You are on page 1of 14

Rocío Abellán

Javier Alba
Alba Andújar
Nuria Bañuls
Maria Bermejo
Mireia
Briones
ÍNDICE
Bruno Cañamás

Pruebas diagnósticas 10 8. Úlcera péptica 1. Tratamiento 7 6.4 Fisiopatología 5 3.5 Manifestaciones clínicas 9 6.4 Fisiopatología 3 1.1 Definición 4 2.4 Fisiopatología 9 6. Cuidados enfermeros 11 9.U.2 Etiología 3 1.6 Tratamiento médico 9 7.2 Etiología 5 3.5 Manifestaciones clínicas 4 2. Bibliografía 15 2 E. Úlcera gástrica 2. Enfermería La Fe Grupo 1 .2 Fisiopatología quirúrgica ÍNDICE Página 1.3 Epidemiología 4 2.3 Epidemiología 6 3.Módulo 1.2 Etiología 4 2.1 Definición 8 6. Úlcera por estrés 6. Sangrado gastrointestinal alto 12 10.1 Definición 5 3. Manifestaciones clínicas 6 5.2 Etiología 9 6.3 Epidemiología 9 6.4 Fisiopatología 6 4.1 Definición 3 1.3 Epidemiología 3 1. Úlcera duodenal 3.

mientras que las gástricas suponen un fracaso de los mecanismos de defensa de la mucosa (moco. d. al encontrarse dañada. 4. Etiología: Se pensaba que las úlceras gástricas y duodenales eran consecuencia de desequilibrios del ácido y la pepsina. duodeno o esófago. pero se ha descubierto que la frecuencia. y la frecuencia de complicaciones es más elevada. c. Definición: Se trata de un grupo heterogéneo de trastornos con múltiples etiologías que cursa con ulceraciones en forma de cavidad. aunque sigue siendo un grave problema. Se sospecha síndrome de Zollinger-Ellison cuando un paciente tiene varias úlceras pépticas o una úlcera resistente al tratamiento médico estándar. concretamente en áreas expuestas al jugo gástrico y que presenta un cuadro clínico y una evolución a brotes. Rara vez causa la muerte. El 25% de los hombres y el 17% de las mujeres la padecen. El desarrollo de una úlcera refleja la existencia de un desequilibrio entre ácido y pepsina y la capacidad natural de la mucosa gastrointestinal para autoprotegerse de uno y otra. b. Se calcula que uno de cada cinco enfermos en tratamiento prolongado de AINEs padecerá esta enfermedad. con pérdida circunscrita de tejido en la superficie del tracto gastroduodenal.Módulo 1. factores de reparación y regeneración). bicarbonato. Enfermería La Fe 3 Grupo 1 . Se identifica por la E. Todas las úlceras pépticas necesitan la presencia de acidez gástrica. píloro. Helicobacter pylori produce enzimas que rompen la barrera de defensa mucosa. duodenal o esofágica. Una úlcera péptica es una excavación que se forma en la pared mucosa del estómago. 2. Las úlceras duodenales suelen deberse a un aumento de los factores agresivos (hipersecreción de ácido. fisiología y causas de las úlceras gástricas y duodenales son distintas y se deben tratar por separado. la úlcera recibe la denominación de gástrica. Se pueden establecer las siguientes generalidades: 1. aunque en los ancianos hay mayor riesgo de perforación.2 Fisiopatología quirúrgica 1. prostaglandinas. tabaco. antiinflamatorios no esteroideos o AINEs). o bien de enfermedad ulcerosa péptica. café. Úlcera péptica a. 3. La erosión se debe a un incremento en la concentración o actividad de ácidopepsina o a la menor resistencia de la mucosa que. Con frecuencia. no puede secretar suficiente moco para actuar como barrera contra el ácido clorhídrico (HCl).U. pero solo del 5-10% presentan síntomas a lo largo de su vida. Epidemiología: La frecuencia de úlceras pépticas ha disminuido en los últimos años. según su ubicación. Fisiopatología: Las úlceras pépticas ocurren sobre todo en la mucosa gástrica duodenal debido a que este tejido no puede soportar la acción digestiva del ácido gástrico (ácido clorhídrico) y la pepsina. El daño de la mucosa a veces se relaciona con el uso de AINEs pues éstos inhiben la secreción de moco que protege la mucosa. debido al mayor consumo de AINEs.

