You are on page 1of 9

ENSAYO

Realidad sociocultural y educativa en la
región andina, Huancavelica
Docente: Inga Contreras, Milagros Elvira

Lima, mayo 2013

Realidad educativa en la región Huancavelica: La
deserción escolar

Uno de los problemas más grandes de las zonas rurales es el absentismo
escolar, que tiene como consecuencia bajos niveles de alfabetización. Algunos
niños tienen que andar horas por vastos terrenos hasta llegar a la escuela,
muchas veces sin haber desayunado. Además, el calendario escolar no se
ajusta al calendario andino, que funciona con el año agrícola, en función de los
tres meses de lluvia que tienen al año y los ciclos de los cultivos. Por eso
durante varios meses al año, cuando es tiempo de cultivo o de recolección, el
absentismo es acentuado. Dependiendo del ciclo del alimento que se ha
sembrado ese año en cada comunidad, el absentismo es mayor o menor, en
unas fechas o en otras. Para las tareas agrícolas las niñas y niños tienen
asignada una parte de responsabilidad desde su familia, no sólo por un
tradición cultural que tiene que ver con el sentido de sus comunidades, sino
también porque la participación de todos es necesaria para su subsistencia.
Pese a que el sistema educativo se descentraliza en administraciones locales,
ésta no permite modificar los tiempos escolares. Uno de los efectos de esto es
que la institución escolar pierde sentido para las comunidades rurales, puesto
que lo que se enseña y cuando se enseña está muy alejado de su vida
cotidiana, incluso cuando se emplea una lengua diferente a la lengua materna
de los niños, ya que no son muchos los profesores que saben hablar aymará o
quechua. Entonces es muy importante hablar y plantearnos soluciones ante la
realidad o mejor dicho problemática educativa por la que la región más pobre
está pasando: La deserción escolar.
La deserción escolar sigue siendo el talón de Aquiles de la educación que día a
día va en crecimiento. Dicho problema se presenta mayormente en zonas
rurales como la región Huancavelica que a pesar de su pobreza esta es
afectada por aquel fenómeno. Entonces ¿será que la pobreza económica tiene
influencia en la deserción escolar que esta ocurriendo en Huancavelica? o
¿hay otras razones que llevan a cabo dicho fenómeno?...

El término que más utilizaremos es deserción escolar por ende se debe de
tener en cuenta una concepción de tan usado término. La deserción es la
acción de desertar. Esto implica abandonar las obligaciones y separarse de las
concurrencias que se solían frecuentar. La palabra escolar, por su parte, hace
referencia a aquello que es perteneciente o relativo al estudiante o a la escuela.
Por lo tanto, la deserción escolar es un concepto que se utiliza para referirse a
aquellos alumnos que dejan de asistir a clase y quedan fuera del sistema
educativo.
El ser humano posee procesos de aprendizaje que son constantes e influyen
en su diario vivir, unos los da la misma vida por las experiencias que la
sociedad, la cultura y la globalización les da y otra son los planteles educativos
a

través

de

los

docentes.

El joven de hoy día tiene un sinnúmero de agentes externos que influyen en su
toma de decisiones, en su capacitación y en su formación. Esas situaciones
inciden tan fuertemente que cambian para siempre la concepción y dejan
huellas que se vuelven trascendentales para cada uno.
Algunos agentes incidentes en el educando que influyen para que abandone el
sistema de formación académico, pueden ser:Problemas de rendimiento
escolar, responsabilidades que los hacen asumir el rol de padres, condiciones
socioeconómicas difíciles, falta de afecto, violencia física y psicológica,
abandono, abuso sexual, la calidad de la enseñanza, el comportamiento del
docente, falta de apoyo, falta de compromiso de los padres y alumnos con las
instituciones, abandono de la institución para validar, y mortalidad.
Estos agentes son aquellos que influenciaran en el niño o joven para su
deserción, ahora, existe razones que ejemplifican el bajo desempeño del
niño(a) en nuestras zonas rurales:
La lejanía de los centros educativos: La mayoría de los niños y niñas deben
caminar largas horas para llegar a su escuela y cuando lo hacen, el desgaste
físico unido al poco desayuno que tomaron en casa no facilita una adecuada
concentración al momento de recibir una clase.

La cantidad de horas de estudio: Mientras más alejada esté la escuela menos
horas de estudio van a tener los alumnos ya que las clases empiezan tarde
pero terminan temprano y porque una gran cantidad de profesores, que viven
en zonas urbanas, abandonan la escuela el viernes para ir a ver a su familia y
en muchos casos no regresan hasta el lunes en la noche. De este modo, los
niños y niñas sólo estudian de martes a jueves.

