http://www.kohls.com/kohlsStore/saleevents/0131/womens/sub1elleapparel/PR D~541395/ELLE+Pintuck+Tunic.

jsp 17 $

INTRODUCCIÓN La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha definido la caries dental como un proceso localizado de origen multifactorial que se inicia después de la erupción dentaria, determinando el reblandecimiento del tejido duro del diente y evoluciona hasta la formación de una cavidad. Si no se atiende oportunamente, afecta la salud general y la calidad de vida de los individuos de todas las edades.1 La caries dental junto con la enfermedad periodontal, constituyen el mayor porcentaje de morbilidad dentaria durante toda la vida de un individuo. Afecta a personas de cualquier edad, sexo y raza; teniendo una mayor presencia en sujetos de bajo nivel socioeconómico. Esta situación guarda relación directa con un deficiente nivel educativo, una mayor frecuencia en el consumo de alimentos ricos en sacarosa entre las comidas y ausencia de hábitos higiénicos.2 Afecta primordialmente a la primera edad mientras que las periodontopatías se manifiestan principalmente en los adultos.3 A pesar de existir tecnologías preventivas capaces de dominarlas, controlarlas y/o

erradicarlas, la Odontología en Latinoamérica continúa usando tecnología curativa, costosa, compleja e ineficiente, y se sigue ofreciendo al 90% de la población la exodoncia como única solución.

la caries dental es una enfermedad infecciosa, localizada y progresiva del diente que se inicia con la desmineralización de los tejidos duros del diente. Se ha demostrado que es una afección de la cavidad bucal de mayor morbilidad, siendo originada por la acción de las bacterias específicas presentes en la placa dental. caries dental es una enfermedad bacteriana multifactorial que para su instalación necesita la interacción de tres factores básicos, citando a Keyes (1972)10: el huésped, la microflora y el sustrato, a los cuales Newbrun (1988)10, agregó el tiempo como el cuarto factor. Estos factores, cuando se integran, generan la enfermedad que se manifiesta a través de un síntoma clínico que es la lesión cariosa.

Presentación La Caries es una enfermedad infecciosa multifactorial que se caracteriza por la destrucción de los tejidos duros del diente como consecuencia de una desmineralización provocada por los ácidos que generan la placa bacteriana a partir de los hidratos de carbono de la dieta. Si no es tratada, tras la destrucción del esmalte ataca a la dentina y alcanza la pulpa produciendo su inflamación, pulpitis y posterior necrosis (muerte pulpar).

ENFERMEDAD MULTIFACTORIAL

Evolución La carie suele comenzar como una grieta en el esmalte (1). A medida que crece, penetra en la cavidad de la pulpa y llega hasta los nervios causando un intenso dolor (2). luego, las bacterias pueden penetrar en los vasos sanguíneos dentales y formar un absceso en la raíz del diente.

••signos y síntomas CARIES DE PRIMER GRADO. Esta caries es asintomática, por lo general es extensa y poco Profunda. En la caries de esmalte no hay dolor, esta se localiza al hacer una inspección y exploración. Normalmente el esmalte se ve de un brillo y color uniforme, pero cuando falta una

porción de prismas o han sido destruidos, este presenta manchas blanquecinas. En otros casos se ven surcos transversales y oblicuos de color opaco, blanco, amarillo, café.

CARIES EN SEGUNDO GRADO •Aquí el proceso carioso evoluciona con mayor rapidez, ya que las vías de entrada son mas amplias, pues los tùbulos dentinarios se encuentran en mayor número y su diámetro es mas grande que el de la estructura del esmalte.• En general, la constitución de la dentina facilita la proliferación de gérmenes y toxinas, debido a que es un tejido poco calcificado y esto ofrece menor resistencia a la caries.

