You are on page 1of 9

EL OBJETO EN LAS ADICCIONES.

ALCOHOL EN LA ADOLESCENCIA COMO
OBJETO DE CONSUMO.
Movida por una lectura de una nota leída en el portal Infobae que informa acerca del
consumo de alcohol como un fenómeno normal entre los adolescentes de nuestro país la
cual explica que durante los últimos años ha habido un aumento en el consumo de esta
sustancia y que además se han incrementado la presentación de casos de intoxicación en
los centros de salud debido al abuso de su ingesta, me pregunto: ¿que es lo que lleva a
los adolescentes a consumirlo? ¿Por que eligen el alcohol cuando se juntan con sus
amigos o como acompañante de sus salidas? ¿Por que el alcohol a diferencia de otras
drogas o sustancias de abuso (como cocaína, marihuana, paco, etc.) se acepta más en
nuestra sociedad a pesar de tener efectos nocivos en la salud?
Es un hecho que los medios de comunicación avalan e incitan al consumo y de hecho no
hacen demasiado hincapié en lo perjudicial que es para nuestro cuerpo su consumo. Las
publicidades y la grafica apuntan al consumo del alcohol como un socio para el
encuentro con amigos, para hacer más amenas las fiestas, las salidas, a la condición que
si la bebes la felicidad será alcanzada, se tendrá éxito con el sexo opuesto, entre otras
cosas. Estimo que esto que muestran las mismas no es mas que una fachada o si se
quiere un lado, asociado al consumo del alcohol porque no muestran (o si lo hacen es en
menor medida) los efectos nocivos que conlleva mas allá de ciertas campañas que por
ley (Ley nacional nº 24.788) están obligadas a poner en sus envases leyendas como:
“Beber con moderación” y “Prohibida su venta a menores de 18 años” o campañas que
fomentan la elección de un conductor designado debido al incremento de accidentes
viales por conducir bajo los efectos del alcohol.
A pesar de la implementación de la ley de lucha contra el alcoholismo en nuestro país el
alcohol no esta fuertemente instalado como una sustancia nociva, se subestiman sus
efectos sobre nuestro cuerpo y se relativizan, se lo asocia al divertimento, las salidas, las
fiestas, los jóvenes, etc. Es una sustancia que esta al alcance de los adolescentes que
sorteando ciertos obstáculos (a veces ni eso) pueden conseguirla.
Para poder avanzar y tratar de responder a mis propias inquietudes, tratare de definir en
primera instancia quien es un adolescente, que es la adolescencia para así poder
adentrarme en interrogantes tales como: que pasa en esta época de la vida que los lleva
al consumo y el consecuente exceso, por que los medios apuntan a este sector de la
población tanto para vender sus productos como así también al uso de los mismos como
modelo de consumo.
Adolescencia: Según Arminda Aberastury y Mauricio Knobel en su libro “La
adolescencia normal” Es un período de transición entre la pubertad y el estadio adulto
del desarrollo. En las diferentes sociedades puede variar como varía el reconocimiento
de la condición adulta que se da al individuo, y habrá condiciones culturales que
favorecerán o dificultarán este proceso de cambio. Pero la característica básica, es que
es un periodo que obliga al individuo a reformularse los conceptos que tiene sobre sí
mismo y que lo lleva a abandonar su auto imagen infantil y a proyectarse en el futuro de
su adultez. El sino de la adolescencia es integrarse en el mundo del adulto donde tendrá
que aceptar su nueva configuración de ser humano, su morfología adulta y la capacidad
del ejercicio de su genitalidad para la procreación. Es la etapa de la vida durante la cual
el individuo busca establecer su identidad adulta, apoyándose en las primeras relaciones
objetales parentales internalizadas y verificando la realidad que el medio social le
ofrece, mediante el uso de los elementos biofísicos en desarrollo a su disposición y que

1

