You are on page 1of 13

ACTIVIDADES Y PERFILES ACADÉMICOS EN LA UACH: UN ESQUEMA DE

EVALUACIÓN

Nicolás Morales Carrillo1

INTRODUCCIÓN

Las universidades en el mundo han evolucionado para ofrecer una serie de servicios más
allá de los clásicos de formar recursos humanos y hacer investigación, las demandas de la
sociedad han motivado que se implementen nuevas formas de vinculación y también se
ofrecen servicio social, servicios profesionales, consultoría, asesoría y difusión de la
cultura.

Esta diversidad de quehaceres académicos con frecuencia trae problemas para evaluar
adecuadamente las actividades que realizan los profesores, ya que dar clases frente a grupo
tiene indicadores muy claros, por ejemplo el tamaño del grupo atendido, número de horas,
si es teórico o práctico; sin embargo, en otras actividades como la vinculación no se han
sistematizados los beneficios para la institución o la sociedad, como para definir claramente
los indicadores y medios de verificación, que permitan evaluar la carga académica que
realizan los distintos perfiles de los profesores. Esto lleva a que la docencia, investigación y
servicio son actividades más o menos generalizadas en todos los académicos y se tienen
formas para evaluar la productividad, sin embargo en el aspecto de vinculación y sus
múltiples formas, hay problemas de interpretación y evaluación.

Tradicionalmente en la UACH se considera que la vinculación se da a través del servicio


social y estancias preprofesionales, la elaboración de tesis, viajes de estudio, servicio
universitario, proyectos de investigación, cursos de educación continua, servicios
profesionales, programas docentes en conjunto con otras universidades, seminarios,
congresos y talleres. Sin embargo, la vinculación debe ser vista como un proceso
permanente, mediante el cual se cumpla el compromiso social de la universidad, para
aplicar los conocimientos generados en la búsqueda del desarrollo que permita mejorar la
calidad de vida de los sujetos sociales del medio rural, (Ramírez, 2005).

La UACH tiene amplia experiencia en el desarrollo de actividades de vinculación,


entendida ésta como la interacción entre los universitarios y los distintos actores o sujetos
sociales; esto es, la relación sociedad-universidad cuenta con una larga tradición y la misma
existencia de nuestra universidad es producto de la sociedad, con la que se ha ido
moldeando y reconfigurando para serle más útil, (Ramírez, 2005). La vinculación de la
Universidad con la sociedad rural se da de manera permanente a través de las distintas
actividades sustantivas, desarrolladas durante más de treinta años desde los Centros
Regionales en diversas regiones del territorio nacional.

Aunque sigue discutiéndose la conceptualización de la vinculación, sus alcances,


limitaciones y perspectivas dentro del actual modelo gubernamental, que en ocasiones sólo
pretende entender a la vinculación como la relación Universidad-Empresa; en contra

1
Profesor-investigador del CRUCEN. nmoralc@megared.net.mx
posición a esta idea, asumimos a la vinculación como “el medio que permite a la
Universidad interactuar con su entorno, coordinando eficaz y eficientemente sus funciones
de Docencia, Investigación y Extensión de la Cultura y los Servicios, a la vez que favorece
su capacidad de relacionarse con los sectores productivo y social en acciones de beneficio
mutuo, lo que favorece su posicionamiento estratégico. Incorporando la idea de que la
vinculación, a la vez que es un ente educativo y científico lo es también social y humano”
(Ramírez, 2005).

De esta manera la vinculación entendida como parte inherente al quehacer de la


universidad, y como un medio para interactuar con su entorno social, reforzando sus
funciones sustantivas de docencia, investigación, extensión de la cultura y el servicio, es
una acción que deben desarrollar todas las instancias académicas de la UACH. En
particular para los Centros Regionales resulta prioritario definir programas de vinculación,
a través de los cuales se contribuya con otras instituciones educativas, organizaciones de
productores y con los tres niveles de gobierno, a entender las problemáticas regionales y a
encontrar soluciones que permitan el desarrollo del medio rural.

