You are on page 1of 17

Helio Carpintero

Universidad Complutense de Madrid

1. INTRODUCCIÓN
2. ANTECEDENTES
2.1. Los primeros pasos pre-científicos
2.1.1. La frenología
2.1.2. Las doctrinas de Lombroso
2.1.3. La contribución inglesa. Maudsley
2.1.4. Quetelet
2.2. Los nuevos problemas de la etapa científica
3. EL SURGIMIENTO DE LA CRIMINOLOGÍA. GROSS
4. LA DIFUSIÓN DE LA ESCUELA ITALIANA. LA OBRA
DE INGENIEROS
5. EL DESARROLLO DE LA PSICOTECNIA Y LA PSICOLOGÍA FORENSE
6. IMPORTANCIA DE LA PSICOLOGÍA PARA EL MUNDO FORENSE.
MÜNSTERBERG
7. LA PSICOLOGÍA CIENTÍFICA Y LA PERSONALIDAD CRIMINAL
7.1. El psicoanálisis
7.2. Debate sobre el origen hereditario
7.3. Los ambientalismos
8. ESTUDIOS SOBRE TESTIMONIO
9. MARBE
10. LOS TESTS DE VERACIDAD
11. LA JUVENTUD CRIMINAL Y LOS PROBLEMAS
DE LA REHABILITACIÓN. EL JUEZ HEALY
12. LOS PROBLEMAS DE LA PSICOLOGÍA. LOS JUECES
Y LOS JURADOS
13. NOTAS SOBRE ASPECTOS PROFESIONALES
14. EL DESARROLLO CIENTÍFICO Y PROFESIONAL
EN LAS DÉCADAS RECIENTES

1995). estrechó muy pronto lazos con la naciente disciplina. Referencia esencial 18. que ha de ser tenida por inocente antes de que se pruebe su culpa. El desarrollo de un pensamiento naturalista en tomo al hombre. el deber y la libertad. pero. A lo largo del siglo XIX. la legalización del proceso penal con exclusión de arbitrios. Ahí surgirán los análisis que irán precisando la índole de la persona jurídica. el mundo de la ley y de la justicia. en general. se producen sucesivas codificaciones. las personalidades que entran en juego-. y a la condición propia de la personalidad criminal. por otro lado. por fuerza entran en juego conceptos propios de la antropología y la nueva psicología: el conocimiento y la voluntad. y la consideración de la dignidad de la persona. y ejerce una influencia decisiva en los posteriores ordenamientos jurídicos llevados a cabo dentro de las naciones de occidente. En todo ese proceso intelectual de fundamentación teórica. Uno de ellos. y la del criminal. Ambas ramas del saber positivo cobran especial relieve a los ojos del mundo jurídico. y ha de ser tratada sin infamia ni venganza (García de Enterria. ocupado en regular y juzgar las conductas de los hombres. Referencias adicionales REFERENCIAS 1. Hubo quienes entendieron que la aplicación de los métodos experimentales al campo del espíritu carecía de sentido y fundamento. LA PSICOLOGÍA JURÍDICA EN ESPAÑA 16. . ASPECTOS APLICADOS 17.15. INTRODUCCiÓN La constitución de la psicología como ciencia natural a finales del siglo XIX tuvo consecuencias de todo orden en el campo de las ciencias sociales y humanas. CONCEPTOS CLAVE 18. estimuló muy pronto a otros a aplicar los nuevos métodos al estudio de los distintos aspectos del comportamiento humano. y se especifican las condiciones requeridas en el sujeto humano para considerarlo sujeto responsable y persona jurídica. ANTECEDENTES La Revolución francesa de 1789 marca un hito en el proceso general de toma de conciencia de los derechos humanos. PARA SABER MÁs 18. 2. forzosamente iba a tener consecuencias importantes en las teorías jurídicas relativas a la responsabilidad e imputabilidad de los sujetos. Así van a surgir la antropología criminal. las mentalidades. y también la psicología forense y la psicología criminalista. fortalecido por el desarrollo de las teorías materialistas y evolucionistas. en particular. se formulan y regularizan los procedimientos de aplicación de justicia. que reúnen los cuerpos de leyes en vigor.2.1. las intenciones y las normas. El orden jurídico postrevolucionario vendrá a construir un espacio determinado por el principio de legalidad de delitos y penas. Esta podía contribuir con un conocimiento en profundidad de las personas que intervienen e interaccionan en este mundo -las motivaciones. la criminología.

y de numerosos discípulos. como el asesinato. deterioraban la masa hereditaria transmitida a los descendientes. y en la teoría degenerativa del psiquismo desarrollada por el francés BenedictA. sus tendencias más hondas. En Francia. excluye la psicología introspectiva de su tiempo. se inicia ahí el movimiento positivista. pero manejada con audacia por Gall y sus discípulos. que criticaron tanto sus criterios de diagnóstico como la orientación fuertemente materialista y fisiologista de su psicología. admitió la existencia de una serie de cualidades psicológicas. Este último había sostenido la existencia en los organismos de procesos degenerativos que resultaban de la actuación de patologías y sustancias perjudiciales (alcohol. en España Mariano Cubí (1853) -discípulo del anterior-. cabe recordar además. Frente al idealismo precedente. que promueve una esencial reforma de la filosofia. George Combe (1788-1858). entre las que se hallaban varias de las que supuestamente causaban las conductas delictivas y violentas. El médico alemán Franz Joseph Gall (1758-1828).1. (1835-1909) criminólogo italiano. Lombroso creyó hallar un tipo humano particular. al frenólogo Magin Pers y Ramona. y por lo mismo. y al médico Pedro Mata y Fontanet. y aspira a formular leyes que expliciten la regularidad de dichos fenómenos. como saber que carece de una metodología objetiva. la doctrina que. y otras análogas que tienden a establecer relaciones positivas con otras personas. que puede orientarse a la eliminación de dificultades. Hay aquí una completa «psicología de facultades». condenados a sufrir largas penas en cárceles y presidios. consanguinidad. Se la tachó de determinista y fatalista. y ocuparon mucho tiempo realizando exámenes de cráneos de individuos con biografias criminales. que pronto contaría con el apoyo de su discípulo Gaspar Spurzheim (17761832). y generando fuertes polémicas. Los primeros pasos pre-científicos En 1830. van a difundir por Europa. el otro. defensor del holismo cerebral. Las doctrinas de Lombroso Cesare Lombroso. estuvo inspirado en las ideas frenológicas. La frenología constituye una primera versión de la psicología naturalista. que puede mostrarse como inclinación a riñas y pendencias. es el fundador de este movimiento. que es directivo: de este modo. Desde el primer momento. o bien como cobardía y pereza. y a los de sus elementos sociales. que encontrarían un refuerzo unos años más tarde en los descubrimientos de Paul Broca sobre el centro cerebral del lenguaje hablado.2. que hace de la ciencia natural el verdadero conocimiento de la realidad. la crueldad. y de la filosofia una reflexión sobre la ciencia. y contraria al reconocimiento de la libertad moral. Tuvo una época de esplendor en la primera mitad del siglo XIX. En su catálogo de las ciencias. mientras que se oponían figuras notables como Pierre Flourens (1794-1867). y ha sido muchas veces considerada como una auténtica preformación de lo que sería luego la psicología. La frenología guarda estrecha relación con las doctrinas que iba a mantener con gran éxito popular el médico italiano Cesare Lombroso.1. Exige atenerse a los datos de la experiencia sensible.). de raíz germánica. predecir y explicar sus conductas. incluyen algunas como la «destructividad». En general. junto a otros que son restrictivos y un tercer grupo. Morel (1809-1873). así como fueron notables las críticas de Jaime Balmes al conjunto de las nuevas ideas. la «acometividad».1. F. que acentúa la condición innata y biológica de las cualidades personales. más o menos ortodoxos. en otros lugares varios otros personajes. hace posible conocer la personalidad de los individuos. a los fenómenos. En Inglaterra. 2. y otras como la «benevolentividad». o estigmas. y la posibilidad de conocer y diagnosticar su grado de desarrollo a través del examen del cráneo de los individuos sometidos a su estudio. en efecto. la comprensión y explicación de la conducta humana quedó referida a sus fundamentos biofisicos. Incluso hubo peticiones en Inglaterra de que se seleccionara con criterio frenológico a los convictos enviados a colonias (Hearnshaw. atrayendo a muchos discípulos. y de trastornos fisicos y mentales. en la segunda mitad del siglo XIX. llevaron a cabo campañas de divulgación. Estos.1. el «criminal nato». entre sus adeptos. conciben la conducta como resultado de la interacción de esos elementos. la antropología criminal de la escuela italiana (Lombroso). pero que serían hasta cierto punto modificables mediante la adquisición de hábitos que fortalecieran los elementos compensatorios. En la relación de facultades. Así. el filósofo francés Augusto Comte (1798-1857) inició la publicación de su Curso de filosojia positiva. 1964). que describió en El hombre delincuente (1876) y que daría una explicación cumplida . Uno es la frenología. Muy pronto. unos cuantos movimientos pioneros iniciaron el cultivo y ordenamiento de ambos campos de estudio. combinada con una anatomofisiología cerebral rudimentaria. pero también hacia formas perversas. por un lado. y escinde entre la biología y la sociología el conjunto de fenómenos que guardan relación con el hombre. como luego veremos. Dentro de sus actividades se incluyó en lugar preferente el conocimiento y diagnóstico de las personalidades psicopáticas y patológicas. En España. por otro. etc. y se manifestaban a través de signos.2. o la ferocidad. según ellos. luego por América. opio. que tendrían una base anatómica. 2. inglesa (Maudsley) y el sociologismo cuantitativo (Quetelet y otros). Victor Broussais (1772-1838) apoyó estas ideas. en el individuo hay elementos impulsivos. La frenología Es esta una doctrina que afirma la estricta localización de todas las funciones psicológicas en distintos centros cerebrales.

