You are on page 1of 35

“Actitud de las personas hacia el Matrimonio Homosexual”

En los últimos años, la investigación sobre las actitudes hacia la
homosexualidad se ha devenido en un tema cada vez más popular entre
los científicos. El objetivo del estudio actual es lograr una mejor
comprensión de las actitudes de personas heterosexuales entre 18 y 35
años del estado Zulia hacia el matrimonio homosexual, así como
averiguar los factores determinantes en la construcción de estas
actitudes. Por medio de un instrumento tipo escala Likert intentaremos
descubrir las opiniones de nuestro población meta, con el fin de
comprobar su posición en torno al matrimonio y la unión civil entre
personas del mismo sexo. Particularmente nos interesa conocer en qué
medida el rechazo o aprobación a estas iniciativas es explicado por
aquellos factores claves en la polémica en torno a las mismas, a saber,
las actitudes y prácticas religiosas, el autoritarismo, el prejuicio sexual y
las experiencias de contacto con personas homosexuales o si existen
diferencias y si hay otros factores que son más importantes.
Además es de mayor interés comprobar para nuestro objeto de
estudio si los zulianos realmente son tan tolerantes en estos tiempos. La
realización de esta investigación resulta un proceso intensivo y dificultoso
pero sobre todo interesante y educativo. El estudio ha de generar
conocimientos sobre las actitudes hacia el matrimonio homosexual y los
distintos tipos de homofobia.
Se espera haber sido capaces de explicar con claridad las
actitudes de los encuestados y las diferencias sutiles que se encontrarán
por medio de sus respuestas. No obstante, el estudio actual contribuirá a
la recopilación de información acerca de las actitudes hacia el matrimonio
homosexual y la homofobia.

CONCEPTUALIZACIÓN
Venezuela es un país cuya religión más común es la católica en el
cual no se reconoce ni el matrimonio ni la unión civil entre personas del
mismo sexo. En países europeos, como España y países ingleses como
Inglaterra han hecho recientes esfuerzos por reconocer las uniones entre
personas del mismo sexo y han generado un fuerte debate social en
muchos países por lo cual se han formado partidarios de las uniones
homosexuales e indican que la oposición a estos proyectos proviene de
sectores ultraconservadores cargados de prejuicios, que desconocen la
realidad de las parejas homosexuales (Cantero, 2006). Los oponentes del
matrimonio homosexual indican que estas iniciativas atentan contra los
principios cristianos de los humanos y ponen en peligro la estabilidad
familiar y constituye una pérdida de valores fundamentales (Guerén,
2006; Umaña, 2008).
En

el

presente

estudio

consultaremos

a

150

personas

heterosexuales con edades comprendidad entre los 18 y 35 años sobre
su posición en torno al matrimonio y la unión civil entre personas del
mismo sexo. Particularmente nos interesaba conocer en qué medida el
rechazo o aprobación a estas iniciativas era explicado por aquellos
factores claves en la polémica en torno a las mismas, a saber, las
actitudes y prácticas religiosas, el autoritarismo, el prejuicio sexual y las
experiencias de contacto con personas homosexuales. En la psicología
social, estas variables han sido reconocidas como importantes correlatos
de las actitudes hacia los homosexuales y su estilo de vida (Herek, 2000;
Rosas Torres & Gomes Veríssimo de Faria, 2008).
Consecuentemente las incluimos como los principales predictores
del grado en que las personas están dispuestas a reconocer el derecho al
matrimonio o la unión civil entre personas del mismo sexo. Consideramos
que el estudio sistemático de estos factores podría contribuir a

comprender las trabas culturales y psicológicas con que se enfrentan las
actuales iniciativas por reivindicar los derechos de todas las personas
venezolanas sin distingo alguno.
Asimismo en Venezuela, actualmente la homosexualidad, no está
totalmente aceptada, unque si está tolerada por una buena parte de la
población, por esto se propusieron nuevos artículos de ley para elevar la
no discriminación, por orientación sexual y el matrimonio ya

que se

quiere legalizar la unión de los mismos en nuestro país, al igual que el
mismo nivel que los problemas de la raza, religión u otras características
en búsquedas de la igualdad e inclusión social. Sin embargo, en la nueva
constitución la no discriminación por orientación sexual fue excluida por
presiones de grupos religiosos, en especial de la Iglesia Católica.
En suma la homosexualidad, ha pasado de ser una conducta
natural, un delito, una enfermedad o una desviación de la normal social a
ser concebida como una orientación sexual más vinculada a la
aceptación, donde presentemente se procura rescatar la noción de
homosexualidad como conducta natural.
ANTECEDENTES DEL HOMOSEXUALISMO
Hablar

del

homosexualismo

es

remontarnos

a

la

historia

aproximadamente desde que se inició la civilización del hombre aunque
suene un mito este tercer genero si le podría clasificar ha convivido con la
sociedad pondríamos dar el de ejemplo a la civilización de Grecia que
había una libertad y respeto de ello.
Podría citar a Aristófanes en el dialogo EL BANQUETE DE
PLATON, que se refiere que en el principio de la vida humana que estaba
constituida por seres muy superiores a los actuales,” los andróginos", los
cuales tenían en sí el principio masculino y femenino a lo que me refiero
es que eran mujer y varón a la vez.

Aunque para muchos sea un tabú todavía estos seres humanos
reclaman igualdad de derecho ante la ley y la sociedad por eso cada vez
están tomando mayor fuerza, para hacer prevalecer sus derechos puedo
recalcar que ya en algunos países del mundo donde se ha aceptado el
matrimonio del mismo sexo hasta inclusive la adopción aunque ese es un
tema controversial y de mucha discusión ya que va en contra de muchas
legislaciones y costumbres de los estados, también se podría decir que va
contra lo natural me refiero a la religión que es uno de los factores de las
creencias del ser humano, según la religión dios creo al varón y a la mujer
entonces muchos se preguntan como así aparecieron los homosexuales
bueno hemos tratado buscar esa incógnita y según varios autores no es
que hayan aparecido sino que siempre han existido no por medios
genéticos sino por la influencia y la desorientación que han tenido pues
siempre el varón y la mujer homosexual serán genéticamente normales
pero tendrán tendencias homosexuales por preferencia aprendida 2. Esto
es un efecto de la educación o de una visión sobre si mismo que no es
innata, sino aprendida.
ANTECEDENTES DEL MATRIMONIO
El matrimonio, una institución tan antigua como el hombre mismo;
pues ya no hay etapa del desarrollo humano en el que no haya existido
dicho acto. La enseñanza de la Iglesia sobre el matrimonio y la
complementariedad de los sexos propone una verdad puesta en evidencia
por la razón y reconocida como tal por todas las grandes culturas del
mundo. El matrimonio no es una unión cualquiera entre personas
humanas. Ha sido fundado por el Creador, que lo ha dotado de una
naturaleza propia, propiedades esenciales y finalidades. Ninguna
ideología puede cancelar del espíritu humano la certeza de que el
matrimonio en realidad existe únicamente entre dos personas de sexo
opuesto, que por medio de la recíproca donación personal, propia y
exclusiva de ellos, tienden a la comunión de sus personas. Así se

