You are on page 1of 42

LA TEORIA DE LAS REPRESENTACIONES SOCIALES

Lic. Ibette Alfonso Pérez
Profesora de Psicología. Centro de Referencia para la Educación de Avanzada (CREA)
Instituto Superior Politécnico "José Antonio Echeverría" (Cuba)
Contactar al autor

Índice.
1. Introducción.
2. En busca de la génesis de las representaciones sociales.
3. Aproximaciones al concepto de representación social.
4. Principales fuentes.
5. La construcción de las representaciones sociales.
6. ¿Cómo se forma una representación social?
7. Funciones.
8. Metodología en el estudio de las representaciones sociales.
9. Bibliografía.
1. Introducción.
Dentro de la psicología social contemporánea ha tomado auge en los últimos años una teoría que
aparece como un intento de superación a los modelos conductistas y al enfoque positivista de la
ciencia psicológica. Aunque ha sido sometida a grandes críticas, la Teoría de las representaciones
sociales ha ganado seguidores que dedican su valioso tiempo a la investigación en este campo de la
Psicología.
Resulta interesante ahondar en el estudio de uno de los modelos más recientes en psicología social,
que al decir de su principal exponente Serge Moscovici, es fácil captar las representaciones sociales
más no su concepto.
En este trabajo se describen y analizan los principales fundamentos de la teoría de las
Representaciones Sociales desde el punto de vista de sus más reconocidos teóricos así como otros
investigadores que han trabajado la línea. Se esbozan asimismo algunas notas referidas a la
metodología de trabajo sobre la que se sustenta la teoría y que sirven de base para el estudio de
diversos objetos sociales. Se considera una introducción para todos aquellos interesados en la
investigación de las representaciones sociales, así como para quienes resulta un modelo de necesaria
consulta dentro de la investigación en el campo de las ciencias sociales.

2. En busca de la génesis de las representaciones sociales.
La representación social es uno de los tópicos que más ha suscitado polémicas en los últimos años en
el campo de la Psicología Social. Seguidores y detractores han dedicado un valioso tiempo a su
estudio, por lo cual se han multiplicado las investigaciones desde y sobre sus principios.
Fue precisamente en los inicios de la década del sesenta del siglo pasado cuando sale a la luz pública
esta teoría que estaba dirigida a las personas preocupadas por entender la naturaleza del
pensamiento social. Exactamente fue en París, en 1961 que su autor, Serge Moscovici presenta su
Tesis Doctoral titulada “La Psychoanalyse son imàge et son public” (“El Psicoanálisis, su imagen y su
público”) como culminación de años de estudios teóricos y empíricos. En ella, estudió la manera en
que la sociedad francesa veía el Psicoanálisis, a través del análisis de la prensa y entrevistas a
diferentes grupos sociales.
Los psicólogos sociales de entonces se limitaban a describir categorías individuales sin explicar la
constitución social de las conductas. Además, consideraban que lo social era un mero “valor añadido”
a los mecanismos psicológicos de naturaleza particular. Por ello, tuvieron que transcurrir diez años
para que esta teoría comenzara a ganar seguidores, llegando a ser, años más tarde, una de las obras
más citadas en la bibliografía psicosocial europea.
Según Tomás Ibáñez (1988), la pobre aceptación de la teoría se debía a la profunda influencia de la
corriente conductista que reconocía el comportamiento manifiesto como único objeto de estudio y
subestimaba otras explicaciones apoyadas en elaboraciones subjetivas. Otras razones que también
apunta Ibáñez son:

1.

El privilegio otorgado en los estudios a los procesos individuales, que subestimaban lo grupal.

2.

La imagen existente en los Estados Unidos sobre los estudios europeos y en particular
franceses, signados de verbalistas y especulativos, valoración también trasladada a los
estudios de Moscovici.

3.

La reducción del concepto de representación social al de actitud, hecho que puede ser
explicado a través de uno de los mecanismos propuestos por Moscovici mediante el cual los
nuevos conocimientos se asimilan a través de la reducción a esquemas o referentes
conocidos. De modo tal que para muchos la representación no era más que un nuevo modo
de conceptuar la actitud.

La evolución de la Psicología Social ha transcurrido por etapas asociadas a conceptos precisos como
actitudes, cogniciones sociales y representaciones sociales, que han dejado profundas huellas en el
devenir histórico de la disciplina y de la teoría planteada particularmente. Por ello, ubicar sus
antecedentes es una tarea bastante compleja puesto que varias corrientes y escuelas en Psicología y
de otras Ciencias Sociales son reconocidas en estrecho vínculo con ella.

La propuesta moscoviciana de reintroducir la dimensión social en la investigación psicológica tiene
sus antecedentes en los trabajos de William Thomas y Florian Znaniecki (1918) sobre el campesino
polaco. En ellos se propone una concepción más social de las actitudes, considerándolas procesos
mentales que determinan las respuestas de los individuos hacia fenómenos de carácter social: los
valores. También pueden encontrarse en esta línea los trabajos de Jahoda, Lazarsfeld y Zeisel (1933)
con desempleados de una comunidad austriaca.
Estos trabajos tienen en común el tratar de explicar el comportamiento por creencias de origen social
que son compartidas por los grupos, estableciendo relaciones de interacción e interdependencia entre
la estructura social y cultural y los aspectos mentales. Así, mediante el concepto de actitud era posible
captar la expresión subjetiva de los cambios sociales. Debido a esto, se han originado muchos
debates en torno a las semejanzas y diferencias entre representaciones sociales y actitudes que
perduran hasta la actualidad.
Un hito en el camino que conduce a investigaciones actuales sobre cognición social y
representaciones sociales lo marcó el psicosociólogo Fritz Heider, quien dio explicación al enorme y
complejo sistema de conocimientos psicológicos de sentido común que utilizan las personas en su
vida diaria, tanto para explicarse a sí mismas sus conductas como para entender las de los otros, y
por ende, sus comportamientos, fenómeno que denominó “psicología ingenua”. Al respecto, en uno de
sus planteamientos refería:
“...De acuerdo con la psicología ingenua, la gente tiene un conocimiento de su entorno y de los
sucesos que ocurren en él, logran este conocimiento a través de la percepción y otros procesos, se
ven afectados por su ambiente personal e impersonal... permanecen en relación de unidad con otras
entidades y son responsables de acuerdo con ciertas normas. Todas estas características determinan
el papel que la otra persona juega en nuestro espacio vital y como reaccionamos ante ellas...” (Heider,
1958, citado por Perera, M., 2005, p. 34)
Heider estaba en lo cierto, la realidad llega a nosotros y es a través de su interpretación que somos
capaces de descifrarla. Por consiguiente, los significados que le atribuimos son los que van a
constituirla como única e individual, y es esa la que tiene determinados efectos sobre nosotros.
Teniendo en cuenta esta consideración, cobraría enorme valor la afirmación que apuntara el sociólogo
W. I. Thomas cuando decía que “… las situaciones son efectivamente reales si se las percibe como
tales.” (Thomas

y

Thomas,

1928,

citado

por

Ibáñez,

T.,

1988)

En este devenir histórico de la Teoría de las Representaciones Sociales es de gran relevancia la
influencia del sociólogo francés Emile Durkheim, quien desde la Sociología propuso el concepto de
Representación Colectiva referido a “… la forma en que el grupo piensa en relación con los objetos
que lo afectan…” (Durkheim, 1895/1976, citado por Perera, M., 2005, p. 26); las considera hechos
sociales de carácter simbólico, producto de la asociación de las mentes de los individuos.
… “Los hechos sociales no difieren sólo en calidad de los hechos psíquicos; tienen otro sustrato, no
evolucionan en el mismo medio ni dependen de las mismas condiciones. Esto no significa que no

sean también psíquicos de alguna manera, ya que todos consisten en formas de pensar o actuar.
Pero los estados de la conciencia colectiva son de naturaleza distinta que los estados de conciencia
individual; son representaciones de otro tipo: tiene sus leyes propias…” (Durkheim, 1895/1976, citado
por Perera, M., 2005, p. 28)
En su teoría de las dos conciencias (individual y colectiva), Durkheim suponía que los miembros de
las colectividades compartían de manera inconsciente modelos que asimilaban, reproducían y
propagaban a otros a través de la educación, como formas de comportamiento. Al respecto Moscovici
señala que la propuesta durkheimniana era rígida y estática en comparación con la que él apuntaba y
planteaba que esto era propio de la sociedad donde se había desarrollado este sociólogo. Con
relación a esto Moscovici decía:
… “En el sentido clásico, las representaciones colectivas son un mecanismo explicativo, y se refieren
a una clase general de ideas o creencias (ciencia, mito, religión, etc.), para nosotros son fenómenos
que necesitan ser descritos y explicados. Fenómenos específicos que se relacionan con una manera
particular de entender y comunicar - manera que crea la realidad y el sentido común -. Es para
enfatizar esta distinción que utilizo el término “social” en vez de “colectivo…” (Moscovici, 1984, citado
por Perera, M., 1999, p. 5).
A criterio de Tomás Ibáñez, las representaciones colectivas “…son producciones mentales que
trascienden a los individuos particulares y que forman parte del bagaje cultural de una sociedad. Es
en ellas como se forman las representaciones individuales que no son sino su expresión
particularizada y adaptada a las características de cada individuo concreto…” (Ibáñez, T., 1988, p. 19).
Si bien es cierto que Durkheim no fue el primero en señalar el factor social como determinante del
pensamiento y acción del hombre, como se había explicitado con anterioridad, es indiscutible que
sentó las bases para una concepción de la mente humana como un producto de la historia y la cultura.
Por ello Moscovici reconoce estas ideas como uno de los precedentes más significativos de su
propuesta.
Otro de los antecedentes que encontramos a principios del siglo XX son los estudios de Tarde (1901),
quien ayudó a desentrañar los mecanismos de funcionamiento y modos de elaboración de la teoría de
las representaciones sociales, aunque en contraposición a Durkheim, definió el papel del individuo y
de las conciencias individuales como cimientos de toda la vida en sociedad.
Otras escuelas como la Psicología Evolutiva Piagetiana se han nutrido también de esta teoría. Lo
relacionado con la noción o esquema social operatorio susceptible de actuar ante objetos reales o
simbólicos, los estados de la inteligencia, la representación del mundo en el niño, entre otros, son
puntos de vista de Piaget que de algún modo tienen huellas en la noción de representación social.
Asimismo, las nociones de asimilación y acomodación le aportaron elementos a Moscovici para
explicar el proceso de formación y funcionamiento de una representación social.

La naturaleza de esta generación y construcción es social: pasa por la comunicación y la interacción entre los sujetos. tras un estudio de la categoría. el delito. Armando Alonso. seguidores de Moscovici. en la representación para abordar los sesgos y en los errores de los contenidos frente a la realidad. entre otros. Darío Páez. entre otros. entre muchos otros. 2. Hasta el momento ni en la primera obra de Moscovici se . grupos e instituciones. sintetizan los principios fundamentales de la teoría y posteriormente Jodelet. Se encuentran además otros antecedentes en la escuela del Cognitivismo Social. la salud. 3. Aproximaciones al concepto de Representación Social “Representación Social” es un término que encontramos actualmente en diversas investigaciones dentro del campo de las Ciencias Sociales. Irene Smith. el trabajo. Específicamente en nuestro país podemos encontrar numerosos investigadores tales como Norma Vasallo. 3. el dirigente. el SIDA. Ash y Bruner. siendo sus principales representantes Bartlert. Otros autores como Berger y Luckman (1967). Elisa Knapp. conciben el conocimiento de la realidad como construcción social en el ámbito subjetivo. María Auxiliadora Banchs. de la vasta obra de Sigmund Freud también se ha nutrido la teoría de las representaciones sociales. Ya para 1979 se celebra en París el Primer Congreso Internacional sobre la Teoría de las Representaciones Sociales.Por su parte. María de los Ángeles Tovar. En el año 1972 Herzlich y Denise Jodelet. podemos decir que a partir de la década del 70 se abre un nuevo período en la historia de la Teoría de las Representaciones Sociales. Maricela Perera. Comenzaron a utilizarse los presupuestos moscovicianos en Europa y otras partes del mundo. Una de las ideas que dan cuenta de ello se encuentra recogida en “Psicología de las masas y análisis del yo” (1921) al plantear Freud el carácter social de la psicología individual como una característica constituyente de la vida humana. el negro. A pesar de las limitaciones presentadas en el desarrollo de la teoría. El conocimiento en la vida cotidiana tiene un carácter generativo y constructivo: nuestro conocimiento es producido inmanentemente en relación con los objetos sociales que conocemos. Alicia Mounchietti. Sus aportes fundamentales que han pasado a formar parte de los cimientos de la teoría son: 1. El lenguaje y la comunicación son mecanismos que se transmiten y que crean la realidad: tiene además gran importancia puesto que son el marco en que esta adquiere su sentido. así como su surgimiento y evolución a través de la comunicación. quienes van a profundizar en los procesos cognitivos. quienes han abordado en sus estudios objetos como: el alcoholismo. realizándose numerosos trabajos basados en dicho modelo. Otros estudios son realizados por autores como Tomás Ibáñez. Ellos intentan descubrir la relación entre la representación y el objeto que la origina. reelabora el concepto.

