Peso en saturación para 6cm de sustrato: 120 kg/m² aproximadamente.
Espesor de sustrato: 6 – 100 cm
Resistencia a compresión: 100 kN/m²
Capacidad drenante: 1300l/m²/h

Sistema epífita

“El sistema epífita está formado por bandejas de sedum plantadas con un sustrato de 9cm
de espesor. Estas bandejas son autónomas y se instalan sobre la impermeabilización o el
aislamiento sin aportación de sustrato adicional.

Figura 65: Detalle de una cubierta vegetal tipo epífita. Obtenido de: http://www.urbanarbolismo.es/

Las especies vegetales han sido seleccionadas para funcionar en distintas zonas
climáticas. Y Su reducido peso 50 kg/m2 la convierte en una solución óptima para cubiertas
de difícil acceso o en aquellas situaciones donde se busca una apariencia tapizada de forma
inmediata.” (Urbanarbolismo, 2015)
Tiene como características técnicas lo siguiente:
 Pendiente: 0 - 100%, para pendientes superiores consultar con nuestro departamento



técnico.
Capacidad de almacenamiento de agua: 15l/m² aproximadamente.
Peso en saturación: 50 kg/m² aproximadamente.
Espesor de sustrato: 10 cm.
Capacidad drenante: 600 l/m/min

Sistema viscum

“El sistema de cubierta vegetal Viscum permite colonizar cualquier cubierta de teja curva
convirtiéndola en una cubierta vegetal sin necesidad de retirar la teja existente. Este sistema
consta de una serie de biorollos de fibra vegetal compactada que integran un sistema de riego
50

Doménica Padilla – Instalaciones Sanitarias “A”

por exudación. Los biorollos poseen una gran capacidad de drenante, manteniendo intacta
capacidad impermeable de la teja.
La sujeción puede realizarse mediante distintos procedimientos dependiendo de la
inclinación de la cubierta y la exposición al viento.” (Urbanarbolismo, 2015)

Figura 66: Detalle de una cubierta vegetal tipo viscum. Obtenido de: http://www.urbanarbolismo.es/

“La principal ventaja de este sistema es su peso, 50 kg/m² lo que permite instalase en
cubiertas de teja existentes con una sobrecarga de uso de 100 kg/m². La vegetación que se
recomienda para este sistema son variedades de sedum y plantas crasas.” (Urbanarbolismo,
2015)
En cuanto a sus características técnicas:




Pendiente: 0 - 100%
Capacidad de almacenamiento de agua: 0 l/m²
Peso en saturación: 50 kg/m² aproximadamente.
Espesor de sustrato: 10cm
Capacidad drenante: 600 l/m/min.

Sistema rizoma.
“El sistema rizoma utiliza la última tecnología en sustratos sintéticos, los paneles de espuma de
poliuretano realizan las funciones de capa retenedora, drenante y sustrato con sólo 6 cm de espesor,
sobre ellos se sitúan especies de sedum o césped en tepes obteniendo un espesor total del sustrato de
7’5cm.” (Urbanarbolismo, 2015)

51

Doménica Padilla – Instalaciones Sanitarias “A”

Figura 67: Detalle de una cubierta vegetal tipo rizoma. Obtenido de: http://www.urbanarbolismo.es/

En cuanto a sus características técnicas:




Pendiente 1-5%.
Capacidad de almacenamiento de agua para 6cm de espuma de poliuretano: 31 l/m²
Peso en saturación para 6cm de espuma de poliuretano: 35kg/m²
Sin sustrato.
Capacidad de flujo en plano_ 600 l/min/m

5. Materiales
5.1 Condiciones generales de los materiales
Los tubos deben ser perfectamente lisos, circulares, con generatriz recta o bien calibrada.
Aquellos con desigualdades superiores a cinco milímetros o rigurosidades mayores de un
milímetro de espesor no deben admitirse. Deben tener una resistencia que mínimo soporte
una presión hidroestática de prueba de dos atmósferas, sin que presente exudaciones, poros o
hendidos. Los límites de la presión que pueda tener un tubo dependen del espesor de la pared
del tubo y su diámetro. (Ortega, 1985)