perfeccionan mutuamente para colaborar con Dios en la generación y
educación de nuevas vidas.
La verdad natural sobre el matrimonio ha sido confirmada por la
Revelación contenida en las narraciones bíblicas de la creación,
expresión también de la sabiduría humana originaria, en la que se deja
escuchar la voz de la naturaleza misma. Según el libro del Génesis, tres
son los datos fundamentales del designo del Creador sobre el matrimonio.
En primer lugar, el hombre, imagen de Dios, ha sido creado « varón
y hembra » El hombre y la mujer son iguales en cuanto personas y
complementarios en cuanto varón y hembra. Por un lado, la sexualidad
forma parte de la esfera biológica y, por el otro, ha sido elevada en la
criatura humana a un nuevo nivel, personal, donde se unen cuerpo y
espíritu.
Remontándonos a la época Hebrea, celebraban el acto matrimonial
en un cierre de negocios en el que era objeto primero la constitución
como marido y mujer y la entrega de los bienes que pertenecerán a la
mujer convertida ya en su esposa; y ya después la celebración y festejos
nupciales en un ambiente religioso. En la cultura griega fue distinto, el
padre de la joven y el pretendiente se ponían de acuerdo sobre la dote
por la entrega de la mujer, acto que otorgaba poder al padre sobre la
familia. A diferencia del derecho Romano que tuvo carácter monogámico y
era reservado; para los patricios, el matrimonio por compra y el usus, que
era la adquisición de la mujer por suerte de prescripción durante un año.
En la sociedad Romana, estaba permitida el concubinato como un acto en
que se iniciaba la convivencia conyugal.
Ya en la Edad Media el matrimonio que paso a ser cargo y
responsabilidad de la Iglesia, naciendo así el matrimonio canónico, fue
considerado como un contrato y a la vez un sacramento. Surge un dilema

del matrimonio siendo éste ya en la época Moderna un sacramento para
la Iglesia y un contrato en el Código Civil y demás legislación; y que sigue
vigente hasta la actualidad.
LA HOMOSEXUALIDAD INDUCIDA O CONGÉNITA:
Preguntarse porque las personas son homosexuales, no tiene una
respuesta fácil. Muchas de las investigaciones van encaminadas a
responder esta interrogante, presionada por lo esfuerzos para explicar el
patrón menos común, la homosexualidad, por lo cual se han lanzado una
serie de hipótesis que buscan razón de ella.
La más antigua de las teorías sostiene que la homosexualidad es
una especie de enfermedad mental, una especie de desorden mental o
una angustia demarcada y persistente por una orientación sexual. Otras
teorías tienen en cuenta los factores biológicos, una familia con una
madre dominante y un padre débil, y una situación aprendida (desarrollo
de una preferencia por el mismo sexo después de haber sido seducido
por un homosexual). Hasta los momentos no existe un respaldo científico
para la hipótesis de la conformación familiar no del aprendizaje en una
situación determinada.
Se puede citar al profesor Donati donde explica que los límites
culturales hoy en día son cada vez más imprecisos y susceptibles de las
interpretaciones subjetivas, que admiten una gran variabilidad. Hay
quienes afirman que hoy hasta seis géneros sexuales: masculino,
femenino, gay, lesbiana, bisexual, transexual, esto trae consecuencias en
la compresión de la variable normalidad3.
Existen varias teorías acerca de este tema, entre las siguientes
podemos nombrar:
o

Teoría del Origen Hormonal:

En

algunos

estudios

con

animales

se

ha

demostrado

que

la

administración de hormonas o modificaciones de sus cifras pueden
producir variaciones en la conducta sexual adulta, posibilitándose a una
conducta homosexual. Hoy en día no hay elementos no hay elementos
para establecer un origen genético de la expresividad homosexualidad
más allá de la etiología genética de una capacidad de respuesta genital y
sistemática ante estímulos sexuales diversos. En otras palabras el ser
humano no hereda la posibilidad de responder en forma preferente a unos
estímulos u otros. Dentro de este enfoque se afirma que la
homosexualidad es biológica, congénita y natural. Según este punto de
vista la homosexualidad es rasgo biológico que aparece en todas las
sociedades y en todas las épocas; básicamente uno nace homosexual
aunque las circunstancias de la vida puedan hacer que uno presente o no
las conductas correspondientes. En consecuencia uno escoge ser
homosexual, el individuo homosexual no es responsable de su
orientación.
Otra variación sobre la idea de la homosexualidad biológica ha sido el
factor hormonal; muchos investigadores han buscado combinaciones de
hormonas masculinas y femeninas en los homosexuales tanto hombres
como mujeres. Según esta teoría hormonal la homosexualidad se podría
curar, bastaba con ajustar los niveles hormonales. Esta teoría nunca se
ha comprobado de manera convincente; pero hay que aclarar que las
hormonas no bastan para producir ni el deseo, ni la fantasía, ni la
conducta, ni el placer sexual.
Otra variación dentro de la concepción biológica respecto a la
homosexualidad es el campo de la genética. En los últimos treinta años
se han estudiado posibles aspectos genéticos sobre este tema; se ha
comprobado que los individuos homosexuales tienen más posibilidades
de tener un hermano homosexual que los heterosexuales, aunque todavía
nos e ha encontrado una correlación entre hermanos gay y sus hermanas

lesbianas. El hecho de que dos hermanos compartan la misma
orientación sexual no es prueba de un rasgo genético común.
Teorías Psicosociales y Psicoanalítica:

o

Freud en su teoría psicoanalítica consideraba una bisexualidad innata que
explica las tendencias latentes hacia la homosexualidad que pueden
activarse ante ciertas condiciones patológicas. Veía el impulso sexual
como no específico en relación al sexo de objeto en donde se buscaba la
satisfacción y aún como indiferente a la especie del objeto. Otras teorías
del psicoanálisis rechazan la bisexualidad innata y señalan diversas
experiencias de la infancia y de la adolescencia como causantes de la
conducta homosexual.
Es importante destacar que casi todos los estudios que intentan
demostrara el origen psicosocial de la homosexualidad, se han realizado
en poblaciones de homosexuales, que eran pacientes de psicoanalistas,
psiquiatras o instituciones, lo que inevitablemente sesga e invalida la
muestra4.
En la actualidad existen otros enfoques que han sido más aceptados,
como el caso de Marmor (1.978), el cual señala que la homosexualidad es
"multideterminada"

por

factores

psicodinámicos,

socioculturales,

biológicos y situacionales". El estudio de Bell (1.981), a través del análisis
complejo y cuidadoso de una muestra de homosexuales, establece que
no se encuentra ninguna casualidad socio familiar universal para explicar
la experiencia homosexual.
o

