Actuación para Niños

“Actuar para ser”

El taller de teatro para niños está orientado a desarrollar el mayor caudal creativo del alumno por medio de juegos teatrales, dinámicos y prácticos que permiten incentivar la imaginación y la expresividad. La improvisación en el taller es una herramienta fundamental por la cual el niño tendrá acceso a nociones básicas de estructura dramática, cerrando así un ciclo que nos parece fundamental para su formación, no solo como futuro espectador y actor sino también como persona. Teatro para Adolescentes y Jóvenes. “La Creatividad en el Actor” “El objetivo principal no solo será el de formar actores, sino usar al teatro como medio para despertar inquietudes y actitudes frente a la creatividad y desarrollo individual y conjunto”. Este taller para Adolescentes y Jóvenes tienen como objetivo sentar las bases fundamentales de la formación actoral. Este taller es ideal para aquellos que quieran tener un acercamiento serio al teatro. Las clases estarán estructuradas de la siguiente manera: Una primera parte llamada de “entrenamiento”, en la que por medio de ejercicios aprenderemos a conocer y desarrollar las capacidades del instrumento interpretativo o sea de nosotros mismos. Entrenaremos aspectos importantísimos de la formación, como por ejemplo; la relajación, la concentración, la desinhibición, la conexión con el otro, la rítmica corporal, trabajos sensoriales, el desarrollo de la expresividad, la creatividad y la sensibilidad ampliando de esta manera además nuestro autoconocimiento. En la segunda parte de la clase aplicaremos la resultante del entrenamiento concretamente sobre la actuación, trabajaremos sobre: improvisaciones y adaptaciones en todas sus formas, estructura dramática, creación de personajes y aproximación a textos, escenas y monólogos. Todo el trabajo que realizaremos en el taller tendrá como meta la búsqueda de la “verdad”, “ser verdaderos sobre el escenario” factor fundamental a la hora de actuar, de contar una historia. Al concluir el curso realizaremos, de ser posible, una muestra que representará el final de una etapa. Una etapa donde seguramente habrán existido idas y vueltas y habremos dejado otras cosas importantes de lado por esta" locura". Pero también nos habremos divertido, habremos encontrado amigos nuevos, nos habremos animado a jugar y a emocionarnos. En el camino, quizá, algún personaje nos habrá servido para entender las cosas desde otro lugar. Una etapa en la que seguramente aprendimos de los otros, y pudimos sentir el placer de poder llegar a conmover a alguien, disfrutar el valor de un aplauso, sentirnos vivos, aprender y, por sobre todas las cosas, crecer no solo como actores sino como seres humanos.

LUIS BERTERO es docente y coordinador de talleres de teatro para niños, adolescentes, jóvenes y adultos desde el año 1996. En Teatro fue creador del grupo Mundo Azul (1992), y actualmente de los grupos de teatro buenaCara y Cosas de Madre. Además de participar en diferentes muestras y fiestas Luis dirigió en teatro: Basta de estornudos de Nelly Cresolía y Adela Vetier, Colon Agarra viaje a toda costa de Adela Basch, Todo de a dos de Manuel Gonzalez Gil, Chirimbolos y cositas de Jorge Maestro, La Bella y la Bestia, basado en el cuento de Leprince de Beaumont y la obra de Ariel Bufano, Como Somos I, Como Somos II (de Historias cuentos y leyendas) y Como Somos III (Mujeres Patagónicas) dentro del proyecto “Las ciudades cuentan su historia” del Instituto Nacional de Teatro. Soledades de Luis Bertero, Venecia de Jorge Accame, Cosas de Madre y ¿Por qué será? (de padres, madres e hijos) de Autores varios, Mi Bello Dragón de Enrique Pinti, Volvió una Noche de Eduardo Rovner, Puntos de Vista de Autores varios, Martha Stutz de Javier Daulte, Monólogos Propios de autores varios, La Familia Fernándes y La Vuelta Manzana de Hugo Midón, Ella en mi Cabeza de Oscar Martínez, Algo en Común de Harvey Fierstein y Demasiado para Nada, (Versión libre de Mucho ruido y pocas Nueces de W. Shakespeare) de María Inés Falconi. Harvey Harvey Fierstein, y “Demasiado para Nada” (versión libre de Mucho Ruido y pocas Nueces de W. Shakespeare.) de María Ines Falconi