5.2 PVC
El PVC es el producto de la polimerización del monómero de cloruro de vinilo a
policloruro de vinilo. Siendo la resina más versátil de la familia de los plásticos, de este
material se pueden obtener tanto productos rígidos como flexibles. Tiene una excelente
durabilidad, estimándose su vida útil en 40 años. Respecto a su uso en la construcción, se
caracteriza por resistir los ambientes agresivos, por ser fuerte, ligero y reciclable. Se lo aplica
en canales y bajantes, haciendo que estos sean geométricamente exactos, resistentes a golpes
y a los rayos solares, que no se deforman ni se oxiden, herméticos por lo que no admiten
goteras, que no requieren soldaduras, que su textura facilite el desalojo y la limpieza, y sea
combinable con cualquier tipo de fachada siendo su color el blanco. (AMANCO, 2014)
(ANIQ, 2014)

52

Doménica Padilla – Instalaciones Sanitarias “A”

Figura 68: Diagrama de los sistemas de canal y bajante de plastigama. Obtenido de:
http://www.plastigama.com/pdfs/construccion/canales_y_bajantes.pdf

5.3 Gres vitrificado
Resulta de la mezcla de arcillas y chamota, que pasa por una etapa de sinterización, que
es un tratamiento térmico en el que el material se vuelve fuerte, duro, impermeable, y
resistente a las sustancias ácidas y alcalinas. La palabra vitrificado indica que ha pasado por
aquella etapa de cocción que le da la resistencia a todo el espesor por igual.
Los productos que derivan del gres vitrificado son ecológicos ya que su producción
consume poca energía, durante su uso se evita la contaminación ya sea por fugas porque no
las permite o por toxicidad ya que es inocuo, y posteriormente pueden ser reciclados. En las
instalaciones sanitarias se lo aplica en los tubos por su inalterabilidad, ya que pueden resistir
hasta aguas con alto contenido químico. Tiene una vida útil ilimitada, jamás se corroen en su
interior o exterior ni se deforma; y debido a esa dureza, para cortar los tubos se requieren de
ciertos instrumentos, en el caso de diámetros pequeños se procede con unos anillos especiales
y en el de diámetros grandes con cadenas. (KERAMO, 2014) (Euroceramic, 2014)

53

Doménica Padilla – Instalaciones Sanitarias “A”

Figura 69: Especificaciones de tuberías de gres vitrificado. Obtenido de: http://www.euroceramic.nl/

5.4 Aluminio
Es una aleación de aluminio y magnesio o manganeso. Se utiliza principalmente para
instalaciones de riego por aspersión móvil y semifijo. Tiene como ventaja que son tubos
ligeros resistentes a oxidación y tienen una larga duración. Su desventaja es que su costo es
un poco elevado en relación a una tubería de PVC. Además, este tipo de tubería puede ser
decorativa en fachadas ya que en el mercado existen tubos de aluminio de colores. Los
diámetros exteriores van de 50 a 200 mm y los espesores de 2,5 a 16 mm.

Figura 70: Tubería de aluminio. Obetenida de: www.metalesmilgrom.com.ar

La unión entre tubos se hace mediante un sistema mecánico (palanca) o hidráulico. Se
precisa una determinada terminación de los tubos para favorecer el acople. En el acople
mecánico es el apriete de una palanca la que consigue su estabilidad mientras que en el
hidráulico es el agua. (Universidad de Sevilla, 2014)

54

Doménica Padilla – Instalaciones Sanitarias “A”

Figura 71: Uniones en tuberías de aluminio. Obtenido de: Universidad de Sevilla, 2014

5.5 Cobre
La tubería de cobre ha demostrado ser resistente a la corrosión y muy segura. El cobre es
un material suave y puede cortarse y fabricarse fácilmente.

