You are on page 1of 10

I}EBAIE

Tofu rwiúa seria (W se preeie d.e serls debe powr sicmpre el ddo an
h llaga. En otrus pa.Iahas esto significa promrwer el debafe, In poümiea, h
úiseusün. Todo en el más ako scnfido dc Ia palabra, con el nivel úceuado,
alturadorn¿nfe. Este nilsvü swsiaín nn ti¿¡oe otru finalidad qrc demoúrar quc
eúo todsvía cs posíble en turcstro país. Perc sobre fodo está ori¿nfada u
eúqblceer Ia comuücacién enÍrc los auforcs J l¿s l¿etorcs. A pattir de ahoru
los trubqias que se publiryen en eúa seeci.ón es?erfln una rcspueÉa, arrfl
rcpüea. Respucstas Etc tendrán cabida iunfo eon I* contruneqruefia de Iss
a$tores. En Sequilao cneemlrs en eI ejercicio democr&ics dc l4 disuxün bien
enfendida y estas pqüws, que ryedan abietas poTs Usd, esperfl.n d¿moúrar
Ia.
El Prctesor Cailss Lozo ticru una bien gqnildo fuma como higoriador
de ru¿estra cconomía eolsniol. Sus trubqios han nuweifu, al margen úe
aualryiu diserqanci4 el rceonnchniento de tirios y truyanos. Pocos saben, sin
em.bargo, (W es un agudo polcmisra, an culÍor de Ia frl"sofre d¿ b Hisoria y
un crítieo mty erífiao d¿ ws crüicos. fublirado anfes como sqrcrufa, eI
trabqio Erc alnra. prcsenlatms tavo anfes wn circulacün mr¿y rducida.
SeErilao lo pttblica nu.arym¿üe con unfr.s ligerus nudifurcbws ful autor. La
prupueúa está lanzsda. Ahom les toca a Uúdcs.

HISTORIA E IIISTORIADORES SOCIALES


EN LA HISTORIA DEL PERU DEL SIGLO trü

Cükl-rreGeuldr
Uniurid¡d l{¡c*ral [frp & Sü lfmooc

I, UNA HISTONIA CAMNIANTE de aqnltoe. Hoy, la d€sintegracíón acele¡ada


de ss seculares reglas de exisencia hacen
El tltulo del ensayo no es antojadizo pues tambalear las viejas formas de integración
sdala los elementos qrc de modo directo mcial, inician el cambio y abren el cauce para
participm en el presente estudio: el deveniro una ideotidad soeial mvedma.
su conocimíento cientllico y el agente que En el estertor de la agonia lo viejo se
relaciona a ambos. No obgante es insdicienfg delie¡rde nutriendo su poder con la savia de la
ye $re ro desaca al actor principal de nr¡esfr¿ tradiciéo, pero también intentmdo vartamef,rte
hisoria, h socíedad penruta" m üpo de autogénesis que le devuelva la
Actuando sns hombres creadoramente en su mocedad padida y le dé l¿ modernidad con-
orden de clase y en zu movimiento social, en cqtual capxz de insulla¡ credibilidad y ñrcrza
el tiempo y sobre el entorno de un espacio y de convencimierto ¿ suÉ¡ planteamientos res-
m¿ tradición, el Peni ba venido manife$ádo- pecio a l¿ snp€rioridad de zu modelo de vida
se corno uu colectividad hrmana cohesiona- l¡r nuevo en sus dos matices furdrenales
da. Ayer una organizacion de comrmisno de desar¡ollo, capitalismo en dependencia o
primitivo artisuló lr convivencia de sw homb- socialismo, afmoso brsca la insitucimalidacl
res, y bada bace sólo algunas décadas relacio- que en definiüva eú &u e su qrreha er por la
oes de explotación feudal signaron la unidad senda de b historia.
nebar¿

L¿ historia devenir, la historia ciencia y la en la perrye¡dva hisórica resmida lineas