Módulo 1. perforación de la úlcera en la pared intestinal y disminución de la luz intestinal por el proceso inflamatorio. Epidemiología: El 70% de las úlceras gástricas están producidas por una infección por Helicobacter pylori. b. suele presentarse 2 o 3 horas después y cede con la ingesta de alimentos). Se presenta con un ritmo horario. Este dolor se describe como quemante. 1. lo que altera el mecanismo de defensa de la mucosa y predispone al enfermo a la formación de úlceras. El cuadro clínico se prolonga varias semanas. . con la consiguiente pérdida de peso. nauseas y vómitos. c. localizado en los cuadrantes superiores y medios.Tipo I: Localizado en curvatura mayor y cursa con hipoacidez. La úlcera gástrica aparece con más frecuencia a los 50 años. Etiología: Actualmente hay una relación muy evidente entre las personas que ingieren cantidades excesivas de AINEs. presentan eructos. relacionado con las comidas (es raro que aparezca antes del desayuno. salicilatos o alcohol y el aumento de frecuencia de las úlceras gástricas. También puede manifestar pérdida del apetito. Enfermería La Fe Grupo 1 . intolerancia a las grasas y distensión abdominal. Definición: Supone una erosión que ocurre en las paredes del estómago. siendo el síntoma más común el fuerte dolor que se siente en el abdomen. pudiendo remitir de forma espontánea para mantenerse sin síntomas durante meses o años. e. . En la actualidad se diferencian distintos tipos de ulceras con diversos factores causantes: . Manifestaciones clínicas: Las manifestaciones clínicas van a depender de la ubicación de la úlcera. con manifestación de síntomas entre los 40 y 70 años.Tipo II: Localizado en curvatura menor y asociada con úlceras del duodeno. El consumo de cigarrillos disminuye la síntesis de prostaglandinas. úlceras duodenales y gastrinomas (tumores de las células de los islotes pancreáticos).Tipo III: Localizado cerca del píloro y se comporta como las úlceras de duodeno.2 Fisiopatología quirúrgica hipersecreción de jugo gástrico. Entre las diversas complicaciones que pueden aparecer. Esta bacteria sólo se encuentra en la mucosa gástrica y también se asocia a la gastritis crónica. 4 E. corrosivo o sensación de hambre dolorosa. podemos destacar las hemorragias digestivas (complicación más frecuente).U. En algunos casos. y a un mayor índice de complicaciones relacionadas.1 Úlcera gástrica a. así como a un ritmo más lento de cicatrización de las mismas.