lo que aquí importa.. que se actualiza cuando hay ocasión y medios para su ejecución. la distinta criminalidad que suele ser propia de hombres o mujeres. a consecuencia de los cuales transgredía la ley. tienen la misma regularidad que los fenómenos naturales. Maudsley propone remediar «la predisposición hereditaria. monomanía homicida. lo aplica también al estudio de tendencias criminales. etc. 35). incluyendo la «locura afectiva» (donde introduce una locura impulsiva. sino de una «neurosis» degenerativa.d se unían para generar tales individuos. desarrollaba una conducta criminal. la misma vanidad. Considera que hay una cierta «inclinación al crimen» (penchant au crime). estación del año. manía persecutoria. por efectos de un «temperamento insano». fue durante unos años profesor de Jurisprudencia Médica (Medical Jurisprudence) en el University College de Londres. Al mismo tiempo. además. 1959. pp. Lombroso halló en tomo suyo un grupo de discípulos capaces de desarrollar sus ideas de una antropología criminal. presta atención a los aspectos preventivos.. Además. melancolía con alucinaciones. reconocible gracias a ciertos rasgos físicos. las alteraciones en la estructura cortical. la neurosis epiléptica. Era un resultado de ciertos procesos degenerativos. edad. 2. el peso de la edad juvenil. Ferri. atavismo y enfermedz.. el control emocional. Es idéntica en ambos la constitución anatómica . era. «El delincuente es un salvaje . 1908). y que puede medirse en relación con variables como sexo. la que llama «locura de ideas» (con depresión. donde mantiene la tesis de que la vesania o locura es una «confusión funcional. atraído por el estudio del hombre moral con métodos socioestadísticos. de una enorme peligrosidad social nacida de causas puramente biológicas. a la deficiencia mental -donde compara la proporción de alienados por número de habitantes. 91 ss).de la conducta criminal. Maudsley Henri Maudsley (1835-1918). en donde considera el papel diverso que cabe a la educación. En su obra considera y analiza causas célebres. en los desórdenes mentales. para proteger la sociedad. habría unos ciertos valores medios de los que se alejarían ciertos casos individuales en función de causas accidentales (Quetelet. médico interesado en los problemas de la mente. La contribución inglesa. El crimen no es sólo un efecto de una personalidad viciosa. que alcanzó gran difusión. y la eugenesia como remedio al progreso hereditario de aspectos degenerativos. 1973).a. y las diferencias entre sexos. 39). de suerte que los casos individuales se difuminan ante la solidez y persistencia de los . el mismo afán de tatuaje.. sino que también lo extendió al del hombre de genio (Lombroso.1. por una acertada cultura mental y por la costumbre de dominarse y dirigirse» (Maudsley. La índole naturalmente peligrosa del delincuente propició una visión estrictamente defensiva del sistema jurídico y de las penas. 290). s. Su obra básica. y contribuyeron a generalizar la aplicación de la investigación científica al campo de los problemas sociales. que evalúa comparando creaciones importantes en el teatro francés y el inglés. Idéntica también la psicología: la misma sed cruenta en ambos. locura moral). y una gran insensibilidad al dolor. The physiology and pathology 01 mind (1867). De acuerdo con estas ideas. dio amplio espacio al papel de los factores sexuales.. está acompañada por otros trabajos más especializados. por medio de la abstención del matrimonio . pp. vol.3. p. . y presenta diversas formas de locura. su gran masa corporal. de ellos solo comprendida . etc. Sus trabajos impulsaron el estudio psicológico de la personalidad delincuente. 2. 1848. las ansiedades del espíritu. 1889) que es autor de grandes obras de arte y de cultura. 1835.4. Con todo. también a la inteligencia. dedicado a la sociometría y antropología. de ahí el enorme desarrollo de la criminología en las últimas décadas del siglo. nivel intelectual. promoverá el estudio de los rasgos y factores que generan tan amenazadora personalidad. investigador belga. edades. profesor en la Universidad de Gante. de «preservación de la locura». 2.1.) y locura epiléptica con alucinaciones y manías transitorias. En su conjunto. la degeneración termina por manifestarse mediante estigmas y defectos. » (Martínez Ruiz. 1908. 490-491) A partir de ahí. pp. clima. traducida al castellano como Fisiología del espíritu (1880) YLa patología de la inteligencia (1880). en resumen. Formuló una teoría del «hombre medio». como El crimen y la locura. del cerebro» (p.. y mantuvo una idea organicista de la psicología.. 20) que distingue de las puramente orgánicas. por la sobriedad. trató de construir una compleja tipología de personalidades criminales. La compleja estructura mental podía verse afectada por procesos de degeneración. el mismo empleo de una particularísima lengua. Entre sus rasgos característicos incluiría la microcefalia. incluso en la infancia..-. sino por el científico natural (p. y. zona geográfica. entre otros (Maristany. asimetrías craneales y faciales. etc. por lo que ha de ser estudiado no solo por el moralista.. y también los sociales y educativos.. la imaginación o la prudencia. (Quetelet. según la cual tanto en las cualidades fisicas como en las morales. y justamente la «clase criminal constituye una variedad degenerativa y morbosa de la especie humana» (p. Su explicación nativista de las facultades mentales no se limitó al caso del criminal.. Entre ellos se encuentran Enrico Ferri y Raffaele Garofalo (Bemaldo de Quirós. 160 ss). alcanza a concluir que los fenómenos de la criminalidad. reconoce la mayor criminalidad de hombres. aunque parecen regulados por principios morales y sociales. el escaso peso de la educación. Quetelet Hay también un interesante antecedente de estos estudios en la obra de Adolphe Quetelet (1796-1874). El método estadístico resulta pues aplicable a la memoria. y sobre todo. la intemperancia.

1890). bien de factores internos como la herencia o la organización somática. 3) y no solo el estudio de la mente del criminal. Emi1e Zola (La bestia humana. de acuerdo con las tendencias vigentes en el pensamiento decimonónico. en las últimas décadas del siglo XIX. sino también con las «tendencias» propias de la naturaleza humana. Crimen y Castigo. los gestos de los declarantes. pues. Así fueron surgiendo. la antropología criminal. Autores como Fedor Dostoievski (Los hermanos Karamazov. 1886). sustituyendo la concepción reparadora del castigo por otra más humana. *** De este modo. y previsiones de futuro. Hyde. «la psicología criminal debería ser aquella forma de psicología empleada para tratar del crimen» (Gross. Pero. en cambio. y la formación que jueces y expertos necesitarían tener para cumplir con eficacia y de modo responsable con sus respectivos cometidos en el foro. 3. la criminología. Herencia y medio resultaban ser las variables básicas que parecían explicar las conductas delictivas. la segunda. En su libro dedica muchas páginas a describir . las nuevas ideas así surgidas dentro de un clima de respeto hacia la ciencia y la objetividad promovieron en muchos magistrados y juristas la adopción de una actitud básicamente orientada hacia la prevención y la reeducación terapéutica del delincuente. La obra se presentaba como «manual para jueces. El desarrollo de los sistemas penales. una relativa a las actividades mentales del juez. sino también los conocimientos propios de la psicología diferencial sobre géneros y edades. 2. a fin de encontrar las claves explicativas que permitieran fundar una política correccional y preventiva. p. 1880. su tipicidad y su persistencia.2. que tanto amenaza a la sociedad. en los que había que contar no solo con las cualidades de los individuos. dado que éstos son la fuente del conocimiento a que puede recurrir el juez. GROSS Uno de los pioneros en este campo resultó serlo el juez austríaco Hans Gross. la otra dedicada a las del examinado. EL SURGIMIENTO DE LA CRIMINOLOGíA. al mismo tiempo. En su opinión. y presentaron la naturaleza humana del criminal de modo que era forzoso llegar a ella desde una comprensión científica y positiva. (1847-1915) profesor un tiempo en la Universidad de Graz. ha de considerar los testimonios. atraídos por esa forma de humanidad que se halla más allá de las fronteras de la normalidad. la sociología criminal. En la primera. Ello ponía en cuestión. la peno10gía. para defenderse de su amenaza y proteger así a todos los individuos honrados. era un fenómeno dotado de caracteres propios. después. Jekyll y Mr. que está dotada de inclinaciones respecto de las cuales el análisis objetivo. Se sentaban así las bases de una «antropología criminal». así como las limitaciones de la percepción. Consiguientemente. y fomentó la inspiración creadora de escritores y novelistas que iban a dar cuerpo al retrato realista de la sociedad de su tiempo. descubrieron genialmente el complejo mundo del crimen. y que una sociedad democrática no podría ignorar ni destruir. Impulsa de este modo una consideración objetiva y factual de esas conductas. Precisamente el esfuerzo por producir una teoría explicativa del comportamiento desde un marco de causalidad natural propiciaba esa visión del delincuente como producto resultante. bien de la sociedad en que había tenido que desarrollarse. lógicamente. las condiciones para un testimonio veraz. o Robert L. que previnieran y protegieran a sus miembros de la agresión proveniente de la franja insociable y degenerada de individuos que en toda colectividad hay. Fundó también el Archiv für Kriminal-Anthropologie und Kriminalistik. considera los factores que afectan a la calidad del testimonio. se analizan los modos y bases del proceso de inferencia que el magistrado ha de hacer para alcanzar una idea adecuada del caso que está conociendo. las bases de un sistema penal dominado por la idea de la responsabilidad libre y plena del criminal infractor. 1886). abogados y estudiantes». y las indagaciones sobre la mente humana tanto en su forma normal como en su patología. en lugar de la pura posición sancionadora y vindicativa frente a la quiebra de la legalidad. En general. su tipología. la visión psicológica por fuerza hubo de acentuar los aspectos deterministas y los condicionamientos externos e internos que parecían influir sobre los comportamientos de los delincuentes. y la adopción de medidas. y autor de una psicología criminal (Criminal psychology) que apareció en 1898. En su análisis toma en cuenta no solo los requisitos lógicos de las inferencias. los posibles modos de reeducación y reinserción. proporciona informaciones válidas. Dentro de ese amplio círculo había de situarse la psicología. Los nuevos problemas de la etapa científica El esfuerzo por comprender la personalidad criminal había atraído a gran número de intelectuales. 1898/1911. de un lado. hubo de impulsar la creación de nuevas disciplinas. exigía de la sociedad el estudio primero. reeducadora y rehumanizadora del delincuente. que procuraría expulsar o alejar. relacionadas con la evaluación de los presuntos delincuentes. organizando su material en dos partes. necesario el estudio de esas personas que mostraban una conducta patológica o anormal. en las últimas décadas del siglo XIX se fue consolidando la idea de que la conducta delictiva. de las que pone de relieve su regularidad. que atrajo el interés y la atención de gobernantes y científicos. la ciencia del testimonio. Por tanto.comportamientos generales definidos por los promedios estadísticos. que iban a penetrar lentamente en el ámbito de la justicia. Stevenson (El extraño caso del Dr. Se hacia. cuantitativo.

