INTRODUCCION A menudo se tiende a confundir estrés con ansiedad o con activación.

El estrés es una respuesta compleja que puede manifestarse con ansiedad, hostilidad, depresión, etc. el estrés puede provocar tanto un aumento como una disminución de la activación. La ansiedad es una manifestación del estrés que conlleva una activación elevada, pero también la hostilidad y la motivación conllevan una alta activación. NIVEL DE ACTIVACIÓN O AROUSAL La activación varía en un continuo que va desde la menor activación posible del estado de coma o el sueño profundo hasta el mayor grado de excitación que se da en un ataque de pánico. Cada persona posee un nivel de activación propio, no existiendo un nivel considerado optimo. Cada deporte tiene un nivel de activación óptimo. Hay deportes que deberían combinar momentos de mucha activación con momentos de baja activación. El estado general de activación suele verse incrementada durante el desarrollo de una conducta motivada y decrecer durante los estados de ocio relajado. Activación fisiológica, cognitiva y conductual La activación puede manifestarse a varios niveles, distinguiéndose entre: - Fisiológico: frecuencia cardiaca, respiratoria, tensión muscular,.... Indicadores difícilmente observables sin los aparatos apropiados. - Cognitivo: pensamientos, imágenes mentales, auto diálogos,… Evaluables a través de entrevistas y autorregistros. - Conductual: actividad corporal y verbal directamente observables. Se pueden evaluar a través de registros observacionales. Aunque en realidad se manifiesten los 3 niveles simultáneamente, el deportista experimenta subjetivamente el predominio de unos sobre otros. Activación positiva y activación negativa El que la activación sea positiva o negativa depende de la interpretación que haga el deportista de la situación a la que se enfrenta. El deportista valora las situaciones basándose en la confianza que tiene en sus capacidades para afrontarlas y en su motivación para querer hacerlo. La activación negativa suele estar causad principalmente por el miedo al fracaso y sus consecuencias. Aumenta el nivel de activación general con mucha mayor facilidad que a activación positiva. La activación positiva puede estar causada por la ausencia de miedo a perder o porque aunque se sepa que puede haberlas, la atención se centra en las positivas. Se piensa por tanto en positivo y se tiene una alta confianza en las propias capacidades. Activación colectiva Hay circunstancias que afectan a todo el equipo. Los miembros del equipo suelen reaccionar hacia una misma dirección, en sentido positivo o negativo. Parece existir como un “contagio” colectivo. Esto también se da con otras variables como la confianza en el equipo, motivación, cohesión, ansiedad o concentración de todo el equipo. Quizá los cambios pueden contagiar a los deportistas. Los cambios de activación colectiva pueden afectar de una forma muy diferente a los jugadores, ya que cada uno manifiesta el aumento o descenso de activación de forma individual.

1

Otros deportistas pueden exhibir su mejor rendimiento porque controlan estas situaciones, pudiendo facilitar que sus compañeros no pierdan el control. El nivel de activación: como se genera y sus efectos Las estructuras que controlan el arousal están localizadas en el cerebro: corteza cerebral, formación reticular, tálamo, hipotálamo, hipocampo, amígdala, Septem y núcleos de rafe. Estos centros interactúan en la medula suprarrenal y en los sistemas somático y vegetativo para determinar el nivel arousal total. Según la teoría clasica del arousal: CORTEX HIPOTALAMO HIPOFISIS GLANDULAS SUPRARRENALES AUMENTO DE LA ACTIVIDAD DEL SNA FC, PS, FR, TENSIÓN MUSCULAR Preparan el cuerpo y la mente para una situación de emergencia En la generación de activación puede intervenir variables puramente psicológicas como pueden ser: estrés, autoconfianza y motivación. Un nivel de activación inadecuado puede producir un descenso en el rendimiento deportivo. En líneas generales algunas de las consecuencias de un exceso de activación serian las siguientes: - Fisiológicas: aumento excesivo de la frecuencia cardiorrespiratoria, presión arterial, sudoración y necesidad de ir al aseo a orinar, agotamiento, problemas de sueño… - Motoras: imprecisión, descoordinación motora, enlentecimiento, aumento del tiempo de reacción. - Psicológicas: preocupaciones, confusión y de falta de control, retencion y el procesamiento de la información, aumento de la tensión y la ansiedad, desasosiego e intranquilidad. Un estado de excesiva relajación puede producir efectos totalmente opuestos. Para la obtención de información se pueden usar la entrevista, auto-registros, registros, biofeedback y el análisis retrospectivo del propio deportista. ESTRÉS El estrés es una respuesta del organismo ante situaciones internas o externas que le resultan amenazantes, e incluye la movilización de recursos fisiológicos y psicológicos para poder hacer frente a tales situaciones. Puede resultar beneficioso en el sentido de