Figura 72: Elementos de cobre para canalizar aguas lluvias. Obtenido de: http://reparacioninstalacion.mercadolibre.com.ve

5.6 Tuberías de temple rígido
Estas tuberías pueden ser utilizadas en las instalaciones hidrosanitarias ya que presentan
resistencia a la corrosión pues presenta un buen comportamiento frente a la totalidad de los
materiales de construcción y de los fluidos a transportar, además resiste las presiones internas
55

Doménica Padilla – Instalaciones Sanitarias “A”

de trabajo, admite un mínimo de pérdidas por fricción al paso de los fluidos a conducir y hay
facilidad de unión. Existen 3 tipos de tuberías de temple rígido.

Figura 73: Tubería de temple rígido. Obtenido de: www.motorex.com.pe

 Tubería tipo M
Se fabrica para ser usada en instalaciones hidráulicas de agua fría y caliente para casas y
edificios, en general en donde las presiones de servicio sean bajas.
 Tubería tipo L
Es un tipo de tubería a usarse en instalaciones hidráulicas en condiciones severas de
servicio (Nacobre, 2014)y seguridad que la tipo M; Por ejemplo, en instalaciones de gas,
vapor, aire comprimido, calefacción, refrigeración, tomas de agua domiciliaria, etc.
 Tubería tipo K
Por sus características se recomienda usar en instalaciones de tipo industrial,
conduciendo líquidos y gases en condiciones más severas de presión y temperatura.
(Nacobre, 2014)

5.7 Concreto
Esta tubería es utilizada para la conducción de aguas lluvias, negras, residuos líquidos
industriales, sistemas de irrigación y drenajes para vías en general. Tiene una alta durabilidad,
es altamente confiable, requiere de una menor profundidad de excavación por su resistencia y
rigidez, es fácil de instalar, tienen resistencia al aplastamiento, etc.

56

Doménica Padilla – Instalaciones Sanitarias “A”

Figura 74: Tubería de concreto. Obtenido de: www.imcyc.com

Los tubos de concreto se fabrican desde diámetros de 120 cm a 1 m de longitud, con dos
tipos de juntas. (Preconcretos S.A, 2014)

Figura 75: Junta espigo campana para tubería de concreto. Obtenido de: http://preconcretos.net

Figura 76: Junta espigo lisa para tubería de concreto. Obtenido de: http://preconcretos.net

Figura 77: Diagrama explicativo para instalar tuberías de concreto. Obtenido de: http://preconcretos.net

57

Doménica Padilla – Instalaciones Sanitarias “A”

6. Urbanización Los Vergeles

Figura 78: Situación actual de la Urbanización Los Vergeles. Obtenida de: Google maps.

Figura 79: Inundación en la ciudadela Los Vergeles. Obtenida de: http://www.andes.info.ec/

58

Doménica Padilla – Instalaciones Sanitarias “A”

Esta situación se da porque los canales existentes en la urbanización están maltratados y
no les dan el correcto mantenimiento que requieren. Además, su cercanía con el Río Daule
también influye negativamente ya que en tiempos de lluvia el nivel freático es alto. Por tal
motivo el agua se queda estancada en ciertos sectores.

Figura 80: Inundación en Los Vergeles. Obtenido de: http://www.andes.info.ec/

6.1 Soluciones
Como solución inmediata, se debe realizar un buen mantenimiento a los canales ya
existentes. Otras soluciones a mediano o largo plazo es plantear un proyecto arquitectónico y
sanitario sustentable que mejoren la calidad de vida de los usuarios. Entre ellos están:
6.1.1 Microcuenca de retención artificial.
Se acude a la construcción de una microcuenca de retención cuando se necesite gestionar
las aguas pluviales para evitar inundaciones y la erosión del suelo que se da por la presencia
de aguas subterráneas.

Figura 81: Cuenca hidrológica. Obtenido de: https://www.koshland-science-museum.org

59

Doménica Padilla – Instalaciones Sanitarias “A”

Es el territorio donde se colecta el agua y dentro del cual su movimiento ocurre de forma
ordenada hacia un punto de salida, más bajo y definido.
6.1.2 Zanjas biológicas.
Las zanjas bilógicas es un servicio biológico de tratamiento, es decir un filtro natural que
contribuye al tratamiento del agua y retrasa la velocidad y tiempo de acumulación de las
aguas pluviales.

