Profesora: Martell Adriana. Trabajo Practico Nº 1 Carrera: Profesorado de arte en artes visuales.

Establecimiento: Escuela Provincial de Bellas Artes “Tomas Cabrera” Nº 6.002 Estudiante: Aguirre Néstor Adrián. Precisiones conceptuales Ver: es mucho más que mirar. La visión es algo más que un simple registro mecánico, no es pasiva. El ver implica observar captando las diferencias visibles, salir al encuentro de los objetos, explorarlos activamente y saber apropiarse de las características fundamentales que hacen al objeto. Mirar: Fijar la vista en algo, es un acto de naturaleza pasiva con un alto grado de accionar mecánico, básicamente no salimos al encuentro del objeto con todos sus atributos característicos. Al respecto del particular Rudolf Arnheim dice: […] “Ver algo implica asignarle un lugar dentro del todo: una ubicación en el espacio, una puntuación en la escala de tamaño, de luminosidad o de distancia. […] La experiencia visual es dinámica […] Lo que una persona o animal percibe no es solo una disposición de objetos, de colores y formas, de movimientos y tamaños. Es quizás antes que nada, un juego reciproco de tensiones dirigidas. Esas tenciones no son algo que el observador añada, por razones suyas propias, a las imágenes estáticas. Antes bien, son tan intrínsecas a cualquier percepto como el tamaño, la forma, la ubicación o el color. Puesto que tiene magnitud y dirección, se puede calificar a esas tensiones de “fuerzas” psicológicas. […] En resumen, lo mismo que no es posible describir un organismo vivo mediante una relación de su anatomía, así tampoco se puede describir la naturaleza de una experiencia visual en términos de centímetros de tamaño y distancia, grados de ángulos o longitudes de ondas de matiz. Estas mediciones estáticas solo definen el “estimulo” esto es el mensaje enviado al ojo por el mundo material. Pero la vida de un percepto – su expresión y sentido – dimana enteramente de la actividad de las fuerza perceptuales. Cualquier línea trazada sobre una hoja de papel, la forma más sencilla modelada en un trozo de arcilla, es como una piedra arrojada a un estanque: perturba el reposo, moviliza el espacio. Ver es la percepción de una acción”. En virtud de los que el doctor Rudolf Arnheim sostiene en los párrafos superiores cabe preguntarse: ¿Que son las fuerzas perceptuales?, y en este caso es el propio doctor Rudolf Arnheim es quien nos señala la respuesta, el responde 1|Página