Para llevar a cabo los proyectos concretos de la vinculación se requiere contar con los
recursos económicos suficientes y con el reconocimiento de la misma universidad para con
el personal dedicado a este tipo de actividades. En el primer caso, las instancias
universitarias tienen que proponer proyectos pertinentes y con usuarios muy concretos para
poder acceder a las fuentes de financiamiento. En el segundo caso, la política académica
debe ampliarse y considerar como parte del currículum institucional, las actividades de
vinculación realizadas por su personal y no pretender minimizarlas, satanizarlas o insinuar
que están fuera de la ortodoxia académica.

En el Plan de Desarrollo Institucional (PDI 2007-2012) uno de los Eje estratégico (3) se
propone “Fortalecer la identidad y sentido de pertenencia de los distintos sectores
universitarios”. Dentro de éste la Línea de desarrollo 1 establece la necesidad de “fortalecer
el papel de los profesores-investigadores como principal sustento del modelo académico”.
Para desarrollar esta línea se proponen las estrategias siguientes:

1. Finalizar el estudio sobre la trayectoria académica, los perfiles de los profesores-


investigadores y el desempeño académico, como fundamento de la evaluación y el
desarrollo universitario. 2. Adecuar y actualizar los mecanismos y criterios para el
reconocimiento de la labor académica, apoyando el desarrollo y fortalecimiento de los
valores de la actividad académica como complemento al incentivo económico. 3. Formular
y sancionar el reglamento académico de profesores (ingreso, permanencia, promoción y
retiro). 4. Valorar la pertinencia y viabilidad del establecimiento de una categoría de
exclusividad para profesores-investigadores de la UACh. 5. Promover y desarrollar los
perfiles óptimos de los académicos, definiendo quién se dedicará a una o varias funciones
sustantivas. 6. Definir las funciones, privilegios y responsabilidades de distintas categorías
honorarias para profesores-investigadores: eméritos, decanos, etc. 7. Generar redes de
trabajo entre los académicos. 8. Impulsar y estimular la superación, formación docente y
actualización profesional, de acuerdo con los cambios en los planes y programas de estudio.
9. Establecer un plan para la renovación continua del personal académico de la institución.
10. Evaluar y perfeccionar periódicamente los mecanismos y procedimientos que tienen
como propósito estimular la calidad del trabajo académico. 11. Analizar los resultados de
los permisos de año sabático con la finalidad de reorientar su ejercicio para la mejora de la
calidad académica y profesional.

Lo anterior pone de manifiesto que la universidad reconoce la existencia de diferentes


perfiles de profesores-investigadores y que hace falta adecuar y actualizar los mecanismos
y criterios para el reconocimiento de la labor académica realizada por su personal docente.
Así entonces, el presente documento pretende abonar en esta discusión y propone algunos
indicadores de evaluación.

ACTIVIDADES SUSTANTIVAS Y SUS IMPACTOS

En esta sección se da una breve definición de cada una de las actividades sustantivas de la
universidad y los impactos que tiene cada una de ellas para con el profesor que la ejecuta,
para la universidad y para la sociedad.

Actividades de docencia

La Docencia puede definirse como la práctica y el ejercicio de la enseñanza para formar


recursos humanos a través de diferentes técnicas de enseñanza-aprendizaje. Las acciones
que se realizan en la docencia consisten en cursos, talleres, diplomados, especialidades,
maestrías, doctorados, postdoctorados y otros.

El profesor dedicado a la docencia debe tener al menos el nivel para el cual va a enseñar,
esto propicia que todos los docentes se preocupen por completar su formación después de la
licenciatura haciendo maestría, especialidades, doctorado y en menor medida
postdoctorado, con ello se benefician en términos económicos ya que se les aplica un
salario mayor conforme más estudios se tienen, hasta llegar al tope de la categoría más alta
que tiene la UACH, después del cual ya no existe mucho incentivo para seguir estudiando.
Para motivar al docente las universidades cuentan con esquemas de productividad, donde
por grupos atendidos se asignan puntajes para otorgar incentivos económicos al profesor
dedicado a la docencia. Esto en parte motiva la lucha por impartir diversas materias y
contar con más grupos. La presencia ante grupos también tiene un beneficio político para el
docente, ya que si es bueno y no es cuestionado por los estudiantes, construye un capital
político que lo hace viable para ocupar o apoyar a otros maestros aspirantes a los cargos
académico-administrativos de la universidad. Esta situación en ocasiones se vuelve
perversa, por ejemplo para evitar que algún maestro tenga poder político se le niega la
impartición de clases.