. una verdadera reconstrucción de lo dado en el contexto de los valores. por lo cual su ubicación será entre dos grandes ciencias: la Psicología y la Sociología. de reacciones y de evaluaciones referentes a puntos particulares. si bien es fácil captar la realidad de las representaciones sociales. se integran en un grupo o en una relación cotidiana de intercambios. las culturas o los grupos y constituyen tantos universos de opiniones como clases. emitidos en una u otra parte. p. M. un remodelado de los elementos. M. las nociones y las reglas. liberan los poderes de su imaginación. Es una organización de imágenes y de lenguaje porque recorta y simboliza actos y situaciones que son o se convierten en comunes. Implica un reentramado de las estructuras. 7). no es nada fácil captar el concepto...” (Moscovici.. en el curso de las comunicaciones interindividuales. aspectos o dimensiones del medio social. 1961/1979... Un conjunto de proposiciones. La representación social es una modalidad particular del conocimiento. p. que en lo sucesivo. habla. nociones y prácticas que proporciona a los individuos los medios para orientarse en el contexto social y material. Cada universo tiene tres dimensiones: la actitud. 1999.. durante una encuesta o una conversación. de nociones y de prácticas relativas a objetos. reacciones o evaluaciones están organizadas de maneras sumamente diversas según las clases.. 43) Años más tarde el propio autor afirmaba: “. enunciados y explicaciones originados en la vida diaria. En nuestra sociedad se corresponden con los mitos y los sistemas de creencias de las sociedades tradicionales. Toda representación social está compuesta de figuras y expresiones socializadas.. por el “coro” colectivo. sino que constituye también un instrumento de orientación de la . Al respecto el propio Moscovici expresó: “.” (Moscovici. 2005... ligadas con una forma especial de adquirir y comunicar el conocimiento. Una representación social. muestra.. comunica. la información y el campo de la representación. se solidariza.evidencia una definición acabada sobre este fenómeno. Desde su origen ha surgido de elementos sociológicos como la cultura y la ideología así como de elementos psicológicos como la imagen y el pensamiento.Representación social es un conjunto de conceptos.. Estas proposiciones. citado por Perera. Ello nos apunta a indagar en la complejidad del concepto que nos convoca. Es una organización de imágenes y de lenguaje. Un sistema de valores. para dominarlo. Es un corpus organizado de conocimientos y una de las actividades psíquicas gracias a las cuales los hombres hacen inteligible la realidad física y social. produce determinados comportamientos. que permite. 1976. Este concepto aparece por primera vez en la obra de Moscovici (1961) donde expone: “. del cual cada uno quiéralo o no forma parte.. no solamente la estabilización del marco de vida de los individuos y de los grupos. son sistemas de valores.. constructos cognitivos compartidos en la interacción social cotidiana que proveen a los individuos de un entendimiento de sentido común. incluso se podría decir que son la versión contemporánea del sentido común. cuya función es la elaboración de los comportamientos y la comunicación entre los individuos. referido por Perera. culturas o grupos existen. una forma que crea realidades y sentido común..

construcciones con status de . dar un sentido a lo inesperado. 2005. En 1986. 44) Teniendo en cuenta las ideas de Moscovici. e incluso. (Jodelet.. Son pensamiento constitutivo y constituyente. Jodelet incorpora nuevos elementos a su definición refiriendo que son “. formas de conocimiento práctico que forja las evidencias de nuestra realidad consensual. p. en Perera. ha apuntado: “Las representaciones sociales conciernen al conocimiento de sentido común que se pone a disposición en la experiencia cotidiana. 2.. que debe ser flexible.. citado por Perera.. El conocimiento espontáneo. Recientemente. (Moscovici. 5. D. sujetos sociales aprendemos los acontecimientos de la vida diaria.percepción de situaciones y de la elaboración de respuestas... p. ingenuo o de sentido común por oposición al pensamiento científico. las características de nuestro medio ambiente. Es considerada además proceso y producto de construcción de la realidad de grupos e individuos en un contexto histórico social determinado. 4. 9). imágenes condensadas de un conjunto de significados. sistemas de referencia que nos permiten interpretar lo que nos sucede. son programas de percepción. los fenómenos y a los individuos con quienes tenemos algo que ver. La manera en que nosotros. las informaciones que en él circulan. comprender y explicar los hechos e ideas de nuestro universo de vida. constituido a partir de nuestras experiencias y de las informaciones y modelos de pensamiento que recibimos y transmitimos a través de la tradición.. y ocupa una posición intermedia entre el concepto que se obtiene del sentido de lo real y la imagen que la persona reelabora para sí. 1986. la representación social concierne a un conocimiento de sentido común. M. 3. Conocimiento práctico que participa en la construcción social de una realidad común a un conjunto social e intenta dominar esencialmente ese entorno.”. 1981. El conocimiento socialmente elaborado y compartido. categorías que sirven para clasificar las circunstancias. a las personas de nuestro entorno próximo o lejano. 1999..”. M. Una propuesta bien aceptada y fiel a las ideas planteadas por Moscovici la encontramos en las elaboraciones de Denise Jodelet (1984) quien plantea que la noción de representación social concierne a: 1. la educación y la comunicación social.. Son a un mismo tiempo producto y proceso de una actividad de apropiación de una realidad externa y de elaboración psicológica y social de esa realidad.

. Algunas de las elaboraciones de Tomás Ibáñez nos plantean que “. reacciones. T. En definitiva. que están inscritas en el lenguaje y en las prácticas. de reacciones y de evaluaciones sobre puntos particulares..teoría ingenua. Darío Páez nos señala que “. actuar y orientarse en su medio social. Está orientada hacia la comunicación. y Palmanori.. p. clasificar y explicar los fenómenos de las realidades cotidianas. 55). durante una charla o conversación. 1987. p. Años más tarde insistiría en el carácter estructurado de esta categoría al plantear: “… todo conjunto de opiniones no constituye sin embargo una representación social… el primer criterio para identificar una representación social es que está estructurada”. aunque sugiere el carácter molar de la misma al englobar distintos componentes de forma sistémica. citado por Perera. María Auxiliadora Banchs (1990) concibe la representación social una modalidad de pensamiento práctico que sintetiza la subjetividad social. las representaciones sociales son un conjunto de proposiciones.. M. Se trata pues de universos de opiniones bien organizados y compartidas por categorías o grupos de individuos.” (Giacomo. que expresan la relación que los individuos y los grupos mantienen con el mundo y los otros. p. T. 1999.. M. Se podría hablar de “opinión publica”. en Ibáñez. como es el caso de Carugati y Palmanori al plantear que “. 2000.. son sistemas de creencias de menor estabilidad y la mayor de las veces característicos de lo que llamamos “subculturas” que se forman al interior de una . categorización y de explicación de las relaciones entre objetos sociales... F. las representaciones sociales parecen constituir unos mecanismos y unos fenómenos que son estrictamente indispensables para el desarrollo de la vida en sociedad.. 1991 en Perera. En este sentido.. p.. las representaciones actúan de forma análoga a las teorías científicas. 2005. “Coro colectivo” del que se quiera o no cada uno forma parte. p.. M. sistemas de significaciones que permiten interpretar el curso de los acontecimientos y las relaciones sociales. emitidos por el “coro colectivo” de aquí o allí. la comprensión y el dominio de su entorno social. 1981... con suficiente precisión para que las personas puedan desenvolverse en ellas sin tropezar con demasiados contratiempos.. A. Son teorías de sentido común que permiten describir. en Perera. 47) Otros autores seguidores de la teoría enfatizan en la importancia de la cultura y la pertenencia a determinados grupos sociales.. D. que sirven de guía para la acción e instrumento de lectura de la realidad.” (Carugati. (Giacomo. 8).”(Ibáñez. particularmente entre grupos que conducen hacia normas y decisiones colectivas de acción. Por su parte.. y que funcionan como un lenguaje en razón de su función simbólica y de los marcos que proporcionan para codificar y categorizar lo compone el universo de la vida. pero de hecho estas proposiciones. 1988. 10).. que son forjadas en la interacción y el contacto con los discursos que circulan en el espacio público. modelos imaginarios de categorías de evaluación. las representaciones producen los significados que la gente necesita para comprender. 1988. 1999.” (Jodelet. las clases y los grupos en el interior de cada cultura. Di Giacomo (1981) refiere que son “. 35). Con este planteamiento el autor nos indica que necesariamente no tiene por qué existir una representación social para cada objeto en el que pensemos. evaluaciones se organizan de modo muy distinto según las culturas.

que va a asumir sus particularidades en cada contexto socioeconómico concreto. 2000. económicas e ideológicas en que surgen. Estas emergen ante objetos o hechos sociales que exigen ser “normalizados” y transformados en algo conocido o bien explicar lo negativo. cuando nos referimos al contexto sociocultural que determina una representación. a pesar de su diversidad notamos que no son excluyentes ni contradictorias. p. Son importantes además. . sino que tienden a complementarse. Las principales fuentes de las Representaciones Sociales se han visto reflejadas en los supuestos elementales que articulan esta teoría. la ideología y la pertenencia socio-estructural dejan su impronta. valores. por medio de tradiciones. normas. citado por de la Incera. creencias.sociedad. Estudiar contenidos concretos de determinadas representaciones permite describir características de una sociedad en un momento preciso de la historia de esa sociedad. Ciertamente. donde fenómenos de la cultura. Por ello se puede afirmar que la representación social es un proceso de construcción de la realidad.. Las representaciones sociales son concebidas como discurso ideológico “no institucionalizado. Sin embargo. escenario donde cristaliza la cultura. se desarrollan y desenvuelven los grupos y objetos de representación que estudiamos. debemos tener en cuenta las condiciones históricas. multifacética y polimorfa. Principales fuentes. Son pensamiento constituyente pues no sólo reflejan la realidad sino que intervienen también en su elaboración. cognitivos. 12). llega a cada hombre con expresiones de la memoria colectiva y es a través del lenguaje que se transmite todo este arsenal cultural que es determinante en la formación de las representaciones sociales. no obstante. las representaciones sociales constituyen una formación subjetiva. De tal modo. 1992. así como la inserción social de los individuos en términos de pertenencia a determinados grupos y las prácticas sociales en los que estos participan. 4. pensamiento constituido en tanto se transforman en productos que intervienen en la vida social como estructuras preformadas que posibilita interpretar la realidad. Luego. no se puede olvidar que ante todo. por tal motivo resulta imposible dar cuenta de todas ellas. las representaciones sociales son procesos. De modo general. al mismo tiempo que elementos afectivos. son muchas las nociones que sobre este tópico se han elaborado. simbólicos y valorativos participan en su configuración. N. las instituciones u organizaciones con las que interactúan los sujetos y grupos. En sentido amplio se encuentra la experiencia acumulada por la humanidad a lo largo de la historia.” (Páez. Por ello concuerdo con muchos investigadores cuando plantean que existen tantas definiciones como la amplia variedad de objetos de representación. Son a la vez pensamiento constituido y pensamiento constituyente. Otros investigadores han planteado que las representaciones sociales son ante todo “productos socioculturales” pues proceden de la sociedad y nos informan sobre características propias de grupos que las asumen.

siendo una formación más compleja. actitudes. Las representaciones sociales constituyen una unidad funcional estructurada. 3. Dentro de esta última podemos destacar las conversaciones cotidianas en las cuales recibimos y ofrecemos todo un cúmulo de informaciones el cual es imprescindible en la estructuración de la representación social. toda creencia ideológica. valores. valores. Algunas pueden guardar estrecha relación con la propia representación social. Están integradas por formaciones subjetivas tales como: opiniones. así como los roles y posiciones que al individuo le toca asumir y ocupar dentro de ese medio. actitudes. es decir. y en esto han radicado muchas críticas. A criterio de Frank Elejabarrieta (1995) existen tres grandes tipos de objetos capaces de originar un proceso representacional: 1. Durante estas interacciones comunicativas se origina el llamado “trasfondo comunicacional” que sirve de escenario permanente a las representaciones. La construcción de las representaciones sociales. Darío Páez (1992) plantea que las representaciones sociales emergen ante objetos. pues son las polémicas particularmente relevantes para grupos y contextos. ajustarse en algo conocido y concreto. transformarse. dentro de la que se puede mencionar los medios de comunicación como transmisores de conocimientos. ideas y teorías científicas de corte utilitario en la vida cotidiana. informaciones y la comunicación interpersonal. La imaginación cultural. por lo que afirma que la contradicción entre valores ideológicos y la existencia de conflictos provocan el surgimiento de representaciones. a los que Moscovici denomina “discutibilidad social”. de modo que ellas se encuentran contenidas dentro de la propia representación y por tanto. 5.Otras de las fuentes esenciales de las representaciones es la comunicación social en sus diferentes formas. normas y tradiciones con que los individuos afrontan las situaciones cotidianas. las representaciones sociales las trasciende. no necesariamente. Las condiciones sociales y acontecimientos significativos. o explicar aquello que resulta negativo. De forma general podemos sintetizar que las representaciones sociales se construyen en función de las comunicaciones que circulan en el medio social. imágenes. creencias. valores. solamente aquellas relacionadas con situaciones conflictivas. que son cuestiones relevantes para los grupos sociales en un contexto dado. y en ellas encontramos expresadas el conjunto de creencias. modelos. es fuente inagotable de contenidos para estos. informaciones y conocimientos. y a su vez. los elementos míticos o mágicos. deriva en una representación. 2. . procesos o hechos sociales que demandan “normalización”. Plantea además que todo estereotipo. Objetos.