Etiología: Alrededor del 40% de las úlceras duodenales se asocian con hipersecreción real de ácido. puede deberse a lo siguiente: 1.U. 1. 3. Enfermería La Fe Grupo 1 . lo que puede explicar que la aspirina y los AINEs son una causa importante de ulceración gástrica. La acidez es esencial para su desarrollo aunque no se presentan niveles de ácido importantes ya que el problema más habitual suele ser un fallo en los mecanismos de protección de la mucosa gástrica. produciéndose erosiones y úlceras. vaciamiento acelerado del estómago con paso de ácido al duodeno a una velocidad más rápida de la capacidad de neutralización de las secreciones alcalinas. Las razones para la aparición de la úlcera duodenal en este caso se asocian al. la cantidad de ácido producido es normal. Definición: Son lesiones de las mucosas que recubren el duodeno. 2. La hipersecreción en este grupo. Una masa excesiva de células parietales. 4. Los fármacos que inhiben la síntesis de prostaglandinas pueden comprometer este efecto citoprotector. Cuando la mucosa gástrica ha sido expuesta a algunos estímulos tóxicos débiles (ácido. El efecto citoprotector es otro mecanismo que actúa sobre las células mucosas del estómago. Aumento de la sensibilidad a la gastrina. 3. Las células mucosas que pierden el aporte de sangre y oxígeno mueren.2 Fisiopatología quirúrgica d. 5 E. Es una enfermedad de carácter crónico que aparece y desaparece en diferentes periodos. Aumento de la secreción de gastrina después de una comida. Fisiopatología: Su localización más frecuente es la mitad distal del estómago. b. base o alcohol diluido) desarrolla una mayor resistencia a estos agentes agresores. La capa de moco gástrica es una barrera fisiológica de protección.2 Úlcera duodenal a. Se cree que son varios los factores responsables de la disminución de esta resistencia: 1. protegiéndolo. mediado en parte por las prostaglandinas. Si esta capa mucosa se ve interrumpida los iones de hidrógeno. 2. muy concentrados.Módulo 1. Una fuente incontrolada de liberación de gastrina (síndrome de Zollinger-Ellison). La citoprotección es la capacidad de conferir protección mucosa sin reducir la secreción ácida. Esta sustancia estimula aún más la secreción ácida. Se cree que el contenido alcalino duodenal lesiona la capa protectora en el moco gástrico. En el 60% restante. de modo que tanto el ácido como la pepsina alteran el epitelio y provocan úlcera gástrica. se difunden por las células y éstas liberan histamina. Estudios experimentales han demostrado que el reflujo de ácidos biliares procedentes del duodeno pueden producir graves lesiones de la mucosa gástrica. La secreción de moco y bicarbonato actúa para mantener un pH casi neutro del epitelio gástrico.

El 90% de los pacientes con este tipo de úlcera tienen un infección por Helicobacter pylori. Fisiopatología: En los enfermos que sufren de úlcera duodenal. La resistencia defensiva de la mucosa depende de su integridad y regeneración. Produce hematemesis (sangre roja) Produce melenas. Si la úlcera ha erosionado más allá de la mucosa gástrica. con manifestación de síntomas entre los 25 y 55 años. se han apreciado mayor actividad de las células parietales provocando una hipersecreción ácida. la ulceración se produce cuando los factores agresores (responsables de la secreción ácida) superan a los defensivos. Se caracteriza por presentar un dolor que puede llegar a despertar al enfermo del sueño produciendo una intensa molestia rítmica. se describe como “quemazón” o de tipo “retortijón”. Dicho vaciamiento hace que la carga ácida penetre en el duodeno. d. La mayoría de las veces están relacionadas con la anorexia ya que el enfermo experimenta una enorme pérdida de peso en poco tiempo. Se localiza frecuentemente en la región epigástrica media por debajo del apéndice xifoides. Son frecuentes las nauseas y vómitos consecuencia de las alteraciones en la motilidad gástrica. los alimentos tienden a agravar el dolor. Manifestaciones clínicas de las úlceras gástrica y duodenal Úlcera Gástrica Úlcera duodenal El dolor se localiza en la parte superior del abdomen produciéndose espontáneamente 1 o 2 h después de las comidas. Estas células poseen tres tipos de receptores para los secretagogos (acetilcolina. superando la capacidad neutralizante de las secreciones alcalinas y contribuyendo también a la formación de la úlcera. Son frecuentes los eructos y el timpanismo. 6 E. Los enfermos con aumento de secreción ácida presentan un vaciamiento más rápido del contenido gástrico que las personas normales. La hemorragia de las úlceras duodenales tiene más probabilidad de ser crónica y suelen perforarse con mucha frecuencia. 2. Aparece fecuentemente a los 40 años. Se describe como “quemante” o “gaseoso” y puede ocurrir cuando el estómago está vacío o cuando se acaba de comer.U. El dolor se relaciona con la ingesta. El dolor no suele afectar al sueño El dolor afecta al sueño El dolor no se relaciona con la ingesta.2 Fisiopatología quirúrgica c.Módulo 1. Enfermería La Fe Grupo 1 . histamina y gastrina) que estimulan la acidez. Epidemiología: La úlcera duodenal sintomática es más frecuente entre los hombres. El dolor irradiado a la espalda está relacionado con ambos tipos de úlceras. por eso.

