You are on page 1of 3

“UN ESTILO DE VIDA”

Testificar que somos hijos de Dios, bajo cualquier circunstancia, fácil o difícil.
(Filipenses 2: 12-16) Leerlo.
El Espíritu Santo por medio de Pablo deja cuatro instrucciones a la iglesia, con el fin de presentar
una imagen o un estilo de vida a los hijos de Dios, ante una generación maligna y perversa.

1. “Ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor”.
2. “Haced todo sin murmuraciones y contiendas”.
3. “Sean irreprensibles y sencillos, como hijos de Dios, sin mancha, en medio de una
generación maligna y perversa”.
4. “Resplandezcan como luminares en el mundo; asidos de la palabra de vida”.
El pecado está tocando fondos que antes no se miraban; nos enteramos por los medios informativos de:
 Niños que matan a sus padres, maestros, o compañeros de escuela y luego se suicidan,
 Violencia en las calles y en aún en las casas, donde entran jóvenes delincuentes y
matan a sangre fría a toda una familia sin motivo ni razón aparentemente
 Familias enteras incluidos bebés, trabajando en la comercialización de drogas y otros
estupefacientes para niños y adolescentes.
De ejemplos como estos podría hablarse muchas horas, por cuanto el pecado de este mundo ha crecido
hasta enseñorearse en muchos hogares hispanos.
La primer pregunta es: ¿Por qué quiere el Señor que resplandezcamos como luminares en el mundo,
en un mundo que vive tan mal?
Como es costumbre, en la iglesia, las preguntas no las contestamos con pensamientos humanos o
razonamientos académicos de ninguna índole, solo consultamos la Palabra de Dios.
(2 Pedro 3:9) “El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es
paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al
arrepentimiento”.
Dios está rogando que alguien demuestre su amor, su poder, su grandeza a este mundo pecador. La
verdad es que el amor de Dios sólo se puede entender por medio de su Palabra.
Parece que podemos escuchar a Jesús decir: "Si lo sé; y no tan sólo me interesa verles, sino que tengo
planes para ellos.
(Romanos 4 : 17b) “... el cual da vida a los muertos, y llama las cosas que no son, como si fuesen”.
Jesús: llama las cosas que no son como si fuesen.
"¿Ven ese ladrón? Yo miro en él un servidor; ven ese pandillero, Yo miro en él a un evangelista; ven a
esa mujer de la calle, Yo miro en ella a una intercesora; ven ese vicioso, Yo miro en él a un discípulo que
ayudará a salir a otros de sus vicios; ven a ese pusilánime y miedoso, Yo veo en él a un buen maestro,
etc. Jesús es el único en este mundo, que puede mirar en la vida de las personas, lo que no son. Ahora
entendemos mejor porque Jesús quiere que brillemos en medio de tantas tinieblas.
¿Cuántos quisieran servir en esta tarea de convertir pecadores en servidores?
Estas cuatro órdenes en Filipenses, ayudan a este propósito de ser instrumentos en las manos de Jesús,
en su labor de mostrarse como Salvador y Maestro del mundo.

“Un estilo de vida”
“Cosecha Final”

Por esta causa hemos de manifestar a esta mala generación que como hijos de Dios, podemos
aprender a vivir en paz, en bendición y glorificando a Dios por todo y en todo tiempo ¿Verdad que no
suena difícil? Pero en realidad tenemos que ejercitarnos en glorificar y a exaltar al Señor aún en las
situaciones difíciles de la vida. Explico por qué:
Cuando llegamos a salvación, hay un cambio bueno y bello dentro de nosotros; vemos cómo la mano de
Dios nos beneficia, nos perdona, nos limpia, nos restaura, nos consuela, nos anima, nos enseña, no nos
reclama por el pasado, sino que nos atiende personalmente.
Esto nos hace suponer la mayoría de las veces, que la vida cristiana es fácil, llena de bendiciones y que
como hijos de Dios no sufriremos para nada ni tendremos problemas difíciles.
Pero la realidad es que no siempre tenemos ese estado ideal para todo hijo de Dios. Lamentablemente
vienen los problemas, las necesidades, las carencias, las pruebas, los ataques, etc. Algunos nos llegamos
a preguntar: "¿Por qué, si soy hijo de Dios? ¿Será que hay pecado en mi vida? ¿Estaré pagando por
pecados anteriores? ¿Me habré enfriado espiritualmente? ¿Me estará afectando alguna herencia
generacional? y nos hacemos muchas otras preguntas.
No dudo que alguna de estas cosas nos pueda inquietar, pero quisiera que viéramos tres citas bíblicas,
para entender mejor, porqué llegamos a tener tantos problemas los cristianos, aún siendo buenos hijos de
Dios.
1. (Juan 16 : 33) !LEERLO!
Estamos rodeados de maldad, envidias, celos, contiendas, ignorancia, religiosidad, perversión, vicios y
potestades malignas, para que aprendamos a confiar en El, que ha vencido la mundo; mientras estemos
en este mundo nos cuidaremos de que esa maldad no nos alcance.
2. (Eclesiastés 4 : 4) !LEERLO!
Aun cuando nosotros hagamos un papel excelente, eso despertará envidias de quienes están cerca,
debido a su naturaleza de pecado y seremos blanco fácil de todo tipo de ataques.
3. (Salmos 39 : 7-9) 7 !LEERLO!

