You are on page 1of 9

Universidad de Puerto Rico en Humacao

Departamento de Educación
Mirkala Lugo Rivera

842-04-4055

EDES 4025-001

Introducción:

En el siguiente trabajo les estaré presentando un informe sobre un niño

con problemas comunicológicos. En el mismo se podrán encontrar información

personal y la más relevante sobre el niño. Además, describiré mi experiencia al

haber observado dos de sus terapias y mencionaré lo que mas me llamo la

atención. Para conveniencia de usted le brindo una actividad diseñada por mí, la

misma le servirá para desarrollar a un estudiante con los mismos problemas

comunicológicos que le presentaré durante el trabajo. Espero que lo disfruten y

puedan sacar buen provecho de él.

Información personal

“Hipólito Maldonado Cintrón” nació el 26 de agosto de 2002, lo que quiere

decir que actualmente tiene 5 años con 8 meses. En el momento de la entrevista

con su madre ella me informó que Hipólito toma clases en un preescolar que

pertenece al Departamento de Educación en Puerto Rico y me indicó que no me

podía brindar su nombre pero, que si me podía decir que el niño asiste al mismo

desde que tiene 2 años y 8 meses. Ella me comunicó que para ella el niño no se

ha desarrollado mejor debido a que solo comparte con niños que tienen un
grado de severidad igual que él o peor y que al no socializar con niños normales

Hipólito se ha estancado en su desarrollo. Lo normal sería que Hipólito este

cursando el kindergarten pero, debido a que su condición es severa, decidieron

mantenerlo en el preescolar. Su familia se compone de la madre, el padre y una

hermanita menor de dos años. Un dato bien curioso para mí es que

aparentemente su hermanita tiene la misma condición que él y aún no se conoce

la raíz de su condición. A mi entender su madre tiene mucho que ver en esto.

Información más relevante

Hipólito recibe los servicios de educación especial en su escuelita y en la

Clínica de Terapia Pediátrica debido a que tiene perlesía cerebral. Además de

ésta condición, Hipólito padece de estrabismo y tiene desbalance ya que su

pierna izquierda es 3cm mas larga que la derecha.

En cuanto a su historial médico se refiere, cabe mencionar que es uno

muy sorprendente. En otras palabras se podría decir que Hipólito esta vivo por

milagro de Dios. Comienzo su historial médico diciendo que su madre no se

enteró ni se dio cuenta de que estaba embarazada hasta que tuvo 3 meses. Ella

mencionó en la entrevista que durante esos meses consumió bebidas

alcohólicas unas cuantas veces y que no se cuidaba ya que no fue un embarazo

planificado. Además, mencionó que nunca consumió ácido fólico y que no

tomaba las medidas de prevención necesarias. Cuando cumplió 5 meses de

embarazo se inscribió para recibir los servicios de su ginecólogo y para

monitorear su embarazo. A los 6 meses de embarazo comenzó a tener


contracciones y rompió fuente. Se mantuvo en su casa 1 mes con los dolores. A

los 7 meses nace el niño, obviamente prematuro y muy delicado. Hipólito trago

liquido amniótico en el momento de su nacimiento, estuvo 7 días con bilis y le

hicieron 2 transfusiones de sangre durante el tiempo que estuvo en el hospital.

Además, le dio hipotermia a tal grado que estuvo al borde de la muerte. Después

de 1 mes lo dan de alta y en su hogar comenzó a presentar combulciones. Se le

comienzan a hacer más estudios y sale a relucir que es epiléptico. Al cabo de

unos meses le diagnostican la perlesía cerebral. De ahí en adelante la vida de

su familia se comienza a complicar.

Sus padres no son de buenos recursos económicos, así que han acudido

a todas las ayudas del gobierno. Se le han brindado muchísimas ayudas por

parte del gobierno pero, para la condición de Hipólito no son suficientes. Su

desarrollo neurológico no ha sido rápido ni enriquecido pero, para estas

condiciones cualquier avance es bueno. Hipólito entiende muy bien lo que le

hablan y tiene muy buen sentido del humor. El problema es que se autoagrede y

en ocasiones arremete a sus compañeros de grupo. Lo que hace que no sea

muy sociable y que tenga que estar en constante vigilancia. Las únicas palabras

que dice son mamá y papá. Además, responde al toma y dame y mueve su

cabeza para sí y no.

Algo que me conmovió y me enojó mucho fue que a pesar de que Hipólito

es un caso severo, no esta recibiendo los servicios necesarios para su

condición. Además de las terapias de habla y lenguaje, lo único que el

Departamento de Educación le ha aprobado son las terapias físicas. Esos son


los únicos servicios que recibe el niño y definitivamente necesita de otros. Como

por ejemplo, terapia ocupacional es algo fundamental para su desarrollo ya que

los niños con esta condición tienden a no desarrollar bien sus áreas motoras. En

la clínica me informaron que hay otros servicios que están en proceso pero que

no se han aprobado. Yo lo único que pienso es: ¿Qué están esperando? A que el

niño crezca y sea demasiado tarde. A veces es difícil entender estos

procedimientos pero lamentablemente, así es la vida. Difícil para los que no

tienen recursos económicos y más accesible para los sí que los tienen.

