You are on page 1of 11

CAPÍTULO I

LOS INCIDENTES

I.‐ GENERALIDADES.

1. Introducción. Durante el curso del procedimiento puede surgir
una gran variedad de cuestiones accesorias, que si bien no
integran el conflicto principal, se vinculan a él, por lo cual deben
ser resueltas.

2. Reglamentación. En el Título IX del Libro I del CPC se tratan
los incidentes ordinarios; en el Título X a XVI, los denominados
incidentes especiales.
En consecuencia, al ubicarse en el Libro “Disposiciones
comunes a todo procedimiento”, sus preceptos deben ser
aplicadas a cualquier procedimiento, salvo que existiere norma
especial diversa o que se encuentren en pugna con la naturaleza
del procedimiento en el cual deban ser aplicadas.

3. Concepto. Incidente es toda cuestión accesoria al juicio que
requiere de un especial pronunciamiento del tribunal. Es similar al
concepto que da el art. 82 CPC.

4. Elementos. Para que concurra un incidente debe concurrir los
siguientes elementos:
a) Que exista un juicio. Sin la cuestión principal no cabe hablar
de cuestiones accesorias.
b) Que la cuestión promovida sea accesoria respecto del asunto
principal.
c) Que exista una relación directa entre el incidente y la
cuestión principal. Las cuestiones ajenas al juicio deben
promoverse en juicio separado. El art. 84 señala que todo
incidente que no tenga conexión alguna con el asunto que es
materia del juicio podrá ser rechazado de plano
d) Que exista un especial pronunciamiento por parte del tribunal.
Esto significa que tan pronto como la controversia accesoria está
en estado de ser fallada el juez deberá dictar la respectiva
resolución, sin esperar que la cuestión principal lo esté.

Tratándose de incidentes de previo y especial pronunciamiento,
ellos siempre deben ser resueltos antes de la sentencia definitiva,
por cuanto su promoción genera la suspensión del asunto
principal.
Los incidentes que no revisten el carácter de precio y especial
pronunciamiento deberán resolverse con independencia de la
resolución de la cuestión principal.
No obstante ello, existen casos especiales en que los incidentes
deben ser resueltos en la sentencia definitiva, como el caso de la
condena en costas respecto del asunto principal (art. 144), las
tachas de los testigos (art. 379 Inc. 2°), en el juicio sumario (art.
690) y en el de mínima cuantía (art. 723).

5. Características.
1 1) Son accesorias del asunto principal.
2 2) Tienen un procedimiento propio.
3 3) Están tratadas en el libro I del CPC, por lo cual sus
normas son supletorias; además se aplican al procedimiento
penal por remisión expresa del Art. 43 CPP.
4 4) Se tramitan ante el tribunal que conoce del asunto
principal.
5 5) Pueden promoverse desde que existe juicio hasta que se
dicte sentencia en la causa principal, salvo la nulidad
procesal por falta de emplazamiento (art. 80).
6 6) No suspenden la tramitación del cuaderno principal (debe
formarse cuaderno separado), salvo cuando se trata de
incidentes de previo y especial pronunciamiento.

6. Clasificaciones.
6.1. Según su tramitación: a) Ordinarios, cuando se tramitan de
acuerdo a las normas generales; y, b) Especiales, en caso de
haber normas particulares. Estos últimos son la acumulación de
autos, las cuestiones de competencia, las implicancias y
recusaciones, el privilegio de pobreza, las costas, el desistimiento
de la demanda y el abandono del procedimiento.
6.2. Según su relación con el asunto principal: a) Conexos, tienen
relación y deben admitirse a tramitación; y, b) Inconexos, que
pueden ser rechazados de plano.
6.3. Según su origen: a) Previos, son los que nacen de un hecho
anteriores al juicio o coexistente con su principio y deben
promoverse antes de hacer cualquier cuestión principal en el
pleito (art. 84 inc 2°); y, b) Coetáneos, que son los originados de
un hecho acontecido durante el juicio y deben promoverse tan
pronto como el hecho llegue a conocimiento de la parte
respectiva (art. 85 inc 1°). Todos los incidentes cuyas causas
existan simultáneamente deben promoverse a la vez (art. 86).
6.4. Según su incidencia en la causa principal: a) De previo y
especial pronunciamiento: paralizan la substanciación de la causa
principal hasta que no sean resueltos y se tramitan en el
cuaderno principal sin dar motivo a la formación de un cuaderno
separado (art. 87 inc 1°); y, b) De no previo y especial
pronunciamiento: no suspenden la tramitación de la causa
principal y deben ser substanciados en cuaderno separado (art. 87
inc 2°).