Aspectos del Desarrollo del Niño Pre-homosexual:
El miedo excesivo al daño físico durante la niñez, está asociado con
varias actitudes en la conducta de los padres. Surgen síntomas de
trastorno sexual que se manifiestan en la culpa masturbatoria, aversión a

los genitales femeninos y el deseo de poseer un pene grande. La ciencia
psicoanalítica indica que la sintomatología sexual tiene sus raíces en la
infancia; se supone que una interacción recíproca fue operante entre el
miedo excesivo al daño y la psicodinamia de los síntomas sexuales.
o

El sistema triangular:
Según Minuchín

(1986) y Barroso (1997), la unidad hijo

(homosexual) madre/padre se analiza como un sistema, que engloba el
proceso básico de interacción en las relaciones interpersonales que
establecen el fundamento para el desarrollo de la personalidad. Creemos
que la personalidad se forja dentro de este sistema triangular del núcleo
familia, por consecuencia es ahí donde las mal adaptaciones de la
personalidad tienen primariamente sus raíces.
La familia con más de un hijo tienen más de un sistema triangular,
cada uno se interpreta con otros subsistemas del núcleo familiar. El
ambiente psicológico del hijo homosexual difiere claramente del de sus
hermanos. La cualidad y el estilo de las actitudes y al disciplina de los
padres, la personalidad y la conducta de los distintos miembros de la
familia, las señales y ciertas actitudes verbales y no verbales, conscientes
o inconscientes, la basta y compleja mezcla de pautas interactuantes que
operan en la familia, influyen en la dinámica del sistema triangular.
o

Homosexualidad por Situación o por Privación:
En algunos casos especiales, donde la privación de la figura femenina es
por mucho tiempo (prisiones, escuelas para hombres, seminarios,
monasterios, etc.) pueden ocurrir experiencias homosexuales, algunas de
forma voluntaria y otras obligadas. En la mayoría de estos casos las
conductas homosexuales son facultativas. , aunque igual ocurren
conductas homosexuales voluntarias.

Algunas personas después de pasar esta etapa vuelven a su situación
heterosexual normal.
DEFINICIÓN DE LA HOMOSEXUALIDAD
La palabra homosexual proviene del griego HOMO que significa
mismo, es decir, una persona que gusta de personas de su mismo sexo.
Se puede decir que la homosexualidad es una fuerte atracción
preferencial hacia personas del mismo sexo, se les llama homosexuales a
las personas que gustan de compartir sus cuerpos en lo sexual y tal vez
en lo sentimental con personas de su mismo sexo.
Estudios estadísticos más recientes

no proveen un porcentaje

preciso y exacto Sólo han sugerido un rango entre el 1 y el 4 %, a
continuación tenemos una muestra de esos estudios más recientes
o

En

un

estudio

de

5,514

estudiantes

universitarios

canadienses de edades de 25 años para abajo se encontró que el 1% era
homosexual y un 1% era bisexual (King et al., 1988).
o

En un estudio de 8,337 hombres británicos se encontró que
el 6.1% había tenido "alguna experiencia homosexual" y un 3.6% había
tenido "1 ó más parejas homosexuales." (Johnson et al., 1992).

o

En un estudio francés de 20,055 se encontró que el 4.1% de
los hombres y el 2.6% de las mujeres tuvieron al menos un
acontecimiento de índole sexual con persona de su mismo sexo durante
su vida. (ANRS, 1992).

o

En un estudio aleatorio Danés se encontró que un 2.7% de
los 1,373 hombres que respondieron a sus cuestionarios tuvieron una
experiencia homosexual (Melbye, 1992).

o

El National Health Interview Survey hace entrevistas en los
hogares de la población civil no institucionalizada. Los resultados de tres
investigaciones, hechas durante 1990-1991 y basándose en más de 9,000
respuestas cada vez, encontraron que entre el 2 al 3% de la gente
respondiente dijo Sí a un paquete de declaraciones que incluían "Eres un
hombre que ha tenido sexo con otro hombre en algún tiempo desde 1977,
aunque sea una vez " (Dawson, Hardy, 1990-1992).

o

En un estudio aleatorio de 6,300 Noruegos, el 3.5% de los
hombres y el 3% de las mujeres reportaron que habían tenido una
experiencia homosexual alguna vez en su vida (Sundet et al., 1988).
Entre las causas más comunes para la homosexualidad, hay
diferentes ideas acerca de por qué algunas personas experimentan
atracción hacia su mismo sexo:

Muchas personas que son atraídas hacia su mismo sexo tienen un
sentido de ser diferentes desde muy temprana edad y consecuentemente
creen que nacieron homosexuales.

Otras personas creen que algunas personas son homosexuales
porque así lo escogieron. Para la mayoría de las personas homosexuales
esto no es verdad.

Muchas personas creen que algunas personas son homosexuales
por lo que les sucedió durante su vida. Pueden haber sido lastimados
emocionalmente y esto puede afectar la manera de cómo se siente con
ellos mismos. Pueden que hayan sufrido un abuso sexual o hayan tenido
una mala relación con los padres. En este punto cabe destacar los
siguientes aspectos: los factores con los cuales se nació (temperamento,
predisposición genética, etc.), experiencias negativas en la infancia, la
situación familiar de la persona (buena o mala), la cantidad y el tipo de

apoyo que estuvo disponible para ayudar al hijo al joven a enfrentar lo que
estaba sucediendo, el tipo de entrenamiento moral que se le dio al niño,
las decisiones que se tomaron en respuesta a los sentimientos y
atracciones, cuán claros o confusos son los roles sexuales en una cultura,
etc.

