You are on page 1of 4

El Proyecto de Nación es el paso fundamental para la concepción

multidimensional
del
futuro.
presenta y desarrolla la visión de la nación que proyectamos; fundamenta y
formaliza las leyes primordiales en la Constitución Nacional.
La visión encuentra, reconoce y asegura el futuro; clarifica los propósitos, da
dirección, fortalece las metas mas allá de nuestros recursos, percibe el deseo
nacional e instrumenta su espíritu. Crea la imagen del futuro nacional.
La visión ilumina el camino para el liderazgo nacional y les muestra el tiempo,
el espacio, el comienzo, el ritmo y el final de sus etapas. La visión nos integra
con nuestros universos internos y externos. Reconoce los eventos o hechos que
no pueden resolverse con la integración. Reconoce y promueve que el recurso
mayor de la nación procede de sus recursos humanos y de la energía que
difunden. Define que las grandes diferencias del Perú tradicional con el Perú
futuro las construirán sus nacionales. La visión proviene del ejercicio
descubridor y atento que permite concentrarnos en lo importante, no del
empuje arrollador.
La visión releva las virtudes de nuestra heterogeneidad nacional y promueve
propósitos comunes. Reconoce que la complejidad de los tiempos es cada vez
mayor tal como sus respuestas y que la simplicidad es esencial para la
sofisticación. Reconoce la incapacidad del patrón de nación actual para integrar
las entidades nacionales y responder a sus necesidades, por lo tanto, las
herramientas y procedimientos tienen que ser reformuladas para satisfacer el
nuevo concepto. Si continuamos haciendo lo de siempre, obtendremos lo de
siempre. Define que la eficacia y la modernidad no siempre son concurrentes.

refiere a una iniciativa que se ejecuta en la totalidad del territorio de un país o que aspira a llegar a todas las regiones de dicho territorio.El adjetivo nacional. El uso más habitual del concepto se encuentra en el ámbito de la política. Un proyecto nacional. profesionales o estudiantes. Distinto es el caso de un partido vecinal que no pretende convertirse en una fuerza representativa en toda la nación o la situación de un partido obrero que sólo representa a los trabajadores y no tiene intención de defender los intereses de empresarios. por ejemplo. hace mención a lo relacionado con una nación. pretende ser un programa político que tenga en cuenta los planteos de ciudadanos de distintas clases sociales. atribuirse el impulso de un proyecto nacional es una cuestión estratégica. Suele hablarse de proyecto nacional para nombrar a las medidas de un gobierno o las propuestas de un partido político que aspiran a contemplar los intereses y las necesidades de todos los habitantes de un país. etc. Es importante considerar que. sin centrarse en una única región y sin tener en cuenta las presiones extranjeras. en este caso. orígenes. . en ciertos contextos. La noción de proyecto nacional. Los funcionarios de un gobierno pueden afirmar una y otra vez que forman parte de un proyecto nacional para destacar que se preocupan por la sociedad en su conjunto y para sostener que no hacen caso a las injerencias de países extranjeros. en su sentido más amplio. por su parte. zonas de residencia. El término suele utilizarse en oposición a extranjero.