lo que nos lleva a pensar a la pubertad como un encuentro entre lo que es sexualidad infantil y adulta. las investiduras de objeto que fueron depositadas sobre los padres. La elección de objeto en la pubertad tiene que renunciar a los objetos infantiles y reiniciar una corriente sensual. Lacan por su parte plantea al Edipo como un movimiento de tres tiempos. constituida no en la aventura del sujeto sino en otra parte” (1958). lo que solo es posible si se hace el duelo por la identidad infantil. para Lacan el Edipo se trata “de una estructura. Este drama edípico es estructurante ya que permite asumir su propia falta y producir su propio límite. El segundo sobreviene con la pubertad y determina la conformación definitiva de la vida sexual. Sus metas sexuales han experimentado un atemperamiento y figuran la corriente tierna de la vida sexual. Los objetos infantiles o bien se los conserva o se los renueva. separarse de la madre reconociendo el propio deseo. producción de óvulos y espermatozoides maduros. Habla de dos tiempos de la elección de objeto: el primero es en la infancia. en la adolescencia este mismo deberá reactualizarse porque será necesario construir objetos fuera del ámbito familiar y como dice mas arriba respecto de la elección de objeto en la pubertad el sujeto deberá renunciar a los objetos infantiles tiernos y deberá comenzar de nuevo con una corriente sexual en relación al objeto. La resignación de las investiduras primarias –tal como escribe en 1923continúa en una operación que consiste en la sustitución de las mismas por una identificación. Demuestran ser inaplicables como consecuencia del desarrollo de la represión. peso y proporción del cuerpo. o la idea de haber sido castrada (en la niña). La elección de objeto en general se produce mediante un apuntalamiento en los modelos de los progenitores. trabajo que continúa en el segundo tiempo de la sexualidad y permite el hallazgo de objeto exogámico. como ya es sabido los objetos nuevos. útero y vagina) y el desarrollo de las características sexuales secundarias (maduración de los pechos. Se agregan las modificaciones fisiológicas del crecimiento en general y de los cambios de tamaño. testículos. Teniendo como referencia al complejo de Edipo. cambios físicos en 3 niveles: modificación sexual. desarrollo de las características sexuales primarias (agrandamiento del pene. Freud en “Tres ensayos de una teoría sexual” (1905) dice que con el advenimiento de la pubertad se introducen los cambios que llevan la vida sexual infantil a su conformación normal definitiva. son abandonadas y resignadas. Es dada una nueva meta sexual y para alcanzarla todas las pulsiones cooperan. Asumirse como sujeto implica entonces. Lacan propone como esencial en la problemática edípica la “metáfora paterna”: llama significante del nombre del padre a la función simbólica paterna que desplaza el deseo 2 .a su vez tienden a la estabilidad de la personalidad en un plano genital. crecimiento del vello pubiano y cambios de voz). extrafamiliares están marcados por las elecciones infantiles de objeto familiares. Se caracteriza por la naturaleza infantil de las metas sexuales. a la par que las zonas erógenas se subordinan al primado de la zona genital. modificación de la cintura escapularia y pelviana. Para Freud la pubertad es como un túnel que se excava por los dos lados. Generalmente el término adolescencia se relaciona con el de pubertad el cual implica transformaciones biológicas. Hay un nuevo inicio en la vida sexual y la tendencia infantil y la nueva entran en contradicción. La normalidad de la vida sexual es garantizada únicamente por la coincidencia entre las dos corrientes dirigidas al objeto y a la meta sexual: la tierna y la sensual. y el período de latencia lo detiene. Freud dirá acerca del complejo de Edipo que bajo el impacto de la amenaza de castración (en el varón). por el lado infantil y por el lado del adulto.