Concepto del Matrimonio
En el derecho Romano, podemos extraer el concepto de
matrimonio dado por Modestino, que señala:
"Las nupcias son la unión del hombre y la mujer en un
consorcio de toda la vida, comunicación del derecho divino y
humano (nuptial sent conjuntio macris es faminal et
consordium

Manis

vital,

divini

et

humani

iuris

communicatio)".
Aquí observamos que los romanos se referían al matrimonio como
nupcias", el cual "proviene de << nubere >>, es decir, velar o cubrir;
aludiendo al velo que cubría a la novia durante la ceremonia de la
confarreatio.
Sin embargo la palabra etimológicamente deriva de matris (madre)
y de monium (cargo o gravamen) oficio o cargo de madre.
A pesar de lo referido, el matrimonio para la mujer no solo significa
pasar de una casa a otra, sino el formar el su propio hogar con su esposo
como principio inmutable para la persona. El matrimonio es el instituto que
constituye la base de la familia moderna monogámica. Se constituye la
familia con el matrimonio, es decir que existe familia desde el momento de
la celebración del matrimonio. Para Rodríguez Iteri Róger, el matrimonio

"es un consorcio natural, legítimo y perdurable de comunión de vidas
entre un hombre y una mujer aptos para contraerlo legalmente, los
mismos que se unen en un instituto de interés prioritario en la sociedad,
mediante una alianza existencial sustentada en el amor y la solidaridad".
Un concepto que llena todas las expectativas del matrimonio.
En su versión XXII, del 2001, el Diccionario de la RAE (DRAE)
define al matrimonio con dos acepciones. Primero como la "unión de
hombre y mujer concertada mediante determinados ritos o formalidades
legales" y segundo como "sacramento por el cual el hombre y la mujer se
ligan perpetuamente con arreglo a las prescripciones de la Iglesia".
Pero veamos el concepto de matrimonio para nuestro país. Según el
Código Civil que actualmente nos rige, nos dice:
"El matrimonio es la unión voluntaria concertada por un varón y una
mujer legalmente aptos para ella y formalizada con sujeción a los
disposiciones de éste código, a fin de hacer vida común. El marido y la
mujer tienen en el hogar autoridad, consideraciones, derechos, deberes y
responsabilidades."
De este concepto observamos, que el código al referirse “Por un
varón y una mujer.." está consintiendo el matrimonio heterosexual,
excluyendo así la unión matrimonial del homosexual, que es objeto de
éste proyecto; y a su vez exige la monogamia.
Es pues que el matrimonio civil es una institución formal y solemne, que
para su conformidad debe cumplir las formalidades establecida en los
artículos del Código Civil.

De orden biológico y antropológico

En las uniones homosexuales están completamente ausentes los
elementos biológicos y antropológicos del matrimonio y de la familia que
podrían fundar razonablemente el reconocimiento legal de tales uniones.
Éstas no están en condiciones de asegurar adecuadamente la
procreación y la supervivencia de la especie humana. El recurrir
eventualmente a los medios puestos a disposición por los recientes
descubrimientos en el campo de la fecundación artificial, además de
implicar graves faltas de respeto a la dignidad humana, no cambiaría en
absoluto su carácter inadecuado.
En las uniones homosexuales está además completamente
ausente la dimensión conyugal, que representa la forma humana y
ordenada de las relaciones sexuales. Éstas, en efecto, son humanas
cuando y en cuanto expresan y promueven la ayuda mutua de los sexos
en el matrimonio y quedan abiertas a la transmisión de la vida.
Como demuestra la experiencia, la ausencia de la bipolaridad
sexual crea obstáculos al desarrollo normal de los niños eventualmente
integrados en estas uniones. A éstos les falta la experiencia de la
maternidad o de la paternidad. La integración de niños en las uniones
homosexuales a través de la adopción significa someterlos de hecho a
violencias de distintos órdenes, aprovechándose de la débil condición de
los pequeños, para introducirlos en ambientes que no favorecen su pleno
desarrollo humano. Ciertamente tal práctica sería gravemente inmoral y
se pondría en abierta contradicción con el principio, reconocido también
por la Convención Internacional de la ONU sobre los Derechos del Niño,
según el cual el interés superior que en todo caso hay que proteger es el
del infante, la parte más débil e indefensa.
De orden social

La sociedad debe su supervivencia a la familia fundada sobre el
matrimonio. La consecuencia inevitable del reconocimiento legal de las
uniones homosexuales es la redefinición del matrimonio, que se convierte
en una institución que, en su esencia legalmente reconocida, pierde la
referencia esencial a los factores ligados a la heterosexualidad, tales
como la tarea procreativa y educativa. Si desde el punto de vista legal, el
casamiento entre dos personas de sexo diferente fuese sólo considerado
como uno de los matrimonios posibles, el concepto de matrimonio sufriría
un cambio radical, con grave detrimento del bien común. Poniendo la
unión homosexual en un plano jurídico análogo al del matrimonio o la
familia, el Estado actúa arbitrariamente y entra en contradicción con sus
propios deberes.
Para sostener la legalización de las uniones homosexuales no
puede invocarse el principio del respeto y la no discriminación de las
personas. Distinguir entre personas o negarle a alguien un reconocimiento
legal o un servicio social es efectivamente inaceptable sólo si se opone a
la justicia.(16) No atribuir el estatus social y jurídico de matrimonio a
formas de vida que no son ni pueden ser matrimoniales no se opone a la
justicia, sino que, por el contrario, es requerido por ésta.
Tampoco el principio de la justa autonomía personal puede ser
razonablemente invocado. Una cosa es que cada ciudadano pueda
desarrollar libremente actividades de su interés y que tales actividades
entren genéricamente en los derechos civiles comunes de libertad, y otra
muy diferente es que actividades que no representan una contribución
significativa o positiva para el desarrollo de la persona y de la sociedad
puedan recibir del estado un reconocimiento legal específico y cualificado.
Las uniones homosexuales no cumplen ni siquiera en sentido analógico
remoto las tareas por las cuales el matrimonio y la familia merecen un
reconocimiento específico y cualificado. Por el contrario, hay suficientes
razones para afirmar que tales uniones son nocivas para el recto

desarrollo de la sociedad humana, sobre todo si aumentase su incidencia
efectiva en el tejido social.
De orden jurídico
Dado que las parejas matrimoniales cumplen el papel de garantizar
el orden de la procreación y son por lo tanto de eminente interés público,
el derecho civil les confiere un reconocimiento institucional. Las uniones
homosexuales, por el contrario, no exigen una específica atención por
parte del ordenamiento jurídico, porque no cumplen dicho papel para el
bien común.
Es falso el argumento según el cual la legalización de las uniones
homosexuales sería necesaria para evitar que los convivientes, por el
simple hecho de su convivencia homosexual, pierdan el efectivo
reconocimiento de los derechos comunes que tienen en cuantas personas
y ciudadanos. En realidad, como todos los ciudadanos, también ellos,
gracias a su autonomía privada, pueden siempre recurrir al derecho
común para obtener la tutela de situaciones jurídicas de interés recíproco.
Por el contrario, constituye una grave injusticia sacrificar el bien común y
el derecho de la familia con el fin de obtener bienes que pueden y deben
ser garantizados por vías que no dañen a la generalidad del cuerpo
social.
Homofobia. Herek (2000) describe el prejuicio sexual como las
actitudes negativas hacia la conducta homosexual, hacia las personas
con una orientación homosexual o bisexual. Como todas las formas de
prejuicio, el prejuicio sexual implica una evaluación o juicio sobre un grupo
o categoría social y es negativo en la medida en que incluye hostilidad y/o
disgusto (Allport, 1954; Rosas Torres & Gomes Veríssimo de Faria, 2008).
La relación entre actitudes hacia la homosexualidad y las actitudes
políticas es compleja. Esto se sustenta en la observación de que los