En términos de la universidad, entre más preparados estén sus docentes, constituye un


capital humano muy importante y le da la base para un curriculum institucional que la
distinga de otras universidades. Es por ello que las universidades invierten en la formación
de sus docentes y luego buscan mecanismos para pagarles mejor. Es claro que en general al
profesor le interesa estudiar para tener mayores conocimientos, pero también tiene interés
en incrementar sus ingresos.
En términos de la sociedad, el hecho de que la universidad cuente con docentes
postgraduados, le garantiza en buena medida que los estudiantes y egresados estarán mejor
preparados para enfrentar los retos profesionales. Por ello es socialmente aceptable que a
los profesores preparados se les pague mejor.

Actividades de investigación

La investigación puede definirse como un proceso de indagación, búsqueda o estudio


profundo de una materia de interés para la sociedad, con el fin de explicarse el porqué de
las cosas. Es común realizar investigación básica y aplicada.

Los profesores que tienen perfil de investigador prefieren dedicar una buena parte de su
tiempo a la investigación, puede incluso ocurrir que sea un excelente investigador y no tan
buen docente. Un profesor orientado a la investigación obtiene beneficios a través de su
formación, recursos y viáticos para investigar, puede ingresar al Sistema Nacional de
Investigadores (SNI) y recibir estímulos económicos.

Los investigadores reportan a la universidad una variedad de beneficios como:


publicaciones, generación de conocimientos, curriculum institucional y recursos para
postgrado. Por ejemplo entre mayor sea la cantidad de profesores pertenecientes al SNI, el
curriculum institucional de la universidad es mejor y le da derecho a recibir recursos para
consolidar la investigación y los postgrados. Con frecuencia se toma como el ideal a seguir,
el hecho de que un docente sea buen maestro y pertenezca al SNI, de tal manera que se
llegan a manejar como la élite de los maestros y toman poses de grandeza, aunque también
se dan casos de miembros del SNI que saben manejar muy bien los criterios de evaluación
y hacen alianzas con otros investigadores para compartir autorías de artículos, de esta
manera sin consolidar una línea de investigación alcanzan niveles en el Sistema Nacional.
En general la universidad apoya a sus investigadores para que se desarrollen y reciban
estímulos económicos directos a sus bolsillos, sin escatimar la inversión realizada como
institución durante su formación.

El beneficio para la sociedad por parte de los investigadores no siempre es claro, puede
ocurrir que los descubrimientos no sean dados a conocer a la sociedad por ser investigación
básica, o porque al investigador mismo no le interesa la transferencia, su objetivo está
centrado en publicar en revistas científicas internacionales para juntar los puntos requeridos
en los esquemas de estímulos. Con frecuencia se observa que los miembros del SNI no
llegan al productor o empresa que requiere solucionar sus problemas, esto porque no tienen
acceso a los congresos o revistas especializadas donde escriben los investigadores. La
situación más aberrante es cuando el investigador estudia y publica sobre temas no
pertinentes para la sociedad, pero que pueden parecer de vanguardia y dan para producir
artículos que suman puntos para la evaluación.

Las actividades de docencia e investigación permiten al maestro dedicado a ellas


permanecer en la universidad, sin necesidad de forzosamente relacionarse con el exterior.
Al interior de la propia escuela cuenta con las aulas y los laboratorios para hacer lo que le
gusta, y si además de ello recibe los incentivos económicos por hacer su labor, no tiene
mucho interés en involucrarse en problemáticas reales de la sociedad. En ocasiones este
tipo de maestros se convierten en los más críticos del servicio y la vinculación,
argumentando que los maestros dedicados a estas actividades, están fuera de la universidad
haciendo cosas indebidas y usando la formación que les financio la universidad para
asesorar o apoyar a otras instituciones.

Actividades de servicio

Servicio es la labor o trabajo que se realiza para apoyar, solucionar problemas o satisfacer
necesidades de ciertos sujetos sociales. Generalmente el servicio universitario se enfoca a
grupos sociales marginados y se incluyen actividades como transferencia de tecnología,
capacitación, asistencia técnica y gestoría.

