You are on page 1of 6

La formación californiana es hoy en día un grupo de presencia obligada

dentro la colección de cualquier amante de los sonidos más rugosos,
ásperos y primitivos. Una formación construida desde la típica historia de
cuatro chavales de instituto que se juntan para aporrear instrumentos
baratos en un garaje rodeados de herramientas viejas y sucias. Pero esta
típica historia de cualquier instituto en cualquier parte del mundo, dejó de
ser tan típica cuando estos cuatro imberbes adolescentes supieron
encontrar la semilla de décadas anteriores entre las estériles tierras de un
desierto polvoriento que les serviría de inspiración para elaborar un sonido
que se sigue reconociendo como propio 20 años después de sus despedida
de los escenarios y los estudios de grabación.
En medio del desierto californiano de Palm Desert, a finales de la década de
los 80, eran la antítesis estética y musical de lo que ocurría en la vecina
ciudad de Los Ángeles, que por aquella época apestaba a laca y licra de la
floreciente y excesiva escena del Hair Metal en la que de ninguna manera
encajaban y menos aún, encontrarían la oportunidad de poner sus
polvorientas botas sobre las tablas de cualquier club local por sucio y cutre
que este fuese. De esta manera nacieron las Generator Parties. Pero eso...ya
es otra historia.
Palm Desert es hoy conocido por ser la cuna de uno de los sonidos
característicos de los años 90, pero que se vió relegado a un segundo plano
en la historia musical reciente por el surgimiento también de una escena,
con más similitudes que diferencias, a 2021 kilómetros de distancia. El
grunge.
Más que un nuevo sonido, resultaría la evolución del sonido propio de la
década de los 60 pasado por el tamiz del tiempo, incluyendo en una
licuadora sónica a los primeros cuatro álbumes de Black Sabbath, las ondas
psicodélicas de Blue Cheer, el cambio de mentalidad respecto al blues
iniciado 20 años atrás por Cream y la ingenuidad y el descaro de no querer
saber nada de la escena mayoritaria de la época, que inundaría el tubo de
rayos catódicos de los televisores de tíos que nos parecería a los ojos que
los miramos años después, que se habían maquillado con la escopeta que
Homer Simpson había inventado en uno de los capítulos de su famosa
familia.
Pero lo extraño en toda esta hitoria resulta que Palm Desert solo era el
Benidorm americano. Allí se concentraban los pensionistas que huían del
frío del interior de Estados Unidos y Canadá. Y estos representaban un alto
porcentaje de la población, que había pasado de 11000 habitantes a más de
40000 en solo una década.
Resulta casi impensable que ante esta situación de indiferencia y rechazo
por parte del epicentro musical y en una reducida población
mayoritariamente formada por pensionistas en busca de su merecido
descanso y sol, naciera uno de los movimientos musicales que crearía una

el disco contiene una mezcla de composiciones anteriores junto con nuevo material. cosa totalmente cierta. Formados inicialmente por John García a la voz. Lento. se presentaron con Sons of Kyuss en los últimos estertores de los 80. contundente y compacto. padres adoptivos de un blues enguarrado en King o un tema que bien podría haber cuajado dentro de cualquier plástico de los Misfits como Isolation Desolation. Es aquí donde aparecen realmente los compases que marcaran lo que será su carrera. caemos en el terreno común de hablar de Josh Homme. Una toma de contacto en la búsqueda de su propio camino. Extraido por el batería Brant Bjork de un conocido juego de rol. En 1991 llegaría Wretch. Se recoge en Wretch una representación bastante pobre del sonido de Kyuss. dejando el terreno bien asfaltado para el deleite de John García que deja escapar las palabras pesadamente. Nada malo que decir de ninguna de ellas. beben de múltiples fuentes en un cóctel de 8 canciones en las cuales podemos vislumbrar detalles que después estarían muy presentes en sus posteriores obras discográficas. Son of a Bitch. John se desgañita vivo en ciertos momentos y se refugia en la calma justo antes de volver a explotar otra vez. Publicado por Dali Records. que acortaría su nombre e incorpararía a filas a Nick Oliveri en sustitución de Chris Cockrell. Sons of Kyuss fué el germén de lo que tras un EP homónimo grabado en 1989 sería después el cuarteto que acortó su nombre al definitivo Kyuss. Pero es aquí la nueva incorparación. es una de las más destacas dentro del primer larga duración. su corte de medios casi al mínimo y de agudos por completo. Siempre que se menciona a Kyuss y se habla de su sonido.el primer álbum de estudio de la banda. Un álbum muy característico por su sonido. . pero tampoco nada sobresaliente. Brant Bjork tras los herrajes de la batería. Nick Oliveri el artífice musical de este nacimiento de los Kyuss tal y como los recordamos en este Son of a Bitch. con su característica forma de cantar y acentuar determinadas sílabas dentro de sus frases al igual que en Love Has Passed Me By. Es en este tema donde se puede reconocer a un John García como lo entendemos actualmente. Con un sonido sin pulir y definir. Un EP que incluso tiene trazos próximos al Thrash más seminal dentro de Deadly Kiss. Es realmente en este tema donde empezamos a definir a Kyuss por lo que realmente son. pero no necesariamente para bien. Josh Homme en la guitarra y Chris Cockrell en las cuatro cuerdas.fiel pero no mayoritaria masa de seguidores mucho más allá de las dunas que delimitaban el paisaje. Big bikes es otra de las joyas destacadas con un riff de apertura y cierre arrebatado directamente de las protesis táctiles del mago de Birminghan Tommy Iommi e insetado bajo la dermis de Homme.