Como él mismo explica. con la cabeza o con la cola puesta hacia donde sopla el aire?»). . de la manera de ejecutarlo. y en aquella ciudad dirigió durante años unos Archivos de Psiquiatría y Criminología (19021913) que fueron muy estimados en su tiempo. 105). Cattell realizó en Columbia College. afirmará que «el estudio verdaderamente específico de los delincuentes debe ser el de sus anomalías psíquicas» (Ingenieros. dentro de la cual sitúa sus otros trabajos de tema forense. y meteorología criminal. p. 4. que asume mediante imitación los modos y formas de la colectividad en que se halla (Ingenieros. Uno está dedicado al «hombre mediocre». de la actividad consecutiva al hecho. 1913.comportamientos y rasgos femeninos que guardan relación con su participación en casos procesales. y en particular. los diversos grupos sociales fueron forzando a los psicólogos a procurar dar respuesta a las necesidades colectivas que parecían ligadas a la naturaleza y funcionamiento de la mente humana -la educación. y encontró que había gran variabilidad entre sujetos. que impide el recto juicio. los trastornos emocionales. Admirador crítico de Lombroso y la escuela italiana de criminología. Por ello. un proceso ruidoso que motivó peritajes y controversias le llevó a preocuparse de este problema. Otro grupo de trabajos gira en tomo al tema de la «simulación en la lucha por la vida». iba a concebir una psicología de raíz biológica. y sobre todo. Entre sus obras especializadas destaca una Criminología (Ingenieros. Su estudio de la personalidad criminal se complementa con otros. 1913b). sea congénita o . las habilidades operativas-o Con ello fueron desarrollándose modos de prueba y diagnóstico. Simulación de la locura (Ingenieros. la libertad condicional. o «¿cómo están los caballos en el campo. Al tiempo que se procuraba esta última. y lo que fue su tesis. LA OBRA DE INGENIEROS La obra de Lombroso. De ahí la necesidad de replantear el sistema carcelario y los planes de reeducación. concebido en conjunto como el dominio de la psicología aplicada. Ferri o R. el retraso mental. p. teorías explicativas. y que trazan una imagen estereotipada de la mujer europea de principios del siglo xx. Dedujo que ni la observación ni el recuerdo eran completamente fiables. 1913a. Uno de estos nuevos criminalistas es José Ingenieros (1877-1925). y pensó que este hallazgo debía servir para moderar las exigencias de precisión en el mundo de los juzgados (Cattell. Propugnó la necesidad de un estudio de la personalidad del delincuente. se extendió rápidamente por los países occidentales. Ve la simulación como un medio de adaptación del simulador a su medio (Ingenieros. unos experimentos con objeto de obtener un índice de precisión que midiera la precisión del recuerdo de unos sujetos experimentales. p..UU. 230)-. Un caso especial es el de la simulación de la locura. aquel individuo carente del impulso de los valores ideales. Fue profesor de psicología experimental en la Universidad de Buenos Aires. Este psiquiatra y psicólogo argentino ha sido una de las figuras pioneras más relevantes de la criminología y la psicología social en Hispanoamérica. procedimientos de intervención y cambio comportamental. y de sus discípulos y continuadores positivistas como E. se propuso no obstante avanzar en dirección a una más amplia y potente participación de la psicología. En su explicación de la conducta delictiva recurre tanto a factores propios del sujeto (su psicopatología. Le preocupaba tanto el castigo del inocente como la liberación injustificada de las personalidades peligrosas no reformadas. que iban a formar un amplísimo campo de acción de los psicólogos. precisamente por un psicólogo formado en Leipzig con Wundt. 149). de sus antecedentes antisociales. había también muchos errores. Habría que atender. referida al ambiente social. 1918). había también que proteger y defender a la sociedad. pero en general. potenciando una nueva «escuela psicopatológica» (Ingenieros. Planteó muy variadas preguntas (<<¿qué tiempo hizo hoy hace una semana?». 5. y «la insuficiente resistencia al impulso» (Ingenieros. donde algunos de sus expositores y críticos tenían raíces biográficas que les ligaban a la cultura italiana. caso por caso. encaminada a potenciar la readaptación del delincuente. 1947). 1918. a las variables individuales antes de tomar una resolución. En 1895. el «trastorno intelectual». y de otras condiciones notorias permitirán --escribe Ingenieros (1913a. Una importante medida individualizada a emplear era. 1913a). y sus anomalías morfológicas) como a otros propios del medio (sociología criminal. a su juicio. y tuvo un eco importante en Hispanoamérica.clasificar aproximadamente la temibilidad y la posible readaptación de cada delincuente». p. Uno de los trabajos pioneros se llevó a cabo en Estados Unidos. un medio que emplea en múltiples ocasiones el delincuente para evitar las consecuencias dolorosas de sus actos. aprendida. 1918). Garofalo. LA DIFUSiÓN DE LA ESCUELA ITALIANA. EE. Educado dentro de una mentalidad positivista. ocupada de elementos del ambiente fisico). de las causas del delito. EL DESARROLLO DE LA PSICOTECNIA Y LA PSICOLOGíA FORENSE Desde finales del siglo XIX. Entre los más propiamente psíquicos diferenció entre la «deficiencia del sentido moral». 93). «El estudio de la personalidad fisiopsíquica del delincuente. y pionero en el campo del estudio de las pruebas mentales y de las diferencias individuales: James McKeen Cattell (1860-1944).

1. de hábitos adquiridos y de procesos imitativos? La cuestión que dejara abierta Lombroso. alemán formado en Leipzig y reubicado en Harvard con William James. y de su relevancia para la vida social y moral. por el contrario. dos grandes movimientos psicológicos establecieron sendas concepciones sobre la personalidad humana. «excluída la mente patológica . aunque reformulada de varios modos. En cada capítulo. 1908. profesor en Harvard (EE. con su idea del «criminal nato». 33). frente a Lombroso. e invitado por James para dirigir el laboratorio de Harvard. y particularmente interesado en los problemas de la psicología aplicada. Así. no se tenga en cuenta el de la psicología (Münsterberg. 1908. 1908. impulsó a otros investigadores a tomar en cuenta estos nuevos problemas. y prevención del crimen. las emociones y los afectos estaban implicados. En el libro. No obstante. y sus bases mentales. 6. la detección del crimen. junto al avance de la química y la fisiología. el libro fue acogido con muchas críticas y reservas. El psicoanálisis Iniciado a partir de los trabajos de Sigmund Freud (1856-1939). valorar intenciones y propósitos. viéndola como una estructura psicológica adquirida. En un primer momento. 1908. MÜllsterberg afirma: «Nadie es criminal de nacimiento» (MÜllSterberg. dada la insuficiencia del mero sentido común para dirimir complicados conflictos. el otro. MÜllsterberg muestra en el libro las múltiples facetas de la vida jurídica en que la psicología debería estar presente aportando rigor y conocimiento técnico. proclama la importancia de los métodos preventivos. En la primera mitad del siglo xx. ¿Es una disposición heredada. Su oposición en cuanto al modo de lograrla ha sido casi completa. sus tesis y apreciaciones sobre el funcionamiento de la justicia pusieron en contra del psicólogo a numerosos jueces y magistrados americanos (Bartol y Bartol. desatención a movimientos secundarios. el autor hace acopio de casos prácticos relacionados con la declaración de los testigos en el estrado. su idea de que la mente individual es un sistema dinámico.La recomendación de Cattell de que se realizaran investigaciones en este campo para proporcionar bases sólidas a los magistrados encargados de juzgar conductas. p. pero han coincidido en su condición de estructura adquirida. . 45). p. las huellas de las emociones. ~ÜNSTERBERG Una de las figuras más notables de la temprana psicología forense es la del psicólogo alemán Hugo Münsterberg (1863-1916). El índice de los «cuadros populares» (1908. Porque la prevención supone una «lucha de ideas» que pueden equilibrarse u obtener el dominio de la acción. Innumerables errores de memoria afectan al recuerdo de sucesos dramáticos e inesperados. En la sala de justicia. p. De este modo. p. p. IMPORTANCIA DE LA PSICOLOGíA PARA EL MUNDO FORENSE. p. 1987). acerca de la utilidad que la psicología tenía para el recto funcionamiento de la justicia. al final. LA PSICOLOGÍA CIENTIFICA y LA PERSONALIDAD CRIMINAL Una de las cuestiones centrales en este campo ha sido la comprensión de la personalidad criminal. 1908. ha estado gravitando sobre los expertos y reapareciendo una y otra vez. Uno es el conductismo. Uno de sus aportaciones básicas en este campo fue su libro On the witness stand. podemos decir que nadie nace criminal» (Münsterberg. terminó por imponerse. regulado desde sus raíces inconscientes. que tiene que ver con algún tipo de degeneración biológica? 0. Muestra casos en que se producen ilusiones en la percepción. cuyo testimonio es con frecuencia requerido. estaba convencido de la necesidad de llevar la psicología a la vida cotidiana. (1908). y ahí ve un lugar fundamental para el psicólogo. sobre memoria o atención. pp. tan importante en la primera mitad del siglo xx. que ponen en evidencia la necesidad de emplear la psicología para llegar a resultados sólidos y fiables. y uno de los iniciadores del movimiento psicotécnico. el psicoanálisis. Formado con Wundt. 11) por él trazados recorre el conjunto de problemas que surgen allí continuamente: la memoria del testigo.UU. En ocasiones se refiere a sencillos experimentos llevados a cabo en sus clases o en su laboratorio. hipnotismo y crimen. percepción de aquello que se espera encontrar. la tesis básica que el libro mantenía. la sociedad 10 deforma y envilece. 247)..) durante muchos años. p. de ahí que «la prevención del crimen sea más importante que el tratamiento del crimen» (Münsterberg. 232). Ahí surge la figura de H. 157 ss). una auténtica proclama divulgadora a favor de la incorporación de la psicología a la práctica habitual del foro.. No hay razón para que. y reconstruir acontecimientos pasados a través del material sumamente delicado y problemático que son las declaraciones de testigos. 7. 46). ¿resulta explicable en términos de modelos sociales. 233). «el psicólogo todavía es un extraño» (MÜllsterberg. 7. Por ello advierte que la psicología de los sentidos podría introducir claridad en todos esos casos (Münsterberg. y anticipa posteriores investigaciones sobre la tendencia de la memoria a racionalizar y acomodar recuerdos a experiencias habituales o expectativas (MÜllsterberg. a fin de resolver innumerables cuestiones en que la inteligencia. 1908. de ahí que la sociedad debe esforzarse en prevenir la aparición de tales personalidades. sugestiones en el tribunal. 1908. Münsterberg. confesiones falsas.

