Los ciudadanos defienden la titularidad municipal que siempre ha tenido el templo

El Arzobispado inscribe a su nombre la iglesia-fortaleza de Xàbia (Alicante)
V.V. El Arzobispado de Valencia ha desatado la polémica en la localidad alicantina de Xàbia al inscribir a su nombre la iglesia gótica de San Bartolomé. El edificio, que comenzó a construirse en 1513, había constado hasta finales de los años 50 en el Inventario de Bienes Municipales del Ayuntamiento y, a partir de esa fecha, desapareció de esta lista, aunque no existen documentos que hagan constar su venta o su traspaso. Los habitantes del municipio recuerdan que el templo tuvo primero un uso de fortaleza y que siempre se ha financiado con las arcas municipales y no con las del arzobispado, y están dispuestos a dar la batalla en los tribunales. El primer registro de la iglesia de San Bartolomé en Xàbia data del siglo XIV, cuando se dio permiso a los habitantes del municipio alicantino para construir una torre defensiva que hoy día es la torre del ábside de esta iglesia parroquial. Ya desde sus orígenes, alegan los habitantes de la localidad, el templo tuvo un desarrollo y un uso civil, y de hecho, desde que comenzó su edificación en 1513, siempre se hizo “con dinero de la villa y no de la Iglesia católica”. Por eso, la decisión no publicada ni consultada del Arzobispado de Valencia de escriturar a su nombre la emblemática construcción ha generado una fuerte polémica en la localidad. Según la Ley Hipotecaria El propio párroco de la iglesia solicitó que la construcción, uno de los mayores exponentes del gótico tardío de la región, pasara a titularidad del arzobispado, algo que consiguió el pasado 21 de agosto. Para ello esgrimió el artículo 206 de la Ley Hipotecaria, una norma que permite a las administraciones públicas registrar bienes de utilidad pública a su nombre si no han sido previamente inscritos o reclamados. Gracias a una modificación de la norma en 1998, con el Ejecutivo de Aznar, también la Iglesia católica tiene esa posibilidad.

¿Del "pueblo de Dios" o del "pueblo de Xàbia"? El Arzobispado sostiene, por tanto, que el caso de San Bartolomé es habitual y “no responde a ninguna anomalía o decisión irregular”, y asegura que además “la ley valenciana actual obliga a escriturar todas las parroquias a nombre de la diócesis, del pueblo de Dios”. Sin embargo, en el municipio insisten en que el edificio “más que del pueblo de Dios, es del pueblo de Xàbia”, y como tal debería incluirse en el registro de bienes de titularidad pública municipal. Bien de titularidad pública municipal De hecho, desde 1923 la construcción aparecía en este catálogo público como la propiedad número dos del pueblo de Xàbia. En 1955 la iglesia desapareció de este registro, pero no existe ningún documento que acredite su venta o cambio de dueño, por lo que los vecinos insisten en que sigue perteneciendo al Ayuntamiento. De hecho, aseguran, si el Arzobispado, que alega el uso que ha dado al edificio “desde tiempos inmemoriales”, tuviera las escrituras del templo, no habría necesitado recurrir a la Ley Hipotecaria. Moción en el pleno Por el momento, el grupo socialista local ya ha anunciado que tomará medidas. Su portavoz, José Chulvi, informó de que están preparando una moción para el próximo pleno del Ayuntamiento, en el que reivindicarán “la defensa de los bienes públicos de Xàbia”, así como la pertenencia del templo al “patrimonio local”. “No queremos abrir ningún debate contra la Iglesia, sino ejercer nuestro derecho a preservar un bien que según la documentación histórica siempre ha pertenecido a este pueblo”, insistió Chulvi.