CARIES EN TERCER GRADO Aquí la caries ha llegado a la pulpa produciendo inflamación en este órgano pero conserva su vitalidad. E l síntoma de caries de tercer grado es que presenta dolor espontáneo y provocado. Espontáneo porque no es producido por una causa externa directa sino por la congestión del órgano pulpar que hace presión sobre los nervios pulpares, los cuales quedan comprimidos contra la pared de la cámara pulpar, este dolor aumenta por las noches, debido a la posición horizontal de la cabeza y congestión de la misma, causada por la mayor afluencia de sangre. El dolor provocado se debe agentes físicos, químicos o mecánicos, también es característico de esta caries, que al quitar alguno de estos estímulos el dolor persista.

CARIES CUARTO GRADO Aquí la pulpa ha sido destruida totalmente, por lo tanto no hay dolor, ni dolor espontáneo, pero las complicaciones de esta caries, sí son dolorosas y puede llegar a ser una Osteomielitis.La sintomatología se identifica por los siguientes datos:1.- Dolor a la percusión del diente.2.- Sensación de alargamiento.3.Movilidad anormal de la pieza

TRATAMIENTO . Cuando se ha producido una caries, es la operatoria dental, la odontología conservadora o restauradora la que se encarga de eliminar, curar la caries y reconstruir la pieza dentaria. •El tratamiento de una caries se basa en eliminar los tejidos afectados, que a su vez están infectados o contaminados por las bacterias que producen las caries.

•Cuando hemos eliminado el tejido careado, la pieza dentaria ha perdido parte de tejidos que conforman su anatomía normal, por tanto el objetivo de la operatoria dental es doble, por una parte eliminar la caries y por otra la de restaurar la forma original de la pieza dentaria, para que pueda ejercer su función con la máxima efectividad.

Caries de “BIBERON” •La caries del lactante fue descrita por Jacobi en 1862, quien la definió como una severa destrucción de los dientes anteriores, debido a la alimentación con líquidos, que contienen sacarosa, al momento de acostarse. • Massler describe las caries del lactante como una destrucción rápida que afecta principalmente incisivos superiores y no afecta en etapa temprana los incisivos inferiores.

Es la alteración de los tejidos duros del diente en lactantes y niños que han tenido contacto prolongado con sustancias carigénicas y una higiene oral deficiente o ausente; Inicialmente se desarrolla una banda blanca de descalcificación en el tercio gingival de los incisivos superiores, cambiando de color que puede ser de marrón a negro y en casos avanzados las coronas de los dientes frecuentemente se fracturan por el margen gingival. Este puede ser el primer signo en algunos casos que notan los padres de que existe un problema y pueden acudir al odontólogo con la queja de que los dientes del niño se le fracturaron repentinamente. •Hacer dormir a los niños con el biberón en la boca puede ser un recurso eficaz para los padres, pero dañino para los menores, pues la leche que se queda en su boca toda la noche se fermenta, lo que es aprovechado por las bacterias para atacar los dientes.Cuando esta caries no es atendida origina la paulatina pérdida de las piezas dentales, condiciona a los menores a contraer infecciones de garganta recurrentes y a presentar abscesos en encías, trastoca su capacidad digestiva y ocasiona problemas gastrointestinales. Asimismo, al mantener residuos de bacteria en raíces de dientes de leche, produce la desviación de los brotes dentales definitivos •El tratamiento de la caries rampante consiste en una pulpotomía (extracción de parte del nervio ubicado dentro de la pieza dental, denominado cámara pulpar) para evitar infecciones agregadas, limpiar los dientes y colocar coronas de acero-cromo que protegerán las piezas. CUIDADOS