2001. Jean Claude Abric (1976) presupone que una representación está organizada en un sistema central y otro periférico. Campo de representación: Este es el tercer elemento constitutivo de la representación social. mientras que la representación social se sitúa en “ambos polos”: constituye el estímulo y determina la respuesta que se da. Dentro de ellos. pues nos representamos “algo” luego y en función de la toma de posición hacia ese “algo”.. pues el acceso a las informaciones está siempre mediatizado por ambas variables. la información sobre ese objeto y un campo de representación donde se organizan jerárquicamente una serie de contenidos. la pertenencia grupal y la inserción social juegan un rol esencial. Moscovici señala que: “. pues las técnicas son muy similares. que constituye la parte más estable y sólida de la representación. La actitud: Es el elemento afectivo de la representación. expresa por tanto.” (referido por Rodríguez. Imprime carácter dinámico y orienta el comportamiento hacia el objeto de representación. 17). Plantea la hipótesis según la cual los individuos o grupos reaccionan no a las características objetivas de la situación. sino a la representación que de ellas tienen. la actitud es la primera dimensión de una representación. compuesto por cogniciones que dotan de significado al resto de los elementos. que expresan de forma vívida al objeto representado. Según Darío Páez la diferencia más notable entre actitud y representación está dada en la interpretación de los datos más que en los instrumentos que son utilizados. El campo representacional se estructura en torno al núcleo o esquema figurativo. dotándolo de reacciones emocionales de diversa intensidad y dirección. Se manifiesta como la disposición más o menos favorable que tiene una persona hacia el objeto de la representación. . una orientación evaluativa en relación con el objeto. O. la actitud implica un estímulo ya constituido. Investigaciones llevadas a cabo han demostrado que desde el punto de vista de la génesis. p. También tienen una fuerte capacidad de influencia la cercanía o distancia de los grupos respecto al objeto de representación y las prácticas sociales en torno a este. La información: Es la dimensión que refiere los conocimientos en torno al objeto de representación. su cantidad y calidad es variada en función de varios factores. presente en la realidad social a la que se reacciona con determinada disposición interna. En el núcleo figurativo se encuentran aquellos contenidos de mayor significación para los sujetos.. que se organizan en una estructura funcional determinada.Las representaciones se estructuran alrededor de tres componentes fundamentales: la actitud hacia el objeto. Nos sugiere la idea de “modelo” y está referido al orden que toman los contenidos representacionales.. Es necesario destacar que esta dimensión es “construida” por el investigador a partir del estudio de las anteriores.

Es un elemento esencial en la defensa y protección de la significación central de la representación y absorbe las informaciones o eventos nuevos. pues determina la naturaleza de los lazos que unen entre sí los elementos de la representación. sociológicas e ideológicas. Es más sensible a las características del contexto inmediato. . Dotado de estabilidad. Está directamente vinculado y determinado por las condiciones históricas. a sus experiencias vividas. Garantiza la continuidad y permanencia de la representación. 4. organizadas alrededor de un núcleo central común al resto de los miembros del grupo. Marcado por la memoria colectiva del grupo y su sistema de normas. La representación se estructura en torno al núcleo figurativo que la dota de significación global y organiza los elementos periféricos que protegen su estabilidad y además tiene funciones adaptativas. Permite una cierta modulación individual de la representación. pues permite definir la homogeneidad del grupo social. susceptibles de cuestionar el núcleo central. En el sistema periférico se encuentran insertadas las experiencias individuales de cada sujeto. a través de la cual se crea o se transforma y da significación a otros elementos constitutivos de la representación. Hace posible la existencia de representaciones más individualizadas. 3. Es el elemento unificador o estabilizador. Su flexibilidad y elasticidad posibilitan la integración de la representación a las variaciones individuales vinculadas a la historia del sujeto. Tiene una función generadora. 3. 2.El sistema central tiene una marcada relevancia ya que va a estructurar los contenidos que están fuertemente anclados sobre la memoria colectiva del grupo que lo elabora. por lo cual es posible explicar la diversidad de representaciones que existen al interno de un grupo entre sus miembros. Sus características fundamentales pueden ser sintetizadas de la siguiente manera: 1. Las principales características de este sistema son: 1. asegura la función de regulación y adaptación del sistema central a los desajustes y características de la situación concreta a la que se enfrenta el grupo. Por su flexibilidad. Este sistema adopta mayor dinamismo. Concretiza el sistema central en términos de toma de posición o conducta. dotando a la representación de estabilidad y permanencia. flexibilidad e individualización que el sistema central. por lo cual constituye la parte más coherente y rígida. coherencia y resistencia al cambio. Tiene función consensual. 2. Tiene una cierta y relativa independencia del contexto social inmediato. 5. 6.

La naturalización: Según Ibáñez es en tanto proceso donde el núcleo central adquiere un status ontológico que lo sitúa como un componente más de la realidad objetiva. Darío Páez diría que “.. como puede ser la inserción de las personas en la estructura social. fases que se encuentran muy ligadas por el hecho que una presupone a la otra. ¿Cómo se forma una representación social? Para llegar a conformarse la representación es imprescindible que ocurran dos procesos: la objetivación y el anclaje. se trata del proceso mediante el cual se concreta. Es por ello que diversos autores han demostrado su alcance.. Una vez que ha quedado constituido. El núcleo central es el resultado de un proceso de construcción social de una representación mental. se olvida el carácter artificial y simbólico del núcleo y se le atribuye plena existencia fáctica.es el mecanismo que permite afrontar las innovaciones o la toma de contacto . La construcción selectiva: Aquel proceso a través del cual los diferentes grupos sociales y los sujetos que los integran se apropian.6.. El núcleo pasa a ser la expresión directa de una realidad que se le corresponde perfectamente y de la cual no parece constituir sino un reflejo fiel. La esquematización estructurante: Una vez seleccionada la información y convenientemente adaptada a través del proceso de apropiación. Se realiza a través de tres fases: la construcción selectiva. El mecanismo de la objetivación está notablemente influenciado por una serie de condiciones sociales. 1987) Este mecanismo se encuentra bajo la influencia de la inserción de los sujetos en la sociedad. de sus condiciones sociales. de una manera muy particular y específica.. Podría definirse como aquel proceso a través del cual llevamos a imágenes concretas que nos permiten comprender mejor lo que se quiere decir. sin embargo. se organizan libremente y se estructura un modelo figurativo icónico simple. En esta fase se retienen selectivamente elementos. Esta forma de preparación implica la retención de algunos elementos de la información y el rechazo de aquellos que no resulten significativos. se materializa el conocimiento en objetos concretos. Tan solo la representación objetivada. Consiste en transferir algo que está en la mente en algo que existe en el mundo físico. la esquematización estructurante y la naturalización. El anclaje. Esto da lugar a la formación del núcleo central. se organiza internamente para conformar una imagen del objeto representado de manera coherente y de fácil expresión. naturalizada y anclada es la que permite explicar y orientar nuestros comportamientos.. estos nuevos elementos van a adaptarse a las estructuras formadas anteriormente. aquellos conceptos que aparecen de manera abstracta. Los elementos retenidos se someten a una transformación con el objetivo de que puedan encajar en las estructuras de pensamiento que ya están constituidas en el sujeto. Moscovici refiere que “. de las informaciones y los saberes sobre un objeto. el núcleo tiene toda la fuerza de los objetos naturales que se imponen “por sí mismos” a nuestra mente. es decir. La objetivación.”(Páez y col.

la cual aparece con un significado específico ante nuestros esquemas antiguos y a la que se le atribuye una funcionalidad y un papel regulador en la interacción grupal. cuatro funciones básicas de las representaciones. permitiendo la elaboración de una identidad social y personal gratificante. Definen el cuadro de referencias comunes que permiten el intercambio social. de modo asimilable y comprensible para ellos. pues las informaciones recibidas son deformadas por nuestros esquemas ya constituidos. Función de conocimiento: Permite comprender y explicar la realidad. compatible con el sistema de normas y valores social e históricamente determinados. 1998.la comunicación. Para nosotros el proceso de anclaje sería la integración al pensamiento de una nueva información sobre un objeto. a los individuos y los grupos en el contexto social. la transmisión y difusión del conocimiento. y el segundo. El proceso de anclaje articula las tres funciones básicas de la representación: función cognitiva de integración de la novedad. y a su vez. 20). el primero transfiriéndolo a nuestra esfera particular donde somos capaces de compararlo e interpretarlo. coherente con sus esquemas cognitivos y valores. Jean Claude Abric (1994) hace una sistematización sobre el tema donde resume.”(Moscovici. función interpretativa de la realidad y función de orientación de las conductas y las relaciones sociales. Las representaciones permiten a los actores sociales adquirir nuevos conocimientos e integrarlos. reproduciendo entre las cosas que podemos tocar y en consecuencia. T.. Funciones Las funciones de las representaciones sociales han sido expuestas por varios autores destacando la funcionalidad y utilidad práctica de la teoría en el ámbito social. (referido por Rodríguez. 50).con los objetos que no son familiares. citado por Ibáñez. o sea. p.. Utilizamos las categorías que nos son ya conocidas para interpretar y dar sentido a los nuevos objetos que aparecen en el campo social. 2. esta nueva información cambia nuestros propios esquemas para acomodarlos a sus características. Es aquí donde se manifiestan los procesos de asimilación y acomodación. Sitúan además. Tanto el anclaje como la objetivación hacen familiar lo no familiar. siendo precisamente dichas funciones las que presentamos a continuación: 1. p. Por otro lado. controlar. 2001. . 1976. a su modo de ver. Se puede afirmar entonces que este proceso se refiere al enraizamiento de la representación social y su objeto. Función identitaria: Las representaciones participan en la definición de la identidad y permiten salvaguardar la especificidad de los grupos. ellas facilitan -y son condición necesaria para. Estas funciones han sido desarrolladas en un trabajo realizado por Maricela Perera (1999). O. 7.

2004. Función icónico-simbólica: Permite hacer presente un fenómeno. constituyendo una acción sobre la realidad. Función sustitutiva: Las representaciones actúan como imágenes que sustituyen la realidad a la que se refieren. 14) La importancia. Dichas funciones son: 1. partiendo de presupuestos compatibles. citado por Cabrera. donde se revela la importancia del lenguaje para nuestra investigación. abordar el fenómeno desde distintas ópticas. 1990. Función justificatoria: Las representaciones permiten justificar un comportamiento o toma de posición. Permiten producir un sistema de anticipaciones y expectativas.” (Doise. los “discursos” serían todas las formas de interacción hablada. una de las vías para acceder a su conocimiento se halla en el campo de la comunicación y la interpretación. la interpretación de la realidad conforme a su representación. y a su vez participan en la construcción del conocimiento sobre dicha realidad. explicativas y clasificatorias. 8. orientadoras. p. lo cual no quiere decir que todos o cualquiera sean válidos. Posibilitan la selección y filtraje de informaciones. pudiendo articular métodos y técnicas que nos permitan un mayor acercamiento al mismo. Su trascendencia radica en que es una práctica que construye sistemáticamente el objeto del cual habla. objeto o hecho de la realidad social. hacen que sea un instrumento de trabajo difícil de manipular. Al respecto decía Doise: “…la pluralidad de aproximaciones de la noción y la pluralidad de significados que vehicula. pues es mediante los “discursos” de los individuos que conoceremos el fenómeno. M. sin que esto signifique un eclecticismo teórico-metodológico. recreándonos la realidad de modo simbólico. La funcionalidad de las representaciones sociales puede sintetizarse en evaluativas. Intervienen directamente en la definición de la finalidad de una situación. De tal modo. . 4. formal e informal y todo tipo de textos escritos. amplitud y complejidad del fenómeno representacional conlleva a la necesidad de combinar enfoques o perspectivas teóricas que de modo complementario se articulen y asuman diferentes abordajes metodológicos.. pero hasta nuestros días no se ha privilegiado ninguno en particular. Ella define lo que es lícito y tolerable en un contexto social dado. Por ello nos es posible. el tipo de relaciones apropiadas para el sujeto. Precisamente. ellas actúan como una práctica teatral. determinando así a priori. a través de las imágenes o símbolos que sustituyen esa realidad. A esta es necesario añadir otras dos funciones que guardan estrecha interrelación con las mencionadas anteriormente. 2. para lo cual han sido utilizados diversos métodos e instrumentos. Al decir de Potter y Wetherell (1987). A lo largo de los años se han realizado distintas investigaciones sobre el tema. Función de orientación: Las representaciones guían los comportamientos y las prácticas. Metodología en el estudio de las Representaciones sociales Estudiar la teoría de las Representaciones Sociales es una tarea ardua y compleja.3. explicar una acción o conducta asumida por los participantes de una situación.