II.‐ TRAMITACIÓN DE LOS INCIDENTES ORDINARIOS

7. Regulación. Título IX, Libro I CPC. Artículos 82 y siguientes.
Estas normas revisten importancia por cuanto: 1) se aplican por
remisión al procedimiento penal; 2) se aplican supletoriamente en
los incidentes especiales; y, 3) regulan la prueba se aplican al
juicio sumario.
8. Etapa en que se deben promover los incidentes. Respecto
a la etapa procesal, hay que distinguir:
En primera instancia, desde la notificación de la demanda
hasta la notificación de la resolución que cite a las partes a oír
sentencia.
En segunda instancia, hasta la vista de la causa.
Excepcionalmente, la nulidad de todo lo obrado puede oponerse
con posterioridad a la citación a oír sentencia (art. 433: “sin
perjuicio del art 83 y 84”) e incluso en el procedimiento
incidental de cumplimiento de una sentencia, por falta de
emplazamiento válido (art 234 inciso final).

9. Oportunidad para promoverlos. La regla general es que
todo incidente debe formularse tan pronto llegue a conocimiento
de la parte que lo promueve el hecho que le sirve de
fundamento. Esa norma se desprende de las siguientes
disposiciones:
a) Si el incidente nace de un hecho anterior al juicio
o coexistente con su principio, deben promoverse antes de
hacer cualquiera gestión principal en el pleito (art. 84 inc 2°).
b) Si el incidente es originado en un hecho que
acontezca durante el juicio, deberá promoverlo tan pronto
como el hecho llegue a conocimiento de la parte respectiva (Art.
85).
c) Si concurren simultáneamente diversas causas para
promover incidentes, deberán promoverse todos los incidentes a
la vez (art. 86).
Si no se cumple con lo anterior, el tribunal rechazará de
plano el incidente, salvo que se trate de un vicio que anule el
proceso ‐en cuyo caso habrá de estarse a lo dispuesto por el art.
83‐ o que se trate de una circunstancia esencial para la ritualidad
del juicio, evento en el cual se ordenará que se practiquen las
diligencias necesarias ara que el proceso siga su curso legal (art.
84 inc 3°, 85 inc 2° y 86).
d) El incidente de nulidad procesal debe promoverse
dentro de 5 días contados desde que aparezca o se acredite que
quien deba recamar la nulidad tuvo conocimiento del vicio a
menos que se trate de la incompetencia absoluta del tribunal (art
83 inc 2°).
e) El rebelde podrá promover el incidente de nulidad de
todo lo obrado en rebeldía suya por fuerza mayor, dentro
de 3 días contados desde que cesó el impedimento y pudo
hacerse valer ante el tribunal que conoce del negocio (art 79).
f) El rebelde por falta de notificación o notificación
defectuosa, podrá promover la nulidad de todo lo obrado dentro
de 5 días contados desde que aparezca o se acredite que el
litigante tuvo conocimiento personal del juicio (art. 80).