siempre intentará alcanzar su satisfacción. Por lo tanto.El S1 nombra al ser en tanto goce perdido. en tanto permite dar nombre a las cosas. La pubertad es la puerta de entrada a la adolescencia y la salida tiene que ver con los ideales y con la función paterna. perdida. el sujeto quedaría atrapado por el ello bajo la supremacía pulsional. su presencia o ausencia se convertirá en un signo del deseo al cual se aferrará su propio deseo. Imbriano (2010) sostiene que “la inscripción del S1 es consecuencia de una función significante que introduce en la dimensión de la perdida. muestra que la dependencia primordial sujeto. “La metáfora paterna permite introducir una función que se aplica al conjunto ordenado por el Nombre-delPadre y produce una significación (significación del goce) y un significante. un agujero que representa la falta de gozar. “El término niño deseado corresponde a la constitución de la madre en cuanto sede del deseo” (Lacan. La pulsión por el rodeo del objeto. esto condicionará que el niño sea o no un niño deseado. la instauración de éste significante requiere de la sustitución del goce por trabajo psíquico. Tomando este concepto fundamental introducido por Lacan damos cuenta que la función paterna opera desde muy temprano en la infancia pero también se presenta en la adolescencia y es central a la hora de pensar la salida de la adolescencia. es el deseo del Otro. ponga nombre a su demanda. en tanto vínculo con el Otro. en tanto significante interviene y marca el traspaso de ser deseado a ser deseante. que le otorgue sus significantes.de la madre y produce una operación que define un significado que es el falo y plantea que esto es para ambos sexos. barrado y la producción de un objeto perdido. el inconsciente trabajará para dar cuenta del valor económico entre lo perdido y las posibilidades de recuperarlo. está dado por el Otro. en tanto su función es establecer la castración simbólica. reencuentro pero jamás captura. el objeto a. incluso al goce. Cabe recordar que el complejo de castración es estructural y que no solamente representa una amenaza para el niño. Así. cuestión que determinará en adelante una posición deseante. El postulado “El deseo es el deseo del Otro”. una búsqueda incansable del ser. 3 . Entonces lo resultante de esta inscripción es el advenimiento de un sujeto dividido. de la renuncia al goce de la madre. La inscripción del significante primordial (S1) es la operación fundante en esta constitución y sólo es factible por la intervención del Nombre del Padre. El Nombre del Padre sustituye al Deseo de la Madre dando como resultado un sujeto que se va a poner en relación al Falo. que prohíbe y ordena si no de un padre que dice si. p. El deseo no puede capturar el objeto y por ello el deseo resulta indestructible en el inconsciente. La pérdida de este objeto marca una hiancia. marcada por la dialéctica encuentro. la constitución del sujeto comprende un doble renunciamiento: renunciar a ser el falo de la madre y renunciar a su goce cerrado y mortífero. de la inexistencia de La-mujer”. 265) El padre. De esta manera el falo como significante de la privación del Otro representa una falta. Es el “No” del padre el que acota al goce. exige la renuncia a ser el falo de la madre y lo introduce al sistema de legalidad. podría decirse que como causa y falta es análogo al objeto a. Es su ley la que le impone al sujeto su pérdida. aunque sólo lo haga parcialmente. Esta situación estructura al sujeto de manera tal que su deseo más profundo inscripto en el inconsciente. el falo” El primer objeto simbolizado es la madre. 1958b. de la inexistencia del todo-goce. ¿Porque la importancia de esta interdicción? Si el goce no estuviese suspendido. que por constitución debe haber renunciado ella misma a poseer y a ser falo en algún momento. Y esta falta no es otra cosa que el deseo. también significa una prohibición para la madre. No se trata solo de un padre que dice que no. requiere que un distinto decodifique. tachado. del no-todo.