vohmlad de cambio en nuestros dias han alribq un primer paso pila a$mir con los
conflufdo, ma$ ¿cómo llevar a }a prácfica alumnos inscrilos en el crnso "[¿ Hisloria en
cientlfica la unidad que exige est¿ coqiurción el Peni' la discusión de temas Aingentes al
snryerior y zu ulterim pmseso?. alrto y a la teorfa del conocimiento manejados
Para el inlelesftal hisloriadoren formación, por nuestra hídoriograffa. Sin ü¡da, te¡nas de
la respuesa se presenta bastmte simple. He raturaleza $mam€rüe codrovertible porque
aquf sus principales po$ulados: 1) Reflexionar giran en torm al quehacer hisüórico de una
sobre los bechos vividos; 2, Asmir una comunidad nacional actuante y persanle,
actihd fte,nte a ellos medimte un p¡ograma escindida eir clases sociales y todavia €n su
personat de vida y de ciencia; 3) Introducirse mayof pafte cmjuncionada por una rcd
em la inveoigacion y redaccióúr históricas con articuladora de relaciones de expldacién
el pleno convencimisto de gue la obra apun- econémica y de extrañaoiento ideológico, no
talará y contribuirá a la dircccionalidad de la ajeaos, como puede suponerse, a la vida y
consienciiil histórica del grupo social al qrc obra de il¡estros historiadores.
pertelrecq 4) No disclttir los ñmdamentos
e,pistemológicos de su üeoria hi$órica en loe tr. EL SEM. DE LA HISTORIA SOCIAL
que sostiw sns coqietrnas, srs hipótesis y sns
defmitivas explicaciones de la historia. La El problema teórico de la historia social es
discwión la enürevé perjdiacial a la buena & dos érdenes. El primero, ontológico. res-
imagen de su academia. f¿ hisforia' pimsa, no pecto a la n¡ürntreza del devenir históúco-
debe perder su errcanto de ciercia ¡nnan de social. El segundo, gnoceológico, en táoto qlrc
disciplina no comryromrida. coolleva la necesidad del placreamienfo de rma
El desrrollo del proceso de deintegración correryondimte teorfa del conochiento.
y trareición, sin enmbargo, lo obligan a ro'qper Nos ocrryaremos del primer aspecto del
el esguema acomodaticio descrfo y lo condu- problema descubriedo los elementos $!e
cen a abrir debate sobre la certió¡mbre cientl- configurm el campo de la hi$oria social. Ello
fic¿ de la teorla que regimenta zu tabajo. El significa ur es,ñrcrzo por generar rma delini-
trasfondo ideológico'pol{tico, las concepciones ción cied.ifica y da¡ un primer paso hacia rma
y los conceptcs de aqrcna, eüforceso son t€orla del objeio en sl de esta tisoda. Con
defendidos con ardor y, al rmisono, la critica respecto al segundo punto del problema por el
de los recrnsos teórícos de los adversa¡ios se üom€do. séIo abs¡darems el tema de los
co'nvierte en un a$nto de ciencia y de princi- edortros social y mental que coadicionan la
pios de vida. vida y obra del hís[oriador y desde esta pers-
Para él abra restlta di¡{fano que se invsti- pectíva esbozaremos una clasificaciúr de los
ga y se escfibe la historia para llegar a un mimoo.
público lector con el fin de confonrar en él
una conciencia del astrner qrn aprdale la ¡. Deünlcbn
presencialidad hegeménica de la clase social
cuya defe,nsa se ha asumido. En €sta dirección, Iá histofia social es la disciplina diert{fica
sabe que se apuntaxá a colrfo,rmar rnra con- que titre por objeto el conocimiento de la
ciencia inhbüirics de evocarse la continuidad dindmica que las relaciones sociale han
del orden tradicional, asimisrno que se buscanÍ ümido en espacios y tieryos determinados.
la configuración de r¡ra conciwia ahlstórlca Estas articulacimes se cohesiona¡r e integran
si se promociona la presencia de dfuigencias en un cua&o integal y dialéctico que nos
de cambios serdomorfóticm, y que s foren- pennire captar el mti& de la totalidad y
tar¿ la formación de rma conciencia ve¡dadera- continuidad hístóricas" Ciertnñente, esta
úenfe higórisa cuando se aleccion¿ sobre la definición m exchrye eI estudío descriptivo &
conve¡rie,ncia de l¿ trmdmmación ¡adícal de tos diversos elemedos que conforman la
la sociedad encausando hscia ella ideologlas y incúitucimalidad social.
conducüas Para tacer comprensibles los hechos hi$óri-
El preseirte artlculo, a gropósito de los cos-sociales se bace üecesario presedarlos en
problemas phrteados por la historia social en un¿ doble dimmióu
tanto que disciplif,a eryeriatizaA4 constituye 1) Como relacioúes cmsen¡adoras de la

146
Iazu ni$orb e Hístorhdores dol Penú

estructura social. en ta[to que son lmbifu prtes actuad'es ell


2) Como rclaciones de cooflicto. la dinámica social y viceversa.
Las primeras exlrresan rma correlación más Considerando conno element¿ls los niveles
o menos p€roan€rúe enüe los componerúe de la grodrrcción y la dishibución en Ecsne
aclivos de una sociedad; pero tambi& conlle- m{a, vsrros que si bieú ambos se congc{¿n con
van condiciones y elementos de diferenciación la totalidad de las relaciones sociales, el
y aún de oposicidnr en dichas relacimes. Entre primero üea y furdamenta ma estructula
e$os se e.ncr¡srtran: la e$ruchna de la pobla- socio+conómic.a, y el segun& pemnite meie-
ciórL las formas de oqganizacién del trabajq nerla e increme¡rtarla, En qste s€di& la
las formas de organización social (cla.ses, distribución, con $N mecanimos de re.parto
famitias, grupos de sfatus), la formas de edrc las clases sosial€s se rolacio¡a m¡ís
orgmización social (institusiores), las formas díreclamede con el caopo de lo social.
sociales de proyección artlstica (arte y a$esa- Este aspecto coryartido se maniñesta a
nfa), las formas sociales de proyección trav& de 2 interinftuencias : 1) lade la econo
pollti o-ideológicas (filocofia, legislacíén, m{a sobre Ia sociedad, y 2) lA de la sociedad
lenguaje, cre€ncías, sentido comin) y por sobre la econsmla"
último,las costrmbres y hábilos. I¿s influeircias de 1o económico sobre lo
Las segundas constfuyen la agudización del social tiwn m canicter cansal detcrmlnant¿.
cuesionamiento ya irnplicito en las primeras" Este condicionamiento se explica al compro-
Coduce¡r a una alteración o a wra ruptura de barse que toda esFuctura social" en última
loe mencionados componeotes y de las relacio- insanci4 resporlde siempre a una situacién
nes que mmtenlao enüre sI denho de la socie- econó,mica que le da sedido, consistencia y
dad. Reflejm diversos niveles de inestabilid¿d c¿lidad.
con caracterlsticas de contradiccióm y aotago- A zu vez la influensia que la sociedad
nimo. En orden o su aparición hi$órica cornolm todo y como ur¿ integración de
fignan en esas relaciones las ¡ebeldi¿s mcia- clases ejerce sobre la economla represed¿ una
les de protesa" los enfrentamientos refomi¡fas conrelación condicionanüe de dos temdwias
y las lucbas revotpionari¿s. soc¡ales, a saber:
- Ia Aingente al m¡nler¡imienüo de l¿s
b. Htstorlu Soclal e hl$orfa económfu¡ rel¿ciones materiales de vida {podtrcción y
disribwion), tal como se vienen dan&.
lvfantenieúdo todo aspecto mcial una rela- - La concerniente al perfeccionamiento,
sión di¡ecl¿ con lo ecmómico, enr virhd <!e mejora o c¡mbio fomal de dichas relaciones
que el hmbne es lm ser scial en lado es un sin riesgo de n¡ esercia eshuclural.
ser económi@n s irnpone el phleamiento de Ambas tendemci¿s se prmentan bajo condi-
l¡s relaciooes edre la histo,ria econrÍmica y la ciones de gfados diversos de desanollo. F¡ la
bisoda soci¿I. prdctica, estas influencias poefan res¡mirse en
¿Qué toma l¿ hi$oria social de la ecord,mi- bs s[uí€útes inlenoganües:
ca sin p€rd€ su ideotidad? ¿Qué prte del podwto social le correryon-
Ambas disciplinas reflejan el conocimiento de al popietario?. ¿QrÉ parte coneryonde a
de una realidad integrada y total, a la cr¡al no los s¿rvidores (afuini*radores, ñmcíonarios,
obgante hacen objeto de ur t¡atamieoüo e$e- come¡cimües) que no son ni propietarios de
cializado, comptrtrñeNrtalizffiol¿ segrh los los medios de producción ni productores
alcances de cada ma. En los hecbg sin dilec{os?, y, ¿QrÉ parte üoca a los productores
embargo, entre lo que podemos di$i¡guir dircctos?
como dos realidades separadas (la econtÍmica Al reryonder €Sás ctrestioú€s el historiador
y la social), se esfablece rma conelación social guedará en condiciones de explicar la
dinimica de causa-efecto gue bace viable el esüructura económico soci¿l como uoa ta[ali-
mantenimiento de aobas y tmbíén el res- dad intelegible, donde la confinuidad de las
Erebrajamiento de una cuando l¿ ol¡a sdre ¡elacionss de podwció,n, al margen de sus
un¿ alteración susantiye en sr midad. Sin dewmeos perfeccionieias, jusifican una
duda, esta constatación nos plantea el prohle- situación permantrte de difenenciación y
ma de di$inguir qué aspectos de lo ecmómico estratificación sociales. Asimismo, dicho
deb€rán ser considerados por la historia social

