1

Laboratorio de Tecnología de materiales
avanzado
Práctica de Laboratorio N° 01
“ENSAYO DE TRACCIÓN”
INFORME
Integrantes:
 Isla Zegarra, Christian.
 Tupayachi Sánchez, Xiomara.
 Urquizo Vasquez, Kevin.
 Huanca Jaime, Marco.
Grupo: C11 – 03 – A
Profesor(a): Chevarria Moscoso, Margarita
Fecha de realización: 06 de agosto.
Fecha de entrega: 20 de agosto.
2015-II

1

1.- INTRODUCCIÓN
El ensayo de tracción es la forma básica de obtener información sobre el
comportamiento mecánico de los materiales. Mediante una máquina de
ensayos que en este caso es un equipo de ensayo de tracción ZWICK/ROELL se
deforma una muestra o probeta del material a estudiar, aplicando la fuerza
uniaxialmente en el sentido del eje de la muestra. A medida que se va
deformando la muestra, se va registrando la fuerza, llegando generalmente
hasta la fractura de la pieza. Así pues, el resultado es una curva de carga
frente a alargamiento, que transformados en tensión y deformación, en función
de la geometría de la probeta ensayada, aportan una información más general.
En este laboratorio vamos a ensayar dos tipos de materiales los cuales son
aluminio y acero; comprobaremos las propiedades de estos dos tipos de
materiales.

1

2.- FUNDAMENTO TEÓRICO:
2.1 ENSAYO DE TRACCIÓN
El ensayo de tracción tiene por objetivo definir la resistencia elástica, resistencia última y
plasticidad del material cuando se le somete a fuerzas externas. Se requiere una
máquina, prensa hidráulica por lo general, capaz de:
a) Alcanzar la fuerza suficiente para producir la fractura de la probeta.
b) Controlar la velocidad de aumento de fuerzas.
c) Registrar las fuerzas, F, que se aplican y los alargamientos, ∆L, que se observan en la
probeta.
La probeta está formada por una barra cilíndrica rectificada, de sección rigurosamente
constante (ver la FIG. 1), la dimensiones están normalizadas, para que los resultados
sean comparables es necesario utilizar probetas geométricamente iguales o semejantes.
El ensayo dura algunos minutos, la velocidad de puesta en carga no debe pasar de 1
daN/mm2 por segundo durante el periodo de deformación elástica, después, puede
doblarse e incluso triplicarse.

Para una probeta cilíndrica:

Ao=
Figura N°1 Una probeta al inicio del
ensayo indicando las medidas
iniciales necesarias.

Figura N°2: Una probeta al final del
ensayo.

ΠD
4

2

1

2.2 GRÁFICO ESFUERZO-DEFORMACIÓN:
En este grafico podemos observar y observar los parámetros obtenidos en el ensayo de
tracción.

Figura N°3: grafico esfuerzo vs deformación

Donde:

 p: Tensión limite de proporcionalidad.

 F: Tensión de fluencia media.

 r: Tensión de rotura.

 Máx.: Resistencia máxima a la tracción.

Resistencia a la tracción (σmáx).- Tensión máxima de tracción que ha soportado
la probeta durante el ensayo.

σ máx

¿

Fmáx
Ao

Cálculo de la resistencia a la fluencia:

σ

F=

Ffluencia
Ao

3.- PROCEDIMIENTO:

1

Para el siguiente ensayo de tracción hicimos uso de dos probetas de diferentes
materiales: acero y aluminio.

Medimos con el pie de rey el diámetro inicial de cada probeta en la zona donde se
va a realizar la deformación para posteriormente multiplicarlo por cinco obteniendo
así la longitud inicial.

Figura N°4: Instrumento de medición pie de rey.

Marcamos en centro de la probeta y luego distribuimos de la línea central hacia la
derecha e izquierda la medida de la mitad de nuestra longitud inicial.

Figura N°5: Probeta

de aluminio marcado.

1

Pasamos a la máquina donde se va a realizar el ensayo de tracción y sujetamos
con las mordazas ambos lados de la probeta, de tal manera que se encuentre lo
más centrada posible.

Figura N°6:

Probeta de aluminio durante el ensayo de tracción.

Ya habiendo culminado el ensayo y habiéndonos arrojado ciertos valores la
computadora, procedemos a medir el diámetro final y la longitud final de dicha
probeta para posteriormente realizar los cálculos restantes para el ensayo.

Figura N°6: Probeta de aluminio fracturada después del ensayo de tracción.