el tratamiento más utilizado contra las úlceras es una combinación de antibióticos y sales de bismuto que suprimen o erradican a H. Todo este procedimiento se debe realizar con celeridad si se desea evitar nuevas hemorragias. mediante la sección de las ramas de dicho nervio (vagotomía). Pylori. Si la misma persiste o es recurrente se debe tratar con cauterización endoscópica. controlar la acidez gástrica o ambas.2 Fisiopatología quirúrgica 3. Entre los métodos utilizados para ello se incluyen medicamentos. ranitidina o famotidina. También se puede hacer infusión selectiva con pitresina en la arteria coronaria estomáquica provocando espasmos y trombosis de la arteria que provoca el sangrado. Y se controla la eficacia del tratamiento valorando la neutralidad gástrica (ph>5). se informa al paciente de que el problema puede mantenerse bajo control. 7 E.Módulo 1. El objetivo es erradicar a la bacteria H.U. Para ello. En la actualidad. Pylori. • Tratamiento quirúrgico: Este tratamiento tiene sus indicaciones: I. Evitar complicaciones o persistencia de la hemorragia que ponen en peligro la vida del paciente como: Perforación. denominado “tratamiento antisecretor clásico de la úlcera péptica”. El tratamiento también incluye lo siguiente: • Neutralización: Se realiza inhibiendo la secreción ácida con bloqueantes H2 como cimetidina. También se pueden utilizar antiácidos en la luz gástrica como el sucralfato e hidróxido de aluminio más hidróxido de magnesio. Todos estos fármacos actúan bloqueando con mayor o menor eficacia la secreción de HCl por las células parietales gástricas. si bien en ocasiones se presentan recurrencias. gástricas y duodenales Una vez establecido el diagnóstico. Éste último. Actualmente disponemos de los Inhibidores de la Bomba de Protones (IBP) como el omeprazol o lansoprazol. modificaciones en el estilo de vida e intervención quirúrgica. El objetivo de las operaciones quirúrgicas para el tratamiento de una úlcera duodenal intratable médicamente es reducir la producción de ácido por el estómago. A veces. Hemorragia masiva y Obstrucción de la desembocadura gástrica. es el indicado en las úlceras no asociadas a la infección por H. II. Tratamiento de las úlceras pépticas. se desconecta la fase cefálica de esta secreción. se combina con la eliminación de la fase antral de la secreción de ácido mediante la extirpación del antro (antrectomía). Pylori. Curar la enfermedad evitando recurrencias y dolor rebelde. mediada por el nervio vago. Enfermería La Fe Grupo 1 .