derechos de las personas homosexuales han ganado un importante
reconocimiento en las últimas décadas y sin embargo muchas personas
afines a la equidad social siguen presentando actitudes derogatorias
contra las personas homosexuales (Herek, 2006; Pearl & Galupo, 2007);
de allí la importancia de incluir la homofobia como un constructo
diferenciado de la actitud hacia el matrimonio o unión civil entre personas
del mismo sexo y en sí mismo como un predictor de estas iniciativas.
Los estudios indican que las actitudes hacia la homosexualidad se
encuentran altamente correlacionadas con las actitudes hacia los
derechos de las personas homosexuales, pero que se trata de
constructos diferentes (ver Pearl & Galupo, 2007). Por ejemplo Lanutti y
Lachlan (2007) encontraron que las actitudes desfavorables hacia el
matrimonio entre personas del mismo sexo estaban más fuertemente
relacionadas con la tendencia a respaldar conductas discriminatorias en
contra de personas homosexuales (u homofobia institucional) que con la
incomodidad

experimentada

ante

presencia

de

homosexuales

(descontento personal).

OBJETIVO GENERAL E HIPÓTESIS
El objetivo general del presente estudio consiste en analizar las
actitudes de las personas hacia el matrimonio homosexual y su impacto
relativo de la religiosidad, el autoritarismo, el prejuicio sexual y el contacto
en la decisión de rechazar o apoyar el matrimonio y la unión civil entre
personas del mismo sexo. De acuerdo a la revisión de la literatura,
esperamos que el apoyo a estas iniciativas esté asociado a bajos niveles
de Ortodoxia, Autoritarismo y Homofobia y a altos niveles de Relativismo
Histórico y Contacto..

PRUEBA PSICOLÓGICA
Según Pichot, es una Situación experimental estandarizada que sirve de
estímulo a un comportamiento; el cual, se evalúa mediante una
comparación estadística con el de otros individuos colocados en la misma
situación, pudiéndose clasificar al sujeto examinado desde el punto de
vista cuantitativo o tipológico.
Según Anastasi: una prueba psicológico constituye esencialmente una
medida objetiva y tipificada de una muestra de conducta.
ESCALAS LIKERT.
La escala de Likert mide actitudes o predisposiciones individuales en
contextos sociales particulares. Se le conoce como escala sumada debido
a que la puntuación de cada unidad de análisis se obtiene mediante la
sumatoria de las respuestas obtenidas en cada ítem.
La escala se construye en función de una serie de ítems que reflejan una
actitud positiva o negativa acerca de un estímulo o referente. Cada ítem
está estructurado con cinco alternativas de respuesta:




( ) Totalmente de acuerdo
( ) De acuerdo
( ) Indiferente o Indeciso
( ) En desacuerdo
( ) Totalmente en desacuerdo

La unidad de análisis que responde a la escala marcará su grado de
aceptación o rechazo hacia la proposición expresada en el ítem. Los ítem
por lo general tienen implícita una dirección positiva o negativa.

CARACTERÍSTICAS
-

Las actitudes pueden medirse a través de manifestaciones
verbales. Estas escalas están formadas por un conjunto de
afirmaciones de idéntico valor, a cada una de las cuales se debe
responder matizando al grado de acuerdo o desacuerdo que se
tiene con ellas. Si sumamos todas las puntuaciones dadas de
todas las preguntas de la escala, se obtiene la puntuación de “la
actitud” del sujeto en concreto.

-

Se puede representar de forma descriptiva, numérica o gráfica:

Descriptiva:

Muy de acuerdo

De acuerdo

Poco de acuerdo

En desacuerdo

Numérica:

1

2

3

4

Gráfica:

Muy de acuerdo
De acuerdo
Poco de acuerdo
Fundamento:
desacuerdo
...............................................................................................................................

En

Los principios y postulados que se asumen en esta técnica son:
-

Es posible estudiar dimensiones de actitud a partir de un conjunto
de enunciados que se operen como reactivos para los sujetos.

-

Los individuos pueden situarse en la variable de actitud desde el
punto más favorable al desfavorable. La variación de las
respuestas será debida a diferencias individuales de los sujetos.

Desde el punto de vista de la medición, la técnica de Likert asume un
nivel de medida ordinal en la que los sujetos son ordenados según su
posición favorable o no hacia la actitud en cuestión.
Forma de evaluación: Escala aditiva, cuyo objeto es el de
especificar la valencia de actitud y no el establecimiento de un continuo
subyacente de la dimensión de la actitud.

PROCEDIMIENTO DE ELABORACIÓN PARA ESCALA LIKERT
La elección de un instrumento de recolección de datos debe estar
asociada a la evaluación de las características de la investigación en
desarrollo para que sea cónsona con su tipo y los propósitos planteados.
Los cuestionarios tipo escala de Likert han demostrado un reconocido
rendimiento en investigaciones sociales en lo que se refiere a la medición
de actitudes. Tomando en cuenta que la actitud por su naturaleza
subjetiva no es susceptible de observación directa, ha de inferirse de la
conducta manifiesta, en este caso, a través de la expresión verbal de los
sujetos de investigación. Fernández de Pinedo (2005) sostiene que una
actitud “es una disposición psicológica, adquirida y organizada a través de
la propia experiencia que incita al individuo a reaccionar de una manera
característica frente a determinadas personas, objetos o situaciones”.