Los maestros unidocentes: Un profesor unidocente es aquel que tiene en un
mismo salón a alumnos de distintos grados y debe él solo llevar adelante, y al
mismo tiempo, el proceso educativo de todos ellos. Para el año 2003, el 27%
de las escuelas primarias del país eran unidocentes. Para la zona rural, la cifra
es del 37%. (Fuente: Estadística Básica 2003. Ministerio de Educación).

Calidad de la enseñanza: Este tema está directamente relacionado con la
capacidad de los maestros de transmitir conocimientos entre los niños. Si bien
muchas escuelas son unidocentes y multigrado, el problema no es que sean
así sino que la mayoría de los maestros no están formados en este tipo de
enseñanza y no cuentan con la metodología adecuada para enseñar en esas
circunstancias.

El idioma: A pesar de que en el Perú se hablan distintas lenguas, como el
quechua, aymara, ashaninka, aguaruna, entre otros, no existe un registro
actualizado sobre la cantidad de niños y niñas que no tienen el castellano como
lengua materna. La última referencia que se tiene es la proporcionada por el
Censo de 1993, el cual indica que el 19% de la población de 5 años tenía como
lengua materna el quechua, el aymara o alguna otra lengua nativa. Si bien se
han hecho esfuerzos por convertir a las Escuelas Bilingües Interculturales (EBI)
en la alternativa para todos estos niños, aún los esfuerzos no son suficientes
para satisfacer plenamente la demanda de educación en lenguas nativas.
En nuestro país lastimosamente la deserción escolar va en crecimiento, de
acuerdo con el documento “Perú: niños, niñas y adolescentes que trabajan,
1993-2008” del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), la
inasistencia escolar es explicada en 45% por la condición de extrema pobreza

familiar, en 11% por el bajo clima educacional de la familia, en otro 11% por
tener al quechua como idioma materno (por no hablar castellano) y en sólo 6%
por el trabajo infantil. En otras palabras, éste es un elemento que influye en la
inasistencia escolar, pero no de manera decisiva. Por ello también los padres
de familia, apoderados y tutores deben de tener en cuenta la responsabilidad
que tienen ante dicha situación.
Para Enrique Vásquez, investigador de la Universidad del Pacífico y
especialista en políticas y programas de lucha contra la pobreza, señala la
diferencia entre habitante urbano y rural. “En el caso de las zonas rurales, la
educación de los padres es sumamente determinante para muchos factores,
por ejemplo para la desnutrición de los hijos. Así, el hecho de que los padres
tengan tan baja educación hace que no valoren lo que es generar
oportunidades de educación a las niñas, y por eso las hacen trabajar”. Vásquez
nos muestra una de las realidades que se presentan en las zonas rurales,
donde por falta de ingresos el desarrollo intelectual en el niño es afectado, esto
quiere decir que en zonas muy pobres como Huancavelica la deserción es un
hecho que se esta dando.
En Huancavelica la situación de pobreza es muy alta debido a la distribución de
su población ya que la gran mayoría de la población (70%) vive en las zonas
rurales y sólo el 30% en zonas urbanas. Las zonas rurales que están muy
alejadas a la ciudad a veces son olvidadas y no se tiene en cuenta las
necesidades por la que pasa un poblador de dicha zona.
También Huancavelica ha tenido y tiene un alto índice de analfabetismo que
según la EDNS 2000, alcanza al 34.1% de su población, que ha pesar de su
disminución progresiva sigue siendo alto si se le compara con el promedio
nacional que es de 12.8%, este índice de acuerdo al genero. Es mas critico en
el caso de las mujeres que alcanza el 60%.
La deserción escolar en la región es alta, se calcula que el 70% se registro en
el nivel secundario, debido que los estudiantes por su edad avanzada deben
iniciar trabajos en el campo (setiembre y cosecha de papa, granos y otros
alimentos) y otro grupo de adolescente abandonan sus labores escolares por la
fuerte migración del campo a la ciudad, en busca de trabajo y un mejor futuro.

En tanto, en el nivel primario se registra un 30% de deserción escolar, debido a
múltiples factores como la falta de dinero para cubrir las necesidades
educativas, apoyo en la chacra, violencia familiar, enfermedades graves e
inasistencia reiterada que obliga a muchos docentes separar de las clases a los
estudiantes. Actualmente se cuenta con 6166 aulas construidas de las cuales
se ocupan 5283 (727 aulas sin uso).