puede aparecer isquemia mucosa. el flujo sanguíneo puede ser desviado del intestino. 4.U. suele ser necesario añadir un procedimiento técnico que facilite el drenaje del estómago que es interferido por la sección del nervio vago. Úlcera por estrés a. d. Definición: Las úlceras de estrés son erosiones gastrointestinales superficiales resultantes de la lesión de la mucosa. Asociada a una lesión craneana o un aumento de la presión intracraneal (PIC). c. Debido a esto. y en pacientes en shock. b. como por ejemplo una lesión en la cabeza o las quemaduras. Etiología: Se da en personas con quemaduras de más del 25% de la superficie corporal. que da lugar a la alteración de la barrera defensiva de la misma y alterar también su ciclo citoprotector. Técnicas quirúrgicas en la úlcera gástrica:  Úlcera gástrica tipo II y tipo III: mismo tratamiento que la duodenal. Son una entidad distinta de la enfermedad ulcerosa péptica crónica. sin vagotomía.  Úlcera gástrica tipo I: Tratamiento mediante gastrectomía distal incluyendo la úlcera. en los enfermos politraumatizados graves o en fase crítica. por ejemplo la hiposecreción de ácido o la interrupción de la barrera defensiva mucosa gástrica. Epidemiología: Los estudios clínicos indican que con un estrés intenso. al contrario que las úlceras pépticas habituales. Tipos: - - Úlcera de Cushing: úlcera aguda de estómago. 8 E. en los que sufren intervenciones quirúrgicas prolongadas. duodeno proximal o esófago que frecuentemente conduce a una hemorragia o perforación.Módulo 1. Fisiopatología: Su desarrollo se debe a distintos factores.2 Fisiopatología quirúrgica En el caso de que se realice tan solo una vagotomía troncular (sección a nivel del tronco del nervio) para reducir la llamada fase cefálica de la secreción gástrica. el riesgo de sufrir una úlcera por estrés es aproximadamente un 100%. Los mecanismos que pueden facilitar el drenaje del estómago son una piloroplastia (ensanchamiento quirúrgico del píloro) o una gastroenterostomía (construcción de un cortocircuito entre el estómago y un asa yeyunal). Las lesiones de estrés son más probables en la mucosa del fondo y el cuerpo del estómago. Enfermería La Fe Grupo 1 . Con estrés fisiológico grave. relacionada con el estrés fisiológico en los enfermos muy graves. en las septicemias. Úlcera de Curling: úlcera duodenal aguda consecutiva a una extensa quemadura de la piel.

la profilaxis se realizará con sucralfato en aquellos pacientes en los que sea posible la vía de administración oral. Durante la realización de la endoscopia se pueden obtener muestras de tejido (biopsia) para identificar el H. La profilaxis del desarrollo de úlceras de estrés no está indicada en todos los pacientes ingresados en unidades de cuidados intensivos (UCI). ardores. en pacientes en los que la única vía de administración de medicamentos sea la parenteral.U. Pruebas diagnósticas. e. Manifestaciones clínicas: El cuadro es inespecífico y puede presentarse con anorexia. Si se sospecha una perforación GI. malestar epigástrico. Sin embargo. Lo más frecuente es que sean asintomáticas y su primera manifestación sea una hemorragia digestiva en forma aguda con hematemesis o melenas. ► Hemograma: En esta prueba diagnostica se tienen en cuenta indicadores como la Hemoglobina y el Hematocrito para valorar la presencia de una anemia secundaria a la hemorragia por úlcera. la cual se puede cauterizar o aplicar algún fármaco para controlarla. Este tipo de úlceras aparecen a las 2 semanas del estrés desencadenante. En el ambiente hospitalario el signo más precoz de las úlceras por estrés suele ser la sangre procedente de la SNG. pero cuando aparece indica generalmente perforación. Según los datos disponibles en la actualidad. náuseas. Otros factores implicados son la retrodifusión de iones de hidrógeno y el reflujo de la bilis al estómago. debiéndose pasar a la vía de administración oral tan pronto como sea posible. Pylori y descartar el cáncer gástrico. También se puede usar para ver el grado de curación después del tratamiento. Enfermería La Fe Grupo 1 . En algunos casos es fácil identificar el lugar exacto de una hemorragia. o de forma crónica detectándose sangre oculta en materia fecal. f. etc. 9 E. Las pruebas de referencia para diagnosticar úlceras pépticas y de estrés son: ► Endoscopia: Es el procedimiento más utilizado para diagnosticar las úlceras pépticas. Son candidatos los pacientes con situaciones de riesgo para el desarrollo de úlceras de estrés y los pacientes ingresados en la UCI con antecedentes de úlcera péptica. ► Estudio GI superior con bario: es un estudio con rayos X del esófago. no se administra bario porque la fuga de éste produciría reacción inflamatoria aguda (peritonitis).Módulo 1. es más fiable que los estudios con contraste de bario por la facilidad de maniobra de fibroscopios en la visualización de la mucosa del estómago y duodeno. el estómago y el duodeno. Tratamiento médico: El tratamiento de las úlceras por estrés será también el tratamiento antisecretor. 5. cirrosis hepática y fallo renal agudo. la ranitidina debe ser la elección. La perforación puede producirse hasta en el 15% de los casos.2 Fisiopatología quirúrgica Estos factores suelen asociarse con una lesión del sistema nervioso central. El dolor no es un síntoma predominante.