En la escala de Likert la medición se realiza a través de un
conjunto organizado de ítemes, llamados también sentencias, juicios o
reactivos, relacionados con la variable que hay que medir, y frente a los
cuales los sujetos de investigación deben reaccionar, en diferentes grados
según las alternativas expuestas en un continuo de aprobacióndesaprobación.
Los ítemes del instrumento de investigación deben caracterizarse
por su validez y confiabilidad, por lo tanto para su elaboración y
concreción definitiva deben pasar por un estricto proceso de depuración.
Lo primero que debe hacer el investigador, después de haber elegido el
diseño de investigación y la idoneidad de la escala de Likert para su
investigación, es la operacionalización de la variable o variables de la
investigación, la que consiste en el pasaje de las dimensiones a los
indicadores. En este proceso, se hace la definición nominal de la variable,
la definición conceptual, la definición real y la definición operacional. Las
dimensiones de la variable forman parte de la descomposición teórica del
concepto, mientras que los indicadores surgen de un nuevo ejercicio de
descomposición de la variable, deben ser en lo posible observables,
identificables, concretos y específicos ya que a partir de allí se redactan
los ítemes o reactivos del instrumento. Los indicadores vienen a
desempeñar el papel de las preguntas concretas del instrumento. La
escala de Likert es una escala ordinal y como tal no mide en cuánto es
más favorable o desfavorable una actitud, es decir que si una persona
obtiene una puntuación de 60 puntos en una escala, no significa esto que
su actitud hacia el fenómeno medido sea doble que la de otro individuo
que obtenga 30 puntos, pero sí nos informa que el que obtiene 60 puntos
tiene una actitud más favorable que el que tiene 30, de la misma forma
que 40°C no son el doble de 20°C pero sí indican una temperatura más
alta. A pesar de esta limitación, la escala Likert tiene la ventaja de que es
fácil de construir y de aplicar, y, además, proporciona una buena base

para una primera ordenación de los individuos en la característica que se
mide.
La construcción de esta escala comporta los siguientes pasos:
1) Se recoge una larga serie de ítems relacionados con la actitud
que queremos medir y se seleccionan, aquellos que expresan una
posición claramente favorable o desfavorable. Estos ítems pueden ser
elaborados por personas conocedoras del tema que se pretende medir y
conocedoras, así mismo, del colectivo de individuos que responderá a la
escala definitiva. Es conveniente partir de una colección de 100 a 150
ítems para construir una escala de 15 a 30 ítems.
2) Se selecciona un grupo de sujetos similar a aquél al que piensa
aplicarse la escala. Estos responden, eligiendo en cada ítem la alternativa
que mejor describa su posición personal.
3) Las respuestas a cada ítem reciben puntuaciones más altas
cuanto más favorables son a la actitud, dándose a cada sujeto la suma
total de las puntuaciones obtenidas.
El ejemplo, tomado de una escala para medir la actitud de los
adultos hacia la educación, ilustra sobre la elaboración de los ítemes:
Exprese su posición respecto a las siguientes afirmaciones:
Los conocimientos de la universidad tienen poca aplicación en la
vida cotidiana.
T.A.= totalmente de acuerdo
A.= De acuerdo en ciertos aspectos.
I.= Indeciso.
D.= En desacuerdo en ciertos aspectos.
T. D. = Totalmente en desacuerdo.

Para estar al día en tu puesto de trabajo, la experiencia profesional
es insuficiente.
T.A.= totalmente de acuerdo
A.= De acuerdo en ciertos aspectos.
I.= Indeciso.
D.= En desacuerdo en ciertos aspectos.
T. D. = Totalmente en desacuerdo.

En los dos ítemes reproducidos, la valoración de las respuestas
sería 1, 2, 3, 4, 5. en el primero y 5, 4, 3, 2, 1, en el segundo. Un individuo
que contestara a estos ítemes en las dos respuestas marcadas con el
círculo tendría una puntuación de 2 puntos en el primer ítem y de 1 punto
en el segundo, su suma, 3, sería la posición de este individuo. Si la escala
estuviera formada por estos dos ítemes solamente, la puntuación de los
individuos iría desde 2, actitud más negativa hacia la formación, hasta 10,
actitud más positiva. El individuo que obtiene una puntuación de 3, en
principio parece que tiene una actitud baja o en contra del fenómeno que
se mide, pero para poder decir esto hay que esperar a compararlo con la
puntuación obtenida en la misma escala, por otros individuos.
4) Para asegurar la precisión de la escala, se seleccionaran el 25
% de los sujetos con puntuación más alta y el 25 % con puntuaciones
más baja, y se seleccionan los ítems que discriminan a los sujetos de
estos dos grupos, es decir, aquellos con mayor diferencia de
puntuaciones medias entre ambos grupos.
5) Para asegurar la fiabilidad por consistencia interna, se halla la
correlación entre la puntuación total y la puntuación de cada ítem para
todos los individuos, seleccionándose los ítemes con coeficiente más alto.
6) Con los criterios anteriores de precisión y fiabilidad se selecciona
el número de ítemes deseado para la escala. Para asegurar la validez del

contenido, aproximadamente la mitad de los ítemes deben expresar
posición favorable y desfavorable la otra mitad. En ciertos casos, para
obligar a los individuos a definir su posición de forma más clara, se puede
suprimir la respuesta "indeciso".
Propiedades psicométricas (realizar una revisión teórica de los diferentes
tipos y métodos señalados)
VALIDEZ
Las inferencias que se hacen a partir de los resultados obtenidos
con el instrumento de medida son pertinentes.
VALIDEZ DE CONTENIDO
El instrumento es una copia adecuada y representativa de los
contenidos que se pretenden evaluar con él • Hasta qué punto los ítems
del instrumento representan todas las facetas de un concepto
determinado (p.e., depresión)
MÉTODOS DE JUECES
Generalmente se evalúa a través de un panel o un juicio de
expertos, y en muy raras ocasiones la evaluación está basada en datos
empíricos (Ding & Hershberger, 2002). En concordancia con esto, Utkin
(2005) plantea que el juicio de expertos en muchas áreas es una parte
importante de la información cuando las observaciones experimentales
están limitadas. Esta aseveración
Es particularmente cierta en el caso de la psicología, donde dicho
juicio se ha convertido en la estrategia principal para la estimación de la
validez de contenido. El juicio de expertos se define como una opinión
informada de personas con trayectoria en el tema, que son reconocidas
por otros como expertos cualificados en éste, y que pueden dar

información, evidencia, juicios y valoraciones. La identificación de las
personas que formarán parte del juicio de expertos es una parte crítica en
este proceso, frente a lo cual Skjong y Wentworht (2000) proponen los
siguientes criterios de selección:
(a) Experiencia en la realización de juicios y toma de decisiones basada
en evidencia o experticia (grados, investigaciones, publicaciones,
posición, experiencia y premios entre otras),
(b) reputación en la comunidad,
(c) disponibilidad y motivación para participar, y
(d) imparcialidad y cualidades inherentes como confianza en sí mismo y
adaptabilidad.
También plantean que los expertos pueden estar relacionados por
educación similar, entrenamiento, experiencia, entre otros; y en este caso
la ganancia de tener muchos expertos disminuye. Otros autores como
McGartland, Berg, Tebb, Lee y Rauch (2003), proponen como criterio
básico de selección únicamente el número de publicaciones o la
experiencia. Para una discusión sobre educación vs. experiencia en los
jueces, ver Summers, Williamson y Read (2004).
VALIDEZ DE CRITERIO.
Grado

