You are on page 1of 2

¿En qué consiste la terapia de pareja?

La terapia de pareja trata de ayudar a las parejas (casadas, separados,
divorciados, de hecho,…) a aprender a mejorar su relación, entendiendo y
resolviendo los conflictos que les afectan. Se enseñan habilidades
comunicativas, se aplican técnicas para la resolución de problemas, así
como también se trabaja la dinamización de la relación de pareja,
estudiando las diferencias de cada parte y facilitando la aceptación de las
diferencias que no se pueden cambiar y negociando con las que sí se
pueden cambiar, pues son actitudes hacia el otro negativas. Así pues, las
diferencias no llevan necesariamente al conflicto, se puede convivir con la
otra persona aceptando, o incluso, haciendo compatibles estas diferencias.
En resumen, partiremos de una intervención cognitivo-conductual. Ésta se
centra en el análisis detallado de los conflictos cotidianos que pueden llevar
a la ruptura de la relación, se plantea cómo aparecen y cómo se mantienen.
La intervención cognitivo-conductual se ha planteado en la literatura
científica como una de las intervenciones más eficaces en terapia de
pareja1. Se centra en el intercambio de conductas positivas, en la mejora de
la comunicación y en la resolución de problemas.
Desde las teorías basadas en el paradigma cognitivo-conductual, los
problemas emocionales de las relaciones de pareja se abordan desde la
evaluación de los esquemas de procesamiento, las atribuciones, los
procesos de atención selectiva, las expectativas sobre la relación, etc.
(Epstein y Baucom, 2002; Epstein, Baucom, Daiuto, 1997), basando su
tratamiento en la modificación de esquemas cognitivos disfuncionales o
ideas irracionales que generen conductas y emociones adaptadas y/o
racionales.
Es necesario, también, exponer que la terapia de pareja forma parte de la
terapia familiar, pues se entiende que la pareja está incluida en el contexto
familiar. Por lo que, a efectos prácticos, la terapia de pareja podría
convertirse en una terapia familiar o viceversa, en función de los factores
implicados y que haya que intervenir.

¿Cómo se desarrolla la terapia?
En Terapia de Pareja y Familiar abordamos la pareja en consulta en varias
modalidades:

1 Aneley M. Carlen, Alexis Kasanzew y Andrés F. López Pell. TRATAMIENTO
COGNITIVO-CONDUCTUAL DE LOS CELOS EN LA PAREJA, Revista Electrónica
de Psicología Iztacala, Vol. 12 No. 3 Septiembre de 2009.

Washington. y las sesiones 12 y 13 sean quincenales.B. Procuraremos que las 11 primeras sesiones sean semanales.. incluye el tratamiento de problemas individuales.H. a efectos prácticos. N.K. Se podrán realizar posteriormente dos sesiones de seguimiento cada tres meses. Así pues. La terapia discurre en un total de 13 sesiones. D. D. En W. con intervención directa. Baucom. Clinical Handbook of marriage and couples intervention (pp. Enhanced cognitive-behavioral therapy for couples: A contextual approach. y Daiuto. H. siempre que se pueda. B. y Baucom. Epstein. Asesoría doble: se alternan sesiones individuales de uno y otro miembro de la pareja.    Terapia conjunta: ambas personas son atendidas en consulta en la misma visita. Terapia individual: sólo un miembro de la pareja recibe terapia. (2002). Terapia concurrente: se trabaja con la pareja por separado. se entiende que las sesiones pueden ser individuales o de pareja. DC: American Psychological Association. en sesiones individuales. 415-449). N. Cognitive-Behavioral Couples Therapy. A. BIBLIOGRAFÍA Epstein.J. Su elección puede depender del criterio de los miembros de la pareja (sus preferencias) o puede depender del motivo de consulta (a criterio del terapeuta). Markman (Eds.. . (1997). New York: John Wiley and Sons. Es la más elegida. Halford y H. Se conciertan citas individuales con cada miembro de la pareja en un mismo periodo de tiempo.).