Mis transgresiones traducidas como pecado, errores, abusos y descuidos; también me
hacen pasar serios conflictos.
Cuando estamos en esa condición no es sencillo testificar de la alegría, la paz, el gozo, la seguridad, la
confianza y la fe. Nuestra alma esta angustiada y muchas veces desanimada. ...
Ahora preguntémonos ¿en esta condición podemos ser instrumentos en las manos de Jesús? ¿cuál es la
imagen que estoy dando ante los inconversos? ¿qué miran los hermanos estoy discipulando? ¿cómo esta
nuestro testimonio, ante los familiares que no conocen del Señor? ¿actuamos mejor que los inconversos?
Recordemos que la tarea en la obra redentora de Jesús es: Demostrar como hijos de Dios, que hemos
aprendido a vivir en paz, en bendición y glorificando a Dios por todo y en todo tiempo. Y discipularemos así
a los recién salvos que necesitan aprender a vivir como hijos de Dios.
 Otra pregunta: ¿ A Dios le gusta vernos sufrir o quiere que padezcamos?
No quisiera contestar con un pensamiento humano, favoreciendo mis deseos o mostrando cuán grande
es nuestro anhelo de ser librados del dolor y del sufrimiento; mejor escuchemos la voz de Dios al través la
Biblia.
(Salmos 34:17-19) 17 “Claman los justos, y Jehová oye, Y los libra de todas sus angustias. 18
Cercano está Jehová a los quebrantados de corazón; Y salva a los contritos de espíritu. 19 Muchas
son las aflicciones del justo, Pero de todas ellas le librará Jehová”.

“Un estilo de vida”
“Cosecha Final”

En estos versículos encontramos parte del sentir de Dios sobre los que ha escogido como hijos y les
llama justos; esto es misericordia de su parte, porque una vez más comprobamos su amor y compasión,
que está siempre presta para socorrernos. Acercarnos a El y clamar a El.
Dios, cuando estamos en cualquier angustia o aflicción. El Señor dice nos guía a no cargar sólos los
problemas, ni a desesperarnos, ni a desanimarnos, sino por el contrario, es necesario que testifiquemos
que somos hijos de Dios aún en la adversidad, porque entonces obra de la fe poderosamente estará dando
paso al Señor con milagros y señales.
¿Qué debemos hacer en el tiempo de la angustia o de la aflicción? Cuatro cosas:
1. (Salmos 51:6-10) !LEERLO!
Empecemos por pedir al Señor perdón, el ser purificados, limpiados, lavados y renovados. En
medio de las pruebas, es el momento propicio para ello.
2. (Salmos 50:14) Sacrifica a Dios alabanza, Y paga tus votos al Altísimo.
¿Será posible alabar al Señor en medio de la escasez y del sufrimiento por algo que nos duele? La Biblia
dice que sí, además sabemos que en medio de la alabanza habita el Señor y su poder no se hace esperar.
Le muestro un ejemplo de alguien que expresa alabanza en los momentos difíciles: Habacuc 3:17-19: !
LEERLO!
3. (Isaías 30: 1-2) !LEERLO!
Pedir siempre consejo a Dios antes que al mundo o a cualquier persona, es el secreto para encontrar en lo
posible la salida a cualquier problema, además de aprender toda lección que las pruebas proporcionan.
4. (Deuteronomio 30:1- 2) !LEERLO!
Este es un paso indispensable para salir adelante; obedecer al Señor en sus mandamientos, ordenanzas
y/o cualquier acción práctica que nos mande.
Cuando pasamos por momentos difíciles, es importante que nuestro testimonio, nuestro servicio y nuestro
hablar, sean de la misma manera en alabanza y adoración al Señor, y con amor y disposición para con
quienes nos rodean, especialmente los que no conocen al Señor ¿sabe por qué? porque esto convencerá
al mundo que no somos como los que no tienen esperanza, y demostraremos que somos hijos de Dios.
Dios les puede hablar a los incrédulos para llevarles a salvación si nosotros les testificamos del amor y el
poder de Dios, ya sea que estemos bien o estemos en pruebas; así, podremos mejor entender las palabras
de Pablo cuando escribió a los Romanos:
Romanos 8:35-39: !LEERLO!
Si usted siente algo que le angustia mucho su corazón, hoy puede empezar a caminar en los pasos que
nos conducen a la salida y la bendición de Dios. Empiece en este momento con una oración y vaya
recorriendo los pasos que le hemos mostrado en este estudio.
Le invito a cerrar sus oídos a las amenazas, a los malos pensamientos, a la derrota, a las burlas, a los
malos consejos, a las acusaciones, al fracaso, a la incredulidad; levante su cabeza erguida como hijo de
Dios.
También queremos decirle que en el Centro Cristiano “Cosecha Final” le podemos ayudar a orar por
cualquiera de sus problemas.
Salmos 91 :1-4 (leerlo)

“Un estilo de vida”
“Cosecha Final”

Related Interests