Figura 82: Diagrama explicativo de una zanja biológica. Elaboración propia.

6.1.3 Adecuación de viviendas.
Sería recomendable que se adecuen las viviendas para que recolecten aguas lluvias, esto
ayudaría a mitigar las inundaciones porque se almacenaría cierta cantidad de la misma en un
lugar en específico. El agua almacenada sirve para su posterior reutilización en los
quehaceres diarios, lo que ayudaría también a reducir el gasto del agua potable que suministra
la empresa.

60

Doménica Padilla – Instalaciones Sanitarias “A”

Figura 83: Sistema recolector de aguas lluvias. Obtenido de: http://www.fundesyram.info/

Con un sistema sencillo de filtrado y desinfección, el agua almacenada puede ser
empleada para limpieza, lavado, riego de plantas, entre otras. El agua de lluvia debe ser
filtrada para evitar que los contaminantes que arrastra también se almacenen en el depósito.

61

Doménica Padilla – Instalaciones Sanitarias “A”

Tabla de Figuras
Figura 1: Estimación del consumo de agua por habitante. Obtenido de: http://ecolisima.com. 7
Figura 2: Consumo mensual de agua en m³ a nivel provincia en el año 2012. Obtenido de:
http://ecuadorencifras.gob.ec.....................................................................................................8
Figura 3: Limpieza de sumideros. Obtenida de: http://es.scribd.com/doc/49107325/06Sumideros-en-Alcantarillados-de-Aguas-Lluvias#scribd..........................................................9
Figura 4: Rejillas metálicas para sumideros de diferentes longitudes. Obtenido de:
http://talleresmontiel.blogspot.com..........................................................................................10
Figura 5: Marco para rejilla y rejilla. Obtenido de: http://bibliocad.com................................10
Figura 6: Sumidero tipo ventana con depresión. Obtenido de:
http://www.hidrasoftware.com/tipos-de-sumideros-para-la-captacion-de-agua-de-lluviadisponibles-en-dren-urba/.........................................................................................................11
Figura 7: Sumidero de rejilla en cuneta. Obtenido de: http://www.hidrasoftware.com/tipos-desumideros-para-la-captacion-de-agua-de-lluvia-disponibles-en-dren-urba/............................12
Figura 8: Sumidero combinado o mixto. Obtenido de: delineantesaldia.blogspot.com..........12
Figura 9: Sumidero transversal. Obtenido de: http://es.scribd.com/doc/49107325/06Sumideros-en-Alcantarillados-de-Aguas-Lluvias#scribd........................................................13
Figura 10: Canalón instalado en una cubierta. Obtenido de:
http://cambiodebajantesmadrid.com........................................................................................13
Figura 11: Bajante en una vivienda. Obtenida de: http://www.morgral.com...........................14
Figura 12: Red unitaria en vivienda. Obtenido de: http://blogplastics.com/redes-unitarias-oredes-separativas-en-el-saneamiento/......................................................................................15
Figura 13: Red separativa en vivienda. Obtenido de: http://blogplastics.com/redes-unitarias-oredes-separativas-en-el-saneamiento/......................................................................................15
Figura 14: Ubicación de cajas de registro en vivienda. Obtenido de: Cortés, R. (2012). Dibujo
Arquitectónico Avanzado.........................................................................................................16
Figura 15: Caja de registro de acero galvanizado ubicada en jardín. Obtenida de:
http://www.zinco-cubiertasecologicas.es/guias_tecnicas/guias/Canaletas_rejillas_para_cubiertas.pdf.............................17
Figura 16: Ubicación de los distintos sistemas de recogida de aguas pluviales. Obtenido de:
http://sirio.ua.es........................................................................................................................18
Figura 17: Tipología de cunetas. Obtenido de: http://sirio.ua.es..............................................20
Figura 18: Proyecto de cunetas verdes visto en perspectiva. Obtenido de:
http://drenajeurbanosostenible.org...........................................................................................21
Figura 19: Esquema y dimensiones aproximadas de una cuneta verde seca. Obtenido de:
http://drenajeurbanosostenible.org...........................................................................................21
Figura 20: Mantenimiento de cunetas verdes. Obtenido de: http://drenajeurbanosostenible.org
..................................................................................................................................................22
Figura 21: Ciclo del agua. Obtenida de: http://www.explora.cl/descubre/articulos-deciencia/naturaleza-articulos/agua-articulos/1690-descubre-articulos-de-ciencia-naturalezaagua..........................................................................................................................................23
Figura 22: Precipitación anual de Guayaquil en el año 2014. Obtenido de:
http://www.inocar.mil.ec/.........................................................................................................24
Figura 23: Precipitación diaria de Guayaquil en el mes de Julio del 2015. Obtenido de:
http://www.inocar.mil.ec/.........................................................................................................24
Figura 24: Inundación en sector de Guayaquil. Obtenida de:
http://radioespectaculo.com/noticias........................................................................................25
Figura 25: Diagrama explicativo de la lluvia ácida. Obtenido de:
http://www.porquecomoydonde.net/........................................................................................26
62