Bibliografía  Alfonso. Determinar los sujetos en cuyas manifestaciones discursivas y comportamientos se estudiará la representación. Nos corresponde entonces definir la metodología que utilizaremos para la recogida y procesamiento de la información. Determinar las dimensiones del contexto sociocultural donde se desenvuelven los sujetos que se tendrán en cuenta para conocer sobre la representación. 3. dan sentido y dirección al pensamiento de cada individuo particular. Ellos son los siguientes: 1. Enunciar exactamente el objeto de la representación. podemos tener acceso a dicho material discursivo. Facultad de Psicología. en tanto modalidad del pensamiento social. Es nuestra consideración que a través de técnicas como las entrevistas en profundidad y las asociaciones de palabras. las actitudes y el conjunto de informaciones que componen esta categoría. No debemos pasar por alto un importante precepto teórico que plantea esta teoría donde se enuncia que toda representación es siempre de algo (el objeto) y de alguien (el sujeto. .Es preciso establecer con suficiente rigor y precisión cuál es el contenido concreto de la representación de tal forma que nos permita estudiar su dinámica interna. que no es una secuencia lineal direccional. Dada la relación dialéctica que debe existir entre ambos. Trabajo de Diploma. I. realizando un cuidadoso análisis. 2. Universidad de la Habana. sino un proceso dialéctico que avanza a través de contradicciones. Es necesario añadir que los discursos no constituyen una expresión directa de las representaciones de los sujetos y corresponde al investigador su construcción. puesto que los universos semánticos producidos por los sujetos incluyen elementos cognitivos. la población o grupo social). 9. Una aproximación a su representación social en adolescentes y jóvenes”. Evidentemente. que por su naturaleza favorece la espontaneidad y la naturalización de la situación de intercambio. y que permiten atestiguar la presencia de una representación social debido al grado de estructuración de estos elementos. se nos hace imprescindible señalar algunos aspectos metodológicos que puntualiza Celso Pereira de Sá (1998) que consideramos fundamentales cuando del estudio de esta categoría se trate. (2002): “El delito. simbólicos y afectivos que organizan. que en términos de metodología de la investigación consistiría en diseñar el análisis lógico de un estudio. nos encontramos ante un amplio espectro de posibilidades metodológicas para estudiar las representaciones sociales. Se hace necesario para ello recurrir a técnicas que permitan conocer el esquema figurativo. el campo de representación.

 Mesa. .. (1988): “Ideologías de la Vida Cotidiana”. (2000): “Un estudio de la representación social del dirigente y del gerente y empresario”. Trabajo de Diploma.  Páez. I. A. (2002): “La teoría de las representaciones sociales de Serge Moscovici”. (2000): “Representación social de la Salud”. M. Facultad de Psicología. CIPS. en “Aportes críticos a la Psicología en América Latina”. Universidad de la Habana. Facultad de Psicología. La Habana. (1996): “El SIDA en Cuba: una aproximación desde la teoría de las representaciones sociales”. Perera.  Ibáñez. 2.. trayectoria y actualidad”.uab. C. en Moscovici. Universidad de la Habana. Universidad de La Habana. M. (2001): “Representaciones sociales de la vida cotidiana en Cuba”.  Mora. Facultad de Psicología.  Martín. D. España. Revista Cubana de Psicología. concepto y teoría”. (2004): “El diseño soy yo. Editorial Universidad de Guadalajara. Universidad de la Habana. y cols.  Columbié. N. 18. No. Informe de investigación. Editorial Sendai. Trabajo de Diploma. La Habana. Vol. Ensayo. Facultad de Psicología.. M.  Jodelet. M. (1988): “La representación social: fenómeno. Tesis de maestría. No. Tesis de maestría. Cognición y representación social”. (2001): “El negro y su representación social: un estudio de aproximación en los grupos de la estructura social urbana actual”. otoño 2002.pdf  Morales-Fundora. D. T. S. individuo y sociedad. Barcelona. disponible en:http://blues. Editorial Paidós.  Perera. Banchs. M. México. G. S. (1990): “Las representaciones sociales: sugerencias sobre una alternativa teórica y un rol posible para los psicólogos sociales en Latinoamérica”. 1. (1999): “A propósito de las representaciones sociales: apuntes teóricos. M. (2000): “Representación social del SIDA. L. Madrid. España. Editorial Ciencias Sociales. Una propuesta desde las representaciones sociales”. Barcelona. (1987): “Pensamiento. Trabajo de Diploma.es/athenea/num2/Mora. Trejo. A. “Psicología Social II”.  Cabrera. Athenea Digital. Aproximación a su estudio en mujeres con conducta sexual de riesgo”. Universidad de La Habana.  Guerra. Editorial Fundamentos. Facultad de Psicología. Z. y cols.  De la Incera. España.

 Rodríguez. Universidad de La Habana. (2005): “Representación social del SIDA en adolescentes.  Urrutia. Ministerio de Ciencia. (2001): “Representación social del alcoholismo”. Zamora. Vol.  Rodríguez. Ciudad Habana. (2003): “Metodología. ________ (2005): “Sistematización crítica de la teoría de las Representaciones Sociales”. El Colegio de Michoacán. Centro de Investigaciones Psicológicas y Sociológicas. L.  Suárez.  Santillano. (2003): “La violencia doméstica: una aproximación a su representación social en un grupo de escolares y sus padres”. Revista Relaciones. padres y abuelos pertenecientes al C-157 del Policlínico Raúl Sánchez. L. Facultad de Psicología.24. invierno. 93. Tesis en opción al grado doctor en Ciencias Psicológicas.  Reinaldo. O. Cuba. Universidad de La Habana. Y. y cols. Tecnología y Medio Ambiente. Editorial PROGRAF. Pinar del Río”. Trabajo de Diploma. Santiago de Cuba. Facultad de Psicología.. Trabajo de Diploma. métodos y técnicas de la investigación social III. González. (2000): “La representación social de las transformaciones económicas en mujeres que pertenecen a sectores tradicionales y emergentes de la economía”. Universidad de la Habana. J. T.” Editorial Félix Varela. Tesis presentada en opción al título académico de Master en Psicología Clínica y de la Salud. G. Gil.. Facultad de Psicología. . G. La Habana. D. R. (2002): “Metodología de la investigación cualitativa”. (2003): “El debate de las representaciones sociales en la psicología social”. Trabajo de Diploma. México. Facultad de Psicología. I.  Rodríguez. No. Universidad de La Habana.

En él. ya que es el depositario de la memoria que la familia y los grupos recogen de sus contactos con el cotidiano. entre otros libros. 2007). un substrato ideológico mantenido por la comunidad. Cultura mediática y poder mundial (Buenos Aires: Norma. En esa dimensión. Se trata de una producción colectiva. en movimientos continuos o discontinuos de preservación del orden vigente o de introducción de cambios (1). La noción de imaginario social es fundamental para la comprensión del universo de representaciones simbólicas que caracterizan y distinguen los valores y creencias de una determinada sociedad.Invierno 2007 / N° 2 Edición Impresa Imaginario social. modelan conductas y estilos de vida. 2005) y Combates e utopias: os intelectuais num mundo em crise (Río de Janeiro: Record. identificamos las diferentes percepciones de los actores en relación a sí mismos y de unos en relación a los otros. Los símbolos revelan lo que está detrás de la organización de la sociedad y de la propia comprensión de la historia humana. "además de ser un factor regulador y estabilizador. Bronislaw Baczko señala que es por medio del imaginario que se pueden alcanzar las aspiraciones. profesor del Programa de Doctorado en Comunicación de la Universidade Federal Fluminense e investigador del Consejo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico. el uso social de las representaciones y de las ideas. también es la facultad que permite que los modos de sociabilidad existentes no sean considerados definitivos y como los únicos posibles. Se trata de un lugar estratégico en que expresan conflictos sociales y mecanismos de control de la vida colectiva. los miedos y las esperanzas de un pueblo. Estos elementos plasman visiones de mundo. La imaginación social. El imaginario social se expresa por ideologías y utopías y también por símbolos. 2006). La formación del imaginario social Foto: Zenda Liendivit Dênis de Moraes es Doctor en Comunicación y Cultura por la Universidade Federal do Rio de Janeiro. como ellos se visualizan como partes de una colectividad.Es autor. alegorías. El imaginario social está compuesto por un conjunto de relaciones imagéticas que actúan como memoria afectivo-social de una cultura. detectan sus enemigos y organizan su pasado. cultura y construcción de la hegemonía DENIS DE MORAES 1. rituales y mitos. de Brasil.esto es. las sociedades esbozan sus identidades y objetivos. o sea. presente y futuro. Su eficacia política va a depender del grado de reconocimiento social alcanzado por la producción de imágenes y representaciones en el cuadro de un . y que puedan ser concebidos otros modelos y otras fórmulas. Por otra comunicación (Barcelona: Icaria/Intermón.Contratiempo Revista de cultura y pensamiento / La cultura crítica en América Latina / Otoño . 2004)." (2) Esa concepción dinámica del imaginario nos posibilita observar la vitalidad histórica de las creaciones de los sujetos . de Sociedad mediatizada (Barcelona: Gedisa.

Bloch distingue la imaginación de la fantasía: la primera tiende a crear un imaginario alternativo a una coyuntura insatisfactoria. no flota . Cuando el significado no es reconocido en el proceso de decodificación. Bloch se basa en la teoría de las potencialidades inmanentes del ser que todavía no fueron exteriorizadas y que constituyen una fuerza que proyecta el ente para el futuro. El acto de imaginar aclara rumbos y acelera utopías. Como activadora del campo del imaginario. a perseguir anhelos. a buscar satisfacciones que aún no encontró. los medios inteligibles de sus intercambios con las instituciones. marca la distribución de los papeles y posiciones sociales. la segunda nos aliena en un conjunto de " imágenes exóticas" en que buscamos compensar una insatisfacción difusa. El imaginario no es sólo copia de lo real. él puede ser reciclado en nuevos niveles. los sujetos pueden percibir las contradicciones del presente y vislumbrar otros horizontes. En el extremo opuesto. Como nos propone Ernst Bloch al indicar un nexo entre las potencialidades "aún-no-manifiestas" del ser y la actividad creadora de la " conciencia anticipadora". aunque la libertad de hacerlo sea limitada por las normas sociales. Las significaciones imaginarias despertadas por tales imágenes establecen referencias simbólicas que definen. para los individuos de una misma comunidad. a dividir expectativas. motivándonos a explorar posibilidades que virtualmente existen y que deben ser realizadas. La conciencia obliga al hombre a salir de sí mismo. al cuál compite perfilar voces que simulan armonías en el conjunto. Pero los símbolos no son neutros. su potencial simbólico agencia sentidos. La función utópica de la conciencia anticipadora es la de convencernos de que podemos enfrentar problemas actuales en sintonía con las líneas que anticipan el futuro. en imágenes expresivas. la cual "designa su identidad haciendo una representación de sí. una vez que los individuos atribuyen sentidos al lenguaje. El futuro deja de ser insondable y vago. La imaginación nos libera de la evidencia del presente inmediato. Imaginando.imaginario específico a una cierta colectividad. el símbolo cae en el vacío. a su vez. la sociedad constituye siempre un orden simbólico. la imaginación no puede prescindir de un código operacional de comunicación. Sólo la imaginación permite a la conciencia humana adaptarse a una situación específica o movilizarse contra la opresión (5). Lo real no es sólo un conjunto de hechos que oprime. expresa e impone creencias comunes que determinan principalmente modelos formadores"(3). que. pasando a vincularse a la realidad como expectativa de liberación y de desalineación(4). En otras palabras: la imaginación es uno de los modos por los cuáles la conciencia percibe la vida y la elabora.

"un término grupal por otro. el Estado etc. que puede ser el padre. no a un objeto sensible. "los más estables símbolos están anclados en necesidades profundas y acaban por tornarse una razón de existir y actuar para los individuos y para los grupos sociales". el ancestral. consenso y dirección cultural Al examinar las tensiones entre las fuerzas sociales." Es el símbolo que permite al sentido engendrar límites. pues son legitimadas por significaciones que traducen nociones de identidad reconocidas y legitimadas por las comunidades (7). y en eso consiste la trascendencia de las ideologías: ellas expresan las relaciones vividas por los hombres. Por eso. El itinerario simbólico para la construcción del imaginario social depende de los modos de apropiación y uso de los símbolos. consagrándolo como orden irreducible a cualquier otro. "los sistemas simbólicos en que se asienta el imaginario social son construidos a partir de la experiencia de los agentes sociales. Las instituciones no se reducen a la dimensión simbólica. pero sólo existen en el simbólico. Para Baczko. Vale decir. el símbolo es. pero una convención por otra. en nivel del imaginario. los cuales se refieren a un sentido. aspiraciones y motivaciones"(6). El real es. entre las pulsiones subjetivas y asimiladoras y las presiones objetivas provenientes del medio cósmico y social" (8). pues. Los sistemas simbólicos emergen para unificar el imaginario social. ¿Y lo que se puede intercambiar con los símbolos? No es la naturaleza por la convención. formulaban la idea de que el Estado Soviético perpetraba la alianza de trabajadores del campo y de la ciudad. Hegemonía. como factor de identificación entre los sujetos. sobredeterminado por el imaginario. establecen las finalidades y la funcionalidad de las instituciones y de los procesos sociales.en el aire . Interfaz del individual con el institucional. se tornaron signos portadores de mensaje ideológico: la bandera como traducción de la mezcla del socialismo con los intereses de los trabajadores.tiene que incorporar las señales del que ya existe. de acuerdo con Yves Durand. 2. la "marca del incesante cambio existente. De objetos. pero también a partir de sus deseos. diferencias. A través de los múltiples imaginarios. La hoz y el martillo en la bandera de la extinta Unión Soviética no aludían únicamente las herramientas de trabajo transportadas para la cadena de simbolización. estamos penetrando en el campo de las batallas . bajo un principio estructurante. una sociedad traduce visiones que coexisten o se excluyen mientras fuerzas reguladoras del cotidiano. tornando posible la mediación social. dios.