de eficacia con que se puede predecir o pronosticar un

criterio (p.e., deprimido o no; intensidad sintomatología: leve, moderada o
grave; etc.) a partir de las puntuaciones obtenidas en el instrumento
SUBTIPO CONCURRENTE
El test y el criterio se miden al mismo tiempo (concurrentemente). Puede
utilizarse para validar un nuevo test por comparación con otro ya validado

previamente. Como su nombre indica, la validez concurrente se basa en
pruebas que tienen lugar al mismo tiempo. Idealmente, esto significa
probar a los sujetos en el mismo momento, aunque también es aceptable
una aproximación.
Por ejemplo, probar la inteligencia de un grupo de estudiantes por medio
de un test de inteligencia y un par de días más tarde realizar una nueva
prueba de inteligencia sería perfectamente aceptable.

MÉTODO DE SEPARACIÓN DE GRUPOS

Implican la diferenciación de grupos (evaluando la capacidad de la
prueba para poder diferenciar dos o más grupos naturalmente separados
o diseñados experimentalmente) y los coeficientes de validez (cuando la
prueba es aplicada a un grupo de sujetos en los que se estudian criterios
relacionados con el constructo teórico estudiado)
VALIDEZ DE CONSTRUCTO
Hace referencia a la existencia de un concepto o constructo que
sustente el instrumento – En qué grado la escala mide el constructo
inobservable que pretende medir (p.e., autoestima) – El instrumento debe
medir constructo completo y nada más que ese constructo
Variantes :
Validez convergente: el grado con el que las puntuaciones en una
escala “A” correlacionan con las puntuaciones en otra escala diseñada

para medir el mismo constructo • Coeficiente de correlación de Pearson:
valor 0 – 1 –
Validez divergente: el grado con el que las puntuaciones en una
escala “A” no correlacionan elevadamente con las puntuaciones en otras
escalas diseñadas para medir constructos distintos: Coeficiente de
correlación de Pearson: valor 0 – 1.
CORRELACIÓN ÍTEM-TOTAL
Se trata de la correlación de cada ítem con la suma de todos los
demás o correlación de cada ítem con el total menos el ítem. Comprobar
es en qué medida el puntuar alto en un ítem supone el hecho de obtener
un total alto en el resto de la escala. Estos coeficientes deben ser al
menos estadísticamente significativos o distintos de cero. Los ítems con
una mayor correlación con el total son los que tienen más en común y por
tanto podemos pensar que miden lo mismo que los demás. Los ítems con
correlaciones no significativas o muy bajas los eliminaremos de nuestra
escala.

CONFIABILIDAD
El grado en que un test es consistente al medir la variable que
mide. Algunas palabras asociadas con la Confiabilidad son estabilidad,
exactitud, consistencia y precisión, así como el Error Estándar de Medida.
La Confiabilidad se expresa usualmente mediante coeficientes de
correlación, obtenidos a partir de los puntajes en dos aplicaciones de la
misma prueba al mismo grupo de Sujetos o haciendo uso de pruebas
paralelas aplicadas al mismo grupo de sujetos. También se define como
Consistencia Interna, que se obtiene mediante la determinación de las
intercorrelaciones o Covarianzas de los ítems

ALFA DE CRONBACH
Es un coeficiente que sirve para medir la fiabilidad de una escala
de

medida,

y

cuya

denominación Alfa fue

realizada

por Cronbach en 1951. Un investigador trata de medir una cualidad no
directamente observable (por ejemplo, la inteligencia) en una población de
sujetos. Para ello mide n variables que sí son observables (por
ejemplo, n respuestas a un cuestionario o un conjunto de nproblemas
lógicos) de cada uno de los sujetos. Se supone que las variables están
relacionadas con la magnitud inobservable de interés. En particular,
las n variables deberían realizar mediciones estables y consistentes, con
un elevado nivel de correlación entre ellas.
El alfa de Cronbach no deja de ser una media ponderada de las
correlaciones entre las variables (o ítems) que forman parte de la escala.
Puede calcularse de dos formas: a partir de las varianzas (alpha de
Cronbach) o de las correlaciones de los ítems (Alpha de Cronbach
estandarizado). Hay que advertir que ambas fórmulas son versiones de la
misma y que pueden deducirse la una de la otra. El alpha de Cronbach y
el alpha de Cronbach estandarizados, coinciden cuando se estandarizan
las variables originales (items).
El alfa de Cronbach permite cuantificar el nivel de fiabilidad de una
escala de medida para la magnitud inobservable construida a partir de
las n variables observadas.

ESTANDARIZACIÓN
En

psicometría,

es

"la

definición

de

puntuaciones

significativas

comparados con el rendimiento de un 'grupo de standarización' al que se
administró previamente el test".

NORMAS
Es la expresión estadística del rendimiento típico de un grupo en
una prueba. Usualmente se expresa mediante valores estadísticos o
mediante un conjunto de puntajes en una escala de propiedades
conocidas. Sirven como referencia para darle significado a los puntajes
brutos o puntajes directos, que se obtienen en las Pruebas Psicométricas.
Las normas se basan en el rendimiento real de un grupo de personas en
una prueba. Dicho grupo se selecciona especialmente para que tenga el
mayor grado de similitud, en variables importantes, con los individuos que
serán evaluados con la prueba. Debido a que se trata de rendimiento
promedio o típico, las Normas no deben ser consideradas como
estándares o niveles deseables de rendimiento. También es importante
que al construir Normas se definan con claridad las características de los
sujetos del grupo, con relación a variables importantes tales como edad,
nivel educativo, profesión. Los tipos más comunes de Normas son
expresadas en escalas como las Percentiles, Estaninas, Puntaje Z y
Puntaje H.
ACTITUD
Sarnoff (1960) es una disposición a reaccionar n a reaccionar n a
reaccionar de forma favorable o desfavorable. Por otra parte, Sherif y
Sherif (1965) son las posiciones que la persona adopta y aprueba
respecto

a

objetos,

asuntos

controvertidos,

personas,

grupos

o

instituciones y por último Rokeach (1968) la define como una
organización, relativamente estable, de creencias acerca de un objeto o
situación estable, de creencias n que predispone al sujeto para responder
preferentemente en un determinado sentido.
Toda actitud tiene las siguientes características