$equilao: Año II, Nros 4-5, 1993 14'


k"bafc

hi$oriador podrá entonces dm ua explicación so enrrciado €iff,e los extrernos que cabe
ineguivoca sobre el porqué de las mzones disÉinguir, desde la concientización orgdnica
eufemlsticas manejadas por la ideolog{a eco- en la educacién, (escolar y no escolarizada)
dmica en favor del orden vigente. De otra bas¿ los mecanismos de recuperación en caso
paÍe, podá, enconlxar t¿mbién las car¡sas de de rupdura con el sigema.
la reüeldla popular en las ederas de la econo- Eo los momeotos de agudización del con-
m{a, en la jerarqula social y en el dqceN}canto llicüo la ideolOgia de los gfupos dominmtes
que proyoea la ideologla al percibirse su falta sigue dos camiroe
de objaividad y la imemionalidad de su l) Cuando el cqflicto es de simple prdesta
papel, constafando de paso gue sílo dr¡rante o de tende¡cia reformista, contribuirá a
los procesos de lucha verdadsamente revolu- reagrupar a un conliqgente mayor de la
cionmim, la propiedad de los medios de población en torno a la clase dirigente.
producción se define corect¿mente como l¿ Actúa coÍro un medio de recrryeracíón
causa determinante del dominio de clase y del del rebelde.
orden distríbutivo eilSede. 2) En los cursos revohrcisnarios debe hacer
ftente a la ideolgla alterna que brota de
c. IIHorh Sochl e }a conci€rrcb en sl y pam d del pueblo
Illstoris ldeológfuo-po[tica leva¡fado. Este hacu f¡€nf,e da cabida a
tres mmedos $rcagivos:
En slntesis, la ideologla explica y judifica a) Oponer su supuesto vi$uosiso al
el orden económico social en el que tiene nefasto contenido de la ideologla
vigencia. La polltica es el instnmento ejecuti- coofestmia cuyos plmtemientos sol
vo de la ideobgfa en cumlo busca ta institu- declma&s delincuerciales.
cionalización de los elementos & tat orden y b) Ident¿r rne suerte de contemporiza-
su conervación" En coreecuencia el hi$oria- ción, de sincreti$mor a$imil¡nrlc¡ srr ls
dor social no po&á soslayar el tratamiemo del formal parte det co¡rtenido de la
nivel ideológico y politico. oporeDte.
¿Qué elememos se amalgaman entre las c) A$mir finalmenle la calidad de un
realidades socíale y las propimente ideológi- reuago super estrucflml al acecho y
cas? diryle$o siempre a apelar al romanli-
Contesado a la pregtda" enconfrarnos cismo propio de una poblacién ahora
genáicammte cuatrc nrbros principales: la higóricamente eri ptoceso de desalie-
religién, la filosofl4 el arte y el fuecho, los nacióa
cuales al phsmarse en las sociedades ejercen El egudio de los movimientos de protesta y
un¿ influe¡rcia consusanci¿l a su comporta- reformistas llevanÍ al hisoriador soaial a
míe,nlo. A partir de este momento llamarerrml precisar los eufemisos y subterñrgios gue se
a e$as inlluencias "fotuas socialm de proyec- adoptaJ¡ para conterler y encausat las causas
ció'n i&ológica". popularcs. Asimismo, a comprender los grados
Cuando esfas formas se id,itrrcionalizan de reryre$a popular a lales interverciones y
desanollan edre la poblrcion rm¿ conciencia su canicter acrmuld.ivo en el tiempo histónico
social esmñadora, por ser conveniente al mediade la plasn¡ción de tma t¡adición de
dominio. Natr¡ratrente, los mecanimos oposiciones.
pollticos de conve¡rcimienlo y consenso Frenfe a los process revolrrcionarios, el
viabilizan de resultado. A este procso inve,stigadm deberd obsolver p¡egunfas fates
alienador 1o podriamos llamax' "rellujo ideoló- como: ¿Qué fuerzre sociales se lr¡llan 6¡1 1¿
gico causal"n ptr(tru€ operzm en el sentido de contiend¿ y qué frentes se vimn formando?,
corrservar las relaciom de esnr*ura exis*en-
¿Quiénes y por que hacen suya la nueva
tes. Por cierto, la esimilación con difermia-
ideolqgla?, ¿Que codicimes maferiales y de
ción' de los miembros de la sociedad €s uno lrcba se mcuedran deúerminando el ca¡ácter
de sus principales objetivos para codrarrestm
de és*,a? ¿Cómo la ideotogfa naciente va
las relaciones conflictivas generada.s al interior
orientando el proceso de cambio y qué papel
del sigema iryerante.
le cabe en eda ta¡ea al p€nsamierúo hi$órico,
El historiador social deb€r¿ descubrh bajo a sus teorbs y a nts conceptos?.
cuales formas se lleva en la pnictica el proce-