que ocupa los diversos espacios de la superestructura. que significa "conducir". Para Gramsci. gradualmente. Etimológicamente. destacando como principal mérito del líder bolchevique haber criticado las simplificaciones economicistas y deterministas y comprendido el extraordinario valor de la lucha cultural para la afirmación de las clases subalternas y de un nuevo sistema económico-social. pero incluye necesariamente la dimensión cultural. en el griego antiguo. "ser jefe". normas morales y reglas de conducta (9). que quiere decir "conducir". de una terminología con sentido militar. creencias. La idea de embates por la dirección político-cultural de una sociedad y por el control del imaginario colectivo confiere al término hegemonía un sentido militar nada casual. Gramsci retoma las reflexiones de Vladimir I. incorpore capas y grupos al movimiento racional de emancipación. y que se identifica con los aparatos de coerción bajo control de los grupos burocráticos ligados a las . Se trata. sino como la necesidad imperiosa de una superior capacidad de interpretación de la historia y de solución de los problemas concretos que ella evidencia. La constitución de una hegemonía es un proceso históricamente largo. "ser guía". Lenín sobre los embates ideológicos entre las clases que disputan posiciones de poder en una sociedad dada. hegemonía deriva del griegoeghestai. y por derivación "ser jefe". caracteriza el liderazgo ideológico y cultural de una clase sobre las otras. La modificación de la estructura social debe preceder una revolución cultural que. la idea de hegemonía en Lenin – en la perspectiva de Gramsci – no debe ser entendida en los límites de una dominación pura y simple. con el propósito de obtener consenso para un universo de valores. "comandar". "dominar". hegemonía no se restringe a la dirección política. Una de ellas es representada por la sociedad política.ideológicas por la conquista de la hegemonía cultural. la hegemonía puede (y debe) ser preparada por una clase que lidera la constitución de un bloque histórico (amplia y durable alianza de clases y fracciones). Eghemonia. y del verboeghemoneuo. conjunto de mecanismos a través de los cuáles la clase dominante detiene el monopolio legal de la represión y de la violencia. El concepto de hegemonía. era la designación para el comando supremo de las Fuerzas Armadas. Para Gramsci. Sin embargo. Él distingue dos esferas en el interior de las superestructuras. El eghemon era el guía y también el comandante del ejército. Gramsci supera el concepto de Estado como sociedad política (o aparato coercitivo que busca adecuar las masas a las relaciones de producción). Las formas históricas de la hegemonía no siempre son las mismas y varían conforme la naturaleza de las fuerzas sociales que la ejercen. por lo tanto. según el filósofo italiano Antonio Gramsci.

prescinden de la fuerza. Sociedad civil y sociedad política se diferencian por las funciones que ejercen en la organización de la vida cotidiana y. que colocaría en peligro la legitimidad de sus pretensiones. forman el Estado en sentido amplio: "sociedad política + sociedad civil.fuerzas armadas y policiales y a la aplicación de las leyes. en “aparato hegemónico político y cultural de las clases dominantes”. Tales aparatos. más específicamente. están empeñados en obtener el consenso como condición indispensable a la dominación. los medios de comunicación las instituciones de carácter científico y artístico etc. El aparato de hegemonía no se refiere solamente a la clase dominante que ejerce la hegemonía. Actúan en espacios propios. En la sociedad civil. Ya en la sociedad política las clases imponen una "dictadura". como arena de la lucha de clases Ella engloba el conjunto de ideologías. relacionándose a la lucha de clases. hegemonía revestida de coerción" (10). en “aparato privado de hegemonía o sociedad civil”. En conjunto. en la articulación y en la reproducción de las relaciones de poder. o por otra. generados por las luchas de masa. Las dos esferas sociales se distinguen por materialidades propias. consecuentemente. los sindicatos. la escuela privada y la Iglesia). en la sociedad civil operan los aparatos privados de hegemonía (organismos relativamente autónomos de la faz del Estado en sentido estricto. la Iglesia. visiones de mundo que atraviesan una dada sociedad y que cohabitan lo real histórico en tensión permanente entre consensos y antagonismos múltiples. esto es. Gramsci emplea los términos “aparato” y “hegemonía” en un contexto teórico nuevo: él habla de "hegemonía en el aparato político”. las organizaciones profesionales. los partidos políticos. El concepto de aparato privado de hegemonía no se confunde con el de Louis Althusser sobre los aparatos ideológicos de Estado. interesados en explorar las contradicciones entre las fuerzas que integran el complejo estatal. las clases buscan ganar aliados para sus proyectos a través de la dirección y del consenso. La teoría . de la violencia visible del Estado. los sindicatos. que designa el conjunto de las instituciones responsables de la elaboración y difusión de valores simbólicos y de ideologías. las asociaciones. sino a las clases subalternas que desean conquistarla. los partidos políticos. La otra es la sociedad civil. Mientras la sociedad política tiene sus portadores materiales en las instancias coercitivas del Estado. comprendiendo el sistema escolar. La sociedad civil se configura como espacio político por excelencia y. una dominación fundada en la coerción. como la prensa. Por eso.

En condiciones de hegemonía. Las clases subalternas pueden aspirar. de acuerdo con la visión de Althusser. o sea. mientras la de Gramsci presupone una mayor autonomía de los aparatos privados en relación al Estado en sentido estricto.de que la ideología (o el sistema de ideologías) de las clases oprimidas obtenga la hegemonía antes mismo de la conquista del poder de Estado por tales clases. La diseminación de contenidos amplia o silencia manifestaciones del real histórico.althusseriana implica una ligación umbilical entre Estado y aparatos ideológicos. Los medios vehiculan equivalentes simbólicos de una formación social ya constituida y poseedora de significado relativamente autónomo. intervenido en la realidad con el propósito de interpretarla. Althusser propone una estrategia política en la cual la lucha se traba fuera del Estado en sentido amplio. la burguesía solidariza el Estado con las instituciones que reproducen los valores sociales. 3. prefiriendo verla como atribución del Estado. antecedida por una demorada preparación político-ideológica. Su equívoco consiste en no considerar la ideología como algo determinado en el proceso de producción. conforme las directivas del sistema de enunciación. Comunicación y guerra de posiciones La notable contribución de Gramsci sobre las luchas por la hegemonía en la sociedad civil -a partir de su teoría marxista ampliada del Estado. en el interior del Estado en sentido amplio. Esas instituciones se comportarían como aparatos ideológicos de Estado. a fin de que se tornen agencias privadas de hegemonía bajo su dirección. con el objetivo de asegurar la dominación. conformando lo que Gramsci llama Estado ampliado.nos permite meditar particularmente sobre el desempeño de los medios de comunicación como soportes ideológicos de los sistemas hegemónicos de pensamiento. como proyecto político. Mientras la vertiente althusseriana lleva a la idea de choque frontal con el Estado. . la teoría gramsciana acentúa la noción de una “larga marcha” a través de las instituciones de la sociedad civil. Gramsci entiende que la conquista del poder debe ser precedida por una larga batalla por la hegemonía y por el consenso dentro de la sociedad civil. La distinción importante entre los enfoques de Althusser y las instituciones de hegemonía de Gramsci está en el hecho de este último haber destacado que la solidaridad de los aparatos ideológicos con el Estado no transcurre de un atributo estructural inmutable. Crean un campo específico de representación de las prácticas sociales. a la separación de determinados aparatos ideológicos de su adherencia al Estado. Esa autonomía abre la posibilidad -que Althusser niega explícitamente.

cuando no la rechaza) son cada vez más inseparables en el circuito estructurante de los sentidos. las corporaciones mediáticas no deben ignorar las señalizaciones del cotidiano. algunas indicaciones del público. los paradigmas se alteran y las modalidades de relación con el público se refinan. por razones de mercado. no hay duda de que. el sistema de difusión (sobretodo la televisión) tiene que actualizar sus contenidos para asegurar la máxima fidelidad posible de la audiencia. y así es viable imaginar el surgimiento de focos de contradicciones . Es evidente que no todo lo que se divulga está contaminado por un esquema ideológico rígido a punto de defraudar la vida. Pero no olvidemos que los medios también pueden ser lugares de producción de estrategias que objetivan replantear el proceso social. Estos puntos pueden abrir espacios para la confrontación de convicciones y mentalidades. sustituyendo formas disciplinarias clásicas por unmarketing más blando y seductor. Los aparatos mediáticos no operan siempre para ocultar hechos o distorsionarlos. aunque en una intensidad muy menor que la deseada pero en proporción mayor que la de décadas atrás. tenemos que considerar que debates. Mientras mediadoras auto-asumidas de los deseos. Pero. por ejemplo. existen puntos de resistencia a los discursos hegemónicos. Como también subestimar el dinamismo de las relaciones sociales y las mutaciones de los propios medios en una era de innovaciones tecnológicas y de economías globalizadas. polémicas y contradiscursos se manifiestan en los contenidos informativos. atrayendo los consumidores. Aunque prescriban fórmulas y diseminen ideas. por supuesto. en mayor o menor grado. Y. Hay especificidades en el proceso comunicativo que necesitan ser observadas. El procesamiento ideológico de los medios se sofistica.cuya pretensión última es validarse como intérprete del sentido común y traductor de aspiraciones sociales. los medios absorben. que es diversificada. En la era de la información abundante. a partir del entendimiento de que el emisor (que irradia una concepción de mundo integrada a sus objetivos estratégicos) y el receptor (que la decodifica total o parcialmente. simultáneamente. Claro que los aparatos de difusión tienen capacidad ideológica de definir una cartografía del imaginario colectivo. con llamamientos a la interactividad y a la participación (aunque muchas veces las opciones ofrecidas sean de tipo binaria o plebiscitaria). las alternancias de los sentimientos y las nuevas tendencias en el interior del mercado de consumo. Sería menospreciar la asimilación de ciertas demandas de la audiencia y desconocer las exigencias de la concurrencia. Sin dejar de reconocer la sistemática y poderosa reverberación de los discursos dominantes en los medios de comunicación.

Ofrecer a la sociedad nuevas visiones de mundo y valores comprometidos con la justicia social. El proceso de rupturas parciales puede ocupar toda una época histórica y no se contrapone a la lucha por reformas. Delante de ese complejo cuadro ideológico. morales y éticas) se emprenden las batallas por el cambio de la totalidad social. En ese sentido. tiene que abandonar el modelo de revolución "explosiva" y violenta dirigida por minorías "iluminadas". En síntesis. La elaboración de alternativas concretas que modifiquen gradualmente las creencias vigentes es una tarea que Gramsci define como "tensa.incluso en el interior de la producción mediática y cultural. el esfuerzo sistemático por la construcción de la hegemonía para las clases subalternas -tal como es entendida por Gramsciimplica la acumulación de posiciones políticas y culturales por un bloque histórico que. difícil. inicialmente. . por supuesto. nos parece esencial valorar la concepción gramsciana de la guerra de posiciones en los dominios culturales y políticos. significa adoptar estrategias creativas e innovadoras en la batalla de las ideas contra el pensamiento conservador y los discursos que buscan conservar privilegios. al contrario. afirma que la izquierda. modifica la correlación de fuerzas y termina por imponer la dirección de una nueva clase (o bloque de clases) en el Estado. Fisuras que pueden cristalizarse a medida que se amplíen las conquistas de las clases subalternas en la dirección político-cultural. La estrategia de la guerra de posiciones se fundamenta en una constante ocupación de espacios en la sociedad civil. si quiere ser moderna y eficiente. discípulo de Gramsci. La finalidad es alcanzar un consenso que redefina el esencial de las relaciones sociales. la idea mítica de que la sociedad es administrada por una fortaleza inexpugnable. consecuentemente orientado para la transformación sociocultural y política. La revolución necesita ser concebida como "una batalla cotidiana y a largo plazo. La conquista del poder del Estado. Carlos Nelson Coutinho. en las sociedades capitalistas desarrolladas. La explotación de brechas y alternativas críticas dentro y fuera de los medios tradicionales debe ser entendida como importante acción para diluir. no se dará por un colapso repentino de la dominación burguesa. a través de las reformas (intelectuales. en que se exigen calidades excepcionales de paciencia y espíritu ingenioso". a partir de acciones efectivas en los campos de producción cultural. Para revertir los imperativos del poder dominante es decisivo promover fisuras en ciertos consensos sobre los cuales se apoya la dominación. en diferentes escenarios y situaciones. trabada en el seno de las instituciones. con la estrategia de asalto al poder. La revolución como proceso global y progresivo rompe. buscando la participación consciente de la gran mayoría de la población" (11).