“Suponemos que son reales en ambos ámbitos de la existencia, esto es, como fuerzas psicológicas y físicas […] Para responder a esta pregunta tenemos que recordar como el observador obtiene su conocimiento de los “objetos”. Los rayos de luz emanados del sol o de alguna fuente de luz, chocan con el objeto y en parte son absorbidos y en parte reflejados por él. Alguno de los rayos reflejados llegan hasta las lentes de los ojo y son proyectados sobre su fondo sensible, la retina. Muchos de los pequeños órganos receptores situados en la retina se combinan en grupos por medio de celular ganglionares. A través de esas agrupaciones se obtiene una primera y elemental organización de la forma visual, muy próxima al nivel de estimulación retiniana. Al viajar los mensajes electroquímicos hacia su destino final en el cerebro, son sometidas a sucesivas conformaciones en otras estaciones del camino, hasta que el esquema se completa con los diversos niveles de la corteza visual. En qué estadio de este complejo proceso se origina el homologo fisiológico de nuestras fuerzas perceptuales, y por qué particulares mecanismos se produce, son cosas que rebasan nuestro actual conocimiento.[…] Podemos afirmar, por ejemplo, que deben ser procesos de campo. Esto quiere decir que todo lo que ocurra en cualquier lugar estará determinado por la interacción de las partes y el todo. Si no fuera así, las diversas inducciones, atracciones y repulsiones no podrían darse dentro del campo de la experiencia visual. El observador ve los empujes y tirones de los esquemas visuales como propiedades genuinas de los objetos percibidos […] un esquema visual muy simple se ve fundamentalmente afectado por la estructura de su entorno espacial, y que el equilibrio puede ser perturbadoramente ambiguo cuando forma y ubicación se contradicen.” A continuación proseguiré a detallar el mecanismo fisiológico de la visión: El mecanismo fisiológico de la visión es el siguiente: la cornea desvía la luz, esta y el humor acuoso forman parte del sistema de enfoque, el iris la gradúa regulando la pupila y el cristalino es la lente que ajusta la imagen cercana o distante. El cristalino controla la luz que mantiene el humor vítreo hasta que llega a la retina. Intervienen además en la regulación los músculos que mueven el globo del ojo hacia los lados, abajo y arriba. En este proceso, muy sintetizado, se destaca la extraordinaria flexibilidad del ojo humano en su compleja función de cámara para lograr el enfoque justo. Mantiene coordinadas sus funciones y corrige errores de entrada de luz, movimiento, ajuste, enfoque, por medio de circuitos nerviosos interrelacionados. El ojo enfoca parcialmente pequeños espacios (puntos de vista). Se ve bien lo que se mira fijo, analizado por partes y en sucesión de imágenes, aunque sea de distintos ángulos y con iluminación diferente. El cerebro unifica, identifica, llena las lagunas y da continuidad cuando la información visual no es suficiente. En la parte posterior de la retinan coexisten, apiñados, conos y bastoncillos, fotorreceptores merced a los cuales es posible la visión diurna y nocturna, cromática y acromática. Ellos están mezclados en la retina y por su acción el ojo puede pasar de una luz intensa a la oscuridad. Los conos actúan a plena luz y los bastoncillos en la oscuridad y, en acción conjunta, se complementan. Los conos del ojo humano contienen tres clases de pigmentos, sensibles al rojo, verde y azul. La fóvea, pequeña depresión del centro de la retina, solo contiene conos y es ése el punto apto para la máxima brillante y claridad de la visión con su campo visual de diez centímetros cuadrados, a dos metros y medio de distancia. El estrecho espacio para 2|Página

la clara visión, lo asegura el globo del ojo moviéndose constantemente para mantener la imagen, tanto en el hombre como en los animales. Aunque hay también cono en la periferia de la retina, no proporcionan una visión nítida de los objetos; por ello, para obtener una imagen más precisa, el ojo, mediante ligeros movimientos, concentra la visión en la fóvea. Como ésta no contiene bastoncillos es inoperante la visión a poca luz; para lograr en tales condiciones la percepción, debe mirarse el objeto de lado, para que la luz que entra en el ojo no incida en la fóvea sino en la periferia de la retina. El proceso fisiológico por el cual la energía de la luz se transforma en señales que el cerebro interpreta, recuerda la doble naturaleza de la luz. Esta actúa en forma de ondas de energía, con los mismos caracteres que todas las ondas del campo electromagnético, en cuanto a longitud, frecuencia y cantidad pero al mismo tiempo es portadora de partículas llamadas fotones, que el pigmento visual absorbe. El impacto de un fotón permite el pasaje de las sustancias químicas que activan la energía. La luz penetra en el ojo e hiere la retina en el punto focal preciso. El ojo usa esta energía para ver. El proceso de convertir la energía en reacciones eléctricas y químicas es realizado por pigmentos especiales que se encuentran en las células sensibles a la luz. En la parte anterior de la retina se extiende una red de fibras nerviosas que se intercomunican por medio de células ganglionares y bipolares con los conos y bastoncillos. Las fibras se juntan en un punto de la retina, la atraviesan unidas y luego se convierten en el nervio óptico que va al cerebro. Por un intrincado sistema de recepción y transmisión de señales y datos se efectúan los mensajes visuales hacia la corteza cerebral. Los dos conjuntos de nervios, uno de cada ojo, se juntan en el quiasma óptico y por una serie de divisiones, entrelazamientos y ramificaciones, hacen posible la visión binocular, o sea el intercambio de información entre los dos ojos. La sección del cerebro destinada a la visión, está compuesta por miles de millones de células agrupadas en muchas capas y millones de fibras que se diseminan y envían comunicaciones. Cumpliendo el proceso biofísico de los impulsos nerviosos transmitidos al cerebro, comienza el proceso respuesta integrado por fenómenos específicos. Visión sicológica: Los componentes más importantes para la interpretación perceptiva dependen de las características del sujeto, su desarrollo, sensibilidad, inteligencia, conocimientos vinculados a las necesidades materiales, inquietudes intelectuales, etc. El aprender y el discernir van conformando a cada ser y en gran parte ello depende de la elaboración perceptiva y mental. Esto ocurre tanto en la más primitiva y grosera interpretación de lo visual como en el enfoque selectivo, afinado y sensible, objetivo o imaginativo. Interviene también en la interpretación psicológica lo atávico, el instinto de conservación y las condiciones del medio físico, intelectual, laboral, estético, etc. El proceso sicosomático del mecanismo de la percepción de formas e imágenes comienza por relaciones estimativas de contrastes, proporciones, calidades, generalización, modos y grados de asociación, integración de lo que se sabe, ve e interpreta. Ello ocurre de acuerdo con los intereses, gusto y sensibilidad dl espectador. Cirlot define la percepción como la “integración asociativa de engramas (imágenes mnémicas) con resientes complejos de sensación…

