You are on page 1of 3

“Terminando lo que Comienzas”

En algún momento de nuestra vida Dios nos ha dado las ideas para comenzar algo, por lo
tanto debemos terminarlo, porque lo que no se termina se convierte en un sentido de fracaso, que
luego tendremos que enfrentar.
Dios no juega, cuando él hace algo, lo hace con un propósito, lo comienza, lo desarrolla y
lo termina.
Analicemos
(Filipenses.1:6)
"Estando persuadido de esto, que el que comenzó en mi la buena obra, la perfeccionara
hasta el día de Jesucristo".
El Señor cuando nos salva, es por un propósito, ya que a la hora de apoyar la visión lo
importante no es lo que se habla sino lo que se hace por ella.
Todos somos salvos, pero en cuanto al propósito y al llamado, Dios hace su selección,
porque Él mide nuestro esfuerzo y dedicación; y lo más importante nuestra comunión e
intimidad con él.





La tribu de Madián, eran guerreros y estrategas, no mataban pero sus estrategias eran
feroces y destructivas.
Su progenitor fue Madián, que en la genealogía hebrea es hijo de Abraham y Cetura
(Gn 25.1, 2; 1 Cr 1.32)
Cuando surgen los problemas, el primer lugar donde debemos mirar es dentro de
nosotros. Nuestra primera acción debería ser la confesión a Dios de los pecados que
hayan podido crear los problemas.
Ellos destruían la siembra y la cosecha del pueblo de Israel, sus ganados morían de
hambre llevándoles a perdidas económicas.
El plan de los medianitas era empobrecer al pueblo, para que trabajaran para ellos, el
resultado de sus planes hacían que las personas vivieran en cuevas, cisternas, en montes y
ciudades fortificadas.

Si trasladamos esto al presente nos daremos cuenta de cuatro cosas.
1. Este espíritu opera hoy, empobreciendo a los pueblos, la sociedad
y a la Iglesia.
2. Nos hacen trabajar fuerte para un sistema y cuando vamos a
cosechar ellos se quedan con lo mejor.
3. Nos hacen trabajar mas del horario establecido por menos (es Esclavista).
4. Nos hacen trabajar en cuevas y cavernas, para que nuestra mente no tenga
crecimiento.
Debemos darnos cuenta, que toda idea viene en esos momentos cuando se está en lugares
espaciosos, porque la mente es un músculo que se expande.

“Terminando lo que comienzas”
Centro cristiano “Cosecha Final”




Dios levanta a un hombre para destruir a Madian, pero con un liderazgo nuevo,
no viejo, por lo tanto Gedeón era un hombre nuevo aunque desconocido para
todos.
Debemos entonces entender cuándo Dios va a ser algo grande en la nación y en la
Iglesia.
El Señor siempre va a levantar un nuevo liderazgo no uno viejo.
Dios acepta un liderazgo cuando se renueva del resto no porque él no tiene nada que
ver con el viejo hombre, sino con el nuevo.

Analicemos Jesús le dice a Nicodemo:
(Juan.3: 3)
3
Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no
puede ver el reino de Dios.
 Este nuevo hombre no tiene nada que ver con filosofía o religión es un hombre que
nace de lo celestial.
(Efesios.4:22; 2:11-19-22)
22
En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado
conforme a los deseos engañosos,
11
Por tanto, acordaos de que en otro tiempo vosotros, los gentiles en cuanto a la carne, erais
llamados incircuncisión por la llamada circuncisión hecha con mano en la carne.”
19
Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino conciudadanos de los santos, y miembros
de la familia de Dios,
22
en quien vosotros también sois juntamente edificados para morada de Dios en el Espíritu”.
Debemos reconocer que muchos están en la iglesia, pero no en Cristo
(2 Corintios.5:17)
17
De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí
todas son hechas nuevas”.
Características del nuevo hombre
 Este nuevo hombre no es un individuo, es un cuerpo, es la iglesia, por lo tanto pierde su
identidad con el YO para poder trabajar.
 No es terrenal, es celestial (engendrado de Dios)
 No es una masa, es un cuerpo con los dones y ministerios que habla: (1Cor.12:1-31)
 Es una persona que entra en el proceso de Dios, no es un suceso, espera el tiempo para
su pleno desarrollo y propósito de Dios.
 Su poder no es carnal, o del vano conocimiento, es una persona de bases sólidas y
de vivencias con Dios.
 Es una persona de sabiduría, revelación, entendimiento, que tiene la plenitud de Cristo,
para hablar cosas celestiales.
Toda la creación, debe ser redimida por este nuevo hombre.
Esta nueva raza, es la que Dios esta levantando para sacudir los cimientos de la
tierra.
“Terminando lo que comienzas”
Centro cristiano “Cosecha Final”

El nuevo hombre es inteligente, sencillo, sabio, humilde, capaz, audaz, no tiene miedo
de los que matan el cuerpo porque hay concepción de vida.
¿ Cómo actúa el hombre nuevo?
Gedeón uso todo e hizo lo que Dios le mando.
(Jueces 6) ¡LEERLO!







Dios le va a estrechar de tal manera que usted aprenderá a depender de Él, no de las
circunstancias o la capacidad humana, ya que para Dios es abominación, todo esto
tiene que ser primeramente purificado y consagrado para Él, es decir pasado por fuego
para su pureza.
Dios ama a todas las personas, pero cumple su propósito en gente que le escoge, Pablo
dijo: " Esto no es del que corre, si no sino del que Dios quiere"
El Señor busca gente valiente y no voluntarios porque hay momentos que Dios
manda su unción para ver como usted bebe y que hace con ella.
El Señor aparta al que no sabe funcionar en su unción, porque le llama, selecciona,
prepara y envía.
Esto no depende de almatismo, es cuestión de creer, obedecer y esperar el tiempo de Dios
para su realización.
No podemos tener victorias a medias, porque de ser así será un desastre mañana.
Todo lo que Dios nos dice que matemos hoy, es para que no sea una destrucción mañana.
Gedeón cuando terminó la batalla, no se quedo celebrando, siguió persiguiendo
hasta cortar la cabeza de los reyes así debemos hacer nosotros, seguir declarando,
orando, alabando, ayunando, creyendo y esperando en lo que Dios nos a hablado porque
el cumplirá lo que ha prometido para nuestra vida, esa será la herencia para nuestros
hijos.

Si Dios te ha llamado a hacer algo esfuérzate por terminarlo, recuerda “... él pone el querer
como el hacer...”
Seguimos orando por ustedes, sabiendo de antemano que Dios ha comenzado la obra y la irá
perfeccionando hasta el día de Cristo, le animamos a seguir adelante en la tarea que Dios nos
envió hacer, levantar la “Cosecha Final”
Si esta atravesando situaciones difíciles les animamos: “Del otro lado de la puerta del dolor;
esta tu promoción”

“Terminando lo que comienzas”
Centro cristiano “Cosecha Final”