Esa primera identificación ante el espejo es clave para la formación del yo. Mediante ese “ese sos vos “que le dice la madre. imaginaria. a través de la toma de posesión de su imagen en el espejo. caen las figuras de amor primarias propias de la alienación de la identificación primaria. incluso la madre le dirá: “Mira. por lo tanto el registro de lo simbólico. imagen alienada. desde donde mirarse. Aquí Lacan dirá: esa imagen es la matriz del ideal del yo. Deben abandonar los objetos de las identificaciones primarias que constituye un trabajo de construcción de un nuevo reposicionamiento subjetivo. constitutiva del yo. ese que le imita tan bien. Para lograrlo deberá pasar por la fase del espejo. Los adolescentes deben hacer el duelo por los padres de la infancia. Para poder proseguir se explica brevemente que es el Estadio del espejo: Lacan parte de la prematuracion biológica del niño. pronto aprenderá que es él. Se trata de un cuerpo fragmentado que precisa de una imagen ortopédica que le de unidad ya que no relaciona sus diferentes partes como partes de un todo. Así es como el infante adquiere su primera sensación de unidad e identidad.que habilita. Para Lacan. aparece un cuerpo inmanejable. Esa es la matriz del yo Ideal que jamás se alcanza porque como se ha dicho en este seminario entre el yo actual (aquel que se mira al espejo) y el yo ideal (aquel del cuerpo del espejo unificado) hay una distancia. Imagen entera de un cuerpo despedazado. gracias a la mirada que la madre le devuelve al niño. dotada de una unidad que él no puede atribuir a la percepción de su propio cuerpo. para hablar propiamente. no tiene cuerpo fragmentado. (yo Moi). La primera identificación. su imagen se le aparece como una imagen ortopédica que le dará unidad. es decir. imagen que anticipa una maduración del dominio motriz que por el momento no se tiene. y que tarde o temprano descubrirá que es el mismo. En efecto: ese otro que le mira tras el espejo y que le cautiva. momento en que para Lacan surge la 4 . porque nuevamente el cuerpo se fragmentara. el narcisismo originario se constituye en el momento de la captación por el niño de su imagen en el espejo. “Eres tu”: imagen de mí. que reconoce al sujeto y lo introduce al deseo. El niño asume una imagen imaginaria. En la lectura de Jacques Lacan. una identidad espacial imaginaria. Entonces esta identificación se produce gracias al Otro que asiste. La fragmentación del cuerpo se transforma en una afirmación de su unidad corporal. pasa de ser el falo. De esta manera la función paterna o Nombre del padre permite al sujeto instalar sus ideales y una futura y posible resignificación de los mismos en la adolescencia. hiancia entre ambas. Y aquí viene el punto clave de la argumentación: aquel que el niño mira y reconoce. que fueron refugio y protección. del lenguaje. imagen del yo. es decir con el momento en que el niño ve su propia imagen en el espejo como un todo. imagen de mi yo. basada en la del otro (la madre). el narcisismo primario postulado previamente por Freud es concomitante con el estadio del espejo. y deberán ser sustituidas por otros. es literalmente originaria y fundadora de la serie de identificaciones. ése sos vos” señalándole la imagen. dice Lacan. ese no descoordina. no hay una imagen propia del cuerpo ya que no hay tampoco una coordinación motriz. El ideal del yo introduce el falo como significante. a tenerlo. La adolescencia trata además de una reformulación del estadio del espejo. En el estadio del espejo se produce la conquista de la imagen del propio cuerpo y observa que el reconocimiento va acompañado siempre de una expresión jubilosa. De aquí se dice que la imagen del yo se forma por identificación. o su imagen.