 Dirección: es la tendencia de la actitud que puede ser positiva o
negativa.
 Magnitud: grado de favorabilidad o desfavorabilidad con que se
evalúa el objeto de la actitud.
 Intensidad: fuerza del sentimiento asociada con la actitud.
 Saliencia o centralidad: relevancia de la actitud como guía del
comportamiento del sujeto.
Propiedades de las actitudes (Scott):
1. Su dirección bipolar positiva-negativa o neutra.
2. Su magnitud, extremosidad o grado de favorabilidad-desvaforabilidad.
3. Su intensidad o fuerza del sentimiento.
4. Su ambivalencia o presencia simultánea de aspectos favorables y
desfavorables.
5. Su prominencia o centralismo, la importancia focal o periférica de una
actitud dentro de su constelación.
6. Su prominencia afectiva.
7. Su complejidad cognoscitiva.
8. Su apertura o fuerza comportamental.
9. Su encaje dentro de la estructura cognoscitiva.
10. Su flexibilidad o rigidez.
11. El grado de su concienciación
Propiedades más importantes de las actitudes según pastor:
Consistencia-Inconsistencia: consistencia es la correlación significativa existente
en los signos positivos o negativos de los componentes cognoscitivosentimental-tendencia de las actitudes. Para la existencia de una actitud, se
requiere una postura bien definida del sujeto hacia el objeto y una congruencia
tridimensional entre conocimiento, sentimiento y propensión a la acción.

Sencillez-Complejidad: es la característica más importante de las actitudes.
Éstas reflejan la complejidad o simplicidad de sus componentes, cognoscitivosentimental-operativo.

CONSISTENCIA DE LAS ACTITUDES: “La Actitud se puede expresar de
tres formas diferentes. Unas creencias positivas acerca del objeto de la
actitud deberían ir acompañadas de efectos positivos, así como de
conductas de aproximación al objeto, de aceptación y simpatía hacia él. Al
estudiar como surgen las actitudes, se ha visto que muchas de ellas se
originan en experiencias afectivas o en intercambios conductuales de la
persona con el objeto de la actitud. (En Francisco Morales, Psicología
Social,1999)

AMBIVALENCIA ACTITUDINAL: “Puede darse tanto en el componente
cognitivo de la actitud como en el afectivo. Lo primero ocurre cuando las
creencias sobre el objeto de la actitud son evaluativamente inconsistentes
entre sí. (Morales, Psicología Social, 1999)

COMPONENTES
Componente cognitivo o de conocimiento: Se tiene o se cree tener un
conocimiento sobre un objeto o situación y se expresa en términos de
“Creo que...” o “No creo que ...”
Componente afectivo que se expresa en términos de simpatía –
antipatía (sentimientos de variadas intensidad y dirección)Componente de acción o de comportamiento que contiene una
disposición a responder de determinada manera.

MODIFICACIÓN

Las actitudes en las personas pueden modificarse por lo tanto
están en continua transformación ya que están influenciadas por la
realidad circundante. Son la valoración que hace cada individuo de un
estímulo favorable o desfavorable, es la posición, es la percepción, la
forma de interpretar nuestra realidad. Por ello son modificables, pueden
cambiarse, pueden reevaluarse a través de las experiencias y de la crítica
de cada personas por lo tanto son educables.

OBJETO ACTITUDINAL
“ Actitud de las personas sobre el matrimonio homosexual”
ARGUMENTOS A FAVOR
* Todas las personas tienen derecho a ser feliz y esto implica ser libres e
iguales, también ante la ley. Las leyes deben ser para todos y no debe
importar si alguien es heterosexual o no.
* La familia, al igual que toda otra institución, es un producto social sujeto
a modificaciones. Las relaciones humanas están atravesadas por la
cultura, por eso, las normas y leyes se modifican con el objetivo de
acompañar los cambios culturales.
* El matrimonio es civil y no un tema religioso. Cada religión evalúa para
sí si lo acepta o no.
ARGUMENTOS EN CONTRA
Sólo 7 países del mundo contemplan la figura del matrimonio para
personas del mismo sexo. Además, los países en los que se incluye esta

figura cuentan con regulaciones sobre fertilización asistida y un régimen
de filiación abierto.
* Esta norma generaría un caos filiatorio en el Registro de Adopción (¿dos
madres?, ¿dos padres?).
* Todo niño tiene derecho a un padre y una madre para su desarrollo
integral como persona. Así, conceder la adopción a homosexuales sería
perjudicial para el menor.
* Para evitar abusos o desamparo legal a parejas homosexuales no hace
falta aprobar el matrimonio homosexual, ya que la mayoría de los
beneficios de un matrimonio puede regularse a través de acuerdos
legales (por ejemplo, en relación a herencias, transmisión de bienes,
propiedades compartidas, etc.).
* El matrimonio es una institución esencialmente heterosexual y esto
implica desnaturalizar el concepto de matrimonio, lo que implica pervertir
la “naturaleza” del mismo.

BIBLIOGRAFÍA
Adorno, T., Frenkel-Brunswik, E., Levinson, D., & Sanford, R. (1950). The
authoritarian personality. New York: Harper & Row. Allport, G. (1954). The
nature of prejudice. Reading, MA: Perseus Book Publishing.
Allport, G.W. & Ross, J.M. (1967). Personal religious orientation and
prejudice. Journal of Personality and Social Psychology, 5, 432-443.
Altemeyer, B. (1988). Enemies of freedom. San Francisco: Josey-Bass.
Barrientos, J. & Cárdenas, J. (2010). Adaptación y validación de la escala
Likert de actitudes de heterosexuales hacia homosexuales (HATH) en una
muestra de estudiantes universitarios chilenos. Sexualidad, Salud y
Sociedad - Revista Latinoamericana, 5, 3-49.
Anastasi, A., y Urbina, S. (1998). Test psicológicos. México: Prentice-Hall
Hispanoamericana
Binder, J, Zagefka, H, Brown, R, Funke, F, Kessler, T, Mummendey, A,
Maquil, A., Demoulin, S., Leyens, J-P (2009). Does contact reduce
prejudice or does prejudice reduce contact? A longitudinal test of the

contact hypothesis in three European countries. Journal of Personality and
Social Psychology. 96, 843-856.
Brown, G. F. (1980). Principios de la medición en psicología y educación.
México: El Manual Moderno.
Cohen, R.J., y Swerdlik, M.E. (2001). Pruebas y evaluación psicológicas.
Introducción a las pruebas y a la medición. México: McGrawHill.
Cronbach,

L.J.

(1998).

Fundamentos

de

los

tests

psicológicos.

Aplicaciones a las organizaciones, la educación y la clínica. Madrid:
Biblioteca Nueva.
Myers D., Psicología, Madrid, Editorial Médica Panamericana, 3ra.
edición, pág. 319