14E
Lazu Hístorio e Histotittdons daÍ Penú

In. SOCIEI}AI} E EISTORIAIrcRES se prticipa nrbjAivmede de la clase


aryirada
Deslidado el objeto de la historia mcial, 3. Idcokñglco pofitlco. Se da cmo:
debemos enfre,ntm dos ploblemas de orden a) sistema de ideas y
gnoeeotógico. Uno en relación con el sujeto b) maquinaria polltica ejeofiva
cognoscente el bistori¿dor social. Y el otxo en El pimer aryecto se compone de un cu€rpo
rel¡ción con el máodo de apreñersióm de las racimal normalivo y judificativo del orden
particularidades de su objeto: la hisoria social social vigente y dominante. Astúa influyendo
{1). permanelú€meúe en la formación de rma
Haga eI mome¡rto la mayoria de los má.o- conciencia social. Como resultado se produci-
dos en historia han incidido en la ótrima rán actfudes conformistas y defensoras del
vinculación entre el hisoriador y el dato. Eso mencimado orden: Alienación. Obviamte
implicaba la hisquda de los rejores medios cuando nos eÍcoolxaüos ftente a cams de
de caplación-represedacíón de los hechos plurali&des ideológicas de dominio (semife-
histórícosy tenla por fm apa¡eote la elabora- udales, semicapitalis{as) el cuad¡o se complica
ción de r¡n¿ cie¡cia bistórica pura. En consto- pues lL premcia de conciercias sociales
¡ancia con tal actitrd, las condiciones p€No- 'simbióücas" diñcrüa la claridad del panora-
nales del historiador recibie¡on poca atención, ma social y de la csduda a seguir.
salvo para asogura$e de qte úilguna carga Al primer pmc€so de alienación ideológica
afectiva menoscabara zu "objetividad". por hasmisióo ideológic4 se venffin a stmmr
Sin embargo, tal pretension sepmaba el las advertencias desplegadas por la maquinaria
conocimienlo- bistórico de una realidad social de coerción polltica y juridic¿.
concreta" Quienes ad pensarcn, mslayaron Todas estas fom¿s as¡midas por el sonlrol
consciede o inconscientemente, la estrecha ideologico-polltico predisponen al historiador
unidad qre, existe entre el historiador y su a la no ca$ación y al tra$ocamiedo de Ia
re¿Iidad. realidad bistóric¿. De modo que puede decirse
As, ta preguofa qn tendremos qüe respon- Ere el prese,rúe osctlrece el ¡lasado.
der pma averiguar y fomular los alcmces de Finalrrente cabe observar rma suerte de
los condicionamientos del hisoriadon serla: alteración psicológica, qlue actúa como un
¿Hasra qué punto la sociedad a través de una precondicionamiedo de segmdo onden en el
ideologfa domínante y de m ser social concre- hieoriador. $e expresa en cuafros paúolégicos
to lo precondiciona? de neurosis lalede compoÍamienlos inegula-
En efecto, cada historiador cmo tal es res y en üna psop€nsifo incoftenible hacia la
formado dent¡o de r¡na sociedad eryecffica qrn creación de {dolos idelectuale. Ia figura del
lo ubica en su preserÍe. Y el presente significa ldolo finga a dos niveles: se desea para d o se
t¿oto 1o actual com la carga del pasado que vive e¡r ñnción de é1. El ldolo es ¡evestido de
perdura con inteffidad diversa bajo forma de lodos los prejuicios de qrc es capaz la socie-
atavisnms soci¡le$. dad y por ello se toma en rm elemedo frus-
Loo precondicionamiedos son de varíos frmte de foda ¡eflexión objetiva y e convierte
órdms: en algo s¡maüente pemicioeo.
1. Econimlcos. Repremtados por la
posicidn de clase y el cmsiguíente nivel w. sm, socIAL, EIsTonIAIronEs E
de vida. Incluye la actitüd eco¡ómica trSTORIAS
propia del ser social (disríbwim del
tiempo persuul, intereses ecodmicos En sociedades como la p€ruana mifeuda-
eryecíficoq aspiracioaes ecorémicaq les y semicapitaliSas, sujeÉas a un or&n de
calidades de constm.os, elc). depeirdencia nmcolonial y que a la vez pade-
2. Soclsles. I¿ posicion de clase se explica cen bs efectos desestabilizado¡as de r¡na
en la pertemcia a familias o gnrpos acelerada desinegración social y las incerti-
familisres ubicadm en algún nivel de la dr¡mb¡es pmpias de su transisión a rma fase
estriarificación existeirfg (arisocracia, sryerior es factible, desde la perqpectiva de su
burguesi4 prolefariado). Compreade ser socio'idelégico, el reconocimiento de
además la disposicidn pa¡a la emecgwia cr¡al¡o tipos de historiadores: s€ñores, clientes,
a ua nivel social suptriof, en cuyo caso mpresarioe y revolucionarioa