Esta lógica de clasificación y seriación. a un cuerpo que se experimenta como fragmentado. que la pubertad viene a trastocar. se trata de un cuerpo fragmentado. Vemos entonces en la adolescencia una resignificación del estadio del espejo debido a que ocurre una metamorfosis en el cuerpo que lo lleva a desconocerse y a la necesidad de reinscribir ese cuerpo que desconoce y tal como sucede en la temprana infancia como postula Lacan en el estadio del espejo gracias a este nuevo acto psíquico adviene el yo.instancia yoica. que tiene vello. es en estos dos planos. Manifestaciones como la despersonalización o la descorporización suelen aparecer en la adolescencia. Con el desarrollo de los caracteres sexuales primarios y la aparición de los secundarios. haciéndolos caer del lugar de modelo o ideal en el que estaban colocados. “…la identificación aspira a configurar el yo propio a semejanza del otro. Esta “conmoción” de las identificaciones dadoras de identidad al sujeto. Los cambios corporales provocan sensaciones de extrañamiento en cuanto a lo que ocurre en su cuerpo y en relación con su propia imagen. de pulsiones parciales y de cuerpo fragmentado. La inscripción del nuevo cuerpo será un trabajo que el adolescente deberá llevar a cabo. La adolescencia supone una contundente conmoción estructural. será paulatino. por ejemplo. Aquellos modelos ya no son tales a partir de cierto tiempo lógico. Antes de la fase del espejo. una nueva lógica de pensamiento tiene lugar. Ahora bien. en la adolescencia. Entonces. el adolescente se mira al espejo y se confronta con una experiencia de extrañamiento y de no reconocimiento. el niño no ha visto nunca su cara ni su cuerpo completo. un fundamental y trabajoso replanteo del sentimiento de sí. Sensaciones similares experimenta cuando descubre que ya no controla el cuerpo como lo hacía hasta entonces. y que se experimenta fragmentado. expresarían esfuerzos de inscripción. conllevan la necesidad de reinscribir un cuerpo que se percibe incoordinado. la vestimenta o los tatuajes. de la identidad del sujeto. que en la adolescencia. más temprana. en ocasiones la excesiva preocupación por la imagen. Los procesos de pensamiento ligados a la conquista de nuevas identificaciones y al abandono de viejas 5 . caen de ese lugar en la adolescencia. tomado como ‘modelo’” (Freud. por lo que podría pensar que en la adolescencia pasaría algo similar a lo que sucede en los primeros años de vida donde adviene un nuevo yo adolescente. dar contorno. que ha perdido la armonía corporal. un cuerpo diferente al de la infancia. conlleva justamente el peligro de existencia de su ser. provoca juicios traumáticos acerca de la representación de los padres de la infancia. el placer otorgado por el erotismo genital y la tensión genital acontecida. envase. disarmónico. en un trabajo de duelo que se conjuga con el duelo en los propios padres que deben enfrentar la caída de la posición de saber y de omnipotencia frente a sus hijos. que precisa de una imagen ortopédica que le dé una unidad. Retomando a Lacan en su texto “El estadio del espejo como formador de la función del yo tal como se nos revela en la experiencia psicoanalítica”. el desconocimiento de la imagen corporal. Podríamos pensar entonces. y como todo proceso. La torpeza y brusquedad en los movimientos. que su talla aumenta. a conmover al sujeto. Impone al mismo transformaciones en el orden del cuerpo (pubertad) que lo enfrentan con el dolor y la angustia que pudiera producirle la desestructuración de su imagen corporal. Lacan recoge la diferenciación inicial de Freud y utiliza el término "autoerotismo" para referirse a la fase previa. El advenimiento de la pubertad y las consecuentes metamorfosis del cuerpo. constituyen una exigencia de trabajo al aparato psíquico: de duelo por el cuerpo infantil y de la reinscripción del cuerpo. Dice Freud: “El psicoanálisis conoce la identificación como la más temprana exteriorización de una ligazón afectiva con otra persona”. El duelo por los padres de la infancia: que fueran refugio y protección. el del cuerpo como objeto pulsional y el del cuerpo como imagen. no ha podido sentirse como un Yo. 1921). paralelamente.