Doménica Padilla – Instalaciones Sanitarias “A”

Figura 26: Consecuencias de la lluvia ácida en las especies marinas. Obtenido de:
http://problemasambientalesenhonduras.blogspot.com...........................................................27
Figura 27: Consecuencia de la lluvia ácida en bosques. Obtenido de:
http://problemasambientalesenhonduras.blogspot.com...........................................................27
Figura 28: Países donde se genera la lluvia ácida y países generadores de químicos que la
provocan. Obtenido de: Seager, J. (1995). Atlas del estado medioambiental..........................28
Figura 29: Estimación de la lluvia efectiva mensual con base en el promedio de lluvia (P50) y
la evapotranspiración, para una lámina de 75 mm de agua retenida en el suelo (SCS-USDA)
Obtenida de: IICA. (1998). Sistemas de captación de agua de lluvia para uso doméstico en
América Latina y El Caribe......................................................................................................30
Figura 30: Factor de corrección de la lluvia efectiva estimada en la figura 29, según diferentes
láminas de agua. Obtenida de: IICA. (1998). Sistemas de captación de agua de lluvia para uso
doméstico en América Latina y El Caribe................................................................................30
Figura 31: La cubierta como una envolvente protectora. Obtenido de: A. Juárez (2006).
Generalidades de las cubiertas.................................................................................................31
Figura 32: Ángulos admitidos para las cubiertas. Obtenido de: A. Juárez (2006).
Generalidades de las cubiertas.................................................................................................32
Figura 33: Solape y estanqueidad de agua en las cubiertas según su inclinación. Obtenido de:
A. Juárez (2006). Generalidades de las cubiertas....................................................................32
Figura 34: Construcción multicapa. Estructura laminar. Obtenido de: A. Juárez (2006).
Generalidades de las cubiertas.................................................................................................33
Figura 35: Estructura de cubierta empleando grava. Obtenido de: A. Juárez (2006).
Generalidades de las cubiertas.................................................................................................34
Figura 36: Estructura de una cubierta invertida empleando grava. Obtenido de: A. Juárez
(2006). Generalidades de las cubiertas.....................................................................................34
Figura 37: Estructura de una losa de cubierta invertida. Obtenido de: A. Juárez (2006).
Generalidades de las cubiertas.................................................................................................35
Figura 38: Estructura de una cubierta de hormigón invertida con junta abierta. Obtenido de:
A. Juárez (2006). Generalidades de las cubiertas....................................................................35
Figura 39: Tipo de cubierta según el grado de pendiente. Obtenido de: A. Juárez (2006).
Generalidades de las cubiertas.................................................................................................37
Figura 40: Crematorio de Skove del arquitecto Erik Gunnar. Obtenido de:
http://www.tectonica.es/...........................................................................................................38
Figura 41: Cubierta de 1 agua. Obtenida de: http://digibug.ugr.es/.........................................38
Figura 42: Cubierta de 2 aguas. Obtenida de: http://digibug.ugr.es/........................................38
Figura 43: Cubierta mansarda. Obtenido de: http://digibug.ugr.es/.........................................39
Figura 44: Cubierta holandesa. Obtenida de: http://digibug.ugr.es/.........................................39
Figura 45: Cubierta de 4 aguas. Obtenida de: http://digibug.ugr.es/........................................39
Figura 46: Cubiertas poliédricas. Obtenido de: http://digibug.ugr.es/.....................................39
Figura 47: Detalle constructivo del soporte de entramado y teja curva. Obtenido de:
https://portal.uah.es..................................................................................................................40
Figura 48: Detalle constructivo del soporte con tabiques palomeros. Obtenido de:
https://portal.uah.es..................................................................................................................40
Figura 49: Detalle constructivo cubierta con plaquetas. Obtenido de: https://portal.uah.es....40
Figura 50: Detalle constructivo cubierta con plancha metálica engatillada. Obtenido de:
https://portal.uah.es..................................................................................................................40
Figura 51. Elementos de las cubiertas inclinadas. Obtenido de: https://portal.uah.es.............41
Figura 52: Elementos de una cubierta plana. Obtenido de: https://portal.uah.es.....................42
Figura 53: Ejemplo de un detalle constructivo de una cubierta plana ventilada a la catalana.
Obtenido de: http://www.uginox.com/.....................................................................................43
63