$equilao: Año II, Nros. 4-Srl99J t4S


ncfure

¡. EISTORIADORES . SEÑORES tanto e¡r lo que "ya s d!io", cono en la


viverci¿ senú,ida de r¡n pasado actualizado, y
Son producto de sociedades semiferdales asimismoo en la repeüción de textos y coocep
donde tm "señoro puede todavl¿ realizarse tos tr¿dicisn¿leso todo lo cual se presenta con
como üal, manteníendo la prepondermcia de cierto orden y com verdad evidente m d.
su estamentalidad aristocrática y los corres- La tdrcia hi$órico-seúoríal presenta dos
pondienes privilegioe de sus estatr¡,s y roles. matices: la enrdita, donde predomina el juqgo
La vida de un historiador seffial eS.á con el dalo, y la ¡crdemful$¡o doqrde lo que
revestida &.un fuerte simbolimno pragmático resalta es l¿ especulación conc@ual. Los
que se traduce en la búsqueda ] mantenimien- temas qr¡e en ambas versiom recibe¡r maytr
to del predigio que honra y €n la const¡nte atemién son los de la higoria politica y
necesidad de irnpresiona¡ para mani€nef, admini$rativa y también los psico-sociales,
enhiesa la fama en tomo a la veracidad de su pero ofrecidos sin coneúón con los ordena-
pensar. mie,ntos económico y socioideológico a lo's
Lo que escribe y cómo lo esribe fom¿ crules se b¡llan Yinculados"
parte de ür mecanisno def€osivo de su clase El iryacto de e$e tipo de hisori¿ se da a
y de d mismor, desúinado a pon€r en evidencia varioe niveles: A los hisoriadores en ciernes
la calidad natural del mado ejercido. Y en los limit4 al proponerles coilto meta obras de
consecuencia, el señsr impone a su sociedad muy dificil realizacidn para Erienes tro se
aqgtmeúos con los que bajo ura apa¡e[rte ercu€ntrao apoyados sobre condiciones de
impmcial defema del todo nacional, hrca privilegio pmecidas a las del señor. También
conü¡mar la institucion¿lidad de la ideologfa y aI inducirlos a la búsqrcda meticuloea del
det poder poUtico de l¿ aridoc¡acia que el "dalo por el dato", lo qrrc termina en el mejor
conforma. Siguiendo tal dirccción ¿crmul¿ de los c¡rsos eÍr la haoscripción literal de
ma infonnación histérica abudante, subra- documentos con una idroduceión y ¡nálisi¡r
yando la virtuosidad de las relaciones sociales h.rmenzuticos muy iacipientes. En lo creativo,
dablecidas en el pasado y cuya consen¡ación reduce la tem¡itica. h lo persma[ el mito e,n
evoca infedmdo conl¡arrestar los cambios del torm a la figt¡m del maestro tanto como la
presenle. proleccién a la infh¡encia directa de éSg
Le a¡da en e$e edr¡erzo el preseirtar los rnaxca excwivamenfe at disclpulo.
hecbos de los "grandes personajes' de l¿ Solamente nos rcsta pregunfar, ¿qué sigdfi-
histsia como lecciones dig¡as de sguir y có la hisloria sosial para los historiadores
como axgumedos validatorios de r¡n¿ &ica que sefures?
m debe morir. Para mds convencimienlo, con Pa¡a ellos no ex.istió como r¡nidad con
habfidad "ihrgrau sil¡s descripciones con ídentidad defirida. to social eme,rgió por
refleúones teorico sociales en las gue hace capltnlos o en ndas aisladas furo de las
uso de conceptos s¡S,antivos usados por Ia hístorias generalm. No obgante, algunos
moderna filosoffa de la bisoria. arúores intedarm presenlar e$ozos de higo.
Ad se constituye lia "eminencia intelectual", ria social. pe¡o srs¡ deseos ¡eslta¡on de corto
y a sü alr€dedor aparece wa clientel,a de alcance, descriptivos y destacando las cos-
adamiradores -seguidores sobre guiws Eerce hmbres de la aristo ra ia dominanlg míenhas
aüoridad cuasidcvméstica. Este clan iutelectual gue el comportmiento de llos sectores poeula-
e$ó desinado a sobrevivfu a su jefe y a recor- re$ fue considerado con tono pintoresco y
dar snr vidq su obra y su "escuela'. Sin em- hasla raymo en la at¡ofia. Por cierto, el con-
bargo. poco €s lo gue puede conseguir pues lo flícto social no pudo ser abordado objetiva-
limita, de un ladoo el avance incsnl€nible de la mente pues la tendencia ñ¡e a desdeñarlo
hisoria devenir, y del oho, ufa teorla de como hecho hil.órico o a atribuirle rm car¡lcter
conocimienlo subjetiva e idealiga prpsüa en lombrosirno y delincumiaL
práclica por el mae$ro. Al concluir, coqprobamos grc hs hisoria-
A largo pbzo la obra del hi$oriador-señor, dore arístocrüicos Ío elabora¡on tma ciencia
alm$p prollfica, aparece discontinua y dile- histórico-mciaf idegral que diera cuenl¿ de la
lmte. La int€úcidn del "efecto a causat'', le racionalidad dialéctica que existe en la reali-
resfa proñndidad iderpretativa. Predomina en dad social. Lo positivo en ellos se rcdujo al
él la conservación de lo conocído apoy[a&se hcho de iduir el comienzo del frn del tiempo