El profesor dedicado al servicio tiene el beneficio de poner en práctica los conocimientos,


incidir en la realidad rural y contrastar la teoría con la práctica. En ese sentido la actividad
del servicio sirve para retroalimentar la docencia y la investigación, ya que el maestro al
percibir los problemas reales, puede definir con mayor pertinencia sus líneas de
investigación o interactuar de mejor manera con los profesores dedicados exclusivamente a
la enseñanza o investigación. En términos de ingreso, los proyectos de servicio pueden
significar para el maestro contar con viáticos o mejorar sus ingreso vía honorarios.

Los beneficios que el servicio puede dar a la universidad se obtienen a través de la


vinculación con la sociedad rural, se gana respaldo social y si el maestro tiene la capacidad
intelectual suficiente, puede teorizar y publicar conocimientos adquiridos a través de sus
proyectos de servicio, con lo cual se contribuye al acerbo cognoscitivo de la universidad.
Debe evaluarse los impactos del servicio para asegurar que los proyectos de los maestros
realmente contribuyan a solucionar problemas de la sociedad y no complicarlos dejando en
entredicho el papel de la universidad.

La sociedad se beneficia con el servicio universitario porque se contribuye a la solución de


problemas reales, de grupos sociales que no tienen recursos para pagar servicios
especializados.

Actividades de vinculación

Vinculación es la unión, coordinación y relación de acciones entre instituciones y personas


para lograr ciertos objetivos. Generalmente las universidades promueven la vinculación con
los distintos sectores de la sociedad, a través de proyectos de docencia, investigación,
asesoría, servicio y difusión de la cultura. A diferencia del servicio, la vinculación se asocia
a proyectos donde existe un costo y/o significa un ingreso para la universidad.

Para realizar investigación se requieren recursos económicos y en general para las


universidades, cada vez son menores los presupuestos disponibles para ello. Esto plantea la
necesidad de diseñar estrategias que permitan cumplir de mejor manera con esta actividad
sustantiva y para ello se busca que los investigadores elaboren proyectos pertinentes y
vinculados a los problemas reales de la sociedad, con énfasis en la investigación
interdisciplinaria sobre el desarrollo rural; al mismo tiempo se debe impulsar las relaciones
y gestiones de cada académico en la búsqueda de financiamiento externo.
El financiamiento externo para la investigación generalmente proviene de fondos
nacionales o fundaciones (CONACYT, Fundación Produce, etc), quienes definen sus
criterios y temas de interés, por lo que el investigador debe adaptarse a ellos para recibir el
recurso, pero al interior de la universidad es socialmente aceptado este tipo de
financiamiento.

Por otro lado, cada vez con mayor frecuencia los profesores-investigadores se vinculan con
empresas o gobiernos para llevar a cabo consultorías, asesorías o proyectos especiales y
aunque para algunos maestros esto es “venderse” o someterse a los intereses de esos
agentes de la sociedad, resulta claro que también son una fuente de recursos para que el
investigador aplique conocimientos, investigue datos nuevos, se enfrente con la realidad,
gane experiencia, teorice y mejore sus clases al no solo repetir lo dicho en los libros o
artículos. Es decir, aunque no son fondos típicamente creados para la investigación,
permiten que el investigador los aproveche y pueda generar conocimientos; el reto está en
que la universidad reconozca éstas acciones como carga académica y se definan indicadores
para evaluar los resultados tanto para el maestro como para la universidad, sin cerrarse a
posibilidades de vinculación para trascender de mejor manera en su entorno.

Permanecer o “enconcharse” al interior de la universidad tiene sus límites, en principio


porque no se relaciona con el exterior para detectar los problemas permitentes para la
sociedad y con ello reorientar permanentemente la enseñanza e investigación. Con el fin de
que la universidad tenga un impacto más eficiente y eficaz para con la sociedad, es
necesario diversificar los perfiles académicos de sus maestros y contar con personal
dedicado a la enseñanza, a la investigación y a la vinculación, o algunos podrán combinar
varias actividades sustantivas. Lo importante es valorar en su justa dimensión las
actividades llevadas a cabo por los maestros y no pretender minimizarlas, satanizarlas o
insinuar que algunas están fuera de la ortodoxia académica.