“Discurso capitalista”. ubicado el sujeto en un mundo que estimula en consumo. que produce nuevos modos de subjetividad donde el otro es prescindible. Cuestión que hoy se encuentra dificultada por las características de la época. constituyen un trabajo de reposicionamiento subjetivo. Respecto al consumo del alcohol en los adolescentes. es decir. en procura de lograr para sí un lugar simbólico propio. parecería que en la actualidad la crisis social excluye los procesos de filiación y de lazo social presentes en tiempos anteriores. 2002) La familia tradicional. Entonces. La maternidad y la paternidad aparecen desinvertidos de aquel sentido heredero de la tradición cultural. ofrecía un punto de equilibrio en el individuo y un espacio de sostén social y de redistribución económica. propone Lacan. en procura de lograr para sí un lugar simbólico propio. Pero es importante ubicar la adolescencia según el tiempo en el cual los adolescentes a los que nos referimos se encuentran insertos. en la dimensión de la conflictiva edípica y en cuanto a los otros del complejo fraterno (sus pares). En la actualidad nos encontramos con la emergencia de nuevos modos de vinculación familiar. el cual está caracterizado por la estimulación del consumo. Como dicen las autoras Duschatsky y Corea “no se trata de configuraciones familiares respetuosas de la lógica de la autoridad simbólica tradicional sino de múltiples modos de relación que rompen la estructura paterno‐filial. la adolescencia plantea la exigencia de elaboración de procesos de identificación. En la época del Estado de Bienestar se revelaba la existencia de lazo social caracterizado por cierta estabilidad en el empleo. pertenencia o reconocimiento. se necesita más del objeto de consumo que de los otros. Es posible definir la adolescencia desde el psicoanálisis. facilitarían el predominio del acto por sobre el pensar y por sobre la importancia de la palabra. Si bien la pobreza estructural no es un fenómeno nuevo. en el que vivimos. un fundamental y trabajoso replanteo del sentimiento de sí. como institución privilegiada en la lógica del Estado Nación. entre otras. Las condiciones descritas definidas como propias de la actual modernidad. la existencia de organizaciones sindicales.identificaciones de la infancia. Por su parte Juan Mitre sostiene que aquello que podemos denominar como la inscripción de un deseo en el campo del Otro. la lógica actual imperante es la del mercado. diferente al del niño que antes fuera. de conquistas sociales. de la identidad del sujeto. y aun no adulto. (Corea. entre otras tareas. José Barrionuevo dice que la adolescencia supone una contundente conmoción estructural. 6 . Atolladero o encrucijada en la vida del sujeto que plantea la exigencia de elaboración de procesos de identificación. la sobrevaloración de la imagen y la importancia de la inmediatez que producen los medios de comunicación masivos. Nuestra actualidad Lo característico de la época es la dilución del Estado‐nación con el consecuente declive de sus dos principales instituciones: la familia y la escuela. es algo que a un sujeto puede llevarlo a estabilizar las turbulencias propias del aquel período de la vida denominado adolescencia. en una formulación en la que sostiene que es astuto y perverso porque estimula el rechazo de la castración provocando que el sujeto llegue a creer que todo es posible de lograr en tanto todo es mercancía. en cuanto a su identidad y respecto de la sexualidad. diferente al del niño que antes fuera pegado o abrochado al deseo de los padres. hacía posible la inscripción en una genealogía y ofrecía una historia. Lazos que no eximían de disputas y desigualdades pero que ponían de relieve la existencia de filiación. Duschatzky. y de des -identificaciones. y de des -identificaciones. en procura de descubrir su propio deseo. como re-posicionamiento del sujeto en relación al Otro familiar y social. Mientras que el Estado‐nación suponía un sustrato normativo que comprendía a todos por igual. El tiempo del capitalismo tardío. en todo sentido. como fenómenos de la globalización. brindándoles a sus miembros sostén y referencia. de asociaciones barriales. objetos de mercado.