4.- EVALUACION DE RESULTADOS:

1

Tabla N° 1
D0
DF
L0
LF
A0
AF

Acero
7.35 mm
4.4 mm
36.75 mm
46.5 mm

Aluminio
7.7 mm
2.97 mm
38.5 mm
46.48 mm

42.43

mm

2

46.56 mm

2

15.20

mm2

6.927 mm

2

σmáx

551MPa

184.65 MPa

σF

448 MPa

158 MPa

23378.93 N
19008.64 N
26.53%
64.17%

8597.30 N
7356.48 N
20.93%
85.12%

Fmáx
FF

%ᵩ

Mediante cálculos se pudo determinar la siguiente tabla para ello se utilizó las siguientes
formulas:

Π D2
Ao=
4
La ductilidad de un material se puede calcular de dos formas:
Alargamiento de rotura:
Estricción de rotura:
Resistencia mecánica
Resistencia a la tracción:
Esfuerzo de fluencia:

1

TEST DE COMPROBACIÓN:
¿Qué es la máxima resistencia a la tracción?
La resistencia máxima es el esfuerzo máximo producido por el material durante el ensayo
de tracción. La cual al multiplicar por su área transversal inicial se puede calcular la fuerza
máxima.
¿Qué es la fluencia?
Se habla de fluencia, cuando el material fluye por cuanto se va alargando sin que
aumente la carga. Su extensión comprende un límite inferior y un límite superior.
¿Alguno de los materiales ensayados presento fractura frágil?
En la experiencia realizada no se encontró ningún material con presencia de fractura
frágil.
¿Qué aspecto presenta la fractura en un material dúctil?
Si el material es suficientemente dúctil, la zona de la fractura presenta el aspecto típico de
un cráter, en donde se distinguen dos zonas perfectamente delimitadas; la primera
corresponde a una zona fibrosa que forma un anillo en bisel y la segundad a una zona
granular central plana y normal al eje de esfuerzo.
¿Cómo se determina el Modulo de Elasticidad?
Módulo de Elasticidad o Módulo de Young. Es el resultado de dividir la tensión por la
deformación, dentro de la región elástica de un diagrama esfuerzo-deformación. La cual mide
la resistencia de un material a la deformación elástica.

¿Por qué en el ensayo de tracción se rompe una probeta con una carga inferior a la
máxima soportada, según el diagrama Esfuerzo –Deformación?
Esto no significa que desde el punto de vista estructural la capacidad de deformación
plástica del material no sea importante. Gran parte de la redistribución de las tensiones
que surgen por efecto de la hiperestaticidad, de que no siempre se tiene en cálculos, se
verifica a expensas de las deformaciones plásticas. De esa capacidad de deformación o
adaptación plástica depende de que no se produzca roturas indeseables en ciertas zonas
de las estructuras
¿Qué indica el hecho de que un material tenga un porcentaje de estricción alto?
Cuanto más alto es el porcentaje de estricción del material; el material será más dúctil.
Por consiguiente en el caso del acero, que a medida que va siendo menos dúctil, este

1

alcanza al final una rotura netamente frágil y por ello es evidente que desaparece la
estricción.
CONCLUSIONES:

Se llegó a la conclusión que los materiales sometidos al ensayo de tracción se
comportan de diferentes maneras, adoptando así un comportamiento estándar por
cada tipo de material. En el caso del acero este por ser un material que posee en
su estructura carbono, tiene como propiedad intrínseca el poseer una alta
tenacidad y una baja resistencia mecánica, haciendo que este, en comparación
con el aluminio tenga una mayor resistencia y una menor deformación teniendo en
cuenta la deformación unitaria que presenta con 26.53% en comparación con el
aluminio que nos da un resultado de 20.93% y una estricción de rotura de 64.17 %
mayor al aluminio con 85.12%, lo cual comparando con conceptos teóricos no se
puede determinar la ductilidad porque se dice que la ductilidad se va a determinar
con estos dos conceptos de alargamiento y estricción el aluminio debe ser más
dúctil que el acero . Su resistencia máxima en el ensayo fue de 551 MPa, en
comparación con el aluminio que fue de 189.65 MPa, y esto debiéndose a que el
aluminio necesita un menor esfuerzo que se considera como esfuerzo máximo
para lograr la posterior rotura del material teniendo como consecuencia una mayor
deformación. El aluminio se caracteriza por ser mecanizable para máquinas y
herramientas. La fuerza máxima empleada en el acero fue de 23378.93 N y en el
aluminio fue mucho menor con 8597.30 N.
El límite de fluencia en el aluminio es menor que en el acero con 158 MPa y 448
Mpa respectivamente. Podemos concluir en estos resultados que el aluminio
necesita una menor carga para su deformación plástica sin necesidad de aplicar
más carga y para alcanzar su límite de fluencia logrando así que empiece su
endurecimiento pasando el límite de elasticidad y apareciendo un pequeño límite
de fluencia, caso contrario es de aluminio que el esfuerzo de fluencia empleado es
mayor.
Podemos concluir que el ensayo de tracción, como un medio para determinar la
resistencia mecánica y la ductilidad en los materiales, determina que en cuanto a
resistencia mecánica, el acero es más resistente que el aluminio por tener una
mayor resistencia a la tracción y a la rotura y menor ductilidad que el aluminio
basándonos en el resultado de la estricción de rotura, a pesar de que por ser un
AISI 1020 posee un rango de 0.2% de carbono.

BIBLIOGRFÍA:

Kerguignas, M. (1980) “Resistencia de materiales”. Editorial reverté S.A.
Barcelona.

Callister, W. (2007) “Introducción a la Ciencia e Ingeniería de los Materiales”. Ed.
Reverté S.A., Barcelona.