3|Página

Una idea aproximada de la complejidad del aparato visual del hombre se advierte al comparar el mismo con los ojos de algunos animales.

Funcionamiento del ojo y visión estereoscópica Los rayos de luz que entran en el ojo son refractados, o reflejados, al pasar por el cristalino. En una visión normal, los rayos de luz se enfocan justo sobre la retina. Si el globo ocular es demasiado ancho, la imagen se enfoca más cerca que la posición donde está la retina. Esto se llama miopía, es decir, una persona corta de vista que no distingue con claridad los objetos distantes. La condición contraria se llama hipermetropía; se produce cuando los globos oculares son demasiado estrechos. En este caso, una imagen enfocada de forma correcta queda detrás de la retina. Estas condiciones también se pueden dar si los músculos oculares son incapaces de variar la forma del cristalino para que enfoquen los rayos de luz de forma correcta. Los seres humanos son capaces de enfocar un objeto con ambos ojos. Este tipo de visión, llamada visión estereoscópica, es importante ya que permite la percepción de la profundidad. Además de los seres humanos, todos los vertebrados depredadores tienen visión estereoscópica. Algunas patologías relacionadas a la visión:

Visión con degeneración macular La degeneración macular es una causa frecuente de pérdida irreversible de la visión que se caracteriza por una pérdida progresiva de la visión central. La mayor parte de las personas que desarrollan esta enfermedad no llegan a quedarse completamente ciegas ya que la visión periférica no queda dañada por esta patología.

Visión con cataratas La catarata es una opacidad de la lente ocular. Puede ser intervenida quirúrgicamente con excelentes resultados.

Visión con glaucoma El glaucoma se produce por un aumento de la tensión ocular sin que exista daño en el nervio óptico. Un síntoma inicial de esta enfermedad es la pérdida de la visión a nivel periférico.

4|Página

Bibliografia:
 Arte y Percepción Visual / Rudolf Arnheim / Ed.: ALIANZA

 El Lenguaje Grafico Plástico / Amalia Polleri y María Rovira / Ed.: EDILYR
S.A.  Enciclopedia Virtual: Microsoft ® Encarta ® 2007. Microsoft Corporation.  Léxico Técnico de las Artes Plásticas / Irene Crespi Y Jorge Ferrario / Ed.: EUDEBA.

5|Página