no podemos dejar de mencionar a Brant Bjork. Si en Wrentch rompíamos una lanza en favor de Nick Oliveri y su composición en lo que consideramos el tema que abrío las puertas a lo que hoy entendemos como Kyuss. Las miradas musicales estuvieron más puestas que nunca sobre la escena grunge de Seattle tras la muerte del líder de Nirvana. el santo grial de la formacion californiana. Pero por la época de Blues for the Red Sun me había afianzado bastante y me sentía con mucha confianza hacia mis composiciones. Hasta Blues for the Red Sun. Green Machine .firmada por Bjork. por eso me involucré tanto en la composición del disco. lo hemos entendido. Su amuleto. Es también en Blues for the Red Sun donde Homme junto con sus compañeros consiguen su sonido definitivo.Al año siguiente. tras Blues for The Red Sun y este recién estrenado Welcome to Sky Valley no recibieron la atención que se hubiesen merecido y la explosión del género nunca llegó a ocurrir dentro del circuito nacional estadounidense ni fuera de sus fronteras tampoco. y no quedarme sólo en el papel de batería”. Por lo tanto. Pero fue Green Machine y su video el que abrió el camino a Kyuss a través de los años. Yo por entonces pensé que debía involucrarme en llevar al grupo en una dirección concreta. pero puedes estar tranquilo John. “si acabé tocando la batería es porque siempre quise tocar la batería en una banda. en Blues for the Red Sun. había escrito cosas. Brant Bjork tuvo un papel clave en la composición de este trabajo y sobre todo en muchos de sus temas más recordados. pero siempre fui muy tímido al respecto. quizás no sea tu favorita y quizás también estés aburrido que cualquiera que no conoce su discografía y solo conozca a Kyuss de oidas los asocie rapida e inevitablemente con esta canción. el cuál firma. solo o en compañía 6 de los temas que contiene este álbum que podemos catalogar sin miedo a equivocarnos como grandioso. Thumb comienza en calma. Welcome to Sky Valley puso los pies sobre este mundo en Enero del año 1994. es el bastión de la banda. limitándose hasta nuestros días a ser reconocido como un estilo . la bestia despertaría de verdad publicando Blues for the Red Sun un álbum que pasa a formar parte de la historia musical reciente y un pilar básico para entender la recien creada escena del Desert Rock o Stoner Rock. Esto no ha hecho más que empezar. A algunos les llevará más tiempo. para que te despistes y te vuela la cabeza al cabo de unos segundos arrollada por una guitarra machacona y una batería huracanada. kurt Cobain y comenzaba a pegar con fuerza la escena britpop con Oasis en la cresta de la ola mientras los Gallagher jugaban a Caín y Abel. Un álbum que obtuvo escasas ventas en su momento pero que fue sin embargo adorado por la crítica. Un salto de calidad inmedible en el transcurso de escasamente un año de diferencia con su primer larga duración. en 1992. sosegada. otros caerán rendidos al momento. Quizás no sea el mejor. Como declararía más tarde en una entrevista. García nos grita que parece que no hemos entendido el trato.