Mantener una universidad cerrada también tiene sus problemas por el lado del ingreso, ya
que los esquemas de tabulación salarial y estímulos a la productividad, están limitados para
satisfacer las aspiraciones de ingreso de todos los profesores-investigadores. Esto hace que
algunos profesores busquen dar clases en otras escuelas o se involucran en proyectos de
servicio y vinculación. Para retener a los maestros en algunas universidades se
implementan programas de exclusividad, mediante el cual se paga un sobresueldo para que
el profesor se dedique completamente a su institución, pero igualmente la cobertura y el
presupuesto pueden ser insuficientes para todos los maestros.

Una forma de abrir las posibilidades de ingreso para la institución y para el profesor, es
entendiendo cabalmente las funciones de servicio y vinculación, como parte de la carga
académica que puede desarrollar el maestro y así contribuir a incrementar el curriculum
institucional. Al mismo tiempo deben establecerse las reglas y criterios de evaluación de
dichas actividades, para que los maestros no las hagan a escondidas o sean criticados
constantemente por sus compañeros.

Así como un maestro miembro del SNI recibe sin ser cuestionado un ingreso directo a su
bolsillo, el maestro que trabaje en algún proyecto de vinculación puede recibir ingreso,
ambos fueron formados por la universidad y utilizan tiempo de la misma. De igual forma el
curriculum institucional se enriquece por ambos tipos de maestros, la universidad puede
“presumir” que tiene tantos miembros del SNI, o tantos maestros dando asesorías a
empresas, gobiernos o legislaturas, los dos tipos de actividades académicas son totalmente
válidas.

La limitante de la vinculación deberá ser actividades de consultoría, asesoría, evaluación,


capacitación, investigación, comisión temporal o cualquier forma que no implique dejar las
actividades de la universidad, es decir deben estar ligadas a algún proyecto de docencia o
investigación que el maestro registre como su carga académica y reporte los avances como
cualquier otro investigador que tiene financiamiento interno o de las fuentes externas
tradicionalmente aceptadas. Al mismo tiempo debe quedar claro el tiempo que se dedicará
al proyecto de vinculación, sin menoscabo de atender los cursos, asesorías de tesis o
proyectos de investigación que contemple la carga académica del profesor. Al respecto es
importante que la universidad entienda los proyectos de vinculación como parte de la carga
académica y no como una actividad extraordinaria o extraoficial.

El maestro que ocupe un puesto en la administración de la empresa, un cargo público en


dependencia de gobierno o participe en un proceso electoral, no podrá considerarse como
proyecto de vinculación. Por ejemplo, si un maestro es invitado a dirigir una subsecretaría o
una dirección de desarrollo municipal, tendrá que pedir permiso sin goce de sueldo. Estas
actividades aunque no son definidas como vinculación, también son deseables porque al
regresar el maestro a la universidad podrá teorizar, transmitir su experiencia a los
estudiantes y mejorar el curriculum institucional; por ello la universidad debe valorar la
conveniencia de otorgar permisos sin goce de sueldo por más de un año. Lo que si puede
considerarse como proyecto de vinculación es que el maestro asesore, investigue, evalué o
capacite a la subsecretaria o al gobierno municipal, de esta manera la sociedad puede
recibir un mejor desempeño de las instituciones.

La docencia también permite vincular a la universidad con la sociedad. La formación de


recursos humanos es un medio de vinculación con los actores del medio rural, al
transmitirles conceptos, metodologías y herramientas, con los cuales se puedan abordar los
problemas regionales desde una perspectiva científica y aplicada. Los cursos, diplomados,
especialidades, licenciaturas y postgrados, se pueden ofrecer de manera coordinada con
otras universidades, constituyendo formas de vinculación con instituciones de la misma
naturaleza.

El servicio tal y como se ha descrito en párrafos anteriores, es en sí una forma de


vinculación de la universidad con la sociedad.

La difusión de la cultura, las publicaciones, los congresos, los seminarios y festivales que
genera la universidad, son formas de vinculación.

En resumen, puede decirse que la vinculación vista a través de proyectos claramente


definidos y evaluados en términos de indicadores pertinentes para cada caso, aporta
beneficios a la universidad mediante la generación de conocimientos, se incide en la
realidad rural, se mejora la capacidad de gestión o cabildeo de la UACH, incrementa su
patrimonio y aumenta su curriculum institucional.