U. si está presente en la mucosa gástrica. almohadillas con reactivo desechables. Esta valoración debe incluir los siguientes datos: Sintomatología. preguntarle si toma AAS.18.47 % o Hombres: 42 .16. . . sus hábitos y estilo de vida y observar su actitud y conocimientos frente a esta enfermedad Toma habitual de medicación. pylori.52 % ► Sangre en heces: Es un examen no invasivo que detecta la presencia de sangre oculta en las heces. la prueba de guayacol (tradicional) y el más nuevo. la ureasa del H. la descompone y el CO2 marcado es liberado por los pulmones y se detecta por espectrofotometría de absorción atómica. Es imprescindible una valoración enfermera exhaustiva en personas que presenten algún tipo de úlcera péptica o que estén siguiendo algún tratamiento para dichas patologías. También se debe tener en cuenta: . 6.0 g/dL o Hombres: 13. La prueba no tiene riesgo para el paciente. .5 . antibióticos. preparados con bismuto o en los que tienen cirugía previa el estómago. cuándo son más frecuentes. AINEs o algún medicamento que pueda ser gastrolesivo. Al administrar urea marcada con carbono. Así mismo es importante preguntar al paciente cuánto tiempo lleva sintiendo estos síntomas.5 . la cual puede provenir de cualquier parte del tubo digestivo. Falsos negativos pueden ocurrir en pacientes que tomen omeprazol. reseñar el tipo de dolor.Dolor nocturno.Signos de sangrado visibles. Pylori en las úlceras pépticas es: ► Test de Urea Espirada: Se basa en la hidrólisis de la urea. Existen dos tipos de examen para detectarla.Módulo 1. La prueba diagnóstica por excelencia para detectar infecciones por H. 10 E.Palidez de la piel y mucosas.2 Fisiopatología quirúrgica Valores normales:  Hemoglobina(adultos) o Mujeres: 12. . qué hace para aliviarlos. su localización y las posibles irradiaciones.Defensa abdominal. Enfermería La Fe Grupo 1 .0 g/dL  Hematocrito (adultos) o Mujeres: 37 . Cuidados enfermeros en úlceras.Estreñimiento o diarrea.

-  Intervenciones de enfermería en el postoperatorio (elevada morbilidad): Estimular la tos y la respiración profunda progresivamente.Contraindicación de alcohol. sin posibilidad de modificaciones. Enfermería La Fe Grupo 1 .No está indicada la dieta rica en lácteos (los derivados lácteos neutralizan la acidez gástrica. café y comidas picantes. Administrar oxígeno prescrito y valorar la tolerancia a la actividad. . Mantener la permeabilidad de la SNG: lavados de 50 ml SF valorando el aspecto del aspirado NG. Vigilar el peristaltismo. hay que educar al paciente proporcionándole los siguientes conocimientos: Hábitos alimenticios: . dientes y lengua. Tras la valoración inicial. Controlar cuidadosamente los balances hidroelectrolíticos. controlaremos el peso y parámetros hemáticos para descartar una posible hemorragia oculta o una anemia por déficit de vit B12 o perniciosa. o En pacientes mayores sometidos a polimedicación que sea potencialmente lesiva para la mucosa gástrica. antagonistas histamínicos y bloqueantes de la bomba de protones. anticolinérgicos. . se realizará la determinación de sangre oculta en heces.Dieta estricta. Estimular la deambulación precoz. .U.2 Fisiopatología quirúrgica  Intervenciones de enfermería: Las intervenciones tienen por objetivo principal la adaptación del paciente a hábitos de vida saludables evitando la aparición de complicaciones.Debemos preparar al paciente ante una posible cirugía de urgencia. Tratamiento médico: . pero las grasas y proteínas la estimulan). o Aliviaremos el dolor mediante la administración de los fármacos prescritos. De igual manera. . .Cumplimiento del plan terapéutico completo. . Reanudar la ingesta escalonadamente valorando su tolerancia. Administrar y controlar el efecto de la analgesia. o Será beneficioso para la evolución del proceso. identificando las fuentes de estrés para así aportar posibles soluci 11 E.Detección de hemorragias por hematemesis y/o melenas. enseñar al paciente y a sus familiares técnicas de relajación. Mantener la velocidad de infusión correcta de líquidos.Los cicatrizantes de la mucosa pueden alterar el color de las heces.Módulo 1. debe haber un control periódico de su patología valorando la sintomatología relacionada con la alteración gástrica.Interacción con otros medicamentos. o En estas revisiones periódicas. .Toma de antiácidos.Comidas frecuentes y poco copiosas para no aumentar la actividad motora gástrica. como pueden ser: antiácidos. Mantener la cabecera de la cama elevada 30º (semi-Fowler). Tratamiento quirúrgico . tabaco.

