FACULTAD DE ECONOMÍA: DESARROLLO Y DESAFÍOS Giovanni E.

Reyes

Hasta ahora, cuarenta años se han requerido a fin de poder consolidar un
programa de economía que debe enfrentar los retos de la innovación y la mejora constante en el Siglo XXI, en el contexto de un país como Colombia, y de una realidad más amplia como es la de América Latina en la nueva globalización. En cuanto a número de estudiantes, nuestra facultad conjuntamente con la Universidad de los Andes, es solamente superada por el programa de pregrado en economía de la Universidad Nacional de Colombia. Poseemos dos especializaciones que han permitido articular los estudios fundamentales de economía con áreas de post-grado: (i) formulación y evaluación económica y social de proyectos; y (ii) gestión financiera. Esto ha permitido contar con la experiencia académica, la formación de profesores, la base institucional de apoyo administrativo, y la identificación de innovaciones, en función de promover estudios de maestría. Durante la más reciente administración de la Facultad, desde el año pasado, se han realizado entre otros logros, la puesta al día del Journal Política Económica y Finanzas, que se elabora con carácter semestral. Esta publicación retoma investigaciones a partir de los dos énfasis que tienen como opción, los estudiantes del pregrado para finalizar sus estudios. Se han inaugurado también las siguientes series de publicaciones: (i) Aportes, con un tratamiento de temas en ciencias económicas desde una perspectiva general; (ii) Informes de Coyuntura, abordando temas de momento que se destacan por su importancia en el correr de los acontecimientos cotidianos y que se espera dejen huella en la historia reciente; (iii) Notas y Comentarios, especificando de manera puntual acontecimientos emergentes, y (iv) el boletín Facultad al Día, que recaba –para información interna de la comunidad facultativa- los principales acontecimientos con fines divulgativos. Hasta aquí algunas de las medidas tomadas con el fin de consolidar los procesos de investigación. En los ámbitos de la docencia y la extensión, se han generado mecanismos institucionales en función de fortalecer sistemáticamente la preparación de estudiantes para la realización de los exámenes de calidad de la educación superior (ECAES), evaluaciones docentes internas, conformación de aulas virtuales de aprendizaje (AVAs) y la participación en seminarios de capacitación didáctica y pedagógica. En el ámbito de la extensión nos encontramos fortaleciendo un proyecto de iniciativa social: apoyo con fondos de microcrédito y proyectos de desarrollo local en Yomasa, en el área de Usme, Bogotá; la atención está dirigida a madres solteras, desplazadas, cabezas de familia. Además de ha trabajado con la Presidencia del Senado de la República en lo que es la realización de un Foro Nacional.

Esto último se enraíza en la perspectiva de que, si como economistas y científicos sociales no elaboramos estudios con recomendaciones, y con base en los mismos no tenemos acceso a la decisión política, no podemos más que esperar que nuestras contribuciones se destinen a una biblioteca o a un premio, pero sin mayor impacto en la vida social. Consideramos que hemos avanzado en la conformación de iniciativas, pero también estamos conscientes de que estos logros deben ser permanentemente reforzados. Nos aguardan asimismo, importantes desafíos. Durante el año 2009, el primero de la nueva administración facultativa, se ha completado una etapa inicial dedicada a la normalización de funciones. En una segunda gran fase las tareas se encaminan a ampliar la oferta académica del pregrado. En ello se han generado ya proyectos iniciales que apuntan a abrir los pregrados en Administración de Empresas y en Mercadotecnia. Se tiene un diseño inicial respecto a una propuesta de Maestría en Finanzas. Estamos también empeñados en contribuir a la consolidación del reconocimiento de calidad de nuestra Universidad, mediante la acreditación de nuestro programa. Este es uno de los ejes estratégicos más importantes que demandan inicio en 2010. Especialmente ahora, a 40 años de la fundación de nuestra Universidad, reconocemos que una de las formas más consecuentes que tenemos en cuanto a dar continuidad al legado de los Fundadores, es promoviendo y fortaleciendo una cultura universitaria basada en excelencia académica y científica. Se trata de ofrecer alternativas formativas a los jóvenes que confían en nosotros su procesos educativos, en otorgar a nuestras actividades un valor diferenciado, un aporte agregado en materia de formación superior universitaria, con base en el respeto y la tolerancia, en la promoción de servicio eficaz en materia de promoción social, y en una vivencia constante del ideal Católico. Esa es la matriz esencial de nuestra identidad corporativa, y el requerimiento más pleno a que están llamadas nuestras acciones.-