En el siguiente cuadro se hace un resumen de lo expresado en párrafos anteriores.


ACTIVIDADES SUSTANTIVAS DE LA UACH

Actividad Fuente de Acciones que se Instancia Beneficios Beneficios para la


financiamiento realizan administrativa o para el institución
regulatoria profesor
Docencia Interna Formación de recurso Dir. Académica Bono de Prestigio institucional.
CONACYT humano. productividad. Recurso humano mejor
Maestrías, Formación preparado.
Doctorados, Retabulación Curriculum institucional
Postdoctorados Ingreso
Investigación Interno, Investigación básica y Dir. de Formación. Publicaciones.
CONACYT, aplicada. Investigación. Viáticos. Generación de
Fundaciones Publicaciones. Dir. Académica Estímulos conocimientos.
Desarrollo económicos. Divulgación,
tecnológicos. Curriculum institucional
SNI Recursos para postgrado
Servicio Interno y externo Transferencia de Dir. Académica Poner en Teoría de los problemas
tecnología, práctica los reales
capacitación, gestoría conocimientos Vinculación con la
Incidir en la sociedad rural
realidad rural Respaldo social
Vinculación Organización de Capacitación, Patronato Experiencia Generación de
productores, Asesoría, Centro Regional Viáticos conocimientos,
Gobiernos Consultoría Profesor Honorarios Incide en la realidad
municipal, estatal y Proyectos especiales rural,
federal, FAO, Capacidad de gestión o
Legislativo, cabildeo de la UACH
Fundación Produce Incrementar su
Patrimonio
Aumentar su curriculum
institucional
Difusión de la
cultura

PERFILES ACADÉMICOS (TIPOLOGÍA DE PROFESORES)

De acuerdo a la descripción de las múltiples actividades que puede realizar un académico en la UACH, se tiene que cada uno por su
vocación, interés o comodidad, decide dedicarse a realizar solo una de las actividades sustantivas o llevar a cabo varias en diferentes
momentos. Conforme se van diversificando las actividades académicas resulta más complejo evaluar la productividad o el desempeño
por la falta de indicadores adecuados para cada tipo de carga de trabajo. Esto hace necesario que se reconozcan y definan todas las
actividades válidas a desarrollar, así como los indicadores de evaluación para evitar malos entendidos y críticas entre los maestros.

En la vida cotidiana de los cuerpos académicos es común que cada maestro considere que lo realizado por él es lo correcto y pretende
evaluar con los mismos criterios el trabajo de otros. Con frecuencia este tipo de dificultades frena la integración de los centros de
trabajo y la falta de consolidación de proyectos colectivos. Para subsanar lo anterior, es necesario que los miembros de una comunidad
respeten y reconozcan el trabajo de cada maestro, aplicando los indicadores de evaluación pertinentes para cada tipo de actividad y
acordados por todos. Es necesario reconocer las motivaciones de cada maestro para dedicarse a tal o cual actividad y no pretender que
unos son los “puros”, los que hacen “ciencia”, o los que si quieren realmente a la universidad, ver cuadro. Por lo planteado en este
documento, se puede ver que todas las actividades académicas aportan al curriculum institucional, a la sociedad y al profesor mismo.

Perfiles académicos Motivaciones


Maestros que quisieran dar la mayor cantidad de clases frente a grupo Estímulos de productividad, posición política
Dar clases en otras universidades. Incrementar su ingreso
Énfasis a publicar para cumplir con los estándares del SNI. Reconocimiento y mejorar el ingreso
Experimentación en campo y laboratorio. Generar conocimientos básicos, reconocimiento
Ocupar cargos académico-administrativos en la Universidad. Desarrollo institucional, poder político, mejorar
ingreso, relaciones
Asesorías externas, vínculo con organizaciones y gobiernos locales. Incidir en la realidad, mejorar ingreso, relaciones
Ser colaboradores de otros y pasársela tranquilo sin iniciativas propias. No asumir responsabilidades, tener tiempo para grillar
y criticar a los demás
INDICADORES PARA EVALUAR LA PRODUCTIVIDAD

De acuerdo a lo planteado en este documento, el siguiente cuadro muestra algunos indicadores de evaluación del desempeño
académico. Todo parte desde que el profesor registra como parte de su carga académica un proyecto inscrito en alguna de las
actividades sustantivas de la universidad.

