Ensayo de E-WASTE

"La basura electrónica" puede definirse como todas las secundarias ordenadores, dispositivos electrónicos de entretenimiento, móviles teléfonos y otros artículos, como televisores y refrigeradores, vendidos, donados o desechados por los sus propietarios originales. Esta definición incluye a utilizar la electrónica que se destinan a la reutilización, reventa, de recuperación, reciclado o eliminación. Otros definen la re usables (de trabajo y de la electrónica reparable) y secundario (chatarra de cobre, acero, plástico, etc.) para ser y reservar el término residuo de residuos de o el material que se presentó como trabajo o reparables, pero que es objeto de dumping o eliminados o descartados por el comprador en vez de reciclado, como los residuos de reutilización y reciclado. Debido a las cargas de los excedentes electrónica son frecuentemente mezclados (bueno, reciclables, y no reciclables), varios defensores de las políticas públicas aplicar el término "basura electrónica" en general a todos los excedentes de la electrónica. La Protección Ambiental de Estados Unidos incluye descartados los monitores CRT en su categoría de residuos peligrosos del hogar pero considera Tubos de rayos catódicos destinado a las pruebas que los productos básicos si se no se descarta, de forma especulativa acumulado, o hacia la izquierda sin protección contra la intemperie y otros daños. Continúa el debate sobre la distinción entre productos básicos y residuos definiciones de la electrónica. Algunos exportadores pueden deliberadamente dejar de difícil terreno obsoletos o no equipos de trabajo mixtos en las cargas de los equipos de trabajo (por ignorancia, o para evitar un tratamiento más costoso procesos). Los proteccionistas pueden ampliar la definición de la "residuos electrónicos". El alto valor de la computadora subconjunto de reciclaje de residuos electrónicos (de trabajo y computadoras portátiles reutilizables, equipos y componentes, tales comoRAM).

¿Donde y para que se usa esos elementos encontrados en la basura electrónica? Plomo: en soldaduras, Monitores CRT (Plomo en el cristal), en los tubos de rayos catódicos y Baterías lead-acid. Estaño: soldaduras Cobre: cables de cobre, en circuitos impresos Aluminio: En las carcasas y como disipadores de calor Hierro: acero, carcasas. Silicio: en cristales, transistores, tableros de circuitos impresos Níquel: en baterías recargables de níquel-cadmio Cadmio en tableros de circuitos y semiconductores, en baterías recargables de níquel-cadmio Litio: Baterías de litio Zinc: en galvanoplastia de piezas de acero Oro: recubriendo conectores. Germanio: En los años 50 y 60 se lo encontraba en transistores electrónicos. Mercurio: en interruptores y cubiertas, tubos fluorescentes Azufre: Baterías Lead-acid Carbono: Acero, plásticos, resistores. En casi todo el equipo electrónico. Arsénico en tubos de rayo catódico más antiguos Antimonio: como tritóxido retardantes de fuego Bromo: en cubiertas policromadas retardantes de flamas para cubiertas, cables y tableros de circuitos Selenio en los tableros de circuitos como rectificador de suministro de energía Cromo en el acero como anticorrosivo Cobalto en el acero para estructura y magnetividad

Posibles soluciones Si no incorporamos el consumo responsable que incluya el reciclado de los equipos electrónicos, vamos camino hacia un gran basurero tecnológico con el enorme riesgo que implica para la salud. • Reducir la generación de desechos electrónicos a través de la compra responsable y el buen mantenimiento. • Donar o vender los equipos electrónicos que todavía funcionen. • Donar equipos rotos o viejos a organizaciones como Equidad que los reparan y reutilizan con fines sociales. • Reciclar los componentes que no puedan repararse. Hay empresas- como Silkers S.A.- que acopian y reciclan estos aparatos sin costo para los dueños de los equipos en desuso. ¿Qué puede hacer el Estado? • Promover la reducción de sustancias peligrosas que se usan en ciertos productos electrónicos que se venden en el país. En los países desarrollados se piensa en todo el ciclo de vida de un producto. Se multa a la gente que no se comporta responsablemente luego de consumir. Incluso algunos productos tienen una tasa destinada a resolver la exposición final de esos materiales. Hasta ahora, cuando un aparato llegaba al final de su "vida útil", podíamos decidir entre arreglarlo o dejarlo ocupando lugar en la casa. Hoy, tenemos otras alternativas menos contaminantes ya que muchos componentes de los equipos pueden reciclarse.