Brant Bjork abandonaría después de grabar Welcome to Sky Valley a la banda que formó en el instituto junto a sus compañeros para entrar a formar parte por un tiempo de Fu Manchu. John García está a otro nivel navegando vocalmente sobre una de las mejores canciones que Josh Homme escribió para Kyuss. No es de extrañar que fuese escogido como single. Josh Homme se había hecho con la batuta que dirigía al cuarteto. sin prisa. Gardenia abre la puerta del tercer trabajo discográfico de Kyuss y es una perfecta continuación para Blues for the Red Sun. perfecto para conducir tu coche por una carretera vacía. Las decisiones dentro del grupo se estaban desequilibrando siempre hacia el mismo lado.en sustitución de Nick Oliveri y su culo de mal asiento. Hablo a menudo con John García y con Josh Homme” . . sin dirección. Supa Scoopa and Mighty Scoop es otro de los cortes importantes del disco y uno de los que caracterizan la obra de los californianos. un regusto a infinito y espacialidad. Bjork declaraba tras su salida los motivos que le llevaron a saltar del barco antes de llegar a puerto: "porque no me gustó la dirección que estaba siguiendo la banda. con la ventanilla bajada y el brazo por fuera. Un tema para. el primer tema en el que pone su firma junto a la de Josh Homme. dotando a las composiciones en las que participó de un nuevo matiz. No me gustaba la compañía discográfica (Elektra). El tercer larga duración supuso la entrada de Scott Reeder . y preferí seguir mi camino antes que iniciar una pelea y echar a perder la música que hacíamos.minoritario pero bien amado y que hoy en día goza de muy buena salud. sino de una nueva juventud. Milagroso debe de ser que entre tanto ir y venir dentro de la banda saliese un disco notable. que se disfruta de principio a fin y en el que como ya mencioné antes. únicamente contemplando el horizonte mientras escuchas sin distracción. Me fui manteniendo buenas relaciones con ellos. Es aquí además donde la presencia de Scott Reeder se hace mucho más palpable. puesto que se negaba a ver como Josh Homme conseguía hacerse poco a poco con el control creativo del cuarteto. Los adjetivos antes utilizados al referirnos a su entrada en la formación californiana de infinito y espacialidad se pueden casi tocar en la línea de bajo de Space Cadet.que acababa de terminar su etapa con The Obsessed. La mejor parte de Welcome to Sky Valley la encontramos sin duda en su zona media. Reeder dejaría su impronta y un sello especial sobre las cuatro cuerdas de Kyuss. antes de lanzar su carrera en solitario. como dice la letra. quedarse de pie en el borde de un acantilado. no estaba de acuerdo con ellos y con sus decisiones comerciales. Un tema con un riff envolvente.

Demon Cleaner quizás sea la mejor. And the Circus Leaves Town no logra ponerse al nivel de sus predecesores y pasa un poco desapercibido tras dos magnas obras como Blues for the Red Sun y Welcome to Sky Valley pero no por eso está falto de buenos temas. En 1995 llegaría el último trabajo discográfico de la formación más relevante en cuanto al Stoner Rock se refiere. si no que definieron. en pequeñas dosis se puede digerir sin problema. Para cerrar la obra cumbre de la banda nos encontramos con la última aportación de Brant Bjork antes de abandonar su puesto al mando de las baquetas. Una muerte temprana que dejó un bonito cadáver. Hurricane. Whitewater es un cierre perfecto. la fotografía con la que nos quedaremos en el recuerdo tras la ruptura. una banda de culto que nos dejó dos discos imprescindibles para cualquier amante del rock en general y el stoner en particular. Influyeron e influyen de manera directa sobre nuevas generaciones de músicos venidos de cualquier parte del globo que rinden homenaje en su sonido. es la imagen. al que no se amoldaron. el que quizás. tanto para el álbum como el broche final a la carrera del batería y compositor Bjork dentro del cuarteto. Kyuss es sin duda. en su manera de entender la música y en su forma de afrontar que se iban a lo más profundo del desierto que separa los estod . que ya en su nombre suena a despedida. es la apertura y nos presenta al sustituto de Brant Bjork en las baquetas. debería haber estado más presente firmando temas desde su entrada. pasando a formar parte. Aunque en términos generales el disco se hace un poco monótono. Un tema a la altura de su leyenda compuesto por Reeder. La melodía inicial de guitarra que se repite en algunos pasajes posteriores es sencillamente hipnótica apoyada sobre una batería siempre al trote de los timbales. a mi modo de ver. Este último un género. Lo mejor es sin duda el segundo track.Si Supa Scoopa and Mighty Scoop es una de las mejores aportaciones de Homme a Kyuss. convirtiéndose en una banda de culto para los amantes del género. cada uno de sus miembros tanto en conjunto como por separado de la historia reciente de la música underground. One Inch Man. 20 años después de su desaparición. es el adiós de Kyuss. Alfredo Fernández procedente de Yawning Man de los cuáles incluyen en este disco. una versión del tema Catamaran.