150
Inzu Hístorio e Hísbrbdores det Penú

hisórico del que ellos eran hijos, a aperturar a La rczón esriba elr que para ellog el des.
partir de esla constafación el debate ahededor cubrimieno y la acumulacidn & dalos origi-
del problema de la mídad nacional, sin em- nales son sfmbolos de poder En los acerca
bargoo no pudieron evitar caetr en interpreta- idealmenle al de los señores. El co'lrocimiento
ciones inhistóricas. fuenticis¿ se vuelve un feudo idelectual
José de la Riva Agüero (Marquez de celosamente custodiado, Apoymdo su "cie-
Montealegre de Aleu$ia), Javier hado Ugar- ncia" en é1, sm tajantes en descmocer los
tecbe, José Agusffn de la Pueirtg e,nlre otroú apCIrtes del pemsamiento hidórico-mundial.
hi$oriadoress pueden ser enedidos como l,os temas preferidos por edas hisoriadores
representanrtes de la hisforiografia s€ñotial. ban sido los biognlficog políticos y los in*itu-
cional-adninisfrativos. El e$udio & los temas
b. HISTORIAIIONES . CLIENTES econó,micos ñF tratado sólo tangenciaknede y
Ia ideologia en la historia les s una realidad
Nacen a l¡a somb¡a de los ant€riores. Estos complelamente ignorada" Ia dependencia en
hí$oriadores no proviwn de las filas de la que se enconlraban respecto a lso señores no
alt¿ aristocracia pero participan de la rentali- tes permitió entende¡la ni percibir su infhpn-
dad semi-feudal. Por lo comrh son permnajes cia. No conhibuyeron pot tado ni a la cotu¡er-
allegados a las familias de la aristocracia vación de h ideologia tradicional ni a la
provinciana" fo'rmacién de nn¿ rüleva.
Aceptan el poder insitrrcionalizado de lm Y la hisoria social, ¿Qué fué pffa estos
Sores de la biSorir con ¿ctitrd gpgaxío- hisúoriadore$?
servfl; buscan ser conocidos como su seguido- Tampoco en este caso alcanzó el nivel de
res o miemb¡os de zu clrculo académico. Su rrn¡ {isciplin¡ autónomA no obst¡nle qu ta
ideal serla reproducir la vida de sus '{dolos preocupación por los as¡ntos sociales es en
m¡estfi)$", pffo no alcanzan su nivel y acaban ellos más evidede y próxim¿. Aparecen
eo wI remedo, Ca¡entes de un respaldo scial descripciones de las cosnmbrs de sectores
se mlNran casi indiferentes respecto al medíc y populares de la sociedad con m¿yor
problema de la idenlidad nacional que la simpatla. I.os confiic{os e$¡in abundantemente
desintegración y transición nrelve relevade. represertadog pero abusúndose del relato
El objetivo de este tipo Ce bi$,oria&r es fram¡itico y casi Erijdesco y sin imemrtar ver
conquisar m pres*igio. social por el camfuo las manifesaciones concmitaoles en los
del reconocimiento idelectual. Esto se logrg a hchos e$udidos.
veces heroícamente, fl h dependencia acadé- ESos historiadores desconoc€n las relacio-
míco -burocniiica con m¡tices de yanaconaje, nes estructurales dadas y pr€sentao wríedad
donde lo gue se esptra no sotr raryos de de temas Erc si bien idegran la hÍstoria
s¡fieciencia profesional, sino cualidades de socíal, srr por sr aislamiento, de poca has-
eñcimte servidor. El ascenso socioeconómico cendencia.
y alguna participación en el podo del señor Para terminar subrayaremos qrr los habajos
vienen po$eriormeirte com be¡reñcio com- de los hi$oriadmes clientes han significado rm
peilsatorio. ayar¡ce de la historiografia a dos niveles, en lo
Las obras deryliegm los temas, los planlea- h¡rlstico por el hallazgo y or&namieoto de
mientos teóricos y los méodos de trabajo de mmrerosas ñ¡entes y en lo hermedutico al
s¡s antecesores. Pretendieú ser enditos y/o proñmdizar lss nnálisis e interpretaciones de
académicos los hisforiadores-clienfes trabajan be documentoo hacia hsrizmtes nueyos que
con ahlrco fuentes de primera Íumo, indices coústituyen los primeros l¿nteos de una histo-
bibliográficos, e/ic. Son ñEnticisas, tie¡ren ri¿ cienci¡.
poca capacidad de abstracción teoríca y sus Repreedan bien a e$e tipo de historiadores
categorlas no sn abundmtes o se preseütan aguellos que se errcu€nlran agnrydos en el
conn¡sas, pero en compensación aportm gran Iretituüo Ríva Agiiero.
cmüdad de datos y apoyos docrme,ntales
coryletoc. c. EIÍITORIADOR&9 - EMPRESARIOS
En todo caso. lo rnencionado lincas ariba
es lo que los hisforiadores de este grypo Mayormente id.egrades de la mecliana
entienden por ciencia pr¡ra y racional burgueda viven y adúan bajo los condiciona-