y que lo que le diferenciaría del sujeto normal es «un defecto de la educación» (p. se inclinó a concebir la criminología como una rama . que formaría una «instancia» o sistema de personalidad llamada «Id» o «Ello» Freud colocó otros dos sistemas: el «Yo». autor de un libro sobre Krime und Schiksal (Crime and Destiny). p. De ahí que al tratarlo. donde desarrolló importantes investigaciones sobre medicina psicosomática. Aunque el propio Freud se abstuvo de conceder al «complejo de Edipo» un valor explicativo definido dentro de una causa concreta por parricidio. tratando de iniciar una «criminología psicoanalítica» (Alexander y Staub. 61-2). carentes de sentido social. A la hora de valorar su responsabilidad. a partir de los años veinte se fue intensificando la utilización de los conceptos dinámicos para fundamentar una doctrina criminológica general. guiado de forma hedonista por el principio del placer. cuya etiología sería de índole social. 3). El delito es el resultado y la prueba. resultado de un desarrollo espiritual deformado por la educación y la falta de una correcta socialización. La criminalidad estaría inscrita en la herencia (Eysenck. mientras que entre fraternos. y en vez de pena. de la inadaptación social del delincuente. cap. figura notable de la psicología factorialista de las facultades mentales. tratamiento correctivo (Adler. Debate sobre el origen hereditario Nuevas aportaciones llegaron de la mano de otro médico y psiquiatra. sobre todo. Dos psicoanalistas europeos. Freud admitió en el hombre la existencia de una base pulsional. igualmente adquirido. de ahí la necesidad de que jueces y jurados tengan una formación psicoanalítica. formado con Freud. doble en el caso de gemelos idénticos que en el de fraternos. 1947). al mismo tiempo. instinto de muerte usualmente llamado luego thanatos en la literatura. movido por conflictos psíquicos. que durante un breve tiempo (1902-1911) fue uno de los discípulos más próximos a su maestro Freud. 1935. había 10 pares con los 2 hermanos condenados por delinquir (10 de 13. 5) Alexander (1891-1964). 1935). la probabilidad de que el otro lo sea resultaría. profesor en Munich. eros. Creían que la psicología necesita del psicoanálisis (Alexandery Staub. instintiva. La hegemonía freudiana no fue total. y. que sería fuente de la agresividad. resultado de una larga evolución. Adler cree que el criminal vive en un mundo privado. capaz de orientar la conducta gracias a su función de «Yo ideal». 1935. su sustitución de la libido por el impulso de superioridad arrastra consigo una profunda reforma de la concepción de la dinámica psíquica. donde analizó individuos criminales mediante el análisis de gemelos (13 pares de idénticos. Colaboró en Boston con el juez Healy (Roots 01 crime. rompió amarras con la sociedad psicoanalítica en beneficio de la construcción de su sistema de «psicología individual». 45). Mientras el individuo normal acepta el predominio de un interés social que marca su estilo de vida. 1970. y otro de índole destructiva.iba a cuestionar los modelos psicológicos centrados en el estudio de la conciencia. en una comprensión psicológica-psicoanalítica del delito. una fortísima apelación a la psicología en el seno mismo de la práctica judicial. como sucedió con la doctrina adleriana. pp. El «juez venidero» debería tener como principal misión. En su sistema maduro. adquirido mediante la experiencia y guiado por el principio de «Realidad» o ajuste al entorno. 41). 1935. Aquí se produce. esto es. p. solo había 2 de 17. Dejando aparte los casos de demencia y profunda deficiencia mental. un 11 por ciento). En Inglaterra. En general. y más tarde se estableció en Chicago. y no pudo impedir la aparición de versiones alternativas. Entre idénticos. 151). no el «encasillar al delincuente en el precepto legal infringido. que constituirían los dos motores fundamentales de la existencia. Eso le llevó a admitir una base hereditaria en el surgimiento de la criminalidad. 1935. en lugar de juicio requiere diagnóstico. y 17 de fraternos). el neurótico y el criminal están guiados por motivos de un yo que desconoce sus límites e intenta convertir el mundo en escenario de su única y omnímoda voluntad. 44). autor de varios libros relacionados con el psicoanálisis y el derecho penal (Jiménez de Asúa. con una lógica y una inteligencia sui generis. y un «Super Yo» o sistema de normas y valores. nacido en Budapest. el criminal normal. piensan que «el criminal transforma en acciones sus instintos inadaptados a la sociedad» (Alexander y Staub. Estudió una serie de historias de vida. del sadismo y de la violencia. Entre los juristas atraídos por estas doctrinas merece recordarse el nombre del español Luis Jiménez de Asúa (1889-1970). Sir Cyril Burt. como puede verse. Pero coincide en señalar la importancia de la educación en la génesis de la psique delincuente. un 77 por ciento de coincidencia). el caso Halsmann (1931). p. 1935. 1935). Así. pero se tratará siempre de establecer el grado de esa participación. hay que admitir que nadie será plenamente responsable de unos actos donde su inconsciente sin duda participa. admiten la fuerza de los motivos inconscientes. con dos sistemas básicos: el orientado a la conservación del individuo y de la especie. sino el clasificarlo en la categoría psicológica correspondiente» (Alexander y Staub. y el criminal de base orgánica (Alexander y Staub. 1935. 1964). terminó emigrando a los Estados Unidos en 1930. En su tipología de delincuentes incluyen tres categorías definidas: la del criminal neurótico. Sobre esa raíz biológica. En su libro pretenden formar a jueces y posibles jurados. Si un miembro de una pareja de gemelos es criminal. 7. dada una cierta constitución. AlfredAdler. y vino a pensar que. p. nacidas de otras escuelas.2. según lo anterior. publicaron El delincuente y sus jueces desde el punto de vista psicoanalítico (Alexander y Staub. en una serie de circunstancias terminaría por darse la comisión de un delito. la contradicción entre impulsos. Franz Alexander y Hugo Staub. Johannes Lange.

al diseño de programas que reeduquen y rehabiliten. puede influir a través de una baja inteligencia o una. en Alemania. 1976). .que regulan el comportamiento son susceptibles en grado diverso de incorporar por condicionamiento reglas sociales de acción que usan refuerzos y castigos. aunque admite su influjo a través de los valores e imagen de la vida que puede divulgar. cierta deficiencia temperamental. que la ausencia de tal condicionamiento en algunos individuos los convierte en psicópatas y sujetos con muy alto riesgo de llevar a cabo actos delictivos y crimenes. jefe de comercio. entre sujetos delincuentes (Allsopp. en su caso. 1955. Junto a ellos. West. Alfred Binet. parecen evidenciar el peso de la dimensión psicopática. y sólo de un 32 por ciento entre adultos (Burt. ciertas predisposiciones.. y se constituyó en un reto o problema para algunos de los más inquietos psicólogos.N. S. vocaciones y raza de sus ascendientes» (Watson. D. aunque no excluye los casos de gran inteligencia perversamente orientada. al que enseguida siguieron otros muchos trabajos importantes. J. y especialmente la cohesión familiar. Los ambientalismos Frente a todo innatismo. y de la combinación de «introversión social». En él. en general. GlÜck . abogado. que necesitan interactuar con el medio para activarse en un sentido u otro. introducía multitud de variables propias de la vida real. que reúne herencia y medio. 1925/1961. y consecuentemente. singularmente de su compleja interacción (B. otros estudios orientados hacia el campo de la personalidad. y los estudios de William Stern. 1930). pp. una influencia importante del cine como modelo que promueva conductas delictivas. inclinaciones. vid.. En cuanto a las facultades mentales. pordiosero o ladrón. Esta posición compleja. p. y una deficiente disciplina en el hogar. 191). (1857-1911). y mediante aplicación del MMPI. Pero Burt descarta.3. 1970. y de la «sexualidad» entre delincuentes femeninas. admite el peso de actitudes emocionales. aun siendo genéricamente la misma. sobre todo. por lo general en el marco de procesos realizados dentro de un laboratorio. admite el amplio peso de un cierto retraso intelectual (dullness). por lo que hace a factores temperamentales. entre los que se ha de contar la obra de Hans Gross. La situación del testigo en un proceso judicial. valor del condicionamiento clásico. Por lo pronto. gran figura de la psicología francesa de todos los tiempos. 108-109). 1976). Glück y Glück (1950) mencionaron aspectos como la disciplina materna y paterna. atentas al peso de la herencia y del tipo somático. luego creador de un amplio sistema psicológico de orientación factorialista centrado en la estrecha interacción entre biología y psicología. «depresión» e «intereses femeninos». También el medio importa: la pobreza.de la psicología social (Burt.Watson proclamó desde el principio su credo ambientalista y educativo: «Dadnos una docena de niños sanos. Todo comportamiento es resultado de la cooperación de una serie de factores. especialmente en varones. Este modo de ver el problema tiende a recoger elementos procedentes de las teorías constitucionalistas. también se reencuentra en la obra de Hans J. ESTUDIOS SOBRE TESTIMONIO La psicología se hubo de interesar pronto por el problema de la fidelidad y defectos del testimonio. habilidades. 168). Su interés se extiende. 1955. dejó una impronta grande en este campo gracias sobre todo a su libro . y esto también sucede en el caso del comportamiento criminal: este nace de la «situación total» (Burt. pero no tratarlos tan severamente que sean presa de desórdenes neuróticos» (Eysenck. el conductismo iniciado en Estados Unidos por John B. así como el mundo de compañeros y diversiones. Este reto famoso lleva dentro una afirmación de puro ambientalismo: son los aprendizajes los que hacen a cada uno ser como es. en determinado especialista: médico. Ello vendría facilitado por una personalidad muy extravertida e impulsiva. etc. algo que estima posible por encima del 70 por ciento para los casos de menores de 9 años. p. tendencias. el afecto de los padres. la herencia aporta. 1955. como factores de alto valor predictivo para identificar potenciales delincuentes. 175). Nos hemos referido más arriba a la investigación pionera de Cattell. 1955). en Estados Unidos. y garantizamos convertir a cualquiera de ellos. 8. los que determinan y definen su personalidad. en Checoslovaquia. bien formados y un mundo apropiado para criarlos. y en especial el valor explicativo de la «agresividad».. incluida la posible intención defraudadora. tomado al azar. Desde ángulos no demasiado lejanos. dado que una considerable porción de sus investigaciones utilizaba declaraciones de observadores. Toda una serie de estudios de orientación ambientalista contribuyeron al reconocimiento del peso de factores sociales y familiares. no importa los talentos. atraídos por las cuestiones de la vida cotidiana (Sanctis. en Europa iban a desarrollarse trabajos tendentes a clarificar el valor y peso que había que dar a declaraciones de testigos intervinientes en juicios civiles y penales. Allsopp. Su principal objeto de estudio fue el delincuente juvenil. 162). discípulo un tiempo de Burt. Wooton. sistema endocrino-. 7. Eysenck (1916-1997). al tiempo que muy neurótica --o con poco control emocional-o De ahí su fórmula para un programa de reforma: «Tratar a los muchachos con un grado suficiente de severidad como para que se logre el condicionamiento que la sociedad requiere. Un nuevo paso serio y meditado en este campo lo constituye el libro de Alfred Binet (1900) sobre La suggestibilité. pp. admite que ese aprendizaje de reglas y valores constituye la conciencia. Convencido de que las estructuras biológicas-S. artista. p. junto con otros procedentes de la teoría del aprendizaje -influencia de la ley del efecto y el condicionamiento operante (premios y castigos). Glück y H. Yla delincuencia como «una reacción psicológica natural» (Burt.