de tribus… Momento de preguntas sin fin…de respuestas torpes… ¿Qué hacer con el Otro sexo? esa es la cuestión. Stevens). que no es sólo el empuje hormonal. Y donde el acting out y el pasaje al acto. entre otras). Las instituciones educativas conformaban en el imaginario social la garantía de progreso y ascenso social. del pasaje de lo familiar a lo extra‐familiar. Donde. se erigen como últimas barreras. Chicos expuestos o puestos como escudo en disputas de pareja. esto quiere decir que se trata del arreglo. Se instala el término adolescencia en los diccionarios como un momento de pasaje. el sujeto tendrá su responsabilidad… ¿cómo hacer con eso?. Cómo se hace. ya no se presenta como la llave para alcanzar el futuro. y donde alguna forma de sanción del Otro social. de la respuesta que cada sujeto puede hacer del real de la pubertad. es decir. chicos ocupando el lugar de proveedores”. el sujeto adolescente. estas se configurarían como posibilidades emergentes frente a la ineficacia simbólica del modelo tradicional y sus instituciones. caída de la frontera entre lo permitido y lo prohibido. para ser una mujer… Real en extremo vivo que empuja muchas veces a la angustia. conflictivas familiares. La iniciación en general es planteada como un segundo nacimiento. En general estos ritos consistían en separar al novicio de la madre e incluirlo en el mundo de los adultos. Entre ellas podríamos pensar el consumo de sustancias. momento de códigos de pares. 7 .. En la actualidad la escuela pierde su significado. la institución escuela. mediante algún ritual. considerada adulta y responsable. También ayudaba en ese proceso iniciático lo rígido de aquellas sociedades en torno al reparto de la funciones sociales y el lugar que cada quien debía ocupar. Desde el psicoanálisis podemos nombrar a la adolescencia como síntoma de la pubertad (según A. hijo ya no se perfilan como significantes de una relación intergeneracional basada en el principio de autoridad. la desocupación.. Se trata también. chicos que protegen a las madres.Padre.. de transición. ha perdido la autoridad simbólica que la caracterizaba en otras épocas y se encuentra desbordada por problemáticas sociales (violencia. de bandas. Se trata del encuentro con un real que desestabiliza el tejido significante con el que venía arreglándoselas. trabajo infantil. lograba estabilizar en poco tiempo una nueva posición subjetiva. De ahí en más. Así como. por supuesto. de otro pasaje. la banda. El Estado transmitía mediante éstas un conjunto básico de significaciones respecto de lo que “debía ser” un ciudadano. Los ritos de iniciación de las culturas a veces mal llamadas primitivas cumplían la función de iniciar al púber en la edad adulta. tan habituales en la clínica con adolescentes. Frente al declive de las instituciones en estos tiempos de fragmentación se producen nuevos modos de socialidad. tendrá que subjetivar el real de la pubertad. del pasaje a lo social. sino que parece tratarse de lugares simbólicamente destituidos. Cuando no hay instituciones que den un lugar a los chicos.. el hasta ahí. el robo. Es claro y a la orden del día que el discurso occidental ha trastocado lo efectivo de los ritos de iniciación. la pobreza. ¿qué tratamiento darle?. De la pubertad conviene entender que se trata de un real. Con una clara vocación homogeneizadora era un factor principal de integración nacional. Trabajos compartidos en condiciones de alta precariedad. Momento de pasaje que marcará un antes y un después. actos ilegales legalizados por sus progenitores en la urgencia por sobrevivir. Por otro lado. Es decir. nuclear en las denominadas sociedades disciplinarias. Momento de ruptura con el Otro parental. que otorguen sentido y pertenencia. se presentan otras formas de “estar con los otros”. carencias alimentarias. figuras masculinas borrosas o en descomposición.para ser un hombre. La pubertad hay que entenderla como un momento de ruptura. acompañado por las transformaciones del cuerpo (el surgimiento de los caracteres sexuales secundarios) Sino que se trata de un real marcado por el lenguaje. cumplía la misión de educar y formar al ciudadano en los valores del Estado‐nación. de la edad de la niñez a la vida adulta. sujeto niño. madre.