$equilao: Año II, Nros.4-5, 19EJ 15l


kbarc

miemos del capitalimo depe,ndieder que El esruc{uralismo, el ñncimalimo y rm¿


esimlla zu exisfencia en $rs vinculaciones suerte de neokantimo y neoposiüvim son
con las naciones reprmtativas del capitalis- presentados como las expresiorcs teéricas
mo imperialisüa. veraces, pur¿s y apollticas de las ciencias
El individualismo, la idea de liderazgo, el sociales. Con ello m busca rc solo desechar
eqplritu de ganmcia y el prurfo de ser partlci- loc a¡caicos moldes de la historia tradicional,
pes de una "inüelligentsia" desclasad4 todos sino tambifu se Feteode invalidar el marxis-
elem€ntos pro,pios de la ideologfu del gran mo y cuestíonar la certidrmbre cientlfica de su
capifal, los moldean y los mnducen a organi- lógica dialdctica y maferialisa y de su correF
rat b recreación hi*órica siguiendo los pdro- cién de la hisloria
nes consitrfivos de la empr€sa prlada. Enemigos decl¿rados & las visimes t¡adi.
Sujefos a zu direccién y obedeciendo los cionalesde la historia por pasadida, lo son
planes y proyectos qe sólo el conoce se asimism del marx.ismo pot rcpres€ntar éste l¿
organiza un gqpo de üabajo subordinado y ch¡in¿da de un mundo venidero de igualdad
asalariado, a cuyos miencbros se les aoigm plena y con atsencía total de relaciones de
tareas speclficas gue por ser sélo paúes del erplotacíón
todo se comtituyen en pattes ínintelegibles Esta posición los lleva a rechaza¡ sin mds
para ellos Esros higoriadses sabe¡ estimr¡lar expücaciones el uso de la conceprualización
la competitividad de sus trabajadores diryen- ma¡xisa y a utilizar una ferminologia sism¡i-
slndoles por separado un tafo muy permat tica Erc amge muy parecida en sl formas,
para alabar $r ego, y cultivan& en cada uno responde sin embargo acomotacions e[tera-
& ellos la esperanza de un futuro intelectuat mente diferentes. No pocas veces prefieren
promisor. De ser necesario no vacilnn sn re,huir toda engormsa utilizeion de calegorias,
vingutarlos a su persna medianle rel¡ciones pam dar pasp a dwripciones vaclas de con-
r¿asalláticas que ellos saben dispernsar as¡mien- ceptos ordenadores & la integralidad del
& poses paltrnalisas e inñmdiéndoles la idea hecho oconómico y socio-ideokÍgico de la
& ser panicipes en el descubrimiento de una bigoris. En eSe último caso p,fieren el
grm vmíedad queoüna les prccisao eepleo de una fraseologla propia de los infor-
Conno el nexo que los une a ss "discfp- mes gue acoshrmbrm ofrecer economistas,
ulos" tiene por finatidad la expropiación del soociólogos y mtropélogos soeiales sobre la
trabajo de éstos, la posibílidad de que los realídad actual.
miembros de sl equipo s conviertan en En el contexto desrito, ¿gué ha si& y es
trabajadores independientes deviene m algo para ellos la higori¡ social?
muy improbable. Por lo comrin el caslrmiedo No cabe úda que la observan corno uu
& la vocacién y un corlsiguiente deryano vital disc'rplina interesaCI.e en la medida que les
para todo lo que sea investigacióm hisorica, permite hi$oriar los secretos rsrtes del
con el tiempo t€rmiüa por embarga la con- dominio de slas en las esleras de los ordena-
ducta de loe jóvenes discfpulos A éstos un mientos social y mental. De ella extraen las
trabajo extrañador y por Bñadiúra mecánica- advert€¡$ias para deprnar los alcrees de su
rn€rite cmsino y de comprensió'n ba$ante dirigencia intelectual y hacer má< plausible su
oscura los fir¡str¿ y los aleja de labor hi$érica. defersa del orden y $rs recoMaciones
Al$mos, -los mrás obsecuentes o los más sohre las formas efectivas de cont¡ola¡ desde
capáces- sin embargo contiillan adscribiérdose a¡riba a la población
como peones p€rmanerÍ€s en la eryresa del Es posible califica¡ la posicidn de dos
bistoriador+mpresarío. historiadores como ahistóricq porque cono-
Los inielectuales de la historia de este cie,ndo la proyección ctrrecta del aca€cer
género, comcientes de h Memídad de su rol histórico, por sus inte¡eses pemonates y slrs
his&íco-ideológico y directos be,nelicia¡ios de compromisos con el capitalisno dependiente y
los fondos de las ñmdacímes académicas proimperíalista prelieren descomcerlo y
impedali$aq ¡N¡üren el papel de "oficiales de propiciar en s[¡ lugm procesos de falso cm-
enlace', difundiendo elr el pais, a travás de sw bio.
obraq las teorias socio-hig.óricas vigentes en Edre otros casoq represenfan en la actr¡ali-
huopa Occidental y en los E$ados Unidos de dad a esta categorla de historiadores aqrre.llos
Norteamérica. que vieren conducie¡rdo la s actividades del