le introdujo en este terreno. en 1909 (Whipple.) que modifican el control de la conducta.sobre La sugestibilidad (La suggestibilité). Allí comprobó cómo algunos niños cuentan como hechos reales sucesos tan solo imaginados. 1903-1906). que hace posible el proceso de su educación. los factores que tienden a deformarlo y a producir ilusiones perceptivas. inteligencia. William Stem (1871-1938). p. 1921). el exceso de alcohol. empleó imágenes. 1900. Mantuvo que había que crear una ciencia sobre el testimonio. recogió algunas pruebas y nueva información en su obra clásica sobre tests (Whipple. se interesó muy pronto por las cuestiones de psicología diferencial y de psicología aplicada. Consideró también la personalidad de los sujetos. dedicó el resto de su vida a la psicología aplicada. y en cambio era mejor el recuerdo del esquema principal de un suceso. etc. Diferenció entre recuerdos narrados espontáneamente. G. y luego profesor en Würzburg y en Frankfurt. Whipple. También destacó el papel engañoso que pueden ejercer asociaciones verbales e ideas tópicas sobre las declaraciones de diversos testigos. ofreció una revisión de algunos de los puntos principales del tema. Sobre esa base se había de interesar en el problema del testimonio y de su relación con las diferentes personalidades de aquellos que 10 prestan. que no coincide con el hipnotismo. 390). 1900. p. buscó vías para cuantificar la información que en ellos se contenía. 1909. Diferenció claramente seis tipos de pregunta que cabía formular (determinativa. 1909. tiempo transcurrido. y que define como «presión moral que ejerce una persona sobre otra» (Binet. 1905. Comenzó interesándose por el problema de la fiabilidad del testimonio en los juicios. . Junto a trabajos clásicos en el campo de la psicología del niño. p. Los antecedentes son claros: sus numerosos trabajos sobre la percepción infantil. sobre la fidelidad de la declaración. 1994). Allí advierte: «si queréis abundantes testimonios.. En su estudio. en EE. implicativa. al notar la influencia perturbadora de ciertas preguntas sobre la sugestibilidad del testigo. También comprobó que colores o elementos no atendidos eran mal recordados. en relación con los testimonios. el estudio de hechos y sucesos. De ahí su subsiguiente interés en la cuestión de los testimonios. Este y otros trabajos le animaron a publicar unos Fundamentos de psicologíaforense (Grundzüge der forensischen Psychologie. y otras variables individuales en su relación con la fidelidad del testimonio (Stem. y mantenía que: «El principal resultado singular de la Aussage psychology (psicología del testimonio) es que un informe sin errores no es la regla. Marbe. la «acción moral de otro individuo» (Binet.UU. Tras unos estudios iniciales en el campo teórico experimental. 209). así como breves sucesos como material sobre el que examinar luego el volumen y cualidad de la información recordada. y aquellos que son resultado de un interrogatorio. la educación. En general.und Zivilprocess. efectos de las variables de género. etc. entre otras. disyunción incompleta. ¡interrogad! Pero si queréis testimonios fieles. Diferenciaba entre testimonios narrativos e interrogatorios. edad. En el caso de la «voluntad crimina!». repetición de la prueba. 161). 1909).. Ello le indujo a recomendar a los juristas ocupados de estos procesos el adquirir un conocimiento psicológico básico. 158). y de diferencias individuales. en Alemania. formado en la Universidad de Würzburg con Külpe. Profesor en Breslau y luego en Hamburgo. el análisis de los testimonios. 1926). y consecutiva. ) evaluando las apreciaciones de los sujetos. para evitar cometer errores de consideración. aparecido en 1900. tipos de preguntas. con expectativa. También hizo publicar una serie de trabajos en su revista L'Année Psychologique. 1905). los individuos muy sugestionables muestran serlo en todos los casos. la psicología de la voluntad. o como él las llama. aunque hay una sugestibilidad diferencial en función del tipo de estimulación usada. además. MARBE Uno de los grandes iniciadores sistemáticos de la psicología forense fue el alemán Karl Marbe (1869-1953). Describe. Considera allí los múltiples aspectos de esta influenciabilidad de ciertas personas por otras. pero caben alteraciones por exceso (el servilismo) o por defecto (el espíritu de contradicción) (Binet. p. 1910). longitud de segmentos. 10). 1900. sino la excepción» (Whipple. en especial. analizó el efecto de la sugestión. Whipple. El análisis del proceso volitivo es importante a la hora de comprender el modo concreto de operar de los sujetos. y una gran influencia de los factores sugestivos. ¡desconfiad del interrogatorio!» (Binet. Un hecho ocasional --el ruego de un amigo que estaba envuelto en un proceso-. M. p. disyunción completa.. considera cómo es influída por diversos factores (la herencia. Percibir es una actividad que incluye percepción sensorial y también ideación. 129). Mantuvo en sus trabajos una posición básicamente positivista y determinista (Mühlberger. En el análisis de los informes. llevó a cabo experimentos con distintos tipos de estímulos (pesos. publicó una obra pionera sobre testimonio (Beitrage zur Psychologie der Aussagung. la influenciabilidad del niño es una disposición normal. sobre todo en edades tempranas. y así descubre que. Marbe. Años más tarde publicó El psicólogo como perito en procesos penales y civiles (Der Psycholog als Gerichtgutachter im Straf. 9. en que incluye cuestiones varias relacionadas con la práctica judicial: la psicología criminal. que aportó numerosos elementos para la construcción de un sistema general de ideas sobre este tema. halló mayor proporción de errores al emplear el método del interrogatorio. su precisión y su maleabilidad ante influencias ajenas. Entre otras cosas. interpretación. p. . 1913). y él mismo incluyó unas páginas suyas sobre el tema (Binet. las expectativas y las influencias interpersonales. y en especial en el caso de los niños.

incrementando así la seguridad de la sociedad. subnormalidad. del que el español Emilio Mira hizo una modificación empleando tareas gráficas monótonas como elemento de base (Mira. poniendo en juego conceptos no solo psicométricos sino evolutivos e incluso psicoanalíticoso En sus conclusiones. Un psicólogo americano. Carl Jung y Eugen Bleuler habían ya creado un test. mediante análisis muy detallados de las declaraciones. Y mantuvo la necesidad de una creciente participación del psicólogo en la actividad procesal. situación o acción cuya presencia en el ánimo del sujeto se quería determinar. gracias a la cual pudiera beneficiarse ésta de los conocimientos científicos logrados por aquel. desde 1914.UU. Healy. Destaca aquí el procedimiento de la motricidad representativa (die abbildenden Motorik) de A. En el curso de su vida. EL JUEZ HEALY Un elemento importante en la psicología forense ha sido la convicción de que podría haber en la psicología recursos importantes no sólo para obtener la verdad y lograr pruebas de hechos pasados. J. LA JUVENTUD CRIMINAL Y LOS PROBLEMAS DE LA REHABILITACiÓN. Otra línea de investigación exploró las expresiones motrices de los sujetos.. capaz de detectar complejos emocionales en un sujeto. están aquellas otras vías tendentes a eliminar la censura de los sujetos para obtener así declaraciones «verdaderas». En 1918. sino para rehabilitar al delincuente y prevenir en el futuro otras posibles conductas delictivas. EE. 1923). pero con resultados de peso. mantuvo una explicaCión básicamente ambientalista del tema. Los TESTS DE VERACIDAD Uno de los procedimientos para establecer la veracidad de un testigo que ha alcanzado mayor popularidad es el llamado «detector de mentiras» (lie detector). destaca su libro El individuo delincuente (The individual delinquent. un médico norteamericano atrajo la atención sobre un cierto «suero de la verdad». todas orientadas al tratamiento y reinserción de los delincuentes juveniles (Anderson. así como los factores psicológicos subyacentes y los tests adecuados a su diagnóstico. desde 1909. A. e inspiró la creación de clínicas para su tratamiento terapéutico. medio ambiente. no se ha generalizado su aceptación en los sistemas jurídicos occidentales. Marbe era partidario del empleo de tests que evaluaran la capacidad intelectual de los testigos. La obra de Healy se inscribe en un amplio movimiento de regeneración social que promovió la creación del primer tribunal para niños en EE. 10. En particular. a base de morfina y escopolamina (Mira. p. la «Prueba de Jung-Bleuler». En él examina las causas de la delincuencia (herencia. Ese . Tales procedimientos han sido usualmente descartados dentro de los estados democráticos. sugestibilidad. Aunque no parece ser un método infalible. deficiencia mental. afectivas y morales. pronto ligado al Tribunal de la infancia de Chicago. y tuvo en cuenta variables intelectuales. comparando sus respuestas ante estímulos neutrales o ante otros relacionados con temas reprimidos. algunos con gran repercusión social. Luria (1929). destacó la necesidad de controlar el posible peso de fantasías sexuales propias de la pubertad. William Healy (1869-1963). 1935).En el caso de procesos por abusos sexuales a niños y niñas. en que se respeta la condición libre de cuantos intervienen en las causas judiciales.. aunque no dejó de tener en cuenta la índole impulsiva. hubo de actuar en numerosos procesos. etiología sexual. R. social.que serían indicativas de un deseo del testigo de ocultar o engañar a la justicia en relación con su participación en un cierto suceso. diseñó pruebas de asociaciones verbales al objeto de descubrir respuestas sospechosas -«reacciones críticas>>. Llegó a tener una amplia experiencia especializada en este campo profesional. En ocasiones se ha empleado la hipnosis. y otras muchas clínicas que siguieron a aquellas. como la del propio Healy. no solo teórica sino también práctica.). aplicando a su estudio los métodos psicológicos. 239). que la hacen detectable (Larson. Esta fue una institución singular que durante años representó un modo innovador de aplicar la psicología a los temas de la delincuencia y las infracciones de ley. Previamente. ansiosa de sensaciones y sugestionable que se da en ciertos tipos de adolescentes. y orientando su reinserción . controlando los tiempos de reacción de las respuestas a palabras estímulo que habían sido preparadas para incluir en su lista algunas especialmente asociadas al supuesto problema. en 1899. anormalidades fisicas. en otras determinadas inyecciones de sustancias capaces de producir una semi consciencia en que no se abolía por completo la capacidad de respuesta verbal.juez americano de origen inglés. Dirigió un Instituto Psicopático Juvenil. 1954). la mentira parece ir acompañada de irregularidades en el registro. 11. Larson.UU. etc. En sus análisis de casos integró factores medioambientales con rasgos de personalidad. aberraciones mentales. 1927). Autor de diversas obras. Junto a estas pruebas que tratan de determinar la presencia de unos impulsos represores asociados a ciertos contenidos mentales. se propuso hacer frente al problema de los jóvenes delincuentes. H. discípulo de W James en Harvard. Goddard. que al combinarse con un medio familiar desestructurado facilitaría la aparición de acciones contra la ley. 1954. o como la Oficina de Ohio para el estudio de la infancia. propuso en 1923 incorporar al interrogatorio de un sujeto un registro simultáneo de presión arterial y respiración. que dirigió H.