2

respuesta adaptativa para mantener e incrementar la salud. Puede resultar perjudicial para el rendimiento y la salud cuando hay un exceso cuantitativo o cualitativo de estrés. Cuando el organismo percibe la presencia de una situación amenazante, se pone alerta y busca los recursos necesarios para enfrentarse, entonces puede pasar: 1. Que se disponga de los recursos, así el problema se soluciona en un primer momento 2. Que no se disponga de los recursos, entonces pueden aparecer reacciones como ansiedad, con el deseo de evitar o escapar de la situación, o ira (rabia). El impacto del estrés depende de la valoración que las personas hacen sobre la experiencia potencialmente estresante y sobre los propios recursos para hacerle frente, dependiendo del estrés y la duración e intensidad de su posible impacto sobre el organismo. Es la interacción entre las situaciones potencialmente estresantes y determinadas variables personales la que influye en la percepción de amenaza de las situaciones. Situaciones potencialmente estresantes Se habla de situaciones potencialmente estresantes porque en el deporte existen numerosas situaciones que pueden ser amenazantes, pero que provoquen o no estrés depende de la valoración subjetiva de cada deportista. Ejemplos: 1. Amenazan la seguridad personal, económica o laboral de las personas 2. atentan contra principios, normas o costumbres de funcionamiento personal o su propia intimidad 3. exigen sobreesfuerzo físico y mental 4. implican la toma de decisiones difíciles, asumir responsabilidades y necesidad de actuar “contra el reloj” 5. someterse a una evaluación social 6. plantean problemas difíciles de solucionar 7. conlleva la exposición a algo desagradable 8. restricción de la actividad normal 9. propician la aparición de sentimientos de inutilidad o fracaso 10. tareas monótonas 11. agresión de otras personas (física o mental) Las manifestaciones de estrés y sus efectos pueden provocar estrés tanto su presencia real como las cogniciones que anticipen la posibilidad de que aparezcan. No solo son potencialmente estresantes las situaciones negativas, también pudren serlo las, en apariencia, positivas. Variables personales relevantes Las variables personales no son independientes, sino que existe una notable interrelación entre ellas. Efectos del estrés El estrés puede tener tanto efectos positivos como negativos en el funcionamiento de los deportistas, así: 1. puede afectar al funcionamiento cotidiano y al bienestar. Será positivo si ayuda a que los deportistas se organicen mejor; pero podrá ser negativo si produce irritación, se duerme mal…