(10) Antonio Gramsci. La interferencia cada vez mayor de las fuerzas renovadoras de la sociedad civil en la ejecución de una política consecuente de reivindicaciones y avances se convierte en requisito indispensable para vislumbrar una gradual inversión en la actual correlación de fuerzas. (6) Bronislaw Baczko. 1999.. 1: Introdução ao estudo da filosofia/A filosofia de Benedetto Croce). citado por Pierre Furter. Río de Janeiro: Civilização Brasileira. ob. 1980. (7) Leer Cornelius Castoriadis. conviene resaltar. Edición y traducción: Carlos Nelson Coutinho. Un reformismo. Mémoire et espoirs collectifs. p. (3) Bronislaw Baczko. Significa construir y consolidar otra hegemonía. p. 403. cit. Río de Janeiro: Civilização Brasileira. p. vol. Notas (1) Bronislaw Baczko.. cit. p. in Enciclopédia Einaldi. p. "A formulação imaginária do imaginário e seus modelos". "Imaginação social". Río de Janeiro: Paz e Terra. Río de Janeiro: Graal. El paradigma de la revolución como proceso se ampara en la continuidad orgánica de rupturas parciales que favorezcan reformas radicales en el orden vigente. Lisboa: Imprensa Nacional/Casa da Moeda. 242. 5. 311. París: Meriand. ib. 1982. Dialética da esperança. Les imaginaires sociaux. 54.La guerra de posiciones defendida por Gramsci reinventa la multiplicidad de poderes y contrapoderes que gravitan en la sociedad y que muchas veces se oponen. p. O conceito de hegemonia em Gramsci. . (4) Ernst Bloch. p. Les imaginaires sociaux. 1969. 94-98. ob. (5) Idem. (2) Bronislaw Baczko. 1984. (8) Yves Durand. 134. p. Gramsci: um estudo de seu pensamento político. fundada en los derechos sociales y en la defensa de la diversidad cultural y de la ciudadanía. (9) Leer Luciano Gruppi. Cahiers de recherches sur l'imaginaire (Methodologie de l'imaginaire). 142. Río de Janeiro: Paz e Terra. Editora Portuguesa. Cadernos do cárcere (vol. A instituição imaginária da sociedade. 1999. 1974. 1985. (11) Carlos Nelson Coutinho. 132-135. "Imaginação social". que se obstine en superar las graves desigualdades inherentes al ciclo de reproducción planetaria del capital. París: Payot.

sobre todo por la calidad académica y la vocación de servicio de esta institución. enfatizando el hecho de que. los diversos trabajos que desempeñamos para ganarnos la vida. también por mi condición de medio "paisa". la identidad es una de las más sobresalientes expresiones de nuestra cultura. Yo pretendo. siendo la identidad un concepto muy transdisciplinario. Carolina de la Torre Molina Contactar al autor Introducción Ante todo quiero agradecer la invitación que esta Facultad de Psicología de la Universidad Católica de Oriente me ha hecho. debemos recordar que los más terribles enfrentamientos y conflictos de hoy en día se relacionan (y/o se manipulan) desde las contradicciones . sin subestimar en absoluto la importancia de los factores económicos y políticos que están en la base de casi todas las tragedias del mundo actual. la forma en que nos vestimos."IDENTIDAD. aunque no sean siempre reconocibles.para el tema que nos ocupa. estudio e investigación. Trataré de comentar algunos conceptos y debates sobre las identidades y sus procesos de construcción. No es la primera vez que tengo el placer de compartir con ustedes y esto me hace sentir muy orgullosa. CONCEPTOS. en esta presentación. los valores y creencias. por solo poner algunos ejemplos. las maneras de relacionarnos con los otros. DEBATES Y RETOS" Dra. IDENTIDADES Y CIENCIAS SOCIALES CONTEMPORÁNEAS. Desde los fenómenos más simples. El modo en que organizamos nuestras vidas. nuestras maneras de construir y modificar el entorno. las narraciones sobre nuestras vidas e historias. están marcados por los procesos de identidad. la psicología ocupa un papel sobresaliente en su explicación. Además. aproximarme a la importancia de las identidades -y de las teorías de identidad. obvios o evidentes. tanto de las identidades individuales como de las colectivas. hasta los más dramáticos problemas internacionales. Vivimos en un mundo impregnado de permanentes procesos de identidad. así como los retos que las identidades nos plantean.

así como otros. Dieterich. 2006. 1998). 1995. 1995. la velocidad de los cambios culturales. Marínez. 2000. El solo asunto del cambio vertiginoso ha sido resaltado desde hace años. Tablada. culturas. ha señalado. para empezar. ¿Cómo se construyen las identidades? Hay muchos otros interrogantes. Torregrosa. ¿Qué se entiende por identidad? 3. Giddens. indudablemente. religiones. Munné. 218). Castells. 1999. naciones. ¿Podemos hablar de diversos tipos de identidades? 4. García Canclini. En el momento actual se pueden encontrar -con la misma intensidad. Stephen Reicher. Cualquiera de estos temas sería suficiente para un debate transdisciplinario especial. hace ya varios años. que el esfuerzo requerido de la persona para mantener un sentido de identidad propia en estas condiciones cambiantes "puede exceder su umbral de tolerancia. Touraine.modernos. 1995. desde los trabajos de Eric Erikson durante y después de la Segunda Guerra Mundial (1959. 2002. incluso seguidores de unas teorías o de otras). partidos políticos. en estos tiempos post. los conflictos y transformaciones identitarios que generan las nuevas realidades latinoamericanas -tanto urbanas como rurales. 2003. 1997. los más. De todos modos. Esto. 1968. contribuye a la creciente preocupación actual por las dinámicas de identidad. algunas preguntas generales. muy a tono con algunos debates actuales: 1. por ejemplo. que los encuentran muy necesarios sobre todo en el contexto de la globalización (por ejemplo. Pero no solamente falta tolerancia y comprensión entre unos grupos y otros (pienso en géneros. un tema de interés para las ciencias sociales y la educación? 2. Nos pudiéramos hacer. 2000. 2005).artículos y teorías académicas que se inclinan por pensar que en un mundo globalizado y postmoderno las identidades (sobre todo las nacionales) y los debates sobre ellas no resultan procedentes porque están algo así como en "fase Terminal" (ver Billig. o la capacidad de sus mecanismos de adaptación" (1983. Importancia de las identidades y de las teorías de identidad Vamos a ver la primera interrogante. civilizaciones. p. . todavía. ¿Es la identidad. Están relacionados con la influencia de los procesos de globalización y saturación en las identidades. etnias. 1974). 1999. faltan también identificaciones y sentimientos de identidad universal -o terrenal como nos ha alertado Morín (1999). el interés por las identidades (no importa con qué concepto se identificaran) es tan antiguo como el diálogo y la confrontación entre culturas. Martín Barbero. y tiene una historia académica y científica específica que ya pasa de medio siglo.y el modo tan desigual en que todo esto impacta a los diversos sectores de la sociedad. 1998.y desacuerdos históricos y culturales entre diferentes grupos de identidad.

pero si se trata de investigación social. 1992).. Como todos construimos. la realidad latinoamericana está inundada de niños que desayunan inhalantes. Esto puede estar bien. aunque la distancia entre los discursos académicos. porque es un milagro que el pobre pueda repetir al otro día el miserable ciclo. S. así como la necesidad y los conflictos de identidad. paz y respeto a los derechos humanos.incluso. 1948). Reicher. N. con la mirada de Davos y el optimismo infundado que piensa las identidades individuales desde la multiplicidad de 'otros' que cantan diferentes melodías en nuestro interior (Gergen. pero no de la manera "buena" que favorece la multiculturalidad con igualdad. violenta y fragmentadora del yo. sino desde la perspectiva del nuevo mundo cómodamente globalizado para los pocos que pueden "almorzar en New York y cenar en Tokio". R. Por suerte lo que predomina es la comprensión de que se trata de una creciente diferenciación. tal vez su última cena.. En fin. 1993. populares y oficiales sea mucho más grande de lo que puede apreciarse a primera vista. 1956. Pero ¿alguien se cree que el mundo actual realmente tiende a igualarnos a todos más allá de la imagen del campesino fragmentado que pastorea su vicuña con Adidas viejos y toma Coca Cola? ¿o del pueblito tradicional con sus contornos desdibujados por la torre publicitaria del mall? Claro que no. y Rath. este presunto desvanecimiento de las identidades resulta muy relativo y superficial. porque todos pensamos y construimos el conocimiento.. pensamos y vivenciamos nuestras identidades. . podemos estar seguros de que los asuntos de identidad se discuten más que nunca.  Necesidad de raíces e identidad (Fromm. considera que si hay una tendencia que pueda caracterizar a las ciencias sociales como un todo. maestro o investigador habla de la identidad como algo que es tan evidente como nuestra propia existencia. Los científicos sociales han nombrado y pensado las identidades de muy diversas maneras. sino de la manera "mala": injusta. Los primeros consideran que las identidades van desapareciendo porque todos somos hoy bastante similares hasta en nuestros cambios. M. Hay muchos que desalientan los debates de identidad por el temor justificado a que se utilice como pretexto de mayor violencia e incomprensión. Hopkins. incluso concentrándome en la psicología. 2005). 1941. cualquier madre. Levine. sobre todo porque no se está hablando en un sentido antropológico. 1974). e incluso que el rico no se vea amenazado por la misma pobreza. hace falta trabajar y debatir los conceptos para aprovechar mejor la experiencia de otros. De todos modos. almuerzan sobras y regresan a sus casas cada noche ansiosos de una cena. algo de lo que no hace falta un conocimiento especial. especialmente como necesidad:  Necesidad de un fuerte sentido de identificación grupal (Lewin. padre. de psicología. justicia. es la preocupación por las dinámicas de identidad (Reicher.

latinoamericano. Pieron. así como relativamente diferentes a otros. Necesidad de mantenimiento existencial y de integración universal (Nuttin. dadas por cualidades. por muy complejas que sean las maneras en que se relacionen. en la diversidad cultural inherente a todo cuanto es humano. no importa cómo se le llame ni qué aspectos se enfaticen –la autoimagen. También del sentimiento y percepción de pertenencia a diversos grupos humanos que se ven a sí mismos con cierta continuidad y armonía. hasta sentirse parte de los sin tierra. la libertad. Pero las grandes identidades no necesariamente se contradicen con las otras. el auto respeto. profundidad y sentido de estas identificaciones puede ir desde el pertenecer al club de fans de la Charanga Habanera. de la comunidad latinoamericana. 2001). Sin embargo. que los bosques son más bosques en la medida en que las plantas sean más diversas y la fauna que los habita no los abandone. 2005). a pesar de la resistencia de algunos que defienden a ultranza las posiciones construccionales radicales (del constructivismo y construccionismo)* . ya que al reconocernos en . 1992). podamos reconocernos en lo común. 1965). todo lo cual debería hacer a nuestra humanidad más rica y no más violenta. de continuidad entre el pasado. 1998. permitiendo que hombres y mujeres de estos tiempos. las personas siguen necesitando de la sensación de relativa estabilidad que proporciona la identidad individual.  Necesidad. la autocategorización. al mismo tiempo. También necesitamos identificar nuestras producciones culturales como propias. la pertenencia. Lo cierto es que los rasgos compartidos (no importa cómo hayamos construido las percepciones de igualdad y continuidad) nos hacen sentir como "peces en el agua" dentro de nuestros diversos grupos de pertenencia. en la condición humana. la intolerancia a la diversidad humana no parece estar a la altura de los avances en las ciencias humanas. Las instituciones educativas y sociales deberán centrarse más. el presente y el futuro (Pérez Ruiz. Claro que la complejidad. 1980). individual y social. representaciones y significados construidos en conjunto y compartidos (De la Torre. 1998). ciudadano del mundo. Pero. cubano. y. Pero ahí está parte del problema.  Necesidad de identificarnos a nosotros mismos y de argumentar narrativamente estas identificaciones y su continuidad (Marco y Ramírez. la reflexividad o la narraciónparece ser que. También debe decirse que muchas veces. o de la identidad universal del ser humano. la búsqueda de sentido. 1961. unas incluyen a las otras. 1984). un ejemplo es lo que se refiere a la territorialidad: habanero. como nos alertó Edgar Morín (1999). tan difíciles. Buitendijk.  Necesidad de procesos de construcción de sentidos (Castells. protección y dignidad (Kelman.  Necesidades básicas de autodeterminación. 1983).  Necesidad de conocernos a nosotros mismos y de ser reconocidos (Rogers. 1995.  Necesidad de un sentido de pertenencia y de autoconcepto positivo (Tajfel . es sorprendente lo fácil que resulta a todos comprender que la naturaleza es más rica en la medida en que se conserven todas sus especies. durabilidad.