10. Restricciones legales para evitar que los incidentes se
utilicen con fines meramente dilatorios.
En virtud del principio de la buena fe, el legislador ha
establecido que los incidentes sólo pueden promoverse cuando
sean estrictamente necesarios para la resolución de la cuestión
principal. Las medidas adoptadas al respecto son:
a.‐ Se establece expresamente una oportunidad y forma
específica para hacer valer diversos incidentes.
b.‐ Se establece con carácter obligatorio la condena en costas
respecto de la parte que hubiere promovido y perdido un
incidente dilatorio (art. 147).
c.‐ Se establece la consignación precia obligatoria para los
efectos de promover nuevos incidentes respecto de la parte que
hubiera promovido y perdido dos o más incidentes con
anterioridad, los cuales nunca revestirán el carácter de precio y
especial pronunciamiento, debiendo tramitarse en cuaderno
separado (art. 88).

11. Procedimiento para tramitación de los incidentes. Se
trata de un procedimiento concentrado.

a) Fase de discusión: Frente a la solicitud de una parte que
promueve el incidente, el tribunal puede adoptar las siguientes
actitudes.
‐ Rechazarlo de plano, cuando sea inconexo, extemporáneo o
sin haberse efectuado consignación cuando sea necesario.
‐ Resolverlo de plano, acogiéndolo o rechazándolo, sin conferir
traslado, cuando su fallo se pueda fundar en hechos que consten
en el proceso o sean de pública notoriedad, lo que el tribunal
consignará en su resolución (art 89).
‐ Admitirlo a tramitación, confiriendo traslado por 3 días, plazo
que es legal, de días, fatal, discontinuo e improrrogable.
En este último caso, la parte contraria puede adoptar las
siguientes actitudes:
1 ‐ Allanarse al incidente promovido o no controvertir los
hechos que sirven de fundamento para promoverlo (acá
no será necesaria la prueba).
2 ‐ Permanecer inactivo, caso en el cual el tribuna
examinará si es necesaria prueba; y,
3 ‐ Responder dentro de 3ro día, caso en el cual el tribuna
examinará si es necesaria prueba.

b) Fase de prueba: La resolución que recibe la causa a prueba,
el término probatorio y la recepción de la prueba se rige por las
normas relativas al juicio ordinario, con las siguientes excepciones:

1.‐ La resolución que recibe la causa a prueba se notifica por el
estado diario (art 323 inc 2°).
2.‐ Contra esa resolución cabe interponer recurso de reposición y
no apelación, conforme a lo dispuesto por el incido final del art.
90.
3.‐ El término probatorio ordinario es de 8 días (art 90 inc 1°)
4.‐ Para rendir la testimonial, se debe acompañar dentro de los 2
primeros días del probatorio una nómina de los testigos que
piensa valerse (art 90 inc 2°).
5.‐ el término probatorio extraordinario es facultativo para el
tribunal concederlo por una sola vez y por motivos fundados por
el número de días que estime necesarios, pero sin que el término
pueda exceder del plazo total de 30 días (Art. 90 inc 3°).
6.‐ El término probatorio reviste el carácter de fatal para la
proposición de todos los medios de prueba (art 90: “para que
dentro de él...”). En consecuencia, no es necesaria la dictación de
la resolución que cita a las partes a oír sentencia con el fin de
poner término a la actividad probatoria de las partes.

c) Fase de fallo: En el procedimiento incidental no se
contemplan los trámites de observaciones a la prueba y de
citación para oír sentencia. En todo caso, el tribunal podría
ordenar medidas para mejor resolver.
Vencido el término probatorio, háyanla rendido o no las partes, el
tribunal fallará inmediatamente o, a más tardar, dentro de tercero
día (art. 91).
La resolución que falla un incidente será una sentencia
interlocutoria de primer grado o un auto, según establezca o no
derechos permanentes a favor de las partes.
En cuanto a la condena en costas, el art. 144 establece que la
parte vencida en un incidente será condenado en costas, sin
perjuicio de la facultad del tribunal de eximirla de ellas, cuando
tuvo motivos plausibles para litigar.
Ahora bien, tratándose de incidentes dilatorios, el art. 147
establece la obligatoriedad de la condena en costas.