Información sobre las observaciones de ambos días

Hipólito toma sus terapias 2 veces a la semana con un periodo de 30

minutos cada terapia. El miércoles, 19 de marzo de 2008, luego de haber

entrevistado a la madre de Hipólito y a la terapista de habla procedí a observar

la terapia. La terapista había mencionado que durante varias terapias iba a estar

trabajando con las vocales A y E. Además, que continuaría practicando lo que ya

habían hecho anteriormente ya que como el lapso de atención de Hipólito es

corto, no se puede trabajar en lo mismo por un tiempo prolongado. Lo que la

terapista había estado trabajando anteriormente era en la imitación de

movimientos motores y permanencia de objetos, ambos son Pre- requisitos del

lenguaje.

La terapista comenzó su terapia presentándole a Hipólito un avión de

juguete. Le enseñó al niño que lo que ella tenía en las manos era un avión y

repetía la palabra mientras hacía movimientos con el juguete. El niño


simplemente quería coger el avioncito y no le respondía para nada. Ella le

ofrecía el avioncito diciéndole “toma” y el lo cogía muy contento. Luego le

aplaudía y le decía “eeeeeeeee” para que él la imitara. El niño nunca dijo ni una

sola palabra durante la terapia. Lo único que hacia era responder al “toma” y

“dame”. Después de unos segundos se enojaba y se golpeaba contra un armario

que estaba cerca de la mesita y la silla donde estaban trabajando. Ella tenia que

utilizar un manipulativo que siempre utiliza cuando el se enoja. Era una cartulina

dura con forma de tubo para que hable a través del tubo y se escuche más alto.

En el momento se tranquilizaba, regresaban al tema de las vocales con el avión

y los aplausos y al cabo de pocos minutos se volvía a enojar y comenzaba a

llorar y a golpearse. Eran situaciones bastante difíciles porque ocurrían

frecuentemente y el niño era fuerte. Al finalizar la clase la terapista sacó un

sepillo de dientes que vibra. A mi eso me llamó mucho la atención. Ella me

explicó que como los niños con esa condición tienden a ser hipersensitivos,

utiliza el sepillo con la vibración para ir acostumbrándolo a esas sensaciones. El

niño se sentía incomodo cuando lo cogía, ni siquiera podía sostenerlo. Después

ella lo tocaba con el sepillo y se enojaba muchísimo. Después de eso se terminó

la terapia y yo salí súper entusiasmada por la nueva experiencia que había

tenido.

El siguiente sábado, 22 de marzo de 2008 fue mi segunda observación.

En este día desde que llegamos se notó que Hipólito tenía una mejor actitud. Se

veía más contento y entusiasmado por que iba a coger su terapia. La terapista

comenzó su terapia utilizando una libreta de Hipólito de las actividades que


habían hecho en terapia y asignaciones que le mandaba hacer con la madre. En

el principio de la libreta había una foto de su madre en una página y otra de su

padre en otra página, ambas cubiertas con papel de construcción. Él estaba muy

contento porque sabía con lo que se iba a trabajar. Ella le decía “vamos a buscar

a mama” y él la buscaba debajo del papel de construcción porque ya sabía que

estaba allí. Yo estaba súper contenta porque notaba que tenía una actitud

totalmente diferente a la de la terapia anterior. Después de eso ella me explicó

que estaba trabajando con la permanencia de objetos, que se trataba de que el

niño aprendiera a recordar que un objeto esta debajo o detrás de algo. Además,

ya que el niño sabía decir mamá y papá se le estimulaba a que aprendiera a

contestar preguntas como: ¿Dónde esta papá? “Aquí”, ¿Quién es? “Papá”. Para

que de esa manera desarrolle otras destrezas. Luego practicó lo mismo con

fotos de animales y hacía los sonidos del animal y el niño estaba muy atento. Al

final la terapista volvió a repetir lo del sepillo de dientes y él se enojó porque

realmente no le incomoda.
Actividad diseñada por mí como futura maestra

para un niño con Perlesía Cerebral

En este caso de perlesía cerebral en el que el lapso de atención del niño

es corto, son hipersensitivos y hay que cambiar de actividad frecuentemente

para que se mantengan atentos, yo decidí crear una actividad con un equipo de

asistencia tecnológica. Para comenzar el tema que escogí fue el de los colores

primarios. En este caso: azul, rojo, amarillo y verde. Se creará un tablero que

tendrá cuatro botones, de los cuatro colores, que al oprimirlos mencionarán

dicho color. Al lado de cada color se pegará una simulación de diferentes cosas

que sean de ese color. Como por ejemplo: rojo-fresa, azul-agua, amarillo-

guineo, verde-kiwi. Estas simulaciones serán al relieve para que le llame más la

atención al niño y active su curiosidad. Se estará trabajando con cada color por

el tiempo que sea necesario y en ese transcurso se le enseñará al estudiante a

asociar el color con la simulación del tablero. Se le llevará cada simulación en

concreto para que el niño pueda palparlo. Además, le disminuirá la

hirsensibilidad a sensaciones extrañas ya que cada uno tiene texturas

diferentes. Al finalizar, se le dará la oportunidad a que pueda probarlo y con el


tiempo aprenderá asociar el color con el objeto, la textura y el gusto. Recalco

que se trabajará con cada color primero y luego se le enseñara a diferenciarlos

juntos.