Doménica Padilla – Instalaciones Sanitarias “A”

Figura 54: Terraza a la catalana. Obtenido de: http://www.mmn-arquitectos.com/.................43
Figura 55: Colocación de las capas de una cubierta caliente. Obtenido de:
http://www.construmatica.com/...............................................................................................44
Figura 56: Ejemplo de un detalle de una terraza a la andaluz. Obtenido de:
http://www.uginox.com/...........................................................................................................44
Figura 57: Capas de una cubierta transitable convencional. Obtenido de:
http://www.isover.es/................................................................................................................45
Figura 58: Casa Foriscot-Llorca del arquitecto Alfredo Payá. Obtenido de: http://www.viaarquitectura.net/........................................................................................................................45
Figura 59: Ejemplo de las capas de una cubierta no transitable convencional. Obtenido de:
http://www.isover.es/................................................................................................................46
Figura 60: Ejemplo 2 de las capas de una cubierta no transitable convencional. Obtenido de:
http://www.isover.es/................................................................................................................46
Figura 61: Campus San Juan. Cubierta no transitable. Obtenido de: http://campussanjuan.com/.............................................................................................................................46
Figura 62: Detalle de una cubierta vegetal tipo fitum. Obtenido de:
http://www.urbanarbolismo.es/................................................................................................47
Figura 63: Cubierta vegetal basada en el sistema fitum. Obtenido de:
http://www.urbanarbolismo.es/................................................................................................48
Figura 64: Detalle de una cubierta vegetal tipo baobat. Obtenido de:
http://www.urbanarbolismo.es/................................................................................................48
Figura 65: Detalle de una cubierta vegetal tipo epífita. Obtenido de:
http://www.urbanarbolismo.es/................................................................................................49
Figura 66: Detalle de una cubierta vegetal tipo viscum. Obtenido de:
http://www.urbanarbolismo.es/................................................................................................50
Figura 67: Detalle de una cubierta vegetal tipo rizoma. Obtenido de:
http://www.urbanarbolismo.es/................................................................................................51
Figura 68: Diagrama de los sistemas de canal y bajante de plastigama. Obtenido de:
http://www.plastigama.com/pdfs/construccion/canales_y_bajantes.pdf..................................52
Figura 69: Especificaciones de tuberías de gres vitrificado. Obtenido de:
http://www.euroceramic.nl/......................................................................................................53
Figura 70: Tubería de aluminio. Obetenida de: www.metalesmilgrom.com.ar.......................53
Figura 71: Uniones en tuberías de aluminio. Obtenido de: Universidad de Sevilla, 2014......54
Figura 72: Elementos de cobre para canalizar aguas lluvias. Obtenido de: http://reparacioninstalacion.mercadolibre.com.ve..............................................................................................54
Figura 73: Tubería de temple rígido. Obtenido de: www.motorex.com.pe..............................55
Figura 74: Tubería de concreto. Obtenido de: www.imcyc.com..............................................56
Figura 75: Junta espigo campana para tubería de concreto. Obtenido de:
http://preconcretos.net..............................................................................................................56
Figura 76: Junta espigo lisa para tubería de concreto. Obtenido de: http://preconcretos.net...56
Figura 77: Diagrama explicativo para instalar tuberías de concreto. Obtenido de:
http://preconcretos.net..............................................................................................................56
Figura 78: Situación actual de la Urbanización Los Vergeles. Obtenida de: Google maps.....57
Figura 79: Inundación en la ciudadela Los Vergeles. Obtenida de: http://www.andes.info.ec/
..................................................................................................................................................57
Figura 80: Inundación en Los Vergeles. Obtenido de: http://www.andes.info.ec/...................58
Figura 81: Cuenca hidrológica. Obtenido de: https://www.koshland-science-museum.org....58
Figura 82: Diagrama explicativo de una zanja biológica. Elaboración propia........................59
Figura 83: Sistema recolector de aguas lluvias. Obtenido de: http://www.fundesyram.info/..60