12. Los incidentes en segunda instancia. Las cuestiones
accesorias que se promuevan ante el tribunal de alzada que
conoce de una apelación, se fallarán de plano por el tribunal, o
se tramitarán como incidentes, siendo facultad discrecional el
optar por una u otra. Si decide darle tramitación de incidente,
podrá fallarla en cuenta u ordenar que se traigan los autos en
relación para resolver (art. 220). La resolución que dicte es
inapelable (art. 210).

EL DESISTIMIENTO DE LA DEMANDA

15. Reglamentación. Está regulado como incidente especial (arts.
148 a 151).

16. Generalidades. Hay tres situaciones que se asemejan y que
resulta necesario distinguirlas: el retiro, la modificación y el
desistimiento de la demanda.
El retiro de la demanda puede efectuarse antes de notificada
la demanda, considerándosele como no presentada (art. 148).
La modificación de la demanda consiste en aquel acto
procesal unilateral mediante el cual el demandante introduce a la
demanda cualquier cambio a aquella presentada al tribunal, que
debe verificarse antes de contestada. Estas modificaciones se
consideran como una nieva demanda para los efectos de su
notificación y sólo desde la fecha en que esta diligencia se
practique correrá el término para contestar la primitiva demanda
(art. 261).
Finalmente, mediante el desistimiento de la demanda, que
puede realizarse en cualquier estado del juicio, el actor renuncia
a la pretensión deducida en aquélla, produciéndose el término del
procedimiento y la extinción de la pretensión hecha valer en la
demanda (art 148, parte segunda).

17. Sujeto del desistimiento. Puede ser ejercido exclusivamente
por el demandante. También por el demandado, pero
exclusivamente respecto de la pretensión que hubiere hecho valer
por medio de la reconvención (art 151).

18. Tramitación del incidente de desistimiento de la
demanda. Debe tramitarse de acuerdo a las reglas generales
recién estudiadas. En consecuencia, el demandado puede adoptar
las siguientes actitudes:
a) No evacuar traslado.
b) Oponerse al desistimiento, solicitando que sea desestimado. En
este caso, o si sólo se acepta condicionalmente, resolverá el
tribunal si continúa o no el juicio, o la forma en que debe
tenerse por desistido al actor (art. 149).

19. Naturaleza jurídica de la resolución que se pronuncia
acerca del desistimiento. Hay que distinguir según si acepta o
rechaza el desistimiento de la demanda.
a) Si la acepta, se trata de una sentencia interlocutoria de
primer grado, porque falla un incidente estableciendo derechos
permanentes a favor de las partes. Una vez ejecutoriada, produce
cosa juzgada substancial, conforme al art. 175.
b) Si la rechaza, se ha estimado que es un auto, ya que resuelve
sobre un incidente no estableciendo derechos permanentes. Como
sabemos, no produce cosa juzgada.

20. Desistimiento de la reconvención. Tiene una tramitación
diferente al desistimiento de la demanda. Mientras ésta siempre
genera un incidente, confiriéndosele traslado al demandado, el
desistimiento de la reconvención debe proveerse teniéndose por
aceptado, con citación (art. 151). Sólo se genera un incidente en
la medida en que el demandante se oponga dentro de 3 días.

21. Efectos del desistimiento. El desistimiento produce los
siguientes efectos:
a) Extingue las pretensiones que se hubieren hecho valer en
la demanda o en la reconvención. La resolución producirá la
acción y la excepción de cosa juzgada, para lo cual se necesitará
de la concurrencia de triple identidad (art. 177). El efecto de
cosa juzgada contemplado en el art. 150 no sólo afecta a las
partes, sino también a todos a quienes hubiera podido afectar la
sentencia del juicio.
b) Termina el procedimiento, puesto que termina el conflicto.
Si el desistimiento se verifica sólo respecto de una de las varias
pretensiones, el término del procedimiento se producirá solamente
respecto de esas pretensiones.