Actividad Acciones que se Beneficios para Indicadores Medios de medición


realizan la sociedad
Docencia Formación de recurso Profesionistas Horas clase, número Actas de calificaciones
humano útiles de alumnos
Investigación Investigación básica y Solución de Proyectos aprobados Informes técnicos, publicaciones
aplicada problemas
Servicio Transferencia de Solución de Proyectos aprobados Informes técnicos, impactos en la
tecnología, problemas sociedad rural
capacitación, gestoría
Estudios de Maestrías, Profesionistas Tiempo de estudios Programa de formación.
Postgrado Doctorados, útiles Grado obtenido Informes mensuales.
Postdoctorados Tesis y examen de grado
SNI Publicaciones Acervo teórico en Proyectos Informes técnicos
Desarrollo publicaciones. Publicaciones Artículos publicados
tecnológicos Solución de Patentes registradas
problemas
Vinculación Capacitación, Solución de No. De personas Convenios
Asesoría, problemas Proyectos Informes técnicos
Consultoría Publicaciones Impactos en la sociedad
Proyectos especiales Gestión de recursos Artículos publicados
Patrimonio adquirido
Monto de Financiamiento
Para llevar el seguimiento de toda la actividad académica desarrollada por los profesores-investigadores, se requiere contar con un
sistema de información, donde vía internet los profesores estén actualizando cada semestre su curriculum vitae, registren su carga
académica y los resultados obtenidos en docencia, proyectos de investigación, servicio y vinculación, informes técnicos, artículos,
libros, comisiones, eventos, financiamiento, formación académica o actualización. El mismo sistema genera indicadores de desempeño
y la universidad tendría en una sola base de datos el detalle de sus curriculum institucional. Hasta ahora la información está dispersa en
varias bases de datos dependiendo de la Dirección que registra los proyectos de docencia, investigación u otras actividades.

Un avance de cómo puede ser el sistema de información se muestra en las siguientes figuras, es una base de datos desarrollada en el
CRUCEN, donde ya es posible registrar las actividades de todos los profesores y solo falta diseñar algunos reportes sobre la
productividad.
PROPUESTAS PARA EL CONGRESO RESOLUTIVO DE CENTROS REGIONALES

• Entender y valorar adecuadamente las actividades sustantivas de la universidad como son la investigación, docencia, servicio y
difusión de la cultura, en cuanto a los impactos que tiene cada una de ellas para con el profesor que la ejecuta, para la universidad y
para la sociedad.
• Reconocer que la vinculación de la universidad con la sociedad, se puede llevar a cabo a través de todas las actividades sustantivas
y definir con claridad cuáles son las formas de vinculación válidas como carga académica.
• Ampliar la visión de la política académica y considerar como parte del currículum institucional las actividades de vinculación
realizadas por su personal y no pretender minimizarlas, satanizarlas o insinuar que están fuera de la ortodoxia.
• Fomentar entre los miembros de una comunidad el respeto y reconocimiento de las motivaciones de cada maestro para dedicarse a
tal o cual actividad, aplicando los indicadores de evaluación pertinentes y acordados por todos para cada tipo de carga académica.
• Definir con claridad los indicadores y medios de verificación para evaluar la diversidad del trabajo académico desarrollado por los
profesores-investigadores y con ello valorar el curriculum institucional.
• Diseñar un sistema de información, donde los profesores actualicen semestralmente su curriculum vitae, registren su carga
académica y los resultados obtenidos en docencia, proyectos de investigación, servicio y vinculación, informes técnicos, artículos,
libros, comisiones, participación en eventos, financiamiento y formación académica o actualización.

BIBLIOGRAFIA

Quispe Limaylla Anibal. 2004. La vinculación universidad-Sociedad ¿ un medio o un fin?. Textual No. 41-42. Universidad Autónoma
Chapingo. 177-190p.

Ramírez Díaz Francisco J. 2005. Procesos y conceptos sobre la vinculación universitaria. Una propuesta para la Universidad
Autónoma Chapingo. Impreso. 5p.