El mejor cuidado que uno puede proporcionar a sus dientes es la prevención de caries, para ello: •Usar una pasta dental o un enjuague bucal que contenga fluoruro, especialmente si el agua no está fluorizada. En comunidades sin agua fluorizada, los niños deben tomar un suplemento de fluor. •Cepillar los dientes y usar hilo dental. •Visitar regularmente al dentista para un examen general y limpieza (para remover el sarro). •Evitar dulce y bebidas azucaradas, incluso entre comidas; cepillarse o enjuagarse bien la boca cada vez que haya terminado de comer
•La saliva ayuda a prevenir las caries. Si sufre de boca seca, enjuáguesela

a menudo con un SALUDABLE PARA SU BEBE

desinfectante bucal. UNA BOCA 1. Proteja los dientes de su bebé con fluoruro. El fluoruro protege los dientes contra la caries y evita que progresen las caries que están empezando. El fluoruro se encuentra en el agua potable de alugnas ciudades. 2. Examine y limpie los dientes de su bebé. Los dientes saludables

tienen un color uniforme. Si observa manchas o puntos en los dientes, lleve a su bebé con el odontopediatra. Con un paño suave y limpio o con un cepillo dental para bebés en cuanto erupcionen los dientes los debe limpiar cuando menos una vez al día. Lo mejor es limpiar los dientes justo antes de que duerma. A los dos años, la mayoría de los dientes del niño han erupcionado. Ahora los puede empezar a cepillar con una pequeña cantidad de pasta dental con fluoruro. 3. Alimente a su bebé con comidas saludables. Seleccione alimentos que contengan poca azúcar. Dele frutas y vegetales en vez de dulces y galletas. 4. Prevenga la caries de la infancia causadas por el biberón. No acueste a su bebé con el biberón en las noches o

durante la siesta. La leche, fórmula, jugos y otras bebidas dulces como refrescos contienen azúcar. Esto puede causar caries o picaduras en los dientes. Los dientes con caries o picaduras pueden ser dolorosos y es costoso tratarlos. Cerca del primer cumpleaños de su hijo debe enseñarle a beber de un vaso en vez del biberón. 5. Lleve a su hijo con el odontopediatra. Pregúntele a su dentista cuando debe llevar a su niño para la primer visita. Usualmente el odontopediatra recomienda ver al niño entre edades

de 1 y 2 años

.

PREVENGA LA CARIES DENTAL Para prevenir la caries dental además del cepillado y de las aplicaciones de fluoruro que realiza su dentista, también existen hoy en día los selladores dentales. ¿Qué son los selladores de fosetas y fisuras? Los selladores son capas plásticas, delgadas que se colocan en las superficies de las muelas de los dientes posteriores, (que usamos para masticar). Estos selladores son colocados en los consultorios dentales y es sencillo realizar éste tratamiento.

¿Por qué se necesitan los selladores?

Los selladores cubren las superficies masticadoras de los molares, impidiendo la entrada de gérmenes y partículas de comida que causan la caries. ¿A quién se le deben de colocar los selladores? Es recomendable colocar selladores en los molares infantiles a partir de que el niño cumpla 3 años de edad ya que estas muelas las estará utilizando para alimentarse hasta que tenga 9 y 10 años de edad.

Los niños deben obtener selladores en los molares permanentes tan pronto aparezcan en la boca-y antes de que las caries puedan afectarlos. Los primeros molares permanentes llamados los molares de los 6 años aparecen entre los 5 y 7 años de edad. Los segundos molares permanentes molares de los doce años, aparecen cuando el niño tiene entre 11 años y 14 años de edad. Los otros dientes con grietas y ranuras llamados premolares están delante de los molares y también pueden necesitar selladores. Niños en la pubertad y adultos jóvenes que no tienen caries ni empastes (obturaciones) en las muelas también pueden obtener selladores. ¿Cuánto duran los selladores? Los selladores pueden durar hasta 10 años, pero necesitan ser revisados en las consultas regulares, por el dentista para asegurar que no se han desgastado. El dentista puede arreglarlos agregando sellador en los dientes. Es recomendable revisarlos cada 6 meses.