La dilución del Estado‐Nación producto de la economía neo liberal (que acá en los años 90 hizo estragos) viene antecedida de la declinación de la imago paterna (como ya señalaba Lacan en su texto La familia en 1938). nuestra necesidad. se ve claramente que el adolescente o en general el ser humano. La cuestión del reconocimiento simbólico es central. es necesario crear nuevos dispositivos que alojen a los niños y adolescentes para que algún lugar sea posible inventar. como se prefiera‐. es un cierto orden de reconocimiento”. ha promovido un resquebrajamiento del Nombre del Padre. niños que no creen en el Otro. el del médico. ya sea por su violencia o por su indiferencia. de ritos que están desconectados de la historia. Es así que en occidente y en estos tiempos de ausencia de referencias y anclajes. Elegir un oficio. el del mercado. cuestión que trae aparejada la consecuente declinación de los semblantes de autoridad en el campo social –ya sea el del maestro. una carrera. no sabe que desear. seguir un ideal. Pero para esto. Lacan como vimos habla del discurso capitalista el cual considera una prolongación o derivación del discurso del Amo el cual esta caracterizado por el rechazo de la castración genera la ilusión en el sujeto del encuentro con el objeto de la satisfacción.” Como se puede ver el mercado otorga todos los supuestos objetos que colman. Es cierto que se han encontrado con un Otro. Los adolescentes constituyen objetos de consumo por excelencia porque provocan admiración de los adultos que los ubican en el lugar de modelo o ideal (adolentizacion de la adultez) y a la vez son objeto de violencia o agresión al ser ubicados como personificación de la drogadicción. muchas veces feroz. También es cierto que los adolescentes de hoy tienen sus propios ritos. el del político. con niños y adolescentes que no creen en el Otro. 8 . En la adolescencia (momento critico de la vida) son las patologías del acto las configuraciones clínicas predominantes derivadas del sufrimiento que la cultura impone.Se confunden goce y consumo y el Otro del discurso capitalista sostiene el mandato insensato de gozar se tramita por la exigencia de consumir los objetos que produce la sociedad de consumo.el debilitamiento de los espacios de pertenencia dificultan la entrada del adolescente en el mundo de los adultos. que produce dificultades propias en el abordaje de las subjetividades contemporáneas. niños abandonados a su suerte. de la tradición y de alguna suerte de genealogía. sus rituales modernos ‐o pos modernos. El discurso de la ciencia y el capitalismo. Y que así puedan encontrar. la transgresión y el descontrol. otros modos de socialidad. el de consumidor. Nos encontramos hoy en día. Se le asigna entonces al adolescente un lugar idealizado en la cultura de nuestros días. que satisfacen nuestro “deseo”. son modos de inscribir un deseo en el campo del Otro… de enlazarse al Otro. y también ‐por supuesto‐ el del psicoanalista) cuestión ésta. La inscripción de un deseo en el campo del Otro es algo que puede estabilizar las turbulencias propias de la adolescencia. y conviene no olvidar que el superyó en su faz compulsiva participa de todas las adicciones o toxicomanías. ya que como señala Jorge Alemán “el reconocimiento es muy importante para la vida del sujeto…la única manera que tiene el sujeto de soportar la exigencia pulsional y la del superyó. de la ciencia y del capitalismo. “Los niños en situación de calle" son un ejemplo extremo y paradigmático. ha sido devaluado por la combinación de los dos discursos. Pero se trata a diferencia de los rituales antiguos. pareciera que este trabajo debe correr más que nunca por cuenta de cada uno y con un esfuerzo suplementario. “El Nombre del Padre según la tradición ha sido tocado. como refiere Miller. Entonces el debilitamiento del lazo social intenta suplirse con este nuevo “Otro”. o dónde ubicarse en relación a su deseo.

de reidentificarse. le hace creer que asociado a su consumo podrá conseguir novia/o. todo reducido al cortocircuito: necesidad-satisfacción.. etc. la pasara mejor. es una solución efímera ya que lo único que pretende el adolescente a través del consumo del alcohol es escapar por un rato. de duelo. momento como ya hemos dicho de reconocerse. etc. su realidad y lo pesado de su carga. el consumo. pero entiendo que esto es solamente un parche que no borra ni quita lo que realmente le sucede al adolescente. por unas horas de la realidad. pero por otro lado estimula las ventas. dándole soluciones “mágicas” a sus pesares. sin espera.. el alcohol ofrecería una solución a ciertos dilemas que se presentan en este momento de la vida ofertándole respuestas a ciertas preguntas que se hace. En el caso de los adolescentes el consumo del alcohol entre otras sustancias toxicas se facilita por el momento critico que esta viviendo el mismo. hará sus noches mas divertidas. inmediatas. las soluciones rápidas. 9 . sin deseo.Para concluir podemos decir que la gente no tiene noticias de que en estos tiempos todos nos hemos convertido en adictos y que vivimos en una sociedad que por un lado combate las adicciones a diferentes sustancias nocivas incluido el alcohol.