EL ABANDONO DEL PROCEDIMIENTO

22. Reglamentación. Está regulado como incidente especial (arts.
152 a 157).

23. Concepto. Es un incidente especial, en virtud del cual se
declara por el tribunal como sanción el término del procedimiento,
a petición del demandado, por haber permanecido inactivas todas
las partes por el término previsto por el legislador, contado desde
la fecha de la última resolución recaída en una gestión útil, sin
que se produzca la extinción de las pretensiones o excepciones
hechas valer por él.

24. Requisitos.
a) Inactividad de las partes, ni de terceros que hayan intervenido
en él. Se entiende por gestión útil aquella que tiene por objeto
dar curso progresivo a los autos. En consecuencia, no será
gestión útil la solicitud de acumulación de autos, de mera
certificación de un hecho, de custodia de documentos, de
desarchivo, corrección de foliación de un expediente, etc.
b) Transcurso del tiempo. La inactividad debe producirse por el
término de 6 meses contados desde la última resolución recaída
en una gestión útil para dar curso progresivo a los autos (art.
152). No es necesaria la notificación de esa última resolución. El
plazo de 6 meses no se suspende en inhábiles y, según alguna
jurisprudencia, tampoco durante el feriado judicial.
El plazo de 6 meses se reduce en otros procedimientos:
‐ Juicio de mínima cuantía: 3 meses (art. 709)
‐ Implicancias y recusaciones: 10 días (art. 123)
‐ Acción penal privada: 30 días continuos (Art. 587 CPP y 402
NCPP).
c) Petición del demandado. No puede ser declarada de oficio y
sólo puede solicitarla el demandado (Art. 153).
d) Inexistencia de renuncia del abandono por parte del
demandado. Si reiniciado el procedimiento luego de la paralización
por más de 6 meses, el demandado no alega abandono, se
entiende renunciado el derecho para solicitar el abandono. Si su
primera actuación no es pedir el abandono, precluye su derecho.
Aún más, se ha fallado que si alega el abandono en un otrosí de
su escrito y no en lo principal, se entiende que se ha producido
la renuncia establecida en el art 155.
Finalmente cabe señalar que la institución del abandono del
procedimiento no opera en algunos procedimientos civiles:
quiebras, división o liquidación de herencias, sociedades o
comunidades (art. 157).

25. Forma de alegarlo. Puede alegarse por vía de acción o de
excepción (art. 154).

26. Oportunidad para alegarlo. Puede alegarse desde que
existe juicio hasta que se haya dictado sentencia ejecutoriada en
la causa (art. 153).
27. Tribunal competente para declararlo. El tribunal de única,
primera o segunda instancia ante el cual se hubieren configurado
los requisitos.

28. Tramitación. La petición de abandono se tramita como
incidente (art. 154). En consecuencia, del escrito debe conferírsele
traslado al demandante. Se trata de un incidente de previo y
especial pronunciamiento.

29. Naturaleza jurídica de la resolución. Debemos distinguir si
lo declara o lo rechaza.
1) Si declara el abandono: se trata de una sentencia
interlocutoria de primer grado, ya que falla un incidente
estableciendo derechos permanentes el favor de las partes porque
se pierde lo actuado en el procedimiento y no se puede continuar
en él, sin perjuicio de quedar a salvo las pretensiones y
excepciones que se hubieren hecho valer en el procedimiento
abandonado.
2) Si rechaza el abandono: se trata de un auto, ya que resuelve
un incidente no estableciendo derechos permanentes.