64

Doménica Padilla – Instalaciones Sanitarias “A”

Referencias
Adler, I., Carmona, G., & Bojalil, J. (2008). Manual de captación de aguas lluvias para
centros urbanos. Obtenido de http://static1.squarespace.com
AMANCO. (17 de 02 de 2014). Sistemas decorativos para la recolección de aguas lluvias.
Obtenido de http://www.plastigama.com/pdfs/construccion/canales_y_bajantes.pdf
ANIQ. (17 de 02 de 2014). Aplicaciones del PVC. Obtenido de
http://www.aniq.org.mx/provinilo/aplicaciones.asp
Bañón, L. (Agosto de 2015). Elementos de drenaje superficial. Obtenido de Proyectos
carreteras: http://sirio.ua.es/proyectos/manual_%20carreteras/01030404.pdf
Burbano, G. (1993). Criterios básicos de diseño para sistemas de agua potable y
alcantarillado. Obtenido de Universidad San Francisco de Quito:
http://repositorio.usfq.edu.ec/bitstream/23000/757/2/99438%20(Tesis).pdf
Centro de investigaciones en acueductos y alcantarillados. (Febrero de 2009). Sumideros
en alcantarillados de aguas lluvias. Obtenido de Scribd:
http://es.scribd.com/doc/49107325/06-Sumideros-en-Alcantarillados-de-AguasLluvias#scribd
CEPIS. (Enero de 2001). Guía de diseño para captación del agua de lluvia. Obtenido de
Slideshare: http://es.slideshare.net/
Cortés, R. (2012). Dibujo arquitectónico avanzado. En R. Cortés, Dibujo arquitectónico
avanzado (págs. 86-87). Guayaquil: Universidad Católica Santiago de Guayaquil.
EMCALI. (11 de Agosto de 2015). Norma técnica de recolección de aguas residuales y
lluvias. Obtenido de EMCALI: http://www.emcali.com.co/
Euroceramic. (17 de 02 de 2014). Introducción al gres vitrificado. Obtenido de
http://www.euroceramic.nl/CMS/upload/Introducci%C3%B3n_(2)_4103.pdf
FAO. (2013). Captación y almacenamiento de agua de lluvia . Obtenido de
http://www10.iadb.org/
IICA. (1998). Sistemas de captación de agua de lluvia para uso doméstico en América
Latina y El Caribe. Obtenido de http://repiica.iica.int
Ingenieria Rural. (19 de 02 de 2014). Obtenido de
http://www.ingenieriarural.com/Hidraulica/Diapositivas/DiapositivasTema5.pdf
Instituto Valenciano de la Edificación. (Agosto de 2015). Protección frente a la humedad de
la cubierta. Obtenido de Documento básico HS salubridad:
http://alojamiento.ulpgc.es/congresos/jornadas_cte/paginas/docencia/jornada1/docu
mentos/sesion07/HS1-CubiertasGeneralidades-AJuarez.pdf
KERAMO. (17 de 02 de 2014). Tubos de gres vitrificado. Obtenido de http://www.agsagriflora.com/documentos/gama%20manejo.pdf
Mejía, G., & Salamea, P. (29 de Marzo de 2011). Diseño de un sistema para reciclado,
control y utilización de agua lluvia en la ciudad de Cuenca. Obtenido de Universidad
Politécnica Salesiana: dspace.ups.edu.ec/