entonces profesor en Wurzburgo (Alemania). 1961. y el mantenimiento del orden social y la prevención del crimen. pero sin que ello redundara en una mayor presencia de los propios psicólogos en el mundo de la justicia. el tipo de personalidad «autoritaria» y los sujetos con locus de control interno tenderían a castigar y culpabilizar mucho más que la personalidad «igualitaria» o con locus de control externo (Hudson. toda vez que éstas tienen un papel decisivo en la construcción de sentencias con que los procesos concluyen. Karl Marbe. en Anderson. en Bélgica. 12. el primer caso publicado donde hubo un psicólogo que actuó como un experto tuvo lugar en 1921 aunque el tribunal parece haber rechazado su testimonio (Bartol y Bartol. legal. 2. en otro proceso criminal donde dos niños eran testigos. y la actuación del maquinista. han venido acompañando a la institución del jurado donde quiera que ésta se toma posible o se lleva a la práctica. y se ha señalado el nivel de los años setenta como aquel en que la psicología jurídica se consolidó como tal (Loh. 2003). más en general. vol. También ha habido quien ha proyectado sobre el tema el cuadro de tipos psicológicos de Jung (extravertido e introvertido). 1975. la psicología forense. 2.). encontrando relaciones y aspectos de interés cada vez que está en juego la mentalidad y la conducta de las personas involucradas en interacciones cuyos contenidos tienen relación más o menos directa con el amplio mundo de la ley humana positiva (Brigham y Grisso. 1994). De esta manera. cuando se produjo en las sociedades occidentales una creciente implantación de la psicología aplicada en los diversos ámbitos de la vida colectiva. 1981). al requerir algunos de los protagonistas de esa práctica el apoyo o la ayuda del saber psicológico acumulado hasta ese momento. Los PROBLEMAS DE LA PSICOLOGíA. El jurado trata usualmente de ejercer la justicia «humanamente» (Altavilla. superficial. se han relacionado ciertas dimensiones de personalidad con la actuación de una persona en un jurado. la psicología ha ido ampliando su radio de acción en el campo de la práctica judicial y. Más allá de estas ideas. EL DESARROLLO CIENTíFICO Y PROFESIONAL EN LAS DÉCADAS RECIENTES Aunque. Las polémicas surgidas en tomo a la capacidad mayor o menor del hombre medio sin instrucción especializada para entender y discriminar los distintos argumentos legales que se cruzan en un proceso. Entre los datos indicativos de la consolidación de esta especialidad cabe mencionar algunos relativos a su desarrollo en Estados Unidos. en donde la orientación de la atención y la influencia de la afectividad sobre el conocimiento cobran papeles bien diferenciales (Gorphe. 1935). ya que están a la base de las decisiones de estos jurados. 1987). vol. dedica considerable espacio a la psicología del juez. la relativa a los factores que influyen en los procesos grupales de toma de decisión. 314 ss). creándose este tipo de centros en Inglaterra en 1905. La profesionalización. como hemos visto. 13. un psicólogo. hubo de tomar parte en un juicio sobre un accidente ferroviario. Por otro lado. en Ginebra en 1913. así. El interés por la psicología legal y judicial fue creciendo en los años veinte y treinta. Allí tuvo lugar en 1981 la creación de una división sobre Psicología . 1194). En 1911. 14. entre los que se cuentan las cuestiones relativas a la justicia. Howard Burtt publicó un manual sobre Legal psychology. pero suele ser criticado por su falta de preparación técnica. y al año siguiente. 1975. pp. país donde la psicología ha alcanzado un desarrollo sin igual tanto en el campo científico como profesional. con sus múltiples derivaciones. IVarendock puso de relieve la inseguridad de sus testimonios. vacilante. En 1931. Enrico Altavilla. Entre otros aspectos. es una actividad profesional que se ha desarrollado en interacción con la práctica profesional. 1932). en su amplia obra sobre psicología judicial. prudente. cuando el prestigio de la psicología aplicada creció con rapidez tras su eficaz intervención en la guerra. distinguiendo dos tipos básicos -el analítico y el sintético-. parece que en Estados Unidos. y en muchos países se han llevado a la práctica fórmulas que tratan de remediar el problema. en los Estados Unidos. NOTAS SOBRE ASPECTOS PROFESIONALES La historia de la psicología forense no puede pretender ser solo una historia de ideas. en Alemania en 1908. pp. también ese mismo año. Emilio Mira y Lopez hizo otro tanto con su Manual de psicología jurídica (Mira. fue sin duda tras la II Guerra Mundial (1939-1945). se consolidó y desarrolló despues de la II Guerra Mundial. 1077 ss. hunde sus raíces en los comienzos del siglo xx. así como en otro sobre un presunto caso de abuso sexual. yen España en 1920 (Clapan!de. pp. Los JUECES y LOS JURADOS Una serie de autores han prestado especial atención a la personalidad de los jueces. aparentemente atrayendo a jueces y criminalistas hacia el conocimiento de la psicología. y revisa también los tipos descritos por W Stern: decidido.movimiento se difundió por Europa algunos años después. La incorporación de un jurado en el proceso penal establecido en muchos países introduce una nueva cuestión. objetivo y subjetivo (Altavilla. la delincuencia.

Una consideración humanista sobre el campo de la conducta delIctiva en general no puede. 2004. También se ha señalado el importante papel que jugaron los psicólogos en la lucha legal llevada a cabo en los Estados Unidos. 1982). psicólogo social preocupado por los temas de pobreza y segregación legal de la gente de color (Weijers. 1976).. ~sí. Más tarde se fueron incorporando nuevas publicaciones al campo temático: Criminal Justice and Behavior. etc. que tienen profunda reper~usión en el ánimo de los jóvenes testigos. Psychology. Public Policy and Law. 2003). se :iene estudiando desde hace años la técnica de juicio por jurado y las ImplIcaCIOnes psicológicas que ello representa (Saks. Quas y Beck. El campo de acción del psicólogo forense en nuestros días gu~rd~ e~trecha relación con la acción de otros profesionales como el jurista.y Ley (Psychology and Law) dentro de la American Psychological Association (APA). las influencias extralegales que sobre el jurado ejercen determinadas características de los abogados defensores. Martinson y Wilks. 2003). sino también su~rayando el papel que corresponde a toda una serie de dimensiones sociales que eJe~cen su influjo en la práctica forense. 2004). US. el cnmmalIsta. y que deben ser tenidas en cuenta por el legIslador atento al conocimiento científico de la mente y la conducta humanas (Monahan y Loftus. y empieza la publicación de grandes manuales (Weiner y Hess. véase el Capítulo 9 de este manual). *** Desde 1950.s a oscuras maniobras del entorno de adultos que los rodea. . Otros muchos estudios giran en tomo a la consideración de los JUICIOS como procesos concretos de psicología social. edad o profesión del testigo. y la especialización creciente ha aparecido como necesaria. También se mantiene viva la reflexión sobre el sentldo y el valor que cabe atribuir a la pena aplicada a los distintos delitos. El campo se ha diversificado mucho. así como aspectos técnicos relativos a la manera como obtener información imparcial de los testigos (véase el bloque sobre psicología del testimonio de este manual). la violencia del suceso. como E. en que se producen interacciones importantes de índole psicológica entre los diversos participantes. así como los más rigurosos estudIOS de pSIcologIa experimental. 20?4) . Law and Psychology Review. Según estos autores. un área de claro sentido interdisciplinar. contra la segregación racial de los niños en las escuelas. De este modo. Entre otras cuestiones recientes. 2004. el psicólogo que hoy se interesa por esta especi~1i­ dad tiene ante sí un vasto campo de cuestiones. y el trabajador social. y muchos otros mas que sena largo de mencionar (Malpass y Goodman-Delahunty. la prevención de la violencia familiar y la violencia de género. también muchos de los temas que ocuparon la atención de los primeros pioneros de este campo. cuestión antes reducida a los psiquiatras (Brigham y Grisso. entre otros. Loftus. que aseguró la capacidad del psicológo para evaluar la condición mental de inculpados sometidos a juicio. como son la peritación ~sicol~gica ~n juzgados de familia. En este campo tuvo un papel destacado el psicólogo de color Kenneth B. y el proceso no ha terminado todavía (Brigham y Grisso. En estrecha relación con estas se hallan también las relativas al testimonio infantil en muchos casos unido a problemas de abuso sexual. 1975). Desarrollos más o menos paralelos han ido teniendo lugar en los países europeos más desarrollados. De esta suerte. Law and Human Behavior (en 1976). 1991). Así. Bull. entre otros. olvidar las graves cuestiones relativas a la prevención y la rehabilitación (Lipton. (sobre estos temas. se funda una importante revista. Clifford y R. véase el Capítulo 6 de este manual). las técnicas de presentación de información para producir evidencias utilizables ante los tribunales. B. En la misma convergen también los estudios d~ campo. 1962). se fue consolidando en Estados Unidos la práctica de designar a psicólogos como peritos expertos en procesos ante los tribunales. han ido cobrando relieve toda una serie de aspectos prácticos de la intervención del psicólogo. a través de diversas vías se fue abriendo todo un mundo de posibilidades para la acción de los psicólogos. la influencia de la psicología en el mundo jurídico ha tenido lugar no sólo en el terreno de la determinación de aspectos clínicos relacionados con un caso determinado. pues. Clark. véase también el Capítulo 15 de este manu~l! . durante todos estos años se ha seguido analizando el problema de la veracidad y fiabilidad de los testimonios producidos por los testigos (Mira y Diges.. Es. Un paso importante lo constituyó un caso (Jenldns vs. con profundo alcance en la VIda . no obstante. a partir de procesos dominados por la imaginación y la sugestibilidad (Levine y Loftus. el psiquiatra. 1999). las cuestiones estudiadas en este campo son numerosas: evaluación de la inexactitud del testimonio en relación con variables como la iluminacion. 1998.. 1991). En tiempos recientes. y que están a veces ligado.. en tiempos recientes. la protección del menor en casos de separacIOn y d1Vor~IO. V ázquez y Sánchez. Es un tema que ha creCIdo enormemente desde la década de 1980 (véase el Capítulo 13 de este manual). y que ha impulsado gran número de investigaciones relativas a los criterios y elementos que pueden permitir discriminar entre testimonios auténticos y falsos (Pool y Lamb. los ef~ctos pSIC~­ lógicos de la prisión sobre los individuos reclusos. Poco después en varias universidades se establecen programas especializados para psicólogos. Es un campo en que han destacado numerosos autores. cabe señalar el interés por el problema de la creación de nuevas memorias falsas. por lo demás. y su valor social preventivo ~e otros delitos. durante la década de los cincuenta. Se ha hecho notar que. los tr~­ bajos de orientación clínica. 1987. 1977). Hess y Weiner. y ese mismo año se publica la primera revisión de literatura especializada en el Annual Review 01Psychology (Tapp. desde 1980 (Hemández. Se conservan. el sexo.