30. Efectos del abandono del procedimiento. El abandono
produce los siguientes efectos:
a) Las partes pierden el derecho de continuar con el
procedimiento abandonado.
b) Las partes no pueden hacer valer el un nuevo juicio las
actuaciones que se hubieren realizado en el procedimiento
abandonado (Art 156).
Cabe recordar el art. 2503 N°2 del Código Civil que establece
que la interrupción civil no corre cuando el recurrente desistió
expresamente de la demanda o e declaró abandonado el
procedimiento. En consecuencia, declarado el abandono se
entiende que no se ha producido la interrupción civil de la
prescripción.
Sin perjuicio de lo anterior, declarado el abandono, no se
entenderán extinguidas las acciones o excepciones de las partes y
subsistirán con todo su valor los actos y contratos deque resulten
derechos definitivamente constituidos (art. 156 inciso 2°). Ejemplo:
mandato o efectos de un avenimiento.

31. El abandono del procedimiento en el juicio ejecutivo.
a) Gestiones preparatorias a la vía ejecutiva: No procede decretar
el abandono, toda vez que estas diligencias no constituyen un
juicio. Y sabemos que existe juicio desde la notificación válida de
una demanda.
b) En el cuaderno ejecutivo: Hay que distinguir:
‐ Si el ejecutado opuso excepciones, el abandono se
rige por las reglas generales.
‐ Si hay pluralidad de ejecutados, aquel que no opuso
excepciones no podrá alegar el abandono, dado que el
mandamiento de ejecución y embargo hace las veces
respecto de él de sentencia definitiva ejecutoriada
c) En el cuaderno de apremio: El ejecutado puede solicitar el
abandono luego de haberse dictado sentencia definitiva
ejecutoriada que rechace las excepcione del ejecutado o si éste
no hubiere opuesto excepciones, en cuyo caso el mandamiento de
ejecución y embargo hace las veces de sentencia ejecutoriada. En
este caso, el plazo para declarar el abandono será de 3 años
contados desde la fecha de la última gestión útil, hecha en el
procedimiento de apremio, destinado a obtener el cumplimiento
forzado de la obligación, luego de ejecutoriada la sentencia
definitiva o vencido el plazo para oponer excepciones en su caso.
En el evento que la última diligencia realizada en el cuaderno de
apremio sea de fecha anterior a aquella en que quedó
ejecutoriada la sentencia definitiva condenatoria o en que venció
el plazo para oponer excepciones, el plazo de los 3 años se
contará desde que acaeció alguna de estas situaciones.
Finalmente, el legislador contempla una situación excepcional en
estos casos de carácter obligatoria con el fin de liberar al
ejecutante de la condena en costas. En estos casos, si se declara
el abandono del procedimiento sin que medie oposición del
ejecutante, éste no será condenado en costas.
d) En las tercerías: si sostenemos que importan un proceso
independiente y distinto al juicio ejecutivo, cabría aplicarles a las
tercerías para declarar su abandono conforme a las reglas
generales. Debemos entender como demandados en la tercería
tanto al ejecutante como al ejecutado.

32. Paralelo entre el abandono del procedimiento y el
desistimiento de la demanda.
1) El desistimiento de la demanda emana de la voluntad de una
de las partes; el abandono es una sanción procesal para la
inactividad de todas las partes del proceso y sólo puede ser
alegado por el demandado.
2) El desistimiento produce la extinción o pérdida de las
pretensiones que se han hecho valer; el abandono sólo produce la
pérdida del procedimiento, es decir, de la materialidad de lo
actuado, pero no de las pretensiones y excepciones que se
hubieren hecho valer.
3) El mandatario judicial del demandante requiere de facultades
especiales para desistirse de la demanda, requisito que no se
necesita para los efectos de solicitarse el abandono del
procedimiento por parte del apoderado del demandado.
4) La resolución que acoge el desistimiento de la demanda
produce cosa juzgada sustancial; en cambio la que acoge el
abandono del procedimiento produce sólo cosa juzgada formal.

Estudiar restantes incidentes especiales:
1 • Acumulación de autos
2 • Cuestiones de competencia
3 • Implicancias y recusaciones
4 • Privilegio de pobreza
5 • Las costas
6 • Las multas