Mentís al presidente de la UPR

Hubo un informe de transición y sesiones con los síndicos
Por Cynthia López Cabán / End.cynthia.lopez@elnuevodia.com No sólo participó en reuniones de transición, sino que el ex presidente de la Universidad de Puerto Rico (UPR), Antonio García Padilla, construyó un domicilio en la web con toda la información necesaria para el cambio de mando. “Al concluir mi gestión, se produjo un informe muy abarcador de transición debidamente documentado, que se presentó a la Junta de Síndicos”, indicó García Padilla en entrevista con El Nuevo Día. Este informe se discutió en dos sesiones de trabajo con la Junta de Síndicos. El ex presidente interino, Miguel Muñoz, participó en la última reunión. También se colgaron en internet (www.hoy.upr.edu) documentos e información que ofrecen un cuadro económico de la institución. Este portal contiene informes anuales del 2001 al 2009, presupuestos, proyecciones y tablas de comportamiento de ingresos, entre otra información.

Top of Form Bottom of Form

“La Junta (de Síndicos) me pidió que mantuviera el portal hasta que empezara el presidente en propiedad para que lo usara de referencia”, indicó. Con estas expresiones, García Padilla contradice las expresiones del nuevo presidente de la institución, José Ramón de la Torre, quien aseguró a este diario el lunes que se encontraba en plena faena de aprendizaje porque no contó con un proceso de transición. “Yo no tuve una transición ni un informe de la administración anterior”, afirmó De la Torre. Ayer se reiteró en sus declaraciones. “Nos suscribimos a lo informado en los medios, ya que lo importante es concentrarnos en la crisis presupuestaria que atraviesa la Universidad de Puerto Rico”, indicó Iván Ríos, director de prensa de la institución. “La crisis fue provocada por administraciones pasadas en los últimos años y puede ser catalogada como la peor situación fiscal que ha atravesado en la historia la Universidad de Puerto Rico”, agregó Ríos. García Padilla, por su parte, no quiso entrar en otros señalamientos. “Quiero ayudar a la Universidad y parte de la ayuda es reconocer el espacio que necesita el Presidente para adelantar su agenda”, afirmó. Confrontan al presidente La noche del lunes, un grupo de universitarios coincidió con De la Torre y su esposa Clotilde Coll en la pizzería Magno’s en Hato Rey. Los estudiantes, miembros del Comité de Estudiantes en Defensa de la Educación Pública (CEDEP) y de la Unión de Juventudes Socialistas, aprovecharon la ocasión

para abordar al presidente sobre su propuesta para recortar $100 millones al presupuesto de la institución. Como parte de la conversación lograron que el profesor jubilado firmara un “acuerdo” para no vender ni privatizar ninguno de sus recintos. De la Torre además se comprometió por escrito a no eliminar las exenciones de estudio, a no aumentar los costos de matrícula y a buscar los fondos para garantizar las clases de verano. Inmediatamente se divulgó el “acuerdo”, el director de prensa de la institución, Iván Ríos, aclaró que se trataba de un gesto de “buena fe”. “No se trata de un documento legal ni un contrato. Es un documento que demuestra la intención del Presidente de propiciar el diálogo con todos los sectores de la comunidad universitaria”, señaló Ríos. La portavoz del CEDEP, Adriana Mulero, respondió que, aunque el documento no tenía validez legal, tenía validez moral. “Esa firma nos habla de su carácter. Está firmando un documento con acuerdos que no piensa cumplir”, afirmó la estudiante de Humanidades.