y otras patologías.U.  Perforación. el estómago y el duodeno. Generalmente.  El sangrado oculto aparece en pequeñas cantidades en secreciones gástricas. Enfermería La Fe Grupo 1 . Las úlceras pépticas sangrantes son la principal causa de sangrado GI alto puesto que la erosión de un vaso sanguíneo por una úlcera en el estómago o el duodeno siempre es una causa potencial de éste.  Penetración (jugos gástricos penetran en órganos adyacentes). La intervención de la enfermera con un paciente ingresado por sangrado GI alto siempre comenzará con una valoración minuciosa. capilar o arterial.Módulo 1. Éste constituye una complicación muy grave derivada de las úlceras.  Las melenas son heces negras como alquitrán y malolientes provocadas por la degradación de la hemoglobina y la liberación de hierro en el tracto intestinal.  La hematemesis consiste en un vómito con sangre roja y brillante o con aspecto en “poso de café”. que tiene una tasa de mortalidad en torno al 6-10%. Así. especialmente en mujeres asociado a la toma de AINEs. Las úlceras pépticas y de estrés pueden presentar las siguientes complicaciones muy graves:  Sangrado o hemorragia GI. Si no podemos realizar una entrevista al paciente para obtener información porque no se han corregido sus necesidades físicas 12 E. Ésta no se ha modificado a pesar de los avances en cuidados intensivos y tiene una mayor incidencia en ancianos. nos indica que es sangre arterial y que no ha entrado en contacto con secreciones gástricas. Por esto también podríamos dividir dos tipos diferentes de sangrado GI alto: sangrado obvio (hematemesis y melena) y sangrado oculto. El inicio del sangrado puede ser brusco o estar oculto pero su gravedad dependerá de si el origen es venoso. Sangrado gastrointestinal alto. La sangre roja brillante. vómito o heces no evidentes que se detectan por la prueba de sangre oculta en heces. generalmente abundante. Mientras que el aspecto en “poso de café” denota que la sangre ha estado en el estómago en contacto con secreciones gástricas.2 Fisiopatología quirúrgica 7.  Obstrucción de la luz GI. se define la hemorragia GI superior masiva como la pérdida de más de 1. las localizaciones más frecuentes son el esófago. Además. cuanto más dure el recorrido más se degradará la sangre por lo que se asocia con un sangrado lento desde el tracto superior. Ésta nos permitirá obtener datos objetivos y subjetivos del paciente tan valiosos como episodios anteriores de patologías relacionadas con la hemorragia GI o fiebre.500 ml de sangre o del 25% del volumen sanguíneo intravascular. En este apartado final nos centraremos en el sangrado GI alto. Una úlcera gástrica puede perforar la arteria gástrica izquierda mientras que la duodenal puede perforar la pancreaticoduodenal superior.