Como podemos observar la educación en Huancavelica es deficiente: pobreza,
deserción escolar combinado con analfabetismo nos demuestra la indiferencia
del Estado ante tan alarmante situación.
Y esto nos hace pensar en como el estudiante ante la falta de ingresos en su
hogar se ve obligado a dejar sus estudios y trabajar convirtiéndose en el sostén
de la familia. Ante ello surge también el trabajo prematuro que en los últimos
años va en aumento. Esta es una realidad ineludible y la escuela no puede
cerrar los ojos ante ella. Precisamente en los colegios ubicados en zonas más
pobres como Huancavelica es donde se concentran estos niños trabajadores.
Es importante desde el plano educativo pensar el problema. La educación
debe

responder

a

las

particularidades

de

este

grupo poblacional,

reconociendo la heterogeneidad de los educandos en nuestro país.
Vemos también que no solo el trabajo infantil puede responder nuestra cuestión
sino también otra razón es la lengua que se utiliza en las escuelas
huancavelicanas, no todas las ciudades o provincias utilizan la lengua
castellana pero eso es lo que el sistema educativo piensa e impone el
desplazamiento de la lengua quechua castellanizando al alumno, este es un
grave error porque el estudiante se vuelve deficiente ante el hecho de
comprender y de poder comunicarse, según González Moreyra nos dice que
para una mejor comprensión del lenguaje es importante desarrollar la lengua
materna y así se lograra un adecuado lenguaje oral. Entonces si no hay en una
comunicación un código común entre receptor (alumno) y emisor (docente), ya
no ocurre dicha comunicación por lo tanto el alumno no desarrolla un proceso
de aprendizaje adecuado.

Por esos motivos podemos decir que la deserción escolar en nuestro país,
siendo más específico en Huancavelica es consecuencia de la implementación
de una política educativa que no está acorde a las necesidades del pueblo
porque cientos de estudiantes a nivel nacional hacen enormes esfuerzos para
participar en el proceso de enseñanza aprendizaje. En cuanto a los factores
que contribuirían a un mayor éxito escolar. Podríamos considerar la creación
de puestos de trabajo, fomentar la estabilidad de la familia, tener un lugar de
estudio y un material favorable, estimular éxitos y logros, desarrollar la
motivación por el estudio, recriminar la mala conducta cuando sea necesario,
fomentar la auto-confianza, orientar personal y progresivamente a los alumnos.
Todos estos factores ayudan a que el chico no se sienta menos y pueda
acceder más fácilmente a la escuela. Además el hecho de que los padres
tengan trabajo hace que pueda mantener a su familia, por lo tanto los chicos se
limitarían a estudiar y no a colaborar con la economía del hogar, ya que el
exceso de trabajo puede llevar a desbordar las capacidades intelectuales y por
tanto afectar al rendimiento escolar.
No solo hay que tener en cuenta como mejoría de la educación el simple hecho
de aumentar más escuelas, o mejorar las infraestructuras, o quizá aportando
tecnología, que vale tener tecnología y buena infraestructura si el estudiante no
se encuentra preparado para dichas comodidades. No tiene el conocimiento
suficiente de manipular quizá una laptop o proyector, sino se le indica como
usarlo. Me parece algo absurdo, lo principal seria que el estudiante se
encuentre en óptimas condiciones para su aprendizaje por ello se debe tener
en cuenta la buena alimentación previniendo así uno de los factores de la
deserción escolar: la desnutrición.
También vale destacar que el papel de la escuela es producir seres humanos
creativos, donde se requiere disciplina y responsabilidad. En la educación se
encierra la única esperanza de conseguir personas más completas y
económicas más competitivas así como sociedades democráticas más
responsables y justas.
Garantizar la educación de todos es función del estado, sin embargo la crisis
educativa actual refleja un desinterés profundo por nuestro futuro. Como

consecuencia de este abandono político pueden caer vertiginosamente los
niveles de cobertura que en los últimos treinta años había convertido al sistema
educativo de la Republica Peruana en el más alto de América latina. A todo
esto hay que sumarle el desinterés general actual por la cultura que se ve
reflejado en los niños que solo asisten a las escuelas por apoyos de ONGs
“Solaris Perù”, Pronaa, etc.
Finalmente esta índole hace que el ser humano carezca de conocimientos
históricos, en donde la ignorancia lo convierte en dócil objeto de la
manipulación, que muchas veces favorece a diferentes sectores políticos y
sociales.

“Con una educación digna y de calidad, Huancavelica
sale adelante”

Cybergrafía
-

http://cies.org.pe/investigaciones/educacion/dinamica-desercion-escolar
http://www.unicef.org/peru/spanish/children_3787.htm
http://perueconomico.com/ediciones/66-2012-feb/articulos/1200-trabajoinfantil
http://www.alboradaandina.com/educacion/desercion-escolar/

Bibliografía

- Aprendizaje eficaz y recuperación de saberes
Escrito por Kenneth Delgado Santa-Gadea 2004
- Consecuencias de la Desnutrición en El Escolar Peruano
Escrito por Ernesto Pollitt 2002