Alonso Quecuty. 1932. Clemente. Desde entonces. Se propugna sustituir la pena por medidas educativas y protectoras que hagan posible la «resocialización» del delincuente. y. Además. los problemas relativos al testimonio. En esta línea sobresale Pedro Dorado Montero (1861-1920). y sobre todo de Rafael Sali11as (1854-1923). en 1822. realizado por L. una serie de diagnósticos psicológicos en cárceles y presidios. la justicia y el orden social. R. llegan y se difunden aquí las ideas de Lombroso y el positivismo jurídico. una serie de penalistas y magistrados replantean las bases del derecho desde la visión psicoanalítica del hombre. Allí mantiene que el psiquiatra atiende al «actOf». Hay en España. que presenta una amplia y ordenada visión de los temas básicos. analizan la influencia de los impulsos inconscientes y reprimidos sobre la conducta delictiva. al tiempo que mantienen el sentido correccionalista de los krausistas. pero no castigo ni pena. un libro de Introducción a la psicología jurídica. que defiende la base cerebral de todas las facuItades psíquicas. 2004). Entre los jalones de este movimiento cabe mencionar la aparición de un Anuario de Sociología y Psicología Jurídica (1974). donde sobresalen M. etc.social de una nación. 15. 1. a cabo en su tesis doctoral un estudio empírico sobre psicología del testImonIo. Rafael Vázquez Zamora (1907-1972). que organizó y dirigió la primera Escuela de Criminología establecida en Madrid. psicología penitenciaria. Desarrolla una visión fuertemente organicista de la mente. promovido por el mismo círculo de especialistas. 1929). L. para dar mayor precisión y base científica a cuestiones relativas a la inimputabilidad. 11). para probar en ese tipo de individuos la validez de la doctrina. 1984). y los aspectos básicos de la higiene mental (Mira. p. Se han creado líneas de trabajo muy sólidas en tomo a problemas de testimonio. Mira. el interés por los temas de psicología jurídica no ha hecho sino crecer y profesionalizarse. 1973). en 1928. en 1903. Muñoz Sabaté. tiende así a convertir en enfermos los individuos considerados por la sociedad como criminales. p. sino también a las personalidades de los delincuentes como «seres temporal o permanentemente excepcionales» (Rodríguez Lafora. Incluye. que dio pie a un informe muy detenido del mismo desde la psicología y la psiquiatría. Esto dio una base metafísica a toda la legislación. Diges. que combina el pensamiento krausista con el positivismo jurídico italiano de la época (Dorado Montero. e hizo que se vieran los delitos como actos de un ser débil que necesita prevención y corrección. busca determinar los criterios de salud mental. se produce un retroceso en el desarrollo de la psicología científica. así. dan un nuevo fundamento.). 1. M. y con hondas repercusiones en la vida de muchos individuos. y abierto hacia la sociedad y al universo. pensador alemán inserto dentro de la corriente idealista. Con la tremenda ruptura de la guerra civil. obra de considerable originalidad y de clara orientación comportamental. implicados de una u otra forma en la mecánica social de la ley. y que se ha de enfocar el código no solo hacia los delitos. fundado sobre la divinidad. al confirmar cada diagnóstico con el historial biográfico correspondiente (Carpintero. y modos de realizar el peritaje psiquiátrico. médico y criminólogo. enseñada en sus primeros tiempos por Luis Simarro (1851-1921). según el ajuste o desajuste de sus facuItades. Gutiérrez y Carpintero. con la llegada de las ideas psicoanalíticas gracias a la traducción de la obra completa de S. el informe forense.Freud (desde 1921). 1953. En su plan de estudios se dio cabida a la psicología. con trabajos de V. Las ideas sobre derecho y justicia se vieron muy influídas en nuestro país por la difusión de la filosofía krausista. el de la estructura psíquica propia del psicoanálisis (Carpintero y Mestre. influencia de la mentalidad . una escuela frenológica. Krause. 1952. realizó. Contó con la colaboración de Francisco Santamaría (18671925). y. Bayes y F. primer catedrático de psicología experimental en la Universidad de Madrid (1902). la comprensión de la motivación del delincuente y su reforma moral. Carpintero y Rechea. figura pionera de la medicina legal. 2004). Luis Jiménez de Asúa (1889-1970). 1995. 1910. Un jalón importante en este proceso 10 marca sin duda la puesta en marcha de un proceso de reforma del Código Penal. pretendiéndose sustituirla por una visión filosófica y escolástica. peligrosidad. orientado hacia una psicología funcionalista de base evolucionista. la obtención de pruebas que evidencien el delito. Su doctrina encuentra una cierta continuación en la obra del médico Pedro Mata y Fontanet (1811-1877). gracias a los trabajos de Félix de Aramburu. ~uien.llevó. lamenta que no haya habido una activa presencia de expertos en psicología y psiquiatría. A partir de los años veinte. En el último cuarto del siglo XIX. Garrido. tras la promulgación del primer código penal. C. realizado por Gonzalo Rodríguez Lafora (1886-1971). LA PSICOLOGíA JURíDICA EN ESPAÑA Las relaciones entre la psicología y el derecho cobran importancia en el siglo XIX. Escuela de Psicología de la Universidad de Madrid. hasta lograr la creación de la licenciatura universitaria en psicología (1968). un grupo de psicólogos encabezados por José Germain iba a rehacer la tradición científica (Sociedad Española de Psicología. M. sitúa al hombre como punto de unión de naturaleza y espíritu. sacándolos de las cárceles para «trasladarlas a los manicomios o establecimientos de Orates» (Mata. entre 1840 y 1850. pnmero de esta naturaleza realizado en nuestro país (Santamaría. incluídas aquellas que originan las conductas delictivas. Su iniciador. y el legista al delito. 1858. Mariano Cubí (1801-1875). entre otros. como en otros países. vii). Una aportación básica a este campo científico es la aparición del Manual de psicología jurídica de Emilio Mira y López (1896-1964). No obstante. Munné (1980). César Camargo (1880-1965).

La comprensión del ámbito jurídico desde el horizonte histórico tiende a destacar los elementos positivos. La historificación. Positivismo. Las líneas generales aquí presentadas no pueden ser tenidas sino como una ilustración intelectual. en definitiva. complementariamente. Hathaway y J. «bivitelinos» o «fraternos». la mayor o menor insistencia en los elementos educativos y regenerativos. y de la mente que rige y dirige esa conducta. ilusorios o alucinatorios. 16. si se los atribuye a sí mismo. el azar. C. 1993. Facultad (psicológica). son «dizigóticos». manía. hay una sección de psicología jurídica amplia y bien estructurada dentro del Colegio Oficial de Psicólogos. Arce. R. delincuencia juvenil y adulta. Garrido. acentúa el carácter del orden legal como instrumento de ordenación social. Sobral. 1994. Urra. Doctrina que considera el delito como resultado de una deficiente formación y educación del agente. (Urra y Vazquez. Garrido. E. con J. en vez de usar castigos y penas. generando así conductas irresponsables. Su estudio ha permitido evaluar la contribución diferencial de herencia y medio en aspectos mentales y conductuales. El ámbito de la justicia se ha beneficiado en múltiples aspectos de las aportaciones de la psicología. <<univitelinos» o «idénticos». Doctrina que propugna el control científico de los procesos reproductivos. a no dudar.de jueces y funcionamiento de jurados. esta ha desarrollado investigaciones y temas esenciales para la comprensión de la mente humana gracias a que la práctica de la vida según el derecho han puesto ante su consideración preguntas y cuestiones que requerían respuesta. Locus de control. pues su genoma guarda la misma proximidad y diferencia que la que media entre dos hermanos normales. Hermanos nacidos en un mismo parto. 1995). con objeto de «mejorar la especie biológica». etc. si proceden de un solo zigoto. Conjunto de técnicas de intervención fundadas en principios científicos. F. que ofrece perfiles de formas patológicas como la paranoia. y que a lo largo de la historia se ha considerado efecto de la acción de los dioses. McKinley. es «externo». de la psicología forense. pues. Cuestionario de personalidad de valor clínico. desde el marco de la organización social. y si los atribuye a otros agentes. ASPECTOS APLICADOS El conocimiento del context~ histórico y cultural de un determinado sistema legislativo permite entender el mayor o menor predominio de interpretaciones geneticistas o sociológicas en relación con factores criminógenos. Hoy hay un numeroso grupo de psicólogos dedicados a atender necesidades de los juzgados de familia. . muestra que este campo de especialización tiene hoy una solidez notable dentro del horizonte español. *** La psicología. de la psicología clásica. Comte. que aplican determinaciones objetivas y mediciones a los fenómenos mentales o comportamentales que tratan de estudiar y modificar. todo ello. es «interno». que genera conocimientos falsos. frente a otras visiones más conservadoras que harían depender esos sistemas de estructuras metafisicas. pero. pues tienen idéntico genoma. Los ámbitos interdisciplinares enriquecen siempre a las ciencias que los integran. Construido en 1943 por los psiquiatras norteamericanos S. ha ido desarrollando a lo largo de su evolución durante el siglo largo de existencia crecientes relaciones de cooperación e interacción intelectual y profesional con el amplio mundo de la ley. Rechea. Fariña. Sistema filosófico fundado por A. que vendría determinada por la existencia en los sujetos de unas ciertas manifestaciones. modificables. capacidades o habilidades a las que se supone que daría origen. Locura. ha alcanzado una difusión muy grande en el mundo de la clínica psicológica. a su regulación y su control. dependiente de las convicciones y aspiraciones de una sociedad en un determinado momento del devenir histórico. con estudios de J. y entiende que la sociedad ha de responder a ello corrigiendo y educando. son «monozigóticos». si procede cada uno de un distinto zigoto. 17. En la psicología científica moderna. nacidos al amparo de la ley de divorcio establecida en 1981. MMPI (Minnesota Multiphasic Personality Inventory). Carpintero y Rechea. esquizofrenia. y que sus realizaciones y líneas de acción son semejantes a las que cabe hallar en los países de nuestro entorno democrático y cultural. de estimulantes externos o de alteraciones orgánicas. la orientación última que haya de darse al sistema penal. han sido sustituidos en gran medida por los «factores» delimitados por el análisis factorial. Psicotecnia. «Lugar» o agente al que un sujeto hace responsable de los logros que alcanza (reforzamientos). C. perfeccionables de los sistemas de ordenamiento. Eugenesia. Extravío de la razón. a que el sujeto da crédito. que también gira en tomo a la conducta humana. que hace de la filosofia una reflexión sobre la ciencia empírica. Único conocimiento admitido. CONCEPTOS CLAVE Correccionalismo. o la circunstancia. a fin de minimizar los defectos genéticos gracias a una selección de los elementos reproductivos. Tal es el caso. R. como ciencia de la conducta. Gemelos. Entidad hipotética mental. etc. y con ello. entre otros. otros muchos dedican su cuidado a los individuos institucionalizados en prisiones y reformatorios. usualmente pensadas como invariantes a lo largo del tiempo. que apunta a multitud de cuestiones y que sugiere innumerables sendas por donde seguir su exploración.