Todo esto nos ayudará a descartar el shock hipovolémico y a conocer su nivel basal de presión arterial y pulso. la enfermera tiene que actuar de manera rápida y eficaz por lo que es importante seguir estas intervenciones en un orden:  Canalizar una vía venosa de luz grande (calibre 16-18). Que se identifique y trate la causa del sangrado. le prepararemos para el tratamiento inicial controlando y valorando inmediatamente:  PA sistólica por debajo de 100 mmHg. En este tipo de situación de alto riesgo para el paciente.  Vigilar signos de sangrado. Preparar para cirugía urgente.  Oxigenoterapia.      Neutralizar acidez gástrica (fármacos). Que vuelva a una situación hemodinámica normal y tenga síntomas mínimos o nulos de dolor o ansiedad. proporcionar educación sanitaria para evitar nuevos episodios de sangrado GI alto.  Controlar vómitos y nivel de conciencia por riesgo de aspiraciones.  Mantener TA por encima de 90 mmHg. 3.  Signos de agitación y ansiedad. En consecuencia. defensa o peristaltismo en el abdomen.  Pulso por encima de 100 p/min.U.Módulo 1.  Signos de confusión y letargia. Enfermería La Fe Grupo 1 .2 Fisiopatología quirúrgica inmediatas.  Administrar vasoconstrictor para mantener la perfusión hística (Dopamina).  Palidez de piel y mucosas.  Extraer muestras sanguíneas para análisis y posibles pruebas cruzadas. Instruir acerca de la evolución esperable.  Signos de sangrado.  Vigilar diuresis (sondaje si es preciso)  Colocar SNG (calibre 16-18) y controlar drenaje y aspiración. los objetivos generales que la enfermera deberá establecer siempre en la planificación de cuidados de estos pacientes serán: 1.  Distensión. Posteriormente. 2.  Controlar el balance hidroelectrolítico.  Disminución de la diuresis.  Extremidades frías.  Perfundir líquidos salinos para estabilizar la homeostasia. 13 E. Que cese el sangrado. Proporcionar apoyo al paciente y la familia.

En: Difusión Avances de Enfermería (DAE.aibarra. Enfermería medicoquirúrgica.U. 2005. S. 50: 1499-1517. .Restrepo Patiño JF. 2ª Edición. Úlcera gastroduodenal. . . J.MedlinePlus. Úlcera péptica. .J. 2000. Úlcera péptica. En: Beare y Myers: Enfermería Médico Quirúrgica. Ruff Dirksen S.Gauntlett Beare P.nih. Harcourt.. Actualizado el 19-10-2009.Piriz Campos. Madrid: Mosby. Enfermería Medicoquirúrgica. 34: 976-984. Disponible en: http://www. 2004 .Ponce García. S. Hemorragia gastrointestinal alta. Disponible en: http://www. 1ª Edición. Madrid: Harcourt.Mantik Lewis S. 2002. 2ª Edición. Tercera edición.Revisión. . Novena Edición.gov/medlineplus/spanish/ency/article/003133. Pág 1266-1269.2 Fisiopatología quirúrgica BIBLIOGRAFÍA . Madrid: DAE. De la Fuente Ramos. Pág 1710-1726. Volumen II. Enfermería La Fe Grupo 1 . McLean Heitkemper M. (6ª Ed. . M. En: Brunner y Suddarth. Myers L. Madrid: McGraw-Hill Interamericana. Actualizado el 29/10/2009.). y Bare B.htm 14 E. Valoración y Cuidados de Problemas Clínicos.nlm. R.: Cuidados de enfermería de los adultos con trastornos del estómago o del duodeno.Smeltzer. Enfermería Médico-Quirúrgica.L.org/Guias/5-4.Módulo 1. M. Úlceras gástricas. Volumen I. Tratamiento de las enfermedades gastroenterológicas. Tratado de Enfermería Médico Quirúrgica.: Tratamiento de pacientes con trastornos gástricos y duodenales.htm.). 2001.Sampel. AstraZeneca.