3

2. respecto al rendimiento deportivo. Puede ayudar si el deportista entrena mejor, no relajándose. Y puede empeorar si provoca miedo, incertidumbre. 3. pueden ayudar a que los deportistas se cuiden mejor y se lesionen menos, aunque mayoritariamente incrementa la vulnerabilidad de los deportistas al lesionarse. 4. puede afectar al ajuste o equilibrio emocional de los deportistas. A veces es positivo obligando al deportista a llevar una vida mas ordenada, pero en la mayoría de la ocasiones es perjudicial, afectando a la autoconfianza y la autoestima. 5. el estrés propicia enfermedades infecciosas 6. se relaciona con la vulnerabilidad mayor al padecimiento de enfermedades graves (trastornos cardiovasculares) Intervención psicológica para el control del estrés Puede dirigirse a uno o varios de los puntos siguientes: 1. la eliminación, alivio o cuando proceda, planteamiento controlado de situaciones potencialmente estresantes 2. modificación o control de variables personales relevantes 3. eliminación o alivio de las manifestaciones de estrés 4. el control de las consecuencias del estrés ANSIEDAD La ansiedad es una respuesta emocional implicada en los procesos de adaptación ante eventos aversivos o peligrosos anticipados. La ansiedad cumpliría la función de impedir el daño mediante la realización de respuestas preparatorias. La ansiedad utiliza un doble mecanismo de acción: - Cognitivo: la activación de une estado de alerta que selecciona señales asociadas a peligros potenciales se caracteriza por pensamientos automáticos de inquietud o preocupación por el futuro. Detrás de este tipo de pensamientos suele haber un déficit de confianza en uno mismo, en el equipo o en el cuerpo técnico; y puede dar como consecuencia un descenso de la motivación. Estos pensamientos producen perdidas de concentración. Suele ir acompañada por tensión muscular, fatiga, agitación e impaciencia. - Conductual: movilización de recursos para la evitación o escape del posible daño. Estos recursos son de carácter fisiológico, definida como ansiedad somática (incremento de la activación simpática del sistema nervioso autónomo), de carácter motor (tensión muscular, rapidez de movimientos) e instrumental, ligado específicamente a las demandas de la situación. La ansiedad somática es consecuencia de la percepción de una amenaza inmediata y la ansiedad cognitiva lo es de una amenaza futura. Estas dos formas de ansiedad no son mutuamente excluyentes. Esta propuesta no coincide con la de Spielberger que diferencia entre rasgo de ansiedad y estado de ansiedad. El rasgo de ansiedad se refiere a una disposición a la preocupación, a estar tenso y a interpretar las situaciones estresantes como cargadas de amenaza. El estado de ansiedad se define como una respuesta de miedo más inmediata unida a los síntomas físicos propios de la ansiedad somática. El estado de ansiedad se mantendrá elevado hasta que la valoración de la situación como amenazante sea alterada por un afrontamiento eficaz u operaciones defensivas. Un aspecto a destacar en la definición de ansiedad es la diferencia entre esta emoción y la de miedo.

4

La ansiedad como proceso emocional La ansiedad es un proceso que consta de elementos neurobiologicos. Se puede resumir en las siguientes fases o momentos: - Percepción de un estimulo: desencadena todo el proceso. Puede ser externo o interno, presente o ausente, actual o pasado, real o irreal, consciente o inconsciente. - Percepción del estimulo: necesaria ara adquirir conocimiento acerca de la existencia de un evento relevante para su estabilidad. Puede ser consciente o no. Si es consciente interviene procesos psicológicos. Si no es consciente se produce un procesamiento a bajo nivel que no aflora a la conciencia. - Evaluación del estimulo: implica la interpretación, estimación de la repercusión personal. Esta fase consiste en etiquetar el estimulo como amenazante o irrelevante. La evaluación viene modulada por la personalidad o la actitud cognitiva emocional - La experiencia emocional o sentimiento: la toma de conciencia de la ocurrencia de una emoción. La experiencia subjetiva permite poner un rotulo o cualidad a la emoción que experimenta. Es necesario una evaluación-valoración previa. La ansiedad puede producir tensión, nerviosismo, inseguridad. - La respuesta emocional: intervienen fenómenos fisiológicos, cognitivos y conductuales. Puede dar como resultado irritación, furia, agresión. Hay que tener en cuenta el sexo, la estructura temporal, la respuesta fisiológica y la expresión emocional. - El afrontamiento: cambios de comportamiento producidos por las emociones que hacen que las personas se preparen para la acción para manejar las demandas del entorno. El estilo de afrontamiento pude ser activo o pasivo, dirigido al problema o a la respuesta emocional, cognitivo o conductual, y evaluativo de cara a obtener más información. Causas de la ansiedad en el deporte La competición puede convertirse en amenaza y generar ansiedad, podemos clasificar las causas de ansiedad en 3 categorías: - Inadecuación actitud-rendimiento: la persona experimenta demasiada diferencia entre la tarea u objetivo que tiene que afrontar y las posibilidades de éxito que cree que tiene. En ocasiones, puede resultar positivo provocar niveles moderados de ansiedad. - Aspectos relacionados con el resultado - Evaluación social: el deporte supone estar en una continua evaluación social. Estas evaluaciones podrán ser potencialmente generadoras de ansiedad si son determinantes en la selección de los deportistas; si se trata de un deporte individual; si a través de expectativas de resultados demasiados elevadas se imponen objetivos a corto plazo y el deportista ve que no responde a las expectativas. En este aspecto es crucial el apoyo social del entorno del deportista, la forma en que esta estructurada la competición deportiva y el club, la relación entre compañeros, las aptitudes y actitudes del entrenador.

5

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful