INDICE 1740.

indd 3 3/6/10 2:29 AM
CISA / Co mu ni ca ción e In for ma ción, SA de CV
CON SE JO DE AD MI NIS TRA CIÓN: Pre si den te, Ju lio Sche rer Gar cía; Vi ce pre si den te, Vi cen te Le ñe ro;
Te so re ro, En ri que Ma za


DI REC TOR: Ra fael Ro drí guez Cas ta ñe da
SUB DI REC TOR DE IN FOR MA CIÓN: Salvador Corro
SUB DI REC TORA DE COMERCIALIZACIÓN: María Scherer Ibarra
SUB DI REC TOR DE ADMINISTRACIÓN: Humberto Herrero
SUB DI REC TOR DE FINANZAS: Alejandro Rivera
ASIS TEN TE DE LA DI REC CIÓN: Ma ría de los Án ge les Mo ra les; ayudante, Marlon Mejía
ASIS TEN TE DE LA SUBDI REC CIÓN DE INFORMACIÓN: Gra cie la Ze pe da
COORDINADORA DE FINANZAS DE RE DAC CIÓN: Be a triz Gon zá lez
EDI CIÓN Y CORRECCIÓN: Alejandro Pérez, coordinador; Gerardo Albarrán de Alba; Cuauhtémoc
Arista, Tomás Domínguez, Ser gio Lo ya, Enrique de Jesús Martínez
REPORTEROS: Carlos Acosta, Mi guel Ca bil do, Jorge Carrasco, Jesusa Cervantes, Patricia Dávila,
Gloria Leticia Díaz, Álvaro Delgado, José Gil Olmos, Ale jan dro Gu tié rrez, José Daniel Lizárraga, Ra úl
Mon ge, Ricardo Ravelo, Ro dri go Ve ra, Rosalia Vergara, Jenaro Villamil
CO RRES PON SA LES: Campeche, Rosa Santana; Co li ma: Pe dro Za mo ra; Chiapas, Isaín Mandujano;
Gua na jua to: Ve ró ni ca Es pi nosa; Guerrero, Ezequiel Flores Contreras; Jalisco, Fe li pe Co bián;
Michoacán, Francisco Castellanos; Nuevo León, Luciano Campos, Arturo Rodríguez; Tabasco: Ar-
man do Guz mán; Tamaulipas, Ma. Gabriela Hernández
IN TER NA CIO NAL: Ho me ro Cam pa, coordinador; Corres pon sa les: Buenos Aires: Santiago Igartúa;
Madrid: Alejandro Gutiérrez; Pa rís: An ne Ma rie Mer gier; Washington: J. Jesús Esquivel
CULTU RA: Ar man do Pon ce, edi tor; Ju dith Ama dor Tello, Ja vier Be tan court, Blan ca Gon zá lez Ro sas,
Estela Leñero Franco, Isa bel Le ñe ro, Ro sa rio Man za nos, Jor ge Mun guía Es pi tia, Jo sé Emi lio Pa che co,
Al ber to Pa re des, Eduardo Soto Millán, Ra quel Ti bol, Flo ren ce Tous saint, Rafael Vargas, Co lum ba Vér tiz
de la Fuente, Niza Rivera Medina; cultura@proceso.com.mx
ES PECTÁCU LOS: Ro ber to Pon ce, co or di na dor. espectaculos@proceso.com.mx
DEPORTES: Alejandro Caballero, Coordinador; Raúl Ochoa, Beatriz Pereyra
FO TO GRAFÍA: Marco Antonio Cruz, Coordinador; Fotógrafos: Ger mán Can se co, Miguel Dimayuga,
Ben ja mín Flo res, Oc ta vio Gó mez, Eduardo Miranda; ar chi vo histórico, Fran cis co Da niel; asistente,
Au ro ra Tre jo; auxiliar, Violeta Melo
AU XI LIAR DE RE DAC CIÓN: Á ngel Sán chez
AYU DAN TE DE RE DAC CIÓN: Da mián Ve ga
ANÁLI SIS: Co la bo ra do res: John Ackerman, Ariel Dorf man, Sabina Berman, Jesús Cantú,De ni se
Dres ser, Miguel Ángel Granados Chapa, Marta Lamas,Pa blo La ta pí Sa rre, Car los Mon si váis, Car los
Mon te ma yor, Rafael Segovia, Ja vier Si ci lia, En ri que Se mo, Er nes to Vi lla nue va, Jorge Volpi; car to nis tas:
Gallut, Helguera, Hernández, Na ran jo, Ro cha
CENTRO DE DOCUMENTACIÓN: Ro ge lio Flo res, co or di na dor; Juan Car los Bal ta zar, Li dia Gar cía,
Leoncio Rosales
CO RREC CIÓN TIPOGRÁFICA: Jor ge Gon zá lez Ra mí rez, co or di na dor; Se ra fín Dí az, Ser gio Da niel
Gon zá lez, Pa tri cia Po sa das
DI SE ÑO: Ale jan dro Val dés Ku ri, co or di na dor;Fer nan do Cis ne ros Larios, An to nio Foui lloux Dá vi la,
Ma nuel Foui lloux Ana ya, Ernesto García Parra
COMERCIALIZACIÓN
PU BLI CI DAD: Ana María Cortés, administradora de ventas; Eva Ánge les, Ru bén Báez eje cu ti vos de
cuen ta. Tel. 5636-2077 / 2091 / 2062
se ma na rio de in for ma ción y aná li sis
7 de marzo de 2010 • No. 1740
POLÍTICA
6 El gobierno y su partido, atrapados en
su doble moral /Álvaro Delgado
10 Interés Público /Miguel Ángel Granados Chapa
13 “El ajuste de cuentas” /Jenaro Villamil
16 Hacia un franquismo a la mexicana…
/Rodrigo Vera
CORRUPCIÓN
22 El hermano de Lozano, traficante de influencias
/Jesusa Cervantes
RELIGIÓN
26 Maciel: Impune hasta la eternidad
/Rodrigo Vera
NARCOTRÁFICO
32 Nuevo León, territorio en guerra
/Luciano Campos Garza
HOMENAJE
36 Las mujeres del alba /Carlos Montemayor
38 Harás mucha falta /Naranjo
39 El tiro de gracia a Echeverría
/Julio Scherer García
INTERNACIONAL /CHILE
42 Catástrofe social /Francisco Marín
44 El terremoto y el desafío de otro Chile
/Ariel Dorfman
INTERNACIONAL /CUBA
46 La muerte de un disidente /Juan Balboa
ANÁLISIS
50 Las palabras y los hechos /Olga Pellicer
51 Por qué deberíamos desterrar a Carlos Salinas
de la vida pública /Denise Dresser
Foto Portada: Alfredo Guerrero
/Presidencia de la República
Índice
26
36
INDICE 1740.indd 4 3/6/10 2:29 AM
54 Martínez Garrigós: la prepotencia priista
/Javier Sicilia
56 Censo a la carta /Ernesto Villanueva
57 Democracia participativa /Jesús Cantú
POR MI MADRE, BOHEMIOS
CULTURA
60 Rescate del archivo de los Flores Magón
/Rosario Manzanos
64 Nuevo pacto con las ideas de El Nigromante
/Judith Amador Tello
66 Páginas de crítica
Arte: Bayeler: un comerciante en arte
posmoderno /Blanca González Rosas
Teatro: Mara o de la noche sin sueño
/Estela Leñero Franco
VEN TAS y MERCADOTECNIA: Margarita Carreón, gerente Tel. 56 36 20 63. Lucero García, Norma
Velázquez. Circulación: Mauricio Ramírez, Christian Arcos, Gisela Mares. Tel. 5636-2064. Pascual
Acuña, Fernando Polo, Andrés Velázquez. Suscripciones: Cristina Sandoval Tel. 5636-2080. Delfina
Cervantes, Luis Coletor, Ulises de León.
ATENCIÓN A SUSCRIPTORES (Reparto): Lenin Reyes Tel. 5636-2065. Julio Aguilar, Jonathan García.
ADMINISTRACIÓN. RECURSOS HUMANOS: Luz María Pineda, coordinadora
SIS TE MAS: Jor ge Suá rez, gerente; Eduardo Alfaro, Betzabé Estrada, Javier Venegas
AL MA CÉN y PRO VE E DURÍA: Mer ce des Gue rra, co or di na do ra; Ro ge lio Val di via
MANTENIMIENTO: Miguel Olvera, Victor Ramírez
FINANZAS. CON TA BI LI DAD: Ma ría Con cep ción Al va ra do, Rosa Ma. García, Edgar Hernández, Fe li pe
Suá rez, Ra quel Tre jo Ta pia
COBRANZAS: Sandra Changpo, jefa; Raúl Cruz
OFI CI NAS GE NE RA LES: Re dac ción: Fre sas 13; Ad mi nis tra ción: Fre sas 7, Co l. del Va lle, 03100 Mé xi co, DF
CON MU TA DOR GE NE RAL: Ka ri na Ure ña; 5636-2000
FAX: 5636-2019, Dirección; 5636-2055, Subdirección de Información; 5636-2086, 5636-2028, Redacción.
AÑO 33, No. 1740, 7 DE MARZO DE 2010
IM PRE SIÓN: Impresora Transcontinental de México; Durazno 1, Col. San José de las Peritas 16010
México DF.
DIS TRI BU CIÓN: D.F. y Zona Metropolitana: Unión de Expendedores y Voceadores de Periódicos de
México, A.C; Resto de la República y Locales Cerrados: Publicaciones Citem, S.A. de C.V., 5366-0000,
Voceadores Puebla, Pue.: Jorge G. López Morán; Tel. 467-4880
EDI TO R EN JEFE: Raúl Monge; Editores: Miguel Ángel Vázquez, Jorge Pérez, Manuel Robles; asis ten te:
Ma ría Ele na Ahe do; Tels.: 5636-2087, Fax: 5636-2006
EDITOR: Marco Antonio Cruz; Dirección: www.procesofoto.com.mx
Correo electrónico:rednacional@procesofoto.com.mx; Ventas y contrataciones: 5636-2016 y 56362017
EDITOR: Alejandro Caballero; Correo electrónico: acaballero@proceso.com.mx; Tel. 5636-2010
Soporte técnico: Jorge Suárez y Jorge García; Tel. 5636-2106
COORDINADOR: Alejandro Caballero; procesoradio@proceso.com.mx; Tel. 5636-2010
Cer ti fi ca do de li ci tud de tí tu lo No. 1885 y li ci tud de con te ni do No. 1132, ex pe di dos por la Co mi sión
Ca li fi ca do ra de Pu bli ca cio nes de Re vis tas Ilus tra das el 8 de sep tiem bre de 1976. Proceso es una
Reserva para uso exclusivo otorgada por la Dirección de Reservas del Instituto Nacional del Derecho de
Autor en favor de Comunicación e Información, S.A. de C.V., bajo el Número 04-2000-112911074700-102.
Re gis tro del S.P.M. CR-DFJ-003-99 / Número ISSN: 1665-9309
Circulación certificada por el Instituto Verificador de Medios
Registro No. 105 / 19
Sus crip cio nes DF y zona Metropolitana: Un año, $1,100.
00
; 6 me ses, $660.
00
; Guadalajara, Monterrey
y Puebla: Un año, $1,200.
00
; 6 meses, $720.
00
. Ejem pla res atra sa dos: $40.
00
. Ser vi cios in for ma ti vos y
fo to grá fi cos: AP, No ti mex, Reu ters.
Pro hi bi da la re pro duc ción par cial o to tal de cual quier ca pí tu lo, fo to gra fía o in for ma ción pu bli ca dos sin au to ri za-
ción ex pre sa de Co mu ni ca ción e In for ma ción, S.A. de C.V., ti tu lar de to dos los de re chos.
agen cia pro ce so de in for ma ción
agen cia de fotografía
Cine: Corazón loco /Javier Betancourt
Televisión: ¿Te vendes o te rentas?
/Florence Toussaint
Libros: Duelo /Jorge Munguía Espitia
ESPECTÁCULOS
72 Camelia La Tejana, a la ópera
/Columba Vértiz de la Fuente
DEPORTES
74 “Voy a ser torera...” /Beatriz Pereyra
78 Conade: El turbio legado /Raúl Ochoa
80 Palabra de Lector
82 Mono Sapiens /La madre de todas las guerritas
/Helguera y Hernández
42
58
6
0
74
INDICE 1740.indd 5 3/6/10 2:29 AM
Álvaro Delgado
E
n la letra “G” del Regis-
tro Nacional de Miembros
(RNM) del Partido Acción
Nacional (PAN), que es el
padrón de militantes que por
ley debe registrarse ante el
Instituto Federal Electoral
(IFE), se agrupan apellidos
de las familias insignes de
esa organización septuagenaria: Gómez
Morín, González Luna, Gómez del Cam-
po, Gómez Mont...
Juan Manuel Gómez Morín Torres, hi-
jo de Manuel Gómez Morín, fundador del
PAN, encabeza a los militantes de las fa-
milias Gómez Morín Fuentes, Gómez
Morín Martínez del Río y Gómez Morín
Rivera, y junto a ellas aparece el clan de
los Gómez del Campo, al que pertenece
Margarita Zavala Gómez del Campo, con-
sorte del “primer panista del país”, Feli-
pe Calderón.
Entre los Gómez del Campo y los Gó-
mez Morín, en el riguroso orden alfabéti-
co del padrón interno, se ubica a los Gó-
mez Mont Urueta, cuya familia cuenta
con seis militantes, cinco de ellos muje-
Herido como pocas veces en sus 70 años de historia,
en el Talón de Aquiles de su pretendida moralidad
política y confesional, el PAN asiste al desmorona-
miento de su credibilidad, y aun al de su viabilidad
como partido. Paradójicamente, la estocada no vie-
ne de fuera, sino de su propia entraña. Se trata de
la mentira. La mentira como expresión del miedo, la
mentira como arma política. Al vergonzante pacto
con el PRI, puesto al desnudo desde hace varios días
pero confirmado apenas la semana pasada, el PAN
suma un nuevo embuste. Fernando Gómez Mont re-
nunció a un partido del cual no era militante… Fue
inscrito en el padrón panista de manera irregular y
se le inventó una trayectoria en su expediente para
justificar hacerlo consejero nacional.
6 1740 / 7 de marzo de 2010
POLÍ TI CA
PAN-PRI.indd 6 3/6/10 2:16 AM
res: María, María de la Esperanza Guada-
lupe, María de las Mercedes, María Gua-
dalupe y María Teresa.
Conforme al RNM del PAN a diciem-
bre de 2007, cuando Germán Martínez
sustituyó en la presidencia del PAN a Ma-
nuel Espino, el único hombre de la familia
Gómez Mont Urueta registrado como mi-
litante era Felipe, que lleva el nombre de
su padre, fundador de ese partido, católi-
co devoto y prominente penalista falleci-
do en 1970.
Fernando Gómez Mont Urueta, quien
se alejó de la vida partidista en 1996 –a
partir de que sus correligionarios manifes-
taron su molestia por el hecho de que él
fungía como asesor de Ernesto Zedillo y
Carlos Salinas–, nunca se reafilió al PAN
y por eso no aparece en ese padrón regis-
trado ante el IFE y vigente al menos hasta
diciembre de 2007.
Sin embargo, medio año después, el 19
de agosto de 2008, Gómez Mont Urueta
apareció, repentinamente, en la cúpula del
PAN: Martínez lo invitó al CEN, en sustitu-
ción de Javier Corral, y ese mismo año, el
6 de diciembre, propuso su incorporación
al Consejo Nacional, en relevo del difun-
to Juan Camilo Mouriño, a quien también
remplazó en la Secretaría de Gobernación.
Repentinamente, además, el nombre
de Fernando Gómez Mont Urueta apare-
ció en el RNM del PAN como miembro
activo y con fecha de alta del 9 de sep-
tiembre de 2003, es decir, con cinco años
tres meses de militancia.
El inciso a) del artículo 45 de los Es-
tatutos Generales dispone que para ser in-
tegrante del Consejo Nacional –máximo
órgano de dirección del PAN– se requie-
re “ser miembro activo con militancia de
por lo menos cinco años”, justamente la
antigüedad que en diciembre de 2008 te-
nía Gómez Mont.
De lo que no existe constancia en el
PAN, según información extraoficial, es
del cumplimiento de Gómez Mont Urueta
del pago de sus cuotas como militante ac-
tivo ni como servidor público de la Secre-
taría de Gobernación, como lo obligan los
Estatutos Generales.
Consultado al respecto, Manuel Es-
pino confirma que, en efecto, cuando
él presidió el PAN, hasta diciembre de
2007, el secretario de Gobernación no es-
taba registrado en el RNM como militan-
te activo, tal como se puede verificar en
el IFE, y asegura que para ello Martínez
alteró el padrón.
“Germán Martínez, en un acto autori-
tario, inscribió a Gómez Mont en el padrón
de miembros activos de manera irregular y
le inventó una trayectoria en su expediente
para justificar hacerlo consejero nacional.”
–¿Por eso calificó usted de montaje la
renuncia de Gómez Mont al PAN?
–Por supuesto. ¿A qué renunció si no
era militante del PAN? Eso fue una farama-
lla para engañar a los panistas, para engañar
a los priistas y para engañar a la sociedad.
Y es que la renuncia de Gómez Mont
a una militancia que le “inventó” Martí-
nez, anunciada el 11 de febrero, cimbró a
la clase política y generó toda suerte de es-
peculaciones, tan contrastantes como su
inminente renuncia a la Secretaría de Go-
bernación y su fortalecimiento como pros-
pecto presidencial.
Pero, sobre todo, con la renuncia co-
menzaron a emerger mentiras tras menti-
ras en la turbia historia del pacto entre las
B
e
n
j
a
m
í
n

F
l
o
r
e
s

1740 / 7 de marzo de 2010 7
El PAN de Calderón. Implosión
PAN-PRI.indd 7 3/6/10 2:16 AM
Arturo Rodríguez García
S
AN PEDRO GARZA GARCÍA,
NL.- La dirigencia nacional
del PAN ha caído en manos de
“unos huerquetes (despectivo de
huerco) que no tienen ni idea de
la historia del PAN” y que “están empinan-
do al partido”, denuncia el alcalde de esta
localidad, Mauricio Fernández, vástago del
clan Garza Sada.
En entrevista con Proceso, señala que
en sus 44 años de militancia en Acción Na-
cional observó no sólo que el PRI era un “par-
tido autoritario y del gobierno sin contrape-
sos”, sino que “operaba en los tres Poderes
por órdenes del presidente de la República”.
Esa dependencia del jefe del Ejecutivo, y los
dedazos que implicaba, “ocasionaron uno
de los más grandes fracasos históricos del
PRI: la pérdida de la Presidencia”.
En cambio el PAN, reflexiona, “ganó la
Presidencia sin gobernabilidad”, y por eso
los dos presidentes que ha tenido, Vicen-
te Fox y Felipe Calderón, “no han podido
con las cámaras de Diputados y Senadores
ni con los Congresos y gobiernos estatales.
Pero en lugar de avanzar en la democracia y
fortalecerla, vamos para atrás. Con una pe-
na espantosa, veo que el PRI se recompone
hacia las bases, mientras en el PAN hacemos
lo contrario. Todo lo que criticamos por seis
décadas al PRI, ahora lo hace el PAN”.
El autoritarismo presidencial se mani-
fiesta en “la imposición de los últimos tres
presidentes del partido” –quienes “fueron
dedeados”–, así como en el endurecimien-
to de las tendencias centralistas, ya que “el
presidente de la República influye hasta en
modificaciones estatutarias”.
Tras recordar que en 2003 él mismo per-
dió la gubernatura de Nuevo León porque el
PRI hizo una consulta abierta para seleccionar
a su candidato –“son las ventajas de la demo-
cracia”–, refiere que en 2009 el aún dirigente
Germán Martínez Cázares, en una comida
con varios panistas que querían ser candida-
tos, se negó a incluirlo a él como aspirante.
Califica la actitud de Martínez Cázares
como absolutista, enfermiza, ostentadora
de poder y centralista. “Yo tengo más años
en el partido que los que tiene Germán de
vida. Son huerquetes (Germán Martínez y
César Nava) que no tienen ni idea de la lu-
cha histórica del PAN y cometen errores ne-
fastos. Perdimos Nuevo León, en gran parte
por errores del CEN. Empezando por el pro-
ceso interno en que fue dedeado Fernando
Elizondo. Me consta.
“Yo no estoy de acuerdo con esas di-
recciones. Están empinando al PAN. Están
tomando el rumbo del PRI, que ya se recom-
puso, y la prueba está en las elecciones del
año pasado: nos partieron la madre.”
Para Fernández Garza, la intromisión
presidencial en el PAN “es una tristeza”, por-
que definitivamente se ha perdido el rumbo.
“Yo respeto mucho a Felipe Calderón como
presidente de México, pero haré lo que sea
necesario para que saque las manos del par-
tido. El señor fue candidato y es presidente,
pero no tiene por qué meter las manos en el
partido. Que deje el partido en paz. No tie-
ne nada que hacer en el partido, ¡ni siquiera
poquito!”, exclama.
Aunque el propio Manuel Espino tiene
un discurso aparentemente democrático,
dice, él forma parte también de ese centra-
lismo autoritario. “Que Espino no se haga. Él
fue dirigente por dedazo de Vicente Fox, y
aquí, en Nuevo León, fue el primero que vi-
no a decir que las candidaturas a diputados
federales se iban a decidir en el CEN.
“Yo no veo buenos resultados para los pro-
cesos electorales del próximo mes de junio, y
me preocupa el hecho de que algunas gentes
se quieran refugiar en el partido, personas que
a final de cuentas nos han empinado.”
–¿Como quiénes? –se le pregunta.
–No es nada personal, es una visión.
La imposición de Nava fue burda. El PAN es
cada vez más autoritario, de dedazos, im-
posiciones, intromisiones presidenciales,
precisamente todo lo que hizo perder al PRI.
“Es increíble que ahora lo estemos ha-
ciendo nosotros. Yo voy a repelar por todo
lo que pueda, y me vale madre a quién le
guste o no.”
Envuelto con frecuencia en polémicas, la
mayoría desatadas por su estilo crudo y direc-
to, Mauricio Fernández comenta que hace
unos días el partido inició un proceso de se-
lección abierta del candidato en Chihuahua,
mientras que en Veracruz y Nuevo León ha
habido imposiciones. Y también Tamaulipas
se negó a abrir un proceso de selección.
En su análisis, sostiene que el PRI “se ha
recompuesto. El PRI cada vez ha agarrado más
fuerza, y nosotros, tristemente, más debilidad.
Así que tenemos un problema de enfoque, y
estamos en la contraparte: lo que hicimos para
llegar lo está haciendo el PRI, y lo que el PRI
hizo para perder, lo está haciendo el PAN”.
Respecto a las alianzas electorales del
PAN con el PRD, el PT y Convergencia, Fer-
nández Garza las reprueba porque estima
que es muy grande la distancia entre Acción
Nacional y esas organizaciones partidistas.
“Me parece mal que se hagan alianzas con
quienes ni siquiera creen en el presidente. El
tema es analizar un poco nuestra historia. Lo
único que yo diría es que si hay alianzas, el PRI
y el PAN son partidos más cercanos, más pa-
recidos. Pero tienen un pleito irreconciliable.
“Estamos tan preocupados por los par-
tidos políticos que nadie se preocupa por la
patria. Lo congruente, en su caso, sería que el
PRI y el PAN buscaran alianzas. Pero en la com-
petencia de poder parece imposible madurar
y superar esas diferencias históricas.” ●
Los “huerquetes” empinaron al PAN
V
í
c
t
o
r

H
u
g
o

V
a
l
d
i
v
i
a

E
s
t
r
a
d
a
El alcalde Fernández. “Burda, la imposición de Nava”
8 1740 / 7 de marzo de 2010
PAN-PRI.indd 8 3/6/10 2:16 AM
cúpulas del PAN y del PRI para aumen-
tar impuestos –el IVA, el ISR, los depósi-
tos bancarios en efectivo– y los precios de
los energéticos a cambio de que el primer
partido se abstuviera de forjar alianzas con
la izquierda.
Torneo de mentiras
El capítulo más reciente de esta nueva
concertacesión –de la que Gómez Mont
y los panistas han tratado de dejar a salvo
a Calderón, pero que los priistas aseguran
que sí lo conocía– fue el convenio que
hizo público Nava, la noche del jueves
4, mediante el cual el PAN se abstendría
de aliarse con los partidos de izquierda
en el Estado de México en las elecciones
locales de 2011, para no afectar al gober-
nador Enrique Peña Nieto en su proyecto
presidencial.
La cláusula cuarta del convenio firma-
do con la presidenta del PRI, Beatriz Pare-
des, cuyos testigos fueron Gómez Mont y
el secretario de Gobierno estatal, Enrique
Miranda Nava, establece que los dos par-
tidos se abstendrán de formar coaliciones
“con otros partidos políticos cuya ideolo-
gía y principios sean contrarios a los esta-
blecidos en sus respectivas declaraciones
de principios”.
Y la cláusula quinta de ese convenio,
firmado el 30 de octubre de 2009, es elo-
cuente para evitar la alianza del PAN con
la izquierda: “Las partes se obligan a re-
visar conjuntamente la normatividad ju-
rídica que regula la formación y funcio-
namiento de las coaliciones electorales y,
en su caso, promover las reformas corres-
pondientes, a fin de evitar que dicha figura
sea utilizada como instrumento de coyun-
tura electoral. Al efecto deberán conside-
rar, entre otros, criterios de temporalidad,
compatibilidad ideología (sic) y de princi-
pios y cobertura territorial mínima.”
Nava tuvo que desdecirse de sus men-
tiras y reconocer el pacto luego de que Pe-
ña Nieto y Paredes también lo asumieron
públicamente. Tampoco pudo seguir es-
quivando la imputación de Gómez Mont,
en el sentido de que siempre tuvo conoci-
miento de las negociaciones.
“Al actuar me comuniqué con el pre-
sidente del partido. El ámbito de esas co-
municaciones está protegido por la reserva
que está obligado el secretario de Gober-
nación. El licenciado César Nava tuvo co-
nocimiento de lo realizado con mucho
más detalle que el presidente de la Repú-
blica y en tiempos distintos que el presi-
dente de la República”, dijo el funcionario
en entrevista publicada el 16 de febrero en
el diario Reforma.
Después de que diputados de Oaxaca
describieron, también, que Calderón tu-
vo conocimiento de los arreglos a través
de Gómez Mont, como publicó Proceso,
y cuando Peña Nieto y Paredes aceptaron
que había un documento firmado, Nava se
empeñó en negarlo.
“El PAN y su dirigente no hicieron
compromiso alguno previo a la formación
de las alianzas. No estaríamos dispuestos
a condicionar nuestra actuación a la inclu-
sión de otros, en este caso el PRI. Nuestras
decisiones han sido libres, absolutamente
autónomas de cualquier ámbito, incluyen-
do el ámbito gubernamental”, dijo Nava a
Carlos Loret de Mola.
–¿No hubo un documento firmado en-
tre Beatriz Paredes y Nava?
–No lo hubo, no lo hay –insistió Nava.
La noche del jueves 4, dos días des-
pués de que diputados del PRI y del PRD
rechazaron concederle la licencia como
legislador –decisión que prometió a sus
electores que no tomaría jamás–, Nava tu-
vo que aceptar que mintió.
“Lo hice por respeto al principio de
confidencialidad que rige esta clase de re-
lación y de acuerdos políticos”, dijo, pero
aclaró que, una vez que Paredes violó ese
acuerdo, inclusive entregó copia del con-
venio que, agregó, quedó sin efecto por-
que los senadores priistas no aprobaron la
Ley de Ingresos enviada por Calderón.
Recordó que sólo ocho de los 33 se-
nadores priistas permanecieron en el salón
de sesiones y todos se abstuvieron de vo-
tar a favor de la Ley de Ingresos. “Ante es-
te incumplimiento, ante este flagrante in-
cumplimiento del PRI, el acuerdo quedó
sin efecto alguno”.
Y por tanto, dijo, el PAN quedó en li-
berad de establecer alianzas en el Esta-
do de México y en otras entidades donde
no hubo convenios firmados, como Oaxa-
ca, cuya responsabilidad achacó a Gómez
Mont, en un nuevo choque entre ambos:
“Esto acredita que si lo hubo fue sola-
mente con la participación del secretario de
Gobernación, sin el conocimiento, mucho
menos el consentimiento del Partido Ac-
ción Nacional.”
Ante el escándalo por los arreglos, de
los que conocedores del tema aseguran que
aún existen episodios ocultos, Calderón su-
puestamente estuvo al margen, algo que ni
panistas ni priistas le creen, como Espino.
–En ese arreglo Calderón dice que no
Benjamín Flores
Panistas conotados. Simulación

1740 / 7 de marzo de 2010 9
POLÍ TI CA
PAN-PRI.indd 9 3/6/10 2:16 AM
MI G U E L ÁN G E L GR A N A D O S C H A P A
I
n
t
e
r
é
s

P
ú
b
l
i
c
o
No tiene todavía la notoriedad que
desde su momento adquirieron las cri-
sis en que grupos relevantes se despren-
dieron del PAN: en los años sesenta los
democristianos, en los setenta los solida-
ristas y en los noventa los doctrinarios.
Pero va dibujándose una tensión interna
en el PAN que podría desembocar en una
escisión, no de núcleos selectos como en
aquellos entonces, sino de gran número
de militantes descontentos por el curso
del partido encabezado no por César Na-
va, sino directamente por Felipe Calde-
rón desde Los Pinos.
Los barruntos de una división de esa
naturaleza se observan en Veracruz, Sina-
loa, Tamaulipas, Oaxaca y en alguna otra
entidad. El dato común en el todavía no
muy visible pero ya real descontento es
la presencia de Manuel Espino, el exlí-
der nacional que forma parte del comité
ejecutivo, donde cada vez más se le hace
sentir que no es bienvenido.
El episodio más notorio y potencial-
mente peligroso para el mando nacional
panista se desenvuelve en estos días en
Veracruz. La designación a dedo (median-
te pastelazo en realidad) de Miguel Ángel
Yunes Linares como candidato a la guber-
natura no generó el asentimiento pasivo
que se esperaba en Los Pinos y la avenida
Coyoacán. Gerardo Buganza se rebeló con-
tra ese nombramiento y contra el modo de
hacerlo. Renunció a una militancia de 16
años que lo llevó a ser regidor en Córdoba,
diputado federal, senador de la República
y candidato al gobierno estatal que estuvo
cerca de imponerse a Fidel Herrera hace
seis años. Suponía posible ser de nuevo el
abanderado panista. Lo anunciaban así las
encuestas, la mayor parte de las cuales se-
ñalaban la preferencia que suscitaba entre
los miembros del PAN y fuera del partido.
En su renuncia, dirigida a Nava pe-
ro con alusiones que hacen pensar que
la destinó también a Calderón, Buganza
denuncia el abajamiento de las conductas
partidarias y se inconforma con el trata-
miento dado a su caso personal. Se duele
de que en el PAN hoy ya no se piense que
“lo importante (…) es gobernar bien, si-
no que la prioridad está en ganar eleccio-
nes a cualquier costo y aun cuando ello
signifique perder la identidad para pare-
cerse cada vez más a aquello que se dice
combatir”.
Recuerda que cuando comenzaron a
llegar los triunfos electorales se alertó so-
bre la necesidad de “ganar el gobierno sin
perder el partido”. Eso lo dijo en los años
noventa el ahora presidente de la Repú-
blica, por lo cual Buganza lamenta que
ese que fue un “discurso profundo en su
momento”, hoy “es frívolo por una reali-
dad que lo vence”.
Respecto de sí mismo, dice haber
comprobado “que al más alto nivel –nueva
alusión al Presidente– se tomaron deci-
siones basadas en infundios que lastima-
ron mi honor, el de mi familia toda. Hubo
oídos para escuchar y creer esas intrigas
palaciegas, pero nunca disposición para
conocer la verdad, porque de haberlo que-
rido tenían medios para verificar que eran
vulgares mentiras las acusaciones con las
que enlodaron mi prestigio”.
Buganza dice que renuncia –y por
ello dio amplia difusión a su carta– por-
que decidió no guardar “un vergonzante
silencio” ni “ser indolente ante la ruta
que (…) conduce (al PAN) a la gradual
destrucción de sus principios y doctri-
nas (…) Pretender que nada ocurrió en
el proceso de selección de candidato a
gobernador de Veracruz sería indigno
de quien cree en la democracia…”. El
exsenador reprocha a los dirigentes del
partido (y emplea para dirigirse a ellos
un “ustedes” que no se refiere al comité
nacional) el que “ningún acuerdo” haya
quedado “a salvo, y mucho menos la de-
mocracia interna, gracias a la manipula-
ción y las presiones, ambas evidentes”.
Quizá porque le parecen evidentes,
o porque no quiso meterse en camisa de
once varas, Buganza se abstuvo de de-
tallar “la manipulación y las presiones”.
Las hubo, y provinieron de Los Pinos,
para que el comité nacional panista pa-
sara por alto las encuestas que afianzaban
al cordobés y se lograra que una mayoría
votara por hacer de Yunes el precandidato
único. Acaso omitió esos pormenores, la
motivación de la precandidatura ganado-
ra, porque ya Espino se había encargado
de ofrecer una explicación.
En un mensaje profusamente distri-
buido por la prensa veracruzana (prin-
cipalmente del puerto y de Xalapa), el
exdirigente nacional desnudó el móvil
presidencial a partir de una revelación:
hace apenas tres años, el candidato aho-
ra escogido por Calderón fue vetado
por la misma persona, con sobradas ra-
zones, con razones compartidas por un
ancho sector de la sociedad veracruzana
(y aun nacional). En los primeros meses
de 2006, Yunes, quien era subsecretario
de Seguridad Pública a cargo del siste-
ma carcelario, pretendió ser candidato a
senador por el PAN, partido al que ha-
bía arribado recientemente. Calderón le
cerró el paso, “bajo el argumento –dice
Espino– de que cuando Yunes fue secre-
tario de Gobierno con Patricio Chirinos
se distinguió por su desempeño corrupto,
así como por golpear, perseguir y difa-
mar (a) panistas”.
No sólo eso. Calderón advirtió a Es-
¿Hacia una escisión panista?
10 1740 / 7 de marzo de 2010
PAN-PRI.indd 10 3/6/10 2:16 AM
pino, en su calidad de jefe nacional,
que “si Miguel Ángel llegara a ser can-
didato, lo rechazaría públicamente y no
aceptaría su compañía en actos de cam-
paña en Veracruz. Me exigió evitar que
el expriista fuera candidato por Acción
Nacional”. Para lograr ese objetivo sin
causar problemas, Espino dice haber
maniobrado para que el ahora candidato
a la gubernatura se quedara en su cargo
del gobierno federal.
El propio Espino da la clave para
explicar la mudanza del parecer de Cal-
derón: se trata de un pacto que hizo con
Elba Esther Gordillo. Esa versión, ex-
puso a los lectores veracruzanos el exdi-
rigente nacional panista, “me la confirmó
el propio Yunes (…) me dijo en 2006 que él
había apoyado a Felipe Calderón desde
la contienda interna en el PAN porque
así lo había negociado con la maestra”.
No ha sido explícito el nexo entre
Espino y Buganza, aunque su inconfor-
midad los una. La del exlíder nacional
se acrecentó el lunes pasado, cuando tu-
vo un desencuentro –de los que no han
sido raros entre ambos– con quien lo
sucedió a la cabeza del partido, Germán
Martínez. Una semana después del des-
tape de Yunes, Espino dijo en el comité
panista lo que, asegura, no le permitie-
ron decir en su oportunidad. Le respon-
dió airado Martínez, quien lo incriminó
por su nexo con Ulises Ruiz, a través
de Nahum Acosta, quien figura como
apoderado de varias empresas construc-
toras que contratan con el gobierno de
Oaxaca. Acosta es amigo de Espino, y
trabajó con él en Los Pinos (al comien-
zo del gobierno de Fox), y estando allí
fue acusado de filtrar informes a una
banda de narcotraficantes. Fue dejado
en libertad en lo que pareció un cho-
que entre facciones, muy costoso para
ese hombre que padeció breve prisión y
gran desprestigio.
Buganza no pretendió sonsacar a sus
amigos para que junto con él se vayan del
PAN. Pero puede leerse como una aren-
ga a que lo hagan la fórmula de su despe-
dida en la carta a Nava que hizo publicar
profusamente: “A mis amigos, a los ve-
racruzanos que siempre me han otorgado
su confianza, reciban mi gratitud y como
siempre ¡firmes y dignos!”. No se sabe si
explotará el capital político que en efecto
tiene, ni en qué medida lo hará acompa-
ñado por Espino. Pero es muy probable
que sus partidarios padezcan perplejida-
des y enojos ante el agravio a Buganza.
Éste no tiene alternativa que ofrecerles,
porque es imposible que otro partido lo
postule. Todos tienen ya su candidato. Si
resolviera ponerse a la cabeza de un mo-
vimiento que abandone el PAN, podría
negociar con un candidato la aportación
de ciertos principios y algunas plazas en
caso de triunfo a cambio de apoyo. O po-
dría ocurrir simplemente una huelga de
brazos caídos, de desapoyo a Yunes, que
se convierta en impulso a las candidatu-
ras del PRI y de Convergencia.
Sea o no cierta la especie divulgada
por Martínez y enrostrada a Espino sobre
su relación con el gobernador de Oaxaca
a través de Nahum Acosta, lo que sí es
cierto es que el exlíder panista pretendió
impedir que el PAN se aliara con los par-
tidos del Diálogo para la Reconstrucción
Nacional. Y aun impulsó la candidatura
de Huberto Aldaz, como alternativa frente
a Gabino Cué. Apenas concretada la se-
mana pasada la alianza con Cué a la cabe-
za, no queda claro qué harán las huestes
de Aldaz. Pero podrían irse del partido o
desmovilizarse en perjuicio del candidato
de la coalición que incluye a su partido…
En Sinaloa se perfila un choque en-
tre el comité nacional y el panismo local.
Se ha difundido la versión de que en Los
Pinos, recibido por su huésped principal,
el senador Mario López Valdez, Malova,
pactó las condiciones en que sería candi-
dato externo del PAN. Pero los militan-
tes sinaloenses objetan su dependencia
del exgobernador Juan Sigfrido Millán
y no lo quieren como candidato. Si se
les impusiera su postulación, como la
de Yunes en Veracruz, se reproduciría el
fenómeno descrito líneas arriba respecto
de otros estados. Con el añadido de que
uno de los líderes locales del panismo,
Manuel Clouthier Carrillo, está bajo el
fuego (es una metáfora impertinente pa-
ra Sinaloa, lo reconozco) de los mandos
nacionales de su partido.
En Tamaulipas, en fin, se esboza una
situación análoga. No existe allí un lide-
razgo erguido como en Sinaloa, y al con-
trario, tan sospechoso es su perfil, que el
comité nacional tuvo pretexto para reser-
varse el nombramiento del candidato a
gobernador, que será Julián Sacramento.
Pero el exalcalde de Reynosa, Francisco
Javier García Cabeza de Vaca, molesto
por su marginación, podría manifestar su
enojo yéndose del partido y arrastrando
consigo a no pocos militantes.
No anuncio que la escisión ocurrirá.
Por eso coloqué entre interrogaciones
el título de esta columna. Pero podría
ocurrir. ●
tuvo conocimiento.
–¡Por el amor de Dios! ¡Eso quién se lo
va a creer al presidente!
Otro es Manlio Fabio Beltrones, coor-
dinador de los senadores priistas, quien se
desmarcó del convenio por escrito entre Na-
va, Gómez Mont, Paredes- Peña Nieto: “No
podría ser de otra forma: cambiar votos por
pactos deshonestos nunca lo haríamos”.
Beltrones calificó de mentiroso a Nava
por involucrar a los senadores, pero tam-
bién por afirmar que Calderón no estaba
enterado de la existencia del acuerdo que
firmó el presidente del PAN y el secretario
de Gobernación, “una ingenuidad que na-
die en sus cinco sentidos podría atender”,
dijo, y añadió: “Conclusión: lo único que
se prueba es que el actual gobierno fede-
ral y su partido, además de mediocres, son
mentirosos”.
De hecho, el 1 de febrero, en la insta-
lación del periodo de sesiones en la Cá-
mara de Diputados, el PRI hizo un du-
ro reproche a Calderón por las alianzas
que estaban en vías de materializarse en
Durango y Oaxaca. Lo hizo a través de
Rubén Moreira, hermano del gobernador
de Coahuila, donde Calderón fue repu-
diado, el 11 de noviembre, al inaugurar
un estadio en Torreón:
“El jefe del Ejecutivo debe saber que
estafar es sabotear deliberadamente los
acuerdos. Estafar es la preeminencia de la
intolerancia. Es dejar el papel que al go-
bernante le otorga la Constitución para
convertirse en un simple vocero partidista,
abandonando su responsabilidad como je-
fe del Estado mexicano.”
Martínez, el “falsificador”
En este contexto de pactos que evocan las
concertacesiones en el sexenio de Carlos
Salinas entre las cúpulas del PRI y el PAN
–de las que no se enteró el PRD, aliado de
éste–, el artífce del transitorio y fcticio
regreso de Gómez Mont al PAN, Germán
Martínez, se incorporó a las tareas parti-
distas no sólo como miembro del CEN,
sino para ganarse la vida.
Luego de la peor derrota en los 70 años
de historia del PAN, por lo que tuvo que re-
nunciar a la presidencia, se empleó como
asesor del gobernador de Morelos, Marco
Antonio Adame, y desde principios de di-
ciembre de 2009 es el director de la revis-
ta Palabra, que fundó y dirigió Carlos Cas-
tillo Peraza.
Pese a que heredó al PAN de Nava una
deuda de 400 millones de pesos, a pagar
hasta el 2013, cuyos intereses anuales re-
presentan 9 millones de pesos, Martínez
dispone de un salario nominal de aproxi-
madamente 100 mil pesos mensuales,

1740 / 7 de marzo de 2010 11
POLÍ TI CA
PAN-PRI.indd 11 3/6/10 2:16 AM
equivalente al de un secretario del CEN,
y tiene a su cargo presupuesto y personal.
Sin embargo, a tres meses de que Mar-
tínez asumió el cargo de director de Pala-
bra –justo la periodicidad de la revista–,
no ha comenzado a circular la que sería su
primera edición.
En cambio, la alteración del padrón de
militantes del PAN para, según sostiene Es-
pino, “inventarle” antigüedad como mili-
tante activo a Gómez Mont, tiene implica-
ciones estatutarias y eventualmente legales.
De hecho, en un episodio semejante en
el que también Martínez intervino cuando
fue representante del PAN ante el IFE en
2000, un militante del PAN fue encarcela-
do, durante un año, por alteración del pa-
drón de ese partido en Quintana Roo.
Ese militante es Alejandro Arellano
Sánchez, actualmente miembro de la Co-
misión Nacional de Elecciones, que presi-
de José Espina, y quien fue sentenciado a
purgar una pena de un año de cárcel por la
alteración del padrón del PAN.
Así, de confirmarse que se alteró el
RNM, cuya Comisión de Vigilancia es
coordinada por Matilde Saldaña Hernán-
dez, Martínez podría ser sujeto también
de las sanciones previstas en el Código
Penal, pero también de las que prevén los
Estatutos Generales, que en su artículo
13 se refiere a amonestación, suspensión
de derechos y, en el extremo, la expulsión
del partido.
La fracción VI dice: “La expulsión po-
drá solicitarse cuando las causas señaladas
en las dos fracciones anteriores sean gra-
ves o reiteradas, así como por ataques de
hecho o de palabra a los principios y pro-
gramas del Partido, fuera de sus reunio-
nes oficiales, por acciones o declaraciones
que dañen gravemente a la institución, por
la comisión de actos delictuosos, la comi-
sión de actos que afecten públicamente la
imagen del Partido, o por colaborar o afi-
liarse a otro partido político”.
Además, el Reglamento sobre la Apli-
cación de Sanciones, en el apartado “De
las infracciones y actos de indisciplina”,
establece, en el artículo 16, que se consi-
deran infracción de los miembros activos
del PAN la comisión de actos delictuosos,
fracción IX, y la comisión de actos de pú-
blica inmoralidad o deshonestidad, frac-
ción X.
El Código de Ética ordena, en la expo-
sición de motivos, para el PAN la políti-
ca es eminentemente ética, y ésta rige a la
acción política y al político tanto en su as-
pecto público como en lo personal.
“Acción Nacional sostiene que la políti-
ca tiene una dimensión ética, que contempla
la correcta selección de los medios para rea-
lizar objetivos dignos y valiosos…” ●
Miguel Dimayuga
El padrón panista. Ausencia de Fernando Gómez Mont
12 1740 / 7 de marzo de 2010
PAN-PRI.indd 12 3/6/10 2:17 AM
Jenaro Villamil
L
a revelación de un convenio se-
creto, firmado entre los dirigen-
tes del PRI y del PAN, constituye
un “ajuste de cuentas”, al estilo de
los “cárteles de la política”, entre
el actual presidente Felipe Calde-
rón y el principal precandidato presiden-
cial priista rumbo al 2012, Enrique Peña
Nieto, coincidieron varios senadores con-
sultados a raíz de que estalló el escándalo.
Los legisladores del PAN que se opu-
sieron a las presiones del gobierno federal
para aprobar el paquete fiscal en octubre
de 2009, y los coordinadores de la banca-
La revelación del acuerdo secreto entre los dirigentes
del PRI y el PAN, del que sin duda tuvo conocimiento
el presidente de la República, es una especie de ajus-
te de cuentas entre bandas rivales de la política que
puede tener consecuencias legales para Felipe Calde-
rón y Enrique Peña Nieto, quienes, en todo caso, no
tenían por qué avalar un convenio entre partidos. De
cualquier modo, el PRI y el PAN lograron su propósito
político: sangrar a los mexicanos con más impuestos.
El
“ajuste
de cuentas”
da del PRI, Manlio Fabio Beltrones, y del
PRD, Carlos Navarrete, aseguraron que el
presidente Calderón conoció el convenio,
pese a la insistencia del dirigente nacional
del PAN, César Nava, y del secretario de
Gobernación, Fernando Gómez Mont, en
el sentido de que el jefe del Ejecutivo estu-
vo al margen de ese acuerdo, considerado
“deshonesto” y “sumamente grave”.
“Es mentira que el presidente de la Re-
pública (Felipe Calderón) y jefe del señor
César Nava no estaba enterado de la exis-
tencia de un acuerdo que firmaron el pre-
sidente del Partido Acción Nacional y su
Peña Nieto y Paredes. Exhibidos

1740 / 7 de marzo de 2010 13
POLÍ TI CA
PAN-PRI.indd 13 3/6/10 2:17 AM
secretario de Gobernación. Es una inge-
nuidad que nadie en sus cinco sentidos po-
dría atender”, advirtió Beltrones.
En su comunicado de respuesta a la
acusación de Nava de que los 33 senado-
res del PRI incumplieron el acuerdo y eso
liberó al PAN para hacer alianzas electo-
rales con el PRD, Beltrones subrayó que
“ningún integrante de nuestro grupo parla-
mentario conoció, se comprometió o signó
acuerdo alguno. No podría ser de otra for-
ma: cambiar votos por pactos deshonestos
nunca lo haríamos”.
La reacción de Beltrones ha ahonda-
do las diferencias que existen entre las tres
principales corrientes del PRI que mantie-
nen una soterrada lucha por la nominación
del candidato presidencial del tricolor en
2012. Ahora, un grupo de diputados fe-
derales, encabezado por el exgobernador
mexiquense Emilio Chuayfett, promueve
una iniciativa de reforma política, avala-
da por el propio Peña Nieto, distinta a la
que propuso Beltrones en el Senado. Y a la
presidenta nacional del PRI, Beatriz Pare-
des, se le amargó el festejo del aniversario
81 del partido, además de que lo ocurrido
exhibió su alianza clara con Peña Nieto.
Más directo, el senador Ricardo Mon-
real consideró que el convenio revela “la
ingenuidad, el cinismo y la miseria mo-
ral de los firmantes”. El exgobernador de
Zacatecas calificó como “tonta” la acusa-
ción de Nava de que los senadores del PRI
no cumplieron, pues “los nuevos impues-
tos y sus incrementos fueron aprobados, y
están tan vigentes como el hecho de que a
partir del 6 de marzo hay un nuevo incre-
mento a la gasolina magna”.
Para Monreal, coordinador de la ban-
cada del PT, “asistimos a una ruptura, a un
quiebre y a un ajuste de cuentas entre la
mafia política que actualmente gobierna el
país”, similares a los que se dan “en otras
mafias y en otros tipos de cárteles”.
El coordinador de la bancada del PRD
y presidente del Senado, Carlos Navarre-
te, consideró que tanto Peña Nieto como el
secretario de Gobernación, Fernando Gó-
mez Mont, cometieron “una grave viola-
ción constitucional y una grave violación
a la ley electoral”.
“El gobierno federal ya no tiene participa-
ción en temas electorales. ¿Por qué un secre-
tario de Gobernación convoca a un gobier-
no estatal y a dos dirigentes de partidos
políticos a firmar acuerdos y estampa su
firma en documentos que ahora son pú-
blicos, para proteger a una entidad, un pro-
ceso electoral y una aspiración?”, cuestio-
nó Navarrete, en rueda de prensa, el 5 de
marzo.
Desde Toluca, el diputado local Ricar-
do Moreno, coordinador de la bancada del
PRD en el Estado de México, calificó de
“inmoral” e “ilegal” lo que se desprende
del convenio, ya que Peña Nieto “está in-
terviniendo en la vida interna de los parti-
dos” y constituye “una injerencia clara” en
la sucesión estatal de 2011.
“Creo que Peña Nieto, perverso como
es, lo que quiso fue afianzar la posibilidad
de que ganara en 2011 quien él designa-
ra como candidato y proteger su ambición
personal para 2012. Quería ganar todo.
Creo que quien salió más chamaqueado
fue el propio Peña Nieto”, afirmó Moreno
en entrevista con Proceso.
El perredista advirtió que también ci-
tarán a comparecer al secretario de Go-
bierno mexiquense, Luis Enrique Miran-
da Nava, quien estampó su firma en ese
convenio. “¿Qué anda haciendo el secre-
tario general de Gobierno firmando pac-
tos que afectan la vida interna de los parti-
dos?”, se preguntó.
Y expresó que, lejos de romper con el
PAN, el PRD en el Estado de México debe
convocar a una “amplia alianza” oposito-
ra para “desmantelar este sistema de auto-
ritarismo” que representa el actual gobier-
no del PRI.
La rebelión en el Senado
Desde la reunión que sostuvieron el 28
de octubre de 2009 un grupo de senado-
res del PAN con Felipe Calderón, para la
mayoría de los legisladores de ese partido
quedó claro que existía “un pacto” entre el
gobierno federal y el PRI para aprobar
el incremento de 1% al IVA y para que el
costo político lo asumiera la Secretaría de
Hacienda, cuyo titular, Agustín Carstens,
se reunió en dos ocasiones con ellos a fn
de convencerlos.
No fueron pocos los senadores del
PAN que encabezaron la revuelta para no
aprobar el paquete fiscal, tal como se apro-
bó en la Cámara de Diputados el 20 de oc-
tubre. De los 51 senadores de Acción Na-
cional, sólo nueve reiteraron su apoyo a la
“línea” marcada por César Nava, Gómez
Mont y el propio Calderón.
En el grupo más rebelde estuvieron
Santiago Creel, Rubén Camarillo –quien
fue el único que votó contra el incremen-
to al IVA–, Felipe González, Marko Cortés,
Fernando Elizondo, Ricardo García Cer-
vantes –quien amagó, incluso, con renun-
ciar al PAN–, Judith Díaz, Ramón Galin-
do, Adriana González, Tere Ortuño, Martha
Sosa, Ricardo Torres, Guillermo Tambo-
rrell, Andrés Galván, Alejandro Zapata Pe-
rogordo y Humberto Aguilar Coronado.
En aquella comida con Felipe Calde-
rón, los senadores descontentos le argu-
mentaron a Calderón que no tenían por
qué aprobar el incremento al IVA si la ma-
yoría de los 33 senadores del PRI se iba a
abstener.
Calderón replicó que ya existía “un
pacto” entre el PAN y el PRI para sacar
adelante el paquete fiscal, y comparó la
Ley de Ingresos con un parto. “Es dolo-
roso, fuerte y difícil, pero lo importante es
que el niño nazca bien”, les dijo.
Al salir de esa comida, García Cervan-
tes responsabilizó a los funcionarios de Ha-
cienda, en especial a los subsecretarios José
Antonio Meade y a Dionisio Pérez Jácome,
de proporcionar información contradictoria
o parcial para presionar a los panistas.
La Secretaría de Hacienda, en un úl-
timo intento por convencer a los senado-
res rebeldes, hizo circular un documento
entre la bancada de Acción Nacional ba-
jo el título Las implicaciones de la apro-
bación de la Ley de Ingresos 2010. En un
tono catastrofista, el documento en power
point advirtió que la incertidumbre gene-
rada por la oposición panista en el Sena-
do amenazaba con disparar el tipo de cam-
bio del peso frente al dólar, incrementar
el costo de la deuda mexicana y elevar el
“riesgo-país” ante los inversionistas.
La mañana del viernes 30 de octubre,
en una intensa “operación torniquete”, el
propio Calderón, Gómez Mont y los fun-
cionarios de Hacienda hicieron llamadas
para presionar a los senadores de Acción
Nacional, atrincherados en la Torre Azul
de la avenida Reforma 136. Las principales
diferencias radicaron en el tema del incre-
mento al IVA, el esquema de condonación
fiscal y el polémico artículo transitorio del
244-E de la Ley Federal de Derechos.
Finalmente, los senadores del PAN vo-
taron junto con el Partido Verde a favor del
incremento al IVA, que quedó con 53 vo-
tos a favor, 28 en contra y ocho abstencio-
nes, la mayoría del PRI. En el salón de se-
siones sólo estaban presentes 89 de 120
senadores.
Por su parte, la dirigente nacional del
PRI, durante la reunión que tuvo en ene-
ro de 2010 con 33 senadores, se refirió a
la oposición de la mayoría de ellos a apro-
bar el paquete fiscal tal como provino de la
Cámara de Diputados.
Por eso, y en virtud de que al aflorar la
discusión sobre el pacto, la mayoría de los
senadores priistas se deslindó de él, en las
filas del tricolor se prevé que, luego de que
fue revelado el contenido del “convenio
de colaboración” firmado por Beatriz Pa-
redes y César Nava, teniendo como “tes-
tigos de honor” a Fernando Gómez Mont
y a Luis Enrique Miranda Nava, las frac-
turas al interior del PRI se agudizarán. Y
el principal escenario legislativo será la
aprobación de la reforma política…
14 1740 / 7 de marzo de 2010
POLÍ TI CA
PAN-PRI.indd 14 3/6/10 2:17 AM
PAN-PRI.indd 15 3/6/10 2:17 AM
Hacia un
Rodrigo Vera
P
ara mayor gloria de Dios, el
gobierno de Felipe Calderón
está subordinándose a los in-
tereses de la jerarquía católi-
ca, al grado de que ya se con-
virtió en un gobierno de tinte
confesional y neocristero que
–por encima de la Constitución– está so-
cavando al Estado laico mexicano.
Junto con el Ejército, que actualmen-
te goza de grandes prebendas y es movili-
zado a nivel nacional, la Iglesia es la otra
institución que sirve de pilar al gobierno
federal. Sin embargo, el “peligroso bino-
mio” clero-Ejército ha desencadenado una
escalada de violaciones a los derechos hu-
manos y a las libertades individuales.
El hecho más visible de este “franquis-
mo a la mexicana”, de corte fascistoide,
es la actual embestida del régimen calde-
ronista contra la legalización del aborto y
los matrimonios entre personas del mismo
sexo, la cual es auspiciada desde el Vatica-
no por el Papa Benedicto XVI.
El investigador Édgar González Ruiz,
especialista en las relaciones de la ultrade-
recha con los gobiernos mexicanos, afirma:
“El gobierno de Calderón es una espe-
cie de franquismo a la mexicana. La com-
paración no es gratuita, pues el movimien-
to cristero de los años treinta se identificó
con el general Francisco Franco y su go-
bierno. Era el ideal que querían para Méxi-
co. Y eso es precisamente lo que hoy Cal-
derón –de raigambre cristera– está llevando
a la práctica bajo los dictados de Ratzinger
y el Vaticano.”
–En este sentido, ¿hay diferencias en-
tre el gobierno de Calderón y el de su ante-
cesor panista Vicente Fox, quien también
admiraba a los cristeros? –se le pregunta.
–Muchísimas. Fox sólo tenía desplan-
tes escenográficos con los que externaba
su catolicismo; mostraba crucifijos, el es-
tandarte con la imagen guadalupana o le
besaba públicamente la mano al Papa…
Sin embargo, su gabinete fue plural. Sólo
alguno que otro funcionario aislado, como
Carlos Abascal, tenía tendencias confesio-
nales. Incluso, Fox decepcionó a la jerar-
quía católica porque no cumplió las pro-
mesas que le hizo durante su campaña.
“Calderón, en cambio, sí es consciente
de su compromiso con el activismo cató-
lico. Tiene plena claridad de que entre sus
prioridades está el desmantelamiento del
Estado laico y la aplicación de preceptos
religiosos, aunque con éstos se anulen li-
bertades individuales. Y ya no son funcio-
narios aislados quienes tienen estas ten-
dencias; prácticamente todo el gobierno
calderonista en bloque le está dando con-
tinuidad a la lucha cristera.”
González Ruiz menciona algunas de-
pendencias oficiales que siguen esa línea,
como la Procuraduría General de la Repú-
blica, la Secretaría de Educación Pública,
la Secretaría de Gobernación o la Secreta-
ría de Salud.
Agrega que “lo más grave” es la “intro-
misión del clero” en la Secretaría de la De-
fensa Nacional (Sedena) y en la Secretaría
de Marina, sobre todo mediante las llama-
das capellanías castrenses.
“A través de esas capellanías se está
fraguando la alianza Iglesia-Ejército, al-
go nunca antes visto. Y Calderón se apoya
Ha sido, el suyo, un gobierno que a la menor pro-
vocación, y aun sin ella, atenta contra el laicismo
que da sentido al Estado mexicano. Los emba-
tes de la administración calderonista, como en su
momento los del foxismo, han sido tales que el
Congreso acaba de reformar el artículo 40 de la
Constitución para reafirmar esa orientación laica.
Pero esto no ha bastado y Felipe Calderón sigue
actuando como un “presidente cristero”.
franquismo
a la mexicana...
Octavio Gómez
16 1740 / 7 de marzo de 2010
Franquismo.indd 16 3/6/10 12:48 AM
muy especialmente en esas dos institucio-
nes, cuya intervención abierta en la vida de
nuestro país es cada vez más evidente. Son
un binomio peligroso que suele desembo-
car en dictaduras de corte fascistoide, co-
mo la de Pinochet en Chile.
“Al Ejército, por ejemplo, Calderón ya
lo tiene patrullando permanentemente en las
calles con el fin de darle mayor participación
en la vida pública, pero usa el pretexto de
que combate al narcotráfico, una lucha –por
cierto– no prioritaria en estos momentos de
crisis económica, pero a la que los medios
electrónicos le dan mucho eco.”
Totalitarismo católico
Todavía el pasado 8 de diciembre –día de
la Inmaculada Concepción–, el cardenal
Norberto Rivera Carrera, arzobispo pri-
mado de México, acompañado por el se-
cretario de Marina, almirante Mariano
Francisco Sáynez, bendijo la capilla del
Hospital General Naval de Alta Especiali-
dad. Ahí –según una nota periodística pu-
blicada por el semanario católico Desde la
Fe– el prelado “elevó sus plegarias a Dios
por los miembros de la Marina”, y convi-
vió con médicos, enfermeros y autorida-
des de las Fuerzas Armadas.
Al solemne acto litúrgico también asis-
tió el magnate Olegario Vázquez Raña,
dueño del periódico Excélsior y presiden-
te del Grupo Hospitalario Ángeles, así co-
mo Daniel Goñi Díaz, presidente nacional
de la Cruz Roja Mexicana. Fue un acerca-
miento más entre el alto clero y los mandos
de las Fuerzas Armadas.
Autor de libros como El clero en ar-
mas. Militarismo católico en América La-
tina; La última cruzada: de los cristeros
a Fox; Conservadurismo y sexualidad, y
La sexualidad prohibida, González Ruiz
enfatiza:
“Sí, Calderón comienza a instaurar un
totalitarismo católico y militarizado. Es
un presidente cristero. Él mismo en lo per-
sonal –por sus raíces familiares y su mili-
tancia en el PAN– se ha declarado pública-
mente contra el aborto y los matrimonios
entre homosexuales.”
En efecto, el 20 de marzo de 2007,
cuando en la Asamblea Legislativa del Dis-
trito Federal (ALDF) aún se debatía la des-
penalización del aborto, Calderón tomó
abiertamente partido a favor de la Iglesia:
“Yo estoy en defensa de la vida (del no na-
cido). Tengo pleno respeto por la dignidad
y la vida humana”, dijo.
Y apenas el pasado 2 de febrero recha-
zó la aprobación de los matrimonios entre
homosexuales en el Distrito Federal, por
considerarla violatoria a la Carta Magna:
“La Constitución de la República habla
explícitamente del matrimonio entre hom-
bre y mujer”, aseguró el mandatario.
En ambas ocasiones, el presidente ins-
truyó a la PGR para que, primero, inter-
pusiera un recurso de inconstitucionalidad
–ante la Suprema Corte de Justicia– con-
tra la despenalización del aborto. Y luego
otro igual contra la legalización del matri-
monio gay… Y la PGR cumplió fielmente
ambas encomiendas.
Exclama González Ruiz:
“¡No puede ser! Calderón convirtió a
la PGR en abogada de las causas de la je-
rarquía católica, en un bufete de defenso-
ría jurídica para el clero. ¡Esto es inconce-
bible en un Estado laico!”
Alejandro Saldívar / Procesofoto
Miguel Dimayuga
Calderón, Galván y Rivera. Alianza “non sancta”

1740 / 7 de marzo de 2010

17
POLÍ TI CA
Franquismo.indd 17 3/6/10 12:48 AM
El especialista menciona que, incluso,
las instancias judiciales y la Secretaría de
Gobernación siempre protegen a obispos
y sacerdotes que son demandados por in-
tervenir en asuntos electorales, o por verse
involucrados en otros ilícitos.
“En la práctica existe el fuero eclesiás-
tico. El caso más representativo es la im-
punidad que cubre al obispo Onésimo Ce-
peda, acusado constantemente de actos
delictivos. Mientras que al cardenal Nor-
berto Rivera el gobierno le puso a su ser-
vicio a un grupo de policías
federales.”
Señala que, por otro la-
do, el gobierno ya le autorizó
a la Conferencia del Episco-
pado Mexicano (CEM) ope-
rar su propia estación radiofó-
nica, Radio Guadalupana, para
realizar proselitismo católico
en todo el país, violando así la
Ley de Asociaciones Religiosas
y Culto Público, que prohíbe al
clero manejar medios de comu-
nicación masiva.
La cruzada
En octubre pasado, el sacerdo-
te Omar Sotelo, encargado de la
Pastoral de la Comunicación de
la CEM, anunció que Radio Gua-
G
UANAJUATO, GTO.- A partir de la re-
forma constitucional que establece
el derecho a la vida desde la concep-
ción y hasta la muerte natural im-
puesta aquí por el PAN en mayo de 2009,
las organizaciones feministas locales advier-
ten que las autoridades se están ensañando
con las mujeres que deciden abortar.
Guanajuato:
Criminalización de la mujer
Verónica Espinosa
dalupana ya cuenta con la aprobación de
la Comisión Federal de Telecomunicacio-
nes (Cofetel). Será la emisora “oficial” del
episcopado y punta de lanza para “crear
una cadena de radios” en las cerca de 100
diócesis del país. Además, sus contenidos
serán transmitidos por internet.
Dice González Ruiz:
“Otra muestra de esa alianza entre el
gobierno y el clero ocurrió en diciembre
pasado, cuando la Secretaría de Goberna-
ción hizo circular un mensaje de Benedic-
to XVI en sus tarjetas navideñas.”
Y muestra una tarjeta –con el escudo
nacional y el membrete de Gobernación–
en la que el pontífice aboga por los niños
migrantes:
“Deseo de corazón que se dedique la de-
bida atención a los emigrantes menores
de edad, quienes nece-
sitan un ambiente social
que permita y favorezca
su desarrollo físico, cul-
tural, espiritual y moral”.
Benedicto XVI.
La SEP –añade el in-
vestigador– es otra de-
pendencia oficial en plena
alianza con el clero. Detalla:
“En muchas parroquias
del país ya se están dando
cursos de alfabetización y
educación a los adultos. Es-
ta instrucción parroquial es
producto de un convenio en-
tre el Instituto Nacional para
la Educación de los Adultos
(INEA) y el episcopado mexi-
cano, el cual ha difundido do-
cumentos sobre estas activida-
des conjuntas que realiza con
la SEP.”
Y ponen un ejemplo: en menos de un
año, se abrieron 20 averiguaciones en las
agencias del Ministerio Público en la entidad.
En contraste, arguyen, entre 2000 y 2008
fueron 130 las averiguaciones previas por el
delito de aborto, según los datos de la Procu-
raduría de Justicia estatal.
Hoy, Guanajuato es el estado donde más
se criminaliza a las mujeres por decidir sobre su
cuerpo al interrumpir un embarazo de mane-
ra voluntaria o por accidente, como ha sucedi-
do en varios casos, sostiene Verónica Cruz Sán-
chez, directora del Centro de información en
Salud Sexual Región Centro Las Libres, A.C.
Con un trabajo de más de 17 años en la
promoción de los derechos de las mujeres
y la educación en salud sexual y reproducti-
va, Cruz Sánchez ha obtenido varios recono-
cimientos, entre ellos el que otorga Human
Rights Watch a defensores de derechos hu-
manos en el mundo. Recibió el premio de
esa organización internacional en 2006.
Entrevistada en su oficina, comenta que
la despenalización del aborto en el Distri-
to Federal –con la posterior declaratoria de
constitucionalidad de esta reforma declara-
da por la Suprema Corte de Justicia de la Na-
ción– y la emisión de la Norma 046 para ga-
rantizar los servicios públicos de salud en los
F
o
t
o
:

E
s
p
e
c
i
a
l
Sumisión al Vaticano
18 1740 / 7 de marzo de 2010
Franquismo.indd 18 3/6/10 12:48 AM
casos de aborto legal desataron la ira de los
grupos conservadores en la entidad.
La activista asegura que, aun cuando el
producto de la mujer es un bien jurídico a tu-
telar, “nosotras somos sujetas de derechos”.
Y esa es la gran discusión: ¿quién tiene más
derechos? “Este es el debate que nos hemos
tardado en discernir. Y ahora resulta que el
PRI y el PAN ya lo saben”, ironiza.
Según ella, aun cuando en el caso de
Guanajuato el PAN no requirió de los votos
de toda la fracción del PRI para las enmien-
das de 2009 –consiguió sólo dos, pues los
otros priistas abandonaron la sesión cuando
se votó la reforma–, ese partido ha respalda-
do a los panistas en otras 16 entidades que
han legislado sobre el derecho a la vida.
En el fondo, dice, se trata de una alian-
za PRI-PAN con miras a 2012, pues ese año
el PAN le entregará la presidencia al PRI, de
ahí que éste “se está legitimando con la Igle-
sia católica”; “los tres decidieron aliarse para
lograr estas reformas. Sabemos que es una
agenda del Vaticano”.
“Beatriz Paredes se ha querido lavar las
manos diciendo que (el cabildeo) se hizo con
cada legislador de cada estado donde vota-
ron, pero sabemos que en este país y en este
sistema de partidos no se hacen así las cosas.”
A estas alturas, afirma Cruz Sánchez, nin-
guna organización feminista le cree a la pre-
sidenta del PRI. Claramente dio su anuencia
en este caso que, insiste, es un retroceso en
los derechos ganados por las mujeres a lo lar-
go de la historia.
“Ya sabemos que la política se vende al
mejor postor, y en este momento el mejor
postor es la Iglesia católica, que está legiti-
mando a ese partido para que llegue al 2012
con propuestas muy conservadoras”. Y, aña-
de, quienes están pagando los costos son las
mujeres.
La embestida judicial
El Centro Las Libres ha venido documentan-
do desde el año 2000 los embates del go-
bierno estatal contra las mujeres que inte-
rrumpen su embarazo, incluso cuando han
sido violadas, pese a que esta es una condi-
ción de excepción prevista en el Código Pe-
nal del estado.
De las mujeres acusadas del delito de
aborto de 2000 a la fecha, 14 están sujetas
a un proceso penal. Y, de acuerdo con infor-
mes del Poder Judicial del estado, todas pi-
saron la cárcel, aunque fuera sólo por un día,
explica la activista.
Asimismo, nueve fueron declaradas cul-
pables y recibieron sentencia, que cumplen
fuera de prisión. Para el delito de aborto, se-
gún el Código Penal (“la muerte provocada
del producto en cualquier momento de la
preñez”, artículo 158), la pena máxima es de
tres años de prisión y hasta 30 días de multa,
con derecho a libertad condicional.
Todas son mujeres de entre los 16 y los
25 años, de escasos recursos, sin escolari-
dad o con estudios básicos. Todas acudieron
a hospitales públicos y algunas comentaron
que utilizaron pastillas para inducir el aborto.
Fueron denunciadas por los médicos que las
atendieron, dice Cruz Sánchez.
Recuerda que la Norma 096, que estuvo
vigente por lo menos cinco años en México,
obligaba a los médicos a denunciar cuan-
do tuvieran casos de presumible violencia
contra mujeres y menores de edad o abusos
sexuales. En contraste, agrega, “en la mayo-
ría de los casos no lo hicieron, mientras que
en el tema del aborto sí hay denuncias avala-
das hasta por 20 médicos en Guanajuato”.
En algunos expedientes incluso se ha-
bla de “aborto en agravio de su producto de
(ene) meses de gestación”. Eso es absurdo,
comenta, pues “ese delito ni existe en el Có-
digo Penal”.

1740 / 7 de marzo de 2010

19
POLÍ TI CA
Franquismo.indd 19 3/6/10 12:48 AM
Y para acercar a los niños y jóvenes es-
tudiantes a la fe católica –prosigue el espe-
cialista–, la Iglesia instauró las llamadas
“capellanías escolares”, que están operan-
do en muchas escuelas públicas y priva-
das del país.
“Así como la Iglesia tiene injerencia en
el Ejército mediante las capellanías milita-
res, o interviene en el sector salud con las
capellanías hospitalarias, lo hace también
en el sector educativo con las capellanías
escolares, en abierta violación al artículo
tercero constitucional, donde se estipula
que la educación debe ser laica.”
Al respecto, la arquidiócesis primada de
México cuenta con un plan bien estructura-
do para instaurar capellanías escolares en to-
dos los planteles del Distrito Federal, elabo-
rado por su Comisión de Pastoral Educativa.
El documento titulado Capellanías es-
colares aclara que este tipo de pastoral “tie-
ne como encomienda, particularmente en
el ámbito de las escuelas, la propagación de
la fe entre los docentes, los alumnos y los
padres de familia”.
En su capítulo II define los objetivos
de dichas capellanías:
“La capellanía tiene como finalidad
proporcionar formación cristiana a to-
dos los miembros de la comunidad edu-
cativa. Por ello, cada centro debe contar
con la asesoría de un capellán que, junto
con sus catequistas y misioneros, atienda
gustosamente, en un horario conocido, las
consultas de todos los que soliciten conse-
jo y orientación para el desarrollo de su vi-
da personal.”
El documento precisa que en la arqui-
diócesis de México “hay 1265 escuelas que
requieren atención, sin contar las universi-
dades. La meta es que los párrocos puedan
visitarlas una vez a la semana, para super-
visar la preparación” de los estudiantes y
“vincularlos a la parroquia”.
Y concluye: “La escuela es un lugar
privilegiado: ¡Un semillero vocacional!”.
Esta gran cruzada de evangelización
escolar la emprenden todas las diócesis y
–¿Hay médicos procesados o senten-
ciados por causar o provocar el aborto
consentido?
–No. Ninguno.
Además, prosigue, en Guanajuato siete
mujeres purgan su sentencia en la cárcel por
el delito de aborto –provocado o culposo–,
pero los ministerios públicos y los jueces las
procesaron y condenaron por homicidio. Ese
es otro absurdo.
Según ellas, esos casos son ejemplos de
los “torcidos caminos que a veces sigue la
impartición de justicia”. Y cita dos de esos
casos de mujeres que abortaron en circuns-
tancias similares, aunque las sentencias
que recibieron son diferentes. Ambas te-
nían seis meses de gestación: una fue acu-
sada de aborto y alcanzó la libertad con-
dicional; la otra aún cumple una condena,
pero por homicidio.
También figuran casos de abortos im-
prudenciales o por violación, previstos co-
mo excepción de punibilidad en el Códi-
go Penal, en los cuales las mujeres fueron
acusadas de homicidio. En uno de los ex-
pedientes el argumento es el siguiente:
“homicidio en razón de parentesco del pro-
ducto de la gestación”.
Las siete mujeres entraron a la cárcel
cuando tenían entre 16 y 19 años de edad.
La que menos sanción recibió purga una
condena de 10 años y ocho meses. A otra,
un juez le impuso 35 años.
La lucha
La mayoría de los casos, dice la activista del
Centro Las Libres a Proceso se ciñe a un pa-
trón. Las mujeres fueron denunciadas por per-
sonal de hospitales de la zona norte del esta-
do, que es la más pobre, la menos atendida y la
más marginada.
“En Dolores Hidalgo detectamos que
los ministerios públicos se comportan co-
mo si las mujeres estuvieran cometiendo
el delito más grave del mundo, cuando es-
tán optando por su propia vida”, dice Cruz
Sánchez.
Ante la andanada de reformas en los 17
estados y sus repercusiones en otros ordena-
mientos jurídicos, en Guanajuato y otras en-
tidades varias organizaciones se han mani-
festado para contrarrestar las iniciativas que,
dicen, “contradicen los derechos humanos y
los tratados internacionales en la materia”.
Antes, en mayo de 2009, el Centro de
Derechos Humanos Victoria Díez, con sede
en León, y otros grupos pidieron al Institu-
to Nacional de las Mujeres que se declarara
una alerta de género en la entidad por agra-
vio comparado, luego de las reformas al Có-
digo Penal del Distrito Federal.
Las activistas encontraron eco en el
ayuntamiento de Uriangato, municipio del
sur del estado, que ese mismo año presentó
una controversia constitucional (62/2009).
Esa petición se sumó a las de dos munici-
pios –uno de Querétaro y otro de Oaxaca–,
así como a las acciones de inconstituciona-
lidad que se presentaron la Procuraduría de
los Derechos Humanos de Baja California y
los diputados de oposición en el Congreso
de San Luis Potosí ante la Suprema Corte de
Justicia de la Nación (SCJN) por los cambios
en sus constituciones locales.
En este paquete, que de acuerdo con la
agenda de la SCJN será desahogado en el
primer semestre de este año, va también la
controversia que interpuso el gobernador
de Jalisco, Emilio González, contra la Norma
046 emitida por el consejo de la Secretaría
de Salud.
Además, cientos de mujeres en edad re-
productiva de varios estados, incluyendo el
de Guanajuato, mantienen viva la lucha ju-
rídica mediante amparos contra la reforma
por afectar sus derechos reproductivos.
Dicen que buscan protegerse contra las
arbitrariedades y los abusos que las autorida-
des cometen contra las mujeres. No sea que
ahora quieran meternos a la cárcel “por usar
el Dispositivo Intrauterino (DIU) o la pastilla
de emergencia”. ●
A
l
e
j
a
n
d
r
o

S
a
l
d
í
v
a
r

/

P
r
o
c
e
s
o
f
o
t
o
González Ruiz. La Iglesia católica y el Ejército, injerencistas
20 1740 / 7 de marzo de 2010
POLÍ TI CA
Franquismo.indd 20 3/6/10 12:48 AM
arquidiócesis del país, por medio de sus
miles de parroquias y con la bendición de
la SEP.
Indica González Ruiz que, además, “la
SEP da preferencia a los libros de texto pro-
ducidos por los grupos relacionados con la
Iglesia, mientras que rechaza aquellos cu-
yos contenidos molestan al clero, como ya
sucedió en agosto de 2008, cuando prohi-
bió libros de texto editados por el gobierno
del Distrito Federal, sólo porque abordaban
el tema de la sexualidad desde una perspec-
tiva científica”.
Gobierno confesional
La Iglesia cuenta con amplios espacios que
abarcan a la Secretaría de Salud, cuyo coor-
dinador general de Asuntos Jurídicos y De-
rechos Humanos es el abogado Bernardo
Fernández del Castillo, “un personaje liga-
do a los grupos de extrema derecha”. Su bu-
fete –Fernández del Castillo y Asociados–,
representante legal de la arquidiócesis de
México, fue el que defendió al cardenal Nor-
berto Rivera de las acusaciones en su con-
tra –en la Corte de Los Ángeles– por supues-
tamente proteger al cura pederasta Nicolás
Aguilar.
Resume el investigador:
“Por encima de la ley, la injerencia del
clero se está dando en todas las esferas de
gobierno, avanza por todos los flancos.
Estamos viviendo bajo un gobierno confe-
sional que se percibe en la vida cotidiana.”
–Sin embargo, acaba de reformarse el ar-
tículo 40 constitucional, para establecer con
claridad que México es un Estado laico.
–Sí, esa fue una reacción del Congre-
so ante el apabullante avance de la Iglesia.
En teoría, la reforma a la Constitución de-
bería ser un freno… Pero Calderón no res-
peta las leyes sobre la laicidad, y aquí lo
que importa son los hechos; las violacio-
nes a los derechos humanos por parte de
la milicia, o las mujeres que están siendo
encarceladas –con penas hasta de 30 años
de prisión– sólo por haber abortado y con-
travenir las leyes eclesiásticas. Con esas
leyes, la Iglesia lleva un cogobierno con
Calderón.
Señala el investigador que “la agenda
del clero es la del PAN, porque éste siem-
pre ha sido el partido de la jerarquía cató-
lica, sólo que hoy ya no lo puede negar”.
Lamenta que el PRI se haya sumado a la
penalización del aborto en 18 estados. Y
más recientemente –dice– hasta el PRD y
la izquierda están cayendo en el juego de
la Iglesia, mediante sus alianzas políticas
con los panistas sólo por ganar algunas gu-
bernaturas. “El clero se aprovecha de los
políticos traidores y mezquinos de los par-
tidos de oposición”, apunta.
Un ejemplo: el senador perredista Pa-
blo Gómez propuso el pasado 25 de febre-
ro reformar la Constitución para otorgar el
derecho de asociación política y proseli-
tismo a los sacerdotes.
Por su parte, el historiador Lorenzo
Meyer, de El Colegio de México, coincide
en que actualmente hay una “ofensiva neo-
cristera contra el Estado laico”. Mientas
que las “derechas mexicanas” –agrega en
un artículo publicado el pasado jueves 11,
en el diario Reforma– le están dando cabi-
da a “una izquierda burocrática e inofensi-
va” que quiere “un nicho en la estructura
formal del poder”.
Añade que con la restauración de la Re-
pública, en 1867, se suponía que el triunfo
del Estado laico “era un asunto resuelto”.
Pero no fue así. La laicidad perdió terreno
durante el porfiriato. Vino después la Re-
volución y la Constitución de 1917, con la
que nuevamente se supuso el triunfo del Es-
tado laico. Pero la guerra cristera demostró
que la derecha seguía dispuesta a desafiar
hasta con “las armas” a la estructura polí-
tica mexicana.
Ahora, alerta Meyer, el gobierno de
Calderón y una “parte oportunista del PRI,
que es siempre la mayoría en ese partido”,
intentan “movilizar” a la sociedad hacia
una “ofensiva final” que derrumbe al Es-
tado laico.

1740 / 7 de marzo de 2010

21
Franquismo.indd 21 3/6/10 12:48 AM
22 1740 / 7 de marzo de 2010 22 1740 / 7 de marzo de 2010
E
l 2 de diciembre de 2000, un día
después de que el Partido Ac-
ción Nacional asumió el poder
en el gobierno federal, la empre-
sa de Gerardo Lozano Alarcón,
hermano del actual secretario
de Trabajo y Previsión Social,
Javier Lozano Alarcón, empezó a trabajar
para Petróleos Mexicanos (Pemex) por un
periodo de cuatro años. Luego, el segundo
gobierno panista convino nuevos servicios
y le adjudicó de manera directa otros con-
tratos, por lo menos en 2007 y 2008.
A los dos meses de haber reiniciado su
relación comercial con la administración
de Felipe Calderón a través de Petróleos
Mexicanos, en junio de 2007, la empresa
de Lozano Alarcón negoció con una com-
pañía establecida en Islas Caimán para
disputarle a la paraestatal su derecho de
comercializar la marca “Pemex” en Esta-
dos Unidos. Y se la ganó.
El propio vocero de Intermix, la em-
presa que le arrebató a Pemex el uso de
marca, sospecha que el hermano del se-
cretario del Trabajo pudo haber traficado
con información para lograr el registro de
la marca “Pemex”.
Durante ese periodo, el despacho de
Jesusa Cervantes
El presidente Felipe Calderón y su gabinete, incluido
Petróleos Mexicanos, tuvieron conocimiento de un
proceso para registrar la marca “Pemex” en Estados
Unidos y Canadá, pero no hicieron nada para impedirlo.
Aun más, Gerardo Lozano, hermano del secretario del
Trabajo, trabajaba para la paraestatal y al mismo tiem-
po para Intermix –la empresa de Islas Caimán que se
adueñó del trademark–, a la que habría beneficiado con
información confidencial del gobierno mexicano.
de influencias
El hermano de Lozano,
traficante
Gerardo Lozano Alarcón trabajaba para
Pemex y para Intermix, con la que entabló
juicio contra la paraestatal.
Intermix es una empresa privada en-
vuelta en la opacidad: se desconoce quié-
nes son los propietarios y qué negocios
hace, toda vez que está constituida en uno
de los paraísos fiscales del Caribe más re-
curridos por quienes pretenden no rendir
cuentas en forma transparente.
Socios ocultos
Gerardo Lozano Alarcón y Eduardo Ga-
llástegui Armella formaron el despacho
Gallástegui y Lozano, A.C., en 1985, con
el objeto de prestar “servicios profesiona-
les que requieran un título de licenciado
en derecho, pero sin limitarse a ello”.
En 1989, el despacho se asoció con el
bufete estadunidense Holland & Knight
(H&K) y se constituyeron como una nueva
empresa: Holland & Knight-Gallástegui y
Lozano, S.C., que ha firmado contratos
con las oficinas corporativas de Pemex y
con una de sus filiales: PMI Comercio In-
ternacional, S.A. de C.V., encargada de las
importaciones y exportaciones de crudo y
derivados de Pemex, o lo que es lo mismo,
es el brazo comercial de la paraestatal ante
el resto del mundo.
El 15 de septiembre de 2009, Intermix,
S.A., Corporation Cayman Islands ganó
a Petróleos Mexicanos el derecho a co-
mercializar la marca “Pemex” en Estados
Unidos.
Intermix inició el proceso de registro de
la marca “Pemex” el 14 de agosto de 2007.
Apenas dos meses antes, el 6 de junio, Ho-
lland & Knight-Gallástegui y Lozano, S.C.,
había recibido el contrato CIM-DA-078/07
de PMI, por adjudicación directa, con el
objeto de prestar “servicios profesionales
de asesoría jurídica en materia laboral,
mercantil, civil y administrativa”.
Lozano y Pemex
En entrevista con la reportera Dayna Meré
del diario Reforma, Gerardo Lozano acep-
tó su vínculo con Intermix.
“Nos encontramos a través de internet
que un señor Scott Petersen, que es socio de
la oficina de Holland & Knight en Chicago,
fue quien presentó un registro de la marca
‘Pemex’ en Estados Unidos, en representa-
ción de una empresa que se llama Intermix.
“Yo no sabía absolutamente nada, es
decir, esto fue una solicitud que se presen-
tó por parte del despacho en Chicago sin
mi consentimiento”, aseguró el hermano
del secretario del Trabajo.
Sin embargo, el socio de Gerardo Lo-
zano Alarcón en México, Eduardo Ga-
Corrupción 1740.indd 22 3/6/10 2:18 AM

1740 / 7 de marzo de 2010 23

1740 / 7 de marzo de 2010 23
llástegui, estaba al tanto de todo, como lo
demuestra un par de correos electrónicos
entre el citado Petersen Scott y el herma-
no de Eduardo, Benjamín Gallástegui, del
que Proceso tiene copias.
En el primero, enviado por Benja-
mín a Scott el 11 de diciembre de 2009,
se lee: “Es extremadamente urgente que
hables con Eduardo Gallástegui en rela-
ción con el registro de la marca ‘Pemex’
a nombre de la compañía llamada Inter-
mix (Jim Rosen). Desde que esto empezó
estamos teniendo enormes problemas de
nuestra firma con el gobierno de Méxi-
co”. El mensaje incluye los números te-
lefónicos de la oficina y del celular de
Eduardo Gallástegui.
En su respuesta, Scott le aclara a Ben-
jamín Gallástegui que Pemex presentó
el 29 de marzo de 2004, ante la oficina
de registros de Estados Unidos, su “in-
tento de usar” la marca, y le subraya:
“Es interesante, el abogado de Petróleos
Mexicanos presentó una declaración para
abandonar esa solicitud (no sé por qué).
Desde entonces (2005), Petróleos Mexi-
canos ha mantenido silencio relativo a
esa marca”.
Después le relata el proceso que si-
guió Intermix para obtener la marca, y le
aclara que ya la han ganado. Según Scott,
cuando H&K inició el proceso para Inter-
mix se verificó que no hubiera conflicto
de interés: “Como te dije, desde que este
cliente empezó a interesarse en la mar-
ca, hemos conducido una búsqueda para
estar seguros de que no había conflicto.
Hasta ahora ‘Pemex’, ‘Petróleos Mexica-
nos’ o ‘PMI’ no son clientes de Holland
& Knight (basado en mi búsqueda). Salu-
dos, Scott”.
Por lo visto, Scott buscó mal. Según
la “lista de proveedores” de la Dirección
Corporativa de Administración de Pemex,
Holland & Knight-Gallástegui y Lozano,
S.C., se adjudicó un contrato por 2 millo-
nes 290 mil 800 pesos, vigente del 2 de
diciembre de 2000 al 2 de diciembre de
2004.
También de manera directa, PMI le
adjudicó a ese despacho el contrato CIM-
DA-078/07, por un monto de 200 mil pe-
sos, por el periodo del 6 de junio al 21 de
diciembre de 2007.
Al año siguiente, la misma PMI le
otorgó el contrato CIM-DA-112/08 por
otros 200 mil pesos, con vigencia del 14
de octubre al 31 de diciembre de 2008.
Las omisiones
En una comparecencia en el Senado de la
República, en diciembre pasado, el direc-
tor de Pemex, Juan José Suárez Coppel,
CORRUPCI ÓN
aseguró que desde 2006 “al menos trata-
mos de registrar nuestras marcas” en todos
los países en los que opera la paraestatal,
“y lo que estamos haciendo son todas las
acciones pertinentes para evitar el registro
de nuestra marca por un tercero en Esta-
dos Unidos para su uso comercial”.
Lo que Suárez Coppel no dijo a los
senadores es que desde hacía tres meses
Intermix ya tenía en su poder el trademark
o marca registrada de “Pemex” en Estados
Unidos, que le garantiza la exclusividad
para comercializar productos bajo la mar-
ca “Pemex”.
Hasta hoy, según los archivos públicos
de la United Status Patent and Trademark
Office, el gobierno mexicano no ha reac-
tivado el proceso para recuperar la marca.
El director de Pemex tampoco comen-
tó que la marca ya se había perdido tam-
bién en Canadá y hasta en la República
Eslovaca.
En su comparecencia ante los sena-
dores, Suárez Coppel justificó la omisión
de la paraestatal de no registrar la marca
“Pemex” en Estados Unidos “porque nos
lo impide la legislación” de ese país, que
obliga a declarar una “intención de uso de
la marca” para poder registrarla.
“No tenemos una intención de uso
porque no tenemos ningún plan de hacer
franquicias Pemex en Estados Unidos; no
está en nuestro plan de negocios y no ve-
mos una lógica comercial inmediata (…)
Si no registramos la marca es porque nos
lo impide la legislación ahí”, explicó a los
legisladores.
El alegato del director de Pemex no es
del todo cierto, de acuerdo con el aboga-
do Rafael Jiménez Camacho, integrante
del despacho Jiménez & Asociados, es-
pecializado en el registro de marcas: el
gobierno mexicano pudo haber iniciado
un proceso de “registro de protección” a
pesar de no contar con la intención de uti-
lizarla comercialmente.
En cualquier caso, el gobierno mexi-
cano no se puede decir “sorprendido”,
declara a Proceso Jimi Rosen, vocero de
Intermix y operador de la posible venta
de franquicias Pemex a varias compañías
internacionales, a través de Group Rosen
Investmen Advisor.
Él mismo envió varios correos elec-
trónicos a Felipe Calderón, a su gabine-
te, al gabinete ampliado y a diputados
y senadores de todos los partidos políti-
cos, avisándoles del proceso de registro
iniciado por Intermix.
Ahora el gobierno mexicano “tiene un
gran problema”, considera, porque el des-
pacho de Gerardo Lozano Alarcón trabaja
tanto para Intermix como para Pemex.
Ambos despachos, H&K y Group Ro-
sen, fueron contratados por Intermix; el pri-
mero para el proceso de registro; el segundo,
para buscar clientes a los cuales venderles
Lozano y Gallástegui. Conflicto de intereses
Corrupción 1740.indd 23 3/6/10 2:18 AM
24 1740 / 7 de marzo de 2010 24 1740 / 7 de marzo de 2010
E
n septiembre de 2010, la Comisión
Federal de Electricidad (CFE) habrá
pagado 301 millones de dólares –de
un total de 319.3 millones de dóla-
res– a la empresa sueca ABB como parte
del contrato 978011, firmado en 1997 pa-
ra la construcción de la planta termoeléc-
trica Monterrey II, ubicada en el municipio
de Pesquería, y que aún no opera al ciento
por ciento de su capacidad.
El exdiputado Cuauhtémoc Velasco
Oliva, presidente de la asociación civil
Energía y Rendición de Cuentas, asegura
que la manera en que se adjudicó ese
contrato multimillonario es un ejemplo del
“robo en pandilla” que se realiza en la CFE
desde que Alfredo Elías Ayub está al frente
de esta “empresa de clase mundial”.
En su libro El sector eléctrico en México.
Costos, tarifas y opacidad, Velasco Oliva
consigna que entre 2002 y 2008 la comi-
sión firmó por lo menos ocho contratos
con la empresa sueca, cuyos números
son los siguientes: PIF-004/2002, PIF-
002/2002, PIF-027/2004, PIF-028/2004,
PIF-007/2004, PIF-022/2006, PIF-
019/2006, PIF-011/2008.
Refiere que el 17 de octubre de 1997,
Monterrey Power –filial de ABB–, la CFE y
Nacional Financiera (Nafin) firmaron un
contrato de fideicomiso (número 978011)
para la construcción de la planta termo-
eléctrica Monterrey II. El costo de la obra
sería de 319.3 millones de dólares pagade-
ros a 15 años. Durante ese plazo la empre-
sa operaría la planta; después transferiría la
propiedad a la paraestatal.
Los trabajos respectivos, refiere Velasco
Oliva, se iniciaron el 24 de abril de 1998
y en las condiciones contractuales se esta-
bleció que para el 15 de junio de 2000 la
planta debería funcionar a plena capacidad.
Pero el plazo se venció sin que ABB conclu-
yera la planta; aun así, la puso a funcionar
de manera parcial, como consta en el certi-
ficado de aceptación provisional de la obra,
expedido el 19 de septiembre de 2000 por
el jefe del proyecto, Andrés Martínez López.
En ese documento se indica que la obra
concluyó el 16 de septiembre de 2000; es
Rosalía Vergara
en la CFE
franquicias para el comercio de productos
marca “Pemex” en Estados Unidos.
“Cuando Rosen contrató a H&K, mis
abogados checaron que no tuviera como
cliente al gobierno; me representaron a
mí e Intermix. Gerardo Lozano Alarcón
nunca puso en su récord que representó a
Petróleos Mexicanos y pienso que ese es
el problema. Tienen un gran problema y
por eso el presidente (Calderón) no habla
del tema, todos están callados. Esto no fue
una sorpresa”, sostiene Jimi Rosen.
El vocero de Intermix se pregunta por
qué Gerardo Lozano, “siendo el principal
directivo”, nunca declaró que Pemex era
su cliente. “Yo pienso (que es) porque su
hermano (Javier Lozano) le está dando in-
formación, pero es sólo una suposición”.
Lo cierto es que un mes después de que
el despacho del hermano del secretario del
Trabajo fuera recontratado en 2007 para
brindar servicios a Pemex, se puso a las
órdenes de Intermix para pelearle a la pa-
raestatal el derecho a comercializar en Es-
tados Unidos desde barriles de crudo hasta
un litro de lubricante... marca “Pemex”.
Competidor silencioso
El abogado Rafael Giménez Camacho,
propietario de una de las firmas más reco-
nocidas en el registro de propiedad indus-
trial e intelectual en el país, no encuentra
motivos para que el gobierno mexicano
abandonara el proceso de registro de la
marca “Pemex” en Estados Unidos.
En entrevista, subraya que no sólo era
cuestión de un negocio “sumamente ren-
table”: el área jurídica de Petróleos Mexi-
canos está obligada a registrar la marca
en todo el mundo “para evitar que alguien
más pueda hacer uso de mi prestigio y de
mi calidad en el mercado”, asegura.
A cinco meses de haberse perdido la
marca, Giménez se pregunta por qué el
gobierno mexicano no ha realizado trámi-
te alguno para recuperarla: “Cayó en omi-
sión… y es su responsabilidad, por ser una
empresa del Estado”.
Más grave aún es que Intermix, la
empresa que ahora tiene en su poder la
marca y pretende vender franquicias (se
dice que por un millón de dólares), está
constituida en un paraíso fiscal en Islas
Caimán.
–¿Puede ser lavado de dinero?
–No necesariamente. Lo que sabe-
mos es que seguramente constituyeron la
empresa en Islas Caimán para que nadie
supiera quiénes son las cabezas que están
detrás y cuál es su verdadera intención.
Proceso contactó al vocero de Inter-
mix, Jimi Rosen, para saber quién despla-
zó a Pemex del mercado estadunidense.
Contratado para vender franquicias de
la marca en Estados Unidos y Canadá a
compañías petroleras, Rosen dice que la
empresa tiene una antigüedad de cuando
menos 10 años, pero desconoce por qué se
constituyó en un paraíso fiscal.
Cuestionado sobre la identidad de los
propietarios de Intermix, Rosen se discul-
pa por no poder revelar los nombres.
“Intermix es una compañía muy callada,
no tiene página web. Son buena gente, no son
narcotraficantes y no está inmiscuido ningún
funcionario o exfuncionario del gobierno
mexicano. Es una compañía privada y creo
que muy pronto va a poner gasolineras, pero
CORRUPCI ÓN
decir, tres meses después de lo estipulado en el
contrato. También se consigna que la CFE acep-
ta la entrega provisional de la planta porque se
encuentra en condiciones de operación, pero le
advierte a Monterrey Power que debe concluir
los trabajos “a la brevedad posible”.
El certificado se expidió, explica Velasco
Oliva, a pesar de que la planta sólo podía
generar 40% de los 450 megawatts progra-
mados. La planta siguió operando y fue un
año después, el 18 de septiembre de 2001,
cuando el coordinador de Proyectos Termo-
eléctricos, Juan Manuel Rodríguez Álvarez, le
hizo notar al subdirector de Finanzas de CFE,
Enrique Román Enríquez, que la planta ma-
nejada por ABB no estaba cumpliendo con
las expectativas de operatividad.
Debido al incumplimiento en el plazo
de entrega de la planta, así como por su
baja productividad, la CFE (oficio 742.040)
sancionó –a toro muy pasado– a Monterrey
Power con 34 millones 341 mil 736 dólares.
El documento emitido por la paraestatal
dice: “Se ha solicitado a la empresa Monte-
rrey Power S.A. de C.V., a través de Alstom
Power Proyectos S.A. de C.V., que debido a
que no se han ejecutado todos los pendien-
tes derivados de la aceptación provisional
por concepto de trabajos no ejecutados, de-
be ser repuesto a la carta de crédito vigente
(para) que se ejerza penalización”. También
menciona que, de acuerdo con los registros
con los que cuenta la Coordinación de Pro-
yectos Termoeléctricos, el valor de la obra
está por debajo del monto del contrato.
En este punto es evidente el contubernio
entre funcionarios de la comisión y la trasna-
Corrupción 1740.indd 24 3/6/10 2:18 AM

1740 / 7 de marzo de 2010 25

1740 / 7 de marzo de 2010 25
cional, comenta Velasco Oliva: “Aunque la
CFE se da cuenta de los retrasos de la obra,
no le rescinde el contrato a ABB, sino que
negocia con la empresa. El total de la multa
fue por 61 millones de dólares y el retraso
por 34 millones de dólares lo pagó la CFE
por un contrato a precio alzado”.
El exlegislador plantea que pese a las
pruebas de corrupción en la adjudicación
de contratos a ABB, hasta ahora no se ha
fincado responsabilidad a ningún funciona-
rio de la CFE, y por el contrario este orga-
nismo le ha seguido otorgando obras.
La trasnacional
Monterrey Power es un consorcio creado
por las filiales Isho Iwa, como contratista, y
por ABB, que provee el equipo de genera-
ción de energía. Para la construcción de la
planta Monterrey II transfirieron acciones a
Alstom Internacional, razón social de ABB.
Velasco Oliva asegura que entre 1997 y
2000, cuando fue diputado federal en la LVII
Legislatura, presentó 19 denuncias ante el
pleno por la corrupción imperante en la CFE.
“La actitud de Elías Ayub –añade– fue
solapar, nunca investigar. Y lo mismo pasó
en la anterior legislatura, cuando acudí con
él para presentarle evidencias de otro acto de
corrupción que ignoró. Lo que me permite
afirmar que a Elías Ayub no le interesa com-
batir sino proteger la corrupción en CFE.”
También critica el alarde con que el
director de la CFE presume de que bajo su
gestión la paraestatal ha ido más allá de
lo que establece la normatividad, con la
figura de testigos sociales al implementar
las licitaciones de obras y adquisiciones, al
publicar prebases de licitación, sistemas de
adquisiciones por internet y subastas. “Co-
mo si con esas acciones se transparentara la
comisión y ya no hubiera manipulaciones o
ilegalidades que den origen a corruptelas y
beneficios ilícitos”, plantea.
Pone ejemplos: Se adjudican contratos
que merecen la descalificación, y si hay
inconformidades se busca complacer con
otro contrato al querellante. Está el caso del
contrato 968001 entre la CFE y Techint de
Italia para la construcción de una terminal
de recibo y manejo de carbón para la ter-
moeléctrica Petacalco.
El quebranto a la CFE es por 80 millo-
nes de dólares, y a la fecha la planta opera
a 16% de su capacidad instalada, sostiene
Velasco Oliva.
Menciona que, el 8 de noviembre de
2000, el Comité Central de Adquisiciones
y Arrendamientos y Servicios de la CFE se
reunió para dictaminar el proceso de excep-
ción de la licitación CPT-004/00 y realizar la
adjudicación directa al consorcio Siemens-
Westinghouse, a fin de adquirir turbogene-
radores con capacidad de 150 megawatts.
Asegura que en esta operación el quebranto
para la CFE fue de 130 millones de dólares.
Y no sólo eso. Velasco Oliva comenta
que el 6 de junio de 2000 Repsol hizo una
transacción ilegal que perjudicó a Perú,
país al que le compra gas barato para ven-
derlo en México a precios exorbitantes.
Detalla que en el contrato 9100005181 se
refieren los pormenores de esta operación,
no va a dar la imagen de que tiene las instala-
ciones de Pemex en México”, afirma.
Su propia relación con la empresa “es
muy simple”, dice Rosen: “Intermix hace
negocios, tiene muchos otros negocios, y
me contrataron para poner las franquicias.
Lo hicieron porque tengo conexiones, ten-
go amigos y estoy muy enterado, porque
soy un buscador de negocios y tengo una
larga experiencia en México”.
Jimi Rosen es un operador financiero,
amigo cercano de Roberto Madrazo Pinta-
do. Entre sus clientes cuenta a una compañía
petrolera de Arabia Saudita que pretendió
comprar crudo a Pemex durante el sexenio
de Vicente Fox. “En ese tiempo conocí a
Bernardo de la Garza (actual director co-
mercial de crudo en PMI) y a Julio Camelo
(director corporativo de administración de
Pemex el sexenio pasado). No quiero hablar
mal de Fox, pero piensa en blanco y negro:
cuando se enteró de mi cercanía con Madra-
zo, se deshizo el trato con mi cliente de Ara-
bia Saudita y se perdió mucho dinero”.
Aclara que ni él ni Intermix quieren te-
ner mala relación con el gobierno mexica-
no. “Pemex abandonó la marca en Estados
Unidos y Canadá. Los dueños de Intermix
tuvieron la visión de hacer negocio y por eso
se registró, porque es un muy buen negocio.
Por eso me hablaron a mí, y ya estoy en con-
tacto con otras compañías de otros países”.
Tan sólo para dar una idea de la im-
portancia de registrar Pemex como marca,
Jimi Rosen revela que el plan de negocios
de Intermix para “Pemex marca” consta
de 173 páginas.
Rosen dice que él ha estado disponible
por si el gobierno mexicano quiere hacer
negocios, “pero esa no es la intención de
Intermix”.
Insiste en que ni el gobierno mexicano
ni el propio Felipe Calderón se pueden de-
cir engañados, pues él mismo les detalló por
correo electrónico la pretensión del registro.
“El gobierno de México ya perdió la
marca; Intermix la tiene, y será por mucho
tiempo”, sostiene.
Pero el abogado Rafael Giménez Ca-
macho no piensa igual. Si el gobierno
mexicano quiere, podría recuperar la mar-
ca “Pemex” a través del Tratado de Libre
Comercio de América del Norte, que esta-
blece derechos recíprocos para las marcas
notoriamente famosas en cada uno de los
países firmantes.
“Se puede declarar que es una marca
notoriamente famosa, tienen las pruebas. El
punto es que el gobierno se decida ir a los
tribunales y solicitar la nulidad; hay todas
las posibilidades de que México gane”, dice.
Sin embargo, advierte, el tiempo apre-
mia y cada retraso para interponer la con-
troversia es tiempo que juega a favor de
quien ya tiene la marca en su poder.
Pero esta pérdida de marca no sólo
ocurrió en Estados Unidos: el gobierno
mexicano también perdió su derecho a co-
mercializar sus productos en Canadá bajo
la marca “Pemex”, luego de que Intermix
también solicitó el registro en aquel país
el 17 de agosto de 2007 y lo ganó el 4 de
marzo de 2009.
Hasta en la República Eslovaca, una
empresa realizó el trámite y desde el 10 de
diciembre de 2004 es la única que puede
vender productos marca “Pemex” en ese
país de Europa del Este. ●
que significó un quebranto por 35 millones
de dólares para el país sudamericano.
El exdiputado sostiene que en mayo de
2008 Rubén Loredo, en ese entonces sub-
gerente de la CFE en Puebla, le cobró 2.6
millones de pesos a la empresa Dobsa, con
la promesa de que le adjudicaría un con-
trato para la construcción de un centro de
operación y respaldo destinado al Centro
Nacional de Energía. No cumplió.
“Todo este manejo y estos contratos
corresponden a la gestión de Elías Ayub.
Se dan licitaciones donde todo el mundo
se beneficia, todos son empresarios. Saben
que hay pastel para todos, y formaditos se
van asignando los contratos”, puntualiza.
El 23 de noviembre de 2009 Fernando
Maya Basurto, representante en México
de ABB, aceptó haber participado en la
entrega de sobornos, así como en lavado
y transferencias de fondos a funcionarios
de la CFE. Por estos ilícitos fue detenido
en Estados Unidos junto con el empresario
Joseph O’Shea. ●
D
e
m
i
a
n

C
h
á
v
e
z
Velasco O
liva. Revelaciones
Corrupción 1740.indd 25 3/6/10 2:19 AM

Y
o estoy aquí para recoger
sus testimonios, pero sola-
mente en calidad de oidor”,
les advirtió el obispo Ricar-
do Watty a las siete perso-
nas que fueron abusadas
sexualmente por el padre
Marcial Maciel, y que ha-
bía congregado frente a él.
Las víctimas de Maciel se endurecieron
y le externaron a Watty su escepticismo so-
bre las pesquisas que realiza por órdenes del
Papa Benedicto XVI. Para dar su perdón,
advirtieron, la Legión de Cristo –la congre-
gación religiosa fundada por Maciel– nece-
sita “reestructurarse o extinguirse”, no hay
otra forma de reparar los daños.
El pasado 20 de febrero, en la parro-
quia de El Altillo, en la Ciudad de Méxi-
co, las siete víctimas de Maciel expusie-
ron durante casi cuatro horas su postura
y plantearon sus demandas ante el obispo
Watty, el visitador apostólico que les en-
vió el Vaticano para recabar sus testimo-
nios y elaborar después un informe sobre
los Legionarios de Cristo.
Para sorpresa de quienes fueron cita-
dos a declarar, en la reunión estuvo pre-
sente Carlos Briseño Arch, obispo auxiliar
de la arquidiócesis de México y, por tanto,
subalterno del arzobispo Norberto Rivera,
quien siempre ha defendido a Marcial Ma-
ciel y ha denostado a sus víctimas.
Alejandro Espinosa, uno de los agra-
IMPUNE
Rodrigo Vera
Medio siglo después de una primera investigación, el Vatica-
no entrevista a siete víctimas del pederasta Marcial Maciel. A
la reunión privada, el cardenal Norberto Rivera “envío a un
espía”, lo que desvanece aún más la esperanza de justicia, ya
reducida porque Ratzinger –como en su momento lo hizo Juan
Pablo II– encubrió al fundador de la Legión de Cristo antes
de convertirse en Papa. Las personas abusadas sexualmente en
las décadas de los cuarenta y los cincuenta demandan hoy que
la orden “debe reestructurarse o extinguirse”.
HASTA LA ETERNIDAD
A
P

p
h
o
t
o

/

P
l
i
n
i
o

L
e
p
r
i
26
1740 / 7 de marzo de 2010
Religion.indd 26 3/6/10 1:31 AM
los años 50, recuerda, cuando el Vaticano in-
vestigó por primera vez a Maciel, los Legio-
narios han permanecido impunes.
Comenta Espinosa:
“A Watty le dijimos personalmente to-
das estas verdades. Tal vez pensaba que
seríamos más moderados, pero no fue así.
Incluso le dijimos abiertamente que el Pa-
pa Juan Pablo II había protegido a Maciel,
lo mismo que Benedicto XVI. Y en Méxi-
co, su gran protector fue el cardenal Nor-
berto Rivera.”
Las víctimas de Maciel consensaron
un documento que leyeron y entregaron
al visitador apostólico para que lo lleve a
Roma. El informe de siete páginas deta-
lla cómo Joseph Ratzinger, el actual Pa-
pa, protegió a Maciel cuando fungía como
prefecto de la Congregación para la Doc-
trina de la Fe.
Señala el escrito que Ratzinger, en ma-
yo de 2001, “echó por tierra” la cláusula
1378, de absolutione complicis, del Códi-
go de Derecho Canónico, con lo que “dejó
libre de juicio a Marcial Maciel”.
La “absolución cómplice” es una fal-
ta en la que incurren los curas cuando con-
fiesan a sus colegas o a víctimas de trato
sexual, con el fin de tranquilizarles la con-
ciencia, que es lo que solía hacer Maciel.
La penalidad consiste en expulsar de la
Iglesia al infractor y reducirlo al estado lai-
co. El delito no prescribía.
Precisamente lo que hizo Ratzinger fue
darle 10 años de prescripción, con lo cual
exoneró a Maciel: las siete víctimas inicia-
ron una denuncia contra Maciel en 1998…
por delitos que cometió en su contra en los
años 40 y 50.
Agrega el documento que “la Iglesia
abiertamente encumbró a Marcial Maciel y
a su institución”, a pesar de que sabía de sus
actos de pederastia: Juan Pablo II, en una
“carta abierta” difundida en 1994, “lo pre-
sentó como ejemplar para la juventud se-
gún el modelo de Cristo”. De esta manera,
Maciel y su Legión gozaban de la “protec-
ción papal”.
En su informe, las víctimas le recuer-
dan al obispo Watty que él no es el primer
visitador que les envía el
Vaticano: ya en los años 50,
cuando eran unos jóvenes,
se realizó una investigación
que no les hizo justicia.
“Esta ‘visitación’ se cum-
ple medio siglo después de
otra ‘visita’ romana, triste-
mente frustrada por nuestro
acallamiento inducido de en-
tonces, impuesto –directa o
sutilmente– a nuestra psyche
deformada por el completo
apoderamiento institucional
de nuestras almas jóvenes.”
Las víctimas de Maciel
relatan que, a partir de en-
viados por Maciel convocadas al encuen-
tro, señala:
“Monseñor Briseño fue el espía que nos
envió el cardenal Rivera a esa reunión, en la
que supuestamente no debía haber colados.
Pero Briseño logró colarse y estuvo de mi-
rón. Yo no le vi ninguna otra función. Qui-
zá el cardenal se lo impuso a Watty, o bien,
Watty se confabuló con el cardenal.”
José Barba, otra de las víctimas ahí
presentes, no oculta su desencanto:
“No me agradó que asistiera Briseño,
el obispo auxiliar del cardenal Rivera, por-
que el cardenal siempre defendió a Ma-
ciel y a nosotros nos ha denostado durante
años. Norberto es un hombre indigno que
tergiversó y silenció la verdad.”
–¿Con la presencia de Briseño, se corre
el riesgo de que las declaraciones de uste-
des puedan tergiversarse ante el Vaticano?
–Sí, hay posibilidad de que se tergi-
versen. Al comenzar la reunión, monse-
ñor Watty nos explicó que Briseño estaba
ahí para auxiliarlo. Ignoramos si, previa-
mente, monseñor Briseño hizo un jura-
mento de guardar secreto, porque debe ha-
ber cierta discrecionalidad en la ejecución
de una visitación apostólica tan importan-
te como ésta.
Impunidad oficial
Aparte de Espinosa y Barba, las otras cin-
co víctimas que presentaron su testimonio
fueron Francisco González Parga, Saúl Ba-
rrales, Arturo Jurado, y los hermanos Fer-
nando y José Antonio Pérez Olvera.
También estuvo Marita Jacqueline La-
palm, quien perteneció al movimiento Reg-
num Christi, el brazo laico de la Legión,
donde sufrió abusos emocionales y psico-
lógicos por parte de sus superiores religio-
sos, que narró en el encuentro.
En entrevistas por separado con Proce-
so, Espinosa y Barba señalan que el obispo
Watty no llevó grabadora para recoger sus
testimonios. Se limitó únicamente a hacer
algunas anotaciones, con pluma y papel,
de lo que escuchaba.
Comenta Barba:
“Desde el principio, Wat-
ty nos aclaró que él estaba
con nosotros solamente en
calidad de oidor. Nada más.
Ese término me recordó a los
oidores que enviaba la cor-
te española a sus colonias de
América. Podemos pensar
que es una posición pasiva la
del oidor.”
Alejandro Espinosa co-
menta que acudieron a la
reunión con “mucho escepti-
cismo”, pues dudan que esa
visita apostólica concluya en
un veredicto que sancione a
la Legión de Cristo. Desde
B
e
n
j
a
m
í
n

F
l
o
r
e
s
Barba. Testimonio

1740 / 7 de marzo de 2010

27
RELI GI ÓN
Religion.indd 27 3/6/10 1:31 AM
tonces, “la mayor parte de nosotros ha teni-
do dolorosas experiencias imborrables, cu-
yo sólo recuerdo recurrente constituye, de
por vida, una forma de daño continuado…
Y durante los últimos 12 años, los abusos
contra nosotros por parte de los dirigentes
de la Legión de Cristo, casi siempre taima-
dos, han sido muchos e imperdonables”.
Mencionan además el ninguneo papal
a sus demandas de justicia:
“Su santidad Juan Pablo II no respondió
nunca, ni por ‘interposita persona’, a la car-
ta abierta que le dirigimos el 8 de diciembre
de 1997, cuando en ese mismo año, a pesar
de todas las gravísimas acusaciones en su
contra, Marcial Maciel había sido nombra-
do por el Vaticano miembro directivo del
Sínodo Latinoamericano para la Familia.”
Tampoco prosperó la
demanda canónica que in-
terpusieron contra Maciel,
en 1998, cuando se aceptó
la “personalidad jurídica”
del grupo, pero la Congre-
gación para la Doctrina de
la Fe –a cargo en ese tiem-
po de Ratzinger– ni siquie-
ra les dio “recibo alguno de
las libras de documentación
que le presentamos”.
Así, señalan que sus
derechos siempre fueron
“conscientemente concul-
cados por los dirigentes de
la Legión de Cristo en con-
nivencia con autoridades eclesiásticas…
concretamente por el cardenal Norberto
Rivera Carrera y por el mundano obispo de
Ecatepec, Onésimo Cepeda”.
Las demandas
En el documento, le piden a Watty que
“transmita a la santa sede nuestra exi-
gencia”: que el Vaticano –“por escrito
y conforme a la verdad”– les responda a
sus demandas y públicamente reconoz-
ca “nuestra inocencia” y “nuestra hono-
rabilidad”. Además, que “obligue” a la
Legión de Cristo a pedirles “disculpas”,
“mencionando claramente nuestros nom-
bres y apellidos”; que “obligue a decir la
verdad a los culpables de los muchos da-
ños causados contra noso-
tros”, y que “favorezca la
formación de un equipo de
expertos para evaluar debi-
damente dichos daños, oca-
sionados por la institución
de la Legión de Cristo a lo
largo del tiempo”.
Otra exigencia es “que
nunca más la Iglesia inter-
fiera con nuestros derechos,
ni civiles ni canónicos, y que
por ello no vuelva a conmi-
narnos bajo ningún modo al
silencio, limitando nuestra
libertad de expresión”.
A la comisión vaticana
T
res jóvenes que aseguran ser hijos del
sacerdote Marcial Maciel –Omar, Raúl
y Christian González Lara– revelaron la
doble vida, la manipulación y los abu-
sos sexuales que contra ellos cometió
el fundador de los Legionarios de Cristo, en
una entrevista realizada el miércoles 3 en el
programa radiofónico Noticias MVS que con-
duce Carmen Aristegui.
Junto con su madre, Blanca Estela Lara
Gutiérrez, los jóvenes reclaman la herencia
que, afirman, su padre les prometió verbal-
mente y está en un fideicomiso cuyo parade-
ro se desconoce.
La Legión de Cristo, por su parte, respon-
dió al día siguiente, mediante un comunica-
do, señalando que estos jóvenes decidieron
hacer sus revelaciones luego de que la con-
gregación religiosa no aceptó pagarles los 26
millones de dólares que pedían a cambio de
su silencio.
En la entrevista radiofónica, Omar y Raúl
DEL ABUSO AL “CHANTAJE”
Rodrigo Vera
afirmaron que Maciel abusó sexualmente de
ellos. Dijo Raúl:
“Mi primer abuso sucedió en Colombia,
cuando yo tenía siete años de edad. Yo esta-
ba acostado con él, como cualquier hijo con
su padre a esa edad. Me baja el calzoncillo y
me intenta violar. Por instinto humano reac-
ciono y me muevo.”
De Omar abusó por primera vez en un ho-
tel de Madrid. Con el tiempo, Maciel logró que
los niños se acostumbraran a masturbarlo.
La señora Blanca Estela comentó que co-
noció a Maciel cuando ella tenía 19 años de
edad y él 56. Para entonces ya tenía a Omar,
producto de una relación anterior pero que
Maciel adoptó como suyo. Después, la pare-
ja procreó a Raúl y Christian.
Maciel –dijo– le ocultó su verdadera
identidad: dijo llamarse José Rivas y ser de-
investigadora, de la que forma parte Watty,
le preguntan:
“¿Se ha investigado la doble constitu-
ción de la Legión de Cristo y su sólo gra-
dual revelación a los candidatos religiosos?
¿Se han investigado los casos de suicidio
testimoniado y de muertes ocurridas en cir-
cunstancias inexplicables? ¿Se ha inves-
tigado la doble contabilidad de sus finan-
zas? ¿El mencionado lavado de dinero?
¿Quiénes son sus apoderados? ¿Cómo es-
tán constituidas sus asociaciones civiles?”
Este documento fue el eje de las pre-
guntas y respuestas de la visitación apos-
tólica efectuada en El Altillo.
Dice Alejandro Espinosa:
“El informe condensa todas las humi-
llaciones y calumnias en contra nuestra.
Después de su lectura, nosotros tomamos
la palabra para afinar o ampliar lo expues-
to. Monseñor Watty tomaba nota y nos ha-
cía alguna que otra pregunta.”
–¿Ninguno de ustedes le expuso a
Watty su caso particular?
–No, ninguno del grupo de abusados
por Maciel, ya que la reunión se hubiera
alargado muchísimo. Fue solamente Ma-
rita Lapalm la que habló de su caso. Men-
cionó que trabajó para el Regnum Christi
en Estados Unidos y la ciudad de Monte-
rrey; habló sobre el abuso emocional que
padeció, al grado de que intentó suicidar-
se y cayó ocho días en un hospital, donde
le estuvieron lavando los intestinos y fi-
nalmente lograron salvarle la vida. El su-
D
e
m
i
a
n

C
h
á
v
e
z
Watty. El enviado
28 1740 / 7 de marzo de 2010
Religion.indd 28 3/6/10 1:31 AM
tective privado, luego agente de la CIA. “Pu-
ras mentiras. Así me llevó todo el tiempo y
yo le creí”, comentó Blanca Estela.
La familia descubrió la identidad de Ma-
ciel en 1997, al ver su nombre y fotografía
publicados en la revista Contenido, a raíz de
sus escándalos por pederastia.
Madre e hijos comentan que Maciel les
aseguró, verbalmente, que como patrimonio
les dejaba una cuantiosa herencia a través de
un fideicomiso. Pero éste no aparece. Y rela-
taron sus avatares por encontrarlo.
En respuesta, el jueves 4, la Legión de
Cristo, por medio de un comunicado que
hizo acompañar de una carta, acusó concre-
tamente al joven Raúl González Lara de pre-
tender extorsionar a la congregación con 26
millones de dólares, suma que pedía a cam-
bio de su silencio.
La carta –fechada el pasado 12 de enero–
es de Carlos Skertchly, procurador general
de la congregación en Roma, y está dirigida
a Raúl. En ella hace referencia a una reunión
que ambos sostuvieron seis días antes, el 6
de enero, cuando el joven le pidió los 26 mi-
llones de dólares.
Dice Skertchly a Raúl en la misiva:
En nuestro encuentro del pasado día 6,
en la Universidad Anáhuac del Norte, tuvimos
oportunidad de conversar por espacio de una
hora… pides que se te entregue una suma de
6 millones de dólares como cumplimiento de
lo que dices fue la voluntad de tu padre, expre-
sada oralmente a ti en una conversación. Ade-
más pides otros 20 millones de dólares como
compensación por tus sufrimientos.
El día 8 de enero por la tarde recibí tu llama-
da telefónica en la que confirmaste tu petición
afirmando ‘si ustedes me dan los 26 millones de
dólares callo la verdad’, y pediste una respuesta
para el próximo día 13, a más tardar.
En respuesta a tu petición puedo decirte
cuanto sigue… no podemos en modo alguno
ceder ante la petición de pagar dinero a cam-
bio de silencio. Si bien valoramos todo el dolor
y sufrimiento que nos has relatado, y deplora-
mos el mal que pueda seguirse del escándalo,
no acogeremos nunca peticiones de este géne-
ro, que además son ilícitas. Preferimos buscar y
afrontar la verdad por dolorosa que sea.
Aparte de esta misiva, la Legión dio a co-
nocer un mensaje escrito de Jesús Quirce, rec-
tor de la Universidad Anáhuac, donde señala
que él sostuvo “largas conversaciones” con
Raúl desde abril de 2008. En esas charlas –di-
ce– el joven le reveló que es hijo de Maciel.
“En todo momento me mostré empático
y traté de entender su realidad”, dice Quir-
ce. Y agrega que Raúl jamás le refirió “que
había sido objeto de abusos por parte de su
padre”. Incluso, dice, el joven le pidió que
guardara “absoluta reserva y discreción” so-
bre esas pláticas.
Quirce dice estar sorprendido y desilusio-
nado porque, sin haberle dicho, esas conver-
saciones fueron “grabadas por Raúl” y difun-
didas después en el noticiario de Aristegui.
El viernes 5, Raúl aceptó que, efectiva-
mente, él y su familia divulgaron sus testimo-
nios debido a que la Legión no quiso darles
los 26 millones de dólares que pedían. “Afir-
mativamente, así fue”, dijo.
La Conferencia del Episcopado Mexicano
(CEM) –a través de su vocero, el sacerdote
Manuel Corral– señaló que se trata de un ca-
so de “extorsión y chantaje burdo”. Y para el
arzobispado de México –según Hugo Valde-
mar, su respectivo vocero– los jóvenes que-
dan en “entredicho” y “pierden autoridad
moral” por haber pedido esas “cantidades
exorbitantes” de dinero. ●
TOCA LA PEDERASTIA
AL HERMANO DEL PAPA
Cynthia Rodríguez y Rodrigo Vera
R
OMA.- El escándalo por abusos sexua-
les cometidos por sacerdotes católi-
cos contra menores de edad alcanzó
a Georg Ratzinger, hermano del Papa
Benedicto XVI.
Entre 1964 y 1994, Georg Ratzinger fue
director musical de la Escuela del Coro de la
Catedral de Ratisbona, al sur de Alemania,
donde dos sacerdotes fueron condenados
por pederastia... y puede haber más casos.
Uno de esos prelados llegó a prisión en
1971, cuando Georg Ratzinger –hermano
del Papa Benedicto XVI– ocupaba ese cargo.
El caso del otro cura, un profesor de religión,
data de 1958.
Fue Gerhard Ludwig Müller, obispo de esa
ciudad germana, quien admitió esos hechos
en una carta que escribió y publicó en inter-
net el viernes 5 dirigida a los padres de los ni-
ños que sufrieron abuso por parte de los reli-
giosos. Müller prometió aclarar los hechos.
“Me enteré de los casos de abusos sexua-
les ocurridos en la década de los cincuenta,
cuando el director del convento en aquella
época, por lo que se sabe, estuvo condena-
do. Después murió. Estamos fuertemente
comprometidos para aclarar todos los ca-
sos”, dice la carta publicada en la página web
de la diócesis de Ratisbona.
Añade: “Por eso vamos a examinar toda
la información, las declaraciones y las acusa-
ciones y, con base en lo que está previsto en
el reglamento de la Conferencia Episcopal
alemana, informaremos al grupo de traba-
jo sobre los abusos sexuales de la diócesis de
Ratisbona”.
Incluso pide “a todos aquellos que su-
pieron de los abusos sexuales a menores por
parte de los sacerdotes o de otros empleados
de las instituciones religiosas, o a quien pudo
ser víctima de abusos, dirigirse a un miem-
bro de la dirección o a la responsable dioce-
sana, la señora Birgit Boehm (teléfono 0941-
26338)”.
Y, dirigiéndose a los padres de las víc-
timas, señala: “Estamos profundamente
consternados por los sufrimientos de ese
momento, pues somos conscientes de que
los niños son el bien más valioso de todos
los padres (...) Los que nos confían a noso-
tros sus hijos, deben tener la certeza de que
haremos todo lo que esté a nuestro alcance
por respetar y defender la dignidad de sus
hijos con un trabajo educativo, serio y res-
ponsable (…)”.
El mismo viernes 5 Clemens Neck, voce-
ro del obispado de Ratisbona, reconoció a la
agencia de noticias France Presse “que tenía
información sobre presuntos abusos cometi-
dos entre 1958 y 1973, en la cual queremos
que se conduzca una investigación transpa-
rente”. Y agregó que más víctimas de pede-
rastia en esa escuela se están dirigiendo a la
arquidiócesis para solicitar ayuda.
Por su lado, Georg Ratzinger, de 86 años,
afirmó ese mismo día a Radio Baviera que él
nunca tuvo conocimiento de casos de pede-
rastia durante el tiempo que fungió como di-
rector musical de esa escuela.
La diócesis de Ratisbona emprende-
rá una investigación sobre el caso, anunció
Neck, y agregó que al obispado no le cons-
ta que actualmente sigan cometiéndose
abusos en la escuela, pero consideró proba-
ble que algunos pederastas de la institución
sigan en activo.

1740 / 7 de marzo de 2010

29
RELI GI ÓN
Religion.indd 29 3/6/10 1:31 AM
“Un problema muy serio”
El Vaticano declaró el viernes 5 que toma
“muy en serio” el problema de la pederastia
sacerdotal en Alemania, que ha sumido a la
Iglesia alemana en una de sus peores crisis,
ya que hasta el momento se han detectado
300 casos de ese tipo de abuso sexual.
Ciro Benedettini, vicedirector de la sala
de prensa del Vaticano, dijo que la Curia Ro-
mana apoyará a todos los obispos alemanes
que están atendiendo los casos de pederas-
tia revelados en las últimas semanas.
Señaló que, por lo pronto, apoyarán la
petición de la arquidiócesis de Munich para
que se designe a un visitador apostólico que
investigue los casos de pederastia que se es-
tán reportando en la abadía benedictina de
Ettal, en Baviera.
A finales de enero, el semanario Der Spie-
gel provocó un escándalo con la revelación
de abusos cometidos en las décadas de los
setenta y los ochenta en el prestigioso cole-
gio jesuita Canisius, de la ciudad de Berlín.
Tras esas revelaciones, las denuncias se
multiplicaron y salieron a relucir casos que
involucran a distintas congregaciones re-
ligiosas, como los salesianos, los francis-
canos o los palotinos. Se están documen-
tando casos de pederastia en las regiones
de Fráncfort, Augusta, Hildesheim, Essen,
Bonn y Baviera.
Ni siquiera se salva Munich, donde Jo-
seph Ratzinger –el actual Papa Benedicto
XVI– fue arzobispo en los setenta. Ahí, las
autoridades civiles ya abrieron las primeras
investigaciones, mientras la arquidiócesis
del lugar prometió que habrá “tolerancia
cero” hacia sus curas pederastas.
El viernes 12, Benedicto XVI recibirá en
audiencia privada al presidente del episco-
pado alemán, Robert Zollitsch, para debatir
las medidas a tomar ante esta grave crisis en
la Iglesia de ese país.
Tres días después, el lunes 15, se podría
dar a conocer el informe de un año de in-
vestigaciones realizadas sobre las faltas del
padre Marcial Maciel, fundador de los Le-
gionarios de Cristo.
Sin embargo, apenas el jueves 4 el vo-
cero del Vaticano, Federico Lombardi, des-
cartó que pueda esperarse la publicación
en “tiempos breves” del resultado final de
la auditoría que se realiza a las instituciones
ligadas a los Legionarios de Cristo. Dijo que
la fase operativa de la visita apostólica con-
cluirá, según lo previsto, a mediados de es-
te mes, pero aclaró que, luego de esa fecha,
las autoridades de la sede apostólica debe-
rán continuar con otros pasos del proceso.
“Se requiere tiempo, se debe definir si la in-
formación es suficiente, si es necesario so-
licitar un suplemento de investigación. No
esperaría tiempos breves para la decisión
definitiva”, declaró Lombardi a la agencia
Notimex.
También en Holanda la Iglesia católica
inició investigaciones por abusos sexuales
dentro de sus instituciones. De acuerdo con
el diario Nrc Handelsblad, hay al menos 15
denuncias que implican a 10 sacerdotes del
colegio salesiano Don Rua di ‘s-Heerenberg.
Sin embargo, señala la publicación, podría
haber más casos en otros institutos.
El obispo de Róterdam y presiden-
te de la Conferencia Episcopal holandesa,
Adrianus Herman van Luyn, inició una in-
vestigación, al igual que el ministro de Justi-
cia de ese país, Hirsch Ballin, por los presun-
tos casos que ocurrieron entre 1959 y 1971.
El mismo viernes 5, los obispos de la
Conferencia Episcopal austriaca lanzaron un
llamado por la “verdad y justicia” respecto
de los abusos sexuales contra menores de
edad cometidos por religiosos católicos.
“Frecuentemente los culpables son más
protegidos que las mismas víctimas; las heri-
das causadas de los abusos sexuales son par-
ticularmente graves donde existen relacio-
nes de confianza, justo dentro de la familia y
de la Iglesia”, señalan los obispos austriacos
en un comunicado de prensa. ●
yo fue un testimonio muy valiente.
–¿Le pidieron a Watty una reestructu-
ración a fondo de la Legión de Cristo?
–Sí, por supuesto, pero esa petición
también se la hicimos por escrito, median-
te otro documento que le entregamos y
que redactó nuestro compañero Francisco
González Parga.
En esa petición de nueve páginas, tam-
bién en poder de Proceso, González Parga
le dice al obispo Watty:
“Para una operación radical de sanea-
miento de esa obra de Marcial Maciel, y
no del Espíritu Santo, no bastaría con sepa-
rar de ella a sus miembros contaminados,
aquellos de los que ya se sabe, o se pue-
de llegar a saber, que han heredado y repe-
tido de una u otra manera los ejemplos de
inmoralidad del fundador, sino que se de-
bería cortar y desarraigar el sistema esta-
blecido en cada una de las actividades de
formación y de apostolado, con todas aque-
llas normas, reglas y costumbres que lo sos-
tienen y lo constituyen.”
Con la actual visitación apostólica,
agrega el documento, “la Iglesia católi-
ca romana se está jugando su prestigio, si
es que tenía alguno en siglos pasados co-
mo ‘columna y baluarte de la verdad’”. Y
advierte que sería “desastroso para todos”
que no se lograra el “saneamiento y lim-
pieza”, así como la “restauración y rees-
tructuración” de la Legión de Cristo.
La comisión investigadora fue dada a
conocer en mayo del año pasado por la Cu-
ria Romana. Aparte de Watty, obispo de Te-
pic y miembro de la congregación de los
Misioneros del Espíritu Santo, la integran
otros cuatro prelados: Charles Joseph Cha-
put, arzobispo de Denver, Estados Unidos;
Giuseppe Versaldi, obispo de Alejandría,
Italia; Ricardo Ezzati Andrello, arzobispo
de Concepción, Chile, y Ricardo Blázquez
Pérez, obispo de Bilbao, España.
Comenta José Barba:
“Veo a esos visitadores como a un gru-
po de arquitectos que inspeccionan un edi-
ficio estructuralmente muy dañado, que
hace peligrar la vida de quienes lo habitan.
Tiene que reestructurarse drásticamente o
tiene que demolerse. Igual la Legión: de-
be someterse a la reestructuración… o a la
extinción.”
–¿Esa es la condición que ustedes po-
nen para dar su perdón?
–Mire, el perdón purifica a quien lo da,
pero más a quien lo pide. Actualmente, los
dirigentes de los Legionarios han estado pi-
diendo perdón a las víctimas de Maciel. Pe-
ro ni siquiera dan sus nombres. Piden per-
dón a una nebulosa. Esa vaguedad esconde
su falta de sinceridad y de arrepentimiento.
“De parte nuestra, no podemos perdo-
nar de manera absoluta porque somos par-
te de una sociedad agraviada. En este caso,
y por el bien social, el perdón debe venir
acompañado de la justicia.”
A
P

p
h
o
t
o

/

D
i
e
t
h
e
r

E
n
d
l
i
c
h
e
r
Benedicto XVI y Georg Ratzinger. Escándalo
30 1740 / 7 de marzo de 2010
RELI GI ÓN
Religion.indd 30 3/6/10 1:31 AM
Religion.indd 31 3/6/10 1:31 AM
32 1740 / 7 de marzo de 2010
M
ONTERREY, NL.- El
gobernador de Nuevo
León, Rodrigo Medina
de la Cruz, suele co-
mentar que si bien la
narcoguerra empezó en
Tamaulipas, puede llegar
a Monterrey… pero la bancada panista en
el Congreso local sostiene que en realidad
está aquí desde hace tiempo y no sólo en
los municipios colindantes con la entidad
vecina, sino también en la zona metropoli-
tana de esta ciudad.
Y aun cuando niega que la violencia
provoque sicosis en varios municipios
del estado, el viernes 5 el mandatario
removió a Carlos Jáuregui Hintze de la
Secretaría de Seguridad y nombró en su
lugar al exprocurador Luis Carlos Trevi-
ño Berchelmann.
NARCOTRÁFI CO
Luciano Campos Garza
Las últimas dos semanas los nuevoleoneses han vi-
vido, día tras día, los embates de la violencia. Y aun
cuando en un principio el gobernador, Rodrigo Me-
dina de la Cruz, comentó que la narcoguerra quizá
llegue a los municipios colindantes con Tamaulipas,
los diputados del PAN le dicen que en realidad llegó
desde hace tiempo. Y ante la serie de atentados en
varios municipios, el mandatario terminó por cesar,
el viernes 5, a su secretario de Seguridad Pública,
Carlos Jáuregui. Pero los panistas y la Coparmex in-
sisten: “queremos hechos…”.
Nuevo León, territorio
guerra
Jáuregui duró apenas cinco meses en
el puesto. Representantes del sector em-
presarial y legisladores de la oposición, en
particular los del PAN, se congratularon
por el relevo, pues consideraban que él
nunca tuvo el perfil para ocupar el cargo
que ostentó en la administración pública.
Ingeniero químico de profesión, Jáuregui
provenía de la iniciativa privada, donde se
desempeñó como presidente del Consejo
Cívico de las Instituciones (Ccinlac).
Al dar posesion a Treviño Berchel-
mann. Medina de la Cruz declaro: 'En
nuestro país y en Nuevo León estamos vi-
viendo momentos difíciles en materia de
seguridad pública”. Sin embargo, añadió,
“en el estado de Nuevo León estamos pre-
parados para hacerle frente a estos emba-
tes de la delincuencia”.
Poco antes de la destitución de Jáure-
gui, a quien el mandatario encomendó
ahora labores preventivas y de capaci-
tación en el rubro de gobierno social en
el Sistema Estatal de Seguridad Pública,
elementos de la Marina y del Eiercito se
enIrentaron con un grupo armado en la co-
lonia Cortiio del Rio. al sur de esta ciudad.
En la reIriega Iueron detenidos varios pre-
suntos delincuentes.
Hoy, el territorio nuevoleonés es campo
de batalla en las ciudades y en las comu-
nidades rurales; a los enfrentamientos de
fuerzas federales y militares con bandas
del crimen organizado se suman los recien-
tes ataques con granadas a los cuarteles de
policía de los municipios del área metropo-
litana, al penal de Topochico y a dependen-
cias públicas en varios municipios.
Tras una balacera el miércoles 3 en el
municipio de Ocampo, al noreste del esta-
do, en la cual murió un civil, la alcaldesa
Rosa Elvia Ramos declaró: “Aun cuando
todo aparentemente es normal, la gente no
deja de sentir sicosis”.
El jueves 4, al término de su reunión
semanal con su gabinete de seguridad,
en
Narco NL 1740.indd 32 3/6/10 1:29 AM

1740 / 7 de marzo de 2010 33
Medina de la Cruz declaró que “sí ha ha-
bido enfrentamientos entre grupos del cri-
men organizado”, pero matizó que “se han
iniciado de manera fuerte en el estado de
Tamaulipas”, aunque admitió que ese tipo
de enfrentamientos podrían llegar a Nue-
vo León, “sobre todo en aquellos munici-
pios que son frontera con Tamaulipas”.
De acuerdo con el mandatario, se tra-
ta de una batalla provocada por la divi-
sión del cártel del Golfo y Los Zetas. Y
explicó: “Vemos como varios aconteci-
mientos que anteriormente han surgido o
terminado en enfrentamientos de grupos
delincuenciales. Espero que nos equivo-
quemos, espero que esto no sea así. Es-
tamos trabajando para tratar de aminorar
y contener esto; sin embargo, tenemos
que informarle a la población que es una
posibilidad y que estamos considerando
todos los escenarios”.
De inmediato, el diputado panista
Omar Pérez, en nombre de su fracción, se
lanzó contra Medina: “El estado le ha que-
dado grande al gobernador”; “hoy, todos
los nuevoleoneses perciben el vacío de po-
der”, dijo en el Congreso local.
¿La razón? En sus cinco meses de ges-
tión, el joven gobernador priista, de 37
años, ha tenido que enfrentar una crisis
permanente de seguridad.
Al igual que en Tamaulipas, en Nue-
vo León circulan correos electrónicos con
mensajes sobre presuntos enfrentamientos
entre bandas criminales y recomendacio-
nes para que los nuevoleoneses tomen las
medidas de protección adecuadas.
Además, han aparecido narcomantas en
lugares públicos, como las del 23 de febre-
ro y la del miércoles 3, con mensajes en las
que los grupos en pugna se lanzan retos.
Violencia desbordada
El 24 de febrero último, durante la cele-
bración del Día de la Bandera, el procura-
dor Alejandro Garza y Garza anunció que
la frontera con Tamaulipas sería blindada.
Los alcaldes de China y Cerralvo incluso
expusieron que la población estaba intran-
quila porque, dijeron, cada vez era más
frecuente ver a convoyes de camionetas
circular por las calles de sus poblados.
El funcionario decidió enviar más ele-
mentos de la Agencia Estatal de Investiga-
ciones y de Seguridad Pública a esos dos
municipios, así como a los de Anáhuac,
Los Aldamas, Parás, Doctor Coss y Gene-
ral Bravo.
Asimismo, el secretario de Educación,
José Antonio González Treviño, declaró que
algunos padres de familia habían dejado de
enviar a sus hijos a la escuela debido a la si-
cosis que se había generado en las ciudades
fronterizas tamaulipecas por las balaceras.
Ese 24 de febrero la violencia se recru-
deció. Al mediodía, en el municipio Los
Ramones, a una cuadra de la presidencia
municipal, elementos del Ejército abatieron
T
o
m
á
s

B
r
a
v
o

/

R
e
u
t
e
r
s
Marinos. Vigilancia que intimida
Narco NL 1740.indd 33 3/6/10 1:29 AM
34 1740 / 7 de marzo de 2010
a tres presuntos sicarios. Por la noche, en el
municipio de China, un grupo de desconoci-
dos rafagueó la comandancia ubicada a un
lado del ayuntamiento. El saldo fue de dos
uniformados muertos y uno herido.
Al día siguiente se establecieron
retenes militares en las carreteras que
conectan Tamaulipas y Nuevo León. A
los lados fueron colocadas varias tan-
quetas. Los soldados iban armados con
lanzagranadas.
Dos días después, el 27 de febrero, po-
co después de las 10 de la noche, un co-
mando de encapuchados arrojó granadas a
los cuarteles de policía de los municipios
metropolitanos de San Nicolás, Guadalu-
pe, Escobedo, Cadereyta y Apodaca. Los
artefactos sólo estallaron en los dos últi-
mos y únicamente causaron daños a los
vehículos estacionados en la zona donde
detonaron los artefactos.
La sicosis creció, al grado de que, en
su homilía dominical del 28 de febrero,
el cardenal Francisco Robles Ortega dijo
que algunos párrocos de iglesias de los
poblados rurales le comentaron que la
gente dejó de acudir a la liturgia durante
toda esa semana.
El lunes 1 de marzo, Jáuregui Hintze,
aún secretario de Seguridad Pública, orga-
nizó una conferencia de prensa en la que
intentó tranquilizar a la ciudadanía. Horas
más tarde, por la noche, un grupo de enmas-
carados interceptó el vehículo del secretario
del Trabajo, Álvaro Ibarra. Los agresores
bajaron a su chofer cuando circulaba por la
colonia Vista Hermosa, al poniente de Mon-
terrey. Ibarra no iba en la unidad.
El martes 2, el Ejército liberó a ocho
secuestrados en Guadalupe, quienes se
encontraban en vehículos abandonados en
un corralón municipal. En ese operativo
fue detenida una persona que involucró
a varios policías locales. Poco después el
director de Seguridad Pública guadalu-
pense, Edward Guevara Martínez, presen-
tó su renuncia.
El municipio de Anáhuac, que hace
frontera con Texas y es vecino de Nuevo
Laredo, también fue escenario de un cruen-
to choque entre elementos del Ejército y
una banda criminal la tarde del miércoles
3. Según el alcalde Santos Javier Garza, los
vecinos le comentaron que al mediodía ob-
servaron un convoy de camionetas con per-
sonas armadas en la cabecera municipal.
Tras ellas llegaron soldados.
El choque ocurrió por la carretera Don
Martín, frente a la empresa Exa. Algunas
versiones señalan que en el intercambio
de fuego murieron dos militares y cuatro
presuntos sicarios; otras indican que fue-
ron 10 los fallecidos.
De manera simultánea, elementos de
la Marina realizaron varios cateos en el
centro de Monterrey. Uno, en el Barrio
Antiguo, a tres cuadras del Palacio Muni-
cipal; otro, en una casa en la calle Abaso-
lo, frente a la Secundaria 4. La presencia
de militares provocó pánico entre los estu-
diantes, quienes sólo pudieron abandonar
el plantel luego del mediodía, cuando sus
padres pasaron a recogerlos.
Posteriormente, los marinos detuvie-
ron a cuatro escoltas de Carlos Jáuregui.
El operativo fue en el cruce de Washington
y Zuazua, a una cuadra de la sede de go-
bierno. Los escoltas fueron liberados una
hora después. Asimismo, el ayuntamiento
de Guadalupe y la Preparatoria 8, que se
localiza en las inmediaciones del palacio
de gobierno, fueron desalojados tras una
llamada anónima en la que se advertía que
en cada edificio había una bomba. La aler-
ta resultó falsa.
La noche del miércoles 3, pasadas las
9:00 horas, dos granadas estallaron en el
interior del penal del Topochico, Monte-
rrey. Un grupo de encapuchados arrojó los
artefactos por encima de los muros, con
10 minutos de diferencia. Un interno iden-
tificado como Julio César Garza resultó
con heridas leves.
Y alrededor de las 11:30, en el munici-
pio de Ocampo, al norte de Monterrey, la
alcaldesa Rosa Elvia Ramos informó que
elementos del Ejército se enfrentaron y
dieron muerte a una persona que los agre-
dió. La balacera ocurrió en el entronque a
Los Herrera.
El jueves 4, los marinos catearon un
despacho jurídico en la esquina de 5 de
Mayo y Porfirio Díaz, en el centro de
Monterrey. El departamento es propie-
dad de Luis Ángel Benavides Garza, di-
rector Jurídico de la Policía Municipal
regiomontana. Por la noche explotó una
granada en las instalaciones de la Poli-
cía Municipal de Guadalupe, en la colo-
nia Adolfo Prieto, que sólo dañó varias
patrullas.
Y el viernes 5, los marinos actuaron de
nuevo en esta capital. A las seis de la maña-
na arrestaron a cuatro pistoleros, luego de
una balacera en la colonia Cortijo del Río.
Vacío de poder
El diputado Omar Pérez, del PAN, ase-
gura que en Nuevo León el gobierno es
inexistente.
“Así lo percibe la ciudadanía. Estamos
viendo (que la violencia ya llegó) y la esta-
mos viviendo. Al estado le ha faltado más
intensidad, coordinación y decisión. El go-
bierno ha sido rebasado… Si en este mo-
mento se hace una encuesta seria sobre cuál
es la opinión de la ciudadanía respecto a la
actuación de Rodrigo Medina, seguramente
va a salir bastante bajo, porque no se siente
firmeza de su parte”, sostiene el legislador.
E insiste: Parece que Medina no ve
los medios de comunicación que cada día
transmiten hechos lamentables de violen-
cia. “Lo que la gente clama ahora –dice–
es que sus impuestos se vean reflejados en
tranquilidad para salir de sus casas, andar
con su familia sin que le roben la camio-
neta con violencia.
“Al estado le falta un estadista, alguien
que actúe con firmeza. El secretario de Se-
guridad Pública debería ponerse las pilas.
El gobernador debe reflexionar y se dará
cuenta de que le ha quedado a deber a
Nuevo León.”
José Mario Garza Benavides, director
del Centro Patronal de Nuevo León (Co-
parmex), sostiene que, contrario a lo que
afirmó Carlos Jáuregui a principio de la
semana pasada, no hay coordinación en-
tre los diferentes niveles de gobierno para
combatir al crimen.
Garza Benavides, quien fue secretario
durante la administración de Fernando Ca-
nales, dice al reportero: “Los hechos son
contundentes. Hemos visto enfrentamien-
tos entre el Ejército y la policía del estado o
municipales; también entre municipales y
agentes de la procuraduría estatal. Hay he-
chos incontrovertibles. Lo que necesitamos
son verdaderas acciones, no discursos me-
diáticos ni informes disfrazados”.
El entrevistado critica al gobierno por-
que, dice, intenta cerrar los ojos para no
admitir que existe un problema de insegu-
ridad real que ha ahuyentado a 50% de los
inversionistas. Y eso, insiste, ha derivado
en un desempleo de 8%, el punto más alto
en la historia de Nuevo León.
El alcalde panista de San Pedro, Mau-
ricio Fernández, también entra al debate
de la inseguridad. Entrevistado el día ante-
rior a la renuncia de Jáuregui, afirma que
la pugna originada por el narco será pro-
longada debido a la numerosa presencia
de zetas en la entidad y de grupos que le
disputarán la plaza.
Se sabe que hay una “importante pre-
sencia de zetas en la zona metropolitana.
Esta confrontación entre organizaciones
(criminales) nos va a complicar las co-
sas durante un buen rato. Durante mucho
tiempo en la mayoría de los municipios
ha sido público que son Los Zetas los que
operan acá”.
Y remata: “Si ahorita van a entrar otras
organizaciones a disputarles la zona me-
tropolitana, vamos a tener alterado este
cuento un buen rato (…) Si es un pleito
de los cárteles mexicanos contra Los Ze-
tas, en la zona metropolitana va a haber un
problema complicado”.
Proceso solicitó, sin éxito, una entrevis-
ta ante la procuraduría estatal para conocer
la opinión de su titular, Alejandro Garza y
Garza; la misma petición se le hizo a Car-
los Jáuregui cuando aún era titular de Se-
guridad Pública. Nunca respondió. Hasta el
viernes 5, la oficina de Comunicación So-
cial del estado optó por que los funcionarios
sólo declararan a la televisión local.
NARCOTRÁFI CO
Narco NL 1740.indd 34 3/6/10 1:29 AM
Montemayor.indd 35 3/6/10 12:31 AM
Relatos de mujeres que presenciaron el ataque guerrillero al cuartel de
Madera, Chihuahua, el 23 de septiembre de 1965, y las consecuentes re-
presalias por parte del Ejército contra los habitantes de la región, son el
eje de Las mujeres del alba, el último libro de Carlos Montemayor, cola-
borador de Proceso, quien falleció el domingo 28 de febrero a raíz de un
cáncer fulminante. Esposas, madres, hijas y hermanas de los guerrilleros
encabezados por el maestro rural Arturo Gámiz y el doctor Pablo Gómez
son protagonistas de esta novela, complemento de Las armas del alba
(2003). El dolor de las mujeres por la pérdida de los combatientes y su
apoyo incondicional a ellos son algunos de los temas abordados en este
libro que el poeta, traductor, ensayista y tenor chihuahuense no alcanzó
a presentar. Con autorización de la editorial Random House Mondadori,
publicamos algunos testimonios contenidos en la obra, que empezará a
circular el segundo semestre del año.
R
o
g
e
l
i
o

C
u
é
l
l
a
r

/

A
r
c
h
i
v
o

P
r
o
c
e
s
o
(1981)
36 1740 / 7 de marzo de 2010
Montemayor.indd 36 3/6/10 12:31 AM
Carlos Montemayor
(23 de septiembre de 1965. Madera, sierra de Chihuahua)
Monserrat, la madre

S
on ellos”, pensé desde que oí el primer disparo. Sen-
tí que había despertado antes, que lo estaba esperan-
do. En la oscuridad de la habitación me di cuenta
que mis hijos se habían incorporado, que perma-
necían sentados en la cama; adivinaba sus mira-
das. Oíamos el tiroteo y explosiones, gritos. Por va-
rios momentos sentí que estaba mareada. Se acercó mi hija mayor,
Monserrat, y me tomó de las manos. La abracé y acaricié su pe-
lo; un temblor recorría su cuerpo. Mis hijos más pequeños seguían
sin moverse, en la cama. Me vestí lo más rápido posible. “Ya pa-
só lo que iba a pasar”, les dije. “Levántense, mis hijos, porque te-
nemos que salir, no nos podemos quedar aquí”. Los ayudé a ves-
tirse y luego me ocupé del más pequeño, de Trini, que apenas tenía
un año. Me asomé por la ventana; dejé que mis hijos también se
acercaran. La gente corría afuera y el tiroteo continuaba a lo lejos.
Vi la pista de aterrizaje vacía, sin movimiento, muy cerca de nues-
tra casa. Pregunté si les daba de comer algo, pero los niños no que-
rían, tenían miedo, no sabían qué pasaba. También a lo lejos sonó
el silbato del ferrocarril. Yo sabía que eran ellos. “¿Cuándo habrán
llegado?”, me preguntaba. Pero no quería pensar mucho. Salva-
dor, mi marido, me lo había advertido. Debía hacer lo que me ha-
bía dicho. Dejamos de escuchar los disparos cuando había aclara-
do la mañana. “Ahora, mis hijos, salgamos”, les dije. Yo llevaba en
brazos al más pequeño. Hacía mucho frío. Todo estaba húmedo,
porque había llovido. Cuando nos dirigíamos a la casa de mi cu-
ñada Albertina, volvimos a escuchar más disparos. La gente esta-
ba en las calles, mirando hacia los cuarteles. “Atacaron a los sol-
D
e
m
i
a
n

C
h
á
v
e
z
mujeres
del alba
Las
Solidaridad con los indígenas

1740 / 7 de marzo de 2010

37
HOMENAJ E
Montemayor.indd 37 3/6/10 12:31 AM
E
n su libro “La Violencia de Es-
tado en México”, Carlos Monte-
mayor da el tiro de gracia a Luis
Echeverría. La bala penetró en-
tre las cejas del exPresidente, un traidor.
Reseña el historiador que Richard
Nixon y Luis Echeverría se reunieron
dos veces en junio de 1972 y que el te-
ma de sus conversaciones fue el peligro
del comunismo en América Latina, re-
presentado por Fidel Castro y Salvador
Allende. La investigadora Kate Doyle
confirmó que para entonces Echeverría
ya buscaba convertirse en el líder del
Tercer Mundo y que en público defendía
a Castro y más enérgicamente a Allende.
Las grabaciones de las conversacio-
nes entre los Presidentes fueron descla-
sificadas y públicas, pero la muerte y re-
levancia excepcional de Montemayor da
al suceso una actualidad que no hay ma-
nera de pasar por alto. “La Violencia de
Estado en México” revive inevitable-
mente la tragedia latinoamericana de los
setenta y los ochentas, presente Echeve-
rría como un actor de primera línea.
Los colaboradores de Kate ocupa-
dos en dar seguimiento al asunto, escu-
charon 169 cintas para localizar cada
conversación en la que se mencionaba
a México o a Echeverría, aunque el te-
ma central fueron las reuniones que tu-
vieron ambos presidentes el 15 y 16 de
junio de 1972. Doyle refiere que Eche-
verría habló particularmente de la ame-
naza comunista en la región.
“Latinoamérica –consignan las gra-
baciones– enfrentaba un peligro inmi-
nente, le dijo Echeverría a Nixon, aco-
sada por la pobreza y el desempleo y la
propaganda de la Unión Soviética, que
dados”, exclamaban con preocupación. Yo sabía que la lucha era
en el cuartel, que ahí tenía que ser. No saludé ni me detuve con
nadie; yo iba concentrada en avanzar con mis cinco hijos. Cuan-
do llegamos a la casa de mi cuñada, no me sorprendió verla afue-
ra. La vi a los ojos y entendí lo que ocurría. “Temo que estén ahí
mis hermanos Salomón y Salvador”, me dijo. “Claro que están”,
pensé yo, pero nada respondí. “Tengo que esconderme, no tarda-
rán en buscarnos”, le dije. Nos llevaron a la troje; estaba llena de
paja, maíz, aperos. Nos trajo algo de comida y un pequeño apara-
to de radio. “Tenía que ser así”, le comenté. “Los hombres piensan
Naranjo
Harás mucha falta
que son los únicos que viven y mueren”,
respondió con miedo y con resentimien-
to. “Todos morimos”, le contesté. “Pero
unos sufren más”, repitió. “Yo creo que
sí, pero no importa ahora”, insistí. “Ellos
se van al monte o se mueren, pero tú tie-
nes que esconderte”. Tenía razón, pero
había muchas cosas que hacer; no había
tiempo para hablar. Si Salvador moría,
yo sufriría mucho; si escapaba con vida, sufriría más, él me lo ha-
bía dicho. Albertina abandonó la troje y cerró la puerta. Mis hijos
estaban desconcertados y me miraban. “Enciende el aparato de ra-
dio”, le pedí a mi hija mayor. “Enciéndelo para saber qué dicen,
para saber qué nos está pasando”.
Albertina
“Van a matar a mi hermano Salomón. ¿No oyes los disparos?”, in-
sistí, “están atacando el cuartel”. “No entiendo”, contestó mi hi-
38 1740 / 7 de marzo de 2010
Montemayor.indd 38 3/6/10 12:31 AM
El tiro de gracia a Echeverría
mostraba a la Cuba de Fidel Castro como
la respuesta a los problemas del hemisferio.
La solución, insistía, era el capital privado.
Por ello exhortaba a Nixon a que promovie-
ra las inversiones en México y en la región.
“Echeverría: dígale (dirigiéndose al
traductor) al señor presidente, que en el
discurso que voy a tener dentro de una
hora en el Congreso, ratifico mis tesis del
Tercer Mundo frente a las potencias...
“Nixon (interrumpiendo): la doctrina
Echeverría.
“Echeverría: Sí… porque si en Amé-
rica Latina yo no tomo la bandera, nos la
quita Castro Ruz. Estoy perfectamente
consciente de eso…”
* * *
Escribió Montemayor acerca de la mag-
nitud histórica de esos días:
“… queda clara su afirmación reitera-
da (de Echeverría) sobre Cuba como cen-
tro de agitación y como base soviética de
penetración en todo el continente. Sólo
México, aliado con Estados Unidos, po-
dría frenar esa ola expansiva de agitación
cubana en Latinoamérica. Echeverría po-
día aportar, además, su larga experiencia
para frenar en México la penetración per-
judicial de la isla desde el movimiento es-
tudiantil de 1968; Nixon podía confiar y
aliarse con él para detener la penetración
cubana y soviética con una idea diferen-
te de libertad y de cooperación económi-
ca entre ambos países. Así, y esto era su
gran preocupación personal, podrían qui-
tarle la ‘bandera’ a Fidel Castro.
“Richard Nixon fue muy receptivo al
planteamiento de su colega mexicano y
no dejó dudas de su oposición a Cuba y a
Chile por considerarlos como ‘enfermeda-
des’ sociales que podrían contagiar al con-
tinente entero.”
De acuerdo con la textualidad de las gra-
baciones, Nixon respondió de la siguiente
manera a la propuesta de Echeverría:
“Pero quiero decirle al presidente que
puede (…) contar conmigo para exhortar a
la comunidad de negocios estadounidense
a que invierta en Latinoamérica. Creo que
es de vital importancia para Estados Uni-
dos no permitir que la tragedia cubana in-
fecte al resto del Caribe y, eventualmente,
al resto de Latinoamérica. Y, francamente,
para serle muy sincero, creo que sería muy
perjudicial para todos nosotros que el expe-
diente chileno se esparciera por el resto del
continente. Sería un hemisferio muy enfer-
mizo si ésta fuera la tendencia del futuro.”
En la línea del pensamiento de Mon-
temayor, que a tantos enluta, me parece
claro que en esos días de junio de 1972
cobró forma o tomó impulso la decisión
de “limpiar” al continente de las enfer-
medades sociales que podrían infestar-
lo. Así, nacería la Operación Cóndor y el
3 de septiembre de 1973 moriría Allende
entre las llamas de La Moneda.
Echeverría pertenece a esa historia. ●
Julio Scherer García
N
o
v
e
d
a
d
e
s
ja. “Tienes que entender ahora, porque Salomón es de los atacan-
tes. Recé muchas semanas para que esto no ocurriera”. El tiroteo
aumentaba por el rumbo de los cuarteles y de los talleres de ferro-
carriles. Había explosiones de bombas. Me asomé por la ventana:
estaba oscuro, nada podía ver. Salí al corral y a lo lejos vi el espe-
jo quieto y negro de la laguna. Olía a humedad, a lluvia reciente;
la tierra en el corral estaba reblandecida, lodosa. Me sentía atra-
pada por la oscuridad, por el tiroteo y las voces. Quise gritar tam-
bién, correr hacia la laguna. Sentía la muerte, el presentimiento, la
delicada luz del amanecer que no lograría soportar estas cosas. Mi
hija mayor quiso tranquilizarme. “Van a matar a Salomón”, repe-
tí. “Hace frío”, dijo mi hija, “entremos a la casa”. “No quiero, no
puedo”, repetí. Presentí que iba a llorar, pero me esforcé en perma-
necer firme. “Deben estar ahí mis hijos Juan Antonio y Lupito”,
pensé, “también Salvador. Están ahí mis hermanos y mis hijos, los
Gaytán y los Escóbel”. Mi hija temblaba a mi lado; era el frío, el
miedo, no sé. Yo estaba mirando el cielo, buscando una grieta de
luz, de amanecer. Cerré los ojos un momento, rezando. Cuando los
abrí, estaba de nuevo en la casa, con una taza de café caliente en
M
a
r
c
o

A
n
t
o
n
i
o

C
r
u
z
Julio Scherer García y Carlos Montemayor en 2006
Nixon y Echeverría. Contra el comunismo

1740 / 7 de marzo de 2010

39
HOMENAJ E
Montemayor.indd 39 3/6/10 12:31 AM
por las calles. Un vecino informó que es-
taban atacando al cuartel con explosivos.
Yo sabía que eran mis hermanos y mis hi-
jos. Muchos soldados acampaban fuera de
los cuarteles, al otro lado de la laguna, y
quizás ahora avanzaban hacia la guarni-
ción y atacaban desde la ribera. Oí el sil-
bato del ferrocarril cuando el tiroteo aún
era intenso. Pensé en enviar un mensaje
a mis padres, a mi marido, que estaban
en el rancho. Alguien tenía que avisarles.
Cuando amaneció por completo cesaron
los tiros. Los soldados pasaban corriendo
en grupos por las calles, apuntando con
las armas; iban persiguiendo a alguien.
A lo lejos, bajando por la calle del cerro,
distinguí a Monserrat. Venía con sus cinco
hijos, los hijos de mi hermano Salvador. A
él y a Salomón los han buscado con mayor
tesón los soldados y los policías rurales.
Tienen miedo de ambos. Pero sobre todo
presionan a Monserrat; a mí, a mis padres.
Nos arrestan, nos interrogan, nos incomu-
nican, nos amenazan. Ahora ellos aquí es-
tán, ahora aquí los tienen cerca.
Monserrat, la hija
Oímos los disparos y mi mamá dijo: “Ya pasó lo que iba a pasar.
Levántense, mis hijos, no podemos quedarnos aquí”. Nos asoma-
mos por la ventana y vimos que la gente salía, asustada. Los sol-
dados corrían por el tiroteo hacia el bosque, hacia Las Lajas, arri-
ba de la pista de aterrizaje, por nuestra casa, por la escuela más
grande. Cuando se calmó la balacera oímos que un avión volaba
sobre nosotros. Ya habíamos salido de la casa cuando la avioneta
aterrizó en la pista. Vimos a lo lejos que varios soldados corrie-
ron hacia la avioneta y la rodearon, apuntando con las armas. No-
sotros seguimos caminando, bajando hacia el centro del pueblo,
no nos detuvimos. La gente estaba afuera de las casas, mirando
hacia los cuarteles, hacia la sierra, hablando con preocupación.
Cuando llegamos a la casa de mis tíos, nos escondieron en una
troje donde metían la paja, el maíz, herramientas, todo. Ahí nos
metió mi tía. Nos escondieron ahí y mi tía nos prestó un radio;
me lo entregó a mí, porque yo tengo once años, soy la mayor de
mis hermanos. La primera noticia que escuchamos por el radio
fue que había muerto mi papá. “Salvador Gaytán”, dijeron. Co-
mencé a llorar, no lo soporté. Mi madre no lloró. Es muy fuerte.
Yo quería salir de la troje, con desesperación. Mi madre me orde-
nó quedarme. “Ninguno de nosotros debe salir de aquí todavía”,
me dijo con autoridad. A través de mis lágrimas, vi a mi herma-
nito Trini dormido sobre unas pacas de forraje. Mi madre se le-
vantó y dio unos pasos. Yo seguía llorando, pero ella no. Eso me
dio seguridad y poco a poco me fui sobreponiendo para no llo-
rar, porque mis hermanitos se asustaban y no entendían. Llegó mi
tía Albertina a la troje. Cuando abrió la puerta sentí mucho frío;
cuando salimos de mi casa no lo había sentido, pero ahora sí. Mi
tía le preguntó a mi mamá si había oído la noticia por radio. Mi
mamá le dijo que sí. Se abrazaron, pero ninguna lloró. “Estos ni-
ños tienen que comer algo”, dijo mi tía. “Que vengan a la casa,
ya preparamos desayuno”. Yo no sentía hambre, no quería comer.
Mi mamá se quedó en la troje con mi hermanito Trini, que seguía
dormido, envuelto en un cobertor, en un montoncito de paja; mi
hermanito era muy pequeño. Como yo no tenía hambre, me que-
dé ahí, a acompañar a mi mamá.
las manos. Mi hija me había puesto una frazada en la espalda y me
miraba con los ojos llorosos. “No estoy segura si prefiero que ama-
nezca. Quiero que todo el día siga así, a oscuras”, me dije. “¿Y los
otros muchachos, los que no son de aquí? ¿Qué haremos con esas
familias?”, murmuró mi hija.
Estela, la esposa
“¿Quién te llamó, Jolly?”, le pregunté cuando terminó de contestar
el teléfono. Aún no amanecía. Eran las seis de la mañana y yo escu-
chaba que afuera, en la ciudad, caía la llovizna. “Me hablaron del
aeropuerto”, me explicó. “¿Quién te llamó?, dime”. “El controla-
dor de vuelos”. “¿Quién?” “Raúl. Está en la Torre de Control”. “¿A
dónde vas?” “A la sierra. Los guerrilleros están atacando el cuar-
tel de Madera”. “No vayas”. “Tengo que ir”, me dijo cortante. “Pe-
ro no te hablaron del periódico, no tienes que ir”. Yo estaba de pie,
asomada a la ventana, como si no estuviera en mi casa y quisiera
ver la sierra en la oscuridad. Mi marido se vestía y yo me encami-
né a la cocina para calentarle café y pan. Se bebió el café de pie y le
dio dos mordidas al pan tostado. “Te preparo dos huevos fritos, Jo-
lly; no puedes irte a la sierra con el estómago vacío”. Dudó un ins-
tante. “Dame un huevo crudo con sal”. Se lo di en una taza y lo be-
bió. Le tendí una manzana. “Llévate esto”, dije. Accedió y guardó
la manzana en la bolsa de su abrigo verde. “Pareces militar”, le co-
menté. Jolly sonrió. Tomó su cámara y llenó con rollos de pelícu-
la fotográfica un maletín. “Llámame cuando llegues a la sierra. O
cuando regreses a la ciudad, cuando estés en el periódico”, le pedí.
No me contestó. Salió de la casa y no me oyó o no quiso respon-
derme. “No debe pasarle nada”, me dije. “Es un necio, pero no le
va a pasar nada”. Me quedé mirando por la ventana, pensando en
la sierra, en Ciudad Madera. La oscuridad de la calle me ayudaba a
no pensar, a no angustiarme. Miraba por la ventana como si le es-
tuviera preguntando muchas cosas a no sé quién. Tardó mucho en
amanecer. Me retiré de la ventana cuando empecé a oír movimien-
to en la recámara de mis hijos.
Albertina
No soportaba continuar encerrada en la casa. Quería salir a los
cuarteles, comprobar lo que estaba ocurriendo. La gente corría
B
e
n
j
a
m
í
n

F
l
o
r
e
s
Con integrantes del EZLN
40 1740 / 7 de marzo de 2010
HOMENAJ E
Montemayor.indd 40 3/6/10 12:31 AM
Montemayor.indd 41 3/6/10 12:31 AM
Chile ha sido víctima de una triple calamidad:
un terremoto, un tsunami y un vandalismo
“mucho más violento y masivo” que el pade-
cido en Haití, agravada por la desinformación
oficial.
Francisco Marín
V
ALPARAÍSO.- Más allá del de-
sastre, el terremoto en Chile sa-
có a la superficie “al monstruo
social que está oculto” y exhi-
bió “los mitos acerca del desa-
rrollo” de este país, sostiene el
historiador Gabriel Salazar.
El vandalismo que siguió a la catástro-
fe se sumó a la descoordinación de insti-
tuciones oficiales que debieron alertar a la
población costera sobre el tsunami que ba-
rrió a varios poblados y causó la muerte de
al menos 400 personas.
Los saqueos a centros comerciales se
extendieron casi sin control desde el mis-
mo día del terremoto, el pasado 27 de fe-
brero, y llevaron a enfrentamientos de ci-
viles con el cuerpo de carabineros. Para
Catástrofe
social
42
1740 / 7 de marzo de 2010
Chile.indd 42 3/6/10 12:32 AM
controlar los desórdenes en varias ciuda-
des, el gobierno de la presidenta Michelle
Bachelet declaró el “estado de catástrofe”,
una situación de excepción que permite la
movilización de las fuerzas de seguridad,
lo que se tradujo en la ocupación militar
de las zonas más convulsionadas, particu-
larmente Bío Bío y Maule. En el clímax
del descontrol, hubo incendios de ofici-
nas públicas y empresas, fugas masivas de
reos, asaltos a autobuses, robos a gasoli-
neras y bancos, quemas de edificios muni-
cipales, desvalijamiento de consultorios.
Para Gabriel Salazar, Premio Nacio-
nal de Historia 2006, especialista en mo-
vimientos sociales y autor de La violen-
cia política en las grandes alamedas, las
expresiones de violencia que siguieron al
terremoto responden a un “malestar inte-
rior en la clase popular”. Según él, en Chile
existe una especie de “volcán social” que se
encontraba latente y explotó al perderse la
capacidad de respuesta de las autoridades.
En entrevista con Proceso, Salazar es-
tima que, “al igual que en el pasado”, en
Chile existe una gran masa social “mar-
ginada de las pautas modernas de consu-
mo”, frustrada porque “no puede acceder
a los objetos que la sociedad actual asume
como necesario poseer para ser felices”.
Y no son pocos. El historiador ubica
en esa franja a 68% de la fuerza de traba-
jo chilena, ocupada en empleos precarios,
sin contrato permanente, sin prestaciones
sociales y muy mal pagados.
Por si fuera poco, dice, resulta evi-
dente que en Chile existe una masa social
marginal con una fuerte inclinación a la
delincuencia, que “tiene un valor socioló-
gico superior al ser trabajador proletario
disciplinado y honesto, porque “te entre-
ga más recursos que el salario”. Además,
“demuestra audacia, capacidad, ser choro,
como se dice acá, y por tanto una identi-
dad que aparece como mucho más poten-
te, que implica un desafío al sistema”.
El también autor de Labradores, peo-
nes y proletarios cree que el sismo mos-
tró los mitos acerca del desarrollo de Chi-
le, “porque es absolutamente increíble que
en este país, que tiene servicios públicos
capaces de manejar un terremoto, surja un
vandalismo mucho más violento y masivo
que el vivido en Haití, y eso se explica por-
que esta es una sociedad neoliberal que tie-
ne una superficie muy bien organizada, con
muy buenos equilibrios financieros, pero
donde hay frustraciones de fondo que nadie
se atreve a plantear públicamente”.
Sentencia: “Esta ‘salida de madre’ re-
veló al monstruo social que está oculto”.
Salazar dice que este terremoto no sólo
dejó en evidencia el malestar social, sino
que también puso en evidencia “el terre-
moto empresarial”. Alude a los numerosos
edificios nuevos, carreteras mal diseña-
das, a la calidad de las construcciones que
son la base del servicio de telecomunica-
ciones, destruidos por el fenómeno. “Todo
eso en Chile es privado el día de hoy. To-
do eso es responsabilidad empresarial. Yo
creo que aquí el terremoto empresarial es
correlativo al terremoto social”.
La negligencia
Muchas vidas pudieron salvarse, pero el
Sistema Hidrográfico y Oceanográfico
de la Armada (SHOA) no cumplió con su
obligación de entregar información preci-
sa que permitiera alertar a la Oficina Na-
cional de Emergencia (Onemi) de la inmi-
nencia de un maremoto.
Para Alfonso Campusano, exjefe y
creador de la Onemi, “cualquier persona
realmente informada, que conoce el tema,
sabe que este tipo de sismo genera tsuna-
mi”, según declaró a Radio Cooperativa, y
reclamó que el SHOA “debió haber entre-
gado alerta de tsunami a más tardar 10 mi-
nutos después del terremoto”.
El experto sostuvo que se debe inves-
tigar la responsabilidad de esta falla, que
él calificó como “negligencia criminal con
resultado de homicidio múltiple”.
A tanto llegaba la desinformación, que
la presidenta Michelle Bachelet, en conver-
sación con la prensa registrada a las 11:05
horas de aquel 27 de febrero, más de sie-
te horas después de ocurrido el sismo, des-
cartó cualquier posibilidad de que ocurra
un tsunami en las costas chilenas, cuando
gran parte de ellas ya había sido arrasada
por el mar.
A
P

p
h
o
t
o

/

R
i
c
a
r
d
o

M
a
z
a
l
a
n
A
P

p
h
o
t
o

/

R
o
b
e
r
t
o

C
a
n
d
i
a

1740 / 7 de marzo de 2010

43
I NTERNACI ONAL / CHI LE
Chile.indd 43 3/6/10 12:32 AM
F
ue hace casi 50 años atrás que me to-
có mi primer terremoto, el que toda-
vía me causa pesadillas.
Me encontraba, ese 22 de ma-
yo de 1960, presenciando un partido de
futbol en el Estadio Nacional en Santiago
de Chile cuando se oyó un ruido ensor-
decedor y, de pronto, así como así, desa-
parecieron las montañas. No exagero: el
estadio comenzó a mecerse como si fue-
ra una cuna y se levantó un extremo en el
aire, borrando de mis ojos la cordillera de
los Andes. Por suerte, dentro de unos se-
gundos volvieron a aparecer las montañas
y las graderías recobraran alguna mínima
estabilidad. En la cancha algunos jugado-
res socarrones siguieron tratando de darle
a la pelota y meter un gol avieso, pero ellos
rebotaban más que el balón, así que el ár-
bitro, de bruces en el suelo, dio por finali-
zado el encuentro deportivo. Era que no:
acabábamos de pasar por una actividad
sísmica de 9.6 en la escala Richter, la de
mayor magnitud registrada hasta ese ins-
tante por los sismógrafos.
No tardamos en saber que el epicentro
había sido unos seiscientos y tantos kiló-
metros al sur de Santiago y que la devasta-
ción era masiva. Tal vez peor que la convul-
sión de la tierra misma, que había arrasado
El terremoto
y el desafío de otro Chile
Ariel Dorfman
Mauricio Donoso, periodista de Ra-
dio Bío Bío que se encontraba de vaca-
ciones en Pelluhue, sector costero de la
Región del Maule, fue el primero en re-
portar los efectos del tsunami, pocos mi-
nutos después de que Bachelet había des-
cartado el peligro.
“En Mariscadero el mar botó las casas…
desapareció todo, sólo hay escombros en las
calles. Hay algunas casas enteras que que-
daron en medio de la plaza… Pelluhue tam-
bién desapareció, no quedó nada... Hoy día
la gente está sin agua, sin luz, no hay benci-
na”, narró.
El periodista cuenta que se encontra-
ba en el sector de Las Lomas de Pelluhue.
“Estábamos escuchando una radio local y
dijeron que no había alerta de tsunami, y
nosotros por susto nos quedamos arriba en
un cerro. Cuando bajamos, poco antes de
las 8:00 de la mañana, recién nos entera-
mos de que hubo tsunami”.
Según su testimonio, luego de que se
dio el aviso de que no habría tsunami, la
gente bajó a ver a sus casas. Muchos sólo
encontraron la muerte.
AP photo / Natacha Pisarenko
Talcahuana. Desolación
44 1740 / 7 de marzo de 2010
Chile.indd 44 3/6/10 12:32 AM
con pueblos enteros, inmolando a miles de
inocentes, fue la marejada que barrió nues-
tra costa. Viajé a esa región unos meses des-
pués y vi con mis propios ojos los mástiles de
navíos hundidos en el río Valdivia a una larga
distancia del mar y los restos de los colosales
altos hornos de Corral que, en vez de fundir
metales, ahora mostraban sus torsos agobia-
dos por las aguas invasoras. Y supe también
del sufrimiento y el terror. De boca de los so-
brevivientes, escuché de hombres, mujeres,
pequeños que, huyendo hacia los cerros, ha-
bían sido succionados por el tsunami mar
adentro como si fuesen retazos de madera.
Todo esto lo recuerdo ahora, décadas
más tarde, mientras miro, esta vez desde le-
jos, esta vez desde la seguridad de mi hogar
en Estados Unidos, otro terremoto voraz que
ha querido desbaratar mi país. Recuerdo lo
que siempre hemos llamado el gran terre-
moto de 1960 como una manera de ofrecer-
me alguna perspectiva histórica sobre este
último y nuevo sismo, a ver si esto me ayu-
da a descubrir algún posible sentido a lo que
nos acaba de ocurrir.
Es obsceno comparar cataclismos co-
mo si fueran competidores en un concurso
de horrores –éste costó tantos billones, este
otro tantas vidas– y, sin embargo, es posible
que medir lo que ha cambiado en Chile du-
rante el medio siglo que transcurre entre es-
tos dos desastres mayores pueda contribuir a
responder la pregunta más urgente del mo-
mento: ¿y ahora, qué va a pasar?
Chile es hoy un país significativamen-
te más próspero de lo que era hace 50 años.
Su economía se considera la más dinámica y
avanzada de América Latina, si bien sigue afli-
gida por una desigualdad en la distribución
del ingreso que es tan abismal como vergon-
zante. Esta relativa afluencia de Chile (con
un PIB per cápita casi 15 veces mayor que en
1960) nos deja mejor equipados para enfren-
tar la catástrofe actual, ya que tenemos recur-
sos humanos y científicos que no podríamos
ni haber soñado antaño, hasta el punto de
que nuestra maravillosa presidenta saliente,
Michelle Bachelet, inicialmente informó a la
comunidad internacional que el país no iba
a requerir asistencia extranjera (una posición
que llegó a modificar, de manera que ya está
empezando a llegar ayuda desde afuera). Pa-
radójicamente, tales avances de Chile en su
tecnología, su abundancia de bienes materia-
les, sus múltiples pasos a des nivel, su enorme
flota de aviones y autos, su plenitud de altos
edificios, deja al país y a sus ciudadanos extra-
ñamente vulnerables y hasta desamparados.
Mientras más carreteras se tienen, más fractu-
ras puede sufrir el pavimento.
Y esta riqueza, por lo demás, no se ha acu-
mulado sin severas consecuencias sociales y
hasta morales. En 1960, una nación desmem-
brada logró aunarse para emprender juntos la
tarea de la restauración. Yo me pasé las sema-
nas después del terremoto ayudando a reco-
ger dinero, víveres, frazadas, colchones, que
fueron enviados al sur con caravanas de en-
tusiastas estudiantes y voluntarios (entre ellos
iba mi futura esposa, Angélica, que se pasó un
mes reconstruyendo viviendas en el pueblo
de Nacimiento). Fue una lección de solidari-
dad que nunca he olvidado: aquellos que me-
nos poseían fueron los que más dieron, más
se preocuparon, más se sacrificaron por sus
compatriotas malheridos. Si Chile hoy es más
opulento, también se ha vuelto una sociedad
más egocéntrica e individualista donde, en
vez de una visión de justicia social para todos,
la ciudadanía se dedica, en su mayoría, a con-
sumir en forma desenfrenada, lo que acarrea,
por lo demás, un estrés y deterioro síquico
considerable en la población.
Como todo infortunio descomunal, la
tragedia reciente de Chile puede entender-
se como una prueba, una oportunidad pa-
ra preguntarnos quiénes somos de verdad,
lo que de veras importa en cuanto vayamos
llevando a cabo la reparación, no sólo de
nuestros hospitales derribados y carreteras
cortadas y huesos molidos, sino también de
nuestra precaria identidad.
Creo que las fuentes más profundas de
solidaridad que presencié durante el terremo-
to de 1960 todavía se encuentran fluyendo
adentro de la amplia mayoría de los chilenos,
y han de constituir el semillero desde el cual
van a brotar los esfuerzos más duraderos y re-
levantes para levantar a nuestro país de su ac-
tual desolación, el motivo por el cual habre-
mos tal vez de prevalecer una vez más, como
en tantas contingencias pasadas, contra las
fuerzas ciegas y roncas de la naturaleza.
Hace 50 años, el pueblo de Chile halló
un modo de sobrevivir a la muerte y al que-
branto, y tengo la esperanza de que en esta
ocasión triste también podremos, con dolor
y con duelo y hasta, sí, con alegría, volver a
llevar a cabo de nuevo aquella hazaña que
nos necesita a todos. ●
El último libro de Ariel Dorfman es la novela Ameri-
canos: Los Pasos de Murieta.
A
P

p
h
o
t
o

/

R
i
c
a
r
d
o

M
a
z
a
l
a
n
A
P

p
h
o
t
o

/

R
o
b
e
r
t
o

C
a
n
d
i
a
Tsunami. Fallaron las alertas
Iloca. La ayuda que no llega

1740 / 7 de marzo de 2010

45
I NTERNACI ONAL / CHI LE
Chile.indd 45 3/6/10 12:32 AM
La muerte de un
Juan Balboa
L
A HABANA.- Orlando Zapata Ta-
mayo era un opositor al régimen
cubano prácticamente desconoci-
do: reservado, ajeno a los reflec-
tores, sin tablas para los discursos
o las declaraciones de prensa, su
nombre no apareció en la lista del Grupo
de los 75, como se le llamó a los “famo-
sos” disidentes cubanos detenidos y enjui-
ciados en 2003.
Pero su muerte –ocurrida el pasado 23
de febrero después de realizar en prisión
una huelga de hambre de 85 días– lo con-
virtió de golpe en símbolo y mártir de la
disidencia.
Más aún, logró lo que los grupos opo-
sitores –casi un centenar regados en to-
da la isla– no habían hecho en décadas: la
unidad en torno a un proyecto político co-
mún.
“La muerte de Zapata hizo lo que pa-
recía imposible hacer: nos unió”, asegura
Manuel Cuesta, vocero de la organización
socialdemócrata Partido Arco Progresis-
ta, quien, en entrevista con Proceso, ade-
lanta que los grupos disidentes acordaron
impulsar un nuevo proyecto opositor que
aglutine a todas las corrientes contrarias al
gobierno del presidente Castro.
“Se impondrá (después de la muerte
de Orlando Zapata) con mayor fuerza la
agenda de los derecho humanos. Vamos a
sacar adelante un proyecto global: Refun-
dación Nacional, Nuevo País. Es un pro-
yecto que trata de darle protagonismo a los
ciudadanos. Sin los ciudadanos no se po-
drá salir adelante”, subraya.
Marta Beatriz Roque, una de los 75
opositores condenados en 2003 y excar-
celada por problemas de salud, coincide
con Cuesta en que la muerte del disidente
ha unificado a los grupos opositores. Ade-
más, señala que los “errores” cometidos
por el gobierno –que lo “dejó morir y di-
fundió un video sobre la atención que le
proporcionaron”– provocaron “rechazo”
entre la población.
Para Elizardo Sánchez, presidente de
la Comisión Cubana de Derechos Huma-
disidente
AP photo / Franklin Reyes
46 1740 / 7 de marzo de 2010
Cuba.indd 46 3/6/10 12:33 AM
En vida, Orlando Zapata Tamayo fue un opositor polí-
tico prácticamente desconocido. Su muerte –ocurrida
después de 85 días de huelga de hambre– lo convirtió
de golpe en mártir y símbolo de la disidencia. Más aún:
su trágico deceso no sólo daña las relaciones de Cuba
con la Unión Europea, también ha funcionado como
acicate para aglutinar, por primera vez en décadas, a
los diversos grupos de oposición dentro de la isla.
nos y Reconciliación Nacional (CCD-
HRN), la muerte de Zapata radicalizará
las acciones de los opositores al gobierno
de la isla. Considera que la indignación se
traducirá en la unidad de activistas de de-
rechos humanos, blogueros, ciberdisiden-
tes y de las esposas de los presos, conoci-
das como Damas de Blanco.
“Desacato” en prisión
Orlando Zapata Tamayo nació en el seno de
una humilde familia de Banes, un pueblo
de 130 mil habitantes situado en la orien-
tal provincia de Holguín. A mediados de
los noventa emigró a La Habana. Trabajó
en lo que pudo: plomero y albañil. Según
sus compañeros disidentes, recibía un sala-
rio de miseria y se sentía engañado. Se que-
jaba de que violaban sus derechos.
Al parecer, su enojo lo acercó a la di-
sidencia. Se vinculó primero a la Funda-
ción Lawton, que encabezaba Óscar Elías
Biscet. Posteriormente, participó en el
Proyecto Varela, iniciativa impulsada en
el año 2000 por el opositor Oswaldo Pa-
ya –de tendencia demócrata cristiana–
que consistía en reunir 1 millón de firmas
en apoyo a una solicitud de reforma a la
Constitución que permitiera una “apertu-
ra democrática”. Luego militó en el Mo-
vimiento Alternativo Republicano, un pe-
queño grupo opositor.
Marta Beatriz Roque, miembro de la or-
ganización Agenda para la Transición, fue
quien más conoció a Zapata Tamayo. Lo
recuerda cuando él y Elías Biscet organi-
zaron en 2002 una “peña de debate social”
en el Parque Central de La Habana. “Eran
peñas de discusión sobre los derechos hu-
manos que tenían el propósito de atraer la
atención de los ciudadanos”, explica.
La policía detuvo a Zapata Tamayo en
diciembre de 2002, cuando participaba en
una de esas peñas. Fue acusado por los de-
litos de “alteración del orden” y “desór-
denes públicos”. Tres meses después –9
de marzo de 2003– logró su libertad con-
dicional. Ésta duró muy poco: apenas 11
días. La policía lo volvió a detener el 20
de marzo de ese año junto con Marta Bea-
triz Roque. “Participábamos en un ayuno
en demanda de la libertad de Biscet, Nel-
son Molinet y tres disidentes más”, re-
cuerda ella.
En esa fecha, la policía cubana realizó
una redada de opositores en todo el país.
Tribunales de la isla realizaron juicios ex-
press y los sentenciaron a penas que, en
algunos casos, fueron de 28 años de pri-
sión. El supuesto delito: conspirar contra
la revolución bajo las órdenes del gobier-
no de Estados Unidos. Las organizaciones
de derechos humanos contabilizaron 75
“presos de conciencia”. De ahí surgió el
nombre del Grupo de los 75.
Pero Zapata Tamayo –entonces de 35
años de edad– no fue incluido en ese gru-
po. Ni el gobierno ni los propios disiden-
tes lo consideraban un opositor de primera
línea. A diferencia de ellos, el tribunal de
justicia de La Habana no le aplicó un jui-
cio rápido ni una sentencia extrema: de-
moró varios meses en emitir un dictamen
y le aplicó una sanción de tres años de pri-
sión por los delitos de “desobediencia”.
Pero “sucesivas acusaciones dentro de
la prisión, como desacato, acabaron su-
mando condenas por un periodo de 36 años
de reclusión, que cumplía al momento de
su muerte”, señala Marta Beatriz Roque.
A partir de 2004, Amnistía Internacio-
nal (AI) consideró a Zapata como prisio-
nero de conciencia, entre los 55 cubanos
que la organización mantiene en su lista.
El pasado 3 de diciembre, incluso fue tras-
ladado de la prisión de Holguín a la llama-
da Kilo 8, ubicada en la provincia vecina de
Camaguey.
Según fuentes opositoras, Zapata Ta-
mayo protestó por dicho traslado y pidió un
“trato humanitario” acorde con su condi-
ción de “preso político”, estatus que el go-
bierno cubano no reconoce en ninguno de
los prisioneros del país.
Inició ese día la huelga de hambre que
a la postre fue fatal. La mantuvo durante 40
días. La llevó a cabo dentro de su celda, se-
midesnudo, pues se negó a usar el uniforme
de prisionero. El 10 de enero lo llevaron a
la clínica del penal y el 20 de enero ingresó
a terapia intensiva del hospital Amalia Si-
moni de Camagüey, donde los médicos lo
alimentaron por vía intravenosa. El 16 de
febrero una ambulancia lo trasladó al Hos-
pital Nacional de Internos, instalada en la
prisión Combinado del Este, de La Haba-
na. El 22 de febrero lo ingresaron de mane-
ra urgente en el hospital Hermanos Ameije-
iras, también en La Habana. Murió un día
después.
“Muerte voluntaria”
Si la disidencia destaca la valentía de Za-
pata Tamayo para luchar por medios pa-
cíficos en contra del régimen de la isla, el
A
P

p
h
o
t
o

/

J
o
r
g
e

R
e
y
Opositores. “Unidad”

1740 / 7 de marzo de 2010

47
I NTERNACI ONAL / CUBA
Cuba.indd 47 3/6/10 12:33 AM
gobierno cubano lo descalifica: dice que
era “un preso común” con “graves antece-
dentes penales”. Asegura que su “muerte
voluntaria” es utilizada por los enemigos
de la Revolución cubana –tan necesitados de
“héroes”– para subvertir el orden en el país.
“Zapata era el candidato perfecto: un
hombre prescindible para los enemigos de
la Revolución, y fácil de convencer para
que persistiera en un empeño absurdo, de
imposibles demandas (televisión, cocina y
teléfono personales en la celda) que nin-
guno de los cabecillas reales tuvo la va-
lentía de mantener”, afirmó un artículo pu-
blicado por el diario Granma –órgano del
Partido Comunista de Cuba– el 26 de fe-
brero, tres días después de la muerte del
disidente.
Más: “Zapata Tamayo fue manipulado
y de cierta forma conducido a la autodes-
trucción premeditadamente, para satisfacer
necesidades políticas ajenas (…) Este caso
es consecuencia directa de la asesina polí-
tica contra Cuba, que estimula a la emigra-
ción ilegal, al desacato y a la violación de
las leyes y el orden establecidos. Allí está
la única causa de esa muerte indeseable”.
Y aseguró que Zapata nunca realizó
actividades antigubernamentales antes de
su encarcelamiento. Era, según Granma,
un preso común que “inició su actividad
delictiva” en 1988.
“Procesado por los delitos de viola-
ción de domicilio (1993), lesiones menos
graves, estafa, lesiones y tenencia de arma
blanca (2000) provocando heridas y frac-
tura lineal de cráneo al ciudadano Leonar-
do Simón, con el empleo de un mache-
te (…) Alteración del orden y desórdenes
públicos (2002), entre otras causas en na-
da vinculadas a la política, fue liberado
bajo fianza el 9 de marzo de 2003 y vol-
vió a delinquir el 20 del propio mes. Da-
dos sus antecedentes y condición penal,
fue condenado esta vez a tres años de cár-
cel, pero la sentencia inicial se amplió de
forma considerable en los años siguientes
por su conducta agresiva en prisión”.
Granma destacó que Zapata Tamayo no
aparece en la lista de los llamados presos
políticos elaborada para “condenar a Cuba
en 2003 por la manipulada y extinta” Co-
misión de Derechos Humanos de la ONU.
“Ávidos de enrolar a la mayor cantidad
posible de supuestos o reales correligiona-
rios en las filas de la contrarrevolución,
por una parte, y convencido por la otra de
las ventajas materiales que entrañaba una
‘militancia’ amamantada por embajadas
extranjeras, Zapata Tamayo adoptó el per-
fil político cuando ya su biografía penal
era extensa”, afirmó el diario.
“En el nuevo papel fue estimulado una
y otra vez por sus mentores políticos a ini-
ciar huelgas de hambre que minaron de-
finitivamente su organismo”, puntualizó.
El presidente cubano, Raúl Castro, fue
el primero en resaltar el historial de deli-
tos en los que se había involucrado Zapa-
ta. Entrevistado por periodistas brasileños
que cubrían la gira del presidente Ignacio
Lula da Silva, por el Puerto de Mariel, di-
jo: “Fue condenado a tres años, pero en la
cárcel cometió delitos. Se le incrementó la
sanción. Luego, se le llevó a nuestros me-
jores hospitales. Murió. Lo lamentamos
mucho”, apuntó el 24 de febrero, un día
después de la muerte del disidente.
El ministro de Relaciones Exterio-
res de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla,
fue más allá. El miércoles 3, durante su
participación en la décimo tercera sesión
del Consejo de Derechos Humanos de la
ONU en Ginebra, Suiza, acusó a Washing-
ton de haber lanzado a Zapata Tamayo “a
la muerte para obtener dividendos políti-
cos” y no dudo en afirmar que el disidente
fue “otra víctima de la política subversiva
de Estados Unidos contra Cuba”.
Grabaciones secretas
A las ocho de la noche del lunes 1 de mar-
zo, en el noticiario estelar de la televisión
cubana se escuchó en forma sorpresiva una
voz en off:
“La muerte, el pasado 23 de febrero,
de Orlando Zapata Tamayo en el hospital
Hermanos Ameijeiras de La Habana como
consecuencia de más de 80 días de ayuno
voluntario, ha ocasionado críticas a Cuba
de parte de algunos medios de prensa y de
determinados gobiernos que acusan a las
autoridades de la isla de no hacer nada por
salvarle la vida.”
En el reportaje de nueve minutos con 15
segundos aparece la señora Reyna Luisa Ta-
mayo, madre del disidente fallecido, agra-
deciendo a los médicos cubanos la atención
brindada a su hijo: “Nosotros tenemos la
plena confianza de que, ¡vaya!, lo estamos
viendo, la preocupación y todo lo que se esta
haciendo por salvarlo”, dice ella.
Además, se escucha el audio de una
conversación telefónica –grabada su-
brepticiamente– en la que Yaniset Rive-
ro, miembro del Directorio Democrático
Cubano, con sede en Miami, y Juan Car-
los González Leyva, miembro de un grupo
opositor en Cuba, se ponen de acuerdo pa-
ra presionar a la madre con el propósito de
que ésta realice una conferencia de prensa.
Juan Carlos: “Sí, sí, sí, pero ella ya lo
vio ayer, lo vio y ella no lo va curar. Ella
o se decide por la conferencia de prensa o
se decide por ir a verlo. Tú me entiendes,
una de dos”.
Yaniset: “No, pero por eso hubiera he-
cho falta que tú le hablaras.
Juan Carlos: “Yo esta tarde voy a ver-
la y le voy hablar así mismitico, porque yo
soy un guajiro bruto. ¿Oye, o haces la con-
ferencia o vas a verlo a él?”.
En el reportaje televisivo los médicos
que atendieron a Zapata Tamayo en dife-
rentes clínicas y hospitales aseguran que
lo trataron de convencer para que levanta-
ra su prolongado ayuno y dan detalles de
todas las atenciones que le brindaron.
Con este video el gobierno cubano in-
tentó amortiguar el golpe que sufrió su
imagen en el exterior por “dejar morir a un
preso de conciencia”. De hecho, la muerte
de Zapata Tamayo ya le implicó costos en
política exterior: regresó a las acusaciones
y recriminaciones mutuas con Washington
propias de la Guerra Fría y puso en peligro
las negociaciones que, impulsadas por Es-
paña, pretenden cambiar la llamada “po-
sición común” de la Unión Europea hacia
Cuba, la cual condiciona las relaciones en-
tre los países del viejo continente al mejo-
ramiento de los derechos humanos.
A
P

p
h
o
t
o

/

F
r
a
n
k
l
i
n

R
e
y
e
s
Jornada de vigilia
48 1740 / 7 de marzo de 2010
I NTERNACI ONAL / CUBA
Cuba.indd 48 3/6/10 12:33 AM
Cuba.indd 49 3/6/10 12:33 AM
50 1740 / 7 de marzo de 2010
Los fuegos de artificio de la Cum-
bre de la Unidad ya se apagaron. Pocos
se acuerdan ya de lo ocurrido en ese en-
cuentro de jefes de Estado y gobierno
de América Latina y el Caribe. Los
semanarios internacionales de ma-
yor renombre, como The Economist,
le dedicaron al evento una pequeña
fotografía frente al Caribe de todos
los mandatarios con el título: “Cre-
cientemente unidos, nos mantenemos
divididos”. La ironía es acertada. Sin
embargo, la reunión fue considerada
un éxito por los organizadores.
Así lo expresó en su discurso de
clausura el presidente Felipe Calde-
rón y así fue vista por titulares de la
prensa mexicana. Y, en efecto, desde
la perspectiva de la política interna,
tanto de México como de otros países
de la región, el evento fue exitoso. El
problema, claro está, es definir qué
se entiende por éxito, cómo se valo-
ra la distancia entre las palabras y
los hechos, y qué mensaje deja el ánimo
latinoamericanista que se apoderó de las
principales fuerzas políticas mexicanas.
Una reunión es exitosa cuando los
invitados se van contentos. En la Riviera
Maya hubo regalos y dulces para todos.
Se aprobaron diversas declaraciones que
dieron satisfacción a quienes las espera-
ban. Entre otras: declaración de apoyo a
Ecuador por dejar de explotar petróleo en
el Parque Nacional Yasuni, evitando así la
emisión de millones de toneladas de gases
de efecto invernadero; declaración respal-
dando los legítimos derechos de Argenti-
na en la disputa de soberanía con Reino
Unido sobre las Islas Malvinas, Georgia
del Sur y Sandwich Sur; declaración es-
pecial sobre Guatemala que congratula
a la Comisión Internacional creada para
investigar el caso Rosenberg; declaración
sobre la necesidad de poner fin al bloqueo
de Estados Unidos contra Cuba; declara-
ción de solidaridad con Haití, destacando
el papel de la MINUSTAH y exhortando
a aplicar procesos de regularización mi-
gratoria a favor de los haitianos. Según el
caso, las prensas nacionales les otorgaron
mayores o menores titulares.
Algunos habíamos esperado más de la
cooperación con Haití. Por ejemplo, un
primer paso hacia la urgente coordinación
para dar dirección y eficiencia a la ayuda
internacional para la reconstrucción. El
tema esperará mejores momentos. Por lo
pronto, Brasil debe estar contento de ha-
ber destacado el papel de la MINUSTAH,
la operación de mantenimiento de la paz
encabezada por ellos.
La cereza del pastel fue la Decla-
ración de Cancún, un documento que
fija objetivos muy ambiciosos para la
nueva Comunidad de Estados Latinoa-
mericanos y Caribeños, festejada por
muchos porque, a diferencia de la OEA,
no forman parte de ella Estados Unidos
y Canadá. Las tareas previstas para la
nueva entidad son muy vastas: entre
otras, cooperación entre los numerosos
mecanismos regionales y subregionales
de integración, medidas para el mane-
jo de la crisis financiera internacional,
promoción del comercio, construcción
de infraestructura, desarrollo social,
educación, salud y servicios públicos,
cultura, desarrollo sostenible, cambio
climático.
Esos buenos propósitos no cuen-
tan, sin embargo, con una estructura
institucional que pueda darles cum-
plimiento. Las decisiones al respecto
se dejan para el año 2011, cuando la
secretaría pro tempore del Grupo de
Río estará en manos de Venezuela. Para
entonces, es posible que la retórica sea
aún más ambiciosa y las condiciones para
la unión regional aún más lejanas.
No vale la pena entrar a reflexiones so-
bre el error de abordar la relación con Amé-
rica Latina y el Caribe como si se tratara de
una unidad, cuando en realidad es una re-
gión polarizada y dividida por liderazgos y
proyectos económicos y políticos muy dis-
tintos. Puede ser un éxito mediático lograr la
foto de la unidad, no es serio pensar que, con
ello, ya se sembró la semilla de la integra-
ción latinoamericana; no es serio presentar
como un hecho, pero dejar a un futuro in-
cierto, el brinco adelante de la “nueva insti-
tucionalidad de América Latina”.
En el caso de México, lo más signifi-
cativo ocurrido en Cancún fue el anuncio
y los hechos
OL G A P E L L I C E R
ANÁLI SI S
Las palabras
Análisis 1740.indd 50 3/5/10 3:52 AM

1740 / 7 de marzo de 2010 51
Yo voto por desterrar a Carlos Sa-
linas. No del planeta. Eso no sería ama-
ble. Sólo de la vida pública.
Las críticas al expresidente son bien
conocidas. Las privatizaciones amaña-
das y las licitaciones pactadas, el herma-
no encarcelado y el hermano asesinado,
la corrupción familiar y el escándalo
que produce, los errores de prediciem-
bre y la crisis devastadora que provo-
can. Sin embargo, hay quienes piensan
que no deberían importarnos esas in-
fracciones menores. ¿Por qué? Porque
Salinas es brillante, y México necesita
su gran cerebro.
Pero yo quisiera centrar la atención
en un aspecto central y a veces olvida-
do de ese gran cerebro: es una mente que
miente. De hecho, no hay una mentira
demasiado improbable ni una distorsión
demasiado grande para Carlos Salinas.
Miente para distraer; miente para llamar
la atención; miente para generar un es-
cándalo. Al escucharlo vienen a la mente
esas palabras de Maquiavelo: “Durante
un largo tiempo no he dicho lo que creo
ni he creído lo que digo, y si a veces logro
decir la verdad, la escondo entre tantas
mentiras que es difícil encontrar”. Más
que cualquier otro motivo, Salinas mien-
te para enlodar la reputación de Ernesto
Zedillo y responsabilizarlo por una crisis
que él mismo contribuyó a crear. Mien-
te porque odia, y ese odio lo lleva a ver la
maldad en otros mientras es incapaz de
reconocerla en sí mismo.
Y como todos los buenos mentiro-
sos, logra que sus mentiras vayan lejos,
sean retomadas, sean escuchadas, sean
reportadas como si fueran verdad cuan-
do están tan lejos de ella. Para entender
la profundidad de la decepción, basta con
examinar lo que dijo en un seminario re-
ciente sobre la privatización de la banca y
en una entrevista con Ramón Alberto Gar-
za en Reporte Índigo. Allí, Salinas sugiere
los siguientes puntos: 1) Es equivocado pen-
sar que la privatización inadecuada de los
bancos durante su periodo produjo la crisis,
ya que esa vino después; 2) Ernesto Zedillo
avaló medidas propuestas por un gobierno
extranjero, específicamente las altas tasas de
interés; 3) en reuniones “secretas” orques-
tadas por el entonces secretario del Tesoro,
Robert Rubin, Zedillo aceptó una decisión
impuesta de afuera y eso llevó a la extranje-
rización inaceptable de la banca mexicana.
Dado lo que se conoce, se sabe, y se ha es-
crito sobre estos temas, no deja de sorpren-
der el comportamiento de Salinas: sabe que
lo que dice no es cierto y aun así lo expresa
con la clara intención de engañar. Pero el es-
fuerzo resulta pueril, y el engaño se vuelve
fácil de exponer.
Sobre las causas de la crisis bancaria,
de las cuales Salinas no asume responsabi-
lidad, está el texto de Stephen Haber Why
The Mexican Banks Do Not Lend: The
Mexican Financial System (pp. 206-207),
en donde resume el argumento central de
la vasta literatura sobre el tema: “Cuando
los bancos mexicanos fueron privatizados
en 1991, las circunstancias estaban lejos
de ser normales. Los bancos tenían incen-
tivos débiles para dar préstamos prudentes
porque ni sus directores ni sus accionis-
tas estaban arriesgando su propio capital.
El gobierno había permitido que compra-
ran los bancos con fondos que habían pedi-
do prestado de los bancos. La ausencia de
monitoreo eficaz implicó que el crédito se
expandiera a un ritmo prodigioso (…) Más
veloz aun que la expansión del crédito fue
el crecimiento de préstamos incobrables
desterrar a Carlos Salinas
DE N I S E DR E S S E R
de los presidentes de Brasil y México de
iniciar los trabajos y consultas para llegar
a una Asociación Estratégica de Integra-
ción. Será un camino largo y empinado
porque parte prácticamente de cero. Cierto
que hay inversiones mexicanas en Brasil,
provenientes principal, aunque no única-
mente, de las empresas de Carlos Slim.
Pero el comercio existente es insignifican-
te y las agendas políticas son distintas. No
obstante, explorar el fortalecimiento de la
relación puede tener éxito y bien vale la
pena intentarlo.
Ahora bien, para fines de la con-
cepción general de la política exterior
de México, el mensaje más inquietante
de la cumbre de Cancún se refiere a las
prioridades y percepciones de las fuerzas
políticas mexicanas en materia interna-
cional. Es sorprendente la facilidad con
que prende, en todas ellas, la ambición
de verse como líderes de América Lati-
na y el gusto por distanciarse de Estados
Unidos. Pocas veces se había visto en el
Senado una complacencia tan grande con
la política exterior de Calderón como la
suscitada por la Cumbre de Cancún. El
aplauso brota, aunque la sustancia sea
poca. Acercarse al sur y alejarse del norte
paga en términos de popularidad a cual-
quier dirigente.
Las palabras, por sí solas, siguen ha-
ciendo las veces de un proyecto de política
exterior más sólido, menos declarativo y
más pragmático, más bien informado, más
acorde con las necesidades y condiciones
del siglo XXI. La Cumbre de la Unidad,
con su escasa densidad y su verbalismo,
puso en evidencia hasta dónde pueden
sobrevalorarse las palabras, independien-
temente de los hechos. Mal sustento para
cualquier intento de concebir un proyecto
a largo plazo de política exterior. ●
Por qué deberíamos
de la vida pública
Análisis 1740.indd 51 3/6/10 12:05 AM
52 1740 / 7 de marzo de 2010
ANÁLI SI S
(nonperforming loans), y al mismo tiempo
los banqueros descubrieron que no podían
recobrar el colateral”. En pocas palabras, la
ausencia de una regulación adecuada, los
estándares laxos, el comportamiento poco
profesional y poco transparente de los ban-
queros –permitido por el gobierno de Sali-
nas– llevó al colapso del sistema bancario y
obligó al rescate posterior.
Sobre las supuestas reuniones “secre-
tas” entre el gobierno de Zedillo y las au-
toridades estadunidenses, basta con leer
cuidadosamente las memorias de Ro-
bert Rubin, In An Uncertain World: Tough
Choices From Wall Street To Washing-
ton (pp. 3-25). Salinas se refiere a ellas en
sus comentarios recientes, pero tergiver-
sa su contenido. Allí, en efecto, Rubin es-
cribe sobre el viaje de funcionarios del
Departamento del Tesoro a México y que
“afortunadamente nadie los vio entrando y
saliendo de Los Pinos”. Pero Rubin explica
que la discreción era necesaria, no porque
hubiera negociaciones que Zedillo quería
ocultar a la opinión pública mexicana, sino
al revés: el gobierno de Clinton no quería
que el Congreso de su propio país se ente-
rara, debido a la inmensa oposición políti-
ca al rescate mexicano. Finalmente Clinton
tomó una decisión ejecutiva y decidió otor-
garle un préstamo de emergencia a México
a pesar de la reticencia del Congreso es-
tadunidense. Salinas intenta manipular lo
que ocurrió para deslizar –tramposamente–
el argumento de la imposición.
Pero de nuevo, una lectura puntual e in-
telectualmente honesta del libro de Rubin
lleva a conclusiones distintas y más certe-
ras sobre lo que en realidad ocurrió. “A pe-
sar de las reformas en muchas áreas, México
había cometido un serio error de política pú-
blica al pedir tanto dinero prestado (…) y se
había puesto poca atención a los desbalan-
ces económicos”. México se enfrentaba a la
posibilidad real del colapso total del peso y
de la economía, con consecuencias severas
y de largo plazo; las autoridades mexicanas
habían perdido el control sobre las finanzas
del país y no podían salir del hoyo que el go-
bierno de Salinas había cavado sin la ayuda
estadunidense. Guillermo Ortiz le informó a
Rubin que México se había quedado sin op-
ciones y que la ayuda del gobierno de Clinton
era la única esperanza. A cambio, Rubin pi-
dió –aunque Salinas lo niegue– una serie de
cambios específicos y necesarios: una políti-
ca fiscal y monetaria más fuerte, un tipo de
cambio flotante, más transparencia en las fi-
nanzas públicas y sí, tasas de interés altas pa-
ra atraer capital y restablecer la confianza. Sin
esas medidas, México no hubiera podido lim-
piar el tiradero que Salinas dejó tras de sí.
Habría más que aclarar sobre las me-
dias verdades salinistas en torno a los Te-
sobonos y la famosa reunión del 20 de
noviembre de 1994, donde Salinas tomó
la decisión –que después resultó fatal– de
no devaluar, como lo describen con toda
precisión Sam Dillon y Julia Preston en
su libro Opening Mexico (pp. 241-245). Y
también habría que rebatir su argumento
de que la “extranjerización” es el princi-
pal problema de la banca mexicana, cuan-
do sigue siendo la falta de competencia y
regulación adecuada, al margen de la na-
cionalidad de sus dueños. Pero no vale la
pena hacerlo con el expresidente. Porque
usa la inteligencia prodigiosa que tantos le
atribuyen tan sólo para sembrar semillas
venenosas, deslizar insinuaciones, atizar
la xenofobia y apelar a los peores instin-
tos. Y ése es el principal problema. A pe-
sar de su “gran cerebro”, Salinas tiene una
relación incómoda con la verdad. Mintió
sobre su hermano Raúl. Mintió sobre los
zapatistas. Mintió sobre la crisis de 1994.
Y por ello ya resulta imposible tomarlo en
serio. En lugar de escucharlo o prestarle
atención, yo voto por desterrarlo de la vi-
da pública. ●
Análisis 1740.indd 52 3/6/10 12:05 AM
Análisis 1740.indd 53 3/6/10 12:05 AM
54 1740 / 7 de marzo de 2010
ANÁLI SI S
La mala gestión de los gobiernos
panistas ha recibido de una parte de la
ciudadanía –la que aún sigue creyendo
en la viabilidad de los partidos polí-
ticos como una expresión de la demo-
cracia– un voto de castigo que no sólo
ha devuelto el poder al PRI en algunos
estados, sino que amenaza con llevarlo
de nuevo a la Presidencia.
Lo patético de esta realidad –hija del
alzheimer social– no es sólo la vuelta al
poder de la escoria que creíamos haber
dejado en el pasado, sino que los priistas
creen que su retorno se debe a sus plantea-
mientos políticos y no –frente a la incapa-
cidad de todos los partidos de formular un
lenguaje y un proyecto verdaderamente
político– a un simple castigo.
Esa ceguera tiene su referente en la
reciente llegada al poder al municipio de
Cuernavaca del priista Manuel Martínez
Garrigós.
Hijo de un empresario que se ha enri-
quecido con el negocio de las gasolineras
que se entregaban como dádivas de lujo a
algunos predilectos del antiguo régimen,
Martínez Garrigós es un yuppie. Sin haber
concluido su carrera de derecho, joven, in-
culto, ajeno a una real trayectoria política
–no fue ni regidor ni diputado ni miembro
de ninguna asociación ciudadana–, llegó
a la alcaldía de Cuernavaca sin proyecto
político, con un aparato mediático millo-
nario hecho de eslóganes, promesas, com-
promisos y denostaciones al panismo, y
con un look copiado –es su condición de
provinciano sin imaginación– de Peña
Nieto y Ebrard.
Entre su infinidad de promesas, de las
cuales hasta ahora no ha cumplido nin-
guna, se encuentra el cierre del relleno
sanitario de Loma de Mejía –proyecto al-
tamente antiecológico e impopular– que,
en un acto autoritario, creó su antecesor
Jesús Giles. Sin embargo, Martínez Ga-
rrigós no ha cerrado el relleno –lo cual se
haría en los primeros meses de su gobier-
no–, sino que, en una actitud que lo pone
al mismo nivel de Giles, se ha propuesto
crear un segundo piso en la avenida Plan
de Ayala –equivalente, guardadas las pro-
porciones, a la avenida Insurgentes de la
Ciudad de México.
El proyecto –al igual que el del relle-
no sanitario, el de la destrucción del Ce-
rro de San Pedro en San Luis Potosí o el
del pretendido libramiento norponiente,
que afectará el Gran Bosque de Agua– es
altamente destructor del espacio público,
del comercio, de las relaciones de soporte
mutuo y del medio ambiente.
Las razones son múltiples, y han sido
esgrimidas por urbanistas y ecologistas: 1)
Un segundo piso en Plan de Ayala destruirá
una buena parte del comercio de Cuernava-
ca; las casas y los edificios de esa avenida
se volverán inhabitables para las familias
que los ocupan; durante su construcción
generará un congestionamiento vial con
altos costos de contaminación y estrés.
2) Los segundos pisos han demostrado
tales costos ambientales y de vida urbana
que en San Francisco los están desmon-
tando, en Boston los desmantelaron, y en
una zona de Nueva York demolieron uno
y lo sustituyeron por una ciclopista. 3)
Destruyen el espacio público en nombre
de los coches, aumentan el consumo y la
circulación de éstos, y en un corto plazo
no resuelven el problema del flujo vehicu-
lar: hasta 2007 el promedio de velocidad
en la Ciudad de México era de 17 kilóme-
tros por hora; hoy, a pesar de los segun-
dos pisos, el promedio ha disminuido a
12 kilómetros por hora. 4) Promueven el
uso indiscriminado del automóvil, el au-
mento del CO2, responsable del cambio
climático, y contradicen las posiciones de
los países, particularmente de México, de
reducir el consumo energético. En sínte-
sis, los segundos pisos equivalen, en el or-
den urbano, a querer combatir la obesidad
comprando un pantalón de mayor talla.
Contra esta realidad, la ciudadanía
ha propuesto invertir ese dinero en recu-
perar el espacio público de Cuernavaca,
disminuir el flujo vehicular y sanear la
contaminación del aire, mediante la crea-
ción de parques, la interconexión de las
barrancas y el desarrollo de un sistema de
transporte con autobuses articulados (me-
trobús). Este tipo de transporte equivale
a 126 automóviles por autobús y permi-
te reducir en 5 mil toneladas anuales los
contaminantes del aire.
Sin embargo, Martínez Garrigós
–quien parece asociar el bien de Cuer-
navaca con los negocios de su padre– se
Para Carlos Montemayor, siempre en el corazón.
la prepotencia priista
J A V I E R S I C I L I A
Martínez Garrigós:
Análisis 1740.indd 54 3/6/10 12:05 AM

1740 / 7 de marzo de 2010 55
empeña en su ceguera. Contradiciendo
sus eslóganes democráticos, manifestan-
do –con un despliegue de prepotencia– su
incapacidad y ausencia de un proyecto
político, Martínez Garrigós, en la peor tra-
dición salinista, ni ve ni oye. Su presencia
entre nosotros es la continuación de esa in-
cultura política que cree que haber llegado
al poder es estar investido de un aura que le
confiere la dimensión de un dios que, me-
jor que el anterior, es sabedor de lo que la
ciudadanía necesita. Nada lo distingue de
otros políticos, salvo el hecho de que, en
poco más de tres meses de gobierno, ha
demostrado su pequeñez.
Desde hace tiempo nos ahogamos bajo
el peso de políticos que, amparados en su
poder y en sus ideas estrechas, creen tener
razón. Pero para quienes sólo podemos
vivir con el diálogo y el sentido común,
esta obstinación, que anuncia lo que será
la vuelta del PRI y muestra la descompo-
sición de la vida partidista, confirma que
la vida democrática no existe, y que tarde
o temprano los ciudadanos tendremos que
arrancarles la potestad de construirla por
nuestro bien y el del planeta.
Además opino que hay que respetar
los Acuerdos de San Andrés, liberar a to-
dos los zapatistas presos, derruir el Cost-
co-CM del Casino de la Selva, esclarecer
los crímenes de las asesinadas de Juárez,
sacar a la Minera San Xavier del Cerro de
San Pedro, liberar a los presos de Atenco y
de la APPO, y hacer que Ulises Ruiz salga de
Oaxaca. ●
Análisis 1740.indd 55 3/6/10 12:05 AM
56 1740 / 7 de marzo de 2010
ANÁLI SI S
El censo nacional que elabora el Ins-
tituto Nacional de Estadística y Geogra-
fía (Inegi) tiene un valor que trasciende
las fronteras. Sus resultados constitu-
yen las cifras oficiales de México para
la toma de decisiones tanto de organis-
mos internacionales como nacionales.
Una de las críticas recurrentes que se
formularon en este espacio fue la ausen-
cia de autonomía del Inegi, a diferencia
de sus contrapartes en las democracias
mínimamente consolidadas. Hoy, el
Inegi es un organismo autónomo constitu-
cional, sin embargo, sigue atrapado por la
política como nunca antes. Veamos.
Primero. El censo de población y vi-
vienda es el ejercicio más completo que
realiza el Estado mexicano para medir una
serie de variables que son comparables en
el tiempo.
Los sondeos y las encuestas son he-
rramientas importantes de medición, pero
sus márgenes de error –por cubrir sola-
mente muestras, aunque sean representa-
tivas– son sustancialmente mayores que
el de un censo, que prácticamente no debe
albergar error alguno.
En el pasado, la crítica sobre los censos
del Inegi se centraba en la veracidad de sus
resultados, por su vinculación orgánica al
Poder Ejecutivo Federal como órgano des-
concentrado de la Secretaría de Hacienda.
Hoy, empero, el Inegi no guarda ni siquiera
las formas para restringir la información
pública. Las dudas ahora alcanzan a los cri-
terios para integrar el cuestionario que será
la base del censo 2010. Se ha cambiado el
cuestionario de 52 preguntas utilizado en
2000, al finalizar el sexenio de Ernesto Ze-
dillo, a sólo 29 reactivos elaborados bajo la
responsabilidad de Eduardo Sojo, afecto al
presidente Felipe Calderón. No se trata de
un cambio cualquiera que tenga por objeto
saber más de los mexicanos; antes bien, se
pretende evitar el escrutinio público sobre
variables sensibles para el país en los últi-
mos 10 años.
Segundo. El cuestionario básico del
censo 2010, de entrada, elimina uno de
los elementos básicos: la posibilidad de
comparar.
Un avance de un estudio de la experta en
demografía Luz María Valdés, del Instituto de
Investigaciones Jurídicas de la UNAM, pone
de relieve la gravedad de este hecho. La veri-
ficación de actividad de las personas introdu-
cida en 2000 ahora desaparece. La pregunta
sobre la ocupación laboral –registrada por
vez primera en el censo de 1895, hace 115
años– ahora no existe. Tampoco aparece el
sector económico incorporado desde el censo
de 1930. Lo mismo pasa con la situación en
el trabajo de los mexicanos, que se incluyó
desde 1940; el dato sobre el ingreso personal,
que existe desde 1980, y el número de horas
trabajadas que se adicionaron al censo desde
1990. Nada de esto se encuentra en el cuestio-
nario básico del censo 2010.
Se perderán los datos sobre los mate-
riales de la vivienda de los mexicanos, in-
cluidos desde 1930. Los tipos de servicio
de energía eléctrica, que fueron de conoci-
miento público a partir del censo de 1970,
no tendrán cabida por esta ocasión. Y así
podría seguirse citando otros rubros que
el gobierno de Felipe Calderón considera
que los mexicanos no necesitan saber.
El mayor número de datos de los cen-
sos se registran en los censos de 1990 y
de 2000. En ningún caso, sin embargo, se
registra una disminución del derecho a co-
nocer como sucede con Calderón, lo que
muestra las convicciones presidenciales a
propósito del Bicentenario.
Tercero. ¿Será casualidad que el cues-
tionario básico del censo 2010 sufra muti-
laciones que nunca se han observado desde
1895?¿Podría haber alguna posibilidad de
que, en realidad, Felipe Calderón se niegue
a que se registre cómo se ha afectado al em-
pleo –su lema de campaña presidencial– en
los últimos 10 años? ¿Podría caber la duda
de que, en realidad, se quiere retirar aque-
llas preguntas incómodas para el gobierno
de Calderón de cara al proceso electoral de
2012, porque algún partido de oposición
las podría utilizar como herramienta de
campaña antipanista? ¿O se debe aceptar
que lo hecho de 2000 para atrás era un error
metodológico y además muy caro, como
explicó el Inegi?
Los registros oficiales de los mexica-
nos no deben ser objeto de negociaciones
de la política. La ley permite ahora que el
presidente del Inegi tenga un ingreso igual
al de un secretario de Estado y crea cuatro
puestos en la Junta de Gobierno con per-
cepciones idénticas al de un subsecretario.
Basta ahora que, por mayoría simple, el
Senado ratifique las designaciones pre-
sidenciales. Este esquema representa un
avance formal en relación a estructura an-
terior, pero en los hechos se observan las
fallas de esa autonomía, que resulta que
todo ha cambiado para seguir igual, como
en El Gatopardo de Lampedusa, pero que
además cuesta más para rendir menos a la
sociedad. ●
evillanueva99@yahoo.com
Censo a la carta
E R N E S T O V I L L A N U E V A
Análisis 1740.indd 56 3/6/10 12:05 AM

1740 / 7 de marzo de 2010 57
Mientras que el Ejecutivo asegu-
ra que su iniciativa de reforma política
se propone darle “más poder al ciuda-
dano”, Manlio Fabio Beltrones afirma
que la de los priistas busca incrementar
“la participación y el poder ciudadano
en los quehaceres del Estado”. Sin em-
bargo, la única fuerza política que hace
propuestas concretas y efectivas para
introducir en nuestro país algunas for-
mas de democracia participativa es la
del Diálogo para la Reconstrucción de
México (Dia), integrado por el PRD, el
PT y Convergencia.
El documento que presentó el Eje-
cutivo incorpora la llamada iniciativa
ciudadana, que propone conferir a los
ciudadanos “el derecho de iniciar leyes o
decretos, cuando las iniciativas correspon-
dientes cuenten con el respaldo de por lo
menos una décima de punto porcentual
del padrón electoral nacional”. Aunque
esto parece apropiado, el problema es que
no establece ningún plazo perentorio para
que el Congreso procese tales iniciativas,
las cuales pueden permanecer congeladas
en el Legislativo aunque cuenten con un
amplio apoyo popular.
A su vez, la iniciativa de los priistas
no prevé la iniciativa popular y lo úni-
co que propone es lo que ellos llaman
“consulta popular”, pero dejando la de-
cisión final correspondiente en manos
del Congreso.
Asimismo, en la exposición de moti-
vos, el priismo sale al paso de la “revoca-
ción de mandato” con el artilugio de que
opta por la “moción de censura”. Además
de que éstas son dos cosas totalmente dis-
tintas, la moción de censura sólo puede
iniciarla una tercera parte de los legislado-
res, y no alcanza a los gobernadores.
En el caso de la consulta popular, los
tricolores establecen que podrían solici-
tarla el presidente de la República, el 2%
de los ciudadanos inscritos en el padrón
electoral y dos tercios de los integrantes
de ambas Cámaras del Congreso. Sin
embargo, tanto en el caso de la consulta
popular solicitada por el presidente como
en el de la promovida por los ciudadanos
la última palabra la tiene el Congreso, pues
ambas Cámaras habrían de aprobarla por
mayoría simple. Más aún, si la propuesta de
consulta popular logra traspasar el filtro del
Congreso, dicho ejercicio sólo tendría un
resultado vinculante si vota más de la mi-
tad de los ciudadanos inscritos en el padrón
electoral. En suma, todo queda nuevamente
en manos del Legislativo.
Por su parte, la propuesta del Dia sí
incluye los cuatro instrumentos de de-
mocracia directa: iniciativa ciudadana,
referéndum, plebiscito y revocación de
mandato, así como la creación del Con-
sejo Social y Económico de Estado. Este
Consejo estaría integrado por “organiza-
ciones empresariales, de trabajadores,
académicos y de la sociedad civil”, con
la facultad de expresar, motu proprio o
a solicitud del Ejecutivo y/o el Legis-
lativo, opiniones y recomendaciones
sobre asuntos que tengan que ver con
la vida social y económica para la defi-
nición de las políticas públicas. Se trata
de un órgano fundamentalmente deli-
berativo, pero que permite incorporar a
la sociedad civil en las diversas etapas
(diagnóstico, diseño, implementación y
evaluación) de las políticas públicas.
Por lo que se refiere a la iniciativa ciu-
dadana, la propuesta del Dia reclama un
respaldo menor que la del Ejecutivo, pues
mientras éste dispone el 0.1% del padrón
electoral, el Dia establece la misma pro-
porción, pero de la lista nominal de elec-
tores. Esta última cifra resulta siempre
menor, ya que se trata de ciudadanos que,
además de estar inscritos en el padrón, sí
recogieron su credencial para votar con
fotografía. Pero lo más importante de esta
propuesta de iniciativa ciudadana es que,
como todas aquellas que reciben el trata-
miento “de atención preferente”, debe ser
dictaminada y votada por el Congreso en
tiempos perentorios.
Por lo que respecta al referéndum
(para asuntos legislativos), el Dia pro-
pone un respaldo de al menos 2% de los
ciudadanos inscritos en la lista nominal,
y en cuanto al plebiscito (para asuntos ad-
ministrativos: políticas y obras públicas),
plantea el 1%. En ambos casos es la au-
toridad electoral la que tiene que validar
las firmas y, al hacerlo, se aprueban en au-
tomático tales ejercicios, y sus resultados
serán vinculantes, sin mayores requisitos.
En el caso de la revocación de man-
dato, el Dia la propone para todos los
niveles de gobierno: presidente, gober-
nadores, jefe de Gobierno, alcaldes y
jefes delegacionales. Tendría que solici-
tarse después de que el funcionario haya
cumplido el primer tercio de su ejercicio,
antes de llegar a la mitad de su mandato,
y contar con el respaldo de “un número
de ciudadanos inscritos en la lista nomi-
nal de electores equivalente a 30% de los
votos que hubiera obtenido el candida-
to triunfador de la elección correspon-
diente”. Sin embargo, la revocación de
mandato sólo procedería si a favor de
la misma se emite “un número de votos
superior a aquél que sirvió de base para
declarar la validez de la elección y otor-
gar la constancia de mayoría del servidor
público sujeto a este procedimiento”.
Este es el punto más controvertido de la
iniciativa del Dia, cuya redacción es confu-
sa en lo relativo a los votos necesarios para
que el ejercicio correspondiente sea vincu-
latorio, pues parece que sería necesario re-
unir tantos votos favorables como votantes
hubo en la elección constitucional.
No obstante, la iniciativa más avan-
zada, y que debiera servir de punto de
partida para la discusión de los legis-
ladores, es la iniciativa del Dia, con la
reserva de la revocación del mandato
del presidente de la República, pues el
derecho comparado muestra que esta no
es una práctica común. En cambio, pre-
cisando los términos, sería sin duda una
buena opción la revocación de mandato a
nivel de gobernadores, jefe de Gobierno,
alcaldes y jefes delegaciones, en virtud
de que así podrían resolverse conflictos
políticos y sociales como los de Oaxaca.
En suma, únicamente la propuesta
del Dia cumple lo que ofrece, ya que en
las otras dos el empoderamiento ciuda-
dano sólo es una actitud retórica, propa-
gandística y mediática. ●
Democracia participativa
Reforma política (I)
J E S Ú S C A N T Ú
Análisis 1740.indd 57 3/6/10 12:05 AM
58 1737 / 14 de febrero de 2010
PARA APAPACHAR NUESTRO OPTIMISMO
SI SE INUNDA ES QUE SE CASARON LOS CONDENADOS EN EL
LEVÍTICO
Nota de la Redacción (Debido a la escasez de espacio díganle la
R): Ya sabíamos algunas de las cualidades del arzobispo de León,
Guanajuato, José Guadalupe Martín Rábago. Es un cruzado de la
fe, cuida a su rebaño con el férreo cayado del dogma y es, además,
profeta, meteorólogo, observador de las relaciones incestuosas entre
el tsunami y el pecado mortal. No otra cosa reveló el 28 de febrero
de 2010, según nota de Carlos García (La Jornada online): “Los te-
rremotos y desastres naturales que han cobrado la vida de cientos
de personas pueden ser un signo divino ante la violencia y las leyes
que permiten la unión legal entre personas del mismo sexo. Ante
la violencia, el odio, la venganza y la muerte, ante las iniciativas de
ley que afectan la base de la sociedad como es la familia, ante la in-
seguridad y el sufrimiento de tantas personas, es bueno meditar los
signos de los tiempos y preguntarnos con los terremotos, las lluvias,
las inundaciones, ¿no nos estará hablando el Señor?, ¿qué nos está
diciendo con todo esto?”.
La R: La oleada anterior de certidumbres obispales que aso-
cian el fin del mundo con el pecado nefando, se dio en la década
de 1980 con la emergencia del sida. Un grupo nutridísimo de clé-
rigos aseguró: “Ni duden, es un castigo de Dios”. Dos o tres años
después de sostener tal sistema de castigos, el Vaticano modificó
la línea y aseguró que Los y Las llevaban vidas desordenadas, al
margen de la moral, pero ya no vio en el sida la plaga suminis-
trada por Dios. Acto seguido uno de los partidarios de la tesis de
la reprimenda mortífera, Girolamo Prigione, nuncio del Vaticano
en México, embistió contra el condón: “Instrumento diabólico
que arrastra a la juventud por el fango”. En su oportunidad, don
José Guadalupe Martín Rábago no se detiene y halla uno de los
culpables de las inundaciones y los terremotos: la Asamblea Le-
gislativa del Distrito Federal. No lo habíamos considerado pero,
podría ser, no tenemos acceso directo a esos niveles, pero el obis-
po de León seguramente sí.
GUARDEN SILENCIO Y PÓNGANSE A SALVO QUE YA VIENE EL
TORRENTE DE SABIDURÍA
La R: El expresidente de México Vicente Fox nunca sorprende a los
que ignoran que fue presidente de México (los que todavía se acuer-
dan, simplemente se deprimen). Por eso, a medio camino entre el
azoro y la flagelación del electorado, desata su opinión sobre el pa-
pel de los gobernadores en la guerra contra el narco (nota de Abner
Berruecos, Milenio Diario, 22 de febrero de 2010): “Creo que todos
debemos evaluar cuál es el camino más conveniente para México en
esta materia de narcotráfico, crimen, violencia y el tema de Ciudad
Juárez. Creo que los gobernadores, todos, han echado mucha güeva
en enfrentar este tema a nivel local”.
La R: Si estuviera junto a él doña Marta Sahagún, podrían montar
una pareja intelectual célebre como Ortega y Gasset. Y don Vicente
es tan certero como un embotellamiento al opinar sobre las alianzas
electorales entre PAN y PRD (nota de Pedro Domínguez, Milenio
Diario, 25 de febrero 2010): “Cuando se hacen sin ningún sentido,
sin ninguna ideología, sin ningún plan, simple y sencillamente para
darle en la madre al otro, creo que no es un buen camino. Deben
tener un sentido, contenido, ideología, un plan que se presente a la
sociedad y a la ciudadanía para que resulte un gobierno eficaz”.
La R: Ya sólo falta que se contrate como asesores a los Amigos de
Fox y al Coro de Madrugadores del Voto Útil.
EL LÍMITE DE LA DEMAGOGIA, DE CUALQUIER DEMAGOGIA,
ES LA DEFENSA DE JOAQUÍN GAMBOA PASCOE, AL QUE FELIPE
CALDERÓN LLAMÓ SU AMIGO Y UN ALIADO EN LA DEFENSA DE
MÉXICO
La R: Beatriz Paredes, presidenta nacional del PRI, habló en la cere-
monia del 15 Congreso Nacional Ordinario de la CTM, que ratificó
a Joaquín Gamboa Pascoe hasta el 2016. (Gamboa Pascoe nunca,
ni en sus momentos de delirio místico, que alguno habrá tenido,
fue obrero y su llegada a la cumbre se debió a su matrimonio con
la hija de un cacique sindical, Jesús Yurén…) Al acto acudieron diri-
gentes sindicales en Cadillacs, Alfa Romeos, Audis y Mercedes Benz.
Paredes elogió a Gamboa Pascoe (versión estenográfica, 24 febrero
58 1740 / 7 de marzo de 2010
Por mi madre 1740.indd 58 3/6/10 12:06 AM
de 2010): “¿De qué se trata? ¿Se trata de debilitar a los sindicatos?
¿Se trata de esterilizar la esencia de la contratación colectiva? ¿De
reglamentar excesivamente el derecho de huelga, hasta el punto
de hacerlo desaparecer en la práctica? Óiganlo bien, si de eso se
trata, si eso pretenden, no cuenten con nosotros, que no cuenten
con la fuerza política, social y parlamentaria del Partido Revolucio-
nario Institucional”.
La R: Si se le agregan los caciques regionales y al equipo merca-
dotécnico de Enrique Peña Nieto, es todo lo que el PRI puede ofrecer
en 2012.
¿A DÓNDE SE QUIERE IR CUANDO SE HA LLEGADO DESDE EL
PRINCIPIO O DESDE ANTES DE LOS TIEMPOS?
La R: Pablo Gómez, senador del PRD, lanzó una propuesta a la
altura de sus convicciones libertarias (El Informador, 25 de febrero
de 2010): “En un Estado laico se debe suprimir la prohibición de la
libre expresión a los sacerdotes para que las divergencias sobre el
aborto y los matrimonios entre personas del mismo sexo sean dis-
cutidas democráticamente, con debates abiertos sin exclusiones.
El alto clero político ha violado dicho precepto constitucional al
cuestionar los derechos de las mujeres a la interrupción volunta-
ria y libre de su embarazo antes de las 12 semanas y los matrimo-
nios entre personas del mismo sexo. Para el Estado laico existe un
terreno en el que las diferencias se pueden resolver: el de la de-
mocracia, y es aquí en donde la prohibición de la libre expresión
a los ministros de culto no ayuda en nada. El inciso E del artículo
130 de la Constitución es ya un gesto grotesco que no ayuda a
plantear el verdadero problema: la no aceptación por parte del
alto clero católico del criterio democrático. Dicho inciso señala
textualmente que los ministros de culto no podrán asociarse con
fines políticos, ni realizar proselitismo a favor o en contra de
candidato, partido o asociación política alguna. Tampoco podrán
en reunión pública, en actos de culto o de propaganda religiosa,
ni en publicaciones de carácter religioso, oponerse a las leyes del
país o a sus instituciones, ni agraviar, de cualquier forma, los sím-
bolos patrios. También les prohíbe formar agrupaciones políticas
cuyo título tenga alguna palabra o indicación cualquiera que la
relacione con alguna confesión religiosa”.
La R: Gómez, uno de los promotores de la Ley Televisa, acaudilla
la causa de la derecha clerical. Algunas notas: a) Seguramente, y ya
lo han probado en demasía, lo que no harán los sacerdotes es discu-
tir democráticamente temas como el aborto y los matrimonios lés-
bico-gays. No lo han hecho hasta el día de hoy y no lo harán. Lo han
dicho mil veces: no ponemos el dogma a discusión; b) ¿Con eliminar
el “grotesco” inciso E del artículo 130, el alto clero católico, el mismo
que defendió al polígamo, incestuoso y sexópata Marcial Maciel,
aceptará el criterio democrático? Lo dijo el cardenal Norberto Rivera
el 29 de diciembre de 2009:
A nosotros, venerables hermanos, también nos quieren prohibir
hablar en nombre de Jesús, predicar su doctrina, cumplir con
el mandato del Señor de anunciar la Buena Nueva, defender el
vínculo sagrado del matrimonio al que San Pablo comparó con
el amor con que Cristo ama a su Iglesia, y no, no podemos callar,
pues podremos escapar de los tribunales de los enemigos de
Cristo, pero no evadiremos el tribunal supremo de Dios, quien
nos pediría cuenta de nuestra cobardía por avergonzarnos de su
nombre y por no defender al rebaño del lobo que mata y disper-
sa a las ovejas.
¿Basta la Buena Fe de Pablo Gómez para que el clero adquiera un
criterio democrático?, y c) Gómez, al frente de su restauración prota-
gónica, cree justo y conveniente que el clero participe en política, se
oponga cuando así lo considere “a las leyes del país o a sus institucio-
nes”, forme agrupaciones políticas, promueva candidaturas a golpe
de púlpito y, está implícito en su fervorín, use de su influencia contra
los partidos que, como el PRD, al que Rivera llamó compuesto de
“enemigos de Dios”, han legalizado en el DF el aborto y el matrimo-
nio entre homosexuales. Adelante, don Pablo, la teocracia democrá-
tica no se hizo en un día.
A PALABRAS SANTAS, OÍDO DE PESCADORES
La R: Interrumpimos esta procesión para dar paso a las beatíficas
palabras del padre Marcial Maciel (del libro Mi vida es Cristo): “Ha-
ciendo este alto en mi vida, para contemplarla desde Dios, no puedo
dejar de dar gracias a Dios porque Él ha querido servirse de mí como
instrumento para colaborar en su plan de redención de los hombres
a través de la Legión y del Regnum Christi”.
La R: Y tan le creemos que nos gustaría contemplar su trayectoria
desde donde él la contempla, desde Dios.
FRASES QUE ILUMINAN LA CONCIENCIA, PORQUE EL ALMA YA SE
FUE DE TRABAJADORA MIGRATORIA
La R: Un popurrí por culpa del espacio. Mauricio Fernández Garza, al-
calde panista de San Pedro Garza, Nuevo León (nota de David Casas,
La Crónica, 2 de marzo de 2010): “Sencillamente no queremos presi-
dencialismo, con todo respeto al presidente Calderón, que saque las
manos del partido... Y luego si nos dijera que nos ha ido de maravi-
lla, pero nos han dado unas santas madrizas en las últimas eleccio-
nes del país”. Y el turno es de Juan Molinar Horcasitas, secretario de
la SCT, que responde sobre la auditoría de la Suprema Corte respecto
a la tragedia de la guardería ABC (nota de Armando G. Tejeda, La
Jornada, 3 de marzo de 2010):
LAS FAMILIAS DE LAS VÍCTIMAS COMO “ASUNTOS PERIFÉRICOS”
“–¿Qué les dice a las familias que piden su renuncia?
“–No quiero hacer comentario sobre asuntos periféricos o sobre
otros que pueden, sin duda alguna, ser importantes, pero en este
caso lo que tengo que hacer, como todos los que están mencionados
(en el informe) es estudiar a fondo el documento.”
Y añádale a esto el veredicto de Alonso Lujambio, secretario de
la SEP, durante la presentación del libro Acción Nacional, el apetito
y las responsabilidades del triunfo (nota de Leslie Gómez y Enrique I.
Gómez, Reforma, 3 de marzo de 2010): “Nuestra democracia es una
democracia tonta porque no aprovecha su capital humano, porque
desperdicia cada tres años lo que todos aprendieron”.
LA ÚLTIMA Y NOS VAMOS
La R: Felipe Calderón inaugura un evento de Oportunidades en
Yucatán (nota de Carole Simonet y Pedro Diego Tzuc, Reforma,
26 de febrero de 2010): “Quiero pedirles, además, que me ayu-
den a sentirme como siempre me he sentido en Mérida, que
es una tierra de gente buena, de gente limpia. Así que les voy
a pedir, les pido porque quiero sentirme como siempre me he
sentido aquí, que todos seamos respetuosos y todos estemos
contentos y que no ofendamos a nadie. Si no es así, me dicen y
nos vamos. Gracias”.
Si no es así, nos dicen y nos vamos: CM. y JV.
1740 / 7 de marzo de 2010 59
Por mi madre 1740.indd 59 3/6/10 12:06 AM
60 1740 / 7 de marzo de 2010
M
ás de dos meses re-
corrió en tren el cuer-
po de Ricardo Flores
Magón para llegar a
México desde Kan-
sas, donde murió en
una cárcel en 1922. La demora se debió a
que en las ciudades mexicanas por donde
pasaba el féretro, con el auspicio del Sin-
dicato de Trabajadores Ferrocarrileros,
miles de personas se arremolinaban para
rendir homenaje a uno de los adalides de
la Revolución.
Mientras tanto, su hermano Enrique,
sobreviviente de la cárcel en Estados Uni-
dos, regresó al país en 1923 con la es-
peranza de que la lucha social que él y
Ricardo llevaron hasta las últimas conse-
cuencias hubiese fructificado en algo. Con
su esposa y sus seis hijos se encontraron
con un México brutal que, por un lado, se
valía de su nombre como estandarte pos-
trevolucionario pero que, en lo cotidiano,
lo sentía como una piedra en el zapato.
Ricardo (1874-1922) y Enrique (1877-
1954), nacidos en Oaxaca, fueron, junto
con su hermano Jesús (1871-1930), polí-
ticos y periodistas opositores a la dictadu-
ra de Porfirio Díaz. Entraron y salieron de
la cárcel en México en diversas ocasiones.
Se expatriaron en Estados Unidos, don-
de crearon el Partido Liberal Mexicano.
Alentaron además las huelgas de Cananea,
Sonora, y Río Blanco, Veracruz.
El gobierno estadunidense condenó
a Ricardo en 1918 a 21 años de prisión
en McNeil Island bajo los cargos de dis-
tribuir correspondencia indecente, es de-
cir, difundir propaganda política. De ahí
fue llevado a Kansas, donde, según la ver-
sión del gobierno, “murió de un paro car-
diaco”. Sin embargo, según su compañe-
ro de lucha y de prisión Librado Rivera,
fue ahorcado.
Ahora, a casi 90 años de la muerte de
Ricardo, los descendientes de su hermano
Enrique pondrán a disposición del públi-
co un archivo inédito que la familia res-
guardó cuidadosamente. En entrevista con
Proceso, Diego Flores Magón Bustamen-
te, bisnieto del mártir, explica:
“Por ahora tenemos un inventario par-
cial de unas 2 mil piezas documentales.
Pero en total el archivo debe tener unas
10 mil piezas documentales entre corres-
pondencia, periódicos, fotos y recortes,
principalmente, pero también hay obje-
Rosario Manzanos
Alrededor de 2 mil piezas
documentales (de un total
de 10 mil) que integran el
archivo de los próceres han
sido ya inventariadas por el
bisnieto de Ricardo, Diego
Flores Magón Bustamante.
Correspondencia, periódi-
cos, fotos, recortes, tarjetas,
negativos fotográficos, co-
lecciones de timbres... serán
alojados en el edificio remo-
delado de Colombia 42
–donde se imprimía El Hijo
del Ahuizote–, que entrega-
rá el Fideicomiso del Centro
Histórico. Se calibrará en-
tonces la enorme lucha de
estos dos revolucionarios, in-
suficientemente reconoci-
da por la historia de México.
De ella habla Diego en en-
trevista, así como del conte-
nido del archivo y de los ava-
tares de su rescate.
del archivo de los Flores Magón
Rescate
Cultura 1-1740.indd 60 3/6/10 12:08 AM

1740 / 7 de marzo de 2010 61
CULTURA
tos diversos, como tarjetas, negativos fo-
tográficos, colecciones de timbres, de es-
tampas. El acervo se compone de fondos
documentales. El más grande es, desde
luego, de Enrique, pero hay papeles tam-
bién de su mujer Teresa Arteaga de Flo-
res Magón, de Teodoro Flores, su padre,
de otros familiares y de un correligionario,
Rafael B. García, entre otros.”
En el archivo se encuentran cartas de
Ricardo a Enrique (ver recuadro), la co-
lección más completa del periódico Rege-
neración, que ellos fundaron, y un buen
número de ejemplares de El Hijo del Ahui-
zote. También hay diarios anarquistas, así
como correspondencia privada que los
Flores Magón sostuvieron con figuras po-
líticas de su época y que condescendían
con su manera de pensar y actuar.
Don Enrique
Dice Diego Flores Magón que cuando su
bisabuelo regresó a México, no entendía
qué había pasado en el país. Su deportación
desde Los Ángeles, California, donde per-
maneció en una suerte de arraigo domici-
liario, fue muy dura y esperaba regresar a
un México mejor que el que había dejado:
“En un kiosko en Puebla empieza a
mentar madres contra el gobernador y
contra Álvaro Obregón. La gente se pre-
guntaba: ‘¿Quién es esa persona? ¿Qué le
pasa?’. Y se lo llevaron a la cárcel. Hubo
una gran solidaridad con él, cartas que le
mandaron al presidente diciéndole que có-
mo era posible que encarcelaran de nuevo
a Enrique Flores Magón. Ese era el Méxi-
co que mi bisabuelo encontró a su regreso.
A través de sus cartas he entendido cómo
se estrelló con el México brutal posrevo-
lucionario, con los caciques y generalotes.
“No obstante, siempre hubo el afán de
incorporar a los Flores Magón como piezas
clave de la historia oficial y crear el gran mi-
to de su gesta. Y cuando regresa Enrique, ni
trabajo encontraba. El magonismo graba-
do en letras de oro por el gobierno posrevo-
lucionario es una mentira. Enrique no tenía
cabida en México. Cuando ascendió Láza-
ro Cárdenas al poder, tuvo oportunidad de
reconciliarse un poco con el régimen. Tuvo
unos empleos muy modestos en la adminis-
tración pública. El padre de Miguel Alemán
fue magonista en Veracruz y es una de las ra-
zones de algún tipo de acercamiento.”
Afirma Diego que posteriormente En-
rique Flores Magón tuvo otras razones pa-
ra seguir luchando, como el ascenso del
fascismo y del comunismo (en Europa y la
Unión Soviética). Pero es claro que sufrió
mucho y vivía en gran precariedad econó-
mica. Tanta adversidad le había causado
diabetes y problemas cardiacos.
“Sin embargo, nunca dejó de ser una
figura quijotesca, nunca perdió el juicio
atinado. Ricardo era fuera de lo normal
también, con rasgos no necesariamente
amables. Era un radical recalcitrante, era
inflexible, era vengativo y maltrataba mu-
cho a los que no le seguían en cada uno de
sus pasos. Enrique salió lastimado dentro
de la vida interna del magonismo. Hubo
una ruptura entre 1916 y 1917 y fue dolo-
rosísimo para él. No me lo explico. Ten-
go piececitas de lo sucedido; hubo moti-
vos familiares y no ideológicos.”
En 1922, cuando murió Ricardo, Enrique
sufrió un golpe del que jamás se recuperó:
“Enrique amaba a su hermano de ma-
nera ilimitada y fue durante toda su vida, y
después, su signo cardinal, su eje y su ho-
rizonte. Cuando murió Ricardo, Enrique
perdió el rumbo de una parte de su vida.”
Según dice a Proceso Alicia Jiménez
de Flores Magón, abuela de Diego y espo-
sa del hijo más pequeño de Enrique, “Don
Enrique y su esposa Teresa eran dos per-
sonas de trato bellísimo y amable. Los
dos me quisieron mucho. Él nunca habla-
ba de política, pero cada semana escribía
sin parar. Era una persona intachable. En
una ocasión Miguel Alemán le ofreció una
Recepción del cadáver de Ricardo
En “El Hijo del Ahuizote”
Cortesía Centro Documental Flores Magón, AC.
C
o
r
t
e
s
í
a

C
e
n
t
r
o

D
o
c
u
m
e
n
t
a
l

F
l
o
r
e
s

M
a
g
ó
n
,

A
C
.
Cultura 1-1740.indd 61 3/6/10 12:08 AM
62 1740 / 7 de marzo de 2010
casa para que viviera ahí en lugar de ren-
tar. Don Enrique le contestó: ‘¿Y para los
compañeros también va a haber casa?’.
“Él permaneció siempre claro de lo su-
yo; era una persona sencilla. A cada rato
lo iban a buscar ‘los compañeros’, como él
les decía a los obreros. Tengo la satisfac-
ción de que en alguna ocasión me dijo que
yo era su nuera preferida, la consentida.”
El peso del apellido
“¡Como puede andar usted por la vida car-
gando con semejante apellido!”, le dijo en
una ocasión a Diego una maestra de
la universidad.
Según el bisnieto de Enrique Flo-
res Magón, le pasan cosas extrañas y
hasta ridículas:
“Hay personas para las que el ape-
llido le es más bien la referencia de
una calle o una avenida. Algunos his-
toriadores se incomodan un poco e in-
cluso un profesor me señaló: ‘Pobre de
usted, carga con la lápida de un monu-
mento nacional’.”
Cuando Diego entró a El Colegio
de México a estudiar relaciones interna-
cionales en el 2000, Javier Garciadiego,
actual director de esa institución, le fue
asignado como profesor en la materia de
historia mexicana en el primer semestre.
Estaba muy nervioso y llegó tarde a la
clase, cuando ya estaban todos sentados.
Garciadiego le dijo:
–Usted debe de ser Diego Flores Ma-
gón, ¿verdad? ¿Es descendiente de ellos?
(Él respondió con un tímido “sí”.) Los
Flores Magón fueron precursores de la
Revolución. O sea, los que llegan antes.
“La anécdota me da risa, pero también
ba, por los rumbos de Tulyehualco. En esa
misma calle vivían sus cuñados, así que
las reuniones familiares podían ser de 30
o 50 personas. Estudió ingeniería en la Ar-
mada de México. Nunca participó en ac-
tividades políticas y se dedicó de tiempo
completo a su familia.
En una ocasión, en los años ochenta, es-
ta reportera lo visitó y le solicitó una con-
versación sobre su padre y su tío Ricardo:
“Es una historia muy triste y casi no
me acuerdo de nada. Viajábamos mucho”,
fue lo único que dijo.
“Héroes” entre fayuca china
Diego Flores Magón se afanó desde hace
15 años en la tarea de localizar un espacio
físico para el archivo, hasta que al fin lo
encontró. Actualmente el Fideicomiso del
Centro Histórico firmó con la Asociación
Civil “Centro Documental Flores Magón
A.C.”, un convenio para compartir parte
de las instalaciones del edificio donde se
imprimía El Hijo del Ahuizote, en la calle
de Colombia 42, justo ahí donde fue toma-
da la mítica fotografía en la que Ricardo y
Enrique colgaron una manta el 5 de febre-
ro de 1903 con la consigna “La Constitu-
ción ha muerto”, en referencia a la Cons-
titución de 1857 promulgada por Benito
Juárez, y que para ellos era pisoteada por
Porfirio Díaz.
“Esperamos que el fideicomiso facili-
te la cesión del inmueble. Ellos se com-
prometieron a cubrir una buena parte de
la restauración. Y parte de la habilitación.
Nos lo van a dar como algo que ellos de-
nominan ‘permiso temporal revocable’.
“Tenemos la deducibilidad ante Ha-
cienda, y en estos últimos meses se han
ido juntando las piezas para lograr que el
archivo funcione. Lo que nosotros quere-
mos es que lleve una vida individual. He-
mos hecho los trámites correspondientes
para que sea imposible lucrar con él en
cualquier forma. Es una iniciativa total-
mente civil.”
Según explicó a Proceso Inti Mu-
ñoz, director del Fideicomiso del Cen-
tro Histórico, originalmente el edificio
había sido destinado al programa de
comercio en la vía pública.
“Diego se nos acercó y nos con-
venció de la importancia de su pro-
yecto –apunta Muñoz–. Pensamos
que se pueden cumplir las dos fun-
ciones, la de dar abrigo al comercio
y la de tener el archivo. El ambulan-
taje es parte de la memoria histórica
de México, es un mosaico vital. El
que compartan espacios es una rein-
vención que hemos hecho. Esta no
es una ciudad-museo. La revitaliza-
ción de los inmuebles es un proyec-
Ciudad Juárez (1923). Enrique, regreso del exilio
tengo claro lo difícil que es lidiar con tan-
tas vicisitudes, con un apellido lleno de
tristeza y de que la intimidad de mi familia
sea tan pública.”
El hijo menor de Enrique Flores Ma-
gón, también llamado Enrique, fue quien
guardó celosamente el archivo de su pa-
dre. Después fue su hijo Daniel quien se
hizo cargo de salvaguardarlo.
Enrique vivía junto con su esposa Ali-
cia y sus hijos: Alicia, Enrique, Héctor,
Daniel, Estela e Irma en la calle de la Tur-
C
o
r
t
e
s
í
a

C
e
n
t
r
o

D
o
c
u
m
e
n
t
a
l

F
l
o
r
e
s

M
a
g
ó
n
,

A
C
.
Cortesía Centro Documental Flores Magón, AC.
Cultura 1-1740.indd 62 3/6/10 12:08 AM

1740 / 7 de marzo de 2010 63
CULTURA
to fundamental. Es un uso contemporáneo
el que le vamos a dar al inmueble. Es una
mezcla innovadora.”
El edificio estuvo abandonado por dé-
cadas y se dañó durante los terremotos de
1985. El Instituto Nacional de Antropolo-
gía e Historia entró en juego, lo que permi-
tió hacerle ciertas modificaciones.
“Haremos una inversión de 3 millones
de pesos en la restauración del edificio. La
fachada se conservará. Salvador Martí es-
tará a cargo de la obra. Cada quién tendrá
su propia entrada; Vicente Flores supervi-
sará el proyecto. Estamos buscando solu-
ciones múltiples. Haciendo un acuerdo de
un acuerdo territorial.”
Las oficinas de la asociación de los
Flores Magón ocuparán los tres pisos del
edificio. En el primero estará la recepción,
en el segundo áreas de trabajo y conferen-
cias, y en el tercero el archivo digitalizado.
El patio completo será ocupado por co-
merciantes. Muñoz dice que el proyecto es
parte del reacomodo de miles de ambulan-
tes que venden productos de toda índole,
como rastrillos y baterías, y que eventual-
mente tendrán que pagar impuestos y de-
jar de vender –si fuera el caso– piratería.
“El edificio estaba originalmente desti-
nado en su totalidad para el programa de co-
mercio en la vía pública. Pero vimos in situ
que era posible la convivencia. En el Centro
Amapa, julio 23 de 1899.
Sr. D. Enrique Flores Magón
México.
Muy querido Enrique:
D
ices que agradeces te mande saludos cuando escribo.
No puedes imaginarte, por lo que a mí toca, el placer
que me causa, si no de ver tus letras, porque ahora
escribiste en máquina, sí de ver tus conceptos transcritos en
correcta forma en el papel, mi gran debilidad; el papel es para
mí un ídolo y creo que no en lejano tiempo, sea mi arma muy
grande: el periódico.
Yo lucharé en ese sentido y grande será la utilidad. Conozco a
fondo el negocio. Es de porvenir y si tú quisieras dedicarte, nada
te costaría hacer tus ensayos. Estudia mucho, en caso de que te
resuelvas: el buen periodista debe ser casi un omnisciente.
Tu sueño es cierto, aunque ahora yo estoy estragado.
Imagínate que nos pasamos más de ocho días sin comer
nada de carne, porque nadie mata ganado. Sin embargo,
yo mataría reses y entonces me emparejo. Yo estaba ya
muy bonito, tan tierno sin modestia como tú pones,
muy coloradito, y antojadizo para las muchachas. Ahora
estoy amarillito y sin embargo me quieren las “cojteñas”.
Mucho te quiere,
El Cochinito.
Histórico había 25 mil ambulantes que ocu-
paban toda la zona. Tiene que haber un reor-
denamiento y estamos comprometidos con
ellos. Creemos que la convivencia con el ar-
chivo es una mezcla innovadora. Es el he-
cho de reconocer la importancia de una acti-
vidad hormiga.
“Porque la naturaleza de la zona, in-
cluso considerando la raíz hispánica, reco-
noce que el comercio está en la calle.”
Diego por su parte apunta: “Hemos
ido construyendo un instrumento mo-
ral e institucional que mire mejor por
la salvación de los documentos. Cuan-
do la asociación se extinga, todo el pa-
trimonio pasará a otra asociación civil
también. No queremos que el archivo
sea considerado patrimonio de ningún
partido político ni de ninguna institu-
ción de Estado.” ●
De Ricardo a Enrique
E
d
u
a
r
d
o

M
i
r
a
n
d
a
Diego Flores Magón. Rescate histórico
Cultura 1-1740.indd 63 3/6/10 12:09 AM
64 1740 / 7 de marzo de 2010
L
a reforma al artículo 40 de la
Carta Magna, aprobada el pa-
sado 11 de febrero en la Cá-
mara de Diputados por ma-
yoría calificada para añadir la
palabra “laica” al concepto de
República, podrá ser letra muerta.
Ello, si no se establece una regulación
que sancione a las personas y congrega-
ciones religiosas que intervengan en asun-
tos políticos y arenguen desde los púlpitos
contra las instituciones del Estado.
Así lo considera el abogado Emilio
Arellano, bisnieto del político liberal del si-
glo XIX Ignacio Ramírez El Nigromante,
quien fue uno de los artífices del Estado lai-
co al haber elaborado documentos que sir-
vieron de base a las Leyes de Reforma pro-
mulgadas por el presidente Benito Juárez.
En el marco del Bicentenario del inicio
de la gesta de Independencia, el también
autor del libro Ignacio Ramírez El Nigro-
mante. Memorias prohibidas, editado por
Planeta, se dio a la tarea de revisar el pen-
samiento del liberal decimonónico, plas-
mado en documentos fechados entre 1830
y 1876, año de su muerte, para elaborar
una propuesta de reformas constituciona-
les que no se limitan a ciertos artículos, si-
no que pretenden un nuevo pacto político
y la fundación de un nuevo México. Expli-
ca en la introducción:
“Nuestro país cumple 200 años como
nación independiente, y al analizar nuestra
carta magna nos percatamos de que no sa-
tisface en nada las necesidades y aspiracio-
nes que, como sociedad consciente y en per-
manente evolución, nos trazamos con miras
a un futuro común próspero y democrático.”
A decir suyo, la Constitución federal
vigente “parece elaborada para convertir
al presidente en un poder centralista, ab-
soluto, temporal e infalible de la nación y
como una reminiscencia del derecho divi-
no”, y es necesario hacer reformas que en-
derecen “el rumbo democrático, popular,
federalista y nacionalista” del país.
Explica que las propuestas fueron
planteadas por el propio Nigromante ante
el Congreso Constituyente de 1857, pero
Emilio Arellano, bisnie-
to de Ignacio Ramírez, de
quien acaba de publicar
sus Memorias prohibidas,
hace un repaso del pen-
samiento del liberal para
llegar a su cabal cumpli-
miento. Éste contribuiría,
justo en el año conmemo-
rativo de los centenarios,
a la conformación de un
nuevo pacto para cumplir
a fondo el ideario laicista
del Estado.
con las ideas de
Judith Amador Tello
Nuevo pacto
el ala conservadora, el clero y aun el gru-
po liberal las boicotearon por considerar-
las “demasiado vanguardistas”. Asegura
que incluso Juárez se opuso, pues ya tenía
intenciones centralistas y reeleccionistas,
pero ahora estas reformas contribuirían a
la refundación de “una nueva República
progresista y nacionalista”.
Vía telefónica el abogado, autor tam-
bién de Breves notas de los liberales y
descendiente de Francisco Zarco, Juan A.
Mateos y Adolfo López Mateos, cuenta
que al estudiar las aportaciones intelectua-
les de Ignacio Ramírez es fácil darse cuen-
ta de su vigencia.
Tuvo ideas tan anticipadas a su tiem-
po que aun hoy no acaban de aceptarse
o debatirse, entre ellas la revocación de
mandato, el plebiscito público, la autono-
mía del Poder Judicial, la educación lai-
ca y gratuita, la igualdad de géneros, el re-
feréndum, la extinción de los delitos de
prensa y hasta la inconstitucionalidad del
Senado de la República.
Debate sin fin
La reforma constitucional aprobada en fe-
brero pasado con 363 votos a favor, uno
en contra y ocho abstenciones, y enviada
al Senado para su discusión y aprobación,
deja la redacción del artículo 40 de esta
manera:
“Es voluntad del pueblo mexicano
constituirse en una república representati-
va, democrática, federal y laica, compues-
ta de estados libres y soberanos en todo lo
concerniente a su régimen interior; pero
unidos en una federación establecida según
los principios de esta ley fundamental.”
“El Nigromante”
Cultura 2 1740.indd 64 3/6/10 12:07 AM
CULTURA
Antes, durante y todavía hoy que ya fue
aprobado el cambio, el tema de la laicidad
ha provocado duros debates. Algunos con-
sideraron que ya estaba establecida la con-
dición laica del Estado mexicano en otros
artículos, entre ellos el 3º. La Iglesia no du-
dó en calificar la reforma como un acto de
intolerancia religiosa y anticatolicismo.
Arellano considera por su parte que
así, al agregar solamente la palabra “laica”
al artículo 40, la reforma queda todavía in-
completa, si no es que en “letra muerta,
una utopía total”, ya que es necesario mo-
dificar además los artículos 24 y 130. Di-
ce entonces que, a diario, “se ve la inso-
lencia con la que se comporta el clero; el
desafío de las instituciones eclesiásticas a
las instituciones laicas”, cuando antes de
exigir derechos políticos deberían termi-
nar con su “doble moral”. Y expone a gui-
sa de ejemplo:
“Tienen casi en una esclavitud virtual a
todos sus empleados. Don Ignacio Ramí-
rez decía que deberían dársele al clero de-
rechos laborales, porque la consagración
de una misa dura 20 minutos más la comu-
nión, pero el resto del día realizan activi-
dades como cualquier ciudadano: barren,
trapean, cosen, pintan paredes y todo; esas
actividades deben ser remuneradas, deben
tener un salario digno, y eso no sucede con
el clero, ni siquiera se les ocurre exigir-
lo. Entonces les interesa el poder político
pero no regularizar la situación de toda su
gente.”
En su propuesta de nueva carta magna
el abogado incluye, en el artículo 6 refe-
rente a la libre manifestación de ideas, que
“derivado de un Estado laico la única limi-
tante... aplica a toda congregación religio-
sa, sus miembros activos, sus dirigentes...”,
que deberán abstenerse de emitir “todo tipo
de opiniones sobre asuntos de competencia
exclusiva de los tres poderes de la unión y
de los tres órdenes de gobierno”.
Y retoma aquí, casi textualmente, la
idea de El Nigromante, plasmada en sus
Memorias prohibidas…:
“Los púlpitos de las iglesias no son tri-
bunas legislativas del Partido Conserva-
dor, por lo que deben abstenerse de inter-
venir en asuntos laicos, so pena de que el
gobierno mexicano inicie acciones legales
en contra de los responsables.”
El bisnieto del liberal enfatiza en el he-
cho de que las iglesias y templos construidos
hasta antes de 1993 son propiedad de la na-
ción, no del poder clerical. Se les han presta-
do para el ejercicio de su culto y los utilizan
para “hacer proselitismo o arengar al pueblo,
arengar a la ciudadanía, a desconocer insti-
tuciones laicas constitucionales y legalmen-
te constituidas. ¡Es muy grave!”.
Añade que por ello debe haber una re-
gulación y multarse a quienes utilicen los
inmuebles federales para esos fines, y en
su defecto retirarles el bien “para destinar-
lo a otra finalidad más importante para la
sociedad mexicana”:
“Decía don Ignacio Ramírez que los
conventos y los claustros se habían utili-
zado, hasta antes de las Leyes de Refor-
ma, como centros de ocio o para elaborar
golpes de Estado pretorianos en contra de
los gobiernos legítimos del país, subven-
cionados con las limosnas que el pueblo
dio para pagar la comida de menesterosos
o el cobijo de los desprotegidos.”
Por ello insiste en la urgencia de una
regulación constitucional que tipifique
delitos para las autoridades y delitos pa-
ra las sociedades religiosas. Para él, por
ejemplo, la excomunión debe considerar-
se como un delito de extorsión agravada,
porque ningún clérigo o miembro de con-
gregación religiosa alguna puede tratar de
someter a las autoridades o la ciudadanía
con este tipo de advertencias.
Vale recordar que en mayo de 2007 el
mismo Papa Benedicto XVI amenazó con
excomulgar al jefe de Gobierno Marce-
lo Ebrard por despenalizar el aborto en la
Ciudad de México. El mandatario le recor-
dó entonces que su única preocupación es
hacer cumplir la Constitución.
El artículo 24 en la propuesta de Are-
llano habla de la libertad de todo individuo
para profesar la creencia religiosa que con-
sidere conveniente. Pero hace responsable
a la Secretaría de Gobernación de exigir la
destitución de los ministros de asociaciones
religiosas que emitan opiniones en asuntos
políticos o de interés nacional.
Establece asimismo que las congre-
gaciones, en tanto ocupan inmuebles de
propiedad federal, son responsables de la
pérdida de las piezas de arte que éstos con-
tienen y deben tomar medidas preventivas.
Pero además propone que los usuarios den
una contraprestación por concepto de ren-
ta o mantenimiento y se destinen los re-
cursos al Instituto Nacional de Antropolo-
gía e Historia y al Consejo Nacional para
la Cultura y las Artes, para la restauración,
mantenimiento y proyectos de salvamento
de monumentos históricos.
Verdadera reforma
El abogado recuerda que su bisabuelo consi-
deraba al Senado de la República como in-
constitucional. Dice que fue creado por Juá-
rez para evitar que “le aventaran la artillería”
desde la Cámara de Diputados, que en tres
ocasiones le pidió la renuncia; creó el Se-
nado para evitar que los diputados hicieran
“efectivas sus resoluciones” y así quitar-
les fuerza creó el Senado.
Él no plantea ahora su desaparición,
pero sí quitarle sus facultades revisoras
sobre las resoluciones de la Cámara
de Diputados. Prevé también la ex-
tensión de tres a seis años del perio-
do de ejercicio de los diputados, pero
advierte que bajo ninguna razón debe acep-
tarse la reelección de ningún político ni en
las cámaras ni en el Poder Ejecutivo.
Y en cuanto a la revocación de man-
dato que hace años ha planteado Porfi-
rio Muñoz Ledo como parte de la Refor-
ma del Estado, Arellano recuerda que su
bisa buelo lo consideró también. Opina
que debe instaurarse a partir del próximo
1 de diciembre de 2012, para que las nue-
vas autoridades estén conscientes ya de su
existencia. Cree que si se propusiera aho-
ra, los integrantes del PRI y el PAN blo-
quearían la iniciativa, se pensaría que tie-
ne destinatarios específicos.
Define a la revocación de mandato co-
mo un principio jurídico-político, un de-
recho constitucional, mediante el cual así
como se elige libremente a un gobernante,
la ciudadanía debe tener la capacidad pa-
ra revocarle el mandato o “despedirlo por
notoria incapacidad”, incluyendo al presi-
dente de la República.
¿Qué tan lejos estamos del país que
concibió El Nigromante? A decir de Emi-
lio Arellano, ha habido avances, pero hace
falta una reforma política que no es ni la
de Manlio Fabio Beltrones, “que preten-
de entronar al PRI otros 70 años”, ni la del
PAN, “que nos va a hacer una monarquía
constitucionalista”; lo que propuso Igna-
cio Ramírez fue la igualdad. Concluye:
“Ahorita vamos a estar muy embelesa-
dos con todos los festejos del Bicentenario,
pero sabemos que nuestras instituciones es-
tán mal. Si no las cambiamos a partir de es-
te momento en que arranca nuestra nueva
época, estaremos siempre llenos de defec-
tos, siempre con limitaciones de todo tipo,
acostumbrados a los grupos de poder. Eso
debe terminarse, debemos tener funciona-
rios que sirvan a la nación y no que se sir-
van de la nación.” ●
Cultura 2 1740.indd 65 3/6/10 12:07 AM
66 1740 / 7 de marzo de 2010
A
raíz de la conmemoración del
primer centenario del compositor
Blas Galindo Dimas (1910-1993),
este colaborador de Proceso so-
licitó una entrevista al primogénito del
maestro quien, generosamente, abrió las
puertas de su oficina en el Centro Nacio-
nal de Investigación, Documentación e
Información de Artes Plásticas (Cenidiap)
del INBAL, que él dirige. Con tempera-
mento afable y un buen humor contagio-
so, Carlos Blas Galindo (1955-) no escon-
de el regocijo que le produce hablar de su
padre. Lo recuerda con desenfado, irrum-
piendo la admiración filial en cada recodo
de la charla.
SM: Usted creció al lado de uno de los
músicos mexicanos que mayor reconoci-
miento ha tenido en vida y eso habla de una
predestinación afortunada. Sin embargo, la
sombra paterna puede volver flaquezas los
méritos propios. ¿Llevar el mismo apellido de
un hombre saturado de homenajes lo ayudó
a encontrar su camino?
CBG: Sí, o por lo menos no me lo blo-
queó. En realidad tuve la enorme fortuna
de crecer en un ambiente en que era nor-
mal conversar con personajes de la talla de
Agustín Yáñez, Rodolfo Usigli, Fernando
Gamboa, Siqueiros o el Dr. Atl. Escuchan-
do esas conversaciones entendí que, como
mínimo, tenía que ponerme a leer. Aunque
es cierto que cuando entré a trabajar al
Instituto Nacional de Bellas Artes, después
de concluir la licenciatura en artes visuales
en la UNAM, no faltó quien me espetara:
“Claro, tú estás trabajando en el INBA por-
que tu padre fue uno de sus fundadores”.
Tampoco niego que cuando empecé a es-
cribir me firmaba Carlos Blas, cosa que se
volvió un desastre. Reinstalarse el apellido
no es nada fácil.
–En las biografías de su progenitor se di-
ce que cantó de niño en un coro, y que antes
de emigrar al Distrito Federal de su nativo
Jalisco organizó una banda en la que tocó el
clarinete. Se asienta también que su admi-
sión en el Conservatorio Nacional acaeció a
una edad inusual, es decir, a los 21 años. Es
interesante preguntarle: ¿Qué tuvo mayor in-
fluencia en la personalidad musical de Galin-
do, la tardía vida académica o la formación
en un medio rural rico de ensoñaciones?
–Bueno, debo precisar algunas cosas
para poner en contexto mi respuesta. Al
dejar San Gabriel, mi padre ya era un mú-
sico experimentado y, de hecho, no vino
a la capital para estudiar música, sino de-
recho. Tenía nociones del latín y era capaz
de improvisar las misas en el órgano. El
solfeo y la armonía habían sido parte de su
instrucción, sin embargo a mí me parece
que cuando le hacen el examen de admi-
sión en el Conservatorio, se vislumbró algo
más que su talento para la música. Su tipo
físico embonaba perfectamente con esa
teoría nacionalista construida por criollos
y mestizos que requería de un indio puro
que pudiera componer música de concier-
to para verificarse. Carlos Chávez (1899-
1978), a la sazón director del Conserva-
torio, evaluó las potencialidades del caso,
Arte
Beyeler: un
comerciante en arte
posmoderno
BLANCA GONZÁLEZ ROSAS
E
l pasado 25 de febrero
murió el prestigiado
galerista, coleccionista
y filántropo suizo Ernst Beye-
ler (Basilea, 1921-2010). Aun
cuando su vida puede parecer
ajena al escenario mexicano
del arte, su protagonismo en el
desarrollo del mercado global
lo convierte en una figura rele-
vante para la construcción del
sistema artístico que define la
transición entre el siglo XX y el
XXI: el mercado ferial.
Pionero en el modelo de
promoción artística que vincu-
la negocio, legitimación insti-
tucional y filantropía, Beyeler
destaca por el fuerte y solida-
rio compromiso que mantuvo
con su ciudad natal. Un com-
promiso constante que logró
convertir a Basilea en el pun-
to de encuentro anual para el
coleccionismo internacional de
más alto poder adquisitivo.
Cofundador de la pres-
tigiosa feria Art –ahora co-
nocida como Art Basel– que
se realiza anualmente desde
1970, Beyeler se considera co-
mo el último gran comercian-
te en arte moderno del siglo
XX. Astuto para el negocio del
arte y apasionado de la pin-
tura vanguardista, el comer-
ciante se hizo famoso tanto
por su amistad con artistas
de renombre –Picasso, Klee,
Bacon–, como, muy especial-
mente, por su habilidad para
comprar obras subvaluadas
que posteriormente vendía a
precios muy altos.
Interesado en la construc-
ción de redes entre museos, co-
leccionistas, artistas y estrategias
de inversión financiera, Beyeler
fue pionero de la legitimación
que define actualmente al mer-
cado del arte contemporáneo.
Involucrado en Art Basel direc-
tamente hasta 1992 e indirec-
tamente hasta la actualidad, el
comerciante fue parte del po-
tente fenómeno ferial cuya fuer-
za no podría entenderse sin sus
vínculos con la Unión de Bancos
Suizos (UBS).
Compilador de una esplén-
dida colección de arte moder-
no que, además de contener
Samuel Máynez Champion
y reconfguración
Genio
Notas Cultas 1740.indd 66 3/6/10 12:18 AM

1740 / 7 de marzo de 2010 67
acogiéndolo en el seno de la institución,
incluso sin acta de nacimiento o cualquier
otro documento probatorio.
–Entiendo que se daba por descontado
que el “indio Galindo” tuviera aptitudes so-
bresalientes para la carrera musical. Sobre su
sangre indígena, se menciona el origen wixá-
rika mal llamado huichol…
–Eso es un invento creado, precisamen-
te, para apuntalar la idea preconcebida. Mi
abuela paterna tenía rasgos negroides; era
más bien mulata y mi abuelo era un mesti-
zo típico. Tampoco el pueblo de San Ga-
briel tuvo una población indígena origina-
ria, al contrario, es una localidad formada
por arrieros en el siglo XIX.
–A punto de concluir la educación “for-
mal” su padre obtuvo una fabulosa beca
para estudiar en el Berkshire Music Center de
Massachusetts, Estados Unidos, con el famo-
so Aaron Copland (1900-1990). Ahí se co-
deó con las jóvenes luminarias que, en breve,
inundarían las salas de concierto del planeta;
Leonard Bernstein y Paul Hindemith, entre
ellas. Cabe preguntarse si esa decisión en-
cuadró con la estratagema planeada.
–Creo que no hay duda, era funda-
mental que un representante genuino del
nacionalismo mexicano pisara las grandes
ligas. No era lo mismo jugar “tochito” en
el patio de la escuela que tener acceso al
Super Bowl.
–Hablemos de su obra. Un corpus musi-
cal de casi 200 composiciones, en el que hay
3 sinfonías, ballets, conciertos, sonatas y una
extensa producción de obras corales. ¿Qué
porcentaje de todo ese acervo permanece
aún inédito?
–Inédito como tal, muy poco, pues
Rodolfo Halffter (1900-1987) convenció a
Chávez para fundar las Ediciones Mexica-
nas de Música que debían encargarse de
la labor editorial inherente a la producción
de los nuevos compositores, entre ellos,
naturalmente, mi padre. Sin embargo, me
parece grave que todavía subsistan obras
suyas hechas por encargo de dependencias
oficiales que nunca se han tocado.
–Es curioso que Chávez, como cofunda-
dor de las Ediciones Mexicanas de Música,
haya preferido que su obra se publicara ín-
tegra en la Unión Americana. ¿Quién podría
negar que el suyo haya sido un nacionalismo
acomodaticio, susceptible de mercadeo?
–Prefiero no pronunciarme, pero, en
honor a la verdad, debo decir que Chávez
fue tajante; decretó quién sí era composi-
tor y quién no merecía serlo. Instruyó con
maestría a sus pupilos en el arte de “gri-
llar” y en el ejercicio efectivo del poder.
–Condiscípulos distinguidos de su padre fue-
ron José Pablo Moncayo (1912-1958), Salvador
Contreras (1910-1982) y Daniel Ayala (1908-
1975), con quienes se conformó el Grupo de los
Cuatro, cofradía cuya finalidad fue la de apoyar-
se mutuamente y buscar la difusión de su obra.
A la luz de las evidencias, podemos decir que
sus afanes resultaron infructuosos y que el Esta-
do claudicó en su obligación de tutelarlos pues,
¿quién escucha hoy algo de la obra de Contre-
ras o Ayala? En el caso de Moncayo, ¿se conoce
algo más que no sea su Huapango?
–Acaso su Tierra de temporal y párale de
contar. Digamos que en esta negociación
del poder cultural en turno con el proyecto
a largo plazo de país, se derraman lágri-
mas ardientes. No están todos los que son,
o parangonándolo con la pintura: Los tres
grandes fueron dos…
–A juzgar por sus títulos, Galindo tuvo una
fuerte inclinación literaria. Compuso una Can-
tata a la patria que glosa sobre el poema de
López Velarde La suave patria, un Homenaje
a Cervantes,
1
otro a Rubén Darío y uno más a
Juan Rulfo, todas ellos en relativo abandono. Se
tocan con cierta regularidad las composiciones
sobre poemas de Pablo Neruda.
2
¿Cómo fue la
relación de su padre con el poeta chileno?
–No tuvieron una colaboración directa,
pero sí hubo diálogo entre ambos, escaso
pero diálogo al fin. Cuando se publique el
epistolario, se tendrá mayor información
al respecto. Con quien sí hubo una franca
amistad fue con Alejo Carpentier. Lo trató
en Venezuela en el momento del exilio del
cubano. Existe una elegía muy hermosa
que Carpentier escribiera después de ente-
rarse por una noticia falsa de que mi padre
había perecido en un avionazo. Concluye
diciendo que había caído uno de los mejo-
res compositores de México, artista ejem-
plar y maestro de juventudes.
–Con respecto a las celebraciones del cen-
tenario del natalicio de Galindo, ha habido un
desinterés manifiesto de parte de los sectores
culturales del país. En San Gabriel práctica-
mente no se hizo nada. ¿Hay algún proyecto
para que, al menos en este año, su obra para
voz, coro y orquesta A la Independencia de
México se ejecute?
–No, que yo sepa.
–A manera de coda: ¿Se acerca usted a
la música de su padre con frecuencia? ¿En-
cuentra en ella solaz a sus congojas o prefie-
re consumir otro tipo de músicas?
–Soy un gran melómano y me acerco a
la música de concierto con el respeto que
merece. Nunca la escucho como un rumor
de fondo mientras se hace otra cosa. Me
gustaría, no obstante, tener la capacidad
que poseía mi padre para traducir en la ca-
beza los signos musicales. Cuando leía en
silencio las partituras, explosiones de soni-
do lo atravesaban, configuraciones de lo
invisible reforzaban su humanidad. ●
1 Se sugiere la audición del mismo. Para escucharlo
por la red pulse la liga correspondiente en www.
proceso.com.mx
2 Se recomienda escuchar la canción Me gustas
cuando callas, también disponible en el sitio
anterior
obras modernas emblemáticas
–de Kandinsky, Monet, Henri
Rousseau y Giacometti–, tam-
bién tiene presencias de expre-
sionistas estadunidenses, artis-
tas pop y pintores contemporá-
neos como Anselm Kiefer y Neo
Rauch, el galerista incursionó
en actividades filantrópicas a
través de la Fundación Beyeler
y la Fundación Arte para la Sel-
va Tropical.
Decidido a difundir tanto
su colección como a creadores
invitados, Beyeler abrió en 1997
un museo en Riehen –poblado
vecino de Basilea– que sorpren-
de por la belleza de su arquitec-
tura. Diseñado por Renzo Pia-
no, el edificio que integra arte,
naturaleza y contemporaneidad
(www.beyeler.com), se convierte
cada vez más, bajo la dirección
de Samuel Keller –exdirector
de Art Basel (Proceso 1438,
1545,1593)– en una referencia
museística global.
Al margen de la excesiva y
no siempre positiva influencia
que ejerce Art-Basel en la de-
finición de los actuales valores
artísticos, la figura de Beyeler
es interesante por los vínculos
que detonó entre arte, negocio,
inversión, filantropía, ecología y
su ciudad. ●
Beyeler y Picasso (1969)
Notas Cultas 1740.indd 67 3/6/10 12:18 AM
68 1740 / 7 de marzo de 2010
P
ocos son los músicos que pueden ser
clasificados como verdaderos virtuo-
sos al ejecutar un instrumento, y Vic-
tor Wooten es uno de ellos. Dueño de
una increíble técnica, limpieza y creatividad al
hacer sonar las cuatro cuerdas de su bajo eléc-
trico, Wooten es también un compositor que
busca formas diferentes y que se arriesga a lle-
var a cabo cualquier idea, por más descabella-
da que sea, siempre con las banderas del jazz y
el funk por delante.
Sus trabajos más conocidos han sido al
lado del maestro del bajo Béla Fleck y de su
hermano el baterista e inventor Roy Wooten
(mejor conocido como Futureman o El hombre
del futuro) en Los Flecktones. El grupo ganó
notoriedad a nivel mundial en 1990 con su
disco debut y es ahora considerada una de las
agrupaciones más importantes dentro del jazz
contemporáneo.
Victor Wooten es ya un referente dentro
del género y ha compartido escenarios y gra-
baciones junto a los nombres más grandes ac-
tualmente como Stanley Clarke, Marcus Miller,
Chick Corea, Richard Bona (Proceso 1656),
Mike Stern (Proceso 1579, 1703) y Brandford
Marsalis, entre muchísimos otros.
Su idea siempre ha sido que el bajo sea la
estrella principal en sus conciertos, cosa que
desde sus inicios e incluso en 2010 asusta a
más de un empresario al contratarlo. Alguna
vez comentó Wooten:
“Cuando me acababa de mudar a Nash-
ville, en 1989, conseguí trabajo tocando en
un restaurante naturista y la única forma de
convencer a los dueños de que me dieran una
oportunidad fue decirles que tocaba la guita-
rra. Eso me consiguió la audición. Cuando me
vieron tocar les encantó lo que hacía y me die-
ron trabajo por dos años.
“Pero aún hoy entiendo que muchos em-
presarios tengan dudas al contratar a un ba-
jista para hacer un show. El problema es que
todavía no ven al bajo como un instrumento
líder en una banda y no están acostumbrados
a ver a un bajista al frente del escenario, y en-
tiendo que piensen que no van a ganar dinero.
No como con un guitarrista.”
Con la música en la sangre
Victor Lemonte Wooten (11 de septiembre
de 1964) es el menor de cinco hermanos y fue
Regi, el mayor, quien le enseñó a tocar el bajo a
los tres años de edad. Ya a los cinco el pequeño
Victor formaba parte de los Wooten Brothers
y hacía shows abriéndole a inmortales del soul
como Curtis Mayfield o Sly and The Family
Stone.
Para él la música es el conducto mediante
el cual se puede comunicar con cualquier per-
sona en el mundo y aún hoy, con más de 40
años de carrera, esa sigue siendo su filosofía:
“Todavía no conozco a un músico que no
piense que la música es un lenguaje. Compa-
rando a la música con el lenguaje hablado, te
puedes dar cuenta de que sirven para lo mis-
mo: son formas de comunicación y de expre-
sión. Son medios para sacar lo que llevamos
dentro y expresarle un mensaje o sentimiento
a alguien más, y generalmente la otra persona
entiende lo que decimos.
“Lo interesante de la música es que cual-
quiera puede interpretarla como le plazca y no
hay malos entendidos. Por eso le llamamos el
lenguaje universal, puedo ir a cualquier parte
del mundo y no decir una sola palabra pues
con mi instrumento en la mano me comunico
con cualquiera como si nos conociéramos des-
de siempre.”
Poseedor además de un carisma que ine-
vitablemente le abre las puertas del lugar don-
de se encuentre, Victor Wooten se presentará
nuevamente en la Ciudad de México, esta vez
acompañado por su primera banda: los Wooten
Brothers (Regi y Joseph Wooten en la guitarra y
los teclados, respectivamente) además de con-
tar con el gran Derico Watson en la batería.
Los conciertos tendrán lugar los próximos
12 y 13 de marzo a las 21:30 horas en Voilà
Acoustique, ubicado en Plaza Antara 843 es-
quina Moliere, en la colonia Polanco. ●
Teatro
“Mara o de la noche
sin sueño”
ESTELA LEÑERO FRANCO
D
e la frontera sur mexi-
cana a la frontera norte,
hasta la ciudad de Los
Ángeles, California, los integran-
tes de la Mara Salvatrucha salva-
doreña en su origen se ha con-
solidado como un grupo fuerte
y endogámico. La violencia
como sello ha sacado a la luz un
sinfín de casos impresionantes,
como es el de Brenda Díaz, una
niña adolescente que jugando
al amor, al poder y a la traición
tiene un final trágico.
El dramaturgo Antonio
Zúñiga toma ese caso periodís-
tico para crear con solidez una
estructura y un lenguaje dra-
matúrgico contemporáneo, sin
recurrir a calificativo o adjetivo
alguno que condene y denigre
a sus personajes. No es teatro
de denuncia, pero sí hace evi-
dente los diferentes modos que
adquiere la agresión y las for-
mas ilegales usadas con los de-
tenidos. Tampoco es un teatro
psicológico que nos explique el
interior de los personajes. Es un
teatro inteligente y de impac-
to que mueve la sensibilidad
de los espectadores y los hace
emocionarse sin manipular sus
sentimientos.
La compañía Alborde Tea-
tro, originaria de Ciudad Juá-
rez, Chihuahua, encabezada
por Rodolfo Guerrero como
director y Antonio Zúñiga co-
mo dramaturgo, logra en Ma-
ra o de la noche sin sueño un
atractivo trabajo en equipo. El
buen desempeño actoral tiene
un estilo definido y sus intér-
pretes logran una unidad. En-
tre los actores están Guadalupe
Vega, Gilberto Barraza, Yolan-
da Abbudy, Said Torres, Javier
Sixtos y Christian Cortés, entre
otros. La dirección escénica de
Rodolfo Guerrero potenciali-
za la propuesta dramatúrgica.
Las imágenes son poderosas y
estilizadas. Juega con el con-
trapunto entre el movimiento
Ricardo Jacob
Regresa el sorprendente bajo de
Victor Wooten
Excepcional
Notas Cultas 1740.indd 68 3/6/10 12:18 AM

1740 / 7 de marzo de 2010 69
extremo y los cuadros estáticos.
Puede sugerir la violencia sin
desarrollarla, detenerse un una
escena de infancia donde Bren-
da y Dennis, el líder de la MS
13, juegan a tirar piedras en
el agua hasta culminar con un
asesinato salvaje.
El espacio escénico de
Mara o la noche sin sueño es
un frontón, pero también es-
tamos en un restaurante, un
hotel, un sótano o el cuar-
to de interrogatorios del FBI.
Antonio Zúñiga recurre a di-
ferentes formas narrativas,
aunque recurre excesivamen-
te, sobre todo en la prime-
ra parte, al personaje o actor
hablándole al espectador, en
tiempo pasivo, lo cual detie-
ne el ritmo, que se va dina-
mizando conforme se adentra
en la situación y se apoya en
otros recursos más eficaces
para contar dramáticamente
la historia.
La obra de teatro Mara o de
la noche sin sueño arranca con
Brenda como informante pro-
tegida del FBI presionada para
delatar al asesino de entre sus
propios compañeros. De ahí el
autor transgrede el tiempo y
retrocedemos o avanzamos para
armar poco a poco el rompeca-
bezas. El interrogatorio no es el
final de la historia, y el drama-
turgo hábilmente da un giro y
nos sorprende con cosas nue-
vas, con los hechos que sucedie-
ron después.
Mara o de la noche sin sue-
ño es una obra propositiva y de
calidad que cierra temporada en
el Teatro de las Artes del Centro
Nacional de las Artes el 21 de
marzo, después de haber estado
presente en distintos festivales
y recorrido varios teatros en la
Ciudad de México. ●
Cine
“Corazón loco”
JAVIER BETANCOURT
P
uesto que resulta im-
posible sustraerse a la
carrera de los Oscar, por
lo menos escapar de la pobreza
del guión y de los diálogos de
Avatar con otras de las cintas
seleccionadas que sí tienen mu-
cho que decir, como es el caso
de Corazón loco (Crazy Heart,
EU. 2009).
Hollywood también tiene lu-
gar para los ocasos; el deterioro
de una estrella, en general adic-
ta a alguna sustancia nefasta, es
un género bien asentado en el
Reino del Mago de Oz. El pú-
blico americano y la academia
aprecian el edificante viacrucis
de un astro caído rumbo a la re-
dención. Un ejemplo reciente, El
luchador, retorno a la gran esce-
na de un Mickey Rourke capaz
de sacar nobleza a partir de la
abyección.
El caso de Bad Blake (Jeff
Bridges), menguado cantan-
te de música country, fiel a un
público que lo respeta, reco-
rre los bares del sur profundo
americano; alcohólico frisando
los 60, que a mitad del show
pide permiso para salir a vomi-
tar, también aspira a esa for-
ma de salvación que ofrecen
la posibilidad de amor y las
clínicas de rehabilitación. Aun
antes de escuchar la letanía de
males que le recita el médico a
Bad, enfisema pulmonar es el
menor, la interpretación de Jeff
Bridges ya le enseña al públi-
co que las peores cicatrices las
lleva el doliente cantante por
dentro.
Corazón loco, dirigida y
adaptada a la pantalla por
Scott Cooper a partir de una
novela de Thomas Cobb, pare-
ce no aspirar a más que a dar-
le espacio a este personaje de
aristas múltiples que Jeff Brid-
ges ejecuta con maestría; ni
aun en el suelo, junto al excu-
sado, obvia metáfora de tocar
fondo, Bad Blake pierde un
mínimo de dignidad.
Vale la pena observar el
manejo de contención de es-
ta actuación porque Bridges la
maneja desde el fondo de un
personaje, agobiado por la cul-
pa y la supuesta traición de su
protegido (Collin Farell), que
aparentemente muestra todo.
Sin pleito ni escándalo, vasos y
botellas se rompen por dentro,
el malestar de Bad hace zumbar
los oídos del espectador.
Thomas Cobb debuta como
director sin alardes técnicos,
manteniendo un paso discre-
to pero seguro, sin una nota
falsa dentro de un relato pre-
visible que seduce por eso mis-
mo, porque no hay trampa ni
lugar para las sorpresas; todo
el tiempo para observar y dis-
frutar el trabajo de Bridges, los
buenos momentos de Maggie
Gyllenhaal (no muchos en su
carrera) y la empatía de Robert
Duval con el abatimiento de
Bad Blake.
Destacan el par de cancio-
nes (The Weary Kind) compues-
tas por el country roquero Ryan
Bingham, heredero de Bob
Dylan, cuyo físico y estilo apro-
vecha Colin Farrell para armar
la personalidad de Thommy
Sweet. ●
Televisión
¿Te vendes
o te rentas?
FLORENCE TOUSSAINT
E
n multitud de autobuses
que circulan por toda la
ciudad, en paraderos, en
espectaculares, se exhibe esta
ofensiva pregunta junto a dos
jóvenes y guapas mujeres. A un
lado y con letras más pequeñas,
aparece el título de la serie: Bie-
nes raíces. Se trata del anuncio,
también repetido en el propio
canal, de una serie producida
El deterioro de una estrella
Caso periodístico
Notas Cultas 1740.indd 69 3/6/10 12:18 AM
70 1740 / 7 de marzo de 2010
por Once México, de reciente
aparición.
En un evidente retroceso
cultural, el canal del Politécni-
co Nacional utiliza la imagen
femenina en sus peores este-
reotipos. La metonimia surte
efecto, no se trata de casas en
venta o renta, sino de adultas.
Y ese primer impacto persiste
a fuerza de ser reiterado una y
otra vez en distintos medios.
El contenido deja claro que no
es una ironía ni una crítica a la
actitud de ciertas personas del
sexo femenino. Es una alusión
aceptada y aceptable a la con-
dición social que el sexismo ha
establecido en nuestra moder-
nidad para las mujeres.
El lamentable comien-
zo suscita rechazo de entrada
entre la audiencia consciente
del agravio. El contenido de
los episodios no elimina esa
sensación pues los personajes
principales son inconsistentes,
desleales e infieles. En papeles
secundarios tenemos suicidas,
promiscuas, drogadictas. Una
galería de seres cuyas historias
apenas si se tocan. La superfi-
cialidad hace aparecer a quie-
nes sufren esos conflictos como
despreciables, no hay ningún
intento por explicarlas.
Las dos protagonistas se
ocupan de vender y rentar
casas y departamentos, y sus
métodos son poco éticos: no
señalan los inconvenientes de
un inmueble cuando los tie-
ne o la suma elevada fuera del
rango del mercado. Más bien
buscan satisfacer las fantasías
de sus clientes e incluso se in-
volucran sexualmente con ellos
y ellas para obtener una venta,
en ocasiones lo hacen sólo por
capricho, por sentir poder so-
bre el otro.
Es cierto que la mayoría de
las series y telenovelas repiten
tres estereotipos femeninos: ma-
dre abnegada, devoradora de
hombres y esposa fiel, sumisa,
aguantadora. Y que las mujeres
hemos evolucionado para entrar
en ámbitos sociales, políticos,
científicos, artísticos de las más
distintas gamas. Y que ejerce-
mos el papel femenino domésti-
co de maneras muy renovadas.
Sin embargo, no es esto lo que
la serie Bienes raíces se propone
mostrar. Más bien pone énfasis
en el aspecto de la sexualidad
y con ello parcializa a las muje-
res, las ancla en una sola de sus
facetas.
Los actores provienen de
la televisión privada, la mayor
parte trabajó en las mejores te-
lenovelas de TV Azteca, las pro-
ducidas por Argos. Si bien se
trata de jóvenes que se desem-
peñan con soltura, ni el guio-
nista ni la dirección los aprove-
cha. Están tan acartonados o
excedidos como en los melo-
dramas rutinarios de Canal 2 o
Canal 13.
Parece vergonzoso que Ca-
nal Once produzca ficción que
no aporta nada nuevo ni en las
ideas ni en las formas y que
gaste una pequeña fortuna en
anunciarlas. ●
Libros
Duelo
JORGE MUNGUÍA ESPITIA
U
no de los sucesos
más inquietantes
para todo ser hu-
mano es la muerte de los
padres. Desde el nacimien-
to el hombre es protegido
por el afecto paternal y
aprende a mirar y com-
prender el mundo a través
del lenguaje que se le
enseña. Los progenitores son
el referente significativo que le
da sentido a la existencia y el
entorno, su deceso representa
una pérdida que lo obliga a una
reconstitución de sentimientos
y percepciones para poder con-
tinuar con la vida. El proceso de
reparación se le conoce como
duelo y lleva a la aceptación
de la pérdida. Sobre ese trance
escribe Rafael Pérez Gay: Nos
acompañan los muertos (Ed. Pla-
neta. Col. Autores Españoles e
Iberoamericanos; México, 2009.
199 p.).
La novela trata sobre los
últimos años de los padres del
autor, aunque hay referencias
a otros momentos como la
infancia y juventud de los as-
cendientes e hijos. José María
Destreza narrativa
y Alicia alcanzan la vejez y co-
mienzan a perder ciertas capa-
cidades. Es entonces que tienen
que recurrir al apoyo de los hi-
jos para poder realizar algunas
actividades. Luego aparecen
las enfermedades que los aba-
ten hasta que inevitablemente
asoma la muerte y el dolor por
su deceso. La historia ocurre
en 2006 y Pérez Gay incorpora
hechos ocurridos en el país y la
ciudad.
Una de las maneras de rea-
lizar el duelo por la pérdida es
la memoria. A través de ella se
recrea lo vivido y el hombre
recupera en parte lo olvida-
do. La experiencia le permite
constatar la fuerza del recuer-
do como medio para restituir
a los seres ausentes. También
paradójicamente admitir la
desaparición física, ya que la
evocación marca la ausencia
que lleva a la aceptación del
fallecimiento.
Además, la invocación re-
duce en el vivo el miedo a la
muerte, porque la presenta co-
mo algo natural, y no como ese
episodio insólito y ajeno que la
civilización trata de imponer en
los hombres, para que acepten
las situaciones oprobiosas. La
conciencia de la muerte impulsa
a la libertad porque el sujeto, al
conocer los límites de la existen-
cia, sabe que ésta es irrepetible,
por lo que busca realizar lo que
desea sin importar pro-
hibiciones o condenas.
A su vez rechaza esa idea
de otras vidas en donde
se podrá alcanzar lo an-
helado y que producen
una aceptación funesta
de lo establecido.
En Nos acompañan
los muertos Rafael Pérez
Gay ha logrado escribir un
texto equilibrado al evitar
caer en el sentimentalismo
fácil que lleva el tema tra-
tado. También hablar de
otros asuntos sin opacar la
trama gracias a una inteli-
gente destreza narrativa.
Asimismo las remem-
branzas destacan la manera
de existir y cómo los viejos se
dan cuenta de la cercanía del
final y buscan aceptarlo con
cierta dignidad. ●
Notas Cultas 1740.indd 70 3/6/10 12:18 AM
Notas Cultas 1740.indd 71 3/6/10 12:18 AM
72 1740 / 7 de marzo de 2010
L
a famosa contrabandista y
asesina Camelia La Tejana
acecha a la Ciudad de México.
Se hará presente en la ópe-
ra Únicamente la verdad: La
auténtica historia de Came-
lia La Tejana, con libreto de Rubén Ortiz
Torres, música de Gabriela Ortiz y puesta
en escena de Mario Espinosa, basada en el
célebre corrido Contrabando y traición, de
Ángel González (difundido por la agrupa-
ción popular Los Tigres del Norte), y no-
tas periodísticas sobre el personaje mítico.
Sus creadores amenazan con que en la
obra, en un acto y sin intermedio, se cono-
cerá más sobre este personaje y “de paso se
reflexionará sobre la migración de mexica-
nos a Estados Unidos, el crimen organizado
y el narcotráfico”, pero advierten:
En la obra se da a conocer, tomada del
periódico Alarma!, de 1986, la informa-
ción de que Eleazar Pacheco Moreno se
suicidó acostándose en la vía del tren en
Ciudad Juárez. La máquina le cortó la ca-
beza, después de que una mujer conocida
como Camelia La Tejana lo desairó.
Además, en la pieza se incluyen las his-
torias reales de dos personas que dicen ser
Camelia La Tejana. Una es Camelia María,
entrevistada por La Jornada, quien señala
que no mató a Emilio Varela. Otra es Agus-
tina Ramírez, quien en TV Azteca narró que
fue violada a los seis años de edad y luego
asesinó a varones porque creía que no valían
nada, pero ahora es evangelista y ayuda a los
jóvenes para que se alejen de las drogas.
Y también en el montaje es integrada
la Camelia La Tejana del corrido, donde
una mujer asesina a su amante Emilio Va-
rela, porque después de que ambos pasa-
ron un cargamento de mariguana a Esta-
dos Unidos la traicionó al decirle que se
iba con su verdadero amor.
Únicamente la verdad... es el tí-
tulo de la pieza que, estrenada en
Estados Unidos en 2008, se mon-
tará aquí en el marco de la XXVI
Edición del Festival de México
(FMX). Parte, desde luego, del
mítico personaje femenino que, en
forma de corrido, ha cobrado popu-
laridad con Los Tigres del Norte.
Camelia
a la ópera
Columba Vértiz de la Fuente
“La Tejana”,
Aquí se presenta la melodía Contra-
bando y traición escrita en 1971, graba-
da en 1972 y lanzada al mercado en 1973.
Salieron de San Isidro/ procedentes de
Tijuana,/ traían las llantas del carro/ re-
pletas de yerba mala,/ eran Emilio Varela/
y Camelia La Tejana.
Pasaron por San Clemente/ los paró la
Emigración,/ les pidió sus documentos,/
les dijo de dónde son,/ ella era de San An-
tonio,/ una hembra de corazón.
Una hembra así quiere a un hombre,/
por él puede dar la vida,/ pero hay que te-
ner cuidado/ si esa hembra se siente heri-
da,/ la traición y el contrabando/ son co-
sas incompartidas.
A Los Ángeles llegaron/ a Hollywood
se pasaron,/ en un callejón obscuro/ las
cuatro llantas cambiaron,/ ahí entregaron
la yerba,/ ahí también les pagaron.
Emilio dice a Camelia/ hoy te das por
despedida,/ con la parte que te toca/ tú
puedes rehacer tu vida,/ yo me voy pa’ San
Francisco/ con la dueña de mi vida.
Sonaron siete balazos/ Camelia a Emi-
lio mataba,/ la policía sólo halló/ una pis-
Show 1740.indd 72 3/6/10 12:19 AM

1740 / 7 de marzo de 2010 73
ESPECTÁCULOS
tola tirada,/ del dinero y de Camelia/ nun-
ca más se supo nada.
Ahora, el lugar del delito es la XXVI
Edición del Festival de México (FMX), el
cual comenzará con Únicamente la ver-
dad… el jueves 11 en el teatro Julio Cas-
tillo (Centro Cultural del Bosque) a las
20:00 horas. También se presentará el 14, a
las 17:00, y el 16, a las 20:00 horas.
Según la compositora Ortiz, las inte-
rrogantes en la obra son: ¿Cómo se cons-
truyó ese mito?, y ¿por qué ha sido tan im-
portante en la cultura popular de este país?
Para el autor del libreto, Ortiz Torres,
el guión estudia “la singular cultura fron-
teriza de México y Estados Unidos, y el
modo como el corrido, heredero de una
tradición centenaria que se remonta hasta
los romances medievales, constituye para
la población mexicana un medio que le-
gitima y acredita los sucesos canonizando
una narración histórica como verdadera”.
Ardua investigación
Pero Camelia La Tejana primero se hizo pre-
sente en el extranjero: Únicamente la ver-
dad… se estrenó el 8 y 9 de agosto de 2008
en el Buskirk-Chumley Theater de la ciudad
de Bloomington, Indiana. Meghan Dewal
interpretó a Camelia en la primera función,
y Heather Youngquist en la segunda.
En México la pieza operística no ha si-
do estrenada.
Ortiz empezó a trabajar el proyecto
desde hace más de 10 años, y hasta hace
tres se concretó y escribió, sobre todo la
música, con apoyos estadunidenses.
Inició cuando la compositora estaba en
Venezuela, donde la Orquesta Simón Bo-
lívar tocó una obra suya, Zócalo tropical:
“El director de la Organización de los
Estados Americanos (OEA) me encargó
escribir una obra de pequeño formato, una
ópera de cámara. Platiqué con mi herma-
no (Ortiz Torres), quien es artista visual, y
me comentó que si todas las óperas del si-
glo XIX terminan en tragedias, desde Salo-
mé, de Richard Strauss, por qué no partía-
mos de una tragedia real. Me propuso ver el
Alarma!, lo cual me pareció genial. Busca-
mos y encontramos una noticia que nos lla-
mó mucho la atención, porque se veía a un
personaje que se acostó sobre las vías del
tren de Ciudad Juárez, y la locomotora le
cortó la cabeza, se parecía un poco a Salo-
mé de la frontera, y lloraba por él una tal
Camelia La Tejana, se veía la foto y todo.”
Entonces se preguntaron si era Camelia
La Tejana del corrido Contrabando y trai-
ción. Y empezaron a investigar y encontra-
ron diferentes informaciones, a la Camelia
que es evangelista y Camelia María. Halla-
ron el libro Narcorrido, del estadunidense
Elijah Wald, donde hay una entrevista de Án-
gel González, quien asegura que no conocía a
ninguna Camelia, aunque tenía una amiga en
Los Ángeles que la inspiró para hacer el corri-
do, “pero Camelia no existió nunca”.
Para trabajar, Ortiz solicitó la beca
Guggenheim:
“Apenas nos alcanzó para filmar la vi-
deópera y la Universidad de Indiana se in-
teresó muchísimo en montar la obra. Tomé
un año sabático y me concentré en escribir
la música. Me fui un año a Indiana.”
José Areán, el director concertador, y
Ortiz ofrecieron el proyecto a José Wol-
ffer, director del FMX, y se interesó. Ade-
más, participa la Compañía Nacional de
Ópera del Instituto Nacional de Bellas Ar-
tes y el Coro y Orquesta del Palacio de Be-
llas Artes.
–Luego de esa investigación, ¿para us-
ted quién es Camelia La Tejana?
–Es un personaje mítico. Evidente-
mente es un personaje muy importante
dentro de la cultura popular que nos es-
tá representando en muchos aspectos, por
ejemplo muestra a una mujer con toda la
valentía de vengarse de su amante, inclu-
so matarlo y salirse con la suya. No es la
figura de la mujer abnegada, al contrario.
La mujer evangelista es un personaje que
existe en la vida real y eso me da un poco
de miedo, porque hay gente que cree lo de
Camelia La Tejana, lo cual representa la
ignorancia que tenemos en este país a fal-
ta de educación.
“¿Qué representa Eleazar Pacheco
Moreno, el que se suicida en las vías del
tren? Todo el problema de inmigración
que tenemos en este país.”
Y aunque subraya que no es una ópera
sobre el narco, acepta que el tema del nar-
cotráfico está presente.
–Llama la atención que diga que es
una ópera y corrido/documental experi-
mental, ¿a qué se refiere?
–Que es una mezcla de todo eso. Es
ópera porque se canta con intérpretes ope-
rísticos, es un documental porque contie-
ne una serie de investigaciones alrededor
de este personaje y porque es una recopi-
lación de textos. Además, es una especie
de ópera periodística porque está basada
en entrevistas, en hechos difundidos por
los medios informativos. Es experimental
porque no se ha hecho nada así. Estamos
rompiendo los cánones de lo que es la ópe-
ra tradicional, porque el drama no se narra
en forma lineal.
“Incluso es una ópera multimedia, por-
que hay video, lo que filmamos en Ciu-
dad Juárez.”
Música original
Quince instrumentos dan vida a la obra:
metales, quinteto de cuerdas, percusiones,
la tuba y el acordeón. También hay ciertos
tratamientos y elementos acústicos:
“Se escuchan cosas que recuerdan a
la música norteña, porque de eso se tra-
ta, ya que todo lo que pasa es en el nor-
te del país. Por eso tengo en la instrumen-
tación un acordeón. Y a la tuba le doy un
papel muy importante, porque en toda la
banda sinaloense, la tambora y la música
norteña destaca siempre la tuba, es el ins-
trumento protagónico. De repente se no-
ta una especie de cumbia, desde mi propio
mundo sonoro.”
–¿Cree que haya críticas porque se sa-
le de la ópera tradicional?
–Será polémica por el tema, pero no
me preocupa, lo que me interesa es que
nos quede bien representada.
Muy actual
A Mario Espinosa, director de la puesta
en escena, lo invitó al proyecto el FMX, y
aceptó porque “el tema es fantástico”:
“Es un personaje mítico que además
tiene que ver con el país presente y re-
flexiona sobre ello. No es un ensayo, no
propone solución ni nada, pero se refiere
al momento en el cual vivimos. Tal vez no
lo pensaron así los autores, porque es un
proyecto con el cual la compositora y el
guionista llevaban 10 años.”
–¿Qué opina de la música de Gabrie-
la Ortiz?
–La compositora fue audaz, musical-
mente hablando, por tratar un asunto que
tiene que ver con lo popular, desde sus co-
nocimientos y sus talentos como compo-
sitora, con todas las técnicas contemporá-
neas actuales.
La protagonista
La soprano Nieves Navarro es Camelia La
Tejana:
“Es muy acertado Únicamente la ver-
dad porque cada quién tiene su verdad ab-
soluta sobre Camelia. Para mí es una ópera
muy fuerte, la cual requiere tanto de técni-
ca de canto como saber de música vernácu-
la. Exige vocalmente todo el juego de no-
tas que lleva.”
–¿Cómo interpretar a estas Camelias
que presenta la ópera?
–Es bastante difícil. Son dos camelias
que existen en la vida real y les debes dar
cuerpo y forma.
“Cómo músico, actriz y cantante, no se
puede contar algo que no sientas, porque
el público no te cree.”
Como Camelia, apunta directo al público:
“A la gente le va a gustar la obra por-
que está muy bien construida y va a causar
discusión. Además, puede abrir los ojos
hacia otro tipo de música, hacia la con-
temporánea, y que se conozca sobre todo a
nuestros autores mexicanos.”
También actúan Armando Gama y Ar-
turo López (barítonos), José Luis Ordóñez,
Gerardo Reynoso y Saúl Sánchez (tenores),
y Guillermo Ruiz (bajo), entre otros.
Show 1740.indd 73 3/6/10 12:19 AM
Beatriz Pereyra
Y
quiso ser torera.
Desde que era una or-
gullosa integrante de la
porra anti-taurina en la
Plaza de Morelia, que
abucheaba toreros y le
aplaudía a los toros, hasta que se docto-
ró de matadora en la México, han pasa-
do poco más de tres lustros en la vida de
Hilda Tenorio, la primera mujer en tomar
la alternativa en los 64 años de existencia
del coso de Insurgentes, un derecho has-
ta hoy reservado sólo para 30 hombres.
El histórico privilegio, más que del
empresario de la México, Rafael Herre-
rías, fue cortesía del público noble que ha
sido “de dulce” con Hilda desde que era
novillera, así como del maestro Manolo
Mejía, el único matador que accedió a ser
su padrino, teniendo como testigo al es-
pañol Ruiz Manuel.
“La gente le exigió al empresario que
la alternativa fuera en la México. Creo que
él (Herrerías) ya me soñaba porque tarde a
tarde se lo pedían, pero fue por mis triun-
fos (como novillera salió en hombros en
cuatro de 10 tardes, cortó siete orejas, tres
de ellas el 14 de agosto de 2004, y, como
becerrista, tuvo dos festejos en los que dio
vuelta al ruedo). Es la plaza donde más he
toreado en mi carrera (13 tardes) y desde
niña torera siempre me han querido mu-
cho. En 2005, la empresa me ofreció la al-
ternativa y salí anunciada en el derecho de
apartado, sin embargo, me lesioné la rodi-
lla y no pude hacerlo”, explica Tenorio.
G
e
r
m
á
n

C
a
n
s
e
c
o
DEPORTES.indd 74 3/6/10 12:19 AM
No tenía ni 10 años y ya se había especializado en abuchear
a toreros y aplaudir a los toros. Llevada a las corridas por su
padre, junto con sus hermanos sufría con el espectáculo de
la llamada "fiesta brava". Pero a los 14, un programa de tele-
visión taurino se cruzó por sus ojos y descubrió la contradic-
toria combinación de la belleza de los lances con la amenaza
de la muerte. Y entonces decidió "ser torera". Aquí la histo-
ria de Hilda Tenorio, quien el pasado domingo 28 de febrero
tomó la alternativa y salió en hombros y con una oreja.
Pero la calidad no alcanza en el mun-
do taurino cuando la misoginia campea
entre los matadores. Sin revelar los nom-
bres, el propio Herrerías denunció que hu-
bo varios toreros que se negaron a alternar
con Hilda Tenorio, mucho menos quisie-
ron darle la alternativa.
“No se quiénes son, pero cuando el em-
presario anunció el cartel dijo que no ha-
bían querido alternar conmigo. Sólo espero
que algún día cambien de opinión. La corri-
da que maté fue con toda la barba, con mu-
cha seriedad y al tú por tú con mis alternan-
tes que me dieron consejos durante la corri-
da, pero toreé a la par de ellos, y ahí queda
la muestra de que no estoy pidiendo venta-
jas. Espero que si hay algún matador de to-
ros que no haya querido darme la alternati-
va, cambie de opinión porque me gustaría
alternar con todos los toreros”, asevera.
El 28 de febrero Hilda Tenorio, a los
23 años de edad, tomó la alternativa con
Victorioso, un toro manso al que no pudo
sacarle nada por izquierda ni por derecha
y que mató con un bajonazo, pero escuchó
sus primeros olés con el sexto de la tarde,
Juanito, un cárdeno nevado de 472 kilos,
de la ganadería de Autrique, al que, a pe-
sar de un pinchazo en su primer viaje, lo-
gró matar con una estocada entera que le
valió cortar una oreja.
Los más de 10 mil aficionados que se
apersonaron en la Monumental batían las
palmas y los pañuelos en los tendidos, in-
cluido el propio Herrerías, quien estaba en
el callejón. Al grito de ¡Torera!, ¡Torera!,
la diestra michoacana dio vuelta al ruedo
y salió en hombros junto con Manolo Me-
jía, quien cortó dos apéndices.
El éxito ya se tradujo en múltiples in-
vitaciones para que se le incluya en los
carteles de los festejos que próximamen-
te tendrán lugar en Morelia, Villa de Álva-
rez, Colima; Santiago Ixcuintla, Nayarit, y
Saltillo. Sin embargo, la matadora lamenta
que ya estén cerrados los carteles de ferias
importantes, como Texcoco y San Marcos.
“Esto sirvió muchísimo. Tomar una al-
ternativa en la México es complicado. Cor-
tar una oreja y salir por la puerta grande
es algo que me debe abrir la puerta de to-
das las plazas. Ahorita todas las ferias im-
portantes ya están cerradas; sin embargo,
hay muchos pueblos donde quedan por ce-
rrarlos. Estoy contenta porque no me voy a
quedar parada después de tomar la alterna-
tiva, como le pasa a muchos otros toreros.”
–¿Crees que tu condición de mujer se-
rá un impedimento en tu carrera?
–Por el machismo sí, porque el toro
nunca va distinguir si soy hombre o mu-
jer y me va a embestir, hacer triunfar o pe-
gar igual. Si los toreros o los empresarios
tienen actitudes machistas podrían hacerlo
más complicado. Estar en San Marcos se-
ría un gran reconocimiento. Allá fui como
becerrista, de novillera nunca me pusieron,
así que espero ir como matadora de toros.
–¿Hay igualdad en los salarios de los
matadores y las matadoras?
–Espero que sí sea igual el trato. Un to-
rero se cotiza con base en cuánta gente lle-
va a la plaza. Espero que haya interés por
verme, que vayan más y yo gane más. Me
siento contenta porque vino la gente a la
México a festejar mi fiesta de graduación.
El embrujo de "El Calesero"
Sin tener todavía el mínimo gusto por la
tauromaquia, en su infancia Hilda practicó
el “toreo canino” con sus dos perros french-
poodle mini toy a los que les hacía sus me-
jores lances. Es hija del doctor Fernando
Tenorio, “un maletilla frustrado”, como
ella lo defne, quien ante la imposibilidad
de al menos haber llegado a tocar un capo-
te, se conformó con asistir a todas las corri-
das que se realizaran en Morelia.
En vano intentó compartir su afición
taurina con sus pequeños hijos Fernando,
Hilda y Carlos, quienes lo acompañaban a
los festejos. Ninguno de los tres lo disfru-
taba; al contrario, inducidos por el conse-
jo de su tía Guillermina, los niños repu-
diaban la fiesta brava al grado de lanzar
sonoros abucheos contra los toreros y hu-
rras para los toros.
“Gritábamos toro, toro y nos carcajeá-
bamos cada que el toro agarraba al tore-
ro, por eso ya no nos llevó; más que pla-
cer nos provoca sufrimiento y él no cabía
de vergüenza”, cuenta Hilda.
El doctor Tenorio no tuvo más salida
que refugiarse en la sala de su casa donde
el televisor fue el único contacto con su afi-
ción. La noche de un domingo del año 2000,
Hilda, entonces de 14 años, quedó embru-
1740 / 7 de marzo de 2010 75
DEPORTES
DEPORTES.indd 75 3/6/10 12:19 AM
jada con la imagen de una faena de Alfon-
so Ramírez, El Calesero, presentada en el
programa Toros y toreros en el Canal Once.
“Dada mi gran experiencia en el torero
canino y después de haber visto aquel vi-
deo pensé: ¿Cómo era posible que un ani-
mal pudiera ser dominado de tal manera
si a mí aquellos cachorritos me ponían en
apuros un lance sí y otro también? ¿Cómo
era posible que un simple humano pudie-
ra crear tal belleza y pasear de la mano con
la muerte en el mismo cuadro? Después de
dos días llegué a la conclusión de que tenía
que averiguarlo por mí misma, así que dije
con voz firme dirigiéndome a mis padres:
‘Yo voy a ser torera’”, detalla Hilda.
Una semana después del inesperado
anuncio, su padre le regaló a la niña un libro
de traumatología taurina, ilustrado con foto-
grafías a color de las cirugías a las que son
sometidos los toreros para curar sus lesio-
nes, y otro más, Las cornadas, de Ignacio
Solares y Jaime Rojas, para enseñarle que la
tauromaquia no es “un juego de muñecas y
carritos” y que su vida estaba de por medio.
“Lejos de desmotivarme, me motivó a
mejorar para que eso no ocurra. No me da
miedo perder la vida en el ruedo. No pien-
so en eso pero, si pasara, estaría hacien-
do lo que me gusta. Si no vivo haciendo
las cosas que me gustan no tendría sentido
la vida. Uno tiene que ser feliz y vivir de
acuerdo a lo que quiere. Si pasa, lo acep-
to. No me queda de otra.”
El exnovillero y exbanderillero Ruti-
lio Morales Guerrero, quien se hizo de un
nombre al lado de matadores como Mano-
lo Martínez, Lorenzo Garza, Jaime Bra-
vo y Alfredo Leal, le enseñó a la chiqui-
lla a torear, a coger el capote y la muleta,
a banderillear.
Con el valor por delante, en marzo de
2001 Tenorio tuvo su primer contacto en
la modalidad de Calas en el Cortijo El Mi-
rador, en San Miguel de Allende, una es-
pecie de examen privado a puerta cerrada
para seleccionar a quienes participarían en
la Feria Nacional del Novillero. Ahí la vio
por primera vez el empresario Pepe San
Martín, a la postre su primer apoderado.
“Yo apenas había toreado en cinco fes-
tivales y ese día echaron vacas toreadas. Yo
no sabía lo que era, pensé que embestían
igual que una vaca limpia. Las toreadas ya
se van al cuerpo del torero, saben que hay
un engaño y no se dejan fácilmente. El to-
rero debe tener muchas piernas y malicia,
pero yo sólo sabía quedarme quieta, como
se torea a un animal limpio.
“Al tratar de hacer eso, me agarraba.
Me tiraba muy alto y volvía a caer. Me
levantaba, me volvía agarrar y yo quie-
ta. Son de las cosas que me han dejado
marcada. Pepe San Martín, que era uno de
los jueces, me dijo: ‘Ya mátala, ya habrá
oportunidad de verte’. Me tiré a matar y
me dijo que lo impresioné. Entonces me
invitó a formar parte de los niños toreros,
junto con Juan Chávez y Joselito Adame.”
El don de la terquedad
No había cumplido 17 años cuando Hilda
Tenorio recibió el primero de sus más do-
lorosos castigos. En la plaza de La Luz de
León, Mulero, un novillo de más de 300
kilos, le tiró un derrote seco, provocándole
una herida de entrada de 24 centímetros en
la comisura de los labios y otra de 13 centí-
metros que salió en el cuero cabelludo.
Recibió 81 puntos de sutura en el lado
izquierdo de la cara, además de que sufrió
una fractura en la mano derecha y un es-
guince cervical. La cicatriz no le hace me-
lla. Le recuerda lo peligrosa que es su pro-
fesión en la que no cabe la vanidad.
G
e
r
m
á
n

C
a
n
s
e
c
o
Acostumbrada a banderillear a sus no-
villos, en 2005 en la Plaza México se ani-
mó a hacer un violín, sin embargo, el to-
ro se resbaló al momento de la reunión, lo
que la descontroló e hizo que su cuerpo gi-
rara; al caer, pisó un hoyo y se rompió los
ligamentos cruzados anteriores y los me-
niscos de la rodilla derecha, lesión que la
alejó tres años de los ruedos. En tres oca-
siones tuvo que ser operada y desde enton-
ces ha estado en terapias de rehabilitación.
“Dudé, pensé que no volvería a caminar
bien. Pensé que se había acabado mi carre-
ra en los toros. Un periodista me dijo: ‘¿En-
tonces qué, torera?, ¿ya no vas a volver a to-
rear?’. Sentí que el mundo se me venía aba-
jo, pero a la vez fue como un puyazo que
me dio. Le eché mas ganas a la rehabilita-
ción que, mientras quiera torear, tengo que
seguir haciendo todos los días. Por eso creo
que el público de la México está consciente
de mi carácter, porque son testigos de todo
lo que he luchado. Gracias a mi terquedad
he podido salir adelante”, relata.
Tras la lesión, Hilda Tenorio no ha po-
dido recuperarse al ciento por ciento. Es-
G
e
r
m
á
n

C
a
n
s
e
c
o
76 1740 / 7 de marzo de 2010
DEPORTES.indd 76 3/6/10 12:20 AM
tá consciente de que nunca volverá a ser
como antes. No obstante, en sus últimas
novilladas en la Ciudad de México y en
Guadalajara ya pudo banderillear.
El día de su alternativa se quedó con
las ganas de salir en el segundo tercio pa-
ra un par doble con las banderillas, una
suerte que, dice, hizo por primera vez en
la México. Fue un hecho histórico, que le va-
lió una vuelta al ruedo y que después le co-
piaron varios toreros.
“No banderillé, porque tenía muchos
nervios; quería disfrutar al máximo. Y
aunque me encanta ese tercio, siempre ha
supuesto un punto de tensión extra. Mi
segundo toro (Juanito) era bueno, pero te-
nía poca fuerza. Si lo hubiera banderilla-
do, le hubiera robado muchos muletazos,
porque cuando lo hago le tienen que dar
muchos capotazos para acomodármelo.
Preferí que fuera algo rápido, para apro-
vecharlo. Con el capote me identifican
por las zapopinas, que tampoco pude ha-
cer porque había mucho aire, y con la mu-
leta no hice el péndulo, para no forzarlo.”
–Has sido cuestionada porque tu lado
al cortar tres orejas en una tarde de novi-
llero y a mis dos toros los maté muy bien.
“Cuando regresé, luego de la lesión,
perdí el tranquillo y me ha costado mu-
cho trabajo retomarlo. Sin embargo, en
mis últimas actuaciones he sido más re-
gular. Dios me dio el don de la terquedad,
de no darme por vencida nunca. Es lo que
hago: entrenar para ser mejor. El valor me
lo da la seguridad de saber hacer bien las
cosas, de estar entrenando diario, menta-
lizándome, y de tener una técnica sólida.”
–¿Qué opinas de quienes cuestionan
que los niños se dediquen a este actividad?
–Todos realizamos la actividad que
queremos. Empecé como niña torera y
mis padres me dieron la libertad de ha-
cerlo. Si los padres no apoyan, uno busca
la oportunidad de salirse de su casa. Eso
es más peligroso. Es mejor que anden al
pendiente y te cuiden.
“Mi papá fue aficionado desde niño.
Tenemos unos videos muy viejos en los-
que él tiene unos cinco años y se ve cómo
toreaba a su perro con una camisa y na-
rraba sus corridas imaginarias. Mi abueli-
ta me contó que un día abrió el closet de
su cuarto y se encontró con un torero pin-
tado en la pared. Casi lo quería correr de
la casa. Él no pudo ser, pero yo sí. Dios
está de testigo de cómo me han apoyado
mis padres.”
Hilda Patiño, madre de la matadora, de
tarde en tarde hace las veces de mozo de
espadas. Se encarga de vestir a su hija y
nunca olvida coserle a la ropa una cruz que
le obsequió su tía, quien a su vez la recibió
como regalo de su padre el día de su boda,
o alguna de las medallas que alguno de sus
seguidores ha tenido a bien darle.
Es la propia Hilda quien, después de
cada corrida, cuidadosamente talla a ma-
no sus ternos, sobre todo los dos únicos
buenos que tiene. Ya llegarán tiempos
mejores para comprarse más. ●
M
i
g
u
e
l

D
i
m
a
y
u
g
a
flaco como matadora es justo cuando te
tiras a matar.
–He tenido dos etapas. Antes de la le-
sión en la rodilla me decían que era un
cañón con la espada, incluso aquí (en la
México) tuve un triunfo muy importante
1740 / 7 de marzo de 2010 77
DEPORTES
DEPORTES.indd 77 3/6/10 12:20 AM
Raúl Ochoa
D
urante el ejercicio fiscal
correspondiente a 2008,
la Comisión Nacional de
Cultura Física y Depor-
te (Conade), en ese en-
tonces a cargo de Carlos
Hermosillo, tuvo un sobrejercicio de 6 mi-
llones 372 mil pesos que financió, sin au-
torización de la Secretaría de Hacienda y
Crédito Público (SHCP), con recursos des-
tinados a otros rubros.
Esta irregularidad, entre otras, fue dada
a conocer en el Informe del Resultado de
la Fiscalización Superior de la Cuenta Pú-
blica que la Auditoría Superior de la Fede-
ración (ASF) entregó al Senado de la Re-
pública el pasado 25 de febrero, y que se
encuentra disponible en su sitio de internet
desde el día 28.
En la auditoría 08-1-11L6I-02-0225 co-
rrespondiente a la Cuenta Pública 2008, el
órgano federal de fiscalización comprobó
que la Conade entregó al Comité Olímpi-
co Mexicano (COM) 61 millones 908 mil
pesos. También determinó que “la transfe-
rencia se considera improcedente, toda vez
que el titular del COM (Felipe Muñoz) se
encuentra inhabilitado por 10 años desde el
6 de enero de 2005”.
De acuerdo con la auditoría realizada
por la ASF, este hecho contravino los “dere-
chos y obligaciones” del Acuerdo 413, por
el que se emiten las Reglas de Operación del
Programa de Alta Competencia, publicado
en el Diario Oficial de la Federación el 30
de diciembre de 2007. Este instrumento es-
tablece que una “asociación deportiva na-
cional y el COM no podrán recibir apoyos
y estímulos cuando se encuentre inhabilita-
do o sancionado el titular de la asociación o
el representante legal que le impida ejercer
recursos federales por algún tipo de respon-
sabilidad o infracción de la Ley General de
Cultura Física y Deporte, su reglamento y
demás ordenamientos que de ella emanen”.
Por ello, la ASF ha promovido la acción
de “Responsabilidad Administrativa San-
cionatoria” y solicitó al Órgano Interno de
Control (OIC) de la Conade que en el ámbi-
to de sus atribuciones realice las investiga-
ciones pertinentes. Asimismo, que inicie el
procedimiento administrativo “para el fin-
camiento de las responsabilidades adminis-
trativas sancionatorias que se deriven de los
actos u omisiones de los servidores públi-
cos que en su gestión transfirieron recursos
al Comité Olímpico Mexicano, aún cuando
su presidente se encuentra inhabilitado por
10 años”.
Entre 1999 y 2000, cuando Felipe El Ti-
bio Muñoz encabezó la Confederación De-
portiva Mexicana (Codeme), entregó a sus
colaboradores bonos de productividad por
un total de 4 millones 583 mil pesos. El OIC
de la Conade determinó que Muñoz incu-
El
turbio
El paso de Carlos Hermosillo por la Conade sigue
generando conflictos. La Auditoría Superior de la
Federación detectó un sobreejercicio en "servicios
personales" por más de 6 millones de pesos en la
Cuenta Pública 2008, y por segunda ocasión califi-
có de improcedente la transferencia de dinero que
hace la Conade al COM, puesto que su titular, Feli-
pe El Tibio Muñoz, se encuentra inhabilitado por 10
años, lo que le impide ejercer recursos federales.
E
d
u
a
r
d
o

M
i
r
a
n
d
a
legado
78 1740 / 7 de marzo de 2010
DEPORTES.indd 78 3/6/10 12:20 AM
rrió en el uso indebido de recursos y lo inha-
bilitó por una década el 6 de enero de 2005
(Proceso 1473).
Por las irregularidades cometidas por
Carlos Hermosillo durante su gestión al
frente de la Conade, podría hacerse acree-
dor –como lo establece el artículo 53 de la
Ley Federal de Responsabilidades de los
Servidores Públicos– a sanciones que van
desde un simple apercibimiento público o
privado, hasta amonestación, suspensión,
sanción económica e inhabilitación no me-
nor de 10 años ni mayor de 20.
Exigencia legislativa
No es la primera ocasión que Hermosillo es
exhibido por el la ASF. En marzo de 2009
(Proceso 1689), este órgano de fscaliza-
ción reportó en su revisión de la Cuenta
Pública 2007 que el exfutbolista “incurrió
en responsabilidades administrativas san-
cionatorias” por haber transferido 31 millo-
nes 700 mil pesos al COM, a sabiendas de
que su presidente, Felipe Muñoz, estaba in-
habilitado. Por esta razón, el comité no re-
cibió recursos del erario entre 2002 y 2006,
cuando la Conade fue presidida por Nelson
Vargas.
Hasta ahora, El Tibio continúa enlista-
do en el Sistema de Registro de Servido-
res Públicos Sancionados por “violación
de leyes y normatividad presupuestal”,
como se puede confirmar en el portal de
internet de la ASF, expediente CI/AR/
CND/004/2002. Además, aún no ha cu-
bierto la sanción económica por 4 millo-
nes 369 mil 138 pesos, impuesta por la Se-
cretaría de la Función Pública.
En su Informe sobre la Cuenta Pública
2008, la ASF emitió 20 acciones, de las cua-
les 11 corresponden a recomendaciones,
cuatro a solicitudes de aclaración y cinco a
promoción de “Responsabilidad Adminis-
trativa Sancionatoria”.
Cuatro acciones deberán ser atendidas
o solventadas por la Conade; 11 por el mu-
nicipio de Atenco, Estado de México, y una
por el Órgano Interno de Control del muni-
cipio de Atenco en los plazos y términos que
establezcan las disposiciones legales apli-
cables, así como las notificaciones expedi-
das por la ASF.
En su informe, la ASF precisa que sólo
fiscalizó 806 millones 69 mil pesos, equi-
valentes a 51.4% de los mil 567 millones,
469 mil pesos reportados en la Cuenta de la
Hacienda Pública Federal del ejercicio fis-
cal 2008.
Las auditorías realizadas a la Conade
fueron promovidas por el senador Javier
Orozco y el entonces diputado federal por el
PVEM Manuel Portilla Diéguez, con punto
de acuerdo del 28 de enero de 2009.
Orozco es presidente de la Comisión de
Juventud y Deporte del Senado de la Repú-
blica, en tanto que Portilla es “el amigazo”
del titular de la Conade, Bernardo de la Gar-
za, quien recientemente lo designó al frente
de la Subdirección General de Cultura Físi-
ca de ese organismo (Proceso 1739).
Portilla fue el único legislador que fir-
mó el punto de acuerdo en el que su frac-
ción política exhortó a la Cámara de Dipu-
tados para que solicitara a la ASF una
auditoría a los recursos ejercidos por la Co-
nade, Codeme y COM durante el ejercicio
fiscal de 2008.
Corruptelas
Las áreas auditadas por el órgano federal de
fscalización fueron la Subdirección General
del Deporte, así como la Subdireccion
General de Administración de la Conade, a
cargo de Eduardo Sánchez Urrutia y Franco
Carreño, respectivamente. Hoy ambos están
fuera del organismo. También fueron obje-
to de fscalización la Secretaría de Finanzas
del gobierno del Estado de México, así
como la Dirección de Desarrollo Urbano,
Obras Públicas y Planeación del ayunta-
miento de Atenco.
De acuerdo con el informe que la ASF
entregó al Senado de la República el pasado
25 de febrero, la Subdirección General de
Cultura Física de la Conade, a cargo de Sán-
chez Urrutia, no atendió las instrucciones
de la Presidencia de la República con mo-
tivo del lanzamiento del proyecto “Activa-
ción Física para Vivir Mejor”, el 3 de agos-
to de 2008.
El funcionario no envió al Comité de
Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios
el documento en el que la Presidencia de la
República giró instrucciones para la cele-
bración de ese proyecto. Por tal motivo, la
ASF solicitó al OIC de la Conade “realice
las investigaciones pertinentes y, en su caso,
inicie el procedimiento administrativo para
el fincamiento de las responsabilidades ad-
ministrativas sancionatorias que se deriven
de los actos u omisiones de los servidores
públicos”.
La ASF también ordenó al órgano inter-
no de control de la Conade que abriera una
investigación en contra de los funcionarios
responsables de adjudicar de manera direc-
ta un contrato por 12 millones 759 mil pesos
a Operadora de Centros de Espectáculos,
S.A. de C.V., sin presentar la justificación
correspondiente al Comité de Adquisicio-
nes, Arrendamientos y Servicios. La ero-
gación, que afectó la partida 3804 corres-
pondiente a “congresos y convenciones”, se
realizó para pagar los servicios especiales,
logística y operación del evento Para Vivir
Mejor, Pásala Bien.
Además, la auditoría detectó otra gra-
ve irregularidad en la revisión de la partida
3819 correspondiente a “viáticos en el ex-
tranjero para servidores públicos en el de-
sempeño de comisiones y funciones oficia-
les”. En este caso, no hay claridad acerca de
los recursos otorgados al personal de la Co-
nade que asistió a los Juegos Olímpicos de
Beijing, China.
La ASF reportó que a pesar de que las
comisiones se realizaron en el periodo julio-
agosto de 2008, la comprobación de gastos
fue presentada en noviembre y diciembre,
“cuando debieron acreditarse dentro de los
cinco días hábiles siguientes a la termina-
ción de la comisión”.
En lo que respecta al municipio de Aten-
co, Estado de México, la auditoría determi-
nó que éste contravino la cláusula quinta,
fracción IV, del Convenio de Apoyo Eco-
nómico para el Otorgamiento de Recursos
para la terminación de la primera etapa de
la Unidad Deportiva Santa Mónica, firma-
do por el gobierno del Estado de México –a
través del Instituto Mexiquense de Cultura
Física y Deporte– y ese ayuntamiento.
En contra del COM
El senador Orozco dice estar sorprendido
por los resultados de la auditoría, sobre todo
en lo que se refere a los recursos otorgados
al COM, así como al sobrejercicio que se
solventó “sin contar con la autorización de
la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.
Verdaderamente si no la tienes, para qué te
arriesgas como servidor público”, comenta.
El legislador considera que no son váli-
dos los argumentos esgrimidos por Hermo-
sillo para justificar la entrega de recursos al
COM. El exfutbolista insistió en que el di-
nero no se le dio a Felipe Muñoz, sino a los
directores administrativos del comité.
“Finalmente –plantea el senador– aquí
la auditoría señala que el responsable del or-
ganismo es la persona que está inhabilita-
da. Por esa situación, aunque no se le hayan
entregado personalmente a Muñoz, al ser el
titular del organismo y la persona que tie-
ne una inhabilitación por 10 años no se le
debieron haber entregado los recursos pú-
blicos. Hay que esperar una interpretación
jurídica del órgano superior de la Auditoría
Superior de la Federación. Pero –el dicta-
men– es muy claro: viene a confirmar algo
que ya es una cosa juzgada la situación jurí-
dica del presidente del COM. Son aspectos
delicados que tenemos que valorar.”
Esta semana, adelanta Orozco, se reuni-
rán los integrantes de la Comisión de Juven-
tud y Deporte con la encomienda de revisar
la Cuenta Pública 2008.
Y añade: “Vamos a hacer los comenta-
rios pertinentes a la Conade. En ese sentido,
la actual administración de este organismo
debe estar abierta a proporcionar infor-
mación. Estamos hablando de la Cuenta
Pública 2008. Es necesario determinar si
existen responsabilidades que sean mere-
cedoras de algún tipo de sanción”.
1740 / 7 de marzo de 2010 79
DEPORTES
DEPORTES.indd 79 3/6/10 12:20 AM
80 1740 / 7 de marzo de 2010
A LOS LECTORES
1. Toda carta dirigida al semanario Proceso
deberá contener nombre y firma de su au-
tor, una identificación fotocopiada o esca-
neada (de preferencia credencial de elector,
por ambos lados), dirección y, en su caso,
teléfono o correo electrónico. Si el remitente
sólo desea publicar su nombre, lo indicará;
de lo contrario, el resto de sus datos tam-
bién podrían ser difundidos.
2. Ninguna carta tendrá una extensión
mayor de dos cuartillas, es decir, no más de
56 líneas de 65 caracteres cada una.
3. La correspondencia no incluirá docu-
mentos probatorios de lo denunciado; se
publicará conforme a su turno de llegada,
y podrá ser enviada por correo, entregada
personalmente, transmitida por fax (56-36-
20-55) o dirigida a sloya@proceso.com.mx
4. La sección Palabra de Lector cierra los
miércoles de cada semana.
De José Antonio López Balcázar
Señor director:
Para los habitantes de
Edomex resulta muy lamen-
table enterarnos, por medio
de la edición que en portada
lleva el título Estado de México
/ Narco, amor y espionaje
(Proceso 1738), de esta prác-
tica en la entidad y del manejo
confidencial de la información
obtenida por los espías.
No menos deplorable
resulta que dichas actividades sean realizadas o
avaladas por quien hoy gobierna el estado y por
quienes ocupan áreas estratégicas de la adminis-
tración pública.
Además de que dicho espionaje es efectuado
en forma ilegal y podría tener, en consecuencia,
implicaciones legales, sabemos que la información
conseguida de esta forma puede ser usada por los
gobernantes para obtener beneficios personales
o para actuar en contra de quienes no piensan
como ellos o no apoyan sus acciones.
Como los datos que recaban les permiten
saber cómo piensan, qué hacen y qué dicen los
opositores al gobierno, pueden ser empleados
para desprestigiar a personajes del mismo partido
o de otras organizaciones políticas antagónicas.
Resulta igualmente inconcebible que, ante
todos los antecedentes, referencias y personajes que
menciona el reportaje, ninguna autoridad, como la
PGR, actúe al respecto aunque se está violentando
toda norma jurídica en materia de confidencialidad.
No podemos estar de acuerdo en que el
gobierno del Estado de México utilice en el es-
nado a entrevistar a la directora del museo o a los
artistas y curadores participantes, y ha dejado espe-
rando nuestros boletines de prensa en la taquilla.
Creemos que la crítica es fundamental para
poder establecer un balance del trabajo reali-
zado desde la institución pública, y es nuestro
anhelo que investigadores puedan hacer argu-
mentaciones sobre lo que exponemos. No nos
preocupa que a través de la herramienta crítica
se nos cuestione o se nos increpe sobre nuestras
decisiones, pero sí que las argumentaciones estén
sin fundamentar o sólo consistan en un ejercicio
de descalificación. Nos entristece enormemente
que la persona que nos acusa de falta de rumbo
e identidad, así como de arbitrariedad, efectúe su
trabajo crítico de esa misma manera.
Consideramos fundamental que una revista
caracterizada por un profundo y sólido trabajo de
información e investigación dé a conocer las nuevas
propuestas y creaciones que ofrecen los artistas
mexicanos. Éstos, sin duda, reflejan en sus obras mu-
chas de las problemáticas que hoy acontecen, por lo
que es imprescindible que se les pueda analizar de
la forma correcta, dedicándoles el tiempo que sus
proyectos merecen. Lo que nos parece lamentable
es que, en lugar de profundizar en el trabajo de los
artistas o agentes culturales, se les destruya o increpe
de forma ofensiva, sin ni siquiera hacer una mínima
reflexión, más allá de la descalificación.
Para aclarar estas fuertes aseveraciones que,
más que ofensivas, nos parecen fruto de una idea
preconcebida y sin fundamento, los invitamos a
que nos visiten, a que participen en las múltiples
actividades que el museo desarrolla a través de
su programa Estudio Abierto, al igual que de la
serie de exposiciones y proyectos paralelos que el
MACG activa con regularidad.
Atentamente
ITALA SCHMELZ
Directora del Museo de Arte Carrillo Gil,
y todo el equipo del mismo MACG
Respuesta de Blanca González
Señor director
El estado deprimente en el que se encuentra el
Museo de Arte Carrillo Gil (MACG) se explica con
la carta que envía su directora, Itala Schmelz. Sin
plantear argumentos que rebatan los datos y/o el
análisis que desarrollo en mi texto, la funcionara se
limita a descalificar su contenido con base en plan-
teamientos reduccionistas y oficialistas sobre lo que
debe ser y cómo debe hacerse la crítica de arte.
Sin identificar ni el vocabulario especializado
ni los fundamentos que sustentan el contenido de
la nota, la funcionaria comprueba la irresponsabi-
lidad de su gestión al desviar la atención del lector
de circunstancias tan relevantes como la ausencia,
en las salas del museo, de la importante colección
de arte mexicano Carrillo Gil.
Con una programación arbitraria –que se
confirma con la presencia de la pintora texana
Annabel Livermore en agosto y octubre de 2008–,
la gestión de Schmelz sólo puede explicarse por
la debilidad de la Coordinación Nacional de Artes
Plásticas a cargo de Magdalena Zavala, la imper-
Sobre Narco, amor y espionaje
en el Estado de México
pionaje recursos que debieran canalizarse a cubrir
carencias sociales o necesidades comunitarias, en
una entidad frecuentemente azotada por
desastres naturales y percances derivados
de la falta de infraestructura y planeación.
Por el contrario, mucha de esa informa-
ción es puesta en manos de la criminali-
dad y de operadores con un alto despres-
tigio y coludidos con el narcotráfico.
El gobernador Enrique Peña Nieto de-
bería poner atención especial en el asunto y
combatir estas prácticas ilegales dentro de
su gobierno; por ejemplo, remitiendo ante
las autoridades correspondientes –como
podría ser la PGR– a aquellos funciona-
rios públicos o actores políticos que realicen esta
actividad, pues la información obtenida a través
del espionaje puede ser inclusive utilizada en su
contra, y así no le sería muy útil en una estrategia
que pretendiera convencer, seducir o conquistar
conciencias con miras a postularse como candidato
a la Presidencia de la República por el PRI en el año
2012. (Carta resumida.)
Atentamente
JOSÉ ANTONIO LÓPEZ BALCÁZAR
Tlalnepantla de Baz, Estado de México
De Itala Schmelz
Señor director:
El pasado 21 de febrero se publicó, en la sección
de cultura de Proceso 1738, un artículo de Blanca
González Rosas titulado Programa Bancomer-MACG
Arte Actual, que inicia con el siguiente enunciado:
“En un estado deprimente se encuentra actual-
mente el Museo de Arte Carrillo Gil (MACG) de la
Ciudad de México…”. Este es sólo el comienzo de
una serie de aseveraciones desaprobatorias sobre la
gestión y los programas del museo, al que se suma
un redundante y negligente diagnóstico sobre el
arte contemporáneo mexicano emergente que, en
un par de renglones muy poco generosos, queda
reducido a lo que la autora suele llamar “el main
stream”. Esta reseña adolece además del empleo
de un vocabulario sobre arte contemporáneo que
nos hace pensar en un desconocimiento del tema
a tratar, al igual que en una falta de herramientas
en lo que a la práctica de la crítica se refiere.
Nos parece muy grave que una revista enfo-
cada al análisis pueda atacar tan gravemente al
MACG sin antes realizar una investigación seria
sobre lo que acontece en el museo y, en general,
en el mundo de la creación contemporánea mexi-
cana. Creemos que tales afirmaciones carecen de
base sólida y anidan en la pugna confundida como
postura crítica. Para poder establecer una opinión
seria y fundamentada, como sí lo han hecho otros
periodistas e investigadores que han sentido curio-
sidad o dudas sobre nuestro programa expositivo y
de actividades paralelas, la autora jamás se ha dig-
Palabra de lector 1740.indd 80 3/6/10 12:20 AM

1740 / 7 de marzo de 2010 81
PALABRA DE LECTOR
tinencia de la nueva Subdirección de Patrimonio
Artístico Inmueble a cargo de Alejandra Peña, y la
ineficiencia de Teresa Vicencio como directora del
Instituto Nacional de Bellas Artes. Cuatro cargos
que, mensualmente, le cuestan al erario más de 200
mil pesos.
Atentamente
BLANCA GONZÁLEZ
Se deslindan de una denuncia sobre
la Alameda Sur de Coyoacán
Señor director:
Respecto de la carta publicada el 24 de enero
de 2010 en la sección Palabra de Lector bajo el
título Reclaman al delegado de Coyoacán frenar
la corrupción y hacer justicia, las suscritas que-
remos aclarar que indebidamente aparecieron
nuestros nombres como responsables de la
publicación, lo cual es un error, ya que nosotras
no conocíamos el contenido de dicha carta y
mucho menos la firmamos.
Por lo anterior, nos deslindamos totalmente
de la responsabilidad de la publicación de la
misma.
Atentamente
NIEVES CONSUELO HERNÁNDEZ PÉREZ
Y KARINA SÁNCHEZ HERNÁNDEZ
Comerciantes de la Alameda del Sur
Nota de la Redacción
Aunque la carta de referencia consta de 15 nom-
bres con las firmas correspondientes, por razones
de espacio sólo se publicaron seis, entre los cuales
se hallan los de las quejosas. Sin embargo, se acla-
ra que, ante este semanario, quien aparece como
responsable de la publicación (página 80 de
Proceso 1734) fue Nidia Quiroz Cabañas, quien
cumplió con el requisito de identificarse para pro-
ceder a la difusión de la denuncia.
Impugna las
coaliciones “inmorales”
Señor director:
Antes, las organizaciones políticas o partidos
se fincaban en principios ideológicos intransi-
gentes y plataformas de principios inmutables,
casi dogmáticos, pero ahora vemos todo lo
contrario: la degradación, el basurero moral
político, el fariseísmo y conductas meretrices
con intereses deleznables.
Dicha metamorfosis ha sido conseguida
por una coalición de partidos diametralmente
opuestos en la ideología que les imprimieron sus
fundadores. Se trata de una simbiosis entre PAN,
S.A.; PRD, S.A.; PT, S.A., y Convergencia, S.A.,
con el propósito de lograr algunas gubernaturas.
Resulta nauseabunda esa mezcla ideo-
lógica, que da como resultado un coctel tan
aberrante como inmoral, y que constituye una
bofetada, una burla para los militantes de esas
organizaciones que aún tienen vergüenza y
dignidad.
El PAN, de ideario derechista, sustentado
en un deber teologal, reaccionario, aposento
de los intereses más oscuros de la nación y
crítico del sistema que imperó durante 70 años,
no sólo ha superado a éste con creces, sino que
tiene al país al borde de una gran crisis econó-
mica, política y de seguridad que nos ahoga en
vertiginosas corrientes de sangre y deslaves de
angustia, pues hoy dominan el crimen, la mise-
ria, el desempleo y un alto grado de corrupción
que hiede.
En este país fallido y sin rumbo de la al-
ternancia, el PAN se amafia ahora con otras
agencias de colocaciones políticas: PRD, PT
y Convergencia. La primera, fundada y con-
tinuada hasta hace nueve años por hombres
valiosos, pensadores irreductibles, ideólogos de
una izquierda pensante y progresista, es hoy
manejada por espurios personajes que han trai-
cionado su sustento ideológico y su declaración
de principios.
Las otras dos agencias de colocaciones
son unos traviesos enanos que juegan a la
política, cuyas organizaciones sólo fueron di-
señadas para trafiques y componendas y que
actualmente, con sus actividades nefastas,
incursionan en el negocio de las alianzas con
el fin de sobrevivir.
Se trata en suma de una simbiosis que la
ciencia de la política califica de corrupta y que
nos lleva al retroceso en la cultura democrática.
Significa que en México no se requiere de un
ideario para formar o mantener un partido,
sino que basta con reunirse para obtener be-
neficios económicos y, como en toda sociedad
mercantil, repartirse el botín, el patrimonio del
pueblo. ¡Vaya comedia de cretinismo, de lucha
de ambiciones con un lenguaje meretricio!
Por eso, a los militantes de los “partidos
políticos coaligados” pregunto: El día de las
elecciones, ¿por quién votarán? ¿Acaso por
un candidato híbrido? ¿Qué filosofía política
tendrá su candidato, de izquierda, derecha o
centro? ¿A quién beneficiará la hidra-candidato
que consiga el triunfo? ¿Será digno y civil su
voto?
Un consejo a todos ellos: si tienen dig-
nidad, no voten por el amorfo candidato,
no sean esquiroles ni títeres de intereses
inconfesables.
¡Qué México Viva! ¡Qué Viva México!
(Carta resumida.)
Atentamente
LICENCIADO RAÚL FLORES MORÁN
Pide a Peña Nieto justicia frente a
“delincuentes con uniforme”
Señor director:
Le solicito publicar la presente carta para denun-
ciar a elementos de la Agencia de Seguridad Estatal
(ASE) del Estado de México que ocasionaron la ile-
gal reclusión –ésta continúa– de Ángel Alberto Ruiz
Flores en el Centro de Prevención y Readaptación
Social Nezahualcóyotl Bordo.
El 8 de agosto de 2009, en Los Reyes La Paz,
se dio una riña de Ángel Alberto contra Ismael Do-
mínguez Salazar, alias El May, y Arturo Domínguez
Salazar, estos dos últimos sobrinos de Juan Carlos
Salazar Soto, miembro de la ASE.
Al lugar llegó un Volkswagen del que descen-
dieron Narciso Aguilar Sánchez y Armando Alfonso
González Apolinar –éste con un tubo en la mano–,
quienes agredieron a Ángel Alberto mientras huían
los sobrinos del policía, los que al poco tiempo re-
gresaron en una patrulla (la 08244) en la que se lle-
varon a Ángel Alberto.
Se detuvieron en una calle de Nezahualcó-
yotl, donde esperaba Juan Carlos Salazar, quien
dijo a Ángel Alberto: “¡Conque te metiste con mis
sobrinos! ¡Ahora sí te vas a chingar!”, para en se-
guida tratar de extorsionarlo. Luego, en el módu-
lo policiaco de la ASE conocido como “Manantia-
les”, los policías, comandados por Salazar Soto,
despojaron a Ángel Alberto de sus pertenencias,
le sembraron la cartera de El May, lo incomunica-
ron y más tarde, ante el Ministerio Público, lo acu-
saron del robo de dicha cartera y de tentativa de
hurto de vehículo.
Así, un pleito callejero ocurrido en el munici-
pio de Los Reyes fue denunciado, adulterando los
hechos, en un municipio distinto, el de Neza. Los
policías “remitentes”, Jesús Martínez Flores (quien
presentó una credencial que había caducado) y Jai-
me Jiménez Cortés (quien se identificó con creden-
cial de elector), responden a las órdenes de Sala-
zar Soto; en tanto que los testigos de preexistencia
y falta posterior de lo robado son otros dos policías,
Bernardo Hernández Cabrera y Salvador Tentle Mo-
rales, quienes rindieron su declaración uniformados
y sin identificación.
Sobre lo ocurrido se presentó una queja ante
la Comisión de Derechos Humanos del Estado de
México (expediente CODHEM/NEZA/0596/2009)
y otra en la Comisión de Derechos Humanos del
Senado (expediente CDH-120-09), la cual fue reci-
bida por la senadora Rosario Ibarra.
Señor gobernador Enrique Peña Nieto: Aun-
que no nos sorprende que delincuentes uniforma-
dos se hagan cargo de la seguridad pública mexi-
quense, le pedimos intervenir para que en este ca-
so se haga una pronta justicia.
De los daños que sufra Ángel Alberto Ruiz Flores
o cualquier miembro de su familia como consecuen-
cia de esta publicación, hago responsables a todos
los policías mencionados; a Narciso Aguilar Sánchez
y Armando Alfonso González Apolinar –quienes in-
ventaron el intento de robo del Volkswagen en
que habían llegado para agredir a Ángel Alberto–;
al agente del Ministerio Público Armando Hernán-
dez López –quien se prestó a levantar una denun-
cia infundada–, y, por último, a El May y a su her-
mano Arturo Domínguez. (Carta resumida.)
Atentamente
JUANA GUILLERMINA RUIZ FLORES
Estado de México
Contra las “hidras-candidatos”
Palabra de lector 1740.indd 81 3/6/10 12:20 AM
Palabra de lector 1740.indd 82 3/6/10 12:20 AM