2000). en la cultura actual. Para lograr esto. Así mismo. etc. Hay. En fin. las fronteras y los límites. Munné. guajira. los procesos de identidad se relacionan con otras dimensiones como continuidad y ruptura. es que aunque el mundo sea complejo. lejos de perder importancia. El concepto de identidad En cuanto a los conceptos. diferentes. que ayuda a los sujetos a entender. lo cognitivo. sería muy largo reconstruir los caminos a través de los cuales he tratado de estudiar diversas aproximaciones a las identidades. "mantener". antioqueña). compleja (Morín. lo homogéneo y heterogéneo. por ejemplo. las . puede entenderse como sinónimo de construir conceptos que ayudan a marcar fronteras de identidad. un asunto psicológico que es fundamental para continuar con la importancia de las identidades. "ser fiel". a pesar de la compleja dualidad entre homogeneidad y heterogeneidad y del peligro que implican la simplificación y los estereotipos sociales.ellas aumentamos nuestra autoestima y desarrollo espiritual. pero mencionarlas nos sirve para fundamentar el carácter complejo de las identidades y la conveniencia de pensar los polos que la atraviesan. en fin. regular y construir las representaciones del mundo en que vivimos para que nos resulte más predecible y menos confuso. el pasado. intelectual. de alguna forma. de todos modos. no de manera simple y lineal. Las identidades también pueden ser entendidas como una expresión del proceso cognitivo de categorización. 1994. lo "objetivo" y lo subjetivo. La categorización es una ayuda o "ahorro" cognitivo que nos facilita la compresión y ubicación en grupos (cubana. sino dialéctica. Categorizar. desplazado. maestro. Pero esto no impide que entre los discursos de identidad. montañero. sino inadecuado. es la relación de la identidad tanto con la igualdad como con la diferencia y la otredad. lo que se recibe de otras generaciones y lo nuevo que se construye. el presente y el futuro. "conservar" o "enseñar" literalmente las identidades y la pureza de las culturas. o de la identidad de los productos culturales. una idea que está implícita o explícitamente presente en casi todas las definiciones. La cuestión. también mayor o menor grado de implicación valorativa o discriminatoria. es agrupar bajo un mismo nombre objetos que son. ciertos paradigmas tratan de desacreditar. postmoderno. desechable. al menos. Muchas categorías pueden aparecer juntas y tener diversas maneras de interacción o subordinación. Ninguna de estas dimensiones puede ser desarrollada aquí. transdisciplinaria y. ya sea que hablemos de las identidades individuales y colectivas. lo consciente e inconsciente. considero que hay que devolverle al humanismo (más allá de sus protagonistas o errores concretos) el valor que. lo afectivo y lo conductual. Ahora hace falta dejar claro. especialmente los discursos oficiales. podemos encontrar decenas y cientos de referencias a la necesidad de "rescatar". el tema de las identidades ha captado el interés de todos. sobre todo. poner en orden. lo cual no es solamente imposible. lo mismo pensemos en nuestros ambientes inmediatos. que en nuestra identidad terrenal.

es lo que permite a individuos y grupos llevar una crónica particular de sus vidas y repensarse a sí mismos (Bruner. 2001. 1991. Jenkins. sino. cobran sentido en los contextos en que ciertos significados fueron construidos (Berger y Luckman. 47). Entonces. las personas no solo estamos conscientes o percatadas de nuestras igualdades y diferencias con otros. En presencia de "otros" significativos y de nuevas circunstancias es imposible que no se incremente nuestro awareness acerca de la identidad. sobre todo. para muchos autores. el arte gótico o un movimiento social) es necesario añadir que no solamente un individuo –o grupo. Giddens. reconocida. esperando a ser "descubierta". Ignorar esto nos haría imposible el menor acercamiento a la problemática de las identidades que van cambiando. fundamentalista o esencialista. 1996. surgiendo y desapareciendo cada vez con más rapidez. tecnológicos o simbólicos muy ajenos e incongruentes. En el caso de las identidades subjetivas (porque la definición anterior es muy general y vale lo mismo para la música salsa. es el de la construcción de la Unión Europea. que tiene conciencia de ser el mismo y no otro en forma relativamente coherente y continua a través de los cambios. reprimido o invadido por factores humanos. la reflexividad es nuestra habilidad de mirar al pasado y modificar el presente de acuerdo al mismo. especialmente cuando lo que parecía natural y estable se ve violentado. se hace referencia a procesos que nos permiten suponer que una cosa.personas buscan categorizaciones que las ayuden a entender. no implica ninguna concepción estática. En un sentido más amplio. es ella misma y no otra (igualdad relativa consigo misma y diferencia –también relativacon relación a otros significativos). Cualquier identidad necesita ser pensada. También. (De la Torre. pero muy contemporáneo. que. Pero no solo el pasado es valorado. no ha planteado pocos retos a las identidades. Todo lo cual. la cual. colocarse y relacionarse con el ambiente. Un ejemplo. Todas estas características. de nuestras particularidades. 1995). en un momento y contexto determinados.es el mismo y no otro. especialmente las que tienen que ver con las fronteras y límites en las identidades. por cierto. o de modificar el pasado (o nuestra narración del pasado) de acuerdo a la valoración de nuestro presente. la identidad no es algo que está ahí. establecida y aceptada –negociada algunos dicen. 1989). que es posible su identificación e inclusión en categorías y que tiene una continuidad (también relativa) en el tiempo". Tratando de recapitular y de generalizar se puede decir que "cuando se habla de identidad de algo. Profundizando en las identidades específicamente humanas. como hace apenas unos días ha dicho Humberto Maturana aquí mismo en . poco distante. (Morín. por cierto. 1968) y dotados de cierta "facticidad objetiva" por procesos subjetivos y lingüísticos que dialogan con la realidad. que se lleva a cabo a través de interacciones discursivas y de la actividad –en el sentido de la tradición de Vygotsky (1979) y Leontiev (1981). p. tenemos también la habilidad o cualidad conocida como reflexividad.en un proceso práctico y de comunicación humana.

hablar de "actos de identificación". es posible pasar a una definición más limitada y a la vez más compleja de identidad. no una asimilación pasiva de los valores y normas que le "enseña" la escuela y la sociedad. integrándolo al presente y proyectándolo al futuro. debo decir que el conjunto de identidades colectivas de cada sujeto –nacional. Para llegar aquí. intencionales. resignificaciones discursivas de la historia personal y uso de los procesos de memoria y reflexividad. especialmente las colectivas. expresarse y narrarse nuestras pertenencias a unas y otras categorías y grupos. "Cuando se habla de la identidad de un sujeto individual o colectivo hacemos referencia a procesos que nos permiten asumir que ese sujeto. en un mismo espacio y tiempo. Bellini. La posibilidad de cambio en las inclusiones grupales y en los sentimientos de pertenencia es enorme e implica. 82). sino una activa incorporación y construcción. la reflexividad se favorece con las propias equivocaciones. En gran medida. pensarse. y que esa conciencia de sí se expresa (con mayor o menor elaboración o awareness) en su capacidad para diferenciarse de otros. identificarse con determinadas categorías. Con lo dicho hasta aquí. étnica. direccionales y situados en escenarios particulares. constituyen una especie de gestalt particular que es única. es y tiene conciencia de ser él mismo. religiosa. no puede haber reflexividad. para cada persona. Por último. p. las contribuciones de los cuatro enfoques principales que veo en el estudio de las identidades* . 292). con el apoyo de interacciones. A tal extremo lo personal es social. Algunos autores actuales prefieren. en los cuales las personas. desde una comprensión bastante abierta. p. es la conciencia de mismidad. 2000). he tratado de incorporar. lejos de ser "recolectoras de su pasado" son narradoras que moldean y reconstruyen constantemente el mismo. junto con la apreciación y significado emocional asociado con la mismas (1984. en beneficio del carácter activo del sujeto. inspirada en Vygotsky (que es un aporte teórico que lo posibilita). porque ya los he tratado de integrar anteriormente: . Dicho muy en breve.Medellín (2007). Solamente los voy a mencionar por su frecuente uso en la bibliografía psicológica. es nuestra identidad personal. en determinado momento y contexto. en beneficio del sentido de continuidad (Rosa. A tal extremo que Henry Tajfel ha definido nuestra identidad social como la parte del autoconcepto individual que tiene que ver con estas pertenencias. de clase. porque sin error. y Bakhust. nuestro pensamiento reflexivo también tiene que ver con nuestra pertenencia a grupos. 2001. profesional y todas aquellas no tradicionales que surgen día a día a propósito de la misma exclusión o de la influencia de los medios. de género. mirarse reflexivamente y establecer narrativamente su continuidad a través de transformaciones y cambios" (De la Torre. desarrollar sentimientos de pertenencia. por los errores. esta manera particular de combinarse. la de las identidades humanas.aunque puedan estar disponibles para todos. Más allá de dejar claro que todas las identidades son sociales y que prefiero hablar de identidades "individuales y colectivas" en lugar de "individuales y sociales".

los símbolos. 1996). se relacionan y se necesitan de múltiples maneras. Para otros. y Linaza. las costumbres. un movimiento. que en la interacción y comunicación con otros y con el ambiente natural y material. 3. son recibidos por los niños y niñas en crecimiento. los prejuicios. no se excluyen radicalmente si no se les trata con rigidez y dogmatismo. Enfoques subjetivos basados en la autopercepción (cómo se definen determinados grupos). Me gustaría enfatizar. Casi nadie -a no ser desde posiciones muy naif. Yo considero que unos y otros enfoques –o más bien.1. De todos modos. la aparición de los enfoques discursivos ha revolucionado la manera de pensar en psicología y educación. por nuevas y variadas influencias en la escuela. En la actividad y la comunicación con la familia. primero. 1996). las personas desarrollan formas creativas y personales de relacionarse con el ambiente. las tradiciones. aunque está necesariamente implícito en los otros. Este proceso ocurre tanto para los individuos como para los grupos. que no hay identidades. Enfoques "objetivos" (que responden a preguntas acerca de cómo son determinados grupos). los amigos. Las formas verbales y no verbales de comunicación. sino "discursos de identidad". es tanta la incongruencia y diversidad en los mensajes y la falta de preparación e información general. 2.). así como el autoritarismo de las verdades únicas acerca de los más diversos temas humanos y educativos (García-Borés. hasta el extremo de pensarse. los gustos. a través.utiliza científica y exclusivamente el enfoque objetivo.pero basados en la autocategorización y pertenencia (de qué grupos me siento parte). por ejemplo. pero NUNCA es unidireccional. es posible analizar como una realidad lo que está "detrás del discurso" (ver debates en Gordo. la escuela y el resto de la sociedad. y por los jóvenes. Enfoques discursivos (qué discurso de identidad caracteriza a un grupo. Sin embargo. tiene lugar un proceso de internalización y apropiación de herramientas culturales como el lenguaje. los hábitos. una religión. hasta las expectativas futuras. los significados y sentidos compartidos. las habilidades. un partido. el trabajo. 4. las actitudes. las memorias pasadas. . y luego. Enfoques –subjetivos también. los aspectos que unos y otros enfoques distinguen. ni mecánico o exclusivamente cognitivo.son todos indispensables. mirándolo de un punto de vista humanista e histórico cultural. A veces. etc. La construcción de las identidades Veamos ahora algunos aspectos sobre el proceso mediante el cual se forman las identidades individuales y colectivas. las representaciones compartidas y los significados. sobre todo para los que viven en zonas rurales muy atrasadas. de los adultos cercanos que cuentan e interpretan las experiencias pasadas. los valores. que resulta muy difícil para ellos funcionar como receptores activos y críticos de los mismos. para algunos la defensa del enfoque discursivo es radical. aunque este no sea el tema en que debo detenerme. la comunidad y los medios por supuesto.

"mickeys". casi siempre puestas de manifiesto a través de una nueva categoría. sino a la construcción de nuevas categorías de identidad. "rastas". en un reciente estudio de mercado que realicé. se silencia o se celebra. la participación y las experiencias personales de los sujetos. "palestinos". "intelectuales". en ciertos contextos. pertenencias y discursos de identidad de los jóvenes con respecto a mis trabajos hasta el 2000.Muy temprano los niños participan en "prácticas sociales del recuerdo" (Rosa. festividades populares. a veces reviso trabajos e investigaciones donde se estudian "muestras" acorde a sexo. resultaban poco diferenciadoras de un "otro" significativo en las difíciles situaciones sociales y económicas que el país atraviesa (De la Torre. paradas. Sin embargo. . las categorizaciones. en una banda o en un equipo). "barbies". las palabras y la participación en rituales pueden tener un efecto nulo. Sin experiencias personales significativas. barrio.). etc. 1963). hace falta la experiencia personal. como estudiante. 2000) tales como rituales. así como de satisfacción de ciertas necesidades dentro de los grupos. aunque las personas tengan experiencias personales muy significativas y estén insertadas en grupos que también las compartan. tampoco esto basta para garantizar la memoria y la identidad colectiva. aunque no me propongo desarrollar la situación cubana. Hace falta un nivel adecuado de participación de cada cual. visitas a monumentos y celebraciones. Tal puede ser el poder de las familias e instituciones. cuando hablo de construcción de nuevas identidades colectivas. también a los científicos sociales. a pesar de la fuerza y de los adultos y figuras de autoridad como los maestros. Hasta un conductista como Bandura dejaba claro que no bastaba colocar el modelo delante del alumno. En La Habana. Este mismo principio vale para la construcción de identidades colectivas. por ejemplo). sino también una pluralidad de identificaciones que respondían a muy diversos criterios cruzados y complejos ("rockeros". nos cuesta mucho trabajo aceptar las nuevas construcciones identitarias o entender la necesidad de las mismas. aunque durante el transcurso de la vida unos u otros factores puedan cambiar su significación o peso. Bellini. Y. A veces. no solamente encontré muchas diferencias con respecto a los rasgos compartidos. no tienen el poder suficiente para manipular totalmente la memoria y las identidades. "reparteros". Aunque muchas identidades tradicionales siguen teniendo sentido (obrero e intelectual. a pesar de todo lo que sabemos de teoría. y Bakhust. escolaridad. además de las influencias de la historia y el poder. edad. para que se desarrolle el sentimiento de pertenencia y la identidad individual y grupal. en una religión. Pero. las interacciones sociales. "jineteras". Así. etc. se dice. Hasta las memorias más personales pueden ser recordadas u olvidadas por acción de los adultos que "seleccionan" qué se retrata. mediante las cuales se establecen vínculos y se asumen como propias algunas memorias. ingresos. otras categorías. no me refiero específicamente a la inclusión de un sujeto en una identidad ya existente (en la familia. "frikies". son todos elementos importantes e inseparables para la construcción de las identidades personales en la actividad. Por otro lado. sino que hacía falta identificación con el modelo para que se imitase (Bandura y Walters.