65

Doménica Padilla – Instalaciones Sanitarias “A”

Nacobre. (2014 de 20 de 2014). Nacobre. Obtenido de
http://www.nacobre.com.mx/pdf/manual_tecnico_cobre.pdf
Nieto, J. (2007). Modelo de regresión lineal múltiple para determinar influencias del índice
Niño 1+2 y la MJO sobre las precipitaciones en Guayaquil. Obtenido de Acta
Oceanográfica del Pacífico:
http://www.oceandocs.org/bitstream/handle/1834/2380/Modelo%20de%20regresi
%C3%B3n%20lineal%20m%C3%BAltiple%20para%20determinar....pdf?
sequence=1&isAllowed=y
Ortega, J. (1985). Instalaciones Sanitarias en Viviendas. Barcelona: Ediciones CEAC, S.A.
Preconcretos S.A. (20 de 02 de 2014). Preconcretos S.A. Obtenido de
http://preconcretos.net/version1/descargas/tuberia.pdf
Seager, J. (1995). Atlas del estado medioambiental. En J. Seager, Atlas del estado
medioambiental (págs. 47-50). España: Akal .
Sitio solar. (s.f.). Los sistemas de recolección de agua de lluvia. Obtenido de Sitio solar:
Portal de energías renovables: http://www.sitiosolar.com/
Soriano, A., & Pancorbo, F. (2012). Suministro, distribución y evacuación interior de agua
sanitaria. En A. Soriano, & F. Pancorbo, Suministro, distribución y evacuación interior
de agua sanitaria (págs. 82-150). España: Marcombo, S.A.
SuD. (22 de Enero de 2015). Elementos de una calle verde: cunetas. Obtenido de Drenaje
urbano sostenible: http://drenajeurbanosostenible.org/category/cunetas-verdes-2/
Universidad de Salamanca. (Octubre de 2014). Caracterización de aguas residuales.
Obtenido de Centro de investigación y desarrollo tecnológico del agua:
http://aulavirtual.usal.es/aulavirtual/Demos/Simulacion/modulos/Curso/uni_03/U3C3S
3.htm#Anchor3
Universidad de Sevilla. (19 de 02 de 2014). Obtenido de http://ocwus.us.es/ingenieriaagroforestal/hidraulica-y-riegos/temario/Tema%205.Tuberias/page_05.htm
Urbanarbolismo. (Agosto de 2015). Cubiertas ajardinadas Urbanarbolismo. Obtenido de
http://www.urbanarbolismo.es/blog/sistemas-de-cubierta-ajardinada-urbanarbolismo/
Vegas, R. (Diciembre de 2013). ¿Redes unitarias o redes separativas en el saneamiento?
Obtenido de Blogplastics: http://blogplastics.com/redes-unitarias-o-redesseparativas-en-el-saneamiento/
Woodfall, D. (Agosto de 2015). Lluvia ácida. Obtenido de National Geographic:
http://www.nationalgeographic.es/medio-ambiente/calentamiento-global/acid-rainoverview
Zevallos, O. (Noviembre de 2004). Proyecto gestión del riesgo ENSO en América Latina.
Obtenido de Cambio Global:
http://www.cambioglobal.org/enso/informes/anho4/Ecuador/Informe%20PATRONES
%20y%20PROC.%20CONST.%20SOCIAL%20Con%20Figuras%20Compactas1.pdf

66