¿Por qué son importantes los dientes primarios o de leche?.
Es de suma importancia mantener la salud de los dientes primarios. La caries dental sin atender puede afectar a los dientes permanentes en desarrollo. Los dientes primarios o de leche son importantes por diversas razones: 3.1. Para poder comer y masticar. 3.2. Guardan el espacio para los dientes permanentes que se están formando debajo de éstos y los guían para que puedan salir adecuadamente. 3.3. Permiten el desarrollo normal de músculos así como de los maxilares. Los dientes primarios también sirven para la pronunciación de las palabras, y también son importantes para una apariencia estética adecuada. Los incisivos duran entre 6-8 años de edad, y los dientes posteriores (muelas) duran entre 10-12 años de edad.

4.- ¿Cómo puedo prevenir la caries dental?.
Una higiene oral adecuada remueve las bacterias y los restos alimenticios que son causantes de la caries dental. Para los infantes, utilice una gasa humedecida, o bien, un trapo limpio para remover la placa bacteriana de los dientes y encías. Evite acostar a su bebé con una botella que contenga leche, jugos, o cualquier líquido endulzado.. Para niños mayores, cepíllele sus dientes 2-3 veces al día, haciendo énfasis en el cepillado antes de acostarse. Vigile los alimentos que come entre comidas, especialmente aquellos que contienen azúcar. La Academia Americana de Odontología Pediátrica, recomienda visitas al odontopediatra cada seis meses, empezando a partir del año de edad. Las visitas periódicas le garantizarán a su hijo/a unos dientes bellos y sanos para toda su vida. Su odontopediatra también le podrá recomendar los selladores de fisuras y tratamientos de fluoruro para uso en casa.

5.- ¿Qué son sellantes de fosas y fisuras?.
Los sellantes de fisuras son unos materiales plásticos que se aplican a las superficies masticatorias de las muelas y premolares impidiendo la entrada de gérmenes y partículas de comida que causan la caries dental. Los niños deben de obtener selladores en las muelas permanentes tan pronto hayan erupcionado por completo en la boca (generalmente entre los 6-7 años de edad). Posteriormente, deben de sellarse los segundos molares permanentes que salen a los 12 años de edad. Pudiera ser que los molares temporales o de leche requieran de selladores, sobre todo si tienen grietas profundas que ameriten su uso. Sellar un diente es mucho más económico que “tapar” una muela con caries. Poner selladores en muelas sanas hoy, le

Una lesión

silenciosa
De acuerdo con el odontopediatra Benjamín Franco la caries puede ocurrir desde la erupción del primer diente y el problema no se nota hasta que el bebé cumple un año o más. Si un niño se queda dormido con el biberón, la cantidad de saliva disminuye y eso provoca que el azúcar se quede en los dientes anteriores superiores. Los dientes primarios o de leche son muy importantes para que el niño pueda masticar, aprenda a hablar y se vea bien. Las caries de los dientes primarios pueden afectar a los dientes permanentes, ocasionar dolor y se pueden relacionar con problemas de salud general en algunos niños. Por ello, es muy importante mantener

los dientes sanos desde los primeros años. Si no se tratan a tiempo las caries —provocadas por una bacteria llamada estreptococo muttans —, éstas se extienden a otros dientes, los perforan y los destruyen. Aunque los dientes primarios son temporales, el daño que provoca una caries en ellos repercute en la salud del diente permanente en formación. Por eso la historia del diente de leche no se acaba cuando se la lleva el ratón o el niño inquieto se lo traga, sino que se extiende hasta la edad adulta.

Recomendaciones finales
La Asociación Dental Mexicana (ADM) recomienda visitar al dentista de la siguiente forma: 0 a 1 años: Exploración neonatal de la cavidad oral Seguimiento del brote de la dentición primaria Suplemento de flúor vía oral (6 meses) Profilaxis (limpieza) de la caries de biberón (7 meses) Limpieza dental con gasa húmeda (7 meses) Cepillado de los dientes con dentífrico bajo en flúor (12-15 meses) 2-6 años: Revisión odontológica (2 anuales de por vida). Exploración de la dentición primaria. Inicio del auto cepillado (3 años). Aplicación de flúor.