así como desarrollar sentimientos de pertenencia. puede compartir rasgos. comunicándose y actuando en contextos socioculturales. precisamente. que un grupo humano se ha constituido como identidad para los otros y para sí. un símbolo o un valor. cuando este se logra pensar y expresar como un "nosotros" y. metas y aspiraciones comunes. Igualmente quisiera resumir que la formación de nuevas identidades no es algo que se "enseña" o transmite a sujetos que reciben. por quién y para qué. de su historia. porque estas son las que nos hacen sentir que compartimos. es imposible la realización de proyectos conjuntos sin la existencia de identidades. de su desarrollo histórico. y a partir de allí. Pues bien. también. al alto número de personas que estudian* . El caso es entender cómo. están ahí esperando por ellos. De acuerdo a como he tratado de entender estos procesos desde la concepción histórica y cultural.las nuevas y viejas identidades. desde qué. significaciones y representaciones. ni de la influencia de relaciones de poder. En este sentido. por muy hechas. gracias a esta percepción de nuestras interdependencias crecientes. afiliaciones y rupturas. El reto es. en el México de Hidalgo o en la América de Simón Bolívar y José Martí. crear un nuevo espíritu. una cultura.2007). se identifican y hasta mueren por una tierra. conocen. Pero debo decir al menos que la UNESCO (1996) ha planteado que se trata de aprender a vivir juntos desarrollando el conocimiento de los otros. Para resumir este punto. como ha planteado Manuel Castells (1998). precisamente. por sus lecturas. Me refiero a la heterogeneidad interna debido. Los objetivos educativos más universales serían imposibles sin la contribución de la educación a la . impulse a la realización de proyectos comunes o bien a un manejo inteligente y pacífico de los inevitables conflictos. con otros. Este es un tema que no voy a repetir acá. sin resistencia. de alguna u otra manera. y pueden cambiar. También. Yo he venido aquí invitada por la Facultad de Educación para impoartir una charla acerca de la importancia de las identidades en la educación rural desde la perspectiva de los derechos humanos. No los tienen que crear (aunque sí recrear y enriquecer). Cuando un niño o una niña nacen en la Pampa de José Hernández. lo que se les inculca. de sus tradiciones y su espiritualidad. que. profundas o estables que resulten. las interacciones humanas no se pueden abordar al margen del lenguaje. de las actividades conjuntas con el entorno material. se puede decir que una identidad colectiva se ha formado. como ocurrió en la antigua Unión Soviética. Por el contrario. todo lo cual se expresa en procesos discursivos que nombran y dan sentido a estos espacios socio psicológicos. aman. la formación de nuevas identidades tiene que ver con sujetos activos. crecer o hasta desaparecer. es fácil estar de acuerdo en que todas las identidades son construidas. Pero estas identidades. así como el costo y sentido que estos procesos han tenido para la población en general. conocer y entender cuáles son y cómo se han formado -o destruido. también tuvieron sus procesos de construcción.

Cientos de estudios dan cuenta de los falsos retrasos e "inculturas" que resultan de la incapacidad para apreciar el valor de los conocimientos que están encerrados en las diversas culturas. y a apropiarnos libre y creativamente -desde esos referentes.transforma la relación entre las personas de una manera que permite la acción colectiva coordinada y eficaz. cosa que también (¡y muy bien!) ha criticado Rogers (1980). (1999) . es más probable que experimenten confianza y respeto y que cooperen con ellos. que depositan el conocimiento como si los alumnos fueran recipientes vacíos. la cultura y la humanidad. cuando las personas consideran que los demás pertenecen a su misma categoría.de todo lo nuevo que nos pueda aportar la cultura en su sentido más amplio. Nadie tiene que aceptar que se le enseñe TODO desde referentes ajenos. La defensa de la identidad universal del ser humano y a la vez de la posibilidad de la diferencia dentro del respeto a los derechos de todos es y debe ser una de las aspiraciones más importantes de los psicólogos y psicólogas y de todos los científicos sociales. Rinehart and Winston. Nueva York: Holt. aunque sea un poco. Con independencia de las diferencias que existen entre nuestros países. a que el mundo sea más justo y a que en el mismo puedan convivir las diversas identidades con respeto a la diversidad. como hombres y mujeres comprometidos con la preservación del medio ambiente. No es pequeño el reto que estos problemas nos plantean. . El hecho de compartir la pertenencia a un grupo – ha dicho Morín. Desde este punto de vista considero que cualquier esfuerzo profesional o académico tiene sentido si contribuye. El reto mayor es tratar de enfrentar los peligros del fanatismo de algunas identidades y a la vez la necesidad de su existencia como proceso importante de construcción de sentido y de salvaguarda de la riqueza y diversidad de nuestro mundo actual. BIBLIOGRAFÍA  BANDURA. de alguna manera. aunque no se trate de las culturas dominantes. y WALTERS. al igual que las identidades –que no son otra cosa que un producto cultural. Por eso la educación debe participar protagónicamente en la construcción de identidades. Medellín. (1963). creo que estas preocupaciones pueden ser. Las culturas viven y vivirán en diálogo.H. 2007.construcción de identidades tanto individuales como colectivas. mediante la inserción y participación creativa de todos en la cultura. Todos tenemos el derecho a recibir la herencia cultural que nos precede. entre mi realidad cotidiana y la vuestra. Social learning and personality development. pues. compartidos por todos. A. R.

(2000) La crisis de los intelectuales.  BILLIG. un aporte al conocimiento del mercado cubano y sus segmentos. discursos y poder. J. (1959). Actos de significado. Revista Transcultural de Música. La importancia de la identidad. Linaza Psicologías. una mirada desde la psicología. Madrid: Visor. N. J. Las identidades. México: Grijalbo. http://www. Conciencia de mismidad: identidad y cultura cubana.es/web/20051105/51196911420. Gordo.  CASTELLS. México: Fondo de Cultura Económica  FROMM. 37-57.  FROMM. New York: Norton. (1998). E. (1968) Identity: youth and crisis. Revista Mexicana de Sociología. II. C. Madrid: Alianza Editorial. Psicoanálisis del campesino mexicano. Informe interno para BRASCUBA.html. (1974). y MAC COBY. M. (2003). La Desarticulación de discursos y la "versión única" como fenómeno e instrumento de poder. C. Rinehart and Winston. y LUCKMANN.  BRUNER. y J. La Habana. 2. E. M. La construcción social de la realidad.  CASTELLS.  GARCÍA-BORÉS. Psicoanálisis de la sociedad contemporánea. (1956). Identity and the life cicle.  DE LA TORRE.  DIETERICH. El poder de la identidad. (1968). (2005). New York: Holt. P. (1974) Dimensions of a new identity. E. E. . 1. Buenos Aires: Amorrortu. 339-352. más allá de la revolución cognitiva. El nacionalismo banal y la reproducción de la identidad nacional. La era de la información: Economía. (1998). (1991). N. sociedad y cultura. (1995).  ERIKSON.lavanguardia.  ERIKSON. Escape from freedom. (2001). L. Temas. (1941). La Habana: Centro de Investigación y Desarrollo de la Cultura Cubana. M.  DE LA TORRE. Madrid: Alianza. New York: Norton. En A. #7. New York: Norton. P. BERGER. 60.  ERIKSON.  GARCÍA CANCLINI. Buenos Aires: Editorial 21. (1996). Juan Marinello. Vol. M. H. E. México: FCE.  Facultad de Educación  FROMM. 111115. (2007). (1995). Noticias recientes de hibridación. Consumidores y ciudadanos: conflictos multiculturales de la globalización.  GARCÍA CANCLINI. C.  DE LA TORRE. T. Valores y motivaciones de los cubanos y cubanas de hoy. E.

E. Marzo 1998. Barcelona: Editorial Hispano Europea. 0. 131-144. (2007).A.  JENKINS. J. A. Torregrosa y B. Barba Roja. 241-268. A. M. (2002). Sarabia (Eds.  LEONTIEV. Pensar Iberoamérica: Revista de Cultura. London: Routledge. Nueva Sociedad. La dificultad de definir una identidad europea. Ponencia al Encuentro Internacional Identidad y Subjetividad. (1998). personalidad. No. La Habana: Pueblo y Educación. 60-69. 14. Ponencia presentada al Encuentro Internacional Identidad y Subjetividad celebrado en La Habana. Constructivismo. P. diálogo y modos de identidad: un estudio de la identidad cultural andaluza en grupos de discusión.  MORÍN. Madrid: Taurus. Paris: UNESCO. Los siete saberes necesarios a la educación del futuro. Actividad. E. K.N.  GERGEN. Conferencia en el foro "Una sociedad que aprende para la equidad. el yo y la sociedad en la época contemporánea. (Coord.R. K. 2-3. Marzo 1998.) Perspectivas y contextos de la psicología social. 2007. Revista de Psicología Social.  MARCO. H. A. octubre. Dilemas de identidad en el mundo contemporáneo. GARCÍA-BORÉS. Resolving social conflicts. En el horno de los noventa. (1948). comp. (1992). El yo saturado. (1995). E.C. construccionismo y complejidad: La debilidad de la crítica en la psicología construccional.. Cultura y Subjetividad. 9-11.  MARTINEZ. J.  MORIN. 140. Barcelona: Península. (1995). y RAMÍREZ. La Habana.) Barcelona: Paidós. La comunicación plural.  MATURANA. Verano 89. Epistemología de la Complejidad En: Nuevos Paradigmas.  GIDDENS. S. Buenos Aires: Edic.  MARTIN-BARBERO. conciencia. (1999). Nacionalismo e identidad nacional: un análisis psicosocial.  KELMAN. J. Caracas: PANAPO. (1981). Modernidad e identidad del yo. Letra Internacional. Barcelona: Paidós. (Dora Fried Schnitman.  MUNNÉ. H. y MARTINOY. (1989). R. F. D.  LEWIN. . (1983). Paradojas y desafíos. New York: Harper. (1999). M.  GIDDENS. En J. Psicología política latinoameicana. Social Identity. Retos postmodernos para la construcción de la identidad.) (1987). (1994). F. la renovación de la socialdemocracia. (1998). (1996). Medellín. (1999). Jóvenes: comunicación e identidad. J. S.  MORIN. La tercera vía. (1999).  MARTIN-BARBERO. Discurso.  MONTERO.

R. J.R. J. marzo. M. grupos. El desarrollo de los procesos psicológicos superiores.) (2000). Nuestra América. Madrid: Biblioteca Nueva. 31-122005 Revista Internacional de la Cruz Roja. Caballero. En L. C. F. S. N. (1961). UNAM. (2000). RATH.(1993). Un nuevo paradigma. Proteo.  PÉREZ. S. Méndez (Comp. movilizar la solidaridad: la identidad social como base para la comunicación de masas. En: D. G. González (Ed. Informe a la UNESCO de la Comisión Internacional sobre la educación para el siglo XXI. En J. A. Memoria colectiva e identidad nacional.  SALAZAR. Boston: Houghton Mifflin Co. L. J.  TAJFEL.) Perspectivas y contextos de la psicología social. Pastor (comp. (1992). M.  VYGOTSKI... W.  TOURAINE. BUYTENDIJK.  TABLADA.) I Seminario sobre identidad México: Instituto de Investigaciones Antropológicas. D.  REICHER. (2005). ¿Podremos vivir juntos? La discusión pendiente: el destino del hombre en la aldea global.. A. la identidad como sustrato del self. L. M. HOPKINS. BELLELLI. Barcelona: Grijalbo . H. para comprender el mundo de hoy BBAA: Paidós.) La mirada psicosociológica. México: Trillas.  RODRÍGUEZ AROCHO. Méndez y J. (1965) La Motivación. La Habana: Edic. (1983). 2005..  ROSA. Barcelona: Editorial Hispano Europea.S. Grupos humanos y categorías sociales. (2005). C. Madrid: Biblioteca Nueva. Ponencia presentada en el panel: Qué significa ser constructivista: aspectos filosóficos. La identidad como objeto de estudio. LEVINE..  ROGERS. Buenos Aires: Paidós. y DIERCKXSENS. Guadalajara.  NUTTIN.  ROGERS. I.  TORREGROSA. En B.  TOURAINE. R. (1983). D. (1979).). W. psicológicos y pedagógicos.  REICHER. On becoming a person. 743-749. Madrid: Santillana-UNESCO. MUNNÉ. 217-240. RUIZ. (1980) Libertad y creatividad en la educación. M.  UNESCO (1996). (2006). Sobre la identidad personal como identidad social. resistencia mundial y alternativas. Torregrosa y B. (1997). VI Encuentro Internacional y I Nacional de Educación y Pensamiento. Movilizar el odio.. El self paradójico. H. (1984). Buenos Aires: Fondo de Cultura Económica. lenguajes y culturas. On the Construction of Social Categories. Sarabia (Eds. Bases psicológicas del nacionalismo. (Eds. La Habana: Edit. México. Sevilla: Eudema. Guerra global. A. y BAKHUST. PIERÓN. procesos. Psicología cultural. C. Barcelona: Herder. T. (2005). F.