NÉSTOR LUIS ÁLVAREZ M. hace años me atreví a formular la siguiente definición que me sigue pareciendo útil y suficiente a fin de perfilar qué podemos entender como Proyecto de nación: "Un conjunto de políticas públicas básicas que articulan el corto. Según esa definición. Son políticas públicas de índole básica porque representan lo mínimo necesario. el Proyecto de nación no es un plan de gobierno ni tampoco un programa de desarrollo. la elaboración de una Ley fundamental sencilla y muy básica para que sea viable por un muy largo plazo. el mediano y el largo plazo. Comprenderlo y asumirlo daría cabida a la preponderancia de nuestra vocación moral. entonces. en especial al pensar en una nueva Constitución que nos sirva para ser una nación exitosa. a través de una Constitución Nacional surgida de un proceso constituyente que se plantee. Por tanto. y que es fácilmente aceptable por esa mayoría. tanto espiritual como material. que esa Ley fundamental sea un compromiso radical con la persona y su preeminente dignidad humana y que. casi tan cliché como vacío. por tanto. necesariamente. históricamente continuo. sino un conjunto de propósitos públicos susceptibles de concretarse legislativamente y en decisiones de gobierno. Esa dignidad humana es. ¿Qué es. y que marcan un rumbo deseado y aceptado por una mayoría de la nación. | EL UNIVERSAL jueves 1 de mayo de 2014 12:00 AM Entender lo hondo y lo asombrosamente importante de la idea o concepto de la persona como fin absoluto del orden social y económico. conduce. más que con el de país. como primera y máxima exigencia. aceptándolas como convenientes y necesarias para alcanzar un ideal compartido de país". que se denomina "proyecto país". y a una clara rectitud de intención. promueva eficazmente el imperio de la verdad y de la Ley. Ese anhelo o estado de cosas comporta mucho más que ese concepto. de tal manera que se generaría una tensión permanente en toda la sociedad hacia el bien común. y de largo plazo. a lo que deberíamos dirigir nuestros propósitos colectivos. es a la idea de un Proyecto de nación que le dé a lo colectivo un carácter consistente. con las que el mayor consenso posible de una nación se compromete. ¿Y cómo se concreta el Proyecto de nación? Muy simple. como hay que repetir e insistir hasta el cansancio. fundamentalmente porque ese anhelo guarda relación con el concepto de nación. Y como segunda y gran exigencia. la . a no pensar en otra cosa que la personal realización del hombre a partir de su derecho a una digna calidad de vida y al bienestar. un Proyecto de nación? Pues.

que se sintetiza muy bien en la nefasta expresión de "refundar la república". la salud y la paz.base y fundamento de nuestros derechos. solo alcanzan su verdadero sentido si se fundamentan en esa preeminente dignidad humana que todos y cada uno tenemos como personas. la justicia. Este aspecto de la continuidad y del largo plazo toca una de nuestras grandes deficiencias como nación. a la consolidación de instituciones económicas. Y como he expresado en otras ocasiones. ya es hora de que nos demos cuenta de las grandes equivocaciones de las mentiras con las que hemos arruinado nuestras vidas durante tantos años en medio del ruido inútil de las ideologías. la familia. Si se genera esa proyección de largo plazo. la verdad. Se podría afirmar que la ausencia de sentido de continuidad y de largo plazo no ha permitido un desarrollo institucional que corresponda a nuestras posibilidades y a nuestros sueños como nación. y también de todos nuestros más queridos anhelos en medio de nuestra sociedad. que si se mantiene en el centro de todo estaríamos libres de muchos errores y equivocaciones. para que ese Proyecto de nación sea un compromiso moral y radical con la persona. tendremos mayores posibilidades para políticas públicas coherentes en el corto y el mediano plazo. de nuestros más altos ideales. y. Esa misma manía. Y ello se constatar a partir de una cierta manía de ruptura que nos acompaña desde tiempos de la colonia. Ese será el gran factor ordenador en todo esto. tiene que afirmar a la persona como fin absoluto de todo el orden social y político. también. el trabajo. La libertad. el más importante desafío que entraña la idea de promover un Proyecto de nación es lograr que llegue a significar una visión de muy largo plazo. la propiedad. Ahora bien. para que la nación tenga sentido de continuidad en sus políticas públicas más importantes. sociales y democráticas. sino también. las leyes. con su dignidad y con su libertad. la educación. . casi atávica. Por otra parte. Es muy probablemente nuestra más grande limitación frente a nuestros anhelos de desarrollo y de progreso. Esta congruencia entre el corto y el mediano con el largo plazo es lo que más contribuiría no solo a una deseable estabilidad institucional.