JIMENEZ DE ASÚA. H. (1995) La psicología jurídica en España: Su evolución. P. 48. 1. A. Roma: Stock. Bases para un nuevo derecho penal. (1900). desde un profundo conocimiento del mundo jurídico y del campo conductual.1895). The subnormal mind (3 a ed.).). (1908). (1950) Unravellingjuvenile delinquency. Hispana. CUBÍ.. Corsini (Ed. Nueva York: Harper. Eyewitness testimony. Londres: Oxford. Barcelona: Imp. Weiner (Ed.). a HUDSON. Boston: Little. 303-311. DE SANCTIS. (1905). Y RECREA. Nueva York: Cornmonwealth Fund. Y MESTRE. H. Psicologia sperimentale. 331-337). INGENIEROS. F. Handbook ofpsychology (vol. (1970). Y STAUB. y los problemas de los medios de comunicación de masas en relación con conductas delictivas. Freud en España. (1918). Madrid: Espasa Calpe. Legislación. Tratado de psicología . La lengua de los derechos. Y SÁNCREZ. 18. Amsterdam: Elsevier. Madrid: Pirámide. 391-411). En H. (2004). En R. F. la delincuencia juvenil. Criminología. EYSENCK. Man ofScience (vol. Applied Psychology. Encyclopedia ofpsychology (2 ed. YLOFTUS. T. El hombre mediocre. pp. 59-66. C. 25. (1991). C. Laformación del Derecho Público europeo tras la Revolución Francesa (2a ed.). En M. by H. P. Y GLÜCK. La mente criminal. (1995). Spielberger (Ed. concepción psicoanalítica. Buenos Aires: Losada. The individual delinquent. Hess (Eds. A. 1. Nueva York: ADLER. (1913b). Aproximación a la psicologia y el trabajO social forense. M. (1955). (1913a). Madrid: Jorro. pp. . que podría en ocasiones faltar. XI.). E.). 1840-1940. C. La psicología aplicada a la justicia. Clemente (Ed. Lancaster: MTP Press. CLEMENTE. (2003). (2004). a través de una serie de capítulos. Introducción a la psicología jurídica. Y RECREA. James McKeen Cattel!. Madrid: Dykinson.. Ansbacher. 1915). 128-136. M. JIMÉNEZ DE ASÚA. Madrid: Reus. Nueva York: Wiley. La psicología del testimonio. CARPINTERO. BURT. Y GRiS SO. BERNALDO DE QUIR6s.). y BARTOL. E. 1. H. 18. 1. F. (2004). L. L. CARPINTERO. CARPINTERO. E. CATTELL. V. A. The individual psychology ofAlfred Adler. Valencia: Promolibro.) (2001).). (1923).). L. H.). C. En 1. ALEXANDER. Las clínicas psicológicas para la infancia en los Estados Unidos y la obra del Dr. 1. A short history of British psychology. La contribución de FranCISco Santamaría. S. 43. aplicada (vol. Y ESPINOSA. (1935). 1. H. Fundamentos de la psicología jurídica (pp. Papeles del Psicologo. History of forensic psychology. BINET. 6. (1947) Psicoanálisis criminal (5 a ed. (1975) Sicología judicial (2 vols. (1980). L. 1. Handbook offorensic psychology (pp. S.). FERRI. así como algunas de las doctrinas más conocidas sobre la personalidad de sujetos delincuentes (teorías del aprendizaje social. L. Y ESPINOSA. La psicología jurídica en España: Su evolución. (Eds) (2001). Eysenck y G. y MUNNÉ. H. GARRIDO. (1964). (1994). 65-98). (1935). La science du temoignage. L. LEVINE. ANDERSON. & R. Madrid: Renacimiento. Madrid: Alianza. GLÜCK. Brown and Company (Orig. A. Madrid: Gongora. la psiquiatría y la medicina legal (8 a ed. México. Y WEINER. (Eds. Lecciones defrenolojia. Incluye capítulos sobre la violencia. BRIGHAM. M. (Orig. En 1860-1944.1. Bogotá: Temis. Psicologia applicata. Forensic psychology. Nueva York: Wiley. En C. P.1. con particular atención a los desarrollos ideológicos que han influido en este campo. A text-book ofdiagnosis and prognosis for al! concerned in understanding offenders. En M. Fundamentos de la psicología jurídica (pp. Referencia esencial CLEMENTE. (1908). Criminality and delinquency. (1961). M. Y CARPINTERO. INGENIEROS. (1987). Teorías explicativas del delito desde la psicología jurídica. dando origen a ciertas personalidades patológicas (psicópata). Wilson (Eds. A. Las nuevas teorías de la criminalidad (2a ed. (1853). Lancaster: The Science Press. 3-21). Londres: Methuen . Buenos Aires: Depalma. DF: Trillas. DORADO MONTERO. Weiner y A. Piéron (Ed.). Un capítulo de la historia de las ideas en España. LARSON. 420-454. 200-335). París: Schleicher.1964). y teorías constructivistas de la realidad social). HESS. B. En 1. Londres: Paladin. R. H. and Company (Ong. HEALY. Rev. CARPINTERO. 1. 1956). Nueva York: Wiley. S. GORPHE. D. Revista de Historia de la Psicología. 1. (1930). Referencias adicionales MUÑoz SABATÉ. Clemente (Ed. 241-253). Wiley. 1.). L'Année Psychologique. 1. concebido con oríginalidad. The cardio-pneumo-psychogram in deception. 11. (1976). VÁZQUEZ. E. Obra clara y didáctica que presenta. (Orig.1. 1. ed. C. D. Teorías explicativas del delito desde la Psicología Jurídica. E.889-894). Madrid: Imp.) (1999). 1. Simulación de la locura ante la criminología. W (1927). Lafrenolojia i sus glorias.. Madrid: Dykinson. (1973). Psychology and law. E. Jury psychology. 1. INGENIEROS.). H. Brown. A. Boston: Little. pp. Historia de la psicología en España. (Orig. Journal ofExperimental Psychology. 46-51. alem.). Buenos Aires: Kapelusz. las interpretaciones más importantes que sobre conductas y manifestaciones desviadas de la personalidad se han hecho desde las diferentes escuelas psicológicas. R. (1995). BARTOL. La suggestibilité. 1. Libro de reflexión sobre conceptos básicos en este campo. BINET. VII. PARA SABER MÁS 18. ALTAVILLA.2. ALLSOPP. A textbook ofhuman psychology (pp. E. F. The handbook offorensic psychology (2 a ed. Capacidad del sujeto humano para evaluar sus actos en términos de valores morales de bondad o maldad. Measurements ofthe accuracy ofrecollection. BAYÉS. La mente criminal.). Visión histórica del tema en el mundo español. En H. 65-98). M. F. (Eds. así como teorías factoriales que incluyen aspectos bio-psico-sociales. (1984). Buenos Aires: Rosso y Cia.). Crime and personality. GUTIÉRREZ. El delincuente y sus jueces desde el punto de vista psicoanalítico. REFERENCIAS 1898). (1947). H. Madrid: Pirámide. (1994). HERNÁNDEZ. (1964). Encyclopedia of applied psychology (vol. C. GARCÍA DE ENTERRÍA. Madrid: Pirámide. Valor de la psicología profunda (psicoanálisis y psicología individual) en ciencias penales. . Madrid: Biblioteca Nueva.Sentido moral. GROSS. Sociología criminal (2 vols. HEARNSHAW. Healy. 1. A. (1898/1911) Criminal psychology. (1935).

. SAKS. 1.) (1993). 27. Annual Review of Psychology. Madrid: Imp. 1I. QUETELET. LOMBROSO. Der Psycholog als Gerichtsgutachter im Straf. 1. Annual Review of Psychology. POOL. Buenos Aires: El Ateneo. (1975). VI(5). (<<Azorin») (1959). A social history of psychology (pp. (1910). B. D. París: Guillaumin. A. B. G. y GOODMAN-DELAHUNTY. (1835). (1961) El conductismo (3 3 ed. QUETELET. Sociología criminal.) El crimen y la locura. G. Revista General de Legislación y Jurisprudencia. 127-179. Spielberger (Ed. SANTAMARÍA. Washington.. 441574). MALPASS. Amsterdam: EIsevier. areas de investigación y aplicabilidad de sus resultados. Nueva York: Doubleday. 270-282. Y DIGES. A. The handbook offorensic psychology. The observer as reporter: A study ofthe «Psychology ofTestimony».1. (2004). M. 195-219). E. A. (1929).1. 12.). Arias. Universidad Autónoma de Barcelona. American Journal ofPsychology. LOH.1. En C. 359-404.a. E. URRA. La aportación de Karl Marbe a la psicología. Encyclopedia ofapplied psychology (vol. G. 1.). LOMBROSO. (1926). C. Lexington: Heath. Jury verdicts. Encyclopedia of applied psychology (vol. Psychologische Forschung. R. y LOFTUS.LIPTON. y MUNÉ. H. S. 441-475. y HESS. R. MAUDSLEY. Baltimore: Warwick & York. 1. y WILKS. Munich: Beck. 171-184). overview. W. (1991). WATSON. (1981). Psychological Bulletin. Congreso de Zaragoza. (1909). Perspectives on psychology and law. D. Manual de psicología jurídica (43 ed. MARlSTANY. R. (Orig. En 1. M. MARTINSON. Tratado de la razón humana. Delinquency and law. E. (1954). Buenos Aires: Paidós. 154. p. Barth. TAPP. L. Tesis doctoral. 1925). Psicología del testimonio. Child testimony. Abstracts oflectures on the psychology oftestimony and on the study ofindividuality. Papeles del Psicólogo. MATA. WHIPPLE. Psicologia del testimonio: Concepto. DF: Trillas. K.). BAYÉS.und Zivilprozess. 33. STERN. (2004). D. (Eds. Amsterdam: EIsevier. L. DC: American Psychological Association. L'uomo delinquen te (3 vols. The effoctiveness of correctional treatment. MARBE. (1858). M. E. (2004). YLAMB. J. W. Investigative interviews of children: A guide for helping professionals. 3. Manual de psicología forense. En C. (1977). 11. Journal ofApplied Social Psychology.). (Orig. MÜNSTERBERG. 1932). (1848). Jansz y P. MONAHAN. (1973). WHIPPLE. Cienciasfilosóficas (pp. A. F. 1. Stuttgart: Enke. Sur l'homme et le développement de ses facultés ou essai de physique sociale (2 vols. La psiquiatría en el nuevo Codigo Penal español de 1928 (juicio critico). Madrid: Bailly-Bailliere.). 5" ed. 153-170. MIRA. Nueva York: Praeger. Un enfoque crítico (2 vols. R. F. Mimeo. 48.I. Spielberger (Ed. 1. 314-355. The psychology of law. (1994). Psychology and the law: An overture. QUAS. STERN. Turin: Bocca. (Eds. B. (1910). MÜLBERGER. M. van Drunen (Eds. WEIJERS. (1913). En Obras completas (vol. W. Madrid: Siglo XXI. MUÑoz. (s. VI. pp. (1976). Introducción a la psicología jurídica. 1. D. 386-459. 1. Du systeme social et des lois qui le régissent. (1982). M. A. LURIA. Oxford: Blackwell. MARBE. Madrid: Aguilar. L. A. Nueva York: Wiley.339-344). C. (1998). (1908) On the witness stand.I. MARTÍNEZ RUIZ. Barcelona: Anagrama. H. Valencia: Sempere. MIRA y LÓPEZ. Asociación Española para el Progreso de las Ciencias. Y BECK. A.).). Manual ofmental and physical tests. Psychology and the law. y V ÁZQUEZ. Complex processes.) (1987). (1929) Die Methode der abbildenden Motorik bei Kornmunikation der Systeme und ihre Anwendung auf die Affektpsychologie. D. París: Bachelier. Turin: Bocca. 21. (1903-1906) Beitrage zur Psychologie der Aussage. Grundzüge der forensischen Psychologie. (1921). RODRIGUEZ LAFORA. K. (1889) L'uomo di genio.. (1896). F. WEINER. (1980).1. 75-78). El gabinete del doctor Lombroso (Delincuencia y fin de siglo en España). 52-53.). R. México. Leipzig: 1.