PATOLOGIA DEL HOMBRO EN EL JUGADOR DE WATERPOLO INTRODUCCIÓN.

En waterpolo pueden existir multitud de lesiones debido a que es un deporte de contacto. Aunque la natación en general sea de bajo riesgo desde el punto de vista traumatológico, el carácter repetitivo de los gestos natatorios y de lanzamiento es susceptible de presentar una patología crónica típica por sobreuso. El hombro es el área corporal anatómica que resulta más frecuentemente afectada en natación y waterpolo, constituyendo una entidad clínica propia conocida como “hombro del nadador”. Por ser un área corporal constituida por cinco articulaciones y dada su gran amplitud de movimientos, esta articulación puede afectarse a distintos niveles y grados de severidad. Clínicamente se consideraba que el “hombro del nadador” era debido al atrapamiento del tendón del músculo supraespinoso por el llamado arco coraco-acromial, o el tendón del bíceps en la corredera bicipital. Hoy en día se describen otras clínicas responsables de este cuadro como son tendinitis, contracturas, desgarros producidos por sobrecarga en zonas específicas... PATOLOGÍA LESIONAL DEL HOMBRO. La patología lesional aguda y de sobrecarga se pueden resumir en: 1. Problemas óseos: fractura de clavícula, fractura del cuello humeral, fractura de escápula... 2. Problemas articulares: luxación gleno-humeral, luxación acromio-clavicular, luxación esterno-clavicular... 3. Problemas músculo-tendinosos ( tendinitis, desgarros, contracturas): supraespinoso, porción larga del bíceps, rotadores externos, deltoides, pectoral mayor... PREVENCIÓN. El mejor tratamiento para las lesiones es evitar que aparezcan factores como la realización de un buen calentamiento o el tener una buena técnica de nado y de lanzamiento hacen posible que el riesgo de lesión se reduzca en gran medida. Otros aspectos a tener en cuenta son el trabajo de la fuerza, flexibilidad y resistencia. Para confeccionar cualquier programa de fuerza, debemos tener en cuenta factores como la edad, peso, sexo... y sobre todo realizar un trabajo completo de músculos agonistas y antagonistas de forma proporcionada. Es importante que entrenemos la musculatura en la resistencia más que en la hipertrofia. La flexibilidad se debe trabajar de forma individualizada y constante. El método más adecuado para su entrenamiento es el estático; estirando el músculo lentamente hasta la sensación de tensión y mantenerla durante 20-30” para soltar luego lentamente.

Patología del hombro en el jugador de waterpolo

1

TRATAMIENTO. Ante cualquier tipo de lesión de hombro, en el momento en que se produce (fase aguda), actuaremos de la siguiente manera: 1. Colocaremos medidas criogénicas (frío) e inmovilizaremos el hombro en posición antiálgica. Una vez hecho esto, y dentro de la idea de proporcionar una asistencia global y multidisciplinar, se trasladará al deportista a los servicios médicos, para valorar y realizar las pruebas pertinentes con el fin de determinar el alcance de la lesión. 2. En caso de lesión ósea o articular, el facultativo prescribirá el tratamiento adecuado, así como el tiempo de inmovilización el cual se debe respetar escrupulosamente. Una vez completado este, el fisioterapeuta volverá a valorar el hombro para determinar su estado y fijar la pauta para recuperar la movilidad, fuerza y propiocepción, así como conjuntamente con preparadores físicos y entrenadores, recuperar el gesto técnico y la vuelta a la actividad deportiva. 3. En caso de no mediar lesión ósea o articular, el fisioterapeuta valorará el problema, la causa y su posible solución. 4. Como tratamiento general para cualquier problema músculo-tendinoso en el hombro de un nadador, o para la recuperación tras una inmovilización por problema óseo o articular, elegimos el siguiente: · Crioterapia · Medidas analgésicas (corriente tipo TENS, interferenciales...) · U.S. en zonas dolorosas o con signos de inflamación y en cicatrices quirúrgicas. · Maniobras de decoaptación de la articulación gleno-humeral. · Movilización y liberación articular. · Masoterapia de la musculatura de hombro, brazo, columna cervical y cintura escapular, todo ello complementado con estiramientos. · Manipulaciones cervicales y de la articulación del hombro ( si procede) · Movilización activo-asistida en todos los arcos de movimiento (cuidado con FLEXIÓN+ABDUCION+ROTACIÓN EXTERNA en recuperación tras luxación glenohumeral) · Recuperación muscular global (isométricos) · Reeducación propioceptiva y funcional · Vendajes funcionales (dependiendo del caso)

Patología del hombro en el jugador de waterpolo

2

NOTA. Debemos tener en cuenta que no todos los dolores o problemas que aparecen en el hombro del nadador se deben a una lesión de alguna de las estructuras propias de dicha articulación. En numerosas ocasiones la patología del hombro puede tener su origen en un problema de atrapamiento nerviosos a nivel cervical, dolores referidos de origen visceral, bloqueos miofasciales, etc. En estos casos el tratamiento debe ir encaminado a corregir dicha disfunción con las técnicas apropiadas para ello. Es imprescindible una completa valoración para encaminar nuestro tratamiento hacia un camino u otro.

David Mel Melero Fisioterapeuta, nº colegiado 2146 Carlos López Moreno Fisioterapeuta, nº colegiado 1405 http://www.fismelmar.com/wp.htm

Patología del hombro en el jugador de waterpolo

3