152
Inzu Historb e Historbdsns &Í Per{t

Instilto de Estrdios Penmm o las del Insi- en sr ceación hi$oriogrdfica y en el an¡ilisis


trilo de Apoyo Agrario. critico de la obra de otros intelectuales & la
hi$oria" tieneir m¡y preselúe las leyes f,mda-
ü HISTORIAI}ORE$ mentales del marxismo de la midad y lrchs
RSVOLUCIONARIOS de conlrarios, lia acrmulación y ulterior lrans
formaciónr de la cantidad en calidad y la
Comproretidos con el cambio de la socie- regación de la negación o ley del desarrollo
dad peruana siguen de cerca el progreso del hi$órico. Saben adem:{s disitrguir lre connota-
proceso revofuci¡,nario y ajusam zu Erehacer ciones mafiisfas de las que el estuctural-
cientlfico a la exigencias graduales de aryel. ñ¡ucftmalimo dan a ciertos t&minos de uso
Ingran la sincronía poniendo en práctica el comrh que rcsr¡ftan claves para la inlerprera-
principio qrle postula la existemcia de una ción de l¿ realidad, verbigracia, clae social,
relación dialectica eil¡e la teoria y la pni,ctica" relación social, conflicto social, concimía
En su caso, ello significa que la obra contribu- social, e$nrctura, cambio de esl,ructua e[c.
ya a coñfuir una consí€ncia histórica opera- Por riltimo, jmds llegan a confi¡ndir el eonte-
tiva que realirme la conciencia de clam revo- ddo de los conceptos "mdo de producción" y
tuiomria cuando esta ya exisia o contribuya a "siS,em¿ social" por ser diametratmente opues-
su conligwación en el caso de no haberse úos.
co'nformado a¡b. Una ética dirige q¡ coducta acadfuica.
La conciencia "higórica" la logran recomi- Eüa re$rlta, de rm lado, de asr¡mir un¿ actitud
tuyendo en sus detalles el cruso dialéaico crltica frente a las versiones morales de Santo
seguido por la sociedad en cada rmo de sus Tomiq Spinoza Kmt, y del o,tro, de ajusar
I
tiempos histéricos y desde el momento en qrp zu conducta al proceso de cambio. Siguiffo-
hicieron su aparición lra lucha de clases y las la convierten su labor intelectual en una v{a
coosiguientes relaciones de explotación econó- de desalienación acostrmbrando al educaado a
mica y de alienación ideológica. Tal esfuerzo porffie e confa€to directo con los hechos
significa el percíbir el bcto hisüórico como higóricos a lravés del conocimiento cientifico
una tofalidad cambiade e integral, eir donde de sus testimonios y a asmir }a lectua crltica
los ferdmenos ecoxímico, mcial y politico- de las obras bislsriqnlücas.
ideologicos vienen manle¡riendo una vital Infundeú, estos [istoriadones, el hábito de
virculación a partir del ca¡ócter de tras relacio- trabajo p€man€nte, &. }il labor coldiva lejos
nes de prodwción de la existencia social de de todo simbolimo señorial-servil y de todo
los hombres agnryados em clases contradicüo- fetichismo mercantil, y en to& momento,
rías y adagónicas se$h sean las condiciones nüraym que cie,ncia histérica y vida politica
de su participacién en el proceso de produc- son dos realidades coryaübles en t¿nto que eI
ción y disribuc.ión de la riqueza. Sin descui- araeretr,la hisoria comcimiento y el desaro'
dar, p<n cierto, que en lo inmediato. muchos llo de la sociedad congituyen ma uoidad
de los aclm de la marcha de la historia pueden artíct¡lsda y dialécÉicamenle fiulds.
ser explicados por la idervención de la insitu- En nuesho medio, bs hisfoniadores revolu-
cionalidad ideolégica, uoa vez ge ésta ha cionarios son idegrantes de familias campesi-
ryedado determinada por ma comespondente nas, obrems y pequeño burguesas, y constitu-
esructwa económico social" yer un g$po ínelectual bastade jovm. y aúo
Pa¡a estos hi$oriadores concíe¡rcia histórica üuy esa,so. No hay qn cooñndirlos con los
es sinénimo de rma razón lo sulientemente imelectuales de la mediana burgrcsia que
vigilame como para advertir los müeJelones encubiertos en el genáico nombre de "izguie-
del crnso qm ha venido siguiemdo el dominio rdistas' vienen usurpando el tltulo de historia-
ba$a nue$ros dfuq y en contrapartída reconro- dores marxisas o pretend€n que se les ¡eco-
ce¡ la estela de rebeldla $E ha ido dejdo el rr¿,ca com üales.
pueblo sujeto hasa el momento de adgirir Tampoco puedeo ser identificados con
unra conciencia social autónoma, en d y para aquellos intelectuales que sierdo de extacción
d, que lo coloque en condiciones de conrducir obrero+ampesina, a,urmieron desde Íires de
con propiedad zu lucha libertador¿.I¡s prioci- los años sesenta el mrximo eomo una via de
pios y los conceptos del materialismo bitórico y
arribimo social como dispensa para una
y dial&tico son suÁ¡ soporfes teóricos. Por ello, vida de ignorancia y ociosidad hrocrática"

Sequilao: Año II, Nros 4-5, 1993 15:


salvo contadas excepcbres. devenir de las relaciona socialeq obaervadas
Prcguntemq por rlltimo, qrrc ha sido y es en el mmco compbjo de l¿ totalidad ecod,mi-
la higori¿ sociat para bs higo,riadores de este ca y socio ideológica del movimiento social
rubro. (mecanimoe de cobesión para el dominio y
Cmpenden que €s l¿ dísiplina históric¿ acciones fot€stakxias de los dominados) que
que trata del c.snocimienüo cientlfico del b lucba de claes viene produciendo.

NOTAS
1. La teoda del conocimiento y el método en la historia del P€rú serán objeto de un F,íximo
er¡sryo.

ESPAÑOL INGI..ES FRANCES


ALEIUAN PORTUGUES

TRADUC€IONB$ PROFffiIOI,IAIES
Comerciales, Técnicas, Cientificas
(libros, manualeso folletos)

Simultánea & Consecutiva

ETASES DBIDIOTúAS
Principianteso Intermedios, Ayanzados

Los precios más módicos del mercado profesional

Telfs: 4$.33TG 67-2959

RAMON RIBEYRO 9E . MIRAFLORES


OLAYA 425 - CHORRILLOS

CALIDAD EFICIENCIA GARANTIA


RUC: 173?0936

154